Está en la página 1de 78

GUÍA PARA LA OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO DE TANQUES SÉPTICOS, TANQUES IMHOFF Y LAGUNAS DE ESTABILIZACIÓN

GUÍA PARA LA OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO DE TANQUES SÉPTICOS, TANQUES IMHOFF Y LAGUNAS DE ESTABILIZACIÓN Lima,

Lima, 2005

GUÍA PARA LA OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO DE TANQUES SÉPTICOS, TANQUES IMHOFF Y LAGUNAS DE ESTABILIZACIÓN Lima,

Tabla de contenido

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

 

Página

Capitulo I. Guía para la operación y mantenimiento de tanques sépticos, tanques Imhoff y lagunas de estabilización

1. Introducción

5

2. La operación y el mantenimiento

6

3. Contenido del manual

7

4. Operador

8

4.1. Experiencia

8

4.2. Responsabilidades

9

4.3. Incentivos

10

5. Consideraciones básicas

10

5.1. Registros operacionales y reporte periódicos

10

5.2. Programa de muestreo y medición

12

5.3. Procesamiento de la información

13

5.4. Informes periódicos

16

5.5. Seguridad

18

5.6. Calibración de estructuras de medición de caudales y otros

19

5.7. Medidores de oxígeno

19

Capitulo II. Consideraciones para la operación y mantenimiento de tanques sépticos

1. Introducción

20

2. Operación y control del tanque séptico

21

2.1. Arranque

21

2.2. Inspección y evaluación

22

2.3. Limpieza

24

2.4. Abandono de obra

26

2.5. Control de calidad

26

Capitulo III. Consideraciones para la operación y mantenimiento de tanques Imhoff y lechos de secado

1. Introducción

27

2. Operación y control del tanque Imhoff

28

2.1. Arranque

28

2.2. Operación

28

2.3. Limpieza

30

2.4. Falla de operación

33

3. Operación y control de lechos de secado

35

3.1. Preparación del lecho de secado

35

3.2. Reemplazo de la capa de arena

36

3.3. Calidad del lodo digerido

36

3.4. Descarga del lodo digerido

37

- 2 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

3.5. Profundidad del lodo

37

3.6. Remoción del lodo de los lechos de secado

37

4. Personal

38

5. Programa de pruebas de laboratorio y campo

39

5.1. Control de procesos

39

5.2. Frecuencia

40

5.3. Preservación

40

6. Registros, operaciones y reportes periódicos

40

6.1. Reporte mensual

40

6.2. Reportes periódicos

41

6.3. Formato de registro de análisis

41

7. Riesgo para el personal

41

7.1. Peligros con instalaciones eléctricas

41

7.2. Enfermedades de origen hídrico

41

7.3. Equipo de seguridad

42

Capitulo IV. Consideraciones para la operación y mantenimiento de lagunas de estabilización

1. Introducción

43

2. Tratamiento del agua residual en lagunas de estabilización

43

2.1. Biomasa de las lagunas de estabilización

43

2.1.1. Bacterias

44

2.1.2. Algas

44

2.1.3. Zooplakton

44

2.1.4. Macrophyta

45

2.2. Mecanismos de purificación

45

2.2.1. Sales minerales

45

2.2.2. Materia orgánica

45

2.2.3. Sólidos suspendidos

45

3. Personal, responsabilidades y equipamiento administrativo

48

3.1. Personal necesario

48

3.2. Descripcion de responsibilidades

48

3.2.1. Jefe de planta

48

3.2.2. Operador

50

3.2.3. Electromecánico

51

3.2.4. laboratorista

51

3.2.5. Obreros

52

3.3. Requerimientos administrativos

53

3.4. Documentacion requerida por el jefe de planta

54

3.5. Equipo de trabajo

54

3.6. Requerimientos complementarios

55

3.6.1. Abastecimiento de agua potable

55

3.6.2. Residuos sólidos

55

3.6.3. Productos químicos

55

- 3 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

4. Puesta en marcha de las lagunas de estabilización

56

4.1. Generalidades

56

4.2. Aspectos previos

56

4.3. Llenado de las lagunas anaerobias

56

4.4. Llenado de lagunas facultativas

57

5. Operación normal, principales problemas de funcionamiento y

posibles soluciones

57

5.1. Conductos

57

5.2. Cámara de rejas

58

5.3. Desarenador

58

5.4. Medidor de caudal

58

5.5. Estructuras de distribución

59

5.6. Estructuras de ingreso, interconexión y salida de lagunas

59

5.7. Tanque de contacto de cloro

59

5.8. Laguna de estabilización

59

6. Monitoreo

63

6.1. Niveles de control

63

6.2. Lugares de muestreo

63

6.3. Parámetros y frecuencia de muestreo

63

6.4. Equipos de laboratorio requeridos

64

6.5. Formularios

64

7. Procesamiento de información e informes

72

7.1.

Procesamiento de la información

72

8. Limpieza de las lagunas de estabilización

77

8.1. Generalidades

77

8.2. Limpieza de las lagunas anaeróbicas

77

8.3. Limpieza de las lagunas facultativas

78

- 4 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Capítulo I . Guía para la operación y mantenimiento de tanques sépticos, tanques Imhoff y lagunas de estabilización

1.

Introducción

Durante los últimos años, el mundo ha venido observando con inquietud, analizando y tratando de resolver con mayor dedicación una serie de problemas relacionados con el tratamiento y disposición final de los residuos líquidos provenientes del uso doméstico, comercial e industrial.

Las masas receptoras de estas aguas que están conformadas por ríos, corrientes subterráneas, lagos, estuarios y mar, se han visto afectadas en un gran número de ocasiones por la contaminación, sin poder asimilar y neutralizar las cargas poluidoras conllevando a que las masas receptoras pierdan sus condiciones naturales de apariencia física, química y biológica y por ende su capacidad de sustentar el equilibrio ecológico que de ellas se espera.

Por ello, resulta importante que para combatir la contaminación de los cursos y cuerpos de agua se realice un adecuado tratamiento de los desechos líquidos, haciéndose imprescindible ejecutar una buena operación y mantenimiento de cada uno de los procesos que conforman la planta de tratamiento de aguas residuales. Al efecto, ello solo será posible en la medida en que se cuente con personal capacitado, adecuado manual de operación y mantenimiento, equipamiento mínimo indispensable y adecuada remuneración.

El manejo y el mantenimiento de la planta de tratamiento debe estar basada en manuales de operación y mantenimiento en donde se identifiquen los procesos que hagan posible el funcionamiento óptimo, eficiente y efectivo de la planta sin que se produzcan interrupciones debidas a fallas de cualquiera de los elementos, procesos u operaciones ocasionado por una deficiente operación o mantenimiento.

Cuando se prepara un manual de operación y mantenimiento, debe tenerse en cuenta el nivel de preparación de la persona hacia quien está dirigido. Es muy común encontrar manuales escritos con un lenguaje técnico elevado a nivel de ingeniero, cuando son empleados por obreros o técnicos, lo que conduce a ser caso omiso del manual, por el lenguaje ininteligible en que fue redactado.

Asimismo, durante la elaboración del manual es necesario analizar el ambiente económico, social, técnico y físico en que se encuentra la planta de tratamiento para identificar aquellos procesos operacionales y de mantenimiento que puedan llevarse a cabo sin problemas y de acuerdo a las condiciones locales.

En ningún momento el manual de mantenimiento debe ser absoluto, periódicamente debe ser sometido a revisiones para actualizarlo a las necesidades existentes en cada momento. En estas revisiones se incluirá las instrucciones necesarias para cualquier nuevo procedimiento, equipos o instalación que se haya ejecutado como consecuencia de mejoras o ampliaciones de la planta de tratamiento.

- 5 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Una planta de tratamiento de aguas residuales está compuesta de una serie de instalaciones que pueden ser desde sencillas hasta de una complejidad que amerita ejecutar programas sofisticados de operación y mantenimiento. En la elaboración del manual de operación y mantenimiento deben agruparse los procesos, operaciones, estructuras y equipos estableciéndose los procedimientos comunes que puedan aplicarse a ellos, consiguiendo de esta forma simplificar su operación o mantenimiento cuando se dispone de equipos y procesos variados.

Aunque un manual de operación y mantenimiento no puede ser exhaustivo, es recomendable que contenga los fundamentos teóricos necesarios como para que la o las personas encargadas de estas labores pueda establecer ella misma las medidas necesarias mientras se consulta con el superior o se reciben instrucciones más precisas.

Finalmente, es necesario establecer un sistema de control adecuado que permita en cualquier instante reconocer que procesos de operación o mantenimiento se están ejecutando, si se está llevando a cabo en forma adecuada o cuales deben ser modificadas, suprimirse o añadirse para alcanzar el objetivo final de la operación y el mantenimiento.

2. La operación y el mantenimiento

La experiencia demuestra que en los países en vías de desarrollo, uno de los mayores problemas es la selección de la tecnología, la cual debe ser adecuada a las condiciones de la comunidad y a la capacidad operativa de su operador. A veces, se encuentra que la tecnología resulta adecuada, pero que fracasa por una inadecuada operación o mantenimiento, la misma que se ve agravada por la ausencia o insuficiencia de registros, procedimientos inadecuados de manejo de datos, ausencia de informes periódicos o falta de equipamiento de laboratorio.

La operación es la forma de realizar o llevar a cabo una labor con el fin que los

equipos, procesos u operaciones se realicen de manera correcta para lograr el máximo rendimiento de los mismos.

A su vez, el mantenimiento es la labor de reparar o restaurar un equipo, una

estructura, un proceso o una operación de tal forma que el rendimiento proyectado o esperado del mismo sea efectivo, seguro y realizado con economía para el bien de la comunidad a la cual se atiende.

El mantenimiento puede analizarse dentro de tres tipos básicos:

Correctivo: Son intervenciones no programadas dirigidas a devolver al equipo, estructura, proceso u operación averiada a su estado operacional que tenía antes que el defecto fuera descubierto.

Preventivo: Son las intervenciones periódicas de cuidado e inspección programadas para prever la falla y prolongar el funcionamiento adecuado de las obras.

- 6 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Predictivo: Es la sustitución de piezas cuando es posible predecir su falla por antigüedad o condiciones de trabajo.

3. Contenido del manual

Los manuales de operación y mantenimiento tienen como objetivo general proporcionar los mecanismos necesarios de solución a la problemática arriba mencionado, otorgando a los operadores de los sistemas una herramienta de trabajo bajo la forma de instructivos.

Al efecto, la documentación que conforma el manual pasa a ser una especificación o norma válida para la instalación para la cual fue desarrollada y está conformada por una serie de reglas a las cuales deben ajustarse los responsables de las actividades de operación y mantenimiento para un apropiado funcionamiento de la planta de tratamiento y optimización del funcionamiento.

Generalmente,

el

manual

de

operación

y mantenimiento

para

una

planta

de

tratamiento de aguas residuales está compuesto por los siguientes capítulos:

I.

INTRODUCCIÓN

II.

DESCRIPCIÓN DE LOS COMPONENTES

a. Descripción del emisor y estación de bombeo

b. Descripción de los procesos de tratamiento de aguas residuales

c. Descripción de los procesos de tratamiento de sólidos

d. Descripción de componentes complementarios de la planta

III

PERSONAL

a.

Responsabilidades del personal de operación y mantenimiento

IV.

OPERACIÓN Y CONTROL DE LA PLANTA

a. Proceso de tratamiento de líquidos y sólidos

b. Procedimientos de operación bajo diversas condiciones de funcionamiento

c. Problemas operacionales comunes y soluciones

d. manejo y disposición de residuos

V.

PROGRAMA DE PRUEBAS DE LABORATORIO

a. Finalidad

b. Parámetros a ser evaluados

c. Frecuencia de muestreo

d. Control de calidad interna

e. Programa de muestreo y análisis

VI.

REGISTROS OPERACIONALES Y REPORTE PERIÓDICOS

a. Registros diarios, semanales, mensuales, bimensuales, semestral y anual

b. Reportes periódicos

VII.

MANTENIMIENTO

a. Generalidades sobre el sistema de mantenimiento

b. Sistema de inventario y registro de equipo

- 7 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

c. Planeamiento del sistema de mantenimiento

d. Existencias en almacén

e. Costo y presupuesto para mantenimiento

f. Registros de mantenimiento

g. Mantenimiento de edificios y exteriores

h. Información sobre herramientas

i. Información sobre equipos mayores

j. Lubricación

k. Reparaciones

l. Previsiones sobre garantías

m. Contratos de mantenimiento

VIII.

SEGURIDAD

a. Generalidades

b. Peligro con instalaciones eléctricas

c. Riesgos con equipo mecánico

d. Riesgos a la salud

e. Equipos de seguridad requeridos

IX

SISTEMA ELÉCTRICO

a. Generalidades

b. Procedimientos de operación bajo diversas condiciones de funcionamiento

c. Problemas operacionales comunes y soluciones

X.

SERVICIOS PÚBLICOS

a. Generalidades

b. Servicio eléctrico y telefónico

c. Abastecimiento de agua

d. Combustibles

APÉNDICE

a. Esquema de la planta de tratamiento

b. Descripción de compuertas principales y aliviaderos

c. Modelos de formularios

d. Productos químicos

e. Equipos

4.

Operador

4.1

Experiencia

En general, el público cada vez tiene mayor conciencia acerca de la contaminación del agua y del peligro que ella significa a su salud. Asimismo, reconocen que la lucha contra la contaminación tiene un costo y que ella debe ser pagada a través de la tarifa del servicio que se presta a la comunidad y que en el presente caso, está representado por el servicio de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales. Desde que el dinero para solventar la operación y el mantenimiento del sistema de alcantarillado y de la planta de tratamiento es obtenido por el pago del servicio, el usuario tiene el derecho a exigir por la

- 8 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

satisfacción de sus exigencias. Satisfacer las exigencias de los usuarios demandará a los responsables por la prestación del servicio, el máximo rendimiento y eficiencia del personal encargado de las labores de operación y mantenimiento.

El personal responsable por la operación y el mantenimiento del servicio de alcantarillado y tratamiento de las aguas residuales requiere tener conocimiento sobre diversos temas vinculados con su trabajo para cumplir con las responsabilidades que ella demanda. Estas responsabilidades son:

Estar completamente familiarizado con la planta de tratamiento de aguas residuales, para lo cual debe conocer:

- La función de cada una de los procesos que conforma la planta de tratamiento.

- La capacidad de tratamiento de cada proceso operacional.

- La forma de evaluar la operación de cada proceso y de la planta de tratamiento.

- El vínculo entre los diferentes procesos que conforman la planta de tratamiento.

Estar completamente familiarizado con la teoría y la práctica de los procesos operacionales de la planta de tratamiento y de otros tipos de plantas mayores.

Estar familiarizado con las características de las aguas residuales a ser tratadas incluyendo las variaciones del caudal, cargas orgánicas y de sólidos, etc.

Estar familiarizado con los procesos de mantenimiento, teniendo en mente que es imposible realizar una buena operación sino existe un buen mantenimiento.

Estar familiarizado y ser consciente de la importancia de su trabajo en la conservación del medio ambiente y de la salud de la población en general.

Estar familiarizado con los dispositivos legales.

4.2

Responsabilidades

Es obvio que si el operador tiene todo el conocimiento indicado anteriormente, estará capacitado en lograr una buena operación. Por ello, el operador competente es responsable por la aplicación de sus conocimientos en la obtención de la máxima eficiencia de cada uno de los procesos de tratamiento que conforma la planta y al efecto debe:

Obtener información acerca de las características del agua residual a ser tratada.

Variar la operación de la planta de tratamiento para atender los cambios de caudal o condiciones de carga, teniendo en cuenta la capacidad de cada proceso de tratamiento de la planta en su conjunto.

Mantener un registro completo y exacto de todos los acontecimientos relacionados con la operación y el mantenimiento.

Supervisar y capacitar al personal subordinado en la teoría y práctica de operación, mantenimiento, seguridad, registro, etc.

Preparar informes basados en los registros de operación y mantenimiento.

Ser capaz de comunicarse con un lenguaje adecuado con sus subordinados y jefes sobre los diferentes temas vinculados con el tratamiento de aguas residuales.

- 9 -

4.3 Incentivos

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Existen numerosas razones por el que el operador pueda estar interesado en contribuir al control de la contaminación del agua. Entre las principales razones se tiene:

Reconocido como persona competente.

Reconocido como líder de su comunidad por su lucha contra la contaminación.

Sensación de satisfacción y orgullo de la comunidad y del operador en mantener los ríos libres de contaminación.

Ser seleccionada la planta de tratamiento de aguas residuales como lugar de reunión para la comunidad.

Un desafío constante en donde el trabajo nunca se vuelve aburrido y monótono por la complejidad de los problemas que se presentan diariamente.

Muchos de los desarrollos en plantas de tratamiento de aguas residuales ha sido logrado por operadores de plantas. Las oportunidades en este sentido son ilimitadas.

No existe estación ideal, el control de la contaminación es los siete días de la semana y las 52 semanas del año.

Aunque el problema de la contaminación del agua es tan antiguo como la civilización, el control de ella es una nueva ciencia, por lo que existe una continua y creciente demanda por personal técnico competente.

5.

Consideraciones básicas

En la redacción del manual es necesario tener en cuenta los aspectos siguientes:

5.1

Registros operacionales y reporte periódicos

 

a)

Generalidades

Los datos obtenidos por el operador y archivada sin procesarla carece de valor si no se dispone de un adecuado sistema de recuperación, procesamiento y difusión, por lo que se estima conveniente que el Jefe de Planta asuma esta responsabilidad. La información resultante del procesamiento de los datos servirá para la adecuada toma de decisión por parte de los profesionales responsables por el manejo de la planta de tratamiento, así como por los niveles directivos.

El programa de operación y mantenimiento del sistema de tratamiento de aguas residuales se diseña a partir del supuesto de que existirá una conveniente política de registro periódico de los parámetros operacionales.

De otra parte, la selección de los parámetros a ser registrados, debe tener en cuenta el uso que se pudiera dar a la información procesada, principalmente en lo relacionado con el aspecto de control y evaluación de los procesos de tratamiento. Cada parámetro seleccionado debe ser cuestionado con el objeto de optar únicamente por aquellos considerados estrictamente como importantes para el trabajo.

- 10 -

b) Importancia de los registros

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Los registros en general son de mucha importancia y necesidad en las labores de operación y mantenimiento de las plantas de tratamiento por que permiten obtener información sobre diversos aspectos tales como:

- Eficiencia de los procesos de tratamiento;

- Efectividad del tipo y frecuencia de mantenimiento para los diferentes procesos de tratamiento;

- Criterios para la modificación del plan de operación o mantenimiento;

- El desempeño de la planta de tratamiento

- Criterios para el diseño de similares plantas de tratamiento;

- Justificación para la asignación presupuestaria de personal, requerimientos adicionales o equipamientos.

- Suministro de la información necesaria para la preparación de los reportes mensuales o anuales.

Generalmente, se acostumbra a clasificar los registros en cuatro grupos:

- Registros de operación o funcionamiento.

- Registros de mantenimiento.

- Registros de determinación de costos.

- Registros de personal.

Registros de operación o funcionamiento: Compuestos por:

- Caudal de entrada y salida a la planta de tratamiento.

- Características fisicoquímicas y biológicas de afluentes y efluentes.

Registros de mantenimiento: Conformados por:

- Mantenimiento de planta

 

Registros de mantenimiento preventivo y correctivo de los procesos de

tratamiento; Mantenimiento de la edificación; y

Mantenimiento de conductos, canales y componentes de la planta.

- Medidores de caudal

 

Mantenimiento de estructuras de medición.

Mantenimiento de censores.

Registros de determinación de costos: Están conformados por:

- Registro de las adquisiciones ejecutadas en el año;

- Registro de las planillas de sueldos y salarios del personal de operación y mantenimiento; y

- Registro de gastos efectuados por otros conceptos.

- 11 -

Registros de personal: Están compuestos por:

- Personal empleado

- Horas de trabajo por tareas

- Funciones

- Categorización

- Programas de adiestramiento

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

De otra parte, los registros deben ser permanentes, completos y exactos, y ser llenados con bolígrafo y nunca con lápiz de carboncillo, ya que pueden dar lugar a alteraciones o borrones resultando en registros falsos que en muchos casos son de mayor peligro que aquellos datos no registrados. Además, las ocurrencias y operaciones realizadas durante el día, deben ser anotados por el operador en el “libro de ocurrencias” en el momento oportuno, y por ningún motivo al final de la jornada.

5.2 Programa de muestro y medición

El programa de muestreo y medición a ser aplicado en los sistemas de tratamiento de aguas residuales deberá estar dirigido a obtener información en tres campos:

Control de procesos

Aspectos económicos

Criterio de diseño

a) Control de procesos

El control de los procesos es el monitoreo continuo de las operaciones o procesos que conforman el sistema de tratamiento de aguas residuales y reviste gran importancia durante la puesta en funcionamiento, así como en la fase rutinaria de operación del sistema de tratamiento.

Básicamente, el procedimiento está conformado por un conjunto de mediciones físicas y determinación de características operacionales como: caudal, balance hidráulico, distribución de agua, etc.; determinaciones químicas tales como: oxígeno disuelto, demanda bioquímica de oxígeno, pH, demanda química de oxígeno y de otros parámetros complementarios y de interés, en virtud que son importantes en la explicación de los fenómenos que inciden en el comportamiento de los procesos de tratamiento de las aguas residuales. Todos los resultados de este conjunto de mediciones, permiten un acertado manejo de la planta de tratamiento cuando son comparados con los criterios de diseño establecidos en la base del proyecto.

- 12 -

b) Aspectos económicos

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

La documentación de los gastos que demandan la operación y el mantenimiento de la planta de tratamiento de aguas residuales es de gran importancia para la empresa prestadora de servicios, por que permite determinar la carga tarifaría por el concepto del tratamiento de las aguas residuales.

Por ello, se debe registrar de modo pormenorizado los gastos ocasionados por concepto de sueldos y salarios del personal profesional y técnico, insumos empleados en la buena operación de la planta, consumo de energía por procesos, combustibles y lubricantes, repuestos, etc.

c) Criterios de diseño

Este aspecto está íntimamente relacionado con los dos temas anteriormente tratados. Si la información técnica y económica obtenida ha estado basada en el adecuado control de los diferentes procesos de tratamiento de aguas residuales, será de utilidad en el diseño de futuras ampliaciones, siempre que se encuentre bajo condiciones climáticas similares.

En ingeniería se conjuga la ciencia y la técnica con la finalidad de ejecutar obras que puedan funcionar satisfactoria y económicamente para el beneficio de la comunidad. Para esto, el ingeniero aprovecha todo conocimiento, bien sea científico o práctico por imperfecto que este último sea.

La experimentación y ensayos lógicos conducen al desarrollo y a la formulación de modelos matemáticos que explican con mayor o menor precisión el comportamiento de los fenómenos en estudio, favoreciendo la elaboración de diseños y proyectos económicos y de alta eficiencia, traduciéndose en la maximización de los beneficios que recibe la comunidad a través de la obra de ingeniería y en la minimización de las inversiones. Precisamente, el análisis y evaluación exhaustiva de los datos de campo conducen al desarrollo de modelos matemáticos o ecuaciones empíricas que permitan diseñar futuras instalaciones dentro del concepto de beneficio costo o a la operación económica como en el caso de la presente instalación.

5.3 Procesamiento de la información

Los registros no serán de utilidad a menos que sean procesados y utilizados como indicadores del comportamiento de cada uno de los procesos de tratamiento y demostrar el verdadero estado de funcionamiento del sistema de tratamiento y la eficiencia de cada proceso de tratamiento según sea el nivel de control aplicado.

Los primeros signos que el programa de operación o mantenimiento aplicado no viene dando los resultados esperados se presentan en el área de procesamiento de información, lo que debe conducir a reajustar las frecuencias de muestreo, los lugares de

- 13 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

toma de muestras, las determinaciones analíticas, los procedimientos de muestreo, la preservación de muestras, los métodos de análisis de laboratorio o de campo, o el procesamiento de información

El procesamiento de la información deberá ser efectuado por una persona que tenga las habilidades pertinentes para procesar, condensar y distribuir la información resumida. Esta información debe mostrar la interrelación de los diferentes parámetros, así como su relación con determinadas propiedades, tasas o factores propios de los procesos de tratamiento.

En la interpretación de los datos obtenidos, la persona encargada del procesamiento debe identificar los valores máximos y mínimos predominantes para cada uno de los parámetros estudiados y descartar aquellos que presentan una desviación muy notoria y que puedan influir sustancialmente en los resultados promedios.

En lo que respecta a los cuidados durante el proceso de asimilación de los resultados, en el caso de los valores numéricos, el promedio semanal es igual a la media aritmética o geométrica de dichos valores, mientras que en el caso de las apreciaciones subjetivas, bien sea del estado de los reactores o de las condiciones meteorológicas, el promedio se determina a partir del valor predominante de los resultados en un determinado lapso de tiempo, para lo cual la persona encargada del proceso de la información, debe poseer un amplio criterio de análisis.

Terminado la asimilación de los datos, se procederá al archivo de los mismos descartándose periódicamente aquellos de poco valor y que han sido procesado convenientemente, mientras que los datos considerados valiosos, como son los análisis de laboratorio de la calidad del agua residual, así como el caudal afluente y efluente de cada uno de los procesos de tratamiento, deben archivarse y almacenarse indefinidamente para trabajos de investigación.

Como se indicó anteriormente, los datos obtenidos durante el proceso de monitoreo es difícil y laborioso de asimilar, por lo que debe existir una persona encargada de procesar y sintetizar los resultados para una más fácil comprensión por parte de los interesados.

Cuando se disponga de suficientes datos, los resultados pueden sintetizarse para visualizar el comportamiento a lo largo de tres o más años de manera continua, y al efecto, debe producirse u obtenerse entre seis a 12 respuestas por año; es decir, que pueden obtenerse promedio bimensuales o mensuales.

Finalmente, para una adecuada visión e interpretación de la información, es recomendable que después de completar el formulario resumen, cada nueva información que se añada debe conducir al desplazamiento o eliminación de la más antigua, por que el iniciar la confección de un nuevo formulario conduce a perder en ese mismo instante, la visión histórica del comportamiento de los procesos de tratamiento.

- 14 -

R

E

T

R

O

A

L

I

M

E

N

T

A

C

I

O

N

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

1. OBJETIVOS DEL PROGRAMA DE MUESTREO Y MEDICION

2. DETERMINACIONES

3. LUGARES DE MUESTREO

4. FRECUENCIA DE MUESTREO

1. OBJETIVOS DEL PROGRAMA DE MUESTREO Y MEDICION 2. DETERMINACIONES 3. LUGARES DE MUESTREO 4. FRECUENCIA

5. MUESTREO Toma de muestras Preservación de muestras

5. MUESTREO Toma de muestras Preservación de muestras 6. METODOS DE ANALISIS Campo 7. PROCESAMIENTO DE

6. METODOS DE ANALISIS Campo

7. PROCESAMIENTO DE DATOS

8. ASIMILACION DE LA INFORMACION

9. INFORMES Y DIVULGACION

DE DATOS 8. ASIMILACION DE LA INFORMACION 9. INFORMES Y DIVULGACION Figura . Diseño del programa

Figura . Diseño del programa de muestreo.

- 15 -

5.4 Informe periódicos

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

A fin de cada mes o bimensualmente debe elaborarse informes muy simples, semejantes a los realizados por el servicio de meteorología y distribuirse directamente a aquellos profesionales relacionados con la operación, supervisión, gerencia y diseño de plantas de tratamiento. Además, este tipo de información debe estar a disposición los profesionales dedicados al estudio o investigación del funcionamiento de los procesos de tratamiento. Los informes mensuales o bimensuales pueden estar conformados por los formularios resúmenes descritos anteriormente y acompañados de un breve comentario sobre los resultados o las tendencias, con especial énfasis en los que respecta a la justificación de determinadas anomalías operativas. De esta manera, la información podrá estar en circulación muy rápidamente.

En el caso del informe anual, la presentación deberá ser más elaborada y en lo posible deberá estar compuesta de dos partes. La primera relacionada con los datos obtenidos durante el último año y la segunda parte con la información total recolectada desde el momento en que se dispuso de la información procesada.

No existe una norma para redactar un informe, pero es conveniente tener en cuenta algunos principios fundamentales para su preparación tales como:

Conocimiento del propósito y objetivos del reporte.

Redacción para el nivel de las personas objetivo.

Conocimiento del material recopilado.

Estructuración del contenido siguiendo un orden lógico.

Utilización de gráficos.

Redacción breve y exacta tanto como sea posible.

Además es importante que al escribir el reporte, el material no necesariamente tiene que organizarse y presentarse en el mismo orden en que la información fue recolectada, sino de un modo racional. Algunos autores recomiendan el siguiente contenido para la elaboración del informe anual:

Resumen

Conclusiones y recomendaciones

Cuerpo del reporte

Antecedentes técnicos y administrativos

Detalle de los trabajos

Operación Mantenimiento Análisis de la información y sustentación de las conclusiones y recomendaciones

Apéndice (incluye detalles de datos y tablas utilizadas en el cuerpo del reporte)

- 16 -

5.5

Seguridad

a) Equipo

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Las medidas de seguridad están dirigidas a que el personal cumpla con sus funciones y proteja su integridad física, así como su salud, para lo cual se hace necesario que cuente con los equipos y las herramientas apropiadas para la realización de su trabajo y de los elementos necesarios para preservar su integridad física.

El equipo de protección individual recomendable para el personal que labora en las plantas de tratamiento es:

Cascos de seguridad

Botas de jebe

Guantes de cuero

Mascarillas antigas para los operadores de la cámara de rejas.

Mamelucos

Chalecos salvavidas cuando se ingrese en bote a los reactores o sedimentadores, o se limpien las paredes o diques interiores de los mismos.

b) Programa de salud y seguridad personal

Salud: Es responsabilidad de la empresa la protección y conservación de la buena salud del personal que trabaja en la planta de tratamiento de aguas residuales, así como de sus familiares, en razón que los trabajadores se convierten en portadores potenciales hacia sus hogares, de diferentes tipos de enfermedades, cuyos agentes están contenidas en las aguas residuales. Dentro de este contexto, las siguientes medidas deben ser observadas por todo el personal de la planta de tratamiento:

No ingerir alimentos o fumar en la jornada de trabajo, principalmente en los alrededores de la planta de pre-tratamiento.

Ingerir los alimentos solamente en el comedor que debe existir para el efecto.

Lavarse las manos con agua y jabón desinfectante antes de la ingestión de los alimentos.

Lavar al final de la jornada de trabajo y previo a su almacenamiento, todo el material y equipo utilizado en el cumplimiento de sus funciones.

Mantener en estado de pulcritud los servicios higiénicos.

Cambiarse la ropa de vestir por prendas adecuadas y exclusivas para este fin al ingresar a la planta de tratamiento y previo al inicio de su labor.

Utilizar guantes de cuero durante la manipulación de las compuertas, remoción de material flotante, natas, etc., para prevenir posibles cortes.

Emplear guantes descartables durante la extracción de las muestras de agua residual.

- 17 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Periódicamente, todos los trabajadores de la planta de tratamiento deberán ser sometidos a análisis parasitológico e inmunizados contra enfermedades tales como fiebre tifoidea, hepatitis y tétanos.

Tomar baño o asearse profusamente las principales partes del cuerpo al finalizar la jornada de trabajo.

No llevar sus indumentarias de trabajo a sus casas.

Adicionalmente, la planta de tratamiento de aguas residuales debe contar con un botiquín de primeros auxilios equipado con un mínimo de implementos.

Seguridad personal: Con relación a las medidas de seguridad, es necesario tener en cuenta los aspectos siguientes:

Colocar letreros y señales para la prevención de accidentes en las diferentes vías al interior de la planta de tratamiento de aguas residuales.

Colocar cercas de protección en toda la ruta de visita.

Definir la ruta a ser seguida por los visitantes.

Mantener libre de obstáculos las rutas de visita.

Mantener en buen estado de conservación las barandas que circundan las compuertas, cámara de rejas, medidores de caudal, etc.

Mantener limpias las diversas estructuras hidráulicas de la planta de tratamiento de aguas residuales, así como los contenedores de residuos sólidos para evitar posibles proliferaciones de insectos y roedores.

Eliminar el material recolectado una vez que los recipientes que los contienen estén llenos e higienizarlos convenientemente con abundante agua.

Mantener limpias las vías de acceso, diques y demás espacios verdes.

Prever la instalación de extintores contra incendios en las oficinas.

Disponer de salvavidas para el rescate de personas que puedan caer en los reactores en lugares estratégicos de la planta de tratamiento de aguas residuales.

Emplear el equipo de seguridad brindado por la empresa.

Emplear el salvavidas en los trabajos relacionados con la limpieza de las superficies de los reactores.

Trabajar en parejas en las labores de limpiezas de las superficies de los reactores de modo que uno esté listo a prestar auxilio al otro. Al efecto, es conveniente que la persona que esté efectuando la limpieza del interior del reactor esté amarrada por la cintura con la soga y sujetada por su compañero de trabajo.

Las personas que visiten las instalaciones de la planta de tratamiento de aguas residuales deben ser dotadas de casco y anteojos de seguridad, y ser guiados por una persona autorizada a través de la ruta definida para estos tipos de visita.

- 18 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

5.6 Calibración de estructuras de medicion de caudales y otros

a) Medidores de caudal

Al iniciar el funcionamiento de la planta de tratamiento, es necesario verificar que los medidores de caudal cumplan con las ecuaciónes propuestas por el diseñador, para lo cual deben ser recalibrados evaluando no menos de tres puntos de la curva de calibración correspondientes a sus valores alto, medio y bajo.

En la calibración del medidor de caudal se podrá utilizar colorantes tipo rhodamina B, sulforhodamina o uranina y en casos extremos, sal común. Sin embargo, el trazador a emplear en la calibración del medidor, no deberá afectar a los procesos biológicos que se estén estableciendo en las unidades de tratamiento.

En el caso de las estructuras de salida se debe verificar que el vertedero de salida se encuentre a un mismo nivel. Esta verificación puede efectuarse mediante el empleo de un nivel topográfico o mediante la observación de la distribucuón del agua en el instante en que se inicia el desborde del agua por encima de la cresta del vertedero. Si la cresta del vertedero no se encuentra a nivel, deberá realizarse las correcciones del caso.

La calibración del vertedero de salida es muy complicado por la imposibilidad de manejar diferentes tirantes de agua sobre el vertedero. Sin embargo, se pueden efectuar mediciones puntuales para diferentes caudales a lo largo del tiempo, de modo que a partir de tres o más puntos se puedan deducir la ecuación matemática que lo gobierna.

b) Calibración de medidores de oxígeno y pH

5.7 Medidores de oxígeno

Los medidores de oxígeno disuelto y potencial de iones hidrógeno (pH) deben ser calibrados de acuerdo a lo indicado por el fabricante de los respectivos manuales de los equipos.

- 19 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Capítulo II. Consideraciones para la operación y mantenimiento de tanques sépticos

1.

Introducción

En los lugares en donde no se disponen de redes de alcantarillado municipal, uno de los factores que influye en la salud de las personas, es la disposición de excretas y de aguas residuales. Muchas enfermedades, como la tifoidea, disentería, cólera y las vinculadas con el parasitismo se trasmite de una persona a otra a través del agua, de los vectores, el suelo y los alimentos, contaminados en gran parte por la inadecuada disposición de los desechos fisiológicos humanos. Para evitar tales peligros, se debe realizar el mayor esfuerzo posible para la adecuada disposición de los desechos humanos de manera que no exista la posibilidad de contaminación del agua y de los alimentos.

La ampliación de la cobertura de los servicios de saneamiento en los países de la Región, se está ejecutando mediante la realización de diversos tipos de obras, que van desde el alcantarillado convencional hasta los sistemas individuales de disposición de aguas residuales y excretas. Como resultado de esto último, la construcción de tanques sépticos es una alternativa práctica y económica y que en los próximos años puede ocupar un lugar prominente en la práctica general de la disposición de las aguas residuales.

El tanque séptico es un depósito en donde el material sedimentable que contienen las aguas residuales se decantan produciendo un líquido libre de sedimentos que puede infiltrarse con facilidad en el subsuelo. De esta manera, la función del tanque séptico es la de proteger y conservar la capacidad de absorción el subsuelo por largo tiempo facilitando la adecuada disposición de las aguas residuales domésticas. El material sedimentable decantado se descompone bajo condiciones anaeróbicas por acción de loa microorganismos presentes en las aguas residuales disminuyendo su volumen original y la fracción orgánica, dando como resultado el aumento en el contenido de sólidos totales. El proceso de descomposición de la materia sedimentable y la presencia de aceites y grasas da origen a la formación de natas que se ubican en la parte superior del tanque y a la producción de gases que deben ser eliminados a través de las instalaciones sanitarias de la vivienda.

A fin de facilitar la decantación del material sedimentable y evitar el escape de las natas y de los sólidos removidos, tanto a la entrada como a la salida del tanque séptico se colocan placas o tubos deflectores.

La falta de control en el funcionamiento de los tanques sépticos puede conducir a que las bacterias formadoras de metano, que juegan un papel importante en el proceso de estabilización de la materia orgánica, no permanezcan el tiempo necesario en el tanque como para cumplir con su función mineralizadora de manera completa.

La acción fundamental del tanque séptico sobre la materia orgánica sedimentable es la hidrólisis la que se realiza por medio de las bacterias formadores de ácidos que además facilitan la estabilización de la materia suspendida y soluble remanente en las zanjas o pozos de absorción, en donde se complementa el proceso de estabilización de esta materia

- 20 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

orgánica remanente por acción de los microorganismos aeróbicos presente en los dispositivos de absorción. Este proceso de hidrólisis se desarrolla en la zona intermedia o de decantación del tanque séptico, por lo que siempre debe mantenerse su volumen útil tanto para favorecer el proceso de hidrólisis como el de sedimentación de modo que no escape material sedimentable que pueda afectar al sistema de infiltración a través del rápido taponamiento de los poros del suelo.

En resumen, el tanque séptico cumple tres funciones: a) eliminación y digestión de sólidos; b) tratamiento biológico; y c) almacenamiento de natas y lodos.

De otra parte, los factores de mayor incidencia en el funcionamiento de los tanques sépticos son:

Características del agua residual.

Uniformidad de la temperatura de digestión.

Tratamiento previo de remoción de grasa y de sólidos sedimentables.

Diseño y construcción del tanque.

Los tanques sépticos, como la mayor parte de las plantas de tratamiento de aguas residuales se construyen para acondicionar desechos domésticos, por lo que no es recomendable la descarga de grandes cantidades de productos químicos hacia los tanques séptico por que inhibirá la digestión de los lodos sedimentados y consecuentemente puede producir la liberación de malos olores o la incrustación o corrosión de las paredes de la tubería que conduce las aguas residuales hacia el tanque séptico.

La presencia de grandes cantidades de grasas en las aguas residuales también afecta el funcionamiento de los tanques sépticos por lo que se hace necesario la construcción de trampas de grasas en aquellas instalaciones cuyas aguas residuales son ricas en estos elementos, caso de lavanderías, restaurantes, panaderías, fábricas de embutidos, etc.

Los tanques sépticos que no estuvieran precedidas de trampas de grasa, probablemente formarán con mayor rapidez la capa sobrenadante de natas conocida también como espuma y que no son retirados conjuntamente con los lodos durante la limpieza periódica del tanque séptico

La aplicación de cloro solo se recomienda ejecutar cuando la descarga del efluente del tanque séptico o de las zanjas de filtración son descargados a un cuerpo o curso de agua.

2.

Operación y control del tanque séptico

2.1

Arranque

Antes de poner en funcionamiento el tanque séptico, este debe ser llenado con agua y si fuera posible, inoculado con lodo proveniente de otro tanque séptico a fin de acelerar el desarrollo de los microorganismos anaeróbicos. Es aconsejable que la puesta en funcionamiento se realice en los meses de mayor temperatura para facilitar el desarrollo de los microorganismos en general.

- 21 -

2.2 Inspección y evaluación

a) Tanque séptico

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

El tanque séptico debe inspeccionarse cada año, cuando se trate de instalaciones domésticas y cada seis meses en el caso de establecimiento públicos como escuelas, industrias o comercios. Al abrir el registro del tanque séptico para efectuar la inspección o la limpieza, se debe tener el cuidado de dejar transcurrir un tiempo hasta tener la seguridad que el tanque se haya ventilado lo suficiente por que los gases que en ella se acumulan pueden causar asfixia o ser explosivos al mezclarse con el aire. Por ello nunca debe encenderse fósforo o cigarrillo cuando se apertura un tanque séptico.

Los tanques sépticos se deben limpiar antes que se acumulen demasiada cantidad de lodos y natas, ya que su presencia por encima de determinados niveles conduce a que puedan ser arrastrados a través del dispositivo de salida obturando el campo de infiltración. Cuando esto último sucede, el líquido aflora en la superficie del terreno y las aguas residuales se represan y en casos extremos el agua residual puede inundar la vivienda o a la edificación. Cuando se llega a estos extremos, no sólo es necesario limpiar el tanque séptico, sino que además será necesario construir un nuevo campo de infiltración.

El tanque séptico se ha de limpiar cuando el fondo de la capa de nata se encuentre a unos ocho centímetros por encima de la parte más baja del deflector o prolongación del dispositivo de salida o cuando la capa de lodos se encuentre a 0,30 m por debajo del dispositivo de salida.

La presencia de turbiedad en el líquido efluente con la presencia de pequeñas partículas de sólidos sedimentables es un síntoma que la nata o los lodos han sobrepasado los límites permisibles y se está afectando severamente el sistema de infiltración, por lo que deberá programarse de inmediato su limpieza, ya que el volumen ocupado por la nata y el lodo ha hecho disminuir el período de retención del agua dentro del tanque séptico conduciendo a una menor eficiencia remocional del material sedimentable. Por ello, es una buena práctica disponer de una caja intermedia entre el tanque séptico y el campo de infiltración para observar la calidad de efluente drenado por el tanque séptico.

El espesor de la nata se puede medir con un listón de madera en cuyo extremo lleve fijada una aleta articulada (véase figura 1). El listón se fuerza a través de la capa de nata hasta llegar la zona de sedimentación en donde la aleta se desplazará a la posición horizontal. Al levantar el listón suavemente, se podrá determinar por la resistencia natural que ofrece la nata, el espesor de la misma. Este mismo dispositivo puede ser empleado para determinar el nivel bajo del deflector o de la prolongación del dispositivo de salida.

- 22 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

OPS/CEPIS/05.168 UNATSABAR Figura 1 Para determinar el espesor de lodo y la profundidad del líquido, se

Figura 1

Para determinar el espesor de lodo y la profundidad del líquido, se emplea un listón de madera en cuyo extremo tenga enrollado una tela tipo felpa (material del cual se fabrican las toallas) en una longitud de aproximadamente un metro (véase figura 2). Este dispositivo se hace descender hasta el fondo del tanque a través del dispositivo de salida para evitar la interferencia de la capa de nata. Luego de mantener el listón por un minuto, se le retira cuidadosamente y las partículas de lodo quedarán adheridas sobre el enrollado de felpa, permitiendo determinar el espesor de la capa de lodos.

quedarán adheridas sobre el enrollado de felpa, permitiendo determinar el espesor de la capa de lodos.

Figura 2

- 23 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Con estas tres determinaciones: a) espesor de la capa de nata; b) espesor de la capa de lodo, y c) ubicación del nivel del deflector o prolongación del dispositivo de salida, se podrá determinar el momento de la limpieza del tanque séptico.

b) Caja de distribución

La caja de distribución debe ser inspeccionada cada tres o seis meses para observar la presencia de sedimentos que pudieran afectar la distribución del agua residual hacia los fosos o zanjas de percolación. En caso de verificarse una mala distribución de agua por la presencia de sólidos se deberá proceder a su limpieza

c) Fosas o zanjas de percolación

Las fosas o zanjas de percolación deben ser inspeccionadas periódicamente en razón que con el tiempo tiende a depositarse materias sólidas que tienden a obturar los poros del material filtrante, afectando la capacidad de tratamiento del campo de tratamiento, así como su capacidad de infiltración, lo que conduce indefectiblemente a cambiar el material filtrante o en su defecto, a la construcción de un nuevo campo de infiltración.

2.3

Limpieza

a) Tanque séptico

La limpieza inicial o el intervalo entre dos de limpieza consecutivas dependen de la intensidad de uso del tanque séptico, por que cuanto mayor es el uso, menor será el intervalo entre limpiezas. Normalmente, se recomienda limpiarlo una vez por año, pero ello depende de su diseño.

El dispositivo más empleado para la remoción del lodo del tanque séptico es el carro cisterna equipado con bomba de vacío y manguera. El retiro de los lodos se realiza hasta el momento en que se observe que el lodo se torna diluido.

En pequeñas instalaciones, la limpieza se puede ejecutar con un recipiente dotado de un mango largo para retirarlo del interior del tanque séptico o mediante una bomba manual que descargue a un recipiente o a un camión tanque.

Para facilitar el retiro de la nata, poco antes del retiro del lodo, se esparce en su superficie cal hidratada o ceniza vegetal y luego, con la ayuda de un listón de madera se procede a mezclarlo. Esto inducirá a que gran parte de la espuma se precipite e integre al lodo facilitando de esta manera su retiro. La parte remanente podrá ser retirada con la ayuda de un cucharón a través de la tapa de inspección.

- 24 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Durante la limpieza del tanque séptico, por ningún motivo se debe ingresar al tanque hasta que se haya ventilado adecuadamente y eliminado todos los gases, a fin de prevenir los riesgos de explosiones o de asfixia de los trabajadores. Cualquier persona que ingrese al interior de un tanque séptico debe llevar atada a la cintura una cuerda cuyo extremo lo mantenga en el exterior del tanque una persona lo suficientemente fuerte como para izarla en el caso de que los gases del tanque lo lleguen a afectar.

el caso de que los gases del tanque lo lleguen a afectar. Una vez retirado el

Una vez retirado el lodo, el tanque séptico no debe ser lavado o desinfectado y más bien se debe dejar una pequeña cantidad de lodo como inóculo para facilitar el proceso de hidrólisis de las nuevas aguas residuales que han de ser tratadas.

Los lodos extraídos deben ser dispuestos en una planta de tratamiento de aguas residuales para su acondicionamiento final o enterrado convenientemente en zanjas de unos 60 centímetros de profundidad.

Las personas encargadas del mantenimiento y conservación de los tanques sépticos, deberán emplear guantes y botas de hule.

b) Trampa de grasa

La trampa de grasa debe ser limpiada cada quince días o mensualmente y consistirá en el retiro del material flotante y del material sedimentable. La limpieza debe efectuarse durante las primeras horas de la mañana cuando la temperatura del aire y del agua residual alcanza sus valores más bajos lo que facilita el retiro del material graso al encontrarse solidificado.

Por ningún motivo deberá emplearse agua caliente para licuar la grasa y facilitar el drenaje hacia el tanque séptico o sistema de alcantarillado. Esta operación conduce a que al enfriarse y solidificarse el material graso se adherirá a las paredes de la tubería afectando su capacidad de conducción o incrementará la capa de espuma al interior del tanque séptico.

- 25 -

2.4 Abandono de la obra

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

En el caso de abandono de un tanque séptico, es recomendable que se le rellene con tierra o piedras para evitar que se convierta en un foco infeccioso o en madriguera de animales indeseables.

2.5 Control de calidad

El control de la calidad de las aguas residuales efluentes se ejecuta mediante la cuantificación de los lodos sedimentables ejecutado en cono Imhoff y de la carga orgánica o demanda bioquímica de oxígeno (DBO). Esta última prueba ayuda a determinar la eficiencia del proceso de tratamiento y que para el caso de los tanques sépticos está comprendida entre el 30 al 40%.

- 26 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Capítulo III. Consideraciones para la operación y mantenimiento de tanques Imhoff y lechos de secado

1.

Introducción

El tanque Imhoff o tanque de doble cámara se utiliza como unidad de tratamiento de las aguas residuales provenientes de zonas residenciales que cuentan con sistema de alcantarillado. Este tipo de tratamiento fue usado muy ampliamente antes que se hiciera común la digestión de los lodos con calentamiento en tanques separados.

Debido a su concepción y operación relativamente sencilla, los tanques Imhoff es una alternativa de tratamiento para aquellos lugares en donde no se dispone de personal muy calificado. La operación se resume en la constante remoción de las espumas, en la inversión del flujo de entrada para la distribución uniforme de los sólidos sedimentables en los extremos del digestor y en el drenaje periódico de los lodos digeridos.

El tanque Imhoff puede ser de forma rectangular o circular y no cuentan con dispositivos para el calentamiento de lodos, siendo las unidades del tipo circular empleados en el tratamiento de pequeños caudales de aguas residuales. El tanque Imhoff consta de dos partes: a) sedimentador y b) digestor de lodos. El sedimentador se ubica en la parte superior de la estructura y tiene la función de remover los sólidos sedimentables y flotantes, mientras el digestor que ocupa la parte inferior del tanque Imhoff está destinado a la estabilización anaeróbica de los lodos.

El sedimentador separa el material precipitable y flotante. El material precipitable o sedimentable se deposita en el fondo del sedimentador desde donde pasa a través de la abertura ubicada en su parte inferior hacia el digestor anaeróbico para su estabilización o mineralización, mientras que los flotantes quedaran retenidos en la superficie del sedimentador donde pantallas ubicadas a la salida impedirán el escape del referido material.

Los gases producidos como consecuencia de la digestión de los lodos ascienden a la superficie y escapan por la zona de ventilación. Por el tipo de diseño de la abertura ubicada en la parte inferior del sedimentador se impide que los gases y los sólidos arrastrados por estos gases ingresen a la cámara de sedimentación.

Los lodos mineralizados con aproximadamente 95% de humedad son dispuestos en lechos de secado como un fluido ligeramente viscoso, inodoro y de color negruzco, en donde se secan hasta alcanzar una humedad manejable que permita su aprovechamiento o disposición final. Las aguas resultantes del secado de los lodos son retornadas al sistema de tratamiento o en su defecto infiltrados en el subsuelo, evaporado o tratado en pequeñas lagunas de estabilización.

Los lechos de secado son empleados normalmente en pequeñas o medianas localidades. Cuando el lodo digerido es depositado en un lecho de secado compuesto de arena y grava, los gases tienden a escapar y hacer flotar los sólidos dejando una capa de líquido relativamente clara en la capa superior de arena la cual es drenada rápidamente por el lecho de secado. La mayor proporción de este líquido drena en menos de un día.

- 27 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Después de un corto período de tiempo, la evaporación es el factor más importante del proceso de secado del lodo. Conforme el líquido continuo infiltrándose a través de la arena y el proceso de evaporación continua, el lodo se encoge horizontalmente produciéndose rajaduras en su superficie la cual acelera la evaporación en virtud del incremento de la superficie de lodo seco expuesto al aire.

La evaporación se realiza rápidamente en lechos abiertos o cubiertos durante climas cálidos, pero mucho más lento durante las lluvias, nevadas o climas extremadamente fríos.

El lodo crudo o parcialmente digerido no se deshidrata rápidamente en los lechos de secado y la presencia de lodos frescos y grasas descargados conjuntamente con los lodos digeridos retarda seriamente el proceso de secado.

2.

Operación y control del tanque Imhoff

2.1

Arranque

Antes de poner en funcionamiento el tanque Imhoff, deberá ser llenado con agua limpia y si fuera posible, el tanque de digestión inoculado con lodo proveniente de otra instalación similar para acelerar el desarrollo de los microorganismos anaeróbicos encargados de la mineralización de la materia orgánica. Es aconsejable que la puesta en funcionamiento se realice en los meses de mayor temperatura para facilitar el desarrollo de los microorganismos en general.

facilitar el desarrollo de los microorganismos en general. 2.2 Operación a) Zona de sedimentación En el

2.2 Operación

a) Zona de sedimentación

en general. 2.2 Operación a) Zona de sedimentación En el caso que el tanque Imhoff disponga

En el caso que el tanque Imhoff disponga de más de un sedimentador, el caudal de ingreso debe dividirse en partes iguales a cada una de ellas. El ajuste en el reparto de los caudales se realiza por medio de la nivelación del fondo del canal, de los vertederos de distribución o mediante el ajuste de la posición de las pantallas del repartidor de caudal.

- 28 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

La determinación del período de retención de cada uno de los tanques de sedimentación se efectúa midiendo el tiempo que demora en desplazarse, desde el ingreso hasta la salida, un objeto flotante o una mancha de un determinado colorante como la fluoresceina.

Durante la operación del tanque Imhoff, la mayor proporción de los sólidos sedimentables del agua residual cruda se asientan a la altura de la estructura de ingreso, produciendo el mal funcionamiento de la planta de tratamiento. En el caso de tanques Imhoff compuesto por dos compartimientos, la homogenización de la altura de lodos se realiza por medio de la inversión en el sentido del flujo de entrada, la misma que debe realizarse cada semana mediante la manipulación de los dispositivos de cambio de dirección del flujo afluente.

b) Zona de ventilación

Cuando la digestión de los lodos se realiza en forma normal, es muy pequeña la atención que se presta a la ventilación. Si la nata permanece húmeda, ella continuará digiriéndose en la zona de ventilación y progresivamente irá sedimentándose dentro del compartimiento de digestión.

Se permite la presencia de pequeñas cantidades de material flotante en las zonas de ventilación. Un exceso de material flotante en estas zonas de ventilación puede producir olores ofensivos y a la vez cubrir su superficie con una pequeña capa de espuma lo que impide el escape de los gases.

Para mantener estas condiciones bajo control, la capa de espuma debe ser rota o quebrada periódicamente y antes de que seque. La rotura de la capa se puede ejecutar con chorros de agua proveniente de la zona de sedimentación o manualmente quebrando y sumergiendo la capa con ayuda de trinches, palas o cualquier otro medio.

Esta nata o espuma puede ser descargada a los lechos de secado o en su defecto enterrado o ser dispuesto al relleno sanitario. Los residuos conformados por grasas y aceites deberán ser incinerados o dispuestos por enterramiento o en el relleno sanitario.

c) Zona de digestión de lodos

La puesta en marcha del tanque Imhoff o después que ha sido limpiado, debe ejecutarse en la primavera o cercana a la época de verano. Muchos meses de operación a una temperatura cálidas es requerida para el desarrollo de las condiciones óptimas de digestión.

Drenaje de lodos Es deseable mantener el lodo el mayor tiempo posible en zona de digestión a fin de lograr una buena mineralización. Al efecto el nivel de lodo debe ser mantenido entre 0,5 y un metro por debajo de la ranura del sedimentador y en especial de su deflector.

- 29 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Es aconsejable que durante los meses de verano se drene la mayor cantidad posible de lodos para proveer capacidad de almacenamiento y mineralización de los lodos en época de invierno.

Por ningún motivo debe drenarse la totalidad de lodos, siendo razonable descargar no más de 15% de volumen total o la cantidad que puede ser aceptado por un lecho de secado.

El drenaje de lodo debe ejecutarse lentamente para prevenir alteración en la capa de lodo fresco.

2.3

Limpieza

a) Zona de sedimentación

Toda la superficie de agua del sedimentador debe estar libre de la presencia de sólidos flotantes, espumas, grasas y materiales asociados a las aguas residuales, así como de material adherido a las paredes de concreto y superficies metálicas con el cual los sólidos están en contacto.

El material flotante tiende a acumularse rápidamente sobre la superficie del reactor y debe ser removido con el propósito de no afectar la calidad de los efluentes, por lo que ésta actividad debe recibir una atención diaria retirando todo el material existente en la superficie de agua del sedimentador.

La recolección del material flotante se efectúa con un desnatador. La versión común de esta herramienta consiste de una paleta cuadrada de 0,45 x 0,45 m construida con malla de ¼” de abertura y acoplada a un listón de madera.

una paleta cuadrada de 0,45 x 0,45 m construida con malla de ¼” de abertura y

- 30 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Las estructuras de ingreso y salida deberán limpiarse periódicamente, así mismo los canales de alimentación de agua residual deben limpiarse una vez concluida la maniobra de cambio de alimentación con el propósito de impedir la proliferación de insectos o la emanación de malos olores. Semanalmente o cuando las circunstancias así lo requieran, los sólidos depositados en las paredes del sedimentador deben ser retirados mediante el empleo de raspadores con base de jebe y la limpieza de las paredes inclinadas del sedimentador debe efectuarse con un limpiador de cadena.

La grasa y sólidos acumulados en las paredes a la altura de la línea de agua deben ser removidos con un raspador metálico.

La experiencia del operador le indicará que otras actividades deben ser ejecutadas.

le indicará que otras actividades deben ser ejecutadas. b) Zona de ventilación La zona de ventilación

b) Zona de ventilación

La zona de ventilación de la cámara de digestión, debe encontrarse libre de natas o de sólidos flotantes, que hayan sido acarreados a la superficie por burbujas de gas. Para hundirlas de nuevo, es conveniente el riego con agua a presión, si no se lora esto, es mejor retirarlas, y enterrarlas inmediatamente. La experiencia indica la frecuencia de limpieza, pero cuando menos, debe realizarse mensualmente.

Generalmente se ayuda a corregir la presencia de espuma, usando cal hidratada, la cual se agrega por las áreas de ventilación. Conviene agregar una suspensión de cal a razón aproximada de 5 Kg. por cada 1000 habitantes.

- 31 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

OPS/CEPIS/05.168 UNATSABAR c) Zona de Digestión de lodos Evaluación de lodo Es importante determinar constantemente el

c) Zona de Digestión de lodos

Evaluación de lodo Es importante determinar constantemente el nivel de lodos para programar su drenaje en el momento oportuno.

Cuando menos una vez al mes, debe determinarse el nivel al que llegan los lodos en su compartimiento.

Para conocer el nivel de lodos se usa una sonda, la que hace descender cuidadosamente a través de la zona de ventilación de gases, hasta que se aprecie que la lamina de las sonda toca sobre la capa de los lodos; este sondeo debe verificarse cada mes, según la velocidad de acumulación que se observe.

Los lodos digeridos se extraen de la cámara de digestión abriendo lentamente la válvula de la línea de lodos y dejándolos escurrir hacia los lechos de secado.

Los lodos deben extraerse lentamente, para evitar que se apilen en los lechos de secado, procurando que se destruyan uniformemente en la superficie de tales lechos.

La fuga de material flotante en la salida del sedimentador será un indicio de la necesidad de una extracción mas frecuente de lodo del digestor.

Se recomienda que en cada descarga de lodos, se tome la temperatura del material que se esta escurriendo, lo mismo que la temperatura ambiente. Con esto se tiene una indicación muy valiosas de las condiciones en que se esta realizando la digestión.

- 32 -

2.4 Fallas de operación

a) Zona de sedimentación

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Caso A. Distribución de caudal no uniforme Este fenómeno puede ser notado por la presencia de una mayor turbulencia y/o

movimiento superficial del agua en la zona de ingreso del agua residual cruda o mediante la medición de la velocidad de desplazamiento del agua dentro del

sedimentador.

i. Causa

Condiciones hidráulicas inadecuadas en las estructuras de ingreso

Estructuras de ingreso o salida mal niveladas

Vertederos de entrada o salida mal niveladas.

ii. Medidas correctivas

Colocar vertederos pequeños o ajustarlos para permitir la distribución uniforme del caudal afluente.

Colocar obstáculos como pantallas, bloquetas para ajustar la distribución del caudal afluente

Ajustar los vertederos al nivel correspondiente.

Caso B. Alto contenido de sólidos en la superficie del sedimentador o en los efluentes.

i. Causa

Poca profundidad por debajo del nivel de agua de la pantalla de salida

Acumulación de cantidades excesivas de espumas en la superficie de agua, o de material adherido a las paredes del sedimentador, canales de colección o vertederos de entrada y salida.

Ascensión de sólidos a través de la ranura del sedimentador desde la cámara de digestión.

Alto contenido de sólidos en el agua residual cruda

ii. Medidas correctivas

Ampliar la profundidad de la pantalla de salida por debajo del nivel de agua hasta alcanzar buenos resultados.

Remover el material flotante con mayor frecuencia y en forma completa

Drenar los lodos del tanque de digestión hasta una altura que impida su paso al sedimentador.

Evitar un exceso de la capa de material flotante y de espuma en la zona de ventilación. El exceso puede forzar a que los lodos pasen al sedimentador a través de la abertura de fondo.

- 33 -

b) Zona de ventilación

Caso A. Acumulación excesiva de espumas.

i. Causa

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Presencia de grandes cantidades de material flotante ligero tales como sólidos flotantes que forman las natas y la presencia de grasas o aceites.

ii. Medidas correctivas

Remover parte de las espumas siempre que el gas y el lodo sea forzado a salir a través de la ranura de fondo del sedimentador.

c) Zona de Digestión de lodos

Caso A. Presencia de espuma

i. Causas

Generalmente el espumeo se caracteriza por la presencia de una gran cantidad de material de baja densidad que asciende a la superficie en la zona de ventilación y es

causado por las altas tasas de digestión como consecuencia del incremento de la temperatura, conduciendo a que flote material sin digerir.

El fenómeno también puede presentarse por la fermentación ácida de los lodos, así como por:

Inicio de la operación de la nueva planta con grandes cantidades de material sedimentable y sin presencia de suficiente "inóculo"

Incremento de la temperatura del lodo en la zona de digestión durante la primavera o el verano luego del período de invierno.

Presencia de grandes cantidades de materia orgánica en las aguas residuales

ii. Medidas correctivas

Iniciar la operación del tanque Imhoff en primavera o verano.

Drenar la mayor cantidad posible de lodos durante el otoño, para permitir suficiente período de digestión durante el invierno.

Drenar frecuentemente pequeñas cantidades de lodos pero manteniendo lo suficiente como para permitir una buena digestión del lodo fresco.

En cuanto al espumeo, ello puede ser corregido por :

Rotura de las capas de material flotante presente en las ventilaciones utilizando chorros de agua. El agua puede provenir de la zona de sedimentación.

Rotura manual de la capa de espuma como para permitir el escape de los

gases Adición de cal hasta ajustar el pH a 7,0 ó ligeramente por encima de este valor. Al efecto deben tomarse muestras de lodos a diferentes alturas con el propósito de cuantificar la cantidad de cal necesaria. La cal se añade bajo la forma de lechada a todo lo largo de la zona de ventilación de manera de ejecutar una distribución uniforme del producto químico.

- 34 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Caso B. El lodo no fluye a través de la tubería de drenaje. i. Causas

Lodo muy viscoso

Obstrucción de la tubería por arenas, lodo compactado, trapos, sólidos voluminosos, etc.

ii. Medidas correctivas

A través de la tubería de ventilación introducir una varilla hasta el fondo del tanque y sondearlo hasta lograr la licuefacción del lodo.

Insertar una manguera contra incendio con su respectiva boquilla hasta el fondo de la tubería y soltar agua a presión.

Revisar el espejo de la válvula de drenaje

Remover el lodo viscoso del área cercana al ingreso a la tubería de drenaje con ayuda de una bomba de aire.

Cuando existen grandes cantidades de arena es necesario desaguar el tanque por bombeo con el fin de removerlos.

3.

Operación y control de lechos de secado

3.1

Preparación del lecho de secado

Los lechos de secado deben ser adecuadamente acondicionados cada vez que vaya a descargarse lodo del digestor. La preparación debe incluir los siguientes trabajos:

a) Remover todo el lodo antiguo tan pronto como se haya alcanzado el nivel de deshidratación que permita su manejo. El lodo deshidratado con un contenido de humedad no mas del 70% es quebradizo, de apariencia esponjosa y fácilmente hincable con tridente

b) Nunca añadir lodo a un lecho que contenga lodo

c) Remover todas las malas hierbas u otros restos vegetales.

d) Escarificar la superficie de arena con rastrillos o cualquier otro dispositivo antes de la adición de lodo. Esto reduce la compactación de la capa superficial de arena mejorando la capacidad de filtración

de lodo. Esto reduce la compactación de la capa superficial de arena mejorando la capacidad de

- 35 -

3.2 Reemplazo de la capa de arena

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Periódicamente debe ser reemplazado la capa de arena hasta alcanzar su espesor original. Una parte de la capa de arena se pierde cada vez que se remueve el lodo seco. La arena que se utilice para reponer el espesor original debe ser de la misma característica que la especificada en su construcción.

característica que la especificada en su construcción. 3.3 Calidad del lodo digerido El lodo a ser

3.3 Calidad del lodo digerido

El lodo a ser descargado a los lechos de secado debe estar adecuadamente digerido. Lodos pobremente digeridos son ofensivos a los sentidos especialmente al olfato y el proceso de secado es sumamente lento. Así mismo, el lodo que ha permanecido en el digestor mayor tiempo del necesario también tiene un proceso de secado muy lento. Es decir, que los dos extremos, la pobre digestión o un tiempo de digestión mayor al necesario son perjudiciales.

Los aceites, grasas y otros residuos oleosos obturarán los poros de la arena y no deben ser descargados a los lechos de secado.

Muestras de lodos deberán ser examinados antes de proceder a su descarga para determinar si las características son las mas adecuadas. Entre ellas se tiene:

Características físicas: El lodo debe ser examinado para determinar su color, textura y olor. Estos son excelentes indicadores del estado de digestión de los lodos.

Volumen a remover: El volumen removido debe ser calculado y registrado para determinar la capacidad de digestión y evaluar la cantidad de sólidos fijos y volátiles removidos del sistema. El volumen removido puede ser calculado rápidamente a través de la determinación del volumen ocupado por el lodo en el lecho de secado.

Sólidos totales. La concentración de sólidos como medida del contenido de sólidos totales, indica la capacidad de retención de agua por parte del lodo y el grado de compactación.

- 36 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Porcentaje de materia volátil. Esta prueba indica el grado el nivel de degradación de la materia orgánica

Valor de pH.- El valor de pH del lodo digerido debe ser próximo a 7.0, mientras que lodos con valores de pH menor a 7.0 indica que requiere mayor tiempo de digestión y que no está listo para ser secado.

3.4 Descarga del lodo digerido

El lodo debe ser descargado del digestor a una tasa bastante alta a fin de mantener limpia la tubería de descarga hacia el lecho de secado. La presencia de material compactado, incluida la arena en el tubo de descarga puede requerir el sondeo o la necesidad de efectuar un retrolavado. Al inicio del proceso de drenaje de lodos, la válvula debe ser abierta totalmente y una vez que el flujo se estabilice, la válvula debe ser cerrada hasta obtener un flujo regular. El drenaje de lodo debe prolongarse hasta haber purgado la cantidad prevista de lodo.

Luego de la descarga de lodo al lecho de secado, debe drenarse la tubería y luego lavarse con agua. Esto no sólo previene la obturación de la tubería, sino que también evita la generación de malos olores o gases por la descomposición del lodo acumulado en la tubería de descarga.

Se debe tener mucho cuidado con los gases por que cuando se mezclan con el aire forman una mezcla altamente explosiva. La presencia de fuego directo o de operadores con cigarrillos debe ser prohibido cuando se drene los lodos hacia los lechos de secado.

3.5 Profundidad del lodo

El espesor de la capa lodo a ser depositado sobre el lecho de secado no debe ser

Con buenas condiciones ambientales y un buen

lecho de secado, un lodo bien digerido, deberá deshidratarse satisfactoriamente y estar listo para ser removido del lecho de secado entre una a dos semanas. Lodos con alto contenido de sólidos puede requerir hasta tres semanas o más a menos que se descargue capas de lodo menos profundas.

mayor a 0,30 m e idealmente de 0,25 m

Normalmente, el volumen de lodos se reduce un 60% o más por medio de este método de deshidratación.

3.6 Remoción del lodo de los lechos de secado

El mejor momento para retirar los lodos de los lechos de secado depende de:

La adecuada resquebrajadura del lodo. La necesidad de drenar un nuevo lote de lodos del digestor. Contenido de humedad de los lodos en el lecho de secado.

- 37 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

El lodo seco puede ser retirado por medio de pala o tridente cuando el contenido de humedad se encuentra entre el 70 y 60%. Pero si se deja secar hasta el 40% de humedad, el peso será la mitad o la tercera parte y se podrá ser manejado más fácilmente.

a) Herramientas requeridas

Una de las mejores herramientas es la pala plana y el tridente. Con el tridente, el lodo seco puede ser removido con mucha menor pérdida de arena que con la pala. En todo caso, siempre será necesario reponer la arena perdida que se adhiere en el fondo de la capa de lodo seco.

Un equipo de gran ayuda es la carretilla para retirar el lodo al punto de disposición final, para lo cual se deben colocar tablas para facilitar el desplazamiento de la carretilla.

b) Disposición

El lodo removido de los lechos de secado puede ser dispuesto en el relleno sanitario o almacenado por un tiempo para lograr una mayor deshidratación y de esta manera un menor volumen y peso que facilite el transporte hacia el lugar de disposición final.

4.

Personal

El personal requerido para operar y mantener una planta de tratamiento de aguas residuales del tipo tanque Imhoff depende de su capacidad. En línea general, el personal a ser considerado deberá estar compuesto por un operador y su ayudante. En plantas pequeñas basta de un operador a tiempo parcial.

Adicionalmente, se requiere de personal de apoyo para la realización de análisis físico, químico o bacteriológico o de personal auxiliar para reparaciones menores como mecánico o electricista.

a) Descripción de funciones

Operador

El operador deberá ejecutar las acciones siguientes:

- Limpiar la cámara de rejas tanto al ingresar como al terminar su turno de trabajo.

- Retirar el material flotante que pudieran estar presentes en la superficie del tanque Imhoff.

- Disponer adecuadamente los desechos retenidos en la cámara de rejas y los retirados de la superficie del tanque Imhoff.

- Drenar periódicamente el lodo del tanque Imhoff hacia los lechos de secado.

- Conjuntamente con su ayudante limpiar los lechos de secado y poner los lodos secos adecuadamente y lejos de la planta de tratamiento.

- 38 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

- En coordinación con su ayudante mantener en buen estado los alrededores de la planta de tratamiento.

- Inspeccionar todos los días el buen funcionamiento del proceso de distribución de las aguas residuales crudas a cada uno de los compartimientos del tanque Imhoff.

- Ejecutar otras actividades que le ordene su superior.

b) Cualidades mínimas

- Educación primaria.

- Certificado de la Policía de Investigaciones del Perú de no tener antecedentes policiales.

- Aptitud para el tipo de trabajo.

- Coordinación motora.

- Coordinación visual.

- Sociable.

- Habilidad para con los números.

5.

Programa de pruebas de laboratorio y campo

5.1

Control de procesos

a) Rejas. Determinar el volumen o peso de sólidos retenidos por las rejas para lo cual se usará un recipiente de 20 litros con el fin de almacenar temporalmente, medir y transportar los residuos al lugar de disposición final. Los resultados obtenidos deberán ser vertidos a una ficha de registro.

b) Tanque Imhoff. Cuantificar el volumen o peso del material flotante para lo cual deberá usarse un recipiente similar al empleado para almacenar los residuos de las rejas. Los resultados obtenidos deben ser vertidos a una ficha de registro.

Además deben realizarse las pruebas siguientes:

- pH de las aguas afluentes.

- pH de las aguas del digestor anaeróbico.

- Profundidad de lodos.

c) Lecho de secado. Evaluar el grado de avance de la deshidratación para determinar el momento de la limpieza y el mantenimiento del lecho de secado. Adicionalmente, medir la humedad del lodo húmedo y seco.

d) Afluente (crudo) y efluente de tanque Imhoff. Las determinaciones a ser realizadas son:

- Demanda bioquímica de oxígeno

- 39 -

- Valor de pH

- Coliformes totales

- Coliformes termotolerantes

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Las muestras de agua de los afluentes (crudo) y de los efluentes del tanque Imhoff se deberán tomar en el momento más representativo y que por lo general se presenta entre las 10 y 13 horas.

5.2 Frecuencia

La frecuencia de los análisis se determinará de acuerdo al comportamiento de la planta de tratamiento, recomendándose tentativamente lo siguiente:

a) Rejas Volumen de sólidos

b) Tanque Imhoff Volumen de sólidos Profundidad de lodos pH de las aguas afluentes pH de las aguas del digestor

c) Lecho de secado Humedad

interdiario o semanal

interdiario o semanal interdiario quincenal diario

Luego de cuarteado el lodo

d) Afluente (crudo) y efluente de tanque Imhoff Demanda bioquímica de oxigeno quincenal

Valor de pH

quincenal

Coliformes totales

quincenal

Coliformes termotolerantes

quincenal

5.3 Preservación

Los análisis deben ejecutarse inmediatamente después de tomada la muestra y si el tiempo fuera mayor a las cuatro horas y menor a doce horas, se preservaría mediante refrigeración. Toda muestra que haya sobrepasado estas limitaciones deberá ser descartada, procediéndose a la toma de nuevas muestras.

6.

Registros, operaciones y reportes periódicos

6.1

Registro mensual

Es necesario que el operador registre cada mes los siguientes datos:

- 40 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

a) Consumo de energía

b) Características físico-químico-bioquímico y bacteriológicas. Afluentes (crudos) Efluente del tanque Imhoff Humedad del lodo

c) Volumen o peso de sólidos. Afluente (crudos) Tanque Imhoff Lechos de secado

d) Población servida y población total

6.2 Reportes periódicos

A su vez, de ser posible debe preparar reportes anuales considerando los siguientes aspectos:

a) Resumen anual de los datos operativos.

b) Resumen anual de los datos de mantenimiento.

c) Costos de personal de operación y mantenimiento.

d) Costos de materiales varios (limpieza, laboratorio, insumos etc.).

e) Registro de trabajo de personal.

f) Operación de emergencia.

Todos estos registros tienen como objetivo evaluar la eficiencia de los dos principales procesos de tratamiento, lo que permitirá mejorar y optimizar la operación y mantenimiento de la planta en general.

6.3 Formato de registro de análisis

Los datos de campo así como de laboratorio deberán reportarse en formatos simples y los resultados transferidos a hojas resumen con el fin de evitar confusión por exceso de papeles.

7.

Riesgo para el personal

7.1

Peligro con instalaciones eléctricas

Previo al desmontaje de cualquier equipo eléctrico, deberá cortarse el suministro eléctrico correspondiente al equipo. Por ningún motivo se manipulará equipos eléctricos con las manos húmedas.

7.2 Enfermedades de origen hídrico

El operador, auxiliar o cualquier otra persona que trabaje en la planta de tratamiento, al final de cada jornada deberá lavarse cuidadosamente las manos y la cara. De ser posible

- 41 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

deberá tomar baño con jabón desinfectante. El mismo cuidado deberá tenerse a la hora de refrigerio.

7.3 Equipo de seguridad

a)

Operador

Casco

Guantes

Botas de jebe

Mameluco

Adicionalmente, deberá existir en el lugar un botiquín de primeros auxilios.

- 42 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Capítulo IV. Consideraciones para la operación y mantenimiento de lagunas de estabilización

1. Introducción

Las lagunas de estabilización cuando están apropiadamente diseñadas, construidas y mantenidas, con un sistema adecuado en el tratamiento de las aguas residuales tienen la característica de poseer una alta capacidad de remoción de carga orgánica y biológica, y además que no afecta al medio ambiente ni producen problemas a la comunidad. Las lagunas de tratamiento bien mantenidas pueden funcionar satisfactoriamente y sin problemas durante muchos años; sin embargo, el potencial de máxima utilidad de un sistema de lagunas de estabilización, es obtenido solamente a través de un adecuado mantenimiento realizado por operadores debidamente capacitados.

Un buen mantenimiento se justifica de muchas formas, acredita al operador y subordinados ante la comunidad, presenta una imagen positiva de la Empresa Prestadora de Servicios y provee tratamiento a un mínimo costo y por largos períodos de tiempo, sin gravar la tarifa del servicio. Por otro lado, una laguna facultativa o de maduración mal mantenida puede llenarse de maleza, cubrirse de natas y desarrollar malos olores, conjuntamente con la proliferación de vectores tales como roedores y mosquitos suscitando la protesta de la población.

2.

Tratamiento del agua residual en lagunas de estabilización

2.1.

Biomasa de las lagunas de estabilización

Como todo sistema de tratamiento biológico de aguas residuales, el funcionamiento de las lagunas está basado en una acción biológica similar a la que se presenta en forma natural en los cuerpos de agua. Los organismos necesarios para la estabilización de la materia orgánica, normalmente no se encuentran presentes en grandes cantidades en las aguas residuales crudas como para consumir o degradar la materia orgánica presente en ellas, por lo que en la planta de tratamiento de aguas residuales deberán existir las condiciones ambientales necesarias como para que los microorganismos puedan crecer en suficiente cantidad y estén en condiciones de degradar rápidamente la materia orgánica presente en el agua residual cruda.

Las lagunas de estabilización son colonizadas naturalmente por una gran variedad de organismos, la mayor parte de ellos invisibles al ojo humano. Los principales grupos encontrados son:

- 43 -

2.1.1. Bacterias

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

Compuesto por microorganismos que pueden asimilar la mayor parte de la materia orgánica. Ellos eliminan al medio ambiente productos de descomposición bajo la forma de dióxido de carbono, metano y material soluble. Existen dos tipos de bacterias:

Anaeróbicas que pueden desarrollarse en ausencia de oxígeno; y

Aeróbicas que necesitan oxígeno para vivir.

En las lagunas de estabilización del tipo facultativo, las primeras son encontradas en las capas más profundas y en el lodo, mientras que las bacterias aeróbicas predominan en las capas superficiales de la laguna. En el caso de las lagunas facultativas, el oxígeno necesario para la respiración de las bacterias es suministrado principalmente por la actividad fotosintética de las algas y en menor grado por la acción del viento. En cambio, en el caso de las lagunas anaeróbicas, las bacterias encargadas del desdoblamiento de la materia orgánica, obtienen el oxígeno a partir de los compuestos orgánicos, lo que normalmente conduce a la generación de sustancias como hidrógeno sulfurado, amoníaco, mercaptanos, índoles entre otros compuestos mal olientes.

2.1.2. Algas

Las algas son plantas microscópicas y como toda planta contiene clorofila y a ellas se debe el color verde de las lagunas aeróbicas y facultativas. La clorofila hace posible el uso de la luz solar como fuente de energía y a este proceso se le conoce como fotosíntesis. Las algas durante la luz del día asimilan el bióxido de carbono y las sales minerales del agua para producir oxígeno y liberarlo dentro de la masa de agua de la laguna aeróbica y facultativa.

De esta manera, las algas son las principales productoras de oxígeno en las lagunas de estabilización del tipo aeróbica y facultativa, y esta producción tiene lugar en la capa superficial del agua comprendida entre los 20 a 50 cm.

En el caso de las lagunas anaeróbicas, por la alta carga orgánica y la presencia de sustancias inhibidoras, no es posible la supervivencia ni la reproducción de las algas, por lo que al no existir acción fotosintética no es posible la presencia oxígeno y por ende de las bacterias aeróbicas, predominando en el reactor condiciones de anaerobicidad.

2.1.3. Zooplakton

Este término designa a todos los animales pequeños o microscópicos que viven en las lagunas estabilización y compuestos por microcrustáceos tales como la daphnia que se alimenta por filtración de los sólidos suspendidos como es la materia orgánica, bacterias y algas. Cuando ellos se desarrollan en estaciones cálidas y en lagunas de baja carga, su actividad puede ser muy intensa contribuyendo particularmente a la remoción de la carga orgánica y a clarificar el agua. Bajo condiciones extremas puede conducir al desbalance en

- 44 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

el suministro de oxígeno afectando el funcionamiento de las lagunas facultativas o de maduración como consecuencia de la falta de algas.

2.1.4. Macrophyta

Este término se aplica a todas las plantas acuáticas presentes en las lagunas de estabilización y se definen dos tipos:

Plantas radiculares, con raíces enterradas y que sirve de soporte a bacterias, algas y zooplakton.

Plantas flotantes, tales como la lemna y el jacinto acuático que colonizan la superficie de las lagunas.

de

purificación, asimilando el nitrógeno y el fósforo en particular, pero su excesiva proliferación puede alterar el correcto funcionamiento de las lagunas de estabilización.

Ambos

tipos

de

plantas

juegan

un

papel

muy importante

en

el

proceso

2.2. Mecanismos de purificación

La carga orgánica es descompuesta de diversas maneras y está íntimamente interrelacionado y tienen efectos complementarios. En la figura 3.1 se presenta en forma gráfica los mecanismos de purificación de las aguas residuales crudas por medio de lagunas de estabilización. Los compuestos de utilidad en el tratamiento de las aguas residuales son:

2.2.1. Sales minerales

Pequeñas cantidades de sales minerales son asimiladas por los diversos microorganismos tales como algas, bacterias, protozoos, helmintos, así como por el fitoplankton que pudiera desarrollarse en las aguas de las lagunas de estabilización.

2.2.2. Materia orgánica

La materia orgánica disuelta en el agua es descompuesta por las bacterias, propiciando el desarrollo de las mismas, los que a su vez sirven de alimento al zooplankton. En el caso de las lagunas de estabilización del tipo facultativa, los compuestos orgánicos e inorgánicos producidos por la descomposición de las bacterias contribuyen al crecimiento de las algas.

2.2.3. Sólidos suspendidos

Del total de sólidos suspendidos que contiene el agua residual cruda, una parte tiende a sedimentar en el fondo de las lagunas en donde queda retenido y otra parte queda en suspensión y es asimilada por las bacterias y el zooplakton. El sedimento es biológicamente activo, por lo que el proceso de estabilización de la materia orgánica continúa a este nivel y en forma independiente de lo que sucede en la fracción líquida. Una

- 45 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

parte importante de la fracción soluble que se produce en el sedimento se difunde hacia la columna de agua en donde se integra a la existente.

La naturaleza de los sólidos suspendidos presentes en los efluentes de las lagunas de estabilización, son diferentes a los encontrados en las aguas residuales crudas y están representados principalmente por pequeñas cantidades de materia orgánica suspendida, bacterias, algas y zooplakton.

- 46 -

OPS/CEPIS/05.168

UNATSABAR

OPS/CEPIS/05.168 UNATSABAR - 47 -

- 47 -

3.

Personal, responsabilidades y equipamiento administrativo

3.1. Personal necesario

En la determinación del personal para la operación y mantenimiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales se debe tener en cuenta el tamaño de la instalación, los procesos de tratamiento y el tipo de desecho a ser tratado. Todo esto con la única finalidad que la planta de tratamiento de aguas residuales opere con el personal idóneo y de manera adecuada y que además presenten las mejores condiciones técnicas, estéticas y operacionales.

Al efecto, en el cuadro 3.1 se presenta los requerimientos de personal para las actividades de operación y mantenimiento y para diferentes capacidades de plantas de tratamiento de aguas residuales. Sin embargo, no se descarta la posibilidad de la necesidad de contratar con personal adicional para labores complementarias y/o especiales, principalmente durante las épocas de retiro del lodo.

Cuadro 3.1. Personal necesario para la gestión de lagunas de estabilización*

Personal

 

Población servida

 

10.000

25.000

50.000

100.000

250.000

Jefe de planta

--

--

1

1

1

Operador

--

1

2

2

2

Electromecánico

--

--

--

1

1

Laboratorista

--

1

1

1

2

Obrero

1

2

4

6

10

Chofer

--

1

1

1

2

Vigilante

1

1

1

3

5

Total

2

6

10

15

23

* Notes on the design and operation of waste stabilization ponds in warm climates of developing countries

3.2.

Descripción de responsabilidades

3.2.1.

Jefe de planta

Las labores del Jefe de Planta se orientarán a la verificación que los procesos biológicos de tratamiento de las aguas residuales que se realicen a plenitud, así como a la coordinación de las actividades que deberán llevar adelante el grupo de operadores y obreros. Las funciones que deberán desempeñar son las siguientes:

Administrar y dirigir las acciones de operación y mantenimiento de la planta de tratamiento de aguas residuales, y como tal, ejercita autoridad directa sobre todo al personal bajo su responsabilidad.

Elaborar el programa de operación, mantenimiento y seguridad de la planta de tratamiento de aguas residuales.

- 48 -

Coordinar con el profesional encargado del laboratorio en los aspectos relativos al control de la calidad de las aguas residuales crudas y tratadas.

Coordinar con el departamento de alcantarillado de la empresa en los aspectos relativos a la descarga de efluentes industriales y comerciales que puedan afectar la tratabilidad de las aguas residuales y por lo tanto el buen funcionamiento de la planta de tratamiento.

Informar periódicamente al nivel directivo de la empresa, a través de la Gerencia de Operaciones, sobre la administración, operación, mantenimiento y calidad de los efluentes de la planta de tratamiento de aguas residuales.

Coordinar con la Gerencia de Operaciones, la consecución de los recursos necesarios para una adecuada operación y mantenimiento, en lo relativo a:

- Requerimientos de personal;

- Suministro oportuno de piezas y equipos necesarios para el mantenimiento preventivo de las unidades en general;

- Suministro oportuno de materiales para la operación y mantenimiento de la planta de tratamiento de aguas residuales en general; y

- Vehículos y transporte.

Planificar los programas de monitoreo, evaluación e investigación en la planta de tratamiento de aguas residuales.

Procesar los registros operacionales para el control de los procesos de tratamiento de la planta.

Elaborar periódicamente los informes relativos a la administración, operación y mantenimiento de la planta de tratamiento.

Supervisar el cumplimiento del programa de operación, mantenimiento y seguridad de la planta de tratamiento de aguas residuales.

Supervisar la buena presentación de la planta de tratamiento de aguas residuales, principalmente en lo que respecta al manteniendo de los jardines, orden de los equipos y sobre todo, la pulcritud integral de la instalación de modo que de crear una buena impresión a los visitantes.

Capacitar al personal que laborará en la planta de tratamiento en lo referente a labores de operación, mantenimiento y seguridad, así como de sus responsabilidades.

- 49 -

Mantener la buena imagen de la institución y colaborar con el Departamento de Relaciones Públicas de la empresa, así como atender y guiar a las personas que visitan las instalaciones de la planta de tratamiento.

Otros que la Gerencia de Operaciones determine.

3.2.2.

Operador

Dentro de las actividades a ser desarrolladas por los operadores se encontrarán:

Coordinar las actividades de su responsabilidad con el Jefe de Planta.

Cumplir y supervisar el cumplimiento de todas las labores de operación y mantenimiento especificadas para la planta de tratamiento, y como tal, ejercitar autoridad directa sobre todos los obreros.

Registrar adecuadamente en los respectivos formularios, los datos operacionales de la planta de tratamiento en lo referente a caudal, temperatura, pH, oxígeno disuelto, etc. en los puntos determinados en el programa de monitoreo, así como las observaciones visuales.

Registrar los volúmenes de sólidos retenidos en las rejas y en las lagunas de estabilización con la finalidad de optimizar los tiempos de almacenamiento y evacuación de los mismos.

Colaborar en la toma de muestras de aguas residuales en los lugares de muestreo determinados en el programa de monitoreo.

Supervisar el funcionamiento del sistema de desinfección de las aguas residuales tratadas.

Operar los limnígrafos para de medición de nivel de agua en las lagunas y los equipos de toma de muestra.

Supervisar la manipulación de las compuertas de ingreso a la planta de pretratamiento y de los dispositivos de distribución de las aguas residuales a las diferentes lagunas de estabilización.

Supervisar la limpieza de las cribas en las horas de mayor o menor volumen de sólidos retenidos.

Informar al Jefe de Planta sobre los problemas que se susciten en los diferentes procesos de tratamiento con la finalidad de tomar las medidas correctivas del caso.

- 50 -

Colaborar con el personal responsable en las labores de evaluación e investigación emprendidas en la planta de tratamiento de aguas residuales.

Garantizar la seguridad de equipos y herramientas para lo cual será el encargado de abrir y cerrar el almacén.

Supervisar las labores realizadas por los obreros y asesorar a los mismos.

Otros que el Jefe de Planta determine.

3.2.3. Electromecánico

Dentro de las actividades a ser desarrolladas por el electromecánico se encontrarán:

Realizar el mantenimiento preventivo de los equipos eléctricos, electromecánicos y mecánicos de la planta de tratamiento manteniendo un registro de incidencias.

En lo posible, realizar el mantenimiento correctivo de todos los equipos electromecánicos de la planta de tratamiento, siempre que sea viable realizarlo con los recursos existentes, o en caso contrario, colaborar con el equipo encargado de su ejecución.

Realizar el mantenimiento preventivo y correctivo de las redes de alimentación y distribución de energía eléctrica al interior de la planta de tratamiento de aguas residuales.

Mantener en buenas condiciones operativas las redes de iluminación al interior de la planta de tratamiento de aguas residuales, así como de las instalaciones auxiliares y las oficinas.

Mantener informado al Jefe de Planta sobre la disponibilidad y requerimientos de piezas de recambio y materiales básicos requeridos para el adecuado mantenimiento de los equipos eléctricos, electromecánicos y mecánicos de la planta de tratamiento, a fin de garantizar la continuidad de su funcionamiento.

Realizar el inventario inicial de todos los equipos eléctricos, electromecánicos y mecánicos de la planta de tratamiento, así como actualizarlo periódicamente.

Otros que el Jefe de Planta determine.

3.2.4. Laboratorista

Dentro de las actividades a ser desarrolladas por el laboratorista se encontrarán:

- 51 -

Realizar las determinaciones analíticas relacionadas con el control operacional de las lagunas de estabilización.

Cumplir con el programa de monitoreo, evaluación o investigación definido por el Jefe de Planta.

Registrar y archivar adecuadamente los resultados de los análisis realizados a las muestras de aguas residuales tomadas en el marco del programa de monitoreo, evaluación o investigación.

Solicitar oportunamente los equipos, insumos, etc. para la realización de las determinaciones analíticas programadas.

Tomar las muestras de aguas residuales en los lugares de muestreo determinados en el programa de monitoreo, evaluación o investigación.

Informar al Jefe de Planta sobre los resultados de las pruebas analíticas en general y en especial, cuando se determine o sospeche la existencia de algún problema que pudiera afectar el buen funcionamiento de la planta de tratamiento de aguas residuales.

Colaborar con el personal responsable en las labores de control de la calidad de las aguas residuales.

Coordinar con el Jefe de la Planta y el Jefe del Laboratorio lo relacionado al control de la calidad de las aguas residuales crudas y tratadas.

Otros que el Jefe de Planta determine.

3.2.5.

Obreros

Dentro de las actividades a ser desarrolladas por los obreros se encuentra:

Participar activamente en todas las labores de mantenimiento de la planta de tratamiento de aguas residuales en lo que respecta a:

- Mantener limpias todas las estructuras de llegada de aguas residuales incluyendo la cámara de rejas y medidores de caudal;

- Mantener limpias las crestas de los diques, vías de acceso y vías interiores a la planta de tratamiento;

- Realizar la limpieza y mantenimiento de los taludes de los diques;

- Realizar la limpieza y mantenimiento de los jardines ornamentales ubicados al ingreso de la planta de tratamiento y de los que rodean a las oficinas;

- Limpiar los alrededores de las edificaciones de la planta de tratamiento de aguas residuales;

- 52 -

- Retirar las natas de la superficie de agua de las lagunas facultativas

- Retirar el material u objetos que interfieren en la distribución de las aguas residuales crudas o tratadas;

- Limpiar y guardar cuidadosa y correctamente el equipo de trabajo concluida las actividades diarias:

- Apoyar en la toma y transporte de muestras de aguas residuales; y

- Apoyar en el transporte de materiales y herramientas de trabajo.

Comunicar al Operador de turno cualquier problema que pudiera presentarse en las estructuras de pre-tratamiento y en cualquier otro lugar de la planta de tratamiento, de modo que se tomen oportunamente las medidas correctivas necesarias;

Comunicar al Operador de turno sobre cualquier cambio en el aspecto de las lagunas, así como del color de las mismas, para que se tomen las medidas correctivas necesarias; y

Mantener en estado de pulcritud toda las instalaciones que conforman la planta de tratamiento de aguas residuales.

Otros que el Operador determine.

3.3. Requerimientos administrativos

Para el desarrollo de las funciones administrativas, la planta de tratamiento deberá contar con el siguiente equipamiento:

Ο Oficina del Jefe de Planta:

- Escritorio con su respectivo sillón.

- Computadora e impresora con su respectivo mueble.

- Teléfono.

- Radio transmisor (walkie talkie).

- Muebles diversos (archivadores, estantes, etc.).

Ο Laboratorio de la planta de tratamiento:

- Mesa con cajones y divisiones para guardar los equipos, cristalería y reactivos.

- Taburetes.

- Archivador.

- Destilador de agua.

Equipo de laboratorio para la determinación de:

- Oxígeno disuelto.

- Sólidos sedimentables.

- Temperatura.

- Valor de pH.

- 53 -

Ο Comedor de personal obrero:

- Mesa de comedor.

- Banca.

- Repostero.

- Cocinilla eléctrica.

- Refrigeradora.

3.4.

Documentación requerida por el jefe de planta

La documentación con que debe contar la jefatura de la planta estará conformada

por:

 

Memoria técnica del proyecto.

Un juego completo de planos de construcción.

Especificaciones técnicas constructivas.

Especificaciones técnicas de los equipos en general.

Material bibliográfico relacionado con los procesos de tratamiento con que cuenta la planta de tratamiento de aguas residuales.

3.5.

Equipo de trabajo

En los cuadros 3.2 y 3.3 se presenta un listado de herramientas básicas para los

obreros y operadores responsables de la operación y mantenimiento de la lagunas de

estabilización

para el mejor cumplimiento de las funciones de los operadores y obreros.

A su vez en el cuadro 3.4 se presenta un listado de los equipos requeridos

Cuadro 3.2- Herramientas para personal obrero.

Herramientas

Cantidad

Carretilla de Mano Pala Pico Podadora Rastrillo Soga nylon de ½” Desnatador de 12” de diámetro (malla metálica de 3 mm de abertura) con asa metálica de 2 m de largo

1/cada 2 obreros

1/obrero

1/obrero

1/obrero

1/obrero

20 m/cada 2 obreros 1/cada 2 obreros

Cuadro 3.3.- Equipos requeridos por operadores*

Herramientas

Cantidad

Potenciómetro (medidor de pH) Medidor de O.D. con termistor Walkie talkie

2

unid

2

unid

2

unid

* Se considera una unidad de reserva

- 54 -

Cuadro 3.4. Equipo de apoyo.

Herramientas

Cantidad

Manguera de 1”de diámetro Motobomba Bote a remos

200 m

1 unid

1 unid

3.6. Requerimientos complementarios

Adicionalmente, se requiere disponer de facilidades complementarias para la buena operación y mantenimiento de las lagunas de estabilización como son:

3.6.1. Abastecimiento de agua potable

Es importante considerar el suministro de agua potable para la atención de los servicios higiénicos de los diferentes ambientes de la planta de tratamiento. En caso de no poder ser abastecido por la red de suminstro públio puede efectuarse mediante camión cisterna.

3.6.2. Residuos sólidos

Todo el material retenido en las rejas y desarenador deberá ser retirado y depositado en un contenedor. El material retenido en las estructuras de distribución y el material flotante de las lagunas de estabilización (natas, espumas y otros) deberán ser depositados inicialmente en cilindros y finalmente en los contenedores del servicio municipal de limpieza pública. En función de la capacidad de los contenedores de residuos sólidos, tasa de descomposición de la materia orgánica y nivel de producción de olores, se definirá el ciclo de recolección y disposición final de estos residuos sólidos.

La planta debería contar con un microrelleno sanitario donde serían depositados el material retenido en las rejas, desarenador y material flotante, donde se les cubriria con cal, generalmente esto se hace para evitar la presencia de malos olores y moscas en el lugar o en todo caso establecer una estrecha coordinación con el servicio municipal de recolección de residuos sólidos para determinar la frecuencia de recolección.

Auxiliarmente, se podrá disponer de un contenedor para depositar residuos, que por sus características no presentan problemas de olores una vez almacenados, tales como:

residuos provenientes del mantenimiento de espacios verdes, desechos de oficina, limpieza de vías de acceso y diques, etc.

3.6.3. Productos químicos

Probablemente, los productos que más se vayan a emplear en el tratamiento de las aguas residuales es la cal viva. Este producto servirá para controlar los malos olores que pudieran generarse como consecuencia del almacenamiento de los residuos sólidos procedentes de la cámara de rejas, estructuras de reparto y lagunas de estabilización.

- 55 -

4.

Puesta en marcha de las lagunas de estabilización

4.1. Generalidades

El llenado de las lagunas de estabilización deberá realizarse preferentemente en época de verano en donde las temperaturas y las tasas de reacción bioquímica son más altas, todo lo cual facilitará el rápido desarrollo de la biomasa y la estabilización de la materia orgánica en el reactor biológico. El llenado de la planta de tratamiento deberá efectuarse empleando agua residual cruda.

4.2. Aspectos previos

Antes de iniciar el llenado de las lagunas de estabilización, será necesario verificar que no existan fisuras al interior de las lagunas por donde podría infiltrarse el agua residual, así como ningún tipo de vegetación; y que todas las compuertas y distribuidores de caudal se encuentren en las posiciones correctas y que los vertederos de salida y los canales de conducción estén libres de obstáculos.

Después de cumplido el proceso de llenado de la planta de tratamiento, una serie de operaciones complementarias deberán ser ejecutada a fin de garantizar el buen funcionamiento de la misma. La principal y más importante operación es la verificación de la carga de agua sobre los vertederos situados en las estructuras de salida de las lagunas, las que deben mantenerse uniforme en todo su ancho. En caso contrario, será necesario nivelarlos empleando los dispositivos con que están dotados los vertederos. Fallas en la nivelación del vertedero conducen a la presencia de cortos circuitos y a una pobre eficiencia en el funcionamiento de las lagunas de estabilización.

Cuando se pone en marcha una planta de tratamiento y que ésta alcance su mácima eficiencia, habrán pasado semanas y en algunos casos hasta meses. Al efecto, el arranque deberá efectuarse con un caudal menor al de diseño para favorecer la formación de la biomasa activa en suficiente concentración y de esta manera minimizar el impacto negativo de una súbdita puesta en marcha.

4.3. Llenado de las lagunas anaeróbicas

Con la finalidad de evitar la generación de fuertes olores durante el arranque de las lagunas anaeróbicas, no se las debe llenar con el caudal de diseño previsto en el proyecto. El llenado de las lagunas deberá dar tiempo al desarrollo gradual de los diferentes tipos de organismos necesarios para la estabilización de la materia orgánica. Sin embargo, dependiendo de la concentración de sulfatos y de la temperatura medio ambiental, es muy posible que una vez alcanzada la capacidad de tratamiento prevista en el diseño, la laguna anaeróbica produzca malos olores.

- 56 -

El llenado de las lagunas se deberá efectuar lentamente bajo una rigurosa supervisión a fin de evitar la proliferación excesiva de malos olores. Al inicio y durante dos

o más días se aplica una lámina de agua entre 25 a 35 centímetros. El tiempo de llenado para alcanzar la altura de agua indicada debe efectuarse de modo que no se produzcan

malos olores. Luego de alcanzada la altura se aguarda el tiempo necesario para el desarrrollo de los microorganismos responsables de la estabilización de la materia orgáncia

y el cual se presenta justamente antes que aparezcan o se desarrollen las algas en forma masiva y que bajo condiciones climáticas normales puede demandar una semana.

A continuación, diariamente se aplicará una lámina de agua equivalente a la mitad de la tasa de diseño (g DBO/m 3 ) de la laguna anaeróbica hasta alcanzar el nivel de rebose de los vertederos de salida. Una vez alcanzado este nivel se procederá a verificar o ajustar la horizontalidad de cada uno de ellos, de modo que la altura de la lámina de agua efluente sea uniforme a todo lo ancho del o de los vertederos. Concluido el ajuste, se procederá a alimentar la laguna anaeróbica con el caudal de agua residual disponible.

4.4. Llenado de las lagunas facultativas

El llenado de las lagunas facultativas deberá efectuarse lentamente. Al inicio y durante dos o más días se aplicará una lámina de agua de unos 30 centímetros. Luego de

alcanzada la altura se aguarda un tiempo prudencial para el desarrollo natural de las algas,

el cual bajo condiciones normales puede demandar de dos o más semanas. Es necesario que

mientras se desarrollen las algas se mantenga la lámina de agua dentro de la laguna.

Una vez que el agua se ha tornado verde por el crecimiento de las algas, se procede a cargarlo con una tasa de aplicación similar al de diseño hasta llegar al nivel de rebose de los vertederos de salida. Finalmente, al igual que en caso anterior se procede a verificar el nivel de cada uno de los vertederos de modo que la lámina de agua efluente sean iguales y homogéneas en todas ellas.

5.

Operación normal, principales problemas de funcionamiento y posibles soluciones

5.1.

Conductos

Las estructuras que conforman los conductos de alimentación de aguas residuales

está representado por la estructura de llegada y el canal de alimentación, etc. y normalmente no están sujetas a ningún tipo de operación. Sin embargo, es necesario considerar la evaluación periódica de la presencia de material sedimentable grueso, el mismo que deberá ser removido con la ayuda de la máquina de baldes cuya sección transversal debe adaptarse

a la geometría del conducto.

El material retirado deberá ser escurrido y dispuesto de la misma manera como se realiza la disposición final del material resultante de la limpieza de las redes de alcantarillado.

- 57 -

5.2.

Cámara de rejas

El retiro del material retenido en los elementos de la reja deberá ser realizado periódicamente y antes que el tirante de agua en el canal afluente alcance el nivel de rebose. Al efecto, el operador deberá utilizar un rastrillo con dientes de igual separación que las rejas y el material retenido ser arrastrado hacia la plataforma de escurrimiento. Una vez que el material ha dejado de eliminar agua podrá disponerse en la loza de almacenamiento o en el contenedor de residuos.

Muchas veces, la presencia de humedad conduce a que los residuos orgánicos comiencen a descomponerse y producir malos olores o de lo contrario puede convertirse en un foco de proliferación de insectos. El control de lo olores y de insectos se realiza mediante la aplicación de cal apagada en polvo.

El funcionamiento continuo del canal “by pass” es un indicador de la falta de limpieza de las rejas.

5.3. Desarenador

Una vez que el nivel de arena ha llenado el fondo del canal desarenador o antes que cubra a la bomba, se deberá proceder a su limpieza o poner en funcionamiento el clasificador de arena. Períodicamente, el operador deberá determinar el nivel de arena en el canal o en la tolva de almacenamiento y a partir de estas observaciones sucesivas podrá determinar el momento más oportuno para efectuar la limpieza del desarenador o poner en funcionamiento el sistema de clasificación de arena.

El material extraído del clasificador deberá ser almacenada en el contenedor y el agua que pudiera liberarse deberá ser drenada hacia el desarenador. En el caso que se generaran malos olores, se podrá añadir cal en polvo hasta controlar el exceso de humedad.

5.4. Medidor de caudal

Recibirá el mismo tratamiento que los conductos, es decir el retiro de cualquier tipo de material sedimentable acumulado, bien sea aguas arriba o aguas debajo.

Los principales problemas operacionales que pudiesen presentarse en la cámara de rejas, desarenador y medidor de caudal, así como las medidas correctivas susceptibles de ser aplicadas se presentan en el cuadro 5.1.

- 58 -

Cuadro 5.1. Cámara de rejas, desarenador y medidor de caudal.

Problema

Causa

Solución

- Malos Olores

- Agua residual en estado de septicidad

- Clorar las aguas residuales crudas en el buzón de llegada

- Manejo inadecuado de los residuos sólidos almacenados en el contenedor

- Evacuar más seguido los residuos sólidos

- Adicionar cal viva a los residuos

- de

Proliferación

Manejo inadecuado de los residuos sólidos almacenados en el contenedor

Evacuación más seguida de los residuos sólidos

insectos

Adición de cal a los residuos sólidos

5.5. Estructuras de distribución

El principal cuidado a tener en cuenta es el retiro del material filamentoso que pudiera adherirse o aglomerarse en la placa de distribución o del sedimentable que pudiera depositarse aguas arriba y aguas debajo de él. Los primeros tipos de material tienden a afectar la adecuada distribución de las aguas residuales hacia las lagunas.

5.6. Estructuras de ingreso, interconexión y salida de lagunas

Es necesario retirar periódicamente cualquier tipo de material filamentoso artificial o natural adherido o aglomerado en las paredes de estas estructuras. El material natural está representado por el crecimiento de las algas filamentosas y el artificial por cualquier tipo de residuo orgánico o inorgánico que pudiera haber sido arrastrado por el agua o que haya ingresado por acción del viento a la laguna de estabilización.

El material retirado deberá ser dispuesto de acuerdo a las anteriormente.

5.7. Tanque de contacto de cloro

indicaciones expresadas

La reducción de la concentración de los organismos coliformes se realizará mediante la aplicación de cloro en una concentración de 10 a 15 mg/L.

5.8. Lagunas de estabilización

En lo que respecta a las lagunas anaeróbicas y facultativas, la operación a que están sujetas es mínima. En el caso de las lagunas anaeróbicas, será muy raro encontrar oxígeno disuelto, por lo que bajo condiciones normales de funcionamiento es posible percibir la presencia de malos olores a causa de la presencia de hidrógeno sulfurado entre otros tipos de gases. En el caso de las lagunas facultativas sucederá todo lo contrario y en ella siempre se podrá determinar en las capas superiores la presencia de oxígeno disuelto en cantidades muy variables que van desde 0,5 mg/L en horas de la mañana hasta valores por encima del valor de saturación en horas de la tarde. En caso que se presentara bajos valores de oxígeno disuelto en las lagunas facultativas, estaría indicando la presencia de sustancias tóxicas en

- 59 -

las aguas residuales crudas o en su defecto de una sobrecarga de la tasa de aplicación y que afecta directamente al crecimiento de algas. Esto solo puede ser determinado a través de pruebas de laboratorio. En el cuadro 5.2 se presenta un listado de las sustancias químicas y sus concentraciones que afectan el buen funcionamiento de cualquier tipo de reactor biológico incluyendo a las lagunas anaeróbicas y facultativas.

Los principales problemas operacionales que pudiesen presentarse en lagunas anaeróbicas y facultativas, así como sus posibles soluciones se presentan en los cuadros 5.3 y 5.4.

Cuadro 5.2. Sustancias químicas que afectan los procesos biológicos de tratamiento.

Metal

Expresión

Concentración

Cobre Cromo (3+) Cromo (6+) Cadmio Zinc Níquel Cobalto Cianuro Sulfuro de hidrógeno

mg/L Cu mg/L Cr mg/L Cr mg/L Cd mg/L Zn mg/L Ni mg/L Co mg/L CN - mg/L S 2+

1 – 3 10 – 20

3

– 10

3

– 10

3

– 20

2

– 10

2

– 15

0,3 – 2

5

- 30

Cuadro 5.3. Lagunas anaeróbicas.

Problema

Causa

Solución

- Presencia de malos olores ocasionados por sobrecarga.

- Sobrecarga orgánica que disminuye el pH y la concentración de oxígeno disuelto.

- Retirar temporalmente la laguna de servicio.

- Disminuir la carga de aplicación o el caudal afluente.

   

- Alcalinizar la laguna mediante la aplicación de lechada de cal.

- Malos olores causados por sustancias tóxicas.

- Descargas significativas de aguas residuales industriales al sistema de alcantarillado (sobre carga orgánica y/o presencia de sustancias tóxicas).

- Efectuar un análisis físico-químico completo del afluente, para identificar la presencia de compuestos tóxicos.

- Identificar la industria causante del problema y tomar medidas correctivas.

 

- Retirar la laguna temporalmente de servicio.

- Disminuir la carga de aplicación o el caudal afluente.

- Tendencia progresiva a la disminución del pH (menor a 8.0) con muerte de algas.

- Sobrecarga orgánica.

- Disminuir la carga de aplicación o el caudal afluente.

- Proliferación de

- Presencia de vegetación en las márgenes de los taludes internos de las lagunas.

- Retirar la vegetación presente en los taludes de las lagunas.

insectos.

- Destruir las natas.

- Existencia de depósitos de agua estancada.

- Retirar los lodos flotantes.

- Aplicar larvicidas.

- 60 -

 

Problema

Causa

Solución

 

- Presencia de natas y lodos flotantes.

- Drenar los depósitos de agua estancada

-

Vegetación

- Bajo nivel del espejo de agua (menor a 60 cm).

- Operar las lagunas con un nivel superior a 90 cm.

 

- Excesiva infiltración (no permite el llenado de la laguna).

- Reducir la permeabilidad de las lagunas por la aplicación de una capa de arcilla.

- Bajo caudal afluente de aguas residuales.

- Incrementar el caudal afluente.

- Retirar los vegetales de raíz de las márgenes internas de las lagunas.

Cuadro 5.4. Lagunas facultativas

Problema

Causa

Solución

- Presencia de natas y material flotante.

- Afloración excesiva de algas (formación de nata verde).

- Romper la nata vegetal con un chorro de agua o rastrillo.

- Presencia de material extraño (ej. basura).

- Remover el material flotante con el desnatador.

- Afloración de lodo de fondo.

- Romper o remover las placas de lodo.

- Poca circulación de la masa de agua y actuación del viento.

- Eliminar los obstáculos que impiden la acción del viento (ej. Cortinas de árboles).

- Presencia de malos olores ocasionados por sobrecarga.

- Sobrecarga orgánica que disminuye el pH y la concentración de oxígeno disuelto. (Se manifiesta por el cambio de color del efluente de la laguna de color verde a verde- amarillento, rosado, marrón o negro con predominancia de rotíferos y crustáceos que se alimentan de las algas).

- Retirar temporalmente la laguna de servicio.

- Disminuir la carga de aplicación o el caudal afluente.

 

- Recircular el efluente a razón de 1/6 (efluente / afluente).

- En caso de sobrecargas frecuentes, instalar aeradores.

- Revisar las pantallas de los distribuidores de caudal para determinar su correcta ubicación.

- Malos olores ocasionados por las condiciones atmosféricas.

- Largos períodos de cielo nublado y bajas temperaturas.

- Retirar temporalmente la laguna de servicio.

- Disminuir la carga de aplicación o el caudal afluente.

 

- Recircular el efluente a razón de 1/6 (efluente / afluente).

- Instalar aeradores.

- Malos olores ocasionados por corto-circuitos hidráulicos.

- Presencia de vegetales acuáticos al interior de la laguna.

- Cortar y remover las plantas acuáticas.

- En caso de zonas muertas, poner en funcionamiento los aeradores para producir una pequeña mezcla.

- Malos olores causados por sustancias tóxicas.

- Descargas significativas de aguas residuales industriales al sistema de alcantarillado (sobre carga orgánica y/o presencia de sustancias tóxicas).

- Efectuar un análisis físico-químico completo del afluente, para identificar la presencia de compuestos tóxicos.

- 61 -

Problema

Causa

Solución

- Malos olores causados por sustancias tóxicas.

- Descargas significativas de aguas residuales industriales al sistema de alcantarillado (sobre carga orgánica y/o presencia de sustancias tóxicas).

- Identificar la industria causante del problema y tomar medidas correctivas.

- Retirar la laguna temporalmente de servicio.

- Disminuir la carga de aplicación o el caudal afluente.

 

- Recircular el efluente a razón de 1/6 (efluente / afluente).

- Instalar aeradores.

- Presencia de algas verde – azules.

- Sobrecarga

- Destruir las afloraciones de algas.

- Desbalance de nutrientes.

- Disminuir la carga de aplicación o el caudal afluente.

 

- Adicionar fertilizantes agrícolas (nitrógeno y fósforo).

- Adicionar sulfato de cobre en forma mesurada.

- Presencia de algas filamentosas y musgo, que limitan la penetración de energía luminosa.

- Baja carga orgánica.

- Aumentar la tasa de aplicación o el caudal de tratamiento.

- Tendencia progresiva a disminuir el O.D. (menor a 3 mg/l en meses calientes).

- Baja penetración de luz solar.

- Remover natas flotantes.

- Tiempos de retención reducidos.

- Disminuir la carga de aplicación o el

- Sobrecarga orgánica.

caudal afluente.

 

- Presencia de desechos industriales tóxicos.

- Recircular el efluente a razón de 1/6