Está en la página 1de 2

Etiquetas: literahartura

posted by alf ölson at 12/30/2008 01:52:00 AM 1 comments links to


this post

sábado, diciembre 27, 2008

Catacumba de norias, Tomás Douglas Kures


Tomaso nos ha vuelto a arrojar un guante, él, sí, tan enemigo de enfrentamientos y de
pólemos.
Pero es un guante que se arroja con gran estilo, con el laissez faire de los grandes, de los
que son un crack, de los que tienen mucho que decir y lo dicen a su manera, con su
historia, con su verbo, y sobre todo porque no puede hacer otra cosa. ¿O sí?, y yo qué
sé.
Tomás es así. Va a su bola pero sabe lo que hace y lo hace muy bien. Este libro, este
puñado de versos, esta gavilla de poemas no tiene nada que ver con la narratividad
bukoskiana que se lleva ahora, si realmente se lleva. No. Proviene del simbolismo
francés, de los patafísicos, del surrealismo de Desnos o de Benjamín Perec que conocí,
que los leí gracias a Tomaso y a sus ganas de atizar con el libro nuestras cabezas cuando
lo que hacía era atizar a la barra de La Aguja y luego leía un poema en petit comité, no
como hace el bocazas de turno, el soliviantado, el que nos quiere dar la barrila con
Maiakovski un día sí y otro también.
Ya he desvelado parte de sus influencias pero solo y exclusivamente por ignorancia,
porque Tomás ha leído como el que más con sus treinta añitos. Parece un erudito pero es
que ha trabajado en la noche, en la calle, en las librerías (no sin sorpresa le descubrí,
años ha, en una imagen con Dulce Chacón en una feria del libro de Madrid, detrás de
ella, colocando libros para que ella siguiera cómoda) en todas partes se lo ha currado y
ahora publica un librito con sus poemas, de manera yoquésé, con vocación de cápsula
en el intermedio, con gran sencillez... estos poemas deberían ser publicados por una
buena editorial, pero hay mucho editorcillo que lee poemas como si fueran sardinas o
chorizos. No hay cojones ni ovarios en este país para publicar así, de pronto, con un par
de tetas o de escrotos. Y no tengo ni pajolera idea de si Tomás lo ha intentado yendo y
viniendo, ni me importa.
Este poemario tiene hallazgos, y esto es decir mucho, muchísimo, pero es verdad, te
pone del revés, sé lo que me digo, ¡hostias!, este libro es necesario para seguir vivo. Que
tiene sus picos y sus valles, por supuesto, pero os juro que el otro día leía a un autor en
Endymión y sólo valía una cuarta parte. No todos somos grandes artistas, como decía
Evaristo, ni todos alabamos a la concurrencia con verso fácil, gracia inspirada ni con
caca, culo, pis.
¡Qué se le va a hacer! Pero no es ningún mojigato. Id a Lo Máximo, calle San Carlos, 3,
y pedid un ejemplar. No os dejará tibios.
Este libro viene ¿prologado? por el bueno de Rag Cuter que ya nos abre puertas y nos
cierra prejuicios aventurándonos quién es Tomás. Rag Cuter es el mismo que con gran
tesón y mejor gusto nos trae de vez en cuando Vacaciones en Polonia. Se agradece.
Disfruten las molestias.
Etiquetas: literahartura
posted by alf ölson at 12/27/2008 04:09:00 PM 1 comments links to
this post