P. 1
LA DIVERSIDAD CULTURAL EN LA ESCUELA

LA DIVERSIDAD CULTURAL EN LA ESCUELA

|Views: 188|Likes:

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Sandra Viviana Rivera Martínez on Mar 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/10/2012

pdf

text

original

LA DIVERSIDAD CULTURAL   EN LA ESCUELA, UNA  HERRAMIENTA DE INFORMACIÓN DE  PRIMERA FUENTE PARA LA ENSEÑANZA DE LA DIVERSIDAD CULTURAL COLOMBIANA.    RUTH STELLA CORTES ACOSTA.  Estudiante Maestría en Educación, Mención Currículo y  Comunidad.

 Universidad de Chile‐ Instituto Latinoamericano de Altos Estudios (Bogotá, Colombia).    RESUMEN    Este  artículo  presenta  una  mirada  desde  las  teorías  socioantropológicas    y    mi  quehacer    diario  como  docente  de  Ciencias  Sociales      frente  al    fenómeno  que  en  los  últimos  años  ha  venido  tomando  fuerza dentro del campo de la educación denominado Educación y multiculturalidad y  cómo  éste  fenómeno  afecta  a  la  escuela,  ocasionando  en  muchos  casos  choques  culturales  que  perturba de  una forma u otra el devenir de la enseñanza en los planteles educativos y como esta  riqueza  cultural  puede  ser  aprovechada    en  el  aula  para  hacer  una  aproximación  al  estudio  de  grupos étnicos y culturales presentes en el aula.    KEY  WORD : Cultura, teorías culturales, interculturalidad, multiculturalidad, educación,  pertinencia, pluriétnicas,  trabajo en el aula.      INTRODUCCION  La  educación  multicultural  nace  de  una  reflexión  sobre  la  presencia  en  las  escuelas  occidentales  de  minorías  que,  además  de  necesitar  un  trato  adecuado  por  la  «distancia»  entre  su  cultura  y  la  cultura  presentada  y  representada  por  la  escuela  occidental,  necesitan  una  atención  especial  ante el fracaso continuado cuando acceden a  esta  última.  Se  diseñan  entonces  programas  que  tratan  de  mejorar  la  situación  de  estos  colectivos  en  las  escuelas  y  que,  en  algunos  casos,  promuevan  un  respeto  hacia  su  cultura  de  origen  y  una  integración  en  la  cultura  de  «acogida»  (o  al  menos  eso  es  lo  que idealmente se pretende). Ésta es la idea  genérica  sobre  la  aparición  de  la  educación  multicultural,  aunque  hoy  existen  diferentes  formas  de  entender  qué  es  una  educación  multicultural. El  presente  artículo  estriba      en    dar  una  mirada  desde  mi  quehacer  diario  como  docente  de  Ciencias  Sociales    y  las  teorías  socioantropológicas    vigentes    frente  al   fenómeno que en los últimos años ha venido  tomando más fuerza dentro del  campo de la  educación  denominado  Educación  y  multiculturalidad  y  cómo  este  fenómeno  afecta  a  la  escuela  ocasionando  en  muchos  casos  choques  culturales  que  perturba  de  una forma u otra el devenir de la enseñanza  en los planteles educativos.  Así  mismo,  es    de  mi  interés  reconocer  la  importancia  que  tiene  la  discusión  sobre  educación  multicultural  que  surge  en  el  momento  en  que  ciertos  aspectos  de  la   cultura,      aparecen  como  variable  representativa    de  la  diversidad  y  son  introducidos en el aula y en la  escuela. 

En  consecuencia  a  lo  anterior,  se  realiza    un  análisis      de  las    diferentes  maneras  de  entender la educación multicultural,    el cual   en  palabras  de  Argibay,  M.  (2003)    es    un  concepto    de  antropología  cultural  y  en  el  cual    se  constata  la  existencia  de  diferentes  culturas  en  un  mismo  espacio  geográfico  y  social.   El  análisis  de  las  diferentes  maneras  de  entender  la  educación  multicultural  se  realizará  a  partir  del  concepto  de  cultura:  el  concepto  nuclear  de  la  antropología  social  y  cultural,    ya  que  detrás  de  cada  modelo  de  educación  multicultural  se  encuentra  una  concepción  de  la  cultura.    Por  ello,  resulta  necesario  partir  del  concepto  más  abierto  y   amplio de cultura que implique la diversidad  y  la  multiplicidad  como  base  para  el  diseño  de la Educación Multicultural.   CULTURA.  Si  bien  es  cierto,  el  concepto  de  cultura  es  diverso  en  el  marco  de  la  Educación,  haré  alusión  a  éste    desde  el    campo  de  la  Educación Multicultural.  En  primer  lugar  hago  alusión  a  la  conceptualización  de  cultura  que  describen  Lynch, j., Modgil, C. & Modgil, S. (1992).  Para  estos  autores,  "Cada  estructura  política  posee  su  cultura  propia  distintiva,  que  incluye  normas,  valores,  ideologías,  asunciones, símbolos, significados, lenguaje y  capital cultural compartido que hace posible  que  funcione  como  una  unidad  coherente,  sin  desintegrarse"  Así  mismo,  para  Strivens,   (1992).  Citado  por  Bueno  J.  (1998)  "La  cultura  consiste  en  aquellos  fenómenos  que  crean  un  sentido  de  identidad  común  entre  un  grupo  particular:  un  lenguaje  o  un  dialecto,  la  fe  religiosa,  la  identidad  étnica  y  la  localización  geográfica.  Se  trata  de  factores  subyacentes  que  dan  lugar  a  comprensiones,  reglas  y  prácticas  compartidas  que  gobiernan  el  desarrollo  de  la  vida  diaria.  El  comportamiento  cultural 

entendido  así  se  caracteriza  fundamentalmente porque es aprendido"   Entre tanto,  Donald y Rattansi (1992) aluden  a  una  redefinición  del  término    cultura  a  la  luz de las críticas realizadas al concepto que  subyacía  al  multiculturalismo.  Estos  autores  señalan  que:  "se  sugiere  una  definición  de  cultura  más  cercana  a  lo  que  muchos  científicos  sociales  y  teóricos  de  la  cultura  habrían  tenido  en  mente  cuando  hablan  sobre ella, que es la que está en las versiones  asociadas  con  el  multiculturalismo  o  el  antirracismo. Ésta no se limita a las creencias  religiosas,  los  rituales  comunales  o  las  tradiciones  compartidas.  Por  el  contrario,  comienza  con  la  forma  en  que  tales  fenómenos  manifiestos  son  producidos  a  través  de  sistemas  de  significados,  de  las  estructuras de poder y de las instituciones, en  las que uno y otras se despliegan.   …...Desde este punto de vista, la cultura deja  de  entenderse  como  aquello  que  expresa  la  identidad  de  una  comunidad.  Antes  bien,  se  refiere  a  los  procesos,  categorías  y  conocimientos  a  través  de  los  cuales  las  comunidades  son  definidas  como  tales,  es  decir,  cómo  se  las  representa  específicas  y  diferenciadas"  Donald,  J.  &    Rattansi  ,  A.   Citado por García, F., Pulido, R. & Montes del  Castillo,  A. (1992)  En  este  sentido,  la  Sociología,  particularmente,  introduce  el  concepto  de  cultura  en  el  campo  de  las  relaciones  de  poder. Las relaciones de clase son releídas a  la luz de “la cultura”.  En palabras de Bordieu  (1971)  citado  por  García  R.  J.  y  Figueroa  F.   (2007) en sus análisis sobre las desigualdades  escolares,  piensa  las  luchas  sociales  como  luchas  por  la  clasificación.  Su  sociología  de  legitimación (cultural) esclarece el trabajo de  transformación‐transmutación de las fuerzas  políticas y económicas en fuerzas simbólicas,  portadoras igualmente de la violencia social,  pero  bajo  formas  que  la  niegan,  o  por  lo  menos, la hacen aceptable.    

Max  Weber  [1864‐1920], como  lo  señala  W.  Hennis,    (1996)  citado  por    García  J.  y  Figueroa  F.  (2007),  ha  considerado  siempre  la sociología como una interrogación sobre la  cultura,  en  tanto  que  “cosmos  de  sentido‐ significado”,  comprendida  como  complejo  religioso,  político,  económico,  jurídico…  Su  objetivo ha sido el de caracterizar nuestra  Cultura  moderna  y  el  “tipo  de  hombre”  que  le  corresponde,  pensado  y  entendido  como  producto  y  manifestación  de  dicha  cultura.  Se  trata  para  él  de  “comprender”  en  su  especificidad  la  realidad  de  la  vida  que  nos  rodea,  “la  significación  cultural  de  sus  diversas manifestaciones en su configuración  actual”,  C.  Colliot‐Thelene  (1990).  En  la  concepción weberiana las ideas, las creencias religiosas y los valores éticos son centrales. . Ahora  bien,    para  los  sociólogos  como  Vinsonneau  (2002)  citado  por  García  R.  J.   Figueroa  F.,  (2007),  asocian  la  noción  de  identidad a la noción de cultura, el compartir  una cultura permite a una persona reconocer  su  pertenencia  a  un  grupo  social  e  identificarse con el mismo.  Estas  perspectivas,    hacen  percibir  también  que  sí  se  ha  generado  de  forma  paralela  desde  la  Educación  Multicultural  un  concepto  de  cultura  lo  suficientemente  rico  como  para  poder  fundamentar  esta  pro‐ puesta.  La  cultura  entendida  de  este  modo  muestra  un cambio importante, plantea que la cultura  de  cada  grupo  no  es  otra  cosa  que  una  organización  de  la  diversidad,  de  la  heterogeneidad intragrupal inherente a toda  sociedad humana. La idea de una "diversidad  organizada"  remite  a  la  existencia  en  un  grupo  de  tantas  versiones  sobre  el  mundo  y  la  vida  como  individuos  la  compongan,  con  versiones diferentes pero equivalentes sobre  el  mundo,  de  tal  manera  que  las  diferencias  no  inhiben  la  identificación  y  el  reconocimiento  entre  los  miembros  como  poseedores  de  esquemas  mutuamente 

inteligibles  dentro  de  un  grupo,  es  decir,  en  el  que  predomina  la  identidad  del  grupo  frente a la perspectiva individual.   Como  señalan  García,  F.,  Castaño,  R.  &  Montes  A.  (1994),  se  produce  una  confrontación  realista  entre  lo  que  la  gente  hace  y  lo  que  esta  misma  gente  dice  que  hace;  lo  cual  pondría  las  claves  sobre  que:  "oímos  un  discurso  homogeneizador  y  observamos  una  pluralidad  de  conductas  heterogéneas".    Gran  parte  de  la  tarea  dentro  de  la  Educación  Multicultural  estará  en  la  combinación  de  ambas  informaciones  para,  en esta confrontación, explicitar y explicar la  cultura,  y  quizás  llegar  a  interpretar  qué  significa lo que las gentes dicen que hacen en  relación  con  lo  que  hacen.  De  esta  manera,  se  debería  inferir  que  la  cultura  está  compuesta  de  conceptos,  creencias  y  principios de acción e interacción, a partir de  los  comportamientos  de  los  miembros  del  grupo  que  estudia.  Así,  la  cultura  no  es  una  homogeneidad  interna,  sino  la  organización  de  las  diferencias  interna,  García,  F.  (1991)  citado  por  García,  F.,  Castaño,  R.  &  Montes  A. (1994),  es decir, la manera de organizar la  convivencia  humana  en  una  sociedad  donde  conviven  multitud  de  grupos  de  diferentes  culturas,  de  diferentes  escalas  de  valores  y  de  prioridades.  Una  diversidad  cultural,  que  además,  está  cruzada  por  la  pertenencia  a  diferentes  clases  sociales,  a  diferentes  niveles  de  conocimientos,  de  poder  y  de  influencia  social.    Y  resulta  conveniente  destacar también que las culturas tienen una  heterogeneidad real.  En  consecuencia,  una  vez  realizado  este  recorrido  por  las  diversas  conceptualizaciones  sobre  cultura    es  importante  conceptualizar  sobre  lo  que  se  entiende  por    multiculturalidad  y  como  esta  entra  en  el  terreno  educativo  ocasionando  diversas manifestaciones dentro del aula.   

La  escuela  es  un  reflejo  de  la  sociedad,  nuestras  aulas  están  formadas  por  grupos  heterogéneos,  por  individuos  y  personas  pertenecientes  a  grupos  socioculturales  más  amplios, con características propias, distintas  formas  de  vida,  valores,  lengua,  etc.,  podíamos  decir,  que  todos  los  seres  humanos,  vivan  donde  vivan,  habitan  en  un  mundo multicultural, esto es claro cuando se  analizan  las  organizaciones,  es  decir,    las  formas  de  organización  social  las  cuales  garantizan  su  legitimidad  en  la  medida  que  comparten  las  lógicas  del  “vivir  juntos”  García J. Figueroa F. (2007).    En atención a lo anterior, podría decirse que  la  multiculturalidad  tiene  que  ver  con  la  forma de organizar la convivencia humana en  una  sociedad  donde  conviven  multitud  de  grupos  de  diferentes  culturas,  de  diferentes  tradiciones  y,  por  lo  tanto,  también  con  diferentes escalas de valores y necesidades y  es  aquí  donde  cabe  preguntarnos  ¿Cómo  transformar  la  concepción  de  escuela  homogenizadora,  excluyente,  por  una  escuela que incluya las diferencias y, de valor  a  la  diversidad  como  riqueza  potencial?  ¿Cómo construir calidad educativa mediante  el  fomento  de  una  mirada  diversa  e  intercultural del currículo?  Por  tanto,    la    educación  multicultural  es  la  educación  en    todos  los  aspectos  que  están  relacionados  con  la  convivencia  en  una  sociedad  multicultural,  en  la  que  el  intercambio  y  la  comunicación  son  piezas  fundamentales  en  todo  el  proceso  de  educación. Es una realidad compleja y por lo  tanto  es  importante  partir  de  algunas  concepciones  sobre  ella.    La  Educación  Multicultural no es un concepto unitario sino  complejo, que subsume en él una variedad de  creencias,  políticas  y  prácticas  en  educación  que  pretenden  dar  una  provisión  de  conocimientos  y  actitudes  en  una  sociedad  multirracial.  La  Educación  Multicultural  no  puede  ser  entendida  meramente  como  una  exótica  adición  de  contenidos  al  Curriculum, 

sino  que  debe  ser  una  consideración  sistemática  de  los  efectos  perversos  del  racismo.  Además,  debe  buscar  la  implementación  del  pluralismo  y  la  diversidad  en  todas  las  propuestas  educativas,  recogiendo  las  profundas  raíces  que  el  multiculturalismo  presenta  en  la  sociedad. Cohen y Cohen, (1986)  Citado por  Bueno, J. (1998).  Si nos acercamos un poco a nuestra realidad  próxima,  América  Latina  ha  sido  siempre  un  territorio  multicultural,  pero  sólo  es  a  partir  del  siglo  pasado  cuando  se  empieza  a  tener  las primeras evidencias de la importancia de  la multiculturalidad en la escuela.   Puntualmente  en  Colombia,    a  partir  de  la  promulgación  de  la  Constitución  de  1991  se  inicia  el  reconocimiento  del  carácter  multicultural  como  constitutivo  de  la  nacionalidad colombiana, bajo la premisa de  proteger y respetar la diversidad cultural. Lo  anterior  fue  el  resultado  del  reclamo  continuo  de  los  pueblos  mal    llamados  “minoritarios”  en  especial  del  pueblo  afrodescendiente  que en la actualidad según   cifras del  DANE en el censo de 2005 tiene un  representación  del  26%  de  la  población  colombiana.  Fue  a  partir  de  allí,    que  el  gobierno  colombiano  quiso  llevar  a  la  escuela  el  estudio  de  la  cátedra  de  estudios  afrocolombianos.  Para  llevar  a  cabo  este  propósito  expide  el  decreto  No.  1122  de  1998  el  cual  promulga  el  interés  por  la  promulgación  de  los  saberes,  valores,  mitos  ancestrales  de  las  comunidades  negras  que  favorezcan  la  interculturalidad.  Igualmente,  resaltar sus  aportes a la cultura colombiana  y  las    contribuciones  a  la  preservación  del  medio ambiente y la biodiversidad.  En  este  orden  de  ideas,    la  Educación  multicultural  en  teoría,    pretende    brindar  espacios de reconocimiento y respeto por las  diferencias  y  la  diversidad,      establecidos  en 

la Constitución de 1.991, que reconoce como  hemos señalado anteriormente, la pluralidad  de  la  sociedad  colombiana  y  garantiza  a  los  grupos  minoritarios  el  derecho  a  desarrollar  sus  propios  proyectos  educativos  comunitarios,    teniendo  en  cuenta  sus  valores y su cultura. En el artículo 68, señala:  “Los  integrantes  de  los  grupos  étnicos  tendrán  derecho  a  una  formación  que  respete  y  desarrolle  su  identidad  cultural”,  sin  embargo,  dentro  del  aula  se  vive  otra  realidad,  en  la  cual  se  evidencia  claramente  lo expuesto por Althusser (1970)  citado por  Marqués,  I.  (2006),  de  todas  las  instancias  ideológicas,  la  más  importante  para  mantener  la  función  de  reproducción  de  las  relaciones  de  producción  es  la  escuela.  En   este sentido, Althusser presenta la escuela  como un aparato ideológico del estado que  reproduce  lo  que  éste  quiere,  es  decir,   privilegiando  e  interiorizando  en  los  estudiantes  la  ideología  de  la  clase  y  cultura    dominante,  desconociendo  las  diferencias  y  la  diversidad  cultural  de  nuestro  país  y  reafirmando  la  homogenización excluyente.     Ahora  bien,  nos  vamos  a  remitir      sobre  el  fenómeno que está ocurriendo en la escuela  colombiana,    en  especial  lo  referente  a  el   estudio  y  aprendizaje  dentro  del  aula,  en  donde se evidencia la presencia de grupos de  diferentes  culturas,  de  diferentes  tradiciones,  y  por  lo  tanto,  con  intereses  y  expectativas    particulares,  producto  de  la  llegada    a  la  ciudad  de  individuos  de  diferentes  regiones  del  país,  trayendo  consigo  su  legado  cultural  y  que  tienen  que  enfrentarse en el aula, con diferentes niveles  de  conocimiento,  de  saberes,  con  una  gama  diversa de costumbres y formas de entender  y  explicar  el  mundo  que  los  rodea.  Una  realidad  que  hoy  es  evidente  es  la  constatación  y  el  reconocimiento  de  la  variedad de modos de ser y de actuar, que no  es  otra  cosa  sino  el  reconocimiento    de  la  multiplicidad  de  maneras  de  dar  sentido‐

significado al mundo. García, J. & Figueroa, F.  (2007);  produciéndose  en  este  sentido  un  choque  cultural  fuerte  que  conlleva    en  muchas ocasiones a la aculturación por parte  de esa “minoría” de estudiantes de la cultura  dominante  presente  en  el  aula,  que  los  invisibiliza, los discrimina y a los cuales no se  les  brinda  respuestas  frente  a  sus  necesidades  como  individuos  y  como  personas  pertenecientes  a  grupos  socioculturales  específicos.  Esto  es  corroborado  por  Soler,  S.  (2006)    la  cual   alude  que  en  la  escuela  y  en  los  textos  de  Ciencias  Sociales  de  Colombia  se  da  un  racismo  sutil    o  de  élite  ofrecido  en   discursos,    por  el  estado,  la  iglesia  y  en  general  realizado  por  el  grupo  que  ejerce  el  poder,  evidenciándose  en  artículos  de  periódicos,  revistas  y  en  actividades  curriculares  como  el  día  de  la  afrocolombianidad.  A  pesar  de  ser  sutil  no  deja  de  ser  igual  de  nocivo  que  el  ofrecido  abiertamente.   Desde  mirada  vigostkiana  el  desarrollo  personal es una construcción  cultural que se  da a través de la socialización  con miembros  de  otras  culturas  mediante  la  realización  de  actividades  compartidas  que  sólo  se  perpetuán gracias a la actividad conjunta con  un adulto experto o con un compañero  más  capaz,  lo  que  Vygotski  denomina  ZDP  (zona  de desarrollo próximo).  Álvarez, A. y Del Río,  P. (1990). De acuerdo a lo anterior, la riqueza  cultural  que  tenemos  en  el  aula    es  plenamente  aprovechable  en  el  sentido  que  es  información  de  primera  fuente,  es  una  herramienta  integradora  si  damos  la  oportunidad  a  estos    sujetos  que  nos  compartan  lo  importante  y  valioso  de  su  cultura, es decir son “nuestra” ZDP.  Para  este  trabajo,    el  “compañero  más  capaz” es aquel estudiante de otras etnias o  culturas  que    mantienen    y  que  nos  pueden  compartir    de  primera  mano  un  inmenso  legado  cultural  que  permite,  por  un  lado  la  conservación  y  divulgación  de  esa  riqueza 

cultural  y  por  otro  lado  nos  ayuda  en  la  construcción  y  reafirmación  de  nuestra  identidad  como  nación  colombiana  pluriétnica  y  pluricultural,  permitiéndonos  aprender  y  desaprender  ideas  que  conforman  prejuicios  y  destruyen  la  diversidad,  estableciendo  parámetros  de  respeto por las diferencias  y los derechos de  los  demás,  concientizándonos  que  educar  para la diversidad es un compromiso de vida,  aceptar  que  el  multiculturalismo  no  supone   tener  que  compartir  las  creencias  de  una  determinada  sociedad  para  sentirse  integrado  en  una  cultura,  para  sentirse  integrado  en  una  cultura    hay  que  sentirse  respetado.      Álvarez,  A  y  Del  Río,  P.    (1990):  Educación  y  Desarrollo: La teoría de Vygotski y la Zona de  Desarrollo  Próximo.  En  Cesar  COLL.,  Jesús.  Palacios  y  Álvaro  MARCHESI  (Eds.),  Desarrollo  psicológico  y  educación,  II.  Psicología  de  la  Educación  (pp.  125‐167).  Madrid: Alianza Psicología.  Argibay,  M.  (2003).  Conceptos  básicos  de  Multiculturalidad.  Extraído  el  26  de  Febrero  de  2011  en  http://www.bantaba.ehu.es/formarse/ficher os/view/Exposici%.  Bueno, J. (1998). Controversias en torno a la  Educación  Multicultural.  Universidad  de  A  Coruña. Extraído el 22 de Febrero de 2011 en  http://www.lie.upn.mx/docs/Diplomados/Lin eaInter/Bloque2/Enfoques/Lec2.pdf.  García, F., Pulido, R. & Montes del Castillo, A.  (s.f). La Educación multicultural y el Concepto  de  Cultura.  Revista  Iberoamericana  de  Educación. No. 13. Extraído el 15 de Febrero  de  2011.  De  http://www.oei.org.co/oeivirt/rie13a09.htm. 

García,  R.  &  Figueroa,  F.  (2007).  Cultura,  interculturalidad,  transculturalidad:  Elementos  para  un  debate.  Revista  de  Antropología y Sociología. 9. P 15‐52.  Lynch,  j.,  Modgil,  C.  &  Modgil,  S.  (1992).  Cultural  Diversity  and  the  Schools.  Falmer  prees: Washington. Libro electrónico  Marqués,  I.  (2006).  Genealogía  de  la  teoría  social de Pierre Bourdieu. Eureka: Campo.   Soler,  S.  (2006).  Racismo  discursivo  de  élite  en los textos escolares de Ciencias Sociales en  Colombia.  En  Revista  de  Investigación.  V(6).  Universidad de la Salle. Bogotá.  Departamento  Administrativo  Nacional  de  Estadísticas  (DANE).  Informe  especial.  Censo  General 2005. Grupos Étnicos. Extraído el 26  de  Febrero  de  2011  en   http://www.dane.gov.co/files/censo2005/et nia/sys/                           

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->