M

A

N

U

A

L

D

E

J U E G O S INFANTILES
CANARIOS Y TRADICIONALES
Antonio Cardona Sosa

M

A

N

U

A

L

D

E

J U E G O S INFANTILES
CANARIOS Y TRADICIONALES
Antonio Cardona Sosa

2011

Autor: ANTONIO CARDONA SOSA. Fotos, id, procedentes de las campañas 1995/7 y los celebrados en San Lorenzo, fiestas y Colegio. Diseño y maquetación: soront.com. Primera edición: Julio 2011.

ÍNDICE
Pag. MOTIVACIÓN. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ¡¡ A JUGAR !! . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . DOMINIOS PERSONALES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Vértigo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Oscuridad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Nadar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Reflejos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “Rabillo del ojo”. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . EJERCICIOS PRIMARIOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . CORREDEDOS O CARRETILLA DE LOS ABUELOS. . . . . . . . . . . . . . . . . PALMA - PUÑO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . PECHO - CABEZA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SIMULAR CONDUCIR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . PALMADAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . FORTALECER DEDOS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . EJERCICIOS DE LOS DEDOS DE LOS PIES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ESTIRAMIENTO DE DEDOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ESTIRAMIENTO DE MUÑECAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . INICIO DE LOS JUEGOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . DAR LA PIEDRA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . LA MONEDA AL AIRE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . TIRAR A LA RAYA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . LOS JUEGOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ACLARACIONES PREVIAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . JUEGOS INDIVIDUALES. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . EL ARO O RUEDA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SOGA INDIVIDUAL. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . PALO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . EN PAREJAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SOGA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SANTORRA O CLAVO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . TIRO DE PELOTAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . PULSOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pulso de manos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pulso tendido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pulso de pie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pulso en cuclillas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 11 13 13 13 13 13 14 15 15 15 15 16 16 17 17 18 18 19 19 19 20 21 21 22 22 22 23 24 24 24 25 25 25 26 26 26

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

Pag. OTROS TIPOS DE PULSO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 Mano a mano sobre hombros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 Pulso de manos, tipo pastor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 Pulso del pastor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 LA CARRUCHA O CARRETILLA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 POR GRUPOS O EQUIPOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 PALO FRENTE A FRENTE. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 PERRITO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 Perrito cogido. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 Perrito agachado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 Perrito alto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29 CALIMBRE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29 EL PAÑUELO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29 PIOLA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30 Fija . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30 Con “lique” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30 Corrida. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30 Piola del conejo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 CARRERA DE SACOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 LA TÁNGANA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 BOLICHES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32 EL TROMPO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33 LAS CUATRO SILLAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35 TIRARSE PELOTAS TODOS CONTRA TODOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 CARRERA CON CUCHARA EN LA BOCA Y HUEVO. . . . . . . . . . . . . . 36 JUEGOS EN LA PLAYA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 MUCHOS MÁS JUEGOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37 TALLERES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37 A MANERA DE RECOMENDACIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37 BIBLIOGRAFÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38

6

A los niños y niñas que son o viven en Canarias con el deseo de que se ejerciten más en actividades físicas y practiquen los Juegos Infantiles.

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

MOTIVACIÓN
Este sencillo Manual es una especie de aprendiz de libro y, como tal, su objetivo es impulsar la enseñanza y practicar juegos espontáneos aquí populares por lo que decimos canarios. Hay algunos que ese es su origen pero su procedencia en general es muy variada. Partimos de principios como: ejercitarse divirtiéndose, competir jugando e iniciarse en la autodisciplina, obediencia, respeto y lealtad. Esto en consideración a que tienen sus normas, reglas o modos pero que normalmente no se cuenta con la figura del árbitro, juez o director para su aplicación. Además, recién ha adquirido una nueva valoración: la de ser antídoto de la pasividad y de entretenimientos dimanantes de la actual era tecnológica por lo que auspicia la movilidad de los dedos, la psicomotrocidad, el ejercicio físico frente a la obesidad y servir como base de deportes. Fueron muy frecuentes hasta la mitad del siglo pasado, decayendo por esos nuevos entretenimientos, que son buenos conste, pero que deben moderarse en su dedicación o alternar con juegos como los nuestros. Con variantes. Antes se elegían los más propios para el tiempo de lluvias y frío –correr, escondite, perrito, etc.– o de calor –trompo, aro, boliches, etc.– y así se paliaba los efectos climáticos porque, dicho de pasada, los ropajes eran muy modestitos y bien distintos a los de ahora sean bañadores o “polares”. Entonces también había juegos de niños y juegos de niñas –el teje, la soga, la prendita– ahora, mejor que bueno, practican todos sin distinción. Se han dado otros cambios: reconocimiento y federaciones de juegos vernáculos, campañas en colegios, inclusión en programas de fiestas, etc.
Estampa a cambiar en el patio.

Con ese propósito surgió este Manual. Con material de las campañas realizadas por el Cabildo de Gran Canaria en los años 1995/7; en fiestas de San Lorenzo y en el Colegio Público San Lorenzo por la acogida dispensada por su director don Oswaldo Cabrera Marrero más el respaldo de la A.A.V.V. Lugar de Lugarejo y ASCAN. Y con la sencillez del principio llegamos al ¡Vamos a jugar!
9

A moverse divirtiéndose además.

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

¡¡ A JUGAR !!
Explicado someramente el origen y motivos del presente Manual, pasamos ya al patio, terreno, aula o parque donde ejercitarnos. Ya dispuestos habrá que hacer algunas aclaraciones previas.

Dominios personales
Son aspectos o actitudes personales que tenemos que dominar, algunas propias de las características geográficas de Canarias. Es el caso del: – Vértigo – La oscuridad – Nadar Otras tienen un valor o aplicación más generalizado: – Reflejos – Visión periférica

Ejercicios primarios
Para afrontar situaciones que motivan dichas circunstancias hay ejercicios apropiados en los que intervienen los que facilitan la habilidad de dedos, manos y pies y asimismo los hay con fines concretos, los estiramientos.

Juegos
Se recogen aqui los ejercicios o juegos de antaño y otros de épocas más recientes. Tratándose de una aportación al rescate de estos juegos se relacionan diríamos los más fáciles con breves descripciones permitiendo que se recojan variedades y, sobre todo, que haya aportaciones de familiares que los hayan practicado “de chiquillos”. ¡Sin más, vamos a movernos!

11

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

DOMINIOS PERSONALES
Insistimos en la aclaración de que hay circunstancias personales o propias del entorno en el que se vive y que requieren ser controladas y, de producir algún perjuicio, pues aprender a superarlo. Son situaciones muy frecuentes las siguientes:

Vértigo
Al iniciar el “quitar el miedo” ante barrancos, en balcones o azoteas, etc. desde pequeños. Acercando al niño/a al borde, pretil o baranda, bien agarrado, para que se vaya habituando a ver el vacío. En casos preocupantes, también relacionados con el equilibrio, mareos, etc. se ha de recurrir a una observación médica especializada.

Oscuridad
Miedo a la falta de luz, en general. Cuestión familiar el inculcar al niño/a a levantarse, ir al baño, etc. sin encender bombillos o lámparas. Cuando se asocia al “miedo a estar solo/a”, es decir, claustrofobia, pues igual recomendación, de ser observado por especialistas.

Nadar
Imprescindible en este caso, tratándose de islas… pero no sólo por el agua del mar sino la que se recoge o deposita en estanques, maretas, charcones, presas, etc. en el interior. Hay cursos especiales que permiten este dominio, desde muy pequeñitos por cierto. ¡Lleve al niño/a ya para que aprenda! A estos se añaden los que si tienen recursos asequibles para superarlos:

Reflejos
El objetivo es no cerrar los ojos ante cualquier movimiento propio o extraño que se produzca ante sí, frente a la cara sobre todo. Su práctica es fácil: dar palmadas cada uno frente a su cara hasta conseguir no cerrar los ojos. Luego se hace por parejas con el mismo sistema: uno amaga o inicia un movimiento con las manos que termina dando una palmada frente a la cara del compañero que ha estado quieto.
13

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

Procurar, claro, ¡no darle ningún golpe!, sólo el llegar a una distancia que… eso, permita conseguir dejar los ojos abiertos. La pareja se va alternando en esos amagos hasta lograr que, de forma natural, sigamos movimientos, acciones, objetos, etc. cerca de nosotros sin cerrar los ojos y mucho menos dando la espalda.

“Rabillo del ojo”
Como se conoce popularmente a la denominada “visión periférica” que tiende, mirando al frente, a “barrer” con la vista zonas laterales, hacia arriba o abajo, sin girar la cabeza. Se entiende fácilmente lo que se pretende, por ejemplo: de pasar o tirar una pelota, el receptor ha de evitar cerrar los ojos, dar la espalda o girar la cabeza para verla dejando al otro lado una gran zona oscura. Válido para deportes como baloncesto, balonmano, ciclismo, etc. El dominio se conseguirá con el ejercicio que parte de, estando de pie, poner los brazos estirados con las palmas unidas y, poco a poco, separar los brazos viéndolos aunque sin mirarlos, o sea, sin virar la cara hacia uno u otro lado, y así continuar hasta poner los brazos casi en posición horizontal, en cruz. El monitor, profesor u otro compañero hará con la mano o con algún objeto un movimiento sobre una mano del que se ejercita –sin tocar manos o brazos– el cual ha de describir someramente lo que está sucediendo.

14

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

EJERCICIOS PRIMARIOS
CORREDEDOS O CARRETILLA DE LOS ABUELOS
Mientras conversaban los mayores se entretenían con los dedos, cuyo inicio es: colocar las manos al revés, formar un cuadrado con la unión de índices y pulgares y comenzar a girar sin dejar de tocar las yemas de dichos dedos. Según se gana en experiencia, se hace más rápido y los dedos se encogen siempre con el mismo movimiento índices-pulgares.

Corrededos "de la abuelita".

Una vez dominado, se va pasando el pulgar de una mano por los dedos de la otra y a la inversa.

PALMA - PUÑO
Con las manos frente a la cara alternar el cerrar una y con la otra abierta, es decir, la palma, tocar el puño alternando el cerrar y abrir las manos: algo así como abre puño - cierra mano, y lo contrario, sucesivamente.
Palma - Puño.

PECHO - CABEZA
Movimiento de coordinación: con una mano frotar el estómago en círculo y con la otra, también abierta la mano, tocar la cabeza de arriba a bajo, especie de golpitos. Cuando se domina el circular una mano y dar golpes la otra, se cambia la posición de las manos.
Pecho - Cabeza.

15

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

SIMULAR CONDUCIR
Ejercicio de sincronización: movimiento de pies y manos similar a la conducción. Los pies flexionan y se estiran mientras las manos hacen movimientos diferentes, una gira, como sí tuviera un volante, y la otra abajo y adelante y atrás, algo así como freno mano y cambio.

Imitar conducir. La familia también juega.

PALMADAS
Dos participantes, frente a frente, uno con las manos estiradas boca arriba y el otro igual poniendo la palma de la mano boca abajo sobre las de su opositor, puede ser con separación o posándose ligeramente. El ejercicio consiste en que, teniendo las palmas boca arriba –por tanto debajo de las del compañero– tratar de sacarlas de esa posición y dar, entonces, de arriba abajo, con una mano o con las dos, palmadas en el dorso de la/s mano/s de su compañero/a opositor/a. Como en la mayoría de estos ejercicios, la picardía, la simulación, el amago, la rapidez de reflejos, etc. son factores básicos para lograr el objetivo de esta práctica.

Palmadas ante sí.

Palmadas frente a frente.

Palmadas entre dos.

16

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

FORTALECER DEDOS
Ejercicios sencillos pero muy adecuados para ganar en potencia contrapesando los movimientos más constreñidos de los dedos en pequeños aparatos a veces durante bastante tiempo.1 – El primero, abrir los dedos de forma que meñique y pulgar queden en paralelo.

– Dar suaves golpes con la punta de los dedos en una pared haciendo rebotar la mano.

Palma hacia arriba, dedos estirados y unidos, abrirlos y separarlos al máximo.

– Más amplio es el de, tendidos en el suelo elevar el cuerpo sobre las puntas de los dedos de las manos y de los pies. Hacerlo a pulso y suavemente. Aumentar el número de prácticas según se vaya adquiriendo fuerza en los dedos.

EJERCICIOS DE LOS DEDOS DE LOS PIES
Hay que evitar, o compensar, lo que es casi normal: embutir los pies de mañana a noche en un mismo tipo de calzado. Esto, claro, salvo quienes hacen distintas prácticas físicas o deportivas.2 – Es recomendable andar algún tiempo, sobre todo en casa, descalzos. – Abrir y cerrar dedos, hacia arriba y hacia abajo. También separándolos hacia los lados. – Muy práctico es coger con los dedos una prenda u objeto alcanzándolo a las manos. Últimamente y según se avanza en la observación de los efectos que produce el uso de la gama de aparatos digitales y de juegos muy variados en los mismos se están difundiendo recomendaciones por traumatólogos, psicólogos, educadores, etc. sobre la conveniencia de paliar las consecuencias negativas que su abuso producen y que, según estadísticas, van en aumento.

1 (Ref.: “EE.UU. vuelve a trabajar con las manos… Hay indicios de que se está produciendo un

renacimiento a gran escala de los trabajos manuales...”. Tom Brady, “El País”, 02-VI-2011).
2 (Ref.:”Pasos perfectos. Sylvia Martí. Entre otros ejercicios, pasear descalzos sobre arena mojada;

recoger canicas (boliches) …” Magazine, 29-V-2011).

17

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

ESTIRAMIENTO DE DEDOS
Palma hacia arriba, unir pulgar con meñique y continuar hasta el índice, estirando los dedos hacia arriba.

Estiramiento de dedos hacia arriba, pulgar toca del índce al meñique.

ESTIRAMIENTO DE MUÑECAS
Mano hacia abajo, estirada, apoyándola en la otra, cerca de la muñeca, hay dos movimientos:3 – Hacia arriba y hacia abajo. – Haciendo círculos, hacia un lado y luego al otro.
Una mano mantiene a la otra por la muñeca, palma estirada, mover arriba y abajo y girar en redondo.

Recordemos que si bien se trata de un Manual no se puede obviar aludir estas cuestiones de las cuales se hacen breves referencias porque, sin duda, en cada uno de estos apartados hay más ejercicios o prácticas que recomendamos se estudien y ejerciten.

3 (Ref.: Toni Manzanares, Profesor de Pilates, Magazine, 17-IV-2011).

18

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

INICIO DE LOS JUEGOS
En estos juegos de niños/as, también de mayores, la intervención es generalizada y por igual no existiendo o, si se quiere, no siendo imprescindible la figura del árbitro, juez o similar. Ejemplo esclarecedor: en los partidos de pelota (fútbol) no existía la figura del árbitro. En casos de dudas intervenían los “capitanes” o varios jugadores, a veces originando fuertes discusiones… pero surgía la decisión y el partido seguía. Los actuantes dirimen sus lances llegando a un entendimiento –que a veces se complica, eso sí– en la aplicación de las reglas que existan al respecto. Comenzando por el acuerdo que se ha de tomar sobre que tipo de modalidad se elija, pues hay juegos que tienen varias. Luego, como todas las actividades o ejercicios tienen un arranque o principio, pues se ha de establecer el orden a seguir por los participantes, para lo cual también hay varios sistemas, aquí reseñamos los siguientes:

DAR LA PIEDRA
Muy conocido. Se coge una piedra pequeña, boliche u otro objeto, se ponen las manos detrás de la espalda colocando dicho objeto en una de las manos que se cierran para, finalmente, ofrecer al opositor, con los puños cerrados boca abajo, para que elija donde está dicho objeto. De acertar, elige. De tocar la mano vacía será el otro el que escoja.
Dar la piedra.

LA MONEDA AL AIRE
Sea cogiéndola con las manos o dejándola caer, una “perra” (ahora Euro o fracción), cualquier moneda o similar, se lanza al aire y los dos participantes, eligen entre cara o cruz, según han manifestado antes del lanzamiento.

19

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

TIRAR A LA RAYA
Se hace una raya en el suelo y a una determinada distancia –si es la tángana desde donde se coloca ésta– se tira a la raya siendo el orden por acercamiento a la misma, antes o después según donde caiga el tejo. Caso de empate, repiten los que hayan igualado.

20

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

LOS JUEGOS
ACLARACIONES PREVIAS
Por ser un sencillo Manual no se hacen descripciones detalladas. Además, se insiste en que se intenta el rescate por lo que se ha de contar con las aportaciones de diferentes usos según lugares y, sobre todo, lo que puedan enseñar las personas mayores. En su ejercitación hay que tener presente los fines, según: – Se trate de varias jornadas en centros de enseñanza. – Se practique espontáneamente en la calle y/o barrio. – Se haga en jornadas puntuales con motivo de fiestas populares, escogiéndose entonces los más fáciles de practicar. Pudieran realizarse variados tipos de clasificación, según lo expuesto y otros aspectos (psicomotrocidad, movilidad, etc.). En este texto los agruparemos en: – Individuales. – Parejas. – Grupos, equipos, bandos. Teniendo en cuenta que según sea el uso se pueden alterar o alternar estas agrupaciones. Y, ¡ vamos p’allá !

21

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

JUEGOS INDIVIDUALES
EL ARO O RUEDA Sencillísimo. Con variantes, dependiendo de la rueda que se consiga, grande, más pequeña tipo “rueda bicicleta” y en otras épocas las más solicitadas eran las del aro de las sillas de madera. Eso sí, de material sólido, que no se doble o cambe. Modos: – Con las grandes rodándolas con las manos o con un palito. – Con las pequeñas con una verguilla El aro con verguilla. gruesa que termina Aro grande con la mano. en forma de U para guiar la rueda y que, tratándose de un aro más fino se puede cerrar esa U dejando fija la verguilla que sirve para rodarla. SOGA INDIVIDUAL Con una soga que se ajustará a las manos de quienes la usen, darle vuelta sobre el cuerpo y suelo levantando los pies. Tiene variantes: – Hacerlo hacia adelante. Luego hacia atrás, o sea la soga va del frente del niño/a hacia la espalda–suelo. – Cruzándola de frente o alternando, dando una vuelta en el lado del niño/a en vacío para volver a hacerlo normal.
Salto de la soga, individual.

22

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

– Finalmente corriendo. Esto puede hacerse compitiendo saliendo desde una línea hacia un punto y volver. Se convierte entonces en juego competitivo con varios participantes. PALO

Saltar a la soga corriendo.

Saltar a la soga compitiendo.

Puede utilizarse mangos de escobas, cañas y sobre todo, picas. Se trata de dominarlo personalmente por medio de: – Equilibrio: Poniéndolo sobre la palma de la mano, sin cerrarla y derecho. Pasarlo a dedos, hombros, frente, etc. Para darle más interés, hacerlo en grupos en espacios reducidos (círculos de canchas de baloncesto, p. ej.) y también se puede competir en carreras. – Pasar mano a mano. Básico para posteriores juegos. Las manos estiradas, frente a si, pasar de una a otra siempre derecho y sin que los brazos se muevan para acompañar el palo, se trata de pasarlo. Hay otros juegos que se pueden añadir, Yo-Yo, Diábolo, etc.

Equilibrio con el palo, picas.

Equilibrio con con mangos de escobas. Pasar palo mano a mano. Osorio.

23

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

EN PAREJAS
SOGA Con dos participantes que la hagan voltear y los demás entrar y saltar. De ahí lo de definir por “soga entre dos” aunque saltando pueden ser varios. Con igual número de participantes, elegidos por cualquiera de los sistemas existentes, algunos aquí citados, pues ponerse a cada extremo de la soga y tirar, sin sentarse ni apoyarse en el suelo. ¡Las manos sólo a la soga! SANTORRA O CLAVO Hay dos variantes: la que se usa en las playa o donde haya arena o tierra “fofita” con clavo y la que se realiza en el medio rural, usando las puntas de las pitas y como medio para clavarlas, una “pala de tunera”. Pasa, de todos modos, por lanzar el clavo con la punta fija en palma, y la otra parte impulsada por la mano, dándole un giro para intentar que caiga de punta. Haciéndolo desde la mano, dedos, codo, etc.

Saltando a la soga entre dos.

Tirar de la soga.

Santorra en el campo, con pitas y palas de tunera.

24

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

TIRO DE PELOTAS Con variantes como: – Al blanco, desde una línea a cualquier objeto puesto en el suelo o colgando de un lugar, p. ej. portería. – Con pies quietos. Tiene orígenes en el pueblo aborigen, los mayores para enseñar a los niños a esquivar (de ahí que se le conozca por “esquive”) le tiraban piedras pequeñas o bolitas de barro. Dos Ensayando la puntería. frente a frente, pies fijos, se lanzan un número de pelotas (de las de goma mullida, claro) evitándolas con quiebros de rodillas, cintura o cuerpo, sin desplazar los pies. – En la playa se hace enterrando los pies hasta los tobillos con lo que se logra el propósito de acertar o esquivar sin moverlos. PULSOS Pulso de manos Hay variantes partiendo de que un participante trata de doblegar al otro sea sobre el brazo o cuerpo. El más usual es ponerse frente a frente dos participantes, sentados y con una mesa en medio. Codos en la mesa y manos agarradas. Vence el que… se sabe, lleve el reverso de la mano del contrario a la mesa.

“Pulsiando” sobre mesa.

25

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

Pulso tendido Los participantes se tienden en el suelo y pulsean frente a frente, con los codos en el piso.

Y ahora tendidos en el suelo.

Pulso de pie Lo mismo, mano a mano, de pie, con las piernas juntas una cada cual, se entiende, pegadas o unidas por los costados, es decir, meñique contra meñique, y a desequilibrar al contrario, con mañas, desvíos, fintas, amagos, haciéndole separar su pie del nuestro.

De pie, pulso y desequilibrio.

Pulso en cuclillas Siempre el principio de agarrar las manos con la palma cerrando los dedos, aquí además de cuclillas, buscando el que caiga o ponga parte de su cuerpo el contrario en el suelo. Interesante la movilidad, dar saltitos. etc., buscando ese propósito.

Pulso en cuclillas.

¡Ah, en todos los pulsos la mano que no agarra va a la espalda! También como en la mayoría de las prácticas, cambiar de manos.

26

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

OTROS TIPOS DE PULSO Mano a mano sobre hombros Dos parejas, uno de pie y el compañero sobre sus hombros, colgando las piernas sobre el pecho, la otra pareja igual, se agarran las manos para “pulsiar” tratando de hacer caer al contrario. ¡Ojito! Sólo a realizar sobre arena o superficie muy blanda y, sobre todo, en la playa, con el agua sobre las rodillas. ¡Las caídas pueden ser de campeón de trampolín! Pulso de manos, tipo pastor Sentados, parejas, mejor varias en línea, con las piernas semiflexionadas, las plantas de los pies frente a frente apoyándose entre sí, manos agarradas y, ¡a tirar! A veces alguno puede salir casi volando, ¡eh! Pulso del pastor Igual al anterior y así llamado porque se usa la pica agarrándola cada cual con sus manos y con el mismo fin, levantar al contrario o hacerle soltar el palo en lo que hay que tener cuidado no sea que dé en alguna parte del cuerpo.
Pulso tipo pastor, plantas y manos unidas ¡y a levantar!

Pulso del pastor, con palo o pica.

LA CARRUCHA O CARRETILLA Como todos, ejercicio físico y entretenido. Pareja, uno/a se apoya en el suelo sobre las palmas de las manos, brazos estirados, y el otro/a, lo/a coge por las piernas y camina hacia adelante al estilo carrucha. Se pueden hacer competiciones entre varias parejas. La cuestión es ejercitar los músculos del cuerpo y las neuronas, si, ¡pasándolo bien, claro!

La carrucha o carretilla.

27

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

POR GRUPOS O EQUIPOS
PALO FRENTE A FRENTE Una vez dominado el pasar de una mano a la otra cada cual, el palo se cambia a ésta que se realiza: – En dos filas, frente a frente. – Se pasa el palo/pica dando un paso al frente y el receptor a su vez da otro para recibirlo. – Siempre el palo derecho, evitando que caiga al suelo. – Ir pasándolo en diagonal hasta completar la fila.
Pasar el palo entre dos filas, ¡y más de uno!

– Haciéndolo más interesante añadiendo más palos, con lo cual hay que recurrir, ¿recuerdan? al “rabillo del ojo” o visión periférica y a los reflejos, no cerrando los ojos nunca porque el palo puede tomar una dirección… “molestona”. PERRITO El principio es el mismo, tocar o coger a otro compañero/a, sin derribarlo, no olvidando que no hay árbitros y que el que es “tocado” saldrá voluntariamente. Hay variantes: Perrito cogido Todos corren en un espacio mejor amplio y siempre limitado y ganando el que termine sin ser tocado por los demás. Perrito agachado Aquí se “salva” el que al tratar de ser tocado, se agacha. Pero luego ha de salir corriendo de nuevo, pues no es “refugio permanente”, no.
Perrito cogido.

Perrito agachado.

28

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

Perrito alto El que se celebra donde hay bancos, piedras u objetos que estén altos y permita subirse a los mismos. ¡Ahí está el librarse del que trata de tocarnos, subiéndonos en alto! CALIMBRE Así se le conocía antes. Ahora también se usa el nombre “Libertad”. Da igual, la cuestión es jugarlo! Dos grupos. Se eligen, “capitán de uno…”, se dan “la piedra” y un grupo o equipo trata de coger a los componentes del contrario. Según los van cogiendo o tocando los ponen de espaldas a la pared y cuando son varios éstos se “estiran” uniendo las manos, ¿para qué? Pues para que uno de los compañeros aún no cogido pueda escaparse, burlar la presencia del que guarda –es decir, el equipo que va cogiendo a participantes del otro los ponen bajo vigilancia según número de los cogidos y colocados en la pared– y entonces, tocar a los compañeros que al tener las manos entrelazadas y al grito de ¡calimbre! son liberados y vuelven a jugar como al principio. Es un juego que puede durar mucho tiempo según la velocidad y habilidad de los participantes así como los engaños o triquiñuelas –por supuesto sin trampas– que se utilicen en la acción de “dar calimbre”. EL PAÑUELO Formación de dos grupos según los procesos existentes o utilizados en el lugar de celebración. Un/a compañero/a con el pañuelo en medio de un campo amplio, cada grupo en un extremo. Comienzan por numerarse para que cuando el que tiene el pañuelo a la vista grite un número entonces los que tienen dicho número corren para coger el pañuelo, teniendo en cuenta que: – Gana el que lo coge y vuelve al lugar de su grupo.
29
¡Calimbre!

¡Y cogí el pañuelo!

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

– Pierde si el contrario lo toca antes de llegar a dicho lugar. – Pierde el que, impulsado por un engaño o amago, pasa un pie de la raya que divide el campo que es la parcela del contrario. – Una cuestión de vista y saber seleccionar es cuando, por pérdida de componentes del grupo, hay que re-numerar, es decir, repartir los números según los que tenga el grupo contrario. Entonces puede que le den más de un número a cualquiera de los compañero/as debido a ser más rápido/a, más habilidoso/a al tratar de coger el pañuelo, etc. PIOLA Hay variantes, entre otras: Fija El principio: Uno agachado, piernas flexionadas, cabeza hacia el pecho, doblado por la cintura, será “saltado” por los compañeros, en fila, abriendo las piernas y apoyando las manos en la espalda del que está agachado. Procurar éste tenga bien flexionadas las piernas para amortiguar el peso y movimiento del que salta. ¡No apoyar las rodillas o manos en el suelo ni levantar la cabeza! Con “lique” Igual, pero el que salta hace una breve parada y con la pierna cercana al trasero del que está agachado trata de darle con su pie. El movimiento es rápido para que el “lique” sea también suave. En ambos casos el que salta al final releva al que está agachado, por tanto éste no es “un puesto fijo”. Corrida Igual pero en movimiento, el que salta da unos dos o tres pasos y se agacha, cuando han saltado todos el primero que estaba agachado salta sobre los demás y así todos sucesivamente.

Piola corrida.

30

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

Piola del conejo Una innovación atractiva y que “pone todo el esqueleto y coco” en acción. Igual principio que la anterior, pero el primero que salta no se agacha sino que a tres pasos se queda de pie, abre las piernas, de modo que el que le sigue salta a uno, repta bajo el otro y se pone en posición inicial, agachado, así se van alternando, agachados y de pie, saltando y reptando. ¡Como un conejillo, que igual salta que se mete bajo unos matos para volver a salir por otro lado! CARRERA DE SACOS Juego muy socorrido y sencillo. Cuerpo ensacado y ¡a correr! Sólo advertir que no gana siempre el más rápido o quien salte más. no. Ocurre que llega la mayoría de las veces antes a la meta quien corre con menos velocidad y no salta mucho, ¡pero coordina ambos movimientos, carrera y salto sin caerse!
Carrera de sacos.

Piola del conejito, ¡salto y repto!

LA TÁNGANA Juego que también se apunta tiene ancestral procedencia. Es sencillo, un objeto plano, una piedra o similar de tipo cuadrangular que se pone de pie a una distancia, ¡y a darle! Los mayores ponen monedas, los pequeños no deben usarlas, si “chapas” y a veces se usaban hasta estampas. No siempre gana el que le dé un “tanganaso” a la portadora de “chapas” o estampas, pues depende de que la distancia que caigan al ser derribada la tángana esté más cerca del tejo que de ésta, si no, pues se deja en el lugar. Y puede ocurrir, ocurre, sí, que si antes han tirado otros, las “chapas” caigan en sus cercanías o, de tirar desde la raya acercarse más a la “chapa” que está en el suelo y que quedó ahí por “ser de la tángana” al estar más cerca a la misma.
31

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

Las variantes dependen del tejo o teje que se use, tales: – De laja, ya sea buscada en esos abundantes riscos que tenemos o aprendiendo a sacar lascas grandes de piedras planas y gruesas. Se termina por tallar sus bordes dejándola casi redonda. – Callaos planos. Con paciencia se pueden encontrar en la costa, Los mayores hacían hasta competiciones siendo muy afamadas las de las Fiestas de Jinamar.

El tiro a la tángana con laja.

La tángana con callao plano. Fiestas de Jinamar.

La tángana con pala de tunera, así se coge y así pueden quedar.

– Con tuneras. En el medio rural es lo que se usa. No de tunera “india”, que tiene muchas púas y no son planas. De las otras, de “tunos blancos”. Se eligen las más redondas, se les raspan las púas y a lanzarlas. ¡Ojo!, no hay que destrozar tuneras –aunque no sean especies protegidas– y menos cuando ya presentan el brote de los tunos o flores, pues es un fruto muy sano y recomendado para diversos fines, el nopal o tunera. BOLICHES Popularísimo. Hasta en el lenguaje. ¿Qué estás incordiando o molestas? Pues “¡vete a jugar al boliche!”. Pensamos que hasta los niños aborígenes, que practicaban muchos juegos, utilizaban para éste o similar piedras redondas, pequeños callaos playeros y hasta semillas muy duras de plantas como la leña buena.

32

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

¡Boliche al gongo!

Así se tira, entre pulgar e índice.

Si hay duda, a medir, “pi, gua…”.

Pues no sólo es popular sino que tiene cantidad de variantes. Comenzando por las bolitas utilizadas. Antes por su escasez eran muy apreciados los de “cristal y colorines” que hoy abundan; también de cojinetes de coches los de acero que cuando eran grandes se les denominaba “papas”. A citar: – El gongo. Un hoyo en el suelo tirando los boliches desde una línea marcada en el terrero a una distancia determinada de separación o lejanía del gongo. El orden se establece tirando desde éste y según la cercanía a la raya así actuarán los participantes. – El goro. Con algunos boliches según la cantidad de jugadores en el centro de un círculo y tirando a darles. – Tirando. Tratando de darle al que ha tirado primero, según orden o a un boliche colocado a una distancia determinada. No se describen variantes porque hay muchas. Así como el tipo de lanzamiento, con los dedos pulgar e índice acogiendo el boliche; sistemas de contar, el célebre “pi, gua, ...”, etc. EL TROMPO En este caso si hay novedades. Apenas antes había unos que, empujando un eje, rodaban y emitían música. Hoy los hay hasta eléctricos. Para jugar los de madera o “plástico” y de colorines, como se usan en Méjico, p. ej. Pero de todas formas existen cuestiones que deben recordarse.

33

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

Verán que curiosas: – Se les quitaba la “púa”, la punta metálica, para poner dentro del hueco una mosca porque se decía eran más “seitos”, más suaves (cuando esto dependía mayormente de que la punta no tuviera resaltes, fuera lisa y bien centrada).

Forma de envolverlo con la “liña”, y a dar vueltas como un… trompo.

También se afilaba la punta cuando el juego buscaba el rajar, partir otros trompos. – Se le quitaba la “coronilla”. De hecho, alguna “liña” se trababa a la misma convirtiéndose en una peligrosa honda. Quedaba lisa esa zona más gorda pero había que ponerle una cruz, con pintura, cochinilla, etc. No, no pensar en “bolis”, que no los había. – ¿Qué pasaba cuando algún novato –este juego mayormente lo practicaban niños– venía con su trompo nuevito pero sin cruz? Pues que alguien se lo “pipiaba” –quitar o coger– y decía: “repelú, pepelú, este trompo no tiene cru, ¿al norte o al su?”. Surgía entonces la repuesta de los demás orientada a lugares difíciles por flora, ser barrancos, etc. El que lo tenía daba vueltas sobre sí y cuando oía la repuesta ¡zas! lo tiraba “p’al concio”. Conste que a veces todos ayudaban a buscarlo. Como los boliches, hay variantes para todos los gustos y usos. Citemos: – El goro. Con trompos dentro, en el medio, tirar para sacarlos. – Puntería. Al que se quedaba, pues dándole fuerte para picarlo o rajarlo. – Distancia. Tirándolo de arriba abajo, y de derecha a izquierda –o lo contrario de ser zurdo– lanzar lo más lejos posible el trompo y que cayera, no faltaba más, dando vueltas, girando.

34

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

Hay más, pero los sistemas también son varios: – Parte de darle vuelta al trompo, desde la púa, apretando bien la liña, que a su vez se coge metiendo el otro extremo entre los dedos de la mano que lanza. – Se tira entonces al frente, paralelo al suelo y se atrae hacia si la liña. Es el más fácil. – La misma posición, liña bien ceñida al trompo, punta hacia arriba, se lanza entonces con un giro el brazo hacia el frente y a un lado, finalmente hacia abajo. Siempre con la púa o punta hacia arriba. Al lanzar al frente o hacia abajo y tirar de la liña el trompo se vira permitiendo que gire sobre su punta. – Con el trompo, como se suele decir, se pueden hacer “virguerías”. Depende de la habilidad y dominio que se haya adquirido: lanzarlo al aire y cogerlo en la mano; cogerlo con la liña doblada cuando gira y levantarlo rodando con la punta en medio de la liña: cogerlo con la mano y pasarlo por distintas partes del cuerpo, mano, brazo, frente, etc. Hay personas mayores que son verdaderos maestros en esto de “echar el trompo”. Si ampliamos algo estas referencias es porque no se juega tanto en relación a pasados tiempos pese a que hay muchos tipos de trompos y bastante baratos. LAS CUATRO SILLAS Como todos, divertido con especial efecto de la concentración y habilidad para ir ocupando las sillas. Se comienza por colocar cuatro sillas unidas con el asiento hacia afuera y los participantes, normalmente uno más que sillas, dan vueltas alrededor de las mismas y al oírse una voz o una palmada del que ha sido elegido para esta acción, los que corren tratan de conseguir sentarse. Comienza la eliminación hasta que, lógicamente quedan dos para una silla y … ¡pues el que se sienta gana!

¡Y me senté primero!

35

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

TIRARSE PELOTAS TODOS CONTRA TODOS En el patio, parque o superficie amplia pero de alguna manera delimitada, con pelotas mullidas que no hagan daño, tirárselas unos a otros, partiendo de que todos tienen una en sus manos luego pues se buscan las que se pierdan para seguir el juego. De nuevo, pese a que no duela, el pelotazo del pecho abajo.
Al pelotazo en grupo.

CARRERA CON CUCHARA EN LA BOCA Y HUEVO Es una diversión muy practicada en los actos públicos, fiestas, etc., con otros parecidos, carreras de sacos, cuatro sillas, pañuelo, etc. Es fácil de realizar …, según la habilidad. La cuestión es que los responsables de estos Juegos Infantiles hayan sancochado los huevos y conseguido las cucharas, mejor de plástico porque se desechan. La prueba consiste en mantener en la boca la cuchara con el huevo en su parte cóncava, sin ayuda de las manos, y salir de una raya para llegar a otra como final o volver a la de partida, sin que se caiga. JUEGOS EN LA PLAYA En verano, bueno, y en cualquier momento que se vaya a la playa o donde haya arena o un terreno suave, se pueden practicar entre otros: – Hacer castillos o algo parecido para tirarle bolas de arena. – Carrera con las piernas en el agua entre tobillos y rodillas. – Lanzar bolas de arena, entre parejas, teniendo los pies enterrados. – El pulso sobre los hombros, que es muy gratificante, ¿Si? Pues porque el que pierde… ¡se baña al caer al agua! Se realiza con el agua al menos hasta la cintura para que la caída dé sobre la mar salada y no contra el “suelo mojado”. ¡Al final, se bañan todos! – Arranca cebolla. Mejor en el agua hasta los tobillos o en la arena seca. Se trata de coger la pierna de otro/s y hacerle/s caer. Una especie de “maña” o “geito” tipo lucha canaria.

36

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

MUCHOS MÁS JUEGOS
Como ya se ha apuntado, se recogen aquí los más conocidos o fáciles para promocionar y rescatar los JUEGOS INFANTILES CANARIOS Y TRADICIONALES, pero sin duda hay más. Entre otros están: La Pina; la Billarda; el Tejo; “Briley”; Escondite; Correzapato; Tirar monedas o boliches contra la pared; Fútbol con chapas; la Piñata; el Matipley (muy poco conocido pero que se practicó mucho en Mata, Las Palmas de Gran Canaria); Gánigo de barro (igual que el anterior, juego de invierno, con barro y compitiendo con las piezas realizadas); Flechas con las púas de los pírganos de la Palmera Canaria (que son muy duros y finos por lo que queda para mayores ¡y con cuidadito!); Barcos de lata (en San Cristóbal son expertos en los grandes); Pipas de albaricoque para tirar a la pared y/o hacer pitos; Pico pico melorico; Veo veo; Agua-Tierra; Cometas; Carretones de verguillas o más grandes (Firgas, Teror, El Palmas, Cardones y La Goleta (Arucas), San Mateo como pioneras como Las Tablas en San Andrés en Tenerife); Carrera de cintas sobre bicicletas; Payoyo y algunos más que igual… se incluyen en una futura y ampliada edición.

TALLERES
Donde se pueda y haya instructores, monitores o personas que sepan enseñar hay actividades también para rato y gozo: Pelotas con medias o calcetines; Pelotas con hojas de platanera; Carretones diversos de verguilla; Vacas de caña; Sobre todo cometas que por un lado se ha ido sustituyendo las más sencillas, pero miren por donde, están esas modernas, de diversas figuras y donde la imaginación inventa en cantidad se están imponiendo y hasta se consiguen títulos en distintas competiciones. El mundo de los Juegos Infantiles en esta redonda tierra es así de grandote pero también lo es, mejor lo fue y se trata de que vuelva a su mayor conocimiento, en nuestras Islas Canarias.

A MANERA DE RECOMENDACIONES
Poquitas, eso sí. Comenzar por las habilidades de dedos, cuanto más sueltos y firmes estén mejor saldrán los otros. A veces conviene agruparlos: con el palo, los pulsos, las sogas, las piolas, perritos y calimbre, etc. La cuestión es jugar y divertirse, ¡Ánimos!

37

M A N U A L DE J UE GO S I NFA NT I L E S C A NA R I O S Y T R AD ICIO N ALES

BIBLIOGRAFÍA
Hay muchos artículos, reportajes y textos dedicados a estos Juegos, no sólo difundidos en Canarias sino en otros lugares de la Península. Por si hay interés en ampliar conocimiento y saber más detalles de estas actividades infantiles, relacionamos: “FOLCLORE INFANTIL CANARIO”. José Pérez Vidal. Edición Cabildo de Gran Canaria. 1986. “JUEGOS INFANTILES TRADICIONALES”. Alberto Rodríguez Álvarez. Centro de la Cultura Popular Canaria. 1986. “EL FOLKLORE INFANTIL Y OTROS ESTUDIOS ETNOGRÁFICOS”. Luis Diego Cuscoy. Museo Etnográfico, Aula de Cultura de Tenerife. 1991. “JUEGOS Y CANCIONES TRADICIONALES”. Alberto Rodríguez. Centro de la Cultura Popular Canaria. 1987. “JUEGOS Y DEPORTES VERNÁCULOS Y TRADICIONALES CANARIOS”. Antonio Cardona Sosa. Ediciones Cabildo de Gran Canaria. 1995. “JUEGOS INFANTILES DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE”. Adelto Hernández Álvarez, J. Miguel Fernández Cabrera, Talio Noda Gómez. Editorial Benchomo. 2001. “JUEGOS INFANTILES TRADICIONALES”. Alberto Rodríguez Álvarez. Cabildo de Tenerife. Centro de la Cultura Popular Canaria. 2001.

38

ASCAN ASOCIACIÓN CANARIA PARA LA DEFENSA DE LA NATURALEZA

ASOCIACIÓN DE VECINOS LUGAR DE LUGAREJO

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful