Está en la página 1de 9

CENTRO ESCOLAR CANTÓN LOS ANGELES.

Materia:

Lenguaje y Literatura.

Grado:

Séptimo Grado.

Tema:

Ensayo Guerra Sangrienta.

Monograma:

Alumno:

Carlos Eduardo Menbreño Contreras.

Docente:

Lic. Herman Wilfredo González Martell.

Jueves, 08 de noviembre de 2018.


Tema: La Guerra Sangrienta.

En 1934 una despeada guerra entre Honduras y El Salvador. Entre un general de

Honduras y un general de El Salvador.

Todo empezó cuando el general Benson el general de El Salvador y su familia. Karla

su esposa y sus dos hijos llamados, la mayor Estefany de edad de 19 años y su

hermano menor Carlos de 12 años de edad.

El General de Honduras Mario y su esposa Beti y sus tres hijos Eli de 21 años,

Cristabel de 16 años y Eduardo de 18 años.

Estas dos familias se enfrentaron en una guerra despeada que todos los

hondureños no querían que los salvadoreños cruzaran a tierra hondureña. Y luego

seguía con lo mismo los salvadoreños, pero el general de Honduras Mario decidió

parar con esto para que había mucho escandalo con lo que se hacía.

Y declaro: ¡Que los salvadoreños se queden en sus miserables tierras!, y no quiero

que ningún de ellos deje una huella en mis tierras. Pero nosotros no queremos que

ningún Hondureño pise nuestras tierras por si alguno de ellos atraviesa El Salvador

no tendremos piedad.

Y así discutían los dos generales, pero las personas no estaban complacidas con lo

que declararon. Ese trato los salvadoreños reclamaron por qué hicieron eso con las

personas que tenían tierras en aquellos lugares.

Así pasó el tiempo, aunque no les gustare a las personas; no dejaron pasar a nadie

para que vaya a esos lugares de Honduras. Eso declaró el general Benson de El

Salvador.
El General de Honduras don Mario les dijo todo lo necesario para que los

hondureños que intentaran cruzar El Salvador. Estuvieron con eso todo el tiempo,

pero surgió un día que la gente de El Salvador se propusieron hacer sus propias

reglas y no queremos quedarnos aquí, debemos ir a Honduras gritaba la gente; pero

el general Beson respondió si quieren ir a Honduras vayan, después no vengan a

mí con sus molestias. Haya los van a matar les dijo el general a todos los

salvadoreños, pero ellos como tercos no hicieron caso a sus órdenes.

Se fueron a sus hogares pensando cómo le harán ellos en su mente decían y si nos

vamos por los cerros ahí nos los verán. Hicieron un grupo con tres familias diciendo

que se irían para Honduras.

Pero hace más que un tiempo antes de firmar el contrato se dijeron entre los dos

en secreto que si cruzaba una persona de amos países y no hacían caso

comenzaría una despeada guerra sangrosa, que mucha gente saldría muerta y eso

no lo queremos dijeron los dos generales. Aun no les habían comentado nada a sus

familias.

Y todo eso paso después que se reunieron tres familias salvadoreñas que tenían

planeado irse para Honduras. Aunque los generales dijeron que no les dijera a

ninguno de los habitantes de ambos países, por que empezaría la gente a

preocuparse de tanto. Pero el general no respeto eso y les dijo a todos los

hondureños que no cruzaran la frontera de El Salvador por que empezaría la guerra.

Pero la gente no estaban tan preocupadas por que algún salvadoreño cruzará a

Honduras y las tres familias que dijeron que dijeron que necesitan ir a territorio
catracho, ya estaban alistando todo para irse porque ellos no iban solo por molestar

sino que tenían tierras y familias haya. No respetaron y salieron a la 1:00 a.m. de la

madrugada para encontrase con los amigos que los llevarían a Honduras.

Salieron en camino y dijeron que cruzarían Honduras, pero el amigo con que

acordaron no sabía nada sobre el trato que habían pactado. Hasta que iban

cruzando el río de El Salvador para Honduras le comentaron que si era verdad lo

que habían acordado los generales.

Pero como él no sabía les respondió que no tenía conocimiento al respecto del trato

de ambos generales. Pero él se preocupó y dijo que ya no más los iba a llevar a

Honduras para no romper las reglas establecidas. Entonces no recapacitaron y

decidieron seguir su viaje, hasta llegar a su destino.

Sé que el general no sabía, pero nadie le comentaba que si alguien cruzaba con un

hondureño los salvadoreños que lo hicieran le preguntaran al General. Y él les

responde que se iniciaría la guerra, porque es lo mismo que cruzar uno solo y el

amigo que les estaba ayudando les dijo que ya no les iba ayudar. Y el decidió irse

a donde estaba y se fue para su casa mientras ellos las tres familias siguieron

adelante hasta llegar, cruzaron todo el país para poder llegar a Honduras.

Pero el general Benson se enteró que las tres familias partieron hacía Honduras y

dio la orden que buscaran a esas tres familias y las regresaran a sus casas, pero

que no salieran golpeadas o peor aún muertas.

Todos los guardianes de todos los bosques empezaron a buscar a esas familias

para detenerlas y regresarlas. Pero ellos no se dieron cuenta que todos los guardias
bosques los andaban buscando; hasta que escucharon un ruido que los distrajo a

todos y era el ruido de un carro y con la mayor precaución se escondieron en los

arbustos y las familias escucharon que ellos mencionaron sus nombres pues como

ellos escondidos no hacían nada de bulla, porque si ellos hacían algún tipo de ruido

los iban atrapar, mientras que todos los guarda bosques y los soldados dejaron de

buscar.

Pues como no había nadie de ellos salieron de donde estaban escondidos, con una

gran rapidez para que no los encontraran y mientras los guarda bosques se iban

escucharon un ruido de un grupo de personas corriendo por los arbustos y pues

salieron todos los que andaban buscando al grupo de personas y atraparon a todos

los guarda bosques.

Las tres familias corrieron y corrieron hasta que llegaron a las fronteras de Honduras

y El Salvador pues como pudieron defenderlas saltaron al río al cruzar al otro lado

algunos como no podían nadar bien pues tenían que cruzar el río nadando. Pues

como los guardias de la frontera ninguno los había visto hasta que llegaron los

guardias y militares, pues había por todos lados del río.

Ellos no hicieron tanto ruido para que los militares de honduras no escucharan y las

tres familias cruzaron las fronteras entre ambos países y salieron en búsqueda de

sus tierras y familiares, para que otro no les quitará lo que les pertenecía en

Honduras pero todos los lugareños no sabían que habían llegado las tres familias

salvadoreñas.
Su astucia les permitió familiarizar con todas las personas pero estos no sabían todo

lo que les había pasado. Hasta que un día llegaron todos los militares preguntando

y registrando casa por casa y terreno.

Pues ellos no sabían lo que estaba pasando con los militares que andaban

buscando a los salvadoreños, pero lo que ellos no sabían es que el hombre que les

estaba ayudando a irse para Honduras le comento al General Mario que había visto

a tres familias salvadoreñas cruzando el río. Y le dio gracias al hondureño porque

le comento que habían llegado tres familias salvadoreñas.

Pues él fue directamente hacia el general Benson diciéndole que por qué y cuándo

se habían ido tres familias a Honduras el general se negó a decir lo que el general

Mario le estaba preguntando pues dijo: Tú eres el general de Honduras, yo quiero

que tú mandes esas personas para acá y no respondió pues son tu gente manda a

decir y un escuadrón para poder llevarse toda esa gente de mi país.

Por qué yo no quiero gente salvadoreña en mi país y siguen con lo mismo los dos

hasta que ambos tuvieron una propuesta que iniciara la guerra. Propusieron que si

Honduras ganaba les quitaría todos los niños y jóvenes de 13 años en adelante.

Pero si El Salvador ganaba recupera la paz y acabaría la guerra.

Pues los dos salieron, se tomaron las manos y salieron a preparar los batallones

para la guerra sangrienta. El general Mario dijo a todos los militares que fueran al

centro de Honduras a reclutar hombres para la guerra y que se prepararán para

agarrar fusiles y toda clase de arma.


Pero el general Benson no dijo igual que el general Mario que reclutara solo

hombres sino que reclutara niños, jóvenes y hombres para la guerra. Empezaron la

guerra todos salieron a pelear con armas, cuchillos y toda clase de armas para matar

a Honduras.

Y paso siete días en guerra día y noche, niños, jóvenes y hombres murieron más

de mil niños y jóvenes, las mujeres embarazadas las mataban primero les sacaban

el bebé y les cortaban los pechos a las mujeres salvadoreñas. Y la hija mayor del

general Benson dijo: ¡Papá dejen ya esta absurda guerra no les servirá para nada

porque tras matar y matar! Y ella dijo no quiero que dejen de la guerra porque está

enamorada del hijo del general Mario, Eli y era porque él también estaba enamorada

de ella. La hija del general quería casarse con el hijo del general Mario.

Para cuando se casen los dos puedan estar juntos para detener todo lo que paso,

porque era una guerra sangrienta. Pues mandaron órdenes los generales y el

general Benson y el general Mario que para las batallas para que no muriera más

gente inocente. Y repararon todo lo que causaron los dos generales y mandaron

una carta de disculpas de Honduras y el presidente de El Salvador mando a decir

que los disculparan por haber causado tantas molestias y con las muertes dejaron

dicho que regresaran para que los dos países pudieran recuperar todo lo que

causaron.

Se llegó al acuerdo que repararían las casas, los edificios, las calles y los hospitales

para que todos los enfermos pudieran curar sus heridas. Y empezaron el primer día

comenzaron construyendo las casas con tanto como las calles alumbrado eléctrico

por todo lo que los dos países causaron y reconstruyendo se tomaron más de nueve
meses para reconstruir todo lo que causaron y empezaron con los primeros edificios

de Honduras y El Salvador. Como vieron los dos países se llevaban bien, empezó

la gente de Honduras a El Salvador y viceversa.

Los dos presidentes de ambos países dijeron que nunca más volvería causar más

batallas porque hubo muchas muertes. Y que nunca más van a matar un

salvadoreño ni tampoco a un hondureño, porque después de haber peleado por eso

innecesario se pusieron de acuerdo para ya no volver a pasar una situación de esas.

Que tratarían de ser los dos mejores países y sé que se respetarían entre ambos.

Los enamorados que se llamaban Karla y Elí el hijo del general Mario del país de

Honduras y Katy la hija del general Benson de El Salvador empezaron con el

casamiento.

Realizaron los preparativos invitando a los presidentes de toda Centroamérica,

invitándolos a ir a la boda del general Mario de Honduras y la hija del general Benson

de El Salvador.

Y empezó como ya habían empezado a construir todas las casas que los dos

generales destruyeron por la guerra y llego el primer día y Elí el hijo del general

Mario.

Diciéndole a Karla declarándosele como el único amor de la vida que toda la vida la

va a querer. Y dijo Eli a Karla me concedes poder desposarte para toda la vida hasta

que la muerte los separe.

Y ella le respondió si acepto ser tu esposa y empezó la boda y Karla se veía muy

hermosa y ella ya había pensado sobre el paso que iba a dar.


Y Elí esperando en el altar, esperando a Karla para empezar la boda y dijo que

siempre iba a cuidar, respetar y ella acepto y se casaron y vivieron felices para

siempre.