BETH FANTASKEY

FORO AD’

1

BETH FANTASKEY

FORO AD’

2

Sinopsis
Si estás leyendo esto Antanasia, significa que el destino se ha desarrollado como tu padre y yo imaginamos y tú has encontrado tu camino a casa. Espero que tu existencia hasta en este punto haya sido feliz y que estés preparada para los retos y riesgos por venir... Cuando Jessica Packwood descubrió que era una princesa vampiresa de Rumanía, se llevó el susto de su vida. Y luego resultó que esa era la parte más fácil de todo. Ahora, casada con el Príncipe Lucius Vladescu, tiene que reclamar su trono y convencer a una nación vampírica que ella es idónea para ser su reina. Pero Jess ni siquiera es capaz de pedir una comida decente a los miembros del personal del castillo, por no hablar de aquellos sujetos no-muertos a los que les encantaría verla fallar. Y cuando Lucius es acusado de matar a uno de los vampiros más viejos y encarcelado sin la sangre que necesita, Jessica se encuentra sola, luchando por la supervivencia de ambos. Desesperada por limpiar el nombre de su marido y ganarse un descanso, Jess pide ayuda a su mejor amiga Mindy Stankowicz y al misterioso primo italiano de Lucius, Raniero Lovatu. Pero ambos guardan algunos secretos muy oscuros. ¿Podrá Jess descubrir en quién confiar y cómo afianzar su poder, antes de perderlo todo, incluyendo al vampiro que ama? Lleno de romance, misterio y peligro, la esperada secuela de Guía de Jessica para ligar con vampiros nos enseña que a veces una princesa tiene que ganarse el «y serán felices para siempre», con una afilada estaca en la mano.
Traducido por Dara Corregido por Angeles Rangel

Libro # 2 de la Serie Jessica

BETH FANTASKEY

FORO AD’

3

Prólogo
Traducido por Rodonithe Corregido por Angeles Rangel

—¿Madre? La nieve caía alrededor de ella y se paró con la espalda frente a mí, su cuerpo envuelto en un brillante color rojo. Carmesí… el color de Mihaela. La reina que una vez dominó a los Dragomirs, luciendo como una mancha de sangre contra el extenso color blanco, y aún ella tan fuerte y sustancial como las aserradas rocas de Carpathian que se alzan en la solitaria montaña rumana donde siempre nos encontrábamos. Di un paso hacia ella, sin comprender ¿Por qué no se giraba hacia mí? —¿Madre? Y así Mihaela Dragomir se giró, su rostro oscurecido por la capa. Y en sus manos sostenía un objeto, algo que presionaba contra su pecho de una manera que parecía poder atravesarla. Pero Mihaela no es sumisa, fiera hermana, y esa cosa… no es una reliquia sagrada. La estaca… La estaca color sangre La estaca de Lucius, la que él uso para destruir a su tío y la que el casi utiliza para… —¡No! ¡Nunca! Peleando, luchando contra algo que parecía presionar contra mi pecho, me esforcé a sentarme y abrí los ojos para ver la luz del fuego parpadeando contra la piedra, y por un segundo no estaba segura de dónde estaba. Poco a poco a pesar, vi lo que me rodeaba. Estaba en la casa de Lucius, en casa, nuestra casa. En nuestra cama. Esa presión en mi pecho... no era... era tan sólo las pesadas mantas que siempre necesitábamos en nuestro grande y frio dormitorio, a pesar de que ardía un fuego en la chimenea.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

4

Tomando una respiración profunda, extendí mi brazo y apoyé mi mano en su hombro, tranquilizándome a mí misma que todo estaba bien. Mientras Lucius estuviera conmigo, yo iba a estar bien. Sin embargo, las imágenes de la pesadilla llegaron corriendo por detrás. La estaca, que yo no había visto desde la noche que Lucius apretó sus colmillos contra mi garganta y me volvió a crear como un vampiro… ¿Por qué había soñado con ello? ¿Y por qué tenía mi madre biológica — que nunca me haría daño— la sostenía? Había empezado a soñar con Mihaela volviendo a Pennsylvania, y esos sueños se habían hecho más frecuentes desde que me casé con Lucius y me mudé a Rumania. Era como si mi madre, destruida poco después de mi nacimiento, estuviera tratando de protegerme mientras me esforzaba por seguir sus pasos y convertirme en un gobernante, apoyándome en un diario que había dejado para mí como ayuda. Un póstumo regalo de boda que me guía, mientras aprendo a ser una princesa. Mi corazón empezó a latir más rápido de nuevo. ¿Estaba aprendiendo? Estaba tratando de... Retorciéndome debajo de las mantas, me moví hacia Lucius en la enorme cama, en la que, una vez me confesó que había probablemente estado esperando que los Sabios Vladescu me quitaran la vida, convenientemente eliminando a su novia Dragomir del poder y permitiendo a los Vladescus tener el dominio indiscutible sobre nuestras familias. Le di una patada a los cobertores, una especie de natación a través de ellos, repentinamente impaciente por estar al lado de él. Todo en su casa —nuestra casa— parecía ser tan grande a veces. Incluyendo las sábanas. Lucius dormía en su lado, a espaldas de mí, y me presioné cerca de su espalda, sintiendo la frescura de su cuerpo. He compartido esa frescura, también, desde que me había mordido, sellando nuestro destino y un pacto de hace unas décadas, decretando nuestra matrimonio con el interés de detener una guerra entre nuestras familias rivales. Presionándome más contra mi marido —todavía sonaba tan extraño— escuchado su constante respiración, que siempre me tranquilizaba cuando me ponía nerviosa.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

5

Lucius no tenía miedo. Él prosperó en el descarte de los clanes. Eso fue para lo que había nacido y sido criado. ¿O se preocupaba a veces? —¿Lucius? —Me levanté en un codo y lo sacudí con suavidad, necesitando ver sus oscuros ojos y escuchar su voz profunda y tranquilizadora—. ¿Lucius? —¿Sí... sí? —murmuró. Se dio la vuelta sobre su espalda y buscándome por debajo de los cobertores, que eran costosos y rígidos y me hacían extrañar la suavidad y las desgastadas sábanas de franela de mi cama, en Pennsylvania. Pero, ¿cómo podría una princesa pedir por franela? —¿Sí, Jessica...? Descansando mi mano sobre su pecho, lo sentí subir y bajar con tanta lentitud que me pregunté si se había vuelto a dormir. Pero no pude dejar de preguntar en voz baja, para que los guardias de fuera de nuestra puerta no nos oyeran. —¿Qué significa si un vampiro sueña con una estaca? Lucius no respondió, y me di cuenta que estaba durmiendo sin duda — probablemente agotado por otro día más de lucha por unir a nuestras obstinadas familias—, entonces me recosté y acurruqué contra él. En respuesta a la presión de mi cuerpo, dio media vuelta y me jaló cerca de él, así que podía sentir toda la longitud de su poderoso cuerpo de guerrero contra el mío, como cuidando mis espaldas. En lo alto de esa montaña en Rumania, en el corazón de un confuso castillo que supuestamente gobernaba, donde todavía seguía perdida en los retorcidos pasillos, la noche se puso muy quieta. Incluso el crepitar del fuego parecía oírse más tranquilo. Después de unos minutos de forzarme a olvidar la pesadilla, me empecé a quedar dormida de nuevo, cuando de pronto Lucius murmuró, casi susurrando, su aliento frío contra mi cuello. —Traición. Me puse rígida en sus brazos. ¿Estaba respondiendo a mi pregunta o atrapado en sus propios sueños? ¿Sus propias pesadillas?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

6

Incluso si fuera el último, no era exactamente reconfortante. ¿Mi esposo tiene la deslealtad «la traición» en su mente? Y Lucius, como todos los vampiros, ponían mucha confianza en sus sueños. —Traición —dije la palabra en voz alta, tratando de asegurarme de que era lo que le había oído decir—. Traición. En el sonido de mi voz, que era suave pero audible lo suficiente como para romper el profundo silencio de la montaña, Lucius, que parecía estar inquieto, envolvió su brazo lleno de cicatrices más apretado contra mí, por lo que quedé atrapada contra su pecho. Tomé su mano y la empujé para darme un poco de espacio para respirar. No me dejó ir, sin embargo, y traté de volver a moverlo. Con la punta de mis dedos, podía sentir otra profunda cicatriz, una X en su palma que lo marcaba como mío, cortada en su carne en nuestra ceremonia de matrimonio y su anillo de bodas en su mano izquierda. Su mano dominante. La que había usado para manejar la estaca cuando él me mantuvo de una manera muy diferente, en este mismo castillo, no demasiados meses atrás.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

7

Capítulo 1
Antanasia
Traducido por Mais020291 Corregido por Lover Killer

De todas las cámaras siniestras en el Castillo Vladescu, sin contar las mazmorras subterráneas, por supuesto, la que servía como una sala de justicia tenía que ser justo la peor. Como cualquier otra habitación debajo de la tierra, ésta tenía una chimenea con un flameante fuego, pero las llamas se veían más infernales que alegres. Daban miedo, moviendo sombras en las paredes de piedra grises y definitivamente no hacían mucho para calentar la rígida decoración, que consistía en un semicírculo de bancas para los testigos, una mancha en el suelo de piedra donde el acusado estaría de pie, y una mesa larga dónde me sentaba junto a Lucius en una silla dura, y estrecha. Los Ancianos esperaban en asientos similares al lado nuestro, los diez vampiros adultos sentados extraordinariamente quietos. Moviéndome en mi silla, intenté y fallé, tratando de estar más cómoda. Debería demandar a las personas que diseñaron Mi Pequeño Pony Castillo de Cristal Arcoíris con el que jugaba cuando estaba en el jardín de infantes. Ello me llevó a creer que los castillos estaban llenos de arcoíris y pastelitos y muebles de colores rosado pastel. Nada de piedras y fuego y… sangre. Volteando un poco a los costados, intenté encontrar los ojos de Lucius, pero él estaba mirando hacia adelante, obviamente preocupado. Él también estaba muy quieto, excepto por su mano izquierda, que ausente frotaba su mandíbula, justo donde tenía una pequeña cicatriz. Yo sabía que eso significaba que él estaba escondiendo la tensión, y las mariposas en mi estómago se pusieron peor. Si Lucius está tenso, ¿cómo puedo siquiera imaginar el poder manejar esto? Mi esposo parece que sintió que me estaba poniendo muy nerviosa, entonces desplazó los ojos lo suficiente para recordarme:

BETH FANTASKEY

FORO AD’

8

—No te alteres, Jess. Ya hemos hablado de esto. Es parte de nuestros deberes. Bueno, Lucius nunca había usado la frase “alterarse”, pero habíamos discutido cómo mis nuevas responsabilidades incluían dictar la justicia, y a veces dictar de… —Que el acusado pase al frente Salté al tiempo que el tono de voz dominante de Lucius se hizo de pronto eco en las paredes y se volteó con el corazón hundido para ver que se nos había unido un vampiro que se mantuvo de pie atrás de la habitación, sus manos encadenadas y su cabeza cayendo hacia abajo. Él es un asesino, me recordé a mí misma, mientras mi boca se ponía seca. Un grupo de testigos lo vieron destruir a mi tío Constantin Dragomir. Y lo que estoy haciendo es como servir en un jurado. ¡Los humanos regulares hacen eso todo el tiempo! Me incliné hacia mi izquierda, buscando la tranquilidad de no estar sola al tomar la decisión del futuro del prisionero que estaba arrastrando los pies hacia la mancha pálida en el suelo. Pero mi tío Dorin, el único Anciano que consideraba un aliado, no estaba ahí y terminé encontrando la mirada de Claudiu Vladescu, quién sonrió. Tal vez ante el pánico que empezaba a crecer que seguramente estaba siendo evidente en mi rostro, o tal vez ante la perspectiva de escuchar mi testimonio sobre un asesinato. Mi estómago empezó a revolverse. Claudiu igual como su hermano mayor, Vasile, otro malo, vampiro vicioso, quién Lucius destruyó. Aunque sabía que estaba retorciéndome mucho para ser una princesa, me volteé para mirar a Lucius de nuevo, justo como él lo había dicho, con voz firme que no dejaba imaginarme a mí convocando a las personas en caso tuviese que hablar. —Cuéntale tu historia a este panel, Dumitru Vladescu, y decidiremos si mereces misericordia… o castigo. Debí dar mi atención completa al vampiro que estaba por luchar por su vida, pero me quedé observando a mi esposo, que se había parado en ese círculo meses antes, y afortunadamente no lo habían encontrado culpable por la muerte de Vasile. Por suerte, la mayoría de los Ancianos, sin contar a Claudiu, por supuesto, habían creído que Vasile atacó primero, dándole a Lucius ninguna otra alternativa más que defenderse.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

9

Nunca me permití pensar qué es lo que le podría haber pasado, y estaba contenta de no haberlo sabido mucho después que el veredicto fue dicho. Seguí estudiando a Lucius. ¿Cómo puede soportar estar en esta habitación, estando solo dirigiendo todo? ¿Y si el veredicto de hoy es la culpabilidad, él no tendrá que…? —Habla —Lucius instó a su pariente—. Esta es tu oportunidad para salvar tu existencia. Escuché tanto la dominante como la compasiva orden de Lucius, pero mi sangre fría de pronto se sintió como el hielo. Una existencia puede que realmente termine hoy día. Yo no soy sólo parte de un jurado. Soy la jueza, y Lucius puede que sea…. Dedos agarrando mi silla, finalmente me forcé a mí misma a encarar a Dumitru Vladescu, quién levantó la cabeza, así podía ver sus ojos oscuros, aterrorizados, porque sí lo encontraban culpable…. —¡No! Ni siquiera estaba segura si lo había gritado en voz alta, pero el chillido de mi silla al tiempo que salté, probablemente haya ahogado mi voz. —Discúlpenme —mascullé, haciendo una reverencia con mi cabeza—. Yo… yo necesito irme. No me siento bien… No podía mirar a Lucius mientras tropezaba de su lado. Y, desde luego, no miré a Claudiu o a los otros Ancianos, quiénes estarían muy conscientes de por qué la chica Americana criada por veganos estaba saliendo de la habitación, cerca de tropezar con su hermoso vestido largo. —Discúlpenme —Los Ancianos se levantaron de sus sillas así yo podía pasar detrás de ellos—. Perdón… Yo sabía que estaba, de nuevo, dañando a Lucius y a mi oportunidad de ganar un voto crucial de confianza para más tarde ese año, cuando los más influyentes miembros del clan, Vladescu y Dragomir, se reunieran en el congreso más grande de vampiros de verano. Un voto que nos podía elevar a mí y a Lucius a rey y reina. Aún así, no podía quedarme aquí, incluso si el irme nos llevara al fracaso. Prácticamente corrí fuera de la sala, sin mirar siquiera al prisionero. Pero mientras me apresuraba a la puerta, sí capturé el ojo de un vampiro que no había notado antes, aunque había esperado que ella

BETH FANTASKEY

FORO AD’

10

atendiera al juicio del asesino de su padre. Mi prima Ylenia Dragomir, dieciocho, como yo, pequeña y usando negro, estaba sentada sola en una esquina, mezclándose con las sombras como si no quisiera que nadie viera su rostro mientras ella escuchaba la historia del asesinato de su padre ser recontada en detalle. No estaba segura de cuál sería el veredicto del prisionero, pero yo nunca me había sentido tan culpable como cuando dejé la habitación, traicionando no sólo a mi esposo, sino a la primera amiga que había hecho en Rumania.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

11

Capítulo 2
Antanasia
Traducido por Mais020291 Corregido por Lover Killer

—No seas tan dura contigo misma, Antanasia —instó mi tío Dorin. Él se cernió cerca de mi mesa, torciéndose las manos nerviosamente, la simpatía en sus ojos—. Yo… yo no hice un gran esfuerzo para atender al juicio. Estar sentado en un juicio—, no es para todos, ¿sabes? —Claudiu se veía bien acerca de eso. —Noté miserablemente—. Y Lucius, ¡estaba bien! Al menos, él actuaba bien, que era lo que realmente contaba. —Sí, bueno, los Vladescu son legendarios por su sangre fría —me recordó Dorin—. Todos ellos tienen hielo en sus venas. Y unos pocos, como Claudiu, se les hace agua la boca cuando tienen que impartir algún castigo. Nosotros, los Dragomir, por el otro lado, tendemos a ser un poco… —Él no podía encontrar la palabra correcta, pero yo podía terminar la oración fácilmente. ¿Suaves. Dóciles. Cobardes? ¿Pero era tan malo el querer evitar terminar con las vidas? Me empujé a mí misma hacia arriba en mi enorme silla de oficina, que una vez había pertenecido a mi madre de nacimiento. El camisón de seda que me había puesto, en un intento desesperado para hacerle creer a todos que realmente estaba enferma, hacía que mi culo se deslizara del asiento de cuero, y cuando me empujaba hacia atrás, mis pies colgaban, así me sentía más como un niño jugando que como una princesa. Un niño avergonzado. Al menos un Dragomir, Mihaela, nunca se escapaba de un juicio. ¿Había ido muy lejos con los pijamas? —Supongo que no hay nada más que pueda hacer excepto el intentar redimirme en la reunión de mañana con los Ancianos —dije, mirando con tristeza a un libro que estaba abierto encima de mi escritorio—.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

12

Puedo, al menos, intentar realizar algunos puntos inteligentes cuando discutamos este presupuesto. Aunque, ni siquiera tenía mucha esperanza para eso tampoco, mientras revisaba las columnas de números que supuestamente representaban lo mucho que Lucius y yo pretendíamos gastar para gobernar un reinado de vampiros cambiantes, huecos y locos que yo no sabía que existían hasta recientemente. Me desplomé en mi asiento, pensando: Claro, soy una experta en matemática, pero también soy una adolescente que hace un año trabajaba por propinas de tres dólares, ¡no por un millón de euros en impuestos! ¿Y, quién se iba a imaginar que los vampiros coleccionaban impuestos? —¿Dorin? —Cerré el libro con un golpe, porque mi mente preocupada y distraída seguía yéndose hacia el futuro, hacia una reunión mucho más grande que sería más tarde ese año, haciendo imposible que me enfocara en los números—. ¿De todos modos, cómo es el congreso de vampiros realmente? Tengo problemas imaginándome este evento donde Lucius y mi destino estarán decididos —Oh, dios… —Dorin dio un paso hacia atrás y se retorció las manos de nuevo, pero esta vez él parecía feliz y nostálgico sobre la semana que yo temía—. ¡El congreso es todo un evento! Los más destacados Vladescu y Dragomir de todo el mundo se reúnen, y mientras el negocio es conducido, por supuesto, es también una oportunidad para nosotros de socializar. Fiestas cada noche por toda una semana, con la mejor comida y música. ¡En el pasado, los estados son decorados lo suficientemente hermosos para hacerle competencia a tu boda! Sus ojos prácticamente brillaban y yo deseaba poder excitarme tanto sobre la ida de miles de mis parientes dando vueltas por mi castillo. —¿Así que es básicamente una reunión familiar de los muertos vivientes, que sobrepasa los límites? —Sí —asintió Dorin—. Se ha llevado a cabo cada año desde el pacto que decretó que tu matrimonio estaba firmado, uniendo nuestros clanes. Y este año será aún más especial, mientras celebramos la paz alcanzada en tu boda. —Él sonrió más cálidamente—. Tú madre se encargó del primer congreso, poco antes de su destrucción. Ella estaría tan orgullosa de verte tomar ese rol Me deslice de nuevo en el asiento y me empujé a mí misma hacia arriba.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

13

¿Cómo voy a alimentar y entretener a ciento ocho vampiros cuando ni siquiera puedo ordenar la comida para mi cocina y la de Lucius? Malograría todo el evento, y todos mis parientes se reirían mientras emitían su «no» en los votos de confianza el último día. Estaba condenada a bombardear mi propia fiesta, y arruinar el futuro de Lucius, también. —Va a ser un desastre —admití en voz alta, por primera vez —¡Antanasia! —Levanté la mirada para encontrarme con Dorin presionando un dedo en sus labios, haciéndome callar y asintiendo hacia la puerta. Supe inmediatamente que había cometido otro error. Emilian, el guardia joven que estaba siempre de pie afuera de la habitación cuando Lucius no estaba conmigo, se suponía que nunca debería escucharme quejarme o mostrar debilidad. Los sirvientes, incluso los leales, eran chismosos, de acuerdo a mi esposo, quien había tratado con «subordinados» toda su vida, mientras que yo había estado limpiando los establos en una granja. Si Emilian le decía a alguien que estaba pronosticando un desastre en el congreso, la palabra se expandería como una bola de fuego, diciendo que ni siquiera podía hacerme cargo de planear una fiesta. Dorin y yo nos miramos uno al otro, ambos probablemente pensando la misma cosa. Que la única cosa que hacía magníficamente era malograr todo. ¿Cómo hace Lucius para estar en el juicio sin mi ayuda? ¿Y, mi prima Ylenia, a quién también abandoné, llorando detrás de sus gafas de gruesos cristales? —Regresemos al presupuesto —suspiré, abriendo el libro de nuevo y hablando más calmada—. Creo que estoy traduciendo mal el rumano, porque me parece que Lucius quiere gastar sesenta y cinco mil euros en conejos para el próximo año —Sí que tengo gusto por las liebres, pero no podría consumir más de cinco mil euros en un lapso de doce meses Me congelé ante el sonido inesperado de una profunda voz masculina y sentí a mi tío darse cuenta también, al tiempo que ambos nos volteábamos para ver a Lucius inclinado sobre el marco de la puerta, con los brazos cruzados.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

14

Y, aunque él solo había hecho una broma, su rostro se veía en problemas, tal vez porque yo había admitido mi ignorancia en voz alta después de todo, o tal vez por lo que él acababa de hacer en el juicio… —¿Lucius?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

15

Capítulo 3
Antanasia
Traducido por shuk hing Corregido por Lover Killer

—Estoy sorprendido de verte aquí, Dorin —señaló Lucius, y luego miró por encima del hombro para hacer frente a Emilian. —Esti Demis. —Mi rumano era cada vez peor, pero incluso conocía ese comando—. Estás despedido. No es que jamás lo había usado. Se apartó del marco de la puerta y entró en la habitación, caminando hacia mi tío sin realmente saludarlo, o a mí. —Tu presencia es necesaria en el juicio, Dorin —dijo, cerniéndose sobre el vampiro más bajo—. ¿Se te olvidó la fecha? Lucius no estaba siendo grosero, nunca era grosero, incluso con los funcionarios, pero era obvio que estaba muy disgustado con mi tío, que se humedeció los labios y balbuceó: —Sí, bueno... se me hacía tarde, y luego me enteré de que Antanasia no estaba bien... Lucius no dijo nada, cuando Dorin terminó. No tenía que hacerlo. Era obvio que la próxima vez que un vampiro estaba en juicio, Dorin debería estar preferiblemente en su asiento. Le disparé a mi tío una mirada de disculpa mientras se movía hacia la puerta, inclinándose un poco y nos dijo: —Me iré ahora. —Miró a Lucius pidiendo permiso—. Si eso está bien. Lucius no trató de detenerlo, y me pregunté de nuevo, ¿por qué no se hacían amigos mis dos grandes aliados? ¿Por qué Lucius no podía perdonar a Dorin por su debilidad, que a los ojos de Lucius era mucho peor que la insubordinación? —Peligroso —llamó a su instinto de auto, preservación—. ¡Peligroso para todo el mundo, sobre todo para Dorin!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

16

Quería entender eso, pero no lo hacía. Tratar de sobrevivir parecía bastante razonable para mí. —Hablaré contigo más tarde —le dije a Dorin cuando nos abandonó sin decir ni siquiera un adiós. Entonces, cuando la puerta se cerró detrás de mi tío y Lucius se movió hacia mí, sin decir una palabra, me preparé para nuestra confrontación. Supo que estaba fingiendo. Sin embargo, no mencionó mi pijama, o el juicio. Sólo me tomó en sus brazos y me saludó como siempre lo hacía cuando estábamos solos: con un beso. Aliviada pero de alguna manera desconcertada, rodeé su cuello, y el beso se hizo más intenso. Quería disfrutar de ese momento a solas poco frecuente, pero incluso cuando sentí la presión de sus colmillos en contra de mi garganta, me encontré a mí misma llegando a sus manos, buscando alguna huella pequeña, pegajosa de sangre que tuve miedo de mi marido, que estaba murmurando «Te amo» en mi oído una y otra vez, tomó solo lo justo, porque sabía que había una posibilidad de que él no sólo sería el jurado y el juez, sería el verdugo, también.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

17

Capítulo 4
Antanasia
Traducido por Luxsi Corregido por Lover Killer

—Lucius, ¿Qué sucedió esta mañana? —pregunté en voz baja. Él no respondió. Estaba muy tranquilo desde que bebió de mí, y jugaba distraídamente con mi anillo de compromiso, dándole vueltas alrededor de mi muy delgado dedo mientras me abrazaba en el sofá de mi oficina. —¿Lucius? Levanté la cabeza de su hombro para ver su rostro, sus pómulos altos y nariz recta, aristocrática y mandíbula fuerte, que le hacían parecer más viejo de lo que era. Como la mayoría de las niñas en la Escuela Preparatoria Woodrow Wilson, incluyendo a mi mejor amiga, Mindy Stankowicz, había estado un tanto atraída como intimidada por su muy madura buena apariencia. Y parecía más como un príncipe guerrero desde su regreso a Rumania —¿Lucius? —¿Sí? —Finalmente se volvió a mirarme—. Lo siento... Estaba perdido en un pensamiento. —¿Qué pasó hoy? —repetí, aunque estaba bastante segura de saberlo en ese momento por la mirada en sus ojos. La infelicidad finalmente fue totalmente reveladora. —El veredicto fue culpable —dijo—. No había duda. Sin duda en la mente de los Ancianos. Mi corazón se hundió. —¿Y tú? ¿Tuviste alguna duda? —No puedo permitirme dudar —dijo—. Si hubiera tenido siquiera una pequeña, no podría haber llevado a cabo la sentencia. Mi mano podría haber dudado, y le habría causado más agonía al preso. Quiero ser justo, nunca cruel. —Su ceño se profundizó—. Y si los Ancianos

BETH FANTASKEY

FORO AD’

18

hubieran detectado vacilación de mi parte, me hubiera hecho daño a mí mismo— a nosotros— también, por parecer débil. —¿Así que realmente lo hiciste...? —Ni siquiera podía decirlo. Pero Lucius pudo. —Sí, Antanasia. Lo destruí. La ley es clara. La destrucción es punible por destrucción. Y la destrucción de un Anciano debe ser respondida por nada menos que el miembro del clan de más alto rango. —Sus ojos se endurecieron un poco—. Además, los dos sabemos que yo soy el más adecuado para destruir con el menor dolor que sea posible. He sido entrenado desde mi niñez para utilizar una estaca de manera eficiente. La ejecución no es una tarea que se pueda pasar a un sirviente, como lavar la ropa. —Lo siento mucho... —Por el pobre, Constantin Dragomir asesinado y mi prima huérfana Ylenia y el recluso, también. Y por Lucius, a quien no debí haber dejado... —Lo siento, también, Jessica. El uso de mi antiguo nombre me dijo que Lucius también luchaba en su interior. Había luchado contra el uso de «Jessica» en Pensilvania, insistiendo en que yo era «Antanasia». Pero últimamente le había dado por llamarme Jess en privado. Pensé que él utilizaba ese apodo cuando extraña ser simplemente un adolescente americano, como lo era hace mucho tiempo. La mayoría de los días, me hubiera gustado que pudiéramos vivir en el garaje de mis padres adoptivos, casarnos y todavía ser ese tipo de chicos. Pero ni siquiera podía llamar a mamá y papá, quienes se encontraban en un viaje de investigación por una parte remota de Sur América. Sabía que ellos estaban viajando para evitar su nuevo «nido vacío», y comprendí que, desearía poder hablar con ellos, a pesar de que sabía lo que mi antropóloga cultural madre tendría que decir sobre mi juicio. —Tienes que aprender a vivir con las rígidas normas de tu nueva cultura. Lucius te advirtió... Recordé de algo del diario de mi madre biológica, también: Como una princesa también serás llamada a ser testigo de una destrucción. —Odio las reglas de la ley —murmuré.

BETH FANTASKEY
Por primera vez ese día, Lucius sonrió.

FORO AD’

19

—¡Princesa! Hemos coincidido que esas reglas para las leyes son lo que más se necesita en este reino, ¿no es así? —Sí, pero… —¡Sin peros! —Él se puso serio otra vez—. Nuestros clanes han ignorado nuestras propias leyes por mucho tiempo. Incluso en los últimos diez años, lo que podría llamarse linchamiento ha sido más común que los juicios, entre los vampiros. Y las leyes de protección de los gobernantes, también. —Su sonrisa volvió. —¿Notas todo lo que aprendí en América, con su Constitución y sucesión ordenada de los líderes y las interminables licencias y la regulación? —Lo sé —dije—. Las leyes son buenas. Pero no podía estar allí para cumplirlas hoy en día. —Por favor, no seas tan dura contigo misma —dijo—. Tú te criaste entre gatitos veganos. —Luego hizo una rara admisión—: ha sido difícil, incluso para mí, que fui criado por asesinos con una dieta de violencia. —Pero lo hiciste. —Sí, y lo volveré a hacer. Y tú aprenderás a estar a mi lado hasta que te acostumbres a esta cultura, de la forma en que yo me acostumbré a la tuya. Mi voz se convirtió en un susurro. —¿Qué pasa si no puedo? Lucius sonrió. —Yo solía hacerme la misma pregunta cuando me enfrentaba a los guisos de lentejas de tu madre. «¿Qué pasa si, literalmente, no puedo levantar el tenedor hoy?» Y sin embargo lo hice, Jessica. Mis ojos se abrieron. —No puedes comparar el juicio de hoy con la cazuela de lentejas. Pero Lucius arqueó una ceja y se rió. —¿No la probaste?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

20

Luego se levantó y lo vi transformarse —como lo hacía a menudo— de cónyuge a gobernador. ¿Por qué yo no podía hacer ese truco? —Lo siento, pero tengo que irme ahora —dijo, inclinándose para darme un beso rápido—. Tengo que preparar la reunión de mañana con los Ancianos. Mi corazón se hundió de nuevo. —¿Dónde Claudiu hablara de mi quiebre...? —No te preocupes, Jessica —insistió Lucius—. Estás adelgazando por preocuparte tanto. Te lo prometo, yo me encargaré de Claudiu. —Lucius... —Sabía cuál sería la respuesta, pero no podía dejar de preguntar, por enésima vez—. ¿Estás seguro de que no podemos aplazar la votación de confianza? Tal vez esperar un año, ¿así tendré algo de tiempo para impresionar a los Ancianos? Pero él ya estaba sacudiendo la cabeza. —Los títulos de rey y la reina tienen un efecto protector, como la ley — me recordó—. Llevan fuerza infinitamente mayor que príncipe y princesa, y cuando eres tan joven como nosotros, tratando de gobernar dos naciones de vampiros despiadados, necesitamos todas las ventajas que podamos obtener. El mayor riesgo, para ti, especialmente, sería el aplazamiento de la votación. No puedo dejarte vulnerable cuando conozco una manera de protegerte. Tuve que admitir que no quería ser vulnerable. —Está bien. Me besó de nuevo, luego fue a la puerta y llamó a Emilian para que volviera a su puesto, me dejó sola con un montón de libros rumanos polvorientos que no podía leer, documentos que no estaba segura si debía firmar y preocupaciones sobre no saber cómo manejarlo. Así que hice la última cosa que probablemente debería haber hecho, como una princesa. Tomé mi teléfono celular, me fui a esconder al cuarto de baño más cercano, y marqué un número familiar internacional, desesperada por oír una voz aún más familiar.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

21

Capítulo 5
Mindy
Traducido por Luxsi Corregido por Lover Killer

—Claro, cada mujer debe de ser independiente financieramente, pero no hay nada malo con amar a un tipo que tiene unos cuantos dólares en el banco, o un Mercedes en el garaje, por lo que importa. —Yeah, totalmente —dije, muy fuerte. Un poco avergonzada, me deslicé hacia abajo en mi asiento y miré alrededor para ver si alguien en clase me había escuchado hablando conmigo misma acerca del muy interesante artículo en Cosmo “Hombre rico, hombre pobre: ¿Por qué no amar a un tipo con dinero?” Pero por suerte para mí, todo el mundo estaba ocupado escuchando al Dr. Wayne Prentiss hablando sin cesar sobre las aburridas diapositivas de arte italiano que estaba pasando mientras deambulaba por el fondo de la oscura sala, como lo hacía cada semana. Me deslicé aún más abajo, así que estaba casi acostada en el suelo. Estúpidos requisitos del plan de estudios básicos de la universidad comunitaria. Me imaginé que Fundamentos del Arte del Renacimiento sería la más fácil de «humanidades», pero odiaba la clase, que resultó ser todo sobre... ¡Italianos! Y todas las pinturas italianas y chicos desnudos de mármol me hacían pensar en... italianos. Y yo no quería pensar en italianos. Ni siquiera zapatos italianos. Yo casi no comía más espaguetis. Me esforcé por dejar fuera la voz del Dr. Prentiss, pero se mantuvo haciendo bla-bla, bla-bla, bla detrás de mí, diciéndonos a todos: —Los artistas contemporáneos siguen intentando, e inevitablemente fallan, en imitar la forma en la que Miguel Ángel imbuyó a la forma masculina una sensación de grandeza. Hubo un destello de luz, y miré para ver a otra diapositiva de un hombre italiano desnudo. Un tipo con un cuerpo perfecto. Yo conocía a alguien así... ¡Deja de recordarlo!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

22

Sujeté el cuaderno en blanco que utilizaba para ocultar mi revista un poco más arriba, para bloquear la pantalla, pero cuando di vuelta a la página para terminar «Hombre rico, hombre pobre», con el que estaba totalmente de acuerdo, después de ver a mi mejor amiga estar muy felizmente casada en un castillo… me encontré cara a cara con un anuncio de Versace. Y ¡gran sorpresa! Otro chico italiano bastante desnudo. Estaban, en todas partes, con sus pechos duros como rocas y sus paquetes de seis abdominales. No quería hacerlo, pero me quedé mirando ese anuncio y fue como quedé hipnotizada recordando, retrocediendo en el tiempo hasta finales del verano y Rumanía, y la increíble boda, donde Jess Packwood se convirtió en la princesa Antanasia Dragomir Vladescu, después de convertirse en vampiro, por supuesto. La boda en la que yo también había cambiado un poco y no en el buen sentido. Todavía podía ver cómo empezó todo demasiado claro en mi cerebro. Pensé que no podía recordar nada de lo estudiado en los libros, así que estaba atacando todas mis clases en Lebanon Valley, pero no podía olvidar ni una sola palabra de la conversación, no importaba lo mucho que lo intentara. —¿Te gustaría dar un paseo, Mindy Sue? Ver la luz de la luna conmigo, ¿sí? Yo estoy, como, asintiendo y negando con la cabeza, al mismo tiempo, por lo que mi cerebro está dando vueltas en círculos, porque yo no entiendo la loca manera de Raniero Vladescu Lovatu de hacer preguntas y de decirte qué hacer, al mismo tiempo. ¿Es la respuesta correcta sí o no? ¿Siquiera sé cómo quiero responder? ¿Quiero «ver la luz de la luna», con el chupador de sangre, con tatuajes y padrino que está viéndose increíblemente caliente en su traje, con su pelo largo, ondulado y castaño, recogido en una cola de caballo por lo que en realidad puedes ver sus muy diferentes ojos verde-grisáceos? Raniero no espera una respuesta de todos modos. Él sonríe —como él es, siempre sonriente— y toma mi mano y su piel es realmente genial, al igual que la de Jess es ahora. Pero la piel de Raniero es oscura de pasar tanto tiempo en la playa, lo que le ha dado también el asombroso cuerpo de un surfista. Empezamos a caminar, dejando a la recepción, y miro sobre mi hombro y veo bailar a Jess con Lukey en el claro que él ha pagado, digamos, un millón de dólares para decorar sólo para hacerla feliz por una noche y

BETH FANTASKEY

FORO AD’

23

estoy bastante segura de que estoy cometiendo un gran error, pero me voy con Raniero, porque hay algo en él, aquella noche... Mi corazón empezó a correr allí mismo, en clase y yo en serio no estaba segura de si me estaba enfermando por el recuerdo o excitando, como me había pasado esa noche, cuando yo había tenido un beso muy real por primera vez en la montaña, dijo Jess que fui Carpathi-algo. Un beso que comenzó más o menos en el segundo en que Ronnie y yo pusimos un pie en ese camino oscuro, de espanto, que iba por el bosque y que seguía hasta llegar de nuevo al castillo gigante que estaba iluminado todavía con billones de velas para la boda. Todo había estado, como que, ardiente esa noche. Y Raniero se veía mejor que el modelo de Versace en su traje y sin camisa. Esos músculos... Qué gran error... Esa mañana siguiente... ¡Ese verano entero! —Oh, ¡Dios mío! Grité fuerte porque no podía soportar más los recuerdos, sino también porque mi revista estaba, de repente siendo arrancada de mis dedos, y me lancé hacia arriba en mi silla, justo a tiempo para oír al Dr. Prentiss decirle a toda la clase: —¡Parece que Melinda ha descubierto una forma masculina que le interesa más que el David de Miguel Ángel! Entonces mi cara se puso roja como remolacha cuando el profesor levantó mi Cosmo y se dio la vuelta muy despacio para asegurarse de que cada persona pudiera ver el modelo casi desnudo y, por supuesto, se rieron como un locos de mí. Era una maravilla que algunos de ellos no se hicieran pis en los pantalones, pues se reían tan fuerte. Y antes de que pudiera decirle a todos que no estaba babeando por ese tipo, realmente no lo estaba, el Dr. Prentiss golpeó la revista sobre mi escritorio y dijo sólo para mí: —Veme después de clase, Melinda. —Sí, me sé la cantaleta —me quejé, y me dejé caer en mi silla de nuevo. Todos mis profesores de esa estúpida universidad siempre estaban pidiendo verme después de clase. Y nunca era para decir: —¡Buen trabajo, Mindy!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

24

Ellos simplemente no parecían entender que nunca había sido tan buena para estudiar, para empezar y ahora me parecía que no podía hacerlo para nada. Andaba tan cerca del piso como fuera posible hasta que mis mejillas comenzaron a enfriarse, y luego me senté de nuevo, crucé los brazos sobre mi escritorio, y escondí mi rostro, sin importarme que todo el mundo sabría que totalmente me había dado por vencida en incluso fingir en prestar atención en El Arte del Renacimiento y sus “fundamentos”. ¡ESTUPIDOS ITALIANOS! Y justo cuando pensé que había sido humillada tanto como era posible, mi teléfono que había olvidado apagar comenzó a hacer ruido y por un momento lo tuve que callar, con toda la clase riéndose de nuevo de mi canción de Hello Kitty de tono de llamada y el Dr. Prentiss sonó como si fuera el colmo, cuando dijo: —¡Melinda, por favor! Vi que tenía dos textos. Uno de un vampiro italiano que simplemente no se rendía, que decía: ¡Buon grno, Mindy Sue! Y uno de una princesa rumana que al parecer también tenía un mal día, porque todo lo que decía era «ñ».

BETH FANTASKEY

FORO AD’

25

Capítulo 6
Mindy
Traducido por Luxsi Corregido por Lover Killer

—Habla, Jess —le dije—. ¡Suenas como si estuvieras en una cueva o algo! Un millón de kilómetros lejos, en Rumania, Jess seguía susurrando: —No estoy en una cueva. Estoy en el baño. Y no puedo hablar más fuerte. Sostuve mi Motorola rosa lejos de mi oído y lo agité. Porque no había forma en que hubiera escuchado eso correctamente. —Tú estás, cómo, ¿en el inodoro? Porque eso es asqueroso. —No estoy en el inodoro —dijo la Princesa Jess, un poco más fuerte—. Estoy en el baño para que mi guardaespaldas no pueda oír todo lo que digo. Me dejé caer en un banco fuera de la oficina del Dr. Prentiss, que estaba en un edificio feo lleno de muebles baratos. —Tú eres una princesa en un jodido castillo —le recordé—. Si quieres privacidad, ve a una torre... o algo así. ¡No te escondas en el baño! Se hizo un gran silencio, largo, así que pensé que la conexión se había cortado, al igual que lo hizo la mitad del tiempo que hablé con Jess. Ese era el único problema en toda la vida de Jess. Su parte de Rumania estaba más atascada en el pasado que un país de Amish. Ellos ni siquiera tenían centros comerciales donde ella vivía. Sacudí mi teléfono otra vez. —Jess, ¿estás ahí? —Sí. —Ella sonaba súper cabreada—. Quiero decir, sí. —Entonces, ¿qué hay de malo? —le pregunté—. ¿Qué pasa con el mensaje de texto con la cara?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

26

¿Cómo es que mi mejor, seamos sinceros, mi única-amiga, parecía ser la única cosa que siempre había querido ser en toda mi vida, que era pertenecer a la realeza? Bueno, eso y una estilista de estrellas. —Estoy teniendo un día difícil —dijo—. Había un juicio y Lucius volvió actuando raro, me besaba como un loco sin ni siquiera hablar acerca de cómo todo había salido mal, y toda la cosa va a estropear nuestra oportunidad de ser rey y reina… No tenía la intención de reírme de ella, pero en serio, ¿eso era un mal día? ¿Ella se estaba escondiendo de sus sirvientes para que poder quejarse de cómo el increíblemente ardiente y rico príncipe con el que estaba casada quería besarse con ella en su castillo? ¡Y Por Dios, no podría llegar a ser reina y quedarse atascada en ser princesa por el resto de su vida! Sí, yo quería llorar. ¡Por mí! Había tenido a un tipo que podría haber sido prácticamente un príncipe y uno muy rico, para esto, pero lo dejó todo para... ¡surfear! —Oye, Jess —como que la corté—. Esto hará que te sientas mejor. Tengo una D en mi tarea de Pensamiento Crítico sobre el Reciclaje, porque mi profesor me dijo que no podría citar a Elle como una fuente académica. Después toda mi clase de arte se rió de mí, porque me atraparon mirando a un chico italiano medio desnudo, y ahora... Tuve este sentimiento loco que alguien me estaba observando, y miré hacia arriba y vi al Dr. Prentiss de pie en la puerta de su oficina. Tenía los brazos cruzados y yo no podía decir si estaba riendo de mí o estaba listo para matarme. Probablemente ambas cosas. Así es como parece ser que todos en la Universidad Comunitaria me miran. Él descruzó los brazos y el dedo torcido, y yo le dije: —Oye, Jess, lo siento, pero tengo que irme. Ella dio un gran suspiro que pude oír incluso desde Rumania y dijo: —Supongo que me tengo que ir, también. Se supone que mi amiga Ylenia debe venir en cualquier momento. Me puse de pie y comencé a seguir la horrible chaqueta de tweed del Dr. Prentiss a su oficina.

BETH FANTASKEY
—Está bien, vamos a hablar más tarde.

FORO AD’

27

—¡Min! —escuché a Jess intentando detenerme de colgar—. No querrías venir aquí por un tiempo, ¿verdad? Yo pagaría por todo. No tuve la oportunidad de responder, porque ya estaba cortando la comunicación. Era demasiado tarde para detener mi mano. ¿Y qué podría haber dicho, de todos modos? ¿Sí, Jess, voy a abandonar la Universidad Comunitaria y pasar un rato en Rumania? Pero unos minutos más tarde, cuando el Dr. Prentiss giró la pantalla del ordenador para poder ver todas las notas de mis clases, el mayor grupo de 60 y 65 probablemente en la historia de la Universidad Comunitaria, empecé a pensar que Rumania no podría ser una mala idea. —Usted tiene que centrarse —repetía una y otra vez. —Sí —estuve un poco de acuerdo, mirando más allá hacia un gran póster enmarcado de la estatua del David de Miguel Ángel pensé, ¿podría alejarme de los italianos desnudos en Rumania? Porque yo sabía que un italiano medio desnudo, al menos, odiaba ese lugar. Y cuando mi profesor dijo: —Usted entiende que está fallando, ¿no, Melinda? —Me limité a asentir, apenas escuché, porque lo anterior a lo último que Jess me había dicho finalmente se hundió en mi cerebro y me sentí como una perdedora aún más solitaria. Yo podría manejar que Jess tuviera un marido que se la llevó lejos de mí. Él era un chico y nunca tomaría mi lugar. Pero, ¿realmente ella tiene una nueva amiga?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

28

Capítulo 7
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

Cerré con un clic mi teléfono celular Vertu Signature1 negro de lujo «asunto estándar para la nobleza Vladescu» y suspiré mientras llegaba a la puerta del baño. Estaba bastante segura de que Mindy no había escuchado mi invitación desesperada antes de colgar su propio teléfono color rosa cubierto de cristales, el cual me podía imaginar con tanta claridad como los ojos café claro mi mejor amiga y su cabello castaño ondulado. O tal vez Min no había querido oír sobre pasar sus vacaciones de invierno en la cima de una montaña sombría con vampiros, porque estaba enganchada con la emoción de la universidad, con profesores nuevos, «pensamiento crítico» e... ¿italianos semidesnudos? Hablando en serio, ¿quién elegiría pasar las vacaciones en un lugar que sostenía ejecuciones? Tirando demasiado duro, abrí la puerta… y salté al encontrarme a mí misma cara a cara con una chica que tenía la cabeza llena de rizos casi negros, una boca que era un poco demasiado amplia para ser bonita a la manera clásica y ojos oscuros que estaban medio escondidos detrás de unas gafas gruesas. Una chica que se parecía, descontando las gafas, mucho a mí.

1

marca de teléfonos celulares y fijos de lujo, que son súper caros.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

29

Capítulo 8
Antanasia
Traducido por Aytza Corregido por moonse

—Te traje algo de sopa —dijo Ylenia Dragomir, sacando un termo de una gran bolsa que llevaba colgada del hombro. Al menos, la bolsa parecía grande en mi prima. En realidad, probablemente no fuera ni la mitad de grande que el Louise Vuitton de imitación favorito de Mindy, con el arreglo falso de leopardo. —Creo que puede ayudarte a sentirte mejor. —Gracias —acepté el recipiente, insegura de si debía decirle a Ylenia que no estaba realmente enferma, ya que nos estábamos haciendo amigas. Sabía lo que Lucius me habría advertido: No confíes en nadie... —Toma un poco —sugirió, antes de que pudiera decidir si admitir la verdad. Giré la tapa y olí, tratando de no hacer una mueca ante el extraño olor. —Esto huele... genial —mentí un poco más―. ¡Delicioso! —Es ciorba de pui —explicó Ylenia―. Sopa de pollo amarga con limón. ¡Es muy saludable! —¿Has hecho... tú esto? —pregunté, entreteniéndola, conduciéndola hacia la parte de mi oficina que era como una sala de estar. Ylenia me siguió y se encaramó en el respaldo de una silla mientras yo me sentaba en el diván de nuevo. —¡Sí! —sonrió y se rió―. Aquellos que seguimos siendo Dragomir, no Vladescu, no tenemos un montón de sirvientes para preparar la comida. ¡Hemos aprendido a cocinar! Estaba riéndose, pero Lucius sobre utilizar arreglar y proveer de estaba patéticamente embobados? me sentí culpable. ¿Debería haber preguntado a un poco del dinero en ese presupuesto para personal el viejo castillo de mi familia, el cual financiado por turistas que pagaban por verlo

BETH FANTASKEY

FORO AD’

30

Ylenia debió darse cuenta de que su broma no era divertida para mí. —Hey, sólo estaba bromeando —dijo—. Me siento afortunada tan solo con tener un lugar donde vivir, ahora que mi padre se ha ido. No tenía donde ir y fue un detalle por tu parte y de Dorin darme una habitación. Pobre Ylenia. Su madre había abandonado la familia cuando ella era una niña, y su padre la había enviado fuera a un colegio la mayor parte de su infancia. Hasta que perdió su escasa fortuna en un mal trato con Dumitru Vladescu, quien dio lugar a una pelea a muerte. No solo no tenía familia, sino que también era pobre y sin hogar y sentí una punzada de culpa por pensar que mi existencia era difícil. Yo tenía parientes y a Lucius. Dejé el termo y la tapa en la mesita de café de caoba. —Así que, ¿quieres hablar sobre el tema? Aunque lo comprendería si no quisieras. —No, está bien. —Mi prima se inclinó hacia delante y vertió una generosa cantidad de líquido amarillento en la tapa, tendiéndomelo. El tema era complicado—. Lucius sacó a relucir toda la historia del asesino de mi padre, y fue duro oírlo. Pero ahora siento como si se hubiera hecho justicia. Tomé un sorbo de sopa y me forcé a no hacer una mueca. —¿Cómo hizo Lucius para que hablase? Ylenia alisó una larga falda pasada de moda sobre las rodillas. —Él es Lucius. ¿Cómo puede cualquiera no dar información bajo esa mirada? Tu marido ya era intimidante de niño y cuanto más crecía, parecía que iba a llegar a ser más poderoso. Tome otro sorbo, y de repente la sopa no parecía tan extraña como ella acababa de decir. Soy una extraña en mi propio matrimonio. Ylenia se había cruzado caminos con Lucius antes incluso de yo saber que él existía. Habían acudido a esos congresos de verano cuando yo había estado criando becerros para 4-H y nadando en el Lago Conewago mientras Mindy se sentaba en la orilla, no queriendo tocar el agua sucia. —¿Ylenia? —De repente necesitaba saber si yo era la más débil, también, de las dos primas Dragomir—. ¿Estuviste para...? Ella entendió claramente la pregunta antes de que terminara de

BETH FANTASKEY

FORO AD’

31

hacerla, y sacudió la cabeza, por lo que sus rizos, más rizados que los míos, temblaron. —¡No! No pude ver eso, incluso para ver la muerte de mi padre vengada. —Tampoco pude estar ahí —admití entonces―. Tan solo no pude. Estuvimos calladas alrededor de un minuto entero, yo acabándome la sopa, porque aunque no me gustaba el sabor, me sentía hambrienta por lo que parecía ser la primera vez en semanas, después de confesar eso. Nunca había tenido una amiga cercana, exceptuando a Mindy y necesitaba una ahora que ella estaba tan lejos. Dorin era genial, pero él era mi tío. Y Lucius —en tanto mi amor eterno— era un chico. Había cosas que él tan sólo no podía comprender o hablar como una chica podía. —Debería irme ya —dijo Ylenia repentinamente―. Pareces cansada. Me estaba empezando a sentir somnolienta. Ambas nos levantamos. —Sí, creo que voy a irme a la cama. —Exacto. —Ylenia enroscó la tapa en el termo y me lo tendió―. Lo puedes acabar más tarde. Dorin dice que odias encargar comida de la cocina. Definitivamente, Lucius habría fruncido el ceño ante ese comentario, pero yo no me preocupé en ese momento. Tengo un amigo aquí, que entiende a lo que me enfrento. —Gracias. Entonces Ylenia me acompañó a la puerta y usó su fluido rumano para ordenar a Emilian que me escoltase hasta mi dormitorio, porque estaba sintiéndome demasiado cansada. Estaba exhausta, y ansiosa de ir al único lugar en ese castillo en el que me sentía segura y mayormente en casa, al menos, hasta más tarde esa noche.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

32

Capítulo 9 Lucius
Traducido por Vane-1095 Corregido por Angeles Rangel

Para: nightsurfer3@freeweb.net De: LVVladescu@euronet.com

Raniero: Instantáneos saludos desde el corazón de Rumania donde la llegada de la «banda ancha» hace mucho más fácil mantenerse en contacto —y por lo tanto en control— de toda mi real parentela lejana y vasta. Me refiero específicamente a ti, «nightsurfer3», ya que uno no tiene que «echar» mucho más lejos del frío, salvaje corazón de Carpathians que en las «melodiosas», soleadas arenas del Sur de California, ¿puede uno? Asumiendo que todavía no has sido barrido por las «deliciosas olas» de las cuales hablas con tanta reverencia —en realidad no has probado el agua, ¿verdad, Raneiro?— Escribo, en primer lugar, para preguntar cómo ha ido todo desde que nos vimos la última vez, en mi boda, repetiré que fue un honor que estuvieras parado a mi lado y el hecho de que te dignaste a usar pantalones a diferencia de los «“pantalones cortos», con una fuente de gran apreciación de mi parte. Apreciación y no poca medida de alivio. También lo admitiré: tú falta de respuesta a mi invitación escrita para servir como padrino me dio una pausa. Sin embargo, no le pedí a nadie más para estar conmigo en caso de que no aparecieras. No solo no podría pensar de nadie más a quién respete lo suficiente para llenar ese espacio tan significativo, pero yo confiaba en ti, Raneiro, para hacer lo correcto, al igual que confiaba en que te quedes al lado en ese momento crucial cuando podrías haber terminado nuestro entrenamiento —sin mencionar mi existencia— en la piscina de sangre en las mazmorras Vladescu. Esa fe inquebrantable que invertí en ti que también me obliga a escribirte hoy. Los próximos tres meses son cruciales para mi futuro cómo líder de

BETH FANTASKEY

FORO AD’

33

los clanes recién unidos. Mi objetivo es presionar por un voto de confianza en la convocación de Julio y la coronación antes de que el año termine. Me conoces lo suficiente bien para entender la mitad de mis motivos. Nunca he tenido reparos en buscar el poder y estoy seguro de que tengo la visión y la capacidad para llevar a los clanes de la Edad Media en la que nuestras familias parecen irremediablemente atrapadas, social, educativa, y tecnológicamente. Sinceramente, Raneiro, ¿somos los únicos nobles nacidos Vladescus quienes saben, a ciencia cierta, que el Bluetooth no es un terrible, trastorno específico de vampiros que implica la falta de oxígeno en las encías? Me temo que es cierto. Sin embargo, más allá de mis ambiciones personales, deseo acelerar el proceso por el bien de Antanasia. Se esfuerza, admirablemente, para transformarse de humano adolescente a una princesa vampira, pero el camino es difícil para ella. Aún más difícil de lo que esperaba cuando me casé con ella. Fui egoísta, Raneiro en mi deseo de hacerla mía. Y ahora, para protegerla, tengo que poner más peso sobre sus hombros, presionando para una temprana coronación para que yo, especialmente, pueda subir a la realeza. Porque así como nuestro despiadado, pero sin lugar a dudas astuto, tío Vasile siempre señaló: «Príncipe es a REY como cachorro es a LEÓN». Y uno puede patear a un cachorro, ¡pero NADIE irrita a un león! Así que, ¿qué dices, hermano? ¿Colgarás temporalmente —¡o permanentemente!— tu tabla de surf, dejando de lado tus textos Budistas, y convertirte otra vez en el «sabio guerrero» que su nombre mismo, «Raneiro», destina a ti ser? ¿Asumirás tu lugar a mi mano derecha? No habría graves consecuencias, como el temor. El pasado es pasado. ¿Tus «filosofías» no te enseñan eso? Tengo que añadir que me gustaría saber de alguien más en Rumania, que no sufra del contagio de la cobardía cuidando de Antanasia. Ella forja alianzas con vampiros que parecen inofensivos, pero cuyas mismas debilidades representan una amenaza que ella no puede reconocer. Instintivamente busca a los gatitos suaves de su crianza y los que están amputados, por cierto. En realidad, comparar a Dorin Dragomir a un gato recién nacido es insultar a la raza entera de gatos por todas partes. Y, por supuesto, recuerdas la disposición de Ylenia Dragomir… Espero tu respuesta, no exigiendo tu presencia aquí, lo que sería mi derecho, pero pidiéndola como un amigo. Lucius.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

34

P.D. ¿Sabías que la tradición sostiene que «el padrino» no es un segundo para el novio, sino más bien el guardián de la novia? Créeme, hermano, no dejaría la responsabilidad —incluso simbólicamente— a un vampiro en cuyo auto-control no confío. De hecho, si yo creyera que planeas el más mínimo riesgo a Antanasia, incluso te destruiría, mi amigo más cercano, sin misericordia, antes de dejarte entrar dentro de cien kilómetros de nuestra casa. ¿No puedes tener fe en ti mismo?

P.P.D. ¡Trae a Mindy si te gusta!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

35

Capítulo 10
Mindy
Traducido por NyxZ Corregido por Moonse

Estaba tumbada en la cama leyendo la revista Celebrity World para olvidar cómo prácticamente había sido expulsada de universidad pública, cuando mi teléfono sonó. Casi no lo contesté, porque honestamente, si Jess me iba a decir que ella estaba desilusionada porque Lucius estaba comprándole, digamos, una tiara de oro puro en lugar de la de platino que ella quería, yo iba a gritar tan alto que ella me oiría en Rumania, aun sí la conexión se hubiera interrumpido. Pero cuando abrí bruscamente el teléfono, no reconocí el número, así que contesté. ―¿Sí? ―Buona sera, Mindy Sue. ―Había un montón de estática en la línea. O quizás eso era el viento. O las olas del fondo―. ¡Ciao! Me pegué con el Celebrity World en mi cabeza. ―Oh, cielos, Raniero… ¿Por qué estas llamando? ―Alejé el teléfono y comprobé el número otra vez―. ¿Y qué teléfono es ese? Yo podía, como, oír a Raniero Vladescu Lovatu sonriendo en su pacífica y beatífica forma. ―Estoy de pie en la cálida arena, viendo la más bonita puesta de sol, con muchos colores y pienso en ti, porque tú eres muy bonita y colorida, ¿sí? Ignoré totalmente el cumplido. Y traté, realmente duro, de no imaginar a Raniero de pie en la playa con su bañador de surf verde oliva el cual más o menos colgaba de sus caderas, quizá con algunas gotas de agua en su ancho, musculoso, bronceado, desnudo pecho. El brazo el cual aguantaba el teléfono estaría torcido, así que sus bíceps serían como una perfecta, roca dura… roca y sus dientes estarían tan blancos… ¡No, Mindy! ¡Céntrate en lo feo del fondo! ¡La forma en que esos dientes cambian!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

36

—Seriamente, Ronnie, ¿conseguiste un teléfono nuevo? —pregunté, porque no era propio de él obtener una cosa nueva—. ¿Qué pasa con el extraño número? —No sé qué teléfono es este —dijo él—. Estoy andando con una toalla de playa, veo un teléfono, pienso en ti y llamó. Pensé que lo escuché mal, él estaba siempre fastidiando el inglés, pasado y presente especialmente eran simplemente un gran enredo y me senté en la cama. —¿Qué? ¡Eso es, como, robar! —No robar —él dijo, como si yo estuviera loca—. Estoy tomando prestado. Solamente como yo permito a otros tomarse prestado de mí. Hay demasiada preocupación sobre quién es dueño de qué en este mundo. Pero si esto te hace sentir mejor, me dejaré el mango que acabo de comprar para cenar en la toalla. Me dejé caer de nuevo. Por supuesto no compraría un teléfono nuevo. Fue un milagro que él gastara, digamos, cuarenta-cinco centavos en un mango, aunque su familia tenga millones y millones de dólares. —Honestamente, Raniero, no me importa si tú regalas tú fruta. Estoy teniendo un día realmente malo, así que ¿por qué no me dices solamente que quieres? —Yo no quiero nada. —Él quemó algunos desconocidos minutos con más filosofía. Podía imaginármelo encogiendo esos anchos, desnudos hombros. —Solo pienso en ti, y llamó. —Yo también podía ver justamente sus ojos grises-verdes volviéndose totalmente tristes cuando él me dio pena—. Siento oír que tú no eres feliz, sin embargo. Hay algo que puedo hacer para ayudar, ¿no? —¡No! —Me incorporé otra vez y crucé mis piernas—. No a menos que puedas arreglar mi cerebro antes de que me expulsen de la universidad en unos dos días. Él se quedó realmente silencioso. Todo lo que yo oía era ese viento. Entonces dijo: —Pienso que tu cerebro es perfecto, Mindy Sue. Solamente perfecto. Y pienso que serás feliz yéndote de la universidad, porque no creo que asistir sea nunca tu sueño.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

37

—Tú no sabes cuáles son mis sueños —dije, poniéndome furiosa con él. Quizá mi sueño era tener un novio quien por lo menos conseguiría un trabajo, sin utilizar su fondo fiduciario. Y uno que me defendería cuando lo necesitaba. Y quien al menos me propondría morderme, aun sí yo no quería esto, porque eso significaba compromiso, con los chupasangres. —¡Tú no conoces mis sueños en absoluto! —Tal vez no. —Había ese encogimiento otra vez. Él estaba siempre encogiendo esos calientes, musculosos hombros. —Pero creo que tú deseas ser una estilista del cabello. —Sí, como, para las estrella —le expliqué por millonésima vez—. Pero eso es una fantasía estúpida que no va a pasar. Si voy a alguna aburrida escuela de belleza aquí, acabaré cortando el pelo al MasterCuts en el centro comercial, trabajando con niños pequeños chillones y nunca jamás conoceré un tipo decente con un futuro, ¡como quizá haría en la universidad! Oh, cielos. Todo eso salió mal. No quería herirlo, porque de muchas maneras él era un chico decente. Él era dulce. Muy dulce… Pero como de costumbre, a Ronnie no le importaba en absoluto si le causaba problemas o hablaba de otros chicos. —¿Deseas venir aquí? —Le oí sonriendo de nuevo—. Hay sol siempre, habitación para ti, ¡aunque quizá no para todos tus zapatos! Y no estoy seguro de que tú puedas encontrar un sitio para estudiar belleza aquí, muy cerca de las estrellas que deseas conocer. ¿Qué podía decir yo a eso? Por supuesto amaría ir a la mundialmente-famosa Academia Ashton de Estética en Hollywood, donde habían estudiado prácticamente cada estilista alguna vez destacado en Celebrity Hairstyle, pero no tenía dinero para llegar a California, no digamos para pagar la matrícula si entraba en la escuela. Ni siquiera sería capaz de comprar un mango para comer. Y en el momento en que estuviera allí, él probablemente iría a Tahiti, como siempre estaba diciendo. No, si yo iba a viajar a algún sitio, eso era para visitar a Jess, porque ella, gracias a su rico marido, podría pagar. —Melinda, ¿estás ahí? —preguntó Ronnie—. Estás considerando mi ofrecimiento, ¿sí?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

38

No le contesté, porque estaba «considerando» de repente, Romania, donde sabía que Raniero no iría, porque por alguna razón a él no le gustaba ese país en absoluto. —Es demasiado frío allí para mí —me contó él—. Demasiado, demasiado helado y traicionero. Había más en eso que hielo y nieve y malas calles, sin embargo. Casi había suspendido el inglés del instituto, también y no hice metáforas y cosas de esas como Jess y Lukey hicieron, pero había sacado solo con la expresión de su rostro que Raniero estaba hablando sobre mucho más que el tiempo cuando dijo que ese sitio era «helado» para él. —Eh, estoy realmente pensando en ir a visitar a Jess por un corto período de tiempo —le dije finalmente—. Las vacaciones de invierno empiezan en unos pocos días, y ella me ofreció volar allí. Oí viento y olas durante unos quince minutos, algunos pobres apestosos minutos siendo totalmente desperdiciados y entonces por primera vez desde que conocía a Ronnie, él sonó súper, súper infeliz. —Desearía que no lo hicieras. —Bien, yo pienso que debo. —Prácticamente tomé la decisión en aquel momento. Tenía que cortar esta cosa entre nosotros. Esta cosa que me mantenía hablando y soñando despierta sobre el más vagabundo, sin trabajo, sin ambición, New Agey, pelo largo no muerto chico. Un chupasangre del cual su peor defecto era la manera en que él se había mostrado indiferente a mí cuando le había dicho: —Realmente no pienso que esto está funcionando, Ronnie Sabía que él no creía en la lucha y tenía un brazo lleno de tatuajes sobre la paz para demostrarlo. ¿Pero no podría al menos haber luchado por mí? ¿Ofrecerse a cambiar solo un poco? —Tengo que irme —le dije. La última cosa que oí antes que cortara la conexión fue un vampiro estando de pie en una playa al atardecer diciéndome: —Te quiero muchísimo, Mindy Sue. Metí el teléfono debajo mi almohada como si pudiera apagar esas palabras, las cuales no significaban nada.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

39

Raniero amaba a todo el mundo. Incluso los bichos, que él no mataría si se arrastraban sobre ti en ese asqueroso apartamento en Lancaster donde se había quedado por un tiempo. Si realmente había sido especial, él habría luchado y cambiado por mí. ¡ESTUPIDOS, ESTUPIDOS VAMPIROS ITALIANOS!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

40

Capítulo 11
Raniero
Traducido por alysa_dampiressa Corregido por Moonse

Para: LVVladescu@euronet.com De: nightsurfer3@freeweb.net

Lucius: ¡Es bueno saber de ti! Pero creo que por tus palabras, que tú secretamente envidias al primo al que eres demasiado amable para llamar hermano, quien acaba de despertar, al mediodía, sólo pensando en comer una piña fresca y no en que necesita tomar una ducha antes de meterse en el océano en el día. Un rey-a-ser tiene demasiadas cargas a comparación, ¿verdad? Siento escuchar tus preocupaciones. Te pido-que no gastes ninguna de tus majestuosas energías temiendo por Raniero, quien disfruta de las olas del Pacífico. ¿Qué es un poco de agua contaminada por peces para alguien que comido en el sucio piso de la mazmorra de los Vladescu, mi pobre y adolorida cabeza aplastada por el talón de tu bota? (¡LOL!) Como tú, bromeo —creo que demasiado— con un príncipe. Eres amable al consentir mi broma y no eliminar lo que queda de mi cabeza por la pura diversión de hacerlo. Así que ahora me pondré serio ¿sí? Lucius… No entiendo esta «fe» que tiene en mí. Es un error. Tú estabas sentado en la mesa cuando los Ancianos decidieron mi fortuna, mi destino. Tú sabes qué soy. Qué es lo que hecho. Ves la mirada en mis ojos cuando me arrodillo, ante ti, ¡estaca en mano! Deseo ayudarte. Deseo pagarte lo que te debo y que te conviertas en rey, porque aunque ya no comparto tu deseo de un poder secular, creo que posees un poder muy raro e ingenuo dentro de tu corazón. Compasión. ¡Algo nuevo para un vampiro gobernante y muy necesario

BETH FANTASKEY

FORO AD’

41

Es una lástima, sin embargo, que estoy aprendiendo a encontrar tal calidad dentro de mí. Temo que el Raniero que fui, hace sólo dos años, aún exista dentro de mí, incluso en tu boda, se asomó a echar un vistazo a su tío Claudiu. Entonces, estoy feliz de decir, que lo calmo mandándolo a dormir cuando monto con clama las olas, viendo el apacible atardecer, y respirando hondo y tranquilo. Dejemos a ese rebelde, enojado e imperturbable vampiro otra vez, ¿si? Ciertamente, ¡no debemos dejarlo en ningún lado cerca de tu esposa! Vi la mirada que le diste a la Princesa Antanasia cuando pronunciaste tus votos y creo que destruirías a cualquiera que represente una amenaza para ella. ¡Y preferiría que ese vampiro muerto no sea yo! Siento, Lucius, que no pueda hacer más que permanecer lejos de Rumania. Si, sin embargo, deseas dejar la presión de tu vida real atrás, por unos pocos días, sabes que mientras mi hogar es humilde, la vista es muy agradable. Y la puerta nunca está cerrada… porque no hay puerta, en serio. Sólo una cortina de ducha con peces en ella. ¡Apártala y entra! Paz, Lucius… ¡Paz! Raniero.

Olvidé algo, así que «P.D» para ti también. Temo que per una volta —por una vez— estás equivocado, mi futuro rey. Mindy Sue no está con Raniero. (Creo que estaba sorprendida, cuando regresamos a América, de ver que ¡yo no uso esmoquin todo el día!) Somos opuestos que se atraen mucho, sin embargo y espero pacientemente a que ella se dé cuenta de que la ropa no es tan importante. Hay tiempo ¿no? A menos, por supuesto, que esta dulce chica vaya a perjudicar tu casa, porque entiendo que ella planea viajar allí sin mí. ¿Quién, me pregunto, necesita más protección, Lucius? ¿Una princesa vampira lo suficientemente valiente como para entrar a su castillo, ojos abiertos, o una inocente mujer joven, ciega al mal y que sólo desea hacer el mundo más hermoso, un cabello a la vez? (Esto es lo que más amo de ella. Eso y su ossessione con los zapatos. ¿Cómo puede ser esto, cuando yo sólo tengo un par? ¡Pero es cierto!) Tú perdonaste mi vida dos veces y yo no me atrevo a pedirte el favor de protección de una mujer a la que amo mucho, pero la pregunta es algo sobre lo que hay que meditar, ¿no?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

42

Capítulo 12
Antanasia
Traducido por Rodonithe Corregido por moonse

―¡Lucius, despierta! —grité. Lágrimas corriendo por mi cara y sacudí su hombro tan fuerte como pude, a pesar de que yo sabía que eso podría lastimarlo más. Si eso era posible que lo lastimase, porque él tendría que… —¡Despierta! ¡Por favor, despierta! La sangre en él… En las sabanas… La estaca tirada en medio de nosotros… Levanté las manos a mi cara. La sangre en mí Sujeté sus hombros de nuevo, sacudiéndolo mientras la sangre iba a todos lados. —Lucius ¡NO!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

43

Capítulo 13
Antanasia
Traducido por Aytza Corregido por moonse

Jessica, no dejes que el recuerdo de una pesadilla te amilane ahora me rogó Lucius en voz baja. No tienes nada que temer de los fantasmas evocados por tu subconsciente. Obviamente, estoy bastante vivo y bien sonrió. ¡No te vas a deshacer de mí tan fácilmente! Sí. Obviamente, él estaba bien. Estábamos de pie, solos, en la antesala donde siempre habíamos esperado antes de las reuniones con los Ancianos, dándoles la oportunidad de congregarse antes de hacer nuestra entrada; Lucius se estaba ajustando la corbata, que cubría su cuello sin marcas. Y aún... Era muy vívido le volví a decir. Más que sólo una pesadilla. Una visión. Una alucinación. Sentí la estaca en mi mano, y la sangre pegajosa en mis dedos, porque yo había sido la única que empuñó el arma... ¿Me estaba volviendo loca por el estrés? Lucius debía haber visto la insoportable pérdida, culpa y confusión que seguía sin poder sacudirme horas después de que hubiera gritado en nuestra cama, ya que me cogió de los hombros, estabilizándome, pero atreviéndose a bromear. Pude haberte advertido de los peligros de comer sopa de pollo agria antes de acostarse. Es suficiente para provocar pensamientos desagradables a plena luz del día. ¡Muy parecido al helado de chocolate de soja sustituto de tu padre! Si quieres algo comestible, simplemente levanta el teléfono, marca seis y di Häagen-Dazs. La vieja mujer que responde lo comprenderá, porque es una orden que doy a menudo. Traté de sonreír también, pero no pude. La última cosa que recordaba lucidamente, era beber aquella caliente, extraña sopa y quedarme dormida, entonces despertarme y encontrar a Lucius con un enorme agujero... y despertarme.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

44

 Jessica. Lucius se puso serio y liberó mis hombros después de darme un último apretón. Trata de dejar de lado el sueño, porque tenemos la realidad enfrente, justo ahora. Y, de repente, a una orden que nunca vi dada, la puerta osciló abierta y me encontré con mi tercera reunión formal con los Ancianos, si no contaba el encuentro en el restaurante Western Sizzlin en Pensilvania, donde les conocí por primera vez y donde habían vencido a Lucius en unos centímetros de su vida.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

45

Capítulo 14
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por moonse

Mientras me dirigía a mi asiento en el extremo lejano de la larga mesa, hice lo que pude, como siempre, para recordar quién era quién entre un grupo de vampiros que parecían demasiado similares, como si el paso de los cientos de años que muchos de ellos ya habían vivido, los hubiera llevado a una uniformidad gris, como rocas en un río. Por supuesto, reconocí tranquilizadora. a Dorin, quien me dio una sonrisa

Y a Horacio Dragomir a quien yo siempre reconocía porque había perdido una mano en el pasado, en alguna guerra que tuvo lugar cuando las catapultas eran tecnología de vanguardia. Y había un asiento vacío, donde mi tío Constantino se habría sentado... Lucius, quien me había seguido, sacó mi silla y me ayudó a deslizarme en ella, me di cuenta de Flaviu Vladescu sentado junto a Claudiu, mi piel se erizó. Los dos habían estado entre los vampiros que habían golpeado a Lucius en esa terrible noche en Lebanon County, cuando los ancianos habían tratado de forzar a un, de repente, rebelde príncipe a que se casara conmigo y cumpliera con el pacto. Mis ojos se lanzaron a Lucius, que estaba tranquilamente tomando su propio asiento, no pude entender cómo podía hacer frente a Claudiu y Flaviu todos los días y nunca demostrar que los despreciaba. Porque tenía que odiarlos. Tenía que añorar venganza. Observé las manos fuertes de Lucius y tampoco pude entender cómo había permitido que sus tíos lo golpearan, porque no me cabía duda de que Lucius podría aplastar a cualquiera de sus parientes más viejos. Pero, por supuesto, él se había elevado a aceptar el castigo de los Ancianos y no había devuelto el golpe en contra de su tío Vasile hasta que éste lo reto directamente a luchar. Luego volví a mirar a Claudiu, quien tenía una extraña sonrisa en sus labios delgados y quien interrumpió a Lucius justo cuando comenzó a

BETH FANTASKEY

FORO AD’

46

llamar el orden para la reunión, diciéndome, justo como yo lo había temido ―¿Y cómo está usted, Princesa? todos estamos muy preocupados por su salud y a la esperanza de un informe completo sobre la enfermedad que la llevó a evitar la prueba ¡más importante de este siglo! Antes de que pudiera recuperarme lo suficiente como para responder — estaba congelada en mi sitio— Lucius habló por mí, emitiendo una orden de dos palabras que lo cambiaría todo. ―Silencio, Claudiu.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

47

Capítulo 15
Anastasia
Traducido por Clyo Corregido por mayelie

—Lucius, ¿De verdad silenciaste a tu tío? —preguntó Claudiu pareciendo realmente sorprendido—. ¿En ese tono? Yo también estaba en shock. Lucius siempre mantenía el control en las reuniones, pero nunca lo había visto enfrentar a uno de los ancianos con tanta crudeza. Pero había quedado claro que Claudiu estaba burlándose de mí y el príncipe Vladescu estaba dejándoles claro a todos que eso no iba a suceder. Estaba protegiéndome de nuevo. Debería decir algo por mí misma... Pero no lo hice y Lucius habló nuevamente, con menos dureza, pero de una manera que tampoco dejaba espacio para el debate. —Has hablado sin ningún reconocimiento solicitado, Claudiu. Y nuestras costumbres, nuestras leyes, demandan que busques el reconocimiento de mi parte o de Antanasia. —Yo simplemente quería informarme sobre la salud de tu esposa — protestó Claudiu sin embargo—. Me has pedido en repetidas ocasiones que acepte a una Dragomir como mi superior y sin embargo, cuando hago una insinuación amistosa, ¡eso te disgusta! —Me disgusta tu falta de cumplimiento por la ley —aclaró Lucius—. He sido claro en este foro: ahora somos una cultura que se rige por la ley. —¡La ley! —Claudiu resopló, dejando caer de repente toda pretensión de preocupación por mí, y atreviéndose a enfrentar directamente a Lucius, también—. ¡Hablas tan a menudo de la ley, Lucius! En el pasado, Vasile nos había permitido hablar a voluntad. No se preocupaba por la ley. —Y tú hablas con demasiada frecuencia, punto —advirtió Lucius a su tío. Se recostó en su asiento, como si todavía estuviera totalmente a gusto. Pero yo podía ver la tensión construida en su mandíbula—. Y Vasile no está más a cargo aquí. Así que sugiero que te vayas acostumbrando a un nuevo liderazgo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

48

—¿Por cuánto tiempo? —murmuró Claudiu sacudiendo la cabeza. Su voz era suave, pero lo bastante alta como para asegurarse de que todos lo oyeron. Me senté conmocionada y en silencio. Los otros vampiros también se tranquilizaron, pero cuando busqué en sus rostros, vi emoción, no preocupación. Sólo Dorin parecía preocupado, al igual que yo. —¿Qué acabas de decir? —Exigió Lucius, dejando caer su voz una octava—. ¿O es que deseas ocultar tus palabras, como un cobarde? —Lucius... —Me escuché a mí misma tratando de hacer una tentativa e interferir, pero nadie se fijó en mí. Todos los ojos estaban fijos en Lucius y Claudiu, cuyas mejillas color gris se volvieron de color rosa cuando dijo: —Está bien Lucius. Voy a hablar, porque he guardado silencio por demasiado tiempo. Luego se volvió en su asiento para señalarme y parecía que todo el mundo se detuvo, mientras Claudiu Vladescu expresaba lo que todos los Vladescu —y tal vez algunos de los Dragomir— en esa mesa, probablemente creían que era la verdad. Yo creía que era la verdad. —Ella no está preparada para gobernar, Lucius. ¡Ni siquiera puede imponer la justicia! No... Yo sabía que la reina Mihaela Dragomir hubiera entregado un poco de justicia en ese mismo momento, pero me quedé congelada, mirando a Lucius, cuyos ojos se estaban volviendo completamente negros, al igual que la noche que me había hecho prisionera en el castillo y casi perdió el control. Aunque Claudiu parecía no darse cuenta. Estaba demasiado ocupado expresando su propia rabia contenida para reconocer que el joven vampiro que siempre había controlado ya no estaba bajo su pulgar y también se estaba enojando. —¡Lucius! —La voz de Claudiu voz se estremeció de repente—. He aceptado Dragomirs en esta mesa, como los Ancianos, durante casi veinte años. Pero no puedo —ni lo haré— aceptar uno como mi soberano. ¡NUNCA! Se volvió con los ojos entrecerrados hacia mí.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

49

—Especialmente, no a una chica que no sabe nada de liderazgo. Se hizo un silencio total en la sala mientras sus palabras se desvanecían. Y entonces Lucius se levantó y volvió a ver al príncipe guerrero que había asaltado mi castillo ancestral prometiendo vencer a los Dragomirs. Sólo que esta vez, él estaba protegiendo a una Dragomir y eso, sólo hacia su poder más amenazante mientras caminaba hacia su tío, con los colmillos al descubierto. Claudiu también se levantó, y vi que su cuerpo había comenzado a temblar. Tal vez por la ira o tal vez porque por fin entendió lo que había provocado en mi marido. Quería correr entre los dos vampiros y rogarles que se calmaran, pero no podía, en parte debido a Lucius que estaba casi, extrañamente compuesto mientras se acercaba a Claudiu y le advirtió, mostrando esos dientes que podían ser tan hermosos y tan amenazantes. —Las palabras que acabas de pronunciar, son traición. Vete por tu cuenta, y se agradecido de que no te destruya, incluso antes de que puedas enfrentar el juicio al que te atendrás en virtud de las leyes que YO OBEDECERÉ, a pesar de que me inclino mucho a tomar tu existencia y tu sola vista pone a prueba mi voluntad de contener mi mano. Claudiu dudó por un momento. —Vete ahora —gruñó Lucius de nuevo. —Está bien. Me iré. —Accedió finalmente Claudiu. Pero aún cuando salía de la sala, todavía se atrevió a dar la vuelta y gruñir—: Esto no ha terminado, Lucius. Los dos vampiros se enfrentaron entre sí por un largo rato. Y cuando Lucius finalmente habló, de todas las palabras que había pronunciado durante la reunión, ninguna parecía más ominosa, de alguna manera, que las que dijo ahora, con su fachada de calma completamente restaurada y sin los colmillos: —En efecto, no lo ha hecho Claudiu. A medida que su tío se escabulló por la puerta, Lucius se sentó y miró alrededor de la mesa, en silencio retando a cualquier otro vampiro a

BETH FANTASKEY

FORO AD’

50

desafiarlo, y me dio la sensación de que todos los otros Ancianos se sentían de la misma manera en que yo lo hacía. Lo que acababa de pasar entre los Claudiu y Lucius... no era solo sobre Lucius protegiéndome a mí o mi derecho a gobernar. Era mucho más arraigado, desde tiempos pasados, tanto en una pelea entre los clanes como por rencillas personales entre dos poderosos vampiros: El que había tratado de entrenar a un príncipe para cumplir las órdenes de los Ancianos y aquel príncipe, que había crecido con demasiada fuerza para ser controlado. Y con juicio o no juicio, esto no había terminado.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

51

Capítulo 16
Lucius
Traducido por Clyo Corregido por mayelie

Para: nightsurfer3@freeweb.net De: LVVladescu@euronet.com

Raniero: Ni qué decir, estoy decepcionado por tu decisión de permanecer en California, especialmente cuando las cosas se vuelven cada vez más complicadas en Rumania. Me parece tener el inconveniente de una pequeña revolución en mis manos. El levantamiento de uno, quien me deja frente al triste panorama de un juicio por nada menos que traición a la patria. Y ambos sabemos cómo podría terminar aquello, para Claudiu. Sinceramente, el trato con nuestros tíos Vladescu no es diferente a montar tus queridas y apabullantes olas. Uno lucha para manejar a Vasile hasta que llegue el enorme, e inevitable choque, sólo para dar la vuelta y descubrir que Claudiu se vislumbra en el horizonte y detrás de él, Flaviu. Podría utilizar, sino un soldado, un surfista experimentado aquí. Y aunque todavía no emito una orden directa, reitero que es momento en que dejes de huir del pasado. Eres un guerrero, Raniero y sabes que algún día tendrás que enfrentarte al enemigo que eres tú mismo —y en este campo, donde tus recuerdos tienen una gran fortaleza—. Si cuando esa batalla haya terminado, decides volver a tu vida en la playa, voy a respetar esa decisión. Voy a aceptar que eres el primer budista, vegetariano, pacífico-como-el-océano vampiro Vladescu (el yerno que Ned Packwood sin duda desea secretamente, que se suma a su pequeño ejército de corderos, pollos y terneros, en lugar de a mí, ¡ya que no dudo en consumir a mis conscriptos camaradas!). Pero hasta que esa confrontación suceda, ¿no estás solo escondiéndote detrás de tus

BETH FANTASKEY

FORO AD’

52

tatuajes y encogiéndote en las olas? Y tú no eres de los que se encojen, hermano.

Lucius.

PD: Por supuesto que protegeré a Melinda, en caso de que llegue aquí. ¿Pero no la impresionaría más si fueras tú el que desempeñara esa tarea? De preferencia, ¿mientras usas pantalones?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

53

Capítulo 17
Mindy
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

—Vuelo Cuatrocientos setenta y tres a Bucarest ahora abordando pasajeros de primera clase. Revisé mi boleto por enésima vez, porque nunca había viajado en primera clase en mi vida. Las cuatro veces que había estado en un avión, había tenido terribles asientos en clase económica con vista a las alas. Pero no, ahí estaba, mi lugar justo adelante, donde Jess prometió que me darían una copa antes de que siquiera el avión despegue. Que sería capaz de estirarme en un sillón, bebiendo zumo recién exprimido de naranja, mientras que todos los demás luchan con sus maletas para caber en los asientos baratos. Levantándome, agarré el mango de mi Gucci, el cual luce como un bolso de mano, el que no me gustaría perder si mi equipaje termina en Roma o algo así, porque podrían confundir los dos lugares, y me dirigió hacia el avión. En pocas horas, estaré, como, a miles de kilómetros de la universidad comunitaria de Lebanon Valley, a la que abandoné antes de los finales si quiera empezaran. ¿Cuál era el punto si sólo tenía F-más? Y yo estaría demasiado lejos para oír a mi madre gritar otra vez acerca de cómo perdí unos pocos miles de dólares en la matrícula y que sólo debería olvidarme del holgazán que le recordaba demasiado a mi padre el vagabundo, y a quien ella odiaría aún más si supiera que él es un vampiro, por todos los cielos. Estaría en un castillo lleno de sirvientes, desplomándome en una enorme cama y comiéndome la mitad de los Tastykakes que le estaba llevando a Jess porque por alguna razón, no se los puede conseguir en Europa y sobre todo, estaría en un país que asustaría hasta quedarse sin pantalones a mi ex-novio, a pesar de que es un no-muerto, al igual

BETH FANTASKEY

FORO AD’

54

que la mitad de las personas en Rumania. Estaba bastante segura de que Ronnie ni siquiera me llamaría por allá, porque me texteó como veinte veces pidiéndome que me quede en casa y luego simplemente desapareció. Finalmente. Le di mi boleto a la señora y arrastré la maleta por el túnel hacia el avión. Sí, todo era de primera clase para mí durante las próximas dos semanas. De primera calidad y libre de chupasangres cansones. Puse mi equipaje de mano en el orificio y vi esos enormes asientos de cuero esperándome. Así que ¿cómo es que no estaba tan emocionada?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

55

Capítulo 18
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

—No fue tan terrible —insistió Dorin. Pero retorcía sus manos regordetas y pululaba alrededor de mi escritorio—. ¡He visto peores incidentes en las reuniones de los ancianos! Tenía la cabeza enterrada entre mis manos, pero levanté la vista para darle una mirada escéptica. —¿En serio? ¿Has visto algo peor que uno de los vampiros más poderosos cometiendo directamente traición a la patria diciéndole a una princesa que es incapaz de gobernar? ¿Algo peor que la manera en que ni siquiera pude defenderme a mi misma? —Estás siendo demasiado dura contigo misma. —Ylenia intervino desde su posición en el sofá—. Te has estado reuniendo con los ancianos solo por unos pocos meses. ¡No puedes luchar contra ellos! Le lancé una mirada de agradecimiento. —Tienes razón. No sé cómo podría hacerlo. Entonces me volví de nuevo a Dorin, que estaba buscando en su memoria algo peor que el motín. —Hubo un tiempo, hace años, cuando dos Vladescus se estacaron el uno al otro, justo en el salón de reuniones. —Hizo un gesto con las manos—. ¡No, que lo haya visto! ¡Mantuve mi cabeza agachada en ese momento! Suspiré. Sí, por supuesto que sí. Porque somos Dragomirs. —Lucius dice que habrá otro juicio —le dije con tristeza—. Esa traición es castigada con la destrucción. Como casi todo en el mundo de los vampiros. —¿Dónde está el muchacho? —Dorin miró a su alrededor como si Lucius pudiera estar escondido en un rincón, como si pudiera llegara a

BETH FANTASKEY

FORO AD’

56

suceder. Entonces mi tío nos sirvió un poco del té que Ylenia había pedido—. ¿Qué está haciendo? —Ya conoces a Lucius. Bebí un sorbo, deseando poder tomar té cada vez que quisiera. Me recordaba al estar en casa con mi padre, que respondía a todas las crisis con manzanilla. Por desgracia, siempre olvidaba la palabra rumana «ceai», y la única vez que había tratado de hervir el agua yo misma, la vieja cocinera me había espantado de la cocina, prácticamente a gritos. —Quería un poco de tiempo pacifico a solas en su estudio y leer sus libros de derecho. —Eché un vistazo a mis propios estantes, llenos de libros de mi mamá biológica—. Yo también debería estar leyendo sobre las leyes. —Yo puedo traducir para ti —ofreció Ylenia—. Sólo dime lo que necesitas saber. Traté de sonreír. —Gracias. —Pero, ¿Siquiera conocía lo que necesitaba saber? —Trata de no preocuparte, Antanasia —agregó—. Suena como que Lucius se encargó de todo. —Sí, fue bastante feroz —confirmó Dorin, con un estremecimiento. —Si yo fuera Claudiu, ¡estaría cuidando mi espalda! —Se... —Me tuve que corregir, tratando de parecer más «real»—. Quiero decir, sí, por supuesto, Lucius tomó el control. Me dejé caer detrás de mi gran escritorio, que también había sido traído de la finca Dragomir, cuando yo tontamente había estado entusiasmada con la idea de ser una princesa. —Deberíamos irnos ahora —señaló Dorin y le eché un vistazo a mi reloj sorprendida al ver que ya era casi medianoche—. Antanasia tendrá un ajetreado día mañana. —Miró a Ylenia—. Y nosotros tenemos un largo camino a casa. Dejé mi taza de té, dándome cuenta de que había sido grosera por mantenerlos conmigo hasta tan tarde.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

57

—¿Por qué no se quedan aquí esta noche? —ofrecí—. Hay docenas de habitaciones. —¿Tal vez cientos?—. Y ese camino por la montaña es tan peligroso en invierno. Dorin y Ylenia se miraron, y ambos parecieron aliviados. —Si estás segura —dijo Dorin. Él palideció un poco—. Si a Lucius no le importa... —Sí, está bien —les prometí. Puede que no sea capaz de luchar contra mis enemigos, pero al menos podía proteger a mis amigos de una caída desde un acantilado—. Por favor, quédense. —Me dirigí a Dorin—. Sabes dónde están las habitaciones. —Sí, gracias, Antanasia —él estuvo de acuerdo—. ¡Estoy bastante familiarizado con el castillo! —Muchas gracias —agregó Ylenia. —No hay problema. Me levanté y me sentí casi mareada, probablemente porque no había comido nada desde la mañana. Y tuve un repentino deseo de ver a Lucius. Parecía que siempre estaba nerviosa en ese castillo, pero en ese momento, era un gelificante malestar de gran alcance, casi como una... premonición. Pero yo no creo en las premoniciones. ¿O si? Todo a la vez, no estaba segura. —¿Ylenia? ¿Podrías por favor decirle a Emilian que quiero ir a la oficina de Lucius? —¿Estás segura de que no deberías ir directamente a la cama? — sugirió—. Te ves muy agotada. —No, realmente quiero ver a Lucius. Necesito verlo. —Está bien —Ella estuvo de acuerdo, pero con una extraña expresión en su rostro—. Si estás segura. —Me acompañó a la puerta y dirigió a Emilian—. Prendere Princess Vladescu Antanasia al príncipe della biblioteca. Dejé a mis parientes, con un rápido intercambio de buenas noches, y a la vez que Emilian y yo hacíamos nuestro camino a través de los pasillos oscuros, mis preocupaciones parecían crecer con cada paso que

BETH FANTASKEY

FORO AD’

58

daba. Sin embargo cuando llegué al estudio de Lucius y abrí la puerta, mi marido no estaba dando vueltas, como hubiera esperado. El fuego ardía en la chimenea, su computadora portátil estaba abierta en su escritorio, y su trofeo de baloncesto brillaba en su estantería. Pero Lucius no se encontraba en ninguna parte a la vista.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

59

Capítulo 19
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

No pude descifrar los libros de legislación rumana de mi madre, pero pude leer el diario que había dejado para mí, y a pesar de que estaba increíblemente grogui, saque el librito, con la esperanza de encontrar algo que aliviaría el extraño temor que estaba empezando a sofocarme. ¿Dónde está Lucius? Estirándome en la cama con la cabeza hacia el fuego, me acosté, leyendo de lado, porque me sentía como si no pudiera ni sentarme. Y mi curiosa mezcla entre preocupación y fatiga abrumadora, hacia que las palabras fueran borrosas en las páginas. —No confíes en nadie... La sangre es la vida y una parte inevitable de la muerte, para los vampiros... La extraña palabra «blestemata2» estaba escrita junto a un símbolo aún más extraño dibujado en los márgenes... ¿Dónde he visto esto antes? ¿Y por qué Mihaela escribió eso en rumano? Y entonces sucedió, justo cuando perdí por completo el enfoque y mis párpados comenzaron a revolotear para cerrarse. Vi la estaca de nuevo. Yaciendo justo frente a mi cara en la cama. Retrocediendo, apreté los ojos cerrados. NO. ¡NO ESTA AHÍ! ¡NO voy a volverme loca! Sentí que mi pecho subía y bajaba con fuerza, pero me negué a abrir los ojos. Me negué a dejar que me engañaran otra vez. Pero, por supuesto, tuve que mirar... Y cuando lo hice, la estaca se había ido. Y de alguna manera, porque yo estaba increíblemente cansada, cerré los ojos y caí en un sueño que debió haber sido muy, muy profundo, porque cuando
2

Blastemata: maldito, en rumano, en el original.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

60

me desperté, tenía la cabeza sobre mi almohada. Y Lucius estaba a mi lado, profundamente dormido, los dos, encima del cubre cama. Llevaba unos vaqueros y una camiseta, como si también hubiera estado agotado y ni siquiera se molestó en desvestirse antes de venir a la cama. Miré su cara a la luz del fuego y se veía bien, pero envolví mi brazo a su alrededor de todos modos, asegurándome a mí misma, de que no había sangre en su pecho, al igual que la última vez que la estaca había aparecido tan claramente ante mis ojos. Pero incluso, el sentir su respiración no era suficiente para mí, como para sacudir la sensación persistente de que algo andaba mal. —Lucius... Estaba a punto de despertarlo, cuando alguien llamó a nuestra puerta, y sus ojos se abrieron de inmediato, como si no hubiera estado durmiendo, después de todo. Generalmente él era bastante rápido en despertar por cualquier ruido extraño, pero esa noche en realidad me eché para atrás por la rapidez con que había reaccionado. —¿Lucius? El golpe sonó de nuevo y él se puso de pie, diciéndome con calma pero con firmeza —Quédate aquí. Me senté, confundida. —¿Esperas a alguien? —No lo hago. Eso me preocupó aún más. Y a medida que iba hacia la puerta, me miró por encima del hombro y agravó mis miedos. —No te muevas a menos que te lo diga. Pero si te digo que salgas de la habitación, ya sabes a dónde ir. Y rápidamente. No fue hasta que abrió la puerta que me di cuenta de que Lucius estaba vestido y alerta, porque pensaba que alguien podría venir por nosotros. O por mí. Claudiu. Tal vez con otros Vladescus que ha reunido. Ellos van a terminar el complot que Lucius no pudo llevar a cabo. Me van a destruir, porque no pueden vivir bajo el gobierno Dragomir. Es por eso que él está listo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

61

Aunque, apenas y tuve tiempo de aterrarme, antes de escuchar la familiar voz de Emilian y tomar una profunda y calmante respiración. —... este mort3 —le oí decir a Emilian. —¿Unde? ¿Cum?4 —respondió Lucius. Entendí las palabras «dónde» y «cómo», pero nada más. Un momento después, Lucius cerró la puerta y volvió a la cama, pero no de su lado. Se sentó junto a mí y me tomó la mano, diciendo: —Necesitas ir a vestirte, Antanasia. Busqué en su rostro, pero era casi como si hubiera tantas cosas en su cabeza que no podía mantenerle el ritmo y mi temor se arrastró de regreso. También había utilizado mi nombre formal. —¿Por qué tendría que vestirme? Los ojos de Lucius eran imposibles de leer, pero su boca atrajo uno de los fruncimientos más graves que jamás haya visto, mientras me informaba. —Claudiu ha sido destruido. Tenemos que ir. Ahora.

3 4

esta muerto, en rumano en el original. ¿Dónde? ¿Cómo?, en rumano en el original.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

62

Capítulo 20
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

Apreté la mano de Lucius a medida que avanzamos por los pasillos, en dirección hacia el vestíbulo, donde el cuerpo de Claudiu esperaba. Incluso en una crisis no nos apresuramos, porque la realeza nunca se apresura, y cuando pasamos por una de las gruesas ventanas de plomo, tuve un segundo para notar que ya era de madrugada. Robé un vistazo a la cara de Lucius. ¿Hasta qué hora estuvo fuera? ¿Dónde estaba? ¿Y cómo es que ni siquiera sentí que me cambiara en la cama y pusiera mi cabeza en la almohada? Yo quería hacerle todas esas preguntas, pero se veía muy preocupado y, por supuesto, Emilian y el guardia que Lucius rara vez se molestaba en utilizar, estaban los dos, pisándonos los talones, así que me quedé tranquila. Fue Lucius, quien habló primero, cuando llegamos a la otra esquina. Se volvió a mirar a los guardias, ordenando —Ramaneti acolo5. Se detuvieron en su camino, y él nos llevó unos cuantos pasos más hacia adelante, luego se inclinó para hablar conmigo en privado. —Tengo que soltar tu mano ahora. Te vas ver más fuerte de pie por tu cuenta. Asentí. —Entiendo. Los ojos oscuros de Lucius se encontraron con los míos, como si estuviera tratando de darme fuerzas. —Y puede que haya mucha sangre. Estate preparada para eso. Asentí otra vez.
5

Quédense ahí, en rumano, en el original.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

63

—Lo sé. —El diario de mi madre biológica me lo advirtió: La sangre es... una parte inevitable de la muerte, para los vampiros—. Voy a estar bien. —Le prometí, pero cuando dimos la vuelta en la esquina del enorme vestíbulo, donde Lucius me había nombrado una vez el primer prisionero en una guerra que le había declarado a mi familia, yo sí presioné mi mano contra mi boca y la nariz, no por la vista del cuerpo, pero sí por el olor.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

64

Capítulo 21
Antanasia
Traducido por Luxsi Corregido por Connie

Varios de los ancianos se habían reunido, y al principio no podía ni siquiera ver a Claudiu, porque soy bajita y los vampiros más viejos, que formaban un círculo que seguía a la curva de las paredes, eran casi uniformemente altos, con excepción de Dorin, a quien vi observando nervioso a su alrededor y más pálido que de costumbre, con su abrigo negro abotonado hasta el cuello. Ylenia también estaba allí, envuelta como Dorin, y al principio no podía entender por qué estaban en la finca en la madrugada. Nuestro castillo era tan grande, como una ciudad autónoma y los ancianos Vladescu vagaban a su antojo y, a menudo durante semanas a la vez. Pero mis parientes Dragomir casi nunca dormían allí. Entonces recordé vagamente invitar a ambos a pasar la noche. Había estado tan cansada que apenas recordé que hice la oferta. Obligándome a quitar la mano de mi cara, les di a mi tío y a mi prima un pequeño guiño mientras los ancianos se abrieron paso hacia Lucius y yo, a pesar de que apenas se metieron a través antes de que cerraran filas de nuevo. —¿Qué ha pasado aquí? —preguntó Lucius, dirigiéndose directamente al centro del piso y poniéndose de rodillas. No estando segura acerca de mi papel, me detuve en seco y me esforcé aún por amordazar al familiar y esta vez repugnante, olor que se hizo aún más fuerte. Sangre. Desde que me convertí en un vampiro completo, como todos los miembros de los no-muertos, desarrollé un agudo olfato hacia la sangre. El olor de ella era tan distintivo para los vampiros, como las huellas dactilares o el ADN. Y la sangre de Claudiu olía como... Claudiu. Mientras que la sangre de Lucius olía dulce y embriagadora, la de Claudiu olía a descomposición para mí. Al igual que él se había estado pudriendo antes de ser destruido siquiera. El olor casi se hizo cargo de la habitación.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

65

Aun así, dominé mi reflejo nauseoso el tiempo suficiente para ver finalmente hacia el tío de Lucius y aunque quería ser fuerte en ese momento, era tanto el producto de una familia vegana de buen corazón como una princesa vampiro, probablemente aún más vegano que vampiro y me tapé la boca otra vez cuando vi el cuerpo que yacía a la sombra de mi marido. Entonces miré del cadáver a Lucius, que estaba arrodillado al lado de su tío y eso intensificó el sentimiento de enfermarme cuando me acordé de cómo Lucius había amenazado públicamente la vida de Claudiu, tan solo un día antes.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

66

Capítulo 22
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Connie

—Que alguien hable —mando Lucius, mirando de un Anciano a otro—. ¿Cómo sucedió esto? Nadie ofreció una respuesta, y Lucius dejo que el silencio permaneciera, sin dejar de escudriñar cada cara, incluso mientras deslizaba la mano bajo la cabeza sin vida de Claudiu, sosteniéndola en un gesto que yo no acababa de entender. ¿Lucius respeta, o incluso ama a su tío, de alguna manera? Pero Claudiu lo golpeaba cuando era más joven, y lo desafío... Yo no quería, pero tampoco podía evitar mirar el cadáver de Claudiu de nuevo. Casi parecía que estaba durmiendo, hasta que Lucius suavemente lo puso boca arriba y pude ver por dónde había entrado la estaca. Me encontré a mí misma contando. Una, dos, tres heridas. Había una gran cantidad de sangre fresca en el suelo, el cuerpo... Con su mano libre, Lucius cerró los ojos de Claudiu, que habían estado abiertos y aterradoramente vacíos, pero el gesto no hizo mucho para que toda la escena fuera menos terrible. Me tapé la boca con la mano otra vez, frustrada porque podía beber sangre, incluso había sido parte de mi boda, pero apenas podía soportar la vista de ella en este momento. No te enfermes. Presionaste tus manos sobre una herida como esa vez, en el pasado, en el granero de Jake Zinn, con la esperanza de salvar a Lucius. Puedes hacer esto. Has visto un montón de animales muertos en la granja. —¿Quién lo encontró? —demandó Lucius finalmente, cuando nadie respondió a su primera pregunta. Permaneció de rodillas, parecía no

BETH FANTASKEY

FORO AD’

67

darse cuenta de la acumulación de sangre alrededor de él, manchando sus pantalones—. Alguien puede por lo menos responder a eso. —Fui yo, Lucius. Yo lo encontré. —Me volví a ver a mi tío Dorin dando un paso al frente, todo el color rosa en sus mejillas se había drenado, y la mano derecha que estaba levantando temblaba—. Ylenia y yo salíamos al amanecer, y lo encontramos aquí. Lucius miró a mi tío durante un buen rato, con una expresión aún más sombría. No, una parte de mí protestó. ¡No puedes estar enojado con Dorin sólo por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado! ¡Eso no es justo! Pero no dije nada, porque a pesar de que quería proteger a mi tío, sabía que era aún más importante no mostrar ninguna división entre Lucius y yo. Él siempre decía que presentar un frente unido es fundamental. ¿O acaso tenía miedo de hablar porque podría decir algo incorrecto? Y, ¿cómo podíamos estar todos tan tranquilos? Había un cuerpo allí. No era una escena del crimen de TV. Era real. Mantuve la mano apretada contra mi boca. Este es mi mundo. Lucius deslizó la mano de debajo de Claudiu y suavemente descansó la cabeza de su tío en el suelo otra vez, levantándose y aunque la herida había sido en el pecho de Claudiu, los dedos de mi esposo estaban manchadas de sangre, al igual que lo hubieran estado después de la ejecución que iba a realizar a menos de dos días. —Que alguien envíe a los sirvientes para que limpien y preparen el cuerpo —les ordenó a los Ancianos en general—. Me quedaré aquí hasta que lleguen, y nos volveremos a reunir esta tarde en el salón de reuniones. —Miró fijamente a Dorin, que se estremeció—. Espero que todos los presentes asistan. Cada Anciano. Dorin asintió con la cabeza. —Sí, por supuesto. Traté de darle a Dorin una mirada de simpatía, pero su cabeza ya estaba inclinada, y sus ojos ocultos. No parecía haber nada más que decir, así que, como siguiendo los pasos de Dorin, todos inclinamos nuestras cabezas, ofreciéndole a Claudiu un momento espontáneo de respeto en silencio. Mientras

BETH FANTASKEY

FORO AD’

68

estábamos en silencio, Flaviu se adelantó y puso su capa sobre el cuerpo, y luego tomó su lugar entre los otros de nuevo. Pensé que probablemente debería cerrar los ojos, pero no lo hice. Miré bajó las pestañas a Lucius mientras él miraba a su tío, su expresión era inescrutable otra vez. —¿Perdonen? Todos se volvieron hacia la pequeña y tentativa voz para ver a Ylenia todavía de pie contra la pared. ¿Qué? —Umm... no quiero interrumpir, pero la estaca no ha sido encontrada, ¿verdad? —preguntó ella. Todos la miramos fijamente, y ella se puso roja y ajustó sus anteojos, y tuve la clara sensación de que deseaba no haber hablado, mientras que en cierto modo a mí me hubiera gustado decir algo. Cualquier cosa. Yo era una princesa y debí haber dado un paso junto a Lucius. Entonces todos nosotros, nos volvimos hacia la puerta gigantesca que daba al exterior, que chirrió sobre sus goznes antiguos al abrirse y otra persona se unió a nosotros, gritando mientras entraba en el círculo de los vampiros, claramente sin entender lo que estaba oculto bajo la capa a sus pies. —¡Santo Toledo! ¿He llegado en, digamos, un mal momento?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

69

Capítulo 23
Raniero
Traducido por Clyo Corregido por Connie

Para: LVVladescu@euronet.com De: nightsurfer3@freeweb.net

Lucius, amigo mío: Temprano el día de hoy a la una p.m. en punto. Tu servidor, está a punto de ordenar el delizioso burrito de frijoles en el Terrible Taco, un restaurante muy famoso que se encuentra estacionado muy convenientemente cerca de mi propia barraca domiciliaria, cuando hay un Tap,Tap,Tap en el brazo desnudo de Raniero. —¿Sí? —Miro hacia abajo, a la espera de encontrar un turista en busca de lecciones de surf (tengo un pequeño negocio de boca en boca para clases de surf, ¿lo sabías? Por desgracia, nunca me acuerdo de solicitar el pago, el cual creo que es importante en el comercio. Es un círculo vicioso, ¿no?). Pero no es un turista. Se trata de un vampiro, quien mira de cerca el brazo, el cual, yo me había sacudido y dice: —Eres Vladescu Lovatu, ¿no? —(¡Soy tan famoso como el Terrible Taco! LOL, pero con cara triste.) Mi nuevo amigo, quien lleva tantos piercings como para decirle al mundo que no le teme a nada, ¡ni siquiera a Raniero!, no espera a que niegue mi identidad. Está demasiado ocupado ofreciéndome sus felicitaciones con motivo de mis muchos logros en los campos de la muerte, desmembramiento, etc. Puedes imaginar que este no es el tipo de alabanza que quiero, así que le doy las gracias por sus amables palabras y alcanzo mi comida. Tuttavia, antes de que pueda irme, mi mal encaminado joven fanático me dice: —¿Escuchaste sobre Claudiu, cierto, amigo?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

70

Me detengo y casi dejó caer un burrito realmente bueno al escuchar sus siguientes palabras, las cuales cito para ti: —Ese amigo esta frito, hombre. Lucius... ¿Es esta historia real? ¿Claudiu ha sido destruido? Si es así, ¿cuándo? Porque hemos estado en la correspondencia esta misma mañana, varias veces, y no mencionaste nada. Yo no creo en preocuparse, pero tengo que admitir que esta noticia sacudió mi paz, sólo un poco. Espero con interés el messaggio en el que te rías de mí y me aconsejes: —¡No escuches a los vampiros jóvenes que apenas y pueden hablar gracias a los artilugios de plata que cuelgan de sus tontas lenguas! —Me anticipo también, al extenso paragrafo en el que expresas tu descontento con los burritos de frijoles, las barracas de cualquier tipo, y los lugares en que las personas dicen «amigo» y no se avergüenzan. Si te hace sentir mejor, me voy a aleccionarme a mí mismo y ahorrarte la molestia, ¡LOL! Aunque per favore... responde presto, Lucius, si no hay dificultades. Y si no te importa decirme... si Melinda Sue está allí, ¿en medio de esta poco-posible-pero-posible muerte y destrucción?

Raniero.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

71

Capítulo 24
Mindy
Traducido por Clyo Corregido por Connie

Jess y yo nos acurrucamos en la cama grande de mi habitación de invitados, totalmente renunciando a desempacar mis maletas. Intentábamos pretender que las dos no encontrábamos mis zapatos, por lo que sólo nos sentamos al lado del vestido negro que traje conmigo en caso de que algo elegante sucediera. Le di ese vestido una mirada realmente triste. Lástima que la cosa realmente elegante iba a ser un funeral. —En realidad siento que esto suceda justo ahora —dijo Jess. Se mordió las uñas, que era un hábito el cual yo sabía, estaba tratando de romper. Aunque no se lo recordé de todos modos. Tenía lo suficiente en su mente sin tener que preocuparse por su manicura. Uno de los vampiros antiguos en realidad había sido asesinado. Cuando entré por la puerta, yo pensaba que era, algo así como un perro muerto en el suelo, y estaba totalmente confundida sobre por qué Lucius estaba cubierto de sangre. Cuando por fin me había percatado de lo que estaba sucediendo... esa fue como que, la primera vez que medio entendí por qué Jess podría pensar que ser una princesa no era del todo como lo pintan en los cuentos. —¿Estás bien? —le pregunté. Sus ojos tenían grandes círculos negros debajo de ellos y estaba demasiado delgada. Me alegré de haber traído los Tastykakes. —Yo debería estar preguntándote eso. —Ella me dio una mirada de preocupación real—. Y entiendo si quieres dar media vuelta enseguida y volver a casa. Ella dijo eso, pero conocía a mi mejor amiga, y quería que me quedara. —De ninguna manera, Jess —le dije—. ¡No voy a dejarte ahora! Jess se vio realmente aliviada.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

72

—Sinceramente, creo que estás a salvo aquí. —Pero aun así me dio una oportunidad más para echarme para atrás—. Pero en serio voy a entender si te quieres ir. Dios y yo como que sí quería eso un poco. Entonces pensé en pasar peleándome con mamá molestándome todos los días para que consiga un trabajo en McDonalds o KFC, porque ella iba a empezarme a cobrar la renta y, de repente, la alternativa no parecía tan mala. No era como si cualquiera de esos viejos vampiros, y seamos sinceros, uno de ellos era culpable de asesinato, me molestaría. —¿Jess? —dije—. Tengo que decirte algo. —¿Ajá? —Se enojó consigo misma y lo intentó de nuevo, «porque estaba trabajando en hacer sus palabras más de la realeza»—. ¿Sí? —Yo, como que suspendí la escuela —confesé—. Realmente no tengo ningún otro lugar a donde ir ahora mismo, porque mamá está enojada. Si me voy a casa, tendré que pagar por vivir en mi estúpida habitación. Jess parpadeó unas diez veces, como si estuviera casi tan sorprendida por mi noticia como por un vampiro muerto en su casa. —Wow... lo siento mucho. Supongo que has tenido una caída fuerte también. Lo siento si estaba demasiado ocupada quejándome de mi vida como para escuchar realmente a tus problemas. Me encogí de hombros. —Está bien. Tampoco entendía mucho de lo que está pasando contigo. Pensé que estabas siendo un poco quejica. Hasta hoy. —Ajá. Sí. —Jess se asustó un poco y me susurró—: Estoy muy preocupada por Lucius. Era mi turno de parpadear. —¿Por qué? —No me podía imaginar a nadie que me preocuparía menos. Pero Jess se volvió incluso más silenciosa, a pesar de que el único vampiro dentro de un kilómetro al rededor era su guardaespaldas personal, Emilio. —Lucius tuvo una pelea con Claudiu ayer, frente a los Ancianos. Una pelea terrible. Yo no era un genio, pero al menos podía sumar dos y dos juntos.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

73

—Oh, wow. Lo siento, Jess. —Luego tuve que preguntar—: ¿No crees que él pudo...? —No. —Ella sacudió la cabeza—. No hay manera. —Pero sus ojos se volvieron, como, desesperados—. Tú crees eso, ¿verdad? Me tomó un segundo pensarlo. Había visto a Lukey estrellar a Frank Dormand contra un casillero, y sabía que él no era un santo. Pero también lo había visto en su boda, y no había manera de que destrozara lo que tenía con Jess por matar a otro vampiro. Además, si Lucius iba a matar a alguien, no lo escondería. Lo haría a la vista de todos, luego se pararía allí y diría el por qué. Y uno probablemente acabaría diciendo: «Claro, Lucius. ¡Ya lo entiendo!». Por último, pero no menos importante, Jess me necesitaba para creerle. Me hice a la idea, en ese mismo momento. —Te creo, Jess. Lukey es totalmente inocente. Me alegré de poder decirlo y creer en ello, porque parecía significar mucho para ella. Incluso trató de sonreír. —Estoy segura de que va a estar bien, ¿verdad? —Oh, sí, definitivamente. —Traté de sonreír. Pero no estaba segura de eso en absoluto. Entonces las dos nos quedamos en un silencio real, sentadas allí, fastidiadas de nuestras vidas. Después de un minuto, porque no podíamos callar por mucho tiempo, Jess me miró como si yo fuera un problema de matemáticas que quería resolver. Al igual que la ecuación de algebra más triste. —¿Que sucedió en Lebanon Valley, de todos modos? Nunca estuviste en el Club de Honores en la secundaria, pero nunca suspendiste nada, tampoco. Me puse roja y casi deseaba que estuviéramos hablando de vampiros muertos de nuevo. —No lo sé. Solo no podía pensar en ese lugar. Quería decirle a Jess sobre Raniero. Realmente quería. Pero no había manera de que pudiera decirle a una princesa que estaba casada con el hombre que acababa de dominar una escena del crimen que había

BETH FANTASKEY

FORO AD’

74

pasado casi un mes con el único vampiro que hubiera llorado al ver la sangre y tal vez huiría, porque él odiaba la violencia. La violencia era la única cosa que odiaba. Nunca tendría un verdadero príncipe, no ser de la realeza, por desgracia, era lo única cosa por la que Ronnie se pondría de pie, pero quería algo más que un pobre, pacifista perezoso, de la Nueva Era que no podía levantarse por mí. Incluso si él era el mejor besador del mundo, con unos ojos que me volvían loca. Jess me conocía lo suficientemente bien como para leer mi mente, sin embargo. Inclinó la cabeza, tratando de ver mi cara. —Min... ¿lo que sea pasó entre tú y Raniero? ¿En mi boda? Sabía que tendría que decirle pronto, debí decírselo hace meses, pero aun así me alegre cuando alguien llamó a la puerta. Hasta que esa persona asomó la cabeza por la puerta. Una cabeza cubierta de rizos que eran como los de Jess, sólo que con más frizz, como si necesitaran una cita con algún producto que llevara silicona. Y llevaba una camisa violeta que era como el color particular de Jess. La boca de esta chica nueva también era como la de Jess, lo que en realidad no era su culpa tampoco. Sin embargo, no pude dejar de pensar, esta chica es una imitación de Jess. ¡Y yo sé de imitaciones! Crucé los brazos sobre mi camiseta que-se-parece-a-la-de-Anna Sui y mire a Elaine o Elainey, cualquiera que sea su nombre, tartamudear y balbucear y pedir disculpas en su camino a mi cuarto como si sintiera su existencia, pero no iba a dejar que eso detuviera por tratar de ser acogedora con una princesa. Así que... esta era la nueva amiga de Jess.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

75

Capítulo 25
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Connie

—Ylenia, esta es mi mejor amiga, Mindy. Mi prima dio unos pasos vacilantes en la habitación y sonrió con timidez. —Hola, encantada de conocerte. He oído hablar mucho de ti. Mindy asintió, pero no sonrió. —Sí, también he oído cosas sobre ti. Miré a Min, sorprendida, por el saludo frío. Entonces me volví de nuevo a Ylenia. —Adivino que tú y Dorin volvieron para la reunión, ¿eh? —Bueno, yo no voy a asistir, por supuesto. —Echó un vistazo a Mindy, la extranjera menos reciente, para aclarar—. Dado que no soy una de los Ancianos. Pero sí, Dorin tiene que ir. Obviamente. —¿Así que tú realmente encontraste el cadáver? —preguntó Mindy. Ella fue ladeando la cabeza como si la pequeña Ylenia pudiera haber sido un vampiro de casi dos metros de altura—. Eso debió ser horrible. Ylenia se estremeció, un rasgo que parecía común en todos los Dragomir de la misma manera en que una ceja arqueada cínicamente marcaba a los hombres Vladescu. —Sí. Fue terrible. Pero en realidad Dorin vio a Claudiu en primer lugar, y él trató de darle la vuelta, antes de que yo pudiera ver demasiado. — Su voz se apretó un poco por la emoción—. Supongo que sabía que me molestaría ver el cuerpo, teniendo en cuenta lo que pasó con mi padre hace tan poco. —El padre de Ylenia fue destruido recientemente —expliqué, para el beneficio de Mindy—. Ese fue el juicio del que te estaba hablando.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

76

—Siento mucho lo de tu padre —le dijo Mindy a mi prima—. Mi papá se ha ido, también. Es un asco. Ylenia parpadeó un poco más. —¿Tu padre... murió? —No, él solo se fue —dijo Mindy rotundamente—. Pero él es, como, un perdedor sin empleo de todos modos, así que no es la gran cosa supongo. Mindy había pasado tanto tiempo en la granja de mis padres que a veces se me olvidaba lo de su padre perezoso, que casi nunca la llamó desde donde quiera que se quedara en el momento dado. —Mi madre se fue de esa manera. —Ylenia venció a Mindy en cuanto a familias disfuncionales—. No la he visto en años. —Lo siento —dijo Min—. Eso es un asco para ti también. Ylenia se encogió de hombros. —Está bien. Tuve que asistir a un buen internado en Inglaterra a causa de ella. Por lo menos hasta que el dinero se acabó. —Se las arregló para sonreírme—. Y ahora me siento afortunada de vivir en la casa de la familia de Antanasia, ya que ella vive aquí. Mindy no parecía tener nada más que decir y aunque la dinámica incómoda entre ellas estaba haciendo un mal día aún peor, tuve que preguntarle a Ylenia: —¿Quieres pasar el rato con nosotras? O con Mindy, porque tengo que ir a prepararme para la reunión pronto. Mi sensación de aprensión semipermanente se profundizó de nuevo ante el pensamiento de esa reunión. Lucius amenazo a Claudiu. Todo el mundo los vio pelear. Los escucharon a ambos declarar: «Esto no ha terminado». —En realidad, quería hablarte sobre eso —dijo Ylenia—. Sé que no tengo voz en cuanto a lo que sucede en el concilio, pero pensé que podría sugerir… —ella levantó las manos—… no es que tenga ningún derecho a sugerirle algo a una princesa... —Ylenia, somos amigas —le recordé—. Y me vendría bien una sugerencia en este momento.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

77

—Bueno, me imagino que Lucius ya ha pensado en esto, pero en caso de que no lo haya hecho, tal vez deberían pedirle a todos los Ancianos que enseñen sus estacas. —¿Qué? —espetó Mindy la pregunta antes que yo. —Así es como el asesino de mi padre fue condenado en última instancia —explicó Ylenia para los dos, ya que, por supuesto, me había perdido el juicio. Miró a Mindy, sin embargo, suponiendo que yo entendería lo que dijo a continuación—. Cada vampiro macho tiene una estaca, la cual es dada por su padre por el logro de la virilidad. Recordé, entonces, algo más del diario de mi madre. Una estaca, como la sangre, distingue a su portador... Y yo sabía que Lucius tenía sólo una estaca. Me volví a Mindy, también, para ponerlo en términos que ella entienda. —Ylenia tiene razón. Una estaca es como un... un regalo de bar mitzvah. Mindy frunció el ceño. —Ese es un regalo bastante retorcido. —Tal vez —coincidió Ylenia—. Pero la mayoría de los vampiros machos, en particular, los nobles, utilizarán únicamente esa estaca cuando un arma sea necesaria. Se convierte en una extensión de su brazo. —Hizo una pausa—. Y una estaca nunca está «equivocada». Asentí comprendiendo. —Así que estás diciendo que si uno de los Ancianos destruyo a Claudiu, su sangre estará sobre su arma. Ylenia asintió también. —Sí. El olor de la sangre de mi padre estaba en la estaca de su asesino. Era inconfundible. —Esto se está poniendo un poco raro —interrumpió Mindy—. Sin ánimo de ofender. —Es raro —admití. Y, sin embargo, simplemente requiriendo a todos presentar sus estacas podría ser una forma eficaz de encontrar al asesino. O por lo menos de ayudar a Lucius a ser reivindicado, cuya estaca estaría limpia.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

78

—Estoy segura de que Lucius ya ha pensado en esto —añadió Ylenia de nuevo—. Sin embargo, en la remota posibilidad de que él este distraído, y en duelo, pensé en ofrecerte la sugerencia. Yo no estaba segura de si Lucius guardaba duelo, pero estaba distraído sin duda. —Gracias. —Sólo quiero ayudar —dijo Ylenia. Luego miró a la puerta—. Voy a ponerme en marcha ahora. —Gracias —repetí—. Vamos a pasar el rato más tarde. Las tres juntas. Ylenia se iluminó. —Eso estaría bien. Cuando ella se fue, empecé a ayudar a Mindy a desempacar de nuevo. Yo me sentía un poco mejor, pero ella se había quedado muy callada. Empezó a mover sus zapatos de la maleta por gama en el suelo del armario de doble puerta, que parecía que no podría ser suficientemente grande para contenerlos a todos. Yo tampoco dije nada. Estaba preocupada mientras colgaba un vestido que parecía perfecto para ir a una fiesta que probablemente no tendríamos. ¿Qué tanto me preocupaba Lucius? ¿Dónde estaba la noche anterior? De repente, Mindy interrumpió mis pensamientos con una pregunta en la que nunca había pensado antes. Pero cuando la escuché en voz alta, realmente me intrigó. —Esa niña Ylenia... —lo dijo casi sin darle importancia—. Ella es como que, un vampiro de verdad, ¿no? ¿Al igual que, con los dientes que crecen y bebe sangre? Así como tú comenzaste a hacerlo después de que Lukey te mordió. Me volví para mirarla. —Sí, creo que sí. —Hmm... —Mindy se arrodilló para arreglar sus zapatos cuidadosamente—. Me pregunto, ¿quién diablos la mordió? más

BETH FANTASKEY

FORO AD’

79

Capítulo 26
Lucius
Traducido por Clyo Corregido por Xiamara

Para: nightsurfer3@freeweb.net De: LVVladescu@euronet.web

Raniero: Voy a renunciar a expresar mi consternación al enterarme de que otro vampiro tomó la errónea decisión de ir a la playa. (¿Es que se trata de una tendencia? Yo sé que no nos desintegramos en la luz del sol, pero ¿no debería haber límites de exposición para los seres que gobiernan el lado oscuro del universo? ¿Puede uno provocar temor, mientras tenga olor a loción con esencia de coco?) Y también voy a posponer la lección sobre los burritos, la cual es, como pudiste predecir, inevitable para informarte que la noticia es cierta. Claudiu ha sido destruido. Me imagino que esta información te inspira las mismas emociones en conflicto que experimente yo al sufrir por la pérdida de un tío sin escrúpulos y que nos atormentaba tanto, a menudo con una mueca de placer en los labios y, sin embargo, que era tan fieramente y con orgullo un Vladescu. O tal vez no veas nada más, excepto su maldad, en este punto de tu propia existencia. En cuanto a quien cometió el acto... eso aún es indeterminado y es un tema que preferiría discutir cara a cara. Me imagino que tienes poco que empacar, incluso para una estancia prolongada, lo que debería hacer el viaje mucho más fácil para tus músculos, si no para tu mente.

L. PD: Melinda ha llegado —y de manera muy dramática, como es su forma entrañable. Resta asegurarte que, por supuesto, voy a protegerla—; de todos modos, reitero que el trabajo lo realizaría mejor un galán vestido con pantalones y segundo al trono.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

80

P. PD: Notarás que opté por no hacer frente, al uso de la palabra «tío», un curso que he optado por seguir. Me duele lo suficiente escribir la palabra una vez, aquí, sin siquiera traerla de nuevo a colación.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

81

Capítulo 27
Antanasia
Traducido por Yuki_252 Corregido por Xiamara

Lucius paseaba en su estudio, con las manos detrás de la espalda y la cabeza inclinada, sin duda, reflexionando sobre todo lo que nosotros, él acababa de leer en voz alta de todos los libros antiguos que esbozaban quién hizo qué, cuando un vampiro era destruido, ya que no había policía oficial para los no-muertos. Sentada en el sofá de cuero, seguí su progreso hacia atrás y adelante sucesivamente, contando cada vez que pisaba una mancha oscura en la alfombra turca, una mancha de sangre, que ninguna cantidad de lavado parecía capaz de eliminar. Era como si el tío de Lucius, Vasile — quien Lucius había destruido en ese lugar— se negara a dejarnos. Y entonces, justo cuando pisó en esa mancha por la quincuagésima cuarta vez, Lucius se volvió hacia mí, arqueó una de sus cejas oscuras y me soltó su sugerencia a la pregunta que no podía averiguar cómo formularla sin que pareciera que yo dudaba de su inocencia. Cosa que no hacía. —¿No te gustaría preguntar dónde estaba ayer por la noche, Jessica?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

82

Capítulo 28
Antanasia
Traducido por Yuki_252 Corregido por Xiamara

—No, Lucius —le aseguré—. No necesito preguntar. Él sonrió y se acercó para sentarse a mi lado, me moví para hacerle espacio, pero él me agarró la mano, atrapándome a su lado. —Eso es interesante, porque he visto la pregunta en tus ojos por al menos una hora. Me sonrojé. —¡No Lucius! —Está bien —me tranquilizó—. Como los demás, me viste amenazando a Claudiu y a diferencia de los otros, quienes sospecharían basados únicamente en eso, viniste a esta oficina y encontraste que me había ido. Sentí que mis ojos se ampliaban. —¿Cómo lo sabes? Lucius sonrió de nuevo. —No te seguí en secreto, Jessica, cuando vine a la cama y le dije que se retirara, Emilian se limitó a mencionar que me habías buscado aquí y viste que no estaba. —Él se puso serio—. Y ni siquiera sentiste que te moviera a la cama, por lo que me imagino no tienes ni la menor idea de cuándo me uní a ti. —Sí... Sí, dormí profundamente ayer por la noche. —Después de ver otra estaca en la cama. Esa horrible sensación de premonición llegó arrastrándose de vuelta y me esforcé duramente para descartarla. Pero no sirvió de nada, cuando Lucio agregó: —El hecho de que yo haya destruido antes… —Su mirada se posó a la mancha de la alfombra—. Incluso otro de mis tíos, un acto por el cual

BETH FANTASKEY

FORO AD’

83

fui juzgado... tengo la certeza de que ninguna de esas cosas ayuda a calmar las sospechas de todos, acerca de mis acciones ayer por la noche. —Entonces, ¿dónde estabas? —le pregunté—. No porque no confío en ti, pero si los Ancianos van a hacer preguntas, debería saberlo. Lucius apretó mi mano. —¿Estás segura de que confías en mí? —Sus ojos se nublaron— . Porque yo te lo advertí, en esta misma habitación, que siempre sería un príncipe vampiro y siempre «traicionero». Estoy segura que es la palabra exacta que utilicé, porque recuerdo esa noche más vívidamente que ninguna otra, como la peor y —la mejor— de mi existencia hasta ahora. Miré los ojos increíblemente oscuros de Lucius, donde había visto aspectos incluso más oscuros de su corazón reflejados. Yo sabía que él era capaz de cosas que me hacían estremecer tanto en buenas y en malas maneras. Definitivamente era capaz de destruir a otro vampiro y tampoco dudaría al hacerlo... Él ni siquiera parpadeo, permitiéndome buscar en su alma. Pero Lucius sólo destruiría a otro vampiro si hacerlo es inevitable, justo y legal según el código que él espera establecer en nuestro reino. —Yo confío en ti, Lucius —dije—. No importa dónde estabas ayer en la noche, sé que no destruiste a Claudiu. Había muchas más cosas de las que deberíamos haber hablado antes de ir a reunirnos con los Ancianos, pero me olvidé de todas ellas — incluyendo la sugerencia de Ylenia en llamar a una demostración de estacas— cuando Lucius se inclinó hacia delante y me besó, diciendo: —Gracias por tu fe, Jessica, me temo que puede ser la única confianza que poseo ahora y voy a necesitarla en los próximos días. —Mindy también cree en ti —le dije. Sonó tonto cuando lo dije, porque realmente, ¿qué significaba su apoyo? Ni siquiera era un vampiro, y mucho menos un Anciano. Pero a Lucius siempre le había gustado Min, y parecía agradecido. —Ella tiene un buen corazón —sonrió con ironía—. Tal vez ella pueda hablar en mi nombre, si alguna vez necesito lo que los americanos

BETH FANTASKEY

FORO AD’

84

llaman «un testimonio del carácter», estoy seguro de que les aseguraría a los Ancianos que «rockeo» a pesar de que no tengan la menor idea de lo que eso significaba. —Oh, Lucius... —Me estaba riendo, pero también estaba presa del pánico con el recordatorio de un posible juicio, me acerqué a él y lo bese. Dejamos de hablar en ese momento, pero era como si estuviéramos hablando aun a medida que continuábamos besándonos con ternura, pero profundamente, cada pocos segundos, nos tirábamos hacia atrás para ver a los ojos del otro, me quedé tan envuelta en sus brazos y tan perdida en la sensación de sus labios contra los míos y de nuestra comunicación silenciosa pero intensa, que pasaron días antes de que me diera cuenta que nunca me había dicho, dónde había estado esa noche. Y para entonces ya era demasiado tarde para preguntarle nada.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

85

Capítulo 29
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Xiamara

—Entonces, ¿estamos de acuerdo en que enterraremos a Claudiu en cinco días a partir de hoy? —preguntó Lucius a los Ancianos. Cerró el planificador encuadernado en cuero que utilizaba en las reuniones debido a que el ordenador portátil que había intentado utilizar una vez había desconcertado a algunos de los vampiros más viejos que habían estado alrededor de papiros y tinteros—. ¿Estamos de acuerdo en esto? —Sí, sí. —El murmullo de asentimiento fue alrededor de la mesa, y las cabezas grises asintieron. Solté mi aliento y sentía como si hubiera estado conteniéndolo durante horas. Ni siquiera me había dado cuenta de lo tensa que estaba hasta que la reunión comenzó a parecer que estaba terminando sin incidentes. Quizá sin Claudiu, los Ancianos eran menos propensos a causar problemas. Miré a Lucius. ¿O estaban aterrorizados de que lo que le había sucedido a Claudiu les pasaría a ellos si no estuvieran de acuerdo? Definitivamente había una sensación de desconfianza silenciosa en esa sala. —Les agradezco a todos ustedes por haber venido en tan corto tiempo —agregó Lucius—. Antanasia y yo los mantendremos informados a medida que determinamos los próximos pasos en la investigación de este crimen. Mi respiración se volvió más firme y conseguí esbozar una sonrisa temblorosa para Dorin, que parecía compartir mi alivio, sin duda porque Lucius no lo había puesto en su lugar. O tal vez, solo estaba feliz de que nadie más hubiera conseguido ser asesinado. El orden del día había girado en tranquilizar a los Ancianos y asegurarles que se llevaría a cabo una investigación a fondo y decidir cuándo enterrar a Claudiu, porque teníamos que dejar tiempo para que las noticias sobre su destrucción puedan difundirse todo el camino hasta la fábrica de

BETH FANTASKEY

FORO AD’

86

rumores mundial, ya que no había ningún periódico, ni mucho menos la CNN o un sitio web, para los no-muertos. Lucius se sentó y comenzó a decir: —Se levanta la sesión. Pero, por supuesto, mi alivio había sido prematuro. —¿Qué, exactamente, implica esta «investigación»? —preguntó Flaviu Vladescu—. ¿Y quién, precisamente, la realizará? Oh, no. Cambié a mirar Flaviu y mi corazón se hundió. Él siempre había sido eclipsado por su hermano mayor, Claudiu, pero estaba claro que ahora era el turno de Flaviu de intensificar las actuaciones, al igual que Claudiu se había levantado en el poder después de la muerte de Vasile. El vampiro huesudo y de nariz ganchuda ya se había sentado un poco más erguido, y tamborileaba con los dedos delgados y huesudos sobre la mesa al igual que su hermano solía hacer. Y Vasile antes de él. Tuve un flash de sospecha. ¿Existía la posibilidad de que Flaviu tuviera algo que ver con la destrucción de Claudiu? Miré el vampiro más joven saboreando su nuevo estatus, mientras trataba de parecer desolado y parecía posible. —Como sin duda sabes, nuestras leyes en materia de castigos son extensos —le recordó Lucius a su tío—. Pero la investigación ha sido virtualmente ignorada. La sospecha por sí sola ha sido suficiente para dar rienda suelta a las turbas para dispensar la «justicia». —Él me miró—. Antanasia y yo deseamos establecer un sistema más moderno, el protocolo empírico. Sólo pedimos tiempo para hablar de lo que debemos hacer a continuación para que podamos someter esto a votación. A pesar de que odiaba llamar la atención sobre mí, asentí para apoyar ese plan. Definitivamente estaba de acuerdo en que la justicia de vampiros ponía demasiado énfasis en conseguir venganza y mandar a los sospechosos a juicio —y hacia una estaca— lo más rápido posible. Y lo más cercano a la policía eran los vampiros que sonaban más como cazadores de recompensas, elegidos por su naturaleza, especialmente despiadada. —Tengan la seguridad de que la destrucción de Claudiu no quedará sin respuesta —agregó Lucius.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

87

Pero Flaviu no parecía tranquilo. Parecía enojado y miró alrededor de la mesa por apoyo. —¿Ninguno de ustedes es lo suficientemente valiente como para decir lo que todos estamos pensando? Que el que afirma que cree en la «ley» fue visto por última vez peleando… Sentí mi miedo burbujeando dentro de mí y luche para mantenerlo bajo control. Esta es la forma en la que comenzó ayer. —Ten cuidado si estás a punto de hacer acusaciones —interrumpió Lucius, con una mirada dura de advertencia, a su tío—. Este no es el momento ni el lugar. Te lo prometo, vamos a determinar quién cometió este acto. —¿Cómo? —Flaviu presionó para obtener más detalles—. ¿Qué implica esto del «proceso empírico»? A pesar de que Lucius estaba abriendo la boca para responder, nosotros todavía no teníamos un proceso y me imaginé toda la situación saliéndose de control, justo como había sucedido con Claudiu. Esa fue probablemente la razón por la que, a pesar de que apenas y había hablado una palabra en cualquiera de mis reuniones con los Ancianos, espeté: —Lo primero que queremos hacer es llamar a cada Anciano para procesar su estaca. Flaviu parecía sorprendido al oírme empezar a hablar, pero él se dio vuelta muy rápidamente, y pregunto —¿Cuándo, Antanasia? No había pensado en eso, pero tenía que decir algo. Y probablemente mientras más pronto, mejor. —Mañana. Nos encontraremos aquí, a la misma hora. Hubo un silencio mortal en la mesa. Pensé que todos estaban atónitos y aturdidos porque por fin había anunciado algo. Entonces, de repente, en lugar de deshacerse de mí —o incluso reírse, como medio me lo esperaba—. Oí murmullos de aprobación y vi las cabezas asintiendo. A pesar de las terribles circunstancias, sentí un gran alivio que rayaba en el orgullo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

88

Por fin había hecho algo bien, como una princesa y miré a Lucius por su aprobación. Pero cuando lo miré a ojos, me di cuenta de que él no creía que mi sugerencia fuera tan grandiosa. Y a pesar de que públicamente me había apoyado, diciendo: —Vamos a hacer esto como Antanasia ha decretado y nos reuniremos mañana al oscurecer. Yo sabía por la forma en que se frotó la mandíbula antes de añadir, de nuevo: —Se levanta la sesión. Realmente lo había arruinado esta vez. Solo que no podía entender cómo, porque a mí me parecía —bueno a Ylenia— que mi plan para determinar quién había destruido a Claudiu era bastante infalible.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

89

Capítulo 30
Lucius
Traducido por Rodonithe Corregido por Xiamara

Para: nightsurfer3@freeweb.net De: LVVladescu@euronet.web

R: Mis disculpas por mi brusco tono y aún más por mi concisa orden: Si aún no has partido hacia Rumania, como sospecho, debido a que ERES un noble Vladescu, tu presencia en la corte es requerida ahora. L. P.D. No hay necesidad de empacar ninguna de tus pertenencias. Mi sastre está preparando un traje para tu uso en la inhumación, donde podrías ser llamado para servir como mi sustituto —el funeral necesita un padrino— ya que hay una fuerte posibilidad de que mi asistencia será imposible.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

90

Capítulo 31
Mindy
Traducido por Lady Eithne Corregido por Xiamara

—Gracias por traerme de estos —dijo Jess, muy tranquila. Su cabeza estaba cabizbaja y picoteaba el glaseado de sus Butterscotch Krimpets6 favoritos—. A veces estoy realmente hambrienta aquí. Estiré el brazo a través del gran colchón donde estábamos sentadas con las piernas cruzadas, como solíamos sentarnos en la cama de Jess en Pennsylvania y agarré otro paquete de Chocolate Juniors7. —¿Cómo puedes estar hambrienta aquí? ¿No te traen los sirvientes cualquier cosa que quieras? Jess miró hacia arriba y sus ojos estaban rojos y cansados. —No sé cómo hablar con el cocinero. Así que si Lucius no está alrededor, simplemente no como. Es más fácil. La miré como si estuviera loca. —Jess, ¡tienes que comer! —Había bajado de peso como a una talla seis8. Quizás cuatro9, lo que era, de lejos, demasiado delgada para ella. —Lo sé. —Pero siguió picoteando el glaseado. La miré durante un segundo, luego pregunté: —No estás todavía molesta por esa reunión, ¿verdad? —Tú no viste la cara de Lucius cuando convoqué una muestra de estacas —dijo otra vez—. Y luego, cuando todo el mundo se fue, él se comportó todo distante y dijo:
6

Butterscotch Krimpets: Son un snack hecho con pastel esponjoso cubierto de un glaseado de sirope de caramelo. Producidos por la empresa Tastykake. 7 Chocolate Juniors: son un snack hecho con dos capas de pastel separadas por una capa de chocolate y cubiertos también de chocolate. Producidos por la empresa Tastykake 8 La equivalencia de la Talla 6 de EE.UU sería una 36 en España, 5 en México y S en medida Estándar. 9La equivalencia de la Talla 4 de EE.UU sería una 34 en España, 5 en México y S en medida Estándar.

BETH FANTASKEY
—Tenemos que hablar luego. Levantó la vista hacia mí con ojos miserables.

FORO AD’

91

—Nunca es bueno cuando un chico dice: «Tenemos que hablar». Sí, eso era verdad. Cuando las chicas lo dicen, también. Yo había dicho eso cada vez que había roto con Raniero. Pero Jess y Lukey no iban a romper. Ella apartó los Krimpets y dio un gran suspiro. —No sé qué hice mal. Escuchaste a esa prima tuya. Eso es lo que hiciste mal. Quería decir eso, pero no lo hice. Sólo miré a mi mejor amiga, a la que había conocido desde que éramos niñas pequeñas, pensando que incluso aunque nunca habíamos sido populares, ella siempre había tenido un montón de confianza. Era raro como siendo una princesa y teniendo un marido por el que la mayoría de las chicas matarían, estuviera absorbiendo eso de esta manera. En serio, ¿dónde estaba la chica que se había puesto un atrevido vestido negro y había desfilado en el baile de invierno y robado a Lucius Vladescu de la animadora más malvada del mundo? —Estoy fallando en esto. —Hundió sus manos entre sus rizos—. En todo. Es muy frustrante. —Jess, de verdad es impropio de ti, tú ni siquiera has fallado nunca en un examen —le recordé—. Vas a ser una princesa impresionante. Sólo necesitas un poco de tiempo. —No tengo tiempo —dijo—. Ese es el problema. Estiré la mano y agité su rodilla demasiado huesuda. —Jess… —Siento echarte todo esto encima, Mindy —añadió—. Pero me estoy esforzando realmente. —Entonces se le puso esa rara expresión en la cara y preguntó, mucho más bajo—: ¿Me creerías si te dijera que he empezado a ver cosas a veces? Dejé de lamer el chocolate de mis dedos. —¿Qué? —Creo que estoy alucinando. Por el stress.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

92

Tiré mi Tastykake10 y recogí las migas de la manta de terciopelo. —Humm… ¿Qué estás viendo? Jess me miró, como si quisiera ver mi reacción cuando dijo: —Una estaca. Veo una estaca. Y te juro que es REAL. No pensé mucho sobre ello al principio, pero… Guau. Yo no era una psiquiatra, pero sí que creía en visiones y sueños. —¿Qué crees que significa? —Nada, excepto que estoy agotada. —Intentó reírse de ello—. Pero Lucius dice —o al menos creo que dice— que soñar con estacas significa… traición. —Traición… —No conocía el círculo de vampiros de Jess demasiado bien, pero sí que comprendía a la gente, no-muertos o no, e inmediatamente un grupo de caras me vino a la mente. Pero no tuve oportunidad de decir nombres, porque alguien llamó a la puerta, y Lukey entró sin siquiera molestarse en comprobar si estábamos decentes. Probablemente tenía otras cosas en la cabeza. —Me disculpo por interrumpir vuestra reunión, Melinda Sue. —Se acercó a la cama y ofreció su mano—. Pero se está haciendo muy tarde y necesito a mi mujer. Arqueó una ceja a Jess, tal y como Raniero solía hacer conmigo. Era como si fuera una cosa de los Vladescu. La única forma en la que Lucius y Ronnie eran realmente parecidos. —Si estás lista. —Jess descruzó las piernas y me lanzó una mirada como ¡Allá vamos! Pero le dijo a Lukey: —Sí… sí, estoy lista. Entonces la ayudó a salir de la cama y cuando ella se puso de pie, él cerró los ojos y se inclinó y besó la parte superior de su cabeza y fue como la cosa más dulce que yo hubiera visto nunca. Quiero decir, había sido intenso cuando se casaron. Había chispas flotando por todas partes. Pero cuando él hizo eso… fue la cosa más romántica del mundo. Luego él abrió los ojos y me dijo, tal y como Jess había hecho: —Estoy seguro de que estás completamente segura, Melinda. Lo que quiera que esté pasando aquí, no tiene nada de ver contigo. Pero dejaré
Tastykake: marca de snacks de bollería industrial perteneciente a la empresa Tasty Baking Company.
10

BETH FANTASKEY

FORO AD’

93

al guarda de Antanasia, Emilian, a tu puerta. —Bajó la mirada a Jess— . Porque tú estarás segura conmigo. Casi suspiré. Es tan protector. ¡Yo también quiero un chico así! Jess levantó la mirada hacia Lukey y asintió. —Bien. Luego me dijo: —Buenas noches, Min. Gracias de Nuevo por venir, y por quedarte. — Me lanzó una mirada privada—. Y por favor, no te preocupes por ese tema que te mencioné. Sólo estoy cansada y digo cosas estúpidas. —Claro, Jess —le dije. Pero no podría olvidar nada de lo que ella dijo. De hecho, iba a buscar esas «estacas» en DreamSymbol.com tan pronto como encontrara un ordenador—. Buenas noches, chicos. —Que duermas bien —dijo Lucius—. Y habla con Emilian si necesitas algo. —Claro que sí —le prometí. Quiero decir, yo siempre quise un sirviente, incluso si Jess no lo quería. Luego picoteé mis magdalenas y lamí el envoltorio de plástico y observé al príncipe Lucius y a la princesa Jess salir por la puerta y supe sin siquiera una pequeña pizca de duda que había tenido razón al decirle a Jess que Lukey era inocente. Porque, sólo por la forma en que él había besado su cabeza y sostenido su mano, yo sabía con seguridad que Lucius nunca se arriesgaría a arruinar lo que tenían juntos. Pero alguien estaba causándoles problemas a ambos y esto estaba empezando a cabrearme.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

94

Capítulo 32
Antanasia
Traducido por Lady Eithne Corregido por Xiamara

—Lucius, ¿Querías hablar? —le pregunté mientras nos dirigimos — hasta ahora en silencio— a través del oscuro castillo, de la mano. Está demasiado callado... —Pronto —dijo en voz baja. Todavía sonaba preocupado, y me preocupé más. Ésta va a ser una mala conversación. ¿Y por qué le dije a Mindy que estaba alucinando? No quiero que ni siquiera mi mejor amiga lo sepa. Seguimos caminando por los pasillos, que estaban iluminados sólo por los rayos de la luna que entraban por alguna ocasional ventana y como de costumbre dejé que Lucius me guiara. Supuse que íbamos hacia nuestro dormitorio, sin embargo, casi no presté atención a la ruta. Pero después de unos cinco minutos de dar vueltas en las esquinas ciegas y dar tumbos por escaleras pequeñas, aparentemente sin sentido que estaban por todas partes en nuestra casa, me di cuenta de que no nos dirigimos a nuestra habitación, la cual no debería haber estado, a pie, a más de dos minutos de la Mindy. Y aunque yo no creía que había alguna razón para susurrar, pregunté en voz baja: —¿Dónde vamos? Él no respondió, pero me apretó la mano. Sus dedos se sentían tensos alrededor de los míos. —¿Lucius? —Me aventuré de nuevo, después de unos tres minutos más de vueltas y revueltas, durante los cuales tuve la sensación de que estábamos descendiendo, a pesar de que esos pequeños pasos eran tan aleatorios que era difícil saberlo a ciencia cierta. Yo no quería tener miedo, yo estaba con mi marido, que me protegería con su propia existencia, pero parecía estar cada vez más oscuro en los pasillos y más mohoso, también, como si fuera un área donde pocos vampiros se aventuraban.

BETH FANTASKEY
—¿Dónde está...?

FORO AD’

95

Antes de que pudiera terminar, sin embargo, nos detuvo a los dos, y yo apenas podía distinguir, delante de mi nariz, una puerta muy estrecha. Parecía casi como una rendija negra en la piedra. Al igual que la tapa de un ataúd, clavada en la pared. La luz más tenue se filtraba a nuestros pies, como si Lucius hubiera estado allí antes y hubiera iluminado lo que nos esperaba en el interior. Algo acerca del pálido resplandor era ominoso, como las llamas infernales en la sala del tribunal, por lo que en realidad traté de desenredar mis dedos y dar un paso atrás. Él se aferró a mí, sin embargo y dijo: —Tengo algo que necesito mostrarte, Antanasia. —Hizo una pausa y luego agregó con lo que parecía ser renuencia—. Algo que debería haberte mostrado hace mucho tiempo, quizá incluso antes de que te casaras conmigo. Entonces, antes de que pudiera decir algo más, él se acercó, abrió la puerta, y me hizo pasar a través del portal, alto, delgado, con una mano tranquilizadora en la base de mi espina dorsal, lo cual no me impidió jadear y dar un paso atrás conforme yo, exclamaba en voz baja —Lucius... ¿qué es este lugar?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

96

Capítulo 33
Antanasia
Traducido por Lady Eithne Corregido por Xiamara

Como una americana que ni siquiera puede nombrar a sus tatarabuelos con alguna certeza, Todavía me resultaba difícil comprender hasta qué punto databa el linaje vampiro de Lucius. A pesar de que había firmado, en mi boda, la genealogía de gran espesor, que él tanto apreciaba, añadiendo mi nombre a una lista de muertos vivientes que se remontaban miles de años, nunca se me ocurrió la idea de una familia que midiera el tiempo en milenios, incluidos los miembros vivos que podrían haberse codeado con Aristóteles, o Enrique VIII, o Aníbal al cruzar los Alpes. No, los conceptos vampíricos de historia, legado y patrimonio, no me alcanzaron hasta que vi el patrimonio medido en estacas. —Lucius, esto es... ¿Maravilloso? ¿Increíble? ¿Asqueroso? —Sí, la cámara de miza —la sala de las estacas— son todas estas cosas —él estuvo de acuerdo, sin duda, leyendo mi mente, como a veces pensaba que podía hacer—. Es todas esas cosas y mucho más, para mí. La habitación era pequeña, solo lo suficientemente grande para dos o tres ocupantes y una mesa en el centro, pero lo que a la cámara le faltaba en tamaño, se compensaba en armamento. Casi cada centímetro de la pared tenía un soporte que a su vez tenía una estaca, apuntando hacia abajo, por lo que toda la sala se parecía a la mandíbula superior de un gran tiburón blanco. Tal vez más aterrador. En cierto modo me sentí como si estuviera siendo devorada viva cuando me aventuré un paso adelante, nerviosa, pero curiosa, también. Estoy en un museo de la destrucción. —Cada una de estas estacas perteneció a un varón Vladescu que ha sido destruido —explicó Lucius, dando un paso detrás de mí y descansando una mano sobre mi hombro—. En un momento, cada arma era una posesión preciada. —Llegó junto a mí y se refirió a una hoja pequeña de papel amarillento en una de las estacas—. Mira: el nombre del propietario y la fecha de su destrucción.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

97

La habitación estaba iluminada sólo por dos velas, y me acerqué más, tratando de leer, pero el nombre estaba impreso en algún precursor perdido hace mucho tiempo del cirílico11, y yo no podía ni siquiera acercarme a descifrarlo. Me di cuenta de los números, sin embargo: 53 d.C. También reconocí que la mancha distintiva que corría hasta la mitad del arma, me dijo que quien había sido dueño de esa estaca la había utilizado, probablemente más de una vez. Hipnotizada, salí de debajo de la mano de Lucius y empecé a mirar más de cerca a cada artefacto, después de las fechas, que poco a poco subieron de 358, 765, 822... Aunque iban en diferentes épocas, las armas en sí no mostraban evolución. Cada una era más que una pieza en bruto, fuerte de madera. Era como si el diseño fuere tan eficaz que no había ninguna razón para actualizarlo. Me estremecí, mirando fijamente a una hilera de puntos de colores. Cualquiera de ellas haría el trabajo. Entonces me detuve y miré más de cerca, comparando un grupo de la Edad Media. Sin embargo, había pequeñas diferencias. Los diseños tallados en lo que era la empuñadura. Iniciales incrustadas. Huellas dejadas por antiguos dedos, en los tiempos más violentos, cuando los vampiros mantenían sus estacas con ellos constantemente. Lucius se quedó quieto y en silencio, lo que me permitió explorar y me trasladé hacia la derecha, sin saber cómo me sentía al estar en medio de tanta historia y tanta sangre antigua. Y luego, cuando estaba a punto de llegar al final de esa extraña colección, justo después de leer y tomar un aliento agudo, Valeriu Vladescu, junto a una fecha cercana al primer cumpleaños de Lucius, mi atención fue atraída por otro nombre familiar, justo al lado de la única estaca que estaba encerrada en vidrio. ¿Qué? Me volví hacia Lucius, desconcertada.

11

Cirílico: El alfabeto cirílico es usado por los rusos. Está basado en el alfabeto griego. Monjes griegos llevaron la religión ortodoxa a Rusia y con ella su manera de escribir. El cirílico incluye letras para representar sonidos que no existen en el griego. Este alfabeto fue inventado por San Cirilo (827—869 d.C.), para traducir la Biblia del griego al ruso. De ahí el nombre de cirílico.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

98

—¿Por qué está aquí la estaca de Raniero? Él está vivo. Él fue tu padrino de boda. Lucius se acercó a mí. —Esa es una historia para otro momento. Es una larga historia, que te contaré cuando tengamos un par de horas de sobra en una noche igual de larga que una noche de invierno. Eché otro vistazo al nombre de Raniero Vladescu Lovatu —y la estaca del pacifista, la cual estaba cubierta de sangre— y abrí la boca para insistir en que quería la historia ahora. Pero cuando me volví de nuevo hacia Lucius, él estaba tomando mi mano de nuevo y la expresión de su rostro me hizo decidir esperar. Y a pesar de que había adivinado entonces lo que realmente me quería mostrar en esa habitación, mi corazón latió más fuerte cuando me llevó a la mesa, que sostenía un recipiente de color negro brillante que parecía un pequeño ataúd en el interior de otro ataúd, y nos acercamos. Yo sabía lo que había debajo de la tapa de esa caja antes de abrirla y miré a mi marido. —¿Así es que aquí es donde siempre la mantienes? Él asintió, su pelo brillante brillaba en la luz de las velas. —Sí, Antanasia. Usualmente, aquí. Su uso de mi nombre «oficial» a pesar de que estábamos solos me pareció extraño —al igual que su énfasis en «usualmente»— y ladeé la cabeza, afilando mi mirada. —¿Por qué, Lucius? ¿Por qué mostrarme esto ahora? ¿Qué tiene que ver con cualquier error que cometí en la reunión? —Es inusual que una mujer vampiro utilice una estaca —añadió, contestando a mi pregunta a medio terminar en su habitual manera indirecta—. Si pudieras leer cirílico, sabrías que no hay nombres femeninos sobre estas paredes. —Apoyó su mano en la caja—. Pero estos son tiempos nuevos, y tú eres mi igual, Antanasia. Puedes ser llamada a actuar como tal, de una forma en que tus predecesoras —con la excepción de tu madre biológica— nunca soñaron con hacerlo. Mihaela fue la primera en gobernar como una verdadera reina, y tienes su fuerza dentro de ti.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

99

Negué y retrocedí de nuevo, no me gustaba a dónde se dirigía la conversación. —No, Lucius. Realmente no puedo soñar en hacer algo con una estaca, no importa lo que hizo mi madre. Pero Lucius asentía, contradiciéndome. —Sí, Antanasia. Si algo me ocurriera, necesitas saber dónde está esto — y acostumbrarte a la sensación de tenerla en tu mano. Si alguna vez lo necesitas, tú no querrás retroceder o vacilar. —Hizo una pausa y añadió—. Y hay otra razón, por la que tienes que ver esto ahora. Entonces, cuando yo todavía estaba procesando lo que él estaba tratando de decirme —¿Por qué de repente paso de ser una princesa que no puede ni siquiera asistir a un juicio, a unas lecciones para manejar una estaca?—Levantó la tapa de la caja, y mi nariz se arrugó bajo el asalto de un muy poderoso y reconocible olor, que me atragantó por más de una razón. Era el olor de la decadencia. De la podredumbre. De la sangre de Claudiu.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

100

Capítulo 34
Antanasia
Traducido por Lady Eithne Corregido por Xiamara

—¿Lucius, estás seguro de que no tienes idea de cómo llegó la sangre de Claudiu a tu estaca? —le pregunté al menos por décima vez. Sentía como si afilados dientes de tiburón se acercaran a mí, pinchándome en la piel. —¿Estás seguro de que no sabes quién hizo esto? Por supuesto que habíamos discutido los posibles sospechosos, el principal de ellos, Flaviu, y otros Ancianos descontentos, que incluían la mayor parte de los viejos vampiros. Pero yo no podía dejar de preguntar lo mismo una y otra vez. ¿Tengo miedo de que me esté escondiendo más cosas? ¿Que no me esté diciendo todo? —Te lo juro, Jessica —dijo Lucius de nuevo—. Vine aquí brevemente antes de la reunión para planear el entierro de Claudiu e hice el descubrimiento. No sé nada más de lo que tú lo haces. Pero él había sabido más que yo, en la reunión, y entonces yo lo miré, sintiendo no sólo miedo de que alguien estuviera obviamente tratando de culparlo, sino también un poco... traicionada. —¿Por qué no me dijiste acerca de esto? ¿Y por qué has venido aquí en primer lugar? Lucius se pasó la mano por el pelo, como si se sintiera culpable. —Pensé que tenías suficiente para preocuparte, con la amenaza de caos en la reunión. Si te hubiera dicho que mi estaca estaba contaminada con la sangre de Claudiu... Me sonrojé. —Pensaste que me asustaría y tal vez haría algo estúpido.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

101

—Por favor, no hagas que suene como si yo no confiara en ti —dijo—. Yo sólo quería evitarte el conocimiento y la presión que no creía que necesitabas en ese momento. —Debido a que no podías confiar en mí con la verdad. Mi indignación se desvaneció y mis mejillas se tiñeron excepcionalmente cálidas para un vampiro mientras pensaba en cómo yo de buen grado seguí el consejo de Ylenia, sin siquiera hablar con Lucius. —Y yo hice algo estúpido de todos modos, al insistir en que todo el mundo enseñe sus estacas. —No. —Lucius negó—. Pensaste que la idea era buena, que me reivindicaría. Este problema es mi culpa por no revelarte la información. Si te hubiera hablado de la estaca de inmediato, hubieras sabido que yo deseaba tiempo para investigar. —Sus ojos proyectaban miseria—. El error fue mío. Lucius y yo nos miramos el uno al otro, y a pesar de que estaba aceptando su culpa de la crisis, había admitido también que en realidad no éramos iguales todavía. ¿Lo seremos alguna vez? ¿Lo habré forzado yo a guardar el secreto? Pensé en la estaca que había visto en nuestra cama, que parecía tan tangible como cualquiera de las que nos rodeaban. Y él ni siquiera sabe cómo estoy realmente desmoronándome... —¿Por qué has venido aquí, incluso después de la muerte de Claudiu? —pregunte de nuevo. Mi voz sonaba apretado en mi garganta—. ¿Qué estabas revisando? ¿O consiguiendo? —Uno de los Ancianos fue destruido en nuestra casa. —Lucius cruzó los brazos sobre el pecho, como si estuviera retándome a disputar su lógica—. Pensé que lo mejor era armarme, que lo mejor era protegerte, hasta que pueda enseñarte a protegerte a ti misma. Una vez más, necesito protección. Estudié su rostro a la luz de las velas pequeñas. Su fuerte mandíbula, con la cicatriz que no podía ver en ese cuarto oscuro. Sus pómulos altos, la sombra de la luz del fuego y la barba de tres días, como si necesitara afeitarse. Y sus ojos, que eran tan dulces y tiernos... y tan bien entrenados para ocultar las cosas.

BETH FANTASKEY
—¿Ibas a decirme que llevabas la estaca...?

FORO AD’

102

... ¿que casi usaste para destruirme? ¿Que no había visto desde esa noche? —Sí —aseguró Lucius—. Te lo hubiera dicho. Nos enfrentamos el uno al otro durante mucho tiempo, en un silencio muy extraño. Como si estuviéramos tratando, con nuestros ojos, de suavizar una grieta que se había abierto a nuestros pies. Era como si la estaca —esa horrible estaca, que todavía era visible en la caja abierta— se hubiera hundido y creado un abismo en el suelo entre nosotros. ¿Estaría siempre entre nosotros? —¿Por qué nunca me mostraste esta sala? —Finalmente le pregunté—: ¿Por qué ocultar esto de mí, también? —Mira a tu alrededor —dijo Lucius, sin apartar los ojos de los míos o descruzar los brazos—. Ya estás sumergida en un mundo de violencia. Te casaste con violencia. Yo no quería darte una sacudida eléctrica con una lección innecesariamente gráfica sobre lo brutal de tu nueva familia, y la medida en que nosotros, los Vladescu tenemos la agresión consagrada. Todavía no. Oh, los millones de pensamientos y emociones que corrieron a través de mí cuando escuche el dolor de Lucius al explicarme por qué me había mantenido fuera de esa cámara. La familia era muy importante para él. Y sin embargo, también había llegado a conocer en Estados Unidos que la violencia no era la única manera de mantener el orden. Estaba luchando, también, para entender una nueva forma de vida y me sentí mal por él. Me daba vergüenza, también, que una vez más él me había juzgado como demasiado débil para manejar mi nueva vida, incluso si yo era demasiado débil. Sí, teníamos un montón de desafíos por delante. Me quedé mirando la estaca, la cual representaba el mayor problema. ¿Cómo se lo podríamos explicar a los Ancianos? ¿Por qué me había arriesgado por la idea de Ylenia, que parecía tan horrible ahora, porque los Ancianos podrían oler la sangre, también y creerán que Lucius era el responsable? —¿Jessica? —Miré hacia arriba para ver a Lucius alcanzar mis manos y sentir sus dedos envolverse alrededor de los míos. Sentí la X que marcaba su palma izquierda y que nos ayudó a conectar de nuevo,

BETH FANTASKEY

FORO AD’

103

como lo había hecho en nuestra boda, como si hubiéramos vuelto a cortar ambos nuestras manos y nuestra sangre fuera mezclada. —Yo tenía otras razones para no querer mostrarte esta sala —confesó—. Razones egoístas. —Sus ojos se nublaron con la disculpa—. ¿Crees que estoy ansioso de recordar lo que una vez casi te hice? ¿Crees que yo tenía alguna prisa por volver a recordar esa noche, con la sombra de todos los momentos más oscuros de mis antepasados? —Lucius... —Sostuve sus manos con fuerza y luché por las palabras, porque pensaba bastante en aquella noche, demasiado. Todavía podía sentir la forma en que la punta de la estaca había presionado bajo mi esternón y cómo sus colmillos habían perforado la piel de una manera muy diferente, sólo minutos más tarde—. No hay que olvidar que esa noche fue también una de las mejores de mi vida. Dijiste que era la mejor para ti. —Y la peor —me recordó. —Fue ambas cosas —insistí—. Ambas. Era la primera vez que había pensado en los dos acontecimientos que habían tenido lugar esa noche —la forma terrible en que Lucius había amenazado con destruirme y el hermoso momento cuando por primera vez me había hecho suya para la eternidad— como un todo sin fisuras , en lugar de dos ocurrencias desfasadamente separadas. Por primera vez, los vi como indivisibles, como el símbolo del yin-yang que Raniero llevaba en el brazo. —Tal vez todo esto tenía que suceder como lo hizo, para que podamos estar juntos —le dije—. Tal vez la estaca es una buena parte de nuestra historia. Lucius sonrió un poco. —Me perdonarás si tengo dificultades, en este momento, para ver un arma manchada de sangre que casi utilicé sobre ti —y que se ha vuelto contra mí— ahora, como cualquier tipo de presagio de un final feliz. Entonces, soltó mis manos y sopló las velas y oí el chasquido de la tapa de la caja y el roce de madera contra la piedra mientras levantaba su estaca de la mesa para llevarla de regreso a nuestro dormitorio. Y a pesar de que inicialmente había querido recuperarla para protegerme, yo sabía que no iba a dormir más fácil con esa cosa en la habitación. Eso no presagiaba nada bueno. Incluso podría ser el instrumento de destrucción de Lucius. Su propia arma, utilizada en su contra.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

104

Mi garganta se apretó y casi no podía respirar cuando de repente recordé nuestra ley como me la había indicado Lucius: «La destrucción debe ser respondida con la destrucción» y «La destrucción de un Anciano debe ser contestada por el miembro de más alto rango del clan...». Lo que significaba que, si alguna vez realmente Lucius fuese declarado culpable de la destrucción de Claudiu, se esperaría que yo... ¡BASTA, JESSICA! Nunca llegaremos a eso. ¡Lucius no dejará que suceda! Sin embargo, me sentía bastante enferma mientras lo seguía hasta la puerta, sabiendo que yo había estado engañándome a mí misma, hace unos momentos, alrededor de la estaca. Que yo había empezado a engañarme a mí misma meses antes, cuando le había asegurado a Lucius que estaba lista para ser un vampiro y suya para la eternidad.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

105

Capítulo 35 Mindy
Traducido por Lady Eithne Corregido por Xiamara

Sinceramente, no sentía miedo de estar en el castillo de Jess hasta cerca de la medianoche, cuando estaba totalmente sola en mi cama y completamente sin Tastykakes y el fuego estaba menos brillante y empecé a preguntarme si el pequeño vampiro lindo llamado Emilian estaba muy quieto justo afuera de mi habitación, porque yo no lo oía hacer ruido. Tirando de los cobertores, fui de puntillas a la puerta, quité el cerrojo y abrí la puerta en apenas una rendija. Emilian se cuadró. —¿Desea... algo? —Uh, no. —Cerré la puerta, feliz de que él todavía estuviera allí. Aunque él mismo era un vampiro. Pasé la cerradura—. Gracias de todos modos —le dije. Entonces, sólo para estar en el lado seguro, me fui al otro lado de la habitación para comprobar si las ventanas estaban cerradas, también, a pesar de que mi habitación estaba en, digamos, el quinto piso, mirando hacia la parte delantera del castillo, así que tenía una gran vista del valle grande que parecía que estaba por tragarse todo el lugar. Sabía que los vampiros realmente no volaban como murciélagos como en las películas —ellos surfeaban—, pero yo no quería correr ningún riesgo. Cuando llegué a la primera ventana y miré hacia fuera, vi que estaba nevando. Grandes copos caían delante de la ventana y todo el camino hasta el suelo. Apoyé la cabeza contra el cristal, mirando hacia abajo en el pequeño círculo de luz que marcaba la puerta principal justo fuera de donde Claudiu había sido «destruido», esa era la palabra que los vampiros siempre utilizaban. No asesinado, «destruido». Entonces me pareció ver algo moverse a las afueras de esa luz y parpadeé dos veces.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

106

Estaba oscuro allí abajo, pero ¿estaba alguien que caminando en la nieve? ¿Era eso...? ¡De ninguna manera! Volví a parpadear, la persona —o vampiro— se había ido y me moví muy rápido para comprobar todas las cerraduras, dos veces y luego salté de vuelta en la cama y tiré de las mantas hasta mi barbilla, pensando que tal vez algo en ese lugar realmente te hacia alucinar, porque yo estaba empezando a ver cosas, también.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

107

Capítulo 36
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

Apoyé la cabeza contra el pecho de Lucius, tratando de disfrutar el ritmo lento y oscilante del caballo mientras hacia su camino a través de la gruesa capa de nieve que había caído durante la noche. Sin embargo, las preguntas aún sin respuesta que me había mantenido despierta toda la noche seguían arruinando lo que debería haber sido un paseo tranquilo al amanecer profundamente en el silencio del bosque Carpatiano. ¿Cómo llegó la sangre de Claudius a la estaca de Lucius? ¿Cómo lo explicaríamos? Porque no podemos... —¿Lucius? —Empecé a preocuparme de nuevo y escuche el eco de la voz de Dorin—. ¿Qué vamos a decirles a los Ancianos? —Trata de no preocuparte ahora, Jessica. Envolvió su brazo apretado alrededor de mi cintura. Por supuesto que era un buen jinete como para tener mi propio caballo, pero Lucius había querido que viajáramos juntos esa mañana, sin molestarse siquiera en ensillar uno de los pocos caballos apacibles en el establo, ya que prefería los paseos un poco salvajes. —Vamos a decirles lo poco que sabemos —dijo—. Así como lo hemos discutido—. Él me acarició la nuca, susurrando—: Y así, por ahora, porque no podemos hacer más, vamos a disfrutar de estar juntos, ¿de acuerdo? —Voy a intentarlo. Pero yo no entendía cómo podía disfrutar de nada en ese momento, y me retorcía dentro de mi chaqueta, porque me sentía muy fría. No fría de temperatura o de vampiro fresco, pero fría de miedo. Quizá, sólo podamos seguir cabalgando hasta otro país. Moldavia estaba cerca, y nadie nos buscaría allí.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

108

Cabalgamos en silencio durante unos veinte minutos, hasta que empecé a esperar que tal vez en realidad nos dirigiéramos a la frontera, cuando de repente la yegua salió de debajo de un espeso dosel de árboles a un claro gris oscuro y me di cuenta de dónde estábamos. Y como había hecho la noche anterior, cuando Lucius me había mostrado la habitación llena de estacas, retrocedí un poco, esta vez para sostenerme contra el cuerpo de Lucius, ya que este lugar... Finalmente verlo, me hizo retroceder de una manera diferente.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

109

Capítulo 37
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

Las puertas de hierro egro hasta el cementerio donde ambas familias fueron enterradas se veían en un relieve marcado contrastando con la nieve, y me quedé atrás, incluso cuando Lucius soltó el pestillo y me tendió la mano, diciendo: —Por favor, Jessica. No hay nada que temer aquí. Oh, pero si lo hay... ¿Qué podía hacer yo, sin embargo, a excepción de dar un paso adelante y reaciamente unirme al príncipe que me estaba haciendo señas? Y tan pronto como me pasé por la puerta, vi que la muerte reflejaba la vida en el reino de los vampiros. Ni siquiera tuve que preguntar cuál de los dos principales mausoleos, obviamente, las tumbas de la realeza, pertenecía a los Vladescus y cuál a los Dragomirs. Los Vladescus: los reyes y reinas, al menos, descansaban en una estructura de piedra y mármol alzándose en una piedra puntiaguda y negro que hacía eco al castillo gótico que yo podía ver cerniéndose sobre nosotros en la distancia. Y mis padres... Yo sabía sin preguntar que sus cuerpos estaban dentro de la más pequeña, la cripta de mármol blanco más apagada que vi en el lado opuesto del cementerio. Me detuve en seco y Lucius se detuvo también. —Incluso en la muerte, siempre hemos estado separados —dijo con reverencia silenciosa—. Como vampiros, que están separados de los seres humanos, y obligados a enterrar a nuestros muertos en este lugar escondido en las montañas. Pero dentro de este cementerio, nos hemos dividido, también. Tu familia está muy lejos de la mía, como si nunca pudiéramos compartir la tierra. —Bajó la mirada hacia mí—. Para mí, eso pareció natural, una vez, antes de que me enamorara de ti. Nunca me cansaba de escuchar a Lucius recordarme que su amor por mí había borrado el odio hacia mi familia que se había incrustado

BETH FANTASKEY

FORO AD’

110

probablemente en sus genes. Pero yo no quería hacerle frente a esto. Ahora no. —No quiero ir más lejos —le dije, no me moví cuando empezó a avanzar de nuevo. Se detuvo y me miró a la cara, yo pensé que iba a protestar y me empujaría a caminar más cerca de las tumbas de ambas familias. Había estado empujándome hacia estas criptas, a hacer frente a la pérdida de mis padres y nuestro propio posible futuro, desde la noche de vuelta en Pennsylvania cuando él me había mostrado su preciada genealogía. Se había puesto a mi espalda, con una mano apoyada en mi hombro, mientras yo había firmado mi nombre en nuestra boda, dando un paso más cerca de este lugar. Pero justo entonces, yo clavé mis talones. —No quiero acercarme más —insistí—. Hoy no. Ya estoy enfrentándome a demasiado. No puedo hacerle frente, a las destrucciones de mis padres. O lo que podría sucedernos a nosotros también, porque a pesar de que tenemos una oportunidad para la inmortalidad, podemos también terminar aquí. Lucius parecía a punto de protestar durante más de un segundo y luego asintió. —Por supuesto. Cuando estés lista. Tal vez nunca. Tal vez, al igual que el juicio al que no pude asistir y a la justicia que no pude repartir... tal vez nunca. —¿Por qué estamos aquí? —le pregunté, buscando en su rostro. Yo podría haber estado evitando mirar el mausoleo de mi familia—. ¿Por qué hoy? Los ojos de Lucius no ofrecían mucho consuelo. Se veían tan graves como... las tumbas en las que estábamos casi parados, y tomó mis manos entre las suyas, así que pensé en mi boda otra vez. Nos pusimos de pie como una novia y un novio. Pero no quería pensar en eso en un cementerio, tampoco. —Sabes, Antanasia —dijo—, que a lo que nos enfrentaremos, en las próximas horas, y tal vez semanas, puede ser muy malo. —Apretó las palmas juntas y su mirada se desvió a mi lado a las criptas que él no tenía miedo de mirar—. Y hasta que descubramos quién destruyó a

BETH FANTASKEY

FORO AD’

111

Claudiu, tendrás que ser tan firme y fuerte como estas piedras que nos rodean, hija de la formidable Mihaela Dragomir. Sabía que Lucius amaba el simbolismo y las símiles, pero yo los odiaba en ese momento. Eran un asco. Y yo me sentía casi avergonzada de ser comparada con mi poderosa madre, ya que empezaba a ser evidente que yo no era como ella. —¿No podemos tomar un poco de tiempo? —le sugerí—. ¿Posponer la reunión, por lo menos? No sería como salir corriendo. Lucius negó, sin embargo. —No, Jessica. Estamos tratando de crear un nuevo orden entre los vampiros. Hemos acordado que necesitamos un imperio de ley. ¿Cómo se vería si trato de evadir la misma estructura que establecimos? Odiaba, también, que yo hubiera convenido —en teoría— que nuestros clanes necesitaba una renovación. —Un gobernante que desafía sus propias leyes no es un príncipe, sino un déspota —añadió Lucius—. Y no queremos ser déspotas, ¿correcto? —No estoy segura, ahora mismo. Las lágrimas empezaron a pinchar mis ojos. ¿Por qué Lucius Vladescu tenía que elegir ahora mismo abrazar su estado democrático de derecho? De vuelta en Pennsylvania, él había hablado incesantemente acerca de la realeza y la autocracia y como los «campesinos, necesitaba una mano firme». Pero mi familia lo había cambiado. Le enseñamos a un príncipe a doblar su propia ropa y todo cambió. Lucius sonrió, como si supiera lo que estaba pensando. Luego se me acercó y pidió: —Llora ahora, Jessica, para que no suceda cuando me lleven lejos, pues no hay libertad bajo fianza en nuestro mundo. Claro que seré detenido cuando el delito es la destrucción y la evidencia tan condenatoria. Esa es nuestra ley, también. —Por supuesto —estuve de acuerdo, como si todo tuviera un sentido perfecto. Pero en mi cabeza no dejaba de oír sus palabras. Lleven lejos... Él va a alejarse de mí... estaba aterrorizada por él. ¿Estaría de pie, de nuevo, en ese círculo desgastado en el juzgado? ¿Llegaría tan lejos? Y una pequeña parte de mí tenía miedo por mí misma. Miedo a estar sola,

BETH FANTASKEY

FORO AD’

112

tratando de gobernar sin él—. ¿Qué pasa si no podemos averiguar quién fue el que realmente lo hizo? —le pregunté, apenas capaz de pronunciar las palabras. Lucius tomó mi barbilla. —Vamos a encontrar la verdad. La verdad siempre se revela al final. Mi familia le había regalado un televisor, también... —No estamos en La Ley y el Orden —le recordé—. Y yo no sé ni cómo empezar a buscar la verdad, sobre todo si no estás en libertad para ayudarme. Lucius sonrió de nuevo. —Tu inteligencia fue una de las primeras cosas que me encantó de ti, Jessica. Eso y tu habilidad limpiando establos —bromeó. Sus ojos se nublaron un poco—. Y como ambos sabemos, yo tengo experiencia, para bien o para mal, en la vasta área de planes diabólicos. Tengo plena confianza de que juntos vamos a determinar quién destruyó a Claudiu. En realidad puede que sea bien servido por el encarcelamiento, porque tendré nada más que tiempo para pensar y descubrir el engaño. —Tanto para el voto de confianza y nuestra coronación, también —logré decir, limpiándome una lágrima que cayó—. ¡Creo que realmente estamos hechos! Lucius deslizó sus manos para sostener mis brazos y dejó de sonreír. —Vamos a preocuparnos por demostrar mi inocencia primero y por la coronación más tarde. Pero no he perdido la esperanza, para nada. Mi barbilla empezó a temblar y no pude controlar mi llanto. —Oh, Lucius... Enterré mis manos debajo de su chaqueta y empecé a llorar en serio, y cuando se me acabaron las lágrimas, él tomó mis brazos de nuevo y por primera vez desde que nos casamos me apartó, sólo un poco, como si ya estuviera obligándome a pararme sobre mis propios pies, a pesar de que yo no estaba de ninguna manera cerca de lista. —Antanasia —dijo en voz suave pero con firmeza—. Sé que es difícil para ti hacer frente a este lugar ahora. Y no pretendo ser más sabio que tú. Pero yo sé algo del sufrimiento, y aprendí hace mucho tiempo, tanto por sufrir violencia y como anticipándola, y el miedo es el peor tipo de tumba, porque lo entierra vivo a uno. Te lo ruego como tu marido, no te

BETH FANTASKEY

FORO AD’

113

coloques en una tumba antes de tiempo, porque como todos aquí darían fe si pudieran, el tiempo para aquello llega lo suficientemente pronto. Estaba demasiado molesta como para sabiduría en ese momento, y sus palabras no me afectaron. —Vámonos ahora —dije, todavía sin mirar a la cripta blanca que se elevaba por encima de la nieve más blanca. O a la negra, para el caso—. Realmente quisiera irme. —Por supuesto. —Miró el cielo—. Parece como si otra tormenta estuviera a punto de desatarse, ¿no es así? —Sí, así es —estuve de acuerdo, sin molestarme en mirar a las nubes, tampoco. Yo no tenía que hacerlo. Siempre había algún tipo de tormenta en las montañas. Nos montamos de nuevo en silencio mientras el viento arreció y llegamos a casa justo cuando empezó a nevar aún más fuerte de lo habitual, lo que era decir algo en los Cárpatos. Incluso los más salvajes de los caballos de Lucius parecían acurrucarse en sus puestos, como si supieran que iba a ser malo. —Lucius. Princesa. La voz provenía de las sombras en el establo sombrío, sorprendiéndome a mí y a la yegua que Lucius estaba conduciendo a su puesto. Ella se asustó y casi me tiró al suelo mientras tanto Lucius como yo nos volvíamos para encontrar a un vampiro que no habíamos previsto ver, tal vez nunca más y que debía haber llegado en mitad de la noche. Lucius, sin embargo... difícilmente parecía sorprendido en absoluto.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

114

Capítulo 38
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

—Raniero. —Lucius dejó caer las riendas y le tendió la mano al primo que llamaba hermano—. Es bueno verte, aunque no esperaba encontrarte aquí. El surfista hippie-retro que no había visto desde nuestra boda se acercó, sacando las manos de los bolsillos para aceptar el apretón de manos con Lucius. —Duermo en el establo anoche —dijo en su espeso acento italiano, mezclando tiempos como siempre lo hacía—. Llegué muy tarde y no quería molestarte. —Él me miró—. Te oí viniendo por el caballo esta mañana, pero fui demasiado perezoso para salir de bajo mi manta y decir hola. —Te creo en de lo perezoso —sonrió Lucius—. Pero también pienso que dormiste aquí porque prefieres no entrar en el castillo. Deseando evitar el destino el mayor tiempo posible. Raniero sonrió, pero no era exactamente la expresión despreocupada plácida, que había llevado casi continuamente en nuestra boda. —No me preocupo mucho por la opulencia más. —No, pareces haber dejado eso, junto con tu gusto por los pantalones. La sonrisa de Raniero se volvió un poco más cálida con esa broma, aunque su cuerpo debe haber estado congelándose, porque estaba hecho con un par de descoloridos pantalones cortos de oliva y una camiseta marrón que anunciaba algo llamado el Terrible Taco. Un Godzilla, como de dibujos animados, pasaba a través de su pecho, aplastando un paisaje urbano, lechugas volando por todas partes. Los vampiros eran fríos por naturaleza, pero no éramos osos polares y necesitábamos más que una camiseta en una tormenta de nieve. Miré sus brazos desnudos. Los tatuajes no iban a mantenerlo caliente, tampoco.

BETH FANTASKEY
¿Qué pasa con esos tatuajes? ¿Y por qué no quería entrar?

FORO AD’

115

De repente recordé algo en lo que yo no había pensado desde que fui distraída por la sangre de Claudiu en la estaca de Lucius. ¿Y por qué el arma Raniero esta fuera y cubierta de sangre? —Um, no quiero ser grosera —le dije, interrumpiendo lo que obviamente era una conversación que sólo dos hombres entienden completamente— . ¿Pero por qué, exactamente, Raniero está aquí en absoluto? —le pregunté a Lucius. Metió la mano para tomar las riendas de la yegua de nuevo. —Lamento que no pudiera decirte que iba a unirse a nosotros. Estaba un poco preocupado de que podría desafiar mi pedido de venir, cosa que me hubiera colocado en una difícil posición. —En la necesidad de destruirme por insubordinación —Raniero terminó la oración—. Por lo que le hice el favor al príncipe Lucius de presentarme a su convocación. —Se volvió hacia mí, y yo honestamente no sabía si estaba bromeando cuando añadió—: Yo prefiero no forzar a mi mejor amigo a que me mate de forma tan directa. ¡Es mi promesa no hacer daño! Yo estaba cada vez más confundida. —¿Entonces por qué...? Lucius golpeó el muslo de la yegua, enviándola a su puesto. —Antanasia, los dos sabemos que la ley es clara. Voy a ser detenido. Y a pesar de que estás creciendo en tu papel —Sí, claro—. Necesitarás protección —dijo—. Más de la que Emilian puede ofrecerte. —Su mirada se desvió a Raniero, que estaba encorvado, con las manos en los bolsillos—. Confío en Raniero para que cuide de ti. Yo estaba aterrorizada ante la idea de que Lucius en realidad podría ser encarcelado. Pero mientras miraba a Raniero, casi me eché a reír. ¿Él me iba a cuidar? Porque se veía menos terrible que el taco en su camiseta. Entonces pensé en estaca retirada y mis ojos trataron de seguir sus tatuajes extraños en la penumbra. Había algo allí... y tal vez algún método a la locura de Lucius. —Antanasia, ¿te importa si hablo con Raniero mientras caminamos?

BETH FANTASKEY
Lucius nos miró a ambos.

FORO AD’

116

—Habrá muchas oportunidades para que ustedes puedan llegar a conocerse el uno al otro, pero esta puede ser la única oportunidad que tengo para ponerlo al día, para usar una expresión americana. Y en el desayuno, todos podemos hablar de lo que más probablemente sucederá después. Mi corazón casi se rompió ante la sola mención de lo que iba a pasar, pero traté de ser lo más estoica como Lucius. —Claro. Ustedes dos conversen. Entonces Lucius golpeó una mano en el hombro Raniero y comenzó a guiarlo hacia el castillo al que no quería entrar, por alguna razón, los dos vampiros conversaban en una mezcla de lo que sonaba como rumano, italiano e Inglés, con tal vez un poco de alemán tirado en una buena medida. Seguí las huellas que dejaban en la nieve, con mis ojos viajando una y otra vez desde la espalda recta de Lucius, su abrigo largo y oscuro, y el pelo limpio negro; hasta los hombros caídos de Raniero, su pantalón corto completamente inadecuado y desordenada melena ondulada, bañada por el sol. El contraste era grande, sin embargo, sus cabezas se inclinaban juntas y se comunicaban con facilidad en esa mezcolanza de idiomas y no cabía duda de que eran iguales físicamente. Raniero era sólo una sombra más corta, tal vez debido a la forma en que se comportaba, pero compartía con Lucius su construcción delgada y musculosa. Sin embargo, yo no podía imaginar a Raniero protegiéndome como Lucius lo hizo. Apreté más mi abrigo contra la tormenta cada vez mayor. No me podía imaginar a Lucius no estando ahí para protegerme en primer lugar. Yo no podría gobernar sin él. Sería destruida, si no literalmente, al menos en sentido figurado, como una princesa. Cuando llegamos lo suficientemente cerca del castillo para ver claramente a través de la nieve, vi movimiento en una de las ventanas y miré hacia arriba para ver a Mindy viéndonos a los tres y la expresión de su cara... era como si uno de nosotros ya fuera un fantasma.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

117

Capítulo 39
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

Me senté, por la mayor parte de el desayuno, en silencio mientras Lucius y Raniero siguieron con su conferencia en su revoltijo de idiomas. Los criados iban y venían y dejando el café tinto y cargado que Lucius prefería y sirvieron té para mí y Raniero. Por costumbre tomé un pedazo de pan que se sirve casi todos los días, en la tradición rumana. Pero en realidad no comí nada. Era como si me hubiera vuelto insensible ahí afuera en la nieve. Entumecida e hipnotizada. Una y otra vez, me encontré estudiando ese lío y remolino de tatuajes que me recordaba a un juego que solía jugar cuando era niña: Encuentra los objetos ocultos en esta imagen. Raniero apoyó la mano sobre la mesa, no comió, tampoco y di gracias a los años de convivencia con un padre hippie-retro, ya que pude reconocer un, aum, escrito en devanagari, los caracteres chinos para «paz» y la mano abierta de los jainistas, que prometieron, como Raniero, no hacer daño. —¿Antanasia? La voz de Lucius me trajo de vuelta a la realidad y me di cuenta de que ambos vampiros me había estado observando atentamente mientras yo miraba el brazo de Raniero. —¿Sí? —Raniero, como siempre, ha tenido una sugerencia muy buena —dijo Lucius. Miré al chico de la camiseta taco y no creo que yo le hubiera preguntado ni por algo tan simple como direcciones si lo veía en la calle.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

118

A menos que quisiera encontrar una playa de acceso público o un buen burrito. Entonces miré más de cerca su rostro. ¿O, había una nueva chispa en sus ojos? ¿Quién es él? —¿Cuál es la propuesta? —Estás interesada en establecer un imperio de ley, ¿no? —me preguntó Raniero—. Y también deseas establecer que estás en el poder y tienes autoridad, ¿no? Asentí con cautela. —Sí... —Entonces creo que lo mejor es que tú des la orden de que Lucius sea detenido y luego supervises el procedimiento por el cual es llevado lejos. Dejé caer el pan que había estado triturando y me quedé mirando a los dos con incredulidad. Y yo había pensado que el plan de mi prima, sobre mostrar las estacas, era malo. Pero me di cuenta por la mirada en el rostro de Lucius que esto era exactamente lo que iba a suceder. Sin embargo, tuve que protestar. —Estás bromeando, ¿verdad? ¡Yo no puedo ordenar que te lleven! Pero Lucius. —Raniero está en lo cierto Antanasia. Los Ancianos te percibirán como poderosa y comprenderán qué tan en serio con lo de la adhesión a la ley, si tú ordenas mi detención. Será a voto, por supuesto, pero deberás ser la que controle lo que sigue. Negué. —Pero… —Hoy tienes que demostrar que eres una soberana —insistió Lucius—. Como tus compatriotas estadounidenses dirían: «Debes dejar las rueditas de la bicicleta». Ahora. De repente tuve un recuerdo muy vívido de chocar con mi bicicleta cuando mi papá me dejo montar mi bicicleta sin ese par de rueditas de apoyo por primera vez. Me golpeé directo en un árbol al lado de nuestra casa.

BETH FANTASKEY
—No lo sé, Lucius...

FORO AD’

119

—Realmente no hay otra opción —dijo—. Ya sea que te guste o no, estás entrando en el poder esta tarde. Sus ojos se suavizaron, como si pudiera entender que no podía imaginar pronunciar palabras que alejaran de mí, aunque no iba más allá de las catacumbas debajo de nuestro castillo. Especialmente si iba allí. —Es sólo simbólico Antanasia —dijo alentadoramente. Sin duda estaba leyendo mi mente—. Puedes hacer esto. Se sentirá mal para ti, pero en realidad es por nosotros, de verdad. Para tu protección y nuestro futuro. Yo no creía que pudiera hacer lo que me estaba pidiendo. Pero no había nada que pudiera decir, sobre todo porque Raniero estaba viéndonos, excepto: —Está bien. Voy a emitir el mandato. Entonces me hundí en mi asiento, no muy diferente de Raniero. Mi primer acto como una princesa de verdad seria ordenar que ataran a mi marido y se lo llevaran. Y a pesar de que tenía mucho de qué preocuparme, me di cuenta de que Mindy, que estaba definitivamente despierta y adoraba un buen pan rumano de desayuno incluso más que yo, cuando aun comía, no se unió a nosotros en la mesa.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

120

Capítulo 40
Antanasia
Traducido por Clyo Corregido por Lover Killer

Lucius y yo estábamos en la antesala donde siempre esperábamos antes de las reuniones, con los Ancianos, y yo estaba muy consciente de que estos serían nuestros últimos momentos privados hasta... ¿cuándo? —No te veas tan preocupada —susurró. Y a pesar de que normalmente utilizábamos ese espacio para prepararnos para lucir y actuar como líderes, por lo menos, en la medida en que yo lo he conseguido. Lucius me tomó en sus brazos—. No vamos a estar separados por mucho tiempo —prometió—. Y recuerda, también, que ahora piensas en términos de eternidad, y unas semanas no son nada. Me apoyé en él, queriendo aprovechar su fuerza. El tiempo, ¿serían realmente semanas?, pasaría lentamente. Y, sin embargo la semana también parecía nada cuando traté de imaginar cómo le haríamos para saber quién destruyó Claudiu antes de que el juicio se haga inevitable. —Odio esto. Se movió para inclinar mi barbilla con su dedo índice torcido. —Tú eres una princesa ahora —me recordó, sonando tanto dulce como u poco duro—. No hay más tiempo para las lágrimas. —Lo sé. —Asentí con la cabeza—. Prometo que no voy a llorar otra vez— . Hasta que no esté sola en la cama esta noche. —Confía en Raniero —exhortó—. Yo sé que él no se ve como un gran salvador, pero su apariencia puede ser engañosa. Él es un vampiro de muchos talentos, muchos de los cuales pueden ser de utilidad en las próximas semanas. Descuento, por supuesto, su capacidad de «cabalgar» una ola. —Había comenzado a sonreír, pero rápidamente se puso serio—. Y con la excepción de ti, él es el único vampiro en quien confío. El único. —Me gustaría que hubiera tiempo para que me hablaras sobre él.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

121

—Me temo que no tenemos ese lujo. —Lucius miró hacia las puertas que se abrirían en un segundo, luego me miró a los ojos de nuevo—. Y creo que es mejor si Raniero determina lo que quiere revelar de sí mismo. Porque él tiene una fuerte inclinación hacia la vida privada. —Él me llevó más cerca—. Sólo confía en mi fe en él, Antanasia y deja que te ayude. Sentí que mi garganta se tensaba, porque sabía que se estaban quedando sin tiempo. —Te amo —le dije—. Te amo tanto. —Te amo, también, Jessica. —Los brazos de Lucius se apretaron aún con más fuerza a mí alrededor—. Te amare por la eternidad y vamos a superar esta tormenta pequeña y temporal. Asentí como si realmente creyera en eso, él se inclinó y rozó sus labios contra los míos y luego se apartó, por lo que estaba de pie junto a él, pero completamente sola. Enderezando los hombros y tirando de sus puños, se transformó de marido al gobernante que probablemente pronto será detenido y su voz fue más firme cuando me dijo: —Es hora de que asumas realmente tu papel como princesa. Y tengo fe completa de que tendrás éxito más allá de las expectativas de nadie, especialmente las tuyas. Entonces, en esa señal silenciosa que tendría que aprender si alguna vez tuviera el valor de reunir a los Ancianos sin Lucius, las puertas se abrieron.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

122

Capítulo 41
Antanasia
Traducido por NyxZ Corregido por Angeles Rangel

Los Ancianos estaban ya reunidos en la mesa y ante cada uno vi una caja similar a la que esperaba en el asiento de Lucius. Incluso mi tío Dorin tenía un pequeño recipiente de pino, aunque no podía ni siquiera imaginarlo a él usando una estaca para hacer brochetas. Cuando arrastraba mi silla más cerca de la mesa, vi a mi marido, quien estaba ya declarando abierta la reunión. —Deseo no perder el tiempo —dijo él—. Veo que todos ustedes han llevado sus armas, dejadnos proceder. Mi garganta parecía que se apretaba cerrada así que apenas podía respirar. Quiero perder tiempo. Quiero fugarme contigo y vivir como Raniero, en una choza en la playa. Pero eso no iba a suceder. Lucius estaba ya haciendo un gesto con la cabeza hacía su izquierda, a Flaviu, quien sin palabras abría la caja ante él y sacaba su estaca, tirándola abajo sobre la mesa con una seguridad que proclamaba inocencia. Un momento más tarde, Horatiu Dragomir hacía lo mismo. Luego era el turno de Dorin y vi sus manos temblar, aunque su estaca estaba completamente limpia. Ni una gota de sangre en ella, porqué él era un corredor, no un luchador. ¿Cómo yo? Porque no estoy segura de nada más… De esto iba alrededor de la mesa, cajas abiertas, manos pálidas alcanzando dentro, estacas golpeteando contra la madera. Era como mirar una sombría ola que saltaba por encima de mí antes de bajar el otro lado para llegar a Lucius. ¡No! Quería gritar cuando era su turno. ¡Nosotros necesitamos más tiempo! Pero todo lo que podía hacer era ver con horror como el vampiro que amaba se condenaba fundamentalmente a sí mismo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

123

En el momento en que Lucius abrió la caja ante él y arrojó su propia estaca violentamente con mucha más seguridad que ninguno de los otros Ancianos, cada vampiro en esa habitación jadeó y el aire se llenó con las voces de los Rumanos que sonaban sorprendidas e indignadas y… acusatorias.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

124

Capítulo 42
Antanasia
Traducido por NyxZ Corregido por Angeles Rangel

—¡Explica esto, Lucius!—exigió claramente la sangre de Claudiu!

Flaviu,

levantándose—.

¡Eso

es

Sí, definitivamente lo era. Luché duro contra el impulso de cubrir mi nariz de nuevo. La sangre estaba seca, pero aún suficientemente fresca para que el olor impregnara la habitación. —En efecto, es la sangre de Claudiu —admitió Lucius calmadamente—. Eso es obvio. —¿Entonces como llegó esto ahí? —gritó Flaviu. Él permanecía de pie y sus ojos relucían, como si apenas pudiera ocultar su alegría por encima de su aumento de poder y la repentina, aparente caída de Lucius—. ¿Estás confesando, Lucius? —Ya, ya, Flaviu. —Dorin hizo una exclamación extraña—. Estoy seguro de que el Príncipe Lucius tiene una buena explicación por esto. —Mi tío dio a Lucius una temblorosa, esperanzadora sonrisa—. La tienes, ¿verdad Lucius? Pero Lucius negó. —No, no sé cómo la sangre de Claudiu llego ahí, pero encontraré una explicación. —Entonces él sostuvo la mirada de cada uno de los Ancianos, añadiendo—: Y la justicia será servida. No sólo por la destrucción de Claudiu, sino también por este obvio intento de destruirme a mí. Flaviu se revolvió dentro de su asiento, como si él estuviera exasperado. —¡Pero este ejercicio estaba hecho para determinar quién destruyó a mi hermano! —Él me señaló a mí y me encogí—. ¡Tu propia esposa sugirió esto!” Sentí mi cara sonrojándose. —Sí y si Antanasia y yo hubiéramos querido esconder alguna cosa, nosotros no habríamos perseguido este curso de acción —recordó

BETH FANTASKEY

FORO AD’

125

Lucius a todo el mundo—. Y sin embargo hicimos un llamado para mostrar las armas… Mis mejillas se calentaron aún más. Al menos, yo lo hice. —… y he venido delante de ustedes y con gusto saqué mi propia estaca —añadió él—. Porque soy inocente y se demostrará así. —¿Y mientras tanto? —preguntó Flaviu con burla—. Nosotros hacemos ¿qué? —Él se dirigió a Lucius—. Con todo el debido respecto, ¡es difícil justificar dejarte suelto en esta condición! —Recurrió a los otros—. Las pruebas parecen justificar un voto a favor de la detención del Príncipe Lucius, ¿no están de acuerdo? Hubo un largo, tenso silencio, durante el cual miré alrededor de la mesa. Todos ellos piensan que él es culpable. Excepto, quizás, Dorin. Pero ni siquiera mi tío quería sostener mi mirada nuevamente. Él jugueteaba con la caja que guardaba su estaca, cerrándola con dedos torpes. Y cuando yo finalmente me giré hacía Lucius otra vez, me di cuenta de que mi momento había llegado. Él estaba animándome con sus ojos a hablar y asegurándome que podía hacer lo que nosotros habíamos discutido. Aun así, mi voz tembló cuando dije, muy tranquilamente: —Flaviu tiene razón sobre las pruebas. Yo nunca había hecho más que ocupar la oficina de la tesorería 4-H, y las palabras se sentían extrañas en mis labios cuando añadí: —Nosotros votaremos ahora. Sabía que los Ancianos estaban sorprendidos de oírme haciéndome cargo y darse cuenta que Lucius realmente iba a acatar la ley. Pero aún con toda su insistencia en que lo que estábamos haciendo era lo correcto, no podía mirar a mi marido cuando dije: —Aquellos que crean que Lucius Vladescu debe ser detenido hasta que se justifique o se pruebe, alzad vuestra mano izquierda y decid Sí. Aquellos que crean que él debe andar libre, alzad vuestra derecha y negad. Con la excepción de Flaviu, quien disparó las dos, manos izquierdas se levantaban tentativamente, porque todo el mundo sabía que si él era finalmente absuelto, el Príncipe Lucius recordaría cómo su voto le hundió. Pero las pruebas en su contra eran tan concluyentes que uno por uno los Ancianos dijeron:

BETH FANTASKEY
—Sí.

FORO AD’

126

Incluso Dorin parecía no tener opción, aunque él comenzó a levantar su mano derecha. Pero eso solo fue porque él era un extraño vampiro diestro y a menudo se confundía cuando votaba. Entonces se contuvo y levantó su izquierda, la cual temblaba como una hoja. —Es unánime —dije miserablemente, cuando cada mano fue levantada. —Lucius Vladescu será encarcelado. Pensé que era de nuevo un signo de su coraje que Lucius no se viera decepcionado o asustado. Él principalmente se veía orgulloso de mí. Aunque no podía impedir sentirme como una traidora, especialmente cuando me levanté y ordené a los guardias, usando las palabras que él me había ayudado a memorizar: —Intrati, gardieni. Me sentí aliviada de que ellos realmente vinieran con mi orden, y sin embargo cerca de vomitar cuando Lucius se levantó, se giró y ofreció sus manos, retenidas detrás en su espalda. Creí que oí al guardia mascullar una disculpa cuando él ató las muñecas de Lucius con una cadena de hierro. Y cuando el antiguo candado se deslizó en el sitio, los Ancianos —incluido Flaviu— se quedaron muy quietos. Me di cuenta entonces que la estrategia de Raneiro había estado en lo correcto. Nosotros habíamos sacudido su mundo. Un Príncipe estaba obedeciendo la ley cuando no le convenía para sus propósitos. Eso probablemente nunca había sucedido en toda la brutal historia del dominio de los vampiros. Lucius y yo nos sostuvimos la mirada y aunque quería usar mi nuevo poder para liberarle, me obligué a mi misma a decir: —Luati12. Él me hizo otra señal con la cabeza, asegurándome que lo había hecho todo bien. Luego, manteniendo la cabeza alta, él se giró hacía los Ancianos y dijo: —No olviden esto. Nosotros ahora estamos todos gobernados por la ley, y me someto, con gusto, para probar que entramos en una nueva era. —Sin embargo, sus ojos se estrecharon de forma que hacían difícil creer que él era realmente un prisionero.
12

Luati: Llévenselo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

127

—Y recordad, también, cuando quede absuelto, que el castigo para quien quiera que haya destruido a Claudiu será rápido y severo también de acuerdo con nuestras leyes. —Un indicio de su viejo autocrático yo salió—. Les prometo que cuando esté sentado como juez, no olvidaré este momento, tampoco. Él me miró a mí una vez más justo antes de que el guardia abriera la puerta, permitiendo a Lucius atravesarla primero, sin tocarlo. El Príncipe Vladescu podría haberse sometido a estar atado para dejar claro un punto, pero no había manera que él estuviera parado para ser arrastrado o ni siquiera suavemente guiado. Yo estaba quieta allí en un silencio de impotencia. Aún después de que sus pasos dejaran de oírse, me quedé quieta, porque mis rodillas estaban temblando tan gravemente que tenía miedo de que podría caerme si intentaba sentarme. Pero antes de que pudiera decir: —Reunión aplazada —Flaviu me interrumpió, levantando su no dominante mano derecha, la cual señaló una petición para hablar. ¡No! El pánico se apoderó de mí. Nosotros no contábamos con esto. ¡Estoy sola! Pero incluso yo comprendía que había que concederle la palabra al vampiro que estaba probablemente decidido a facilitar que todo mi mundo se derrumbase, quizá hasta a expensas de la existencia de su hermano. Sabía que su estaca estaba limpia. Pero también sabía que Flaviu Vladescu era claramente repugnante, y capaz de hacer cosas que yo ni siquiera podía contemplar, por razones que no podía imaginar. ¿Sin embargo, que podía hacer excepto permitirle hacer todavía más daño?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

128

Capítulo 43
Mindy
Traducido por NyxZ Corregido por Angeles Rangel

Estaba sentada en mi habitación hojeando la revista Catwalk, pero bien podría haber estado leyendo sobre arte en la universidad, porque no podía concentrarme en nada. Apenas podía ni siquiera pensar en los problemas de Jess, porque en algún lugar de ese castillo había un chico en shorts… Miré hacía la puerta por millonésima vez. ¡No es que quiera que él venga por mí! ¡NO lo hago! Y era solamente yo siendo una total torpe —no estaba dándome mucha prisa— cuando alguien finalmente tocó me caí de la cama y más o menos me arrastré, porque mis pies estaban totalmente enredados en dos millones de telas de sábanas, para contestar. —¡Voy! —grité. Pataleé librándome de las estúpidas sabanas y me levanté—. Estaré allí en seguida. Me tomé un segundo para arreglar mi pelo —no es que importara como me veo— y me moví para abrir la puerta y… ¡ESTÚPIDOS VAMPIROS!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

129

Capítulo 44
Mindy
Traducido por NyxZ Corregido por Angeles Rangel

Dios, él era un desorden. Un caliente, CALIENTE desorden. Cuando abrí la puerta, Raniero estaba apoyado contra la pared con las manos en los bolsillos del peor de sus cuatro pares de shorts y llevaba definitivamente la peor de sus cinco camisetas —una con un horrible taco en ella— y su pelo era aún un desastre más grande que la última vez que lo había visto, en verano. Era como si él ni siguiera hubiera pensado en cortarse esas largas ondas marrones con reflejos del sol. Y su perilla necesitaba perfilarse también, aún más de lo habitual. Sacó las manos de sus bolsillos y cruzó los brazos. Sus músculos seguían estando bien, pensé. Al fin realmente miré su cara. Y estaba su nariz, la cual tenía una pequeña torcedura, como si él hubiera sido arrojado violentamente por las olas demasiadas veces. Y sus labios que estaban ásperos por el sol. Y esos ojos gris-verde que estaban, como, taladrando dentro de mí… —Hola —dije finalmente, porque él no dijo ni una palabra. Solo me miraba fijamente con esos ojos. Esos increíbles, sexys, desempleadosvagabundos ojos. Sabía lo que él era, así que, ¿por qué estaba teniendo un problema por hablar? Crucé los brazos como él—. ¿Qué, mm… qué estás haciendo aquí? Raniero continuaba sin decir nada. Y cuando finalmente habló, fue, como, la primera vez que lo escuché sonar próximo a furioso. —Te dije muchas veces que no vengas aquí. Eso es peligroso. Y sin embargo vienes. Esquivé en cierto modo su mirada, no muy segura de cómo me sentía con la forma que él me estaba hablando. Quiero decir, yo siempre quise que él fuera más, como, con carácter, pero… —Jess me necesita —dije. Lo miré a él de nuevo—. Así, que ¿por qué estás tú aquí?

BETH FANTASKEY
¿Por mí? ¿Me seguiste? ¡No es que quiera eso!

FORO AD’

130

—Lucius me llamó y desobedecer un Príncipe Vladescu es punible con la destrucción —dijo—. Y por lo tanto obedezco. —Oh. —Unos años antes, me habría reído con eso. Pero de repente no estaba muy segura de si era una broma. —¿Así que tu debías venir porque no querías meterte en problemas? Ronnie dejó de apoyarse contra la pared, pero sus ojos se volvieron de un color extraño. Un color oscuro que nunca había visto antes. —¿Tú realmente crees que tengo miedo de perder mi vida, Mindy Sue? —preguntó—. Vine —en contra de mi buen juicio— sólo para no causar problemas a Lucius. No deseo forzarlo a elegir entre respetar las leyes que son importantes para él y destruir a alguien a quien él considera un hermano. No es amable dar a uno de tus amigos tales difíciles elecciones. Specialmente cuando ya se enfrentan a muchos problemas. Me abracé más fuerte a mí misma. Así que él había venido por Lucius y para salvar su propio trasero. —Sí, lo pillo. Ronnie dio un paso más cerca y me sorprendí de cómo llenaba toda la puerta. Parecía más grande del que solía ser. Y no tan feliz. —Y por supuesto, vine por ti, Mindy Sue. De todas las cosas estúpidas, la mayor estupidez fue lo mucho que quería abrazarlo en ese momento. Quería saltar encima de ese estúpido vampiro italiano que había echado mucho de menos y decirle cómo de contenta estaba de verle. Quería besarle de nuevo. Y tocar su descuidado pelo, y sentir su boca contra la mía. Pero estuve realmente contenta de no haber hecho nada de eso cuando él dijo exactamente el tipo de cosas protectoras que siempre había querido sentir. —Vine aquí porqué estaba preocupado por ti. No puedo dormir en paz sabiendo que tú estás en un lugar peligroso —seguido de la peor cosa que él jamás había dicho—. Y también quiero decirte que estás en lo correcto. Nosotros no somos una buena pareja, ¿sí? Cuidaré de ti como un amigo, y no te hablaré de nuevo de amor. Es mejor ese camino, como tú ya habías dicho durante muchas semanas.

BETH FANTASKEY
Eso fue como un gran globo explotando en mi corazón. —Oh, seguro.

FORO AD’

131

Nos miramos fijamente el uno al otro durante un par de minutos más, y aunque yo había roto con él un millón de veces —una en persona y 999,999 veces más por teléfono— nunca realmente se sintió como el final hasta ese momento, cuando él dijo: —Es bueno que dejemos esto claro ahora. Y estemos los dos de acuerdo. —Sí, sin duda. Entonces él alcanzó y cerró la puerta con su oscura mano y me quedé parada allí como una idiota, sin estar segura de qué había pasado exactamente. Todo lo que sabía era que Raniero al fin estaba de acuerdo en romper conmigo, precisamente cuando él casi había empezado a actuar como yo siempre había querido que actuara. Frío, y duro y fuerte. Eso era lo que toda chica quería, ¿no?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

132

Capítulo 45
Antanasia
Traducido por NyxZ Corregido por Angeles Rangel

—Flaviu te concedo la palabra —conseguí decir, aunque apenas escuché mis propias palabras. Se sintió casi como si mis orejas estuvieran zumbando, estaba muy asustada. Él vio y probablemente olió, mi miedo, igual como todos nosotros habíamos olido la sangre en la estaca de Lucius. Miré hacia la silla de Lucius, pero por supuesto estaba vacía. Entonces miré a Dorin, quien no estaba ayudando y no tuve más opción salvo volver a Flaviu, quien dijo: —Nosotros no hemos establecido las condiciones del confinamiento. Hay leyes que regulan la detención, también. Él parecía indignado con este descuido, pero vi un brillo diferente en sus ojos. La mirada de un lobo apuntándose para matar. No sabía qué decir, por tanto le permití seguir hablando, aunque sabía que era un error. —El asesino de Costantin Dragomir fue detenido en confinamiento solitario con una restringida dienta de pan y agua —continuó, apelando a cada uno de los Ancianos—. Nosotros determinamos que esta era la ley para un crimen capital que implica un Anciano. —Su voz parecía atraparte—. Y este Anciano era mi hermano y uno que Lucius públicamente amenazó. ¿Confinamiento solitario? ¿Dieta restringida? Mi cabeza empezó a dar vueltas. Lucius no me había preparado para esto. Ni siquiera sabía si Flaviu estaba diciendo la verdad, porque nunca había leído todos esos libros de leyes. ¿Había cometido Lucius un error? Había infravalorado a Flaviu, quien estaba exigiendo —¿Bien, Princesa? ¿Qué dices? —Pero… Lucius aún no está formalmente acusado —tartamudeé, porque no podía permitirle que fuera detenido de esta manera. No podría verlo. Y sin sangre, él podría—… No creo… —Sin embargo no

BETH FANTASKEY

FORO AD’

133

estaba segura de qué pensaba y recurrí a Dorin—. ¿Fue eso realmente lo que pasó con el asesino de Constantin? Dorin había parecido antes en conflicto, pero sus mejillas se volvieron aún más blancas cuando él confirmó: —Sí, Antanasia. Eso fue establecido para ser la ley. —Es verdad —uno de los otros, ¿Horatiu? Estuvo de acuerdo. Me tomé un segundo para intentar pensar, pero no podía. Solamente no podía. —¿Bien, Princesa? —me presionó Flaviu otra vez por mi sentencia—. La destrucción de un Vladescu debe ser tratada como la destrucción de un Dragomir, ¿ahora estás tú al mando? No había nada que pudiera hacer. Era la más poderosa princesa del mundo. Flaviu no solamente había girado rápidamente nuestras propias reglas legales contra nosotros, sino que él había puesto en juego miles de años de odio Vladescu-Dragomir. No podía hacer favoritismos. No si iba a crear el reino realmente unido que Lucius imaginaba. Sin embargo, aunque sabía que estaba condenando potencialmente el vampiro que amaba, me encontré a mí misma diciendo: —Si esta es la ley, entonces Lucius será detenido en confinamiento solitario, con sólo pan y agua. Justo como el asesino de Constantin Dragomir. Estaba tan nerviosa que nunca consideré si podía haber sometido esto a votación. Podía quizás haber convencido a unos pocos Ancianos para dar apoyo al derecho de Lucios de como mínimo tener la sangre que él necesitaría y evitarle un destino que algunos dicen era peor que la destrucción. Yo solo permití a Flaviu presionarme, engañarme, para tomar una decisión que podría no haber tomado nunca. Tendré aún menos tiempo para encontrar al real asesino, porque Lucius necesitará sangre. Podría tener que exigir su juicio antes de que nosotros tengamos evidencias para exonerarlo. Y no podré visitarlo y obtener su ayuda. Frustrada, finalmente dije:

BETH FANTASKEY

FORO AD’

134

—Reunión aplazada. —Y aunque se suponía que debía irme primera, no podía hacer que mis piernas se movieran, por lo tanto rompí el protocolo diciéndoles—. Ustedes pueden irse. Fue la cosa más autoritaria que nunca había dicho a los Ancianos, pero estaba segura que todos ellos sabían que solo había hablado de esta forma porque necesitaba estar sola de modo que pudiera enterrar mi cara y llorar. Dorin hizo una débil tentativa de quedarse, dándole a mi hombro una palmadita. —Antanasia… lo siento. Pero rechacé su contacto. —Por favor. Solo ve. Continuaba sentada con la cabeza en mis brazos quizás una hora más tarde, cuando sentí una mano mucho más fuerte apretando mi hombro. El apretón fue tan poderoso y reconfortante que ni siquiera salté, aunque no había sentido a nadie entrar en la habitación, porque durante una fracción de segundo pensé que Lucius había regresado de algún modo. Que toda la cosa de la detención había sido una broma o un error. Pero cuando giré la cabeza para ver mi hombro, no encontré el brillante anillo de boda de Lucius, sino una espiral de tinta. Y así como el vampiro que me agarró diciendo en voz baja: —¿Antanasia… nosotros tenemos que hablar, ¿sí? —Y finalmente encontré el símbolo escondido que había notado subconscientemente, disimulado entre todos sus tatuajes de espirales. La misma cirílica «b» que había visto en el diario de mi madre, dibujada al lado de la palabra rumana blestemata. Una palabra y un símbolo, reservados para vampiros que estaban condenados.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

135

Capítulo 46
Antanasia
Traducido por Patri159 Corregido por moonse

El estudio de Lucius estaba cerca de la sala de reuniones y por eso llevé a Raniero allí para hablar. Me senté en la silla de Lucius y cuando la saqué, me topé con el escritorio y la pantalla en blanco de su ordenador portátil que cobró vida, revelando que él no había cerrado la sesión de su correo electrónico. Había una cadena de mensajes ahí… que no era ninguno de mi incumbencia, ni siquiera estando casados. —¿Quieres algo? —Ofrecí a Raniero—. ¿Tienes hambre? —No, grazie —dijo, para mi alivio. No podía hacer frente a nada más ese día, aunque sólo pidiese té—. Estás muy cansada. —Observó—. Tal vez no quieres hablar esta noche. —Estoy cansada, pero nunca duermo. También podríamos hablar. —Todo ha salido mal hoy. —Era una afirmación, no una pregunta. —Sí… sí, ha salido mal —dije—. Yo… Pero Raniero levantó una mano. —No necesitas decirme qué ocurrió. He escuchado todo desde la antesala. —Sentí que se me enrojecían las mequillas, pero Raniero sacudió la cabeza—. No te sientas mal. Para no haberte levantado entre vampiros, controlaste muy bien a Flaviu. ¿Él es muy descuidado, no? —Si —estuve de acuerdo—. Y perdí el control total, y ahora Lucius no tendrá nada de sangre. —Sí, es su tradición para obligar al acusado a confesarse culpable — explicó Raniero—. Es lo que muchos llamarían tortura, pero los vampiros lo llaman una acción muy razonable. —Me dio una mirada tranquilizadora—. Pero Lucius es fuerte, como ya sabes. No deberías preocuparte. Y creo que no habría ninguna manera de haberlo evitado. Él desea, sobre todo, cumplir la ley. Aprobaría nuestra acción.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

136

Yo no conocía bien a Raniero, y tenía razones para confiar y para desconfiar de él. Pero él había sido un vampiro más tiempo que yo, así que le pregunté, con un nudo frío en el estómago. —¿Cuánto tiempo podrá estar sin beber sangre?, ¿Qué pasa realmente, porque sólo he oído historias…? —Quiero ser honesto contigo —dijo él—. A pesar de que Lucius es fuerte, empezará a estar cansado dentro de pocos días, porque está acostumbrado a beber a menudo. Y cuando pase una semana, es posible que empiece a caer en lo que los rumanos llaman luat y los ingleses llaman limbo. Su respuesta me aturdió. Pensé que Lucius tendría más tiempo. Semanas o meses, incluso. Y mi estómago se hacía más frío cuando pregunté: —¿Qué significa realmente eso?, ¿luat?, ¿es como estar en coma? —No, no un coma. Algo diferente. —Raniero encontró mis ojos con una mirada firme—. Los vampiros que regresan dicen que es un reino de sueños terribles y oscuridad eterna. Hay muertos vivientes que se quedan allí para siempre, sin poder regresar aun después de tomar sangre otra vez. Y los que no vuelven están casi siempre alterados. Locos, a menudo, o en el borde de la locura. —Parecía que sus ojos eran más oscuros, pero continuó dándome la información sin barnizar—. Es raro que un vampiro vuelva normal, sin cambios. No dije nada. El fuego crepitaba en la chimenea, pero no parecía calentar el ambiente. —Deberías tener cuidado de beber demasiado también, Antanasia, aparte de Lucius —Me recordó Raniero—. Sé que no lo deseas, pero deberías. Tu cuerpo no necesita todavía la cantidad que exigirá el de Lucius, pero ahora eres una vampira y necesitas sangre. Estaba sentada con un vampiro que estaba marcado como indigno de confianza, pero me encontré confiando en él. —Yo sólo bebí una vez después de Lucius. —Me acordé de estar de pies en el garaje de mis padres vertiendo sangre a mi garganta. Estaba enfadada con Lucius por decirme lo que sabía que era verdad —que no estaba preparada para ser una princesa— y cogí una taza que él llevaba siempre y lo bebí todo, diciéndole que yo era una vampira—. Desde entonces, eso sólo ha ocurrido con él. Esa era una parte de estar casada. Compartir sólo la sangre del otro.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

137

—No es malo beber para sobrevivir —prometió Raniero—. Si estáis separados más de unos días, deberías beber la sangre disponible aquí, en las bodegas y no sentirte culpable. No hace bien a Lucius que estés débil. Y no le gustaría que te arriesgases. Asentí. —Vale. —Pero me sentiré culpable. —No has condenado a tu marido —me aseguró Raniero de nuevo—. Es una cultura cruel la que lo hace y hay una posibilidad de que se libere antes de que tengas que preocuparte, ¿no? Mi voz era estrangulada. —¿Y si no lo hace? —Lucius es fuerte —repitió Raniero—. Dudo que él tenga miedo de los espectros en sueños. —El misterioso vampiro sonrió, pero era otra siniestra sonrisa, muy diferente de su feliz sonrisa en nuestra boda—. Si no tenía miedo cuando ese terrible vampiro sostuvo una estaca en su pecho, no tendrá miedo de los demonios de su propia imaginación. Entonces recordé cómo Lucius me instó a mí de no temer a mis sueños. —Tienes el poder para convocar su juicio —advirtió Raniero. —¡No! —Negué, horrorizada por la sugerencia—. Toda la evidencia apunta a su culpabilidad ahora mismo. ¡Le condenarían en minutos! Y él sería destruido inmediatamente. —Ni siquiera podría soportar la idea, la responsabilidad, la pérdida—. ¡Podría estar matándole! —Miré a Raniero como si estuviese suplicando por su aprobación, porque una parte de mí sabía lo que Lucius, un tomador de riesgos sin miedo, podría decir—. Lucius es fuerte —agregué, quizás intentando convencerme a mí misma—. Él va a luchar contra el limbo. No puedo convocar un juicio hasta que tengamos la prueba para salvarlo. Raniero se encogió de hombros, como si la decisión no fuese monumental. Como si las decisiones de vida o muerte no fuesen nada. Parecía ser como Lucius de esa manera, también. —Tal vez tengas razón. Me di cuenta, sin embargo, de que no estaba convencido. De que estaba pensando en lo que Lucius haría. Nos quedamos callados en ese momento, sólo mirándonos, hasta que el fuego saltó haciendo ruido en la parrilla y yo dije:

BETH FANTASKEY

FORO AD’

138

—Creo que es hora de que me digas quién eres realmente, Raniero. Él arqueó una ceja, una peculiaridad Vladescu. —¿Lucius te ha dicho…? —Casi nada. —¿Y quieres saber…? —Todo. Dímelo todo. Raniero asintió, y aunque se sentó más tieso que el surfista que sabía que él era, que parecía estar escabulléndose, de alguna manera, reconoció al filósofo en él cuando dijo: —Entonces tendríamos que empezar por el principio, ¿no? Y la historia que me contó… era más terrible y complicada de lo que jamás había imaginado, incluso cuando lo mencionó, casi despreocupadamente, sosteniendo una estaca en el corazón de mi marido.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

139

Capítulo 47
Antanasia
Traducido por Patri159 Corregido por moonse

—He nacido en una villa fuera de Tropea, Italia, al cuidado de Tyrrhenian Sea, una de las más ricas familias de vampiros del mundo —empezó Raniero—. Fui muy querido por mis padres. Adoraba en especial a mi madre, que era la hermana de Valeriu Vladescu, el padre de Lucius. Yo ya sabía la conexión de la familia. Aunque se llamaban hermanos entre ellos, Lucius y Raniero eran primos. Yo no sabía mucho más, sin embargo. —¿Cómo terminó tu madre en Italia? —Mi madre no es como la mayoría de Vladescus —explicó—. Ella quería una vida más tranquila de la que podía encontrar en Rumania. Es como yo y no le gusta la violencia. Así que cuando era una joven edad, se fue a Calabria, donde estaban la mayoría de vampiros, sin embargo con mucho sol y risas, también. Una cultura diferente, ¿no? Allí fue donde conoció a mi padre, Alreigo Lovatu y se casaron. Yo tenía millones de preguntas, pero le dejé hablar. —Poco después, tuvieron un hijo, al que llamaron Raniero, y por muchos años fueron felices y no les faltaba nada, por lo menos de amor. —Me miró de nuevo—. Éramos inusuales para ser vampiros. Nos amábamos mucho, como tú y Lucius lo hacéis. —¿Así que qué ocurrió? Se removió en el sillón y apretó sus manos contra el cuero, se estaba preparando para las malas noticias, y me puse tensa también. —Cuando sólo tenía ocho años, los Ancianos llegaron a nuestra casa y le dijeron a mi familia que era la hora. —¿La hora para…? —Me dolía el corazón por él, porque ya adivinaba la respuesta.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

140

—De dejar a mi familia y viajar a Rumania, donde me formaría como teniente —posible sucesor— para un vampiro que había nacido el mismo año que yo. Un Príncipe que hacía muchas promesas y estaba siendo preparado para dirigir los clanes. —Me lanzó una mirada significativa—. Y preparado para casarse con una Princesa. —¿Y tus padres te dejaron ir? —pregunté, incrédula. Mis verdaderos padres también me habían abandonado, pero a una buena familia, para salvarme. Y el dolor que vi en los ojos de Raniero… Fue un impactante contraste con la expresión suave, llena de encanto que había usado la primera vez que le conocí. —Mi madre luchó muy duro —dijo—. Recuerdo su llanto, porque conocía Rumania. Conocía a los Ancianos. Pero al final, mi padre le convenció de que es nuestro deber era servir al mundo de los vampiros. —Un destello de ira cruzó su cara—. ¿Quizá mi padre también es ambicioso y desea estar cerca de los vampiros más poderosos de la Tierra? Aunque los Lovatus son más ricos que los Vladescu, nuestro nombre no es tan temido y famoso. Hasta que me delaté. Contuve el aliento por la sorpresa. ¿Los Lovatus eran más ricos que los Vladescus? No podía imaginar eso. Pero por supuesto, esa no era la cuestión de la historia. —¿Qué ocurrió cuando fuiste a Rumania? —Mis nuevos tíos comenzaron mi entrenamiento. —Raniero no intentaba ocultar la amargura en su voz—. Fui forzado a luchar contra Lucius y fui pegado cuando no cumplía las expectativas de un luchador, incluso cuando era un niño. —Su mirada se encendió de nuevo—. Pero tú conoces esa historia. —Sí —dije suavemente—. Lucius me dijo que fue golpeado a menudo. Raniero sintió. —Sí. Pero a Lucius le ocurrió desde su nacimiento y nunca recibía golpes suaves. Y él es estoico de forma natural. Ser derribado, azotado y tener cicatrices hacía que se fuese más fuerte y más resuelto para luchar más duro. Yo estaba orgullosa de mi marido, sin embargo me entraron ganas de llorar como la primera vez que admitió que había sido golpeado y ahora quería llorar por Raniero. —¿Y tú?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

141

Se agarró al brazo del sofá, por lo que sus nudillos palidecieron. —Crecía psíquicamente fuerte pero enfadado. Otra interminable tormenta de los Cárpatos de invierno estaba en su apogeo y el viento se precipitó por la chimenea, así que el fuego llameó, lo que me hizo saltar. O quizá era la mirada en la cara de Raniero. Él no habló por un minuto y yo le permití mirar a la distancia fijamente. Su pecho subía y bajaba, y pensé que podría estar haciendo una práctica de meditación, tratando de calmarse. Cuando finalmente se encontró con mis ojos otra vez, se veían menos agitados, aunque sabía que lo peor de la historia estaba aún por llegar. Había visto su estaca… —¿Raniero? —dije finalmente, aunque con cautela—. ¿Cómo te hiciste el tatuaje de tu mano?, el que no es un símbolo de la paz.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

142

Capítulo 48
Antanasia
Traducido por Patri159 Corregido por moonse

Raniero miró su mano como si no la hubiese visto nunca antes, o quizás odiándola. Dio la vuelta a los dedos hacia atrás y hacia delante, estudiándolos, como si fueran sus enemigos mortales. Entonces alzó los ojos y vi que ya no estaba enfadado, sólo atormentado y confuso. —No sé totalmente qué ocurrió —dijo—. Hay un punto donde todo parece ser una locura. Cuando hay mucha más presión que miedo. Sentí el pecho apretado. Sabía cómo era. Yo también estaba agrietándome bajo la presión. Había soñado tan vívidamente que juraría que había herido a Lucius… —Empecé a sentirme menos capaz de controlarme a mí mismo. — Raniero tenía la sonrisa más amarga que había visto—. Y, sin embargo, me estaba convirtiendo en lo que ellos deseaban. El mejor luchador. Tan astuto y cruel que cuando tenía quince años, los Ancianos decidieron que Lucius y yo habíamos entrenado lo suficiente y éramos útiles de otra manera. Dando un nuevo propósito. —¿Un… propósito? —Sí. —Raniero dominó sus emociones y me dio una mirada firme—. Me envió a viajar por el mundo, encontrando y llevando vampiros rebeldes para hacer justicia. Retrocedí un poco y luego me sentí mal. Pero sabía de lo que estaba hablando. Lucius me había descrito esos vampiros cuando me explicó cómo funcionaba la justicia. —Me enviaron como lo que vosotros diríais un cazador de recompensas —Aclaró Raniero, usando el término que cruzó mi mente cuando Lucius me leyó los libros de derecho—. Y tenía la orden de destruir a aquellos que no acudiesen voluntariamente al juicio. Apenas oí mi siguiente pregunta, estaba demasiado reacia a hacerla. —¿Con qué frecuencia ocurría eso?

BETH FANTASKEY
Los ojos de Raniero estaban arrepentidos.

FORO AD’

143

—Estás empezando a conocer nuestra prueba. —Hizo una pausa—. Hay algunos que dicen que yo no era un cazador de recompensas, sino un asesino. Cuando Lucius hablaba de poner fin al linchamiento como el método primario de justicia de los vampiros, hablaba de mí y otros como yo. Yo era de ese tipo de personas, pero trabajaba tan eficientemente que no necesitaba ayuda. Era un «grupo de personas» de uno solo. El viento rugía en torno al castillo y me quedé mirando a Raniero, no segura de estar horrorizada o aliviada de saber la verdad sobre él. Probablemente un poco de los dos. El vampiro que ahora no mataba había tomado muchas vidas. Sabía que la historia no había acabado, claro. —¿Por qué te quitaron la estaca? Él pasó su mano por su pelo, un gesto que también me recordaba a Lucius. ¿Tiene frío Lucius en estaba horrible tormenta?, ¿tiene fuego?, ¿o está tan profundo en el castillo que ni siquiera sabe que todo el lugar está temblando por el viento? —Es confuso incluso para mí, incluso ahora —dijo Raniero—. En el verano de mi decimosexto año, volví a Rumania por el congreso de los vampiros… Me estremecí por su mención de la reunión en la que Lucius y mi aptitud para el estado serán sometidos a voto, si es que llegamos tan lejos. —… Y por supuesto no estoy contento de ver a los que me hicieron ser algo que yo no quería. Que me retorcieron hasta que no sabía quién o qué era. —Él parecía más confuso mientras recordaba—. Y una tarde, todo fue mal. —¿Mal? —Sí —me respondió, pero estaba perdido en los pensamientos—. Un momento estaba enfadado, pero en control. Y luego empezaba a hacer cosas que no entendía. Cosas muy malas… —Sacudió la cabeza, parecía desconcertado—. Finalmente, ni siquiera sabía qué hacía, destruía vampiros sin ninguna razón. —Se encogió de hombros, como si eso no significase nada en aquel momento… —Simplemente les veía, cogía la estaca y les destruía por el gusto de hacerlo. —Él frunció más profundamente el entrecejo—. Es como si lo viese todo soñando, pero

BETH FANTASKEY

FORO AD’

144

es real. Una allucinazione que me despierta para descubrir que realmente ocurrió. Apreté mis propios dedos sobre los brazos de la silla de Lucius. Me esforzaba con el rumano, pero reconocí la palabra italiana que acababa de usar. Alucinación. Me estremecí al igual que las ventanas con el viento. ¿Podría la presión de este lugar volverme realmente loca? —Nunca había experimentado nada como esto —dijo—. Fui un asesino antes, pero nunca sin que me lo ordenasen los Ancianos. —Y destruir algo sin provocación es el mayor crimen, ¿no? —Sí —Confirmó Raniero—. Tengo la suerte de que los testigos de mis actos no me destruyesen esa noche. —¿Así que por qué sigues…? Vivo. —Lucius disipa a la gente, aunque sea joven los vampiros ya escuchan sus órdenes. Y en mi juicio, imploró mi vida y tenía suficiente poder para ganar mi indulto de la destrucción. —Levantó la mano—. En cambio, estoy marcado como blestemata. Un vampiro que habría sido destruido sin ni siquiera un juicio debería cometer otro acto de violencia —dejó caer su mano—. Por supuesto, ningún vampiro marcado ha vivido mucho tiempo, la violencia engendra más violencia en nuestro mundo, pero estoy agradecido a Lucius por su misericordia. No la merecía, especialmente de él. Yo también estaba algo confusa por la compasión de Lucius. —Sí, porque luchasteis entre vosotros hasta sangrar. ¿Cómo acabasteis siendo «hermanos»? Al final Raniero sonrió otra vez, más auténticamente. —No lo entiendes. Estábamos forzados a luchar. Pero los Ancianos sabían que en realidad eso forjaba un vínculo entre nosotros. Cuando no estábamos luchando, reíamos, con la boca sangrando, sobre nuestro triste destino. —Su sonrisa se hizo más cálida—. Y juntos también éramos rebeldes, especialmente cuando éramos muy jóvenes. No éramos controlados muy fácilmente y nos gustaba darles problemas a nuestros tíos. Hice la primera pequeña sonrisa del día. Podía imaginar a Lucius como un niño travieso. Me alegré de que hubiese tenido un amigo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

145

Mi pequeña sonrisa murió rápidamente. ¿Y qué si Lucius no habría tenido amigos?, ¿se habría convertido como sus tíos?, ¿estaría mi marido echando de menos esa luz en sus ojos, y su voluntad de sacrificarse por otros?, ¿sería frío e incapaz de amarme incluso a mí? Me di cuenta de que la infancia de Raniero había sido robada y gastada en mi nombre también. Y, de repente, mientras comprendía el lazo existente entre esos dos diferentes vampiros, también entendí el sacrificio que Raniero estaba haciendo para volver a Rumania. —Te sientes como que estás arriesgando todo para venir aquí, ¿no? Que podrías perder el control otra vez, o quedarte atrapado en la violencia que ya está empezada. Eso es por lo que vives de esa forma, surfeando y meditando en la playa. —Sigo una nueva trayectoria, sí —asintió—, pero venir aquí es lo que debo a Lucius, que no cree que pierda el control otra vez. Él cree que puedo ayudarnos a ambos siendo un vampiro que no destruya todo insensiblemente, o que lo destruya todo. Estudié los ojos preocupados de Raniero. —No tienes fe en ti mismo cuando estás aquí con los terribles recuerdos de tu infancia, ¿no? No dijo nada por un segundo. —Creo que la pregunta, princesa, es si tú confías en mí. Para mantenerte en el trono ahora. Puedes despedirme o dar de alta mi ayuda como Lucius desee, por lo que admitiría que entiendo cómo encontrar y castigar a los peores de nuestra raza. Asentí, entendiendo claramente mi elección. ¿Confiaba de verdad en Raniero? Ya le había visto agitado esa misma noche. ¿Qué pasaría si su sed de sangre volvía y se acercaba a mí, a Mindy o alguien más? A medida que el viento rugía a nuestro alrededor, un pensamiento horrible llamó mi atención. Y si él pierde el control y hace algo terrible, seré la responsable de destruir mi primer vampiro —o vampiros. Su acto y sus consecuencias— estarían en mis manos, porque egoístamente yo quería salvar a Lucius en vez de dejarle libre para «seguir su camino. —Tengo mucho sobre lo que pensar. —Me puse de pies, así que él también lo hizo—. Necesito tiempo, pero no lo tengo, ¿no? No me había dado cuenta de lo rápido que Lucius puede ir haciéndose débil.

BETH FANTASKEY
Raniero asintió.

FORO AD’

146

—Sí, tienes decisiones que tomar y rápido. —Se movió hacia la puerta— . Esperaré tu decisión sobre mí. —¿Raniero? —le detuve mientras llegaba al pomo—. Mindy… —No te preocupes —me aseguró—. Somos muy afectuosos entre nosotros. —Sonrió tristemente—. ¡A pesar de que ella no siempre lo cree! —Hizo una pausa y se puso melancólico—. Pero estamos de acuerdo en que no hay futuro. Me di cuenta de que no dijo «para nosotros». Es como si estuviese resignado a no tener futuro si consiguiese ponerse al día en un mundo que había abandonado. —Vale. Sólo quiero que ella esté a salvo, ¿sabes? —También deseo eso. Ella es la única persona o vampira a la que no me imagino haciendo daño, ni siquiera si perdiese toda la cordura. Por alguna razón, le creí. —¿Ella sabe sobre tu pasado? —Muy poco —Admitió—. Estoy intentando convencerme a mí mismo de que el viejo Raniero no existe y ella no necesita saber sobre él. —De todas las cosas que me dijo esa noche, esta confesión parecía ser la que le hacía más miserable—. Por supuesto, me estaba engañando a mí mismo y, peor aún, a ella. —Yo también me he engañado a mí misma —le dije—. Y a Lucius, pretendiendo hacer como que puedo manejar esta vida. No te sientas tan mal. —Quiero que no le digas a Mindy mi historia —agregó—. No hay ninguna razón ahora. —Sólo si estás seguro de que no hay nada entre vosotros. Porque si lo hay, tendré que decírselo. Podría decir que decir eso le hirió. —Estoy seguro. No hay nada. Entonces, mientras Raniero giraba el pomo de la puerta, se dio la vuelta una vez más.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

147

—Se me ha olvidado decirte la historia de cómo casi destruyo a Lucius, por órdenes de Claudiu. Me quedé helada en mi sitio. —Sí… ¿qué ocurrió? Raniero abrió la puerta y se encogió de hombros otra vez. —Claudiu se limitó a jugar con la idea de que yo pudiese subir al trono. Por ser el único hijo de un Vladescu de pura sangre —la hermana del padre de Lucius— Soy el siguiente en la línea para gobernar. Pero esa historia otro día, ¿vale? ¿El siguiente en la línea?, ¿y Claudiu…? Estaba demasiado sorprendida para hablar y Raniero me dejó con la boca abierta y mucho sobre lo que pensar, desde los juicios para la sucesión hasta esa escalofriante revelación, sobre que yo no era la única que alucinaba en ese castillo… y sobre las horribles consecuencias que sufrió el primer vampiro que veía cosas.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

148

Capítulo 49
Lucius
Traducido por kat880 Corregido por moonse

Raniero:

De los varios lujos que sin duda vendré a extrañar (libertad, luz… sustento) como un prisionero en mi propia casa, la tecnología ya está probando estar arriba en la lista de cosas que más anhelo. A propósito omití la compañía de mi esposa de esta lista; palabras como «Anhelo» o incluso «extrañar» son inadecuadas para explicar cómo ya me siento de ser forzadamente separado de Antanasia. ¿Quizá no hay descriptor incluso en mi sustancial vocabulario? Ponderando sólo aquellas perdidas las cuales puedo expresar, tendría que decir que los e-mail, el internet, y las varias «aplicaciones» en mi celular constituyen mis mayores molestas privaciones. Una y otra vez me encuentro a mí mismo buscando por mi Vertu Signature con la intención de comerciar una acción, chequeando el estado de asuntos globales y, admitiré, jugando el juego ocasional de polo virtual. Luego me descubrí a mí mismo recordándome que no hay «bares» detrás de los barrotes subterráneos, y debo recurrir a la única diversión disponible, la cual consiste en patear a una rata persistentemente agresiva quien aparentemente cree que tiene derechos de ocupante ilegal en esta deprimente esquina del mundo. La pelea por la supremacía ocurre incluso aquí. Quizás es librada más fervientemente cuando las estacas son sólo un mendrugo. Más penosamente, estoy reducido a subrepticiamente a «Pasarte una nota», como si ambos estuviéramos en la secundaria Woodrow Wilson. Y créeme, Raniero, eres afortunado de haberte perdido esa experiencia. Podrías haber sufrido un golpe de conmoción-inductiva en el estado Vladescu, pero al menos nunca soportaste un año de «Conceptos de salud» con el instructor de educación física substituto Vic Baker. Imagina, un curso entero obligatorio dedicado a fomentar individualidades maduras de cepillar sus dientes, ¡mientras que economía era un electivo!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

149

Cuando el sistema financiero americano colapse de una vez por todas, al menos los habitantes tendrán dientes brillantes para rechinar sobre sus destinos auto-inducidos. Y aún así a regañadientes admitiré que la preparatoria tiene cierto encanto, en comparación a mi actual vivienda. Raniero… la situación es mala. No tengo idea cómo la sangre de Claudiu vino a manchar mi arma, pero el complot desarrollado, mientras comencé a unir las piezas, muestra promesas de ser convincente, de decir al menos. Para orquestar mi destrucción empleando mi propia insistencia sobre el imperio de la ley contra mí… tiene cierta elegancia que podría apreciar más si no acabara de patear una rata. Pero como reflexiono, a veces «rebotando ideas» mi compañero mientras él rebota mi pie, también me pregunto sobre la sabiduría del perpetrador en elegirme a mí como primer blanco del esquema. Tú y yo fuimos educados como cazadores, Raniero, y la primera lección que el depredador aprende es acabar con la presa más débil primero. Luego, alimentarse de esa víctima, uno tiene la fuerza para perseguir la presa más potente. No deseo pintar a Antanasia como débil —aunque ella cada vez se percibe a sí misma como tal— pero los dos sabemos que yo soy un blanco más formidable, y jugaré este juego despiadadamente como cualquier oponente. (Ante el riesgo de expresar arrogancia, más despiadadamente y con más habilidad). Entonces, la pregunta es: ¿El vampiro el que intenta socavarme es increíblemente valiente y poderoso, o simplemente imprudente? O ¿es el complot tan retorcido que estoy olvidando de algo enteramente? ¿Un final que no he imaginado aún? Estas son las preguntas que necesitamos responder y expeditamente, hermano. También necesito que «difundas la palabra», tranquilamente, que si le hacen cualquier daño a Antanasia durante mi encarcelamiento, no sólo echaré abajo estas paredes piedra por piedra, pero —una vez liberado— destrozaré la ley y destruiré, con gran satisfacción, a cualquiera que despierte en mí incluso la más leve sospecha. En efecto, si tanto como uno de los cabellos de la cabeza de mi esposa es perturbado mientras no

BETH FANTASKEY

FORO AD’

150

puedo protegerla, este reino verá venganza que será recordado en los libros de historia para ser leídos por los muy pocos que queden en pie.

Lucius.

P.D: Notarás que he decidido mantener correspondencia contigo y no con Antanasia. Desde que no tengo permitido visitantes, no existe en la actualidad ninguna norma vigente respecto si me puedo comunicar en forma escrita. Sé que tú, como un experto en subterfugios, no tendrás problemas intercambiando cartas sin llamar la atención a esta «Zona gris». Además, debo empezar a parecer débil o incluso incoherente, sólo preocuparía a Antanasia y la distraería de sus deberes los que ahora debe asumir valientemente. Es mejor para ella no ser testigo como yo — vamos a ser francos— inevitablemente desfallezco; si mi encarcelamiento continua. En breve, es requerida tu completa discreción con respecto a nuestra comunicación.

P.P.D: Si tu respuesta pudiera incluir una breve actualización para ponerme al corriente de la NBA, sería muy apreciado, también.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

151

Capítulo 50
Mindy
Traducido por kat880 Corregido por Lutte

Alguien me sacudió para despertarme en lo que parecía la mitad de la noche, estaba a punto de gritar hasta que vi a Jess sentada en mi cama. De hecho, casi grité entonces de cualquier manera, porque ella realmente lucía como el infierno. Como si no hubiera dormido en toda la noche, lo que difícilmente tampoco yo había hecho, porque no hay nada como una ventisca en una montaña Rumana, incluso cuando estás en un castillo de piedra. Luego recordé todo lo que había sucedido y me sentí mal por incluso pensar sobre como el cabello de Jess estaba en nudos. —¿Qué pasó? —pregunté, moviéndome a un lado en la cama. Cogí mi reloj de Hello Kitty y vi que de hecho eran las 7:00 am hora rumana—. ¿Cómo fue la reunión? —Fue horrible —dijo. —Se llevaron a Lucius y está detenido en confinamiento aislado. —Ella tenía una mirada rara en su rostro—. Y sin sangre, lo que no esperaba. —Oh, Dios, Jess. Lo siento. Aunque no sé qué significa la última parte. —Él… nosotros… no podemos durar mucho sin sangre —me dijo—. Nosotros —los vampiros— entramos en algo peor que un coma. Wow, su vida parecía ir más y más terrible y yo ni siquiera sabía qué decir. Sólo hice algo de espacio para ella en la cama, y subió como si fuéramos niñas en una fiesta de pijamas nuevamente. Cambió el tema de todos modos. —No vine aquí realmente a hablar sobre Lucius. Principalmente quería preguntarte sobre Raniero. Sobre qué pasó entre ustedes dos y qué es lo que piensas sobre él. Realmente.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

152

Supuse que no había más sobre esconder ese desastre. Ese caliente, caliente desastre. —Debí decirte meses atrás —dije—. Pero estaba avergonzada porque dejé tu recepción para liarme con él. —Me puse algo roja—. Eso no fue genial. —Está bien —prometió. Era bueno verla sonreír, incluso sólo un poquitito—. Sé lo que es ser conquistada por un vampiro en esmoquin. —Sip, excepto que Ronnie no siempre llevaba el esmoquin. —Recogí el diseño folclórico de mi manta. —También debí haberte contado que él como que se devolvió a Pennsylvania conmigo por un tiempo. —Miré hacia arriba para ver si estaba sorprendida, lo estaba—. Chocó con un puñado de drogadictos que tenían una banda en Lancaster, salimos y nos besamos, mucho. Me puse triste, maravillosos escalofríos sólo pensando sobre eso. Había sido tan irritante y tan bueno. Los ojos de Jess estaban enormes. —No hiciste… él no te mordió nunca, ¿verdad? —No, no soy vampiro. —Eso sonó mal y le di la mirada más apenada del mundo—. No quise decirlo como sonó. —En todo caso, estaba molesta que él nunca ni siquiera lo ofreciera. Pero Jess estaba acostumbrada a mí metiendo mi pie en mi boca. —No me siento ofendida. —Como sea… —Me encogí de hombros—. No funcionó. —¿Qué sucedió, exactamente? —Dios, ¿qué no sucedió? —Comencé a contar todo con los dedos de mis manos—. Él no consiguió trabajo. No cortó su cabello. Y nunca tuvo dinero, aunque sus padres son súper ricos. —Sip, he oído eso. —Luego ella, como que, me puso bajo un microscopio—. ¿Alguna vez él lució… peligroso? Como, ¿violento?— Tenía el corazón medio roto, pero aún así tuve que reír. Por un segundo. De una manera triste. —Jess, la peor cosa que él no hizo fue defenderme cuando uno de sus estúpidos compañeros de habitación me acusó de robar pizza del

BETH FANTASKEY

FORO AD’

153

refrigerador, incluso cuando yo la compré. Yo y el drogadicto tuvimos esta gran pelea, él me empujó y fue como Ronnie, ¿viste eso? Y todo lo que mi novio hizo fue decir, en su loco acento: «Lo siento, Mindy Sue, pero no puedo hacer nada». Luego se alejó y yo me fui, también. ¡Y eso fue todo! —Suspiré—. Él es un vago igual que mi papá, de cualquier forma. Nunca iba a trabajar. —¿Raniero realmente sólo se alejó, luego de que fuiste empujada? —Sip. —Estaba tan avergonzada de decir eso a una chica que estaba casada con Lucius Vladescu, que aplana a Frank Dormands. Y no capté por qué Jess dijo: —Bien por Raniero. —Me miró de nuevo, realmente cerca. —¿Y estás segura que él nunca lució al menos un poco violento? —Jess, él nunca si quiera se ofreció a morderme. —Agarré una de las millones de almohadas en la cama y la golpeé contra mi estómago—. Esa fue realmente la peor parte, a decir la verdad. —Le di un gran encogimiento de hombros al estilo de Raniero—. Supongo que él sólo no quería compromisos. No estaba segura qué dije, pero fue como si Jess tomara una decisión sobre algo, y dijo: —Estoy realmente apenada que no funcionara para ustedes dos, pero gracias por decirme todo. Necesito saber quién está viviendo en mi castillo ahora que Lucius no está aquí para guiarme. —Oh, conozco a Raniero Jess y créeme, él es el chico más agradable del mundo. Un holgazán sin ambición, pero agradable. Quería sentarme ahí y hablar, quizá pedir el desayuno a la cama, pero de pronto hubo un golpe en la puerta, y la próxima cosa que supe, de alguna manera la nueva amiga de Jess, Ylenia estaba ahí con nosotras —a las malditas 7:15 am— y diciendo, a su manera que estaba apenada pero no apenada en lo absoluto. —Siento interrumpir, pero te seguí la pista, Antanasia. Tenía miedo que olvidaras que te necesitamos para planear un funeral hoy. Se supone nos encontraríamos en la oficina de Lucius a las siete. —Oh, Dios, lo olvidé. —Aunque ella aún lucía cansada, Jess se apresuró en salir de la cama como si Ylenia fuera el jefe—. Lo siento, Min —dijo—. Hablaremos más, más tarde. Quizás almorcemos, ¿está bien?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

154

—Sip, seguro. —Pero estaba midiendo a la prima de Jess, quien lucía como si hubiera dormido bien. —Hey, Jess —dije, antes que ella y su nueva amiga pudieran salir de la puerta—. Si van a usar la oficina de Lucius, ¿puedo usar la tuya? Lucía sorprendida pero dijo: —Claro, supongo que sí. Miré a Ylenia, quien le estaba ordenando a Emilian en rumano como si ella fuera su jefe, también. —Gracias. Sólo quiero buscar en Google algunas cosas. —O a alguien. Sólo esperaba poder descubrir cómo deletrear el nombre de esa chica bien.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

155

Capítulo 51
Antanasia
Traducido por kat880 Corregido por Lutte

Mi tío Dorin estaba esperando por nosotras afuera de la oficina de Lucius, e inclinó la cabeza mientras Ylenia y yo nos acercábamos. —Lo siento tanto sobre Lucius. Sentí como si hubiera jugado un rol… Era irracional estar enojada con él sólo por decir la verdad —él no tuvo opción, y yo lo puse en el lugar— pero no podía evitar sentirme un poco acongojada por la manera en que sus palabras habían ayudado a llevar a Lucius a tan terrible posición. Pero por supuesto dije: —Está bien. —Abrí la cerradura de la puerta y cambié el tema—. Sé que Lucius tiene el libro correcto aquí. Sólo tenemos que encontrarlo. —Sí, sí —dijo Dorin—. Comenzaré a buscar. —Se supone deberíamos estar buscando en la repleta estantería de libros por algo llamado: Carte de Ritual: Nasterea, Moartea, si Casatorie, pero fui al escritorio, me senté, y sacudí el ratón en el laptop de Lucius así apareció su e-mail otra vez. Había por lo menos seis mensajes con fecha de la mañana de la muerte de Claudius entre mi marido y alguien con el nombre de pantalla nightsurfer3, quien tenía que ser Raniero. No podía imaginar a ningún otro «nightsurfers» que él conociera. —Ya lo encontré. —Miré hacia arriba para ver a Ylenia tirando de un libro que era casi tan grande como ella. Medio esperaba se cayera de espaldas cuando se desplomó este en sus brazos, pero parecía cogerlo fácilmente y entregárselo a Dorin, quien lo tiró sobre el escritorio, casi aplastando el laptop. Empujé el computador hacia un lado mientras mi tío decía: —La misa de funeral Anciano. es de hecho muy simple, incluso para un

BETH FANTASKEY

FORO AD’

156

—Los vampiros son grandes en las ceremonias, pero no exageramos toda la cosa del luto. —Suspiró—. Y vamos a afrontarlo, para muchos de nosotros, no hay mucho bueno que decir, realmente. Los Elogios tienden a ser cortos e incómodos. Pregunté a ambos Ylenia y Dorin, los que estaban amontonándome un poco. —Supongo que, ¿yo estoy a cargo del Elogio? Mi prima asintió y sus rizos se sacudieron. —Sí, el soberano reinante debe pronunciar el Elogio para un Anciano. Lucius pronunció el de mis padres. —No es que no crea Ylenia… —Giré mi silla hacia Dorin—. Pero ¿estás segura que yo tengo que dar el discurso? ¿No hay forma de salir de él? Me sentía mal que Claudius se hubiera ido, pero no cambiaba el hecho que él me odiaba. ¿Qué diría? —Aprecio la forma en que él no me había destruido… aún. Él parecía feliz con sólo socavarme a mí y a Lucius. Hablar de corto e incómodo. —Bueno, podemos verificarlo. —Dorin abrió el Carte de Ritual—. Supongo que es posible. Había visto el Libro de Ritual: Nacimiento, Muerte y Matrimonio antes de mi boda. No había entendido nada del Rumano en ese entonces y no comprendía mucho más ahora. —Tendrán que leerlo para mí —les recordé a ambos. —Sí, estoy feliz de hacerlo —asintió Dorin. Corrió un dedo hacia abajo a lo que era aparentemente la página apropiada, traduciendo fragmentos—. Vamos a ver… el rito de funeral para un Anciano… ataúd ébano… vista ordenada del cuerpo… campanas… —Luego hizo un pausa y frunció el ceño, leyendo más cercanamente, para mi decepción—. Sí, me temo que el miembro del clan de la más alta categoría debe dirigirse a la concurrencia antes del entierro. Y desde que Lucius no asistirá, por razones obvias… Él se fue callando, él y Ylenia compartieron miradas incomodas. Lancé mi mirada entre ellos. —Los dos creen que él es inocente.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

157

—Sí, ¡Sí! —asintió Dorin, demasiado rápidamente. Luego añadió, más sinceramente—. Lucius no es imprudente. Él no actúa con rabia, y es demasiado ambicioso para arriesgar su —el de ustedes— futuro en un momento, si incomprensiblemente, se impulsa a destruir a alguien que desafía su autoridad como hizo Claudiu. ¡Lucius seguiría los canales apropiados si quisiera castigarlo como un insubordinado! No era exactamente la defensa más cortés de carácter del mundo. Mi marido no mataría a alguien porque arruinaría su carrera, pero sabía que Dorin sólo podía ver a Lucius como un gobernante que era a menudo desdeñoso con él. ¿Por qué no podían ser amigos? Lucius podría utilizar otro aliado, también. —Estoy segura que convincentemente. Lucius es inocente —dijo Ylenia, más

Le di una mirada agradecida. —Gracias. —Luego me giré sin poder hacer nada al libro extendido ante mí—. Ahora si uno de ustedes pudiera por favor continuar leyendo… Ylenia y Dorin compartieron una mirada otra vez y mi tío puso su mano en mi hombro. —¿Por qué no descansas un momento? —sugirió. —Has tenido unos días difíciles —añadió Ylenia—. Dorin y yo podemos traducir todo lo que necesites saber y escribir un resumen, en inglés. Quizás incluso podamos sugerir para el elogio. —Sí —estuvo de acuerdo Dorin—. Podemos ocuparnos de todo y decirle a Flaviu todo lo que él debe saber, también. Sabía que debía quedarme con ellos, pero estaba exhausta. Y para ser honesta, no quería pensar sobre aquel Elogio… o lidiar con Flaviu. —Gracias. Eso sería estupendo. Me puse de pie para irme, pero Dorin continuaba con su mano en mi hombro. —¿Quieres que ordene la cena, Antanasia? Sé que el cocinero no habla inglés. Me sonrojé, deseando no haber confiado eso una vez, esperando sorprender a Lucius, había terminado pidiendo un plato rumano apropiadamente llamado saramură de crap. Lucius había reído cuando lo vio en su plato.

BETH FANTASKEY
—¿Realmente, Antanasia? —había bromeado.

FORO AD’

158

—¿Carpa en salmuera? ¡Me hiciste creer que pedi lentejas! ¡Los Vladescu no comemos alimentadores del fondo! Sólo el pensamiento de Lucius —especialmente arruinó cualquier apetito que pudiera haber tenido. Lucius riendo—

—No quiero realmente cenar. Sólo me voy a ir a recostar. Luego dejé a mis parientes solos para hacer mi trabajo, mientras Emilian me escoltaba de vuelta a mi habitación, caminando delante de mí, aunque yo ya conocía la ruta para entonces. El castillo, cubierto de fuertes nevadas —y sin Lucius alrededor— parecía extra silencioso y cuando Emilian dobló la esquina, estuve de pronto muy consciente que tenerlo a él guiándome a lugares, en vez de seguirme, había dejado mi espalda expuesta. Era una espeluznante y vulnerable sensación y cuando miré sobre mi hombro un par de veces, pude haber jurado que vi una figura siguiéndome en las sombras. O quizá sólo estaba alucinando otra vez.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

159

Capítulo 52
Mindy
Traducido por NyxZ Corregido por Lutte

—De algún modo, sin suerte en todo caso terminé sin un guardaespaldas, y me tomó una eternidad encontrar la oficina de Jess. Debí haber probado cincuenta puertas y dicho: —¿Princesa? ¿Oficina? —A veinte chicas que supuse que eran empleadas domésticas, por la manera que ellas estaban todas quitando el polvo y correteando alrededor. Después de lo que pareció como una hora, finalmente abrí una puerta y vi un gigantesco escritorio con una fotografía muy dulce de Ned y Dara Packwood sonriéndome a mí desde un marco dorado. El diccionario de Rumano-Inglés de Jess estaba allí, también y pensé que ella debía llevar eso a todos lados en su bolsillo. Sentándome en la silla grande, me giré hacía su MacBook y solo me tomó tres intentos descubrir su contraseña del ordenador, la cual era, eh ¡Lucius 1! Quiero decir, ¿el nombre de su marido y un número? La única parte que me desconcertó fue el signo de exclamación, el cual no era como Jess en absoluto. —Continua no muy astuta, Sra. Vladescu —dije en voz alta. Unos pocos segundos más tarde, podía entrar en cada uno de los millones de programas de su Mac tuneado y a Internet, donde me tomó un rato escribir «Ylenia Dragomir» correctamente. Pero finalmente lo conseguí y al principio pensé que debía estar equivocada. No había casi ningún resultado y la única cosa que encontré era sobre su tiempo en el internado. La Academia Lanier tenía todos sus viejos anuarios on-line y había fotos de Ylenia de cada año que ella estuvo allí. Se veía para mí como si ella probaba cada grupo en el libro y nunca se integraba. Allí ella estaba colocada al lado de las Estrellas de Ciencia, y después al fondo de un montón de animadores y en su año juvenil. Supuse que

BETH FANTASKEY

FORO AD’

160

antes que «su dinero se agotara» parecía como si ella totalmente se rindió y solo se colocó con los marginados y drogadictos, porque ella estaba sola en una fotografía y era una imagen al azar de unos chicos en las gradas, luciendo deprimidos. La galería de los fracasados. Podrías solamente decir que la mitad de ellos se alegró del minuto en que el fotógrafo se fue. Todos ellos se veían para mí como los viejos compañeros de habitación de Raniero. Debió haber apestado para ella, pero eso no era lo que había esperado encontrar, como una fotografía de ella apuñalando a alguien. —Vamos, Min —me dije a mi misma—. ¡Haz algo de investigación por una vez en tu vida! —Y quizás realmente debería haberlo intentado más duro en la escuela, porque con todo no me llevo mucho tiempo encontrar un diario llamado ¡Splash Romania!, el cual lucía como el Enquirer por esta zona y donde encontré otra, muy diferente fotografía que guardé bajo llave en mi cabeza, sabiendo que nunca había que olvidar eso. No era la forma en que se veía Ylenia, exactamente. Era principalmente con quién estaba ella lo que me hizo inspirar aire como si hubiera acabado de expulsarlo. Cuando esa fotografía estuvo grabada dentro de mi cerebro, navegué por Amazon, donde sabía que dos ratones de biblioteca como Jess y Lukey tendrían a un solo clic comprar y usé su tarjeta de crédito para comprar a Jess un regalo que iba a recorrer un largo camino para hacer de ella una verdadera Princesa Rumana. Y no era un nuevo vestido o tiara o cetro, como habría pensado unas pocas semanas antes. Lo que le compré por $69.95 además de $38.00 más por el más rápido transporte internacional, fue poder.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

161

Capítulo 53
Raniero
Traducido por Lady_Eithne Corregido por Lutte

Lucius:

Siento enterarme que estás sufriendo incluso un poco de privación en tu cautiverio. Si pudiera ocupar tu lugar, lo haría. ¡Me gustaría mucho meditar con sólo una rata por compañía! ¿Ayuda pensar en las palabras del venerable Cheng Yen? «La felicidad no viene de tener mucho, sino de estar apegado a poco». Repito esta sabiduría a menudo en mi humilde casucha, recordándome a mí mismo que soy muy feliz con casi nada. Mejor, para alguien como yo, tener arena corriendo por unos dedos por otra parte vacíos, que sangre en unas manos llenas de dinero, ¿sí? Así y todo, ¿quién es Raniero Lovatu para decirle a un Príncipe que deje a un lado deseos mundanos? ¿Especialmente cuando duermo tan confortablemente en una cama suave a tus expensas? (¡LOL!)13 Por supuesto, estoy seguro que de no deseas la sabiduría de los filósofos chinos, sino noticias sobre tu esposa, a quién cuido como haría por mi propia vida, si yo aún la valorara. Duerme en paz esta noche, Lucius. Antanasia no llora, incluso delante de amigos y eso dice mucho de ella, creo yo. Ella es más fuerte de lo que quizás incluso tú crees, hermano mío. Tú me aconsejaste, muchas veces, en materia de ropa y también así me atrevo yo a ofrecerte palabras para tu consideración. No os deseo esta experiencia a ninguno de vosotros, pero, ¿te preguntas si tu mujer no llegará a llenar su papel como Principessa14 más rápido

LOL: Abreviatura de Laugh Out Load (reírse en voz alta). Expresión muy utilizada en todo el mundo, sobre todo en mensajes de texto, emails y chats para expresar que algo nos hace reír a carcajadas. 14 Principessa: Princesa en italiano.
13

BETH FANTASKEY

FORO AD’

162

cuando no está a la sombra del gran roble que es Lucius Vladescu? Todas las cosas se vuelven más fuertes con la luz del sol y el viento, ¿sí? Es algo que meditar durante tus horas de silenciosa compañía con tu amiga rata, ¿no? ¿También piensas en intentar coexistir y no PATEAR, Lucius? Que sepas también que investigo, como me instaste. Por supuesto que Raniero encontrará al verdadero asesino. Imagino que como coleccionista de dichos americanos, estarás pensando ahora: Hace falta uno para conocer a otro15. ¡Y estarás sintiéndote aliviado! LOL, muy tristemente. Incluso creo que ya he contestado a una de tus preguntas. Hay una buena razón por la que tu rival te elige como su primera presa. Teme el castigo sobre el que escribes, si algo le ocurriera a tu esposa antes. ¡Estoy temeroso, apenas leyendo tu último messaggio16! Y así resolvemos una parte del puzzle y rápidamente. El gran acertijo es, ¿hacía qué fin va esta conspiración? ¿Y por qué eludimos un debate sobre el hecho de que yo soy el sospechoso más aparente, como tu sucesor legal en la línea por el trono? R.

It takes one to know one: frase de inglés estadounidense que significa que la persona que critica tiene similares faltas a las de la persona que está criticando. También se usa “it takes a thief to catch a thief ” (hace falta un ladrón para atrapar a un ladrón). 16 Messaggio: mensaje en italiano.
15

BETH FANTASKEY

FORO AD’

163

Capítulo 54
Antanasia
Traducido por Lady_Eithne Corregido por Lutte

La mañana del funeral de Claudiu Vladescu —y quinto día de la encarcelación de Lucius— amaneció de una forma que me recordó al fallecimiento en sí mismo. El día era gris, frío y húmedo, con un olor casi enmohecido en el aire, como si las pocas personas lo suficientemente valientes como para vivir en la diseminación de casas del valle a la sombra de nuestro castillo estuvieran quemando madera podrida en sus fogones. Empujando la pesada ventana para abrirla, me incliné hacia fuera y vi humo ondeando desde las chimeneas que estaba ocultas por los árboles, y mi constante compañero, el miedo, me agarró incluso más fuerte de lo habitual. «Afortunados los humanos, quienes hoy harán cosas humanas normales». «¿Seré capaz de recordar las palabras que he memorizado? » —Jess, ¿estás preparada? —Me volví para encontrar adentrándose en el vestidor—. Es casi la hora, ¿verdad? a Mindy

—Sí… Sí. —Estiré el brazo hacia fuera y tiré de la ventana cerrándola antes de que ambas nos congelásemos. Luego me giré y alisé mi vestido negro, que era largo, liso y estaba hecho de lana pesada, porque tendría que caminar hasta el lugar de la sepultura después de mí panegírico—. ¿Qué opinas? Min ladeó su cabeza. —Imagino que así es como se supone que debes lucir. —Su mirada viajó hacia mis rizos—. Pero hagamos algo con tu pelo. Me di cuenta, entonces, de que ella estaba arrastrando un pequeño equipaje de mano con ruedas que reconocí de mi boda: el salón ambulante de Mindy Stankowicz, que estaba probablemente mejor equipado que muchos de los verdaderos salones de belleza.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

164

También me di cuenta de que estaba vestida de negro, de alguna manera se las había arreglado para conjurar entre sus otras maletas un atuendo adecuado para un funeral. —Mindy, tú no tienes que venir. Se acercó y me agarró los hombros, empujándome hacia la silla en frente de mi tocador. —Por supuesto que voy a ir a apoyarte, Jess. Tú me habrías dado clases de Arte del Renacimiento y de Pensamiento Crítico si no estuvieras tan ocupada gobernando una especie de país, ¿verdad? —Por supuesto. —Mientras ella agarraba mi barbilla para estabilizar mi cabeza, añadí—: gracias. Pero Mindy ya estaba trabajando a su manera rápida y eficiente. —Te voy a dar un aire total de Princesa Grace. Retirado hacia atrás, muy tirante y serio. —Confío en ti. —Pensé en Raniero y en la decisión que yo aún no había tomado. ¿Confío en él? —¿Min? Tiró de mis rizos para someterlos. —¿Sí? —Dijiste que Raniero ni siquiera te ofreció hacerte vampiro… Sus manos se detuvieron. —¿Sí? —¿Realmente… lo habrías hecho? ¿Convertirte en uno por él? ¿Cómo yo hice por Lucius? Sus dedos excavaron más fuerte dentro de mi pelo. —No lo sé. Realmente no lo sé. —Se encogió de hombros y empezó a trabajar otra vez—. Ya no importa ahora. Él terminó con todo. Apenas me podía mover, tenía mi cabeza atrapada tan firmemente, pero me las arreglé para ver su cara y me di cuenta con una sacudida… Ella lo ama. Mindy Stankowicz claramente no quería hacerlo, pero amaba a un hombre que creía que era un hippie sin ningún propósito al igual que

BETH FANTASKEY

FORO AD’

165

su perdedor padre pero que realmente era el asesino vampiro más grande del mundo y segundo en la sucesión al trono de mi marido, un hecho que me había mantenido despierta durante las últimas noches. ¿Raniero quería secretamente ser rey? ¿Son el voto de pobreza y el tema del pacifismo toda una estratagema? ¿Ocultan las proclamaciones de hermandad un corazón traicionero? Está condenado por gritarlo en alto y ha matado sin provocación… Necesitaba decidir qué, exactamente, creía acerca del ex de Mindy. Y al mismo tiempo, tenía que convencerla de que lo mantuviera de esa forma. Ex. —Bueno, realmente es una buena cosa que vosotros dos rompierais, ¿verdad? —Sí. Definitivamente. —Aunque no sonaba segura. De pronto, sus manos se movieron incluso más rápido, y unos pocos segundos después me giró completamente hacia el espejo y vi que mi pelo parecía adecuadamente serio para un funeral. Pero mi rostro estaba demacrado y mis ojos estaban exhaustos y atormentados y… solitarios. Necesitaba a Lucius. Necesitaba sangre pero no podía dármela a mí misma para beberla. —¿Cómo de débil está Lucius ahora? Raniero predijo que empezaría a deslizarse hacia el luat antes de que pasara una semana, y habían pasado cinco días desde que bebió. Lucius era definitivamente fuerte, pero conocía a mi marido y tenía un enorme apetito por… mí. Levanté la mano y toqué mi garganta donde sus dientes se habían hundido. Siempre parecía como si él se contuviera, sin tomar nunca tanto como realmente quería. Y en Pennsylvania, raramente había estado sin un vaso enorme, incluso en el instituto. ¿Podría su cuerpo —y su mente— estar ya apagándose? Mindy debió haber pensado que estaba frunciendo el ceño por mi aspecto, porque dijo: —Te ves genial. En serio. —Mi pelo se ve genial, gracias a ti. —Pero yo me veo aterrada y cansada—. Y este día es muy importante. —Me volví para encararla.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

166

—No es sólo acerca de enterrar a Claudiu. Tengo que probarles a todos que estoy preparada para gobernar, porque un montón de los nobles que finalmente votarán sobre mi aptitud para ser reina estarán allí. Tengo que hacer esto bien por Lucius. No podría incluso dejarme a mí misma considerar que no llegaríamos a esa votación. —¡Ey, Jess! —Min agarró mis hombros y los sacudió—. Tú eres la chica que llevó a los empollones de matemáticas de Woodrow Wilson hacia las semifinales regionales. ¿Y recuerdas el año que aquella vaca que criaste, Stinky, siguió hasta el final en la muestra estatal de granjas? —Su nombre era Sammie —le corregí—. Sólo tú la llamabas Stinky17. De pronto, la total absurdez de nuestra conversación —sin mencionar lo patéticos que eran mis «logros»— pareció golpearnos a ambas y todo mi stress estalló en una oleada de risa histérica que barrió también a Mindy. Ambas nos desternillamos hasta que yo lloré. Luego grité hasta que realmente lloré y Min me abrazó, prometiéndome: —Va a estar bien, Jess. Lucius va a estar bien. Y tú vas a hacer esto hoy. Lo harás. Me di cuenta de que no era siquiera una cuestión de hacer un gran trabajo. Probablemente ambas sabíamos que tan sólo superar el funeral sería una victoria. —Así lo espero. Min estaba justamente soltándome cuando alguien llamó a la puerta, y yo recobré la compostura lo suficiente para decir: —Adelante. Por supuesto, serían Dorin e Ylenia, viniendo a asegurarse de que iría al funeral. Pero después de limpiarme los ojos otra vez, vi que mi tío llevaba algo en sus brazos, acunándolo como a un bebé. Sintiéndome incluso más angustiada, no queriendo reírme para nada nunca más, alcé la vista hacia Min e, incluso pensando que quería que se quedara, le dije: —Creo que es mejor que te vayas ahora. —Porque aunque ella estaba enamorada de un vampiro y me había visto derramar y beber sangre en mi boda, no quería que ella me viera beberla así.
Stinky: Apestosa, que huele mal.

17

BETH FANTASKEY

FORO AD’

167

BETH FANTASKEY

FORO AD’

168

Capítulo 55
Antanasia
Traducido por Patri159 Corregido por FranÁngel

—No lo sé… quizá debería esperar hasta después del funeral. Sin embargo, Dorin ya estaba vertiendo el líquido espeso, casi negro, en una pequeña copa de plata que me recordó a la que había cogido bajo mi abierta muñeca antes de la boda para que Lucius pudiese beber mi sangre en la ceremonia. Me habría gustado que hubiese traído un vaso diferente. —No, no, Antanasia —protestó a su manera suave. Sin embargo, su mano temblaba mientras lo vertía, como si no estuviese seguro de que esto estaba bien—. No creo que sea prudente esperar. Necesitas fuerza para el día de hoy. —Como si me importase, añadió—: Y esta es una maravillosa cosecha de las bodegas. ¡A muchos les encantaría probar esto! Necesitaba sangre, pero mire a la copa con aversión. —No se trata del sabor. Ylenia dio un paso adelante y entonces le dijo a Dorin: —¿Nos dejas un momento, por favor?, ¿lo harás? —Sí, por supuesto. —Mi tío parecía contento de retroceder hacia una esquina—. Tómate tu tiempo. Ylenia se acercó y me habló demasiado bajo como para que Dorin no lo escuchase. —No entiende cómo te sientes, porque no creo que alguna vez haya estado enamorado. Me quedé mirando la copa, llena de la sangre de un extraño. —No, no lo entiende.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

169

—Pero tiene razón sobre que necesitas hacer esto. —Descansó su mano en mi brazo—. No te sientas mal, Antanasia. No es malo, si Lucius no está aquí. Tienes que hacerlo. Le miré a los ojos, del mismo color que los míos y no sólo vi simpatía, si no auténtica comprensión y de repente recordé la pregunta que Mindy había planteado. ¿Quién mordió a Ylenia? ¿Por qué no tenía un compañero? Porque si ella era una vampira completa, sus colmillos tendrían libertad para crecer y cambiaría por el mordisco de un hombre, ese era el momento más cercano a lo sagrado que tienen los vampiros. Mi boda había sido un reconocimiento público de nuestro compromiso, pero nuestro momento de intimidad había sido aún más importante. Lucius me dijo, antes de hundir los colmillos en mi garganta, Esta es la eternidad, para nosotros. A partir de eso momento, yo sólo tenía que beber de él y él de mí. —Está bien —prometió Ylenia de nuevo—. Tienes que beber así, si estás sola. Lucius lo entendería. Te dijo que lo hagas así. La comprensión de sus ojos me dio el coraje para alcanzar la copa. —Lo sé. Sé que tienes razón. Luego dio un paso atrás y levante la copa rápidamente, porque tenía miedo de que al dudar no fuese capaz de hacerlo. La sangre tenía un sabor amargo y ácido que me atragantó cuando tocó mis labios. Había oído hablar a vampiros sobre las increíbles cosechas que hacían y sabía que probablemente Dorin la había cogido de la mejor bodega de Vladescu para mí, pero mis hombros se agitaron mientras la sangre pasaba sobre mi lengua. No era el sabor lo que me agitó, o la idea de beber sangre en general, porque hice eso todo el tiempo. Era el sentimiento de que estaba rompiendo mis votos, no importaba lo que Raniero o Ylenia o Dorin decían. Estoy traicionando a Lucius… otra vez. Traicionándole… —Sólo tienes que tragar —susurró Ylenia, tocando mi hombro—. Traga si tienes que hacerlo. Está bien. Asentí, puse la copa en mis labios otra vez e hice lo que me dijo. Bebí rápidamente, vaciando el vaso, como dando un golpe bajo a mi vanidad,

BETH FANTASKEY

FORO AD’

170

y me pasé mi mano sobre mi boca. Mis dedos se movieron y vi sangre en ellos. —Consigue un pañuelo húmedo, Dorin —ordenó Ylenia—. Ahora. —Sí, sí —dijo Dorin. Un momento después estaba secándome las manos y ambos parecían entender que no quería hablar más. Fuimos andando hacia la cámara funeraria y mi cuerpo se iba sintiendo más fuerte, pero no podía dejar de pensar que tenía que haber esperado hasta el entierro, confiando en mis instintos familiares sobre mis parientes, porque estaba hecha un lío al estar en mi primera comparecencia ante una gran concurrencia de mis temas.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

171

Capítulo 56
Mindy
Traducido por Patri159 Corregido por FranÁngel

Para ser un chico al que todo el mundo parecía odiar, Claudiu Vladescu atrajo a una multitud bastante grande. Yo estaba en el extremo de una cola de por lo menos un centenar de vampiros, todos vestidos de negro y arrastrando los pies hacia el ataúd para mirarlo, como el desfile más triste de todo el mundo. Me volví para ver al tipo que estaba detrás de mí. Bueno, para ser honesta, nadie parecía triste. Sólo un poco deprimidos por estar pasando un sábado con un cadáver en una enorme y espeluznante habitación. La sala funeraria era como una iglesia, con un alto y puntiagudo techo, pero no había estatuas ni nada. Sólo un montón de sillas de madera alienadas contra la pared y una mesa de piedra en medio de la sala, donde estaba el féretro y una pequeña plataforma de piedra en la que supuse que Jess se pondría de pie para hablar. Ni siquiera había ventanas, por lo que me sentía como si todos estuviésemos enterrados. No me podía creer que Jess realmente iba a hacerse cargo de todo esto. —Ejem. El vampiro detrás de mí se aclaró la garganta y vi que la cola se había adelantado sin mí. Di un paso hacia delante, y un segundo después fue mi turno para ver a Claude. Eché un vistazo dentro de la caja y no fue tan grave como pensaba. Parecía como si estuviese acordándose de la boda de Jess. Pálido, viejo y espantoso. Estaba cubierto por una tela negra, como una oruga sucia que nunca se convertiría en algo bueno. —Ejem. Le lancé una mirada al vampiro de atrás y dije: —Está bien, ¡me muevo! —Luego fui a buscar un asiento vacío y al sentarme busqué en mi bolso el teléfono para apagar el timbre, porque no quería interrumpir el gran momento de Jess. No es que alguien me

BETH FANTASKEY

FORO AD’

172

fuese a llamar. Jess y Ronnie lo hacían mucho. Y ahora se había reducido a Jess. Estaba pulsando el botón para silenciarlo, cuando de repente todo el mundo a mi alrededor empezó a hacer ruido. Todas esas sanguijuelas empezaron a parlotear como si el cuerpo se hubiese incorporado o una gran estrella de rock se hubiese parado para presentar sus respetos. Fui golpeada con un ataque de nervios por Jess y levanté la vista, esperando ver a la Princesa Antanasia Dragomir Vladescu caminar por las puertas dobles hasta el final de la habitación. Pero Jess no estaba allí todavía y me confundí totalmente, porque la estrella de rock por la que todo el mundo se estaba volviendo chiflado, susurrando como locos… Era mí ex novio, Raniero Vladescu Lovatu. De pie, delante de la urna, solo. En un traje.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

173

Capítulo 57
Antanasia
Traducido por Patri159 Corregido por FranÁngel

Dorin y Ylenia sólo podían ir conmigo hasta que tuviesen que ir a la cola para ver a Claudiu, así que me quede sola delante de la puerta que se utiliza para entrar en la sala funeraria. Mi corazón comenzó a palpitar más fuerte con cada paso que daba hacia esa cámara y estaba yendo tan rápido que tenía miedo de que pudiese explotar. El corazón de un vampiro no tendría que latir tan rápido. Me limpié la boca de nuevo, porque no podía deshacerme de ese sabor amargo a pesar de que mi lengua estaba tan seca como un hueso. No estoy preparada… Necesito a Lucius… Necesito a mi madre para que me diga que todo va a ir bien… Pero eso no ocurriría y de repente, desde el otro lado de la puerta, oí a la gente hablar inesperadamente alto y no tenía ni idea de qué estaba pasando, y no tenía tiempo ni para preocuparme, porque sin previo aviso, todavía no había aprendido la señal secreta, la puerta se abrió y estaba delante de una multitud todavía más grande de lo que me esperaba. Esto es todo. Mi primera aparición como Princesa desde mi boda, donde Lucius estaba conmigo. El ruido se paró en seco para unos 200 vampiros que estaban aquí no por respeto a Claudiu, sino a mí. Podía sentir lo curiosos que estaban, los que no me habían visto en persona, mientras miraba a lo largo de un mar de trajes negros y piel pálida, intentando tomarme mi tiempo, reunir mis pensamientos dispersos y encontrar algunas caras familiares. Mindy, que puso los pulgares hacia arriba entusiasmadamente. Raniero, que estaba de pie con la espalda contra la pared del fondo, con las manos erguidas y la cabeza erguida.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

174

Localicé a Ylenia, que me dio una ligera inclinación de cabeza, dándome ánimo y mi tío Dorin, que estaba sentado con los otros Ancianos. Puedo hacerlo, por Lucius, me dije a mí misma. Sube al podio, pide un minuto de silencio, escucha las campanas, luego habla. Entonces vi a Flaviu Vladescu, que logró fruncir el ceño y sonreír al mismo tiempo, como si no esperase verme fallar y mi mente se quedó completamente en blanco.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

175

Capítulo 58
Mindy
Traducido por Patri159 Corregido por FranÁngel

El mundo entero de los vampiros estaba mirando a Jess, y eso era como la primera vez que me di cuenta: Cielo santo, ella es realmente, honestamente, una PRINCESA. Claro, ella parecía una princesa en su boda, pero muchas chicas lo hacen. Y, sí, ella vivía en un castillo y tenía sirvientes. Pero cuando las grandes puertas se abrieron y mi mejor amiga se quedó sola vestida de negro y todo el mundo se puso de pies, sabía honestamente lo que significa ser una persona real. Y por primera vez, tenía que decir que yo estaba cien por ciento contenta de que ella fuese princesa y no yo. No me cambiaría de lugar con ella por nada de lo que hubiese en ese castillo, incluyendo los diamantes que estaba bastante segura de que ella tenía, incluso si no los llevaba puestos. También me quede mirando a Raniero, estaba de pie contra una pared con su traje, luciendo más sexy que nunca, con las manos cruzadas y la barbilla en alto, como si no se hubiese dado cuenta de que le miraban vampiros a escondidas. Y mientras finalmente comprendía quién realmente era Jess ahora, seguía pensando, ¿quién diablos piensan todos que es Raniero? Porque no entendía los susurros, pero conocía el sonido de los vampiros al perder el control y ellos sonaban exactamente como las personas al asustarse. Ronnie inclinó la cabeza, pero vi sus ojos moviéndose hacia delante y hacia atrás como si estuviese a la caza de alguien en esa multitud, y empecé a pensar en esa imagen de Internet, y por primera vez desde que le besé, también me pregunté, ¿estoy segura de saber quién es él? Luego volví a mirar a Jess y empecé a sudar, porque estaba muy claro de ella también había perdido el control.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

176

Capítulo 59
Antanasia
Traducido por Patri159 Corregido por FranÁngel

De alguna forma logré dar un paso hacia el podio en un silencio que fue digno del mausoleo en el que se sentía que estábamos. Y de alguna manera me acordé de pedir un minuto de silencio, usando las palabras que había memorizado en rumano. —Vom respecta acum tacere la marca Claudiu Vladescu trecerea intr-un teren de curcubeu. Inmediatamente escuché rumores, como si mi pronunciación no hubiese sido buena y cuando miré a Dorin, sus ojos estaban anchos de la sorpresa. Y Ylenia había agarrado el brazo del vampiro al lado suyo, como si también le hubiese sorprendido. ¿No había dicho las palabras correctas? Pero yo había memorizado el guión que me habían dado. Ahora vamos a observar en silencio para marcar el paso en la tierra de Claudiu Vladescu hacia el silencio eterno. Estaba segura de que estaba en lo correcto, pero cuando miré alrededor, estaba claro que había hecho algo mal. Algunos vampiros, obviamente, estaban luchando por no reír. Flaviu estaba entre ellos, con su pálida mano apretada contra su boca y los labios temblando, aunque estuviésemos allí para enterrar a su hermano. Por supuesto Mindy parecía tan desconcertada como yo. Volvió sus manos y la boca. —No lo sé. Quería preguntar a alguien qué había hecho, o mejor aún, correr fuera de la habitación, pero estaba sola allí, y todo lo que podía hacer era inclinar la cabeza y luchar por recordar las palabras que me gustaría decir en inglés, porque no había forma de memorizar un elogio entero en rumano.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

177

Cuando mire hacia abajo, directamente al ataúd de Claudiu, dejo de importarme mi discurso memorizado cuidadosamente. Porque Claudiu no estaba en esa caja de ébano. Estaba Lucius, con un enorme agujero abierto en el pecho. Y la última cosa que recuerdo es que yo estaba gritando tan alto que el sonido hizo eco en las paredes y ahogó el sonido de las campanas que empezaron a sonar a lo largo del valle cubierto de nieve para anunciar que el noble vampiro estaba muerto.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

178

Capítulo 60
Lucius
Traducido por alyssa_dampiressa Corregido por FranÁngel

Raniero:

¿Es esta la debilidad que empiezo a sufrir, la que causa que sucumba al presentimiento y a las terribles conjeturas, o algo realmente le ha sucedido a Antanasia? Sentí rasgar a través de mí como un tañido de campanas para Claudiu. Tal vez mi oscura intuición es debida a la carencia de su sangre, que me deja lo suficientemente fatigado como para coexistir pacíficamente con mi roedor compañero de celda, quien se acurruca en el mismo pie que una vez usé para patearlo. O tal vez el lazo de matrimonio es verdaderamente que siento lo que ella siente…. Por favor, Raniero. Noticias.

L.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

179

Capítulo 61
Antanasia
Traducido por alyssa_dampiressa Corregido por FranÁngel

—Ella no está comiendo lo suficiente. Está débil. —Está exhausta por estarse preocupando por Lucius. —¡Lo que necesita es aire! ¡Llévenla a su habitación! La oscuridad que había estado sofocándome empezó a disiparse, y fui capaz de reconocer las voces que daban vueltas en mi cabeza. Dorin estaba alborotándose sobre mi dieta. Ylenia simpatizaba con mi separación de Lucius. Y Mindy estaba poniéndose a cargo con una voz que era más dominante que cualquiera que hubiera usado en todo mi tiempo como princesa. —En serio —Mindy ladró mientras mis párpados revoloteaban—. ¡Denle algo de maldito espacio! Mis amigos intentaban tanto ayudarme que ni siquiera notaron que yo estaba alerta, algo atontada hasta que me paré, apoyándome en mis codos y lloré suavemente. —¿Lucius? ¿Cómo está Lucius? —Él está bien —dijo Mindy mientras se turnaban para mirarme. Me senté derecha y ella se dejó caer a mi lado, codeando a Ylenia en el proceso—. Tuviste un pequeño susto, eso es todo. —Prométeme que… Lucius está bien. —Lo prometo —Mindy parecía confusa—. ¡Nada le ha pasado a Lucius! Me relajé sólo un poco, pero mi dolor de cabeza y mi pensamiento parecían turbios. —¿Qué pasó? No recuerdo mucho excepto haber visto a Lucius en un ataúd. Mindy me dio una mirada extraña.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

180

—Jess, Claudiu era el que estaba en el ataúd. Lo juro. Yo lo vi. La neblina en mi cerebro parecía aclararse un poco más, y compartimos una mirada y ambas sabíamos que no debíamos decir lo que estábamos pensando. Había alucinado. Otra vez. Entonces Ylenia interrumpió, explicando: —Estabas presidiendo el funeral y de repente comenzaste a llorar por Lucius. Entonces se vio como si tú… te desmayaras. Dorin asintió, confirmando la historia. —Sí, tú… tú dijiste algo extraño en rumano, y te desplomaste. ¡Fue terrible! —Sí. Ahora recuerdo. —Todo venía apresuradamente, desde que caminaba hacia el podio de la risa hasta el momento en que grité y lloré, otra vez—. ¡Oh no!

Todos esos vampiros cuyos votos necesitaríamos en el congreso me habían visto perderlos. Qué pequeños, pequeños pedazos habían quedado del sueño de coronación de Lucius, se habían ido, incinerados por mí. Lucius estaba en prisión, pero yo nunca había dudado que si cuando él fuera puesto en libertad, seguirá teniendo la confianza completa de los parientes, quienes lo habían visto crecer en su papel como Príncipe. Ellos aún lo querrían como Rey. Pero a mí… Ahora ellos nunca me querrán, y nosotros éramos un paquete de todo incluido. —¿Qué hice que los hizo reírse? —le pregunté a Dorin y a Ylenia. No es que importara en este momento—. Memoricé el escrito. —No dijiste lo que te escribimos —me corrigió gentilmente Ylenia. —Tú prometiste a Claudiu a «una tierra de arcoíris» en lugar de a un «silencio eterno» obviamente nosotros no escribimos eso para ti —¿Arcoíris? —Cada vez me confundía más—. Pero si ni siquiera sé esa palabra en rumano

BETH FANTASKEY

FORO AD’

181

—¿Quién sabe qué has escuchado y almacenado en tu subconsciente? —Dorin se inclinó hacia mí y jugueteó con mi almohada. Era como si no pudiera ni verme a los ojos, como si también lo hubiera humillado a él. —¿Quién sabe? Noté también que Mindy estaba mirando a mis parientes con la misma expresión que hacía seguido Lucius. Una mirada de escepticismo bordeando con el desagrado. Pero mi error no era su culpa. —¿Quién terminó el funeral? —pregunté, lanzándoles una mirada fija a cada uno de los tres—. ¿Cómo llegué aquí? —Flaviu dio un paso adelante, como era correcto —explicó Dorin—. Él es el sucesor de Claudiu… —Flaviu… —Froté mi cabeza donde debí haberme golpeado. Él está detrás de lo que sea que le está pasando a Lucius y a mí. Y no tenía el poder para pelear contra él. Sólo no lo tenía. —¿Cómo llegué aquí? —pregunté de nuevo—. ¿Alguien me trajo? — Como si fueran marionetas conectadas por la misma cuerda, mis tres protectores se giraron hacia la esquina de mi habitación y de un tirón me erguí, el imponente vampiro a quien no había notado que estaba con nosotros, salió de las sombras y anunció: —Desearía que nos dejaran. Quiero hablar con Antanasia. A solas.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

182

Capítulo 62
Antanasia
Traducido por alyssa_dampiressa Corregido por FranÁngel

Cuando todos se fueron, Raniero se paró junto a mi cama y vi ante mí, un vampiro quien realmente estaba atrapado entre dos mundos. Uno que lucía como si estuviera en el limbo. El traje había desaparecido, así como el monstruo de los tacos, siendo reemplazado por una familiar y cara remera. También usaba un par de Levi's, pero su barba seguía siendo un desastre. Y sus inusuales ojos gris-verde… parecían casi demasiado tranquilos, como el océano después de una gran tormenta. —¿Viste a Lucius en el ataúd? —preguntó—. ¿Tú… alucinaste? Lo miré detenidamente desde mi nido de almohadas y parecía como si mis pensamientos se arremolinaban en un patrón tan confuso y complicado como sus tatuajes. Él es un condenado, un asesino pacifista dañado y vegetariano vampiro, el mejor amigo de Lucius y su casi asesino, y el segundo en la línea del trono de mi marido, pero tal vez sea el único que nos pueda ayudar, si no se vuelve loco en el proceso y no tenía idea de lo que debería decirle. —Estoy… estoy demasiado cansada y confundida como para hablar de eso, en este momento —le contesté, evadiendo la pregunta—. Necesito descansar. Raniero asintió y pensé que me iba a decir que eso estaba bien. Que debería acostarme un rato. Había esperado simpatía porque estaba acostumbrada a que todos ofrecían eso como había tratado en vano de ser una princesa. Así que fui tomada con la guardia baja cuando él me dijo, no sin amabilidad pero si un poco severo: —Sé que esto parecerá que va contra cada cosa que creo, Antanasia, pero si deseas ser una gobernante y salvar a tu esposo, quien se hace más débil, ahora es tiempo de comenzar a pelear por lo que quieres, tan

BETH FANTASKEY

FORO AD’

183

duro como puedas. Ya no hay tiempo para ser una niña, quejándose de cansancio y de confusión. Permanecí con la boca abierta. Estoy haciendo lo mejor que puedo. Es duro —Y debes decidir, de una vez por todas, si quieres aliarte conmigo. Estoy ansioso por saber si también estoy a punto de pelear. Estoy feliz de acabar con mi despreciable existencia, pero desearía hacerlo por quienes apreciaran el sacrificio y caerían a mi lado de buena gana, si esto viene con eso—agregó. Entonces Raniero se irguió en todo su estatura y me aconsejó—: Y si eliges pelear, te sugiero, esmeradamente, que empieces por salir de la cama. De repente, al toparme con su mirada, me di cuenta de que Raniero era todo lo que había pensado que era. Él era un vegetariano y un vampiro, un budista y un chupasangre, un pacifista y un asesino. Pero él estaba despojándose de la mitad de esas personas y rápido. Él había escogido qué seria y a diferencia de mí, él no miraba atrás, deseando inútilmente que él siguiera en la secundaria cuando había una nación que gobernar y había que salvar a su mejor amigo. Vi a Raniero salir de la habitación, anonadada y preguntándome qué exactamente, sería del viejo Raniero como cuando lo conocí en todo su esplendor. Porque el vampiro que estaba emergiendo, el que había destruido tal vez docenas de veces y casi estacado a mi marido, él era mi nuevo aliado.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

184

Capítulo 63
Mindy
Traducido por alyssa_dampiressa Corregido por FranÁngel

Esperé a Raniero fuera de la habitación de Jess y no pasó mucho tiempo antes de que saliera. Excepto que el tipo que atravesó la puerta no lucía exactamente como Ronnie. Era algo en su manera de caminar y la expresión en su rostro. —¿Raniero? —le pregunté—. ¿Jess está bien? —Sí18 —su voz también sonaba un poco diferente. Como más… dura. Él lucía como si fuera a seguir caminando así que tomé su manga y se giró y me miró. ¿Solía tener que doblar tanto mi cabeza para mirarlo? U honestamente ¿él estaba haciéndose más alto? —Ronnie —pregunté de nuevo—. ¿Estás seguro? —Sí19, ella estará bien. Nos quedamos ahí parados unos segundos y traté de descifrar en qué, exactamente, estaba distinto, pero no pude dar en el clavo. Permanecí pensando sobre la manera en que todos habían enloquecido cuando llegó al funeral y cómo Jess se preguntaba si era peligroso, por eso le hice una pregunta que sonó extraña incluso para mí. —Raniero… ¿Exactamente, quién eres tú? Él no contesto por un largo tiempo y por un segundo pensé que él se veía casi normal otra vez. Sus hombros se encorvaron ligeramente y sus ojos se volvieron más suaves, así como su voz —Oh, Mindy Sue… Nunca pensé que diría esto pero estaba aliviada de no verlo parado derecho.

18 19

En español original. En español original.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

185

—En serio, Ronnie. —Vi cómo su cara real se cerraba. Especialmente sus hermosos ojos, que seguían sin ser exactamente igual que como los recordaba—. ¿Quién eres tú? Él estaba escondiendo algo. O, como… cambiando de alguna manera. Pero seguía sonando como un filósofo, un filósofo triste, cuando contestó: —Estoy convirtiéndome en lo que siempre quisiste que fuera, Mindy Sue. Y ese vampiro no es alguien a quien quisieras conocer. Estaba tratando de descifrar ese rompecabezas cuando él comenzó a alejarse hacia el corredor, luciendo como si se hubiera hecho más alto, otra vez, con cada paso que daba, y repentinamente recordé lo que realmente deseaba preguntarle y lo llamé. —Ronnie… Tú e Ylenia… ¿Qué sucedió? Él se giró, pero no dijo nada. No tenía que. Estaba escrito en su cara, igual que estaba escrito en el de Ylenia cuando lo miraba parado en la esquina, como si no pudiera dejar de mirarlo, y agarré mi estómago, porque se sentía como si chico que no heriría a nadie, el que tenía esa de mirada de «Lo siento mucho» en sus ojos grises, acabara de joderme.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

186

Capítulo 64
Raniero
Traducido por alyssa_dampiressa Corregido por mayelie

Lucius:

Te lo digo otra vez, descansa tranquilo. Tu esposa tuvo dificultades en el funeral pero se recobró. De hecho pienso que está mejor que nunca. Durante muchos años, creí que no había aprendido nada bueno de mi violento entrenamiento, pero ahora veo (con el corazón, a regañadientes) el valor de lo que gli Americani20 llaman amor duro21. Los sabios, quienes nos dicen que ninguna experiencia se pierde, han probado estar en lo correcto de nuevo, ¿no? Ya que estamos en el tema de violencia, ¿te opondrías a que preste un artefacto de tu colección del armamento de nuestros antepasados? ¿O prefieres que talle una estaca nueva? R Agrego otra de las posdatas, a las que tú eres tan aficionado. Estoy empezando a usar pantalones, como sugieres tan a menudo. Supongo que no tendrás problemas si los tomo prestados de tu armario. Tal vez algún día pueda pagarte…como con mi existencia (LOL22, muy fuerte).

Los americanos. En el original está como «tough love» que es cuando tratas a alguien dura y severamente para a ayudarlo. La frase fue acuñada por Bill Milliken al escribir Tough Love en 1968. 22 Es una abreviatura popular en inglés que significa «lot of laugh», «laugh out loud», o a veces «lots of laughs», traducido como «reírse en voz alta».
20 21

BETH FANTASKEY

FORO AD’

187

Capítulo 65
Antanasia
Traducido por alyssa_dampiressa Corregido por mayelie

No salí de inmediato de la cama cuando Raniero dejó mi habitación. De hecho, permanecí ahí por un largo tiempo contemplando el techo mientras la luz se desvanecía y oscuras sombras se deslizaban por las paredes. Raniero fue demasiado duro conmigo. Nadie puede imaginar cuán difícil es ser una chica normal de preparatoria, un día y estar casada con el líder de despiadados vampiros, al siguiente. Sinceramente, podría perder a mi esposo… para siempre. Mi parte racional dijo eso. La matemática en mí, quien sopesa y cuantifica los retos, se enfrentó de una manera lógica. Pero ya no era realmente esa chica. Yo soy–siempre había sido–la hija de Mihaela Dragomir, una poderosa reina, quien se enfrentó a su propia destrucción sin miedo, escribiendo un apunte final en el diario que yo nunca fui capaz de terminar de leer porque empezaba con: «Este es mi adiós para ti». Y había sido criada por otra mujer fuerte, Dara Packwood, quien me dio un beso de despedida en Rumania y fue a enfrentarse a sus propios retos, diciéndome: «Tú puedes hacer esto Antanasia. Le prometiste a Lucius que podías y te alzarás para enfrentar cualquier prueba que esté en tu camino». También escuché las palabras de Lucius y las entendí. «El miedo es el peor tipo de tumba, porque te entierra vivo». Y por último pero no menos importante, escuché a Raniero decirme que saliera de la cama. Levantarme… Tenía que levantarme… Sin esperar más, porque ya era medianoche. Finalmente salí del colchón, poniéndome unos jeans y yendo hacia la puerta. Abriéndola, le dije a Emilian:

BETH FANTASKEY

FORO AD’

188

—Esti demis23 —de la misma manera que tan seguido había escuchado decir a Lucius «Estás despedido». No dije por favor o gracias e ignoré su mirada de sorpresa e incertidumbre. Después de un minuto se inclinó ligeramente y aceptó. —Da. Cuando desapareció por el pasillo —con una mirada hacia atrás, como si no estuviera seguro si debería irse— regresé adentro y tomé mi abrigo y metí en mi bolsillo el diario de mi madre. Me dirigía a las cabellerizas, ensillé la yegua que Lucius y yo montamos hasta el cementerio y cabalgué hacia la noche, ignorando también a los lobos que aullaban en el bosque. No tenía nada que temer a unos pocos perros salvajes. Vivía día a día con depredadores mucho más peligrosos en mi propio hogar. Y era tiempo de que dejara de esconderme de ellos y empezar a cazarlos.

23

Estás despedido en rumano.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

189

Capítulo 66
Antanasia
Traducido por Kat880 Corregido por mayelie

La puerta de hierro del cementerio abrió fácilmente, porque sus bisagras acababan de ser utilizadas en el entierro de Claudiu y el rastro de las pisadas de los dolientes que había seguido desde el castillo continuaba en la nieve, guiando a su tumba fresca. Pero no estaba ahí para presentar mis respetos al tío de Lucius. Cerrando la puerta detrás de mí, observé a través del silencioso cementerio hacia donde los rayos de la luna destellaban en ese pálido mausoleo difícilmente había sido capaz de mirar cuando había estado ahí con Lucius. Me giré hacia la cripta Vladescu, también y era casi invisible contra el cielo, negro contra negro. Apenas podía distinguir la pinchuda línea del techo, la que me recordaba a la pared de estacas en la cámara de miza. «No hay nada que temer aquí». Oí las palabras de Lucius otra vez, encuadré los hombros y comencé a caminar hacia la cripta Vladescu. Luego me detuve y me dirigí primero hacia la estructura más pequeña para finalmente enfrentar a los vampiros que me habían dado la existencia que había malgastado demasiadas semanas cuando debería haber estado saboreando cada momento que tuve con mi marido. Algunas personas —y la mayoría de los vampiros— nunca experimentaban el amor que nosotros teníamos. Había estado equivocada en malgastar un segundo de eso. Mis botas chirriaron en la nieve y la pequeña puerta que sellaba la cripta chilló cuando la abrí, tirando más fuerte de lo que debería. Medio esperaba que la entrada estuviera oxidada, porque no podía imaginar a nadie viniendo aquí. Ni siquiera Dorin, quien temblaría en ese lugar, imaginando su propio fallecimiento. Parándome dentro, encendí una de las tres velas que esperaban en candelabros en las antiguas paredes y mientras esperaba estar triste, quizá llorar de nuevo, me encontré sonriendo un poco, porque alguien había estado ahí no hace mucho. Lucius.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

190

BETH FANTASKEY

FORO AD’

191

Capítulo 67
Antanasia
Traducido por Kat880 Corregido por mayelie

La nota estaba dentro de un pequeño recipiente de sangre —seca para entonces— pero podía ver suficiente de mi nombre, escrita en una letra familiar, audaz e inconfundible, para notar que el mensaje era para mí, así que me incliné y la recogí, desdoblándola con dedos que estaban rígidos por el frío. El papel era frágil, también, quizá por haber estado expuesto al aire helado o quizá porque esperé más de lo que Lucius habría esperado en hacer el viaje. Lucius. Él obviamente había tenido fe que yo algún día tendría el coraje para pararme en aquel lugar con mis padres biológicos y con un lugar vacío que estaba probablemente ahí, en algún lugar entre una treintena de ataúdes dentro de las paredes, esperando por mí. Moviéndome más cerca a la vela, leí las palabras de Lucius:

Antanasia, vine aquí seguido y serví una copa de sangre para tus padres. Es una ofrenda tradicional entre vampiros, para mostrar reverencia por los fallecidos. Presenté este regalo en gratitud, también y mientras inclino mi cabeza, les agradezco, silenciosamente, por ti. Desearía poder ofrecerles más en cambio por el regalo que ellos me han dado, pero NADA puede pagar eso.

L.

Aún estaba sonriendo con una rara mezcla de genuina felicidad y profunda tristeza mientras metía la nota en mi bolsillo y finalmente buscaba las paredes de mármol por los nombres de mis padres. Mihaela Dragomir y Ladislau Dragomir.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

192

Y cuando los encontré grabados en escritura simple. Incliné la cabeza y me permití a mí misma sentir por un minuto. Dejé que todo se arrastrara sobre mí, incluyendo las cosas que había estado luchando por evitar —todos mis miedos, dolor y nostalgia— y el orgullo que tenía por mis padres, también. Y cuando levanté mi rostro de nuevo, fue como si la conexión que había estado creciendo entre yo y mi madre biológica, especialmente, estaba sellada. Mientras estuve de pie allí, supe, por primera vez, que los amaba. Había admirado a mis padres, estaba sobrecogida por mi madre y estaba agradecida con ella por salvar mi vida, pero no los había amado mucho hasta ese momento. Y de pronto entendí por qué Lucius habría visitado una tumba y qué sintió cuando estaba ahí. Mi familia está aquí. Aquí es donde comencé y donde probablemente terminaré y donde pertenezco. Sacando el diario de mi madre fuera de mi bolsillo, me moví más cerca a la vela y finalmente leí su entrada final para mí. Era sorprendentemente corta y sólo decía: «Es tiempo de que te diga adiós, Antanasia. Quiero que sepas que estoy lista y en paz. Y si has leído hasta aquí, estás lista, también». Noté que ella no decía para qué estaba lista. Estaba bastante segura que se refería a todo. Desde casarme con Lucius a liderar los clanes a enfrentar el destino que nos trajo a ambas, a mi madre y a mí a ese lugar una medianoche nevosa, casi diecinueve años después de su destrucción. Cerrando el diario por última vez, lo escondí dentro de una grieta en el mármol que separaba los ataúdes de mis padres. Esa era mi ofrenda privada para ellos. Mi forma de decir: «Estoy lista». Luego salí hacia el cementerio y cerré la puerta del mausoleo detrás de mí. Parándome en la nieve, dudé de nuevo, luego di un paso hacia la cripta, cuya oscura desigual cara estaba grabada con una palabra irregular adecuada. VLADESCU. Aunque, algo me detuvo, en su lugar fui hacia la tiritante yegua, trepé hacia la montura y me giré hacia casa para empezar el duro trabajo de salvar a Lucius. Pero cuando golpeé los lados con mis talones, las dos nos sacudimos para detenernos, porque alguien había agarrado las riendas. Yo más o menos sabía que él había estado cerca de mí todo este tiempo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

193

BETH FANTASKEY

FORO AD’

194

Capítulo 68
Mindy
Traducido por Kat880 Corregido por mayelie

Me recosté allí en mi inmensa cama con el MacBook que tomé prestado de la oficina de Jess, tratando de estar interesada en navegar en Zappos24, pero incluso no podía interesarme en zapatos, o en los bocadillos que había ordenado sólo levantando el teléfono, presionando botones y diciendo «helado» hasta que alguien captó a lo que me refería. Jess estaba en lo correcto. Era espantoso en ese castillo. Estaba rodeada de cosas geniales, pero no me haría daño algo menos adentro. Me habría ido a casa si ella no me necesitara tanto y si mamá aún no quisiera matarme. Atrapé la cuchara de plata en mi boca, pero difícilmente probé el Häagen-Dazs, porque, ¿cómo podría preocuparme por comer, aunque fuera helado de chocolate? Sólo de esa mirada en la cara de Ronnie y la forma en que él no había dicho nada, estaba bastante segura que él había mordido a Ylenia Dragomir. Que él había hecho algo con ella que ni siquiera habría ofrecido hacerlo conmigo. Sabía que debería odiarlo. Pero no lo hacía. Amaba a ese estúpido, sin ambiciones, vampiro italiano. No podía dejar de amarlo. Era ELLA a quien odiaba. Había algo mal con ella, desde sus gafas nada atractivas hasta sus zapatos rechonchos y ella había hecho algo con él. Lo sabía. Con un gran frustrado suspiro, empujé a un lado el laptop y cogí Cosmo, porque no había nada que pudiera hacer esta noche —no por mi o Jess o Ronnie o Lucius— excepto quizás revisar nuestros horóscopos para ver si había alguna buena noticia para alguien en el futuro.

24

Zappos: Página web de compra de zapatos, ropa y más online.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

195

Pero antes de llegar a las estrellas, el gran destacado en «Secretos & Consejos» casi me dejó helada. Había olvidado totalmente que ese artículo estaba ahí, pero cuando lo vi entonces, lo leí como si hubiera un examen sobre cada palabra. Probablemente fue lo más rápido que alguna vez haya leído algo y cuando terminé, cerré la revista de un golpe y dije el título en voz alta. —Mantén a tus amigos cerca, y a tus ENEAMIGOS25 más cerca. Recordaría eso. Y supe que nunca olvidaría las últimas líneas, tampoco incluso aunque ni siquiera traté de memorizarlas. ¿Quién sabe? Manteniendo a tu eneamiga cerca quizá podría ganar una honesta a bondadosa nueva amiga. Quizás ella no era tan mala como yo pensaba. ¡Y si ella es una traidora, al menos probablemente aprenderás todos sus secretos! Comí otro gran bocado de helado, pensando que Cosmo siempre da buenos consejos. Apestaba y odiaba hacerlo, pero agarré la Mac de nuevo y recurrí al email de Jess, donde por supuesto habían mensajes a su nueva BFF26 Ylenia, quien me parecía no debería estar usando el nombre de pantalla Dragomir1. Ella era, como, número dos a lo más. E incluso aunque tuve que rechinar mis dientes para pasar por ellos, escribí: Hey Ylenia es Mindy, usando el e-mail de Jess. Me estoy aburriendo porque Jess está ocupada, duh, y ella dice que tú eres la mejor guía turística rumana del mundo así que, ¿qué tal si salimos? Tú amiga también. Min. Sabía que era lo correcto por hacer —tenía que saber si yo estaba sólo celosa o si Ylenia realmente era una sanguijuela-traicionera— pero todavía metí todo el caro chocolate holandés dentro de mí cuando presioné enviar.

Eneamigos: Juego de palabras intraducible al español desde “FRENEMIES” una mezcla entre Amigos y Enemigos. 26 BFF: (Best Friends Forever). Mejores Amigas por Siempre.
25

BETH FANTASKEY

FORO AD’

196

Capítulo 69
Antanasia
Traducido por Julieta_Arg Corregido por LadyPandora

—Estaba buscándote —le dije a Raniero, quien sostenía las riendas mientras que yo desmontaba—. Pero tenía la sensación de que estabas cerca de todos modos. —Sí, te he seguido. —Sus ojos estaban fijos en el cementerio y parecía más tenso que yo de estar ahí—. Te esperé en la puerta. ¿Tenía miedo Raniero de que su destino yaciera en el interior del muro de piedra? No parecía probable, pero sin duda era incómodo. Pocos momentos pasaron antes de que él apartara los ojos del cementerio a los míos encontrándose en el claro de luna. —¿Por qué deseas encontrarme? Probablemente era extraño que no preguntará primero por qué había llegado a un cementerio sola a medianoche, pero a lo mejor sabía lo que estaba haciendo. Cómo yo estaba cambiando. Desde luego, no se mostró sorprendido cuando dije: —Quiero que seamos compañeros y si llegamos a algún tipo de lucha, ya sea en un tribunal o con estacas, estaré a tu lado y nunca huiré. — Miré profundamente en sus ojos, que eran tan complicados como los de Lucius e incluso contenían más dolor—. Hice votos a Lucius hace unos meses, pero realmente no entendí lo que eso significaba entonces. Sin embargo, te prometo, que ahora lo entiendo. El muchacho que estaba bastante seguro de que estaba pidiéndole, más bien ordenándole, que sacrificara su existencia para salvar a mi marido me estudió durante mucho tiempo, como si estuviera decidiendo si podría retirarse de nuevo a la cama en algún momento. Entonces asintió con la cabeza y dijo: —Por supuesto que os ayudaré a ti y al hermano que me ha mostrado tal misericordia. Es para mí un honor.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

197

Sabía que al final había hecho algo bien en ese momento. Me había ganado el respeto de un vampiro a quien yo respetaba a su vez. Pero seguía sin ser tan valiente como Raniero, o como Lucius podría haberlo sido, porque cuando Raniero solicitó: —La fecha del juicio... ¿Piensas establecerla? Contesté rápidamente: —No. Todavía no. Todavía no hay pruebas para salvarlo. —Seguí mirándole a los ojos, aunque entonces él vería que ya no me estaba encogiendo de miedo, incluso aunque tampoco jugándomelo todo—. Pero encontraré algo. Estaba bastante segura de que Raniero habría hecho rodar los dados y puesto una fecha inmediatamente, pero el amor que él sentía por Lucius, por fuerte que fuera, no podría acercarse a lo que yo sentía por mi marido y no iba a acogerme a aquella posibilidad. Todavía no. Hasta que tuviera alguna prueba de la inocencia de Lucius, era mejor seguir arriesgando la posibilidad de Luat de condenarlo a una destrucción segura. Sabía que su existencia se terminaría, sin la esperanza si quisiera de volver a verlo alguna vez, tocarlo... —No —repetí—. No fijaré aún la fecha. —Por supuesto. —Me entregó las riendas y empezamos a caminar en la oscuridad del bosque de los Cárpatos, uno al lado del otro y preguntó: —Entonces, ¿cómo quieres proceder, Princesa? —Necesito un mapa del castillo —respondí—. No puedo perderme en mi propia casa. —Eso puedo hacerlo —concordó—. Soy bueno haciendo mapas. Puedo representarlo desde los recuerdos, incluso en los lugares que quizá ni siquiera conoces. No me sorprendió oír esto. Lucius me había jurado que Raniero tenía muchos talentos ocultos que serían prácticos. —¿Qué más quieres? —preguntó, mirándome. El surfista en realidad casi estaba desaparecido, pero de alguna manera yo estaba más a gusto con el guerrero que estaba surgiendo. Lo entendí, porque entendía a Lucius. Y tomé otra decisión, en ese momento. Si iba a confiar en él, tenía que hacerlo completamente.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

198

—Necesito que me enseñes a usar una estaca. Lucius iba a hacerlo, antes de que lo encarcelaran. Los árboles se habían cerrado sobre nosotros, cerrándonos la luz de la luna, pero creí alcanzar a ver unos dientes blancos, cuando Raniero sonrió en la oscuridad. Esperaba que fuera una sonrisa de aprobación por la manera en que al final me aproximé y no la anticipación ante la perspectiva de tocar un arma que seguramente no habría manejado en dos años.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

199

Capítulo 70
Lucius
Traducido por NyxZ Corregido por LadyPandora

R: Me despierto de lo que parece un infinito sueño para preguntar si hay alguna noticia de la superficie desde que el funeral fue celebrado… ¿hace cuántos días? ¿Dos? ¿Tres? Pierdo la noción. ¿Sigue estando segura Antanasia? Porque empiezo a tener terribles sueños que muy frecuentemente terminan de formas que no puedo soportar poner por escrito. Nunca he estado este largo tiempo sin beber y mis pensamientos cuando estoy despierto están preocupados por la sed por mi esposa en muchas formas distintas… Descubro que soy incapaz de ni siquiera considerar complots y estrategias y sólo puedo concentrarme en preguntar, ¿Tiene que haber un juicio? ¿Ha sido fijada la fecha? Lamento no ser capaz de prestar más ayuda. L P.D. Me obligo a aclararme, y a recordarme que también apreciaría noticias de mi estimado suegro Dorin. Sé que debo estar agradecido con él por devolver a Antanasia a mi lado, y sin embargo no puedo perdonar su tóxico y contagioso instinto de supervivencia, el cual me temo influye demasiado, irónicamente, en mi esposa– para su riesgo. Aquí va una para tu libro filosófico, hermano: ¿Hay alguna cosa más peligrosa que el deseo de vivir libre de peligro? Podrás reírte a carcajadas por mi intento de profundidad, o romperte tu cabeza si ya no tengo sentido.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

200

Capítulo 71
Mindy
Traducido por alyssa_dampiressa Corregido por LadyPandora

Estaba sentada en el comedor para el desayuno, esperando coger una hogaza de pan, sola porque Jess había desaparecido desde el desastre en el funeral. Me había mandado a su pequeño sirviente, la mañana después del desastre, con una nota, pidiéndome que fuera paciente mientras estaba fuera resolviendo algunas cosas. Temía que se estuviera escondiendo en su habitación y que nunca saliera. Así que estaba totalmente sorprendida cuando la puerta se abrió y entró la Princesa Antanasia teniendo mejor aspecto del que tuvo todo el tiempo que estuve en Rumania. Se había hecho algo en el cabello y se había puesto unos vaqueros oscuros desteñidos y un jersey que no la hacía parecer desesperada por ser una Princesa pero estaba bien para una gobernante adolescente. No se parecía a la chica que solía pasar el rato conmigo en Pennsylvania, pero tampoco parecía igual de mal que antes. —Joder, Jess. —Se me cayó el desayuno a medio comer—. ¡Hoy se te ve mejor! Como siempre que abría la boca, dije lo incorrecto. Pero como siempre, Jess no se ofendió. —Gracias. —Se sentó y tomó una rebanada de pan—. Me siento mejor. Estaba feliz de ver a Jess comiendo, en cuanto a mí… ya no tenía hambre. Y me asusté otra vez cuando la puerta se abrió una vez más, e Ylenia entró. Ella aún se veía pálida, Jess se encrespó al igual que yo y no sé cómo Raniero pudo haber… —Hey. —Jess parecía sorprendida de ver a su prima—. No te esperaba, y me temo que estoy ocupada. —No pasa nada —gorjeó Ylenia con su falsa voz—. De hecho, Mindy y yo vamos a ir a Bucarest. —Frunció ligeramente el ceño—. A menos que me necesites para ayudarte con algo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

201

—No, estoy bien. —Jess puso una tonelada de mantequilla a su pan—. Diviértanse. Me puse en pie, tomé mi bolsa, hice mi mejor intento de sonreír y esperé que hubiera salido mejor de lo que parecía. Tengo un montón de falsificaciones, desde bolsos de Gucci hasta zapatos de Manolo Blahnik, pero nunca he sido muy buena fingiendo ser falsa. —De acuerdo, entonces saldremos—. Jess parecía sinceramente feliz de que fuéramos a hacer algo juntas y traté de centrarme en eso. Al menos estaba haciéndole un poquito feliz. —Nos vemos más tarde —dijo ella. —Sí, más tarde. Seguí a Ylenia fuera de la habitación, pensando, Cada vez que la miraba, veía a Raniero inclinado sobre ella, con sus dientes cambiando y quería gritar. Eso había sido bastante malo cuando yo sólo pensaba que estaba robándome a mi mejor amiga. Me detuve en seco. ¿Sólo estás celosa, Min? ¿Esa es la verdadera razón por la que la odias? La puerta se estaba cerrando detrás de mí, pero en el último segundo escuché a Jess decirle algo a uno de sus sirvientes. —Creaiul, te rog. —Esa fue una de las primeras veces que la escuché hablar en rumano, sin contar con lo que demonios hubiera dicho en el funeral y me acordé de algo, así que entré de nuevo, buscando en mi bolso. —¡Hey! —Encontré mi regalo de Amazon y se lo entregué—. Olvidé dártelo. ¡Espero que te guste! —Um… Gracias. —Jess parecía sorprendida de nuevo. No me esperé a que arrancara el plástico, pero miré atrás rápidamente para verla sonreír cuando vio su nueva copia de habla con fluidez en cinco minutos: rumano. Entonces salí y encontré a mi guía turístico esperándome y me forcé a tomar su pálido, pequeño y frío brazo con el mío como si realmente fuéramos amigas. —Vamos, Ylenia —dije—. Veamos a ver qué tienes en la tienda para nosotras, ¿eh?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

202

Capítulo 72
Antanasia
Traducido por alyssa_dampiressa Corregido por LadyPandora

Seguí forzando al pan y al té a bajar, sabiendo que tenía que comer y hojeando el libro de ejercicios del DVD de rumano que Mindy me dio. La buena de Mindy. Ella siempre sabía qué necesitaba. Y estaba feliz de que ella e Ylenia intentaran ser amigas. Significaría mucho para mí que pudieran llevarse bien. Pasé otra página del libro y me sorprendió el hecho de que muchas de las palabas de los diálogos me eran familiares. Nunca había tratado de hacer más que recoger frases escuchando hablar a Lucius y a los demás, pero cuando vi las palabras escritas, me di cuenta de que muchas de ellas radicaban del latín que mamá me había inculcado mediante la repetición en mi adolescencia, para prepararme para el SAT que nunca llegué a hacer porque me salté la universidad para gobernar vampiros. Como siempre, la precavida de mi madre estaba ayudándome. Tenía que aprender rumano. ¿Había sido no sólo una cobarde, sino también un poco… perezosa? —Scuzati-ma? Las palabras exactas de lo que estaba leyendo en: «Dialogo 3: Frases de Cortesía» fueron dichas detrás de mí y alcé la mirada para ver a la sirvienta, que generalmente traía el té, ofrecerme algo diferente en la bandeja plateada. —¿Aceasta este…? —Hice un esfuerzo por preguntar qué era lo que me estaba dando—. ¿Esto es…? —De La Lordul Raniero Lovatu. Estaba bastante segura de que ella había dicho que de Lord Raniero. Lo había escuchado decirse de esa manera en mi boda y me había reído de lo que yo había creído una cortesía demasiado formal. Ya no me reía.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

203

Al tomar uno de los papeles enrollados que se desplazaban fuera de la bandeja, bajé la mirada hacia mi libro, recordándome a mí misma qué decir. —Va multumesc. Gracias. La sirvienta se inclinó y retrocedió, dejándome hacer a un lado mi plato, sacar la banda de goma de los papeles y desenrollarlos. Y cuando vi los dibujos frente a mí, me di cuenta de que Raniero había dicho la verdad. Él era muy bueno haciendo mapas. Incluso había recordado incluir un plano detallado de algo escondido en el castillo. Había olvidado que existía, pero planeaba comenzar a usarlo esa misma noche.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

204

Capítulo 73
Mindy
Traducido por NyxZ Corregido por LuciiTamy

Honestamente estaba empezando a preocuparme de que quizá no me gustaba Ylenia Dragomir porque ella tenía un millón de cosas en común con Jess, como vivir en Rumania y parecer ser inteligente y ser un vampiro, por lo que probablemente tenía sentido que en el trascurso de, digamos, dos cientos años —cuando yo estuviera desaparecida de hacía tiempo— ellas se convertirían en mejores amigas del mundo y Jess ni siquiera se acordaría de mí. Y quizá yo odiaba a Ylenia porque ella tenía algún tipo de pasado con Raniero. Realmente empecé a pensar que había alguna cosa mal en mí mientras íbamos por los alrededores de Bucarest en un coche que era tan pequeño que medio esperaba payasos saltando fuera del maletero cada vez que nosotros parábamos en otro aburrido museo o parque. Ese coche —que aparentemente Dorin había usado para llevar a Jess cuando ella fue por primera vez a Rumania, que era sin duda cuando ella empezaba a no sentir —ser cómo una Princesa— apestaba, pero Ylenia... Tenía que admitir que ella parecía bien. Hasta que paramos en un edificio que se veía como la Casa Blanca, si alguien aplastaba un gigantesco pastel de boda en el tejado y ella empezó a darme su discurso de guía turística. Era un edificio aburrido donde pasaban cosas aburridas, pero para cuando nos alejamos, supe que finalmente había visto algo interesante. Había conseguido un vistazo dentro de la real Ylenia Dragomir y yo no era la única celosa en ese coche de payasos.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

205

Capítulo 74
Mindy
Traducido por NyxZ Corregido por LuciiTamy

El Ateneo Rumano no era donde el presidente de Rumanía vivía. Era en realidad un gran teatro y seguí a Ylenia y a una pareja de otros turistas que estaban suficientemente locos para visitar Bucarest en la estación de la nieve dentro de la parte central, donde estaban todos los asientos. —Esto es realmente precioso —dije, curioseando alrededor—. Como, wow. —Sí, esto es «wow» —Ylenia estaba mirando embobada, también, como si ella nunca hubiera visto tampoco el sitio, aunque sabía que lo hizo—. Está considerado el más bonito edificio de la ciudad —señaló el techo—. Mira el color rojo brillante, como la sangre y la hoja dorada. Y cuando está lleno con los sonidos de la orquestra, la gente y los vampiros vestidos con sus ropas más finas… Es solamente asombroso estar aquí en una noche de verano, aún si tú estás solamente sentado en las menos-costosas butacas, mirando desde muy atrás. Tú nunca podrías ir a ningún sitio sin un vampiro sacando el tema de la sangre, por lo que eso no parecía extraño para mí. Lo que parecía extraño era la forma en que ella se puso muy soñadora y en cierto modo como si estuviera en otro mundo, de modo que ambas nos levantamos y solamente lo miramos todo fijamente; tiempo después estaba lista para irme. Era un lugar bonito, de fantasía, pero empezaba a deprimirme, porque aún si yo no quería odiar a mi nueva amiga-enemiga, continuaba haciéndolo, y quería volver al castillo de Jess. No estaba aprendiendo nada de Ylenia excepto la historia comunista. Quizá por una vez Cosmo estaba equivocado. Quizá pasar tiempo con una amiga-enemiga acababa con hacer a tu cabeza —y tu corazón— daño de algún modo. Yo estaba a punto de dar un golpecito a su brazo, porque ella parecía realmente perdida, cuando de repente señaló algunos asientos en el segundo piso. —El tipo de palco donde la gente rica se sienta y —dijo, realmente suave, pero de una forma que casi me muero del susto—. Ahí es donde vi por primera vez a Lucius… y a Raniero.

BETH FANTASKEY
¿Por qué alguna vez había dudado de Cosmo?

FORO AD’

206

BETH FANTASKEY

FORO AD’

207

Capítulo 75
Antanasia
Traducido Vickyra Corregido por Angeles Rangel

De pie delante del inmenso espejo del armario empotrado, evitaba mirar a la mujer joven demasiado pálida que me enviaba el reflejo. En su lugar, pasé mi mano por la esquina superior derecha del marco, buscando el mecanismo con toques ligeros. Lucius me había revelado este pasaje secreto poco antes de nuestro matrimonio y me lo había recordado recientemente, esa famosa noche en la cual él había sentido el peligro. —Tú sabes dónde ir —me dijo. Pero no comprendí la alusión. Había olvidado completamente esta puerta hasta que Raniero la dibujó en su plano. Desembocaba en un laberinto de túneles que serpenteaban detrás de los muros del castillo. —Nosotros poseemos una red de compleja evacuación disimulada detrás de las piedras —me había explicado Lucius guiando mis dedos hacia el mecanismo—. Los vampiros tienen un gusto muy pronunciado por la ilusión —había añadido cruzando mi mirada en el espejo—. Aunque no que escaparía ante el peligro. Solo estábamos casados desde hacía algunos días y todo era tan perfecto que su alusión al peligro me hizo sonreír. Estábamos solos, cogidos de la mano y sentía la presencia tranquilizadora de su cuerpo detrás del mío. ¿Qué nos podría ocurrir? —¿Y yo? ¿Debería escaparme? Durante ese breve periodo feliz, Lucius no apartó jamás el riesgo que corríamos. —Lo ignoro —me contestó apretando mi mano con la suya—. En teoría las Princesas no se ocultan. Pero si cualquier peligro te amenazara, te animaría ciertamente a huir. Y si un día tenemos la suerte de tener hijos —añadió con una dulce mirada—, te persuadiría de protegerlos mientras yo me quedaría atrás. Tanto como nuestros padres nos protegieron ante el peligro con sus propias vidas.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

208

Yo me sentía aún demasiado joven para pensar en los niños, pero Lucius pensaba siempre en términos de familia y oírlo así hacer alusión, por segunda vez desde nuestra unión… Sumergida por la emoción, había imaginado el padre fantástico que sería y me había vuelto para besarlo… He aquí por qué no encontraba el mecanismo del espejo: él no pudo jamás acabar de enseñármelo. —¡Vamos! —me impacienté pasando los dedos bajo el borde del marco. Creí al principio que ese espejo, creado para reflejar la imagen de Reyes y Reinas, de cuerpo entero, no cedería jamás. Y de improviso, sentí algo. Una aspereza metálica, casi como un botón. Lo apreté y el enorme espejo osciló. Sofoqué un grito, temiendo que se descolgara y me aplastara. ¡Debía pesar por lo menos cincuenta kilos! Pero se inclinó solamente algunos centímetros, revelando un pasaje sombrío. Exactamente como Lucius y el plano de Raniero lo habían predicho. Echando una mirada en el túnel húmedo, polvoriento y lleno de telarañas, estuve a punto de dar media vuelta y correr a buscar Emilian. En adelante era, en todo caso, capaz de llamarlo y despedirlo cuando me daba la gana. Sin embargo, la nueva Princesa que se despertaba en mí, ya no estaba segura de tener confianza en su guardaespaldas. Quería poder coger estos pasajes a fin de poder desplazarme con el más gran sigilo. Como esta noche, por ejemplo. Con el camino trazado por Raniero, en mi cabeza y armada con una linterna, pasé al otro lado del espejo. Cogí una gran inspiración, a pesar del aire confinado y cerré detrás de mí la puerta escondida, sin saber si podría accionar el mecanismo desde dentro o si la otra extremidad del túnel no habría sido condenada en el curso de las innumerables transformaciones del castillo. Ignoraba así mismo si Raniero había penetrado verdaderamente algún día o si él tenía su existencia solamente como una leyenda. Giré la cabeza, esperando memorizar el camino de vuelta antes de darme cuenta que no podía comenzar esta aventura mirando detrás de mí. Ese tiempo se había terminado.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

209

Capítulo 76
Mindy
Traducido por pamii1992 Corregido por lsgab38

—¿Raniero? —Toqué suavemente su puerta, porque ya era tarde cuando Ylenia y yo llegamos de Bucarest. Aunque no podía esperar hasta la mañana siguiente para hablar con él. Necesitaba saber que había pasado con mi ex novio y la prima de Jess, incluso si eso me matara. Aún podía escuchar a Ylenia hablar de Lucius y Raniero y de cómo los había tenido que observar desde los baratos asientos, babeando por ellos aunque odiándolos al mismo tiempo. Cada cabeza giraría a ver a Lucius, con su cabello negro y oscuros ojos que parecen saberlo todo y Raniero con su piel aceitunada y la sonrisa que hacía temblar a las debutantes porque sabías cuán perversa era… Ellos lucían como si pudieran regir no solo el reino de los vampiros, sino el mundo entero y podías escuchar a todo el mundo susurrando Vladescu…. Vladescu… No quería pero tuve que preguntarle. —¿Alguna vez, hmm, ya sabes, saliste con ellos? Ella me dio una escalofriante sonrisa que decía mucho más de ella, Lucius, Raniero y Jess. —¡Oh, no! Eso fue antes de que los Vladescu se enamoraran de los Dragomirs… en ese entonces incluso un Dragomir europeo, noble y educado no era más que tierra debajo de sus pies. Oh, ella había estado tan celosa, de pensar que una campesina chica americana llegara y se ganara el corazón del Príncipe… —¿Raniero? Aún no respondía, así que toqué más fuerte pues me pareció extraño, incluso más extraño que alguien describiendo su sonrisa como «perversa», que Ronnie cerrara su puerta. Él nunca lo hacía.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

210

Supuestamente ni siquiera tenía una puerta en su casita de playa. Solo una vieja cortina de baño. Gire la perilla, que se movió pero no se abrió. Y Ronnie nunca cerraba nada. Prácticamente quería que la gente robara sus cosas. De pronto no estaba solo alterada sino realmente preocupada por él, busqué en mi bolso hasta que encontré una lima para uñas que metí en la cerradura, justo como lo había visto un millón de veces en los programas de televisión cuando debía estar estudiando. Por primera vez, la televisión dio resultado. O quizá la cerradura estaba tan vieja que era fácil forzarla. Parecía como si fuera de la guerra de la Revolución o algo por el estilo. De cualquier manera, la puerta se abrió después de unos cinco movimientos y un segundo después ya estaba dentro del cuarto. Olía como Ronnie. Como el Ronnie surfista, quien de alguna manera olía como a playa incluso cuando vivíamos en Pennsylvania. Su piel y su cabello siempre olían como a coco, agua salada y… rayos de sol. Era estúpido, pero la criatura de la noche que amaba realmente solía oler como el sol para mí. Sabía que estaba actuando como una acosadora pero empecé a caminar hacia su cama, pensando en oler su almohada. Solo por un segundo. Pero algo me detuvo. Algo en el suelo se enredó con mi pie y lo siguiente que supe fue que estaba sobre mi trasero tratando de no gritar pues me había lastimado al caer. No sabía qué rayos paso, así que empecé a sentir alrededor y era como si estuviera sentada sobre una capa de polvo. Olfatee y olí algo diferente. Como… madera. El suelo del cuarto de Ronnie olía como la tienda de madera en Woodrow Wilson High. Me quedé ahí sentada un poco más y mis dedos golpearon algo afilado. Un montón de cosas afiladas. Palpando el suelo con mi mano, traté de contarlas. Uno, dos, tres, cuatro, cinco… Con un extraño sentimiento en mi estómago, me rendí y tomé uno sólo y dije en voz alta… —Raniero Vladescu Lovatu… ¿Por qué rayos has estado tallando todas estas estacas? ¿Y por qué alguien te llamaría perverso?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

211

Capítulo 77
Antanasia
Traducido por pamii1992 Corregido por lsgab38

Hasta donde podía ver, los túneles coincidían con el mapa que Raniero había dibujado, lo cual era tranquilizador. Aunque aún era difícil no sentirse intranquila mientras seguía la ruta que había memorizado internándome cada vez más en el corazón de lo que se sentía como un verdadero laberinto, salido directamente de la mitología. Me tropecé unas cuantas veces por el suelo irregular y traté de mantener a la matemática parte de mí en contar pequeñas desviaciones del camino principal. Necesitaba la treceava pequeña rama a la izquierda. Ella me llevaría hacia donde quería ir. —No te asustes —dije en voz alta, cuando mi lámpara titiló como si la batería estuviera acabándose—, no te asustes. Ese debía ser mi mantra ahora. Lo diría en voz alta si era necesario. Pero era casi imposible no estar nerviosa mientras el techo se iba haciendo más pequeño y el brillo de mi linterna empezaba a atenuarse. Debí haber caminado casi un kilómetro, se sentía como si me estuviera dirigiendo directamente a la montaña. —¿Es eso posible? No, por supuesto que no… Justo cuando mi linterna titilo otra vez y se apagó, dejándome en completa oscuridad, encontré la treceava salida del camino principal y negándome a vacilar, porque el camino estaba tan estrecho como una tumba, así que mis hombros tocarían las paredes, me encogí dentro de la oscuridad. Siete pasos después, sentí la única cosa que sí había temido. Un punto muerto, pero cuando levanté la mano para sentir el frente, muy cerca de sufrir un episodio de claustrofobia, no sentí piedra sino madera debajo de mis dedos. Madera húmeda pero lisa.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

212

Aunque sabía que probablemente había un mecanismo escondido para abrir la puerta, necesitaba salir de ahí, así que empujé fuertemente y casi me caigo a través porque cedió sin el menor esfuerzo. Probablemente porque Raniero la había abierto desde el otro lado y me estaba esperando junto con una caja de estacas recién talladas.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

213

Capítulo 78
Antanasia
Traducido por Lady_Eithne Corregido por lsgab38

La Camera de Miza27 —la habitación de las estacas— parecía poner a Raniero tan intranquilo como me había puesto a mí el pasadizo estrecho. Se paseaba de un lado a otro mientras yo encendía las dos velas, porque había estado esperando en la oscuridad y cuando la luz se intensificó, le vi mirar alrededor con recelo... sin acercarse siquiera a mirar su propia estaca encerrada en cristal. Odia estar aquí. Odia estar en presencia de todas estas armas y de su propia estaca. —Fue un mal lugar para encontrarnos —dije—. Lo elegí porque es donde Lucius guarda su estaca, pero tú estás disgustado. —No, estoy bien. —Pero siguió paseándose como un león desesperado por salir de su jaula. —Deberíamos ir a algún otro lugar —ofrecí. Miré la caja de las estacas que parecía haber sido tallada recientemente. Él la había colocado en la mesa junto al arma de Lucius, que había retornado a su lugar habitual tras la detención—. Especialmente ahora que supongo que no necesitamos la de Lucius. Entonces Raniero se movió más despacio y me miró a los ojos, hablando con más calma. —Siento estar agitado. Te pedí que fueras valiente y ahora yo mismo actúo como un cobarde. —Respiró hondo—. Deberíamos quedarnos, Antanasia. Miré su rostro, tratando de juzgar si realmente era una buena idea. Cada vez que lo miraba se parecía menos al surfero que había conocido al principio. Ya no andaba encorvado, la sonrisa feliz se había ido y los pantalones cortos y las camisetas con logos habían desaparecido. Parecía haber asaltado el armario de Lucius a discreción y apareció delante de mí con uno de los muchos pares de Levi's de mi marido y
27

Se dejan en italiano como en el original.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

214

una camisa gris que hacía juego con los ojos de Raniero, que ya nunca más parecerían verdes. Pero cuando miraba a esos ojos, no veía nada que me aterrorizara. Veía a un vampiro que era poderoso y peligroso del mismo modo que lo era Lucius, pero no uno que fuera a morder. No aún, al menos. Quizá fue por eso por lo que me arriesgué y le presioné un poco, como él me había presionado a mí. Caminando hacia la caja de cristal, dije: —Raniero, antes de que vayamos más lejos, creo que deberías contarme por qué tu estaca se guarda aquí como un precioso artefacto o un virus que tenga que ser contenido. Y también quiero oír la historia del día en que casi aniquilas a Lucius. Cuando dije eso, él miró finalmente a la caja, vi algo aterrador brillar en sus ojos pero lo puso bajo control y estuvo de acuerdo. —Tienes razón, Antanasia. Supongo que es hora de que sepas toda la verdad sobre el vampiro que está contigo a un brazo de distancia del arma que casi hace de él el siguiente futuro Rey.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

215

Capítulo 79
Antanasia
Traducido por Lady_Eithne Corregido por lsgab38

Raniero no empezó su historia inmediatamente. Pasó unos pocos instantes mirando a su estaca manchada de sangre, como si se estuviera acostumbrando a verla otra vez. —¿Como está, Raniero? —provoqué suavemente—. ¿Consagrada o confiscada? —En realidad, creo que ambas —dijo—. Los Mayores me quitaron la posesión de mi estaca, como es costumbre con aquellos que son condenados como blastemata, pero fue decisión de Lucius dotarla de este lugar especial. —Trazó con un dedo el pequeño símbolo de la paz impreso en la caja de cristal—. Aunque esperaba no tener que tocarla de nuevo, Lucius cree que espera por mí y que es diferente de las otras, no porque quizás haya causado más destrucción que ninguna otra de las que están aquí, sino porque su dueño todavía está entre nosotros. Y Lucius cree que por mucho tiempo. Alzó su rostro entonces y vi esa familiar sombra de dolor. El dolor Vladescu. Pero, aunque sus ojos eran tormentosos, sus emociones todavía eran controladas. —Creo que Lucius también quiere conmemorar el día en que él estuvo más cerca de la destrucción. Fue difícil incluso oír esas palabras y tuve que recordarme a mí misma que la historia había tenido un final feliz. —¿Qué ocurrió? Raniero se pasó una mano a través de su pelo largo, claramente dolido por tener que relatar la historia. —Un día, Lucius y yo estábamos entrenando en las mazmorras... fue cerca del final de nuestra época como compañeros de combate, y luchamos en el concurso sin piedad, mano a mano. Había mucha sangre, porque nos estábamos haciendo fuertes. Ya no éramos chicos,

BETH FANTASKEY

FORO AD’

216

sino hombres. —Sonrió irónicamente—. Supongo que habíamos sido hombres desde hacía mucho tiempo y ni siquiera lo sabíamos. Aún sabiendo que la historia terminaba con Lucius vivo no pude evitar que se me secara la boca. —¿Así que...? —Nos estamos tomando un descanso —dijo, pasando al tiempo presente, esta vez como si sus recuerdos fueran demasiado vividos para permanecer en el pasado—. Y los que supervisaban nuestra pelea — Claudiu y Flaviu—nos llevan a un lado para decirnos, como siempre, que lo estamos haciendo mal. —Se rascó la parte posterior del cuello con fuerza, y me pregunté si había cometido un error al preguntarle por la historia. Pero era demasiado tarde para volverse atrás. Era como si él mismo estuviera dando sus primeros pasos dentro de un mausoleo o un túnel oscuro, como había hecho yo. Afrontando las cosas que Lucius creía que él podría manejar también. —Fue Claudiu quien me habló —continuó. Su boca se curvó hacía abajo y sus ojos se volvieron de pedernal—. Me dijo que Lucius era el vencedor ese día. Que sentía que se hubieran molestado en traerme desde mi amado hogar Tropea y desperdiciado valiosos esfuerzos en hacer de mí un guerrero. —Eso debió de haber sido horrible —me compadecí—. Que te digan que tu infancia perdida no tuvo sentido... —Sí —estuvo de acuerdo—. Y entonces, cuando estuve tan enfadado, Claudiu susurra en mi oído—: ¿Por qué no te pones a prueba a ti mismo? ¿Derrotas al Príncipe, subes al trono y haces que tu sacrificio valga la pena? Me quedé rígida, embelesada y horrorizada. —No necesito que me lo digan dos veces —admitió Raniero—. Lucius todavía estaba hablando con Flaviu, dándome la espalda, y yo atravesé el suelo y le agarré del hombro y cuando se giró para encararme, vi esa mirada en mis ojos y comprendí inmediatamente que no estamos jugando a la guerra. Un escalofrío me recorrió la columna cuando los dedos de Raniero se apretaron como si estuviera sosteniendo una estaca imaginaria y la mirada en sus ojos... No estaba jugando en su memoria, tampoco.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

217

—Golpeé sin dudar, porque tenía un momento de ventaja mientras Lucius lidiaba con el cambio en nuestra competición. —Vi un destello de colmillos—. Y mi puntería es buena. Di un paso atrás, asqueada y consciente de que estaba perdido en el pasado. Le he empujado demasiado lejos. Cometí un error. ¿Y cómo de cerca estuvo...? —¿Pero? —dije alzando la voz. De repente estaba desesperada por oír el final de la historia, el final feliz, y de hacer volver a Raniero, también—. ¿Qué pasó? Mi voz pareció alcanzarle. Me miró a los ojos y vi que estaba en el presente otra vez, aunque sus hombros pesaban como si todavía estuviera en el fragor de la batalla. —Coincidimos igualmente en que Lucius dio un paso atrás, quizás cinco centímetros y que fue ese pequeño movimiento el que salvó su corazón. ¡NO! Quería gritar. No había esperado que Raniero hubiera estado así de cerca de acabar con la existencia de Lucius. ¿Cuántas veces estará mi marido cerca de la destrucción y sobrevivir? ¿Cuántas oportunidades tiene un vampiro? —Lucius yacía en el suelo —añade Raniero, sonando cansado en su ira. Sus dedos se aflojaron, sus hombros cayeron casi como solían estar y sus colmillos se fueron—. Estuve sobre él y me arrodillé, preparado para ser el vencedor de ese día. El vencedor de todos los tiempos. Dejó su cabeza colgando y miró a esa mano como si la odiara. —Pero mientras mis dedos rodeaban la estaca para presionarla unos centímetros más profunda que me daría el trono, tu marido, que siempre es valiente, incluso cuando está sufriendo, de alguna manera consiguió sonreír mientras su sangre se derrama sobre la suciedad y me dijo, entre jadeos—: Raniero, ¡mi hermano! Casi pensaría que quieres destruirme, si no tuviéramos un compromiso para cenar esta misma noche. No dejarás que me pierda una liebre por la que llevo esperando todo el día, ¿verdad? Raniero levantó los ojos, y vi que se estaba riendo con el recuerdo. Horrorizado y riéndose, igual que estaba yo. Cuando Lucius sea liberado, pediré conejo por valor de sesenta y cinco mil euros para él, por ser lo suficientemente valiente como para

BETH FANTASKEY

FORO AD’

218

bromear de forma que casi con seguridad salvó su vida, con lo que pude conocerle y casarme con él. —Lucius me llamó hermano y sonrió. —Raniero siguió mirando a sus dedos, que estaban temblando—. Mis manos empezaron a agitarse como ahora, saqué la estaca de su carne y presioné los dedos contra la herida, diciéndole que cerrara los ojos. Que estaba a salvo y que sentía que mi mano hubier resbalado. —Levantó los ojos y me miró otra vez—. Pero ambos sabíamos que lo que había hecho no había sido un error. Entendí todo lo que había pasado entre Raniero y Lucius ese día. La extraña mezcla de ira y fraternidad y celos que había conducido a ese momento. Pero hubo algo importante que no comprendí. —¿Por qué no fue castigado Claudiu por incitarte a hacer eso? Te usó a ti como arma. No sé mucho sobre leyes, pero eso debe de ser traición. Raniero se encogió de hombros. —Lucius y yo no hablamos más del incidente y pronto fui despachado como un asesino y no fue hasta mucho más tarde que mencionamos siquiera lo que casi había ocurrido y nunca directamente. —Ya veo. Pero Raniero no había terminado de confesar y se pasó la mano por el pelo otra vez. —Creo que no ves la parte más terrible de la historia, Antanasia. Nadie lo hizo nunca, porque nunca antes se lo he confiado a alguien. Tuve escalofríos otra vez, porque habló de forma muy extraña. Hasta ahora no había confiado más en él que cuando me mostró sus ojos, llenos de auto-recriminación y admitió: —Mientras me preparaba para destruir a tu marido, había una parte de mí que actuaba no por una ira infantil, sino con un deseo genuino —y un hambre poderosa— de quitarle todo lo que tenía y hacerlo mío. Raniero y yo nos miramos a la cara el uno al otro a través de su estaca ensangrentada, con esa confesión colgando entre nosotros. El vampiro que una vez juró que no necesitaba nada, realmente lo había querido TODO. El poder de Lucius y su vida. Dejé que eso se captara; luego le dije: —Se está haciendo tarde. Dame una estaca.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

219

Capítulo 80
Mindy
Traducido por Lady_Eithne Corregido por LadyPandora

Me senté en la cama de Ronnie comiendo helado de vainilla y pensando en Jess, en Raniero, en Ylenia, en Lucius, y en todo el lío en el que estábamos metidos. —Conexiones, Min —me dije a mí misma. Mi profesor de Pensamiento Crítico siempre decía que cualquiera puede memorizar cosas, pero una persona inteligente hace conexiones—. Conecta los puntos. Un vampiro muerto en un vestíbulo. Sangre en una estaca. Raniero siendo tratado como una siniestra estrella de rock, y tallando armas. La manera en que Ylenia miraba cuando hablaba sobre los dos tíos y Jess. Sin mencionar esa foto en internet que mostraba a Ylenia en una fiesta de vampiros... con Ronnie. Y mi mejor amiga, que era la persona más cuerda que conocía, alucinando en el momento más importante de su principado. —Oh, Dios. —Tomé otro bocado al helado y tiré el envase encima de la mesilla, enfadada conmigo misma—. No soy lo bastante inteligente para encajar todo eso. Dándome por vencida, me tiré de espaldas en la cama que olía tanto a Ronnie, y también a incienso, del que él siempre quemaba cuando meditaba. La pequeña cosa de mármol que usaba para poner los conos de incienso estaba cerca de mi helado y rodé para mirar en el bol. Las cenizas parecían viejas y frías y no olían tanto, como si no hubiera llegado al éxtasis en unos cuantos días. La primera vez que olí aquel incienso, me llevé su caja, porque pensé que estaba fumando hachís. Pero no había hecho eso. Habían sido esos estúpidos tipos con los que había chocado, que siempre se estaban colocando con cualquier cosa que cayera en sus manos, desde jarabe para la tos hasta cactus, hierbas y bolsitas que compraban en las esquinas de las calles. —No dejes que te moleste —dijo Raniero, cuando el tipo llamado Dirk tuvo un mal viaje como es debido y se puso frenético—. Inducir visiones

BETH FANTASKEY

FORO AD’

220

es parte de muchas religiones, muchas culturas y no somos quienes para condenarlo. Vive y deja vivir, ¿sí? Para mí este es sólo un lugar para dormir y estar cerca de ti. Me apoyé sobre el colchón y comprobé de nuevo la pila de estacas. Me imaginé que vive y deja vivir no era la filosofía de este castillo. Ni siquiera para Ronnie, que tendría que dar algunas explicaciones... si volvía alguna vez. Volví a rodar de vuelta, e incluso aunque estaba asustada y enfadada y también tenía roto el corazón, después de un rato me quedé dormida y justo antes de que me quedase frita, pensé que, o bien iba a tener unos sueños impresionantes, porque podía oler la playa, oler a Ronnie, en su almohada, o bien iba a tener pesadillas por comer helado justo antes de irme a dormir con un montón de estacas a mi alrededor. Y justo entonces, cuando mis ojos se estaban cerrando, sentí al final el pequeño comienzo de una conexión tomando forma en mi cerebro. Era una conexión loca, pero estaba completamente fuera de mis cabales, donde los vampiros que citaban a Gandhi tallaban estacas y la chica más cuerda del mundo tenía visiones y yo, de algún modo, lo dejé ir un poco por sí solo para que ardiese igual que el incienso de Raniero, para ver si así podría prender fuego en mi cabeza.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

221

Capítulo 81
Antanasia
Traducido por carosole Corregido por lsgab38

Raniero envolvió su mano alrededor de la mía, guiando mis dedos al igual que Lucius había hecho cuando me había mostrado el pestillo detrás del espejo del vestidor. Pero mientras que el guerrero que yo amaba había estado ofreciéndome una ruta de escape, el pacifista estaba tratando de mostrarme como luchar. —Esto todavía no se siente bien. —Me alejé de su agarre y dejé otra estaca, rechazándola—. ¿Estás seguro que no debo probar la de Lucius? —No. —El agarre de Raniero había sido flojo pero su tono era firme—. La estaca de Lucius es demasiado grande para tu mano. He tallado estas para que se adapten a ti. Son las mejores de tal vez cincuenta creo. —Levantó probablemente la décima estaca de la caja—. Prueba esta. Acepté otra pieza de madera afilada y envolví mis dedos alrededor de ella, ya sacudiendo mi cabeza. —Lo siento. Simplemente no se siente bien. —Anastasia. Alcé mis ojos para encontrar a Raniero frunciendo el ceño. —¿Si? —¿Es el arma que se siente mal en tu mano o en tu mente? ¿Tú conciencia? No puedes rechazarlas con tanta rapidez. Hice una pausa con la estaca en mis manos. Él tenía razón. Estaba siendo miedosa de nuevo, a pesar de mis promesas de detener mi cobardía. —Probaré otra vez —dije más decidida—. Y me esforzaré más. —Bien. —Su tono se suavizó mientras tomaba una estaca más de la caja—. Debes tomarte tiempo y comprender el arma. Lo agarras

BETH FANTASKEY

FORO AD’

222

demasiado fuerte y no te permites sentirla contra tus dedos. No temas de dejarla descansar en tu palma y que encuentre su propio lugar. Era extraño como le dio un toque de filósofo para la posición y la lección. Mire como lanzó la estaca en su mano, permitiendo que caiga naturalmente en su palma, abriendo y cerrando sus dedos alrededor de ella, pero suavemente. Había una mirada de concentración en su rostro, pero era evidente que estaba familiarizado con el movimiento, también. —¡Aquí! —encontró lo que estaba buscando—. Esta es la forma en que debes sostener a esta. —¿Cómo? —seguía sin entenderlo. La estaca se veía perfectamente lisa, uniforme en todos los sentidos ¿Cómo puede haber un «buen» lugar para agarrarla? Raniero abrió su palma y se inclinó por lo que nuestras cabezas estaban casi tocándose. —¿Ves esto? —Deslizó un dedo por la manera, cerca de su pulgar—. Hay un pequeño surco y una hendidura. —Sí —lo vi. Una sutil curva cóncava, que terminaba en una leve protuberancia la cual servía para definir el borde de la empuñadura—. Eso es para… —Para mantener a tus dedos, para que no se deslicen, sí, cuando el arma se encuentra con la carne. —Antes de que pudiera ponerme aprensiva otra vez, me negué a ponerme delicada, él agregó—: Aquí. —Y sin que pareciera mover sus dedos giró la parte ancha de la estaca de manera que me enfrentara y la punta apuntaba a su cuerpo. Eso me recordó a los pistoleros en el Viejo Oeste quienes daban vueltas a sus armas y luego disparaban seis rondas con una precisión mortal—. Prueba esto ¿sí? Sintiéndome aún más como una novata después de ver eso, agarré cautelosamente la estaca de su palma, usando mi pulgar y el dedo índice. Mi cabeza se elevó. —¿Qué? Raniero me quitó el arma de nuevo. —Tómala como quieras, Princesa.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

223

Probablemente fue un error burlarse de una soberana, pero yo le había pedido que me enseñara y no entendía lo que él estaba haciendo. Yo no era como Cenicienta, tratando de aprender a sostener una taza de té sin romper la porcelana. Era una Princesa Vampira y necesitaba diferentes habilidades. Él extendió su mano, esperando, y yo asentí. —Está bien —entonces presioné mi palma contra la de él y agarré la estaca con toda mi mano, sin dudar, con confianza, y para mi sorpresa, se deslizó en su lugar como si realmente fuera para mis dedos. Raniero vio la expresión en mi cara, y por primera vez desde que me había reunido con él en esta habitación, sonrió con un placer genuino. —Eso es bueno. Lo haces bien. —Después pareció retractarse como si no creyera que debiera sonreír sobre la competencia de nadie con una estaca—. Creo que es suficiente por una noche ¿de acuerdo? —Sí. Se está haciendo tarde. —Regresaré contigo a través de los túneles, ya que tienes razón de que debemos trabajar en secreto. La sorpresa es un arma excelente, también. Es bueno cuando tus enemigos te subestiman y nosotros no sabemos aún quienes son ellos, ¿sí? Lo mejor es mantener a todos satisfechos. Él estaba repleto de sorpresas y secretos, también. Conocía los más grandes para entonces, pero estaba segura de que tenía un montón de otros trucos bajo las mangas. Él no había dibujado ese mapa de los pasadizos de su memoria distante y había muy probablemente omitido algo importante. Al llegar a la puerta, lo detuve con mi mano en su brazo —Raniero… has visto a Lucius ¿no? Él vaciló, luego admitió. —Lo veo a veces. Creo que no rompo demasiado su amada ley si no hago más que observar desde las sombras mientras que su guardia duerme bajo la influencia del vino que le mando, casi todas las noches. Apreté el brazo de Raniero y aunque estaba mejorando en dar órdenes oí un toque de súplica en mi voz cuando dije: —Llévame a verlo, también.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

224

Los ojos de Raniero se volvieron conflictivos, como si fuera a objetar pero él era mi subyugado. —Por supuesto. Sois la Princesa ¿correcto? Mi corazón comenzó a latir fuertemente otra vez, mientras seguía a Raniero en los túneles, en los pasadizos que no había marcado para mí y que se hicieron más profundos y más viejos, hasta que sentí como si me estuviera sofocando. Parecía que caminábamos para siempre —como si realmente estuviéramos entrando en lo profundo de una montaña o tal vez al infierno— antes de que finalmente Raniero abriera una pequeña puerta secreta que tenía que ser la más pequeña del castillo y salí de detrás de él, llorando suavemente. —Lucius. Mientras que Raniero agarraba mi brazo, deteniéndome de correr a la celda donde mi marido yacía sobre una tabla de madera, entendí por qué había sido reacio de llevarme hasta aquí.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

225

Capítulo 82
Antanasia
Traducido por carosole Corregido por LadyPandora

Cuando paré de forcejear contra Raniero, me soltó y dio un paso atrás, como si me estuviera dando un momento de privacidad con mi marido a quien ni siquiera podía tocar y que estaba rompiendo mi corazón frente a un sucio calabozo. Lucius yacía de costado en el catre de madera, sin siquiera una almohada y su mano izquierda se arrastraba por el suelo, de la manera en que a veces se salía de la cama cuando dormíamos juntos. Siempre parecía estar buscando algo, parecía ambicioso incluso en sueños. Su negro cabello brillaba bajo la luz de la única lámpara de aceite que hacía poco por iluminar su celda, ya que los Vladescu no querían electricistas husmeando en sus mazmorras y aunque sólo había estado encarcelado durante nueve días, pensé que su cabello ya parecía más largo. Me recordó lo que había cambiado físicamente dentro del papel de guerrero la primera vez que vine a Rumanía. Había llevado el cabello largo, recogido descuidadamente hacia atrás, cuando le había declarado la guerra a mi familia. Pero entonces había parecido poderoso. Seguía pareciéndolo, pero también parecía que estuviera luchando por sobrevivir. Una parte de mí se había preparado para lo peor, pero debí haber esperado secretamente el encontrar al indomable Lucius Vladescu pacífico y alerta, quizás incluso bromeando con su guardia. No esto… Me arriesgué a dar unos pasos hacia adelante, necesitaba verle mejor su rostro y aunque no quería despertar al guardia, que estaba roncando en su propia silla de madera dura, al lado de una botella vacía, pronuncié su nombre suavemente otra vez, oyendo la consternación en mi voz. —Oh, Lucius… Lo había visto dormir muchas veces. Me gustaba verlo durmiendo, porque así era la única manera en que podía estudiarlo sin distraerme

BETH FANTASKEY

FORO AD’

226

con sus siempre ojos cambiantes, o bromeando por soñar despierta con él. —Encontraste a tu apuesto marido, ¿no? —A mi maravillosamente arrogante Príncipe le gustaba bromear siempre que me atrapaba embobada como si fuera Mindy en las gradas de la escuela secundaria—. ¡No tengo ni idea de por qué te costó tanto tiempo amarme como yo te amaba, incluso cuando llevabas puesta tu peor camiseta de caballos! Casi rompí en una sonrisa, pero murió en mis labios mientras observaba a Lucius tendido en la rígida losa. Incluso en nuestro colchón suave tenía un sueño inquieto, pero esta noche no se movía. ¿Está entrando en ese lugar de sueños terribles que impulsa a los vampiros furiosos? Di otro paso adelante, pensando, a la mierda la ley. Voy a ir hacia él. Pero antes de que pudiera correr Raniero se me acercó por detrás y tomó de nuevo mi brazo. —No, Anastasia —ordenó en voz baja—. Ya es hora de que nos vayamos. Miré impotente a mi escolta y casi protesté, pero sabía que tenía razón. Lucius quería que todo sucediese conforme a la ley. No quería que arruinara su gran plan por impulso. No querría que el guardia se despertara y les contara a Flaviu y a los demás que su esposa venía a verlo. Lo que haría que todos se preguntasen qué otras grandes leyes ignoramos cuando nos conviene para nuestros propósitos. Me giré hacia Raniero, esperando que se moviera, pero no lo hizo. —Vamos. —Él mantenía su mano en mi brazo y nos condujo hacia los túneles, yo sin dejar de mirar sobre mi hombro a mi marido, tan desesperada por hablarle y tocarlo. Seguí mirándolo hasta que Raniero llegó junto a mí y nos cerró en un estrecho pasadizo negro que obviamente era tan conocido para él como la sensación de la estaca en su mano. —¿Alguna vez se mueve? —pregunté. Las palabras se atoraron en mi garganta—. ¿Alguna vez?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

227

—Lo hace —confirmó, y una oleada de alivio que sentí casi me hizo gritar de una manera diferente—. Todavía habla, incluso, pero como viste se está debilitando. Empezamos a caminar en la oscuridad, pero después de unos quince pasos, alcancé a Raniero y lo detuve. Lo sentí y lo oí darse la vuelta —¿Sí? —Voy a convocar a los Elders para fijar una fecha para el juicio —dije—. Lo haré mañana. Hizo una pausa y a continuación dijo: —Sigue siendo arriesgado. Aún no hay evidencias para exonerarlo. Sabía eso, pero también admitía entonces que había sido egoísta para salvarlo. Había sabido todo este tiempo que Lucius preferiría ser destruido de una vez ante que desvanecerse en una celda, cayendo en un infierno que no era ni la vida ni la muerte. Nunca querría existir a medias y volvería a elegir la cripta sobre un destino que lo disminuye ni dejarme cuidar la cascara de su antiguo ser. No podía dejar que mis temores dictaran su existencia. O mi propia existencia más, para el caso. —Entonces será mejor encontrar alguna evidencia —dije—. Y rápido. El pasadizo era de un tono oscuro, pero incluso esa profunda oscuridad no fue suficiente para esconder los dientes increíblemente blancos de un vampiro cuando sonrió con aprobación. Entonces supe que Raniero nunca había tenido seriamente la intención de disuadirme de ver a Lucius. Tal vez hasta había planeado llevarme allí todo el tiempo, cuando juzgó que había llegado el momento.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

228

Capítulo 83
Lucius
Traducido por carosole Corregido por Carmen15

Raniero: Gracias por haber detenido a Anastasia antes de que se acercara a mí. (No estarás sorprendido al enterarte que he sido consciente de su presencia todo el tiempo que estuvo entre las sombras). Tuve que recurrir a todo mi autocontrol para no quitar a la rata que ahora siempre duerme enroscada en mi pie y llamarla para que se acercara y poder ver más claramente su rostro, acariciarla a través de los barrotes. Es extraño como el amor puede ser una fuente de poder, que puede estimular el deseo de luchar hasta la muerte o de defenderse de algo parecido a la muerte, durante el tiempo suficiente para escribir una carta coherente; pero también de debilidad. Estuve a punto de abandonar todo aquello sobre lo que tengo intenciones de basar mi reino, sin mencionar mi mejor (¿única?) defensa, sólo para compartir unos momentos con ella. Y ahora no puedo pensar claramente, excepto en recordar su rostro…

Lucius.

PD: No estoy equivocado ¿verdad? No fue producto de mi imaginación, Ella ESTUVO realmente aquí, ¿cierto?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

229

Capítulo 84
Mindy
Traducido por Rodoni Corregido por LadyPandora

Dormí toda la noche en la habitación de Raniero. Había luz cuando me desperté, así que descubrí que él nunca volvería. Estaba segura de que estaba sola. Entonces me di la vuelta y vi que estaba equivocada. Raniero no sólo estaba en la habitación, estaba en la cama. Sentado a mi derecha y sin mover ni un músculo. Sólo me miraba. Me froté los ojos para verlo mejor. Bien, en parte tenía razón. El Raniero que solía conocer no hubiese regresado. Y el tipo que estaba sentado aquí, que había tallado todas esas estacas y que vestía ropa Lukey, una camiseta gris que por lo menos costaba 200 dólares, ya que podía oler la etiqueta de Prada, debería hacerle a este tipo un millón de preguntas. Como, ¿Qué has hecho con mi exnovio? ¿Dónde encerraste a ese vampiro con ojos fríos y las ropas calientes? ¿Y por qué Ylenia Dragomir dijo que eras malvado? Y probablemente también tuviera un millón de preguntas para mí, como: ¿Por qué estás aquí después de que me apartaste hace meses? ¿Por qué estás en mi cama después de que al final acordaste dejarme en paz? Probablemente deberíamos haber tenido una conversación que terminase en una gran pelea y un mar de lágrimas, porque era como si hubiera una bomba de relojería asentada entre nosotros. Pero eso éramos Raniero y yo y justo antes de que la bomba estallase, capté un pequeño vistazo del viejo Ronnie, el que solía quererme, con sus impresionantes ojos grises y estalló en una diferente manera, cuando él se acercó a mí y yo puse mis manos sobre su cara, su estúpida y desaliñada barba y su boca se presionó contra la mía como si se estuviera muriendo de hambre por mí, así como yo de él.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

230

Nos besamos durante mucho, mucho tiempo y era como si dijéramos un millón de cosas diferentes entre sí que no podíamos decir con palabras, como Lo siento y Estoy loco por ti y Esto está mal y No nos detengamos nunca; tal vez hubiera continuado para siempre si no hubiera cambiado todo susurrando en su oído la única cosa que jamás pensé que diría, cuando sus colmillos, sus increíbles y sexis dientes que solían asustarme, comenzaron a rozar mi garganta, una y otra vez. —Muérdeme, Raniero —le supliqué—. Muérdeme y quédate conmigo para siempre.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

231

Capítulo 85
Mindy
Traducido por Ika Corregido por Carmen15

Pero entonces él se apartó y yo estaba tan contenta de que el antiguo Raniero estuviera conmigo. El dulce Raniero. No estaba muy segura de que me gustara el nuevo, aunque se vistiera mucho mejor y se hiciera cargo de las cosas. —¿Tú lo sabes, no es así? —me pregunto de una forma muy tranquila— . Has adivinado una de las peores cosas que he hecho. Que es similar a la destrucción, en mi cultura. Estaba comenzando a sospechar que Raniero Vladescu Lovatu había hecho un montón de cosas malas en su vida. Cosas de las que probablemente no quisiera enterarme. Pero había oído a Ylenia hablar sobre él, también había visto la forma en que ella lo miraba y en la que él parecía ni siquiera notarla. También había observado una fotografía en el Romanian Enquier con el encabezado sensacionalista, que como muchas otras cosas en Europa estaba impreso en dos idiomas: «¡Partidul Vampir Expus! ¡Fiesta de Vampiros Expuesta!» donde ella estaba tomando su mano…» —Sí, creo saberlo. Me acaricio la mejilla y yo quise apartarme, pero no pude. —Lo siento —dijo él—. De todos los actos que he cometido a lo largo de mi vida y por los que me he despreciado, este es probablemente por el cual, siento más remordimiento. En ese momento le creí, ya que parecía haber vivido un millón de años sumido en el arrepentimiento. Lo que no hacía más fácil lo que le iba a preguntar: —¿Entonces, por qué la mordiste? —soné también bastante miserable, como si estuviera tratando de no llorar—. ¿Por qué? Raniero rodó sobre su espalda y se quedó mirando fijamente el techo, como si no tuviera el valor suficiente para decírmelo de frente. Yo tampoco estaba muy segura de querer mirarlo a los ojos mientras me

BETH FANTASKEY

FORO AD’

232

contaba lo que había hecho. Ya que había una gran posibilidades de que lo odiara después de eso. —Sucedió en el Congreso de Vampiros, cuando todo se vino abajo y perdí el control de mí mismo —dijo él—. Entonces era un vampiro violento. Estuve en las calles durante muchos meses, haciendo cosas terribles y cuando por fin volví a Rumania, Lucius fue el único vampiro que me recibió con los brazos abiertos. Mis propios padres, quienes me habían entregado, muchos años antes, solo miraban a su hijo, «el assassin », con algo parecido al miedo. Ya no era su hijo el amargado, pero poderoso vampiro que vivía rodeado de riquezas y privilegios. Ahora sólo era un paria que había perdido todo, menos a un amigo al que ni siquiera merecía tener de mi lado. Había tantos errores en lo que me estaba diciendo. Como… ¿Qué era un assassin? Esperaba que me explicara eso y también muy dentro de mí esperaba que estuviera confundiendo las palabras en inglés como hacía todo el tiempo. Pero aún no me animaba hacerle preguntas. Quería oír el resto de la historia primero, la parte que podría matarme. —Me encontraba en la fiesta más grande que se hubiera celebrado ese año, observando a mis tíos, a los cuales despreciaba, sonriendo y planeando sus malvados planes para el próximo año y desde la oscuridad, se me acercó Ylenia. La reconocí de inmediatamente como una Dragomir y me complació por dos cosas. La primera fue que una pequeña y triste parte de mí estaba feliz de que alguien aparte de Lucius me dirigiera la palabra, porque la mayoría evita a un vampiro que los puede destruir algún día. El finalmente giró su rostro para mirarme. —Y la segunda fue para hacer enojar y sacar de quicio a mis tíos al verme con una chica Dragomir, ya que ellos me criaron para rivalizar con los Dragomir. Cuando vi la tristeza que embargaba sus ojos, no pude odiarlo, al menos no todavía. —Si, y… —Entonces hablamos y ella sugirió que compartiéramos algo para beber —y añadió de manera muy rápida—, sólo para compartir sangre, de la forma en que muchos jóvenes vampiros lo hacen. Como bebiendo de las tiendas en los sótanos y cosas así. Y ella era muy dulce, parecía entender que no era feliz y se ofreció a encontrar algo para nosotros, a pesar de que ese lugar era mi hogar. —Su mandíbula tembló, lo que no

BETH FANTASKEY

FORO AD’

233

había visto nunca antes—. O mejor dicho, era donde vivía entonces, nunca realmente fue un hogar para mí. Y esa pequeña duda apareció nuevamente en mi cerebro. —Ylenia trajo… algo de sangre y tú la bebiste… —Yes y después comenzamos a caminar para poder conversar en privado —él sabía mejor que yo sobre cuánto debía revelar, para evitar los detalles espantosos, quizá porque me pidió a mí también una vez, que diera ese paseo. De todas formas, omitió esa parte del relato—. No pretendía beber de ella, Mindy Sue. Nunca. Pero ella me insistía una y otra vez y fue como si de pronto todo cambiara y de repente perdí el control… Se sentó y tomó su cara entre sus manos, yo también me senté, entonces le pude oír decir de una forma muy rápida, como si tuviera que dejar salir todo lo que llevaba dentro. —Toda la ira que había dentro de mí salió de una forma precipitada y de pronto recuerdo estar hundiendo mis colmillos en ella y la extrañeza que ya sentía… se volvió algo molto peggio, mucho peor. —¿Ronnie? —Me ahogué con las palabras—. ¿Alguna vez has pensado en estar con ella, por siempre? ¿Por qué eso es lo que se supone que pasa, cuando muerdes a una chica… cierto? Él mantuvo la cabeza abajo. —No tuve la oportunidad de considerar eso. Porque esa misma noche, luego de haber probado su sangre, destruí a un vampiro sin razón alguna, por lo que mi mano está marcada para la destrucción. Una marca que no ha sido llevada por nadie en mucho tiempo. Por lo que no tuve ni siguiera la posibilidad de hablar con ella y de todas maneras no habría futuro para ella con un vampiro condenado. Fue un error que es mejor olvidar. No comprendí la mitad de lo que me estaba contando, pero estaba bastante segura que ya había oído la peor parte de su «perversidad», contada en un abundante y desordenado flujo de palabras. Él había mordido a Ylenia, como pensaba y también había hecho un montón de cosas terribles. Cosas que nadie podría olvidar o perdonar nunca. —Muéstrame la marca —dije muy suavemente.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

234

Tomé su mano con todos sus tatuajes y él levantó la cabeza, vi que había estado llorando, sólo un poco. Una solitaria lágrima se deslizo por su mejilla. Todo lo que siempre deseé fue un hombre fuerte, pero nunca lo había amado tanto como cuando lloró. Aunque también lo odiara. Tenía que odiarlo, debía odiarlo, no por morder a Ylenia, sino por ocultar tantas cosas de mí. Como el hecho de que era un asesino y eso me sonaba a condena. —Es la «B» en ruso —Trazó con un dedo pálido la marca—. Le dice a otros vampiros que soy peligroso y que seré destruido si cometo otro acto de violencia. Es por eso que no puedo pelear, ni siquiera por ti, porque temo perder el control nuevamente y que incluso se pierdan más vidas. Encontré la marca y me quedé sosteniendo su mano, mientras me apoyaba en él, sintiendo su duro cuerpo, que era tan suave por fuera, pero estaba tan roto por dentro. Es por eso que no quería regresar a este lugar y también por qué no podía tallar estacas. Pero vino por mí, Lucius y Jess… —He escondido muchas cosas de ti, Mindy Sue —también sonaba arrepentido por eso—. Traté de creer que el antiguo Raniero no existía y que tú no necesitabas conocerlo, pero nos hemos estado mintiendo los dos. Equivocándonos con la errónea filosofía de que sólo el presente cuenta, cuando eso no era verdad. Aunque le creía lo que me estaba diciendo, ambos sabíamos que aún escondía muchas cosas de mí, por lo que ni siquiera dije una palabra. Sólo nos apoyamos uno en el otro y nos tomamos de las manos, traté de no llorar haciendo desaparecer la pequeña duda de mi cabeza. Esa pequeña conexión. Ylenia Dragomir, era una chica celosa y envidiosa que una vez fue miembro del club exclusivo de los colocados-perdedores en un internado. Jess enloqueciendo. Raniero siendo extra-perverso. No sabía nada con seguridad, pero apreté su mano y pregunté, con una pequeña esperanza para su futuro, incluso si su pasado había sido horrible y nuestro presente estuviera acabado. —¿Qué si el Raniero malvado y fuera de control nunca hubiera existido? ¿Qué si alguien… lo hubiera creado?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

235

Capítulo 86
Mindy
Traducido por Ika Corregido por Carmen15

—Melinda Sue, no creo que Ylenia Dragomir suponga ninguna amenaza para Antanasia ni para alguien más —dijo Raniero. Se levantó de la cama y comenzó a ponerse la camisa gris que se había quitado mientras nos besábamos, entonces comenzó a lucir como el nuevo Raniero otra vez. Su cabeza salió fuera y luego sus brazos, que yo todavía casi podía sentir alrededor mío y que sabía que no sentiría nuevamente. —Ella es tímida por naturaleza y dulce. —Fue lo suficientemente atrevida para acercarse a un asesino en una fiesta —le recordé. —Sentía pena por mí, Mindy Sue. Y estaba asustada de mí, pero su compasión superó su miedo. Recuerdo cómo se acercó a mí, como si fuera un nervioso pajarillo que se estuviera acercando a un león herido. No supe por qué un pajarillo se acercaría a un león, herido o no. —Y entonces te rogó que tú la hicieras una vampiresa completa. ¡Eso sí requiere agallas! Todavía me hería demasiado decir eso y sobre todo imaginarme a la prima de Jess con el hombre que estaba en estos momentos sentado nuevamente en la cama y que se estaba colocando las zapatillas de deportes, que también se había sacado. Él debió haber sido mío, pero nunca lo sería ahora. Eso era tanto culpa mía como suya. —Era una noche extraña Melinda y creo que ella salió herida también —Tiró fuertemente de los cordones—. Ella estaba como yo esa noche, sola. Pienso que siempre ha sido una chica solitaria. La veía en el Athenaeum y siempre nos estaba observando a Lucius y a mí desde un asiento alejado y siempre estaba sola. Mis ojos se agrandaron.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

236

—¿La recuerdas? Porque ella seguramente te recuerda a ti estando ahí. Ronnie sólo se encogió de hombros y comenzó a atarse su otra zapatilla. —Soy un asesino, fui entrenado para cuidar a un Príncipe, Melinda Sue. Noto todo lo que pasa a mí alrededor. Especialmente aquellos que miran a Lucius y a mí, entre la multitud —Él se levantó nuevamente—. Pienso que tienes muy buenas intenciones en querer ayudar a Antanasia, pero lo que está sucediendo aquí no tiene nada que ver con una colegiala descontenta. Es un intento por derrocar al gobierno y destruir al Príncipe. —Su voz sonó más calmada—. Lo que está sucediendo es sin duda obra de Flavio Vladescu. Es sólo cuestión de atraparlo. Gateé al borde de la cama y me senté cerca de él. Probablemente no debí tocarlo, pero tomé su mano de nuevo. —Ronnie, tú piensas como… realeza, y sabes mucho de complots para destruir Príncipes. Pero yo sé de escolares heridas y celosas y te estoy diciendo que incluso si ella no tenía la intención de matar a tu tío Claudiu, Ylenia está perturbada de alguna manera. Y si quieres ayudar a Jess y a Lucius, tienes que empezar a vigilarla mejor. Podía decir que el aún no creía en lo que le estaba diciendo, pero me miró directo a los ojos. —¿Honestamente crees en eso? —Lo creo. Creo que tiene toda clase de secretos y tanta ira guardada dentro de su pequeño cuerpo, que si alguna vez salieran a la luz te sorprendería. —¿Y, cómo propones que revele sus secretos? —preguntó—. Porque no creo que ella esté inclinada a hacerme confidencias. Y mucho menos después de lo que le he hecho. No quería decirlo, pero tenía que hacerlo. Yo y Ronnie habíamos terminado. No debía impórtame qué hiciera con otra chica. —Quizá —dije—. Quizá deberías solo… llegar a conocerla mejor. Pedirle que hagan algo juntos… Una de sus cejas se levantó. —¿Estás diciendo… que le pida a Ylenia Dragomir una cita? No, no quería decir eso, Pero asentí

BETH FANTASKEY
—Si, algo así. Él sacudió fuertemente la cabeza y retiró su mano.

FORO AD’

237

—Mindy Sue, ya la he dañado lo suficiente, como para que ahora juegue con ella como si fuera un juguete. —Él miró hacia abajo, hacia las estacas de las que no estábamos hablando—. Especialmente porque estoy condenado, especialmente porque no creo que haya hecho nada malo, solo ser solitaria. —Mira, Raniero… —Como que balbuceé las palabras. Porque de pronto me di cuenta que lo que estaba a punto de decir era algo completamente diferente a mi idea original, pero también era algo probable—. Incluso si tú no crees que ella sea perversa, como yo creo que lo es y especialmente si tú no crees eso, quizá para hacer lo correcto, debas al menos disculparte y dejar que ella decida si quiere tener algo que ver contigo. —No podía seguir mirándolo a los ojos—. Quizá… debido a la importancia de lo que hicieron juntos, quizá y sólo quizá, deban por lo menos conversar. —Mindy Sue… —él parecía estar en shock por lo que le estaba diciendo. ¿Era porque lo estaba realmente alejando? No como cuando solía romper con él, esperando que él volviera, ¿o era porque estaba diciéndole que anduviera un tiempo con otra chica, para que pudiera desentrañar las malas intenciones de esta?, pero estaba honestamente sugiriéndole que si él no creía que Ylenia era una bruja desalmada, probablemente le debía algo. Quizá la posibilidad de estar juntos. De pronto, ya no era un plan para ayudar a Jess de lo que estábamos hablando. Era sobre la eternidad, para siempre. —¿Tú realmente crees que me he equivocado al no rememorar esa terrible noche nuevamente? —preguntó en voz baja—. ¿Que estoy equivocado por mantener mi distancia con Ylenia y darle libertad de mi parte? Me mantuve mirando el piso. —Si, probablemente. —Sentí las lágrimas formándose en mis ojos, pero me obligué a mirarlo—. Si tú me mordiera así, me gustaría que por lo menos intentaras conocerme. Que nos dieras una oportunidad y no lo hicieras parecer como la peor ligada del mundo. Él sacudió la cabeza.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

238

—No hay ninguna posibilidad. Ningún futuro. Especialmente no en este lugar. —Si tu realmente crees que ella es inocente y dulce —dije nuevamente—. Entonces tienes que darle la posibilidad de elegir también. Los ojos de Raniero pasaron por un millón de emociones. Ni siquiera podía adivinar lo que estaba pensando, pero de repente pareció decidirse y dijo: —Si crees que eso es lo correcto, por cualquier razone que esté en tu corazón, entonces haré lo que me pides. Por lo menos hablaré con ella, y veré si ella desea tomar el error que ya cometimos y alargarlo aún más, juntos. Se levantó y comenzó a caminar hacia la puerta, pateando el polvo a su paso. No podía decir con claridad si estaba enojado conmigo, o consigo mismo, o si incluso no estaba enojado para nada. Él sólo parecía… frío, totalmente apagado. —¿A dónde vas? —Vamos a tu habitación —dijo él—. Es tiempo de realizar ese cambio. Acabo de comprenderlo. Ya no hay vuelta atrás ahora. Lo seguí fuera de la puerta y pasó un largo… largo rato antes de que me diera cuenta que nunca le pregunté por las estacas que estaban en el suelo, incluso aunque casi tropecé con ellas nuevamente a causa de que tenía los ojos llenos de lágrimas.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

239

Capítulo 87
Antanasia
Traducido por Ika Corregido por Carmen15

—Va multumesc —me retiré los audífonos de mis oídos y dejé a un lado mi libro de tareas y mi iPod, que lo había cargado con Fluent in Five, para hacer espacio en el tocador para la bandeja que la sirvienta traía. —Va rog. Sticla. Masa. —solo usé unas pocas palabras «Por favor» «Botella» y «Mesa» pero también indiqué con el dedo, para que ella entendiera dónde quería que dejara la sangre y la pequeña copa de plata. —Va multumesc. —Lucius podría no haberle agradecido dos veces, como yo lo estaba haciendo, pero definitivamente estaba mejorando en dar instrucciones. La sirvienta usó una herramienta de peltre deslucida, como una especie de sacacorchos antiguo, para abrir la botella, pero antes de que pudiera servirla, la despedí con un «Esti demis». Inclinándose silenciosamente, dejó la habitación y tomé la botella, sirviéndome una gran dosis de sangre que había ordenado. Todavía no me agradaba hacer esto, pero debía hacerlo si quería mantenerme fuerte para la reunión que había solicitado para esa tarde. Levanté la copa, oliendo su contenido. El líquido espeso no era tan penetrante como la sangre que Dorin había traído para mí, pero también podía oler la mezcla de hierbas que habían utilizado junto con el apretado corcho, para prevenir que se coagulara en la botella. Esta sangre no era tan ofensiva para mi olfato, pero tampoco tenía el embriagador y delicioso aroma de Lucius y no la bebí de inmediato. Estuve aliviada de poder dejar la copa en la mesa cuando alguien golpeó en mi puerta. —Éntre. ¡Intra! —Antanasia, te ves preciosa —me dijo Dorin cuando entró en la habitación y cerró la puerta—. Muy regia. Me mantuve erguida en el traje oscuro que había elegido.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

240

—Gracias, debo lucir como si estuviera dispuesta a hacer negocios. —Lo haces, lo haces. —Él frunció el ceño—, pero ¿por qué quieres asemejarte a los Ancianos? En toda la propiedad se está murmurando con curiosidad. —Él retorció sus manos—. ¿Hay noticias? ¿Has descubierto algo sobre el asesinato de Claudiu? Quería decirle a mi tío todo, pero las palabras que Raniero me dijo sobre usar la sorpresa como arma me detuvieron, justo como lo había hecho su mano en el calabozo. No era que necesitara sorprender a mi propio tío, pero él tenía problemas para guardar secretos. —Sólo pienso que es momento de avanzar —dije muy vagamente—. Demostrar que soy yo la que está a cargo. —Bien, supongo que eso es algo bueno. —Dorin cruzó la habitación y nuevamente frunció el ceño al ver la botella en mi tocador—. ¿Pero, qué es esto? —entonces noté que traía un bolso bajo el brazo, lo abrió y sacó una botella. La botella era de un color verde oscura y la etiqueta estaba hecha a mano. Con la inscripción «Franta 1977». Se inclinó para observar más de cerca la sangre que yo había ordenado y que también estaba etiquetada con la inscripción «Rumania 1872», luego se enderezó y sacudió la cabeza—. No Anastasia. Te he traído algo mucho mejor. Aún no sabes cómo ordenar. Esta sangre no tendrá buen sabor. La sangre Rumana de esa época es legendariamente mala. —Comenzó a retirar la copa, pero detuve su mano y me sorprendí de que estando sólo conmigo; cuando no estaba Lucius presente, aún estuviera un poco tembloroso. ¿Su temblor era permanente? —Solo beberé esto —dije—, realmente no me importa cómo sea su sabor. Pero gracias de todos modos. Pero Dorin se adelantó y abrió la botella que había traído con un giro de su mano derecha, aun sacudiendo la cabeza —No, no… esto es mucho mejor —tan pronto como descorchó la botella, sentí el fuerte olor, amargo, y ácido que aparentemente distinguían una sangre «buena» y mis músculos se tensaron con el pensamiento de beberla. Dorin, parecía indiferente a como me sentía y comenzó a levantar mi copa de nuevo, como si fuera a tirar la sangre que había pedido que me trajeran—. Te dije hace mucho tiempo, la sangre siberiana ¡es mejor y la más adecuada para una Princesa! —Detuve su mano nuevamente, de repente frustrada, ¿si realmente era una Princesa, no debería tener lo que yo quisiera?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

241

—No, Dorin. Ordené esto. Y quiero esto. Si no puedo tener a Lucius quiero por lo menos una sangre que no me deje muda. Era una de las pocas veces que había estado cerca de tratar a Dorin como algo diferente de un consejero, no como un igual, sino como alguien superior y una mirada de desconcierto, casi de pánico apareció en su rostro que no me ayudaba mucho a tragar la templada sangre rumana que puse sobre mi lengua y que comenzó a deslizarse por mi garganta. Incluso casi me atraganto cuando la tomé, pero no me sentía tan culpable. No estaba traicionando a Lucius. Lo estaba salvando. Por lo menos, esperaba que así fuera, porque desde esa tarde el reloj comenzaría a sonar hasta el día de su juicio.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

242

Capítulo 88
Mindy
Traducido por Ika Corregido por Carmen15

Raniero y yo no habíamos hablado para nada, hasta el momento en que me preparé a cortar su cabello. Tomó la silla del pequeño tocador que había en mi cuarto, que era como una mini versión del de Jess y la colocó en medio de la habitación, para después sacarse la camisa de nuevo, como si supiera que habría mucho cabello cayendo. Luego se sentó en la silla a horcajadas mientras cruzaba sus hermosos y bronceados brazos por detrás de su espalda, mientras yo estiraba una de las gruesas toallas blancas de los Vladescu y la colocaba sobre sus hombros, siendo consiente que probablemente sería la última vez que lo tocaría. Entonces saque el kit que usualmente usaba para hacer lucir a Jess despampanante, busqué mis tijeras profesionales e introduje mis manos en sus largas y gruesas ondas. Haz lo que siempre has querido hacer, Min, sólo has el corte con el que siempre has soñado —me decía a mí misma —Voy a… —Haz lo que desees —me interrumpió—. Estoy seguro de que estará bien, ya que tienes talento para esto y sé que siempre has deseado cortar mi cabello —fue lo único que me dijo. Siempre quise que tuviera el cabello más corto, entonces, ¿por qué me sentí tan mal cuando corté el primer mechón? cortando cerca de diez centímetros, para que su cabello quedara sobre sus orejas ¿Por qué me molestaba tanto hacerlo ver aún más hermoso? Porque no lo estás haciendo lucir hermoso, Mindy. Él ya era hermoso para empezar —me recordé a mí misma Comencé a sentir una sensación de ahogo, pero aun así seguí cortando. Tomando más y más de esas hermosas ondas castañas que el sol había tocado, iluminándolas y fue como si con eso estuviera cortando la playa que él amaba. Arrojando al suelo el sol y las olas, que se convertían sólo

BETH FANTASKEY

FORO AD’

243

en… basura. Más aserrín estúpido. Estaba enterrándole una estaca. Terminando de convertirlo en un asesino nuevamente. Haciéndolo lucir como alguien que él no quería ser, para otra chica. Se quedó sentado muy quieto, pero no como si estuviera meditando. Podía sentirlo completamente tenso por dentro, incluso aunque yo no pudiera ver sus ojos. Sólo me centré en cortar su cabello y en la forma que mis manos recortaban la parte posterior, para mostrar cuán fuerte era su cuello. Él no podría esconderlo nunca más o incluso hacerse una coleta… Cuando la forma básica estaba lista, corté un poco más atrás y dejé un poco más largo la parte de frente, para que lo que quedaba de sus hermosas ondas enmarcaran esos ojos que por más que quería no podía mirar, tomé mi navaja e hice que quedara todo… perfecto. Perfectamente terrible, para mí. Nunca le había cortado el cabello a alguien sin ser capaz de mirar su rostro, pero no necesitaba mirarlo para saber que lucía más atractivo que cualquier modelo. Y eso era espantoso. —Creo que eso es todo. —Di un paso atrás y miré fijamente el suelo— ¡Estás listo! Pero entonces él tomó mi mano y de la impresión casi dejé caer la navaja. —No. Todavía no está terminado—me dijo Finalmente mire sus ojos. Sus maravillosos ojos grises, que se estaban tornando fríos nuevamente. Aún más que cuando lo detuve fuera del cuarto de Jess y me había apartado. —¿Qué más? —Rasura mi barba. —No… —no perdería su barba tipo chivo también. Y además él podía hacerlo por sí mismo, si eso es lo que realmente quería. Si yo lo rasuraba, tendría que sostener su mandíbula y observar cada pulgada de su rostro; ese rostro que no volvería a tocar nunca más. El rostro que estaba ayudando a arruinar por completo. —No quiero. Me agarró con más fuerza y fue lo más cercano que estuvo a punto de herirme alguna vez, de una forma física.

BETH FANTASKEY
—Por favor. Sólo termina lo que empezaste.

FORO AD’

244

Lo miré fijamente durante un minuto y él me sostuvo la mirada hasta que me rendí y me liberé de su agarre. —De acuerdo. Entonces fui al baño y no pude mirar mi horrible reflejo en el espejo, mientras tomaba una taza de agua y el pequeño tubo de gel para afeitar, que había comprado para mis piernas. Cuando volví a la habitación, él aún estaba sentado quieto… muy quieto, sumergí mis dedos en el agua y coloque un poco sobre sus mejillas, sintiendo la aspereza de la barba. Luego apreté algo de gel sobre mis dedos y lo esparcí lentamente por todo su rostro. Su piel era tan áspera y se sentía tan bien bajo las puntas de mis dedos. Quería tocarlo así por horas. Tirar la estúpida crema de afeitar y simplemente tocarlo a él… No pude evitar mirarlo a los ojos y ver si él también lo sintió, pero él había cerrado los ojos. Cerrándose completamente a mí. Tomé nuevamente mi rasuradora. —Esto puede doler. Hiéreme. Hiérenos a ambos, con lo que estoy a punto de hacer, no pude evitar pensar. —Estoy acostumbrado al dolor —dijo él, sin abrir los ojos—. Comparado con esto, no será nada. —Okey. Tomé su mandíbula firmemente en mi mano y empecé a arrastrar la rasuradora contra sus mejillas y mis dedos temblaban tanto, que estaba aterrada de cortarlo en pedazos, pero de alguna forma lo logré. Completé línea tras línea en su piel y luego de un tiempo la barba de chivo que tanto había odiado ya no estaba. Él ni siquiera se había encogió el par de veces que había tirado de su pelo y el cual había dejado marcas sobre sus mejillas. Di un paso atrás y miré al suelo nuevamente. —Ahora si estás completamente terminado. Por el rabillo del ojo, lo vi quitar la toalla de sus hombros, voltearla del lado limpio y comenzar a limpiarse los pequeños parches de espuma

BETH FANTASKEY

FORO AD’

245

que aún quedaban en su rostro. Se levantó mientras lo hacía y luego se colocó la camisa de Lucius nuevamente. —¿Cómo me veo, Mindy Sue? No tuve más opción que finalmente observarlo de la cabeza a los pies. Y lo que vi casi me hizo llorar. Debí haber sido una artista del renacimiento italiano, porque el vampiro que estaba delante de mi era mucho más increíble que cualquier estatua. Su cuerpo siempre había sido perfecto, pero cuando se irguió en una pose que demostraba cuán fuerte era, me hizo aspirar una gran bocanada de aire, que casi me dejó sin aliento. Sin su descuidada barba podía ver su mandíbula e incluso eso tenía músculos. Y con su cabello corto resaltaba sus pómulos, hombros y sus ojos… sus ojos… —¡Oh, Raniero! —suspiré con admiración, mientras gemía al mismo tiempo. —¿Está bien, cierto? —preguntó—. ¿Creaste en mí al vampiro de tus sueños? ¿Al Raniero que siempre deseaste? No, no quería nada de eso. Quería al viejo Ronnie de vuelta. Este nuevo Raniero… no me gustaba y mucho menos sus ojos. Eran fríos, pero también estaban llenos de dolor y enojo. —No lo sé, Raniero… Él sabía sin embargo qué aspecto tenía, estaba más que consiente que cada chica en varios metros a la redonda se daría la vuelta para mirarlo. ¿Había una parte de él que siempre me odió por desear que cambiara? ¿Por mucho que me odiara a mí misma ahora? —Gracias Mindy Sue —me dijo como si nunca hubiera existido nada entre nosotros. Como si yo, junto con el corte de cabello, también hubiera cortado esa parte de nuestra historia. —De nada. —No pude pensar en nada más que decir. Tiró la toalla en el suelo, dejando el desorden para las criadas y comenzó a dirigirse hacia la puerta y justo antes de que se fuera, le pregunte, algo que siempre quise saber. —¿Raniero? —pude oír las estúpidas lágrimas en mi voz nuevamente—. ¿Por qué… por qué nunca te ofreciste a morderme?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

246

—Te amaba demasiado para traerte a este mundo en el que me estoy reintegrando —dijo él—. No quería forzarte a entrar en él. Cuando era más que obvio que estabas insegura de lo que sentías por mí. Esperé que con el tiempo tú me lo pidieras, cuando estuvieras completamente segura de lo que estabas haciendo. Pero, por supuesto, ese momento nunca llegó, hasta que fue demasiado tarde. Raniero siempre mezclaba los tiempos verbales, pero noté que él fue muy claro al decir: «Te amaba» y no «Te amo». Todo este tiempo estuvo esperando por mí. Pero ahora, era realmente, muy tarde. —Gracias Mindy Sue —dijo otra vez—. Gracias por el corte de cabello y también por mostrarme que me he equivocado en la forma que trataba a Ylenia. Nunca lo hubiera visto desde esa perspectiva, si no fuera gracias a ti. No pude decir «de nada» nuevamente. Sólo dejé que se fuera, entonces me puse de rodillas y comencé a juntar el cabello, porque no podía esperar más tiempo para que las criadas lo limpiaran, tenía que limpiar ese desastre, porque lo que había comenzado como un plan para atrapar a Ylenia Dragomir haciendo algo malo, se había convertido en la entrega del hombre que yo amaba a una mujer que había tenido algo con él, pero esta vez para siempre. El cabello realmente se sentía como aserrín en mis manos.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

247

Capítulo 89 Raniero
Traducido por Rodoni Corregido por Carmen15

Lucius: Me complace romper tus reglas más allá de lo que habíamos pretendido y cuidar de ti de vez en cuando, aunque sólo sea para ver qué tan mal estas. Y si, también traje a tu esposa. No te preocupes. No estás viendo nada... aún. Yo sé que en estos momentos te encuentras luchando por mantener tus pensamientos coherentes, pero necesito preguntarte algo muy importante ¿Puedes recordar algo de la noche en la que me convertí en un vampiro maldito? ¿Cualquier detalle que no hayas querido compartido conmigo, especialmente si tiene relación con Ylenia Dragomir? Al mismo tiempo, sabemos que la fecha del juicio se va a establecer el día de hoy. Tu esposa, quien sigue ganando poder mientras tú te debilitas, ha convocado a una reunión con los Ancianos, para hacer el anuncio. Mantente fuerte, hermano.

Raniero.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

248

Capítulo 90
Antanasia
Traducido por Rodoni Corregido por Carmen15

Había una parte de mí que deseaba que Dara Packwood estuviera ahora mismo ahí para abrazarme, al igual que lo había hecho en el pasado cuando tenía problemas o en mis competencias 4-H, pero sacudí la cabeza para borrar esos pensamientos de mi mente y cuadré los hombros. Y como siempre pasaba, las puertas se abrieron en una señal que al parecer ni siquiera necesitaba saber, al entrar me encontré con una larga mesa flanqueada por los vampiros que no me habían visto hacer otra cosa más que fracasar, una y otra vez. Pero eso iba a cambiar. Y aunque fracasara, lo haría luchando, como se lo había prometido a Raniero. Al entrar a la habitación, los miré de uno en uno y mientras ellos me estudiaban, con sus fríos ojos, fui de repente muy consciente de todos los errores que había cometido, desde que me uní a sus filas. Una pequeña parte de mí deseaba gustarles, como si me hubiera transferido a una nueva secundaria en vez de convertirme en su gobernante. O si no quería exactamente que me quisieran, al menos me gustaría que me aceptaran como su camarada, incluso si era como lo más bajo, pero siempre manteniéndome al margen de sus asuntos. Mientras me encontraba con los ojos de Flaviu, vi su desprecio hacia mí y sus ansias de poder, en ese momento supe que nunca nos agradaríamos. Él era un vampiro vicioso de una larga línea de viciosos vampiros, estaba casi segura que no estaba tratando de arruinar, si no de terminar, con la vida de Lucius y mía. Una Reina tiene pocos amigos; es lo que mi madre biológica había tratado de advertirme en su diario. Si ella tiene muchos, es casi seguro que estuviera haciendo algo mal. Mientras continuaba mirando a los ojos a Flaviu, también recordé cómo Lucius había caminado a grandes zancadas a través de la cafetería en sus primeros días en la secundaria. Me sentí mal cuando los

BETH FANTASKEY

FORO AD’

249

estudiantes se apartaban de su lado, pero él parecía complacido por lo que percibía como deferencia a su superioridad. Todo es cuestión de percepción —me dije—. La mía y la de ellos. Y sin apartar los ojos de Flaviu, hice mi primer improvisado cambio de planes, no caminé hacia mi asiento habitual en el extremo de la mesa, sino que caminé directamente a la silla de Lucius en la cabecera, donde aún sin sentarme, anuncié con toda claridad: —Los he convocado aquí para fijar el día del juicio de Lucius. El cual será en dos días a partir de hoy. Mis palabras desataron un coro de murmullos, con algo de suerte puse nervioso a Flaviu. El tío de Lucius se veía un poco pálido, pero yo sabía que la mayoría de los vampiros estaban entusiasmados ante la idea de ver a un Príncipe que era casi seguro fuera condenado a la destruición. Entonces me senté y aunque ya estaba cansada de sus continuos miedos, miré por costumbre a mi tío Dorin y probablemente no debería haberme sorprendido al ver que parecía aún más blanco y más sorprendido que el propio Flaviu.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

250

Capítulo 91
Antanasia
Traducido por Vickyra Corregido por Angeles Rangel

—Anastasia, ¿estás… estás segura de tu elección? tartamudeó Dorin, aterrorizado de verme arriesgar la existencia de Lucius, mismo si él lo apreciaba apenas—. ¿Por qué esta decisión tan rápida? ¿Hay alguna novedad? —No deseo explicar nada de momento, informé al Consejo sin mirar a Dorin. Temía mostrarme demasiado brusca hacia mi tío, pero al intentar protegerme, minaba involuntariamente mi autoridad con sus preguntas. Flaviu, él, lo hizo voluntariamente. —Nada ha cambiado —dijo él al resto de los Ancianos con una sonrisa de lado—. Ella actúa así por temor. Lucius se debilita y ella espera evitarle el Luat, aunque lo condene a una verdadera destrucción. Ya que la sangre en la estaca de Lucius nos dice todo lo que deberíamos saber. Me erguí, exactamente como lo hubiera hecho Mihaela Dragomir y aunque si mis piernas temblaban violentamente, mi voz permaneció perfectamente tranquila. —Les prohíbo hablar de mí como si estuviera ausente, a menos que ustedes no quieran encontrarse con Lucius en un calabozo. Y entonces veremos cuánto tiempo aguantarían privados de sangre, ya que ustedes tienen doscientos años más que él y están lejos de tener su fuerza. Fui la primera sorprendida de mi audacia. Flaviu también parecía sorprendido. Levantó las cejas, reprimiendo una carcajada y me miró como a un niño que acaba de tener un capricho. —¡Está usted bromeando! —dijo—. Usted no se atrevería. Fue mi turno de levantar las cejas. —¿Ah, yo no me atrevería? Bruscamente ultrajada, me puse a temblar, pero esta vez de rabia.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

251

Tenía que dominarme si no quería perder mis medios. Ya no eran el malestar ni las alucinaciones lo que me acechaban, sino una cólera negra. Toda la frustración y la angustia acumuladas desde varios meses estaban a punto de salir a la superficie. Esos monstruos habían torturado Rainiero hasta empujarlo a la destrucción, habían hecho caer Lucius en una trampa; hoy se burlaban de mí y de manera general formaban un insoportable revoltijo de intrigantes y de charlatanes. Yo quizá no había integrado un nuevo instituto, pero mis pequeños camaradas decrépitos y manipuladores habían decidido hacerme dura la vida. ¡Era su prisionera, en mi propio castillo! —¡Garda! ¡Vin aici! —rechiné de una voz que no reconocí. ¿De dónde me salían esas palabras? Desde luego no de mi DVD. Habría debido oírlas pronunciar seguido a Lucius para que me salieran naturalmente. Al momento, los dos vampiros que montaban guardia, se adelantaron. No tuve la ocasión de contemplar la reacción de los Ancianos, ya que no dejé de mirar a los ojos de mi nuevo enemigo jurado, pero mi rumano sin acento pareció producir más efecto que el anuncio del proceso. —¿Entonces? —le pregunté a Flaviu, la mirada severa—. ¿Quiere ver cuánto tiempo aguantaría el régimen seco? Sostuvo mi mirada y su rictus desapareció poco a poco. Reemplazado por una expresión de cólera mucho más peligrosa. Peligroso, Flaviu siempre lo había sido y más valía luchar de frente. Me sentí aliviada. —¿Entonces? —repetí. —Continúa la reunión, replicó finalmente desviando los ojos. Fija la fecha y salva —o más bien, condena— tu querido esposo. Su tono me faltaba todavía al respeto, pero no pude esta vez retomar sus palabras. Tenía que contentarme de esta pequeña victoria y de un gesto hice volver a los guardias a su puesto. —Propongo la abertura del proceso dentro de dos días. Tendrá lugar en la Sala de Justitie, al alba. Viendo que todos sacudían la cabeza, seguí: —Los que estén a favor de esta moción que levanten la mano izquierda.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

252

Dorin falló casi una vez más al levantar la derecha. ¿Era por inadvertencia? Se dio cuenta e imitó a sus pares. Observé cada rostro contando los votos al mismo tiempo. ¿Uno de ellos traicionaría alguna cosa? ¿Un aire culpable? ¿Una mirada cómplice a Flaviu? Me hubiera gustado escrutar sus expresiones por más tiempo, pero anuncié la adopción de la resolución y puse fin a la audiencia. —La sesión está finalizada. No me moví, intentando imponer un nuevo protocolo y dejándolos retirarse los primeros. A decir verdad, era incapaz de mover mis rodillas de tanto que temblaban. A pesar de mi angustia, conseguí dominarme el tiempo necesario. Era un buen inicio. Me giré hacia Dorin, esperando un estímulo, pero mi tío evitó mi mirada, como si de pronto me temiera. —Te las has arreglado bien —murmuró él contentándose con una breve sonrisa. Una vez sola, me dejé caer en mi asiento y exhalé un enorme suspiro, consciente de lo que acababa de cumplir. Había dado un primer paso en dirección del futuro que soñaba Lucius para nosotros y nuestras familias. Buscando culpabilidad o nerviosismo en el rostro de los Ancianos, había visto un cierto respeto. Quizá, si me atreviera a creerlo, sería una etapa decisiva del plebiscito. Cerré los ojos e intenté calmarme. ¿Había yo condenado al vampiro, al cual quería más que a mi propia vida? ¿Y por qué Flaviu ya no parecía inquieto?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

253

Capítulo 92
Antanasia
Traducido por Vickyra Corregido por Angeles Rangel

Era un nuevo Rainiero el que me esperaba en la Camera de Miza. Él había terminado su transformación, abandonando el «surfeur hippy» para reanudar con el asesino. Reteniendo mi aliento, busqué identificar el cambio. No era su aire, noble y decidido, como el de Lucius. No eran tampoco su ropa, ni el corte de pelo, que adiviné era obra de Mindy. El que estaba delante de mí era su gran sueño reencarnado. Un hombre con la mandíbula voluntariosa, con los pómulos prominentes de los Vladescu. Así preparado, habría hecho zozobrar muchos corazones. Pero lo que acababa de metamorfosear este vampiro principesco y peligroso, era la estaca afilada que metió en la cintura de su vaquero, preguntando: —¿Estás preparada para tu segunda lección, Anastasia? ¿Has traído tu arma?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

254

Capítulo 93
Antanasia
Traducido por Vickyra Corregido por Angeles Rangel

—¿Rainiero, tienes verdaderamente el derecho de manipular esto? — pregunté señalando el arma. —No actúo en el cuadro de la ley —replicó—. Ahora ya no más, pero si tú me ordenas que deje mi estaca, obedeceré inmediatamente. —¿Piensas realmente necesitarla? —insistí, queriendo adivinar sus intenciones. —Antanasia, tenemos un asesinato sobre los brazos, un Príncipe a punto de ser juzgado. En tales circunstancias, habría que estar loco para hacer una encuesta sin armas. Los que se muestran demasiado curiosos podrían terminar como el tío Claudiu, ¿de acuerdo? Desgraciadamente tenía razón. Y ordenándole de deshacerse de la estaca, yo corría el riesgo de que él me desobedeciera, igualmente como Lucius lo había temido, haciéndolo volver a Rumania. Además, por si estuviera en peligro, yo no podía negarle un medio de protección… —Muy bien, la elección te pertenece —consentí esperando que no tuviera que usarla. —Grazie. —Tú decías llevar la encuesta… —No me he enterado de nada. He interrogado todo el personal, pero nadie vio nada la mañana del asesinato, ni siquiera un príncipe que no debería haberse encontrado allí… Mi corazón se embaló con el recuerdo de la misteriosa ausencia de Lucius. Nunca lo creí culpable, pero jamás tuve una explicación. —¿Y? —Ellos no vieron nada de anormal. —Ah, dije, a la vez decepcionada y aliviada.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

255

—No te preocupes, Antanasia —me tranquilizó con una mirada más suave. —Descubriremos la verdad. Y también, escuché el Consejo desde la antecámara. Tú te las arreglas bien. En adelante, los Ancianos te consideraran diferentemente. —Así lo espero —murmuré mirando mi estaca. Yo no había bajado los ojos nada más que una fracción de segundo, pero ese fue el momento que eligió Rainiero para comenzar su lección. Antes de que tuviera tiempo de tomar mi aliento, me tiró contra él. —Primera regla: no dejar jamás aparecer sus dudas delante de un vampiro armado y peligroso. La segunda, jamás inclinar la cabeza, ni soltar la estaca.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

256

Capítulo 94
Antanasia
Traducido por Vickyra Corregido por Angeles Rangel

—Rainiero… ¿qué estás haciendo? Luché para recobrar mi aliento y, sobretodo, para no ceder al pánico. Rainiero poseía una fuerza hercúlea. Mantenía mi espalda apoyada contra su torso de mármol y apretaba su estaca justo bajo mi pecho, la punta dirigida hacia el esternón. —¡Rainiero! —repetí un poco más firmemente. Mis muñecas estaban prisioneras de la inmensa palma de su mano y siguió apretando. Su voz, sin embargo, no era amenazadora, sino más nítida. —Te muestro, de un único y breve movimiento, casi todo lo que debes saber si necesitas un día servirte de un arma. —Muy bien. Enséñame. Él parecía tranquilo, pero yo sentía mi voz temblar. —¿Prometes no moverte y escucharme atentamente, sí? —Si —acepté, no teniendo otra opción—. Lo prometo. —Eres menuda, así que más te vale ser rápida. Crear, cuando sea posible un efecto sorpresa. Date cuenta con qué facilidad te he dominado, porque no te lo esperabas. Efectivamente, no lo vi ni moverse. —Lo he comprendido. —Y aquí —añadió apretando su brazo contra mi cintura—, la captura para infligir una herida seria. Tu propio cuerpo te da el necesario para infligir un golpe contundente. Es el principio palanca, particularmente importante para alguien pequeño, como Moví mi cabeza contra su pecho. mejor apoyo de la tú.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

257

—Si no puedes atrapar tu adversario de esta manera, arréglatelas para acorralarlo contra una pared. Si no, estarás obligada a propinarle varios golpes, lo que puede revelarse muy peligroso. Un asaltante más débil estará tentado, con el pánico, de golpear varias veces, ofreciendo así a su enemigo la posibilidad de replicar. Tú no puedes permitírtelo. —Lo intentaré… Me serviré de una pared. Consentí una vez más, a pesar de la presión de la estaca que él mantenía aun contra mi corazón. Tengo confianza en él, pensé. Mi confianza fue a pesar de todo puesta a prueba, cuando él apoyó más firmemente la punta del arma. —Es este el punto preciso al que tienes que apuntar, Recuérdalo. Si no lo acabas con el primer golpe, serás arrastrada a una lucha que debes evitar a cualquier precio. —Entendido. No arriesgaba de olvidarlo. El recuerdo de la noche en que Lucius había casi conseguido destruirme, estaba aún muy presente. Rainiero guardaba silencio, pero aún no me soltaba. Nos quedamos congelados, el uno contra el otro y sentía su aliento contra mi oreja. ¿Había perdido él su sangre fría? ¿Esta «lección» no era más que una astucia para tenerme a su merced? ¿Decidía él en este instante preciso de mi suerte? Reuniendo toda mi autoridad, troné de una voz que yo esperaba convincente: —Rainiero, ¡te ordeno me sueltes inmediatamente! Me liberó al momento y me volví. Él movió la cabeza con un aire aprobador, guardando al mismo tiempo su arma detrás de su cintura. —Este es el último elemento que deseaba enseñarte. Es una lección que se debe aprender uno mismo. —¿Qué quieres decir? —pregunté con un tono receloso. —Tú eres parte de la familia real. Tu sangre te confiere un poder particular y, si tomas conciencia, te beneficiaras de una ventaja. Tú ves, me he apartado en cuanto me has dado la orden, al segundo en que has recordado quién eres… —Si alguien intenta destruirme, dudo mucho que mi rango lo impresione.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

258

—Sin duda no —admitió él con la fría sonrisa del guerrero que recordaba sus triunfos pasados—, pero tu adversario puede titubear un instante y es ahí que se gana el combate. ¿Pensaba él aun en esa breve ventaja que le había permitido de tener Lucius en jaque? —Lo comprendo. —Siento mucho haberte asustado —continuó él—, pero el miedo actúa como un catalizador. Nunca olvidarás lo que acabo de enseñarte. —En efecto, lo recordaré —repliqué agachándome para recoger mi arma—. Y creo que bastara por hoy. —Con tu permiso —intervino Rainiero cogiendo mi muñeca—, deseo también proponerte un pequeño test. Un reto. Y si lo consigues, estarás preparada finalmente. Viendo desviar mi mirada hacia mi mano, la soltó. —¿Qué clase de test? —Has adquirido rápidamente, un cierto coraje, pero, ¿tendrás el de servirte de una estaca? —¿Utilizarla? ¿Quieres decir, golpear algo? —Sí. Mientras estuviera armado, no debería que quitarle los ojos de encima, pero observé brevemente la habitación. —Esta sala solo contiene estacas. Y no veo sobre qué podría ejercitarme. —¿Por qué no… yo? propuso él señalando su pecho.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

259

Capítulo 95
Antanasia
Traducido por Vickyra Corregido por Angeles Rangel

—¿Bromeas, verdad? ¿Rainiero se reía de mí o me ofrecía realmente la posibilidad de destruirlo? —Voy a poner mi mano encima de la mesa y tú la traspasaras con la ayuda de la estaca. Así, tomarás conciencia de la sensación y del choque que eso procura. —¡No hablarás en serio! —Soy más serio que nunca. No puedes darte cuenta del efecto que hace antes de haberlo verdaderamente golpeado. No tienes derecho al error, entonces más vale haber hecho antes la experiencia. Y como el resto, eso se aprende con el entrenamiento. Tenía un tono melancólico, lleno de amargura y comprendí que añoraba realmente su pasado. Mi confianza en él se agrando. —¡Pero no puedo hacerte eso! Aún si la herida es superficial, no puedo imponerte tal sufrimiento. —Soportar el sufrimiento e infligirlo no se diferencian verdaderamente —respondió él con un aire distante—. Eso también se aprende con el tiempo. Y como tú sabes, los vampiros cicatrizan rápidamente. Él puso su mano tatuada sobre la mesa y designó la parte carnosa entre el pulgar y el índice. —Aquí no hay hueso. La herida durara solamente algunos días. —No… —balbuceé, horrorizada—. No lo lograré. —Buddha lo ha dicho él mismo —explicó él con una sonrisa—. «La vida es un sufrimiento». No podemos escaparnos. Podemos solamente aceptarla y afrontarla. Es sólo un momento desagradable, eso no me asusta.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

260

—Dudo que Buddha, esté de acuerdo con la idea de que yo empale deliberadamente tu mano… Su sonrisa desapareció poco a poco. Su antigua vida se entrechocaba con sus nuevas creencias. Ideales en la playa, ellas cuadraban menos bien con lo cotidiano de un asesino. Y era la razón por la cual él temía volver aquí. —Es así que nos han formado, a Lucius y a mí. Y si yo no puedo ordenártelo, porque eres mi soberana, te aconsejo vivamente de hacerlo si deseas adquirir las competencias necesarias a tu supervivencia en este mundo. —¿Quieres decir que… Lucius y tú os infligíais ese género de heridas voluntarias? No contestó, pero su mirada me hizo ver que esta práctica no les era desconocida. Los habían sin duda forzado y era eso, regularmente, lo que explicaba cómo había podido golpear a Lucius en el pecho, sin tan siquiera reflexionar. Se inclinó sobre la mesa, escrutando mi expresión con un aire pensativo. —¿Nunca has herido a alguien, Antanasia? Y aplastar una araña no cuenta… —Pues bien, un día he pinchado a Lucius con mi horca… Los labios de Rainiero se estremecieron, reprimiendo una carcajada. La anécdota no le era manifiestamente desconocida, pero no parecía convencido. —No, nunca he hecho verdaderamente mal a nadie. —Y has dejado esa Sala de Tribunal, incapaz de decidir la destrucción de ese prevenido. —¿Como sabes eso? —exclamé extrañada y al mismo tiempo apenada. —Las novedades van rápido en el universo de los vampiros —explicó alzando los hombros—, igual que cuando se vive en una playa. La historia había llegado hasta los oídos de Rainiero, en su playa, aislada de sus congéneres. Picada a lo vivo repliqué: —Puesto que todo el mundo está al corriente de mis debilidades, ¿cómo podría yo esperar un día convertirme en una Reina?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

261

Él pensaba haber entregado sus enseñanzas filosóficas, pero fueron sus propias palabras y no las de Buddha las que me hicieron reflexionar. —Si tú no puedes condenar a un vampiro, como lo exige la ley, quizá no deberías desear convertirte en Reina. Tuve de pronto la impresión que me abrían los ojos. Mi verdadero deseo, era ser la esposa de Lucius. Mi rol de Princesa no había servido nada más que a ese objetivo. Había consentido para reconstruir un reino, por el bien de sus sujetos que se habían convertido en los míos en el momento en que pasé la alianza en mi dedo. Yo deseaba cumplir con todo eso, pero sólo por Lucius. Una nueva pregunta se formaba entonces: ¿Había tenido yo algún día la vocación de soberana? Conocía la respuesta: No. Ser Princesa se resumía para mí a una circunstancia de mi nacimiento y una condición pesada de mi unión con Lucius. Yo no había fracasado únicamente en mi rol por culpa de mis progresos en rumano, leído textos de leyes o memorizando el plan del castillo, mismo si se trataba de groseros errores de mi parte. Había fracasado, porque me había contentado de tener la apariencia de una soberana. En mi foro interior, nunca había querido dirigir un país, al contrario del que estaba sumido en un calabozo —que se consumían de hora en hora—. Lucius deseaba con todas sus fuerzas convertirse en rey. Yo le debía ese mismo deseo, primero para tener el privilegio de permanecer a su lado, pero también porque creía en el hecho de reinar. Yo debía aceptar el cetro. No hacer ese sacrificio significaba engañar a mis sujetos, engañarme a mí misma, a mis padres naturales y también a Lucius. Y a eso me negaba. De una manera o de otra, yo tenía que cambiar de táctica y sobretodo de actitud. Debía forzarme a codiciar y obtener, lo que me correspondía por derecho.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

262

Perdida en mis pensamientos, había casi olvidado a Raniero hasta que este chico particularmente perspicaz, que descubría poco a poco, me sorprendiera. —¿Entonces, Antanasia? ¿Qué deseas hacer? Sostuve largamente su mirada, después cogí mi estaca firmemente en la mano y le dije, con toda la convicción de la que tenía que hacer prueba: —Yo deseo convertirme en la Princesa Antanasia Dragomir Vladescu y reinar sobre los clanes más honorables del mundo de los vampiros. Sin una sola duda, Raniero colocó su mano en la mesa y, con todas mis fuerzas, clavé la estaca en su carne.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

263

Capítulo 96
Mindy
Traducido por Harry Corregido por Angeles Rangel

—Vas a tener un aspecto estupendo —dije a Ylenia, Y estaría maravillosa, porque la estaba peinando yo y no hacía un mal trabajo ni siquiera a una chica a la que odiaba, ya fuesen por razones buenas o malas, que apenas podía contar a nadie. —Gracias, Mindy —dijo—. Es muy amable por tu parte el ayudarme. — Tenía un poco de color en sus pálidas mejillas—. Sé que no soy buena con el pelo y las ropas. —Lo haces bien. —Mentí—, pero como ayudé a Jess con Lucius, creo que tengo el «toque». —Esto no es una cita —dijo Ylenia, un poco demasiado precipitadamente—. Sólo me ha pedido que charlemos. Y ni siquiera puedo creer que haya hecho eso. —Sí, bueno, con Raniero nunca se sabe, ¿verdad? —En realidad tú no hiciste nada. Yo tiré un poco demasiado fuerte, intentando introducir el cepillo de cerdas de jabalí que compré especialmente para los rizos de Jess, entre el pelo encrespado de Ylenia—. Y el dolor nunca parece bueno. Sonrió y pareció que era tímida de verdad, como Raniero había dicho que era. —No, supongo que no. —Y… ¿A dónde vais? —Eso era lo que realmente quería saber yo, y por lo que, en primer lugar, me había ofrecido a arreglarla. —Ya te he dicho que no es algo importante. —Encogió sus huesudos hombros—. Sólo a dar un paseo por los jardines. —¡Oh! —Tiré demasiado fuerte, no porque la odiase, sino porque me temblaban los dedos.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

264

Quizá mantenía demasiado cerca a mi amiga-enemiga, quería odiarla, y aún no confiaba en ella, pero en ese momento también sentía pena por ella. Raniero la había mordido y luego abandonado, sin importar lo que dijese en este momento, estaba nerviosa porque él quisiera hablar. ¿O era culpa suya el que él estuviese maldito «insoportable»? ¿Y que Jess y Lukey tuviesen problemas? ¿O yo era la loca que veía cosas que, en realidad, no había? Porque casi estaba loca de celos en ese mismo momento sólo con pensar en ella y en Raniero paseando por un bonito jardín, igual que solíamos pasear él y yo en un estúpido parque en Lancaster. Estaba pensándolo todo el tiempo mientras mis dedos se movían y me perdía en sus enredados rizos y mi caja de maquillaje, cuando finalmente me aparté de mi segunda transformación completa esa semana, para que Ylenia pudiese levantarse y dar un ligero giro, estaba a punto de dar un grito al verle los rizos relucientes y los ojos brillantes porque se quitó las gafas por primera vez… ¡Diablos! Había hecho un trabajo demasiado bueno. Incluso a pesar de que la falda era totalmente pasada de moda y el resto de ella parecía casi como… ¡Diablos! Casi como una genuina Princesa vampira.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

265

Capítulo 97
Lucius
Traducido por harry Corregido por Yanii

R: Sí, recuerdo muchas cosas de la convocatoria de la que resultó esa marca que tienes en la parte de arriba de la mano. Cuanto más me interno en el pasado o en lo que parece ser el pasado, hasta la memoria parece más clara que la realidad. Y recuerdo que aquella noche estabas furioso, pero cuerdo. Incluso rechazaste mis intentos de conversar y parecías preferir estar solo; hasta que se te acercó Ylenia Dragomir. ¡Cuán extraño me parece eso…! Una chica que siempre estaba marginada, una Dragomir, en esa… Recuerdo haber pensado, según os alejabais juntos, demasiado cerca uno del otro: «Eso es un error» La mirada que tenías en los ojos era peligrosa, Raniero, porque, para mí, no parecías amenazador, sino más bien vulnerable —es extraña la utilización de la palabra, pero es exacta— . Y la siguiente vez que te veía, tenías los ojos desenfocados y salvajes, pero con un aspecto diferente del que tenían el día en que casi me destruyes y estabas en un charco de sangre con un vampiro recientemente mordido a tu lado y un vampiro muerto a los pies. Cuando alguien se desliza lentamente hacia la locura como yo mismo, Raniero, lo sé, incluso con más certidumbre, que la que tenía aquella noche, sé que ese cambio que experimentaste en minutos, normalmente ocurre en horas o días o años. Incluso entonces sabía que Claudiu tenía que haber hecho algo para alterarte, esperando conseguir que la muchedumbre te destruyese, porque en aquel momento no era suficiente el enviarte lejos durante unos meses. Porque eso no era suficiente, para eliminar su preocupación de que un dice se descubriese el cómo te había incitado a destruirme. Y naturalmente, yo he sabido siempre que fue Claudiu quién te empujó a atacar. SIEMPRE he confiado en ti. Raniero.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

266

La broma que hice ese día no fue lo que me salvó la vida. Realmente nunca estuviste tan cerca se terminar con mi existencia como has llegado a creer. Necesito toda mi energía para escribir esto, y permanecer centrado, pero si te ayuda a darte cuenta que no solo estás preparado para volver a nuestra sociedad, sino a reclamar tu puesto entre la realeza… Quizás esta sea mi última misiva, y por lo tanto antes de que me reúna con mis sueños, los cuales cada vez son más oscuros y más largos, pongo en tu conocimiento una última orden. Cuando me haya ido, como parece muy probable, ya sea porque me destruyen o porque entro en el reino de la locura, reclama tu lugar como regente y gobierna al lado de Antanasia, los dos sabemos que no existe ninguna restricción contra una Blestemata de vampiros en el gobierno. No hay precedentes y por lo tanto no hay prohibición. Haz esto por TODOS nosotros, hermano, el padrino, protector de la novia. Con una gratitud tan eterna como espero que sea tu existencia.

L.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

267

Capítulo 98
Antanasia
Traducido por Harry Corregido por Yanii

—In cazul in care acuzatul nu poate vorbi —Raniero leía en voz alta, mientras seguía las palabras con el dedo, yo no comprendía ni de lejos las complejas frases de los libros de leyes que estábamos estudiando, así que me encontré mirando fijamente el vendaje que le cubría la mano. Yo le hice eso, me sentí muy mal, pero también poderosa. La estaca no le había traspasado, pero había hecho bastante daño. Mucho más que cuando había golpeado el pie de Lucius con una horquilla para paja y Raniero creyó que había hecho bien. —Este es el pasaje que buscamos —dijo, apartándome de mis pensamientos—. Es un caso de 1622, pero es pertinente, In realtà, los Ancianos respetarán un precedente tan honorable. Puede que algunos, incluso, recuerden el juicio. —¿Qué dice exactamente? Necesito saber la formulación exacta. — Raniero cogió un papel del escritorio de Lucius y comenzó a escribir: «En caso de que el acusado sea incapaz de hablar…». Terminó y me entregó la nota y cuando movió la mano al portátil de Lucius volvió a la vida por tercera vez esta tarde. Y por tercera vez vi los correos electrónicos de mi marido. Todos ellos intercambiados con Raniero, algunos fechados poco antes de la destrucción de Claudiu. ¿De qué hablaban? ¿Futbol o surf —navegación—? ¿O secretos y estrategias? —Si ya tienes lo que necesitas, se está haciendo tarde y tengo una cita —apuntó Raniero. Yo quería estudiar esos libros de leyes durante toda la noche. Faltaba menos de un día para el juicio contra Lucius, pero ya había preguntado a Raniero lo suficiente para un día. Probablemente para toda una vida, Ni siquiera tenía derecho a preguntarle con quién era esa «cita».

BETH FANTASKEY

FORO AD’

268

¿Será con Mindy? Porque no está preparada para tratar con el Raniero emergente. —No veré a Mindy Sue —me sorprendió diciendo. Mi preocupación debía de haber sido obvia—. No te preocupes por ella. —Sonrió triste y amargamente, combinando las dos únicas clases de sonrisas que había tenido siempre—. Le conté todo mi pasado mientras utilizaba las tijeras, y lo que quedaba entre nosotros desapareció junto a mi pelo. Te lo aseguro. Empecé a levantarme. —Debería ir a verla. Tiene que estar alterada —pero me puso una mano sobre el hombro, presionando hacia abajo. —Está bien y creo que también tiene planes. ¿Planes? ¿Tan tarde y en un castillo solitario? Pero acepté la palabra de Raniero, porque en cualquier caso no podía ayudar mucho a Mindy. No hasta que hubiese salvado a Lucius. Entonces, si lo necesitaba, le daría un espaldarazo para que gritase toda la eternidad. —De acuerdo, si estás seguro de que está bien. —Tendrías que ir a descansar —sugirió Raniero, dirigiéndose hacia la puerta—, necesitas las fuerzas tanto como el conocimiento. —Me volví a sentar en el sillón de Lucius—. No, seguiré trabajando, ya podré dormir cuando Lucius esté libre. —Es una buena actitud. —Raniero abrió la puerta—. Creo que incluso mejor que la de tu marido. —Y entonces se fue antes de que le pudiese preguntar qué sabía de la opinión de Lucius; o de su cordura. Sabía que tenía que trabajar, pero cuando me quedé sola, no estuve segura de qué hacer. Me estaba quedando sin tiempo para exonerar a Lucius y tenía… nada. Según luchaba por pensar; distraídamente cogí el mouse de su portátil y lo agité, el ordenador volvió a despertar y esta vez cedí a la tentación y cliquee en el e-mail. En realidad no era fisgar, únicamente buscaba algún tipo de información que pudiese ayudarlo. También quería saber más sobre Raniero, porque ahora, el problemático asesino, también era parte de mi vida. Y parte de mí ansiaba incluso el más mínimo de los contactos con Lucius.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

269

Quería leer su cuidadosa, chispeante y sarcástica prosa, la cual era tan… él. Con un mínimo de sentido de culpabilidad, abrí el último mensaje entre los dos poderosos y misteriosos vampiros y giré hasta el fondo de la correspondencia que comenzaba semanas antes de mi boda y continuaba, esporádicamente, hasta la mañana en que habían destruido a Claudiu. Los correos, naturalmente, estaban dirigidos a Raniero y conseguí una cierta visión de su amistad y de sus sospechas, pero también encontré otra cosa que se esparcía a través de los mensajes y era casi mejor que las pistas. Una carta de amor para mí. Por lo menos, empezaba así.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

270

Capítulo 99
Mindy
Traducido por Harry Corregido por Yanii

Debería haber sabido que Raniero se encontraría con Ylenia en el jardín. Siempre le había gustado el aire libre, decía que los edificios lo ahogaban y sin importar lo que pensase de sí mismo, yo sabía que, en realidad, no había cambiado. Quizá tenía mejor ropa y un nuevo corte de pelo e incluso, a veces, pareciese loco, pero aún era el dulce, incapaz de hacer daño y cariñoso Ronnie. Si no hubiese sido un buen tío, no hubiese aceptado hacer lo debido con Ylenia, que ya estaba sentada a su lado en el banco, bajo las estrellas. Llegué tarde, porque tuve que preguntar la dirección a dos sirvientes, pero no parecía que me hubiese perdido mucho. Desde las sombras en las que estaba, parecía que todo lo peor, lo más doloroso estaba ocurriendo en aquel mismo momento. —Ylenia —dijo Raniero, sonando muy triste—. Creo que he cometido un error por no haber hablado antes contigo, al principio, pensé que te hacía un favor, porque no podía imaginar que alguien quisiese a un vampiro Blestemata, pero quizás esa opción debería de ser tuya, ¿verdad? Nuestra tradición dice que lo que hemos compartido, la sangre, es un vínculo eterno. Me quedé como una de las estatuas de mármol que podría ver entre los arbustos que me rodeaban, como si aún estuviésemos en el renacimiento italiano y tampoco podía moverme. Era como si yo también estuviese hecha de piedra. No tendría que haber venido a espiarlos. En realidad no estaba allí para cazar a Ylenia, haciendo o diciendo algo malo. Estaba allí porque una parte de mí quería ver cómo me dejaba para siempre el chico al que había dejado y que quería que regresase. Es como si quisiese el dolor y tuve lo que quería. —Comprendo por qué actuaste como lo hiciste —le dijo Ylenia. —Toda esa noche fue tan mal…

BETH FANTASKEY
— Sí, así fue.

FORO AD’

271

La vi acercarse y tocarlo, como solía hacer yo y el corazón se me marchitó dentro del pecho. —Pero es obvio que Lucius no creyó que realmente esa noche quisieses destruir a nadie —dijo Ylenia—. Y yo tampoco lo creo. No sé lo que ocurrió, pero no querías hacerlo. —Aún tampoco yo lo comprendo. —Se encogió de hombros como si hubiese dejado de preocuparse por el mal que había hecho—, pero sé que hemos compartido algo sagrado para los vampiros y si tú lo crees y no me desprecias, si quieres comenzar, de alguna manera a que nos conozcamos el uno al otro más lentamente y determinar puede ser que quieras a un vampiro atribulado y casi con certeza maldito. Te cortejaré, como merecías y aún mereces. Se quedó sentada mirándolo fijamente y mi estropeado corazón se detuvo. ¡¡Di no!! ¡Dile que no! ¡Dile que se pierda! Pero bueno, Ylenia había estado loca por él desde hacía años. Totalmente rechazada y odiada y lo amaba, así que dijo: —Me gustaría, Raniero, esto significaría mucho para mí. Al igual que esa noche significó mucho para mí. Ninguno de ellos lo dijo en tantas palabras, pero yo supe lo que acababa de ocurrir. Básicamente, Ylenia le había dicho: «Te acepto como mío para siempre».” Muchas cosas de la vida de los vampiros eran un misterio para mí, pero eso lo sabía, una chica a la que han mordido tiene derechos para siempre sobre el tío. Y yo, como chica a la que no había mordido, sabía eso demasiado bien. En aquel momento estaba bastante «destruida» y lo único que me impedía gritar era saber que Raniero no había dicho que aquella noche también había significado mucho para él. Eso, al menos, me alegró, hasta que se inclinó y la besó. No fue como los besos que solíamos compartir. No era como sí Raniero estuviese enamorado de ella y ella de él y no pudiesen separarse aunque el mundo llegase a su fin a su alrededor. Fue un único beso en la mejilla, pero para mí fue el gran final, una horrible estaca en el corazón.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

272

Comencé a girarme, sabiendo que había cometido un GRAN error al venir aquí. No debería haber visto eso. Me perseguiría toda la eternidad… aunque yo no tenía una eternidad, como ello, porque ella NUNCA lo dejaría. Empecé a respirar irregular e histéricamente y me pregunté si había oído susurrar a Ylenia: —Seré buena contigo, Raniero, lo prometo, Y si necesitas a alguien, si… si a Lucius le ocurre lo peor y asciendes para convertirte en el regente de Antanasia. Te prometo que estaré preparada para ayudarte a gobernar. Estaba de espaldas a ello y me quedé congelada otra vez, cerré los puños tan fuerte que las uñas se me clavaron en la piel. ¡Puta! Era una puta confabuladora. Jess no le importaba una mierda. ¿Y qué diablos quería decir Raniero cuando dijo?: —Gracias, Ylenia, creo que si ocupo mi lugar como regente, lo harás bien a mi lado, gobernando con Antanasia en ausencia de Lucius. Se me rompió una uña que tenía clavada en la mano. Esto era todo un error. Raniero no tendría que actuar como si hubiese alguna posibilidad de que lo de Luckey no se fuese a solucionar. Lo amigos no hablan así. Y él no debería hablar de gobernar nada. No había querido eso. Siempre había jurado que no… ¿Entonces, por qué parecía que estaba babeando con la posibilidad de ocupar el sitio de Luckey? De pronto, después de todo, no estaba segura de haber juzgado bien a mi ex-novio. Me quedé allí, en pie, en ese jardín que estaba muy silencioso, como si esas dos personas se estuviesen besando un poco más y por primera vez, me pregunté si Raniero no me había estado ocultado cosas importantes. Me pregunté que quizá Raniero nos había estado mintiendo continuamente, fingiendo ser un buen chico y un buen amigo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

273

Capítulo 100
Antanasia
Traducido por Harry Corregido por Carmen15

A pesar de que Lucius no hablaba muy a menudo acerca de Raniero, había veces en la que se enviaban constantemente correos electrónicos. Su correspondencia era una de las cosas que mantenía en privado, incluso de mí. Quizás en parte, era porque ahí hablaba de mí. Estaba segura de que era el único lugar, aparte de nuestro dormitorio en el que Lucius Vladescu podía expresar sus sentimientos. «Mi mujer es cada vez más débil, Raniero… Me preocupa… No puedo soportar verla luchar…». —Lo siento Lucius —murmuré avergonzada—. De verdad que lo siento mucho. Seguí mi recorrido por la pantalla, y me di cuenta de que ya había acabado con la lista de mensajes, por lo que me volví a sentar en el sillón, furiosa conmigo misma y siendo más consiente que antes, de cómo había estado actuando desde que nos casamos. Al esconderme de mis problemas y dejar que él los resolviera, no solo le había defraudado, sino que había aumentado sus responsabilidades. En casi todos sus primeros mensajes, Lucius había incluido, un mensaje oculto, disimulado entre las fanfarronadas típicas de los hombres, que hablan sobre deportes, apuestas, o sobre la importancia de llevar o no calzoncillos, algún tipo de halago hacía mí. «Antanasia es brillante, Raniero. Deberías venir a la boda, aunque sólo sea para conocer a la mujer que tiene el poder de dejarme sin palabras». Raniero también había escrito sobre Mindy, yo había decidido excluir esa parte, no queriendo curiosear, aunque quedaba claro, que a pesar de las bromas que él hacía sobre su colección de zapatos, se preocupaba mucho por ella y quizá veía lo que necesitaba, más claramente que la misma Mindy.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

274

«Asiste a la universidad sólo porque su madre lo quiere, pero le he dicho que hay una excelentes academias de belleza, cerca de la casa que tengo en la playa». Desgraciadamente y con el tiempo, la relación de ambos parecía que se había deteriorado un poco. Las bromas de Raniero terminaban, casi siempre con frases «pero por desgracia», mientras que Lucius comenzaba a expresar arrepentimiento, no exactamente por haberse casado conmigo, sino por arrastrarme a una vida que me estaba destruyendo lentamente. Leí uno de los últimos mensajes, en el que Lucius le pedía de nuevo a Raniero que viniese a ayudarle a gobernar el reino, para que él pudiese concentrarse más en protegerme. —Lo siento muchísimo —repetí de nuevo, antes de levantar el dedo para cerrar el programa. Pero justo antes de hacerlo, noté la hora y la fecha en la que los últimos mensajes habían sido enviados, en ellos Lucius me mencionaba durmiendo cerca de él, ya que a veces traía el portátil a nuestra habitación y se ponía a trabajar frente a la chimenea. Bajando mí vista por la pantalla, comencé a observar nuevamente los mensajes, poniéndome nerviosa a cada momento que los veía, de repente un conjunto de imágenes comenzaron a danzar en mi mente, en ellas veía relojes, a Lucius despertándome como cada mañana y el color de la sangre roja y brillante. Me obligué a mi misma a tranquilizarme y a pensar con claridad, tratando de utilizar ambos lados del cerebro. Piensa como un vampiro y como una competidora de matemática, Jess. Piensa. Utiliza tu lado lógico y racional, también tu nueva familiaridad con la sangre, hazlo me dije a mí misma. Y gradualmente, la pregunta comenzó a formarse en mi cabeza: Dada la velocidad a la cual la sangre se coagula, ¿podría un vampiro que ha estado enviado mensajes a las 6:47am y que estaba a mi lado, en la cama, a las 7:15 am, haber estado en el vestíbulo en el momento apropiado para clavar tres veces una estaca a su enemigo?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

275

Capítulo 101
Antanasia
Traducido por Mbob Corregido por Carmen15

El día del juicio de Lucius estaba cada vez mas acerca y sólo contaba con unas cuantas pruebas a su favor, así que pensé que no sería capaz de dormir esa noche. Pero ese día, acababa de atravesar la mano de Raniero con una estaca, también había leído sobre leyes y practicado mis clase de rumano, que creo que para la hora de dormir estaba lo suficientemente agotada como para que cuando mi cabeza tocó la suave almohada, prácticamente me quedara dormida en el acto. O tal vez en realidad no me dormí, porque cuando estaba a la deriva de la inconciencia empecé a tener un sueño, que era casi tan real como las alucinaciones que había tenido recientemente. Sólo que esta vez, fue diferente, tal vez fue motivada por los e-mails de Lucius, pero resultó ser un sueño muy agradable. En realidad más que un sueño, era un recuerdo. Uno que empezó en la noche que me casé, cuando Lucius cerró la puerta de nuestro dormitorio, por lo que por primera vez desde que habíamos dicho nuestros votos, estábamos completamente solos.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

276

Capitulo 102
Antanasia
Traducido por Mbob Corregido por Carmen15

—Te habría llevado a cualquier parte del mundo, ya sabes —se burló mí nuevo marido mientras me acercaba a él—. No teníamos que habernos quedado aquí, en nuestra propia casa, en nuestra noche de bodas —le sonreí. —No quería viajar. Sólo quería estar aquí contigo. Me sonrió también, mientras comenzaba a besar ni cuello y me dijo en una voz suave y sensual: —No tengo objeción a eso, esposa mía. Me gustaría mucho más llevarte a nuestro dormitorio que ir arrastrando maletas de un lado a otro por los aeropuertos. Me reí un poco por lo que dijo, pero aún así estaba algo nerviosa. Había esperado este momento por tanto tiempo… pero de repente era más consciente que nunca de mi inexperiencia. Lucius era más experimentado. Se notaba en la forma en la que se quitaba la chaqueta sin detener el movimiento suave e insistente de sus labios contra mi garganta. Un segundo después, lo escuché deshacerse de sus gemelos detrás de mí, por lo que oí el ruido que hacían éstos al caer al suelo. Ni siquiera sé como se quitan los gemelos. ¿Pretende que le ayude? ¿Me desnudo? No sabía qué tenía que hacer, por lo que me estaba poniendo más nerviosa a cada momento. Por supuesto que Lucius sintió mi estado de tensión, ya que me puse rígida entre sus brazos, por lo que para tranquilizarme me dijo en voz baja: —No estés nerviosa. Te amo. —Yo también te amo. —Me alejé un poco hacia atrás y extendí mi mano hacia el lazo de su corbata, comenzando a tirar de ella para deshacerla, lo cual no conseguí ya que mis manos comenzaron a temblar, lo que

BETH FANTASKEY

FORO AD’

277

hacía mi labor mas difícil. Puse la mano en su hombro, intentando tranquilizarme y tirar un poco más fuerte del nudo pero aun así no lo conseguí. —Lo siento. ¡Ostras! —no quise decir esa media maldición pobre y juvenil que me hacia parecer una niña. A cada segundo que pasaba me estaba sintiendo avergonzada y lo peor estaba arruinando la noche más especial de mi vida—. Déjame hacerlo, por favor —esperé que Lucius se riera de mí, pero no lo hizo. Y en un rápido tirón la corbata estaba deshecha y colgando alrededor de su cuello. Luego me besó, sus labios eran duros pero a la vez tiernos sobre los míos y se comenzaron a desplazar lentamente hasta susurrarme al oído nuevamente, una de las cosas más dulces y maravillosas que me ha dicho alguien jamás. Palabras que estoy segura de que nunca podré olvidar, no más de lo que podría olvidar el día que me propuso matrimonio o los votos que acabábamos de decirnos. —Algún día Jessica —dijo lentamente y en voz baja—. Estarás ante mí en esta misma habitación, mientras nos preparamos para ir alguna función a la cual ambos tememos llegar, porque hemos estado en muchas en todos estos años que hemos estado juntos, me sonreirás y alargarás tu mano para ajustar mi torcida corbata como siempre lo haces. Y uno de nuestros hijos, quizá nuestro primer hijo, tirará de tu vestido, pidiendo un poco de nuestra atención. Entonces te besaré, y me agacharé para levantar a nuestro hijo y pensare, ¿cómo es que llegué a ser tan feliz? Amo esta pequeña historia. El Príncipe guerrero con el que me he casado ha imaginado la escena de una familia. La familia que crearemos. Nos ve mucho después de nuestra primera noche, juntos y felices, conociendo cada pequeño detalle sobre el otro, pero todavía con esa emoción y ese sentimiento de estar enamorado, como siempre lo estaremos. Y de repente, no estoy para nada nerviosa. —¿Y si sólo tenemos hijas? —le tomé el pelo, porque sé que su comentario sobre un hijo no era a la ligera o una broma. Él ha sido criado para creer que tener un heredero varón es lo más importante. Coloqué las manos alrededor de su cintura sintiendo la suave camisa blanca bajo mis dedos. También he soñado en tener hijos con él, algún día. Sólo tengo dieciocho y nunca se lo he dicho a alguien, pero a veces pienso en ello.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

278

—Y si solo tenemos niñas, entonces qué, Príncipe Lucius? — pregunté de nuevo, mientras me reía. Sonrió y presionó su boca cerca de mi oreja y pude sentir cómo mi cuerpo estaba más cerca del suyo, también pude sentir el poder y la excitación apoderándose de él, porque aunque estamos hablando sobre nuestro futuro, cada vez más y más estamos cayendo bajo el hechizo del presente. —Si tenemos sólo hijas, seré el vampiro vivo más feliz —me susurró—. Porque he llegado a aprender, de ti, que una Princesa puede ser tan poderosa como un Príncipe. Entonces por segunda vez en esa noche me levantó en brazos y me llevó a la que sería nuestra cama de hoy en adelante y en el momento que estuvimos juntos, completamente juntos por primera vez, no pude imaginar por qué es que estaba tan nerviosa hacía pocos minutos atrás. Mientras que de pronto sus colmillos que había sentido rozando mi piel, se hundían profundamente en mi cuello…

Me desperté en medio de la noche y me froté el cuello como si el sueño que había tenido hubiera sido real. No como si fuera otra de las alucinaciones que había tenido. Sino un vivido y maravilloso sueño que me gustaría que se hiciera realidad. Había visto nuestro futuro y sé que ocurriría. Y yo haría todo lo posible para que ocurriese. Quería ser la única que ajustara su corbata cuando estuviera torcida y se hubiera convertido en Rey, también quería ser la única que fuera con él a las aburridas funciones, quería verle mecer a nuestros hijos sobre sus hombros. Y quería más que eso. Quería recuperar ese poder que Lucius había visto por primera vez en mí y que había perdido; quería usar ese poder para dirigir un reino de vampiros con la misma fuerza que había mostrado mi madre biológica. Quería todas esas cosas en lo más profundo de mi ser, como nunca hubiera deseado algo en mi vida. Mientras estaba en la cama que Lucius y yo compartíamos, el deseo de gobernar que había empezado a sentir la primera vez que había usado una estaca y experimentado ese poder en mis manos, se hizo mas fuerte y una fiera resolución se abrió paso en mi mente. Un ansia que no sabía

BETH FANTASKEY

FORO AD’

279

que era capaz de sentir. No quería ser sólo la esposa de Lucius Vladescu, ni siquiera una Princesa. Quería ser Reina. De repente entendí como Raniero debía haberse sentido en el momento que había sido tentado a tomar el poder, pero no estaba alejándome ni dando un paso atrás, o aterrorizada de dar la estocada final, si no tomando lo que era mío. Sólo tenía unas horas y aprovecharía cada minuto que tenía para conseguir todo lo que quería tener. Mientras salía de la cama y me ponía de pie, no dejaba de pensar en Lucius y la imagen de la estaca que siempre era tan importante en nuestra vida en común, todavía podía sentir la fuerza y la autoridad de sus manos, que el sueño me había dejado y algo más hizo clic en mi mente. Algo que era de nuevo una combinación de racionalidad matemática y la irracionalidad de los vampiros, era algo tan obvio que no podía creer cómo nunca me había dado cuenta de ello antes. Me apresuré a vestirme y salir de mi habitación sin molestarme en decirle nada a Emilian, pero a los pocos segundos lo sentí detrás de mí, mientras corría a la habitación de Raniero, en la cual entré sin golpear y cerrando la puerta detrás de mí, deje fuera a mi guardia. Me acerqué a la cama y sacudí a un Raniero dormido, sacudiéndolo tan fuerte que se sentó completamente alerta y antes de que pudiera decir algo le pregunté: —Raniero… ¿Alguna vez has exhumado un cuerpo?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

280

Capitulo103
Antanasia
Traducido por zune Corregido por Carmen15

La noche era muy fría, pero la luna brillaba y ni siquiera necesité una linterna cuando llegamos al cementerio, donde no había árboles para bloquear la luz. A través de los barrotes de la verja de hierro, ya podía ver el mausoleo donde mis padres biológicos fueron enterrados y donde tal vez algún día me gustaría descansar, como una mancha gris en la extensión del blanco. Y a lo lejos pude ver un mausoleo mucho más grande; era el mausoleo de los Vladescu, el lugar al que nos dirigíamos, miré a Raniero que sostenía una pala sobre su hombro como si fuera una tabla de surf, mientras yo empujaba hacia arriba el pestillo, para abrir la reja. —¿Estás segura de que es necesario hacer esto? —me preguntó. —Sí —dije rotundamente—. Recordé algo del día que Claudiu murió. Algo que ni siquiera hubiera pensado hasta que me enseñaste a usar una estaca. —Di un paso adentro y enseguida encontramos la tumba de Claudiu, ya que era la lapida más nueva de los que se encontraban alrededor y porque la nieve estaba más alta en la parte superior, lo que indicaba que la tierra había sido recién removida y luego amontonada. Di unos pasos hacia adelante y luego mire hacia atrás, porque Raniero todavía no me seguía. Estaba de pie en la puerta, parecía nervioso, como la primera vez que me encontré con él allí. —¿No me digas que estás nervioso por estar aquí? —le pregunté. Él comenzó a mover los pies de una forma algo nerviosa. —No, lo he dicho antes, soy demasiado perezoso, no me gusta hacer mucho esfuerzo y el suelo va a ser bastante difícil de cavar. —Si no me quieres ayudar, lo haré yo misma. —Simplemente trataba de hacer una broma Antanasia, no deberías tomarte las cosas tan en serio. —Pero por más que lo decía todavía no

BETH FANTASKEY

FORO AD’

281

se movía. Se tomó un momento para examinar el cementerio, e incluso con la luz de la luna pude ver que su mandíbula estaba tensa. —No me gusta estar aquí. Soy responsable de más de una de estas tumbas que estas viendo y caminar por aquí es como entrar en un campo de minas y preguntarse si la visión de una lápida será más que suficiente para hacerme explotar en cualquier momento. Sólo estoy bromeando para defenderme de los pensamientos oscuros que puedan aparecer. Me envolví en mi abrigo cubriéndome mejor con el. —Lo siento. No pensé en eso. Sólo quiero ayudar a Lucius. Él me lanzó una mirada cargada de escepticismo. —¿Y crees que exhumando el cuerpo de Claudiu Vladescu puede ayudar a alguien? —Sí —fue mi respuesta inmediata. Sus dedos se flexionaron alrededor del mango de la pala. —Todavía no lo entiendo. —Y yo tampoco entiendo por qué los vampiros siguen investigando el crimen como si aún vivieran en la Edad Media, apoyándose solamente en la tortura, en los susurros y en la palabra de un vampiro en contra de otro —le dije—. Quiero llevar pruebas al juicio de Lucius. Recorrí con la mirada la tierra cubierta de nieve en la cuales se podía observar varias lápidas grises. En algún lugar bajo la tierra cubierta de nieve, había un vampiro que no había sido capaz de sentencia. —No hubo testigos presenciales, pero tampoco hay evidencia real, cuando el asesino del padre de Ylenia fue probado. —Miré fijamente a los ojos de Raniero—. ¿Y si alguien además de Lucius trata de defenderlo en su juicio? —No. Nadie. —Comenzó a mover los pies de forma nerviosa de nuevo—. Así que quiere hacer justicia vampiro como en los programas de televisión americanos… ¿no? —Todavía trataba de aligerar el ambiente con sus bromas, pero yo estaba hablando muy en serio. —Exactamente. Y aunque no tenga equipo de cromatografía líquida o incluso un kit para huellas digitales, sé que podemos recopilar hechos físicos. Los Ancianos pueden ser obligados a hacer más racionales a la

BETH FANTASKEY

FORO AD’

282

hora del juicio y no emitir un veredicto de una forma imprudente. — Raniero asintió de forma más pensativa. —Lucius dice que tu forma lógica de pensar estadounidense beneficiará a nuestros clanes. Nos quedamos mirando fijamente a pocos centímetros de distancia, pero entonces me dijo en voz baja pero con la suficiente firmeza, como había estado hablado conmigo desde ahora y en varias ocasiones. —Si puedo levantarme de la cama y enfrentar las cosas que me aterrorizan en el futuro, entonces tú puedes hacer frente a su pasado. —El viento comenzó a soplar y observo de nuevo la cripta de los Vladescu—. ¿Soy una hipócrita...? Cuando me di la vuelta, me encontré con que Raniero estaba cerca de mí. Ni siquiera había oído el ruido chirriante que hizo la puerta abatible al cerrarse o el sonido que hizo al caminar sobre la nieve con las pesadas botas que se había puesto para remplazar su flip-flops. Él hizo un gesto con la cabeza hacia la nueva lapida. —Vamos Antanasia, y terminemos con esto de una buena vez. —Sin decir una palabra más, caminamos hacia la tumba de Claudiu. Cuando llegamos a ella, Raniero levantó la pala de sus hombros, se quitó la chaqueta de Lucius y la arrojó al suelo, luego se inclinó y comenzó a hundir la pala en la nieve y la tierra. La tierra era probablemente más difícil de cavar, aunque el agujero era poco profundo, Raniero era fuerte ya que ni siquiera respiraba pesadamente mientras trabajaba y sólo se tardo unos pocos minutos antes de que la hoja golpeara la madera. A la media hora, tuvo el ataúd completamente despejado. Se arrodillo junto a este y colocó los dedos por debajo del borde de la tapa de ébano, entonces levantó su cara a la mía y me preguntó: —¿Estás lista, Antanasia? hace frío y no ha pasado mucho tiempo desde que fue enterrado, por lo que no habrá mucho grado de descomposición. Pero la visión no será nada bonita. Ya lo sabía. Y también sabía lo que había sucedido la última vez que había mirado lo que se encontraba en ese ataúd. Pero yo tenía que estar segura. —Adelante —su mano tiró con fuerza de la tapa del ataúd y salté porque esta se abrió con facilidad revelando el cuerpo que se encontraba ahí. Inclinándome un poco me obligué a mirar dentro—.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

283

Hay que deshacer el sudario para que podamos ver la herida —comencé a decirle. Raniero sin decir palabra comenzó el proceso difícil de descubrir el pecho de Claudiu, yo no volví a mirarlo, no porque me asustara demasiado verlo, sino porque, a pesar de que había despreciado a Claudiu, me parecía una falta de respeto mirar sus desnudos hombros huesudos. Me daba hasta vergüenza ajena—. Dime lo que encuentras. Raniero con la voz ahogada, ya que su cabeza estaba inclinada sobre la tumba, me preguntó: —Tal vez puedas decirme lo que quieres que busque exactamente — pero ni siquiera tuve que contestar, porque antes de que yo dijera algo, le oí murmurar en voz baja, con una expresión de sorpresa en italiano— . Mavala. Alrededor de una hora más tarde, habíamos vuelto a enterrar a Claudiu Vladescu, Raniero se puso la chaqueta nuevamente, ocultando la estaca recién tallada todavía escondida en la parte trasera de sus pantalones vaqueros. Nos desplazamos a través de las nieve, sin decir ninguna palabra y cuando abrió la puerta de hierro, miré al cielo, esperando que nevara incluso más fuerte, porque quería que la tumba pareciera como si nunca hubiera sido tocada. Sólo en caso de que fuera necesario abrirla de nuevo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

284

Capítulo 104
Antanasia
Traducido por Zune Corregido por Carmen15

—¿Porqué estamos aquí? —le pregunté a Raniero. Aún podía sentir la estaca en el bolsillo del abrigo, donde estaba tratando de acostumbrarme a mantenerla—, pensé que mis clases habían terminado. Nos habíamos dirigido directamente desde el cementerio hasta la Cámara de Miza, y Raniero había estado callado todo el tiempo. Mientras encendía las velas, se paseaba de un lugar a otro, pero no como lo había hecho la primera vez que me encontré con él allí. Sino que esta vez, él se veía como un león, pero no como lo hacia Lucius cuando caminaba y estaba sumido en sus pensamientos. Raniero parecía que estaba al acecho, con su presa a la vista. —¿Raniero? —lo llamé provocando que saliera del ensueño que parecía aún más profundo que el sueño que había interrumpido antes. —¿Si? ¿Sí? —¿Por qué estamos aquí? —volví a preguntar. —Tengo que ver... —Se acercó a la caja que contenía la estaca de Lucius y abrió la tapa con los dedos todavía sucios de haber desenterrado un cadáver y en la exploración que hizo de la herida de Claudiu—... esto. Levantó el arma de Lucius y la sostuvo cerca de su rostro, luego recorrió con un dedo todo el largo de las manchas de sangre que se encontraban en esta, como si estuviera probando o midiéndola. Todavía se podía oler el hedor tenue de la sangre de Claudiu y como siempre, ésta me hacia retroceder, pero el asesino que sabía tanto sobre heridas, estacas y sangre no pudo evitar el olor fétido de éste, era como si se hubiera evitado el cementerio. Se limpió las manos en los pantalones vaqueros, limpiando parte de la suciedad, y sostuvo la estaca mas cerca de su rostro, respirando el aroma que éste desprendía, desde la punta hasta la empuñadura. Luego se volvió hacia mí y declaró solemnemente.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

285

—Esta estaca está manchada con la sangre de Claudiu, pero no es el arma que destruyó a mi tío. Mi corazón se aceleró al escucharle decir eso. —¿Cómo lo sabes? —La sangre de Claudiu es de un olor picante y ésta sólo está presente en la punta de la estaca. —Lo que significa... —Que alguien más débil la ha utilizado y no pudo penetrar lo suficientemente profundo para atravesar el corazón, o que la sangre fue agregada más tarde por alguien inexperto que no sabía cuán profundamente debe entrar una estaca para perforar el corazón. Es a mí parecer… o una falsificación o parte de algún fallido intento y todos sabemos que Lucius nunca fallaría. —Mi corazón empezó a acelerarse más a cada momento—. Esta es una buena noticia ¿Cierto? Ya habíamos establecido en el cementerio que mi lógica al pensar que Claudiu había sido apuñalado tres veces, era cierta, mientras que Lucius lo hubiera destruido de un solo golpe. Por otra parte, Raniero había determinado que los dos primeros golpes habían sido dados por un vampiro diestro. No necesitaba ningún laboratorio o equipo especial. Sólo bastaba su experiencia personal y la forma en que las heridas fueron infligidas en el combate hasta llevarlo a la destrucción. —¿Entonces me estás diciendo, que con sólo el número de heridas y el ángulos en que fueron hechas éstas, pueden ayudar a exonerar a Lucius y que incluso su arma no causó la herida mortal? —le pedí que me lo confirmara, porque esto era algo importante. —Sí, pero no te emociones demasiado, Antanasia —me advirtió—. Todavía fue un vampiro zurdo el que atravesó el corazón de Claudiu — me recordó, pero aunque me dijera eso, yo ya estaba emocionada. —Lucius nunca necesitaría ayuda en un combate —le recordé a Raniero—. Será evidente para los Ancianos que él no lo hizo. —Sí —Raniero no estaba escuchando realmente lo que le decía, sin embargo me di cuenta de que algo lo tenia pensativo y que no me estaba diciendo todo lo que sabía. Lo supe por su expresión cautelosa y porque por alguna extraña razón también se estaba enojando—. Siento mucho no haber mirado antes la estaca y el cuerpo. —Está bien. Ahora sabemos más que antes y eso es lo más importante.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

286

Él negó, sin embargo, parecía aún más preocupado. No lo presioné para que me dijera lo que estaba pensando, porque él era como Lucius y no revelaría nada antes de estar completamente seguro. —He perdido algunos de mis instintos, después de haber dejado este lugar —me miró a los ojos y me dijo—: Lo siento. No estaba segura de si estaba arrepentido por no haber comprobar ante la estaca o por lo que hizo a continuación. Lo cual fue caminar hacia la caja en la que estaba guardada la sangrienta arma e impactar su puño para romper el cristal, liberando la estaca, que alzó con una increíble seguridad, para luego colocarla detrás de sus pantalones después de sacar y lanzar al suelo la otra, que era más pequeña y más nueva. —Es casi el amanecer —señaló, al ver que yo lo observaba sin decir palabra—. Hay que ir a prepararse para el juicio, porque creo que este día va ser largo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

287

Capítulo 105
Mindy
Traducido por Lady Corregido por Carmen15

Llegué temprano a la habitación de Jess con mi kit completo de maquillaje, pensando que necesitaría hacer un último cambio de imagen más antes de guardar mis tijeras para siempre. Después de que Jess pasara por este juicio, yo había terminado con hacer peinados. Estaba harta de gente guapa y de vampiros. Cuando llamé y entré a la habitación, sin embargo, Jess no estaba allí. La que se encontraba en su lugar no era otra que la Princesa Antanasia Dragomir Vladescu. —Supongo que no me necesitas hoy —le dije, ¡Wow! si había lucido hermosa el día de su boda, hoy lucía poderosa. Esa era, al parecer, la mejor palabra que podía usar para describirla. —Siempre te necesitaré, Min —me dijo y por alguna razón, incluso aunque el amor de su vida estaba a punto de pasar por un juicio que decidiría su vida, ella me sonreía—. Siempre. Pero ella no me necesitaba. No de la misma manera que antes. Algo había cambiado en su interior de la noche a la mañana. Siempre seríamos mejores amigas, pero algo era diferente. No tenía sentido pensar así, pero cuando la abracé sentí como si la estuviera dejando marchar. —Buena suerte, Jess. Estaré observando. —Gracias. —Agarró mi mano antes de que pudiera marcharme—. Y cuando todo esto acabe, yo estaré aquí para ti, también. Lo sabes, ¿verdad? Supuse entonces que ella había visto que yo también estaba sufriendo. No tanto como ella, quizá, pero si lo suficiente a mi manera. —Si, ya lo sé. —Por un momento pensé acerca de contarle que estaba confundida con respecto a Raniero y no sabía si debía confiar en él y que también estaba hecha un lío sobre Ylenia, pero al final no le dije nada. Hoy era su batalla, y yo podía ver en sus ojos que estaba decidida

BETH FANTASKEY

FORO AD’

288

a ganarla y confundirla sobre vampiros a los que ella probablemente veía con aliados no iba ayudarle en el último minuto. Yo podría contarle todo lo que estaba pensando y de alguna manera ella se las arreglaría para recobrar la compostura. Pero había leído un montón de artículos que decían que la confianza que tuviera uno mismo era el primer paso para ganar una batalla. Si eso era realmente cierto, Antanasia Vladescu estaba al menos en el 95% del camino para ganar su primer juicio. Así que todo lo que dije fue: —Cuídate la espalda, ¿vale? Sabes quiénes son tus verdaderos amigos. Me dirigió una mirada que decía que yo seguía siendo la número uno. —Sí. Lo sé. —La Princesa Antanasia se volvió a girar para mirarse en el espejo, pero no había nada que arreglar en cómo iba vestida con su traje rojo oscuro o en sus rizos negros, o especialmente en cómo ella tan sólo... estando de pie de cierta forma parecía medir tres metros. Así que sin nada más que hacer agarré mis cosas y la dejé sola. Tan pronto como cerré la puerta, me tropecé con Emilio, que estaba cargando una botella y una nota. —Dame eso —extendí mi mano para que me diera lo que llevaba, pero él se echó hacia atrás y comenzó a decir: —Este pentru Printesa. No sabía lo que intentaba decirme, pero aún así mantuve mi mano extendida. —Da. Me. Eso —deletreé las palabras lentamente para que me entendiera. Como Emilio estaba acostumbrado a que le dijeran lo que tenía que hacer, me entregó la botella, entonces abrí la nota y la leí:

«Por favor Antanasia, bebe esto antes del juicio. Necesitarás de todas tus fuerzas». D y Y.

Emilio extendió las manos. —Va rog, trebuie sa duc asta —pero no entendí ni una sola palabra de eso tampoco, así que realmente no mentía cuando dije—: Lo siento. No hablo rumano —y comencé alejarme de él. Pude sentirlo mirándome

BETH FANTASKEY

FORO AD’

289

boquiabierto durante todo el tiempo que caminé por el vestíbulo con la botella. Quizá la Princesa Antanasia me seguiría necesitando, sólo un poco. Me detuve en una de las tropecientas habitaciones que había en ese lugar y que probablemente no habían sido usadas en aquel castillo demasiado grande y comencé a tirar todo mi maquillaje sobre la alfombra, ya que no tenía pensado llevarme nada de eso a casa, aparte las doncellas podrían tener a su vez un agradable regalo sorpresa. Algunas de aquellas cosas eran de Sephora y ni siquiera habían sido abiertas. Utilicé el espacio vacío que había dejado mi maquillaje para guardar la botella llena de repugnante sangre; sintiéndome mucho mejor por Antanasia y también un poco mejor por mí misma, porque estaba muy segura de que le acababa de salvar el trasero una última vez.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

290

Capítulo 106
Antanasia
Traducido por lady Corregido por Carmen15

Los Ancianos estaban ya reunidos cuando llegué a la sala de justicia, me detuve en el umbral para hacer frente al considerable público que había venido a ver el juicio de Lucius. La estancia estaba abarrotada y había más vampiros esperando en los vestíbulos y fuera de los muros del castillo. Había oído un ruido suave y persistente que venia de afuera al amanecer, me había acercado a la ventana y observado hacia abajo para ver a la constante multitud de mis parientes subir arrastrándose por la helada carretera a la silenciosa manera que tenían los vampiros, gracias a siglos de intentar no llamar la atención. Al principio había estado sorprendida, antes de recordar que este juicio era de interés para todo el reino. No había enviado mensajes de que esto estuviera siquiera sucediendo y había estado demasiado preocupada para pensar en lo curiosos que podrían ser nuestros súbditos. Había imaginado que las noticias saldrían a la luz más tarde, después del veredicto, pero naturalmente incluso sin unos medios organizados, la fecha y la hora se habían extendido por todos los clanes. Mientras permanecía de pie en la Sala de Justicia, me tomé un poco mas de tiempo para buscar algunos ojos conocidos. Los mismos vampiros que me vieron desmayarme en el funeral de Claudiu estaban aquí. Incluso había más vampiros. Sin dudar por más tiempo o mirar alrededor a los Ancianos para ver si alguien ponía objeciones, me dirigí nuevamente hacia la silla de Lucius, la silla de poder y me senté. Mantuve mi barbilla alta mientras reclamaba mi lugar y entonces miré lentamente de izquierda a derecha, buscando los ojos de todos los Ancianos también, pasando muy rápido sobre Dorin, porque no quería ver su miedo, que era contagioso y clavando mi mirada en la de Flaviu, porque quería que viera exactamente lo que yo estaba tratando de proyectar. Poder.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

291

Él no fue el primero en apartó la mirada y sonrió un poco con satisfacción, pero estaba bien. Yo sabía que una pequeña victoria en una reunión del Concilio no sería suficiente para deshacer el daño que había causado acobardándome durante meses. Fue suficiente que hubiera visto al menos algo de respeto en algunas de las caras de los Ancianos. Sin perder más tiempo, me volví hacia la multitud de nuevo y anuncié, en una voz clara que ocultaba el terror que había encerrado muy adentro, siendo consiente que nunca podría mostrarlo de nuevo en público: —Traigan al acusado. No había vacilado, ni siquiera parpadeado, aunque una parte de mí gritaba por dentro cuando Lucius fue escoltado hacia el círculo gris claro del suelo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

292

Capítulo 107
Mindy
Traducido por pamii1992 Corregido por Carmen15

No estaba segura cómo Jess se las arreglaba para estar tan tranquila cuando Luckey fue llevado dentro de la corte abarrotada de gente, con sus manos encadenadas frente a él. No sé a dónde creían los guardias que podría ir, porque parecía bastante difícil que pudiera ir a algún lado estando en medio de la corte, en la cual apenas y había podido entrar, empujando cientos de vampiros de mí camino. Aunque cuando encontré un lugar casi deseé no haberlo hecho. —¡Pobre Lucius! —me quejé. Jess me había dicho que estaría casi muriendo por la falta de sangre, pero no imaginé cómo luciría. Lo cual era bastante mal. Aunque Jess ni siquiera se inmuto. Ella acababa de mirar a su esposo, quien estaba tratando con todas sus fuerzas de ser el mismo Lucius de antes, luciendo un poco como Raniero solía lucir cuando era surfista. Era como si hubieran intercambiado lugares. Sus hombros estaban caídos, su hermoso cabello negro despeinado, necesitaba afeitarse y su ropa estaba sucia; finalmente abrió los ojos tratando de mirar alrededor como si quisiera decirle a todo el mundo que aún estaba a cargo. Miré a Jess otra vez. ¿Cómo era posible que no llorara, al verlo luchando por seguir siendo… Lucius? Pero Jess también estaba luchando. Luchando por él y sus ojos eran como el hielo. Como hielo negro, pues toda la parte café se había ido. Nunca la había visto lucir así. —Está claro que Lucius Vladescu no está preparado para hablar por sí mismo —dijo ella, luego se detuvo a darle a uno de los tíos, el que creo se llamaba Fabio, una mirada que debió haberlo matado ahí mismo, haciendo que éste se encogiera en su lugar—. Porque ha sido mantenido en solitario sin ningún sustento. Y también, porque soy su esposa y no soy elegible para dar el veredicto, hablaré en su nombre, llamaré a sus testigos y presentaré su caso.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

293

Eso pareció sorprender a todo mundo y el viejo vampiro que se parecía al que había visto en el ataúd no hace mucho, salió disparado de su asiento y empezó a moverse como si estuviera teniendo un ataque. —¡Esto no tiene precedentes! ¡Lucius debe hablar por sí mismo! ¡Y tu rol es presidir, Princesa! —dijo de forma severa El tío Fabio debería estar esposado por hablarle así, pero Jess ni siquiera pestañeo. Solo volteó a verlo y de la forma mas calmada dijo: —Sí hay precedentes —se puso de pie, tomando su tiempo y hablándole a todos los presentes como si estuviera en la Suprema Corte—. Vladescu contra Vladescu en 1622 —dijo—. La Reina Sorina Vladescu, presidió la corte como juez sin voto y representó al acusado, su esposo, Alexandru, quien estaba casi en estado de luat debido a la falta de sangre. Ambos casos son idénticos. Alrededor de mí, escuché vampiros traducir todo lo que Jess decía, y vi algunos de los Ancianos mover sus grises cabezas diciendo «Da» como si estuvieran de acuerdo. —La Princesa Antanasia está en lo correcto —comenzó a decir uno de ellos mientras se levantaba—. Yo asistí a ese juicio, como lo hizo Horatiu Vladescu y ocurrió como ella dice. Hay precedentes así que se debe proceder como dice. —Da. Da. —todos con excepción de Fabio asintieron—. Proceda Santo cielo. Estuve a punto de desmayarme por dos razones. La primera era que Jess realmente había ganado indiscutiblemente la primera ronda y la segunda era, ¿en verdad había algunos vampiros que habían vivido desde 1622? ¿Podrían Lucius, Jess, Raniero y Ylenia realmente vivir tanto tiempo sólo porque bebían sangre? Nunca me pareció real, pero ahora me daba cuenta de que al menos algunos de ellos podrían estar rondando por aquí mucho tiempo después de que yo ya no esté. Empecé a buscar a Raniero y Ylenia, a quienes había intentado no ver, y encontré a Ylenia sentada cerca de la parte de enfrente, como si ya estuviera arrastrándose hacia el puesto de Jess y la odié incluso más en ese momento. Ya no estaba celosa. La odiaba como nunca había odiado a nadie más en toda mi vida. Y Raniero… No estaba por ningún lugar. ¿Que significaba eso?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

294

Miré nuevamente hacia donde estaba Jess y Lucius… y fue la primera vez que vi suavizarse los ojos de Jess, sólo por un segundo, cuando Lucius levantó su rostro para mirarla. Parecía tan cansado, como si hubiera estado durmiendo sobre sus pies, pero lo más raro fue que puedo jurar haberlo visto sonreírle y el brillo de Lucius Vladescu apareció otra vez en sus adormilados ojos, justo antes de que Jess borrara toda dulzura y les dijera a los guardias: —Intoarcerea la prizonier in celula, «regresen al prisionero a su celda. Su presencia no es requerida en este momento». Lucius estaba abatido, pero seguía siendo Lukey y sentí un nudo en la garganta cuando apartó a los guardias y caminó por sí solo fuera de la sala, mientras todos los demás lo observaban en completo silencio. Él era Lucius Vladescu y no creo que nadie nunca tuviera las agallas para susurrar algo a sus espaldas, incluso si estaba medio muerto. Incluso así, lucía como un Rey y de alguna forma, verlo luchando por levantarse entre las cadenas que lo apresaban, lo hacia lucir más como un rey que antes. Cuando estuvo fuera y la puerta se azotó detrás de él, empecé a buscar por todo el lugar al hombre que me temía querría robar el trono, pero no tuve que buscar mucho, porque Jess se sentó nuevamente y dijo: —Desearía convocar a Raniero Vladescu Lovatu para presentar la primera evidencia Oh, dios mío, todos en la sala se volvieron locos, comenzaron a jadear y a susurrar y entonces mi corazón se detuvo cuando Raniero camino por la puerta por la que Lucius había desaparecido y tomó el lugar de su mejor amigo en el circulo del suelo.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

295

Capítulo 108
Mindy
Traducido por pamii1992 Corregido por Carmen15

¿Como podría ver a alguien tan fuerte y hermoso, a quien ya ni siquiera sabía cómo me debería sentir al respecto, herirme aun más que ver a un buen amigo enfermo y lastimado? Supongo que era porque Raniero lucia más destruido para mí, parado allí en un traje hecho a la medida, de lo que lo hizo Lucius luchando con sus cadenas y no ayudó que los ojos de Raniero se tornaran completamente negros, también, cuando Fabio y los otros viejos vampiros empezaron a hablar inmediatamente. —¡Pero es el Blestemata… está condenado! Se formó un gran alboroto mientras los Ancianos decidían si podían o debían siguiera escuchar el testimonio de un vampiro que era, como, el peor criminal que existiera. Vi a Raniero permanecer erguido durante toda la discusión y cómo ellos podrían también haberlo estado golpeando. Incluso podía ver como estaba intentando en verdad no responder cada vez que alguien decía. —Pero él está condenado… su testimonio no es válido. Aún así Jess siguió defendiéndolo y les dijo a todos de una forma muy calmada: —Ustedes entrenaron a Raniero Vladescu Lovatu a ser lo que es: el asesino más hábil del mundo, un experto en destrucción, heridas y sangre. Y a su manera, el testigo más creíble que nuestro clan pudo producir. Ahí fue cuando empezó a ganar la segunda ronda. Hubo un momento de silencio y después el viejo Flaviu, dijo muy lentamente, como si fuéramos todos idiotas: —Él mentirá para proteger a su amigo

BETH FANTASKEY

FORO AD’

296

Jess se tomó un segundo para dejar que todos pensaran al respecto. Después dio el golpe final, diciendo la única cosa que me estaba haciendo enfermar en ese momento. —Raniero tiene mucho más que ganar viendo a Lucius Vladescu ser sentenciado a la destrucción de lo que lo hace salvándolo. Él es el siguiente en la línea de sucesión. Entonces, si su testimonio exonera al Príncipe, es más creíble que cualquier otro, ya que tiene un gran costo para él pues perderá la oportunidad de tener el poder y privilegio con el que la mayoría sólo pueden soñar. Jess sonaba como una chica diferente o mejor dicho una mujer diferente. Como si se estuviera sintonizando con su madre biología y estuviera usando un vocabulario completamente nuevo que era incluso mejor que el rumano. Estaba hablando como la Realeza. Hubo más silencio. En ese momento incluso se podría escuchar un alfiler al caer. Después alguien dijo finalmente, hablando por todos: —Dejémos hablar al vampiro Blestemata. No hay ninguna regla contra ello. Miré cómo Raniero cruzaba las manos frente a él, parado como Lukey lo había hecho, pero sin cadenas o al menos no unas que se pudieras ver, con su cabeza en alto y sus pies separados. Si había visto incluso a Lucius sonreír cuando estuvo parado allí, estaba segura de que los ojos de Raniero titilaban como si estuvieran envueltos en fuego de una forma que nunca había visto y no estaba muy entusiasmada de verlo así. Miré a Ylenia, quien estaba casi sonriendo también, pues el juicio se había puesto en marcha de una buena vez.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

297

Capítulo 109
Antanasia
Traducido por Lady Corregido por Carmen15

Para ser un vampiro que una vez había proclamado que quería todo lo que Lucius tenía, Raniero hizo un trabajo impresionante defendiendo al mismo Príncipe que había bloqueado su camino al poder, a pesar de que tan sólo aparecer en el juicio ciertamente le costaba. Si no la posibilidad de un trono, sí en términos de dolor. —Es un asesino... maldito... se condenó a sí mismo... —mientras oíamos a los Ancianos, especialmente a Flaviu, decir esas palabras, supe que Raniero finalmente había ido al lugar que mas había temido ir. Sus ojos se habían vuelto completamente negros y con un brillo peligroso. Y aún así dio lo mejor de sí por su amigo. Sacó la estaca de Lucius y les enseñó a todos cómo las manchas de sangre eran todas desiguales y trajo a los sirvientes que habían preparado el cuerpo de Claudiu para el entierro para que confirmaran que había tres heridas en el destrozado cuerpo del Anciano. —Dos son poco profundas y hechas por un vampiro diestro y un golpe final hecho por alguien que atacó con la mano izquierda —les contó a todos—. Es muy fácil para mí que he aniquilado a suficientes de nuestra raza, ver el patrón. Y todos nosotros sabemos que Lucius Vladescu podría aniquilar con un solo golpe dado con la zurda. Él nunca usaría su mano derecha, ni fallaría. —Raniero incluso sonrió un poco. Una sonrisa lúgubre de aprecio por el coraje de Lucius—. Y Lucius Vladescu no pide ayuda cuando va a la batalla y si él lo hubiera hecho, no habría heridas de una mano diestra. La mayoría de los Ancianos y todos los que estaban presentes en la sala de justicia, estuvieron de acuerdo con que Lucius siempre usaba su mano dominante y destrozaría más eficientemente y ciertamente sin la patética ayuda de algún otro vampiro diestro y más débil. Todos conocían su reputación y su poder había sido patente incluso cuando se había adentrado en la sala de Justicia encadenado, pero luchando por mantenerse erguido, todavía cada centímetro de él era el de un

BETH FANTASKEY

FORO AD’

298

soberano. Pero desafortunadamente, todavía no parecía que fuera a ganar este juicio. Me di cuenta que nada de lo que Raniero dijo era suficiente para rebatir el repetido, casi confuso, estribillo: —Pero la sangre de Claudiu está por toda la estaca y Lucius no puede explicarlo. Incluso la evidencia de los mensajes de correo electrónico con la fecha y hora impresa, intercambiadas cuando Lucius supuestamente debería haber estado en el recibidor, si él realmente hubiera aniquilado a Claudiu, no los convenció. En todo caso, toda la información que yo había presentado sobre los ordenadores sólo parecía desconcertar e incrementar las sospechas entre los vampiros de mayor edad. Ellos entendían que era extraño que la sangre de Claudiu todavía fuera de un color rojo brillante cuando Lucius había sido arrastrado desde la cama, y nos habíamos reunido todos en el recibidor, pero no podían ver cómo una computadora podría probar que él había estado en nuestra habitación ocupado escribiendo mensajes el tiempo que tuvo lugar el asesinato de Claudiu, de modo que la sangre tendría que haberse coagulado y oscurecido si él hubiera cometido el acto. Había estado tan segura de que podríamos ganar y de que mi nueva actitud podría sacar adelante el día que pensé que Raniero y Mindy, que me conocían tan bien, debían haber visto el escepticismo en mis ojos mientras bajaba el mazo y decía: —Levantaremos la sesión durante el día y nos volveremos a reunir mañana. —Porque hacia el final de la tarde, se me habían acabado las ideas para salvar a Lucius y sentí como si lo mejor que pudiera hacer por ahora fuera esperar por un milagro esa noche. Y si no conseguía uno... No estaba segura de los que podría hacer. Mientras los Ancianos y los espectadores comenzaron a salir arrastrando los pies, finalmente busqué los ojos de Dorin y por una vez él no estaba buscando los míos, ni siquiera por un segundo. Estaba mirando a Ylenia y ambos parecían más perplejos de lo que yo me sentía.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

299

Capítulo 110
Mindy
Traducido por lady Corregido por Laumoon

Se encontraron en un jardín diferente la noche después de la primera parte del juicio de Luckey. Seguí a Ylenia hacia el pequeño y secreto patio donde Jess y Lucius se casaron. La noche de la boda de Jess, las salvajes y retorcidas vides que trepaban por todos los muros habían parecido algo romántico, pero esa noche sentí que como se sentían como si estuvieran axfisiando la vida de aquel pequeño lugar. Como si fueran a acercarse sigilosamente alrededor de mis brazos y piernas y exprimirme la vida a mí también. La de todos los de ese castillo. Lucius estaba en un gran aprieto. Esos vampiros eran demasiado viejos para entender las evidencias reales, como las de los ordenadores. O quizá sólo querían ver a un joven, fuerte, prometedor Rey caer desde lo alto porque ellos mismos eran viejos y nunca habían sido más que unos enclenques. Me estaba poniendo enferma ver que incluso el tio de Jess, Dorin, se inquietaba como si se fuera a mear en la toga. Y yo a punto de vomitar en las sombras, también, cuando el tío del que había estado enamorada, que estaba casi justo en el lugar donde yo habia visto por primera ves sus increibles ojos, le susurraba a Ylenia: —¿Estás segura de que quieres esta vida? Ver cómo Antanasia sufre. Si yo alcanzara el poder, podría ser peligroso para ti también. Sus pequeños ojos, ya no ocultos por unas gafas, resplandecían aún más brillantes que antes. —Sí, estaré preparada. Puedo afrontarlo. Me esforcé por entender lo que Raniero estaba haciendo, porque podría jurar que el había peleado duro por Lucius en la sala de justicia. ¿Lo había hecho? ¿Era eso por lo que Jess había perdido, al final? ¿Porque Raniero no se había esforzado del todo?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

300

Honestamente no lo podría decir. Había parecido que él había dicho las cosas correctas, pero por otro lado... —Es bueno que nos hayamos unido de nuevo —le dijo a Ylenia. Él hablaba en tono suave, pero no como solía hablarme a mí. No sonaba dulce. Cálido, sí pero no dulce—. Es bueno tener una segunda oportunidad. Me di la vuelta y los dejé solos y volví a mi habitación y me aseguré que la botella que había robado estaba sana y salva. Incluso coloqué unas cuantas camisetas más en la bolsa de mano, solo para asegurarme de que no se rompería accidentalmente cuando la llevara a la sentencia al día siguiente. Iba a dejar a Jess seguir haciendo lo suyo, porque no estaba al cien por ciento segura de que estuviera en lo correcto sobre aquella botella, o sobre Ylenia, o especialmente sobre Raniero. Él parecía dos vampiros en uno y yo no podría comprender cúal era el verdadero. Pero si todo iba mal al final... Bueno, yo no era un vampiro, pero iba a descorchar esa botella y derramar algo de sangre por mí misma. Iba a provocar un pequeño infierno en un lugar que ya parecía bastante cercano a serlo, si me hubieras preguntado.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

301

Capítulo 111
Antanasia
Traducido por lady Corregido por Laumoon

Supuse que para entonces podría haber despertado al borracho y dormido guardia y tan solo haberle exigido la llave, pero mientras permanecía en pie en las sombras del calabozo, parte de mí se agarraba a la pequeña esperanza de que los Mayores todavía encontraran a Lucius inocente, basándose en parte en su continua insistencia en obedecer las leyes que estaban enviándole a un mundo de locas pesadillas. Así que finalmente caminé silenciosamente hacia mi marido, que estaba estirado en su cama de tablones pareciendo ya un cadáver y susurré: —Lucius. Él permaneció quieto. —¿Lucius? Con mi segunda, y ligeramente más fuerte, llamada, sus ojos se abrieron, e incluso a la débil luz de la lámpara de aceite, vi muchas emociones fluyendo a través de él. Sorpresa y desaprobación, porque yo no debería estar allí, ambas porque la ley lo prohibía y porque él debía pensar que era arriesgado para mí deambular sola, pero por encima de todo vi el amor que necesitaba ver. No se movió inmediatamente. Pensé que estaba demasiado exhausto y tuve que decírselo, suavemente. —No puedo llegar a ti. No tengo la llave. —Le eché un vistazo al guardia que roncaba—. Y no me puedo arriesgar a despertarle para conseguir una. Me dolía mucho estar separada de Lucius y había dolido más verle caminar penosamente en la Sala de Justicia. Pero nada dolía tanto como verle luchar, con dificultad, para levantarse y venir hacía mí. Se sentó en el catre y se paró durante unos treinta segundos con la cabeza colgando hacia abajo y casi le digo que se quede allí. Pensé que sería suficiente para nosotros sólo vernos el uno al otro.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

302

Pero yo quería tocarle, y él quería tocarme también lo suficiente para que consiguiera levantarse y caminar los pocos pasos que había hasta los barrotes que estaban espaciados con el ancho suficiente para que yo pudiera deslizar mi brazo a través y alcanzarle. Se apoyó en la pared, pero pronto nos desplomamos ambos en el suelo, agarrándonos el uno al otro de la única manera que podíamos. Lo que no era ni la mitad de lo que necesitábamos. Tranquilo, me dijo: —No deberías estar aquí, Jessica. Si el guardia despierta, tú serás castigada también por quebrantar nuestras leyes. Me arrodillé cerca de él, y por primera vez desde que nos habíamos casado, cuando principalmente le dejaba a Lucius tomar el control, reafirmé mi autoridad con él. —No me importa, Lucius. Él tenía los ojos cerrados, pero los abrió otra vez, y vi un increíblemente precioso rastro de diversión en ellos junto con la admiración que se había ido esfumando desde nuestro matrimonio. —Has cambiado, esposa mía con quien a menudo sueño mientras me encuentro aquí —dijo—. Uno de nosotros se está volviendo fuerte. — Consiguió sonreír—. Fuiste muy valiente al escoger presidir el funeral de Claudiu, cuando no tenías que hacerlo y fuiste una fuerza a tener en cuenta hoy en el juicio. No le recordé que había tenido que presidir el funeral, pero me asustó que Lucius pudiera olvidar incluso un pequeño detalle del protocolo real. Los libros que yo había luchado por descifrar estaban grabados a fuego en su mente. —Yo sueño contigo también, todo el tiempo —le dije, empujando a un lado mi preocupación. Agarré su brazo con mi mano, y tratamos de descansar nuestras frentes la una contra la del otro a través del estrecho hueco—. Te echo mucho de menos. —Mi voz se quebró, pero recuperé el control de mí misma—. Se acabará mañana, de todas formas. Serás libre. Lucius podría haber perdido el contacto con la realidad, pero todavía prefería encarar la verdad de frente cuando la reconocía. —No creo que salga libre, Jessica. Entiendo que tú y Raniero lo hicisteis admirablemente hoy, pero mi guardia me informa de los rumores honestamente. Los Ancianos no creen en mi inocencia.

BETH FANTASKEY
—Lo harán, Lucius. Pensaré en algo más. Lo prometo. Levantó la cabeza alejándose de la mía y me miró a los ojos.

FORO AD’

303

—Lo has hecho bien, Princesa. Te arriesgaste y nunca debes arrepentirte de ello. Yo habría hecho lo mismo. —Valdrá la pena. Él no lo creía. —Si no lo hace, quiero que sepas que yo tengo fe de que serás una gobernante increíble... que ya eres una gobernante increíble. Y siempre recuerda que tú fuiste el amor de mi vida. Eso fue demasiado para él y no podía decir nada más. Yo no podía decir nada, tampoco. Me senté con él silenciosamente, no queriendo que nuestro tiempo juntos acabase. Finalmente el guardia se movió y Lucius murmuró: —Tienes que irte ahora. —No, no aún. No antes de que bebas. Él sacudió la cabeza, pareciendo confuso. —No, Jessica... Ya hemos roto suficientes leyes y no hay forma de que te alcance. No quiero hacerte daño o intentar de beber desesperadamente a través de los barrotes, como un animal. —Vi arrepentimiento en sus ojos—. No me podrías ofrecer suficiente sustento para más que unas pocas horas, de todas formas. Llevaría semanas de descanso y mucha, mucha sangre antes de fuera fuerte otra vez. Continuó mirándome a los ojos y vi la verdad en ellos. Vi lo cerca que estaba de... desaparecer. Él estaba allí sólo porque me amaba lo suficiente para volver desde el lugar de pesadillas el tiempo suficiente para decir adiós—. No quiero que me recuerdes haciéndote daño, o actuando con infructuosa desesperación. Yo no podía aceptar aquello. Él tenía que seguir luchando y retiré mi brazo, enrollé mi manga y deslicé la mano a través de los barrotes otra vez. Estaba siendo egoísta, también. Si él realmente se estaba esfumando de mí, quería que se llevara una parte de mí con él. Y quería sentirle bebiendo de mí otra vez. Conectar con él de esa manera. —Puedes beber así, Lucius. De donde me corté a mí misma en nuestra boda.

BETH FANTASKEY
Él pasó la mirada de mi brazo a mi cara. —No lo creo, Jessica.

FORO AD’

304

Oh, mi frustrante, valiente y maravilloso marido. Estaba esforzándome en ser valiente, también y empezaba a tener éxito, pero las lágrimas me pinchaban en los ojos. —Te amo, Lucius. Y me moriré sin ti y tú vas a beber mi sangre esta noche. —De pronto yo sonaba como Raniero en la Camera de Miza—. ¿Crees que me importan unos pocos minutos de dolor físico? ¿Crees que me importa la ley? —Él dudo y yo añadí—: Haz esto por mí. Por favor, Lucius. No puedo vivir si algo te ocurre. No viviré. Sabía que no estaba jugando limpio. Le estaba pidiendo romper su código de honor usando la única tentación que sabía que no podría resistir. Yo. No rompería las normas para salvar su propia existencia, pero haría cualquier cosa para salvar la mía. —Lucius —susurré, viéndole debilitarse en un sentido diferente—, si vagas por el limbo y nunca regresas a mí, no sólo me reuniré contigo, sino que no tendrás ninguna oportunidad de crear un reino mejor para cientos de miles de vampiros que necesitan un Rey como tú. Así que esta noche vamos a romper una ley, por el interés de salvarnos a nosotros mismos y en último instancia por nuestros parientes, muchos de los cuales probablemente ni siquiera se merecen la vida que queremos darles. Se cayó sólo otro segundo. —A veces olvido lo fuerte que es tu voluntad. Lo fuerte que tú eres. Sí, porque yo lo había olvidado también, durante demasiado tiempo. Estiré mi mano más lejos dentro de la celda. —Aquí... hazlo. —Como ordenes, Jessica. —Habría jurado que estaba sonriendo levemente como cuando había sonreído con orgullo en el juicio. Un casi imperceptible alzamiento de los labios—. Ya que insistes. Entonces Lucius tomó mi brazo con sus frías manos e inclinó su cabeza sobre mí, e inmediatamente sentí sus colmillos arañando mi piel, porque él estaba famélico. Yo había estado bebiendo sangre en

BETH FANTASKEY

FORO AD’

305

ocasiones, pero estaba hambrienta, también, de él. Incluso aunque por supuesto no podría tomar una gota de él, mis propios colmillos dolían mientras sus labios se frotaban contra el pálido interior de mi muñeca y dolió cuando sus dientes atravesaron mi carne. La zona estaba sensible, sus colmillos eran más gruesos y romos que el cuchillo que yo había usado en mi boda y lo que estábamos compartiendo entonces era diferente de la pasión que usualmente hacía que el hecho de ser mordido se sintiera bien. Este era un nuevo sentimiento y todo lo que tenia que ver con él era doloroso. Amar al vampiro que estaba tan desesperado por el sustento, pero intentando ser tan tierno mientras mi sangre recorría su boca, dolía. —Bebe más —le urgí cuando empezaba a retirarse—. Por favor. Bebe tanto como puedas. Pero por supuesto él era Lucius Vladescu y aunque debía haber aniquilado vampiros y clavado una estaca a través de la mano de su mejor amigo, también era mi protector y un Príncipe y él no creía que pudiera ser salvado drenándome en una noche desesperada y antes de que siquiera me sintiera mareada, alzó la cabeza y la echó hacia atrás, con los ojos cerrados, como si estuviera satisfecho a pesar de que yo sabía que no lo estaba. Sus dedos no se sentían nada fuertes cuando se estrecharon alrededor de mi brazo, conteniendo el flujo de sangre. —Debes beber más, Lucius —pero yo sabía que no lo haría. —Te amo, Jessica —murmuró, pareciendo estar muy somnoliento—, pero debes irte ahora... —Sí, Lucius. Me voy. Yo también te amo. —No me fui, de todas formas. Me senté con él, viendo su cara, mientras él dormía allí en el suelo, con su espalda apoyada contra la pared y la cabeza descansando contra los barrotes. Cuando el guardia finalmente se volvió demasiado inquieto y yo ya no podía soportar ver los ojos de Lucius, ya no traviesos y felices, moviéndose nerviosamente detrás de los párpados mientras regresaba a un lugar de tormento, me deslicé hacia mi habitación y fuera hacia la oscuridad, una última vez.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

306

Capitulo112
Antanasia
Traducido por vero Corregido por Laumoon

El cementerio se sentía aún más frío que antes y sabía que realmente estaba sola esa noche. Raniero había cumplido su parte para Lucius, y parecía tener otras cosas por las cuales preocuparse en su nueva vida ahora. Yo no lo había visto desde el juicio y no sabía a dónde había ido. Abriendo la puerta de hierro, fui primero a la cripta de mis padres, donde vertí mi propia ofrenda de sangre en el recipiente pequeño y dije en voz baja: —Espero que al final, os haya hecho sentir orgullosos. Y espero que estéis felices y no decepcionados, si yo no descanso aquí junto a vosotros, aunque sería un honor estar a vuestro lado. Luego salí de la cripta Dragomir y fui al mausoleo sofocante y con púas de los Vladescu, el cual había evitado mirar durante tanto tiempo y donde yo iba a insistir ser sepultada.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

307

Capítulo 113
Antanasia
Traducido por Cpry Corregido por Laumoon

Encendí una fila de cinco velas que estaban sobre un anaquel de mármol dentro de la tumba de los Vladescu y primero había hecho un ofrecimiento de sangre con el tazón que Lucius había usado para sus padres. —Debería haber venido aquí antes, para agradecerles lo de Lucius — dije agachando mi cabeza—. No pueden ni imaginarse lo increíble que es su hijo y les agradezco también que firmaran el pacto para que se me uniera como marido en la eternidad. Cuando dije la palabra «eternidad» levanté la cabeza y finalmente afrontando los hechos que me habían hecho apartar los ojos de aquella cripta por demasiado tiempo. Finalmente... afronté el futuro. A diferencia de la familia Dragomir, que dejó manchas blancas en su mausoleo —una tal vez está reservada para mí, o tal vez no— Los Vladescu eran aún realistas sobre las perspectivas para sus hijos favoritos. Leí las palabras, grabadas en el mármol. Lucius Valeriu Vladescu, despues de Cristo 1993. Miré fijamente su nombre y no temblé. No haría eso nunca más. Lucius estuvo de pie en aquel mismo lugar y afrontó esto siempre que vino para ver a sus padres. Tal vez era en parte la razón por la que él fue capaz de afrontar el final de su existencia o tal vez no. Y en aquel terrible lugar hice una nueva promesa a Lucius. Yo sería destruida con él antes de formar parte en condenarlo a él a la destrucción. Yo cometería la traición, rompería algunas de nuestras leyes más grandes desafiando a los Ancianos Dirigentes y moriría con mi marido si eso llegara a suceder. Había hecho mis votos a Lucius durante el día de nuestra boda para estar con él para toda la eternidad y pensaba mantener ese pacto, si el

BETH FANTASKEY

FORO AD’

308

camino nos separaba, de cualquier modo. Yo sería destruida totalmente, o si de algún modo Lucius fuera exonerado, pero ya perdido en aquel reino de pesadillas, yo lo seguiría allí, lo encontraría y sufriríamos juntos, porque nunca volvería a beber la sangre de los demás otra vez y además prefería pasar la inmortalidad en el tormento a su lado que cinco minutos sola en un castillo con cada comodidad que nuestro dinero podía comprar. Apagando las velas abandoné el mausoleo, volviendo sobre mis pasos, por el camino anduve por los bosques llenos de lobos y me pregunté quién me enterraría a mí, si eso realmente sucediera. ¿Sería esto como a Dorin, de cuya existencia fue pasada en una tumba, que pestañeaba en las sombras que no estaban allí aún? Pensé cada vez más en mi propio entierro y comencé a andar más rápido y más rápido y aunque Lucius insistiera en que los Derechos nunca se apresuran, con la hora que era, yo estaba en una carretera desierta. Necesitaba ver la Carta del Ritual. El libro que dictaba, hasta el más mínimo detalle, el camino de nuestros clanes que condujo a los ritos seleccionados con el nacimiento, el matrimonio... y la destrucción.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

309

Capítulo 114
Antanasia
Traducido por Corregido por Laumoon

Mis dedos temblaban de emoción y rabia mientras tocaba las páginas del verdadero Carte de Ritual, comparando cuidadosamente las palabras que veía en sus páginas a las de mi diccionario de RumanoInglés, el cual finalmente empezaba a estar apropiadamente muy manoseado. Inmormantarea... Pentru28... Conducator… A lo largo de tres horas, traduje toda la sección sobre funerales para Ancianos para asegurarme de que no había manera de que estuviese equivocada. Tuve especial cuidado con la entonación antes de la llamada de las campanas. Acum vom respecta un moment de tacere pentru a marca trecerea lui Claudiu Vladescu in tacerea vescnica29. Y cuando llegó el alba, cerré el libro de golpe con un ruido sordo que debe haber sacudido los cimientos del castillo. Todo lo que leí allí y otras cosas que recordaba, también..., una palabra en una botella, un corcho que salió demasiado pronto, una temblorosa mano derecha... Todo se traducía a... traición.

28 29

N.T: Funeral... Para... Líder... N.T: Ahora vamos a observar un minuto de silencio para conmemorar el fallecimiento de Claudio Vladescu en eterno silencio.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

310

Capítulo 115
Mindy
Traducido por Vickyra Corregido por Carmen15

Traté de localizar a Jess antes de que comenzara la audiencia, pero ni siquiera durmió esa noche en su cama. La esperé durante horas en su habitación, así como había esperado a Raniero algunos días antes; porque tenía el presentimiento de que debía advertirle sobre lo que creía que estaba pasando con Ylenia y Raniero. Le envié mensaje tras mensaje desde mi teléfono e intenté llamarla varias veces, pero nunca contestó. Incluso el pobre Emilian ignoraba dónde se encontraba ella, así que decidí ir hasta el Tribunal con mi maletita de ruedas, la cual apretaba contra mí como si fuera un bebe recién nacido y esperé junto con los demás. «Los demás» si se entiende, era un grupo de vampiros que me miraban de hito en hito como si yo fuera una loca recién salida del manicomio. Y tal vez era cierto que estaba un poco tensa, pero no era nada comparado con la Princesa que en esos momentos entraba al tribunal vestida en vaqueros y camiseta, una vestimenta totalmente inadecuada para la ocasión. Miraba a todos como si hubiera ido y regresado del infierno, con la férrea intención de llevarse a todo el mundo junto con ella… y yo contaba con poder ayudarla en esa misión. Me di cuenta en ese mismo instante y todos también parecían haberlo notado; hasta el mismo Flaviu lo notó. Que ya no estaba viendo solamente a una Princesa vestida con vaqueros y un par de botas, que hacia su entrada al tribunal. Sino que por primera vez, estaban observando a su futura Reina.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

311

Capítulo 116
Antanasia
Traducido por Vickyra Corregido por Carmen15

No llevaba ni vestido, ni tacones, pero nadie en la sala dudaba de mi seriedad. Hubiera podido incluso llegar en camisón, y mi mirada hubiera sido suficiente para acallar a todos los asistentes al juicio. La atmosfera era tensa, nerviosa y acalorada cuando entre al tribunal. Y supe que así era como una princesa, o una reina, debía ser recibida. Incluso la sonrisa burlona de Flaviu desapareció e imagino que él pensó que era mi objetivo cuando no me dirigí a mi puesto de costumbre y en lugar de eso me detuve delante de los Ancianos, los cuales me miraban con un aire de desconfianza y recelos. Hasta que fije mí vista sobre la persona que estaba buscando y anuncié sin vacilación alguna, en el mismo tono de voz bajo, suave y amenazante que había oído a Lucius usar y que lograba intimidar a muchos vampiros al momento de hablar. —Dorin Dragomir, has traicionado a tus soberanos y cometido alta traición, por lo que tus crímenes serán pagados con tu destrucción.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

312

Capítulo 117
Antanasia
Traducido por harry Corregido por Carmen15

—No… No he hecho nada, Antanasia —comenzó a farfullar Dorin, mientras levantaba las manos—. ¡Nada! No creí nada de lo que me decía, las mejillas cenicientas y sus aterrorizados ojillos de conejo decían todo lo contrario. Entrecerré los ojos y me incliné para acercarme más a él. —Tradujiste mal la Carta del Ritual para obligarme a presidir el funeral de Claudiu, cuando no tenía por qué hacerlo, me convertiste en un hazmerreir enseñándome las frases equivocadas cuando tuve que hablar. Como voy a decir lo que dije: «voy a consignar este cuerpo a la tierra de los arco iris, en vez de a la tierra del silencio eterno». No dije «arco iris» porque me haya equivocado. Tú me lo anotaste y después me drogaste… me diste sangre manchada para que tuviera alucinaciones delante de todos. Querías verme fracasar. Todos los demás Ancianos volvieron a sus sillas y los espectadores que habían ido a ver lo que ocurría con el destino de Lucius comenzaron a murmurar; los que sabían inglés iban traduciendo mis palabras a los que no podían entenderme. —¿Por qué…? Antanasia… yo… yo removiéndose incómodo en su asiento. no quería… —pero estaba

—No lo sé… aún —bramé—, pero intentaste volverme a drogar antes de mi última reunión con los Ancianos. Me diste sangre que ya estaba abierta y eso incluso a mí me olió mal. ¡Querías que volviese a tener alucinaciones ante ellos! —Naturalmente que la abrí… —Dijiste que era siberiana, porque estabas tan desesperado por que yo la bebiese, pero era mentira, Vi la palabra Franta, Francia, en la etiqueta y por algún retorcido motivo estabas aterrorizado por hacer que la bebiese, asustado como lo estás siempre, cometiste un terrible error

BETH FANTASKEY

FORO AD’

313

con eso. —Lucius siempre había dicho que el miedo de Dorin sería su perdición. —Me has estado drogando durante todo este tiempo, haciéndome creer y haciendo creer a todos que estaba perdiendo la cabeza. Y también destruiste a Claudiu —lo acusé—. Raniero dijo que una de las heridas menores había sido hecha con la mano derecha y tú eres uno de los pocos vampiros diestros que hay en todo el reino. En las reuniones levantas siempre la mano equivocada, a pesar de que tienes cerca de cien años. ¡No puedes dejar de utilizar la mano derecha! De todas las cosas que había dicho, ésta era la que pareció, realmente resonar entre los Ancianos. Los vampiros eran como reflejos en el espejo comparado con los humanos cuando se trataba de destreza. Por lo que un diestro entre los no-muertos era muy raro. Y un vampiro diestro con acceso al castillo y a la estaca de Lucius… era incluso más raro. Lo cierto es que no tenía ni idea de por qué un vampiro débil de carácter y de físico como Dorin había hecho todo esto, pero sabía que lo había hecho, pero era tan cobarde que aun así no podía admitirlo. No hasta que Mindy, la única no vampiro en la habitación se puso en pie y dijo: —¿Me permiten hablar? —Me giré y la vi sujetando con fuerza la maletita que yo creía que contenía maquillaje y laca, con la que me había salvado antes tantas veces y no comprendí lo que hacía hasta que dijo—: Creo que esto se ha acabado Dorin, aquí tengo la última botella de sangre sucia. La que enviaste ayer a Jess. Entonces se vino abajo. Se vino abajo como el patético vampiro que siempre había sido, incluso para un Dragomir y dijo con las lágrimas corriéndole por su rostro: —Antanasia, ten piedad de mí. Ella me obligó a hacerlo todo. El plan era suyo y me tenía asustado. Es amargada y retorcida y te odia. ¡Quería destruir todo lo que tenían Lucius y tú! No puede soportar que Lucius te ame de verdad, cuando ella ni siquiera pudo retener al noble Vladescu al que drogó para engañarlo y hacer que la mordiera, es culpa suya el que Raniero esté maldito y aún así no se detiene. Era difícil seguir el dedo que agitaba como un poseso, pero me di media vuelta para ver que estaba apuntando a mi otra amiga en el reino vampiro. Ylenia Dragomir, que ya se encontraba de pie y estaba empujando a cuanto encontrara en su camino para salir de la habitación.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

314

—Me obligó a atraer a Claudiu al vestíbulo y ayudarla a destruirlo, para arruinar a Lucius y a ti también —Dorin seguía balbuceando mientras que Ylenia, liberada ya de los asientos comenzaba a correr—. Me obligó a conseguir la estaca de Lucius y a convocar a Claudiu a una reunión al amanecer… En ese momento no me importaba destruir a mi prima, pero era parte de la realeza y la realeza no se ejecuta. Al menos no en público. Pero en ese momento, había visto a Raniero salir de las sombras, desde donde había estado vigilado todo lo que pasaba a un asesino con experiencia y decidí dejarle hacer lo que hacía mejor. Rastrear y traer ante la justicia al peor de los vampiros. No me preocupe por él, porque sabía que no perdería el control, ya que en realidad nunca lo había hecho. Le di la espalda a Dorin que aun estaba gimiendo mientras hablaba. —Ella fue la que en realidad destruyó a Claudiu, Yo lo estaqué, pero fue ella la que le atravesó el corazón con una estaca que ella misma había tallado, por si yo no podía hacerlo y no pude… no pude. Quizás él no hubiese dado el golpe fatal, pero sus delitos eran imperdonables y anuncié su destino sin piedad, pero también sin crueldad, porque ya se había pasado lo peor de mi rabia. Y también porque una parte de mí sabia lo que era ser débil. —Dorin Dragomir —dije con resolución, obligándome a mirarlo a los ojos—. Has cometido traición, se te juzgará dentro de dos días y te enfrentaras a la pena de destrucción. —Duceti-l-la-temnita. Llévenlo a la celda que va a dejar de ocupar Lucius Vladescu —me enredé con el rumano, pero no me importó. Había dicho las palabras de la forma correcta, sin dar espacio a que me contradijeran, eso era lo único que importaba. Miré a Flaviu para ver si se atrevía a protestar contra mi veredicto de liberar a Lucius, pero por primera vez parecía confundido, mostrando lo que realmente era… un vampiro viejo y ridículo. Era como si no estuviese seguro de lo que ocurriría ahora, porque él había esperado tanto que fracasase. Y Dorin… Lo oí llorar durante todo el tiempo en el que caminé lentamente hacia la puerta y salía regiamente de la habitación. No miré atrás y no corrí hasta que estuve segura de que nadie me vería y entonces giré destrozada hacia las mazmorras adelantando a los guardias y a Dorin, para ver si aún se podía recuperar Lucius, o si

BETH FANTASKEY

FORO AD’

315

ambos íbamos a vagar unidos por el reino de las pesadillas, atrapados para siempre entre la vida y la muerte.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

316

Capítulo 118
Mindy
Traducido por harry Corregido por Carmen15

Nada más salir de la sala encontré a Raniero y a Ylenia, quien no había conseguido llegar muy lejos, pero para cuando conseguí abrirme paso a empujones entre la multitud que estaba mirando, ya la había atrapado contra la pared y estaba blandiendo una estaca y amenazándola con la voz más profunda y aterradora que jamás hubiera oído ante. —Por tu culpa estoy marcado para la destrucción y hoy también tú serás destruida. —No lo entiendes —balbuceó ella—. Esa noche sólo quería que me mordieras y sólo puse un poco de salvia en la sangre que te di, porque había oído que los chicos les hacían eso a las chicas… pensé que si me mordías una vez, estaríamos juntos y yo te haría feliz. Si me conocieras un poco, te gustaría, pero nunca me has mirado siquiera… Vi cómo comenzaba a temblar la mano de Raniero y nunca en la vida me había sentido tan mal por estar en lo cierto. Sabía que lo había drogado, a él y a Jess. Había hecho esa conexión porque había visto volverse loco al compañero de cuarto de Raniero, y también porque había visto la crisis por la que pasó Jess. Supuse que hacía días Ylenia había pedido algún tipo de truco a sus amigos drogatas del instituto. Fue mala suerte que no leyese atentamente el artículo «Casi legal: Lo que tus amigos pueden estar usando para conseguir un subidón», de la revista Modern Girl —La Chica Moderna—. Quizá si hubiese leído eso, se hubiese limitado a darle un poco de jarabe para la tos, en vez de salvia, una planta que es como el LSD y puede convertirte en un ser violento. Puede que en ese caso no estuviese atrapada contra la pared por un vampiro que sostenía en su mano una estaca manchada de sangre, estaba incluso más agitado cuando gruñó, sonando incluso más aterrador. —Es por tu culpa el que esté marcado para la destrucción y que me crea aún peor de lo que soy. Por tu culpa, desde hace dos años, vivo

BETH FANTASKEY

FORO AD’

317

todos los días preguntándome si de nuevo destruiré a alguien por error. ¡Y me desprecio a mí mismo, por eso! No sabía, si debería adelantarme y sujetarle la mano, o si eso podría hacerlo enojar y provocar que hiciera algo terrible, pero antes de poder decidirlo, la cara de Ylenia se retorció de una forma extraña y de pronto ya no lloraba. Estaba gritando. —¡Tú no te crees otra cosas que no sea la perfección! ¡Lucius y tú, los dos creen que el mundo les pertenece! Raniero todavía la tenía sujeta contra la pared, pero ella cerró las manos y golpeó el suelo con el pie como si fuera un niño mimado, dado que odiaba a todo el mundo ni siquiera le importaba el que la matasen. —¡Los odio a todos y espero que Lucius pase la eternidad retorciéndose en el limbo, para que ella también sea desgraciada para siempre! ¡Es una Dragomir y ni siquiera puede hablar rumano o encontrar su propio cuarto y aún así la ama, mientras que tú jamás me has mirado! ¡Espero que se pudran los dos y sufran por toda la eternidad y que tú también termines destruido! Una cosa era arruinar la vida de Raniero y conseguir que estuviese marcado para la destrucción, pero otra cosa era insultar a sus amigos y jugar con sus vidas, supuse que eso era lo que finalmente lo había hecho reaccionar, como durante años hubiese temido que ocurriese. No era una droga semi legal lo que lo había puesto con los nervios a flor de piel o lo había vuelto loco, era una adolescente celosa y perdedora, aspirante a princesa de los vampiros la que iba a arruinar la vida de todos nosotros, si yo no decía algo, porque por primera vez desde que lo conocí, Raniero me pareció desagradable. Echó hacia atrás la mano con la estaca y le cambió tanto el rostro que apenas podía reconocerlo, supongo que por eso cerré los ojos, así pude imaginar al Ronnie al que había querido, cuando le grité, tan alto como pude, como si yo misma fuese la reina. —¡Detente Raniero Lovatu! ¡Detente ahora mismo, estúpido vampiro italiano! ¡Para, porque te amo y quiero vivir contigo en la playa y quiero que te vuelvas a dejar crecer la barba y encontrar tu estúpida camiseta, quiero que te largues de aquí conmigo en el siguiente avión antes de que no pueda haber nada entre nosotros! ¡Siento haber querido que cambiaras, o pelear contra ti! ¡Detente, ahora mismo!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

318

Se detuvieron todos los ruidos del mundo. Incluso los vampiros que estaban traduciendo todo a un montón de idiomas europeos, se callaron y dejaron de moverse. Y cuando reuní el valor para abrir los ojos, vi que los hombros de Raniero se agitaban y que su mano también. Y pensé que moriría antes de poder descubrir qué vería Ronnie cuando comenzó a girarse hacia mí.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

319

Capítulo 119
Antanasia
Traducido por Veroniica Corregido por Carmen15

El guardia que estaba preparando a Dorin para su encarcelamiento había dejado la llave de la celda de Lucius a plena vista y sin perder más tiempo las tomé, aunque mis dedos temblaban un poco, pude controlarme y abrir la cerradura; entonces me deslicé en el interior de la celda y corrí hacia donde se encontraba mi marido, que yacía a un lado de ese horrible lugar con los ojos cerrados. —Lucius —lo sacudí suavemente—. Por favor. Abre los ojos.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

320

Epílogo
Antanasia
Traducido por Vickyra Corregido por Carmen15

Me recosté al lado de Lucius, mientras lo miraba dormir con los rayos del sol filtrándose a través de la ventana de nuestra habitación. Parecía tan tranquilo y para mi gran alivio, estas últimas semanas le habían devuelto la serenidad. —Despierta —lo sacudí un poco para despertarlo—. ¡Es de día! Sus ojos se abrieron lentamente y volví a observar que había cambiado desde su encarcelamiento. Ya no sentía esa inquietud y pesar que lo atormentaban por haberme llevado de vuelta a nuestro mundo y que otra vez me consideraba como su igual, pero sobre todo que estaba orgulloso de mí. Me separé y de un rápido movimiento se irguió sobre sus codos, no había necesitado mucho tiempo para recuperarse totalmente; enseguida observó el reloj y se dejó caer otra vez sobre la almohada. —¿Por qué me has dejado dormir tanto tiempo en un día tan importante como hoy? —me dijo en un tono falsamente acusatorio. ¿No quieres ver a tu esposo, el futuro Rey, en plena forma, con sus mejores galas? —Prefiero verte descansar. Extendió su brazo y tiró de mí hasta quedar cerca de él. Su pecho seguía siendo tan musculoso como siempre y supuse que se había recuperado completamente. —Desde hace meses que me encuentro bien, Antanasia. No necesitas mimarme tanto. Para mí sin embargo, era difícil olvidar su estado de debilidad cuando había sido transportado a nuestra habitación, ya que era incapaz de beber él solo y como último recurso tuve que cortar mi muñeca para que mi sangre goteara entre sus labios. En ese calabozo, había creído que nunca saldría del estado luat.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

321

Pero él era Lucius Vladescu y había luchado para volver a mí y realizar el sueño que había susurrado en mi oído en nuestra noche de bodas. —¿De verdad crees que ganaremos el Plebiscito? —le pregunté tratando de encontrar una respuesta franca en su oscura mirada—. ¿Crees que todos esos vampiros que vienen a nuestro castillo nos tienen la suficientemente confianza? —Pienso que tenemos una buena posibilidad —afirmó él—. Mejor de la que tuve durante el juicio, que al final gané. —Fui yo quien lo ganó —le recordé—. Por supuesto que con la ayuda de Mindy y Raniero. —De acuerdo, de acuerdo —admitió él mientras se reía—. Ya lo sé, siempre me lo estás repitiendo. —¿Eras realmente incapaz de hablar durante el primer día de audiencia? —le pregunté de pronto en un tono más serio. —Te las arreglaste muy bien sola —me respondió mientras me colocaba un mechón de cabello rebelde detrás de la oreja—. No tengo nada más que decir. Le preguntaba de vez en cuando, sólo para recordarme a mí misma exactamente cuánto había confiado en mí. Y la respuesta era siempre la misma. Después le hice otra pregunta, esperando ver el brillo malicioso en sus ojos. —¿Y dónde estabas esa famosa noche, cuando no te encontré en tu despacho y te acostaste tan tarde? —Jessica —me dio la mirada que había estado esperando provocar en él—. ¿De verdad deseas conocer todos mis secretos? Quizás… o Quizá no. El recuerdo de esa noche, me hizo recordar a otra persona. —¿Estará presente Raniero el día de hoy? Lucius sacudió la cabeza y los rayos del sol se reflejaron en su cabello corto y castaño. —No, ya ha hecho suficientemente por nosotros. Lo he dispensado de votar, aunque él se haya ofrecido a hacerlo. Nosotros no hablábamos del tema de mi prima Ylenia o de mi tío Dorin, aunque nunca estaban fuera de mis pensamientos. Yo era una

BETH FANTASKEY

FORO AD’

322

Princesa, quizá pronto una Reina, pero el recuerdo de haber ordenado sus sentencias de destrucción, me era aún penoso. Porque fui yo la que había llevado el proceso mientras Lucius se recuperaba poco a poco. Sin embargo, no sentía ningún sentimiento de culpabilidad. Más bien era una profunda tristeza, con la cual tendría que aprender a convivir. No quería mostrar esa clase de sentimientos, pero Lucius lo adivinó por mi aire melancólico. Ya me encontraba vestida y preparada para el día más importante del congreso ese verano, el del Plebiscito, pero aun así el tiró de mí y me besó de una manera tan apasionada que con ese simple gesto me dio a entender que él podría ser fuerte otra vez y que podía no estar desesperado por la sangre, pero que todavía y siempre tendría sed de mí.

Mindy
—¿Entonces, qué deseas para comer taco o burrito? —le pregunté a mi novio vampiro surfista, mientras colocaba su tabla de surf en la arena, cerca de mi tumbona. Como única respuesta, me mojó sacudiendo su pelo húmedo encima de mí. —¡Hey! te aconsejo que no me hagas enojar ya que soy yo la que está pagando la comida. —Hoy invito yo —se ofreció mientras se inclinaba y me besaba para hacerse perdonar, acepté de buena gana su disculpa, luego se dejó caer sobre la arena—. Il mio trattare, yo invito. —¿Y con qué lo piensas pagar? —Te recuerdo que he ganado doscientos dólares por haber quedado en segundo lugar en la competición de hoy. Levanté los ojos al cielo. Era así como él quería vivir… de competiciones de surf, de playa en playa, mientras que yo trataba de encontrar gente que quisiera que le cortara el cabello. Cuando dejamos Rumania, había pensado de verdad dejar todo esto atrás, pero necesitábamos dinero y ya me había forjado una pequeña reputación en este circo ambulante que es el mundo del surf.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

323

Delante de mí, el océano tumultuoso me recordaba la mirada de Ronnie cuando se giró hacia mí, justo en el momento en el que se disponía a destruir a Ylenia Dragomir. Había consiguió controlarse, pero según la opinión de todos había estado muy cerca de la catástrofe. Nunca le pregunté si él había adivinado los planes de Ylenia desde el principio o si por un instante había soñado con el poder y la riqueza en los jardines del castillo. —Es mejor ser pobre con arena bajo los pies, que rico y tener las manos manchadas de sangre. Mi vampiro, medio-surfista medio-príncipe, repetía frecuentemente estas palabras y tenía que admitir que tenía razón. De repente recordé una cosa que había casi olvidado: el tiempo. —Eh… ¿No era hoy el Plebiscito de Jess y Lucius? —le pregunté con dudas. —Si —me confirmó Ronnie—, le propuse a Lucius asistir, pero él me respondió que no era necesario y que no me podía perder la temporada de surf en California. Ellos ganaran o perderán sin mi voto. —Ellos van a ganar —le dije y les deseaba que fueran felices para siempre en su castillo. Quizás algún día iríamos a visitarlos… o quizás no. Tal vez ellos podrían venir a California, ahora que había mucho espacio, desde que mi colección de zapatos se encontraba en Pensilvania, retenidos como rehenes por mi madre que esperaba todavía con ilusión que entrara en razón y volviera a la universidad. Algo que no iba a suceder. Me agaché para coger la mano de Raniero en la arena. Él me dejó cogerla, y la frescura de sus dedos entre los míos me pareció agradable. —Entonces, ¿taco o burrito? —le volví a preguntar. —Preferiría un «vampiro» contesto mirándome con una sonrisa tonta en los labios. Desde hace algún tiempo, no cesaba de incitarme a pasar al lado oscuro. —¿Me dejaras hacerte mía para siempre? Es una vida más bien agradable, si nos mantenemos alejados de toda la violencia.

BETH FANTASKEY
—No sé —le dije soltando su mano—. No hay prisa.

FORO AD’

324

Yo aún tenía dudas, sin embargo sabía que algún día lo haría. Aunque la idea de beber sangre todavía me desagradaba, pero entre más tiempo pasaba con él, más me habituaba… o era acaso que de verdad tenía ganas de convertirme en un vampiro; pero eso era algo que no le iba a decir por ahora. Primero para empezar, él tenía que probarme que realmente tenía intenciones de llevarme a Tahití. Después ya hablaríamos de la eternidad. —Vamos. —Me levanté, sacudí la arena de mi trasero y luego le tendí la mano para ayudarlo a levantarse—. Vayamos a comer. Y el chico desempleado y sin ambiciones, con su cabello en punta, con su barba desaliñada y que se encontraba en bañador mostrando sus abdominales de ensueño, los cuales podía ver permanentemente ahora que las camisas no eran obligatorias, cogió de nuevo mi mano y no me soltó hasta que llegamos a Taco Terrible y si de algo estoy orgullosa, es de decir que él es sólo mío.

Fin

BETH FANTASKEY

FORO AD’

325

Bonus Jessica Rules parte 1
¡Hola a todos! Espero que disfrutéis de estos «capítulos extra» de Jessica Rules the Dark Side, que tuvieron lugar aproximadamente un año después de que terminé el libro. Cuando lo saqué a votación, la gran mayoría de vosotros me pedisteis que me enfocara en Jess y Lucius, pero también había demanda de novedades sobre Mindy y Raniero, así que también los presenté. Y, basándome en los e-mails que recibo cada día, creo que UN MONTÓN de vosotros estaréis felices por cómo progresan las cosas para ambas parejas.

Feliz lectura y, por favor, ¡seguid en contacto!

Beth.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

326

Jessica
Traducido por Dara Corregido por Angeles Rangel

—Antanasia Dragomir Vladescu. ¿Has oído una palabra de lo que he dicho en los últimos diez minutos? ¿Has procesado algo en esa preciosa y brillante cabeza tuya? —¿Qué? —Levanté la cabeza, la cual había estado apoyada en mi mano, y me di cuenta de que mi respuesta confusa básicamente confirmaba las sospechas del vampiro real que tenía por marido que había estado en el país de las maravillas, con la mirada fija y perdida en el libro de contabilidad que tenía frente a mí durante... ¿cuánto tiempo? A juzgar por el hecho que sentía como si mi palma hubiera dejado una marca en mi frente, quizá realmente habían sido diez minutos. ¿Qué diablos me pasa? ¿Por qué estoy siempre desorientada? —Te estás riendo de mí —dije, recostándome en mi enorme mesa de oficina y frunciéndole el ceño a Lucius. Estaba de pie al otro lado de mi amplio escritorio de caoba, con los brazos cruzados, como si estuviera frustrado por mi falta de atención. Pero no podía evitar una sonrisa que revelaba no solo diversión, sino un perfecto par de incisivos que me distraían de un modo diferente. Y había definitivamente risa en sus ojos oscuros, casi negros—. ¡Crees que el hecho de que esté perdiendo la cabeza es divertido! —le acusé. —Oh, Jessica —suspiró, bajando el tono de su voz y cambiando al nombre informal que prefería usar en privado, cuando nuestros sirvientes y nuestros menos confiables parientes estaban fuera del alcance del oído—. No estás perdiendo la cabeza —me aseguró. Entonces dio un paso, empezando a caminar alrededor hacia mi lado del escritorio y como siempre ocurría, incluso después de casi un año de matrimonio, el lento latido de mi corazón muerto empezó a palpitar un poco más fuerte cuando estiró su mano, como si fuéramos a parar de trabajar por un rato—. Pero estás distraída últimamente —añadió—. ¿Quieres hablar de ello?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

327

En realidad, quería hacer cualquier cosa que me diera un descanso de nuestra reunión mensual sobre el presupuesto familiar. Sabía que una joven pareja casada tenía que hacer planes financieros, pero dudaba de que la mayoría de recién casados tuviera que dedicar un día entero de cada mes a «asuntos fiscales». Y yo me preguntaba seriamente si más de cinco o seis parejas de cualquier edad tenían una columna para «Reparación del derrumbe del muro sur de la mazmorra², como tuvimos nosotros el mes pasado. Quizá nadie más tenía eso. Además, habría apostado mi propia existencia a que ninguna otra esposa —queriendo decir que NI SIQUIERA UNA— quizás en todo el curso de la historia, había oído a su marido decir, como si fuera completamente normal: —Noté las grietas cuando estaba prisionero, aunque a veces, me preguntaba si estaba tan solo soñándolo, dado que estaba cerca de la locura por tu sangre y perdiendo todo contacto con la realidad... —¿Jessica? Sacudí la cabeza y me di cuenta de que Lucius estaba todavía de pie delante de mí y que todavía me ofrecía su mano. —Soy bastante fuerte —se burló, con su habitual encanto arrogante—, pero me estoy cansando un poco, aquí de pie como una estatua ilusionada, preguntándome si mi propia esposa está a punto de rechazarme, como si fuera una pareja no deseada en el baile del instituto. —Lo siento —dije, tomando su fría mano en la mía y permitiéndole tirar de mí para ponerme de pie. Vaya, ¿por qué estoy también muy cansada? ¿Es por toda la pesada comida rumana? —Así que dime, Jessica —dijo Lucius, guiándonos a ambos hacia el gran sofá de piel donde una vez me senté con mi prima Ylenia, antes de que intentara envenenarme, enviar a mi marido al eterno tormento y reclamar mi trono. No pienses en ello, Jess—. ¿Qué te está preocupando estos días? —Se sentó primero, luego tiró de mi mano, así que acomodé cerca de él. Me había acostumbrado a valerme por mí misma mientras Lucius había estado en las mazmorras, falsamente acusado de destruir a su tío, pero

BETH FANTASKEY

FORO AD’

328

todavía me gustaba descansar en su fuerte pecho de vez en cuando. Está bien, me gustaba hacerlo siempre que tenía oportunidad. —Aunque, en los últimos meses —continuó—, me he acostumbrado a depender de tu perspicacia matemática para sacar adelante estos presupuestos rápidamente, de manera que podamos seguir adelante hacia otras ocupaciones más placenteras. Sentí sonrojarse mis mejillas, porque estaba muy segura de que se estaba refiriendo a algo más que montar a caballo y vagar por los alrededores de la pequeña ciudad de Sighisoara. Nos «ocupábamos» el uno al otro bastante, lo que estaba, por supuesto, bien. Estábamos casados. ¿Alguna vez me cansaré de eso? Espero que no. —¿Estás diciendo que valoras mis habilidades racionales y matemáticas, Lucius Vladescu? —pregunté, moviéndome para observar su rostro y sintiéndome de pronto menos pesada y más centrada. Él también estaba sonriendo. —¡Sabes que yo valoro a tu »enia de las mates interior»! —Luego, de repente, se puso más serio, sus ojos negros ensombreciéndose—. Esa parte de ti salvó mi existencia. Por supuesto, mi lado racional y lógico había ayudado a revelar a mi prima como la verdadera asesina y liberado a Lucius de la prisión subterránea en ruinas en las profundidades del castillo. No quería residir en esa terrible parte de nuestro reino y también me negaba a permitir que Lucius fuera allí. —Bueno, es la primera vez que estás admitiendo, en voz alta, que mi habilidad con los números es algo bueno —le recordé, a modo de broma—. ¡Ya era hora! Aunque Lucius no se rio. Tan solo apartó algunos de mis rizos rebeldes de mi rostro, un gesto que se había convertido en una esperada y atesorada parte de nuestra compenetración privada, y dijo suavemente: —Si alguna vez fracaso en decirte que valoro cualquier aspecto de ti, Jessica, merezco perder mi existencia. Porque tú lo eres todo para mí y me has salvado en más formas de las puedas soñar.

BETH FANTASKEY
Sabía que Lucius se estaba refiriendo en rescatado de convertirse en algo como los fríos habían criado y casi me quedo sin habla. romántico, pero aún así rara vez bajaba la como estaba cercano a hacer en ese momento.

FORO AD’
cómo amarme le había y calculadores tíos que le Mi marido era siempre guardia completamente,

329

Tuve esa vaga noción de que se suponía que debíamos estar discutiendo sobre algo, pero me incliné y le besé. Sus labios estaban fríos y ásperos, y cerré los ojos, permitiéndome sentirle mientras me atraía más cerca, entre sus fuertes brazos. Lucius era peligroso en algunos sentidos —los vampiros en general le respetaban y muchos le temían completamente— pero yo me sentía totalmente segura en su abrazo. Era el único lugar donde podía bajar mi guardia y olvidarlo todo excepto su caricia... De repente, incluso mientras Lucius se movía y sentía sus incisivos crecer y empezar a acariciar suavemente contra mi garganta, justo encima de donde mi pulso empezaba a casi acelerarse, para ser un miembro de los no muertos, un fragmento de pensamiento coherente se las arregló para hacerse valer en mi cerebro, lo que era, ciertamente, incluso más desconcertante que lo que había pasado unos pocos minutos antes, cuando había perdido la concentración en mi escritorio. ¿He olvidado algo? ¿O fracasé al ver algo importante que está justo delante de mí...? —¿Lucius? —dije su nombre en voz baja y coloqué la mano sobre su pecho, como deteniéndolo—. Lucius... espera. Su corazón también está latiendo bastante fuerte, pero se retiró, encontrándose con mis ojos y pareciendo perplejo. —¿Sí, amor? —preguntó, inspeccionando mi rostro. Vi la preocupación comenzando a crecer en sus ojos—. ¿Algo va mal? Mi estómago se retorció. —No estoy... no estoy segura... Lo que sospechaba, de repente... ¿Estaba increíblemente mal, o era la cosa más buena hasta ahora? ¿O ambas? —Jessica... —Lucius parecía inusitadamente inseguro—. Estás muy pálida. —Empezó a separarse de mí, delicadamente pero rápido—. Voy a traerte algo de agua. A llamar por algo para comer. —Siguió observando mi rostro mientras se ponía de pie, obviamente volviéndose más preocupado—. ¿Cuándo fue la última vez que comiste?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

330

—No estoy segura. —No había estado muy hambrienta últimamente. Y la idea de comida, justo entonces—…. voy a nuestra habitación, Lucius —dije, prácticamente saltando fuera del sofá. Descansé una mano en mi estómago—. Yo... volveré en unos pocos minutos. Luego, antes de que él pudiera decir nada, corrí como un rayo fuera de mi despacho y a través de los oscuros corredores, contenta de que finalmente hubiera memorizado la distribución del castillo y pudiera ir a los sitios sola cuando lo necesitaba, justo como ocurría entonces. Y unos pocos minutos después, estaba en nuestro espacioso baño buscando algo que mi mejor amiga Mindy me había dado como broma, en nuestra fiesta de despedida de soltera para dos, donde habíamos estado menos que salvajes comiendo TastyKakes y discutiendo recuerdos del instituto. La buena de Mindy, pensé, encontrando el regalo donde lo había escondido. Ella siempre sabía lo que yo necesitaba, incluso antes de que lo hiciera.

—¿Jessica? ¿Estás bien? —Lucius volvió a llamar. Por supuesto, había ignorado mi promesa de volver a la oficina y me había seguido a nuestra habitación—. Me estás poniendo muy nervioso y apreciaría mucho, mucho, si abrieras esta puerta. Antes de que pudiera convencerme a mí misma de apartarme del espejo, donde seguía estudiando mi rostro incrédula, Lucius tomó la iniciativa y oí la puerta abrirse tras de mí. —¿Jessica? ¿Qué puedo hacer sino dar las noticias? Girándome, pero despacio, me encontré con los ojos del vampiro que amaba con cada fibra de mi ser y le anuncié, con una voz agitada, aterrorizada y excitada: —Lucius... Vas a ser... Quiero decir, me imagino que ERES... padre.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

331

Mindy
Traducido por Dara Corregido por Angeles Rangel

—Venga ya. Tiré de mi teléfono apartándolo de mi oreja y le di una buena sacudida, porque la recepción en la casucha provisional de Rainiero y mía de la playa en Tahití no era demasiado buena. Quizá no la había escuchado bien. —Dímelo otra vez —dije, poniendo el teléfono de vuelta a mi oreja—. Y dilo despacio. En el mismo instante antes de que ella respondiera, miré al otro lado de la habitación y vi que mi novio, Raniero Vladescu Lovatu, estaba observándome con una mirada curiosa en sus increíbles ojos verdegrisáceo mientras «aplanaba» una de las tablas de surf que estaba haciéndose famoso por fabricar a mano, tal y como solía hacer las perfectas estacas para matar a otros vampiros. Fruncí el ceño y le hice un pequeño gesto para que se fuera como: «Ocúpate de tus propios asuntos». Como si fuera posible cuando vives en una habitación y media, sin ni siquiera una puerta de verdad por ninguna parte. Me sonrió de esa forma tan tranquila que tenía, como si decirle que no escuchara disimuladamente estuviera bien con él y empezó a trabajar de nuevo, mientras yo volvía mi atención a Jess, quién estaba definitivamente, en términos nada inseguros, diciéndome: —Voy a tener un bebé, Min. De verdad. ¿Por qué diablos se me paró el corazón? —Wow. Eso fue todo lo que pude decir al principio. Y por una vez en mi vida, me llevó un segundo pensar antes de volver a hablar. Las cosas que quería salir volando de mi boca incluían: ¿Estás loca? ¡Eres demasiado joven! ¿Tienes alguna idea de cómo va a cambiarte la vida? ¿La RESPONSABILIDAD que vas a tener?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

332

Entonces respiré hondo y recordé que mi amiga Jess era ahora en realidad Antanasia Dragomir Vladescu y que gobernaba una maldita nación vampira, por Dios bendito y que había sentenciado a gente a muerte, por no mencionar que estaba felizmente casada con un tipo que podría ser tan bueno como padre como era como marido y gobernante. Lucius Vladescu no arruinaría nada. Miré a mi novio otra vez. A primera vista, parecía un desastre, el vivo ejemplo de los desastres, ahí de pie sin camisa con un bañador y trabajando en una tabla de surf que probablemente prácticamente daría, quizá por algo así como unas pocas piezas de fruta, en lugar de un par de cientos de dólares. Pero él era perfecto, también. Al menos, para mí. Esos Vladescus... Había algo con ellos. Sonreí y Ronnie miró hacia arriba y me devolvió la sonrisa, así que mi corazón casi se derritió y de repente sabía todas las cosas correctas que decirle a Jess. En realidad, sabía que debía dejarla a ella hacer toda la charla. —Y, ¿cómo te sientes por todo ello? —le pregunté—. ¿Y cómo está llevando Lucius las grandes noticias? Miré a Raniero otra vez y podría decir por la forma en que estaba poniéndose de pie derecho, ni siquiera pretendiendo estar trabajando — y por la mirada en su sexy y bronceado rostro— que ya había adivinado de lo que estábamos hablando Jess y yo. Ronnie fue antiguamente el más grande asesino vampiro. Era bastante difícil dejarle de lado en algo. Asentí, diciéndole sin hablar: ¡Sip! ¡Hay un pequeño vampiro en camino! Ronnie me dedicó una sonrisa verdaderamente grande, como si pensara que era genial. Así era Rainiero. Para ser un tipo que solía clavar estacas en los corazones de la gente, ahora estaba definitivamente interesado en las maravillas de la vida. Y quizá también estaba no-tansecretamente contento de no tener que ser heredero del trono de los Vladescu nunca más, como técnicamente seguía siendo. A mí misma también me gustaba bastante la idea. Jess podía tener el castillo y los sirvientes, muchas gracias. No es que yo estuviera algo así como a la cola para ser reina vampira. Todavía estaba dando rodeos sobre ser cualquier tipo de vampira.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

333

—Lucius está fuera de sí —me estaba contando Jess, así que le presté mi completa atención de nuevo, forzándome a mí misma a no pensar en cómo se sentiría cuando Raniero me mordiera con esos maravillosos colmillos—. Es lo más cerca que he visto nunca a Lucius Vladescu de estar «entusiasmado» por nada —añadió—. Ayer, de hecho, sugirió un color de pintura para el cuarto del bebé, lo que suscribí enseguida, para que nuestro bebé no tenga que ver piedra todo el día. —¿Y qué hay de ti, Jess? —pregunté de nuevo, porque me di cuenta de que no había dicho exactamente cómo se sentía—. ¿Estás entusiasmada? Hubo algo de silencio transoceánico, luego Jess dijo, más bajo: —Estoy bastante nerviosa, para ser honesta. No pensé que nada más pudiera asustarme jamás, ya sabes, después de casi perder a Lucius, pero esto es un asunto muy grande. —Hubo otra gran pausa y ella preguntó, tan bajo que casi no la oigo—. ¿Qué pasa si soy una madre terrible? ¡Ni siquiera solía hacer de niñera! Definitivamente era el momento justo de intervenir, haciendo mi trabajo como mejor amiga. —Jessica Packwood Dragomir Vladescu, vienes de una las más largas dinastías de madres increíbles. Vas a ser una natural. Quiero decir, mira que estupendamente criaste aquella vaca para la 4-H30, Stinky31, ¡salió bien! Ganó un lazo, por el amor de Dios. Vas a hacerlo incluso mejor con un niño, especialmente uno que tiene tus genes y los de Lucius, para empezar. ¡Probablemente se crie por sí mismo! A medio mundo de distancia, sabía que había hecho sentir a Jess como si todo fuera a salir bien. Estaba riéndose muy fuerte cuando me recordó, por millonésima vez: —El nombre de la vaca era SAMMIE. Al otro lado de la casucha, Ronnie se estaba mordiendo el labio y tenía una mano en sus marcados abdominales, como si también estuviera esforzándose mucho por no reír. Me encantó la mirada en sus ojos. Era tan fabuloso verle simplemente siendo feliz, después de todo por lo habíamos pasado en Rumanía. La forma en que había casi cambiado

4-H: Es una organización juvenil de EE.UU. administrada por el Departamento Estadounidense de Agricultura. Entre sus actividades están la cría de animales domésticos. 31 Stinky: Apestosa.
30

BETH FANTASKEY

FORO AD’

334

para ser de nuevo un asesino y en que yo había tenido que detenerle para que no destruyera a la malvada prima de Jess... Sí, deja eso ir, Min. Se acabó. ¡Incluso lleva otra vez su coleta! —Gracias, Min —añadió Jess—. Sabía que me sentiría lista para seguir adelante con esto una vez que hablara contigo. ¡No es que pudiera realmente volverme atrás! —Casi podía oírla sonreír también, cuando prometió—: Estoy realmente feliz. Aterrorizada, pero delirantemente feliz. —Honestamente, serás una madre genial —le dije otra vez—. Y siempre estaré aquí para ti, cuando quieras ponerte un poco frenética. —Apreté el teléfono entre mi oreja y mi hombro para poder frotarme las manos, que parecían llenas de arena—. Bueno, no siempre en Tahití. Este trabajo es temporal. Pero ya sabes lo que quiero decir. —Y yo siempre estaré aquí para ti —me recordó—. Si alguna vez quieres discutir cualquier asunto importante, o decisión... Sabía que Jess quería ayudarme a decir si debía comprometerme con Raniero para siempre —dejarle hundir sus dientes en mi cuello— pero no quería hablar sobre ello en ese momento. Quizá ya no necesitaba hablar sobre eso nunca más, al fin y al cabo. Porque había algo acerca de oír lo contenta que estaba Jess y cómo su vida estaba cambiando pero ella estaba bien con ello —sin mencionar la forma en que Raniero me estaba mirando como si no necesitara nada más en el mundo— que me hizo decir: —Eh, Jess. Felicidades y abrazos grandes para ti y para Lukey, hablaremos pronto. Pero ahora mismo me tengo que ir, ¿vale? —Sí, yo también —dijo, porque siempre había algo con lo que tenía que lidiar, allí en Rumanía—. Te llamaré en unos pocos días, ¿vale? ¿Para convencerte de que vengas de visita? Colgamos sin que yo hiciera promesas, porque, aunque indudablemente estaría allí cuando el siguiente Principito o Princesita Vladescu llegara, tenía la sensación que iba a estar ocupada durante las próximas semanas, al menos, ajustándome a una nueva vida. Quizás incluso estaría planeando una boda en alguna playa en algún lugar. Fui hacia donde Raniero estaba esperando por mí, ya bajando sus herramientas para poder tirar de mí acercándome a su pecho de surfero duro como una roca y me puse de pie sobre mis puntillas y le besé.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

335

Sabía a agua salada y a... felicidad, deslicé mis dedos arriba entre su pelo desaliñado para poder susurrar en su oreja: —¿Sabes qué?, creo que estoy lista, Raniero. Le sentí ponerse algo tenso contra mí y sus poderosas manos apretaron mi cintura. —¿Lo crees? —preguntó, con su loco acento italiano—. ¿Crees que estás lista, Mindy Sue? Me estaba dando una oportunidad de echarme atrás. Una oportunidad que había tomado unas cuantas veces, cuando había llegado cerca de dejarle morderme. Aunque, esta vez, me apoyé contra él durante un super lento latido de vampiro —realmente solo para «vivir el momento», como Ronnie siempre me estaba recordando que hiciera— y luego prometí: —No, Raniero... no solo lo «creo». Sé que estoy lista para estar contigo. Como para siempre. Y me imaginé que Raniero estaba listo para estar conmigo, también — vaya, había sabido eso durante meses— porqué le llevó un segundo antes de que sintiera sus colmillos contra mi garganta, justo donde siempre debían haber estado. Entonces, sin una sola duda en mi corazón —en una casucha en una playa en un país que todavía no podía situar con exactitud en un mapa— cerré los ojos y simplemente confié en el vampiro, asesino, filósofo semi-real, vagabundo de playa que me estaba sujetando con fuerza y le dejé cambiar todo, para siempre.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

336

Parte 2

¡Hola a todos! Esta pequeña historia es una continuación de mis novelas Jessica’s Guide to Dating on the Dark y Jessica Rules the Dark Side. Al final del segundo libro, dejé dos situaciones de suspense, permitiendo a los lectores imaginar los destinos de los personajes Jess, Lucius, Mindy y Raniero. Este «capítulo extra» os permitirá saber lo que creo que finalmente ocurriría con la humana Mindy y su novio vampiro Raniero. Disfrutad y…

¡Feliz Halloween!

BETH FANTASKEY

FORO AD’

337

El Halloween de Mindy y Raniero
Traducido por Dara Corregido por Angeles Rangel

—Raniero, ¿qué crees que estás haciendo? —pregunté a mi novio italiano anteriormente-vampiro-asesino, todavía-chupasangre, porque había llegado a la alocada fiesta de Halloween en la playa de la que me había hablado vistiendo como —atentos a esto— un vampiro. Como uno tradicional. Honestamente, mientras caminaba fatigosamente por la arena, parecía un Conde Drácula, sólo que más musculoso y bronceado, porque Raniero Vladescu Lovato era un casi-campeón de surf. Los castillos oscuros y sombríos le ponían los pelos de punta. —En serio, ¿crees que esta es una buena idea? —susurré, cuando se acercó lo suficiente como para que viera su sonrisa a la luz de una enorme hoguera. Porque mientras que su esmoquin barato podía venir de una tienda de disfraces, los COLMILLOS que estaba luciendo eran material autentico—. Ronnie —le espeté, agarrando su brazo y tirando de él—. ¡Guárdate esas cosas! —Calla, Melinda Sue —dijo, sonriendo y apartando mi mano de su brazo, de forma que pudiera entrelazar nuestros dedos. Lo que era agradable, pero no me hacía estar menos preocupada por él. Se dobló hacia abajo y me dijo suavemente en mi oreja, como mordisqueando y riendo—. Es una fiesta de disfraces, ¿sí? Nadie adivinará lo que soy realmente. Es una broma privada y me divierte. Yo no estaba tan «divertida». El marido de mi mejor amiga la Princesa Jessica Packwood Vladescu, Lucius, había enseñado una sola vez sus colmillos a algunos estudiantes de secundaria americanos y había terminado prácticamente con una estaca en su corazón —Ronnie... Entonces desenganché nuestras manos y levanté un dedo, como «guárdate esa idea», porque el teléfono que había metido en el bolsillo de mis vaqueros de mi no-muy-original disfraz de vagabunda — tristemente, podía amañar las ropas que normalmente vestíamos para que fueran de «vagabundo»— estaba sonando con el tono especial que había configurado para Jess, así nunca me perdería ninguna llamada desde su gran propiedad en Rumanía.

BETH FANTASKEY
—¿Hola?

FORO AD’

338

Levanté el teléfono hasta una oreja y taponé la otra con mi mano libre, porque la playa estaba siempre ventosa por la noche. No entendía por qué todo el mundo en California hacía fiestas allí después de la oscuridad. ¿Por qué no hacerlas dentro o algo? —¿HOLA? —dije más alto—. ¿Estás ahí, Jess? —Sí —la oí decir, muy claro, a Dios gracias. A veces, entre el viento de la playa de Costa Oeste y la falta de antenas en el medio de la nada de Rumanía, apenas podíamos comunicarnos—. Sólo te llamo para desearte un Feliz Halloween. —Podía decir que ella estaba sonriendo, lo que me hacía feliz. Como yo bien conocía, la vida de la realeza, incluso con el más atractivo Príncipe vampiro, no siempre era fácil—. Estaba pensando en el año en que hicimos un disfraz de dragón con una gran caja verde de cartón y luego terminamos peleándonos acerca de quién se quedaría siendo el extremo de la retaguardia... De repente, antes de que pudiera incluso empezar a reír, oí en el teléfono una voz acentuada mucho más profunda, así que supe que había sido arrebatado lejos de Jess. —Por favor, Melinda Sue. Dime que mi esposa, mi Princesa, nunca fue la «cola» de ninguna criatura. Incluso de una mítica. —Hola, Lucius —saludé al Príncipe que había interceptado la conversación—. Ya sabes que yo me quedé siendo el culo. Jess siempre fue el cerebro de nuestra pequeña operación. Estaba bromeando, pero Lukey sonaba serio cuando dijo, más suave: —Te infravaloras a ti misma, Melinda. Nunca hagas eso. Él estaba hablando de cómo descubrí que Jess estaba siendo envenenada por sus espantosos familiares y cómo ayudé a salvarla a ella y a Lucius de que ambos fueran asesinados. Aunque yo estaba distraída porque a unos metros de distancia de mí, una chica en un revelador disfraz de gato estaba señalando los dientes de mi novio y diciendo: —¡Parecen increíblemente reales! No me importaba que la chica gato estuviera flirteando abiertamente con mi vampiro —bueno, me importaba un poco. Pero, aunque la situación se diera, Raniero nunca me engañaría. Estaba preocupada principalmente acerca de lo que ella había dicho sobre sus colmillos.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

339

Seguí observando cómo la gata sexy llamaba con gestos a sus amigos, diciéndoles que vinieran a comprobar la boca de Ronnie y dije en mi teléfono: —Oye, ¿Lucius? Iba a pedir a Lukey hiciera entrar en razón a Raniero —eran primos, pero eran como hermanos— pero aparentemente Lucius le había pasado el teléfono a Jess de vuelta. —Lo siento, Min —dijo—. Soy yo otra vez. —Oh. —¡No suenes tan decepcionada! Volví mi espalda a la pandilla de chicas —las cuales vestían prácticamente nada, mientras que yo me estaba congelando con unos vaqueros y una camisa de franela— así podía hablar con Jess más privadamente. —Sólo estoy preocupada porque estamos en esta fiesta de disfraces... —Oh, lo siento —dijo Jess—. No quería interrumpir. —No, está bien. —Me giré un poco para ver que Raniero estaba completamente rodeado por gatas curvilíneas y que se parecían a las doncellas del castillo de Jess —si ella vistiera su personal con medias de rejilla. Él se encontró con mis ojos y me dedicó esa sonrisita como diciendo: Vez que tu novio es deseable, ¿no? Quizás deberías colgar el teléfono y venir a reclamarlo, ¿sí? Levanté un dedo otra vez, diciéndole: »«Sólo un segundo, Drac». Luego caminé hasta el límite de la fiesta y le pregunté a Jess: —¿Crees que soy rara por preocuparme de que Raniero haya venido vestido como un vampiro? —bajé la voz—. Sin los dientes de plástico. Podría decir, por el silencio, que Jess también estaba preocupada. —No está enseñando sus colmillos, ¿verdad? —preguntó finalmente—. Porque esas cosas... Los chicos no saben lo poderosos que son. Incluso cuando yo me negaba a creer que los de Lucius fueran reales yo casi... lo hice. Y me gustaron. Sabía exactamente lo que quería decir. Había algo en esos dientes... Incluso si no creías realmente que fueran legítimos, tenían esa

BETH FANTASKEY

FORO AD’

340

inevitable seducción. Podías decirlo sólo por cómo se sentían cuando rozaban tu garganta... Seguí observando a Raniero mezclándose con sus admiradoras, sus dientes blancos brillando por la luz del fuego y ese disfraz barato de alguna manera consiguiendo que luciera como el vampiro-heredero-altrono-de-los-Vladescu que realmente era y yo me quedé casi hipnotizada y olvidé que estaba en el medio de una llamada. Te amo tanto, estúpido, no muerto, budista, holgazán, asesino. ¿A qué estás esperando, Mindy...? —Min, realmente creo que deberías sacar a Raniero de ahí —sugirió Jess, trayéndome de golpe de vuelta a la realidad—. Incluso en Halloween, creo que está jugando con fuego. —Sí, tienes razón —estuve de acuerdo, todavía sin apartar los ojos de mi novio, que estaba de pronto no sonriendo o hablando con las chicas. Las estaba ignorando y observándome muy serio, como si incluso en la distancia, sintiera que algo acababa de cambiar entre nosotros. O que estaba a punto de cambiar—. Te llamaré mañana —le prometí a Jess—. Hablaré contigo entonces. Porqué tendré grandes noticias. MEGA, ENORMES noticias sobre un serio cambio en mi vida. Mi «existencia». —Adiós, Min. —Oí a Jess terminar, mientras yo finalizaba la llamada y guardaba el teléfono. Luego Raniero y yo... caminamos el uno hacia el otro como si ambos estuviéramos imantados. Él simplemente dejó a las otras chicas en un corrillo de confusión y desilusión, sin apartar nunca los ojos de mí, incluso aunque yo estaba vestida con un tipo diferente de zorra. De las de clase patética. Y cuando finalmente nos encontramos, justo dentro del alcance de la luz del fuego, él tomó mi barbilla con su fuerte mano e inclinó mi cabeza hacia arriba, para poder ver mis ojos muy claramente —para que no pudiera apartar la vista— cuando me preguntó: —Estás segura, ¿sí? A veces yo todavía estaba me quedaba atrapada, intentando decidir si la respuesta correcta era «sí» o «no», cuando Raniero decía las cosas de esa manera. Pero sabía la respuesta correcta para esa pregunta.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

341

—Sí —le dije asintiendo, así que pude sentir la presión de sus dedos contra mi mandíbula. Miré fijamente a sus inusuales ojos verde grisáceo, que me atraían tanto o incluso más, que esos colmillos. Ojos que quería mirar para siempre. Asentí otra vez y prometí—: Sí. Entonces Raniero Vladescu Lovato y yo volvimos a enlazar nuestras manos y abandonamos la fiesta sin decir una palabra a nadie. Ya no estaba tirando de él lejos de allí porque estuviera celosa de que otras chicas babearan sobre él o porque tuviera miedo de que se expusiera como un vampiro de verdad. Me lo estaba llevando de vuelta a la pequeña y perfecta choza que compartíamos en la playa para unirme a él —unirme con él— para la eternidad. E incluso aunque era Halloween y lo que yo estaba a punto de hacer... compartir sangre, por primera vez, con un vampiro de los de verdad... No estaba asustada ni una pizca. De hecho, mientras los dedos de Raniero se apretaban entre los míos y caminábamos hacia la oscuridad, no me había sentido más segura en mi vida.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

342

Parte 3

Nota para los lectores:

Esta historia sobre Jessica y Lucius Vladescu, la Princesa y el Príncipe vampiros de mis libros «Jessica’s Guide to Dating on the Dark Side» y «Jessica´s Rules the Dark Side», son mi pequeño regalo de San Valentín para todos los que leen las novelas y piden más. Gracias por ser tan geniales. Me siento extraordinariamente afortunada de tener unos seguidores tan maravillosos. Que tengáis todos un Día de San Valentín lleno de amor, ya sea en forma de romance, en el calor de la familia, una fuerte amistad, ¡o todas esas cosas!

Beth.

BETH FANTASKEY

FORO AD’

343

El día de San Valentín de Jess y Lucius Princesa Antanasia «Jessica» Vladescu
Traducido por Dara Corregido por Angeles Rangel

Rumanía, en mitad del invierno.

Siempre desde mi infancia me han encantado las matemáticas. Por eso, debería haber sido fácil para mí mantener mi mente concentrada en las sumas frente a mí, mientras ajustaba el presupuesto mensual para la propiedad de Lucius y mía en las montañas de los Cárpatos. Desafortunadamente, mi mirada seguía yendo a la deriva hacia otro par de dígitos, en el calendario de mi escritorio. Un «uno» y un «cuatro», justo en medio de febrero. Día de San Valentín. Que justamente era... HOY. Miré hacia el exterior de las altas y emplomadas ventanas de mi despacho para encontrarme con que el sol casi se había ido y yo no había recibido ni una caja de golosinas ni una tarjeta. ¿De verdad, Lucius? ¿No vas a hacer NADA? Comprobé mi calendario otra vez, una vez más avergonzada de ver que había redondeado la fecha con un pequeño corazón. Yo no era normalmente el tipo de chica que hacía cosas como esa, pero quizás era porque, en el pasado, no había esperado realmente mucho del Día de San Valentín. No había tenido un montón de novios en el instituto. Vale, había tenido sólo uno, al que había terminado tratando realmente mal, dejándolo tirado por un Príncipe vampiro. Quizás es por eso que este día es un fiasco. ¡Quizás tienes mal karma, Jess! ¿Y por qué he mantenido mis esperanzas?

BETH FANTASKEY

FORO AD’

344

Cuando casualmente había mencionado el Día de San Valentín a Lucius, dejando caer una pista no muy sutil en la cena hace unos días, él prácticamente se había reído de ello. —Oh, sí... Esa fiesta fundamentalmente americana que obliga a uno a comprar golosinas incomibles con supuestas frases «inteligentes» estampadas sobre ellas, tarjetas con felicitaciones empalagosas y artículos totalmente aleatorios con la forma de corazones anatómicamente incorrectos. —Estaba vertiendo agua de una garrafa, pero había levantado la vista hacia mí, sus ojos mostrando sorpresa como si él claramente no hubiera ni siquiera considerado la fecha—. ¿Va a ser pronto? ¿Qué podía hacer yo sino pretender que a mí tampoco me importaba apenas? —Sí. Qué bueno que estemos en Rumanía, donde no es un asunto tan importante, ¿eh? Lucius había asentido mostrando su acuerdo, luego había cambiado la conversación en una dirección totalmente distinta, hacía un caballo que espera comprar... para sí mismo. Me recosté en mi enorme silla de escritorio, sintiéndome de pronto helada, aunque un fuego rugía en la chimenea al otro lado de la habitación. En realidad, me sentía enferma. ¿Se ha terminado ya la luna de miel? ¿Está Lucius, mi ANTERIORMENTE increíblemente romántico marido, ABURRIDO de mí? ¿De NOSOTROS? ¿Dónde está el tipo que iluminaba el sendero hacia nuestra boda un millón de pequeñas velas...? —¿Princesa? Me volví en mi silla para ver a mi guardaespaldas, Emilian, de pie en la puerta de entrada. Estaba tan acostumbrada de tenerle alrededor, para entonces, que difícilmente me daba cuenta de que estaba la mitad del tiempo. —¿Sí? Me hizo una ligera reverencia, como hacía normalmente antes de hablar. A veces creo que nunca se repondría de sentirse mal por arrastrarme por un bosque oscuro cuando Lucius y yo habíamos estado

BETH FANTASKEY

FORO AD’

345

en guerra. Y Emilian todavía a veces seguía también las órdenes de Lucius, justo como entonces. —El príncipe Lucius ha requerido que la conduzca hacia él, si es conveniente para usted. Tiene algunos papeles para que firme. Me puse en pie, pero pensé: ¿En serio? ¿Papeles? Pero, por supuesto, no podía dejar que Emilian viera que era infeliz —finalmente estaba consiguiendo bastante bien ese aspecto de ser una Princesa— así que sonreí y acordé: —Por supuesto. Vayamos. Entonces lideré el camino hacia el despacho de Lucius. Al fin me había hecho a la disposición del terreno, también y ya no necesitaba que Emilian me condujera a todas partes. Pero cuando estaba a punto de abrir la puerta, se aclaró la garganta. Me volví a él, con una mano en el pomo. —¿Sí? —¿Puedo ser excusado por esta noche? —solicitó en rumano, sonando tímido e inseguro—. Es el Día de San Valentín y si no os importa... Por un segundo, estuve realmente celosa de mi guardaespaldas. ¿Y él tenía una novia? No podía preguntar —no nos habíamos hechos así de íntimos— pero me forcé a mí misma a sonreír de nuevo, elegantemente. —Por supuesto, Emilian. Estaré con Lucius ahora. —¡Firmando papeles!—. Ve y diviértete. Asintió con un agradecimiento respetuoso y empezó a caminar alejándose, mientras yo me daba la vuelta y abría la puerta. Y lo que vi... —Oh, Lucius... Mi marido no había olvidado el Día de San Valentín. Por el contrario, su oficina, una de mis habitaciones favoritas del castillo porque era cálida y acogedora y tenía un significado especial para nosotros, estaba decorada para la festividad, de una forma que era muy... de Lucius. Irónica, ligeramente burlona, pero también increíblemente romántica. Había un horroroso corazón de cartón con un Cupido en él pegado en el frontal de su escritorio de caoba. Y en el antiguo sofá de cuero desgastado, una casi absurdamente enorme —también con forma de corazón— caja de bombones, que no había duda que serían de puro

BETH FANTASKEY

FORO AD’

346

chocolate belga, porque Lucius no podía ser hortera en eso. Y, por último, pero no peor, rosas. Docenas y docenas de rosas color rojo sangre, porque el vampiro que estaba de pie en el medio de la habitación, sonriéndome con diversión en sus ojos oscuros, amaba el simbolismo y las bromas internas. —Realmente me tuviste engañada —dije, riendo y reuniéndome con él en el mismo centro de la habitación, donde él una vez casi me destruye, y donde nos habíamos declarado nuestro amor por primera vez. Quería besarle, pero primero le golpeé, fuerte, en su amplio hombro—. Sinceramente pensé que no ibas a hacer nada —De pronto, dejé de reír—. Pensé que quizás no te importaba tanto... Lucius también se puso serio. Me atrajo hacia sus brazos, apartando mis rizos, como siempre hacía. Un gesto que se había vuelto familiar, pero que del que nunca me cansaría. —¿Cómo pudiste pensar eso, Jessica? —preguntó. Vi una pizca de malicia desconcertante retornando a sus ojos—. ¿No me conoces todavía? ¿No sospechaste nada cuando Emilian te trajo a esta habitación, tan significativa para nosotros? —Quizás —admití, envolviendo mis manos alrededor de su cuello y acariciando su cabello negro—. Pero no quería mantener mis esperanzas tan altas. Sonrió—. Espero no desilusionarte. Quería darte un verdadero Día de San Valentín «americano». —Es precioso —le prometí, mirando a las rosas—. Y adecuadamente cursi —añadí, avistando el Cupido—. Simplemente perfecto. Lucius me besó entonces y me di cuenta de que había sido ridícula, preocupándome de que la familiaridad pudiera haber estropeado el encanto de nuestro romance. Por el contrario, parecía estar profundizando la conexión entre nosotros. Entonces, sin siquiera decir «Feliz Día de San Valentín» —ya había captado ese mensaje, alto y claro— mi marido me guió hasta el sofá donde había probado su sangre por primera vez y supe que no íbamos a tocar esas golosinas por un buen rato, excepto para tirarlas al suelo. No, teníamos un tipo diferente de alimento para compartir y era mucho, mucho mejor que incluso el mejor chocolate que pueda haber jamás.

Feliz Día de San Valentín, Lucius…

BETH FANTASKEY

FORO AD’

347

Acerca de la autora.

Beth Fantaskey escritora americana de novela juvenil, creció en Montoursville, una pequeña ciudad de Pensilvania y, más tarde, se trasladó a Harrisburg, población colindante con la tierra de los Amish. Beth tiene un máster en Periodismo y ha redactado todo tipo de textos, desde discursos y boletines hasta artículos y cuentos. Además de escritora, Beth Fantaskey es profesora en la Universidad donde a veces tiene que dar conferencias sobre una de las cosas a las que más fobias tiene: hablar en público. Según cuenta, su experiencia más enriquecedora fue su investigación sobre la lucha de los «Dalit» (Intocables) en la India. Logró un gran éxito internacional con su primer libro, Guía de Jessica para ligar con vampiros (Jessica's guide to dating on the dark side, 2009) en la que mezcla algo de terror, literatura para adolescente y algo de romance.

BETH FANTASKEY Staff AD Moderadoras
shuk e ivonne cullen

FORO AD’

348

Staff de traducción
Rodonithe Mais020291 shuk Luxsi Clyo Aytza Vane-1095 NyxZ alysa_dampiressa Yuki_252 Lady Eithne Patri159 kat880 Julieta_Arg

Staff de corrección
Angeles Rangel lover_killer moonse mayelie Connie Xiamara Laumoon Lutte FranÁngel LadyPandora LucyTamy

Recopilación y Revisión
Angeles Rangel

BETH FANTASKEY Staff Fallen Angels

FORO AD’

349

Moderadora del tema
Dara

Staff de corrección
Lsgab38 Ladypandora

Staff de traducción
pamii1992 Lady_Eithne carosole rodoni ilka vicky harry mbob zune lady pam lady vero Cpry vickyra Dara

Carmen15 Angeles Rangel Yanii Laumoon

Recopilación
Angeles Rangel

Revisión Final
ivonne cullen

BETH FANTASKEY

FORO AD’

350

Para más Traducciones Visita Nuestros foros:

http://foroad.foroactivo.com/

http://thefallenangels.activoforo.com/

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful