Está en la página 1de 13

ACONDICIONAMIENTO DE SEÑAL

Muchas aplicaciones implican medidas ambientales o estructurales mediante


sensores, como es el caso de la temperatura y las vibraciones. Estos sensores, a
su vez, requieren el acondicionamiento de las señales antes de que un dispositivo
de adquisición de datos pueda medir con eficacia y precisión la señal. El
acondicionamiento de señal es uno de los componentes más importantes de un
sistema de adquisición de datos; ya que, sin la optimización de las señales del
mundo real para el digitalizador que se esté utilizando, no se puede confiar en la
exactitud de la medida.
Las necesidades de acondicionamiento de las señales varían ampliamente
dependiendo de la funcionalidad del sensor, por lo que ningún instrumento puede
proporcionar todo tipo de acondicionamiento para todos los sensores. Por ejemplo,
los termopares producen señales de muy baja tensión, lo cual requiere linealización,
amplificación y filtrado, mientras que las galgas extensiométricas y acelerómetros
necesitan excitación. Otras señales pueden no necesitar ninguna de ellas, sino que
se basan en gran medida en el aislamiento de alta tensión. La clave para lograr un
exitoso sistema de acondicionamiento de señales es entender los circuitos que son
necesarios para garantizar una medida precisa cualquiera que sea la combinación
de canales.
FUNDAMENTOS DEL ACONDICIONAMIEMTO DE SEÑALES
La mayoría de las señales requieren alguna forma de preparación antes de que
puedan ser digitalizadas. Las señales de un termopar proporcionan unos niveles
muy pequeños de tensión que deben ser amplificados antes de la digitalización.
Otros sensores, tales como detectores de temperatura mediante resistencias (RTD),
termistores, galgas extensiométricas y acelerómetros, requieren una excitación para
poder funcionar. Todas estas tecnologías que requieren un trabajo de preparación
con llevan un acondicionamiento de la señal.
La siguiente lista ofrece tipos comunes de acondicionamiento de señales, sus
funcionalidades, y ejemplos de cuando se necesitan, con el fin de servir de ayuda
para evaluar las opciones de acondicionamiento de señales.
Amplificación
Los amplificadores incrementan el nivel de tensión para lograr una mejor adaptación
al rango del convertidor analógico-digital (ADC), incrementando así la resolución de
la medida y la sensibilidad. Además, la localización de los acondicionadores de
señal externos más cerca de la fuente de la señal o del transductor, mejora la
relación de la señal con respecto al ruido de la medida, mediante el incremento del
nivel de la tensión antes de que se vea afectada por el ruido ambiental. Los sensores
típicos que requieren de amplificación son los termopares y los medidores de
deformaciones.
Atenuación
La atenuación, que es lo contrario que la amplificación, se necesita cuando las
tensiones que se van a digitalizar están fuera del rango del ADC. Esta forma de
acondicionamiento de la señal disminuye la amplitud de la señal de entrada de modo
que la señal acondicionada quede dentro del rango de tensión del ADC. La
atenuación es típicamente necesaria cuando se miden tensiones de más de 10 V.
Filtrado
Los filtros rechazan el ruido no deseado dentro de un determinado rango de
frecuencias. A menudo, los filtros paso-bajo se utilizan para bloquear el ruido de las
medidas eléctricas, tales como el procedente de los 50/60 Hz de la red eléctrica.
Otro uso común del filtrado es evitar el “aliasing” de las señales de alta frecuencia.
Esto se puede hacer mediante el uso de un filtro “anti-aliasing” que atenúan las
señales por encima de la frecuencia de Nyquist. Los filtros anti-alias son un tipo de
filtro paso-bajo que se caracteriza por tener una banda de paso plana y una caída
rápida. Debido a que las medidas de los acelerómetros y de los micrófonos se
analizan comúnmente en el dominio de la frecuencia, los filtros anti-aliasing son
ideales para aplicaciones de sonido y vibración.
Aislamiento
Señales de tensión que están bastante fuera del rango del digitalizador pueden
dañar al sistema de medida y al operador. Por esa razón, se requiere generalmente
el aislamiento junto con la atenuación para proteger al sistema y al usuario de las
tensiones peligrosas o de los picos de tensión. El aislamiento también puede ser
necesario cuando el sensor está en un plano de tierra diferente del sensor de
medida, tal como ocurre con un termopar montado en un motor.
Excitación
Se requiere una excitación en muchos tipos de transductores. Por ejemplo, las
galgas extensiométricas, los acelerómetros, los termistores y las RTDs requieren
tensiones externas o corriente de excitación. Las medidas de RTDs y de termistores
se hacen con una fuente de corriente que convierte la variación de la resistencia en
una tensión medible. Los acelerómetros tienen a menudo un amplificador integrado,
que requiere una corriente de excitación proporcionada por el dispositivo de medida.
Las galgas extensiométricas, que son dispositivos de muy baja resistencia, se
utilizan típicamente en una configuración de puente de Wheatstone con una fuente
de excitación de tensión.
puente de Wheastone para la excitación suministrada

Linealización
La linealización es necesaria cuando los sensores producen señales de tensión que
no están linealmente relacionados con las medidas físicas. La linealización, que
consiste en el proceso de interpretación de la señal del sensor, se puede
implementar mediante el acondicionamiento de la señal o por medio de software.
Un termopar es el clásico ejemplo de un sensor que requiere linealización.
Compensación de la unión fría
Para obtener medidas precisas del termopar se requiere la compensación de la
unión fría (CJC: Cold-Junction Compensation). Los termopares miden la
temperatura como la diferencia de tensión entre dos metales diferentes. En base a
este concepto, se genera otra tensión en la conexión entre el termopar y el terminal
de un dispositivo de adquisición de datos. La compensación de la unión fría mejora
la precisión de la medida proporcionando la temperatura de esta unión y aplicando
la corrección apropiada.
Terminación del puente
El puente completo se necesita para que los sensores en montaje de cuarto o mitad
de puente formen un puente de Wheatstone de cuatro resistencias. Los
acondicionadores de señal de las galgas extensiométricas suelen proporcionar
redes de terminación de medio puente que constan de resistencias de alta precisión.
Las resistencias de terminación ofrecen una referencia de tensión para detectar
pequeños cambios de tensión mediante el sensor o sensores activos.
Conexión de un circuito de galga extensiometricas de medio puente

Método de muestreo
La multiplexación puede enrutar secuencialmente una serie de señales a un solo
digitalizador, logrando así una manera rentable de ampliar en gran medida el
número de señales de un sistema. Cuando resulta crítica la medida de dos o más
señales en el mismo instante, como en el caso de la caracterización de una
estructura, se recomienda el muestreo simultáneo.
Acondicionamientos de señal de sensores específicos
La comprensión de las necesidades de acondicionamiento de las señales para cada
tipo de medida es de suma importancia para lograr las mejores medidas. En base a
los sensores que se requieren para llevar a cabo una aplicación, se deben tener en
cuenta ciertos tipos de acondicionamiento de señal para garantizar las mejores
medidas posibles. La Tabla presenta un resumen de los tipos de acondicionamiento
de señales para los diferentes sensores y medidas.

Requisitos exclusivos de medidas basadas en sensores


Sensores de temperatura
Los sensores más comunes que se utilizan para medir la temperatura son los
termopares, RTDs y termistores. Estos sensores normalmente proporcionan una
tensión de salida de bajo nivel dentro del rango de los mili voltios. La salida de estos
sensores es demasiado baja para que los dispositivos de medida con un gran rango
de entrada puedan medir con precisión. Por ejemplo, un rango de señal típica de un
termopar es de ± 80 mV. Si se dispone de un digitalizador de 16 bits con un rango
de ± 10 V, se está utilizando solo el 0,8 por ciento del rango dinámico del ADC. Para
resolver este problema, se debe utilizar un amplificador que incremente el nivel de
la señal de salida para que coincida con el rango dinámico del ADC

La función de auto-cero compensa el error de offset del dispositivo de medida.

Como se comentó previamente, los termistores, RTDs y termopares dan salida a


señales que son a menudo muy cercanas a 0 V; por lo tanto, la compensación de
los errores del dispositivo de medida puede ser un factor importante dentro de la
precisión global. El error de “offset” es la desviación de la temperatura medida en
relación a la temperatura de referencia. Muchos dispositivos cuentan con una
función de auto-cero incorporada que mide automáticamente dicho offset antes de
adquirir los datos de la temperatura interna y compensan ese error en el dispositivo
de medida. Si el dispositivo de medida no soporta la función de auto-cero, hay que
asegurarse de que el dispositivo se calibra con regularidad y se utiliza el documento
de especificaciones para identificar cómo el error de offset afecta a la precisión
global.
Dado que las medidas de temperatura se muestrean generalmente a un ritmo lento,
estas medidas son susceptibles al ruido de alta frecuencia. Para eliminar el ruido de
alta frecuencia y el ruido de la red eléctrica de 50 Hz y 60 Hz, que es frecuente en
la mayoría de laboratorios o ambientes industriales, se utilizan generalmente filtros
paso-bajo.
Termopares
Los termopares tienen requisitos específicos de acondicionamiento de señal.
Debido a que las uniones frías se forman por la conexión del termopar a los cables
o terminales del dispositivo de adquisición de datos, generan tensiones que se
suman a la medida de la red. Por ejemplo, en el sistema mostrado en la figura en
lugar de medir AB, que es lo que se desea, la medida real es AB+AC+BC. Las
tensiones adicionales generadas por las otras uniones constituyen el error de la
unión fría. Para eliminar este error, las temperaturas conocidas de AC y BC se
restan de la medida total para obtener la temperatura real. Este ajuste se conoce
como compensación de la unión fría (CJC). La mayoría de los dispositivos de
medida de termopares incorporan CJC y el escalado automático en el software. Si
el dispositivo de adquisición de datos no tiene incorporado CJC, la temperatura debe
medirse externamente para tener en cuenta esta diferencia en el software.

El error de la unión fría añade más tensión a la medida del termopar.


Aunque una CJC ayuda a explicar los errores inducidos por las uniones frías, la
propia CJC y la forma de implementarse también puede causar errores. El error
global de una CJC incluye el error del sensor CJC, el error del dispositivo de medida
del sensor CJC y el gradiente entre la unión fría y el sensor CJC. El gradiente de
temperatura entre la unión fría y el sensor CJC es el factor más importante. La
colocación de la CJC lo más cerca posible de los terminales de termopar ayuda a
reducir este tipo de error de la CJC. Para reducir los errores del sensor CJC, se
debe utilizar un sensor preciso de temperatura, tal como una RTD, un termistor o un
sensor de temperatura basado en un circuito integrado diseñado para el rango de
temperatura al que las uniones frías van a estar sometidos. Para reducir los errores
del dispositivo de medida, se debe invertir en un dispositivo que ofrezca las
especificaciones de precisión necesarias para la aplicación, calibrar el dispositivo
cuando sea necesario y utilizar el dispositivo sólo en las condiciones especificadas
por el fabricante.
Otra fuente de ruido que puede afectar a los termopares es el montaje directo o
mediante soldadura a materiales conductores o al sumergirlos en agua.
Cuando un termopar está conectado a un material conductor es susceptible al ruido
en modo común y a los bucles de tierra. El aislamiento ayuda a prevenir los bucles
de tierra y puede mejorar significativamente el rechazo del ruido en modo común.
Los materiales conductores con tensiones grandes en modo común requieren
aislamiento para medir efectivamente dichas tensiones.
Ts Sistema de medida de termopares

Termistores y RTDs
Los termistores y RTDs son sensores de temperatura activos que requieren tensión
o corriente de excitación. Es importante tener en cuenta que al proporcionarles una
gran corriente de excitación se obtiene como resultado un calentamiento
espontáneo que afecta a la exactitud de la medida. Si no se puede disipar ese calor
extra, hay que pensar en disminuir la corriente de excitación. Al usar RTDs o
termistores, hay que asegurarse de aplicar amplificación y filtros paso-bajo, como
se comentó anteriormente, para ayudar a eliminar el efecto del ruido.

Galgas extensiometricas
Las medidas con galgas extensiométricas implican la detección de cambios de
resistencia extremadamente pequeños. La selección y uso apropiado del puente y
el acondicionado de la señal son necesarios para obtener medidas fiables. Los tres
tipos principales de galgas extensiométricas son de cuarto, medio y puente
completo. El nombre hace referencia al número de ramas que forman el puente de
Wheatstone para la detección activa de las galgas extensiométricas. Por lo tanto,
se necesitan circuitos de terminación de puentes para galgas extensiométricas de
cuarto y medio puente.
Normalmente, los circuitos de acondicionamiento de señales de galgas
extensiométricas están diseñados para redes de terminación de medio puente. Si
se está utilizando un sensor de cuarto de puente, se necesita una tercera resistencia
comúnmente conocida como la resistencia de terminación de un cuarto de puente.
De manera similar a los sensores de temperatura, la mayoría de los medidores de
tensión requieren amplificación; ya que tienen niveles relativamente bajos de salida
(menos de 100 mV), que los hace vulnerables al ruido. El uso de filtros de paso-bajo
puede ayudar a eliminar el ruido de las componentes de alta frecuencia no
deseadas.

La detección remota mide el nivel de excitación real entregado al sensor.


Las galgas extensiométricas requieren niveles de tensión de excitación entre 2,5 V
y 10 V. El cambio en la tensión de salida para un determinado nivel de deformación
se incrementa en proporción directa a la tensión de excitación. Aunque una mayor
tensión de excitación genera una tensión de salida proporcionalmente más elevada
y por lo tanto mejora la relación señal-ruido, una tensión más elevada puede
también causar errores debido al auto calentamiento. Dicho auto-calentamiento
cambia la resistividad y la sensibilidad del medidor de deformación, afecta a la
capacidad del adhesivo para transferir la tensión e introduce los efectos de la
temperatura entre los cables y la lámina de la galga. Esto tiene un gran impacto en
las medidas cuando la estructura no proporciona una buena disipación del calor,
como en el caso del plástico. Se puede reducir el auto-calentamiento, ya sea
seleccionando una galga de deformación con una superficie mayor para la mejor
disipación del calor o reduciendo el nivel de excitación.
Si el circuito de la galga de deformación está lejos de la circuitería de
acondicionamiento de la señal y de los circuitos de excitación, la resistencia de los
cables largos y de los pequeños cables de las galgas puede dar lugar a una tensión
de excitación menor del puente. Se puede compensar este error mediante el uso de
la detección remota. La detección remota mide la cantidad de excitación que se
entrega realmente al sensor y regula el suministro de excitación mediante
retroalimentación negativa para compensar las pérdidas en los cables y entregar al
puente la tensión necesaria.
La calibración del punto de equilibrio y del shunt ajustan el offset y el error de la
ganancia del dispositivo de medida.
Cuando se instala un medidor de deformación y se conecta a un puente de
Wheatstone, es poco probable se lea cero voltios cuando no se aplica un esfuerzo
sobre la galga. Las imperfecciones de las galgas de deformación, la resistencia de
los cables y la pre deformación de las galgas al realizar la instalación generan un
desplazamiento de la tensión inicial de manera que la lectura es diferente de cero.
En estos casos se debe ejecutar la cancelación del offset o la calibración del punto
de equilibrio mediante hardware o software para compensar el desequilibrio
inherente del puente.
En el caso del software, se toma una medida inicial antes de aplicar tensión y se
usa esta tensión inicial en los cálculos de la deformación para calcular la
compensación.
Este método es rápido y sencillo y no requiere ajustes manuales. La desventaja de
la compensación mediante software con respecto a las medidas tradicionales es
una pérdida del rango de la medida efectiva debido a los grandes offsets. Hay otro
método en el que se utiliza hardware para equilibrar el puente. Se mide la
deformación inicial y luego se añade un potenciómetro como una de las ramas del
puente de Wheatstone para ajustar físicamente la salida del puente a cero. Al variar
la resistencia del potenciómetro, se puede controlar el nivel de la salida del puente
y ajustar la salida inicial a 0 V.

Cargas presiones y pares de torsión


La herramienta más común para la medida de cargas, presiones y pares de torsión
son los sensores basados en galgas extensiométricas de puente completo. En una
configuración de puente completo, las cuatro ramas del puente de Wheatstone son
realmente galgas extensiométricas; por lo tanto, no se necesitan resistencias
adicionales o circuitos de terminación del puente. Los sensores de cargas,
presiones y pares de torsión pueden proporcionar tensiones bajas o altas,
dependiendo de los requisitos de excitación del sensor.
Los sensores se alimentan normalmente mediante el dispositivo de medida y
aquellos de bajo nivel de excitación proporcionan una salida de señales que van
desde mili voltios al rango de los voltios, pero los sensores de elevado nivel de
excitación requieren para su funcionamiento fuentes de alimentación externa de
mayor potencia y una salida de ±5V, ±10V o 4-20 mA. Como se trata de una medida
de la deformación de puente completo, se aplica también el acondicionamiento de
señal comentado previamente en las medidas de deformación, como la
teledetección y la calibración de la derivación (shunt).
CONSIDERACIONES AL CREAR UN SISTEMA DE ACONDICIONAMIENTO DE
SEÑALES
Cuando se está diseñando un nuevo sistema de medida acondicionado, hay que
tener en cuenta que algunas de las variables que contribuyen a su éxito están
directamente relacionadas con los circuitos de acondicionamiento como se detalló
anteriormente, mientras que otras son más prácticas y se relacionan con la
implementación, la integración de sistemas y el mantenimiento del diseño. No dar
importancia a estos, puede tener un impacto significativo en el tiempo, dinero y
recursos que se dedican al proyecto en su conjunto.
Integración
La capacidad del sistema de acondicionamiento de señales para integrarse
fácilmente con el resto del sistema es importante. La comprensión de la interacción
entre los diferentes componentes de la cadena de medida ayuda a caracterizar los
resultados esperados y a solucionar problemas inesperados. Desde el sensor a
cada etapa del acondicionamiento, el ADC y el bus de comunicaciones, cada
eslabón de la cadena añade más fuentes de error y puede degradar las
especificaciones del sistema. Donde sea posible, se debe reducir este riesgo de
error mediante la combinación de cadenas de medida en un solo sistema, como,
por ejemplo, la integración del ADC y del acondicionamiento dentro de un único
módulo.
Integración
La conexión de señales a un sistema de acondicionamiento de señales puede ser
un gran problema si no se tiene en cuenta cuidadosamente de antemano. Un buen
sistema de acondicionamiento de señales debería ofrecer una amplia gama de
opciones de conectividad, incluyendo conexiones de termopares, terminales de
tornillo y conectores BNC. Cuando la aplicación cambia, también lo hace la
necesidad de una conectividad diferente, como por ejemplo D-SUB, RJ45/50, mini-
XLR y LEMO. La creación de nuevos dispositivos de conectividad para cambiar los
requisitos de prueba puede llegar a ser inmanejable a lo largo del tiempo cuando
cambian los requisitos tecnológicos. Cuando se utiliza un método que dispone de
opciones de conectividad se limitan las preocupaciones por la conexión y el
mantenimiento adecuado.
Capacidad de ampliación
Si se construye un sistema de forma modular, se tiene más flexibilidad para cambiar
y ampliar tanto el número de canales, como la mezcla de señales. Las arquitecturas
con altos niveles de dependencia de funciones cruzadas pueden requerir una
revisión masiva para realizar modificaciones incluso relativamente menores. Vamos
a pensar que se están registrando datos de temperatura para evaluar los límites de
diseño de un motor en una célula de prueba y que para ello se implementó
originalmente un termopar debido a su gran rango de funcionamiento, pero ahora
se necesita un sensor más preciso como una RTD para afinar más con la
temperatura que hace que un componente falle. Puesto que las RTDs son sensores
activos, se debe incorporar ahora una corriente de excitación en el sistema. Si el
diseño se hizo de forma modular, se puede intercambiar el módulo termopar con
relativa facilidad. Pero si se combina el módulo termopar con otros módulos de
termopar en una PCB, se está obligado a comprometer la medida y seguir adelante
con el termopar o a invertir fuertemente en un rediseño completo.
Aislamiento
Cuando la señal medida es de alta tensión o de una tensión sujeta a picos, se deben
aislar las señales del resto del sistema. Un aislamiento inadecuado compromete la
seguridad del operador, así como la integridad de todo el sistema de adquisición de
datos. Cuando se determinan los requisitos de aislamiento del sistema, se deben
tener especificaciones de aislamiento fiables y precisas, incluyendo una tensión
nominal de trabajo seguro y una calificación de la instalación. Los vendedores
trabajan habitualmente con las especificaciones de aislamiento y certificaciones
para garantizar que un producto cumple con los estándares de la industria. Si se
tiene una comprensión completa de estos requisitos, entonces se puede crear con
éxito un sistema aislado.
Ancho de banda
Cuando se diseñan o especifican sistemas de adquisición de datos, hay que
asegúrese de que el ancho de banda de los sistemas es lo suficientemente grande
como para manejar el flujo de datos que se necesita y tener capacidad para hacer
frente al crecimiento futuro del número de canales. El ancho de banda del sistema
se expresa típicamente en muestras por segundo (hertzios). Para determinar el
ancho de banda mínimo necesario para el sistema, se multiplica el número total de
canales esperados por la velocidad de muestreo máxima de cada canal.
Cuando se diseñan o especifican productos para el acondicionamiento de señales
hay que considerar factores externos que podrían afectar al ancho de banda del
sistema. Por ejemplo, muchos sensores de presión tienen altos valores de salida y
por lo tanto no necesitan amplificación. Sin embargo, la elevada impedancia de
salida de estos sensores hace que se incremente el tiempo de establecimiento de
los canales en los dispositivos de adquisición de datos multiplexados o escaneados.
Esto puede hacer que ocurra un efecto fantasma si la frecuencia de muestreo es
demasiado alta, debido a que el condensador no tiene tiempo para cargarse o
descargarse a la tensión correcta. Si no se diseña un seguidor de tensión o circuito
amortiguador en el acondicionador de señal, se tendría que poner entonces límites
a la velocidad de muestreo máxima permitida.
Software
Una gran parte del coste total de un sistema de prueba y medida es el desarrollo de
la aplicación cuando se cuenta con los recursos de ingeniería y tiempo necesarios
para la instalación, el desarrollo y las pruebas. Se puede minimizar este coste
mediante el desarrollo dentro de un entorno diseñado específicamente para este
tipo de aplicación de ingeniería. Por ejemplo, a pesar de que es posible utilizar el
hardware para realizar una calibración del punto de equilibrio de una galga
extensiométrica, es posible que no quiera dejar esta tarea o responsabilidad al
operador o técnico. Por lo tanto, se debería compensar el offset inicial de la galga
en el software para garantizar que la calibración se ha completado correctamente
antes de cada adquisición. Los entornos de desarrollo, tales como LabVIEW, están
optimizados para este tipo de tareas con el fin obtener más productividad y dedicar
el tiempo a lo que importa.
Configuración e instalación
Cualquier sistema de acondicionamiento de señales debería ser fácil de usar. Nadie
puede darse el lujo de perder el tiempo debido a problemas de instalación o
configuración excesivamente complejos. Un sistema ideal de acondicionamiento de
señales monitoriza el hardware, informa sobre qué equipo está presente y
proporciona una interfaz de software para la asignación de todos los ajustes. Se
debe ser capaz de utilizar el entorno de software para configurar y ampliar el número
de canales.
Calibración
Para realizar las medidas más precisas posibles, se debe calibrar periódicamente
todo el sistema de adquisición de datos. La mayoría de los dispositivos de medida
se calibran en fábrica, pero la precisión deriva a lo largo del tiempo. Muchos
sistemas COTS (Commercial Off-The-Shelf) tienen incorporadas referencias de
tensión de precisión, esto permite que el sistema de medida pueda ajustarse para
compensar los cambios de temperatura. Este método, que es ideal para los cambios
ambientales a corto plazo, se utiliza a menudo como una comprobación fácil del
rendimiento para confirmar el funcionamiento completo del sistema antes de realizar
las secuencias de prueba. Hay que tener en cuenta que incluso estas referencias
incorporadas tienen derivas; así que, esto no sustituye a los servicios de calibración
externos que mantienen el sistema funcionando de acuerdo a las especificaciones
publicadas año tras año.
Si hay disponible un laboratorio de metrología, se pueden seguir fácilmente los
procedimientos de calibración documentados. Sin embargo, si la documentación no
está actualizada, el laboratorio de metrología no está disponible o el ingeniero que
implementó el sistema no está accesible, el mantenimiento de los estándares de
calibración puede suponer un reto costoso. Un buen sistema de acondicionamiento
de señal COTS se entrega con las especificaciones publicadas y los servicios de
calibración actualizados que pueden mitigar estos retos.
Mantenimiento
Una vez que se haya finalizado el diseño del acondicionamiento de la señal, es
necesario recopilar toda la información del sistema en un documento formal. Buscar
problemas en el sistema, añadir nuevas funcionalidades o duplicar el sistema puede
ser casi imposible sin una documentación detallada. Es deseable estar preparado
para el caso de que el ingeniero que diseñó el sistema se cambie de empresa o
proyecto. Tomarse un tiempo para desarrollar y documentar adecuadamente los
procedimientos de prueba utilizados ayuda también a minimizar el tiempo y el coste
cuando se necesita llevar a cabo reparaciones o modificaciones. Muchos
proveedores COTS de acondicionamiento y hardware de ADC integrados ofrecen
la mayor parte de esta documentación, pero aun así es importante comprobar y
documentar los diagramas de cableado y conectividad.