P. 1
Raves en Mexico. Un caleidoscopio de psicodelia juvenil.

Raves en Mexico. Un caleidoscopio de psicodelia juvenil.

5.0

|Views: 28.754|Likes:
Publicado porasandovalh
El presente trabajo, aborda el tema de los jóvenes que pertenecen al movimiento “rave”, en específico del psychedelic trance. Para no caer en una investigación en donde sólo se analiza la visión estética y descriptiva del asunto, hemos optado por una mirada más conceptual y teórica basándonos en conceptos que describen mejor la construcción de los jóvenes en la era posmoderna del siglo XXI, como es el caso de las tribus urbanas y la contracultura.

Este trabajo fue realizado como parte de las actividades de la materia de Investigacion en Comunicaciones en la Universidad Iberoamericana Ciudad de Mexico durante 2005. Los autores: Erika Sanchez, Gabriela Rodriguez, Cesar Perez, Jaime Pablo Dominguez, Coizta Greko, Daniela Castilleja. Los profesores: Andres Sandoval Hernandez y Juan Carlos Hernandez Rosete
El presente trabajo, aborda el tema de los jóvenes que pertenecen al movimiento “rave”, en específico del psychedelic trance. Para no caer en una investigación en donde sólo se analiza la visión estética y descriptiva del asunto, hemos optado por una mirada más conceptual y teórica basándonos en conceptos que describen mejor la construcción de los jóvenes en la era posmoderna del siglo XXI, como es el caso de las tribus urbanas y la contracultura.

Este trabajo fue realizado como parte de las actividades de la materia de Investigacion en Comunicaciones en la Universidad Iberoamericana Ciudad de Mexico durante 2005. Los autores: Erika Sanchez, Gabriela Rodriguez, Cesar Perez, Jaime Pablo Dominguez, Coizta Greko, Daniela Castilleja. Los profesores: Andres Sandoval Hernandez y Juan Carlos Hernandez Rosete

More info:

Published by: asandovalh on Aug 31, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/16/2014

pdf

text

original

Sections

2

INDICE

INTRODUCCIÓN………………………………………………………………….3- 7

1. ANTECEDENTES…………………………………………………………8- 19

1.1 Psicodelia
1.2 Música electrónica
1.3 Trance
1.4 Rave: movimiento juvenil
1.5 Fiestas Rave en el siglo XXI
1.6 Uso de drogas: medio o justificación
1.7 Raves en México

2. OBSERVACIÓN PARTICIPANTE EN EL TIME AND SPACE PT.2….20- 28

3. FUNDAMENTOS IDEOLÓGICOS QUE CONFORMAN AL RAVE
MEXICANO: una nueva forma de sociabilidad emotiva………………..29- 31

4. . IDENTIDAD DEL MOVIMIENTO: sub-grupos y estéticas
diversas……………………………………………………………………….31-32

5. EL RAVE COMO RITUAL…………………………………………………32- 36

6. EL

SENTIDO

UNDERGROUND

Y

LA

SATANIZACIÓN

ADULTOCENTRISTA…………………………………………………….36- 37

CONCLUSIONES…………………………………………………………………..38-39

BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………………………...40

ANEXOS

Proyecto.

Entrevistas

3

INTRODUCCIÓN Y MARCO TEÓRICO

En el presente trabajo, abordaremos el tema de los jóvenes que
pertenecen al movimiento “rave”, en específico del psychedelic trance. Para no
caer en una investigación en donde sólo se analiza la visión estética y descriptiva
del asunto, hemos optado por una mirada más conceptual y teórica basándonos
en conceptos que describen mejor la construcción de los jóvenes en la era
posmoderna del siglo XXI, como es el caso de las tribus urbanas y la
contracultura.

El siguiente estudio se realizó en base a varias técnicas de investigación.
La primera es una aproximación teórica donde se incluye el contexto histórico del
movimiento rave junto con definiciones de aspectos relevantes a este tema.
Después, se presentará una observación participante de un rave en México, Time
and Space pt.2. Finalmente se hizo un análisis de unas diez entrevistas a
profundidad resaltando los temas importantes que definen y sustentan a el tema
de los raves en México

Los estudios con relación a los jóvenes han partido desde varias
perspectivas biológicas, psicológicas, antropológicas y sociológicas. La mayoría
tienden a omitir ciertos aspectos creando una visión homogenizadora,
estigmatizante, excluyente para las mujeres, subjetivas y adultocentristas. Es por
eso que trataremos de crear una visón mas integradora en donde se analizará
desde una punto de vista objetivo y neutral, tratando de mostrar las diferencias
que existen dentro de un mismo grupo, sus constantes y sus variantes para tener
un espectro más amplio de esta tribu urbana.

El término de juventud es relativamente reciente ya que surge como
producto del auge de la burguesía capitalista de mediados del siglo XIX. Anterior a
esto, los jóvenes no eran vistos como una categoría separada en donde sus
características existenciales y vivenciales eran vistas desde una perspectiva muy
general o excluyente.

4

Con el auge de la modernidad, (el capitalismo, la masificación de medios de
comunicación, la homogenización, el crecimiento económico dentro de las
familias, la oportunidad de estudiar y de elegir practicar una profesión, la rápida
urbanización, las tecnologías), la familia urbana de clase media comienza a vivir
cambios importantes que poco a poco irán desarrollando una nueva construcción
de lo social y de los jóvenes.

Este nuevo modelo de sujetos que surgen en esta época al que
denominamos como jóvenes, ya no necesariamente tienen que crecer para
inmediatamente hacerse cargo de sus familias, sino que tienen la posibilidad de
prepararse, acumular sabiduría y educación para posteriormente asumir
obligaciones y un papel importante en la sociedad. Para finales de los años
cincuentas, esta condición de juventud comienza a masificarse primero en
Estados Unidos, después en Europa y por último alrededor de los años 60s y 70s,
en América Latina.

Los fenómenos producidos por el modernismo y el capitalismo,
desarrollaron urbes muy grandes, altamente desarrolladas, con una masificación
de los medios de comunicación, que a su vez desarrollaron una sociedad
altamente homogenizada y perdida en el anonimato. LA respuesta de todo esto
según Zarzuri, fue, “la aparición de nuevas microculturas o microsociedades; de
nuevas sociedades primitivas que empiezan a emerger en las grandes ciudades
alterando el mapa urbano y el orden metropolitano. En el fondo, lo que se
intentaba destruir (la variedad cultural) acaba reconstruyéndose o recreándose en
nuevas formas de culturas urbanas, en algunos casos contestatarias y resistentes
a al cultura dominante” (Zarzuri, 2000)

Es así como los jóvenes principalmente buscan restablecer los
componentes perdidos por causa de los fenómenos de la modernización como es
la identidad, la individualidad y la representatividad dentro de un espacio público.

5

La manera de lograr esto es a través de un regreso a lo tribal en donde se busca
un fin común destacando la importancia de la comunidad y de cada uno de sus
componentes basándose en códigos éticos y sociales propios, ajenos a los que
caracterizan al resto de la sociedad. Surge entonces, en palabras de Michel
Maffesoli, una nueva tendencia, un nuevo tipo de agrupamiento, ése que el autor
ha denominado tribu y que tan rápidamente han cubierto el mapa humano de las
grandes urbes y de los medios de comunicación. Es así como se desarrollan
grupos de jóvenes que ayudan a crear cierta identidad y pertenencia simbólica que
no se puede encontrar fuera de esta.

Es así como uno de los elementos principales de la experiencia de ser
joven es esa búsqueda existencial en donde se trata de encontrarse, reconocerse
y a partir de esto tener una identidad. Es la búsqueda y la afirmación de su propio
Yo.

Para lograr esto el joven o la joven, parte de su grupo anterior o seno
familiar par encontrar otro allá afuera construido por otros como él o ella. Esta
constitución se da a partir de un reconocimiento de elementos estéticos,
ideológicos, socio-culturales, psicológicos similares. Es un proceso de otredad que
permite que poco a poco, a través del otro, descubran la visión de lo que son o de
lo que quisieran ser formando así su identidad.

Aguirre y Rodríguez no lo explican así: “El pertenecer a una determinada
tribu le permitirá pensar de una manera, vestir de una forma determinada, y actuar
según el resto del grupo. El yo individual se sustituye por un yo colectivo: nosotros
somos, nosotros pensamos, nosotros hacemos. Así el adolescente busca fuera en
el grupo lo que no puede configurar interiormente, y una vez instalado
psicológicamente en la grupalidad se sentirá seguro. Esta identidad tribal se
organizará en torno a unas coordenadas de espacio y de tiempo, dentro de las
cuales los miembros del grupo manifiestan y desarrollan una cultura propia y
diferencial: lenguaje, símbolos, rituales y ceremonias”. (Aguirre y Rodríguez, 1996)

6

Los jóvenes “ravers” o “psychos”, son un ejemplo de este proceso de
tribalización en donde se busca primordialmente crear un sentido de pertenencia a
un grupo específico y de crear su propia identidad a través de un código estético y
social muy específico con gran valor simbólico.

El comportamiento de estas nuevas tribus urbanas contemporáneas, tienen
ciertos rasgos básicos y características que Maffesoli en El tiempo de las tribus
(2000) los asocia con los siguientes tópicos:

a) Comunidades emocionales: que se fundamentan en la comunión de
emociones intensas, a veces efímeras y sujetas a la moda. Son agrupaciones
constituidas por individuos que se reúnen y visten una estética para compartir una
actividad y una actitud que genera sensaciones fuertes y confiere sentido a una
existencia en donde en su cotidiano hay falta de contacto y contagio emocional.

b) Energía subterránea: oponer energía a la pasividad e hiperreceptividad
del individuo de la sociedad de masas, constituyendo una fuente fragmentada de
resistencia y prácticas alternativas, una energía subterránea que pide canales de
expresión. En este sentido el uso y la creación de eventos deportivos, recitales,
espacios festivos, etc. Algunos de los cuales han sido convocados con una
finalidad diversa, pero que es copado por la tribu o varias de ellas.

c) Nueva forma de sociabilidad: donde lo fundamental es vivir con el grupo,
alejarse de lo político para adentrarse en la complicidad de lo compartido al interior
del colectivo (códigos estéticos, rituales, formas de escuchar música, lugares
propios). La sociabilidad neotribal opone una actitud empática, donde las
relaciones ínter subjetivas se mueven en una cuestión de ambiente más que de
contenidos específicos; de feeling más que de una racionalidad medios/fines. A
diferencia del individuo que tiene una función en la sociedad, la persona juega un
papel dentro del grupo.

7

d) Fisicalidad de la experiencia: surge la necesidad de contraponer a la
fragmentación y dispersión de lo global, la necesidad de espacios y momentos
compartidos en los que se desarrolle una interacción fuerte, pero no continua, un
sentimiento de pertenencia y proximidad espacial. Así participar / provocar eventos
con un fuerte componente físico: baile, codearse, golpearse, beber, etc.

Al hacer un recorrido por la tribu de los ravers o psychos, podemos
encontrar que estos rasgos aparecen en mayor o menor grado, y que sin duda nos
pueden ayudar a comprender a este grupo juvenil que sigue en crecimiento
acaparando una parte de la población joven de la República mexicana. Debemos
de dejar en claro que los ravers o psychos no solo se trata de un movimiento
alternativo, sino de un estilo expresivo híbrido que prefigura algunas tendencias de
la sociedad futura como nuevas formas de relación entro lo público y lo privado,
nuevos usos de la tecnología y nuevas formas de exclusión social.

8

1. ANTECEDENTES

Para comprender mejor el movimiento de los raves en México, es necesario
poner en claro algunos conceptos y definiciones al igual que el contexto histórico
que diferencian los diferentes estilos musicales, estéticos y simbólicos de la
música electrónica.

Para introducir nuestro tema debemos puntualizar que los raves estudiados
fueron únicamente de el género de psychedelic trance y de sus variantes por lo
que se hará una breve introducción de la terminología utilizada en los raves de
este género de música.

1.1 Psicodelia

“Turn on, tune in, drop out”
Leary (60’s)

La experiencia psicodélica es uno de los elementos más importantes de la
negación absoluta de la sociedad paternal por parte de los jóvenes. Sin embargo,
es justamente su búsqueda imparable lo que empuja a muchos de estos jóvenes
a perder de vista los elementos más valiosos de su rebelión.

Si aceptamos que la contracultura es esencialmente una exploración del
comportamiento concreto de la conciencia, entonces la experiencia psicodélica se
nos muestra como uno, entre otros, de los métodos posibles para realizar esa
exploración.

La droga por excelencia dentro de la onda psicodélica es el LSD, con el
cual parece que se vive el “underground”, para transformar y darle una nueva
orientación a la historia.

La psicodelia es la base más importante de este movimiento contracultural,
en ella se basa el arte, los colores, la ambientación, el modo de pensar y la

9

manera en que se llevan a cabo las fiestas. Llevan un trasfondo de la época de los
hippies, quienes fueron los iniciadores de este modo de vida.
Los hippies han sido el grupo de jóvenes más grande y trascendental que
ha surgido en la historia de la humanidad, por sus aspectos sociales y políticos.

La revolución psicodélica había llegado, el poder de las flores estaba
presente en donde la paz, el amor y la libertad eran el lema de los jóvenes.

En sus comienzos eran idealistas acerca de los derechos civiles, después
fueron críticos radicales y al final fueron en contra de la represión oficial contra
algunos sectores de la contracultura.

Adictos a la marihuana y al LSD, los hippies apreciaban el acceso al
inconsciente, estaban interesados en la astrología y practicaban diferentes
religiones así como ritos, por ejemplo el budismo o el taoísmo, reuniéndose en
lugares abiertos en donde tuvieran oportunidad de convivir con la naturaleza, la
cual era centro motor de sus vidas, además de escuchar música de Led Zeppellin
y Pink Floyd, logrando así una elevación por encima del gobierno represor y de la
sociedad consumista.

La inconformidad se respiraba en el aire. Este movimiento cobró tanta
fuerza que el multiculturalismo se empezó a dar en este grupo provocando una
mezcla de hippies en cualquier parte del mundo. Pelo largo y sin arreglar,
atuendos estrafalarios y un lenguaje un poco peculiar eran características
principales de la mayoría de este grupo de jóvenes.

Se trataban de pequeños grupos de jóvenes, de distintas clases sociales
reunidos por una sola causa, el disfrutar de música, de un mismo pensamiento o
un gran “viaje” comunal. Como en el festival de Avándaro en México en 1971, así
como Woodstock en las afueras de Nueva York.

10

En ambos festivales la gente llegó en proporciones inimaginables, juntos
todos por la misma causa. Casi todos consumidores de drogas fuertes, en su
mayoría alucinantes, aunque también habían depresivas y estimulantes.

Así vemos que las drogas formaban parte importante en su percepción de
la realidad y en la realización misma de sus ideas. Los hippies por esto han sido
los precursores de las fiestas masivas, la psicodelia y el uso indiscriminado de las
drogas, logrando un estado de felicidad y hermandad sin racismos ni juicios
ajenos, se dedicaban a vivir bien, felices, encontrando nuevos valores a las cosas,
evitando a la sociedad consumista y rechazando la opulencia.

1.2 Música electrónica

Entendemos por música electrónica a aquellas notas o sonidos musicales
que provienen de algún instrumento o aparato electrónico, que compuestas entre
si dan origen a una melodía. En este trabajo podemos definir a la música
electrónica de esta manera ya que es un conjunto de sonidos realizados
electrónicamente que dan origen a este muy conocido y tan de moda género
musical.

Dentro de la música electrónica podemos hacer tres distinciones:

1. La música creada electrónicamente a través de señales de sonido
generadas por osciladores o sintetizadores eléctricos.
2. La recontextualización de sonidos reproducidos por dispositivos
electrónicos como tornamesas, reproductores de CD, samplers, entre
otras.
3. La música creada se basa en herramientas o dispositivos que para su
funcionamiento necesitan de energía eléctrica y que por si solos no
son instrumentos musicales. Por ejemplo las turbinas, sirenas,
taladros, entre otros.

11

La música electrónica ha revolucionado la producción artística no solo entre
los músicos de formación sino entre los millones de aficionados que ahora pueden
componerla con un mínimo de conocimiento musical teórico utilizando una
computadora personal o en su defecto algún instrumento eléctrico por más
rudimentario que sea.

El género electrónico ha logrado un gran alcance dentro de la sociedad
globalizada en que vivimos, y esto se debe, según mi punto de vista, al gran
avance tecnológico que se ha ido desarrollando en la última década.

El abaratamiento de las computadoras personales, así como su creciente
capacidad de uso y memoria, la difusión gratuita e instantánea de información en
Internet y la cultura cada vez más globalizada en que vivimos han sido los factores
que han logrado que la música electrónica tenga hoy el gran posicionamiento del
que goza.

El término música globalizada se aplica a toda la música que es generada
por medio de aparatos electrónicos. En la actualidad el término se ha delegado a
toda la música que es estrictamente para bailar.

1.3 Trance

La música Trance comenzó a finales de la década de los ochenta bajo la
influencia de varios estilos musicales: New Wave, Industrial y el Progressive; así
como con la música psicodélica, un poco de Techno y House.

Tiene varios subgéneros: Hardtrance, Acid Trance, Trancecore y
eventualmente lo que se conoce como Goa Trance o Psycodelic Trance, un
subgénero más dinámico y rico, la cual ganó mucha popularidad entre 1996 y
1997 y hasta la fecha sigue ganando adeptos. La mayoría de los artistas como

12

Infected Mushroom, GMS, Talamasca, S.U.N. Proyect siguen interpretando el rol
que se vivía en los 60’s y 70’s pero con una tecnología mucho más avanzada.

Lo que el trance pretende es llevar a este estado de trance por medio de la
repetición de mantras o imágenes así como de sonidos, los cuales nos muestren
que cualquier forma de repeticiones continuas nos llevará a un estado de trance.
El encantador aspecto que tiene el Trance para introducir ritmos es muy
importante. Los ritmos repetitivos pueden ser aburridos para algunos, pero es este
mismo aburrimiento el precursor del trance.

La música Shamánica, por ejemplo, en muy efectiva ya que modula el
trance variando y generando lo que se llaman loops o repeticiones iguales o casi
iguales.

1.4 Rave: movimiento juvenil

Los Raves son fiestas que duran toda la noche a las cuales acuden cientos
y a veces miles de jóvenes, a veces en excesos de 20 a 50 mil personas. La
escena Rave, que es un escena internacional, se distingue por su clandestinidad,
su música electrónica hipnotizante y el libre uso de drogas.

Los Raves son fiestas a las que acuden jóvenes entre los 18 y los 25 años,
los cuales asisten para bailar vigorosa y continuamente con el repetitivo sonido de
la música Trance elaborada o tocada por DJ’s.

Aquí encontramos la referencia de regresión al tiempo de las tribus, en
donde los participantes de los Raves se convierten en una nueva tribu luchadora y
apasionada, dispuesta a defender su movimiento y sus ideales de paz, igualdad y
humildad.

13

Este tipo de fiestas se arman clandestinamente y se ubican en lugares
abiertos como bosques, playas vírgenes, y en el caso de ser en un lugar cerrado
se realizan en fábricas viejas o bodegas gigante, es importante tener mucho
espacio para dar la noción de libertad a pesar de tener que hacer lo en lugares
cerrados como es el caso de Alemania o los países Nórdicos.

La manera de enterarse de estos eventos es a través de boca en boca, de
claves en la calle, de números clandestinos de teléfono, todo esto para poder
ubicar la fiesta y que asistan solo aquellos que realmente buscaron poder llegar a
ella.

Los Raves en un principio aparecieron en Gran Bretaña y los Estados
Unidos a mediados de los 80’s y poco a poco se han esparcido a otros países
como Australia, India (Isla de Goa), Bélgica, Alemania, Holanda Egipto, Canadá,
Sudáfrica y México, entre otros.

Los “ravers” han sido descritos como una subcultura, que en contra del
materialismo han inventado una fiesta con el lema “PLUR” de por medio, que
representa: Paz, Amor, Unidad y Respeto (Peace, Love, Unity & Respect).

Con características incorporadas: la música, la psicodelia hippie, la cultura
punk, un centro Rave alrededor de sistemas de sonido, ritmos hipnotizantes,
locaciones escondidas de la ley y el libre uso de drogas. Los “ravers” buscan una
amplificación sensorial y una trascendencia eufórica a través de la combinación
del Trance, de las drogas y de la música.

1.5 Fiestas Rave en el Siglo XXI.

En el siglo XXI, los Raves se caracterizan por ser fiestas de Psychedelic
Trance en donde solo se toca este tipo de música, cuando en los principio se
tocaba mayormente Techno.

14

Este tipo de encuentros se siguen realizando en todo el mundo, en especial
en Goa, Israel, Holanda, Alemania, Rusia Noruega, México, entre otros.

Este movimiento ha trascendido toda frontera con un mismo fin: diversión y
baile. Siguen siendo un tema controversial en esta época, pero a pesar de eso ya
no son tan clandestinos como lo solían ser en sus principios; se anuncian en la
radio y se reparte propaganda en las calles, a pesar de que su contenido siga
siendo ilegal.

La gente que asiste a estos eventos tiene como objetivo llegar al punto
culminante, al clímax del evento, al éxtasis interminable: el amanecer.

El amanecer tiene contradicciones místicas las cuales son retomadas por
este grupo. En cuanto a esto, la música varía de cuando empieza la fiesta (10:00,
11:00 pm.) en donde existen espectáculos, hasta que acaba, lo cual puede ser al
día siguiente o varios días después.

Existen varios tipos de performances, ambientaciones o espectáculos

durante la noche.

Glowstuff: Artículos fluorescentes como cadenas, sticks, ropa, piercings y
maquillaje.
Performances en vivo: Actuaciones extraterrestres, mitológicas y
fantasiosas incluyendo duendes y hadas.
Fire poi: Juego y baile con cadenas, palos, golo y otros artículos con fuego.

Las melodías que se tocan en los raves llevan al oyente a un viaje, existe
un orden específico en el proceso que el DJ lleve a cabo. Esto depende de la hora
de su presentación.

15

Existen distintos tipos o intensidades de Psycodelic Trance dependiendo de

la hora en que se toque.

El momento más profundo y más fuerte en cuanto al trance se refiere es
cuando sale el sol. En el amanecer el tipo de música que se toca se considera la
mejor, lo cual hace a esta hora privilegiada para los mejores músicos que estén
invitados.

La contraparte de estas fiestas es la mala conexión con las drogas, lo que
para algunos es malo ya que el movimiento tiene connotaciones trascendentes,
mágicas y de trance que nada tiene que ver con las drogas.

Otros dicen que es parte del movimiento donde estas drogas ayudan a
elevar tu subconsciente y tu capacidad de percepción, para así llegar a un estado
de iluminación a través del trance, de la música y de la trascendencia misma del
espíritu.

Estas fiestas han sido atacadas por las autoridades por la posesión y el
consumo de drogas ilegales.

1.6 Uso de drogas: Medio o justificación.

El tema de las drogas en esta escena es bastante discutido en los medios y
en la sociedad. Es muy común ver circular cualquier tipo de droga. Por esto, este
movimiento tiene connotaciones de drogadicción.
Los Raves empezaron como festivales de droga en donde los jóvenes se
juntaban específicamente a esto.

El motivo del uso de estas sustancias psicotrópicas es por la necesidad de
la elevación a causa del trance que la música psicodélica te ofrece. Un escape del

16

mundo terrenal y la búsqueda de la iluminación y la autoconciencia del
individualismo colectivo.

Las drogas más comunes en los Raves son: Éxtasis, LSD, Speed y

Cannabis.

Cada una tiene un efecto diferente y provoca un sentimiento distinto en

cada persona.

Éxtasis: Contiene la sustancia MDMA (Methylenedioxymethenphetamina).
Se toma en tableta o cápsula; las tabletas casi siempre están estampadas
con signos o marcas.

• Sus efectos inicialmente son de lo que se llama “rush” nerviosismo,
sentimiento de ansiedad que viene del estómago. Después el cuerpo se
vuelve muy sensible y los sentidos se tienen a flor de piel, con esto viene
una calma y felicidad hacia todo, nada nos perturba y estamos más
receptivos ante las cosas que normalmente.

LSD: Significa Lysegic Acid Diethylamide. Es una droga alucinógena que
viene en un papel impregnado de LSD ya que es aceite que también viene
en gotero, puro. Altera la percepción del sentido de ubicación, de la vista
del oído. Tiene efectos de excitación, sin embargo, como lo mencioné
entes, los efectos cambian con cada persona. Si el efecto es malo, se le
llama “mal viaje” y esto provoca sentimientos de miedo, paranoia, confusión
y enojo.

Speed: Es una anfetamina, droga estimulante. Esta droga despierta a la
persona y la mantiene activa por horas, es un tipo de adrenalina con la que
viene taquicardia y mucha energía. Sus efectos pueden durar hasta 8
horas.

17

Cannabis: Usualmente llamada marihuana. Es considerada como
estimulante, alucinógena o relajante, es muy común en los Raves cuando
están “bajando” de un “viaje” de droga. El efecto es inmediato cuando se
fuma, pero también se puede comer. Comúnmente hay incremento de
color, cansancio, paranoia y alucinaciones.

No todos los “ravers” usan drogas, de hecho hay muchas personas que
están en contra de ellas; sin embargo muchas drogas son solicitadas en estas
fiestas.

Mucha gente, incluyendo los “ravers”, los DJ’s y organizadores piensan que
la escena Rave se está convirtiendo en un tema prohibido, debido al exceso en el
consumo de estupefacientes, lo cual plantea un problema para el futuro.

1. 7 Raves en México

La cultura rave se inserta en los escenarios de consumo mexicanos
alrededor de 1992 entre los jóvenes de las grandes urbes, como fue en otros
países años antes.

Pero a diferencia del escenario europeo, en México se asume una postura
más recatada y delimitada por el mercado. Los productos consumidos incluidas las
drogas como MDMA también son adoptadas en algunos casos de manera idéntica
y en otros, con sus respectas variantes como por ejemplo, la sustitución de los
“smart drinks” por cerveza u otras bebidas baratas.
En la actualidad, el rave mexicano se ha “hibridado”, es decir, ha adaptado
las temáticas con los elementos nacionales y se han agregado elementos de otros
espacios juveniles de expresión. Para los verdaderos seguidores de la filosofía
rave, esto ha causado desilusión e incluso el futuro del rave mexicano parece
incierto al menos en cuanto a lo que su concepción original pretendía.
Las diferencias pueden ser tan sutiles como la traducción del PLUR (Peace,
Love, Unity, Respect) al PURA (Paz, Unión, Respeto, Amor), hasta importantes y

18

en contra de la filosofía original como la masificación de los espectáculos con fines
solo comerciales. Se plantea que sin el PLUR, los raves no son raves sino
simplemente fiestas con música electrónica.
Existen festivales internacionales de renombre como Mysteryland, Oxygen,
Dancevalley y Trance Energy, en el territorio nacional, Time and Space,
Circodélico, el Aca World Festival se festeja en las playas de Acapulco.
Las modas vistas en raves son muchas veces distorsiones baratas y
elementos criticados por los ravers clásicos. Por ejemplo existen los elfos, los
accesorios de plástico, las estampas fluorescentes, juguetes, etc.
Los elfos, son conocidos por sus cualidades y poderes. Existen elfos de la
luz que se dice pueden viajar a través de diferentes dimensiones, tienen una gran
disposición hacia los humanos; elfos de la oscuridad que viven en la tierra y se
identifican por sus colores oscuros, sus apariciones son al medio día o en la
noche; y los elfos de la penumbra, que están delimitados por el tiempo y espacio.
Se relacionan con la cultura rave porque tienen aversión hacia el hierro
(relacionado con la industria y la urbe). Al mismo tiempo son criaturas de los
bosques y de los espacios públicos reviviendo el estrecho vínculo con la
naturaleza, también característico de la cultura rave.
El Karma, los dioses mayas y los aztecas, son elementos incorporados a
esta ideología. Se considera al karma como las
acciones malas que una persona realiza y que
se compara con dhrama, acciones buenas que
se ponen en una balanza para evaluar su peso.
Si la persona tiene un karma mayor, recibe
como castigo dolor y si en contraposición, el
dhrama es más grande, recibe bendiciones.
La mitología maya se inserta en la
ideología del contexto mexicano ya que es una forma de retornar a nuestros
orígenes. Los mismos dioses nos remiten a elementos de esta como el sol, la
lluvia, la noche que son importantes en los escenarios al aire libre. En la misma
cosmología maya están presentes el árbol (una gran ceiba), el cielo y la tierra.

19

Lo mismo sucede con los elementos aztecas, el calendario, asociado a los
ciclos del sol: “los cuatro soles”, los animales salvajes, el viento, entre otros. Los
dioses y sus nombres muchas veces coinciden con los lugares naturales cercanos
al festejo de raves en las afueras de la ciudad.

En teoría, un verdadero raver es: “Cualquiera que vaya a un rave, sabe
pasársela bien (y lo logra), se mete en la música y la disfruta…”1

Un verdadero rave reconoce a los que tratan de adaptarse a la filosofía y de
pertenecer al grupo de una manera errónea, tal vez por su pura apariencia o forma
de vestir. Pero reconocen que aun estos pueden ser ravers si su filosofía va de
acuerdo al movimiento. Personas violentas, que roban o tienen conductas fuera de
lo que el PLUR propone, son sumamente criticadas y aunque son frecuentes en
los escenarios mexicanos, se les responsabiliza en gran parte de la mala fama de
estos festejos de música electrónica.

1

http://groups.msn.com/lospsycheros/inicio.msnw

20

2. OBSERVACIÓN PARTICIPANTE EN EL TIME AND SPACE

Abril 2005.

Escenario:

La continua aparición de lugares que anuncian el conejo a la leña, es señal
inequívoca de que nos encontramos en Amecameca. Son altas horas de la
madrugada, el pueblo, como muchos, es atravesado por una larga avenida
arbolada y según nuestras pocas referencias, podemos deducir que estamos
perdidos. Nos detuvimos en un puesto de carnitas para obtener información; al
menos confirmamos que la gente
está enterada de la “fiesta”. Sin
mucha aclaración, retomamos el
camino de regreso y después de
explorar calles erróneas, salimos
de nuevo a la calle principal, donde
encontramos a unos muchachos
que nos brindan valiosas
indicaciones para llegar al “breiks”.
Suponemos que ahora sí vamos por el buen camino, dos datos son importantes:
los cinco minutos de distancia y los arbolitos de navidad a la izquierda.
Al percatarnos del anuncio “Arbolitos de Navidad”, un hecho termina toda
sospecha: varios automóviles están dando vuelta a la izquierda. Salimos de la
carretera en ese rumbo y comenzamos a subir por un camino de terracería,
nuestro coche forma parte de una fila de luces. En poco tiempo, las altas y
frondosas coníferas muestran que nos encontramos a la entrada del bosque; nos
disponemos a dejar el auto en un amplio
espacio destinado a fungir como
estacionamiento.

Hay que subir a pie un poco más, tan sólo
para llegar a las taquillas; en un descanso

21

de la subida puede observarse algo de luz, se trata del cuerpo de un viejo autobús
que sirve como centro de disputa por los boletos de entrada. A través de las
ventanillas, la gente vende y compra las entradas, el sitio se encuentra rodeado de
policías con apariencia de paramilitares. Los faros de uno de sus vehículos
ofrecen la mayor parte de la iluminación.
La adquisición de los boletos era un poco violenta y desordenada ya que
estaban los que rogaban por un descuento, mientras que otros exigían el canje de
los sus boletos comprados en preventa. Al parecer muchos de los que compraron
sus boletos en la tienda Astral Freaks, se vieron engañados, ya que al exigir la
pulserita que fungía como boleto de entrada, se les decía que su boleto ya había
sido entregado. Aún mostrándoles identificación para demostrar su identidad y
corroborar que la firma era la misma que la de atrás de su boleto de preventa, aún
así los responsables del canje, se negaban a revisar los documentos. Los gritos y
las quejas demostraron que muchas veces los problemas no son siempre culpa de
las personas que no tienen dinero y quieren entrar a la fuerza. También existen las
equivocaciones y la mala organización por parte de los encargados de hacer la
fiesta ya que las personas que compran en preventa para ahorrarse los
empujones y las colas de la taquilla, se ven con el problema de que se les validen
sus boletos de $250 pesos, considerada como una suma de dinero considerable
para algunos.

Nosotros, una vez con los boletos, retomamos la subida caminando al
interior del bosque. No hay indicación alguna, sólo queda seguir la vereda que
asciende. Nos alejamos completamente del bullicio en “las taquillas”, de vez en
cuando, alcanzamos a percibir gente pasando a nuestro lado. El sonido es
efectivamente de naturaleza, varios insectos, el viento entre los árboles, los pasos
en la tierra, parecería que llevamos a cabo una excursión nocturna. Por suerte,
una luna en cuarto menguante alumbra el trayecto. Han pasado casi treinta
minutos, la subida se ha vuelto un tanto pronunciada, a lo lejos, puede
escucharse ya algo de música. En torno a dos o tres fogatas nos topamos con
individuos dormidos, algunos recostados a sus anchas, otros sentados con la
cabeza sumida entre los brazos. Al parecer eran las personas que, sin contar con

22

el dinero suficiente para pagar su boleto, se aventuraron entre el bosque para
burlar a las personas y seguridad y fallaron en el intento quedándoles como único
remedio, esperar al amanecer para volverlo a intentar o para tomar el transporte
de regreso a sus casas.

Finalmente, después de una simple revisión por parte de la seguridad,
atravesamos una puerta de alambrado siendo recibidos de inmediato por el
protagonismo de la música electrónica.

El espacio es muy amplio
(caben tres canchas y media de
fútbol profesionales), aparentemente
circular, es una planicie rodeada de
relieve que podría recordar a un
cráter. Ubicado al centro, en el
extremo opuesto de la entrada y
salida, podemos ver el escenario:
una alta tarima con un marco bien
decorado.

El escenario está conformado por varias mantas con colores fluorescentes y
diseños tribales junto con el símbolo que representa a la disquera de MAIA. En el
centro de este se aprecia un alebrije de dragón, de múltiples colores,
predominando el amarillo, el rojo y el morado, convirtiéndose en el elemento
principal de la fiesta.

A unos quinientos metros, enfrente del escenario principal, se observa otra
estructura, el espacio en medio constituye la extensa pista. La decoración
sobresale por su fluorescencia, las luces neón contrastan con un blanco que a
ratos se vuelve verdoso. Las formas son frecuentemente triangulares y se juega
con lo poliedros, dando al escenario un aspecto aerodinámico. Algunas telas, muy
largas, cuelgan y flotan en el aire logrando la sensación de ligereza. Intensas luces
intermitentes parecerían coordinarse con el incansable ritmo de la música. En el
extremo izquierdo se hallan colocadas alrededor de quince carpas que ofrecen

23

productos varios: bebidas (agua, cerveza, bebidas energéticas), comida rápida,
artículos decorativos y ropa. De lado opuesto se encuentra la parte abierta al
bosque, a lo largo sube por ahí un camino de ignoto destino. En el día, con plena
luz del sol, esta parte se convierte en el refugio predilecto para encontrar algo de
sombra. Podría decirse que los árboles envuelven todo, frente al escenario, el sol
saldrá entre las salientes de la montaña. Hay bastante basura tirada en el suelo,
especialmente vasos y botellas de agua, pero es tanta la gente que los desechos
pasan fácilmente desapercibidos.
En el día, el único cambio notable es la sustitución de los colores
fluorescentes y las luces de neón, por los
colores vivos que son intensificados y
multiplicados por espejos. También son
motivo de atención los efectos de la tierra
desprendida por el viento durante tanto
tiempo, especialmente el espacio para
bailar se encuentra cubierto por una
permanente nube de polvo.

Personajes:

La primera impresión, antes de entrar a la fiesta, fue la de policías más o
menos prepotentes y gente aparentemente desorientada. Después, varios sujetos
con aire de desamparo, dormitando
alrededor de fogatas. Una vez dentro del
lugar, la gente puede verse dispersa por
todos lados pero la concentración en la
pista es impresionante. Miles de cuerpos
aglomerados se mueven en conjunto
semejando una nueva capa de suelo. La
gente viste ropa casual, predominan los
tonos negros y grises aunque también existen quienes llegan a lo muy colorido o

24

estrafalario. La constante en la vestimenta es la comodidad. No se ubican grupos
claros de identificación como tribus urbanas o modas recurrentes, sin embargo,
nadie hace gala de alguna clase de elegancia o formalidad en el vestir.
Una gran mayoría de los asistentes son hombres, las mujeres son más bien
escasas y a veces sobresalen por su maquillaje, algunos adornos, o elementos
decorativos afines al concepto general del escenario. También la mayor parte
pertenece a los estratos socioeconómicos
de nivel medio y medio-bajo,
encontrándose todos dentro de un
espectro que va principalmente de los 18
a los 28 años de edad.
La forma de diferenciación se
encuentra más en la actitud que en las
maneras de vestir; así, son tipos distintos
de personas aquellas que bailan de las
que no bailan, las que toman alcohol de las que no toman, las que consumen
drogas de las que no consumen y especialmente, las que están despiertas de las
que no lo están. Habrá una diferencia evidente entre el sujeto que baila de forma
incesante y el que se encuentra tirado en el suelo, dormitando o drogándose. De
este modo puede aducirse la presencia de dos grupos específicos, el de los que
semejan bultos en el suelo y el de los que no detienen la danza electrónica.
Igualmente deben añadirse los
organizadores, cuya forma de vestir
también difiere siendo a veces
menos

desarreglados;

los

animadores,

gente

disfrazada
especialmente o montada en zancos,
practicando actos circenses; y los
músicos o DJs, (disc jockeys),
protagonistas

indudables

del

25

escenario que sobresalen más por su estilo al mezclar y generar música, que por
sus rasgos físicos o detalles de vestimenta.
De los individuos más compenetrados con el ritmo de la música, a los que
parecen estar exhaustos sobre el suelo, está desde el luego el punto medio, gente
de pie, que sin bailar, aparentemente disfruta con la dinámica de los sonidos
electrónicos.

Interacción:

La mayor parte del tiempo y en la mayor parte
de los casos, las personas se encuentran
ensimismadas, no obstante, es evidente su
interrelación al observar los movimientos sincrónicos
de todos los que bailan. El ritmo de la música
electrónica termina así por unir irremisiblemente a
todos los que suponen bailar sin salir del espacio
individual.

A pesar de que el DJ no se caracteriza por efectuar un espectáculo o ser
una especie de estrella de admiración
colectiva, casi toda la gente vuelve su vista
hacia el lugar en el que se encuentra: el
escenario. Prácticamente no hay nadie que
de la espalda o se encuentre indiferente a
lo poco que ocurre en el escenario,
situación que demuestra la existencia de
una clara correspondencia entre los

actores y el público.

La conversación es casi nula en el espacio específico de baile, aunque
existe una clara comunicación corporal y una empatía entre los asistentes ya que
se sonríen, se echan ánimos, otros se abrazan y algunos incluso se besan. La
comunicación directa que puede haber entre los individuos, se debe

26

principalmente a dos razones: el cambio de DJ y el intercambio de drogas. Cada
vez que un DJ sustituye a otro, la fiesta sufre un cambio que se percibe en todos
los asistentes, el ritmo y el estilo se modifican dando lugar siempre a un efecto de
más o menos aprobación por parte de la audiencia. Se comenta sobre el nuevo
artista que va a iniciar su “set” o su acto de música, ya sea porque ya lo han
escuchado antes o simplemente porque existen expectativas positivas o negativas
con respecto al músico.

En el momento que inicia el DJ a mezclar o a tocar, dependiendo de la
situación, se oyen gritos de aprobación la mayoría de las veces. Las personas
platican para informarse y para intercambiar sus percepciones del momento.
Aunque parezca que la gente no se comunica mucho, sus miradas perdidas, sus
muecas distorsionadas expresan su estado de animo y su estado de sobriedad.
Entre las personas quizá no existan muchas palabras, pero una mirada, una
sonrisa dicen más que mil de ellas.

Durante el evento, la gente puede imprimir más energía en el baile o
simplemente aprovechar para reducir el esfuerzo y descansar un poco,
dependiendo de la música que el músico
elige. En algunos casos, no muy
frecuentes, el DJ es a tal nivel efectivo,
que llega a dirigir a voluntad al público
convirtiéndose en auténtico líder de los
asistentes. Pareciese como un shamán
dirigiendo a su tribu, sintonizándolos en
unísono.
También la ocasión para extraer o compartir una droga puede ser motivo
importante de interacción entre los individuos, aquí entran en juego condiciones
como el tipo de droga, los efectos que produce, la cantidad consumida y el
momento en el que se consume. Generalmente, esta clase de acción termina por
conducir a un mayor ensimismamiento, pero implica a veces un rito imprescindible
dentro del grupo.

27

Las drogas parecen ser un elemento esencial en estas fiestas ya que
la mayoría comenta sobre su estado o preguntan: “¿Qué te metiste?”, “¿Cómo
andas? “, etc.

A pesar de la música, del baile y de los efectos excitantes de los
anabólicos, son pocos los individuos que manifiestan emociones claras; puede
disminuir o aumentar la actividad y la intensidad de los que bailan pero la
demostración de sentimientos y afecciones parece no salir demasiado de un
marco de neutralidad en algunos.
Existe el caso de personajes que sobresalen por encima de otros ya que
bailan más, brincan, gritan demostrando un estado eufórico. Aunque estas
personas parezcan sobreexcitadas, su relación con los demás es muy tranquila
siempre manteniendo el respeto entre ellos.

Al mediodía la interacción en las personas sufre un cambio ya que la
mayoría de las personas están aterrizando de sus “viajes” de alguna sustancia
consumida. Muchos optan por irse a sentar o a recostar a la sobra que rodea el
lugar. Otros se mantienen enfrente del escenario y continúan bailando con mucha
intensidad. Existen otras personas que optan por comprar algo de comer en los
puestos de comida que rodean el lado izquierdo del lugar.
Chavos y chavas con paletas heladas, cervezas, y botellitas de agua, llenan
el rave. El calor insoportable y potente obliga a la mayoría a refrescarse con las
bebidas que ofrece la fiesta a pesar de ofrecerse a altos precios.
Las carpas donde se vendían las cervezas, estaban atiborradas de
personas todas tratando de saciar su sed. Aún cuando las pequeñas carpas rojas
contenían a más de 100 personas. Todas estas estaban muy tranquilas, sin
ningún empujón, y muy ordenadas. Las personas pedían con calma aunque ya
llevaran largos minutos tratando de llamar la atención de la persona que servía las
bebidas. Después de la espera, las personas siempre se muestran muy cordiales
cuando se les pide que les ofrezcan de su trago.
El rave se sigue alargando y el lugar sigue atiborrado de gente. A partir de
la una de la tarde muchas personas ya muestran gran agotamiento y deciden

28

partir para sus casas. Ya con la luz del sol, uno se percata que el camino de
regreso es una bajada empinada con una tierra café de textura muy fina que se
levanta con cada paso que se da. El polvo levantado, lastima los ojos y se siente
como se penetra por la nariz y la boca. Los dientes se sienten sucios y con
partículas de tierra. Las personas caminan en grupos aunque existe poca
conversación. El cansancio es tal que existen pocas palabras que se puedan
decir.

Al terminar la bajada uno se puede percatar que la mayoría no trae vehículo
propio. Por lo mismo se ven a muchos jóvenes empolvados, y ojerosos, pidiendo
aventones en la calle o caminando rumbo a la terminal de Amecameca. Se percibe
un sentimiento melancólico entre los asistentes que parte, ya que la fiesta para
ellos ya terminó y se tienen que afrontar al un largo camino de regreso.

29

3. FUNDAMENTOS IDEOLÓGICOS QUE CONFORMAN AL RAVE
MEXICANO: una nueva forma de sociabilidad emotiva

Los raves podrían parecer como un fiesta sin sentido y sin ideología ya que
las personas demuestran ensimismamiento y poco interés en las personas que les
rodean. Al mismo tiempo carecen de un sentimiento político o social en donde se
busca un fin determinado. Aún así las personas que asisten a estos eventos y que
se consideran parte de este movimiento específico, si consideran que los raves
tienen una ideología definida denominada como PLUR (peace, love, unity,
respect), la cual prevalece intrínsecamente, a pesar de los cambios que ha sufrido
el movimiento con el pasar de los años.
La paz se refiere a no buscar broncas ni guerras, la libertad nace de uno
mismo y de la capacidad de poder hacer lo que uno quiera siempre y cuando
estés adaptado con los demás; la unión nace del sentimiento armónico de que
todos pertenecen a un todo y finalmente el respeto es básico porque con eso
puedes ser tu y al mismo tiempo dejas ser al otro.

La percepción de los que frecuentan estas fiestas y que están involucrados
con esta subcultura, identifican diferentes valores que creo que tienen aun más
importancia que el PLUR, ya que este, aunque es el pretexto y la base del rave, no
es tan certero como la experiencia individual de los ravers. La concurrencia de
nuevos grupos, la masificación de los eventos y la adopción de nuevas modas, a
creado una división entre la teoría y la práctica de esta ideología. La división se da
en la violencia que se suscita en los lugares, en el costo de entrada a los eventos
que no todos pueden cubrir (lo que vuelve al evento un tanto selectivo), y a los
diferentes grupos que existen dentro de la comunidad raver. Los valores PLUR
tampoco son llevados tan puramente en los asistentes ya que existe cierta
discriminación entre ellos denominándose con nombres despectivos como
“chakales”, “fresas”, “clubbers”, “moners”, “nacos”, etc.
Sin embargo, estos elementos siguen siendo secundarios, para lo que el
rave representa; ya que es una experiencia real y no utópica. El rave ideal sería el

30

que siguiera al pie de la letra la ideología PLUR sin los elementos antes
mencionados, sin embargo, en la realidad persiste las notas claves de lo que el
rave trata de representar.

La práctica de la ideología no es un hecho constante entre los participantes
de la cultura rave y sobre todo fuera de la fiesta. Muchos llevan una vida común y
corriente durante la semana, otros más estrictos tratan de hacer presente su
identidad en la cotidianeidad, sin embargo no dejan de estar inscritos en el
sistema social convencional en el trabajo, la escuela y otras actividades como las
deportivas. Tal vez ese factor es el que hace que la fiesta rave tenga más
intensidad y sirva de descarga.

La mayoría de las personas que atienden al rave no consideran como su
finalidad primordial el escaparse de la realidad durante la fiesta. Es una manera de
sentirse libre y de recuperar la identidad perdida que ocurre en las grandes urbes
donde el individuo es uno más del montón. La libertad es entonces la finalidad
ideológica de un rave.

La libertad se relacionada con la “Paz” del PLUR, se entiende como una
catarsis, una liberación, un proceso de desintoxicación de la vida urbana. Un
momento de recreación y no de evasión ya que se está conciente de que es un
festejo con límites de espacio y tiempo pero que puede ser utilizado para vaciar la
mente antes de regresar a la normalidad, concientes de una futura saturación
citadina para posteriormente liberarla en otro rave. Una forma de reafirmar su
identidad de recrearse tras estar en un ambiente que les merma su identidad. En
como un reencuentro con ellos mismos, no una evasión. Es sentirse vivo,
reconocerse como individuo, pertenecer dentro de un grupo, compartir emociones
y sentimientos con otros como uno. Es por eso que el rave ofrece una nueva
forma de sociabilidad donde el ambiente y la emotividad, le da una finalidad
colectiva e individual.

Este mismo contexto es coherente con la idea de realizarlos en espacios
abiertos y naturales ya que se trata de nuevamente salir y romper con lo

31

establecido en las ciudades: el orden, lo mecánico, lo superficial y material. Con el
rave “disfrutas más de lo que el mundo te puede ofrecer aparte de las tecnologías
de todos los días”, respuesta iluminada por parte de uno de los entrevistados.

Es entonces que el rave rompe con lo cotidiano siendo una manera
posmoderna de vivir en donde, no solamente se interrelaciona uno de manera
distinta, sino que se crean sensaciones colectivas que no ofrecen los espacios
públicos dentro de las ciudades.

La ideología de los raves se ha considerado efímera y carente de sentido a
lo que hemos concluido que si mantiene una finalidad específica aportando una
nueva forma de realización existencial entre los jóvenes.

4. IDENTIDAD DEL MOVIMIENTO: sub-grupos y estéticas diversas

La palabra raver, es muy extensa para describir a las personas que
atienden a los eventos al aire libre de música electrónica. Se pueden identificar
dos grupos principalmente: los Plur, y los Chakals o chakrals. El estándar no está
bien definido ya que los grupos dentro del género de psycho no dependen tanto de
la ropa, ni de tu aspecto físico sino de ciertos actos y comportamientos realizados
antes y durante la fiesta.

Los chakrals que son los desapegados de la ideología y del evento y que de
hecho van en contra de sus principios propiciando la violencia y el robo. También
se distinguen por el tipo de drogas que utilizan como thinner, los pegamentos,
“chochos” y cocaína que no les produce el efecto para entrar en ambiente. Esto se
debe a que estás drogas no producen efectos alucinatorios, ni corpóreos como la
sensación de ser parte de un todo y de estar en comunión con las demás
personas.

Otro grupo es el plur, es mucho más apegado a la ideología descrita
anteriormente. Van al rave para disfrutar la fiesta, bailar y entrar en una conexión

32

con los demás. Se dejan llevar por la “buena vibra” compartida incluso aun sin
consumir drogas (aunque su consumo si es generalizable).

En realidad estos grupos pueden ser confundidos por el aspecto físico ya
que muchos de los accesorios utilizados se han satanizado dentro de el mismo
movimiento considerando a chakals, a los que portan de accesorios como los
elfos, joyería plástica, y extravagancias como alas y disfraces. Se dice que ellos
han deformado al movimiento ya que lo adoptan como una moda pensando que
de esa manera pertenecen al grupo.
Normalmente estas prendas o accesorios se fueron popularizando ya que
es normal que los jóvenes apropien ciertos estilos y tendencias que les parezcan
atractivas y agradables. También es una manera de identificarse en el otro en
donde la prenda expresa lo que eres o lo que te gustaría ser. Esta moda, que
supuestamente caracteriza a los ravers de psycho, nacen dentro del mismo
movimiento, donde los mismo organizadores o Djs, o asistentes comunes, son los
que las portaron por primera vez. Para los iniciadores tienen un significado
específico, significado que se va deformando con la apropiación particular de cada
individuo. Esto también refleja el sentido individual y a la vez colectivo del rave en
donde existen elementos simbólicos (ropa, decoración, drogas, música, Djs, etc)
pero con un espectro amplio de significados.

5. EL RAVE COMO RITUAL

Los raves tienen ciertos aspectos ritualíticos en donde las personas se conjugan
para desarrollar ciertas actividades y usos constantes. El sociólogo Jean
Cezeneuve, define a un rito como: “el acto individual o colectivo que siempre aún
en el caso de que sea lo suficiente flexible para conceder márgenes a la
improvisación, se mantiene fiel a ciertas reglas que son, precisamente, las que
constituyen lo que en él hay de ritual”: (16) El rito por consecuencia es un acto que
provoca consecuencias reales y mantienen un carácter universal.
Toda sociedad esetá compuesta de ritos, los cuales le dan sentido a sus
prácticas y le crean significados a sus creencias. El rave por obligación, al ser una

33

sub-cultura, también tiene sus ritos divididos en: los anteriores al rave, durante el
rave y después del rave.

El ritual comienza mucho antes que la fiesta rave ya que existen acciones
previas al evento. Algunos compran sus boletos antes del evento para asegurar
su entrada y evitarse de problemas en las taquillas de venta el mero día. Otras los
compran en el lugar, otras piden descuentos y otras optan por buscar el camino
más fácil para brincarse o para burlar a la seguridad del evento.
La preparación mental existe desde días u horas antes del evento. Existe
nerviosismo y emoción. Se prepara todo lo que se va a llevar, desde la ropa
correspondiente o adecuada para el lugar, hasta los estupefacientes que se van a
consumir en el evento. Para todos el tiempo que transcurre antes del rave es muy
importante. Se preparan mental y físicamente para adentrarse en la aventura que
presenta el rave al que van atender. Es como preparase para una excursión donde
no se sabe cuales van a ser los resultados de la noche y del día.
Muchos resaltan la importancia de la naturalidad del ambiente, ya que no es
un escenario prefabricado, que tiene su propia identidad y vida que permite un
mayor grado de interacción entre el individuo y ambiente y entre persona y
persona. Antes de llegar, se puede tomar alguna sustancia preferentemente el
alcohol para entrar en un estado de ánimo relajado. Las personas llegan al lugar
dentro de las últimas horas de la noche, no al principio de la fiesta ya que el mejor
ambiente es avanzada la noche e incluso rayando el amanecer. El lugar retirado y
en espacios abiertos permite una experiencia vivencial desde que te acercas al
lugar. La música se percibe a lo lejos y te guía al lugar destinado seductoramente.

Ya en el lugar, es común el uso de drogas (aunque no indispensable) para
entrar de lleno en el ambiente. Algunos las consumen poco después de su arribo,
otros aguardan unas horas a un ambiente más propicio pero en ambos casos, los
efectos de las drogas terminan por ponerlos a bailar toda la noche hasta que
termina el evento. Momento en el cual regresan a sus casas y descansan.

34

Para muchas personas el consumo de las drogas puede ser visto de
manera desaprobatoria pero su uso en los raves, no necesariamente es utilizado
como forma de evadir el mundo real. Existe su lado recreativo, su lado explorativo
y su lado práctico.

Las drogas producen efectos en donde el individuo, se relaja, se siente en
comunión con los demás y extático creando una sensación de felicidad y de
estársela pasando bien. Estas sustancias también pueden producir efectos de
descubrimiento en donde se tienen lapsos de comprensión de su entorno y de su
persona. Esto produce una afirmación de su existencia, y de el resto de las cosas
y personas que lo rodean. Dentro de sus múltiples usos también existe el lado
práctico de las drogas como las tachas y los ácidos ya que te permiten aguantar
tanto el clima de bajo ceros como las largas horas que dura el evento. Sin ellas
probablemente estos festivales de música electrónica durarían unas pocas horas y
las personas no se mantendrían bailando toda la noche como sucede
normalmente en los raves.

El rito del rave puede ser adoptado como la fisicalidad de la experiencia,
explicado en Tiempo de tribus de M. Mafessoli en donde se utilizan ciertos
espacios específicos para interactuar y compartir de una manera muy particular,
en este caso la danza.

La danza es considerado el rito más prominente del rave. Uno no va a
drogarse o a interactuar con las personas. La finalidad de estar en un rave es
estar bailando al ritmo de la música. Los ritmos repetitivos, las decoraciones
geométricas y los efectos de las drogas, producen un baile incesante en donde las
personas se envuelven con la música entrando en una especie de trance
meditativo. Este efecto puede ser comparable con otras culturas incluso indígenas
donde se danzan ritmos repetitivos hasta entrar en un trance y así conectarse con
las fuerzas divinas. Lo mismo sucede en el rave aunque sin la intención mítica o
religiosa que prevalece en otras culturas.

35

Un rito no es indispensable para la vida social, tampoco tienen una utilidad
visible, su eficiencia no está basada en lo empírico, sin embargo los ritos
fundamentan ciertas creencias y se terminan convirtiendo en hábitos o
costumbres.

La danza, ,la música electrónica psicodélica, y las drogas, son elementos
ritualísticos que conjugan a crear la esencia del rave. A diferencia de otros
lugares de recreación en donde la apariencia y el llamar la atención son elementos
importantes dentro del ritual, en el caso del rave, la no apariencia es parte del
ritual. Es decir, la conexión se da al identificar la razón por la cual los integrantes
asisten: bailar, recrearse y separarse de la cotidianidad. No es un evento con las
clásicas convenciones sociales ya que precisamente tiene el objetivo de alejarse
de la dinámica convencional. La diversidad y la masa son factores que también
influyen en ese sentimiento de unión ya que hay miles de rostros, de identidades y
no te sientes encasillado, restringido o mirado. Muchos hablan de la “vibra” que se
traduce a la certeza de que muchos están ahí por el mismo motivo, sienten y
buscan lo mismo.

El rito del rave también continua hasta terminado el evento, ya que el
regreso a casa siempre se mantiene en un ámbito parecido y repetitivo. Los que
traen coche regresaran cansados, manejando a velocidades lentas en sus coches,
con ansías de llegar pronto a casa a bañarse y descansar. Por otra parte están los
que llegan en transporte público que recorren largos caminos para llegar a las
terminales de autobuses o para conseguir algún aventón en las carreteras. El
punto es que todos saben que la magia termino, tanto de la música como de los
efectos de las drogas, y por lo tanto es tiempo de regresar al ambiente cotidiano,
predecible y repetitivo de la ciudad.

Un rito puede ayudar a describir y a comprender un fenómeno social
completo porque aunque las situaciones externas cambien, el rito permanece
inalterable, sólido y estable, convirtiéndose en el esqueleto de la cultura. Los ritos

36

pueden llegar a cambiar y poco a poco también existen modificaciones ya que se
significan y resignifican sus elementos constantemente.
Los raves han pasado por este proceso ya que la música va innovando, y
evolucionando. El baile va adoptando nuevos movimientos,. Las formas de
entretenimiento como el performance también se va alterando volviéndose cada
vez más creativo y diferente.

6. EL SENTIDO UNDERGROUND Y LA SATANIZACIÓN
ADULTOCENTRISTA

Los raves en sus inicios tenían un sentido subterráneo (underground) en
donde eran pocos los que se enteraban de los eventos. Los asistentes eran pocos
y todos se concebían como una pequeña familia. Cada individuo jugaba un papel
o función importante en el grupo. Antes las fiestas eran más comunales, e incluso
ni se cobraba o se cobraba solo para solventar los gastos de la misma fiesta. Se
tenía que estar realmente dentro del movimiento para enterarse de los raves.

El sentido underground se ha ido perdiendo conforme pasa el tiempo ya
que los eventos ahora son masivos y sus costos son muy elevados. Los canales
de difusión son mayores y con mayor alcance. Actualmente muchos se enteran a
través de Internet y por propaganda en grandes cantidades. El rave ha llegado a
tal grado de publicidad que hasta en programas de televisión nacional salen
anunciados creando el sentimiento de que un rave es solamente un negocio para
los organizadores.

Sin embargo, el hecho de tener que desplazarse a un lugar fuera de la
ciudad hace que el evento conserve todavía algo de underground en cuanto a que
no es un lugar de fácil acceso. Incluso en las cercanías, es necesario preguntar
por el núcleo de la fiesta. En las invitaciones, no siempre se da el lugar de
inmediato y otras veces se cambia el evento unas horas antes de comenzar.
El rave no deja de ser una fiesta para un fin recreativo por lo que puede
considerarse como una escena vacía y sin contexto político o social. También se

37

ha transformado en una escena donde se sabe que deja dinero siempre y cuando
se ofrezca algo de calidad. Los asistentes están concientes de esto, aunque esto
no determina que el movimiento haya perdido su ideología inicial.
Los raves quizá perdieron parte de su finalidad que es desprenderse de lo
material, ya que ahora se presentan fiestas en donde su única finalidad es tener
una ganancia económica. No siempre es el caso ya que existen organizadores
que hacen eventos con la finalidad de ofrecer un espacio agradable y seguro para
que los jóvenes se explayen.

La satanización por parte de las autoridades y adultos también son parte
importante de la escena rave. La falta de información del movimiento ha
propiciado a que muchas personas tengan una concepción errónea de esta tribu
urbana. Algunas personas, no correspondientes a este grupo, se han dedicado a
desprestigiar a todo movimiento juvenil fomentando prácticas delictivas como
robar y armar disturbios en espacios públicos y familiares. El problema de estas
personas no recaen en un movimiento específico sino en la falta de preocupación
por parte del gobierno de nuestro país, así como la carencia de valores y
educación en las familiar mexicanas.
Los adultos y las autoridades tampoco se han preocupado por visualizar a
los movimientos juveniles desde una perspectiva objetiva tratando entonces de
comprender que los raves no son solamente fiestas, sino una manera de
descubrirse y de reencontrarse con uno mismo.

38

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->