La señorita Fabiola

Julio Ramón Ribeyro

En: La palabra del mudo Lima, Peru: Milla Batres Editorial, 1972

TEXTO DEL CUENTO PREPARACIÓN DEL CUENTO • Introducción • Primeras impresiones del coordinador sobre el

cuento

• Aplicación del método: las cuatro categorías
− Poética − Contrastes − Sombras − Temas

• Notas del coordinador LA SESIÓN: EL ENCUENTRO CON LOS PARTICIPANTES • Presentación del cuento al grupo
− Lectura en voz alta − Algunas observaciones sobre el autor, país, etc. − Vocabulario

• Alternativas para la discusión
− Ejemplos de preguntas sobre el texto

• Notas del coordinador después de la sesión SUGERENCIAS PARA FUTURAS LECTURAS

Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán

La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

(página 81) 5 10 15 20 25 30 35 La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

5 10 15 20 25 30 35 La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

5 10 15 20 25 30 35 La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

5 10 15 20 25 30 35 La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

5 10 15 20 25 30 35 40 La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

5 10 15 20 25 30 35 La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

Otros temas contrastan el destino y el libre albedrío. siempre dando un amplio margen a la creatividad de todos los participantes en la discusión y la interpretación del cuento.PREPARACIÓN DEL CUENTO Introducción Este cuaderno les ofrece a los coordinadores algunas sugerencias. para utilizarse con flexibilidad. es solamente una figura tragicómica o pasa más allá al nivel heroico? Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán -1- . una mujer ordinaria que lucha por sobrevivir pero sufre un fracaso tras otro. “La señorita Fabiola” es indudablemente un cuento que nos va a hacer pensar. Julio Ramón Ribeyro. El autor. Esta historia de tipos urbanos de todas las clases sociales que oscilan entre la ambición y el fracaso. ¿Siempre va a ser Fabiola víctima de sus circunstancias o puede vencer los obstáculos en su camino y alcanzar la felicidad – o ya ha alcanzado cierta felicidad interior a pesar de las apariencias exteriores de desencanto? ¿En fin. El relato traza los acontecimientos en la vida de Fabiola. dando igual importancia a la fealdad y las estupideces que a la belleza del espíritu humano. Es un relato episódico narrado en tercera persona cuya identidad no se revela hasta el último párrafo. El cuento también examina la relación entre personas de distintas clases sociales y sus modales y costumbres. nació en Lima. entre lo heroico y lo burlesco nos hace preguntar si existen personas solamente planas o somos todos de un carácter más complejo. a veces. Son sólo sugerencias. El lector descubrirá la importancia de una relación duradera que puede existir entre un alumno y su maestra. donde transcurren todos los sucesos del relato. Explora la vida de la gente común limeña y retrata a las personas como son no como debieran ser. la pobreza y la importancia de la amistad y la educación. Perú. La descripción realista es. una maestra de la clase media limeña. cruelmente detallada y las escenas burlescas ridiculizan las torpezas y expectativas de los personajes.

Primeras impresiones del coordinador sobre el cuento Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán -2- .

El niño percibe protección y ternura mediante el sentido de tacto directo de la maestra. línea 32 . casi una enana. “Es por ello que la tengo tan presente y que me animo a contar algo de su vida. la primera maestra que tuve cuando entré al colegio”. “Ella nos invitó una vez y todavía recuerdo la impresión que me causó la casa un poco ruinosa en la que vivía con toda la familia…” Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán -3- . “No tenía un Dios te guarde. Después de leerlo. sombras. líneas 4-8. a través de su relación con la señorita Fabiola. Era pequeñita. en calles contiguas”. en una cartilla a cuadrados rojos y verdes. de la que nada sabemos”. es importante que cada coordinador trabaje el texto por sí mismo utilizando las diversas categorías que integran nuestro método: poética. línea 5. Fabiola. Así. “Todas las mañanas venía a buscarnos y partíamos cogidos de su mano”. La señorita Fabiola es una mujer desgraciada que carece de belleza en sus acciones y fisonomía. con mamá. una vida que habría sido olvidada como miles de personas ordinarias si no fuera por el narrador. − página 81. Luego debe formular preguntas que le sirvan de marco para la discusión utilizando nuestras sugerencias. líneas 22-24. Retrata lo bello y lo feo de la vida con todas sus incongruencias y ridiculeces. Poética 1. Posee todo lo opuesto a lo bello. líneas 27-29. La estructura. El niño experimenta compasión por primera vez por el sufrimiento ajeno. el narrador reconstruye la vida de una persona común. − página 81. Son vecinos del mismo vecindario. El fluir de recuerdos nostálgicos evoca una serie de impresiones grabadas en la memoria del niño. tan parecida a tantas otras vidas. su inolvidable maestra de primaria. pero con una cara enorme. “Yo aprendí el abecedario en casa. temas. un poco caballuna…” − página 81. oscura y abnegada vida de mujercita fea y pobre. − página 81. − página 81.Aplicación del método: las cuatro categorías Las notas que siguen son sólo sugerencias de cómo estudiar el texto. “Aparte de ser nuestra maestra en el colegio era amiga de la casa.página 82. − página 81. su triste. pues vivíamos en Miraflores. El recuerdo es el leitmotiv que se repite a través del cuento para revelar el estado de alma del narrador. todas las esperanzas y desilusiones de los seres humanos. líneas 1-4. contrastes. líneas 9-21. pero quien realmente me enseñó a leer y escribir fue la señorita Fabiola.

que había inventado algo así como un nuevo tipo de bomba…” 2. casi enana. que sostenían dos piernas flaquísimas y velludas”. “De los hermanos sólo recuerdo a uno que era oficial del ejército. pero en masculino.− página 82. líneas 10-15. se había fugado con un libanés que vendía corbatas a domicilio. La pretina de sus pantalones le llegaba a las tetillas y usaba tirantes”. su hermana mayor. casi la misma estatura. línea 15. El padre del niño también es capaz de hacer el papel del payaso. Hasta los gestos y modales de los personajes parecen ser inhumanos y cruelmente grotescos. − página 81. medio loco. líneas 7-13. líneas 27-28. El conjunto de los rasgos del rostro y cuerpo dan asco. El narrador describe lo que se ve con todos los detalles feos y ridículos. La descripción de la fisonomía fea de la señorita Fabiola y los miembros de su familia es patéticamente realista. “Una patada más y las piezas salieron volando por la ventana”. 3. tetón pero sin poto ni cintura. − página 83. “volando por la ventana. la ironía y el humor negro. El realismo. “…tenía la costumbre de hacer huesillo o sea empujar el carrillo de la lengua cada vez que creía haber dicho algo ingenioso o de estirar mucho el meñique cuando levantaba su taza de té para llevársela a la boca”. Lo burlesco.) “Era la versión de Fabiola. La cara estaba plantada en un cuerpo informe. Hay ciertas exageraciones como. de modo que vivía sola en su diminuto departamento en Santa Beatriz”. “Se alejó hasta la puerta de la sala y tomando impulso corrió hasta el radio y le aplicó un puntapié tan preciso que su zapato se introdujo por el parlante incrustado en el aparato”. pero con una cara enorme. cutis marcado por el acné y un bozo muy pronunciado. Una vez cuando se apagó la transmisión de la radio durante el campeonato sudamericano el padre del narrador reaccionó violentamente contra el radio. − página 84. “Era pequeña. − página 85. − página 81. La misma cabezota y cutis agrietado. líneas 7-10. “A esto se añadía una falta absoluta de gracia…” líneas 17-21. el mandamás de la casa. “Ya su madre inmortal había muerto y Hortensia. − página 84. el hermano. Los latinoamericanos tienen fama de ser muy aficionados al fútbol y su entusiasmo y frustración a veces llega al punto de la locura y la violencia. (Héctor. líneas 31-34.” que traspasan los límites de lo verdadero para dar un efecto burlesco. un poco caballuna. Descubre el fenómeno de la excentricidad de carácter de los seres humanos. Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán -4- . líneas 28-33.

Es maestra pero su situación económica no corresponde a su clase. Las expectativas falsas. 20-22. − página 82. líneas 34-35. Fabiola es señorita lo cual indica que es de la clase media o más alta. la convenció”. se hubiera rascado pensativo la barbilla diciendo que se trataba de un hecho que trastocaba las leyes del universo”. la estudió. “…sobraba una importante cantidad de dinero. Trata de mantener con dignidad su casona en Miraflores. La diferencia entre clases sociales.(Véase Sombras. líneas 2-5. “…¡se casaba la señorita Fabiola! Mi padre de vivir. un distrito privilegiado en las afueras de Lima. Una serie de frases presagiaba el destino fatal del matrimonio: “Alguien por allí la observó. − página 84. “Tal vez el piso estaba húmedo o calculé mal…” − página 85. el vecindario privilegiado de Lima. “…mi padre se vio en la necesidad de despedir a Fabiola. “Cuando vio el radio dijo que era un juego de niños. línea 20. − página 82. Contrastes 1. líneas 13-14. líneas 37-39. “Nunca en la vida regresó”.) − página 84. la familia del niño se queda en Miraflores. − página 86. . la siguió. líneas 11-12. (Véase Contrastes. la eligió. Las expectativas de los personajes nunca se cumplen y el resultado es lo opuesto de lo que se espera. abrió su maletín de cuero y se puso a desarmarlo”. En contraste. líneas 11-12. líneas. − página 85.) Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán -5- .4. que no lograba justificar…” − página 85. Todo fue un drama”. pero tiene que mudarse a un departamento en la ciudad. Como el mismo título del cuento indica. Así la burla surge de la antítesis o la contradicción entre las expectativas y los resultados. “Entre todos reunían lo suficiente para seguir pagando el alquiler…”.

Fabiola vino a casa a llorar. “Fue todo un drama. La numerosa familia de Fabiola tenía que vivir en la misma casa y mantenerse unida para defenderse. Compartían los gastos de su casona en Miraflores. La familia de Fabiola. lo lleva a la escuela y lo cuida. mi madre intervino una vez más…” 3. líneas 1-2. líneas 30-31. malgeniada…” − página 85. − página 85. líneas 10-13: “…y a la hermana mayor. se había fugado con un libanés que vendía corbatas a domicilio…” Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán -6- . que Fabiola odiaba. “Mi mamá era su más encarnizada protectora y siguió viniendo a casa a tomar el té o a cenar”. en cambio la madre está detrás de la escena y no sabemos mucho de ella sólo se respalda a Fabiola cuando ésta tiene dificultades. “Aparte de enseñar y escribir a niños la señorita Fabiola no sabía nada”. en una cartilla a cuadrados rojos y verdes pero la persona que realmente me enseñó a leer fue la señorita Fabiola”.− página 82. − página 82. líneas 7-9. 2. líneas 19-22 “La señorita Fabiola se mudó a Lima con su mamá y su hermana mayor a un departamento que tenía al menos la ventaja de estar cerca del colegio. − página 81. Parece que la madre es capaz de ver las cualidades interiores de Fabiola no sólo la parte exterior de su fealdad. con mamá. el mandamás de la casa. La vida interior y exterior de Fabiola. Por nuestra parte fuimos matriculados en un colegio de Miraflores”. austera. “De los hermanos sólo recuerdo a uno que era oficial del ejército. líneas 21-24. pero no se llevaban como familia ideal. líneas 29-31: “…Hortensia. líneas 1-3. La señorita Fabiola enseña al niño. pues era mandona. − página 85. medio loco…” − página 82. su hermana mayor. − página 84. “Yo aprendí el abecedario en casa.

Nunca en la vida regresó. Y tuve la impresión de que nunca había dicho nada más cierto”. líneas 25-27. 2. “¡…se casaba la señorita Fabiola! Mi padre de vivir. “…tan parecida a tantas otras vidas. “Esas familias ya no existen. líneas 32-33. con sus padres ancianos y prácticamente inmortales”. “Pero nadie está libre de las celadas ni de las chanzas de la vida”. Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán -7- . − página 81. página 82. ni probablemente esas casas. “…tuvieron que dispersarse”. “Nada me incomoda más que poner dedicatorias”. “Lo esperamos en vano.) − página 86. La conjetura sobre el destino. “Traté de inventar algo simpático u original. − página 86. pero sólo se me ocurrió: ‘A Fabiola. esperando que le dijera cuál era”. “Antes de partir que dijo que tenía una sorpresa e hizo un huesillo. Fabiola y sus cinco hermanos habían resuelto seguir viviendo juntos. líneas 1-5. de la que nada sabemos”.) − página 82. ¿Se encontró en la esquina con un amigo? ¿Le dio un colapso mortal? ¿Se dio cuenta que el radio era incomponible?” − página 85. (Véase Temas. quien me enseñó a escribir’. Empobrecidas no sé por qué razones. “…e irse extinguiendo…” (Véase Contrastes. líneas 2-5. línea 18. líneas 14-15. el hermano de Fabiola desaparece. El narrador no puede explicar las razones por las cuales familias como la de Fabiola se encuentran en condiciones de miseria ni por qué van de mal en peor. Héctor.Sombras 1. − página 86. líneas 33-36. líneas 20-23. (Véase Temas: El destino. − página 82. líneas 37-38. − página 86. líneas 7-8. Gestos Enigmáticos.) − página 84. mi maestra. se hubiera rascado pensativo la barbilla diciendo que se trataba de un hecho que trastocaba las leyes del universo”. Hace conjeturas sobre su destino.

“…su único amigo que sirvió de testigo. líneas 10-11. todos solteros. la renta se disminuyó y tuvieron que dispersarse”. todos incapaces de casarse. gastaba todo en trapos y pasajes. se encuentra en condiciones muy apretadas. líneas 5-7. líneas 12-15. como mujer soltera. línea 1. era un boticario charlatán. Los sueldos bajos y las clases sociales en Latinoamérica. línea 39 . la casa resultó grande. La señorita Fabiola. patinó en la acera y se fue de cabeza rompiéndose la frente”. su familia y conocidos parece que hay un encadenamiento de hechos o acontecimientos fatalistas e inevitables que causan sus desgracias. “Pero un día el militar fue destacado de la capital. cuando ya por la fuerza de las cosas habíamos perdido su pista…” − página 86.página 86. al salir de la iglesia. líneas 37-38. líneas 31-36. (Véase Sombras.” líneas 35-36 “…lo cierto es que la bicicleta patinó y los dos nos fuimos de cabeza a una acequia de agua…” − página 83. el padre su murió. cualquier sirvienta u obrera la pasaba mejor pues no tenía que mantener su fachada de señorita de clase media”. − página 85. “Yo fui en mi bicicleta con la intención de acompañarla lentamente. “Pero nadie está libre de las celadas ni de la chanzas de la vida”.Temas 1. no ganaba nada. líneas 15-18. “Pero estaba escrito que la familia de Fabiola se encontraba en plena caída y no cabía esperar nada de ella”. Es bien sabido que los maestros de primaria y secundaria casi siempre son de la clase media pero ganan muy poco sueldo – apenas lo suficiente para sostenerse. − página 85. − página 82. “Quería por el momento que le ayudara en un juicio de divorcio…” 2. líneas 21-24. desdentado y borracho que.) − página 82. porque no tenían plata. “Eran tres hombres y tres mujeres. − página 86. “Se quejaba siempre de su trabajo de maestra de primaria. El destino. El caso no está limitado a la familia de Fabiola sino a muchas familias de su clase que se van desapareciendo. − página 84. “Lo cierto es que un día. En la vida de la señorita Fabiola. − página 82.. el electricista se mandó mudar. porque todos eran feos”. La enseñanza y la pobreza.. Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán -8- . líneas 27-28.

“…y fue aprendiendo lo que tenía que aprender…” − página 86. − página 86. como corresponde a una familia numerosa que se mantenía unida para defenderse de las dificultades de la vida”. “Volví a ver a Fabiola solo una vez. El contar cuentos. “Mi madre era su más encarnizada protectora…” − página 85. mi madre intervino una vez más…” − página 86. líneas 13-15. “Se quejaba siempre de su trabajo de maestra de primaria. líneas 34-35. El heroísmo de una mujer mediocre. La solidaridad. − página 84. líneas 26-27. se habiá separado de su marido y a pesar de estar jubilada necesitaba encontrar otro trabajo para mantener a su prole. Así puede buscar ayuda en una sociedad donde la solidaridad y la amistad son esenciales para sobrevivir en la vida. “Es por ello lo tengo tan presente y me animo a contar algo de su vida…” − página 86. líneas 4-6. “A Fabiola. líneas 1-2. − página 84. quien me enseño a escribir”. no ganaba nada…” − página 85. línea 30.página 82. Fabiola lucha por defenderse y mejorarse en la vida. A pesar de todas sus desventajas y fracasos. líneas 31-33. “Esas familias ya no existen. línea 1. (Véase Poética. 4. Tenía varios hijos. “Entre todos reunían lo suficiente para seguir pagando el alquiler de esa casona miraflorina e irse extinguiendo con su aire de dignidad”. − página 82. líneas 16-19. “…estaba feliz que uno de sus viejos alumnos fuera escritor”. líneas 30-31. El recuerdo como impulso humano de reconstruir nuestra vida y la de las personas que nos han impresionado más. “Era una casa de una sola planta pero bastante grande. líneas 21-22. “Quería por el momento que le ayudara…” Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán -9- . 5. − página 82.− página 81. A través de los años Fabiola tiene el don de cultivar y mantener una amistad con la familia del niño. mi maestra. muchísimos años más tarde. líneas 20-21. 3. El deseo irresistible de relatar o escribir y compartir con otros los acontecimientos de estas vidas.) − página 81. “Fabiola vino a casa a llorar. ni probablemente esas casas”. línea 34 .

Notas del coordinador Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .10 - .

etc. Fabiola”. Ribeyro también escribió tres novelas. página 81 Línea 23 Miraflores página 81 página 83 líneas 910 línea 29 “No tenía un Dios te guarde. carácter que se deja llevar por la ira. 1960. Sus personajes urbanos son marginales de todas las clases. como maestro del relato. como limeño. colérico Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán . el país. el mismo año en que ganó el premio Juan Rulfo por su gran labor como cuentista. no tenía un atributo redentor. a veces. Es considerado uno de los grandes narradores latinoamericanos y. (También. la región andina y la costa del Pacífico. Murió en Lima en 1994. Se puede mostrar un mapa de América del Sur que indique la localización de Perú. reina de los belgas. figuras tragicómicas que oscilan entre la ambición y el fracaso.11 - . Perú. sobre todo. unas obras de teatro y ensayos pero es conocido. Fabiola de Mora. su obra constituye el retrato social-realista más completo de su ciudad natal del siglo XX. Viajó por Europa hasta establecerse en París donde trabajó para la Agencia France Press por diez años. entre lo heroico y lo burlesco. Julio Ramón Ribeyro nació en 1929 en Lima.) Distrito cosmopolita que se encuentra a cinco kilómetros al sur de Lima. En el cuento era una zona y residencial para la élite limeña.LA SESIÓN : EL ENCUENTRO CON LOS PARTICIPANTES Presentación del cuento al grupo Lectura en voz alta Algunas observaciones sobre el autor. en una familia de clase media. También sería interesante hablar un poco sobre la historia y la geografía de la región y la gente. Vocabulario página 81 título Fabiola novela del Cardenal Wiseman (1854) estudio de los cristianos de los primeros siglos.

página 83 página 84 página 84 página 85 página 85 línea 29 línea 36 línea 29 línea 29 línea 10 decisiones intempestivas invulnerable chambonada el mandamás el arqueo que no se hace en momento oportuno que no puede ser herido por nada torpeza de chambón. chapucería Hortensia.12 - . la mandona de la casa la cuenta general que demuestra el estado del caudal del comerciante Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

pero igualmente válida. Cada sesión toma vida propia y es precisamente en esta flexibilidad que reside la vitalidad del programa. Por otra parte. Muchas veces a pesar de habernos situado desde una estrategia. 2. el coordinador debe pensar también en unas preguntas dirigidas a los participantes para ayudarlos a expresar cómo sienten el cuento en relación a su vida.) ¿Por qué cree usted que le molesta al narrador el gesto que hace Fabiola con el meñique? ¿Puede usted pensar en un gesto de un amigo que te moleste como el que hace Fabiola con el dedo meñique o con el huesillo? ¿Puede usted hacer un gesto que moleste a la gente? ¿Qué se entiende por la palabra “gracia”? PST PT V V PST ST V 7.Alternativas para la discusión La discusión se puede abordar de diferente maneras. 8. o sólo realista? ¿Cree usted que hay una conexión entre la crueldad y lo chistoso? ¿Ha tenido usted un amigo tan feo? ¿Es usted capaz de describir a un amigo así? ¿Puede usted ver la belleza del amigo detrás de las apariencias? ¿Qué significa el refrán. 3V. línea 15) V 7V. 4V. pero siempre recordando que nuestro método va del texto a la gente y de la gente al texto utilizando las categorías: poética. ¿Cómo es la señorita Fabiola? ¿Cree usted que el narrador exagera su descripción? ¿Considera usted la descripción cruel o chistosa. 5.13 - . Estas categorías no hay que utilizarlas en ningún orden especial. Preguntas Nota: Ppoética Ccontraste Ssombra Ttema Vvida _____________________________________________________________________________ 1. Fabiola era maestra. vemos cómo la discusión se desvía naturalmente de forma no planificada. contrastes. ¿Cómo trabaron amistad y por qué era Fabiola amiga cuando venía de una familia de otra clase tan pobre? CST ¿Cómo empieza usted a trabar amistad con la gente? ¿Cómo se cultiva una amistad? ¿Por qué cree usted que la familia de Fabiola se encuentra en la pobreza? ¿Por qué perdieron su casona en Miraflores? ¿Qué se entiende por “dignidad”? (página 82. ni agotarlas antes de proceder con otra. La propia discusión va abriendo el camino para las preguntas. línea 9. “No tenía un Dios te guarde…”? (página 81. amiga y empleada de la familia e iba a la casa a tomar té. ST Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán . 6 6V. sombras y temas.

(página 84) ¿Qué se entiende por “la clase media”? ¿Es verdad que los maestros ganan muy poco dinero en Latinoamérica? Hay mucha diferencia entre los maestros latinoamericanos y los norteamericanos? CST “Aparte de enseñar a leer y escribir a niños la señorita Fabiola no sabía nada”. 16. El narrador sugiere que también ocurren transformaciones en los lugares donde nacemos – como en el caso de Miraflores. El hermano. Las expectativas de los personajes nunca se cumplen y el resultado es el inverso de lo que se espera. dueño de negocios. ¿Cree usted que la causa de estos fracasos fue el destino inevitable de estos personajes desafortunados o son ellos mismos responsables por sus propias acciones? CST Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .14 - . V 10. que la encargó de la caja? 15. le quita el dinero y la abandona. 12V. 12. 14.8V. El niño va a buscar a Fabiola. ¿Ha conocido usted a amigos o familias que lo han perdido todo y se han dispersado? ¿Ha perdido usted contacto con viejos amigos? ¿Tiene ganas de localizarlos para saber de ellos? A través de los años nuestra vida se va transformando. CST 17. El niño lleva a Fabiola en su bicicleta y los dos se caen de cabeza en una acequia. ¿Ha vuelto usted al lugar donde nació? ¿Cómo ha cambiado? V 9V.) ¿Indica esta declaración del narrador que la profesión de maestra de primaria es cosa de poca importancia? CST La señorita Fabiola se ocupa de la caja del negocio pero sobra una cantidad de dinero cuando se hace el arqueo de fin de año. 13. viene a componer el radio. ¿Usted ha lastimado a un amigo por accidente o estupidez cuando trataba de ayudarlo con buenas intenciones? ¿Se ha sentido culpable? STV ¿Cómo era el padre del niño? ¿Qué significa “era hombre colérico de decisiones intempestivas? ¿Cómo reaccionó el padre cuando escuchaba el partido de fútbol y el radio quedó mudo? ¿Cómo es su padre de usted? ¿Son ustedes aficionados al fútbol? ¿Se dejan llevar por la ira cuando pierde su equipo? ¿Cómo era el hermano. la lleva sentada en su bicicleta y los dos se caen de cabeza en una acequia. ST V PT V 11V. lo desarma y abandona el trabajo. Fabiola se casa con un jovenzuelo que la abusa. Héctor? ¿Le parece cruel o chistosa la descripción de Héctor en la página 84? 11. líneas 1-2. ¿Cree usted que Fabiola tiene la culpa o es la responsabilidad del padre. (página 85. ¿Por qué se desapareció? PST Parece que Fabiola necesitaba “mantener su fachada de señorita de clase media” y por eso dejó su puesto de maestra para trabajar para el padre del niño. Héctor. El hermano de Fabiola desarmó el radio pero nunca regresó para arreglarlo. La señorita Fabiola se ocupa de la caja del negocio pero sobra una cantidad de dinero cuando se hace el arqueo de fin de año.

CST CST ST V CST ST ST ST V V 21. 19. líneas 32-33. Cuando sabemos que el narrador es también escritor y que ha publicado un libro. 27V. Al final del cuento ella repite el mismo gesto cuando sorprende al narrador con el libro que ha leído. ¿Es capaz de defenderse a sí misma y a sus niños en el mundo duro donde vive? ¿Qué esperanza de felicidad en la vida tiene una persona fea y pobre? El cuento empieza y termina con una verdad y con unas palabras inolvidables: “…A Fabiola. Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .) ¿Por qué cree usted que se siente así? ¿Qué significado infiere el nombre “Fabiola”? ¿Quién cuenta este cuento? ¿Por qué cree usted que el narrador se acuerda de la señorita Fabiola y la considera digna de ser narrada? ¿Le gusta a usted leer? ¿Cuál es su libro favorito? ¿Le gusta a usted escribir o contar cuentos o poesía? ¿Por qué sí o por qué no? ST V 18V. 23. (página 86. “el huesillo” le da un carácter distintivo a Fabiola? ¿Lo considera usted un gesto cómico o tiene algún significado más profundo? ¿Cree usted que Fabiola tiene un mundo interior que contrasta con su mundo exterior de fracasos? Fabiola ha subrayado muchas partes del libro de su viejo alumno y ahora escritor ¿qué importancia tiene esto? ¿Se acuerda usted de su maestra de primaria? ¿Cómo era? ¿Dónde aprendió usted a leer? El narrador dice “Nada me incomoda más que poner dedicatorias”. 28V. 22V.15 - . ¿Cómo es la señorita Fabiola? ¿Es sólo una víctima patética de sus circunstancias de nacimiento o tiene algo de heroína en su carácter. ¿qué importancia tiene esta repetición y la dedicatoria al final del cuento? Al principio del cuento dice que Fabiola tenía la costumbre ridícula de hacer huesillo. mi maestra. 24. en este caso. ¿Cree usted que. quien me enseñó a escribir”. 26. 22.18. 25. PST 20.

16 - .Notas del coordinador después de la sesión Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán .

1980.) __________________. Ribeyro. _____________________. Alfaguara. La palabra del mudo. Barcelona: Barral Editores. 1973.17 - . Un mundo para Julius. Alfredo. 1992. Col.SUGERENCIAS PARA FUTURAS LECTURAS Bryce Echenique. y V. Ed. 1970. III 1977. Julio Ramón. Cuaderno – La señorita Fabiola – Augusto Guzmán . 1994. (Recopilación de cuentos: I y II. Cuentos completos (prologados por Alfredo Bryce Echenique). Obra Reunida. Lima: Editorial Mosca Azul. Todos los cuentos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful