Está en la página 1de 5

CONSTITUCIÓN E INSTRUCCIÓN CÍVICA

ENSAYO DEMOCRACIA

ENTREGA FINAL

JERSON ANDRES TORRES CARO (COD 1721022382)

CAROLINA RODRIGUEZ (COD 2011021311)

AUGUSTO FELIPE CASTILLO VARGAS (COD 2011021304)

DIANA SUAREZ ELGUEDO (COD 2011023792)

DAVID LEONARDO BALLEN MARTINEZ (COD 1711025229)

TUTOR

MARTHA BARROS

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO

2020
INTRODUCCIÓN

En la actualidad existen muchos mecanismos democráticos para hacer que la voz del pueblo

sea escuchada y tomada de en cuenta, pero muchas veces estos mecanismos no tienen el

resultado esperado, ya sea por parte del gobierno o de los ciudadanos. Siempre hemos visto la

democracia como una manera en la cual el pueblo puede participar en la toma decisiones

colectivas para obtener un bien común, un mecanismo que suelen usar es el referendo, pero

¿este sistema se puede llamar democrático en todo momento?, ¿pueden haber personas o una

minoría de personas salir afectados con esta medida?

A lo largo de los años hemos visto diferentes problemáticas acerca de las personas

pertenecientes a la comunidad LGBTI, y la adopción de menores por parejas de esta

comunidad es una de ellas, pero ¿sería democrático que todas las personas del país voten por

una problemática que solo perjudica a una pequeña población? ¿Cómo serían los resultados

sabiendo que muchas personas pertenecen a una secta religiosa y no apoyan a esta

comunidad?

En este ensayo lo que buscamos es darle una solución sólida, y sostenida con buenos

argumentos a todas estas preguntas, teniendo en cuenta lo aprendido en lecturas y talleres

anteriores y reuniendo nuestras opiniones personales.


¿Es el referendo un mecanismo democrático para definir la adopción homoparental?

La historia ha demostrado que no ha sido fácil para el hombre coincidir conjuntamente y

velar por el bienestar común, ejemplo de esto son las diversas guerras que han surgido ya sea

por territorio, por una creencia religiosa o simplemente por querer tener la razón absoluta. Por

estas causas el planeta se encuentra dividido políticamente, donde con el paso del tiempo han

surgido países, estados, departamentos, municipios etc... Y dentro de aquellas pequeñas y

grandes divisiones conviven personas que tienen una ideología, creencia, cultura o religión en

común; sin embargo esta división no ha garantizado que esos conjuntos de personas convivan

en paz y armonía; por esta razón la necesidad de la democracia, que es una forma de gobernar

en donde los ciudadanos escogen las personas que quieren que los represente para hacer valer

los deseos del pueblo, reflejando su poder de plantear, decidir y construir su futuro, se podría

decir que es la capacidad del pueblo para establecer su voluntad a través de una serie de

mecanismos y herramientas.

Siendo el referendo un mecanismo de participación ciudadana, que en Colombia está

regulado por la ley 134 de 1994. ​Consideramos que no es la manera como el pueblo deba

definir la adopción homoparental. Ya que no se estaría cumpliendo con el derecho de los

niños a ser protegidos y criados por una familia. Y por medio del referendo el estado no

estaría garantizando a los niños desamparados este derecho. Por esta razón consideramos que

el referendo no es democrático.

Los derechos humanos y aquellos consagrados como fundamentales en la Constitución

Política de Colombia, no son susceptibles de eliminarse por decisión de las mayorías.

La República de Colombia en el año 1991 creó una constitución para proteger los derechos

de sus ciudadanos y hacerlos igual de valiosos e importantes ante la ley; pero lo más
interesante es que está basada en la laicidad para proteger la esfera pública y privada de los

individuos, esto con el fin de que haya libertad de expresión, género, religión, cultura e

ideología y más. Lo que ha permitido diversificar, crear igualdad y respetar las decisiones,

preferencias y prioridades del pueblo. La constitución de 1991 se caracteriza por su espíritu

secular de tal modo que nos permite darnos cuenta que la democracia es la forma de gobierno

que indiscutiblemente es la más efectiva y moderna, donde las decisiones del pueblo son la

voz de Dios y no solo se toma en cuenta la participación de una persona para hacer acuerdos

y alcanzar el bien común; sin embargo a pesar de que en una democracia la ciudadanía es

quien elige sus gobernantes y sus representantes para que lleven la batuta con respecto al

alcance de los objetivos de la misma, no garantiza que quien se eligió no sea un corrupto, y

empeore la situación y obligue al caos, la impotencia y la mala administración de los

recursos, pero ante la adversidad se tiene la posibilidad de elegir de nuevo y es escoger la

mejor alternativa.

De la misma forma podría no resultar el referendo la mejor alternativa para decidir por el

derecho de un menor desamparado. Recordemos lo indicado por el ICBF (INSTITUTO

COLOMBIANO DE BIENESTAR FAMILIAR) no se trata de darle padres a un niño, el

asunto de fondo es darle el bienestar más alto al menor, garantizando así protección, crianza y

cuidado a un menor de edad que está en situación de abandono.

Aunque Colombia se ha proclamado como país laico, el tomar esta decisión por medio de un

referendo no es viable, debido a que aún encontramos una sociedad que tiene componentes

altamente influenciables por la religión católica y cristiana, esto acompañado de valores

conservadores promoviendo un concepto de moralidad.

La política nacional sobre derechos humanos debe ir de la mano de las reglamentaciones

internacionales, siendo esta progresiva, en Colombia podemos decir que no es necesario un


referendo para poder tomar una decisión tan importante como lo es la adopción por parte de

parejas homosexuales, estamos hablando de garantizar que todos los seres humanos estamos

en igualdad, principio fundamental, así suene complejo en un estado social de derecho, que

tiene como fundamento constitucional la dignidad humana, la igualdad, el pluralismo y el

respeto de los derechos fundamentales, estableciendo de esta manera el Marco jurídico para

la protección de los niños, así como de la población homosexual. En este orden de ideas la

adopción homoparental se configura como una forma de hacer efectivo el derecho de los

niños a tener una familia y desde el punto de vista de los homosexuales a conformarla.