P. 1
Características del teatro contemporáneo

Características del teatro contemporáneo

|Views: 21.767|Likes:
Publicado porJulia
Documento en donde se recogen algunas características del Teatro Contemporáneo español.
Documento en donde se recogen algunas características del Teatro Contemporáneo español.

More info:

Published by: Julia on Feb 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/26/2013

pdf

text

original

Características del teatro contemporáneo

Durante esos años se han generado y consolidado aspectos particulares en la producción teatral atendiendo a las posibilidades, tradiciones y características de cada Comunidad. Madrid y Barcelona en el año 2001 eran las ciudades que servían de referencia a la crítica y a la historia del teatro para hablar de una tendencia u otra. Nos encontramos con variedad y riqueza en recursos, temas, formas, estilos e influencias.

Proliferación de los premios dedicados a la literatura dramática (Marqués de Bradomín, Calderón de la Barca, Lope de Vega, Premios Born...). Abundantes talleres de creación dramática. Proliferación en la red de páginas web dedicadas al teatro (información de compañías, repertorios, festivales, revistas de teatro...).

Mayor presencia del texto sobre la escena y, por consiguiente, del autor. (En algunos círculos se manifestaba preocupación durante esos años por el papel que debería representar el Teatro entre otros lenguajes artísticos como los audiovisuales, de ahí el deseo que manifiesta también Sanchís Sinisterra en sus discursos - de recuperar la palabra). Se investiga sobre las posibilidades del diálogo, del monólogo, pero también adquieren valor las pausas y silencios.

Las estructuras, con frecuencia, son fragmentarias; ya no se concibe el conflicto desde el punto de vista clásico. Los autores jóvenes sienten, sin embargo, fascinación por los medios audiovisuales, de ahí que sean frecuentes las escenas cortas, diálogos rápidos, el empleo de elipsis y del encadenado. Colaboración estrecha entre autores y directores para un proyecto en común (Fulgencio M. Lax cita La Trilogía de la

juventud, de José Ramón Fernández, Yolanda Pallín y Javier Yagüe).

Los dramaturgos son además de autores, productores, directores, ayudantes de dirección y actores. Algunos crean sus propias compañías de teatro. (Entre los autores más jóvenes, de la primera década del s. XXI, es frecuente ver guionistas de documentales, cortos, adaptaciones cinematográficas, series de TV...)

El código está siempre bajo sospecha. Se produce ruptura en el discurso lineal que abarca muchas formas; desde la fragmentación de la acción dramática, del diálogo o de la idea comunicativa, "hasta la disociación semántica de los términos, el uso de la referencia al uso del significado, abriendo así el abanico de los campos y de los contenidos". Imposibilidad de las palabras para expresar su contenido.

Sus autores de referencia serían: Heiner Müller, Samuel Beckett, Harold Pinter, David Mamet, Bernard Koltès. En estos últimos años, autores como Sanchís Sinisterra, Juan Mayorga, Sergi Belbel, y otros, se han convertido en maestros de los escritores jóvenes. Paco Zarzoso, por ejemplo, reconoce su deuda con Benet i Jornet, Sergi Belbel, Lluïsa Cunillé, Ernesto Caballero, Rodrigo García, Juan Mayorga y la Compañía La Zaranda.

Los temas son variados: violencia, guerra, marginación, paro, maltrato, inmigración; relaciones generacionales, la soledad, la comunicación, la búsqueda de la identidad; revisión de la Historia y del mito. En algunos casos se reflexiona sobre el mismo teatro, sobre su función en la realidad.

Se habló también de una corriente de lo que se ha llamado "dramaturgia femenina", aunque muchas dramaturgas lo rechazan. (Nombres de mujeres que publican y estrenan en la actualidad: Itziar Pascual, Paloma Predero, Yolanda Pallín, Luïsa Cunillé, Angélica Liddell, Virtudes Serrano, Gracia Mª Morales...).

Otro rasgo sería la conceptualización del personaje, la creación de arquetipos. Personajes no caracterizados psicológicamente, que aparecen incluso sin nombre propio (Mujer 1, Mujer 2, ...). Abundan, en general, los personajes perdedores, faltos de perspectivas, que no llegan al rango de antihéroe, personajes que están convencidos de no llegar nunca a nada.

Referencias bibliográficas: Lax, Fulgencio M.: Reflexiones acerca de la nueva dramaturgia española. II Encuentro de Autores de Teatro "A de Autores", Gijón, 2001. Matteini, Carla: "Nueva Dramaturgia española. Voces para el 2000. ¿Qué tienen que decir los jóvenes autores?", Primer Acto, 272, pp. 6-15 Ragué-Arias, María José: El teatro de fin de milenio (desde 1975 hasta hoy) Ariel B, 1996. El Universo referencial del teatro. Evasionismo y escaparatismo. Perplejidad y compromiso de los autores. III Encuentro de Autores de Teatro "A de Autores", Gijón, 2002. Zarzoso, Paco: Los textos que me impactaron. II Encuentro de Autores de Teatro "A de Autores", Gijón, 2001.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->