Está en la página 1de 7

Jean Dominique Ingres y la Antigüedad

Después de la muerte de Robespierre, dictador que gobernó en Francia seis meses antes
de ser capturado y guillotinado, todos sus seguidores fueron capturados y entre ellos
estaba Jaques Louis David. Estando preso, el pintor maduró sus ideas y decidió abandonar
sus posturas republicanas extremas y propuso un cuadro de reconciliación “El rapto de las
Sabinas”. Este cuadro narra el episodio mitológico del secuestro de mujeres de la tribu de
los sabinos por los fundadores de Roma.

El taller de David fue uno de los más afamados de la Francia de finales del siglo XVIII. En 1797 le
llega un muchacho proveniente de Toulouse Jean Auguste Domique Ingres. David lo acepta
después de quedar deslumbrado por un trabajo hecho por el joven de 17 años a los nueve años de
edad.

Por estas fechas comienza la expansión francesa en Europa, y el encargado de entrar en Italia fue
Napoleón Bonaparte. Entró tres veces: 1796,97,1800. Las primeras dos fueron de saqueo
fundamentalmente en Bologna y Florencia. El objetivo de Napoleón era conseguir la mayor parte,
y la más importante, estatuaria del Vaticano( Laoconte, Apolo de Belvedere) cosa que logro
después de la paz de Tolentino firmada por el papa Pio VI. Todas la obras entran en París para
formar parte del Museo Napoleónico. Este hecho histórico les sirvió de acicate (estimulo) a los
pintores Neoclásicos. En 1800 se organizó el concurso anual de las Bellas Artes en Paris, que
ofrecia como premio el ir a estudiar a Roma por algunos años. Aquí participó Ingres. El concurso
consistía en hacer dos cuadros, uno te daba el puesto enn la final y el otro te daba el primer
premio. Los temas a pintar, muy davidiano eran Cincinato y los Senadores y Scipione recibe a su
hijo de los enviados de Antíoco III. Estos dos temas son sacados de Tito Livio, fundamentalmente
éticos y políticos. Ingres este concurso no lo gano, situación que lo llevo a enemistarse con David
ya que le dio el premio a tro de sus estudiantes del cual no se supo nunca más nada. Al año
siguiente 1801 Ingres volvió a la carga y volvió a llegar a la final, los temas en este caso no eran
romanos sino de la Ilíada. El cuadro que le dio el el triunfo fue “ Aquiles recibiendo a los
embajadores de Agamenón. El cuadro recibió tantos elogios y logro triunfar a que Ingres partió de
las estatuas traídas por Naoleon desde el Vaticano para realizar sus figuras. Véase que Patroclo
que está torcido hacia un lado se basa en el “Sátiro en reposo” de Praxiteles.

Despues de haber ganado el concurso Ingres se entero que no había dinero para enviarlo a Roma
asi que como “premio de consolación” lo enviaron a dibujar las esculturas llegadas del Vaticano ya
que se iba a hacer un catalogo de ellas. Esto entorno a 1803. Para 1805 todavia no había dinero
para mandarlo pero fue en este año que el pintor descubrió otra de sus fuentes clásicas: una fue la
escultura y la otra fue los grabados de John Flaxman. En 1806 ya hubo dinero para mandar a
Ingres a Roma y ahí se dedicó al estudio de las artes clásicas. Estuvo en la Villa Medici, parece que
era tan estudioso que pidió que envés de vivir con los otros compañeros que consideraba unos
bullangueros borrachos, vivir en un casita al fondo de la Villa Medici para estudiar en paz. En Roma
Ingres descubre su última gran fuente de inspiración artística: los vasos griegos. Por eso se dice
que:”Si Ingres descubrió Roma en Paris, Ingres descubrió Grecia en Roma”.

Para 1808 Ingres realiza su primera gran obra: Edipo y la Esfinge. El cuadro narra el
episodio donde Edipo que era descendiente del rey tebano Layo, quien lo abandonó al
nacer porque un oráculo pronosticó que fallecería a manos de su hijo. Criado por el rey
de Corinto a quien fue entregado por un pastor que lo encontró en el monte Citerón, al
crecer quiso saber quién era en realidad, por lo que decidió visitar el oráculo el cual le dijo
que estaba condenado por el destino a desposar a su madre y matar a su padre. Edipo no
regresó a Corinto para no cumplir con su destino y se encaminó a Tebas. En el entorno de
la ciudad de las siete puertas, la esfinge, monstruo que retaba a todo viajero que pasaba a
descifrar un enigma bajo pena de muerte al no acertar, se enfrentó a Edipo.
El héroe tebano descifraría el famoso acertijo, (¿Cuál es el ser que con una sola vez tiene
cuatro patas, dos patas y tres patas? Edipo acertó al contestar que el hombre es
cuadrúpedo al nacer, bípedo en su madurez y anda con tres patas al usar bastón en su
vejez) que motivaría al monstruo al suicidio.
Ingres terminaría completamente el cuadro solo en 1826.

En 1811 realiza su segunda gran obra Tetis y Júpiter.


La nereida Tetis, atendiendo la demanda de su hijo Aquiles, suplica a Zeus, (dios griego del
que es equivalente el romano Júpiter), el mayor de todos los dioses olímpicos, que haga
vencer a los troyanos. Para obtener su favor, le recuerda la ocasión en que había sido
encadenado por Hera, Poseidón y Atenea en un intento de derrocarlo, y que fue ella,
Tetis, quien invocó entonces a Briareo y a los demás Hecatónquiros(seres de cien
manos)para que acudieran en su auxilo.
La mayor parte de las composiciones de Ingres son de pocos personajes ya que no sabe manejar
las masas. La figura de Tetis proviene sin ninguna duda de la figura de Flaxman, y la cara de Zeus
de la Cabeza de Zeus de Atricoli.
El cuadro de Tetis y Jupiter reúne casi todos los conocimientos de Ingres en estatuaria clásica,
grabados Flaxmanianos .

En 1812 realiza para general Sextius Alexandre François de Miollis la pintura Virgilio lee la
Eneida a Livia, Octavia y Augusto . Miollis era el gobernador francés en Roma y un gran
apasionado de la Eneida.
La escena representada hace alusión a la lectura de la Eneida por su autor, Virgilio, al
emperador Augusto, su esposa Livia y su hermana Octavia. Los dos personajes de la
derecha, que contemplan la escena, son Cayo Mecenas y Marco Vipsanio Agripa. Ingres se
basó en los comentarios a la Eneida escritos por el gramático Elio Donato en el siglo IV.4 En
el transcurso de la lectura el poeta llegó a un pasaje en el que Eneas baja a los infiernos
y Anquises anuncia la muerte de Marcelo, hijo de Octavia:

“Ay joven infortunado si pudieras romper el cerco de tu cruel destino, tú serás Marcelo.
Dadme lirios a manos llenas. Quiero esparcir sobre él purpureas flores.”

Su última obra es Antíoco y Estratónice, basada en la historia de Antioco hijo de Seleuco


que esta casado con Estratonice. Antioco se enamora de estratonice y se enferma de
amores. Solo descubierto por el medico Erasistrato. Ingres quedo fascinado por esta

historia desde que vio la opera Stratonice de Ettiene Mehul en Touluse durante su niñez.