Está en la página 1de 3

RESUMEN METEOROLOGÍA Y CLIMATOLOGÍA

Comúnmente las personas confunden los términos de meteorología y climatología, tomándolos


como iguales y que juntos definen lo mismo. Tampoco diferencian algo tan simple pero tan
importante para esta temática como lo es apartar los fenómenos meteorológicos de los fenómenos
climatológicos.

Vale totalmente la pena hablar de cada termino por aparte. Por eso se podría comenzar hablando
de meteorología, que como su nombre lo indica, habla de los llamados “meteoros” que son todos
los fenómenos ocurridos dentro de la atmosfera terrestre de los cuales existen 4 categorías:
hidrometeoros, litometeoros, fotometeoros y electrometeoros.

Por su parte la climatología es el estudio de los climas, que a pesar de que suene redundante, trata
las causas, variaciones, distribuciones, tipos, etc; de cuanto clima exista. Aparte de esto, describe,
clasifica y explica los fenómenos meteorológicos. Al ser una ciencia de síntesis por lo
anteriormente expuesto, se basa en la estadística para realizar mediciones y estudios llegando así
a poder explicar causas y definir el porque de los fenómenos.

Y para lograr entender la relación que hay entre las dos series que ya se expusieron y como se
comportan de manera paralela, hay que hablar de los elementos que abarca la climatología para y
dentro de su estudio.

El clima como tal, por su parte, se define como el grupo de las condiciones que existen, se
producen y caracterizan a cierto lugar o región que claramente están sometidas al cambio al ser
estas condiciones unas variables. El clima de un lugar se puede definir como el resultado neto de
un conjunto de procesos de transferencia de calor. Esta apreciación es contundente ya que el
sistema que se consolida entre la Tierra y la atmosfera está sometido todo el tiempo a radiación
solar y la energía que transmite. La relación es la cantidad de energía transmitida en determinado
lapso (tiempo). El tiempo es entonces definido como las condiciones meteorológicas inmersas o
dadas en un momento señalado. Cabe mencionar antes de seguir, que el termino de elemento
meteorológico, hace referencia a cualquier condición que defina el estado físico del tiempo en
algún lugar ya determinado. Ya vendrían siendo elementos climatológicos: la temperatura del
termómetro o bulbo húmedo, temperatura del bulbo seco, el viento (velocidad y dirección),
humedad del aire, brillo solar, nubosidad, etcétera, variables que se utilizan para describir las
condiciones meteorológicas de un lugar en un momento indicado.

Algunas condiciones que no pertenecen o no se categorizan como elementos climatológicos, se


denominan factores climatológicos que, según el VMI, son: latitud, altitud, topografía,
distribución de masas continentales y oceánicas, etcétera. Los valores que se toman para los
cambios de los elementos meteorológicos se denominan valor medio. Esto no dice que cambie el
tiempo de cierta zona, como pasaría si lo que cambiara fueran las condiciones climatológicas y
sus elementos.

Tres maneras de definir climas según la región, ya sea un clima que se da en un territorio
delimitado por una región especifica o país, o una región más reducida dentro de la anterior, o por
último un área totalmente diferente a las otras delimitada dentro de juntas; son: macroclima,
mesoclima y microclima respectivamente a las condiciones arriba mencionadas.

La distribución del clima en el planeta hace que se presenten zonas diferentes, con flora, fauna y
paisaje propios de cada región. Especies arbóreas de bosque tropical húmedo, son propias de
climas tropicales húmedos y cálidos; plantas xerofíticas como el cactus, reflejan la existencia de
climas áridos, con elevadas temperaturas y escasa o nula precipitación. Es por esto que se infiere
que el clima es el determinante de vida de cada especie en un territorio determinado y gracias a
esto la variedad de especies tanto de fauna como de flora.

Hay quienes requieren de la información meteorológica y climatológica, sin importar el nivel del
desarrollo del país donde se encuentren; estos son:

 La hidrología, como una consecuencia del comportamiento del clima, es la que más
depende de la información meteorológica.
 En la agricultura colabora eficazmente en la lucha de situaciones catastróficas como
heladas, tormentas, enfermedades y plagas (cuyo ciclo de vida depende del tiempo).
 En aviación, los estudios de la atmósfera y de la superficie, son vitales para las
actividades de aterrizaje, vuelo y despegue de las aeronaves.
 La oceanografía, la pesca y la navegación marina, necesitan datos del estado del tiempo,
para establecer posibles presentaciones de huracanes, tifones o ciclones, que ponen en
peligro a las naves.
 El turismo, considerado como industria.
 La industria de la construcción, indispensable en el mejoramiento de la calidad de vida,
requiere de la información climatológica para determinar los tipos de edificaciones y
demás.
 En la salud, se sabe que los seres vivos reaccionan y se adaptan al medio ambiente a
través de complicados mecanismos bioquímicos.

Por último, para poder representar lo que se logró gracias a los análisis climatológicos se usan ya
sean las palabras por un informe, o datos numéricos en tablas y gráficas, dibujos, artículos, etc.

Pero lo mas recurrente a utilizar y lo mas pertinente ya que facilita la exposición de resultados, es
de manera matemática, con gráficos también y bien ya sea con una maqueta (de manera física).

De manera matemática, los valores climatológicos se representan mediante tablas, ecuaciones o


por medio de otros sistemas de simbolización matemáticos. Gráficamente la representación se
hace por medio de mapas isotermas, isohietas, isotacas, isobaras, etc., o mediante gráficos
estadísticos que incluyen diagramas de barras o histogramas, polígonos de frecuencia, etc. Pero
también está la posibilidad de los círculos o tortas, que presentan una distribución más completa
de la composición de la población a analizar. Ya de manera física, es decir, por medio de una
construcción de maquetas, se pueden exponer por ejemplo algo que no esté de manera tan
tangible, como por ejemplo la acción de los túneles aerodinámicos y el comportamiento de los
vientos, su direccionamiento y que gracias a todo esto se puedan evitar catástrofes y predecir
fenómenos a futuro.