Está en la página 1de 1

La literatura como fenómeno comunicativo.

El fenómeno literario puede ser entendido como un acto comunicativo más. Los elementos que
en él intervienen son los mismos que en cualquier otro proceso de comunicación. Así:

a) Emisor: persona o personas que realizan la obra literaria. Todos los textos literarios son el
resultado de un proceso intelectual individual o colectivo (incluso en obras anónimas, donde el
autor por alguna razón no quiere revelar su identidad, no se puede negar la existencia de un
editor).

b) Receptor: persona o personas que reciben la obra literaria. En el caso de la literatura escrita,
el destinatario se denomina "lector"; y si la literatura es oral, se llama "audiencia". El
destinatario es muy valorado por el remitente en la composición del mensaje literario, porque
según él se ocupará de determinadas cuestiones u otras; usará un tipo de lenguaje; etc.

c) Mensaje: Es el contenido de la obra literaria en sí, en el texto ornamentado.

d) Canal: Es el medio físico que posibilita la difusión del mensaje literario. En el caso de la
literatura escrita, el canal es el libro. El aire será el medio físico por el que circulará un poema
recitado (literatura oral).

e) Código: Es el sistema de signos (y las reglas para combinarlos) que sirve de base para la
codificación del mensaje literario. Lo lógico es que la materia prima en la producción de una
obra literaria es la marca lingüística, pero esta está sujeta a la pluma del escritor de las llamadas
"licencias poéticas". Todos los recursos retóricos propios del lenguaje literario se incluirían bajo
esta etiqueta.

f) Contexto: Es el conjunto de circunstancias espacio-temporales que rodean el acto de


comunicación. El fenómeno literario en la literatura escrita (en su mayoría) presupone una
comunicación unilateral. Esto significa que el remitente y el destinatario no comparten un
contexto comunicativo o una situación comunicativa. Es decir, un lector de Don Quijote del
siglo XXI no se encuentra en las mismas circunstancias que Miguel de Cervantes, autor de esta
obra. El contexto tiene una influencia decisiva en la creación de una obra literaria. Por lo tanto,
para comprender ciertos argumentos, primero debemos comprender el momento histórico,
político, social y cultural del autor.

Descubre el valor de una obra literaria


Una obra literaria tiene un valor estético en sí misma, que la hace perceptible, valiosa o medible
en cualquier momento, pero también está sujeta a los valores estéticos de la época, el lector o
crítico que decide qué se escribe con arte y qué no.