Está en la página 1de 2

PROCEDIMIENTO:

 1er caso: Muestra de semen:


1. Posterior a haber obtenido una muestra de semen fresca, es necesario
mantenerla a temperaturas optimas, ya que como sabemos este tipo de células
reproductoras tienden a prolongar su existencia en el exterior del cuerpo de 2 a
16 horas a temperaturas de 15°C, lapso el cual disminuye radicalmente en un
ambiente como el nuestro.
2. Procederemos a tomar una muestra aún más pequeña con el gotero, la cuál
será colocada sobre una lámina portaobjeto.
3. Una vez sea esparcida, colocaremos una laminilla cubre objeto.
4. Luego de haber alistado la muestra, colocaremos la lámina encima de la
placa para ser observada, y ser capaces de identificar a los espermatozoides y
sus respectivas características.
 2do caso: Cebolla:
1. Para iniciar este procedimiento es necesario desprender con un instrumento
filoso la epidermis de catáfila del objeto en estudio, pero como no hubo se
improvisó con las uñas.
2. Luego, procederemos a cortarla y a extenderla con el fin de que ocupe el
espacio requerido en la lámina portaobjetos.
3. Limpiar la capa con un poco de alcohol, como una forma de quitar la grasa
ubicada entre capas.
4. Colocar azul metileno sobre la muestra extendida.
5. Colocar la laminilla cubreobjetos para su posterior examinación.
6. Dar inicio a el periodo de observación bajo el microscopio.
3er caso: Hojas de geranio
1. Al igual que con la cebolla cortaremos una parte de la epidermis de la hoja
de geranio utilizando las uñas.
2. Luego la extenderemos lo suficiente sobre la placa portaobjetos.
3. Finalmente colocamos la laminilla cubreobjetos para finalmente empezar con
el proceso de observación.
RESULTADOS:
Respecto a la observado a través del microscopio en el primer caso, hemos
podido observar movimiento entre este tipo de células sexuales masculinas, las
cuales se caracterizan por estar formadas por una cola o flagelo que les ayuda
a movilizarse (de allí el nombre de células flageladas), cuerpo (almacén de
energía del espermatozoide gracias a la presencia de mitocondrias) y una
cabeza (parte fecundadora) o núcleo que contiene toda la información genética.
Otro aspecto que hemos tomado en cuenta fue la perdida de movimiento
aproximadamente 15 minutos después de haber sido expuestas, y es que
como se hizo mención durante la clase y la explicación del procedimiento en el
presente trabajo, podemos prolongar su existencia solo si las mantenemos bajo
condiciones óptimas. Otro punto para destacar es el tipo de célula, como
sabemos a diferencia de las células vegetales, los animales pueden realizar un
tipo de reproducción llamado reproducción sexual, en el cual, los
descendientes presentan características de los progenitores, pero no son
idénticos a ellos, siendo el espermatozoide la célula reproductora masculina
animal. Además, cabe resaltar el hecho de que las células animales se
presentan de distintas formas, entre ellas: flageladas, planas, alargadas, etc.
Todo lo contrario, a las vegetales que en general se manifiestan de forma
prismática, tal sea el caso de las encontradas en una de las capas del bulbo
subterráneo, la cebolla.
En torno al segundo caso hemos podido observar a una medida de 40X que las
células encontradas en la epidermis son de forma alargada y poliédrica
(característica en la células vegetales, en este caso hexaédricas) es por ello
que al verlas en conjunto el tejido tiene la forma de una pared enladrillada,
además de que gracias al azul metileno se ha podido observar con claridad los
núcleos de las correspondientes y la percepción de las membranas ha sido
mucho más notoria, sin embargo esto último se debe a que la células vegetales
cuentan con una pared celular rígida que funciona como una capa secundaria
de las cuales carecen las animales, y eso por lo tanto las hace más visibles.
En el tercer caso a través de su visualización se ha observado células
alargadas, además es posible darse cuenta de la gran diferencia de organelos
esparcidos en el citoplasma según la proporcionalidad de tamaños, un ejemplo
serían las vacuolas, mientras que en las células animales esta suele ocupar
una mínima porción, en el caso de las vegetales esto cambian ya que suelen
ocupar entre el 30 al 90% del volumen celular. Además, se puede observar que
la muestra consta de un color verde, del cual podemos deducir gracias a la
práctica anterior la presencia de cloroplastos la cual indica la capacidad de
obtener energía a partir de la luz del sol, en otras palabras, que pueden realizar
la fotosíntesis ya que a partir de allí es de donde obtienen energía, actividad
que es realizada en las células animales por la célula animal.