Está en la página 1de 3

De Jefatura Departamental Nogoya Cría. Minoridad y Familia: Dcia.

de
MAIDANA FLAVIA GISELA, arg., solt., (40), DNI Nº 27.428.584, dlio.
Maipú Nº 1049, Senadora Provincial por el Dpto. Nogoyá, por Sup. Inf.
LEY 26.485 VIOLENCIA HACIA LA MUJER, C/ MEDRANO
FEDERICO MAXIMILIANO, (41), DNI Nº 27.428.456, dlio. Barrio 77
Viviendas Casa Nº 7, periodista. Hecho: y me presento ante ésta comisaria,
a los fines de iniciar formal denuncia de VIOLENCIA DE GÉNERO, a raíz
de las expresiones vertidas por el comunicador social MEDRANO
FEDERICO MAXIMILIANO D.N.I. 27.428.456 domiciliado en B°77
Viv., Casa 7 S/N de la Ciudad de Nogoyá. Todo ello, por las sólidas
razones de hecho y de derecho que expondré a continuación.- El Sr.
Medrano, conduce el Programa de Radio “Sin Interferencias” que se
trasmite de 8 a 13hs., por Fm Libertad 101.5. En dicho programa, Medrano,
ha utilizado expresiones al referirse a mi persona, que constituyen un claro
acto de VIOLENCIA DE GÉNERO, en general, pero específicamente
violencia simbólica, en dos de sus modalidades: mediática y pública-
política conforme art. 6 incs. f) y h) de la Ley 26.485 “Ley de Protección
Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres
en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”, ratificada
por la Provincia de Entre Rios por la Ley 10.058, al mismo tiempo que
vulneran lo dispuesto en la “Convención Interamericana para Prevenir,
Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer – Convención de Belén
Do Para” ( Ley 24.632)

como así también lo establecido en la “Convención sobre la Eliminación de


todas las formas de Discriminación contra la Mujer” con Jerarquía
constitucional Art. 75, inc. 22. De la Constitución Nacional.- En fecha 1 de
Julio del corriente año, el Sr. Medrano se refirió a mi persona diciendo.:
“Ahora si vota, yo creo que se le termina su carrera política a Flavia
Maidana”... “...va a tener que empezar a esconderse y entregar su sello...” “
...ni aparecer porque la van a echar a patadas donde aparezca...” “...Y yo
como medio realmente me voy a encargar! Me voy a encargar y voy a
ayudar a su desaparición política!” Claro está, que ésta expresión acarrea
una violencia desmesurada y se trasluce la búsqueda de anular mi
existencia como Senadora por el Departamento, elegida democráticamente.
Constituyendo no sólo una persecución política hacia la mujer, sino
también una amenaza, un acto discriminatorio fundado en razones de
género, tal como lo prevé la ley 26.485 y actualización por la Ley 27.533.
Además, claramente éste comunicador social está incitando a la violencia
social.- En fecha 02/07 del corriente año, durante el transcurso de su
Programa, el Sr. Medrano, continúa vertiendo expresiones agraviantes
hacia mi persona, como por ejemplo: “...Esa chica no sabe dónde está
parada, se hace tonta, o no sabe dónde está parada esa mujer, ¡Las
barrabasadas que dijo en esa nota! ¿Ustedes la escucharon eh?. Yo creo que
ni hablar ni emitir alguna opinión al respecto... ...¡Se merece que la
sociedad le haga sentir el escarnio público!...” Es evidente que el Sr.
Medrano está creando una situación de vivencia de agresión, por la cual me
siento descalificada, hostigada, intimidada, deshonrada, desacreditada,
agredida, limitada en el desarrollo propio de mi trabajo, desalentada en el
ejercicio político y en el derecho a participar en la vida democrática en
términos de trato igualitario y no discriminación, siendo perjudicada
además, no sólo en mi vida cotidiana, laboral, sino también y sobre todas
las cosas en mi imagen social y familiar. Inclusive, ha puesto en dudas en
alguna oportunidad, mi Título como médica, atravesando todos los límites
que pueda soportar una persona en razón del género. Todo ello debido a las
conductas inapropiadas y antijurídicas del SR. Medrano Maximiliano, y
que las considero un claro acto de VIOLENCIA DE GÉNERO.- En fecha
30 de Julio de 2020, el Sr. Medrano expresa lo siguiente: ”...No me importa
que piense que la estoy atacando, que es una persecución política...” “... Ah
si, mirá yo, si ahí lo decide Flavia Maidana Senadora, si dice yo lo
propongo a Gustavo B..., pero me subo arriba de la mesa!, la aplaudo, le
doy un pico! Un piquito a Flavia!...” expresiones por las cuales manifiesta
una gran falta de respeto a mi dignidad, una humillación y deshonra hacia
mi persona en razón del género, naturalizando la subordinación de la mujer
en la sociedad.- Además el Sr. Medrano Maximiliano, al parecer, no le ha
bastado sólo con difundir a través de su programa radial expresiones
violentas y persecutorias de género, sino que también Él mismo se ha
encargado de crear, editar y difundir un video con fotografías mías, con una
canción de fondo que dice “Vos sos un caradura, caradura...” haciendo
alusión a mi persona, y atentando nuevamente contra mi dignidad como
mujer, generando violencia, humillación y deshonra. Por lo cual lo siento
como una cuestión subjetiva, como una persecución política por cuestiones
de género.- De lo antedicho, cuento con Pruebas suficientes, las cuales
serán acompañadas oportunamente, para su evaluación por la autoridad
judicial que corresponda.- Por los motivos antes expuestos, solicito se
eleven éstas actuaciones policiales, al Juzgado en Turno, a los fines de que
se adopten las medidas cautelares necesarias y urgentes, tendientes a
prohibir las agresiones y malos tratos, evitando así que se continúen
realizando éstos actos de violencia de género en general y en sus dos
modalidades: mediática y pública-política, por parte del Sr. Medrano
Federico Maximiliano, haciendo comentarios y/o menciones que refieran al
tipo de hechos aquí denunciados y los que agregaré en sede judicial, sobre
todo agresión verbal, por sí o por interpósita persona, por cualquier medio,
ya sea, personal, radial, vía telefónica y/o redes sociales, por encontrarse
vulnerados mis derechos, por todas las cuestiones de hecho y de derecho
referenciadas ut. supra, y con el fin de que se adecúe la conducta del
denunciado a los parámetros establecidos en la Convención Interamericana
para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la Mujer, y la ley
26.485 de Protección Integral Para Prevenir, Sancionar y Erradicar la
Violencia contra las Mujeres. Solicito además se considere la intervención
del Equipo Técnico Interdisciplinario si la autoridad judicial
correspondiente lo considera pertinente. Me reservo el derecho de ampliar.-