Está en la página 1de 1

Otra estacin sin ti. Te busco bajo las sbanas y no ests. Un fantasma desfasado se burla de m.

Tu cara se difumina en el horizonte de la costa del extremo sur. El incipiente verano llega ya y me sorprendes con el moreno de tu piel. Estoy cansado de las tardes largas que no vuelven. Tengo una habitacin llena de caricias obsoletas, de xtasis nocturnos e insomnios que aparecen. Ya no soporto ms este dolor en los prpados. Son espinas bellsimas, das malditos que te extraan y muerden el reloj. Necesito a mis piernas cansadas para escapar. Tengo un plpito en mi corazn: sospecho que esas caricias, la curiosidad de tu cuerpo, son una puerta a unos ojos perdidos, y que no volvern ya a mis sueos infinitos. Verano del 2011