Está en la página 1de 56

INFORMES DE

CADENAS DE VALOR
AÑO 1 - N° 1 – Mayo 2016

Ovinos – Lana y Carne

Ministerio de Hacienda y Secretaría de Política Económica y Planificación del Desarrollo


Subsecretaría de Planificación Económica
Finanzas Públicas Dirección Nacional de Planificación Regional
Presidencia de la Nación Dirección Nacional de Planificación Sectorial
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

AUTORIDADES
Ministro de Hacienda y Finanzas Públicas
Lic. Alfonso Prat-Gay

Secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo


Lic. Pedro Lacoste

Subsecretario de Planificación Económica


Dr. Ernesto O´Connor

Directora Nacional de Planificación Regional


Lic. Carolina Szpak

Director de Información y Análisis Regional


Lic. Walter Lucci

TÉCNICOS RESPONSABLES
Lic. Leticia Busellini, Lic. Romina Cardin e Ing. Agr. María Eugenia
Iturregui

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
1|P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

INDICE
GLOSARIO 2
SIGLAS 4
RESUMEN EJECUTIVO 5
Parte I. CADENAS DE VALOR A PARTIR DE LA PRODUCCIÓN OVINA 7
I.1. Estructura de la cadena 7
I.2. Localización territorial por provincias 11
Parte II. CADENA DE VALOR DE LA LANA. 13
II.1. Producción, capacidad productiva y empleo 13
II.2. Costos 14
II.3. Precios Internos 15
II.4. Exportaciones argentinas 16
II.5. Mercado global 20
II.5.1. Producción, comercio y precios 20
II.5.2 Pronóstico de oferta, demanda y precios 23
II.5.3. Tratados de libre comercio y otros firmados por cada país relevante. 24
Parte III. CADENA DE VALOR CÁRNICA – OVINA 26
III.1. Producción y capacidad productiva 26
III.2. Precios internos 27
III.3. Exportaciones argentinas 28
III.4. Mercado global 31
III.4.1. Producción, comercio y precios. 31
III.4.2. Pronóstico de oferta y demanda 33
III.4.3. Tratados de libre comercio y otros firmados por países relevantes 36
Parte IV. ASPECTOS COMUNES A LAS CADENAS DE LANA Y CARNE. DESAFÍOS Y
OPORTUNIDADES 38
IV.1. Políticas públicas relevantes de Argentina 38
IV.2. Otros aspectos relacionados 40
IV.2.1. Ambientales 40
IV.2.2. Innovación 41
IV.3. Vinculaciones con otras cadenas 43
IV.4. Desafíos y oportunidades 44
BIBLIOGRAFÍA 46
ANEXO ESTADÍSTICO 47

Este informe tiene por objeto una descripción analítica y estructural de las cadenas de valor de la lana y
carne de origen ovino. Se consideran temáticas como: la configuración de relaciones económicas; su
contexto internacional y tendencias; su proceso productivo y su evolución; la localización territorial; la
incidencia de las políticas públicas, entre otros aspectos de relevancia.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
2|P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

GLOSARIO
 Borrego/a: animal de edad entre 11 y 20 meses, con 2 dientes.
 Capón: macho castrado mayor de 20 meses, con 4 o más dientes.
 Cardado: proceso que convierte la lana en rama en una cinta continua y separa los restos de
materia vegetal y otras impurezas que pudieron haber quedado luego del lavado.
 Carnero: macho reproductor, con 2 a 8 dientes.
 Cordero: animal de diente de leche, hasta 11 meses.
 Chacinado: producto preparado sobre la base de carne y/o sangre, vísceras u otros subproductos
animales que hayan sido autorizados para el consumo humano, adicionados o no con sustancias
aprobadas a tal fin.
 Fieltro: paño que se fabrica sin necesidad de pasar por un proceso de tejido, a partir de apilar capas
de lana y adherirlas aplicando vapor y presión.
 Frigorífico Tipo A: su habilitación corresponde a SENASA e incluye el tráfico federal y la exportación
de los productos y subproductos derivados de la faena y las carnes industrializadas.
 Indicación geográfica (IG): signo utilizado para productos que tienen un origen geográfico concreto
y cuyas cualidades, reputación y características se deben esencialmente a su lugar de origen.
 Invernada: época de engorde del ganado que comienza generalmente con el invierno.
 Lanolina: cera natural producida por las glándulas sebáceas de los ovinos, que recubre la fibra de la
lana. También llamada grasa de la lana, es un subproducto del proceso de lavado de la lana.
Posteriormente se refina para ser utilizada en productos cosméticos y farmacéuticos.
 Oveja: hembra reproductiva mayor de 20 meses, con 4 o más dientes.
 Peinado: proceso por el cual se paralelizan las fibras de lana, pasándolas a través de peinadoras.
 Receptividad: carga animal que garantiza una producción óptima y permite a los pastizales
naturales mantener a largo plazo la capacidad de producción de forraje.
 Señalada: marcación (corte de orejas) de los animales nacidos durante el año, que se realiza una
vez terminadas las pariciones, junto con el descole, la desparasitación y la castración.
 Top: bobina de lana peinada.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
3|P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

SIGLAS
 ABARES: Australian Bureau of Agricultural and Resource Economics and Sciences.
 AWEX: Australian Wool Exchange.
 FAO: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.
 FLA: Federación Lanera Argentina.
 FMI: Fondo Monetario Internacional.
 IG: indicación geográfica.
 INDEC: Instituto Nacional de Estadística y Censos.
 INTA: Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.
 INTI: Instituto Nacional de Tecnología Industrial.
 IWTO: Federación Textil Lanera Internacional.
 MAGYP: Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.
 MINCYT: Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.
 OCDE: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.
 OIE: Organización Mundial de Sanidad Animal.
 PROLANA: Programa de mejoramiento de la calidad de la lana.
 SENASA: Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria.
 SIIA: Sistema Integrado de Información Agropecuaria.
 UN COMTRADE: Base de datos de comercio internacional de las Naciones Unidas.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
4|P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

RESUMEN EJECUTIVO

 En nuestro país, al igual que a nivel mundial, el stock de ganado en pie presenta una tendencia decreciente
en los últimos cinco años alcanzando unos 14,5 millones de cabezas en 2015. El mismo se destina
principalmente para producción de lana y, en menor medida, carne.
 La producción primaria se encuentra atomizada siendo el 80% de los agentes de este eslabón pequeños
productores. La industrialización y exportación, tanto de lana como de carne, están concentradas.
 Las principales provincias productoras de lana son Chubut (34% del total) y Santa Cruz (17%). En carne,
Santa Cruz alcanza al 51% de la faena, seguido por Chubut con 23% y Buenos Aires con 14%.

LANA

 La lana se destina principalmente al mercado externo (95% de la producción en toneladas base sucia). Entre
2010 y 2015, las exportaciones cayeron a una tasa del 6% acumulativa anual, explicado principalmente por
cantidades y, en menor medida, por precio. Dentro de la canasta exportadora gana participación la lana
sucia, mientras que los hilados, tejidos y fieltro presentan una participación poco significativa. Los
principales destinos de exportación son China, República Checa y Uruguay, aunque también se destacan
India, Italia, Alemania y Bolivia.
 A nivel mundial los principales oferentes de lana son Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Los primeros dos
jugadores mantienen acuerdos preferenciales de comercio con numerosos países. La demanda se
concentra en China, India, Italia, República Checa, Alemania y Reino Unido.
 Las perspectivas son: a) mayor competencia de fibras sintéticas y algodón, b) reducción de stock ovino en
Australia y Nueva Zelanda por uso alternativo de tierra y mayor orientación a razas de carne o doble
propósito por lo que no se expandirá la oferta de lana, c) demanda estable basada en crecimiento
moderado de países desarrollados y comportamiento de China, y d) precios internacionales tendientes a la
baja hacia 2020.

CARNE

 En los últimos cinco años, la producción de carne se volcó principalmente al mercado interno a raíz de la
disminución de exportaciones a la UE –principal destino– y por la evolución de precios domésticos en
relación a los internacionales. En 2015, sólo se destinó al mercado externo el 2% de la producción.
 Argentina cuenta con dos aspectos importantes en términos de comercio exterior: a) la Patagonia, zona
productora más relevante de la cadena, es reconocida por la Organización Mundial de Sanidad Animal
como libre de aftosa y; b) asignación de cuota de exportación de carne ovina de alta calidad hacia la UE, la
cual no llega a cubrir.
 En los últimos años la configuración de los destinos de exportación se vio alterada por la caída de las ventas
a la UE que, tradicionalmente, centralizaban más de la mitad de las exportaciones argentinas. Este
escenario dio lugar a que tomaran relevancia otros países como Brasil, Portugal y Túnez que en 2015
llegaron a representar el 57% de las ventas externas.
 A nivel mundial, la producción de carne se incrementó en un escenario de aumento de precios de cortes
ovinos dado por el menor stock de animales de Australia y Nueva Zelanda y el incremento de la demanda
china. Se proyecta una demanda sostenida en el mediano y largo plazo, con la preponderancia de China y
un importante dinamismo de los mercados africanos y asiáticos.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
5|P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

 Principales variables

La información estadística de este informe ha contado con la especial colaboración del Ministerio
de Agroindustria –Subsecretaría de Información y Estadística Pública, PROLANA e INTA-; Ministerio
de Trabajo, Empleo y Seguridad Social –Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial-; del
Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva –Subsecretaría de Evaluación
Institucional, Dirección Nacional de Programas y Proyectos, SICYTAR- y del Ministerio de Desarrollo
Territorial y Sectores Productivos –Gobierno de la Provincia de Chubut-.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
6|P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Parte I. CADENAS DE VALOR A PARTIR DE LA PRODUCCIÓN OVINA

I.1. ESTRUCTURA DE LA CADENA


La producción ovina en nuestro país está orientada fundamentalmente a la obtención de lana y, en menor
medida, a carne, productos que configuran cadenas de valor diferenciadas por sus agentes y procesos
productivos. Asimismo, existen otros subproductos derivados de la actividad como la leche y el cuero, pero
dada su relevancia en la producción, el presente trabajo se focalizará en los dos principales productos.
Tanto en la cadena de la lana, como de la carne, la producción primaria realiza actividades semejantes,
adicionando en el caso de la lanera, la esquila. Ya en los eslabonamientos industriales, ambas cadenas
atraviesan procesos productivos sustancialmente diferentes.

Esquema de la cadena
Cadenas Proveedoras
Servicios de Plásticos, Logística y
Maquinaria y Servicios e insumos
Cereales
herramientas veterinarios
investigación y químicos y transporte (carga y Destino
desarrollo petroquímicos pasajeros)

Cadena de Valor de las Carnes y Lanas Ovinas

Producción primaria Etapa Industrial Mercado


Interno

Esquila Lavado,
Teñido Hilado Tejido
cardado y Mercado
peinado Externo
Lana sucia Tejidos
Lana planos
Lana

lavada
Hilados de lana
Consumidor
Lana peinada (tops)

Cadenas de
Subproductos (ej. grasa para lanolina) y desperdicios Valor
Cría y
Recría  Industria textil
Cabañas
 Calzado y
Marroquinería
Faena
 Plásticos,
Carne

químicos y
Carne petroquímicos

Subproductos
(ej. cueros)

Etapa productiva Producto Productos con mayor inserción internacional relativa


Fuente: elaboración propia con base en SENASA y MAGYP.

Las cabañas, primer eslabón común a ambas cadenas, desarrollan diferentes líneas genéticas orientadas a
la producción de lana y carne. En el país existe un importante número de establecimientos que
históricamente realizaron desarrollos orientados principalmente a razas laneras. La más importante en el

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
7|P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

país es la raza Merino, que provee una lana más fina, siendo la más apreciada en el mercado. Otras razas
como Corriedale, Lincoln y Romney Marsh son de doble propósito (lana y carne), obteniéndose una fibra
de mayor grosor.
La cría y recría se realizan en el mismo establecimiento productivo. En nuestro país predominan los
sistemas de producción extensivos (crianza y pastoreo a campo alambrado). La invernada (engorde)
prácticamente no existe en el país, ya que el consumo interno de carne ovina es relativamente reducido y
se concentra en corderos. En cambio, para autoconsumo en las unidades productivas se faenan ovejas
viejas y capones.
La producción primaria presenta una gran concentración en la Patagonia a raíz de su desplazamiento desde
la zona pampeana. Este tipo de explotación tiene una configuración de mono-producción, dado que las
condiciones naturales de esta región dificultan la generación de otras alternativas productivas. En el
noroeste de la Patagonia, especialmente en la provincia de Neuquén, los productores familiares que crían
ovinos y caprinos practican la trashumancia, desplazando los animales desde los campos áridos de
“invernada” en las zonas bajas a los valles altos de las “veranadas” cordilleranas. En el centro del país y la
región mesopotámica, se combinan sistemas de producción mixtos ovino-bovinos y sistemas agrícola-
ganaderos trigo-ovinos. Los niveles de producción dependen de la rentabilidad relativa de la actividad ovina
versus las otras actividades, al tiempo que compiten por la mano de obra de la región. En muchas zonas, las
majadas ovinas están destinadas a autoconsumo. Por su parte, en el norte del país predominan los
productores de subsistencia, con majadas mixtas, ovinos-caprinos.
En la cadena de valor de la lana, dentro de los establecimientos primarios se realiza la esquila a partir de la
cual se obtiene lana sucia. La lana es una fibra que se caracteriza por distintos parámetros de calidad que
determinan el precio de la misma: longitud, finura (en micrones), resistencia y color, características que
dependen de la raza, la edad y nutrición del animal, el manejo de la majada y factores climáticos. Los
vellones son acondicionados y clasificados, para luego ser prensados en fardos. La etapa industrial
comienza con el lavado de la lana, que se realiza para separar la grasa (de la cual se obtiene lanolina) y el
resto de las sustancias extrañas de las fibras. Continúa con el cardado, proceso por el cual se transforman
las fibras en mechas circulares que se enrollan en bobinas. Luego, el peinado produce bobinas conocidas
como “tops". Las etapas de industrialización posteriores, a partir del teñido, no se realizan de manera
significativa en la Argentina. La producción de lana con distinto nivel de agregación de valor (sucia, lavada y
peinada) se destina principalmente a mercados externos, por lo que nuestro país se inserta
internacionalmente como productor de materias primas con una primera transformación industrial.
En la cadena de valor de la carne, la etapa industrial comienza con la faena (sacrificio y despostado) a
partir de la cual se obtienen diversos cortes de carne ovina para la comercialización en el mercado interno y
externo. Del proceso de industrialización de la carne, se derivan subproductos como despojos y cuero. Este
último se destina al mercado externo o bien se vende a las curtiembres locales en donde se acondiciona el
cuero para confección de indumentaria, calzado y marroquinería.

CONFIGURACIÓN PRODUCTIVA
Entre 1980 y 2015, el stock ovino se redujo a menos de la mitad (pasó de 32 a 14,9 millones). El punto más
bajo se dio en el año 2002 y luego comenzó una recuperación parcial en la última década. La caída
tendencial del stock obedece a diversos factores. Por un lado, el proceso de sobreexplotación de los
campos en la región patagónica, producto del mal manejo de las majadas. Por otro lado, sequías
prolongadas, fuertes nevadas y erupciones volcánicas (Volcán Hudson en 1991, Chaitén en 2008, Puyehue
en 2011) también generaron importantes pérdidas de animales.
Al igual que en Argentina, a nivel mundial, también se produjeron importantes cambios en los principales
países productores. La rentabilidad de otros rubros agropecuarios alternativos, eventos climáticos, altos
costos internos de producción, entre otros, resultaron comunes denominadores que explicaron, en parte,

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
8|P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

esta caída. En la gran mayoría de los países con tradición ovina, la actividad ha quedado circunscripta a
ambientes marginales, donde no es posible otra producción agropecuaria o donde resulta un complemento
rentable con altos ingresos de carne.

Evolución de existencias de ganado ovino


Años 2003-2015, en millones de cabezas

17 Desplazamiento hacia actividades


16,2
16 16,0 más rentables + problemas
15,8 climáticos
15,3
Millones de cabezas

16 15,5
15,2 15,0 14,9
15 14,7
15 14,7
14,6
14 14,5
13,8
14
13
13
2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015
Fuente: elaboración propia con base en SENASA

En el año 2015 se registraron 85.545 establecimientos de producción primaria en todo el país, con un
total de 14,86 millones de cabezas. El 80% de los agentes primarios son pequeños productores con
menos de 100 animales que coexisten con grandes empresas (menos del 1% de los establecimientos
primarios) con establecimientos de más de 5 mil cabezas que concentran el 29% del stock ovino. Cabe
destacar que la escala mínima eficiente se estima entre 2.500 y 4.000 ovinos, según la zona donde se
encuentre el establecimiento productivo.

Estratificación de establecimientos con existencias ovinas


Año 2015, en % según tamaño de la majada

Escala Min. Eficiente=


90%
79,7% 2.500/4.000 cabezas
80%
Establecimientos
70%
60% Ovinos

50%
40%
29,9% 29,1%
30% 18,2%
20% 12,9% 14,9%
9,9%
10% 2,4% 2,5% 0,5%
0%
Hasta 100 Entre 101 y 500 Entre 501 y 1.000 Entre 1.001 y Mas de 5.000
5.000
Fuente: elaboración propia con base en SENASA.

En cuanto a la producción lanera, la venta se realiza mediante licitaciones de lotes o a través de


representantes de las industrias que recorren los campos. El mercado se caract eriza por una oferta
atomizada y una demanda con alto nivel de concentración. De hecho, en la etapa de industrialización
se registran alrededor de 6 plantas y la mayor parte se ubica en el Polo de Trelew (Chubut). Allí se
localizan las barracas que se dedican al acopio de lana sucia y compran la lana a los productores que, por su
característica de ser no perecedero, se puede conservar por muchos años sin que se pierda la calidad.
Algunas de estas empresas son consignatarias de firmas internacionales. En esta zona también se localizan
las peinadurías dedicadas a realizar el lavado, cardado y peinado de la lana. Algunas de las firmas tienen
equipamiento para realizar el centrifugado de los residuos del lavado y de esta manera obtener la lanolina.
Tanto las peinadurías como las barracas son exportadoras. Dado que la mayor parte de la producción se

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
9|P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

exporta, se puede tomar el nivel de concentración de las exportaciones como aproximación al grado de
concentración en la etapa industrial (Ver Anexo estadístico - Cuadro N° 1).
En lo que respecta a la concentración empresarial de las exportaciones de lana en su conjunto, las cinco
primeras empresas concentran el 75% del valor exportado del año 2015, manteniendo su participación
individual similar a 2010. Si se analiza por producto, las cinco primeras empresas exportadoras de lana sucia
concentran el 67% del valor exportado en 2015, las cinco primeras exportadoras de tops el 86% y las cinco
primeras exportadoras de lana lavada el 98%. Cabe señalar que algunas de las firmas exportan los tres
productos de lana mencionados.
Concentración de las exportaciones de lana
Año 2015
Participación
Empresas Acumulado
2015
1 19% 19%
2 18% 37%
3 14% 51%
4 13% 64%
5 11% 75%
Fuente: elaboración propia con base en Aduana

En términos de establecimientos industriales para el procesamiento de la carne, existen 39 frigoríficos


habilitados por SENASA para el tránsito federal y la exportación (tipo A). Adicionalmente existe una gran
cantidad de establecimientos industriales con habilitación provincial y/o municipal, cuyos productos
pueden comercializarse únicamente dentro sus respectivas jurisdicciones. La forma de operar de los
principales frigoríficos del sector es comprar los animales a los productores primarios para faena. El otro
esquema comercial es la actividad frigorífica como servicio. En estos casos el productor primario paga al
frigorífico el servicio de faena y se queda con la carne para su posterior venta.
La faena está fuertemente concentrada en las 2 primeros frigoríficos, con una capacidad superior a
100 mil cabezas anuales, centralizando el 62% de las ventas externas. Junto a estas grandes empresas,
coexisten distintos establecimientos de diversas capacidades productivas, con predominio de aquellos
que faenan entre 1.000 y 10.000 y menos de 1.000 cabezas anuales (Ver Anexo estadístico Cuadro y
Gráfico N°1). No obstante, cabe destacar que gran parte del faenado se realiza informalmente en las
mismas unidades productivas -autoconsumo- o en frigoríficos con alto grado de informalidad y con
dificultades para obtención de subproductos como el cuero.
La estructura de los agentes productivos también se refleja en la concentración de las exportaciones. En
2015, el 82% de ventas externas estuvieron centralizadas en 3 empresas (de un total de 9 empresas
exportadoras). Asimismo, si se compara la concentración empresaria en 2010 y 2015, se observa que a lo
largo del período este fenómeno se agudiza. Esto tiene que ver principalmente, no con un mayor volumen
exportado por parte de las principales empresas, sino con que muchos frigoríficos dejaron de exportar,
volcando su producción al mercado interno por la mejor evolución relativa de los precios internos.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
10 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Concentación de las exportaciones


Año 2015, en %

110%
Participación Acumulado
Empresas 90%
2015 2015 2010
1 31% 31%
70% 2015
2 31% 62%
3 20% 82% 50%
4 11% 93%
5 5% 98% 30%

10%

-10% 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
Fuente: elaboración propia con base en Aduana.

I.2. LOCALIZACIÓN TERRITORIAL POR PROVINCIAS


Las ovejas fueron introducidas por los europeos en la pampa húmeda. Hacia fines del siglo XIX, se
expandieron hacia la estepa patagónica. Dado que son animales con una alta adaptabilidad a ambientes
extremos (escasas precipitaciones y bajas temperaturas), y al no tener competencia por el uso del suelo,
fue posible una veloz dispersión del ganado ovino por el territorio patagónico. Posteriormente, la
expansión de la frontera agrícola y el crecimiento de la ganadería vacuna desplazaron aún más a la
actividad ovina de la región pampeana.
Actualmente, se distinguen dos regiones productoras: la patagónica y la extra-patagónica. La actividad
ovina constituye el rubro más importante del sector agropecuario de la región, dado que posee el 62% del
stock ovino del país y concentra el 81% de la faena. Predominan los sistemas productivos extensivos, que
aprovechan los pastizales naturales.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
11 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Mapa. Localización de principales establecimientos productivos y distribución provincial de la producción

Fuente: elaboración propia con base en Ministerio de Agroindustria y SENASA.

En el norte de la Patagonia las razas preponderantes son laneras, siendo Merino la raza por excelencia. En
las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego la raza principal es la Corriedale, de doble propósito (lana y
carne). La región sufrió los efectos de erupciones volcánicas, sequías prolongadas y nevadas fuertes. Los
niveles de producción son muy dependientes de las fluctuaciones ambientales. En el resto del país,
predominan las razas de doble propósito, y la actividad ovina es complementaria de otras actividades
productivas.
Las principales provincias productoras de lana son Chubut (34% del total país) y Santa Cruz (17%). En
segundo orden de importancia se encuentran Buenos Aires, Río Negro, Corrientes, Entre Ríos y Tierra del
Fuego.
En términos de industrialización de carne, Santa Cruz alcanza a participar del 51% de la faena a nivel
nacional, seguido por Chubut con 23% y Buenos Aires con 14%; estas mismas provincias poseen el 10%,
10% y 23% de los frigoríficos, respectivamente. La concentración de la faena responde a la mayor capacidad
instalada de los establecimientos localizados particularmente en Santa Cruz y Chubut. El resto posee una
menor capacidad de faena y están distribuidos a lo largo de la Región Patagónica y Región Centro (Ver
Anexo estadístico - Gráfico N°2).

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
12 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Parte II. CADENA DE VALOR DE LA LANA.

II.1. PRODUCCIÓN, CAPACIDAD PRODUCTIVA Y EMPLEO


Durante la zafra 2014/15, la producción de lana fue de 46.000 toneladas sucias. Según la Federación Lanera
Argentina, se estima una producción similar para la zafra 2015/16. Asimismo, plantean que el consumo
local es de 2.000 toneladas y que la producción de lana presenta un stock de 29.023 toneladas base sucia.
Como se dijo precedentemente, la lana es un producto destinado principalmente a la exportación.
En la Región Patagónica la esquila se realiza una vez por año, a partir del primer año de vida, en el invierno
poco antes del parto (esquila preparto) o en la primavera una vez finalizada la parición (esquila posparto);
mientras que en el norte del país se realiza dos veces por año (marzo y septiembre-noviembre). En los
establecimientos se obtienen distintos tipos de lana por su finura: lanas finas, de la raza Merino; y lanas
cruza fina, mediana y gruesa, de las razas Corriedale, Romney Marsh y Lincoln. La producción se distribuye
en base sucia de la siguiente manera: 54% lana fina, 44% mediana y 2% gruesa.

Producción de lana según finura


Zafras 2010/2011- 2015/2016*, en toneladas

60.000 1.000
50.000 1.000 1.000
1.000 1.000 1.000
21.500
40.000
Toneladas

20.500 20.500 22.000 20.000


30.000 19.500 Lana gruesa

20.000
32.500 Lana mediana
10.000 22.500 21.500 22.500 23.000 25.000

0 Lana fina
2014/2015
2010/2011

2011/2012

2012/2013

2013/2014

2015/2016*

Fuente: elaboración propia con base en Federación Lanera Argentina


* Datos estimados

La caída de las existencias en los últimos años trajo como consecuencia que en muchas áreas haya campos
por debajo de su capacidad de carga. Esto acarrea que los establecimientos industriales operan en la
actualidad con capacidad ociosa debido a la falta de materia prima (lana sucia). En este sentido, cabe
señalar que la etapa industrial tradicionalmente no se encontraba integrada con la producción primaria,
pero en los últimos años algunos productores de lana cardada y peinada comenzaron a comprar o alquilar
campos con el fin de asegurarse la provisión de materia prima.

EMPLEO
En términos de empleo, el eslabón de producción primaria insume mano de obra estacional, especialmente
durante la señalada (marcación de animales) y la esquila, y en menor medida, mano de obra permanente.
Corresponde indicar que es una actividad extensiva que demanda baja cantidad de trabajadores
permanentes. Sin embargo, durante la señalada y la esquila aumentan los requerimientos de mano de
obra. Según el Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial del Ministerio de Trabajo, para 2015 la

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
13 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

cantidad de puestos de trabajo formales para la rama cría de ganado ovino ascendían a 3.061 empleos, la
cual presenta una caída del 2% acumulativa anual (en adelante a.a.) para el período 2010-2015. En la etapa
industrial, los puestos de trabajo ascienden a 1.585 empleos entre las ramas de producción de lana,
fabricación de hilados de lana y fabricación de tejidos planos. Esta etapa presenta una caída del 4,5% a.a.
para el período 2010-2015.
En cuanto a la etapa primaria cabe destacarse la presencia de trabajadores golondrinas o zafreros. En este
sentido, la actividad ovina compite con otras producciones agropecuarias, y en la región patagónica en
particular, con actividades hidrocarburíferas, industria del aluminio, la construcción y la pesca. Dado que
los requerimientos de recursos humanos son similares, la actividad ovina se encuentra relegada.
En el marco de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA) se fijan las remuneraciones mínimas para el
personal ocupado en la actividad de esquila-zafra para cada una de las siguientes provincias: Buenos Aires,
Entre Ríos, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, La Pampa, Neuquén, Corrientes. A modo de ejemplo, el
jornal mínimo garantizado para el personal que se desempeña en la esquila es de $331,50, con vigencia
desde el 1° de julio de 2015 y hasta el 30 de junio de 2016.

II.2. COSTOS
En la producción primaria, y de acuerdo a la estructura de costos elaborada por el ex –MAGyP, se
presentan tres modelos para la región Patagonia Sur correspondientes a cada una de las siguientes zonas
agroeconómicas: Estepa Magallánica Seca, Golfo de San Jorge y Sierra y Mesetas Centrales.

Las zonas del Golfo San Jorge y Sierra y Mesetas patagónicas, son regiones en donde predomina la actividad
lanera; mientras que en la Estepa Magallánica Seca, al ser una zona de mejores pasturas, se utiliza
fundamentalmente la raza Corriedale que está orientada a la producción de tipo mixta. En esta región la
densidad de cabezas por hectárea es mayor que en los otros dos modelos laneros, con tamaños de majadas
superiores.
En las tres zonas la mano de obra es el principal rubro de los costos, seguida de las amortizaciones
(aguadas, galpones, vehículos, etc.) y la movilidad (Ver Anexo estadístico - Gráficos N° 3, 4 y 5). La mano de
obra permanente impacta especialmente en los establecimientos con menos de 2.000 ovinos. Los gastos de
movilidad (combustible y mantenimiento de vehículos) inciden fuertemente debido a las grandes distancias
que existen entre las unidades productivas y los centros urbanos. A mayor tamaño de la majada y mejores
índices productivos, se diluyen los costos fijos (amortizaciones, mantenimiento, etc.) y el costo de mano de
obra (permanente y eventual).

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
14 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Estructura de costos producción lanera y mixta


Año 2014, en %. Modelos: Estepa Magallánica Seca (Mixto-Estepa);
Golfo San Jorge (lanero GSJ) y Sierra y Mesetas (lanero SyMC)

Mano de Obra
Mixto estepa: 24%
Lanero GSJ: 24%
Otros Lanero SyMC: 29%
Mixto Estepa: 29%
Lanero GSJ: 33%
Lanero SyMC: 25%

Estructura de
costos modelos
laneros y mixto Amortizaciones
Energía Mixto estepa: 12%
Mixto Estepa: 9% Lanero GSJ: 18%
Lanero GSJ: 4% Lanero SyMC: 20%
Lanero SyMC: 6%

Sanidad Esquila
Movilidad
Mixto Estepa: 8% Mixto estepa: 8%
Mixto Estepa: 10%
Lanero GSJ: 6% Lanero GSJ: 8%
Lanero GSJ: 7%
Lanero SyMC: 6% Lanero SyMC: 8%
Lanero SyMC: 6%

Fuente: elaboración propia con base en ex Magyp.


Nota: El anillo se usa sólo a modo ilustrativo para representar el peso de cada rubro transversalmente a los tres
modelos, construido a partir de un promedio simple. Los porcentajes deben ser leídos por modelo.

II.3. PRECIOS INTERNOS


Los precios internos siguen la evolución de los precios internacionales, pero mantienen niveles inferiores.
Existe un precio orientativo para los productores locales que surge del SIPyM (Sistema de Información de
Precios y Mercados), perteneciente a PROLANA (Programa de Asistencia al Productor Lanero) del ex -
MAGyP. Se calcula en base a información diaria de los precios de remate del mercado australiano para
lanas de distintas finuras y con un rinde al peine característico de las lanas locales (55%). Luego se
descuentan comisiones de venta, fletes y seguros.
Las tendencias de los precios orientativos del mercado interno para dos finuras representativas de la lana
argentina se grafican a continuación: lanas finas (20 micrones – 55% rinde) y lanas cruza fina (27 micrones –
55% rinde).
El precio de referencia de la lana de 20 micrones y de 27 micrones es de utilidad para los productores al
momento de comercializar. Los precios que reciben los productores pueden estar por encima o por debajo
del precio de referencia, estableciéndose en un ámbito privado de discusión.
Los productores deben tomar una muestra de sus lanas y enviarlas a algunos de los cuatros laboratorios del
Sistema integrado de Laboratorios del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)1 a fin de
conocer las características específicas de su producción. Los laboratorios analizan los parámetros más
importantes relacionados con: finura, rinde, uniformidad, largo de mecha, resistencia a la tracción, entre
otros.

1
/El Sistema integrado de Laboratorios del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) está compuesto por los siguientes laboratorios:
Laboratorio de Lanas Rawson INTA Chubut, Laboratorio de Fibras Textiles de origen animal INTA Bariloche , Laboratorio de Ensayos Físico-
Mecánicos Textiles INTI y Laboratorio de Lanas del Consejo Agrario Provincial Santa Cruz

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
15 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Con ese análisis el productor puede a través del SIPYM, acceder al precio de referencia y negociar con las
empresas laneras el precio final que obtienen por la venta de su producción. Sin embargo, no sólo influyen
las características comerciales de la lana al momento de negociar el precio, sino que hay otros factores que
presentan una incidencia relevante: el momento del año, la oferta de lana disponible, los volúmenes de
producción, la región, entre otros.

Precio interno orientativo de la lana


Años 2010-2016, promedio en dólares/kilogramo
7 20 micrones
5,9
6 5,3 27 micrones
5 4,6
3,5 4,0 4,2
U$S/kg

4 3,8
3,1 3,1
3 2,8 2,7 2,6
2,5
1,9
2
1
0
2010 2012 2014 Enero-Febrero 2016

Fuente: elaboración propia con base en Prolana - ex MAGyP

II.4. EXPORTACIONES ARGENTINAS


Pese a que la producción ovina es menor respecto del resto de las actividades ganaderas y sólo representa
el 0,3% de las exportaciones totales, la Argentina ocupa el sexto lugar en el ranking mundial, aunque lejos
de los primeros jugadores.
En cuanto a las exportaciones, en la zafra 2014/15 se exportaron 44.377 toneladas en base sucia y 26.008
toneladas en base limpia. La diferencia entre ellas obedece a que el peso de la lana puede ser considerado
sucio o limpio. Así, en el supuesto de una lana que se exporte sucia, el peso efectivo –lo que efectivamente
pesa el embarque en balanza– coincidirá con el peso base sucia. No obstante, si se aplica el rinde declarado
para ese lote –esto es, lo que rendirá esa lana sucia una vez sometida a procesos industriales de lavado y
peinado– se obtendrá su peso base limpia. Esto no ocurre con las lanas lavadas, peinadas, desperdicios o
subproductos. En estos casos el peso efectivo coincidirá con el peso base limpia. Las comparaciones entre
los distintos niveles de industrialización deberán hacerse siempre sobre el peso en base limpia2.
A nivel mundial, la mayor demanda se presenta en lana fina. Según la Federación Lanera Argentina, se
puede observar que casi el 50% de las exportaciones de lana de la Argentina corresponde a lanas de 20 a
21,9 micrones y a lanas de 27 a 29,9 micrones, siendo estos rangos de finuras representativos de las lanas
argentinas.

2
/Obtención base limpia: La lana sucia se convierte a base limpia aplicando los rindes específicos de cada embarque. Obtención base sucia: La lana
lavada, peinada, desperdicios o subproducto se convierte a base sucia aplicando los coeficientes de conversión que van desde 56 a 66%
(Federación Lanera Argentina)

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
16 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Las exportaciones de lana alcanzaron los U$S161,5 millones en 2015. De los rubros exportados se destacan,
la lana peinada (en tops) con más del 60% y la lana sucia con un 27%, producto que decreció menos que el
promedio y con ello aumentó su participación en los últimos años.

La participación de estos productos en las exportaciones totales (0,3%) deja de manifiesto su rol marginal
respecto de otras producciones, siendo que la lana, en sus distintas finuras se destina principalmente al
mercado externo.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
17 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Evolución de las exportaciones de lana por producto


Años 2010 -2015, en millones de dólares FOB
Fieltro
300
250 Tejidos
Millones de U$S

200 Hilados
150
Subproductos
100
50 Desperdicios
0
Lana lavada
2010 2011 2012 2013 2014 2015
Lana sucia

Fuente: elaboración propia con base en INDEC Lana cardada y


peinada (incluye tops)

Las exportaciones de lana presentan una caída del 6% a.a. en el período 2010-2015, siendo los hilados y
tejidos, aquellos productos donde la caída es más abrupta. Los productos que tienen mayor incidencia en la
canasta exportadora (lana cardada y peinada, lana sucia y lana lavada) presentan una disminución en las
exportaciones entre el 3% y 7% a.a. El pico máximo de exportaciones del período se produjo en 2011 con
un total exportado de U$S281 millones, un 42% más de exportaciones que en 2015. El producto que cae
con más fuerza (50%) entre 2011 y 2015 es la lana peinada y cardada.
A su vez, en el año 2011 coincidieron los mayores valores exportados de la última década con precios
internacionales que alcanzaron un máximo histórico. El precio implícito de exportación del top de lana para
el año 2011 (U$S 10,9 por kg.) casi duplicó al valor promedio para el período 2003-2010. Después de 2011,
comenzó una tendencia a la baja y llegó a los (U$S 8,08 por kg.) en 2015. También a partir de 2011,
comenzó a aumentar la proporción de lana sucia exportada (sin industrialización local), en detrimento de
los tops. El precio FOB implícito cayó un 26% respecto de 2011.

Fieltro
Evolución de las exportaciones de lana por producto
Años 2010-2015, en miles de toneladas Tejidos
50
45
Miles de toneladas

40 Hilados
35
30 Subproductos
25
20
Desperdicios
15
10
5 Lana lavada
0
2010 2011 2012 2013 2014 2015 Lana sucia

Lana cardada y peinada


Fuente: elaboración propia con base en INDEC (incluye tops)

Las exportaciones de lana en toneladas caen un 33% respecto de 2011, pasando de 44.644 toneladas a
30.126 toneladas en 2015. El producto que menos cae es la lana sucia, y como ya se ha mencionado, a

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
18 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

partir de 2011 aumenta su participación en un 42%. Cabe destacar una mayor caída 2015-2011 de las
cantidades (-33%) respecto del precio FOB implícito (-26%).

EXPORTACIONES POR PROVINCIA


La provincia que más exporta es Chubut con el 63% de la participación, seguida por Buenos Aires con el
24% y de manera más lejana Santa Cruz, Corrientes y Río Negro con el 5%, 3% y 3%, respectivamente. Del
total exportado de lana por la provincia, Chubut participa con el 64% en lana cardada y peinada y el 23% en
lana sucia. Participación similar es la que tiene la provincia de Buenos Aires con 72% en lana peinada y
cardada y 17% en lana sucia. Distinta es la participación de Santa Cruz con casi el 50% de lana cardada y
peinada y 50% de lana sucia. Las exportaciones de Río Negro, Entre Ríos y Tierra del Fuego son casi en su
totalidad de lana sucia. Las exportaciones de lana por provincia en 2015 fueron similares a las de 2014, al
igual que la composición de sus productos.

MERCADOS DE EXPORTACIÓN
El destino de exportación más relevante es China tanto para lana sucia, lavada, cardada y peinada
(tops) y desperdicios. También se destacan República Checa y Uruguay en lana sucia, India e Italia en
lana lavada, Alemania e Italia en tops, Bolivia e Italia en desperdicios y otros destinos en los demás
productos. Si bien se producen modificaciones de destinos en orden de importancia a través de los
últimos 10 años, los principales mercados se mantienen constantes (Ver Anexo estadístico - Cuadro
N°3).
Para cada uno de los productos de la lana, los tres principales destinos concentran más del 60% de las
exportaciones.
Principales destinos de las exportaciones argentinas de lana
Año 2015
Participación
Productos Principales destinos en 2015
acumulada en %
Lana sucia China, República Checa y Uruguay 87%
Lana lavada China, India e Italia 64%
Lana cardada y peinada Alemania, China e Italia 63%
Desperdicios China, Bolivia e Italia 78%
Subproductos Brasil, Alemania y Japón 76%
Hilados Brasil, Chile y Alemania 73%
Fieltro Uruguay, Paraguay y Ecuador 100%
Fuente: el a bora ci ón propi a con ba s e en INDEC

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
19 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

II.5. MERCADO GLOBAL

II.5.1. PRODUCCIÓN, COMERCIO Y PRECIOS

PRODUCCIÓN
Según FAO se registraron para 2014, 1.210 millones de ovejas a nivel mundial, siendo China, Australia e
India los principales países poseedores de ganado ovino. En este contexto, el stock ovino argentino
representa el 1,2% del stock mundial.
Según el Australian Bureau of Agricultural and Resource Economics and Sciences (ABARES) la producción
mundial para 2014/15 fue de 1,13 millones de toneladas de lana lavada. La oferta mundial de lana está
liderada por Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda. Por su parte China, si bien es un gran productor,
destina la mayor parte de su producción para autoabastecimiento. Los principales compradores
mundiales de lana son China (45% de las compras mundiales), India, Italia, República Checa, Alemania
y Reino Unido.
La producción mundial de lana viene disminuyendo año a año. Durante los últimos 20 años, la lana
perdió mercado frente a productos competidores como las fibras sintéticas y el algodón. La caída se
genera desde el lado de la oferta, ya que los productores de vario s países, especialmente los de
Australia, han decidido orientarse hacia sistemas donde prevalece la producción de carne,
reemplazado los ovinos de razas laneras por ovinos de razas doble propósito (carne y lana) y/o razas
carniceras. Asimismo, se vendieron existencias ovinas en algunos países productores, principalmente
en Australia para dedicarse a otras producciones más rentables como la agricultura y la lechería.

Evolución de la producción mundial de lana sucia


Años 2000-2013, en miles de toneladas y % de variación
10%
2.400
2.350 2.311 3%
Miles de toneladas

2.300 5%
2.250 1% 2% 2%
2.200 2.127
2.150 0%
2.100
2.050 -1%
2.000 -3% -4% -5%
1.950 -5%
1.900
1.850 -10%
2000
2001
2002
2003
2004
2005

2009
2010
2011
2012
2013
2006
2007
2008

Fuente: elaboración propia con base en FAO

COMERCIO MUNDIAL

En términos de comercio exterior la participación de los distintos países, tanto desde la oferta como de la
demanda, varía según el segmento.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
20 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Mercado mundial de lana


2014

Países Exportadores Países Importadores

 Australia 67%  China 72%


 Sudáfrica 9%  India 8%
Lana sucia
 Nueva Zelanda 8%  República Checa 6%
 Argentina 2% (6º lug.)  Italia 5%
 Uruguay 2%

 Nueva Zelanda 40%  China 26%


 Australia 24% Lana lavada India 10%
Reino Unido 7% Reino Unido 9%
 Argentina 1% (10mo lug.) Italia 8%
República de Corea 7%

 China 32%
Lana cardada  Italia 19%
 República Checa 13%
y peinada  Alemania 11%
 Uruguay 8% (incluye tops) Turquía, Rumania y
 Argentina 7% (6º lug.)
República de Corea 7% c/u

 China 20%  Italia 41%


 República Checa 10%  China 11%
Desperdicios
 Argentina 7% (6º lug.) Japón 7%
 Mauricio 6%

 China 24%
 Alemania 18%
 Reino Unido 18%
Subproductos  EEUU 12%
Japón 11%
 Japón 10%
 Argentina (15º lug.)

Fuente: elaboración propia con base en UN COMTRADE

Las exportaciones mundiales de productos de lana en 2014 fueron de U$S 12.892.981.494 donde Australia
y Nueva Zelanda aparecen como principales en los productos de las primeras etapas de la cadena (lana
sucia y lana lavada), siendo China el principal exportador de los productos que incluyen mayor
procesamiento (lana cardada y peinada, desperdicios y subproductos). Como ya ha sido mencionado
anteriormente, la Argentina ocupa el sexto lugar tanto para lana sucia, tops y desperdicios, sin embargo se
ubica lejos de los principales exportadores.
En los segmentos de mayor valor agregado (hilados, tejidos y fieltro), China, Italia y Alemania son los
países relevantes en estos mercados. Sin embargo, la participación de la Argentina es poco
significativa.
Los países competidores de Argentina son aquellos que exportan lana sucia, lavad a y lana peinada y
cardada. Los cinco primeros países exportadores tanto de lana sucia como de lana lavada concentran
el 80% del mercado y los cinco primeros exportadores de lana cardada y peinada, el 70%. En el resto
de los productos, la participación de los países se encuentra más atomizada. (Ver Anexo Estadístico –
Cuadro N°4).
Desde el lado de la demanda mundial, en términos de importaciones, puede observarse que China, India e
Italia son jugadores significativos y mantienen una alta participación tanto en lana sucia como en lana
lavada. En estos tres mercados la participación argentina presenta bajos niveles, mostrando una ventana de
oportunidad para la de colocación de productos.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
21 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

China aparece como principal importador de lana sucia y lavada, seguida en menor medida por India en
ambos casos. Italia lidera la importación tanto de tops como de desperdicios, seguida por Alemania en las
compras de tops y China en la de desperdicios. En cuanto a los subproductos, Alemania se encuentra en el
primer lugar, seguida por EEUU. Estos subproductos son generalmente destinados a la industria cosmética
(Ver Anexo Estadístico – Cuadro N°5).
Participación argentina en los principales mercados importadores
Año 2014, en %.

Desperdicios
Subproductos China: 22%
Italia: 2%
Alemania: 2%
Lituania: 2%
Japón: 1%

Lana Sucia
Uruguay: 9%
República Checa: 3%
Participación
India: 2% argentina en las
China: 1% importaciones de
países relevantes en
el mercado lanero
Lana Cardada y
Peinada
Alemania: 13%
Lana Lavada Italia: 7%
India: 2% Turquía: 4%
China: 1,5%

Fuente: elaboración propia en base a UN Comtrade e INDEC.


Nota: el anillo representa la composición de las exportaciones argentinas, mientras que en los
recuadros se detalla la participación nacional en los principales mercados importadores.

El esquema anterior muestra la participación de Argentina en las compras de productos de lana de los
primeros jugadores mundiales. Cabe señalar que respecto de la lana de sucia, Argentina participa con el 9%
en la importaciones de Uruguay, con casi el 3% en las de República Checa y con menos del 2% en las de
India y China. El valor FOB exportado a China sextuplica la importación de Uruguay. En cuanto a la lana
lavada y tops no se registra para 2014 participación de la Argentina en las importaciones de República de
Corea. Respecto de las importaciones de subproductos, la Argentina no participa en las importaciones de
EEUU, Países Bajos ni Reino Unido, 2ª, 4º y 5ª comprador mundial respectivamente.
La dinámica de crecimiento de las importaciones mundiales de ciertos países en los últimos años presenta
diversas oportunidades de mercado para Argentina, como República Checa, Rumania, Bulgaria,
Polonia, Portugal y Tailandia (en lana peinada y cardada); Dinamarca y Lituania (en lana lavada) y; Uruguay
(en lana sucia)3. Resulta un desafío poder lograr una mayor inserción exportadora de lana con mayor
contenido de valor agregado en estos mercados con presencia exportadora, así como también en los que
Argentina no tiene participación y se han presentado prósperos como ser: Países Bajos, Sudáfrica, Malasia,
Tailandia, entre otros (Ver Anexo Estadístico - Cuadro N°6 y 7).

3
/ A partir de la identificación de países relevantes, pueden señalarse que hay mercados que parecen especialmente atractivos porque:
 Mantuvieron un alto crecimiento interanual de importaciones de lanas y sus productos.
 Representaron destinos significativos en el ranking de exportaciones argentinas de ciertos tipos de lana.
 Argentina tiene baja participación de mercado en ciertos productos como lana lavada, pese a que mantiene cierta presencia en otros
segmentos como lana sucia, evidenciando haber penetrado de alguna manera en dichos países.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
22 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

PRECIOS INTERNACIONALES

Durante la zafra (2014/2015), los precios comenzaron con muy buenos niveles y se fueron deprimiendo
lentamente hasta mayo de 2015. En ese último tramo de la zafra marcaron una recuperación importante,
alcanzando los U$S 11,14 el precio de la lana fina por kg. y los U$S 9,76 el precio de lana gruesa por kg. Para
la zafra 2015/2016 se muestra la misma tendencia de niveles altos que fueron disminuyendo a lo largo de
los meses, mostrando una leve recuperación a partir de noviembre de 2015.

Evolución de los precios de referencia de la lana


Enero 2010 - Febrero 2016, en centavos de U$S/kg, base limpia

2000
ctvo. de US$/kg

1.865 19 micrones
1500 1.385 23 micrones
1.017
1000
957
500

0
Ene-10

Ene-11

Ene-13

Ene-14

Ene-15
Ene-12

Ene-16
Jul-10

Jul-11

Jul-12

Jul-15
Jul-13

Jul-14
Fuente: elaboración propia con base en FMI

Nota: Precios de referencia de Australian Wool Exchange en base a lana tipo Merino,
predominante en Australia, siendo 19 micrones Merino fina y 23 micrones Merino
gruesa (strong abroad). El diámetro de la fibra de lana Merino generalmente es inferior
a los 25 micrones. Como ya ha sido señalado, los precios internos de referencia de
Argentina corresponden a lana de rangos de finuras representativos de las lanas
argentinas (20 y 27 micrones)

La volatilidad es una característica histórica del mercado lanero mundial, y si bien los precios de la lana (en
U$S) no están actualmente en los niveles que se alcanzaron durante el año 2011, los promedios de las
cotizaciones de los diferentes tipos de lana, se mantienen por encima de los promedios de los últimos 20
años.
Un factor adicional a tener en cuenta lo constituye el comportamiento del dólar americano frente a las
otras monedas, fundamentalmente de los países productores. La apreciación del U$S frente al A$S y al NZ$
hace que los precios de la lana pagados a los productores en Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica se hayan
mantenido en buenos niveles, mientras que los precios en U$S han bajado. Esto es negativo para los
productores a los que se les paga en U$S, como la Argentina.

II.5.2 PRONÓSTICO DE OFERTA, DEMANDA Y PRECIOS


Para el 2016/2017 se proyecta una baja en la producción tanto para Australia como Nueva Zelanda,
debido a los menores stocks de ovinos. Para el 2020 se estima que el consumo de fibras textiles
crecerá un 9%; sin embargo el promedio esperado del consumo de lana disminuirá un 3%. Esto
significa que la lana perderá una posición relativa en el mercado de fibras textiles en un 12 %. No
obstante, surgen tendencias sociales orientadas a una mayor demanda de productos para el cuidado
de la salud y el bienestar y la lana tiene muchas características intrínsecas sub-explotadas que podrían
satisfacer esta demanda.
En la zafra 2014/15 se observó una debilitada demanda, producto del lento crecimiento económico en los
países desarrollados. Para 2016, se espera que el crecimiento económico mundial respecto de la crisis de
SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA
DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
23 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

los últimos años sea impulsado por las economías desarrolladas. El mejor panorama de la economía de
EEUU junto con el crecimiento, aunque menor, de la UE (donde se encuentran importadores como Italia y
Alemania) alienta una recuperación de la demanda a mediano plazo. Esto ayudó a impulsar las ventas al por
menor de prendas de vestir en estas regiones a partir de septiembre de 2015. A su vez, esta situación
podría fomentar un aumento en el comercio mundial de los productos de lana en 2016.
Además, los informes y ferias de la moda más importantes en la segunda mitad de 2015 apuntaron a una
fuerte presencia de la lana al por menor en 2015 y en 2016. En uno de los últimos congresos realizados por
la IWTO se planteó la necesidad de construir una nueva estrategia de marketing, más orientada a la mejora
de la materia prima, desde el punto de vista de la sustentabilidad, la ecología, la biodiversidad, la
trazabilidad y la salud, es decir, que se centre en el potencial de diferenciación que tiene la lana en
comparación con otras fibras (actualmente el mayor interés en cuanto a los tipos de lanas demandadas, se
ha concentrado en lanas de 19 a 23 micrones).
Respecto de China, un jugador relevante en el mercado, se observó una pérdida de dinamismo en su
crecimiento proyecto para 2016 y 2017. Cabe señalar que en 2015 las compras de lanas por parte de China
se incrementaron significativamente en 2015, las cuales no han sido acompañadas a ese ritmo por las
exportaciones de productos de lana. Esto podría estar originando un aumento en los stocks de lana en la
industria textil china. La desaceleración del crecimiento sumado al comportamiento de compra en 2015
hace suponer que este país mantendrá una demanda estable en los próximos años.
Respecto del pronóstico de precios, el FMI informa que para 2016 el precio internacional de la lana fina por
kg. estará en U$S 10,09 y de lana gruesa por kg. en U$S 9,40. Sin embargo, proyecta una caída de precios
para 2020, que ronda los U$S 6,5 el kilogramo para lanas tanto de 19 y 23 micrones.
La producción de otras fibras sintéticas seguirá incrementándose. El reto para la industria de la lana será
competir en base al valor, en lugar del volumen. Esto implicará que se apunte a ropa clave en mercados de
crecimiento, así como la continuidad de la presencia de la lana en alfombras y sastrería.

II.5.3. TRATADOS DE LIBRE COMERCIO Y OTROS FIRMADOS POR CADA PAÍS RELEVANTE.
Australia, líder en las exportaciones de lana sucia y en menor medida, lavada, tiene acuerdos bilaterales
que involucran a las exportaciones de lana (NCM: 5101) y que le permiten un acceso preferencial al
mercado con los siguientes países.
Tratados comerciales de Australia con otros países
Lana
Tratado Países Tarifa
Japón, Estados Unidos,
Corea, Chile, Nueva
Bilateral 0%
Zelanda, Malasia,
Singapur, Tailandia
Hasta 30.000 tn 0% Más
Bilateral China
de 30.000 tn 38%
Nueva Zelanda, Brunei,
Indonesia, Filipinas,
Regional (ASEAN) 0%
Singapur, Tailandia,
Vietnam
Camboya, Myanmar y
Regional (ASEAN) 0,5 - 7%
Laos
Fuente: el a bora ci ón propi a con ba s e en http://fta tool .com.a u

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
24 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Respecto del trato de libre comercio China- Australia, el mismo fue firmado en Junio de 2015. El acuerdo
permitirá que en cuatro años el 95% de las exportaciones australianas a China queden libres de derechos
aduaneros. Hasta ahora, los productos australianos recibían unas tasas de importación de hasta el 40%. Los
productos agroalimentarios, manufacturas y el turismo serán los sectores australianos que más se
beneficiarán de este tratado.
A su vez, China cuenta con un tratado de libre comercio firmado en Abril de 2008 con Nueva Zelanda, otro
país relevante en la cadena de la lana. Todos los aranceles para las exportaciones chinas a Nueva Zelanda
serán eliminados en 2016, y el 96% de nuevas exportaciones a China desde Nueva Zelanda estarán libres de
arancel en 2019. En cuanto a la lana, China otorgará trato libre de impuestos a las importaciones de Nueva
Zelanda según cuota anual establecida. Las cantidades indicadas se expresan en base limpia.

Otros acuerdos comerciales bilaterales vigentes de Nueva Zelanda con: Corea, Hong Kong, Malasia,
Tailandia y Singapur y acuerdos regionales: ASEAN (Association of Southeast Asian Nations) Australia –
Nueva Zelanda y Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica.
Esta situación muestra que estos países están logrando posicionar sus productos a través de negociaciones
que facilitan el acceso a mercados relevantes y que permiten una mayor diferenciación con países
competidores, como la Argentina.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
25 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Parte III. CADENA DE VALOR CÁRNICA – OVINA

III.1. PRODUCCIÓN Y CAPACIDAD PRODUCTIVA


La producción de carne ovina tradicionalmente constituyó una actividad de menor importancia relativa
respecto de la producción lanera. Entre 2010 y 2015 la faena experimentó una caída del 8% entre
puntas (-4% a.a.), afectada por factores climáticos que incidieron en la Región Patagónica, como las
sequías extremas y las cenizas de las erupciones volcánicas del Chaiten y Puyehue, limitando
reproductivamente a las majadas. Se estima que en 2015 se faenaron 3.202 cabezas (incluyendo faena
registrada e informal), totalizando 61.000 toneladas de carne aproximadamente. En nuestro país el
consumo per cápita de carne ovina es, en promedio, de 1,4 kg/habitante/año, con un peso relativo muy
bajo en la canasta de consumo cárnica. Sin embargo, en las zonas patagónicas el consumo es similar al de
países como Australia (además de consumir cordero se aprovechan ovejas de refugo, borregos o capón).
En este marco, la caída de las exportaciones de los últimos años, producto de las menores ventas a la
UE (especialmente España y Reino Unido) y la mejor evolución relativa de los precios internos a los de
exportación, provocó que los principales exportadores de carne ovina volcaran sus productos casi
exclusivamente al mercado interno, particularmente al consumidor de cordero patagónico. En este
sentido, la producción de carne ovina tiene una marcada estacionalidad, ya que en nuestro país se produce
principalmente cordero liviano (hasta 12 kg), por lo que la faena se concentra entre los meses de Diciembre
y Marzo. Si bien esto presenta una oportunidad para la colocación externa, porque los países exportadores
como Nueva Zelanda y Australia producen mayormente cordero pesado, algunos estudios contemplan la
necesidad de diversificar la producción a fin de poder desestacionalizarla (INTA; 2013).
En la cadena de carne ovina coexiste la producción formal, junto con un importante volumen producido en
establecimientos no registrados. En general los productores faenan en las propias unidades productivas
para autoconsumo o comercialización informal. El Ministerio de Agroindustria estima que sólo un 26% de la
faena se realiza en establecimientos habilitados por SENASA, con destino a los centros urbanos y la
exportación.

Evolución de la faena ovina


Años 2010-2014, en % y miles de cabezas
5.000 25%
20%
4.000 4.147 15%
3.167 3.202
Miles de cabezas

2.958 10%
3.000 5%
0%
2.000 -5%
-10%
1.000 832 -15%
1.078 823 -20%
769
- -25%
2010 2011 2012 2013 2014 2015*
Var. Faena total estimada Var. Faena formal
Faena Inspección Nacional (SENASA) Faena. Total país estimada
Fuente: elaboración propia en base a Ministerio de Agroindustria y OCDE
*
Nota: 2015 dato estimado en base a datos de producción cárnica de OCDE

Del proceso de industrialización de carne, se derivan una serie de subproductos de menor relevancia
destinados principalmente al mercado interno como hígado, lengua, tripas, etc. Las patas y las manos se

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
26 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

descartan. Otro subproducto derivado de la industria es el cuero, que en muchos casos, si la planta tiene
instalaciones adecuadas, lo salan y secan para exportación, o bien lo venden a las curtiembres locales,
dependiendo de los precios ofrecidos en el mercado internacional. En los casos en donde las instalaciones
no son adecuadas, los barraqueros retiran el cuero para su acondicionamiento. En este sentido, el grado de
aprovechamiento de los subproductos es directamente proporcional con la escala y la adecuación
tecnológica de la planta, particularmente en lo que respecta al equipamiento de frío que permite conservar
por un tiempo prolongado el subproducto.
En términos de capacidad productiva, la mayor parte de los frigoríficos tiene una antigüedad que supera los
60 años. Diversos factores como la baja escala de faena, alta estacionalidad, subutilización de la capacidad
instalada y costos fijos elevados, dieron lugar a un proceso de desinversión importante. La mayoría de los
frigoríficos no posee tecnología para la captación y aprovechamiento de los subproductos originados en la
faena ovina (cueros y menudencias). Esto se deriva de los bajos precios que pagan por dichos productos,
particularmente en el cuero. Cabe señalar, como caso particular, que en el año 1990 en la provincia de
Santa Cruz, un grupo de productores, con apoyo del gobierno provincial, se asoció para abrir un frigorífico
de tecnología de punta. El establecimiento cuenta con una dotación de 300 empleados y capacidad de
faena de 4.000 ovinos por día. Tiene maquinaria para envasado al vacío de cortes con destino a los
mercados externos.
Si bien la cadena de carne ovina muestra buenas perspectivas para la exportación e incluso dentro del
mercado interno, presenta importantes desafíos que requieren de esfuerzos por mejorar los altos
niveles de desinversión e informalidad que caracterizan a esta actividad. Existe una cultura ovina muy
arraigada en la Patagonia que sigue apostando a la actividad a pesar de no llegar a cubrir los costos de
producción, por lo que se requiere de incentivos para hacer de la cadena de carne ovina una actividad
sostenible y con márgenes de rentabilidad que permitan salir de la informalidad.

El nicho de mercado del cordero Patagónico


El cordero patagónico es un producto diferenciado, tanto por sus características
organolépticas, como por la calidad y técnicas de producción vinculadas al origen. Es un
producto orientado a un nicho de mercado de buen poder adquisitivo. En este sentido, el
Protocolo de Indicación Geográfica Cordero Patagónico (IGCoP) describe al cordero como
resultado de la producción ovina extensiva de la región, adaptada a las condiciones
propias de los campos en Patagonia, presentando importantes oportunidades de
diferenciación y agregado de valor al producto, con fuerte potencial de colocación tanto
en el mercado interno como externo.
Según el Centro Regional Patagonia Sur del INTA, existe capacidad regional agroindustrial
(frigoríficos) adecuada a los mercados más exigentes y con potencial de la producción
primaria para incrementar sustancialmente el número de animales para faena, siempre y
cuando se mejore los índices de producción y la tasa de extracción, en función de las
distintas potencialidades agroecológicas (INTA, 2015).

III.2. PRECIOS INTERNOS


Los precios del cordero liviano pagados al productor4 (producto más comercializado) experimentaron un
aumento del 38% promedio durante los dos últimos años, llegando a los $59 y $60 por kg. al gancho en
Santa Cruz y Chubut, respectivamente. (Ver Anexo estadístico - Cuadro N°8)

4
Precios sin IVA de cordero en la provincia de Santa Cruz y de cordero liviano de la provincia de Río Negro.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
27 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Cabe destacar que existe una marcada estacionalidad durante los meses de Diciembre y Marzo, resultado
de la concentración del servicio estacionado en otoño, con la consecuente concentración de las pariciones
a mediados de la primavera, además de una fuerte demanda a fin de año por ser período festivo.
En el mercado local, no existe un mercado de referencia formador de precios, la comercialización de
animales en pie se realiza por remates regionales, ferias, consignatarios y comisionistas o ventas tranquera
adentro.

Evolución del precio local de carne ovina


Precio al productor sin IVA
80
70
60
50
$/kg.

40
30
20
10
0
Jul-14

Jul-15
Ago-14

Oct-14

Ago-15

Oct-15
Dic-14

Dic-15
Abr-14

Abr-15
May-14

Nov-14

May-15

Nov-15
Sep-14

Feb-15

Sep-15

Feb-16
Ene-15

Mar-15

Ene-16

Mar-16
Jun-14

Jun-15

Precio cordero - Santa Cruz Precio cordero hsta 12 kg. - Chubut


Fuente: elaboración propia con base en INTA
Nota: por la fuerte estacionalidad que caracteriza a la producción de corderos, concentrada entre
Diciembre y Marzo, no se registran precios durante los meses de invierno.

III.3. EXPORTACIONES ARGENTINAS


Argentina tiene una escasa inserción exportadora en el mercado internacional de carne ovina, representa
apenas el 0,2% del total de las exportaciones mundiales y el 6% de la producción (puesto 35). Los
principales jugadores de esta cadena a nivel global son Australia y Nueva Zelanda, los cuales concentran el
64% de las exportaciones.
Durante el período 2010-2015, las exportaciones de carne ovina argentina, cayeron a una tasa del 27,9%
a.a. en términos de valor y 28% a.a. en términos de cantidades, alcanzando apenas las 1.473 toneladas en
2015 -menos de una quinta parte del volumen exportado en el año 2010-. Los factores que influyeron en
esta desfavorable evolución son la caída de mercados europeos relevantes, el descenso tendencial del
stock ovino, las dificultades climáticas y los cambios en los precios relativos (mejores valores logrados en el
mercado interno) que incentivaron a que en la actualidad, la mayor parte de los frigoríficos se encuentren
orientados al mercado interno.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
28 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Evolución de las exportaciones


Años 2010-2015, en millones de US$ y toneladas
35 9.000
30,8 31,5
Millones US$ 8.000
30
Toneladas (eje derecho) 7.000
25

Millones de US$
6.000

Toneladas
20 5.000
15,2
15 13,6 4.000
3.000
10 6,9 6,0 2.000
5
1.000
0 0
2010 2011 2012 2013 2014 2015

Fuente: elaboración propia con base en INDEC.

Las ventas externas de carne ovina tienen una muy baja participación en las exportaciones agroindustriales
(AI). En 2015, se exportaron U$S6 millones de dólares, lo que representó apenas un 0,02% de las AI y un
0,01% de las exportaciones totales.
Predomina la exportación de carne congelada (98%, mayormente sin deshuesar y canales y medias canales)
y, en menor medida, despojos5 (1%), carne fresca (0,8%) y ganado en pie (0,6%). Del total de productos
congelados exportados, la mayor parte está compuesta por cortes congelados sin deshuesar, seguido de las
canales y medias canales congeladas de cordero y en menor medida cortes congelados deshuesados.

El precio implícito FOB de la carne medido en U$S mostró una tendencia a la suba en el período 2010-2013,
con un crecimiento anual acumulado del 9%. Para 2014 comienza a caer, con una leve recuperación al año
siguiente, que no llega a alcanzar el nivel de precios de los años precedentes.

5
/ Menudencias, sangre, huesos, etc.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
29 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Evolución precio implícito de exportación


Años 2010-2015, en % y US$
6 5,50 50%
5,17 5,06
5 4,73 40%
4,41
3,89 30%
4
20%
US$ 3
10%
2
0%
1 -10%
0 -20%
2010 2011 2012 2013 2014 2015
US$/Kg. Var. anual
Fuente: elaboración propia con base en INDEC.
Nota: se excluye ganado en pie y despojos

Tradicionalmente las exportaciones estuvieron concentradas en España y Reino Unido y en menor medida
en Irlanda y Portugal (Ver Anexo estadístico - Cuadro N°9). Sin embargo, a lo largo del período se reducen
significativamente las ventas a dichos mercados. Así, en 2015, adquieren mayor relevancia destinos como
Brasil, Portugal y Túnez, concentrando junto con España el 72% de las ventas externas6. Cabe destacar que,
en 2015 se exportó a Rusia carne refrigerada, que nuestro país no exportaba anteriormente.

En lo que respecta a condiciones sanitarias para la exportación, la totalidad de la Patagonia Argentina


está reconocida por parte de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) como zona libre de
aftosa sin vacunación de ganado. Este es un requisito para exportar carne ovina a países con altos
estándares sanitarios como la UE.
Cabe destacar que la UE adjudica a Argentina una cuota de exportación de carne ovina y caprina de
alta calidad, que asciende a 23.000 toneladas anuales (equivalente res con hueso), con arancel cero.
Sin embargo, este volumen está muy lejos de ser alcanzado. Argentina representa el 8% del total del

6
/ En el caso de Portugal, Túnez y en menor medida España, las exportaciones de carne ovina a dichos países tienen un peso relativo muy
importante respecto del total de las exportaciones a dichos destinos (ver cuadro N° 6 Índice Balassa).

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
30 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

cupo distribuido. Es el segundo país con mayor participación, detrás de Nueva Zelanda -beneficiaria de casi
el 80% de la cuota-, seguido de Australia con el 7% y todos los demás países con un cupo que no supera el
3% del total. Nuestro país está habilitado a exportar carne ovina deshuesada (de cordero, carnero, oveja y
cabrito) y carnes sin deshuesar (canales y medias canales).

EXPORTACIONES PROVINCIALES
En 2015 la provincia de Santa Cruz concentra el 87% de las exportaciones a nivel nacional y exporta
mayormente carne congelada y en menor medida despojos. En segundo lugar se encuentra Chubut, con el
13% del total de las ventas externas, con exportaciones de carne congelada y en menor medida carne
refrigerada y ganado en pie.

III.4. MERCADO GLOBAL

III.4.1. PRODUCCIÓN, COMERCIO Y PRECIOS.


La ganadería ovina se desarrolla tanto en zonas cálidas como en zonas frías, lo que permite que la mayoría
de los países pueda practicar la actividad sin grandes dificultades. No obstante, la producción se concentra
fundamentalmente en China, Australia y Nueva Zelanda, que centralizan el 37% de la producción mundial.
Otros países productores de relevancia son Sudán, Turquía, Reino Unido, Argelia e India con participaciones
del 3% en el total mundial. En el período 2005-2015, la producción mundial de carne ovina creció a una tasa
del 1,2% a.a, alcanzando las 8.894 miles de tn. en el último año. Puntualmente, en el período 2007-2010, la
oferta mundial presentó un cierto estancamiento producto de la disminución de las ventas externas por
parte de los principales proveedores mundiales (Nueva Zelanda y Australia) que, según OCDE, se volcaron a
la producción láctea dado que ofrecía mayores márgenes rentabilidad. Esto se tradujo en un aumento del
precio a nivel internacional. Ya para 2011, la producción vuelve a acelerar su crecimiento (1,9% a.a en el
período 2011-2015), por la mejora en los precios internacionales que incentivó la producción de los
principales países proveedores. En este contexto, Nueva Zelanda y Australia comenzaron una reconversión
de su producción de lana a carne.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
31 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Evolución de la producción y precio mundial


de la carne ovina
Años 2005-2015
9.000 250
8.800 8.894
8.600 200
8.400
150
8.200
8.000
100
7.800
7.600 50
7.400
7.200 0
2005

2006

2007

2008

2010

2011

2012

2013

2015
2009

2014
Producción en miles de tn. Precio índice carne ovina

Fuente: elaboración propia con base en OCDE y FAO


Nota:1)se utilizaron datos de producción mundial de OCDE de ovinos y caprinos y se
estimó la producción ovina en función a FAO 2005-2013. 2)Índice de precio de FAO
(base 2002-2004=100)sobre precio de exportación del cordero de Nueva Zelanda.

En el último lustro los precios de los cortes ovinos crecieron un 2,4% a.a., registrando niveles récord en
2011 por la reducción del stock ovino en Australia y Nueva Zelanda en los años precedentes y por el fuerte
incremento de la demanda de China. Los precios más altos se concentran en los cortes frescos o
refrigerados.
El comercio internacional está dominado por Nueva Zelanda y Australia que explican más del 60% de las
exportaciones mundiales (casi de 1 millón de toneladas anuales). El Reino Unido se encuentra en tercer
orden de importancia con el 8%, exportando canales y cortes refrigerados de alta calidad.

Tradicionalmente Nueva Zelanda encabezaba el ranking de exportadores mundiales. No obstante, Australia


logró mejorar sus saldos exportables y en 2014 pasó a ocupar el primer puesto en las ventas mundiales de
carne ovina. Otros países que lograron un buen desempeño en sus ventas externas fueron Rumania y
España, con un crecimiento del 16 y 14% a.a en el período 2010-2014, respectivamente.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
32 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

A nivel regional existe competencia por las canales y medias canales congeladas de cordero desde
Chile y Uruguay, donde el primero abastece fundamentalmente a mercados europeos haciendo uso
de su cuota ovina, mientras que Uruguay se orienta hacia destinos de Medio Oriente (Ministerio de
Agroindustria, 2015). Si bien estos países no se destacan a nivel internacional por su dinámica
exportadora, tienen un mercado desarrollado con fuerte potencial. En 2014, las ventas uruguayas de
carne ovina al mundo fueron un 580% superior a las exportaciones argentinas, mientras que las
chilenas más que las duplicaron.
Desde el lado de la demanda, la carne ovina representa menos del 5% del consumo mundial de carnes,
siendo Nueva Zelanda, Australia y los países europeos los principales consumidores. En Argentina, en
particular, la carne ovina representa sólo 1,2% de la canasta de consumo cárnica. La importación mundial
de carne ovina creció a una tasa del 6% a.a en términos de valor, para el período 2010-2014, aunque con
pequeñas oscilaciones interanuales. En 2014 las importaciones de carne ascendieron a U$S7.278 millones (-
0,7% respecto de 2013), encabezadas por China, cuya demanda mostró un fuerte dinamismo entre 2010 y
2014 -64% a.a- (Ver Anexo Estadístico - Gráfico N°3), con importante aceleración a partir del 2012. Si bien
Arabia Saudita no presenta dato para el último año, fue otro de los países que mostró un fuerte
crecimiento. Los países europeos tradicionalmente importadores como Francia, Reino Unido y Alemania
tuvieron un crecimiento menor, por lo que mejora la posición de China y EEUU.

Por su parte, Argentina tiene muy baja participación en las importaciones de los principales
demandantes de carne ovina y, puntualmente en el caso de China y EEUU, no tiene penetración en
dichos mercados. Dado que estos países presentaron una demanda pujante en los últimos años,
podrían constituir potenciales destinos para las exportaciones argentinas.
El mercado internacional demanda, en promedio, un 66% de cortes congelados y un 34% de cortes
refrigerados. Estos últimos son principalmente requeridos por mercados europeos y EEUU, con precios
promedio más elevados en relación a los cortes congelados, particularmente en aquellos productos de
mayor calidad y con alto contenido de valor agregado. Por su parte, China y los Países Árabes demandan
cortes de menor valor, pero en importantes cantidades (MAGYP, 2015).

III.4.2. PRONÓSTICO DE OFERTA Y DEMANDA


De acuerdo a las proyecciones realizadas por OCDE, se espera que el aumento de la población mundial, más
el incremento en la demanda de carnes en general, particularmente de los países emergentes, aseguren
una demanda sostenida de carnes en el mediano y largo plazo.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
33 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Las proyecciones sobre carne ovina7 muestran una tendencia levemente creciente en la importación
mundial (0,8% a.a entre 2016 y 2018). Por el lado de la oferta, la producción mundial permanecerá
relativamente estable, a pesar de que se proyectan una tendencia alcista en los precios8.

En lo que respecta a países tradicionalmente productores y exportadores de carne ovina como Nueva
Zelanda y Australia, se observa que las tendencias 2016/2017 reflejan un crecimiento de la
producción australiana (2%) y una caída de la neozelandesa (-2% a.a.). Este escenario se explica por la
competencia del uso del suelo (pastoreo) entre actividades que arrojan mejores márgenes de
rentabilidad, que logra ganarle terreno a la actividad ovina en Nueva Zelanda. En sintonía con la
evolución de la producción, las exportaciones para 2016/2017 caerían en Nueva Zelanda mientras que
las de Australia crecerían un 3% a.a., reafirmando su posición dominante en el comercio mundial de
carne ovina. El crecimiento de China en los últimos años transformó la dinámica del merc ado
internacional de carne ovina. Actualmente, China es el mayor productor, consumidor e importador de
carne ovina. En los próximos años se proyecta que China ratificará su primer lugar como principal
importador de carne ovina en el mundo, aunque, si bien domina en volumen, otros países poco
relevantes denotan comportamientos más dinámicos.
Por su parte, Argentina mostraría una tendencia creciente de la producción (1,3%) en los próximos dos
años.
Si se analizan las proyecciones sobre las importaciones mundiales de OCDE por país, se observa que
los países africanos y asiáticos son los que mostrarían una demanda más dinámica para los próximos
tres años (2016-2018). Haití, Egipto, Filipinas e Irán son países que muestran un gran desempeño en la
evolución de sus importaciones, aunque son mercados poco relevantes en términos relativos frente a otros
importadores. Dentro de este grupo, nuestro país sólo exporta carne ovina a Sudáfrica (0,4%). La demanda
de la Unión Europea, destino al cual se dirige 66% de nuestras exportaciones, presenta perspectivas
desfavorables (una caída del 8% a.a. en el período 2015/18).

7
/ En el caso de carne ovina en particular, las proyecciones de OCDE se realizan sobre el total de la carne de oveja (“Sheep meat”), que incluye
ovinos y caprinos. En términos de producción mundial la carne ovina representan más del 60% de la producción total de ambas especies. Asimismo,
la comercialización de carne caprina a nivel mundial es muy baja respecto a las exportaciones mundiales de carne ovina (5% para el período 2010-
2014).
8
/ Australia presenta un comportamiento más dinámico tanto en la producción como en los saldos exportables que su principal competidor, Nueza
Zelanda, motivo por el cual se toma como referencia el precio del cordero australiano para las proyecciones 2016/2018.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
34 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Por su parte, la demanda en el mercado brasilero, hacia donde se dirige el 8% de nuestras exportaciones de
carne ovina, también mostraría debilitada su demanda. Las perspectivas de crecimiento de la demanda
resultan favorables en Túnez e Israel, destinos a los cuales actualmente exporta nuestro país. Por otro lado,
China, que tuvo un muy buen desempeño durante 2010/14, no presentaría un comportamiento dinámico
para los próximos 3 años.
El marco internacional muestra buenas perspectivas para la exportación de carne ovina. La
aprobación de la Indicación Geográfica del Cordero Patagónico y la reciente política cambiaria de
unificación del tipo de cambio y eliminación de los derechos de exportación podrían incentivar la
exportación de carne ovina. No obstante, las problemáticas vinculadas a factores climáticos por las
sequías y las cenizas del volcán Puyehue que reducen la disponibilidad de stocks , sumado a los altos
niveles de informalidad, desinversión, elevados costos de producción y tratados comerciales entre los
principales países productores y consumidores de carne ovina, plantean fuertes desafíos para la
cadena.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
35 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

III.4.3. TRATADOS DE LIBRE COMERCIO Y OTROS FIRMADOS POR PAÍSES RELEVANTES


Argentina tiene una serie de acuerdos comerciales con distintos países para la comercialización de carne
ovina. Como se mencionó anteriormente, nuestro país es adjudicatario de la cuota de carne ovina y caprina
que la Unión Europea otorga a varios países desde el año 1981. Argentina puede exportar hasta 23 mil
toneladas (8% del total del cupo distribuido) con arancel 0, pero que no logra abastecer completamente. El
cupo de exportación es administrado bajo el sistema internacional “primero llegado, primero servido”, y
está libre de aranceles intra-cuota. Las autoridades europeas sólo requieren una certificación del origen de
la mercadería para ingresar la misma dentro de este contingente arancelario, más la certificación sanitaria
correspondiente. Para participar de este cupo, los operadores sólo deben contar con la certificación de
plantas habilitadas para exportar carne de ovinos y caprinos con destino Unión Europea.
En el marco del Sistema Generalizado de preferencias (Generalised System of Preferences - GSP duty rates),
Argentina goza de preferencias arancelarias para la exportación de carne ovina a Rusia, el cual aplica esta
política arancelaria para todas las naciones consideradas en vías de desarrollo. Así, la exportación de carne
ovina tiene un arancel residual del 11,25%, siempre y cuando el monto aplicado no sea inferior a 0,15 Euros
por Kilogramo.
En el marco del Mercosur, Argentina goza de un arancel del 0% para las importaciones provenientes de
Brasil, siempre y cuando se presente el correspondiente certificado de origen que acredite que los
productos fueron obtenidos en el territorio nacional. En cuanto a los principales competidores regionales,
Chile y Uruguay, ambos gozan de las mismas preferencias.
En otros mercados potenciales como los países que profesan la religión musulmana, las carnes deben
obtener un certificado del cumplimiento del rito Halal en la matanza del animal. Un ejemplo de ello es
Emiratos Árabes, que incrementó su demanda de importaciones de carne ovina y de la cual Argentina
participó en los últimos años. Las carnes frescas tienen un arancel del 0%, mientras que la carne congelada
es del 5%. Australia, Nueva Zelanda e incluso competidores regionales como Uruguay y Chile, actualmente
reciben el mismo trato que Argentina, según la clausula de nación más favorecida (NMF) de la Organización
Mundial del Comercio
En lo que respecta a las trabas para-arancelarias impuestas por EEUU, se destaca que en 2014 dicho
país reconoció a la Patagonia como región libre de aftosa por parte del Servicio de Inspección de la
Sanidad Animal y Vegetal del Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos (APHIS/USDA). Este
reconocimiento elimina las restricciones de sanidad animal existentes en la actuali dad para la
exportación de rumiantes y sus productos (carnes frescas de bovinos, ovinos, caprinos) 9. EEUU tiene
un arancel específico para la carne ovina de US$0,7/kg para la exportación de cordero y para ovinos
más pesados US$2,8/ kg. Asimismo, tiene tratados de libre comercio y acuerdos económicos con
diversos países que permite el ingreso al mercado con arancel del 0%, entre ellos Australia, el primer
exportador de carne ovina a nivel mundial.
Los países más relevantes de la cadena ovina en términos de producción y comercialización mundial como
Nueva Zelanda y Australia, establecieron diversos tratados de libre comercio y acuerdos preferenciales que
incluyen la comercialización de carne ovina.
En 2008 Nueva Zelanda firmó un tratado de libre Comercio (FTA) con China en el cual se acordó
comercializar distintos productos con aranceles preferenciales. En el caso de la carne ovina los aranceles
cobrados por China en 2015 van del el 1,3% al 2,6%, con compromiso de reducción a 0% a partir de 2016 (la
tarifa general -TG- va de 12% a 25%). Otros países con FTA son Hong Kong (0%), Corea (22% -TG- vs 10%),
Tailandia (30% -TG- vs. 0%), Singapur (0%), Taiwán (0%)10 y Malasia (0%). Adicionalmente, existe otro
tratado de libre comercio denominado Pacific four (P4) entre los países del pacífico Brunéi, Chile, Singapur

9
/ La Patagonia fue reconocida como región libre de aftosa sin vacunación por la Organización Internacional de Sanidad Animal (OIE) en mayo de
2002 y Argentina solicitó este reconocimiento a los Estados Unidos en agosto de 2003.
10
/ En el marco del acuerdo entre Nueva Zelanda y Territorio Aduanero Distinto de Taiwán, Penghu, Kinmen y Matsu (Taipei Chino).

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
36 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

y Nueva Zelanda, único tratado existente con un país latinoamericano, a través del cual se comercia la
carne ovina con arancel 0%.
En el caso de Australia, se estableció un acuerdo con China para la comercialización de carne ovina con un
arancel preferencial que va desde 10,7% al 20,4% dependiendo del producto (el arancel general es del
12%/23%). Asimismo tiene acuerdos bilaterales con Chile, Japón, Malasia, Singapur y Tailandia para la
comercialización con arancel del 0%. En el caso de Corea tienen un arancel preferencial del 18% (la tarifa
general es del 22,5%). Por su parte, Australia tiene una cuota de exportación a EEUU (0,7 c/kg-2,8 c/kg) con
arancel del 0%.
Asimismo, tanto Nueva Zelanda como Australia, están enmarcados dentro del acuerdo ASEAN (Association
of Southeast Asian Nations), a través del cual se comercializa con arancel 0 en la mayoría de los casos. En
este acuerdo además participan Camboya (20%, con reducciones graduales y a partir de 2021 0%),
Indonesia (0%/5%), Myanmar (10%, con compromiso de reducción al 5% a partir de 2017 y 0% de 2021 en
adelante), Vietnam (a partir de 2016 0%), Laos (20%, con reducciones graduales y a partir de 2021 0%),
Brunei, Filipinas, Malasia, Singapur y Tailandia (0%).
En el caso de las relaciones comerciales bilaterales entre Australia y Nueva Zelanda, ambos países tienen un
acuerdo desde 1983 Closer Economic Relations (CER), a través del cual se acordaron aranceles
preferenciales para determinadas mercancías, entre ellas la carne ovina que tiene arancel 0% para ambos
países.
En lo que respecta a las cuotas de importación establecidas por la UE, Nueva Zelanda representa el 80% de
la adjudicación, seguido por Argentina (8%) y Australia (7%).

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
37 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Parte IV. ASPECTOS COMUNES A LAS CADENAS DE LANA Y CARNE.


DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES

IV.1. POLÍTICAS PÚBLICAS RELEVANTES DE ARGENTINA


La legislación vigente tiene como objetivo fortalecer la producción primaria, permitir un mejor acceso a la
información de precios y promover las exportaciones. A continuación se detallan las medidas más
relevantes:

Ley Nº 25.422 para la Recuperación de la Ganadería Ovina:


 Sancionada en 2001, tiene por objetivo lograr la adecuación y modernización de los sistemas
productivos ovinos permitiendo su sostenibilidad en el tiempo y, consecuentemente, mantener las
fuentes de trabajo y la radicación rural. Crea el Fondo para la Recuperación de la Actividad Ovina
(FRAO), con el fin de otorgar créditos y aportes no reintegrables para financiar proyectos de
producción ovina.

 Dicho fondo fue prorrogado en 2011 a través de la ley Nº 26.680, actualizándolo en $80 millones
anuales, más los recuperos de la cobranza de los aportes reintegrables otorgados. Es requisito la
determinación inicial de la receptividad ganadera de los establecimientos que presenten planes de
trabajo o proyectos de inversión.

Programa de asistencia para el mejoramiento de la calidad de la lana (PROLANA):


 Creado con el objetivo de asistir al productor lanero para el mejoramiento de la calidad de la lana e
instrumentado a través de Res. 1139/94 de la ex Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y
Alimentos de la Nación. Entre sus pautas se encuentran: adopción de la técnica de esquila Tally Hi,
separación de lanas según su calidad, envasado en fardos, toma de muestras para análisis en
laboratorio, trazabilidad del producto y comercialización de lotes de pequeños productores
mediante centros de acopio. De esta manera se logra un producto acondicionado para la industria y
mejoran las condiciones de venta de la lana en el mercado local e internacional.

 El PROLANA cuenta con un Sistema de información de precios y mercados (SIPYM), con el fin de
que el productor pueda consultar valores de referencia de la lana de acuerdo a su calidad. Desde el
año 2002 cuenta con financiamiento de la Ley Ovina. Son 10 las provincias adheridas: Río Negro,
Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Entre Ríos y
Corrientes.

Política comercial: Política comercial desde diciembre 2015:


 Eliminación de derechos de exportación a productos regionales y agropecuarios y reducción de la
alícuota de la soja (Decreto N° 133/2015). Para el caso de la lana, la alícuota se fijó en cero (Decreto
N° 361/2016).

 La carne ovina en 2015 tenía un derecho de exportación del 5%, con distinto nivel de reintegro
dependiendo del nivel de agregación de valor del producto exportado. En el caso del ganado en pie
los derechos se elevaban al 10% con reintegros del 2,1% para reproductores. Con la nueva política
de eliminación de los DE a las economías regionales, en diciembre de 2015 se eliminan los

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
38 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

aranceles de todos los productos ovinos, manteniendo el mismo nivel de reintegros en cada uno de
los productos a diciembre de 2014. Esto funciona como incentivo a las exportaciones del sector.

Servicio Argentino de Información y Evaluación Genética de Ovinos, Caprinos y Camélidos (PROVINO):


 Convenio firmado entre el INTA y asociaciones de criadores de ovinos con el fin de contar con
información objetiva sobre la evaluación genética de reproductores ovinos, destinada a los
compradores de reproductores y a los criadores de las distintas razas.

Protocolo de indicación geográfica Cordero Patagónico (IG - CoP):


 Aprobado en 2013 por el ex Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, describe los procesos de
cría, manejo, traslado, faena y expedición del cordero patagónico, con el fin de poner en valor el
producto, tanto en el mercado internacional como en el doméstico. Fue presentado por la FIAS
(Federación de Instituciones Agropecuarias de Santa Cruz), la Sociedad Rural de Río Gallegos y la
Cámara de Frigoríficos de la Patagonia (CAFROPAT), y de su desarrollo y aval técnico participaron
entre otros organismos: la Universidad Nacional de Tres de Febrero, el INTA, el SENASA y el Consejo
Agrario Provincial (CAP).

Ley Nº 26.698:
 Sancionada en 2011, condona el capital y los intereses de los créditos otorgados a pequeños y
medianos productores ovinos de la región patagónica afectados por la sequía y las cenizas
volcánicas. También crea un Programa Transitorio de Retención y Reposición de Vientres Ovinos
para Pequeños y Medianos Productores por un período de tres años.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
39 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

IV.2. OTROS ASPECTOS RELACIONADOS

IV.2.1. AMBIENTALES
El fenómeno conocido como "desertificación" en Patagonia, ha llevado a un agotamiento del recurso
natural, es decir el pastizal natural, base de la explotación extensiva del ganado ovino.
Según Bertolani: "la desertificación es la extensión de las condiciones de desierto como resultado del
impacto humano, en ecosistemas de regiones áridas, semiáridas y sub-húmedas (...) el no control del
fenómeno provocaría no sólo un avance en las condiciones de desierto sino, y como consecuencia de ello,
una menor productividad de los ecosistemas" (Bertolani, 1989).
En la meseta y la costa patagónica la vegetación típica es de estepa y semidesierto, rala y con mucho suelo
descubierto compuesto por materiales gruesos y con bajo contenido de materia orgánica, las
precipitaciones son sumamente escasas (entre 100 y 200 mm anuales) y los vientos, que soplan con
orientación oeste este, constituyen un factor constante y de permanente acción sobre el suelo patagónico.
Sobre este sustrato frágil, el sobrepastoreo continuo y la sobreexplotación de especies arbustivas han
intensificado los procesos erosivos, dando como resultado una situación muy difícil de revertir, que se ha
agudizado debido a la concurrencia de varios años con serias inclemencias climáticas sumada a la erupción
de volcanes que cubrieron amplias extensiones con ceniza volcánica.
Si bien se han realizado algunos estudios sobre la composición y características de los pastizales, aún se
desconoce en términos generales la producción de materia seca, especies preferidas por los ovinos,
resistencia al pastoreo, capacidad de recuperación, conocimientos necesarios para fundamentar un manejo
sustentable que involucre un sistema de pastoreo controlado que promueva la recuperación de extensas
áreas de la Patagonia.
El deterioro de los pastizales se traduce en el aumento de la mortandad de madres, el menor peso de los
corderos al nacimiento, mayor mortandad post-parto con una disminución de la señalada y descenso en la
calidad y peso del vellón de lana.
Se pueden identificar factores estructurales que han favorecido el sobrepastoreo. La existencia de
numerosas unidades productivas que se encuentran por debajo de los límites de sustentabilidad
económica, la concurrencia de largos períodos de bajos precios de la lana en el mercado internacional que
repercuten en la rentabilidad reforzando la baja capacidad de incorporación de tecnología y un manejo
inadecuado de las pasturas naturales sin tiempos de descanso para su recuperación. Todos estos aspectos
han conformado un círculo vicioso, donde se reproduce el modelo de sobrepastoreo, provocando la
pérdida de especies forrajeras y suelo que dan como resultado nuevas bajas en la receptividad, hasta
arribar a situaciones extremas, en especial luego de fenómenos climáticos o geológicos graves, donde se
produce el abandono de establecimientos.
Esta situación es muy manifiesta en las provincias patagónicas, afectando gran parte de la superficie, en
especial en los departamentos ubicados en la meseta central y sobre la costa, donde el clima se presenta
más extremo. De esta forma se observa el abandono de numerosos establecimientos por ejemplo en el
norte y este de la provincia de Santa Cruz, sectores de Chubut y Río Negro.
Por su parte, dentro de la cadena cárnica, la industria frigorífica produce importantes efluentes que pueden
ser reutilizados con tecnologías fácilmente disponibles. En caso contrario, se consideran que estos
efluentes verdes y rojos tienen un alto impacto ambiental. En el caso ovino en particular, existe una
importante heterogeneidad en la aplicación de tecnologías y tratamientos, desde los sistemas más
desarrollados con piletas decantadoras con separadores de sólidos y líquidos, hasta situaciones con escaso
a nulo tratamiento de efluentes que traen aparejadas situaciones de contaminación de fuentes de agua
cercanas.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
40 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

IV.2.2. INNOVACIÓN
Los principales factores que constituyen los estándares tecnológicos en la etapa primaria son la genética y
las prácticas de manejo de la majada. La receptividad de los campos en la Patagonia varía según la zona,
entre 0,75-1 ovejas por hectárea (cordillera, precordillera) y 0,15-0,30 (sur y meseta central). La
sobreexplotación de los campos en la región patagónica, producto del mal manejo de los rebaños y la baja
adopción de tecnologías disponibles, propició el inicio de un proceso de desertificación, con pérdida de
suelos y de pastos. En términos generales, es bajo el grado de adopción de nuevas tecnologías. La
modificación de las técnicas de manejo de las majadas implica un cambio cultural en la forma de trabajo de
los productores. Un ejemplo de esto es la utilización de suplementación alimentaria estratégica (pre y
posparto), que no está muy difundida entre los productores.
En cuanto a la lana, los estándares tecnológicos corresponden a la técnica de esquila, lavado, cardado y
peinado. La calidad de la lana y el peso de los animales dependen de la raza y de factores ambientales. Sin
embargo, la producción de lana es menos sensible al estado nutricional de los animales y el estado de los
pastizales que en el caso de la de carne. Existen dos técnicas de esquilado claramente diferenciados: el
método criollo o maneado y el método Tally Hi o desmaneado. El método criollo es la técnica más
tradicional y antigua, donde el animal es atado (maneado) antes de comenzar a cortar el vellón. Terminado
el corte se suelta la oveja para esquilar la barriga y hacer el desgarre. El método Tally Hi es una técnica
posterior que realiza las operaciones de corte con el animal suelto, para lo cual se ubica al animal sentado y
el esquilador opera desde atrás del mismo. Se comienza primero por la barriga y termina por la cabeza.
Antes de realizar el esquilado hay que tomar una serie de cuidados. Por ejemplo se debe inspeccionar la
calidad del vellón de la lana, observando en los cuartos posteriores, en la región costillar y en la paleta. Esto
permite saber con qué material se va a encontrar el esquilador en el momento de realizar su trabajo. Así se
determinará que un vellón es bueno cuando tiene ondulaciones y cuando presenta una buena cobertura de
fibra. También es muy importante que el vellón esté totalmente seco en el momento de la esquila.
Respecto de las prácticas internacionales, desde 1915 en Australia se introdujeron en las principales
cabañas de ovinos, los primeros equipos mecánicos de esquila. El desarrollo de esta tecnología vino
impulsado por la necesidad de mayores producciones de esquila, pero no todos fueron beneficios, y a pesar
de los adelantos introducidos en los equipos, como el peine alto (Cover Comb) o el peine de nieve (Snow
Comb), hay sectores de la producción que prefieren la esquila a tijera manual respecto a la esquila
mecánica. La tijera mecánica está compuesta por dos partes: peine y cortante. El peine va "peinando" las
fibras para cortarlas pero rompiendo la estructura de la lana. El cortante, que roza con el peine necesita
lubricación que se le da con un chorro de aceite al inicio de la esquila, pero a medida que se trabaja, se
autolubrica con la grasitud de la lana.

Del cuadro se desprende que la Merino es productora de lana fina y de muy buena calidad. Tiene la
particularidad de adaptarse a regiones con alimentación deficiente y climas fríos. Se utiliza para la
fabricación de trajes y tejidos de punto de calidad. Su finura varía entre los 17 y 21 micrones. Su largo de
mecha varía entre los 6 y 12 cm. En cuanto a la raza Corriedale, surge por el cruzamiento de ovejas Merino
con carneros Lincoln. El objeto fue producir corderos de carne y al mismo tiempo, vellones de buen largo

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
41 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

de mecha varía entre los 25 y 31 micrones, su largo de mecha varía entre los 12 y 15 cm. Se utiliza para la
elaboración de tejidos, paños e hilados.

Dohne Merino
A partir del año 2005, en la estación experimental de Chubut del Instituto Nacional de Tecnología
Agropecuaria (INTA), se han estado utilizando biotecnología con el objetivo de introducir una nueva
raza de ovejas en Argentina, conocida como Dohne Merino. Ésta, proveniente de Australia, se
caracteriza por ser doble propósito, ya que cuentan tanto con lana como carne de calidad, además de
destacarse por tener alta adaptabilidad a distintas condiciones climáticas. Actualmente se utilizan
diversos métodos reproductivos que impulsan y perfeccionan el proceso, al tiempo que realiza la
absorción sobre hembras Merino con carneros Dohne. Dentro de las biotecnologías más utilizadas en
reproducción ovina se destacan la inseminación artificial, la inseminación intrauterina, la crío
preservación de semen y la producción y transferencia embrionaria. De esta forma, el uso de
biotecnologías reproductivas viene a perfeccionar las características del ganado, impulsando así una
mejor rentabilidad para cada productor y una mejora generalizada de la raza en la zona. Las técnicas
que se mencionan se encuentran en pleno crecimiento en el sector ovino en la Patagonia.

En lo que respecta a la tecnología en la producción de carne, la genética está orientada a la selección de las
razas con perfil doble propósito como Corriedale, RommeyMarsh, Lincoln y Criolla que a las netamente
carniceras como por ejemplo Hampshire Down (MINCyT, 2012).
En los sistemas de producción convencionales patagónicos la cruza comienza en otoño con pariciones en
primavera. Las tasas reproductivas, medidas como corderos al momento de la marcación o destete por
oveja, dependen de la raza, las condiciones ambientales y la predación. Algunas adopciones de manejo
como la esquila preparto podrían mejorar los parámetros productivos sin asumir mayores costos.
Actualmente se aplica en un 40% de los ovinos de la Región Patagónica y ha demostrado, incrementos en
la señalada de un 7 a 12% (INTA; 2015).
Rango habitual de productividad de carne ovina
Principales razas de la Patagonia
Rasgo productivo Merino Corriedale
Corderos/oveja/año 0,6-0,8 0,7-0,9
Peso a los 4 meses (kg) 21-24 23-27
Peso adulto (kg) 40-50 50-60
Fuente: Mueller (2013)

De las razas doble propósito que predominan en nuestro país, la Corriedale arroja mejores parámetros de
productividad para el segmento de la carne ovina, respecto a la merino que tiende a ser una raza que busca
mejores niveles de productividad en la lana.
En base al informe sobre Frigoríficos ovinos del MINCyT (2013), a continuación, se detallan los aspectos
tecnológicos de la industrialización de la carne ovina que tienen eje en las instalaciones frigoríficas y
exigencias de trazabilidad. Como se mencionó anteriormente, en nuestro país predominan las plantas de
construcción que promedian los 60 años de antigüedad, con una fuerte heterogeneidad en cuanto al grado
de incorporación tecnológica y a los procesos productivos, ampliándose la brecha entre los
establecimientos que dedican toda su producción a la exportación y las que se dedican a producir para el
mercado interno. Al interior de estas últimas existen disparidades entre los frigoríficos con habilitación
provincial y nacional. Las principales heterogeneidades se ven reflejadas en: las técnicas de faena,
materiales utilizados para la construcción de corrales y pisos; sistemas de ventilación; sistemas de noqueo
(maza vs. aturdidores por electroarcosis); plantas con rieleras (manuales vs. automáticas); cuereadoras

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
42 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

(rodillos o manual); capacidad instalada de frío (instrumentación para medición de temperatura en cámara,
torres de enfriamiento y de condensación y sistema de control de temperatura a través un software);
sistemas de frío (gas freón vs amoníaco) y cámaras frigoríficas para oreo (algunas están automatizadas);
salas de desposte (salas con control de temperatura al momento del despotado) y técnicas de envasado
(envases al vacío que permiten mayor tiempo de mantenimiento en góndola). En lo que respecta al
tratamiento de efluentes, en los casos de frigoríficos con mayor nivel de incorporación tecnológica, se
implementan piletas de decantación que separa residuos sólidos de líquidos.
Cabe destacar que la falta de estandarización del producto (animales de distinto peso y tamaño) dificulta la
robotización de la faena o el desposte, aunque con incorporación de tecnología y mejora en los procesos
se podría aliviar la cantidad y tipo de trabajo de un operario. En cuanto a la logística, el sector presenta
inconvenientes en lo que respecta a la refrigeración en los traslados. En muchos casos se pagan servicios de
frío por no contar con depósitos con cámaras de frío.
Las heterogeneidades a nivel local se extienden respecto de las prácticas internacionales. La producción
ovina argentina se encuentra retrasada en relación a las mejores prácticas llevadas a cabo por países como
Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra o incluso Chile, Uruguay y Brasil.

Investigación
Según datos del SICyTAR, MinCyT actualmente nuestro país cuenta con 79 investigadores y
tecnólogos dedicados a la cadena de valor ovina, donde el 70% aproximadamente cuenta con
un nivel de capacitación de posgrado, maestría, doctorado y posdoctorado. La mayor
concentración de investigadores se encuentra en Buenos Aires y CABA, aunque también se
destaca la provincia de La Pampa. Las áreas de investigación más trabajadas son: carne y lana
ovina, temas de alimentación de animales, genética y mejoras en procesos productivos.

IV.3. VINCULACIONES CON OTRAS CADENAS


Durante la etapa de producción primaria de la cadena ovina, intervienen con distinto nivel de intensidad,
diferentes cadenas de valor como proveedores de insumos, bienes de capital y servicios. En el primer
eslabón de la cadena participan los servicios de I+D (cadena de valor de servicios de I+D) en lo que respecta
a la selección de material genético: semen congelado, embriones y desarrollo de biotecnología para
mejoramiento de las razas. Durante la etapa de cría y recría, se demandan insumos y servicios veterinarios
necesarios para la prevención y tratamiento de enfermedades ovinas, al tiempo que interviene el
desarrollo de sistemas forrajeros para alimentación, y en menor medida la cadena de valor cerealera (maíz,
cebada, avena, trigo), particularmente durante la etapa pre y post parto de las ovejas.
Por su parte, la industria de bienes de capital y herramientas (cadena de valor metalmecánica) provee
balanzas, maquinaria de transporte (tractores y camiones jaula), enfardadoras hidráulicas, carros con
brazos hidráulicos para el manejo de los fardos, entre otros. En el caso particular de la esquila, también se
utilizan tijeras manuales, eléctricas y caladores.
En la etapa de industrialización de la lana se utilizan peinadoras para paralelizar y separar las fibras,
mientras que para el hilado se usan hiladoras de sistema Torsión-Torsión (esta técnica es empleada
principalmente para lana peinada). Para la fabricación de tejidos planos se requiere telares, equipos que
entrelazan los hilados para formar un manto continuo. Por su parte, la industria química (cadena de valor
de plásticos, químicos y petro-químicos) interviene en el ennoblecimiento de las fibras (cuando se dispone
de una fibra cruda es necesario limpiar, blanquear y/o teñir las fibras previo a la hilatura con blanqueadores
ópticos, colorantes y pigmentos).

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
43 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

En lo que respecta a la industrialización de la carne, interviene la industria de bienes de capital y servicios


de software (cadena de valor de software y servicios informáticos), través de la demanda de maquinaria y
tecnología para los frigoríficos (rieleras mecánicas/automatizadas, insensibilizadoras, cámaras de frío
automatizadas con control de temperatura, instalaciones para tratamiento de efluentes, etc.) que
controlan la temperatura, degolladoras mecánica, máquinas de envasado al vacío, entre otros). En menor
medida participan las industrias de plásticos que proveen de insumos para envasado de los distintos cortes
de carne.
Asimismo algunos productos y subproductos tanto de la cadena lanera como cárnica, constituyen bienes
intermedios para otras cadenas de valor vinculadas:
En el caso de la lana la mayor parte constituye insumos de la industria textil, confecciones y prendas
(cadena de valor textil). En cuanto a confecciones algunos de los productos son frazadas, alfombras y
revestimientos y en cuanto a prendas tejidas con lana: sweaters, abrigos, gorros, guantes. A su vez los
tejidos planos (de lana merino, combinado, tweed, entro otros) constituyen el insumo para sastrería. Otro
de los subproductos de la lana es la grasa, con la cual se elabora la lanolina. La misma se utiliza como base o
excipientes de cremas, ungüentos y lubricantes en la industria de química de consumo. También se usa la
lanolina como materia prima para la producción de la vitamina d en la industria farmacéutica.
En el caso de la industria frigorífica, el cuero resulta un subproducto del procesamiento de la carne. Dado el
grado de informalidad en este eslabón de la cadena, en muchos casos, los cueros son retirados por
barraqueros para realizar el proceso en otra planta de acondicionamiento. En los casos de los frigoríficos
con amplia capacidad de faena y disponibilidad tecnológica, le hacen un procesamiento al cuero en los
mismos frigoríficos para luego vender a las curtiembres para tratamiento del cuero y confección de prendas
y complementos, que involucran a la industria del calzado y marroquinería (cadena de valor del cuero,
calzado y marroquinería).
La logística interviene a lo largo de toda la cadena, pero principalmente durante la fase de comercialización
mayorista y minorista.

IV.4. DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES


Las cadenas de valor de la lana y carne ovina enfrentan desafíos productivos, comerciales, tecnológicos,
entre otros. Dentro de los tecno-productivos, la cadena debe trabajar en la mejora de la rentabilidad. De
ello, se deriva la necesidad de aumentar la escala y productividad en la etapa primaria, con recuperación de
suelos y la optimización del uso de los recursos forrajeros e hídricos, sumado a la incorporación de
tecnologías como la suplementación estratégica, seguimiento de la condición corporal y esquila del ganado.
La asistencia técnica y financiera a los productores se vuelve fundamental en la agregación de tecnologías
más modernas, la alimentación estratégica de los animales, su sanidad, sistemas de engorde, manejo y
evaluación de pastizales (atendiendo la receptividad de los suelos).
Este último punto cobra relevancia no sólo a efectos económicos directos del productor, sino que se
encuentra en línea con los planteos ambientales, toda vez que un manejo adecuado de los recursos
forrajeros permite apuntalar la sustentabilidad edáfica. Esto requiere analizar la receptividad de animales
por hectárea para las distintas zonas geográficas y diseñar planes adecuados con el fin de evitar la
degradación de los suelos. Por su parte, la aplicación de técnicas de esquila y manejo de partos ha
demostrado aumentar la eficiencia productiva. Estas prácticas generan un escenario de oportunidades para
mejorar la producción disponible, dando un marco sustentable a los sistemas (INTA, 2015).
Entre los desafíos en materia comercial, puede resaltarse la generación de condiciones para la utilización
de fibra de lana en la industria textil local, promoviendo así mayor agregado de valor doméstico del
segmento industrial dentro la cadena lanera con destino exportador (desarrollo de las etapas de teñido,
hilado, tejido, diseño y confección).

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
44 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Respecto a la carne ovina, se plantea la necesidad de incentivar la demanda a nivel nacional y estimular la
formalización en la faena. Para ello, se debe avanzar en readecuar las capacidades de los establecimientos
ya existentes, profundizar la inspección y control de la faena clandestina, haciendo hincapié en las medidas
sanitarias, laborales y en la formalización de las operaciones. Luego, se requiere la difusión de los atributos
de la carne ovina para mejorar la percepción del consumidor a nivel doméstico.
Sumado a lo mencionado, surge el desafío de incrementar el aprovechamiento de productos secundarios.
Existen distintos usos con potencial económico: por ejemplo, el cuero y la grasa de la lana (lanolina), así
como otros usos alternativos de la lana.
A fin de fortalecer aptitudes productivas y comerciales, sería deseable impulsar el desarrollo de prácticas
asociativas entre pequeños y medianos productores con asistencia pública (compra de insumos, mejora en
precios de venta y acceso a servicios logísticos).
Finalmente, y en función de entender la existencia de mercados potenciales externos señalados
precedentemente, resulta necesario indagar en las condiciones de acceso a los mismos y potencial
cobertura, la participación activa en negociaciones de acceso a mercados y la promoción del producto
nacional mediante, por ejemplo, el Protocolo de Indicación Geográfica Cordero Patagónico (IG-CoP). Para
ello es imprescindible, la sostenibilidad en el tiempo en la provisión de materia prima y en la penetración
de mercados ya abiertos. Luego, el rol de mayor demanda de países emergentes, así como la detección de
nichos de mercado, agrega incentivos a las producciones laneras y cárnicas, al tiempo que compromete al
sector privado a avanzar hacia aspectos de trazabilidad y certificaciones exigidas por la demanda
internacional.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
45 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

BIBLIOGRAFÍA
 Andrade, Larry (2003), Sociología de la desertificación en la Patagonia Austral: los productores
ovinos de la Meseta Central de Santa Cruz, Revista THEOMAI, Nº 7, primer semestre de 2003.
 AWEX (2014), Annual Report.
 Bendini, M., P. Tsakoumagkos y C. Nogues (2005), Los crianceros trashumantes en Neuquén, en
Bendini, M y C. Alemany (compiladores) Crianceros y chacareros en la Patagonia, Cuaderno GESA 5,
INTA-NCRCRD, pp. 23-40.
 Bertolani M, Ecología y desertificación en Patagonia (1989), Revista Patagonia Agropecuaria. Año V.
Nro. 16.
 Borrelli, P.; Fenton, R.; Rocha, H.; Sturzenbaum, P.y Boggio, P. (2009), Análisis de la cadena de valor
de lanas en la República Argentina y el rol de Ovis XXI, julio.
 Carbajo, G. y A. Arzubi (2013), Modelización de los principales sistemas ovinos del país,
Subsecretaría de Ganadería, MAGYP.
 Cardellino R., Wilcox C. y Trifoglio J. (2013), El mercado global de la lana. Situación actual y
perspectivas. Asociación Argentina de Criadores de Merino, Anuario.
 Federación Lanera Argentina (2014), Estadísticas laneras Zafra 2013/14 completa, 30 de julio.
 Federación Lanera Argentina (2015), Informe: Estadísticas Laneras Zafra 2014/2015
 Gatti, N. (2012), Cadena ovina argentina: caracterización económica y productiva, Asociación
Argentina de Economía Agraria, octubre.
 INTA (2013), Análisis de la cadena de carne ovina en Argentina, Daniel Iglesias (ed.), Estudios
socioeconómicos de los sistemas agroalimentarios y agroindustriales Nº 11.
 INTA (2015), Situación actual y perspectiva de la ganadería en Patagonia, Centro Regional Patagonia
Sur.
 IWTO Market Information (2015), Poimena Analysis & Delta Consultants
 MAGYP (2015) Complejo productivo ovino, Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial PEA
2020.
 MAGYP (2011), Boletín Ovino 2011.
 MAGYP (2010), Boletín Ovino.
 Mueller, J. (2013), La producción ovina en Argentina, Comunicación Técnica INTA, EEA Bariloche,
Nro. PA 618.
 Mueller, J. (2007), Una década del sector ovino argentino, Sumario Ganadero 2007, Comunicación
Técnica INTA, EEA Bariloche, Nº PA 519.
 OECD-FAO (2015), Agricultural Outlook 2015-2024.
 Pena, S. (2014), La industria detrás de la oveja en la Patagonia Sur, INTA, Unidad de Economía y
Mercados EEA Santa Cruz.
 Pena, S. y González Ruiz, E. (2015), Patagonia Sur. Agroindustria cárnica., Revista Agropost, Consejo
de Profesionales del Agro, Agroalimentos y Agroindustria, Número 137, abril-mayo 2015.
 PROLANA, Informe de fin de zafra 2012/2013.
 Robert, S. y Santangelo, F. (2013), Análisis Tecnológico Sectorial: Frigorífico Ovino, Subsecretaría de
Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, MINCYT.
 SENASA (2014), Informe Estadístico Faena Ovina
 UIA (2004) Cadena de la Lana en la Región Patagónica, 3er Foro Federal de la Industria Región
Patagonia, Jornada de Trabajo 21 y 22 de mayo de 2004, El Calafate.

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
46 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

ANEXO ESTADÍSTICO
Cuadro Nº 1

Cuadro Nº 2

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
47 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Gráfico Nº 1

Estratificación de frigoríficos
Año 2011, en cantidad de frigoríficos y % de cabezas
45% 42%
38%
40%
35% 33%
29%
30% 24%
25%
20% 17%
15% 11%
10%
2% 3%
5% 1%
0%
Mas de 100 Entre 50 y Entre 10 y 50 Entre mil y 10 Menos de mil
mil 100 mil mil mil
Cantidad de frigoríficos Cabezas faenadas
Fuente: elaboración propia con base en Ministerio de Agroindustria y SENASA

Gráfico Nº 2

Distribución provincial de faena ovina


Año 2014, en % de cabezas faenadas
60% 51%
50%
Faena Frigoríficos
40%
30% 23% 23% 23%
20% 14%
10% 10% 10%
8% 8%
10% 5% 3% 2% 3%
2% 1% 1% 3% 1% 1%
0%
Resto
La Pampa
T.del Fuego

Entre Ríos
Río Negro
Santa Cruz

Neuquen
Mendoza
Buenos Aires
Chubut

Fuente: elaboración propia con base en Ministerio de Agroindustra y SENASA

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
48 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Cuadro Nº3

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
49 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Cuadro Nº 4

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
50 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Cuadro Nº 5

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
51 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Cuadro Nº 6

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
52 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Cuadro Nº 7

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
53 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Cuadro Nº 8
Precios al productor sin IVA e carne ovina
Marzo 2016, en pesos por kilogramo
Precio $/kg
Destino Categoría
limpios al gancho
Faena Adulto 38
Patagonia Norte de Rio negro y Partido Faena Cordero Liviano hasta 12 kg 61
Norte A de Patagones Faena Cordero pesado mayor a 12 kg 57
Invernada Oveja de refugo 620
Provincia del Neuquén y Faena Adulto 29
Patagonia Faena Cordero liviano hasta 12 kg 62,5
Cordillera Patagonia Norte B
Norte B Faena Cordero pesado mayor a 12 kg s/d
de Río Negro
Invernada Oveja de refugo 550
Faena Adulto 29,7
Faena Cordero Liviano hasta 12 kg 60
Chubut
Faena Cordero pesado mayor a 12 kg 12
Invernada Oveja de refugo 250
Faena Adulto 23,5
Patagonia Sur
Santa Cruz Faena Cordero 59
Faena Borrego s/d
Faena Adulto s/d
Tierra del Fuego Faena Cordero 54,3
Faena Borrego s/d
Fuente: elaboración propia con base en INTA. Relevamiento a frigoríficos, remates ferias e informantes calificados -INTA PATAGONIA-
.

Cuadro Nº 9

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
54 | P á g i n a
INFORME DE CADENAS DE VALOR – OVINOS: LANA Y CARNE MAYO 2016

Gráfico Nº3

Evolución de las importaciones de carne ovina. Principales


destinos.
Período 2010-2014
100%
90%
80% 45% 47% 43% 41%
48%
70%
60% 3%
4%
50% 11% 10%
16% 13% 12%
40% 8%
10% 9% 5%
12% 10%
30% 7% 5% 8%
6% 5% 9%
20% 9% 9% 10% 12%
10% 12%
10% 12% 11% 13%
3% 3% 4% 7%
0%
2010 2011 2012 2013 2014
China Arabia Saudita EEUU Alemania Reino Unido Francia Emiratos Árabes Resto

Fuente: elaboración propia con base en UN Comtrade

SUBSECRETARIA DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA


DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN REGIONAL
55 | P á g i n a