Está en la página 1de 18

CINTURON DE SEGURIDAD

Existen dos formas o mecanismos típicos, comunes de controlar la tensión


del cinturón:

21 Mecanismo con traba pendular


22 Mecanismo con traba centrifuga

Mecanismo Con traba pendular:

El mecanismo de control es una barra, instalado en forma pendular; está colocado


verticalmente similar, al de un reloj antiguo; tiene un contrapeso en el extremo
bajo de su extensión.
Cuando el vehículo se desplaza en forma normal, no hay tensión en el cinturón;
pero si usted frena, la inercia o efecto residual del movimiento; hace que el péndulo
altere su posición; este hecho así de simple, traba la tensión del cinturón
Una observación; si usted acelera o aumenta la velocidad, su cuerpo se pega al
asiento; en esa condición, el cinturón no ocupa trabarse. La traba solo se ocupa,
cuando el vehículo disminuye la velocidad en forma brusca. El péndulo, forma
parte y está incluido en el cuerpo del componente (mecanismo retractable).
Mecanismo con Traba Centrifuga:

Una palanca [embrague] gira a la par del carrete giratorio, cuando el carrete gira
lentamente, la palanca se mantiene en su sitio, (un resorte lo mantiene en su
posición) pero cuando se da un tirón al cinturón el carrete gira rápidamente, la
parte más pesada de la palanca crea fuerza centrífuga lo cual mueve la posición de
la palanca, trabando así el carrete.
En la ilustración podemos observar esta función, el movimiento centrifugo es
bastante conocido, la velocidad del movimiento altera la posición de la palanca (la
palanca es conocida como contrapeso).
La palanca extendida empuja un pedazo de la leva montado en la cubierta del
carrete retractor. La leva es conectada con un gatillo que gira por un perno de
desplazamiento, mientras que la leva cambia de puesto a la izquierda, el perno se
mueve a lo largo de un surco en el gatillo. Esta tira del gatillo en el engranaje de
giro del trinquete atado al carrete, el gatillo se traba en los dientes del engrane
previniendo la rotación a la izquierda.
PARTES DE UN CINTURÓN

El mecanismo de un cinturón de seguridad, de diseño modular, consta de los siguientes


sistemas:

Sistema de bloque angular: que impide la salida de la cinta cuando la


inclinación del cinturón en el plano vertical paralelo a la dirección de la marcha
excede un valor determinado. Actúa en caso de vuelco.
Sistema de bloqueo por sensibilidad de cinta o de vehículo: que impide la salida
de cinta cuando el ocupante se mueve bruscamente hacia delante. Actúa sobre todo
en choques frontales.
Sistema limitador de carga: Además de la elasticidad propia de la cinta del cinturón
de seguridad destinada a absorber la energía, los cinturones suelen estar dotados de
sistemas limitadores de carga (en retractor, hebilla o anclaje), que permiten que salga
una cantidad controlada de cinta cuando la fuerza sobre pecho o pelvis ha alcanzado
unos valores predeterminados, para causar el menor daño posible.

Enganche: Es la única pieza del cinturón de seguridad a tu derecha (si estás en el asiento del
conductor); este artilugio generalmente se fija al suelo y se cierra en el resto del cinturón de
seguridad, manteniéndote en tu lugar en el caso de una colisión.

Placa de enganche: Es la parte que encaja en el enganche. Puede deslizar el cinturón


hacia arriba o hacia abajo, ajustándolo a una posición cómoda para ti.

Pretensor: Este sistema tira el cinturón de seguridad hacia atrás para mantenerlo firme
mientras conduces. También se traba durante una colisión para mantenerte en tu lugar.

Ajustador de altura: Colocado por encima de tu hombro izquierdo, en donde el cinturón


se adhiere al pilar de la puerta, esta pieza posibilita que muevas la parte más alta del cinturón
hacia arriba o abajo. El ajustador es esencialmente una función de comodidad, alivia los
roces en el cuello de los conductores que son más altos o más bajos que la altura de un
conductor promedio. Según "Atrévete a Reparar tu Auto" (Dare to Repair Your Car), no
todos los vehículos lo tienen.

Extensor: Esta pieza adicional (no se incluye con tu automóvil, debes comprarla por
separado) te permite crear más espacio si el cinturón de seguridad es demasiado pequeño
para caber alrededor de tu torso y tu cintura, y mantenerse firme.
¿Qué es el cinturón de seguridad?
Seguridad pasiva

El cinturón de seguridad es, según la Organización Mundial de la Salud, uno de los


inventos que más vidas ha salvado. En España son obligatorios en carretera desde
1974 y en zona urbana desde 1992. Los cinturones forman un conjunto de
seguridad con los otros sistemas principales de retención, como el airbag, sistemas
de retención infantil y reposacabezas. Pero debemos saber que estos últimos
pueden resultar ineficaces si no llevamos abrochado el cinturón de seguridad.

El cinturón es el elemento más importante para la seguridad pasiva, dado que hace
de freno de nuestro cuerpo en caso de impacto. En contra de lo que pudier parecer,
el cinturón no sirve para que los pasajeros no se muevan en caso de choque, sino
para que amortigüen su deceleración. Además, el cinturón está hecho para
estirarse; no es que sus fibras sean elásticas, sino que están tejidas para que pierda
anchura y gane longitud con el fin de no causar lesiones graves al usuario.
Cuando se va en un vehículo, especialmente el conductor debe tener en cuenta
algunas cuestiones muy importantes respecto al cinturón de seguridad . Por
ejemplo, en el caso de colisiones frontales, el uso del cinturón divide por nueve el
riesgo de fallecimiento y de heridas graves en la cabeza además de reducir a una
cuarta parte el riesgo de heridas, fracturas y lesiones de otro tipo. Y en el caso de
colisiones por alcance, reduce a la mitad el riesgo de muerte o de heridas graves.

Son cuestiones válidas tanto para las plazas delanteras de cualquier tipo de
vehículo como para las traseras. Ponerse el cinturón en las plazas traseras es tan
importante como hacerlo en las delanteras ya que se evita el desplazamiento
excesivo del ocupante en caso de impacto frontal, así como un movimiento
conjunto de asiento y pasajero en el caso de choque lateral. Por otro lado, los
pasajeros de detrás van exactamente a la misma velocidad que los de delante y
están sometidos a la misma deceleración en caso de impact
Partes de un cinturón

El mecanismo de un cinturón de seguridad, de diseño modular, consta de los


siguientes sistemas:

Sistema de bloque angular, que impide la salida de la cinta cuando la inclinación


del cinturón en el plano vertical paralelo a la dirección de la marcha excede un
valor determinado. Actúa en caso de vuelco.
Sistema de bloqueo por sensibilidad de cinta o de vehículo, que impide la salida de
cinta cuando el ocupante se mueve bruscamente hacia delante. Actúa sobre todo en
choques frontales.
Sistema limitador de carga. Además de la elasticidad propia de la

cinta del cinturón de seguridad destinada a absorber la energía, los cinturones


suelen estar dotados de sistemas limitadores de carga (en retractor, hebilla o
anclaje), que permiten que salga una cantidad controlada de cinta cuando la fuerza
sobre pecho o pelvis ha alcanzado unos valores predeterminados, para causar el
menor daño posible.
Tipos de cinturón

Existen cuatro tipos básicos de cinturones de seguridad, cuya utilidad y eficacia en


caso de sufrir algún siniestro varían de manera considerable:
Abdominales, que consisten en una cinta que va de un lado a otro del abdomen
(típicos de los asientos de los aviones). En estos, la sujeción que proporcionan no
impide que la cabeza y tórax puedan sufrir un importante desplazamiento hacia
adelante. Por ello, hoy sólo se instalan en las plazas centrales traseras y tienden a
desaparecer.
Torácicos, que cruzan diagonalmente el tórax y retienen el cuerpo mejor que los
abdominales, aunque en ciertas colisiones puede producirse un deslizamiento de la
persona que lo utiliza, pudiéndose lesionar de este modo el cuello, las vértebras y
los pies. Por tal motivo, no son recomendables y ya no se utilizan.

Mixtos o de tres puntos de anclaje, que son una combinación de los dos anteriores.
Sujetan el tórax y el abdomen, eliminando en gran medida el peligro de
deslizamiento del cuerpo y de desplazamiento hacia adelante. Éstos se utilizan
actualmente en todas las plazas delanteras y casi todas las traseras, y comienzan a
Sustituir a los cinturones abdominales en las plazas centrales traseras.
Cinturones de tipo arnés, que pueden ser: de cuatro puntos de anclaje si están
formados por dos cintas que sujetan los hombros, a las que se unen otras dos que
rodean el abdomen y de seis puntos de anclaje si están provistos de dos correas
más para las piernas. Son utilizados sobre todo en vehículos de competición, por
ser más seguros, pues retienen totalmente el cuerpo, sin permitir que se desplace lo
más mínimo Algunas instrucciones para el uso correcto del cinturón

Como complemento a algunas de las cosas comentadas anteriormente, a


continuación, se dan algunas recomendaciones básicas e importantes a tener en
cuenta en relación con el cinturón de seguridad:
El cinturón debe estar ceñido al cuerpo. Para ello, no se deben utilizar pinzas o
prendas demasiado voluminosas, como abrigos, ni tampoco poner nada debajo del
cinturón, como por ejemplo una almohada, con el fin de ir más cómodo. Además,
la parte superior de la cinta debe pasar por la clavícula, entre el cuello y el hombro;
nunca por el cuello, pues podría causar lesiones graves en caso de producirse un
impacto.

Regular el asiento para que quede más o menos en ángulo recto y nunca demasiado
inclinado, ya que esa posición puede favorecer la aparición del efecto submarino o
facilitar que el cinturón produzca un estrangulamiento en caso de fuerte impacto y
desplazamiento hacia adelante.

Comprobar el cinturón una vez abrochado para ver que no esté enganchado o
enrollado en alguna parte de su recorrido, sin dobleces o retorcido dado que puede
ser peligroso y además pierde eficacia. Una manera fácil de comprobar si funciona
es dando un tirón brusco hacia adelante para ver si retiene. En el caso de sufrir un
siniestro importante
con el vehículo debe cambiarse el mismo ya que su trenzado ha podido perder
eficacia o incluso tener alguna rotura en sus sistemas de anclaje.

Obligación de usar el cinturón excepto las mujeres

embarazadas siempre que aporten un certificado médico en el que figure su estado


y la fecha aproximada del alumbramiento. No obstante, el cinturón siempre es
aconsejable guardando ciertas precauciones como, por ejemplo, procurar que el
cinturón no vaya sobre la zona del feto. Para ello existen a la venta algunos
sistemas que permiten ajustarlo correctamente sin que oprima el abdomen y por
supuesto, contando con las instrucciones del médico.

El cinturón de seguridad es la diferencia entre la vida y la muerte en un accidente


automovilístico, ya que reduce en un 50% las probabilidades de perder la vida. Las
estadísticas nos muestran que estamos 10 veces más expuestos a morir en un
accidente si no usamos el cinturón de seguridad, y se calcula que en los últimos 25
años se han salvado poco más de 300,000 vidas y se han prevenido alrededor de 9
millones de lesiones de moderadas a graves.
El cinturón de seguridad que conocemos hoy en día, se lo debemos al ingeniero
Nils Bohlin quien lo desarrollo para Volvo el cual se introdujo al mercado en 1959
como el cinturón de tres puntos.
Existen varios tipos de
cinturones según el
anclaje como son:

De 2 puntos: cinturón que se utiliza normalmente en el asiento trasero en la parte


de en medio, es parecido al cinturón de los aviones.

De 3 puntos: cinturón con porción pélvica y de hombro.

De 5 puntos: Se utiliza en las sillas para bebés y en el automovilismo deportivo.

De 6 puntos: Se utiliza para automovilismo deportivo conteniendo una porción


pélvica, 2 porciones para los hombros y 2 porciones entre las piernas
La idea básica del cinturón de seguridad es el evitar que salgamos proyectados del
auto al momento de un impacto, reducir el riesgo de que nos lastimemos contra el
interior del auto, así como evitar que los pasajeros de los asientos traseros se
impacten contra los delanteros.

¿Como nos protege?

Si viajamos a 80 km/hr en nuestro auto, todo lo que viaje en él lleva una inercia de
80 km/hr, recordemos que inercia: es la tendencia de un objeto a seguir en
movimiento hasta que alguna fuerza ejerza acción sobre él, así es que al momento
de un impacto tenderemos a mantener la inercia.
En un accidente, el cinturón lo que hace es aplicar las fuerzas necesarias para
desacelerarnos sobre las partes más rígidas del cuerpo y disipar la energía. Cuando
usamos el cinturón de la forma correcta, la mayoría de las fuerzas se aplica sobre
las costillas y la pelvis que son partes relativamente rígidas del cuerpo, la extensión
del cinturón permite distribuir las fuerzas de manera que no nos lastimemos.

Debido a que el tejido del cinturón este hecho de materiales relativamente flexibles
con el fin de que la detención sea abrupta, es muy importante que los cambiemos
después de un accidente fuerte y si tienen signos de deterioro o daño como puede
ser alguna deformación, rotos, deshilados o falta de flexibilidad.

Hoy en día encontramos vehículos con mucha tecnología y gran parte, está
enfocada a nuestra seguridad, recordemos que nada de esto evitará que nos
lastimemos si no utilizamos el cinturón de seguridad.

RECUERDA:

Colocar la porción pélvica sobre el abdomen en lugar de colocarlo sobra la cadera


Colocar la porción del hombro sobre el hombro, no por debajo del brazo
Seguridad en el automóvil

tvcrecer agradece al Dr. Diego Montes de Oca

Los accidentes automovilitos son una de las principales causas de muerte entre el
1ro y los 34 años de vida. Existen muchas maneras de prevenir los accidentes y
mantener sana a nuestra familia. En esta nota, aportamos algunas indicaciones para
viajar seguros en el auto.

Introducción

La causa más importante de muertes entre el año y los 34 años son las lesiones no
intencionales, dentro de los cuales las más frecuentes son provocadas por los
accidentes automovilísticos. La prevención se logra fundamentalmente a través de
la información. Debido a esto es que le informamos cuáles son las medidas de
prevención apropiadas para que su familia viaje más segura. Las medidas
preventivas en seguridad vial pueden salvar muchas vidas.

Cuatro temas claves de la seguridad vial 1. Velocidad

El exceso de velocidad es la principal causa de accidentes graves y muertes en


nuestras calles y rutas. Por tal motivo, disminuir la velocidad salva vidas. Una
investigación americana concluye que la posibilidad de morir en un accidente de
tránsito se duplica por cada 16 Km/h que se aumenta la velocidad a más de 80
Km/h. El problema es la distancia y el tiempo: a mayor velocidad, mayor es el
tiempo y la distancia que se necesita para detener un vehículo. Por ende, más
graves son las consecuencias ante un imprevisto.

2. Alcohol

Otra causa muy importante de accidentes de tránsito es el consumo de alcohol,


estimándose que está presente en el 50% de las muertes, y que aún muy pequeñas
cantidades de alcohol (un vaso de vino, cerveza o sidra) disminuye la capacidad de
conducir, lentificando las respuestas y entorpeciendo las maniobras, embotando los
sentidos al disminuir la capacidad de atención y generando una
falsa sensación de seguridad que predispone a excesos de velocidad y violaciones a
las normas de tránsito. El alcohol al volante mata.
Algunas recomendaciones son:

Si vas a conducir, nada de alcohol.

Si elegís beber, elegí a otro para conducir.

Elegir en el grupo quien no beba para poder conducir.

3. Cinturón de seguridad

Cuando usted y su familia viajan en el auto, aunque no lo sientan, están


desplazándose a la misma velocidad que el vehículo y al unísono con él. Pero, en
caso de una detención brusca, todo lo que no se encuentra atado dentro del auto
seguirá su viaje hacia adelante y sólo se detendrá cuando choque contra algo
(puede ser la parte delantera del coche, el parabrisas, el asfalto, etc.).
Eventualmente, todos pueden ser despedidos fuera del auto, aumentando 6 veces
las posibilidades de morir al impactar contra el suelo.

El cinturón de seguridad está considerado como el mejor seguro de vida a usar


dentro de un automotor, estimándose que si lográramos su uso generalizado en
asientos traseros y delanteros, en la Argentina, no sólo en rutas, sino también en las
ciudades y pueblos, se salvarían más de 1100 vidas todos los años por esta sola
medida.

¿Por qué usar el cinturón de seguridad?

Impide golpearse o ser despedido del vehículo, hacia una muerte casi segura.

En la ciudad, aún a poca velocidad, también evita la muerte o lesiones graves.

Protege también a los pasajeros de los asientos traseros, que corren el mismo
riesgo.

Es importante, aún en casos de incendio, vuelco o inmersión en agua, donde puede


evitar que el accidentado se fracture, pierda el conocimiento, y, por ende, la
posibilidad de salir con vida del vehículo.
Un solo segundo alcanza para desabrocharlo y protege todo el tiempo.
Para los bebés por nacer:
La mamá embarazada debe proteger a su bebé usando siembre el cinturón de
seguridad en el vehículo, cuidando que la parte horizontal de la correa pase por
debajo de su vientre y la diagonal pase por encima.

4. Teléfono celular

The Royal Society for the Prevention of Accidents ha advertido por años que
cualquier distracción de los conductores puede implicar serios riesgos de
accidentes. Por tal motivo, ningún conductor debería usar un teléfono móvil o
pieza similar mientras conduce (ni siquiera siendo un “manos libres”).

La Universidad de Toronto afirma que el riesgo de un conductor que está haciendo


o recibiendo una llamada mientras conduce de verse envuelto en un accidente, es 4
veces más alto que si no lo hace, y esto es comparable a los riesgos de conducir
habiendo bebido alcohol.

Sillitas:

Los menores de 10 años deberán viajar, según lo marca la ley Nacional, en los
asientos traseros.

El uso de sillitas de protección para niños es fundamental para prevenir


consecuencias en caso de accidentes, por lo cual consiste en la principal tarea
preventiva en niños. Describiremos los tipos de sillitas de protección para el
automóvil de acuerdo a la edad y el peso de su hijo.

Sillas de recién nacidos hasta un año

Sirven únicamente para esta edad, son como un huevito. Debe usarse mirando para
atrás, en el asiento trasero en la parte del medio. Estas sillas son pequeñas y
confortables y pueden tener una base desmontable.

Sillas desde el Año hasta los Cinco años:

No sirve para recién nacido. Existen tres tipos de modelo:

Arnés con 5 correas: dos a los hombros, dos a las caderas y una la base de la silla.
Arnés con escudo en formas de T.

3. Arnés con escudo en forma de bandeja.


Estas sillas tienen la opción de abrochar el arnés en varias posiciones de acuerdo al
tamaño del niño.

Sillas para mayores de 5 años y boosters:

Las sillas para mayores de 5 años se pueden usar con el cinturón de la sillita o del
automóvil. Los boosters son elevadores que se usan con el cinturón de seguridad
del automóvil. Se complementan con el cinturón de seguridad del automóvil.

El cinturón de seguridad del automóvil debe ser igual en los asientos delanteros
que en los traseros, ya que debe proteger tanto la cabeza como el tronco. Los
asientos traseros que tienen solo cinturones de tronco no protegen la cabeza y por
lo tanto son más inseguros.

Algunas reglas de seguridad dentro del automóvil

Se debe acostumbrar de pequeños a viajar en la silla de seguridad, se deben usar


desde que sale de la maternidad.

Automóvil con Air Bags:

Su bebe debe viajar siempre en el asiento de atrás, pero si su auto tiene air bags y
va adelante es más peligroso aún ya que puede ser aplastado por el mismo y
causarle la muerte.

Si por alguna razón debe un niño grande ir en el asiento delantero, corra lo más
posible el asiento para atrás.

¿Cuándo su niño puede ir con el cinturón de seguridad sin sillita?

Cuando sea lo suficientemente grande como para que el cinturón de seguridad le


encaje adecuadamente. El cinturón le debe pasar por el hombro y no por el cuello o
la garganta y debe cruzar a través de las caderas y no a través del estómago y las
rodillas del niño deben estar en el borde del asiento.
Cuando pesen por lo menos 18 kg. comienzan a estar en condiciones de ir
solamente con cinturón de seguridad.
Creemos importante recordar que a los niños se les crean hábitos y costumbres y si
uno los acostumbra a usar la sillita de seguridad, los niños viajarán más tranquilos
y seguros.
Concepto

El concepto básico de un cinturón de seguridad es protegerte en una colisión


automovilística sujetándote a tu asiento. Esto impide que vueles hacia adelante y
choques contra el salpicadero o el parabrisas. Aunque eres lanzado hacia delante
por la fuerza de un choque, el cinturón de seguridad es suave y se coloca sobre la
caja torácica y la pelvis, lo cual puede absorber la fuerza con poco o ningún daño.

Función

Un cinturón de seguridad puede extender y retraerse cuando es necesario. Si te


inclinas hacia adelante en tu asiento, el cinturón se extiende lo suficiente para
permitir el movimiento. Sin embargo, si el coche se estrella, se apretará lo
suficiente como para mantenerte en tu sitio. Esto es debido a que el cinturón está
conectado a algo que se llama un mecanismo retractor. Este mecanismo contiene
un resorte y una bobina que trabajan juntos para mantener el cinturón ajustado al
tiempo que permite el movimiento. También hay un mecanismo de bloqueo que se
activa cuando un coche frena o se detiene bruscamente, como lo haría en un
accidente. Es por ello que el cinturón de seguridad a veces puede trabarse si frenas
de repente.

Protección

En un severo choque a alta velocidad el cinturón de seguridad puede causar graves


daños para el usuario debido a una fuerza excesiva. Muchos cinturones tienen
limitadores de carga para evitar esto. Básicamente, sueltan más extensión del
cinturón cuando se aplica una fuerza extrema. Esto se logra cosiendo un pliegue en
el cinturón de seguridad. La costura se rompe en un accidente grave, liberando el
exceso de material del pliegue.

Efectividad

Las estadísticas apoyan el hecho de que los cinturones de seguridad funcionan de


manera muy eficaz. El Departamento de Transporte de EE.UU. (DOT, por sus
siglas en inglés) estima que estos son responsables de salvar unas 13.000 vidas
cada año en accidentes de tráfico. El DOT también prevé que un adicional de 7.000
personas se salvarían si usaran cinturones de seguridad, ya que algunos todavía
optan por no hacerlo, incluso cuando es requerido por la ley.

¿Por qué no usas el cinturón de


seguridad?
Educación Vial
Este artículo que escribo hoy quizás sea difícil que llegue a quienes realmente está
destinado, porque quienes os pasáis por aquí a leernos de vez en cuando, casi con
toda seguridad sois conductores responsables que tenéis perfectamente asumido el
uso del cinturón de seguridad. De todos modos,
no perdamos la esperanza de que el mensaje termine llegando, sea de un modo u
otro (quizás un amigo o familiar que te quiere bien te lo haga llegar).

A mí me sorprende un poco, pero la realidad es así: en España todavía hay


personas, conductores o pasajeros, que no utilizan el cinturón de seguridad cuando
van en un automóvil. Tanto más peligroso aún: también hay menores que no usan
el cinturón, ni ningún sistema de retención infantil adaptado a su edad, estatura y
peso. Cuesta creerlo, pero es así.

Según datos de la DGT (pueden cambiar ligeramente de un año a otro), entre el 20


y el 23 % de los fallecidos en accidente de tráfico no llevaban puesto el cinturón de
seguridad.

Y yo me pregunto, tú que no usas el cinturón de seguridad o llevas a tu hijo sin una


silla de coche, o sin sujetarle bien el arnés, si me lees (ojalá que sí), ¿por qué no
usas el cinturón de seguridad? ¿por qué no unas una silla de coche infantil?

Utilizar el cinturón de seguridad es obligatorio


Recuerda que utilizar el cinturón de seguridad es obligatorio en todo tipo de
vehículos, por todos los ocupantes del vehículo, conductor y pasajeros, y en todas
las plazas, tanto las delanteras como las traseras, y en todo tipo de vías, tanto en
ciudad, como en carretera secundaria o autopista. Es verdad que el Reglamento
General de Circulación recoge algunas excepciones, pero no hay excusas que
valgan.

Es un gesto bien fácil de hacer: nos subimos al vehículo, nos sentamos en nuestro
asiento, nos acomodamos, cogemos el cinturón y nos lo abrochamos. Son unos
pocos segundos, bien fácil y sencillo.

No se nos puede olvidar, no sirve decir que nos resulta incómodo, no vale
argumentar que vamos aquí al lado y que no merece la pena… ponerse el cinturón
de seguridad siempre merece la pena. El cinturón de seguridad salva vidas, está
más que demostrado, y también reduce la gravedad de las lesiones que se pueden
sufrir en un accidente. Muchos discapacitados que perdieron la posibilidad de
caminar en un accidente de tráfico no llevaban el cinturón.
Y lo mismo sucede con los menores de edad. Si por su edad y estatura el cinturón
de seguridad del coche les queda grande, tienen que usar una silla de coche o un
alzador, según corresponda, la silla tiene que ir bien montada y el niño bien sujeto .
Es obligatorio si los menores miden 1,35 m de altura o menos, pero además es
necesario.

Es responsabilidad de los adultos velar por el bienestar, la salud y la seguridad de


los niños. Un niño no puede ir sin sujeción en un automóvil. Tampoco puede ir en
los brazos de su madre, por infinito que sea su amor, porque la fuerza de sus brazos
no lo es. El niño saldrá irremediablemente despido por la fuerza y la violencia del
frenazo, golpe o accidente… las consecuencias de esto son muy graves.

Por favor, por ti, por lo que más quieras, por todos… utiliza el cinturón de
seguridad y la silla de coche infantil siempre.

En Circula Seguro | El cinturón de seguridad de las plazas traseras: una vez más,
una víctima más