Está en la página 1de 7

INSTITUTO DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

Nombre: José Eduardo Mejorado Reyna

Matrícula: 112605

Grupo: LP29

Materia: (05) APRENDIZAJE Y MEMORIA

Docente: Mtra. Laura Flores Montiel

Actividad: Ensayo

Lugar y fecha: Poza Riva, Veracruz a 30 de junio del 2019.


¿Cómo aprovecharía las investigaciones de Ebbinghaus sobre la curva del olvido,
para diseñar un plan de estudios?

Primeramente, como resumen teórico, Hermann Ebbinghaus fue un psicólogo alemán


conocido por ser el primer científico que realizó estudios experimentales sobre la memoria
humana y por concebir el funcionamiento de la memoria como una serie de asociaciones
entre elementos con un fuerte soporte experimental. En el presente trabajo en base a la
consigna seleccionada tratare de explicar cómo podemos hacer uso de sus
descubrimientos para diseñar un plan de estudios determinado, y mejorar el aprendizaje
obtenido del mismo, de igual manera, además de las teorías de Ebbinghaus hare uso de
conceptos como recuerdo, reconocimiento y reaprendizaje para complementar el desarrollo
del ensayo.

Hermann Ebbinghaus se encargó de realizar el primer estudio sistemático del aprendizaje


y la memoria, conceptualizando sus teorías en un experimento largo y agotador, cuyo objeto
de estudio fue el mismo y su propia capacidad de memorizar una serie de palabras de tres
letras, siguiendo el patrón consonante-silaba-consonante, por ejemplo “ZUC”, “QAX”,
agrupadas en listas, las cuales debía leer y memorizar hasta poder repetir dicha lista sin
errores para después medir el tiempo en que ya le era más difícil recitar la lista completa y
como iba olvidando las palabras. Hizo pruebas con listas más o menos largas, y con
diferentes intervalos de aprendizaje, anotando el tiempo de aprendizaje y de olvido.

Los resultados del experimento le llevaron a concluir que cuando se trataba de material con
sentido, como por ejemplo un poema o una canción, le resultaba hasta diez veces más fácil
recordarlo que cuando trataba de memorizar las listas de palabras con letras al azar.
Además, descubrió que cuantas más veces se repetían los estímulos, en este caso las
palabras sin sentido, menos tiempo hacía falta para memorizar y poder reproducir la
información correctamente. También se dio cuenta que las primeras repeticiones que
realizaba a las listas eran las más eficaces para generar la memorización.

En cuanto al tema del olvido, como era de esperarse descubrió que tardaba más tiempo en
olvidar las listas que había pasado más tiempo memorizando, y que cuando mejor se
reproduce lo aprendido es justo después del aprendizaje. También observo que se olvida
muy rápidamente durante la primera hora después del ejercicio de memorización, y
después se olvida más despacio, y que, pasadas aproximadamente nueve horas ya se ha
olvidado hasta un 60% de lo memorizado; y después de 24 horas se han olvidado dos
tercios de cualquier cosa aprendida. Con los resultados de este experimento, genero lo que
se conoce como la curva del olvido, una de sus principales aportaciones al tema de la
memoria y el aprendizaje, la cual muestra el declive de la información de nuestra memoria
en relación al tiempo.

La curva del olvido es un gráfico que indica como ante la memorización de un determinado
material el nivel de retención de la información aprendida disminuye de manera logarítmica
con el paso del tiempo. Esta curva del olvido fue realizada a través del método del ahorro,
a través del cual se resta el tiempo necesario para reaprender la lista al tiempo necesario
para aprenderla por primera vez. A través de esta curva, se puede realizar una comparación
entre el material que se procesa inicialmente y el que se mantiene en la memoria. Desde la
perspectiva de Ebbinghaus, dicha pérdida es debida a dos factores concretos: el paso del
tiempo y a la no utilización de la información.

En resumen, los experimentos de Ebbinghaus mostraron que:


 El olvido de algo memorizado es más rápido en las primeras nueve horas después
del aprendizaje.
 Lo que se ha olvidado se puede reaprender más deprisa que lo que se aprende por
primera vez.
 Las cosas con sentido se
recuerdan durante un tiempo diez
veces mayor que las cosas
azarosas, sin sentido.
 Aquello que aparece al principio o
al final de una serie a memorizar
se recuerda más fácilmente.
 La retentiva en cualquier tema
mejora drásticamente cuanto
mayor es el intervalo de tiempo
durante el cual se repiten las
sesiones de aprendizaje.
 Aquello que se estudia hasta
dominarlo por completo se recuerda durante más tiempo.

Como pudimos ver en el resumen de la teoría y el experimento te Hermann Ebbinghaus, el


aprender información nueva es aún más difícil que el olvidarla, ya que este último proceso
ocurre inconscientemente debido a la inacción o falta de uso de la información aprendida;
seleccioné la consigna del diseño de plan de estudios por dos razones, por un lado
considero que la curva del olvido es un fuerte indicativo de que la información enseñada en
cualquier ámbito debe repetirse y utilizarse a fin de que quede grabada en la memoria de
los alumnos, especialmente en materias o temas que no utilizamos en la vida diaria, es aquí
donde entra la vieja interrogante que se hacen aquellos que no disfrutan la materia de
matemáticas, ¿para qué me enseñan esto si nunca lo voy a usar?, aunque suena más a
excusa que a cualquier otra cosa, tiene cierto sentido empírico, no es lo mismo aprender a
sumar y a restar, dos operaciones que usamos en el día a día y en muchas situaciones
cotidianas, que aprender a realizar derivadas e integrales, las cuales son operaciones más
complejas para ámbitos más especializados; por otro lado elegí esta consigna debido a que
actualmente en mi trabajo se me nombro como capacitador y me encuentro desarrollando
un curso intensivo, por lo que creo que puedo utilizar los preceptos que Ebbinghaus propone
para mejorar el aprendizaje de aquellos que reciban el curso que diseñare.

Como contexto de mi caso, trabajo en una compañía que opera varios campos petroleros,
soy ingeniero Petrolero y trabajo en el área de Subsuelo, la cual se encarga, entre otras
cosas, de estudios integrados para mejorar la productividad de los pozos, así como toda la
parte geocientífica del desarrollo del campo; debido a que mi área es muy especializada y
funciona como soporte para otras áreas, tenemos que trabajar mucho en conjunto con
personal que está especializado en otras disciplinas completamente diferentes a las
geociencias, por esto a menudo nos encontramos con falta de entendimiento con otros
sectores de la empresa, como el área de planeación, finanzas o gestoría, que no tienen las
mismas bases que nosotros, esto ha generado ciertos problemas por falta de entendimiento
de conceptos, a raíz de esta situación la gerencia propuso diseñar una serie de talleres con
el objetivo de capacitar a las demás áreas en las bases de temas técnicos de la ingeniería
petrolera, el taller se llama “Ingeniería petrolera para profesionales no petroleros” y una
buena parte de los temas se me asigno a mí.
A sabiendas de que los temas enseñados en el curso serán casi en su totalidad
desconocidos para los alumnos, y que su utilidad en su día a día laboral, aunque importante,
esta de cierto modo limitada, podemos decir que lo aprendido será fácilmente olvidado, y
esto es de entenderse, son temas de áreas que desconocen y que no son su principal
actividad. Con esto podemos decir que el principal objetivo del diseño del curso o plan de
estudios, además de la calidad de la información técnica a presentar, es que lo transmitido
sea aprendido de una manera a consciencia y pueda tener un efecto a largo plazo en los
alumnos, es aquí donde puedo hacer uso de los preceptos de Ebbinghaus, a mi parecer,
de la siguiente manera:

1. El olvido de algo memorizado es más rápido en las primeras nueve horas


después del aprendizaje.
En mi trabajo se nos dijo que para el curso podemos hacer de todos los recursos didácticos
que queramos, incluso si es necesario aplicar exámenes o dejar tarea, creo que este último
es un recurso que puedo utilizar como reforzamiento, dejar un pequeño cuestionario de
opción múltiple después de cada clase, esto para mitigar el fuerte efecto de olvido de las
primeras horas, el que sea de opción múltiple lo considero bueno para evocar la memoria
declarativa del alumno,
para que sea fácilmente
recordado lo aprendido
durante la clase. El
objetivo de realizar este
tipo de cuestionario de
tarea seria que funcionen
como un repaso para
mitigar la curva del olvido,
teniendo como resultado
una variación como la
mostrada en la imagen de
la derecha.

2. Lo que se ha olvidado se puede reaprender más deprisa que lo que se aprende


por primera vez.
Esta parte es muy útil, y considero que, en el caso de un curso o plan de estudios, las clases
pueden comenzar con un breve repaso de los conceptos vistos anteriormente y
respondiendo a dudas que haya respecto a los mismos, aquí se pueden generar varios
resultados: al alumno recuerda algo que había olvidado, el alumno aprende algo que se le
había pasado durante la clase anterior o bien, el alumno repasa algo que ya había
aprendido, mitigando el olvido de lo memorizado. También algo que siempre considero
importante es fomentar el autoaprendizaje, un alumno que se hace autodidacta sin saberlo
puede estar reforzando el conocimiento en clase, por ejemplo si alguien toma el curso y se
mostró especialmente interesado en la perforación de un pozo petrolero, en casa puede ver
algún video donde expliquen los procesos de la perforación, con esto se refuerza el
aprendizaje e incluso se obtiene información nueva y de mejor calidad al estar motivado por
decisión y curiosidad propia y no por una obligación laboral.
3. Las cosas con sentido se recuerdan durante un tiempo diez veces mayor que
las cosas azarosas, sin sentido.
Algo que creo que puede servir mucho para el desarrollo de los temas a revisar en el curso,
es usar analogías fácilmente reconocibles que ayuden a relacionar los temas de ingeniería
de petróleo con temas que los alumnos del curso conozcan, o con temas de la vida cotidiana
que cualquiera pueda entender, por poner un ejemplo sencillo, se me ocurre para mi curso
hacer una analogía entre un yacimiento de petróleo y gas natural, con una botella de coca
cola, así como el líquido contenido en la botella tiene un gas asociado, tal cual el petróleo
crudo que sacamos de la tierra tiene gas en solución, el cual puede o no liberarse de manera
similar a cuando agitamos la coca cola, la abrimos y sale a presión.
Otra opción sería utilizar preceptos comunes entre las diferentes áreas, por ejemplo, un
alumno que sea analista de planeación, utiliza conceptos matemáticos como curvas de
declinación exponencial, mismas que se usan en la ingeniería del petróleo, en este caso el
concepto seria el mismo, aunque la finalidad o resultado es para diferentes cosas, y para el
alumno sería fácil recordar que una de sus herramientas también puede usarse para
obtener otro tipo de datos. Todo esto con la finalidad de que los conceptos mostrados
tengan cierta familiaridad, y no sean completamente extraños al conocimiento previo del
alumno.

4. Aquello que aparece al principio o al final de una serie a memorizar se


recuerda más fácilmente.
Aunque aquí no estemos memorizando una seria de datos o palabras al azar, podemos
darla un inicio y un cierre bien definidos a la clase, como mencione en el punto numero 2
comenzar la clase con un repaso de lo visto anteriormente servirá como reforzamiento para
mantener lo aprendido, en el caso del final se me ocurre cerrar la clase con un breve
resumen, punto a punto de los temas vistos, señalando palabras clave que ayuden a
recordarlo, o por qué no, añadiendo imágenes que conceptualicen los temas enseñados,
evocando así la memoria icónica del alumno, por ejemplo si se trata el tema de producción
de petróleo se puede crear un pequeño diagrama de flujo con solo imágenes, lo más
conceptuales posible, que representen cada uno de los pasos desde la perforación de un
pozo hasta la comercialización del petróleo extraído. También considero buena idea cerrar
con una sesión de preguntas y respuestas, para que el alumno pueda participar de manera
activa en su aprendizaje, preguntando sobre aquellos temas que no le quedaron claros o
en los cuales siente que necesita más atención, o incluso comentando sus propias ideas u
opiniones sobre los temas vistos.

5. La retentiva en cualquier tema mejora drásticamente cuanto mayor es el


intervalo de tiempo durante el cual se repiten las sesiones de aprendizaje.
Este punto creo que se puede atacar definiendo una cantidad de clases regulares;
originalmente la gerencia había optado por tener una clase a la semana, cada lunes con
duración de 6 horas, aunque a mi parecer creo que lo ideal serían 3 clases a la semana,
lunes, miércoles y viernes, que duren 2 horas cada una, así no sobrepasamos las horas-
hombre que se asignaron a los talleres de capacitación y evitamos que los alumnos se
sientan abrumados por la cantidad de información mostrada en un solo día, y además
tenemos un mayor número de repasos, también al ser menor la información en cada clase,
al alumno le será más digerible, y tendrá más facilidad de retener lo aprendido para la
siguiente clase que es en dos días, y no hasta dentro de una semana como era
originalmente.

6. Aquello que se estudia hasta dominarlo por completo se recuerda durante más
tiempo.
Este punto es el que considero difícil para aplicarlo a la situación objetivo de este ensayo,
ya que como mencione al principio, las personas que serán alumnos de este curso, son
profesionales ya formados en distintas disciplinas; el curso es para brindarles
conocimientos de un área que la mayoría desconoce, no obstante creo que puede también
servir para que alguno de ellos se interese por ejemplo en tomar un diplomado, un curso
más especializado o incluso en realizar una maestría en el tema del petróleo, no con esto
digo que es sinónimo de dominar el tema, ya que creo que difícilmente podemos decir que
dominamos algo por completo, pero, al seguir estudiando sobre el mismo, ampliar los
conocimientos, y verle la utilidad al aprendizaje en su área laboral, el alumno puede no solo
aprender cosas nuevas sino también reforzar las bases que ya se habían obtenido. Creo
también que promover el aprendizaje autodidacta es importante para que no se pierda el
conocimiento obtenido.

En conclusión, se presentó un caso de estudio, el cual era realizar un curso llamado


“Ingeniería petrolera para profesionales no petroleros”, en este trabajo mostré un breve
resumen de los descubrimientos de Hermann Ebbinghaus y punto a punto desarrolle como
pueden ser útiles para mejorar el diseño del plan de estudios del curso, esto con la finalidad
de que el aprendizaje en los alumnos sea duradero y de calidad.
Considero que la memoria es un tema bastante amplio, pero que es de suma importancia
junto a los procesos cognitivos, en el aprendizaje, es necesario también por parte de
nosotros mismos la voluntad de aprender algo nuevo y no solo memorizar, los métodos de
estudio han cambiado reflejando esto, antes se consideraba la repetición exhaustiva de
algo como un buen método de aprendizaje, pero la repetición por sí sola, sin contexto,
generara un aprendizaje efímero basado meramente en la memorización, y como nos
demuestra Ebbinghaus, la curva del olvido es muy fuerte, especialmente si se aprende algo
sin sentido, o si nosotros mismos no le hayamos sentido a lo que aprendemos, no lo
practicamos, y no le damos una utilidad, ese conocimiento se perderá en cuestión de días,
por esto es necesario utilizar diversos recursos de estudio para mejorar nuestro aprendizaje
o para generarlo en otros, como mapas conceptuales, imágenes, relaciones, actualmente
existe un sinfín de recursos para esto, especialmente para personas que estudian a
distancia o en línea.
Bibliografía:

Varios autores. (2012). EL LIBRO DE LA PSICOLOGÍA. Londres: DKEspañol .

Oscar Castillero Mimensa. (2015). ¿Qué es la curva del olvido?. junio 2019, de
PSICOLOGÍA Y MENTE Sitio web: https://psicologiaymente.com/psicologia/curva-del-
olvido