Está en la página 1de 1

TRABAJO PRÁCTICO Nº 2

Lean en grupo cuidadosamente el siguiente artículo y comenten qué semejanzas encuentran


con el comportamiento del hombre moderno.

FLORES PARA NEANDERTAL

Shanidar 4, el "entierro flor"


De todos los esqueletos encontrados en la cueva Shanidar IV al nordeste de Irak, en la cordillera de Zagros, a 747 metros de
altitud, proporciona la mejor evidencia para el ritual de entierro Neanderthal. El esqueleto de un hombre adulto de 30 a 45 años
fue descubierto en 1960 por Ralph Solecki y se colocó de forma que estaba acostado sobre su lado izquierdo en posición fetal
parcial. Muestras de suelo de rutina de todo el cuerpo, se reunieron para analizar el polen en un intento de reconstruir el
paleoclima y la historia vegetación del lugar, se analizaron ocho años después de su descubrimiento. En dos de las muestras
de suelo, en particular, grupos enteros de polen se descubrieron además del habitual polen encontrado en todo el sitio, lo que
sugiere que las plantas con flores enteras habían entrado en el depósito tumba. Además, un estudio de los tipos de flores
particulares sugirió que las flores pueden haber sido elegido por sus propiedades
medicinales específicos. Yarrow, Aciano, botón del soltero, cardo de San Bernabé,
Ragwort o Groundsel, jacinto de uva, Pine conjunta o cola de caballo Woody y
Malva estuvieron representados en las muestras de polen, todos los cuales tienen
poderes curativos largo conocidos como diuréticos, estimulantes, astringentes, así
como propiedades anti-inflamatorias. Esto llevó a la idea de que el hombre podía
haber tenido poderes chamánicos, tal vez actuando como curandero de los
neandertales Shanidar.

Sin embargo, trabajos recientes en el entierro flor ha sugerido que tal vez el polen se introduce en el entierro por la acción de
animales, ya que varias madrigueras de roedores jerbo similar conocido como el jerbo persa se encuentra cerca. El jerbo es
conocido para almacenar un gran número de semillas y flores en ciertos puntos en sus madrigueras y este argumento se utiliza
junto con la falta de tratamiento ritual de el resto de los esqueletos en la cueva para sugerir que el IV entierro Shanidar tenía
naturales, No culturales, orígenes.