Está en la página 1de 112

ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

CANCIONERO
DE LA MEMORIA

INICIATIVA SOCIAL DE MUJERES RURALES (ISMUR)


COLECTIVOS DE ACCIÓN SOLIDARIA (CAS)

Luis Ramos Cano


2013
Editan: Colectivos de Acción Solidaria (CAS) | Iniciativa Social de Mujeres Rurales (ISMUR) dentro del Proyecto Piloto
“De Mayor a menor” 2011-2014.
Estudio, recopilaciones y grabaciones de campo: Luis Ramos Cano.
Imágenes: Luis Ramos Cano | Beatriz Arranz Sánchez.
Transcripción musical: Alfredo Ramos Cano | Ricardo Ramos Cano | Luis Ramos Cano.
Presentaciones: María del Mar Martín (CAS) | Rosa María Arranz (Ismur).
Introducción: Luis Ramos Cano.
Prólogo: Carlos A. Porro.
Colaboraciones: Vanesa Muela | Alberto Jambrina | Pablo Madrid | Óscar Herrero | Carlos A. Soto | María Eugenia Santos.
Traducción de letras: Fanny Elisabeth Colmache.
Masterización Audio: Carlos A. Soto.
Estudio Audio: El Círculo Mágico | San Miguel del Arroyo (Valladolid).
Coordinación y Estilo Editorial: Beatriz González Yuste | Ismur.
Diseño y Portada: Carlos del Campo Muñoz | Ismur.
Maquetación: Marisa Arribas Sanjuán.
Fotografías Portada y Contraportada: Pedro Cárdaba | Belén Rodríguez | Carlos del Campo.
Financian: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente | Fondo Social Europeo.
Imprime: Imprenta Rosa S.L. (Carbonero el Mayor, Segovia).
Depósito Legal:
Primera Edición: Octubre de 2013.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra mediante cualquier recurso o procedimiento sin el permiso de los editores.
ÍNDICE

ÍNDICE TEMÁTICO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .5
AGRADECIMIENTOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .7
PRESENTACIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .9
COLABORACIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .11
INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .13
PRÓLOGO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .14
PUEBLOS

1. ADRADOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .16
2. ARROYO DE CUÉLLAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .21
3. CABEZUELA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .25
4. CHATÚN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .30
5. CUÉLLAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .37
6. FRUMALES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .41
7. FUENTESAÚCO DE FUENTIDUEÑA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .47
8. LASTRAS DE CUÉLLAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .51
9. OLOMBRADA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60
10. SAMBOAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .66
11. SAN MARTÍN Y MUDRIÁN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .73
12. VALLELADO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80
13. VILLAVERDE DE ÍSCAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .87
14. ZARZUELA DEL PINAR – LOS RESINEROS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .90

ANEXO 1: TRADUCCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .97


ANEXO 2: MAYORES PARTICIPANTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .111
ANEXO 3: BIBLIOGRAFÍA Y DISCOGRAFÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .112
Ricardo Ramos en un encuentro con Julia Otero en su finca de Cuéllar.

Beatriz Arranz junto a su abuela Angelines Minguela natural de Lovingos


en su casa de Cuéllar.

Martín Herguedas y Felisa Hernanz de Escarabajosa de Cuéllar en su casa de Cuéllar.


ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

ÍNDICE TEMÁTICO
REPERTORIO VOCAL

Cantos de entretenimiento y diversión:

- Media jota (Lastras de Cuéllar) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 55/ Pista CD 18


- Se levanta la niña (Lastras de Cuéllar) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 56/ Pista CD 17
- Entró Calleja en Madrid (Fuenterrebollo) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 86/
- Tonada (Cuéllar) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 95/

Canciones infantiles:

- Salid mozos a bailar (Samboal) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 68/ Pista CD 27


- La rueda de la fortuna - El reloj - (Chatún) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 36/ Pista CD 7
- Ya está el pájaro madre (Fuentesaúco de Fuentidueña) . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 49/ Pista CD 15

Jotas y fandangos:

- Saturnino y Clarín - Fandango - (Vallelado) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 84/ Pista CD 36


- Jota (Samboal) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 72/ Pista CD 29
- Jota (Chatún) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pista Cd 8

Cantos de trabajo:

- La molinera (Olombrada) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 64/ Pista CD 23


- Copla de los resineros (Zarzuela del Pinar) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 93/ Pista CD 20

Cantos narrativos:

Romances tradicionales:
- La loba parda (Sacramenia) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 40/ Pista CD 10
Romances “de Cordel”:
- El crimen de la joven molinera (Frumales) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 44/ Pista CD 13
- El Pernales (Lastras de Cuéllar) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 53/ Pista CD 19
Coplas locales:
- A la entrada de Frumales (Frumales) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 43/ Pista CD 12
- La epístola de “Santi Fuentidueña” (Fuentesaúco de Fuentidueña) . . . .Pág. 50/ Pista CD 16

Cantos religiosos:

De Navidad:
- La guitarrita - Villancico - (Arroyo de Cuéllar) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 24/ Pista CD 2
De Semana Santa:
- El reloj (San Martín y Mudrián) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 76/ Pista CD 33

5
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Cantos según el ciclo anual:

De Santa Águeda:
- El tarrajoncito (San Martín y Mudrián) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 78/ Pista CD 34
- El pajarito (Villaverde de Íscar) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 89/ Pista CD 38
De Quintos:
- Adiós mi pueblo (Torregutiérrez) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 39/ Pista CD 11

Cantos según el ciclo vital:

De Cuna:
- Nana duérmete mi niño (Arroyo de Cuéllar) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 23/ Pista CD 3
- A la nanita nana (Olombrada) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 62/ Pista CD 25
- Nana -Villancico- (Samboal) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 71/ Pista CD 31
De Boda:
- Canto del honor (Adrados) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 19/ Pista CD 1

MÚSICA INSTRUMENTAL (DULZAINA Y TAMBORIL)

- Pasacalles de danzantes (Cabezuela) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 29/ Pista CD 4


- Jota de Cabezuela (Cabezuela) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 28/ Pista CD 5
- Baile corrido (Vallelado) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 82/ Pista CD 35
- Baile corrido (Vallelado) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 83/ Pista CD 37

TEXTOS LITERARIOS SIN MÚSICA

Trabalenguas:
-Trabalenguas (Olombrada) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 63/ Pistas CD 21, 24,26
- Trabalenguas (Samboal) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 70/ Pista CD 30

Rogativas:
- Rogativa a San Bartolomé (Frumales) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 46/ Pista CD 14

Brindis:
- Brindis (Samboal) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 69/ Pista CD 32

Retahílas
- Poesía de la primera comunión (Samboal) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 70/ Pista CD 28

Poesías de autor:
- El pino y el resinero (Fuenterrebollo) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 94/
- La vida del asno (Chatún) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 34/ Pista CD 39
- El frontón de pelota (Hontalbilla) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pág. 58/

6
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

AGRADECIMIENTOS
Agradezco a todos los amigos y amigas - han sido muchos- que se han solidarizado con la inicia-
tiva y con el reto que me planteó ISMUR para este verano de 2013.
No quisiera elaborar una lista y cometer la torpeza de dejar a alguien sin mencionar, ya que - insis-
to- han sido muchas las personas que me han ayudado, ya sea poniéndome en contacto directo con
los protagonistas, -que no son otros que las personas mayores de esta comarca-, ya sea aportando su
sabiduría o aportando cualquier tipo de información y ayuda técnica, así como dándome ánimo y
apoyo en los momentos de duda, que irremediablemente surgen. A todas estas personas, amigos,
músicos y dulzaineros de la comarca, personal técnico de ISMUR, amigos relacionados con la músi-
ca tradicional de esta y otras provincias Castellano y Leonesas. En definitiva, a toda la gente que de
una u otra manera, han hecho posible que este trabajo salga adelante. ¡Muchas gracias!
Un agradecimiento muy especial también, al apoyo incondicional de mi familia, sobre todo de mis
padres. Y para finalizar como no podía ser menos, ¡infinitas gracias! a todas y cada una de las per-
sonas mayores que me han aportado su sabiduría y sobre todo, su grandísimo espíritu de colabora-
ción y generosidad, que espero, nunca olvidar.

¡Muchas gracias!
Luis Ramos Cano

"Que nadie murmure de nadie


Que somos de carne humana
Que no hay pellejo de vino
Que no tenga una botana"

Felisa Hernaz Tejero, 86 años. Escarabajosa de Cuéllar


Agosto de 2013

En Cuéllar, a 12 de noviembre de 2013

7
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

PRESENTACIÓN | María del Mar Martín (Presidenta de CAS)


En 1989, nace COLECTIVOS DE ACCIÓN lleven a demostrar que el conocimiento de nuestros
SOLIDARIA (CAS), una ONG que surge de la mayores es útil hoy para la prevención de la depen-
necesidad de asociaciones y colectivos especialmen- dencia (retraso del envejecimiento) y para la puesta
te ubicados en el medio rural que trabajaban en el en valor de nuevas economías rurales sostenibles,
campo social, detectando las mismas carencias y todo ello, compartiendo saberes y conservando la
planteándose unos objetivos comunes por el bien de biodiversidad y la gestión del territorio. En definiti-
la sociedad. A lo largo de estos casi 25 años son va, este proyecto pretende que las generaciones más
muchas las acciones que CAS, a través de quienes lo jóvenes y las mujeres puedan utilizar el conocimien-
integran, ha puesto en marcha tratando de mejorar la to de sus mayores como generador de empleo y se
calidad de vida de la población, siendo una red de pueda restablecer el equilibrio gente y territorio,
referencia en la búsqueda de soluciones innovadoras viviendo y disfrutando de él.
y eficientes para los sectores sociales en exclusión, Al ritmo de esta bonita melodía nace “La Caja de
promoviendo alianzas para mejorar nuestras accio- Música”. Fruto de un buen trabajo, una buena coor-
nes y nuestro compromiso social, actuando con auto- dinación, y muchas ilusiones y emociones puestas en
nomía, con independencia y de forma reivindicativa, él; como decía nuestro amigo Esteban Vega, presi-
para lograr una sociedad más justa e igualitaria, de la dente de CAS 2009-2012, “el trabajo en equipo, es
que ISMUR forma parte desde 2001. mucho más que la suma del trabajo individual de
Del trabajo, análisis y reflexión conjunta sobre la cada uno”. Este proyecto, es una prueba evidente de
realidad del mundo rural aquejado de una brutal des- ello. La botella de anís y el almirez se han mezclado
población desde hace bastantes años y con altas tasas magistralmente con el tambor, la dulzaina y la guita-
de población mayor, surge la necesidad de hacer algo rra y han dado lugar a esta pieza única. Seguramente
porque: no ganará premios literarios, pero sí el reconoci-
• Necesitamos conservar nuestra identidad. miento de las gentes de los pueblos. Y quedarán
recogidos para siempre esos cantos populares, que
• No podemos perder el patrimonio medioambien-
volveremos a cantar y a transmitir a las generaciones
tal, cultural y etnográfico.
que nos sucedan.
• Tenemos que poner en valor el numeroso y valio-
so conocimiento acumulado durante generacio- Mi enhorabuena a ISMUR, por ponerlo en mar-
nes de nuestros mayores. cha, por darle forma y por los buenos resultados
obtenidos. Y mi agradecimiento personal, y en nom-
• Ese saber hacer acumulado del aprendizaje y
bre de CAS, a todas las personas que de una u otra
experiencias vividas, debemos compartirlo como
forma han intervenido en este proceso. A Luis
buenos vecinos y enriquecernos mutuamente.
Ramos, como autor de este trabajo, a los técnicos y
• Ese conocimiento puede seguir siendo válido hoy técnicas de ISMUR, y a su Junta Directiva por plan-
y en el futuro.
tear esta iniciativa, coordinarla y hacerla una reali-
• El rescatar y compartir ese conocimiento puede dad, a los “folkloristas” segovianos que también han
despertar a muchos mayores, de ese ver pasar el puesto su grano de arena en este trabajo, Hermanos
tiempo que les queda, y generar ilusiones y pro- Ramos, los Mellizos de Lastras… A todos ellos les
yectos que contribuyan sin duda a retrasar el invito a seguir amando la cultura popular, la música
envejecimiento y la dependencia.
tradicional, como señas de identidad propias, y a
• Tenemos que compensar los desequilibrios que darla a conocer, con orgullo y corazón, como me
nuestros mayores tienen con respecto a otros con- consta que ya hacen.
ciudadanos en materia de prestaciones sociales. Y muy especialmente a las mujeres y hombres de
• Debemos mantener EL EQUILIBRIO ENTRE los pueblos, que han puesto a nuestro alcance su
LA GENTE Y EL ENTORNO en que vivimos, memoria, sus recuerdos, su inestimable sabiduría,
hoy en serio peligro. dando como resultado este maravilloso trabajo que
Por todo ello, nace el Proyecto “De Mayor a ya forma parte de nuestra cultura, nuestro patrimonio
menor”, con la intención de probar acciones que nos intangible y nuestro folklore.

9
CANCIONERO DE LA MEMORIA

PRESENTACIÓN | Rosa María Arranz (Presidenta de ISMUR)


Siguiendo los objetivos y filosofía que han acompañado al Proyecto “De Mayor a menor” llevado a cabo
por ISMUR y CAS, en nuestros pueblos de la comarca de Tierra de Pinares de Segovia, presentamos ahora un
Cancionero de la Memoria, con la seguridad de que hubieran podido salir otros muchos cancioneros.
Cancionero de la memoria de nuestros mayores, que con 70, 80, 90 y muchos años más nos han abierto sus
casas, sus recuerdos, sus retazos de vida en su pensamiento, en sus añoranzas, en sus ojos, en sus manos arru-
gadas por la vida vivida por estas mujeres y hombres que nos han enseñado sus “músicas”, sus canciones y
tonadas. Las que les han acompañado en el camino de los días de bodas, bautizos o entierros. En los días de
fiestas más populares, en las religiosas o en las paganas. En los momentos de recogimiento y en la algarabía;
en el sosiego y en el trabajo, ya fuera del campo, de la casa, de la fragua, con el ganado.
Casi cualquier cosa era buena para sacar un ritmo. La mano en la mesa, la cayada del pastor en el suelo, el
martillo en el yunque, dos piedras del campo, y como no, la voz.
La transmisión oral, el anonimato, las distintas versiones de un mismo tema, el conocimiento tanto indivi-
dual, pero sobre todo de una colectividad o comunidad, lo perdurable a lo largo de muchos años, el fin peda-
gógico o simplemente lúdico, además de otros muchos aspectos, hacen del folklore de nuestra comarca una
muestra cultural que ISMUR no podía dejar pasar de largo. Nuestro compromiso demostrado en todos estos
años, no solo con el medio rural, sino con la sociedad que le habita y le vive, con su cultura, tradiciones, patri-
monio, etc., hace que este Cancionero de la Memoria sea una de las mejores contribuciones que ISMUR puede
hacer al enriquecimiento de nuestros pueblos y sus gentes.

10
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

COLABORACIONES
Tienes en tus manos un tesoro musical de incalculable valor, que forma parte de nuestro interesante, variado y rico
“patrimonio no visible”, que es la memoria colectiva, transmitida de generación en generación por nuestros antepasados.
Gracias a CAS, a Ismur y a Luis por recuperar para nosotros éste abanico de sones, ritmos y sentimientos, que son
fiel reflejo de la idiosincrasia del pueblo segoviano.
A disfrutarlo.
Vanesa Muela | Cantante y Percusionista de Laguna de Duero (Valladolid)

En mi opinión, el trabajo que aquí se presenta es un soplo de aire fresco, un canto a la vida interpretado por “jóve-
nes” que casi siempre superan los 70 años de edad. Sencillo, elegante y a veces duro, como la vida misma que les ha
tocado vivir.
Es de agradecer en los tiempos que corren, que un trabajo como este vea la luz, ya que por modesto que pueda pare-
cer, nos muestra sin intermediarios el legado de una tradición que sólo nuestros mayores pueden ofrecernos en estado
puro. Tan puro y tan sencillo que puede incluso parecer poca cosa, como esa abuelita de noventa años cantando… de ahí
su belleza.
Óscar Herrero | Dulzainero de Lastras de Cuéllar (Segovia)

Señalaba el estudioso maliense de la tradición oral Amadou Hampaté Ba, que cuando una persona mayor ya no está
entre nosotros, es como si ardiera una biblioteca porque su “saber” acumula la sabiduría transmitida oralmente por sus
antepasados.
Y son las mujeres las que secularmente han sido las protagonistas en estas tareas y, para corroborar ésta certeza está
ISMUR, siendo las verdaderas portadoras de esta cultura de lo necesario, no sólo lo práctico sino lo emocional, lo sen-
sitivo, el apego a la vida.
Preservar los recuerdos, las vivencias y los significados que se han transmitido desde generaciones anteriores, y que
han llegado hasta nuestros días en estas bibliotecas andantes, es la mayor tarea que se puede hacer hoy para el futuro.
Alentamos y aplaudimos la idea de convertir este “saber” en fundamento de sostenibilidad en entornos rurales, de cre-
atividad en una sociedad que parece mirar a las urbes como paradigma de desarrollo, pero que añora una vida más ape-
gada a la tierra, a la naturaleza.
Al igual que la rentabilidad de una biblioteca siempre es la lectura y la comprensión de sus libros por el máximo
número de personas… la de estas “bibliotecas andantes” está en la pervivencia de su conocimiento, su reactualización y
su puesta en valor hoy.
Para estas labores estamos a vuestro lado.

Alberto Jambrina y Pablo Madrid | Músicos, investigadores e intérpretes de música tradicional (Zamora)

En los años 80, antes de empezar la aventura con Celtas Cortos, algunos de los miembros del grupo ya “militábamos”
en las filas del folk castellano.
En esa época mientras colaboraba con folcloristas como Joaquín Díaz o grupos y músicos cercanos al folk como
Tahona, La Bazanca o Jaime Lafuente, yo formaba parte del grupo Almenara. Aunque los más mayores del grupo sí que
iban por los pueblos recuperando canciones, la labor de los de mi edad era la de aprovechar ese material para reciclarlo
y reinterpretarlo. Pertenecíamos a esa segunda generación del folk que veníamos de la ciudad, y que desde un respeto
máximo a las raíces pero sin tener contacto directo con los informantes o con el medio rural, teníamos como empeño la
actualización de estas músicas armonizándolas o instrumentándolas o simplemente modernizando (unas veces con más
fortuna que otras) las versiones que procedían a menudo de viejas grabaciones. Y lo hacíamos porque esa música nos ins-

11
CANCIONERO DE LA MEMORIA

piraba y porque creíamos que era importante que nuestra música no se perdiera y que nuestras tradiciones no cayeran en
el olvido…era nuestro compromiso y nuestro deber como castellanos, aunque no había, al menos por mi parte, mayores
interrogantes o deseos de transcendencia…quizás en esa época pensábamos que ya estaba todo recogido y ya lo habían
hecho muy bien otros como Agapito Marazuela, Ismael Peña o Joaquín Díaz.
Hoy en pleno S.XXI he tenido la suerte de colaborar en este proyecto de Cas, Ismur y Luis Ramos y comprobar el
mimo y el respeto (y también las dudas, claro que sí) con el que Luis trata sus grabaciones y sus encuentros con los más
mayores. He podido descubrir también lo importante que sigue siendo conservar cada resquicio de tradición y que, como
bien me ha enseñado Luis, “aún quedan muchas cosas por recoger”.
Personas como él, dispuestas a sentarse al lado del fuego o en el patio de una casa a charlar y escuchar a nuestros
mayores concretándolo después en forma de libro y cd, modernizan el concepto de cancionero y al mismo tiempo dotan
de significado nuestra vida, recuperando nuestra historia más cercana, la de la tradición oral, los cantos, los cuentos, las
adivinanzas…
Estoy seguro de que con estas grabaciones Luis va a sentarnos en el fuego al lado de mujeres como Baudilia, Máxima
o Luci, recorrer con ellas los pueblos de la provincia de Segovia y conseguir que comprendamos que su memoria es nues-
tra historia.
Carlos Soto | Ex-Celtas Cortos. Productor musical de Awen Magic Land (Valladolid)

Escribir unas líneas sobre este trabajo, que nos llega por iniciativa de CAS y de ISMUR, y bajo la dirección de Luis
Ramos me complace doblemente por los siguientes motivos:
En primer lugar porque el estudio viene de la mano de un buen amigo y miembro de una gran familia de músicos tra-
dicionales, “LOS RAMOS”, que quiero y admiro, y a los que siempre me emociona escuchar; porque el respeto y pul-
critud con que interpretan los toques heredados te llega al corazón y te tocan el alma.
En segundo lugar por el hecho de ser segoviana, amante del folclore y pinariega; nacida y criada a la sombra de los
pinos, al arrullo de la noria y bajo el amparo de nuestra Virgen del Henar bendita.
Enhorabuena, Luis, por este hermoso trabajo y muchas gracias a ISMUR por esta iniciativa; por remover la concien-
cia, la memoria y el cuerpo de nuestras gentes para recuperar el legado de nuestra tierra, que al fin y al cabo es nuestra
mejor seña de identidad. Gracias por sacar a la luz esta pequeña parte de nuestra historia, para que sirva de ejemplo y
anime a nuestras gentes a profundizar en su música, sus danzas, costumbres, sus dichos y buen hacer; y que esta inicia-
tiva sirva para volvernos a reunir en corroblas y jaranas, en lo místico y lo profano. Que nuestros pueblos tornen a la
vida, al menos a través de su legado cultural y vuelvan de nuevo a latir al son del mismo canto, la misma labor y todo
aquello que se ha dado en llamar “sabiduría popular” y que es nuestro mejor tesoro.
Enhorabuena y gracias.
Mª Eugenia Santos | Amiga y amante del folclore de Pinarnegrillo (Segovia)

“Hasta que el pueblo las canta,


las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo,
ya nadie sabe el autor.
Procura tú que tus coplas
vayan al pueblo a parar,
aunque dejen de ser tuyas
para ser de los demás.
Que, al fundir el corazón
en el alma popular,
lo que se pierde de nombre
se gana de eternidad.”

(Manuel Machado)

12
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

INTRODUCCIÓN | Luis Ramos Cano


Gracias a la iniciativa social de la ONG de carácter alguna nueva composición y una pequeña pero entrañable
nacional COLECTIVOS DE ACCIÓN SOLIDARIA y de colección de canciones de cuna.
la ASOCIACIÓN INICIATIVA SOCIAL DE MUJERES La clasificación de los temas se ha realizado por
RURALES (ISMUR), me embarqué este verano en la encuentros, no coincidiendo siempre con las localidades,
bonita, aunque no fácil, tarea de la recopilación de los ya que se han dado casos -sobre todo en residencias- , de
saberes y conocimientos de las personas mayores de los recoger temas a personas de diferentes pueblos. He dado
pueblos, en forma de canciones principalmente, de la vital importancia a la explicación de la experiencia de los
COMARCA DE TIERRA DE PINARES segoviana, per- encuentros y a lo que la gente nos ha contado entorno a las
tenecientes a la delimitación territorial del Grupo de canciones, ya que las mismas están llenas de historias y
Acción Local Honorse-Tierra de Pinares. simbolismo. También he dado prioridad a la elaboración
La labor en la que he venido trabajando se enmarca del disco a partir de las grabaciones de campo, aspecto
dentro de la actividad LA CAJA DE MÚSICA, incluida en principal en toda labor de recopilación.
el Proyecto Piloto "De Mayor a menor" (2011-2014) y He realizado una selección de las mismas incluyendo
cuyo objetivo específico se establece en favorecer la crea- todas las grabaciones de campo posibles en un CD de
ción de una nueva estructura de economía social en el audio; además, junto con la colaboración importante
medio rural dedicada al desarrollo y mantenimiento de durante todo el proyecto de mis hermanos Ricardo y
nuevos empleos basados en los saberes y valores de nues- Alfredo Ramos Cano, hemos elaborado la transcripción de
tros mayores vinculados al folklore, unificando y revalori- varios de estos temas, así como de las letras de una peque-
zando el saber popular segoviano. ña selección de poemas, dichos populares, retahílas etc. Se
Desde la primera semana de Julio hasta finales de ha incluido también la traducción a dos idiomas - francés
Septiembre se han realizado diferentes encuentros en e inglés - de las letras de las canciones transcritas musical-
varias localidades como Cuéllar, Chatún, Frumales, mente, dándole así una dimensión cultural más amplia.
Villaverde de Íscar, Samboal, Vallelado, Olombrada, También he decidido incluir excepcionalmente en el
Arroyo de Cuéllar, San Martín y Mudrián, Lastras de disco algunas canciones que no han sido transcritas musi-
Cuéllar, Hontalbilla, Fuentesauco, Fuentepiñel o calmente, pero se han querido incluir por su valor como
Cabezuela. Han sido entrañables reuniones con gente testimonio sonoro.
mayoritariamente de edad avanzada, en sus hogares, en
Centros de Día de personas mayores, Hogares del Importante para la elaboración del CD ha sido la gran
Pensionista, Residencias o en Centros Municipales y de ayuda de Carlos Soto y María Desbordes en su Estudio de
Asociaciones Culturales. Estos encuentros han sido posi- Grabación "Círculo Mágico" de la localidad de San
bles, gracias al trabajo coordinado con la Junta Directiva y Miguel del Arroyo (Valladolid). También he de destacar
el equipo técnico de ISMUR. Otros encuentros menos especialmente la ayuda de Beatriz Arranz Sánchez perso-
numerosos, e incluso individualizados, se han llevado a na que me ha acompañado en la mayor parte de los
cabo gracias también a la colaboración de amigos y perso- encuentros, prestándome un apoyo incondicional en todo
nas comprometidas con esta labor. momento.
Metodológicamente, se ha intentado generar el El material recogido es considerable y pienso que
ambiente más propicio posible en cada encuentro, para puede contribuir en buena medida a poner un granito de
favorecer la participación de los asistentes y que surgieran arena más en el camino ya andado, -y que se sigue andan-
los conocimientos de la manera más espontánea posible. do- por personas comprometidas en recuperar y revalori-
zar la cultura de los pueblos de esta comarca segoviana, a
Los encuentros han sido grabados en soporte de la que pertenezco.
audio y de video, previa autorización de los asistentes.
Con el material obtenido se ha realizado una selección A todos ellos les dedico mi trabajo fruto de este inolvi-
de canciones, pero sin dejar de lado otras manifestacio- dable verano del año 2013 y de una manera muy especial
nes propias de la tradición oral como son: dichos popula- a José Mª Silva Naveros:
res, poesías, retahílas, cuentos, trabalenguas, romances
recitados o rogativas.
Referente a las canciones, se han recopilado tonadas ¡Hasta siempre, amigo y compañero dulzainero!
bailables en forma de fandango castellano, jotas cantadas
e instrumentales (Voz y guitarra. Dulzaina y tamboril),
bailes corridos (Dulzaina y tamboril), canciones infantiles,
romances, bailes y danzas rituales, canciones religiosas,

13
CANCIONERO DE LA MEMORIA

PRÓLOGO | Carlos A. Porro


En este tercer milenio, muchos son los factores que Por eso la vieja memoria ha de valorarse cada vez
borran, confunde y eliminan la memoria, elemento clave más y más urgentemente como magnífico soporte y nexo
para no repetir los errores del pasado, como suele indi- de unión, con el referente del que hablamos, como ele-
carse de manera insistente en los tratados históricos. Con mento cercano. Resiste -tal es su fuerza- y curiosamente
ella se va la herencia vieja de la tradición, la genuina de hace más de cien años que los folkloristas de la primera
un lugar y una tierra. Pero precisamente estos parámetros mitad del XX, se quejaban de ese olvido del saber, refu-
y procesos de cambio, eliminación y confusión siempre giado en la memoria de los ancianos, en lugares recóndi-
existieron en la tradición, en contínua evolución desde tos y apartados. Agapito Marazuela en su Cancionero de
épocas pasadas y fueron los factores que enriquecieron la Castilla indicaba que el folklore andaba solamente en
misma. Ocurre en estos tiempos -un fenómeno que lleva boca y memoria de estos, los ancianos, que habían apren-
décadas observándose- que esa evolución se ha frenado dido las rondas y enramadas a principios del siglo XX y
casi en seco, de manera voluntaria tal vez, pero empuja- que se perdía. Anotaba al periodista Carral en 1933 que
da, inducida y obligada en cierto modo por los condicio- “las canciones verdaderamente tradicionales no las
namientos modernos, globales, como un corredor de recuerdan ya más que los viejos, las personas de sesenta
fondo que se encuentra, no ante un obstáculo que vencer años para arriba” y relataba con cariño y a veces con
y aumentar así su trayectoria sino ante un muro de piedra simpatía sus viajes y entrevistas a sus paisanos, los de
contra el que estrella su desarrollo. ochenta y más años que son los que sabían porque “a los
Tal modernidad para nuestra tradición, que ralentizó jóvenes no les pregunte, porque por menos de nada le
sin duda nuestra evolución musical en este tiempo -por dan el Ven y ven como canción tradicional castellana”
no decir directamente que la olvidó y menospreció- se refiriendo con sorna sus aventuras cuando iba a recoger
inició en España, dependiendo de las zonas rurales, a “cantos”, y le indicaban en los pueblos, desconocedores
finales del siglo XIX y se continuó rápidamente a lo de la real intención, que el río estaba lleno y que ”reco-
largo del XX. En una entrevista del periodista Carlos giera los que quisiera”.
Blanco a Agapito Marazuela, el maestro indicaba que la Una generación después -entendemos los cambios de
llegada de la mecanización, de las gramolas -fíjense uste- generación aproximadamente cada 25 años- en 1951 y
des-, la rápida aceptación de las canciones urbanas que 1952 Alan Lomax y Manuel García Matos recopilaban y
oían las muchachas que iban a servir o las que traían los conservaban en papel pautado muchas tonadas de dulzai-
quintos al regreso del servicio militar fueron las causan- na a Faustino Garzón el tío Coche de Nava de la
tes del olvido de los repertorios que habían acompañado Asunción, a Paulino Sacristán de Bernardos o Paulino
las faenas, las fiestas o la vida a los paisanos de nuestros Gómez Tocino de Abades, que andaban todos cercanos a
pueblos durante toda la vida. los setenta años, excepto Paulino Sacristán, de 52 años y
Ahora que vivimos plenamente el mundo del artifi- los mozos veinteañeros de Las Vegas de Matute que
cio, lo global y la desidia que conlleva esta relajación derramaba una frescura en la interpretación que muchos
fundamentada en la igualdad (eliminando el valor de las la quisieran. En las demás interpretaciones, el exquisito
diferencias), no nos queda más que recurrir a aquellos Sixto Saluda de Zarzuela del Monte contaba con 55 años,
referentes que fueron activos en su momento, a la memo- la tía Bernacha 70 años, Emeterio Bermejo, tío Mete, 62
ria y el recuerdo, a la vieja memoria para conocer ese años y otros tantos o más, por lo menos el guitarrero y
legado que ignorantemente hemos dejado de soslayo cantor de la jota de Sepúlveda, una de las más sentida
pasar. Estos pensamientos que pudieran parecer redichos jotas que yo particularmente oyera y editara García
o cansinos en cierto modo, habituales en los estudios Matos en su Magna Antología. Volvían a ser los ancianos
sobre la tradición oral, no revelan más que una realidad, los depositarios de la tradición. Otra generación después,
y es que seguimos dejando perder nuestros elementos Joaquín Díaz o Claudia Santos, el Seminario Menéndez
culturales más cercanos, con el agravante de que lo que Pidal, Hadit o el Nuevo Mester entrevistaban para sus
nos va quedando lo sacamos de su contexto, los plastifi- trabajos en los años ochenta a muchos segovianos princi-
camos, repintamos, lo vestimos de montera y lo ofrece- palmente de edades comprendidas entre 65 y 75 años.
mos a la vorágine del turismo, en un confuso afán de Ahora en el siglo XXI son estos últimos mayores el
valorar el patrimonio por su brillo o según el número de centro de atención y a donde acaban refugiadas las viejas
visitantes que accedan a él, sin importarnos convertir en enseñanzas, las tonadas de siempre, o las canciones y
una carretera de asfalto el más bello paraje natural con tal romances centenarios. A ellos recurrimos siempre pues el
de poder llegar a divisar el paisaje desde su encumbrado poso de la memoria, selecciona y conserva, entre mil
cerro, y todo sea dicho, sin salir del coche. cosas de una vida dura de pinar y de centenos, de picar

14
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

achicorias, de Churrería y resina, de tencas y cáñamo, ajenos a su tradición no ya digamos repertorios medieva-
aquellas tonadas que aprendieron de los abuelos, de los les, barrocos o composiciones orquestales donde el siba-
padres, de los “tíos”, pequeñas joyas musicales ahora ritismo de la interpretación intenta suplir escalas, instru-
más que nunca y que siguen sorprendiendo. mentos propios o estudios complicados. Es curiosa esta
Pero a pesar de la ilusión de estos estudios que oca- contradicción, pues la dulzaina -como nuestra tradición-
sionalmente aparecen -y pocos tan documentados o estu- tiene valor en si misma, no en tanto en cuanto se parezca
diados- no dejan de ser meros parches recosidos en el a otros elementos, repertorios u otros instrumentos, ni
pellejo de buen vino que es la tradición oral y que se des- como en el caso del maltratado baile tradicional que
infla y se agota irremediablemente y ahora sí que de ver- quiere imitar la clase de escuela bolera o española. Tal
dad. Seguimos viendo necesaria una compilación inten- hecho no revela sino, una carencia y confianza en lo
sa, con una ordenación cabal realizada conjuntamente nuestro y propio que intenta valorarse en cuanto es capaz
por músicos, intérpretes, etnógrafos y especialistas; una de imitar algo que viene prestigiado desde otros campos.
recopilación amplia, que conserve cuando menos el Esa falta de confianza sin duda se refuerza con estudios
inmenso legado patrimonial de verdad, de los segovia- como el que ahora presentamos.
nos, al margen de jotas de escuela y apaños o arreglos Apenas una treintena de tonadas seleccionadas de
más justos que otra cosa sobre escuetos y manidos reper- entre el más del centenar que el músico y sentido dulzai-
torios. nero Luis Ramos ha recogido en escasamente tres meses
Parece que la esencia segoviana, la más legítima tra- de trabajo por las apreturas del tiempo y sucinto el espa-
dición asoma aún en estos libros, y aguanta a la espera de cio, se presentan aquí. No fuera mala cosa, teniendo en
esa recopilación extensa, comarcal, por estilos y modos, cuenta que el tan traído Cancionero Segoviano contiene
un cancionero segoviano actual, que sobrepasaría sin poco más de trescientas tonadas (de Segovia, Avila y
duda al realizado tan magníficamente por Marazuela, Valladolid, no lo olvidemos) y el de García Matos, unas
sobretodo si lo observamos en aquella premura de época, setenta; por tanto no deja de ser ésta, una colección
con una escasa dotación de medios y que sin embargo importante, escogida y seleccionada en una comarca
nos ha servido tan cumplidamente y del que llevamos determinada además.
bebiendo ochenta años desde que se presentó en aquel A profanos y estudiosos de lo segoviano sorprenderá
concurso nacional de 1932. Pero en cambio, el resto de este repertorio con canciones de águedas, que tanta fama
las provincias castellanas, han editado, ampliado, rein- han dado a Segovia y de la que apenas conocemos reper-
ventado su tradición en lujosos y modernos cancioneros torios específicos, los juegos de panaderas, erróneamen-
de miles de tonadas y cientos de romances o ediciones te patrimonio exclusivo salmantino, los añadidos traba-
discográficas. Segovia casi suplica con este libro que lenguas y oraciones, esa literatura mínima olvidada en
este trabajo se continúe, se amplíe y que sirva de ejem- los repertorios tradicionales y que sirvieron para despejar
plo actual; que se registre, se transcriba y vuelva a la vida lengua y memoria desde los primeros momentos; la gui-
de alguna manera la voz apagada, no la de la escena y los tarra, imprescindible en nuestro folklore, los brindis de
teatros, sino la de pie de calle, de reuniones de amigos, bodega, los fandangos tan escasos ya…Tal vez esta cui-
de bailes y plazas y donde vuelva a respirar el viejo dada obra de Luis –donde atisbamos también la certera,
melisma, esa nota rota o quebrada pero que sin embargo firme y entregada mano de sus compañeros de viaje y de
estaba bien estudiada, era impecable y consciente como vida, Alfredo y Ricardo- sirva de llamada sobre el real
una cuerda de guitarra destensada a propósito. interés, para ampliar repertorios, para dar otra visión de
Esta tradición oral, quebrada e irregular de ritmos, las interpretaciones, que ahora repiten unos mismos
libre pero absoluta se pondera en tanto en cuanto se nos modelos, empobrecidos siempre y escasos de miras. Esa
presenta más antigua, plena de giros melódicos arcaicos, es al menos nuestra esperanza, pues el placer que trasmi-
romances o repertorios inéditos y vaciada de modernas ten las cosas bien hechas sigue siendo un acicate para
zarzuelas, pasodobles o temas diversos de autor pero despertar el buen gusto, no cabe la menor duda. Luego ha
curiosamente acontece de manera contraria en nuestra de venir por fuerza una segunda parte, la práctica cuida-
dulzaina que parece que sólo se prestigia o valora cuan- da de esos resultados, pero eso aquí, en Tierra de Pinares,
do justamente interpreta estos repertorios modernos o parece que ya lo tienen sabido.

15
CANCIONERO DE LA MEMORIA

ADRADOS
En esta localidad tuvimos un encuentro coor- 5/8. Hemos transcrito este cambio de ritmo del
dinado con la Asociación Cultural “La Olma”, a estribillo en ritmo ternario (6/8) a la estrofa en
través de su presidente César Enjuto y los miem- 5/8, (así como un retardando al final del estribi-
bros de la asociación Sonia Torres y Luis Miguel llo). Este detalle nos ha parecido interesante debi-
Pérez, en un local de las antiguas escuelas, con un do a la importancia, (sobradamente conocida), de
grupo de personas mayores de la localidad, en su este compás métrico (5/8) en la música de estas
mayoría mujeres. tierras.
Hemos incluido un canto de boda, “Canto del En uno de los encuentros en la localidad de
Honor”, que interpretó la señora Vicenta García Arroyo de Cuéllar, también interpretaron las
Martín de 77 años de edad. El maestro Agapito mujeres este canto de boda de manera práctica-
Marazuela ya recopiló en el sur de Segovia, con- mente idéntica desde el punto de vista rítmico y
cretamente en Zarzuela del Monte, una versión melódico a la variante de Adrados. En Arroyo era
de este canto de boda y lo plasmó en su cancione- costumbre, -según recuerdan-, bailar la gala con
ro: “Canto de boda (nº 9)”. la novia también el mismo día de la boda, pero
La señora Vicenta recuerda de oírselo cantar, por la noche después de la cena.
en su juventud, a su madre y a otras personas en Referente al ritmo de 5/8 en los cantos de boda
las galas de las bodas. En este sentido, también añadimos esta explicación que hace Carlos A.
recuerda cómo se daba la gala a la novia; era des- Porro en el libro: Repertorio Segoviano para
pués de la ceremonia, al mediodía, en la plaza Dulzaina. Tonadas y bailes recogidos por Manuel
entorno a la olma. Iban bailando con la novia al García Matos en 1951. Bernardos, Abades y
son de este canto de boda y también de otros bai- Nava de la Asunción, en el apartado: La boda:
les sueltos, como jotas, que eran interpretadas a la bailes, usos y costumbres:
dulzaina y tamboril por el tío Silverio Cárdaba y “Más viejo y completamente perdido es la
el tío Pedro “Morito”, de Adrados. Recuerda que costumbre de espigar a la novia en ritmos de 5/8,
el tío Silverio tocaba el tamboril, - aunque tam- netamente castellanos. Marazuela recoge como
bién era dulzainero, según el testimonio de su galas de boda solamente uno procedente de
biznieta Sonia Zubiaga - y el tío “Morito” la dul- Zarzuela del Monte (nº 40).”
zaina. De estos dos dulzaineros, la señora Vicenta
recuerda que ya tenían una edad avanzada y se
ponían a tocar al lado de la olma. Como anécdo- También apunta Carlos A. Porro:
ta cuenta, que tenían siempre una jarra de vino
con gaseosa a su lado para ir refrescándose.
Iban bailando uno a uno con la novia y daban “La costumbre de las galas, antigua, se deno-
la gala, en forma de regalos como juegos de toa- mina también de espigar o respingar a la novia”.
llas, sábanas, etc.; si se daba dinero se iba depo- Es de agradecer el valor y la buena disposición
sitando en una bandeja. Esta costumbre se man- que tuvo la señora Vicenta para interpretar este
tuvo en Adrados hasta aproximadamente finales canto de boda, así como todos sus testimonios,
de la década de l950. tan importantes como el propio canto.
Hacemos esta explicación técnica: Añadimos para finalizar, una serie de refranes
Hemos encontrado una diferenciación rítmica y dichos populares que el señor José Manuel
en la estrofa con respecto a la versión de Virosta y su mujer Águeda Merino nos han faci-
Marazuela, que lo transcribe todo en compás ter- litado.
nario (3/8). Nosotros escuchamos claramente un

16
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

Luis Ramos y César Enjuto de la Asociación La Olma junto al grupo de mujeres participantes en el encuentro.

Sonia Torres tocando el pito castellano al ritmo interpretado por Luis Ramos sobre la mesa.

17
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Vicenta García Martín con la letra del Canto del Honor.

Vicenta García Martín interpretando el Canto del Honor.

18
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

19
CANCIONERO DE LA MEMORIA

20
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

ARROYO DE CUÉLLAR
Los encuentros que tuvieron lugar en esta Zamarrón (70 años). Este villancico se sigue can-
localidad, surgieron como relevo de los diferen- tando actualmente el día de Navidad, en Año
tes talleres de memoria, música, gimnasia, etc. Nuevo y el día de Reyes en la iglesia de la loca-
que han llevado a cabo, con las personas mayores lidad como pedida al niño Jesús. La letra de la
de esta localidad, los técnicos de Iniciativa Social estrofa se adapta con arreglo a cada día de los
de Mujeres Rurales (ISMUR). mencionados (ver partitura).
Incluimos un villancico, “La Guitarrita”, que La otra canción que incluimos es una nana,
fue cantando a coro por la totalidad de los asis- “Duérmete mi niño”, que Josefa Gómez Gómez
tentes a uno de los encuentros, quienes fueron: nos cantó. La versión que viene recopilada en el
las señoras Francisca Martín Gómez (79 años), CD y sobre la cual hemos realizado la transcrip-
Áurea Pesquera Zamarrón (72 años), Rosalina ción musical, nos la cantó en la cocina de su casa
Zamarrón Arranz (77 años), Sagrario Sanz del en otro encuentro que tuvimos con ella personal-
Río (65 años), Celia de Pedro Zamarrón (63 mente. Esta canción de cuna la aprendió de su
años), Marce Muñoz Muñoz (78 años), Josefa abuela Natividad Zamarrón Muñoz.
Gómez Gómez (70 años), Teresa Acebes Alonso Agradecemos el alto nivel participativo y la
(80 años), Dionisia García Zamarrón (81 años), entrega de las gentes de esta localidad de Arroyo
Mercedes Zamarrón Alonso (79 años) y los seño- de Cuéllar, con quienes nos hemos sentido como
res Eloy de Pedro Acebes (78 años), Florencio de en casa.
Pedro Acebes (80 años) y Ángel Pesquera

21
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Vista de Arroyo con la Iglesia al fondo.

Los hermanos De Pedro junto a las mujeres participantes en el encuentro de Arroyo de Cuéllar el 9 de agosto de 2013.

22
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

23
CANCIONERO DE LA MEMORIA

24
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

CABEZUELA
Los encuentros en Cabezuela han tenido como de ello el grupo de danzas de la localidad. Viene
protagonista al señor Miguel Lobo López, de 82 acompañado de una “letrilla”; éstas se usaban
años. Músico - como se suele decir - de toda la para recordar y aprender las melodías únicamen-
vida. Miguel Lobo toca la caja, la batería y el te como ensayo. Realizamos este montaje, jun-
saxofón. Se inició con el bombo junto a su padre, tando letra con música de dulzaina y tamboril; el
el dulzainero Alejandro Lobo “El mosca”, y a resultado es la partitura transcrita.
Mariano “Santero”, tamboritero. Después segui- No queremos dejar de mencionar a los dulzai-
ría acompañando a su padre con la caja. A partir neros y tamboriteros que han hecho posible que la
del año 1952 tuvo que empezar a tocar el saxofón danza de palos se haya conservado en esta locali-
por la demanda de nuevas músicas y nuevos ins- dad, empezando por Miguel Lobo y su padre
trumentos que ya había por estos pueblos. Alejandro, Mariano “Santero“ y Eugenio “El
Tuvieron el gran mérito de no abandonar la dul- Alguacil” (tocaba el bombo). Después con
zaina y el tamboril, al contrario de como sucedió Fernando Calvo Rodríguez (dulzaina) que comen-
tristemente en muchos otros casos. De esta mane- zó a aprender con Eustasio Vallejo “El tío
ra, unas veces Miguel acompañaba a su padre con Cerillas”, que fue dulzainero de Lastras de Cuéllar.
la caja o tamboril y otras, era su padre quien le Después, Alfredo Main que fue quien enseñó a
acompañaba a él cuando tocaba el saxofón. Así José Mª San Frutos y a Miguel Ángel Pastor.
desarrollaron una importante labor musical en la
comarca y principalmente en su pueblo de Miguel Ángel, que nos acompañó en el
Cabezuela, donde todos los domingos hacían el encuentro, dio sus primeros pasos en la música
baile en un salón, (incluyendo además la batería), con el tamboril y el saxofón junto al señor
hasta que su padre tuvo que dejarlo por la edad. Miguel. Como anécdota, añadir al respecto el tes-
Miguel ha seguido tocando de pueblo en pueblo timonio que cuentan de cómo improvisó el maes-
junto a otros músicos de la provincia en diferen- tro una primera clase de tamboril; “fue con unas
tes formaciones. cucharas encima de una mesa”. Miguel Ángel
(45 años), que actualmente es maestro saxofonis-
Hemos recogido en este trabajo dos piezas en ta, así como director de la banda de música
las que Miguel acompaña con el tamboril al dul- Alborada Musical de Cantalejo, valora muy posi-
zainero de la localidad José María San Frutos, de tivamente la labor que el señor Miguel realizó
44 años, joven aún, pero con una larga trayecto- con él en sus inicios como músico.
ria a sus espaldas: “Pasacalles de danzantes” y
una jota “La jota de Cabezuela”. Se grabaron en Añadir también el nombre de Víctor Sanz
la huerta del señor Antonio Pastor, presidente de Gómez, joven dulzainero de Caballar (Segovia),
la Asociación de Jubilados de la localidad. junto al de José Mª San Frutos y a Fernando
Calvo (53 años) al tamboril; los tres son quienes
El pasacalles, es una pieza herencia de lo que tocan actualmente las danzas.
fueron las danzas de paloteo en este pueblo. Se
danzaba en el acompañamiento de las autoridades La otra pieza que incluimos es la “Jota de
hasta la iglesia antes de la procesión el Día de la Cabezuela”, que ya tocaba Miguel Lobo con su
Octava del Corpus. También se utilizaba para padre Alejandro, “los Moscas”, y que actualmen-
avanzar danzando entre los altares que se forma- te forma parte del repertorio del Grupo de
ban en las calles y que era donde se ejecutaban Danzas de Cabezuela.
las diferentes danzas de palos. Aunque se perdió Damos las gracias especialmente a Fernando
la costumbre de la danza en dicha procesión, se Calvo Rodríguez por su colaboración y sus testi-
sigue haciendo este mismo día en la Plaza Mayor, monios sin los cuales estos encuentros, en este
a pie de calle. El pasacalles se utiliza actualmen- pueblo de Cabezuela, no habrían tenido lugar.
te para salir danzando del escenario y se encarga

25
CANCIONERO DE LA MEMORIA

De izquierda a derecha: Luis Ramos, Fernando Calvo, Miguel Lobo, Miguel A.Pastor, Jose Ma San Frutos y Héctor López.

El dulzainero José Ma San Frutos junto a Miguel Lobo al tamboril, ante la presencia de Antonio Pastor.

26
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

El señor Miguel Lobo tocando el tamboril.

Grupo de participantes de Cabezuela en el Centro de Jubilados.

27
CANCIONERO DE LA MEMORIA

28
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

29
CANCIONERO DE LA MEMORIA

CHATÚN
Incluimos de esta localidad dos temas musica- Hay que elogiar la iniciativa particular que
les y un poema. La señora Ana Alonso, de 91 tuvo esta señora, poco común por estos años, con
años de edad, nos cantó la canción “La Rueda de un aparato grabador de cinta que compró en
la Fortuna (El Reloj)”. La aprendió de una maes- Cuéllar. Nos ha dado su autorización para que lo
tra, Doña Cesárea García Jiménez que procedía demos vida en este trabajo, algo que se agradece
de la localidad de Solana del Ríoalmar (Ávila). y que merece la pena ser escuchado. Es un refle-
Esta maestra enseñaba canciones en los recreos a jo de la forma de cantar y tocar la guitarra en esta
los que querían quedarse con ella en vez de salir comarca segoviana del Carracillo, donde fue ins-
a jugar, la señora Ana cuenta que casi siempre se trumento imprescindible para las rondas. Según
quedaba. Es una canción infantil que recorre las el testimonio de la señora Predes y de la señora
horas del reloj con una tonada repetitiva, con Ana Alonso, tocaron y cantaron juntos el señor
cierto componente religioso en algunas estrofas. Saturnino y la señora Susana durante años este
Demostró muy buena memoria al recordar todo el tipo de jotas, con este aire especial, en las bodas
tema con sencillez y serenidad sin dudar un ins- y en las galas de las bodas para que bailaran todos
tante, quedando patente lo bien que lo aprendió los invitados (luego iban depositando dicha gala
de aquella maestra de escuela. para los novios en una bandeja). La señora Ana
También incluimos de este mismo encuentro nos contó que su padre, el señor Manuel Alonso,
de la localidad de la comarca Del Carracillo, un también fue guitarrista y tocó con anterioridad
poema “La vida del asno” escrito por el señor acompañando a la señora Susana en estas cele-
Abilio Sancho García, de 83 años de edad. Se braciones, y recuerda que decía de ella: “daba
trata de una poesía que se le ocurrió a este hom- gusto acompañarla porque: tenía el aire y el esti-
bre viendo, como él dice, cómo venían las cosas, lo para la jota”. Nombrar también al señor
que todo lo tradicional se iba abandonando, Cesáreo Sancho, padre de la señora Susana, que
incluso los animales con los que tradicionalmen- fue quien enseñó al señor Saturnino.
te se trabajaba en la mayor parte de los oficios. Agradecemos a la señora Predes Muñoz y
Todo esto lo observó particularmente en el caso también a todas las personas de Chatún que apo-
del burro, “el animal más trabajador de la tierra”, yaron con sus testimonios, en un encuentro que
como dice Abilio. Y por eso, en el año 2006 deci- tuvo lugar en el Salón del Ayuntamiento, utiliza-
dió rendir homenaje a los burros con esta poesía. do como local social.
Incluimos un testimonio sonoro que se sale de También agradecer a todas las personas que
la línea del trabajo desarrollado, pero que sin nos han confiado estos pequeños tesoros en
embargo, marcó el inicio de esta andadura del forma de cintas de audio.
verano de 2013. Nos referimos a una grabación
que nos facilitó la señora Predes Muñoz de 83
años, a través de su sobrino- nieto, Jesús Muñoz,
también de la localidad de Chatún. Se trata de un
fragmento de una jota que la Señora Predes grabó
a su padre, el señor Saturnino Muñoz (guitarra) y
a la señora Susana Sancho (voz), situamos esta
grabación en el año 1974.

30
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

Ana Alonso entre Ricardo y Luis Ramos durante el encuentro en su hogar.

Ana Alonso interpreta un ritmo con el almirez

31
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Predes Muñoz, entre su marido Aurelio Sancho y Luis Ramos, con su grabadora.

Antiguo grabador de la señora Predes Muñoz.

32
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

Ana Alonso durante una audición con Luis Ramos.

Predestinacion Muñoz, Ana Alonso, Amelia Muñoz y Abilio Sancho de Chatún.

33
CANCIONERO DE LA MEMORIA

34
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

35
CANCIONERO DE LA MEMORIA

36
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

CUÉLLAR
En Cuellar, los encuentros se han centrado anécdota, decir que cantó con ayuda de un micró-
principalmente en residencias de ancianos, fono y nos contó al respecto que era la primera
Residencia El Alamillo y Residencia vez que lo utilizaba en su vida. Tuvo la amabili-
Valdihuertos; también en el Centro de Día de dad de volver a interpretarlo en otro encuentro a
Personas Mayores de Cuéllar, con las personas solas, pero hemos mantenido la versión que cantó
del centro de estancias diurnas. Estos encuentros en el salón de actos, delante de unas 40 personas,
se han planteado en forma de reuniones participa- ya que nos ha parecido que tiene mucha más vida
tivas en torno a la música, contando con la ayuda y transmite más emoción.
inestimable del personal de los diferentes centros. Se han realizado las transcripciones de las pri-
Han sido encuentros especiales en los que cual- meras estrofas para dar una idea del interesante
quier testimonio en forma de canción, poesía, ritmo que lleva (5/8) y del sistema melódico en el
pequeños relatos, historias etc., han sido recibi- que canta, no menos interesante (modo de mi).
dos con agradecimiento.
El otro tema que incluimos es “Adiós mi pue-
Incluimos un romance, “La loba parda” que blo”, una canción que recogimos fruto del
nos cantó el señor Mariano Arévalo Arranz, de encuentro que tuvo lugar en el Centro de Día de
88 años de edad, en la residencia “El Alamillo”. Personas Mayores de Cuéllar, en el horario de los
Hay que destacar la sorpresa que supuso que el talleres de terapia ocupacional. Es una canción de
señor Mariano “se arrancara”, con la interpreta- despedida de quintos, ese debe ser su origen, en
ción de este romance. Decimos sorpresa ya que atención a la letra. La señora Benilde de la Calle,
es difícil, por estas tierras, dar hoy en día con ver- de 82 años, de Torregutiérrez, que fue quien la
siones cantadas, - no así recitadas-. Es un roman- interpretó, la conoce desde pequeña y la ha oído
ce pastoril del que se han recogido muchas siempre en su pueblo cuando la gente se reunía en
variantes, algo habitual en el género del romance- corro a cantar. En la partitura aparece una estrofa
ro tradicional castellano pero que en este caso en más que sí cantó en el encuentro pero no en la
particular se da en mayor cantidad. versión recogida en la grabación, que se realizó
El señor Mariano Arévalo tuvo varios oficios otro día que acudimos al centro en un encuentro
entre ellos los de caminero y albañil en su pueblo individualizado.
natal, Sacramenia (Segovia) y el de pastor ya Tenemos que agradecer el testimonio de la
viviendo en Cuéllar; sin embargo, no aprendió el señora Benilde, así como la participación del
romance siendo pastor, sino para cantarlo en la resto de personas que estuvieron presentes en el
Misa del Gallo, -en Nochebuena-, junto a otros encuentro.
jóvenes de la localidad de Sacramenia. Como

37
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Delante: Mariano Arévalo y Teodoro Muñoz.


Detrás: Félix Senovilla, Teresa Valdivieso, Manuel Heras, Aurora García y Sabina Sanz.

Benilde de la Calle, de Torregutiérrez, en el Centro de Día de Personas


Mayores de Cuéllar.

38
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

39
CANCIONERO DE LA MEMORIA

40
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

FRUMALES
Hemos incluido de esta localidad tres temas. Gabriela Poza Cabrero (78 años), cuya madre era
El primero es una “copla” local en forma de vals prima carnal de la joven asesinada.
“A la entrada de Frumales”, cuya letra habla de Esta coplas de “ciego” o de “cordel”, eran
lugares, personas, edificios emblemáticos de la escritas por poetas para ser publicadas en impren-
localidad etc. Esta canción la han recopilado las tas, donde luego generalmente acudían “los
señoras Felisa Acebes (77 años), Teresa Álvaro copleros” - no siempre eran ciegos - que eran los
(76 años), Máxima Fuente (84 años) y Carmen que luego se encargaban de difundirlas de forma
Fuente (57 años), entre todas ellas fueron juntan- cantada o recitada por los pueblos, además de
do las estrofas que recordaban a la vez que reco- venderlas en papel. Solían tratar en esta época
gían alguna nueva. sobre crueles sucesos de muertes y asesinatos,
El segundo tema es un romance que nos cantó como es el caso.
la señora Máxima Fuente Sanz y que aprendió de Una copla original basada en este mismo suce-
pequeña. Narra un terrible suceso que aconteció so, se puede ver expuesta en el museo del
en los pinares de Cuéllar en el año 1935, en el que “Centro etnográfico de la fundación Joaquín
una joven de 19 años fue cruelmente asesinada. Díaz”, en Urueña (Valladolid) con el título “La
La señora Máxima lo aprendió de sus hermanas virgen del molino. El Crimen de Cuéllar” en su I
mayores que tenían relación con el vecino pueblo y II parte. Este testimonio ha sido facilitado por
de Dehesa Mayor, que era de donde procedía la Carlos A. Porro.
joven asesinada. Todo aquel que escuche la gra-
bación se podrá dar cuenta del mérito que tiene Antes de terminar con el romance que la seño-
para una mujer de su edad y con la voz bastante ra Máxima nos cantó en su casa en compañía de
desmejorada, cantar un romance largo como es las demás mujeres antes mencionadas, queremos
éste. El testimonio habla por sí solo. reflejar el testimonio que tanto el señor Remigio
Garrido Torres (83 años), como su esposa María
Nos hemos encontrado con diferentes ejem- Salomé Acebes (83 años), del vecino pueblo de
plos de esta misma versión del suceso en forma Hontalbilla, recuerdan de niños acerca de los
de romance, como el del señor Martín Herguedas copleros en tiempos de la Guerra Civil Española;
(87 años) del también vecino pueblo de “Eran un matrimonio, viejecitos..... llevaban una
Escarabajosa de Cuéllar. Estos testimonios apren- borriquita que no levantaba...llevaba los pies a
didos de manera oral, puede ser que tengan su rastras, era ciego, cantaba muchas coplas y
origen en la copla de ciego (o de cordel) “El cri- todos los chiquillos íbamos detrás”.
men de la corredera-, I y II parte”. La II parte
apareció plasmada en un artículo de la revista Hemos incluido también una retahíla
cuellarana “DECIR”, de la desaparecida “Rogativa a San Bartolomé” que recitaban las
Asociación Cultural “Las Torres” en un ejemplar gentes del lugar en la calle mirando al cielo para
de agosto de 1986, con el título: “El crimen de la intentar ahuyentar las fuertes tormentas; nos la
corredera – II parte”. Nos la facilitó la señora transmitió la señora Adelina Merino Sanz, en la
casa de la señora Teresa Álvaro.

Vista panorámica de Frumales aportada por Víctor Velasco Fuente.

41
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Máxima Fuente, Carmen Fuente, Felisa Acebes y Teresa Álvaro frente a la Olma
centenaria y la iglesia de Frumales. Autor: Víctor Velasco Fuente.

Remigio Garrido Torres junto a su esposa María Salomé Acebes, ambos de 83 años
en Hontalbilla.

42
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

43
CANCIONERO DE LA MEMORIA

44
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

45
CANCIONERO DE LA MEMORIA

46
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

FUENTESAÚCO DE FUENTIDUEÑA
De esta localidad incluimos dos temas inter- El otro tema que incluimos es “La epístola de
pretados por la señora Felisa Villar Gómez, Santi Fuentidueña”, así la llamó la señora Felisa.
De 86 años de edad. El encuentro tuvo lugar Se trata de una retahíla cantada a modo de epísto-
en su casa en compañía de su nieto Álvaro la eclesiástica en la que hace un recorrido por
Pajares, dulzainero de la localidad y de la señora diferentes pueblos de la Comunidad de Villa y
Juana Melero Soria, de 68 años. Tierra de Fuentidueña. Va contando algún tópico
o peculiaridad de cada uno. Este tipo de retahílas
El primer tema es una canción “Ya está el o epístolas de los pueblos son bastante comunes
pájaro madre”, que aprendió siendo niña directa- y se dan por comarcas o como en este caso, por
mente de su madre, la señora Saturnina Gómez Comunidades de Villa y Tierra.
Escolar. Hay diferentes versiones recogidas en
tierras segovianas, destacamos la que el maestro Añadimos también los testimonios a este res-
Agapito Marazuela plasmó en su cancionero pecto de los señores Justino Arranz Cuéllar, de 84
“Cancionero segoviano” y que aparece en la sec- años y de Teresa Lázaro Pajares de 81, del veci-
ción de canciones infantiles con el titulo de “El no pueblo de Fuentepiñel en un encuentro que
tenedor” (nº 201). tuvimos en compañía de su nieto Javier Pilar
Arranz, joven dulzainero de Cuéllar. Recordaban
Otro testimonio de otra variante muy similar algunas estrofas diferentes:
en cuanto a la letra (no figura la partitura musi-
cal) es el que da el escritor cuellarano Isaías “Torrecilla buen lugar
Rodrigo Criado en su libro “Juegos de antaño, donde se sierra la tabla”.
los quintos y sus coplillas”. Aparece con el título
“Ya está el pájaro verde” y respecto a la canción
extraemos esta cita: “Fuentepiñel mucho
“Esta canción la solían cantar las quinceañe- barro y poca miel”
ras cuando estaban reunidas en el barrio y se
contaban si aquel chico la gustaba a Petra y el
otro a Genara, es cuando comenzaban su can- “Carrascal no entra en comarca”.
ción”.

47
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Felisa Villar, Álvaro Pajares y Juana Melero en Fuentesaúco de Fuentidueña.

Teresa Lázaro Pajares, Justino Arranz Cuéllar y su nieto el dulzainero Javier Pilar Arranz con Luis Ramos en Fuentepiñel.

48
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

49
CANCIONERO DE LA MEMORIA

50
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

LASTRAS DE CUÉLLAR
En esta localidad, situada en pleno corazón de Se ha realizado una transcripción para dar una
la tierra de pinares segoviana, tuvimos un visión sobre las peculiaridades rítmicas (a pesar
encuentro con los hermanos Miguel y Leandro de su aparente sencillez); también desde el punto
Matarranz de Frutos de 71 y 73 años, respectiva- de vista melódico, como la nota do, subida de afi-
mente. Fue posible gracias a la colaboración de nación sin llegar al ½ tono, en el cuatrillo de final
Roberto y Oscar Herrero de Frutos, dulzaineros de cada estrofa.
de Lastras de Cuéllar. Nos pusieron en contacto Este tipo de canciones de texto acumulativo
con ellos y nos ofrecieron su bodega como lugar son difíciles de transcribir desde el punto de vista
de reunión; sitio propicio para el cante y la ale- estructural, se propone esta idea, sin embargo
gría. puede haber otro tipo de soluciones.
Hemos incluido tres temas, el primero es una El otro tema que recogemos del señor Leandro
canción “Media jota”´, que nos cantó el señor es el romance de “El Pernales”. Esta versión así
Miguel. Son una sucesión de cuartetas octosilábi- como otras recogidas ya por esta comarca, debe
cas cantadas en compás binario, enlazadas con un su origen, probablemente a un romance “de cor-
estribillo (“Canta compadre canta...”). Aunque del” sobre la historia de Francisco Ríos
no es una jota, ni tampoco un fandango castella- “Pernales”, bandolero de Andalucía que vivió en
no, él lo llamo así y hemos respetado el nombre. la segunda mitad del siglo XIX hasta principios
Nos ha parecido un buen ejemplo de su manera del siglo XX. Llegó a estas tierras segovianas con
personal de cantar. Roberto Herrero a este respec- este aire musical del sur peninsular conocido
to nos dijo: como Los tanguillos de Cádiz. En el libro
“Miguel se puede estar toda la noche cantan- “Folklore segoviano. I la rueda del año” de
do y hoy te lo canta de una manera y mañana de Claudia de Santos, Luis Domingo Delgado e
otra”. Ignacio Sanz, hay una versión de este mismo
Hemos querido dar testimonio con este tema, romance recogida en Laguna de Contreras
de la espontaneidad, la sencillez y el arte a la hora (Segovia). El señor Leandro lo aprendió de oírse-
de transmitir, de este señor de Lastras de Cuellar, lo cantar a su hermana, también en su niñez,
que tiene el cante como algo natural y cotidiano quien a su vez lo había aprendido de la misma
del día a día. manera, de su abuela. Está cantado con mucho
arte, y esto es lo que queremos poner en valor,
Del señor Leandro Matarranz de Frutos inclui- además de -por supuesto- los testimonios que son
mos una canción “Se levanta la niña a la una”. un claro reflejo de la importancia que el cante ha
La aprendió de niño a los 5 o 6 años de su herma- tenido y sigue teniendo para estos tres hermanos
na mayor, Fuencisla Matarranz (79 años), se trata de Lastras de Cuéllar, a quienes estamos agrade-
de una canción de entretenimiento de las que se cidos.
conocen como de texto acumulativo, en la que va
haciendo un recorrido por las horas del reloj en el Incluimos además un poema,” El frontón de
sentido de las agujas y al contrario. Es sencilla y pelota”. Se trata de una sentida poesía que escri-
fácil de memorizar, muy propia en niños y mayo- bió el señor Félix Garrido Martín, (65 años), de la
res para cantarla en cualquier reunión. Está can- localidad de Hontalbilla y conocido como
tada con mucho arte; se puede apreciar en la gra- “Atila”. Nos cedió esta poesía, junto con otras
bación cómo va subiendo le intensidad de voz y escritas de 12 años hasta ahora. Cuenta en verso
también - de manera menos perceptible - el tono historias de su pueblo, unas veces reales y otras
(altura) musical a medida que avanza el tema. inventadas, sobre estos sucesos. Lo que narra en
“El frontón de pelota” no es invención y habla de

51
CANCIONERO DE LA MEMORIA

la pena que sintió viendo cómo derribaban, sin por un lado, por la afición que todavía se mantie-
que nadie lo remediara, el antiguo frontón de pie- ne en este pueblo por este deporte tradicional por
dra de Hontalbilla después de construir el nuevo excelencia de estas tierras, la pelota a mano, y
en las afueras del pueblo. también por el hecho de haber ocurrido el mismo
No nos ha parecido mal incluirlo en este apar- caso que en Hontalbilla. Se construyó otro fron-
tado de la localidad vecina de Lastras de Cuellar, tón moderno a las afueras y se derribó el antiguo
de piedra, que estaba en el centro del pueblo.

Los hermanos Leandro y Miguel Matarranz.

52
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

53
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Frontón de pelota de la localidad segoviana de Navares de Ayuso en la plaza del pueblo.

Ricardo Ramos, Roberto Herrero, Luis Ramos, Leandro Matarranz, Miguel Matarranz, Mikel Herrero, Beatriz Arranz y Óscar Herrero.
Autor: Evaristo de Frutos.

54
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

55
CANCIONERO DE LA MEMORIA

56
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

57
CANCIONERO DE LA MEMORIA

58
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

59
CANCIONERO DE LA MEMORIA

OLOMBRADA
Nos reunimos con las señoras Basilides En la versión sobre la que realizamos la trans-
Acebes Verdugo (77 años), Paz Rojo Acebes (82 cripción, la señora Basi canta y se acompaña eje-
años) y con Flora Valentín Cardaba (84 años) en cutando este ritmo en la cocina de Manuela.
casa de Manuela García, nuera de la señora Flora. También nos contó cómo lo habían aprendido;
De este encuentro ofrecemos una tonada a la fue de niña en las escuelas, con una mujer que se
que llamaron “La molinera”, fue interpretada encargaba de las tareas de limpieza junto con
por la señora Basilides. El Maestro Agapito otras señoras entre las que se encontraba también
Marazuela Albornos recogió en su cancionero: su madre. La señora Basi era la encargada de lle-
“Cancionero segoviano”, una tonada similar varles la merienda y allí después de la misma,
(Sección sexta .Tonadas o canciones. Nº139. esta mujer les enseñaba canciones y maneras de
“Canto de la molinera”). acompañarlas como la que nos han mostrado; sin
Volviendo al encuentro, decir que tanto la duda esa mujer era sabia. Según el testimonio de
señora Paz como la señora Flora, ayudaron a Eusebio, las panaderas en la zona de Salamanca,
recordar algunas estrofas e incluso a acompañar las enseñaban principalmente las abuelas en las
con un ritmo tocado con las manos encima de la cocinas. Las estrofas más “picantes” - nos contó
mesa de una manera muy peculiar e interesante; la señora Basilides - no las cantaban delante de
con las palmas y el dorso de la izquierda y el ellas, pero luego las aprendían escuchando detrás
puño y la palma de la mano derecha, similar a de la puerta.
cómo se acompañan otros cantos relacionados También incluimos una Canción de Cuna can-
con el oficio de los panaderos y que se conocen tada de una manera tan sencilla como emotiva
con el nombre de las “Las Panaderas”, difíciles por la señora Flora.
de encontrar en tierras segovianas. Referencia Por último, plasmamos las letras de varias reta-
importantísima son las recopilaciones y la difu- hílas y trabalenguas que las tres mujeres nos fueron
sión que de estos cantos ha llevado y sigue lle- narrando de manera trepidante en el tramo final de
vando a cabo, El Grupo Mayalde, en Salamanca, este encuentro que se prolongó por espacio de dos
-así como de otros muchos saberes de la tradición horas, demostrando una vitalidad, un arte y un
oral-. En esta provincia castellano leonesa sí son espíritu de colaboración digno de admirar.
muy abundantes “las panaderas”, según el testi-
monio de Eusebio Pérez (Mayalde).

60
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

Basilides acompañando al ritmo de Las Panaderas con las


manos sobre la mesa de la cocina.

El dulzainero de la localidad, Carlos García, y Manuela García observan la conversación de Luis Ramos con Paz Rojo,
Basilides Acebes y Flora Valentín.

61
CANCIONERO DE LA MEMORIA

62
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

63
CANCIONERO DE LA MEMORIA

64
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

65
CANCIONERO DE LA MEMORIA

SAMBOAL
Llevamos a cabo tres encuentros en esta loca- una Canción de cuna; “se la cantaba a mis niños
lidad, el primero de ellos fue una reunión en la para que se quedaran dormidos” nos contó. Se
misma calle con un grupo de mujeres, que nos interpreta también como villancico en la iglesia,
estaban esperando jugando a las cartas. como ofrenda al niño Jesús en Navidad, el día de
Hemos incluido un trabalenguas que nos dijo Año Nuevo y el día de Reyes. La señora Baudilia
la señora Lucina Lázaro Mayo (78 años) que ha añadido la última estrofa de otra nana (canción
aprendió siendo niña de su tío Eusebio, al calor de cuna) “Nana, nanita, nana”.
de la lumbre baja del hogar, en la localidad de Nos cantó Baudilia también, unas estrofas
Bernardos (Segovia). Además una canción infan- enlazadas con diferentes estribillos en forma de
til “Salid mozos a bailar” que aprendió de una jota, que aprendió de su padre, el señor Cayo
maestra de escuela, también en Bernardos. Herrero. Creemos que es un buen testimonio de
Hemos añadido una poesía que nos transmitió la forma de cantar de estas tierras en este estilo de
la señora Maruchi Cabrejas Yusta. La aprendió jota, directamente heredado de tradición oral, de
de su maestra de escuela, Doña Eutímia, para ser padre a hija.
recitada en la iglesia el día de su Primera En el tercer y último encuentro, nos reunimos
Comunión. Lo curioso del caso es que no tiene con Mª Soledad Gómez Cubero (60 años) en su
absolutamente nada que ver con el rito religioso casa y en compañía de su marido Antonio Tomé
en cuestión. Moreno. Soledad nos obsequió con un brindis
Del segundo encuentro en Samboal, cabe des- que aprendió de su padre, el señor Emiliano
tacar el arte a la hora de cantar de la señora Gómez Muñoz. Agradecemos la colaboración en
Baudilia Herrero Pérez (77 años). Se ha incluido el desarrollo de estos encuentros de Montserrat
Arranz y de Beatriz Rueda.

66
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

Grupo de mujeres participantes en los encuentros de Samboal.

Reverso brindis. Anverso brindis.

67
CANCIONERO DE LA MEMORIA

68
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

69
CANCIONERO DE LA MEMORIA

70
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

71
CANCIONERO DE LA MEMORIA

72
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

SAN MARTÍN Y MUDRIÁN


Hemos incluido de esta localidad dos piezas dir). Nos lo interpretaron las mismas personas,
musicales. La primera es “El Reloj de la Pasión aunque la grabación que incluimos la realizamos
de Nuestro Señor Jesucristo”. La cantaron un en otro encuentro y fue cantado por las señoras:
grupo de personas en un primer encuentro que - Mª Luisa de Andrés (76 años).
tuvimos. Nos pusimos en contacto con la señora
María de la Flor que fue quien organizo el - Evelia Marcelo Fuentetaja (74 años).
encuentro en el Salón del Ayuntamiento, usado - Dolores Martín Fuentetaja (83 años).
como local de la Asociación de Jubilados de la
localidad. - Benilde de Santos Arranz (83 años).

Es un tema religioso que aún se canta en - María de la Flor del Río (64 años).
Viernes Santo durante la adoración de la Cruz; un
grupo de mujeres entona la primera estrofa y con-
testa todo el pueblo con la segunda. Contaron que Hemos resumido los testimonios que nos han
antes eran los mozos que entraban en quinta quie- dado acerca de este baile así como de la fiesta de
nes lo cantaban desde el altar mayor y respondía Santa Águeda en general:
todo el pueblo. También recuerdan los más mayo- El baile lo realizan colocadas en fila “india”
res que se cantaba durante el lavatorio de los pies agarrando de los manteos a la que tienen delante
(y no en la adoración de la Cruz). La última vez o de los hombros o de la cintura si no tienen man-
que los quintos lo entonaron fue hace unos 45 o teo y van avanzando de forma circular (rueda)
46 años, según el testimonio del señor Federico guiadas por la mayordoma primera, que lleva el
Plaza Arranz (65 años). Hemos podido compro- bastón de mando en alto. Danzan al ritmo de la
bar el arraigo y el simbolismo que este cántico tonada (ritmo ternario) que ellas mismas cantan.
tiene para las gentes de San Martín y Mudrián; lo Entre estrofa y estrofa dan tres gritos sin perder el
interpretaron de memoria una sola vez. En cuan- ritmo, emitiendo los sonidos “güi,güi,güi”; como
to a la música, destacar el bello aire ceremonioso una especie de exclamación de júbilo.
de esta antigua melodía de la que hemos realiza-
Lo realizan actualmente justo después de la
do una transcripción.
misa y la procesión. Nos contaron que en otro
Las personas que lo interpretaron son, las tiempo lo hacían también en cualquier otro
señoras: momento del día, como en el baile de por la tarde
- María Luisa De Andrés Fuentetaja (76 años). o en las casas de las tres mayordomas. Estos car-
gos de las mayordomas primera, segunda y terce-
- Evelia Marcelo Fuentetaja (74 años). ra, se conservan actualmente, no así los de las dos
- María de la Flor del Río (64 años). pedidoras que se encargaban de ir recaudando
- Dolores Olmos Fuentetaja (82 años). dinero por las casas (y también a los forasteros
- Mercedes Olmos Fuentetaja (76 años). que acudían al pueblo), desde Nochebuena hasta
Santa Águeda. También estaban las dos porras o
- Basilisa Fuentetaja Gómez (88 años).
porreras, que eran las dos últimas recién casadas
- Petra Sanz Muñoz (75 años). y se encargaban de ir por las casas el día antes de
- Juana Vela Santos (75 años). la fiesta dando porrazos en las puertas, pidiendo
dinero y anunciando el día de la festividad,
El otro tema que hemos recogido es una can- diciendo: “Mañana Santa Águeda, la pena el
ción que cantan las mujeres de la cofradía de tío”. El estribillo de la tonada, “Viva la gala de
Santa Águeda, “El Tarrajoncito”. Lo cantan y lo las casadas” hace referencia al hecho de que
bailan el día 5 de febrero, en el día de la festivi- solamente podían participar de la fiesta las muje-
dad (si cae en día festivo, si no lo hacen coinci- res casadas.

73
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Los cargos de las porreras y sus porras, se hacerlo fuera de su contexto y sin acompañarlo
asemejan a los de la cofradía de Santa Águeda del del baile, más teniendo en cuenta la edad avanza-
pueblo de Villaverde de Íscar, al que hacemos da de las mujeres más mayores.
referencia en este trabajo. La transcripción completa que se ha realizado,
Hay estrofas que tienen un claro significado y se ha hecho en base a las diferentes “versiones”
simbolismo relacionado con la fiesta como la ter- que nos han cantado, no a una sola. La partitura
cera, en la que habla de la cachara, que era una simplemente pretende ser un reflejo escrito de los
cantara de vino que el ayuntamiento daba y que matices más significativos que hemos apreciado
se colocaba en medio del corro en el baile y de la desde el punto de vista rítmico y melódico. El
que iban llenando la bota y el Jarrito. La quinta Tarrajoncito es un baile ritual que las mujeres de
y la sexta, “Mi marido fue....” son una intención San Martín y Mudrián han tenido el mérito de
clara de ridiculizar la imagen de los maridos en conservar hasta nuestros días. Las grabaciones de
un día en el que las mujeres toman el mando. campo y las transcripciones musicales pueden
Puede ser que algunas palabras se hayan defor- ayudar a revalorizar una tradición, siempre y
mado y perdido su significado como en la estrofa cuando se entienda que por encima de todo, (a
siete: “la mar” (se comentó que posiblemente, en nuestro juicio) hay que mantener las costumbres
un principio, la palabra que se utilizase fuera y las tradiciones en sus lugares de origen.
“lagar”). Nos despedimos añadiendo otra estrofa del
En cuanto al significado o posible origen de Tarrajoncito que ya no se canta; nos la dijo el
la palabra tarrajoncito no hemos conseguido nin- señor Leandro Hidalgo Narros (84 años).
gún testimonio que nos aclare nada al respecto.
Se ha conservado esta tradición en Mudrián pero
no en el vecino pueblo de San Martín, (con quien
comparte ayuntamiento), donde también se reali- “Mi marido fue al pinar
zaba y se perdió al igual que la celebración de
Santa Águeda. clavó el hacha y no le pudo sacar”

También apuntar que “El Tarrajoncito” ha


sido tocado a la vez que las mujeres lo cantan, por
los dulzaineros contratados para la fiesta, como al
tío Cerillas y al tío Mariano, de Lastras de Cuéllar
(dulzainero y tamboritero respectivamente), a
mediados de la década de 1970. Nos contaron las
mujeres, que no se ha tocado en estos últimos
años desde finales de la pasada década. Han sido
los Hermanos Zamarrón de Arroyo de Cuéllar,
Pablo a la dulzaina e Hipólito al tamboril, los últi-
mos que lo han interpretado.
Agradecemos a todas las gentes de San
Martín y Mudrián que han participado en los
encuentros, su paciencia y colaboración, espe-
cialmente a la hora de cantarnos “El
Tarrajoncito”, ya que no fue fácil para ellas

74
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

Un momento del encuentro celebrado en la localidad.

Vista panorámica del municipio de Mudrián.

75
CANCIONERO DE LA MEMORIA

76
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

77
CANCIONERO DE LA MEMORIA

78
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

79
CANCIONERO DE LA MEMORIA

VALLELADO
Del pueblo de Vallelado incluimos la canción Una de las aficiones más importantes que ha
“Saturnino y Clarín”, es una tonada en forma de tenido el señor Lorenzo, ha sido la de recopilador
fandango castellano que Gerardo Muñoz de la y transcriptor de canciones. A lo largo de los tres
Calle nos cantó. Gerardo merece una mención encuentros nos ha cantado y facilitado las letras
especial por la implicación que ha tenido con el de algunos de estos temas. Incluimos una tonada
proyecto. La canción la aprendió de oírsela can- de juerga que cantaban los mozos en
tar a su padre, el señor Félix Muñoz y a su tía, la Fuenterrebollo cuando bebían de la bota, “Entró
señora Benedicta Muñoz; Saturnino y Clarín eran Calleja en Madrid”.
de Vallelado y tocaban la dulzaina y el tamboril, Hemos incluido también de sus recopilacio-
lo hacían a veces “a la puerta de Linos Martín” nes, dos partituras de bailes corridos que fueron
(a la puerta de su taberna) en la misma Plaza transcritas en el año 1993 en Bilbao por su hijo,
Mayor. el señor Jesús Vaquerizo González, músico profe-
Gerardo ha añadido “de su cosecha” la segun- sional. No hemos podido especificar a quién
da estrofa, a la vez que su toque personal en el recogió estos bailes, pero sí nos habló muy bien
cante y la manera de acompañar con las manos de un dulzainero de Fuenterrebollo apodado “El
encima de la mesa. Sastre” con quien el “tío Viruelas” llegó a tocar
En compañía de Gerardo, llevamos a cabo de segunda dulzaina. También hubo en la prime-
varios encuentros con el señor Lorenzo ra mitad del siglo XX otra cuadrilla de dulzaine-
Vaquerizo Blanco (91 años), natural de ros en Fuenterrebollo apodados “Los Sastres”
Fuenterrebollo (Segovia) aunque su mujer es de Dionisio Pastor y sus hijos Vicente y Antonio (no
Vallelado, lugar donde pasa algunas temporadas. confundir con “El Sastre”), también los mencio-
El señor Lorenzo fue resinero de profesión en nó. Hemos incluido las partituras tal cual estaban
Fuenterrebollo hasta que emigró a Bilbao en la transcritas y se ha añadido el ritmo de tamboril.
década de 1950. Su autentica vocación ha sido la También ofrecemos la interpretación de las mis-
música. Nos contó que aprendió a tocar de mane- mas en el CD, (Ricardo Ramos: Dulzaina. Luis
ra autodidacta el bombo, el tamboril y la dulzai- Ramos: Tamboril) a nuestra manera personal. Los
na, a pesar de que su padre no llegó a comprarle bailes corridos han ocupado un lugar importantí-
una y se tuvo que “apañar” con un pito que se simo en el folklore de estas tierras segovianas
fabricó con la caña del mango de una escoba. como parte del baile de rueda. Afortunadamente
Acompañó a diferentes dulzaineros y tamborile- conservamos en el repertorio de dulzaina muchas
ros de su pueblo y comarca como Gonzalo piezas de este género de gran valor, a pesar de
Vaquerizo y su hijo Serafín Vaquerizo, Sinforiano que estos antiguos bailes de rueda sean ya histo-
Calvo “tío Viruelas” y Francisco Matey “tío ria de un acerbo cultural lamentablemente perdi-
Francisquillo” de Cantalejo; de este último nos do en estas tierras. Pensamos que estos dos bailes
dijo: no desmerecen en absoluto.

“era el mejor tamboritero.... ¡del mundo!”. ¡Gracias señor Lorenzo!

Adquirió el lenguaje escrito de la música de


manera también autodidacta, gracias a libros que
consiguió aún estando en el pueblo. Ha tocado
además instrumentos como el clarinete, algo la
guitarra, el piano (con el que todavía se atreve)
además de haber sido cantante aficionado de coro.

80
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

El señor Lorenzo Vaquerizo junto a Gerardo Muñoz en Vallelado.

El señor Lorenzo observando uno de sus escritos ante la mirada de Gerardo.

81
CANCIONERO DE LA MEMORIA

82
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

83
CANCIONERO DE LA MEMORIA

84
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

85
CANCIONERO DE LA MEMORIA

86
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

VILLAVERDE DE ÍSCAR
De esta localidad hemos recogido una tonada actualmente se mantienen, así como la celebra-
“El pajarito”, la han cantado un grupo de muje- ción del Cabildo en casa de las dos mayordomas.
res que pertenecen a la cofradía de Santa Águeda, En el Cabildo se hacía el sorteo de las mayor-
lo hicieron en un encuentro que tuvo lugar en la domas del año siguiente. Los cargos mayor y
casa de la señora Fuencisla Pedriza Morejón (56 menor venían marcados por la edad; actualmente
años), junto a las señoras Sebi Sanz Núñez (64 sigue siendo así pero no la manera de elegirlas,
años) Mª Ángeles Miguel Frías (56 años) Eva que es por rotación y no por sorteo como se hacía
Morejón Lozano (55 años) Adoración Manso antes. También en el Cabildo se cantaba la can-
Acebes (60 años) Mª Apolonia Vega del Ser (56 ción de “El pajarito” a los maridos de las mayor-
años) y Yolanda Calle Calle (49 años). domas. Se le introducía en un corro y se entona-
Esta tonada la cantan tradicionalmente el día 5 ba la canción mientras se le zarandeaba al ritmo
de febrero, que es la festividad de Santa Águeda. de la música; también se le acariciaba en el
Resumimos los testimonios, por un lado de lo que momento que se cantaba el verso:
ellas conocen a cerca de esta costumbre heredada
de sus madres y abuelas y, por otro, de cómo se
conserva actualmente este ritual que encierra la “qué suave tiene la lana”
tonada “El Pajarito”.
“Después de misa daban el bollo y por la Actualmente se sigue haciendo de la misma
tarde salían las Porreras a dar porrazos a las manera, pero ya no a los maridos de las mayordo-
puertas de las hermanas de la cofradía diciendo: mas, sino a cualquier hombre que se encuentren
¡A Cabildo!” nos contó la señora Fuencisla. Las por la calle y se preste a ello.
Porreras eran las ayudantes de las dos mayordo-
mas. Para la ocasión hemos contando también con
la colaboración de Luis Miguel Sanz Benito, tam-
Las porras que utilizaban y que aún conser- bién de Villaverde de Íscar que se ofreció a que
van, están sacadas de una raíz. Estos cargos le cantaran la canción de “El Pajarito”.

87
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Luis Ramos y Luis Miguel Sanz con las mujeres de la Cofradía de Santa Águeda de Villaverde de Íscar. De derecha a izquierda:
Ma Ángeles Miguel, Eva Morejón, Fuencisla Pedriza, Sebi Sanz, Ma Apolonia Vega y Adoración Manso. Foto: Yolanda Calle.

Procesión de Santa Águeda el día 5 de febrero en Villaverde de Iscar (Segovia).

88
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

89
CANCIONERO DE LA MEMORIA

ZARZUELA DEL PINAR | LOS RESINEROS


Desde Zarzuela del Pinar incluimos una can- tenemos que agradecer también el testimonio de
ción que nos cantó el señor Antonio Gómez de los hermanos Cecilio, Porfirio y José de la
Lucas (65 años) junto a su mujer Herminia Fuente Sastre, que fueron resineros de Cuéllar,
Olmos de Lucas (63 años) en su casa. Es la (aunque proceden de Arroyo de Cuéllar). Nos
“Canción de los resineros”, la aprendió del contaron que en el año 1973 o 1974 pedían una
Señor Tomás García, que fue resinero al igual que peseta más por kilo de resina, -que era como
Antonio. Nos contó que puede tener 40 o 50 años pagaban los fabricantes-, no se la concedieron y a
y pudo ser creada por una cuadrilla de resineros partir de entonces muchos resineros en Cuéllar
entre los que se encontraba el señor Tomás. Son abandonaron el oficio pasando la mayoría a tra-
unas estrofas que cuentan los avatares del duro bajar en el sector del mueble, que estaba en auge.
oficio del resinero, y las adaptaron a parte de la Algunos pocos como el Señor Porfirio lo retoma-
música de un “cuplé” de la década de los años ron después (año 1982) hasta que se jubiló con 60
veinte del siglo pasado. Nos interesa, por encima años. En Zarzuela del Pinar, donde prácticamen-
de todo, la letra con todo su simbolismo. te todos eran resineros, “hasta el Cura”, a partir
Una estrofa habla de las pimpolladas, que son del año 1990 vino la decadencia casi definitiva,
pequeñas plantaciones de pinos de personas par- Antonio lo sabe bien ya que fue uno de los que
ticulares, distantes unas de otras, y por tanto, tuvieron que abandonar el oficio heredado de su
mucho más duras de trabajar que en los pinares padre desde los 14 años.
grandes, donde era menos costoso llenar la cuba; Ya teníamos constancia de esta canción desde
había que dar muchos menos paseos con el burro hace varios años en Cuéllar a través de Miguel
con las latas de la miera (resina) que en las pim- Corral Gómez (59 años) persona que sin haber
polladas -como nos contó Antonio-. sido resinero tuvo mucha relación a lo largo de su
También menciona alguna de las principales vida con este mundo y se la aprendió. Es prácti-
herramientas del oficio como El barrasco, para camente la misma pero con alguna estrofa menos,
derroñar (quitar la roña del pino) para después como la de la despedida y la que habla de la caba-
clavar la hojalata con la media luna y la punta ña. También cambia la manera de entonar el estri-
con el mazo, para sujetar el pote (donde va cayen- billo; mas corto:
do la miera). Después, menciona la escoda que es
el utensilio con el cual se remonda; también la ¡Ahi leré! que poquita cosa
azuela que era parecido a la escoda pero que se
utilizaba para sacar los trozos de madera de los ¡Ahi leré! y esta es la verdad.
pinos (teas) que tenían mucha miera, para la
extracción de la pez en las pegueras.
La letra tiene algunos cambios, como hablar
Otra estrofa cuenta a cerca de las cabañas que de azuela en vez de escoda, o decir a jornal en
se construían para refugiarse de las tormentas de vez de a espigar.
verano en medio del pinar, que estaban hechas
con ramera (ramas del pino) y burrajo o barrujo Miguel Corral nos enseño hace años también
(agujas del pino, secas). una Tonada que aprendió, al igual que “La can-
ción de los resineros”, de varias personas de
La canción habla de lo mal parados que podí- Cuéllar, (casi todos resineros) y que incluimos en
an quedar los resineros si había sido mala la cam- el trabajo a través de una transcripción musical.
paña: “Se ha pasado el mes de agosto....” Consta de tres estrofas y una cuarta que hemos
También del principio de la decadencia del sec- añadido recopilada al señor Porfirio de la Fuente,
tor, “si no nos pagan a más...”. A este respecto cantada prácticamente con la misma tonada y por

90
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

eso nos hemos permitido la licencia de incluirla Y nos dio esta explicación:
como parte de la misma transcripción.

“¿Sabes por qué la cogió el que menos


“No te cases con pastor corría? Porque no quiso correr. Se quedo espe-
que arrastra mucho la manta rando y la cogió mientras los otros tres galgos se
pegaron unos con otros”.
cásate con resinero
que ese sí que la levanta”.
Para finalizar, incluimos por su contenido, una
poesía “El pino y el resinero” que escribió el
También damos valor al testimonio del señor señor Lorenzo Vaquerizo de 91 años, natural de
Teodoro Muñoz Rubio, de 83 Años, que también Fuenterrebollo, al dejar atrás su oficio de resine-
fue resinero de Cuéllar y con quien pudimos can- ro cuando emigró a Bilbao.
tar en la residencia “El Alamillo” de Cuéllar, la
estrofa:

“Cuatro galgos a una liebre


Todos corren con anhelo
Y el que más corre mas pierde
la cogió el que corrió menos”

Vista panorámica de Zarzuela del Pinar desde la subida a San Cebrián.

91
CANCIONERO DE LA MEMORIA

Antonio Gómez de Lucas con Luis Ramos en su casa de Zarzuela del Pinar.

Porfirio de la Fuente (derecha) en su casa de Cuéllar en compañía de su hermano José.

92
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

93
CANCIONERO DE LA MEMORIA

94
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

95
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

ANEXO 1: TRADUCCIONES

97
CANCIONERO DE LA MEMORIA

98
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

99
CANCIONERO DE LA MEMORIA

100
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

101
CANCIONERO DE LA MEMORIA

102
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

103
CANCIONERO DE LA MEMORIA

104
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

105
CANCIONERO DE LA MEMORIA

106
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

107
CANCIONERO DE LA MEMORIA

108
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

109
ENCUENTROS CON LA TRADICIÓN ORAL EN TIERRA DE PINARES DE SEGOVIA

ANEXO 2: MAYORES PARTICIPANTES


Abilia Muñoz Florencio de Pedro Máxima Fuente
Abilio Sancho Francisca Martín Maximina del Río
Adoración Manso Francisca Muñoz Mercedes López
Amelia Muñoz Fuencisla Matarranz Mercedes Olmos
Amparo Álvarez Fuencisla Pedriza Mercedes Zamarrón
Ana Alonso Gabriela Poza Miguel Lobo
Ana Mª Cano Gerardo Muñoz Miguel Matarranz
Ana Mª Quevedo Henar Muñoz Milagros García
Anastasia Arranz Herminia Olmos Moisés Aranda
Anastasia Herrero Inés Sanz Natalia Puentes
Ángel Pesquera Ismael Sastre Natividad Alonso
Angelines Minguela Jacinta Herguedas Pablo Muñoz
Angelines Muñoz Jesús Arranz Paca López
Anita Catalina Jesús Rodríguez Paco Alonso
Antonio Gómez Joaquín Álvarez Pascuala Pascual
Antonio Pastor Joaquina Sanz Patrocinio San Frutos
Aurea Pesquera José de la Fuente Paz Rojo
Aurelio Muñoz Josefa Gómez Pedro Zarzuela
Aurora García Juan Cáceres Pepi San Juan
Aurora Martín Juana Melero Petra Herrera
Basilides Acebes Juana Vela Petra Sanz
Basilisa Fuentetaja Julia Otero Pilar Álvarez
Baudilia Herrero Julita Herrero Pilar Enjuto
Benilde de la Calle Justino Arranz Pilar Matesanz
Benito de la Calle Laura Gómez Porfirio de la Fuente
Benito Gómez Leandro Hidalgo Predestinación Muñoz
Carmen Fuente Leandro Matarranz Purificación Arranz
Carmen Muñoz Lorenzo Vaquerizo Purificación Muñoz
Carmen Polo Luciano Rodríguez Remigio Garrido
Cecilia Miguel Lucinia Lázaro Ricardo Ramos
Cecilio Olmos Luis Miguel Sanz Rosa Ferreira
Celia de Pedro Luis Sanz Rosalina Zamarrón
Concepción de Frutos Mª Ángeles Miguel Sabina Sanz
Concha Yusta Mª Apolonia Vega Sagrario Sanz
Consolación Acebes Mª Carmen González Salomé Cano
Dionisia García Mª Cruz Muñoz Sebi Sanz
Dolores Olmos Mª Jesús Fernández Secundino Martín
Elena Arenal Mª Luisa de Andrés Teodora Martín
Elena Morejón Mª Mar Martín Teodoro Muñoz
Elena Pascual Mª Rosario Díez Teófila Sanz
Eloy de Pedro Mª Rosario Muñoz Teresa Aceves
Emilio Marcos Mª Salomé Acebes Teresa Álvaro
Evelia Marcelo Magdalena Sebastián Teresa García
Fausta Enjuto Manuel Heras Pérez Teresa Lázaro
Fausto García Manuel Herreros Teresa Valdivieso
Federico Plaza Manuela García Tomasa de la Calle
Felipa Arranz Marce Muñoz Trinidad Yusta
Felisa Acebes María Cabreja Valentina Garrido
Felisa Hernanz María de la Flor del Río Vicenta García
Felisa Villar María de Pablo Vicente Martín
Félix Abad María Rodrigo Victoriano Escribano
Félix Garrido María Sancho Victoriano López
Félix Senovilla Mariano Arévalo Wenceslada Maroto
Feliz Arranz Mariano Sánchez Yolanda Calle
Flora Valentín Marino del Río
Florencio Acebes Martín Herguedas
Agradecemos la participación y colaboración en este trabajo de aquellas personas que, sin figurar en este listado, (al no contar con
sus datos por unas u otras razones), también nos han aportado su granito de arena.

111
CANCIONERO DE LA MEMORIA

ANEXO 3: BIBLIOGRAFÍA Y DISCOGRAFÍA


BIBLIOGRAFÍA MANZANO, M. (2011): Cancionero SANTOS, C; DOMINGO, L; SANZ, I.
básico de Castilla y León. Selección, (1986): Folklore Segoviano II.
CASADO, D; MIGUEL, C; LÁZARO, ordenación y estudio. Valladolid. Ed. Repertorio Infantil. Segovia. Ed. Caja
J. (2012): El romance de la loba parda. Junta de Castilla y León. Consejería de de Ahorros de Segovia.
En Lazos, nº 34, pag 2. San Pedro de Cultura y Turismo.
Gaíllos. Ed. Centro de Interpretación del SANTOS, C; DOMINGO, L; SANZ, I.
Folklore y la Cultura Popular. MANZANO, M. (1995): La jota como (1986): Folklore Segoviano III. La Jota.
género musical. Un estudio musicológi- Segovia. Ed. Caja de Ahorros de
CERVEL, T; FUENTE, E. (2012): co acerca del género más difundido en Segovia.
Mujeres y Saberes Tradicionales. La el repertorio tradicional español de la
Sabiduría popular en la provincia de música popular. Madrid. Ed. Instituto TEJERO, I. (1985): Cancionero Popular
Segovia. Ed. ISMUR, CAS Nacional de las Artes Escénicas y la de Segovia. Segovia.
Música.
DÍAZ, J; DELFÍN, J; DÍAZ, L. (1981): DISCOGRAFÍA
Cancionero Musical. Primera Parte. MARAZUELA, A. (2013): Cancionero
Valladolid. Ed. Institución Cultural de Castellano de Agapito Marazuela. Díaz, J. (2003). Música en la Calle
Simancas. Segovia. Ed. Derviche. [CD]. Madrid: Several Records, S. L.

FUENTE, M. (2004): Romance de un MARTÍN, M.L; SANTIAGO, V. La Órdiga. (2006). Cada vez que me
pueblo llamado Frumales. Valladolid. (2002): Rítmica de las tierras de Aliste, acuerdo [CD]. Madrid: Tecnosaga, S, A.
Tábara, Alba y Tras os Montes. Zamora.
GALANURAS. (2009): La Cultura Oral Ed. ADATA. Pérez, G; Marijuán, R. (1995). La músi-
en el Parque Natural del Lago de ca tradicional en Castilla y León [CD].
Sanabria y alrededores. Ed. Junta de OLMEDA, F. (2001): Folk-lore de Madrid: Radiotelevisión Española.
Castilla y León. Castilla. Cancionero Popular de Burgos.
Valladolid. Ed. Diputación Provincial de VELAY. (1994). Cantares de “antigua-
GARCÍA, M; ANDRÉS, J; Burgos. mente” en tierras de Segovia. [Cassette].
FERNÁNDEZ, S; ARROYO, S; Madrid: Tecnosaga, S, A.
SERRANO, E; MEZQUITA, J. (2011): PABLO, P; ALONSO, J; DÍAZ, J y
Estudio de la Magna. Antología del otros (1989): Cancionero Popular de Voces del Pueblo Castellano. Cantos y
Folklore Musical de España. Ciudad Castilla y León. Romances, Canciones y danzas de Segovia. [Cassette]. Madrid:
Real. Ed. CIOFF. Danzas de Tradición Oral I y II. Saga; VPC 101.
Salamanca. Ed. Centro de Cultura
GUZMÁN, L: (2011): Canción Musical Tradicional. Diputación de Salamanca. YESCA. (1995). Tonadas del
de la lírica y costumbres populares de la Cancionero Popular de Burgos. Por el
Montaña Palentina. Palencia. Ed. Carlos PORRO, C.A. (2012): Repertorio presbiterio Federico Olmeda. [CD].
A. Porro, Diputación Provincial de Segoviano para Dulzaina. Tonadas y Burgos: Tecnodisco, S, A.
Palencia. bailes recogidos por Manuel García
Matos en 1951. Bernardos, Abades y
HERNANDO, J.F. (1996): Hontalbilla. Nava de la Asunción. Ed. Los autores.
Historia, arte y costumbres. Segovia.
Ed. Ayuntamiento de Hontalbilla. RODRIGO, I. (1998): Entre toros y
Diputación provincial de Segovia. Caja limonadas. Ed. Artes Gráficas Garcue.
de Ahorros y Monte de Piedad de
Segovia. RODRIGO, I. (2011): Juegos de
Antaño, los Quintos y sus Coplillas.
LÓPEZ, A. D. (1989): Coplas de los
ciegos. Ciudad Real. Ed. PEREA. SANTOS, C; DOMINGO, L; SANZ, I.
(1986): Folklore Segoviano I. Rueda del
MANUEL, P. (2012): Dulzaineros de Año. Segovia. Ed. Caja de Ahorros de
Fuenterrebollo. En Lazos, nº 35, pag 4- Segovia.
5. San Pedro de Gaíllos. Ed. Centro de
Interpretación del Folklore y la Cultura
Popular.

112