P. 1
1- Teorias y modelos

1- Teorias y modelos

4.67

|Views: 59.388|Likes:
Publicado porgriseldita2008

More info:

Published by: griseldita2008 on Jun 20, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/29/2013

pdf

text

original

LA PSICOLOGÍA DEL DESARROLLO: modelos y teorías. Lic.

Marta Abate Daga Documento elaborado uso exclusivo de la cátedra de Psicología Evolutiva. FEEyE- UNcuyo - 2003----------12 pags

Signatu re Not Verified

marta abate daga

Digitally signed by marta abate daga DN: cn=marta abate daga, c=AR Date: 2005.11.11 12:08:47 -03'00'

Acerca de lo Psicológico Cuando pretendemos acercarnos a la disciplina psicológica debemos comprender en primer lugar que es una disciplina cuyo status epistemológico, situación inter e intradisciplinar y objeto de estudio propio han sido y siguen siendo ampliamente controvertidos. La psicología como disciplina independiente, es muy joven, podemos rastrear sus comienzos junto con los inicios del siglo XX. Sin embargo ha tenido un vertiginoso crecimiento en las últimas décadas, tanto en líneas de investigación como en producción de conocimientos. Como consecuencia de este acelerado proceso se han ido perfilando distintos campos de especialización, teniendo todos ellos como objeto general común: el sujeto humano. Es decir que el investigador es un sujeto humano que decide investigar y producir conocimiento sobre el sujeto humano. Claro que no sobre los aspectos biológicos en cuanto a estructura anatómica y fisiológica (aunque nunca pueda prescindirse de ella), sino sobre un aspecto mucho mas complejo, sutil y en muchas ocasiones difícilmente observable, aunque si, siempre posible de ser inferido mentalmente; sobre ese fenómeno que por ahora llamaremos lo psicológico, lo subjetivo. Fenómeno que por su nivel de desarrollo y complejidad nos hace diferentes de otras especies vivientes hasta ahora conocidas.

¿Y qué es lo psicológico ?
Es precisamente en la respuesta a este interrogante donde se origina la gran diversidad de orientaciones y corrientes que se han ido construyendo para su abordaje. El eje central de la comprensión del fenómeno humano se da a partir de observar y estudiar la indisoluble relación del organismo con su medio; del individuo, su entorno físico y sociocultural e histórico, de sus interacciones, de cómo, mecanismos o elementos del mundo externo se convierten poco a poco en mundo interno y simbólico. Intentar describirlo y explicarlo significa tener que pensar en aspectos tales como, emociones, sentimientos, motivaciones, percepciones, inteligencia, pensamiento, comprensión, memoria, lenguaje, relaciones sociales, vínculos...........; es decir todo lo que forma el contenido interno de nuestra vida y lo que, poco mas o menos nos es dado como experiencia.

1

En lo cotidiano de cada día de vida de cualquier ser humano esto compone un todo absolutamente indivisible que además tiene la característica de la originalidad, lo que hace a cada individuo único e irrepetible. Sin embargo a los fines de investigación o didácticos como es en este caso, es casi imposible no tener que desarticular ese todo tan complejo. El fenómeno humano es de tal magnitud que ninguna ciencia parcial puede dar cuenta acabada de él, tampoco la suma de las diversas ciencias que lo estudian pueden dar explicación suficiente.

Así, nos encontramos con que un modo de abordar el estudio del psiquismo del hombre es desde el punto de vista de la conducta humana: son sus conductas el objeto de estudio que permite conocerlo. Se trata de la psicología de la conducta, sostenida por los behavioristas, (behavior =conducta) los que se limitan a describir aquello que es francamente observable, partiendo del supuesto de que el hombre vive y hace cosas para perdurar, francamente determinado por su circunstancia y en respuesta al medio en que se encuentra.

Sin embargo el hombre tiene la posibilidad y la capacidad psíquica de pensarse a si mismo, la de ser consciente no solo de sus conductas observables sino tambien de todos los complejos procesos internos que subyacen a la conductas, tales como, pensamientos, emociones, recuerdos, percepciones, formas de resolver problemas y de emitir juicios críticos. Así es que otros estudiosos proponen el análisis de los actos y procesos cognitivos por los que el sujeto concreto capta y conoce el mundo, focalizando así el tema de lo mental obviado por la psicología de la conducta. Aquí se parte del supuesto de un sujeto activamente cognoscente que percibe, comprende, asimila a su repertorio de acciones o de ideas a algunos objetos, que pueden ser cosas, signos o conceptos, así como ajusta sus respuestas, sus decisiones y juicios.

Otros enfoques se centran en los procesos inconscientes. El psiquismo humano está estructurado en una parte que conoce de un modo consciente y otra parte mucho más antigua y más vasta de fuertes raíces biológicas e instintivas, que también conoce pero con lógica y criterios diferentes a la racionalidad consciente al que se le llama inconsciente. Lo inconsciente no es solo una cualidad, es un espacio de la estructura psiquica que se va construyendo en el intercambio con el mundo.

El hombre es, además, un ser social y de trabajo, vive con otros y transforma la naturaleza. Los otros y la naturaleza transformada, la cultura, lo modelan a él en esa interacción

2

Desde esta perspectiva la psicología social analiza los problemas de la interacción social, considerando al hombre, particularmente su desarrollo psicológico como producto de sus vínculos sociales y de la mediación de otros hombres..

¿Cómo y porqué cada investigador eligió tal o cuál aspecto de lo psicológico para indagarlo?
Todo investigador que intenta abordar un fenómeno con el objetivo de describirlo y quizás explicarlo, necesita en primer término definir lo que va a ser su objeto de estudio. Definir un objeto de estudio significa recortar y delimitar algún aspecto del mismo, hecho que es en si mismo arbitrario y ficticio por cuanto en el recorte se está dejando fuera toda otra gama de aspectos o variables que seguramente algo tienen que ver con él.

Cada vez que alguien se interesó en lo específicamente humano procedió precisamente así. Por ello recorriendo aunque sea muy brevemente la corta historia de la psicología vemos cómo los objetos de estudio definidos para ella son muy variados.

Además cuando se recorta y define un fenómeno con el fin de conocerlo, quien lo hace siempre en forma consciente o inconsciente; formulándolo de manera explícita en sus informes o dejándolo implícito; adopta algún/os criterio/s a partir de los cuales lo hace. De esta manera se orienta desde el investigador el ¿qué?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿cuánto?, ¿dónde?, ¿para qué?.

El modo en que dicho investigador define el ¿qué? supone algún tipo de conocimiento o supuesto previo del mismo. Es decir, alguna teoría que puede provenir de las ciencias o del conocimiento social cotidiano, orienta la elección del objeto, tiñe la observación y condiciona las explicaciones. Si profundizamos un poco más aún, los supuestos previos están sustentados en algún tipo de Cosmogonía (visión, metáfora acerca del universo, su organización y funcionamiento), tienen fundamentos filosóficos y antropológicos, es decir una concepción del mundo, del hombre incluido en el mundo y de la relación entre ambos.

El interés del hombre por cómo el hombre se relaciona y conoce el mundo antecede en mucho a la psicología. La filosofía, la metafísica y las religiones de todas las épocas y culturas desarrollaron riquísimos argumentos alrededor de semejante problema. Unos hablaron de la razón, otros de alma o de espíritu para referirse a ese aspecto humano, que trasciende la biología y lo instintivo y que nuestra disciplina define como lo psicológico.

3

Pero es

entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, que en tres grandes polos

científicos como son Estados Unidos, Europa y Rusia empezaron a sistematizarse las investigaciones y las producciones teóricas que fueron consolidando la disciplina psicológica.

Generalmente fueron investigadores que proviniendo de otras ciencias ( muy frecuentemente la biología o la filosofía) iniciaron líneas de investigación que generaron conocimiento que en algunos caso llegó a constituir estructuras teóricas descriptivo-explicativas de gran complejidad y de importante relevancia en el campo de las ciencias humanas y sociales, lo que permitió la formación de gran cantidad de nuevos investigadores ( ahora ya psicólogos) que completaron, revisaron y en definitiva enriquecieron la teoría. Tal es el caso de la Psicología Genética de Piaget y el Psicoanálisis de Freud. Muchos otros nos brindaron y brindan aportes de menor envergadura que tal vez no nos permita llamarlos una teoría sin que por eso dejen de ser valiosos y originales aportes a la Psicología.

Todos y cada uno de los estudiosos que han hecho y hacen día a día la disciplina psicológica, son seres que están inmersos en una realidad social, económica y política que le es particular a la época histórica de sus países y continentes, en donde imperan tradiciones y modalidades científicas, que sin ninguna duda inciden en su quehacer científico. Es necesario conocer esta realidad socio-histórica de la que provienen para poder comprender de manera contextualizada a partir de qué supuestos filosóficos y antropológicos definen el objeto de la psicología, con qué métodos lo abordan y observan.

La Psicología Evolutiva
En el marco antes descripto y con la misma historia, se constituye y diferencia, un área específica de la psicología, orientada a la descripción, comprensión y conceptualización del desarrollo psicológico y los diferentes períodos o etapas que en él se distinguen. En los primeros tiempos equivalía a la “psicología infantil” o “ psicología del niño”. Avanzando en el tiempo se fue imponiendo otra denominación menos restringida que corresponde a una realidad más compleja; la psicología del desarrollo o psicología Su objeto de estudio es la descripción y explicación del cambio evolutivo, en términos cuali y cuantitativos, de los diferentes aspectos de la conducta (perceptivo, motor, cognitivo,

emocional, social, moral, etc.)

evolutiva, que no estudia solo al niño, sino el cambio evolutivo, el proceso total del desarrollo

4

psicológico humano. Así es que en este momento la Psicología del Desarrollo o Evolutiva, se interesa por la descripción y explicación de la infancia, la niñez, la pubertad, la juventud, adultez y vejez, como etapas o momentos diferenciados del devenir humano y al mismo tiempo estudia los procesos por los cuales dichos cambios se producen, los factores en ellos intervienen y los diferentes aspectos que involucran.

En este modo de entender la disciplina juegan un papel esencial conceptos como los de evolución, filogénesis y ontogénesis1, desarrollo histórico y variables temporales, por lo que se ha llegado a construir teorías, que pueden ser denominadas psicologías genéticas como es el caso de la obra de Piaget, Freud, Wallon...

Sin embargo, el proceso de desarrollo humano es una realidad compleja, multidimensional y multidireccional, dificil de ser abordada y abarcada de modo uniforme y completo. Este hecho es lo que explica que no se disponga de un concepto de desarrollo que sea teóricamente admitido por todos y operativamente válido para dar cuenta de todos los procesos de cambio que tiene lugar en el transcurso de la vida de los individuos.

A continuación expondremos una síntesis de los diferentes modelos y teorías actualmente vigentes en Psicología Evolutiva, orientada a ofrecer un panorama de las concepciones teóricas y metodológicas de esta disciplina., para en la unidad siguiente poner el énfasis en las consecuencias e incidencias que las mismas han tenido en el ámbito de la educación. Ya sea en las diferentes concepciones sobre el sujeto que aprende o sujeto del aprendizaje, así como en su aplicación cuando se trata de construir alternativas pedagógicas, didácticas y /o metodológicas en procesos de enseñanza.

Los modelos, paradigmas y teorías en Psicología del Desarrollo
En una ciencia, una teoría es un conjunto o corpus de afirmaciones, hipótesis o especulaciones que incluyen descripciones y explicaciones conceptuales más o menos generales acerca de aquello que ha sido definido como su objeto de estudio. Las diferentes teorías psicológicas pueden ser agrupadas en modelos más generales que han sido denominados paradigmas, visiones del mundo, cosmogonías y ontologías ( parte de la

Evolución: proceso por el que los organismos pasan de un nivel de organización a otro de mayor complejidad e integración Filogénesis: proceso evolutivo referido a la especie. Ontogènesis: proceso evolutivo referido a los individuos de cada especie.

1

5

filosofía que estudia los principios generales de constitución del universo). Los modelos explicativos difieren en sus modos de ver los hechos y los comportamientos, en sus formas de describirlos y explicarlos. Se conforman en el marco de cosmovisiones diferentes que recortan diversos objetos teóricos y diversos métodos de estudio.

Los modelos son intentos de sistematizar y describir lo real en función de unos presupuestos teóricos por medio de los cuales ofrecer una explicación de los datos empíricos coherente y ordenadamente. En sí no son una descripción de la realidad, sino tan solo una representación de los rasgos de la misma que son esenciales para comprender un determinado aspecto. El quehacer del científico viene inspirado por su concepción del mundo y de la vida. Tal concepción viene representada en el modelo que orienta la actividad que realiza y se fundamenta en las posiciones filosóficas acerca del mundo y del hombre, que van a condicionar las explicaciones concretas del desarrollo. Los modelos designan una especie de cosmovisión o hipótesis general y global sobre todos los fenómenos. Dentro de un modelo pueden coexistir teorías cuyos constructos hipotéticos, atributos estudiados o estructuras postuladas, son distintas.

Las teorías son sistemas conceptuales que pretenden interpretar y explicar adecuadamente la realidad partiendo de datos empíricos restringidos en tanto que los modelos presentan un carácter más universal y son más extensos que las teorías.

En Psicología Evolutiva se reconocen tres modelos o cosmovisiones: mecanicista, organicista y contextual-dialéctico. Cada uno ofrece un concepto de desarrollo que responde a la visión general acerca del mundo y del hombre de la que parten.

El origen de los paradigmas descansa en una metáfora, la que implica una determinada concepción del mundo, del hombre incluido en ese mundo y de la forma en que interactúa con él y lo conoce. Es decir supone una epistemología o teoría del conocimiento determinada. En psicología podemos distinguir tres grandes paradigmas o modelos, que son: 1-el mecanicista, 2-el organicista y 3- el contextual-dialéctico o ecológico como está comenzando a llamarse.

Cada uno de ellos nos remiten a teorías psicológicas que describen y explican el orígen y el

6

desarrollo del psiquismo de manera sustancialmente diferentes; vinculando y conceptualizando la maduración, el aprendizaje y el desarrollo de modo tal que los hacen prácticamente irreconciliables a pesar de los enormes aportes que cada teoría ha brindado a la comprensión de lo humano.

1-El modelo mecanicista Su metáfora básica es la máquina, el universo es representado como si fuese una máquina, de modo que al igual que ella está compuesto por diferentes partes que operan en el espacio y el tiempo. Las partes son partículas elementales en movimiento o en reposo y se encuentran relacionadas entre sí por fuerzas causales eficaces e inmediatas y de ellas depende el movimiento. Sobre la máquina actúan determinadas fuerzas que provocan cadenas de sucesos, esas fuerzas tienen el estatuto de causas inmediatas, eficientes. Ello nos permitiría desde el punto de vista teórico, alcanzar el nivel de predicción absoluto: si conocemos las fuerzas que actúan sobre la máquina y el estado de sus piezas en un momento dado, podremos predecir los efectos que seguirán. Mas aún, el universo representado de este modo es fácilmente cuantificable a través de ecuaciones que muestren la relación entre las piezas y las fuerzas que actúan sobre ellas. Este modelo responde a la postura epistemológica conocida con el nombre de Realismo o Positivismo según la cual el conocimiento es una copia de la realidad. En psicología, su mejor expresión son los desarrollos del conductismo Para el conductismo el sujeto reacciona a estímulos. Cambia, crece debido a la dinámica E-R. La realidad es un conjunto de estímulos que lo bombardea y frente a los cuales, responde. El sujeto está en permanete situación de experiencia y los cambios que el sujeto sufre a consecuencia de la experiencia se le llama aprendizaje. Lo que le pasa al sujeto depende de lo externo, es pasivo en relación a su desarrollo. Es un modelo determinista, es decir que resulta posible predecir con certeza reacciones o conductas del sujeto en virtud de conductas o estados del pasado. Los antecedentes histórico- filosófícos de esta posición se encuentran en el empirismo aristotélico para quien el conocimiento es el resultado de la experiencia, en psicología se destacan, Pavlov, Watson, Skinner, Thorndike, Bandura en la actualidad, etc. Para esta orientación psicológica el objeto de estudio de la psicología a de ser siempre la conducta observable, que es la respuesta a un estímulo. Los procesos internos son incognoscibles en tanto no son observables, a modo de la caja negra de los aviones. El

7

concepto de tabula rasa es fundamental , dado que el sujeto no tiene ningún papel activo en el conocimiento del mundo, sino que simplemente registra de una manera predeterminada, suponiendo el conocimiento como una simple copia. La mente es una especie de hoja en blanco sobre la que el mundo exterior imprime un determinado conocimiento, de modo que al ser humano no le cabe un papel activo en la construcción de la realidad. En este paradigma el concepto de desarrollo se utiliza para referirse a los cambios de conducta de los sujetos como resultado de la acción de los estímulos actuales y pasados que constituyen la historia del sujeto. Es decir que se entiende el desarrollo como la progresiva adquisición de aprendizajes según los modelos de condicionamientos clásicos u operantes y a la acción de los reforzadores o a aprendizajes mediante la observación según lo plantea actualmente Bandura. La maduración es considerada en sus aspectos primordialmente biológicos y propuesta como una variable más a considerar en la observación de conductas manifiestas. La variable edad tiene muy poca importancia y el concepto de estadio o etapa es innecesario, los cambios observables en conductas manifiestas tales como la percepción, lenguaje, inteligencia, motivación,etc. son fundamentalmente de orden cuantitativo. El método por excelencia es la observación en condiciones experimentales. 2-El paradigma organicista La característica esencial de este paradigma es sostener la hipótesis o suposición general de que los procesos del desarrollo psicológico son similares a los del desarrollo orgánico. Según esta suposición, el ser humano no simplemente responde a estímulos ambientales, sino que también va generando y desarrollando estructuras u organizaciones de actividades psicológicas que van conformando modos de adaptación y conocimiento del mundo. Otro supuesto de este paradigma es que la secuencia del desarrollo psicológico y conductual al igual que el orgánico tienen una única dirección en la que los niveles de mayor evolución proceden siempre de otros de nivel inferior, que quedan integrados en los siguientes. La metáfora básica en este paradigma es el organismo viviente, el todo organizado. El todo está en continuo estado de transición de un estado a otro, a través de actividades progresivas de diferenciación o individualización. La influencia del medio ambiente es condición necesaria, pero el desarrollo viene determinado desde dentro del propio sujeto, en definitiva desde la evolución del organismo. El hombre es siempre un ser activo. Desde esta perspectiva el conocimiento nunca es una copia de la realidad, sino que se

8

construye y organiza mediante formas características, inherentes a la mente humana suponiendo al hombre como un ser siempre activo. El constructivismo, posición epistemológica que se deriva de este modelo, afirma que el sujeto que conoce participa activamente en la construcción de la realidad conocida. El mundo es un producto resultante de la interacción del sujeto que conoce y las cosas en sí mismas. Los antecedentes histórico-filosóficos de este paradigma están relacionados con el racionalismo que partiendo desde Platón llega hasta nuestros días pasando por Descartes, Leibinz, Kant, Hegel, etc. También debemos reconocer la fuerte influencia que tuvo la obra de Darwin, con su teoría de la evolución de las especies y toda la biología del siglo XIX a la actualidad. El concepto de desarrollo hace referencia a cambios intrínsecos, espontáneos, de tipo estructural y cualitativo. Cada etapa o momento evolutivo presenta una organización cualitativamente diferente de la anterior aunque solo puede producirse a partir de ella. Los cambios fuertemente determinados por la maduración biológica y psicológica son siempre unidereccionales, irreversibles y orientados hacia estados finales o metas. El aprendizaje y sus modalidades en cada etapa son más una consecuencia que una causa del desarrollo.

1-Piaget y toda la escuela de Ginebra es una de la corrientes ( llamada Psicología Genética) que desde los supuestos epistemológicos del modelo organicista ha descripto y explicado profundamente los procesos que dan orígen y regulan el desarrollo de la inteligencia, con la indiscutible incidencia que los mismos han tenido en las últimos décadas en las ciencias de la educación y los sistemas educativos. 2-Otra gran corriente psicológica que podemos enmarcar en el modelo organicista es el psicoanálisis que desde Freud en adelante ha producido un extenso corpus teórico sobre el orígen y desarrollo de la vida emocional o afectiva humana.

2-El modelo contextual-dialéctico Los modelos mecanicista y organicista anteriormente descriptos, conciben el desarrollo bien como la acumulación de información por un organismo pasivo, o como la emergencia espontánea de nuevos modos de operación mental para los que el medio ambiente únicamente proporciona la información, o el material necesario para capacitar al organismo o al psiquismo a que realice sus propias elecciones.

9

El paradigma dialéctico propone un concepto de desarrollo que integra, completa y complejiza las perspectivas anteriores. El desarrollo humano es entendido como un movimiento simultáneo del individuo a lo largo de cuatro dimensiones:biológica interna, psicológica individual, sociológica cultural y física externa..El desarrollo resulta del modo de organización y articulación de estas cuatro instancias Cuando por lo menos dos de éstas instancias se desajustan, tiene lugar una crisis que conduce a un nuevo desarrollo, que cuando es importante define un nuevo estadio o período del desarrollo. Cuando las reorganizaciones promueven el desarrollo, llevan al logro de adquisiciones cognitivo- sociales nuevas y al progreso individual y social. Los principales supuestos de cualquier investigación psicológica desde esta perspectiva, focaliza su atención sobre el cambio, sobre la interacción dinámica del individuo y el mundo, la causación mutua, la ausencia de un determinismo completo y muestran un interés igualmente importante por los fenómenos y procesos intraindividuales como en los interindividuales, así como en la evolución cultural e histórica de los grupos humanos. De la interacción de las bases materiales internas del organismo con las condiciones externas al mismo (entiéndase el mundo natural, social, cultural e histórico), surgen y se desarrollan los diferentes procesos psicológicos que permiten la adaptación y el conocimiento.

Es muy importante el énfasis que este paradigma concede al concepto de crisis, entendido como nuevas formas de reorganización que generan cambios, movimiento, tensión, que siempre que no sean dramáticas o drásticas hasta el punto de poner la vida orgánica, psicológica, social o cultural en riesgo; implican un avance de las habilidades, que habiendo sido útiles en un momento dado, son superados por otras más adecuadas a las nuevas demandas que sufre el individuo.

El cambio, a diferencia de lo planteado en el modelo organicista, puede orientarse no en única meta de características universales, sino en una pluralidad de direcciones y de relaciones que están en función de cómo se resuelvan las crisis y contradicciones que acontecen habitualmente en el desarrollo individual y cultural. Por ello cuestionan la idea de estadios universales del desarrollo, independientes de la cultura. La influencia de la sociedad, a través de variables culturales o situacionales, pueden alterar el curso del desarrollo psicológico. Proponen considerar la multidimensionalidad, la mutidireccionalidad y discontinuidad en toda teoria del desarrollo.

10

A los seguidores de este modelo les interesa enfatizar la influencia que sobre el desarrollo psicológico tienen la cultura en la que se crece y la generación a la que se pertenece. Dado que cada generación recibe el impacto de unas determinadas circunstancias históricas diferentes a las que impactaron a la generación precedente.

“ La evolución del niño no consiste en el desarrollo uniforme y lineal de un solo rasgo de comportamiento, sino en el sucesivo desenvolvimiento de sistemas de conducta cada vez mas complejos e

imbrincados los unos en los otros “. H. Wallon

Los cambios ideológicos, normativos, culturales o de otra índole, influyen en el tipo de interacciones que se producen entre padres e hijos, en la organización de la escolaridad, en los objetivos del sistema educativo, en el significado atribuido al ocio y al tiempo libre, en las esperanzas y frustraciones en lo laboral, en la sexualidad, en las relaciones humanas en general.

Los seres humanos mediante su trabajo y actividades pueden transformar el medio ambiente y crear nuevas condiciones para el desarrollo. Pero al mismo tiempo el desarrollo individual puede verse alterado por factores orgánicos, familiares, la educación recibida, la abundancia o escasez de medios económicos, la ideología, las expectativas, etc. La relación entre maduración, aprendizaje y desarrollo es dinámica, de dialéctica permanente y sin primacía de ninguno de ellos. A los fines de la explicación de la complejidad del desarrollo desde este enfoque, se postulan tres conjuntos de factores antecedentes que influyen en el desarrollo individual e interaccionan en la producción de los procesos de cambio. Ellos son : ! Las influencias normativas relacionadas con la edad. Se refieren a los determinantes biológicos y ambientales que muestran una alta correlación con la edad cronológica. Por ejemplo, la maduración biológica y la socialización cuando se las considera como algo consistente en la adquisición de una serie de roles o competencias normativas relacionadas con el factor edad. ! -Las influencias normativas relacionadas con la historia. Se trata de acontecimientos e incluso normas, completamente generales experimentados por una unidad cultural dada en conexión con el cambio biosocial, tal como se pone de manifiesto en los efectos generacionales. ! Las influencias no normativas en el desarrollo a lo largo de todo el ciclo vital. Se refieren a determinantes ambientales y biológicos que, aunque significativos en su efecto sobre

11

historias vitales individuales, no son generales, no ocurren a todo el mundo, ni tienen lugar necesariamente en secuencias o patrones discernibles o variables. Por ejemplo, desempleo, divorcio, muerte de una persona significativa, enfermedades,.....

Así es que L.S.Vigostky considera que el desarrollo es “un proceso dialéctico complejo caracterizado por la periodicidad, la irregularidad en el desarrollo de las distintas funciones, la metamorfósis o transformación cualitativa de una forma en otra, la interrelación de factores internos y externos, y en los procesos adaptativos”. Este autor pone un fuerte énfasis en que el factor determinante del desarrollo psíquico del hombre lo constituye la asimilación de la herencia social. Tanto él como sus seguidores, Luria, Leontiev, sostienen que no nace con facultades predeterminadas de comportamiento, todo lo asimila a través de la educación en su forma activa, es decir el aprendizaje.

A diferencia del modelo organicista el cambio no se da solamente en el desarrollo infantil, sino que se produce a lo largo de toda la vida; por ello se la llama orientación life span o del ciclo vital Por ello los investigadores se preocupan por el seguimiento, la descripción y la explicación de los cambios a largo plazo En la niñez y las adolescencia los cambios serían más frecuentemente originados por factores de orden biológico y maduracional, mientras que en la edad adulta serían de mayor relevancia los factores de tipo situacional y social. Los antecedentes histórico- filosóficos se encuentran en Heráclito, Hegel, Marx, etc. Coincide con los planteamientos del materialismo histórico- dialéctico.

En el ámbito de la disciplina psicológica las teoría del ciclo vital de Wallon, la perspectiva sociohistórica de Vigostky y el modelo ecológico de Bronfenbrenner, etc. se sustentan en los supuestos de este paradigma .

Bibliografìa Marchesi,A. ,Carretero,M. y Palacios,J.: (1993) Psicología Evolutiva ,TomoI, Ed. Alianza, Madrid, Mayor,J. (1985) Psicología Evolutiva Ed. Anaya. Madrid.

12

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->