Está en la página 1de 3

¿De qué forma el clima organizacional de las escuelas repercute en el

comportamiento laboral de los empleados?

De acuerdo a la definición de Pfeifer, Jffrey (2000) la cultura es el sistema de tales


significados aceptado publica y colectivamente, que funcionan para un grupo
determinado en un momento especifico. Mencionado lo anterior, podemos deducir
que el clima y la cultura organizacional en una institución constituyen dos
componentes de esencial importancia para generar mejor productividad laboral.

Isabel Cantón Mayo (2003) “las organizaciones tienen un esqueleto (la estructura)
que les permite la fuerza y el movimiento, pero también tienen un elemento ocioso.
Para Burns y Stalker (1961) la estructura es un proceso en sí mismo importante en
las organizaciones, ya que permite que éstas se mantengan unidas y determinen
su propio destino. Dicho lo anterior, podemos concluir que el clima organizacional
de una escuela dependerá de los factores (cultura) y estructuras del sistema
organizacional ya que estos inciden en la actividad de la organización y, por tanto,
en su sentido de pertenencia, la calidad de los servicios que prestan, así como en
su efectividad, eficiencia, eficacia, impacto social y en el desempeño general de la
organización.

Y, teniendo en cuenta el perfil del Sistema Educativo Mexicano, ¿De qué forma
es posible lograr el cambio? Sí, No ¿Por qué?

Paredes (2004) menciona que los centros educativos son las verdaderas unidades
de cambio y que estos a su vez, necesitan personas comprometidas, es decir,
agentes de cambio. Por lo que considero que es necesario comenzar a trabajar con
nuestras realidades, es momento de reconocer que en el ámbito educativo aún
existen tareas pendientes y son urgentes encontrarles solución. Y como dijera
Séneca: “No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles
porque no nos atrevemos a hacerlas”. Paredes (2004) dice que más que la
legislación y las iniciativas, es el trabajo de los profesores y directores lo que
realmente propicia el cambio y es por eso que los últimos necesitan autonomía y
poder.
Bibliografía
Pfeifer, Jffrey (2000) “ Cultura organizacional” en Nuevos rumbo en la teoría de la
organización. México: Oxford University Press, pp. 164-171.
Paredes, J. (2004): “Cultura escolar y resistencias al cambio en Educación
Secundaria”. Tendencias pedagógicas. Revista del Departamento de Didáctica y
Teoría de la Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, 9, pág. 131-142.
Isabel Cantón Mayo (2003) “La estructura de las organizaciones educativas y sus
múltiples implicaciones”, Revista Interuniversitaria de Formación de Profesorado,
vol. 17, núm. 2, pp. 139-165.
Clima Organizacional
Abundando al respecto, Brunet (citado por Magnolia, 2013) afirma que el concepto de
clima organizacional fue introducido por primera vez al área de psicología
organizacional por Gellerman en 1960. Este concepto estaba influido por dos grandes
escuelas de pensamiento: la escuela de Gestalt y la escuela funcionalista.
“Según la escuela de Gestalt los individuos comprenden el mundo que les rodea
basados en criterios percibidos e inferidos, de tal manera que se comportan en función
de la forma en que perciben su mundo”. (MAGNOLIA, 2013) Con este concepto se
entiende que la percepción del individuo influye en su comportamiento.
De esta manera fundamento mi opinión a la siguiente interrogante ¿De qué forma el
clima organizacional de las escuelas repercute en el comportamiento laboral de los
empleados?
Si se percibe negatividad, envidia, arrogancia, altanería muy posiblemente el individuo
se comportara de la misma manera o bien repercutirá en su eficiencia como
trabajador. Si bien es cierto, que en todo grupo existen conflictos, formas de pensar y
actuar, dependerá de cada persona la manera de sobrellevar la situación.
En mi opinión como miembro de un colectivo escolar, considero que la actitud y la
empatía son fundamentales para crear un ambiente agradable, de motivación y ayuda;
Si el colectivo docente carece de estos, probablemente se verá reflejado en su
comportamiento laboral.
Es así que el comportamiento de un empleado está influenciado por la percepción que
él mismo tiene sobre el medio de trabajo y del entorno. Por otro lado, la escuela
funcionalista formula que el pensamiento y comportamiento de un individuo dependen
del ambiente que le rodea y que las diferencias individuales juegan un papel
importante en la adaptación del individuo a su medio. Garcia & Ibarra (citado por
Magnolia, 2013)
En este sentido se agrega que el ambiente positivo es fundamental para la sana
convivencia y para el logro exitoso dentro de la organización.
Desde mi punto de vista algunas repercusiones que afectan en el comportamiento
laboral de los empleados son:
Actitud hostil: la supervisora o directora actúa autoritaria y carece de liderazgo.
Apatía: la directora o el colectivo docente muestra indiferencia ante cualquier estimulo
externo.
Estos dos puntos a su vez desencadenan la inexistencia de trabajo colaborativo,
desmotivación, resistencia a cumplir órdenes, etc. Si el docente encuentra obstáculos
Por último, Méndez (citado por Magnolia, 2013) se refiere al clima organizacional como
el ambiente propio de la organización, producido y percibido por el individuo de
acuerdo a las condiciones que encuentra en su proceso de interacción social y en la
estructura organizacional que se expresa por variables (objetivos, motivación,
liderazgo, control, toma de decisiones, relaciones interpersonales y cooperación) que
orientan su creencia, percepción, grado de participación y actitud; determinando su
comportamiento, satisfacción y nivel de eficiencia en el trabajo.
Y, teniendo en cuenta el perfil del Sistema Educativo Mexicano, ¿De qué forma es
posible lograr el cambio? Sí, No ¿Por qué?
“Como resultado de la descentralización de la educación en la década de los años
noventa, de la Reforma Educativa, y de los propios cambios estructurales de la
sociedad y economía mexicanas, el sistema educativo ha quedado conformado por una
pluralidad de actores con distintas responsabilidades. Debido a ello, la transformación
de la educación requiere indispensablemente de mecanismos de cooperación y
colaboración”. ( Secretaría de Educación Pública, 2017)
En mi opinión y de manera general creo que el cambio se logra empezando por uno
mismo, en la forma de enfrentar los diversos obstáculos. Lamentablemente esto va
más allá de uno, por que intervienen muchos actores, teóricamente el Sistema
Educativo Mexicano se ha modificado, pero tal parece que las escuelas se han quedado
en la tradicional, donde los altos mandos tienen el control de lo que debe ser y no. Si
no existe un cambio renovado de mentalidad la escuela seguirá en el mismo rumbo
autoritario y tradicional.
Creo que si se puede lograr el cambio, siempre y cuando exista cooperación y
colaboración, por ello el nuevo modelo educativo señala que “En la medida en que se
logre una mejor relación entre los diferentes órdenes de gobierno y la interoperabilidad
de recursos y capacidades de los distintos actores del sistema educativo y de la
sociedad en general, crecerá la capacidad de transformar la educación, y mejorar los
aprendizajes de las niñas, niños y jóvenes. ( Secretaría de Educación Pública, 2017,
pág. 170)

Referencias
Secretaría de Educación Pública. (2017). MODELO EDUCATIVO PARA LA EDUCACIÓN
OBLIGATORIA. Ciudad de México: Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos.
MAGNOLIA, A. B. (2013). IMPORTANCIA DE LOS FACTORES DE RIESGO PSICOSOCIAL
Y CLIMAORGANIZACIONAL EN EL AMBITO LABORAL. Repositorio Institucional EdocUR,
1-4