“La sexualidad infantil” Es fundamental distinguir la sexualidad de la genitalidad.

Amnesia infantil: periodo comprendido en los primeros años de la infancia hasta los seis u ocho años. Oculta los comienzos de la vida sexual del niño. Periodo de latencia: durante este periodo se edifican los poderes anímicos que más tarde se presentarán como inhibiciones en el camino de la pulsión sexual y angostarán su curso a la manera de diques (asco, sentimiento de vergüenza, reclamos en lo estético y lo moral). Si bien se cree que ese establecimiento es obra de la educación, pero en realidad es de condicionamiento orgánico, fijado hereditariamente. Las pulsiones sexuales se subliman en las artes, deportes, escolaridad. La ruptura de este periodo se da en la pubertad. Exteriorizaciones de la sexualidad infantil: Chupeteo: contacto de succión con la boca, repetido rítmicamente, que no tiene por fin la nutrición. La acción de mamar con fruición cautiva por entero la atención y lleva al adormecimiento o incluso a una acción motriz en una suerte de orgasmo. No es raro que esta acción se combine con el frotamiento de ciertos lugares sensibles del cuerpo, pechos, genitales externos. Por esta via, muchos niños pasan del chupeteo a la masturbación. Autoerotismo: la pulsión no está dirigida a otra persona, se satisface en el propio cuerpo (mama su manito) dando origen a una segunda zona erótica de menor valor, que mas tarde lo llevará a buscar en otro la parte correspondiente, los labios. Así se independiza del mundo exterior al que aún no puede dominar. Caracteres de la exteriorización sexual infantil en el chupeteo: • • • Nace apuntalándose en una de las funciones importantes para la vida. Todavía no conoce un objeto sexual, por eso es autoerótica. Su meta sexual se encuentra bajo el imperio de una zona erógena.

Caracteres de las zonas erógenas: es un sector de la piel o de mucosa en el que estimulaciones de cierta clase provocan una sensación placentera.

Activación de las zonas genitales: tanto en los varones como en las niñas su portavoz es el aparato urinario. Las afecciones vesicales de esta época son perturbaciones sexuales. La investigación sexual infantil: . Disposición perversa polimorfa: bajo la influencia de la seducción el niño se convierte en un perverso polimorfo siendo descamisado a practicar todas las transgresiones posibles. Para que se cree una necesidad de repetirla.Meta sexual infantil: la meta sexual de la pulsión infantil consiste en producir la satisfacción mediante la estimulación apropiada de la zona erógena. sin duda prefigurada como un reflejo ejercida por la mano en el varón o apretando los muslos en la mujer. El valor erógeno de este sector es muy grande. que de un modo u otro se ha escogido. La del onanismo de la pubertad. Por el sobreflujo de secreciones. Pulsiones parciales: Pulsión del placer de ver y de exhibir: el niño adquiere placer exhibiendo sus genitales y mirando a otros niños orinar y defecar. Los trastornos intestinales en la infancia se ocupan de que no falten excitaciones intensas en esta zona. Se distinguen entonces tres fases en la masturbación infantil: • • • La del período de lactancia La del breve florecimiento de la práctica sexual hacia el cuarto año de vida (se olvida esta etapa. esta satisfacción tiene que haberse vivenciado antes. La acción que elimina el estímulo y desencadena la satisfacción consiste en un contacto de frotación con la mano o en una presión. Exteriorizaciones sexuales masturbatorias: Activación de la zona anal: la zona anal al igual que los labios es apta para proporcionar una apuntalamiento de la sexualidad en otras zonas corporales. corresponde a la amnesia infantil). teniendo como zonas erógenas el glande y el clítoris respectivamente. las frotaciones del cuidado corporal y las excitaciones accidentales el lactante experimenta sensaciones placenteras que necesita repetir. Esa necesidad se trasluce por dos cosas: un peculiar sentimiento de tensión que posee el carácter de displacer y una sensación de estímulo o de picazón condicionada centralmente y proyectada a la zona erógena periférica.

La actividad es producida por la pulsión de apoderamiento a través de la musculatura del cuerpo. mientras ella lo envidia porque quisiera poseerlo. 1ra: oral: la actividad sexual no se ha separado de la nutrición. El objeto de una actividad es también el de la otra. . Le interesa saber de dónde vienen los niños. La meta sexual consiste en la incorporación del objeto. Complejo de castración y envidia del pene: el varoncito cree que la mujer ha perdido el pene. Caracteres de la vida sexual adulta: • • • Consecución del placer al servicio de la reproducción Pulsiones parciales al servicio de una única zona erógena Meta sexual en un objeto ajeno. 2da: sádico-anal: aquí ya se ha desplegado la división en opuestos. Y en cuanto a la diferencia de los sexos. Organizaciones pregenitales: organizaciones de la vida sexual en que las zonas genitales todavía no han alcanzado un papel hegemónico. desconectadas entre sí. Fases de desarrollo de la organización sexual: Caracteres de la vida sexual infantil: • • Autoerótica (su objeto se encuentra en el propio cuerpo) Sus pulsiones parciales aspiran a conseguir placer cada una por su lado. Teorías del nacimiento: los niños creen que los hijos se conciben por haber comido algo determinado y se los da a luz por el intestino. para el varón es natural suponer que todas las personas poseen un genital como el suyo. El enigma de la Esfinge: parte de la pulsión del saber. Su acción corresponde por una parte a una manera sublimada de apoderamiento y por la otra trabaja con la energía de la pulsión de ver. Los dos tiempos de la elección del objeto: 1° tiempo: se inicia entre los 2 y 5 años y es detenido por el período de latencia (Corriente tierna)2° tiempo: sobreviene con la pubertad y determina la conformación definitiva de la vida sexual (Corriente sensual).Pulsión de saber: se inicia entre los tres y los cinco años.

Puesta en marcha mediante estímulos. • La teoría de la líbido: Es una fuerza susceptible de variaciones cuantitativas. desde el interior del organismo. y la investidura libidinal narcisista del yo. Esta se nos aparece como el gran reservorio desde el cual son emitidas las investiduras de objeto y al cual vuelven a replegarse. que es quitada de los objetos. La tensión de la líbido se elimina temporariamente a través de un mecanismo de descarga. luego es recogida en el interior del yo. como el estado originario realizado en la primera infancia. se mantiene fluctuante en particulares estados de tensión y. que es sólo ocultada por los envíos posteriores de la líbido. exteriores. que podría medir procesos y trasposiciones en el ámbito de la excitación sexual. . pero que se conserva en el fondo tras ellos. por excitación de zonas erógenas. con lo cual se convierte de nuevo en libido yoica o narcisista. Ofrecimiento de productos genésicos. El placer producido por el vaciamiento de las sustancias sexuales se designa placer final y depende de las condiciones que se instalan con la pubertad. El primado de las zonas genitales y el placer previo: • • • • • • Crecimiento de genitales internos y externos. El placer provocado por la excitación de zonas erógenas se designa placer previo y se corresponde aunque en menor escala con la pulsión sexual infantil. La excitación sexual se manifiesta por signos anímicos (sentimiento de tensión) y somáticos (erección. La libido de objeto.La metamorfosis de la pubertad: La pulsión sexual se pone ahora al servicio de la función de reproducción. humectación de la vagina).