P. 1
Género Narrativo para séptimo básico

Género Narrativo para séptimo básico

|Views: 9.941|Likes:
Publicado porFrances Begbie

More info:

Published by: Frances Begbie on Nov 01, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/15/2015

pdf

text

original

Liceo Augusto D’Halmar. Departamento de lenguaje y comunicación. Profesor: Emilio Vilches Pino.

EL GÉNERO NARRATIVO
Al género narrativo pertenecen las obras en que se relata o cuentan acciones que les ocurren a ciertos personajes en un lugar y un tiempo determinados. Las obras narrativas más importantes son el cuento y la novela. También pertenecen a este género literario el mito, la leyenda y la fábula. El Autor es la persona que escribe una obra literaria. Es el creador del mundo narrativo, escribe el relato creando los elementos del mundo narrado: el narrador, los personajes, el espacio, el tiempo y los acontecimientos.

I. - EL NARRADOR Es la “voz” ficticia que se encarga de relatar la historia. Puede estar dentro o fuera de ella. a) Dentro del relato: también conocido como homodiegético y en primera persona. Puede ser: Narrador protagonista: es el personaje principal del relato. Narra desde dentro del relato. Ejemplo: “Corrí para alcanzar el autobús. Me sentí adormecido sin duda por la prisa y la carrera, añadidas al olor a gasolina y a la reverberación del camino y del cielo. Dormí casi todo el trayecto” (El extranjero, Albert Camus). El narrador testigo: también se sitúa dentro de la historia y relata en primera persona los hechos en que él participa. Sin embargo, este narrador no es el protagonista del relato. Ejemplo: “Me contó que era jubilado de la municipalidad y que su mujer se había vuelto con sus padres por una temporada, un modo como otro cualquiera de admitir que lo había abandonado. Era un tipo nada viejo, de cara reseca y ojos tuberculosos” (Una flor amarilla, Julio Cortazar). b) Fuera del relato: relata en tercera persona, o sea lo que le ocurre a los demás, sin ser parte de la historia. También se le llama heterodiegético, y puede ser (según el grado de conocimiento de los hechos): Narrador Omnisciente: es el narrador que estando fuera de la historia, sabe todo lo que va a ocurrir y conoce perfectamente a los personajes, cómo piensan, sienten o ven el mundo; da explicaciones al lector, desaparece cuando quiere dar paso a la acción directa y vuelve a aparecer. Conoce el pasado, presente y futuro del mundo que narra. Ejemplo: “Pasada la primera satisfacción del triunfo, Leonor había pensado en Martín. Halló cierta orgullosa satisfacción en la idea que en ese momento le ocurría, de desdeñar la admiración de todos, para ocuparse de un joven pobre y oscuro (…) Esta idea surgió naturalmente de su espíritu caprichoso y amigo de los contrastes” (Martín Rivas, Alberto Blest Gana).

1

Narrador de conocimiento relativo o limitado: Domina parte de los acontecimientos y sólo narra aquello que ve, lo exterior. Ejemplo: “El terror, que no terminaría por otros veintiocho años -si es que terminó alguna vez-, comenzó, hasta donde sé, con un barco de papel que flotaba a lo largo del arroyo de una calle anegada de lluvia” (It [eso], Stephen King)

II- LOS PERSONAJES En toda obra literaria son los que realizan las acciones o reciben las consecuencias de éstas. Pueden parecerse a las personas de la realidad y actuar como tales, o pueden ser puramente fantásticos. Los personajes pueden ser: -Personaje principal es el protagonista de la obra literaria, es decir, es el personaje más importante. Puede haber más de uno. -Personaje secundario es el de una importancia menor. Su participación puede ser momentánea o prolongarse durante toda la obra. Generalmente, hay varios personajes secundarios. -Personaje Incidental o también llamado episódico, es aquel que aparece en la historia solo en una oportunidad, para algo específico. Esto puede ser: entregar un dato, hacer una pregunta, o simplemente observar una situación. -Personajes aludidos o mencionados: sólo son aludidos en el relato, no aparecen “físicamente”. III- EL ESPACIO NARRATIVO Comprende el lugar donde se realizan los hechos de una narración. Cuando se habla del espacio de una narración debemos considerar tres aspectos: a) b) Espacio físico o geográfico: es el lugar concreto en que realiza la acción, puede ser abierto (paisaje) o cerrado (escenario). Ejemplo: una casa, una calle, el campo, una montaña. Espacio psicológico o ambiental: Corresponde al ambiente predominante en el medio o entorno donde se desenvuelven los personajes. Puede ser ambiente de alegría, de tristeza, de estudio, de afecto, de compañerismo, de confianza, etc. Ejemplo: En una sala de clase habrá un ambiente de aprendizaje, en una fiesta, de alegría, en un funeral, de tristeza y dolor.

IV- LA ACCIÓN NARRATIVA Y EL MOTIVO a) Las acciones son los acontecimientos que ocurren en un relato, se caracterizan por tener inicio, desarrollo y desenlace. El más importante o relevante se llama acción principal, y las acciones que se derivan de ésta, secundarias. El momento de máxima tensión que se produce en la narración se llama clímax. V - TIEMPO NARRATIVO Es el espacio temporal en que ocurren las acciones. Se puede tratar de un espacio de tiempo, un día, un año, una época, etc. También se refiere a la manera en que se cuenta la historia: puede ser en orden

2

cronológico, invertido, mezclado, etc. Puede estar contado AB-OVO (de principio a fin); IN MEDIA RES (partiendo desde el medio de la historia); o IN EXTREMA RES (partiendo por el final).

II. SUBGÉNEROS NARRATIVOS Los más conocidos y exitosos subgéneros dentro del género narrativo son el cuento y la novela:

COMPARACIÓN ENTRE CUENTO Y NOVELA.

CUENTO

NOVELA

-Es un relato -Es un relato -En prosa -En prosa -Extensión breve. -Extensión mucho mayor que la del cuento. -Se desarrolla una sola acción principal -Se entremezclan varias acciones centradas en centrada en pocos personajes. numerosos personajes. -Descripciones escasas. -Descripciones abundantes. -Diálogos cortos, concisos. -Diálogos largos.

Otros textos narrativos: La leyenda es un texto narrativo en el que se relatan ciertos hechos o fenómenos que la sabiduría popular ha transmitido en forma oral a través de generaciones. Se basa en un hecho real que desfigurado por los años y la transmisión oral, llega a ser fantástico. Generalmente en la leyenda se confunde la realidad con la fantasía, al tratar de encontrar una explicación a estos hechos. Ejemplo:
“Un rumor erizó los pelos y provocó escalofríos en los habitantes de Santiago de Chile en 1979. Y pronto llegó a las páginas de los periódicos nacionales: se aseguraba que una joven y atractiva mujer rubia, vestida con un largo abrigo de piel blanco, hacía dedo a los automovilistas por las noches en Avenida Kennedy, entre Américo Vespucio y jerónimo de Alderete. Por lo general, se acercaba a los vehículos ocupados por matrimonios y les pedía que les llevara a un supermercado cercano. Cuando accedían, se subía al asiento posterior. Una vez en el interior y cuando los choferes comenzaban a acelerar, les decía con una suave voz: “Por favor no corra. Más despacio, más despacio”. Luego se desvanecía sin dejar rastro. Y sin que se hubiera detenido el auto ni abierto sus puertas. Incluso varios de ellos eran de sólo dos puertas. Muchos aseguraron haberla visto. Otros juraron que la habían llevado. Incluso algunos dejaron constancia del hecho en la Comisaría de las Tranqueras y dos taxistas —Miguel Castañer y Carlos Sanhueza— concedieron entrevistas en las que revelaban los detalles de su encuentro sobrenatural. La explicación también se expandió como rumor: un año antes, una mujer, al volver de una comida con su novio, habría muerto en un accidente automovilístico en las esquinas de Avenida Kennedy y Jerónimo de Alderete. El diario La Segunda afirmó entonces que un familiar de ella se había comunicado con el diario para ratificar la veracidad de los hechos. Se dieron datos más precisos: era una mujer llamada Marta Infante, que trabajaba en la Corporación de la Madera y que murió el 8 de agosto de 1978”.

El mito es un texto en que se relata el origen del mundo, de las especies, de las razas, etc. Se caracteriza por tener personajes irreales o inverosímiles y por su carácter sagrado, esto quiere decir que para creer en un mito hay que tener fe. Se diferencia de la leyenda porque ésta pretende parecer verdadera, en cambio el mito no.

3

Al principio solo existían dos cosas: Kóoch, que siempre estuvo y una oscuridad absoluta que no dejaba que las cosas existiesen. Tanto tiempo pasó Kóoch en medio de las sombras y su soledad era tan grande que empezó a llorar por tan enorme pena. Y lloró tanto y tan sinceramente por su profundo dolor que sus lágrimas formaron el Arrok, el Mar Amargo de las tormentas y las tristezas. Más tarde, aún en medio de tanta pena, pudo advertir como crecía la enorme cantidad de agua que había llorado y entonces suspiró. Así creo a Xóchem, el viento, que inmediatamente comenzó a correr arrastrando a las tinieblas y preparando el camino para la llegada de la luz. Así fue como todo se iluminó y nació la alegría en Kóoch. Entonces tuvo ganas de seguir creando los restantes elementos que le permitieron luego modelar el mundo en el que finalmente vivirían los hombres. Un día, en medio del mar que sus lágrimas habían creado, Kóoch quizó contemplar su obra y vió que la luz no era suficiente. Enojado, levantó su brazo y sucedió que razgó de lado a lado el velo de la penubra y encendió así una gran chispa de fuego: Kóoch había creado el sol al que llamó 'xaleshem' cuya calidez al entrar en contacto con las aguas, creó las nubes y el viento, que empezó a jugar con ellas corriéndolas por todo el cielo, con su risa alocada creo el trueno (katrú) y ellas, que lo amenzaban con la mirada, crearon el relámpago (lüfke). Un día Kóoch volvió a aburrirse, por eso pensó que su obra no estaba aún terminada. Entonces hizo elevar parte de la tierra que se encontraba debajo del mar y formó una isla en la cual modeló montañas y llanuras separadas por valles y cañadas. Todos sus hijos, el sol, el viento, las nueves admiraron la belleza de la isla y comenzaron a derramar sus bondades sobre ella, lo cual dio como reslultado la formación de ríos, arroyos, lagos... el nacimiento de los peces, las plantas, los árboles y las aves. Pero sucedió que los primeros hijos de Kóoch sintieron al final, celos de esta nueva greación y en ocasiones destaban su furia sobre la isla castigando duramente a árboles y otros habitantes. Entonces Kóoch decidió reprenderlos hablándoles con firmeza y así la luz continuó brillando para el deleite de la creación.

La fábula es un texto narrativo en el que se presentan cualidades y defectos del ser humano por medio de personas y animales. Se usa la personificación, que es una forma de expresión que consiste en dar características humanas a animales u objetos que no las tienen. La fábula siempre deja una enseñanza que se denomina moraleja.
En el mundo de los animales vivía una liebre muy orgullosa, porque ante todos decía que era la más veloz. Por eso, constantemente se reía de la lenta tortuga.-¡Miren la tortuga! ¡Eh, tortuga, no corras tanto que te vas a cansar de ir tan de prisa! -decía la liebre riéndose de la tortuga. Un día, conversando entre ellas, a la tortuga se le ocurrió de pronto hacerle una rara apuesta a la liebre. -Estoy segura de poder ganarte una carrera -le dijo. -¿A mí? -preguntó, asombrada, la liebre. -Pues sí, a ti. Pongamos nuestra apuesta en aquella piedra y veamos quién gana la carrera. La liebre, muy divertida, aceptó.

Todos los animales se reunieron para presenciar la carrera. Se señaló cuál iba a ser el camino y la llegada. Una vez estuvo listo, comenzó la carrera entre grandes aplausos. Confiada en su ligereza, la liebre dejó partir a la tortuga y se quedó remoloneando. ¡Vaya si le sobraba el tiempo para ganarle a tan lerda criatura! Luego, empezó a correr, corría veloz como el viento mientras la tortuga iba despacio, pero, eso sí, sin parar. Enseguida, la liebre se adelantó muchísimo. Se detuvo al lado del camino y se sentó a descansar. Cuando la tortuga pasó por su lado, la liebre aprovechó para burlarse de ella una vez más. Le dejó ventaja y nuevamente emprendió su veloz marcha. Varias veces repitió lo mismo, pero, a pesar de sus risas, la tortuga siguió caminando sin detenerse. Confiada en su velocidad, la liebre se tumbó bajo un árbol y ahí se quedó dormida.

4

Mientras tanto, pasito a pasito, y tan ligero como pudo, la tortuga siguió su camino hasta llegar a la meta. Cuando la liebre se despertó, corrió con todas sus fuerzas pero ya era demasiado tarde, la tortuga había ganado la carrera. Aquel día fue muy triste para la liebre y aprendió una lección que no olvidaría jamás: No hay que burlarse jamás de los demás. También de esto debemos aprender que la pereza y el exceso de confianza pueden hacernos no alcanzar nuestros objetivos.

5

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->