Está en la página 1de 4

PAPA DEL AIRE

Dr. P. M. Gibert

La papa del aire, conocida también como chuchú, es una planta trepadora
cucurbitácea que da una fruta parecida a una pera y se utiliza como sustituto de la
papa, pero con menos calorías. Es “pariente” del pepino, el zapallito y la
calabaza. Se usa como enredadera de sombra o en cultivos de huerta. Es un
alimento alto en fibra y vitamina C, bajo en calorías y sodio que no tiene
colesterol.


PAPA DEL AIRE

En trabajos realizados en la huerta experimental de Caacupé he tenido buenos resultados


con este cultivo. Las primeras experiencias las realicé con el Ing. Esteban Lee, de la Misión
Técnica China-Taiwán, y obtuve una producción de más de dos frutos cada 20 cm en la
línea de cultivo. El cultivo se realizó en el alambrado perimetral de la huerta y se usó
trepadora como reparo lateral de los vientos para proteger a las demás verduras del huerto.

La siembra se realizó en primavera con el fruto entero de mediano tamaño, apenas


cubriéndolo con un poco de arena. No hay que enterrar el fruto, porque donde hice eso
tardó en salir o no germinaba. Apoyar el fruto-semilla levemente inclinado con su boca
hacia abajo y cubrir superficialmente. Siempre hay que regar después de la siembra, para
que toda la fruta plantada reciba humedad y no queden globos de aire que impidan su
germinación.

Prefiere suelos sueltos con buen drenaje. Como es una enredadera, debemos plantarla cerca
de un alambrado. Al elegir el lugar, hay que tener en cuenta que la planta reciba la mayor
cantidad de luz solar posible.

Cuando sale el tallito, este debe estar cerca del poste de sostén para permitir que los
rizomas se prendan hacia arriba y trepen hasta el alambre que ayudará al soporte de la
planta. Es recomendable ir dirigiendo en forma extendida, no permitiendo la aglomeración;
lo mismo que se hace con la parralera. Si se dedican a la producción extensiva, se debe
hacer en forma lineal, comenzando con un poste de 1 m para rematar el extremo a más de 2
m, de tal forma que la planta trepe y forme enredadera extendida y facilite la cosecha.

Entre liños se puede aprovechar la sombra y el reparo que da la papa del aire para cultivar
acelga, lechuga o escarola, que son plantas no muy exigentes de luz, y aprovechan el reparo
y el efecto de media sombra natural; lo que baja la temperatura en verano y protege de los
vientos y daños de los golpes de lluvias fuertes.

Los puntales de los postes altos de las hileras en plano inclinado deben estar hacia el norte,
para aprovechar mejor el efecto solar de la media mañana y las primeras horas de la tarde
sobre las verduras de abajo.
Hay que tener en cuenta que las líneas de alambre sean fuertes, pues cada año sus raíces
generarán nuevas guías y la planta producirá más cantidades de frutos.

Cuando termina la producción, la raíz queda latente para rebrotar en la próxima primavera.
Al terminar la cosecha, la planta se poda totalmente hasta llegar cerca de la raíz, dejando
solo 20 cm de las guías. Estas se secan en unos días, pero al año siguiente tendremos una
planta más fuerte y su producción será mayor.

Es recomendable renovar el cultivo cada dos años, de acuerdo a la experiencia de cada uno
o a las recomendaciones de los técnicos, para evitar el desarrollo de enfermedades. No
repetir el cultivo en el mismo lugar y efectuar la rotación correspondiente. Si bien la planta
no es muy exigente en materia de suelo, debe tener un buen drenaje para evitar el
encharcado. La producción aumenta cuando se ayuda a la planta con humus de lombriz.

PROPIEDADES

Facilita la digestión y hace que se quemen las grasas en forma más rápida. Posee un alto
contenido en antioxidantes, vitamina C y muy pocas calorías. Está especialmente indicado
en las dietas hipocalóricas. El 70 % es agua, tiene 31 % de calorías, y 0,9 % 0,2 de grasas.

COSECHA

La cosecha comenzará en febrero o marzo, dependiendo de la época de plantación. El


momento de maduración lo determina el color verde, que se va aclarado a medida que
pasan los días. En los mercados ya hay oferta de papa del aire. Una planta de tres años
puede llegar a producir más de 100 kg.

USO

El Dr. Dionisio González Torres reporta que la papa del aire o chuchú se puede utilizar para
saciar el hambre y no engordar. Se la puede usar en forma integral. El tallo tierno de la
parte superior se puede utilizar como espárrago y las hojas tiernas para cocinar rellenos de
pastas en reemplazo de la espinaca.

El fruto se puede consumir crudo en ensaladas, como el pepino, pero sacándole la cáscara,
sobre todo, en las partes en que presenta espinas.
Se puede cocinar para preparar papas al horno, en el guiso o tortillones.

El cultivo de la papa del aire es una alternativa válida para el pequeño productor, no solo
por el buen precio que tiene en el mercado, sino como una oportunidad de diversificación
de la producción y la alimentación de la familia a bajo costo.

“La educación es la base del desarrollo de las comunidades (p.m.g.)”.

FUENTE: P. M. Gibert / ABC Color – Suplemento Rural


06/09/2017