Está en la página 1de 20

ISSN 2313-4828 (impresa)

ISSN 2415-2277 (en línea)

Mayo 2017 / Número 35 / Año 3

ARBITRAJE
CONTENIDO

Doctrina práctica
La justicia arbitral y las nuevas tecnologías de la información en la
administración de justicia
Julio Lazo Álvarez... .. .... .. .... .. .... .. .... .. .... .. .... .. .... .. .... .. .. 255

Nos preguntan y contestamos


¿Cuenta un árbitro con la competencia necesaria para conocer una
desafectación solicitada por un tercero que reclama la propiedad de
un bien embargado? ... ...... ...... ...... ...... ...... ...... ...... ...... 260

Reseña de jurisprudencia
Hay renuncia tácita al arbitraje cuando el demandado en sede judicial
no deduce la excepción de convenio arbitral oportunamente (CAS.
N.º 3231- 2014 Arequipa)... ...... ...... ...... ...... ...... ...... ...... ... 262
Área práctica
Doctrina Arbitraje

DOCTRINA PRÁCTICA

Doctrina práctica
La justicia arbitral y las nuevas tecnologías de la
información en la administración de justicia
Julio Lazo Álvarez*
Universidad de Lima

“Progress is impossible without change, and those who cannot change their minds cannot change anything”
“El progreso es imposible sin cambio, y los que no pueden cambiar de opinión no pueden cambiar nada”
George Bernard Shaw

RESUMEN ABSTRACT
Se reflexiona sobre los siguientes puntos: It reflects on: how would increase the
¿cómo se aumentaría la eficacia y eficiencia effectiveness and the efficiency of public
de la gestión pública?, ¿el mecanismo para management? Is the mechanism to resolve
resolver conflictos derivados de relaciones conflicts raised from relations between
entre privados solo es judicial?, ¿el actual private individuals only judicial? Does the
sistema informático de la justicia estatal current computer system of Peruvian state
peruana permite la eficiencia y celeridad?, justice allows efficiency and celerity? , Can
¿el gobierno electrónico podrá funcionar the e-government operate without an Ethical
sin un Código Ética?, entre otros. Code ?, among others.
Palabras clave: Gobierno electrónico / Keywords: Electronic government / effi-
Eficiencia y eficacia / Notificaciones elec- ciency and effectiveness / electronic notifi-
trónicas / Arbitraje cations / arbitration.
Recibido: 31-03-17 Title: Arbitral justice and the new informa-
Aprobado: 15-05-17 tion technologies in the justice administration
Publicado en línea: 02-06-17 Author: Julio Lazo Álvarez

* Abogado por la Universidad de Lima. Estudios de Maestría en Comercio Electrónico por la Univer-
sidad Carlos III de Madrid, Facultad de Ingeniería, Leganés, España. Curador procesal y abogado
litigante. Árbitro ante el Ministerio de Justicia, Ministerio de Salud, Ministerio de Trabajo e inscrito
ante el Registro Nacional de Árbitros (RNA) del OSCE.
Actualmente es socio profesional del estudio Daly, Otero, Flórez & Nuñez del Prado Abogados.

Número 35 • Mayo 2017 • pp. 255-259 Actualidad Civil 255


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Actualidad

Civil Arbitraje Julio Lazo Álvarez

1. Contexto actual del Poder Judicial la supremacía de la manifestación de la


El gobierno electrónico, según lo voluntad, primando de esta manera la
define la Organización de las Naciones voluntad de las partes a someterse al
Unidas (ONU, por sus siglas en espa- fuero arbitral sí es que así lo decidieran y
ñol), es el uso de las tecnologías de la in- de esta manera renunciar a la vía judicial
formación y la comunicación (TIC), por para resolver su conflicto de interés, lo
parte del Estado, para brindar servicios cual debe ser respetado.
e información a los ciudadanos, aumen-
tar la eficacia y eficiencia de la gestión IMPORTANTE
pública e incrementar sustantivamente
la transparencia del sector público y la El gobierno electrónico, según lo de-
participación ciudadana.1 fine la Organización de las Naciones
Unidas (ONU, por sus siglas en espa-
Como sabemos, uno de los tres ñol), es el uso de las tecnologías de la
poderes del Estado es el Poder Judicial, información y la comunicación (TIC),
es así que en nuestro ordenamiento legal, por parte del Estado, para brindar
existen los juzgados civiles y comerciales servicios e información a los ciudada-
del Poder Judicial para dirimir determi- nos, aumentar la eficacia y eficiencia
de la gestión pública e incrementar
nadas controversias entre particulares, sustantivamente la transparencia del
sean ciudadanos o personas jurídicas, en sector público y la participación ciu-
ese sentido nuestra Constitución Política dadana.
del Perú2 señala en su artículo 62 que
“[…] los conflictos derivados de la relación
contractual solo se solucionan en la vía Como sabemos, esta solución en la
arbitral o en la judicial”, lo que establece vía arbitral o arbitraje, es un mecanismo
heterocompositivo de resolución de
1 Fuente página oficial de la Oficina Nacio- controversias, cada vez más utilizado
nal de Gobierno Electrónico e Informática
(ONGEI) de la Presidencia del Consejo de
en el Perú —especialmente en el sector
Ministros. empresarial o comercial— y que en
2 Constitución Política del Perú de 1993, los últimos años ha adquirido especial
Artículo 62. “La libertad de contratar garantiza
que las partes pueden pactar válidamente según relevancia y desarrollo jurídico debido
las normas vigentes al tiempo del contrato. Los a la búsqueda de una justicia alternativa
términos contractuales no pueden ser modificados
por leyes u otras disposiciones de cualquier clase.
a la ordinaria proveniente del sistema
Los conflictos derivados de la relación contractual judicial —y esto lo menciono en pri-
solo se solucionan en la vía arbitral o en la judi- mera persona al frecuentar por ejemplo
cial, según los mecanismos de protección previstos
en el contrato o contemplados en la ley. los juzgados de Lima Este (donde las
Mediante contratos-ley, el Estado puede establecer notificaciones electrónicas aún no se
garantías y otorgar seguridades. No pueden ser
modificados legislativamente, sin perjuicio de la implementan) y sufrir en numerosas
protección a que se refiere el párrafo precedente.” oportunidades y en distintos juzgados

256 Instituto Pacífico Número 35 • Mayo 2017 • pp. 255-259


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Doctrina práctica La justicia arbitral y las nuevas tecnologías de la ...

de la gran Lima los devenires propios son el nuevo Reglamento del Centro
de la profesión—. de Arbitraje de la Cámara de Comercio
En ese sentido, en el día a día del de Lima, vigente desde el 1 de enero del
abogado litigante, este tiene que sufrir 2017, así como el esfuerzo en las audien-
las frecuentes caídas de los sistemas cias virtuales ante el Tribunal de Contra-
informáticos en el ingreso de escritos, taciones del Estado (OSCE), ahorrando
las largas colas con el inclemente clima de esta manera tiempo y dinero con este
citadino, el retraso de los procesos judi- sistema de videoconferencias, toda vez
ciales por notificaciones defectuosas, la que no hay necesidad para las partes de
abultada carga procesal que se traduce trasladarse desde provincias a la ciudad
en cientos de expedientes desperdigados de Lima.
por las mesas de los especialistas legales, Asimismo, sabemos que el arbitraje
la mala administración de horas-hom- en salud es un tema especializado que en
bre, la negativa de algún juez transitorio la actualidad solo se lleva a través de un
en atender a las partes dentro del horario centro estatal en nuestro país –denomi-
establecido, las audiencias únicas que se nado Centro de Conciliación y Arbitraje
reprograman por la falta de confirma- de la Superintendencia Nacional de Sa-
ción del Serpost3 en la notificación a las lud (en adelante, CECONAR)—. En ese
partes, amén de la falta de especializa- sentido, su nuevo reglamento aprobado
ción de algún que otro “especialista”, no por Resolución de Superintendencia N.º
todos, pues hay muchos con los cuales 162-2016-SUSALUD/S de fecha 29 de
sí se puede tener un debate alturado en setiembre del 2016, vigente para los ar-
nuestro metalenguaje jurídico4. bitrajes iniciados desde el 4 de enero del
2017, se incorpora una serie de avances
2. Adelantos normativos en la regula- tecnológicos que deberían considerarse y
ción de algunos centros de arbitraje, hasta replicarse en el Poder Judicial (en
tanto públicos como privados adelante, PJ). Algunos de estos avances
adicionales a los antes mencionados
Al otro lado de la orilla y en para-
son: las notificaciones electrónicas5, las
lelo, se están dando esfuerzos por lograr
una justicia arbitral más rápida y más
eficiente para los ciudadanos, como 5 ción Reglamento del Centro de Concilia-
y Arbitraje, CECONAR, “Artículo 8.
Notificaciones. Las notificaciones se efectúan
mediante casilla electrónica, la misma que es
3 SERPOST, son las siglas Servicios Postales del proporcionada por CECONAR, en cuyo caso
Perú, empresa estatal. la notificación se tiene por recibida el día de
4 Para un mayor ahondamiento, véase al res- su entrega. Las notificaciones en físico se efec-
pecto, Abanto Torres, Jaime David, “Como túan solo cuando: a) Se notifica la demanda
mejorar el procedimiento de atención al usua- arbitral, b) Se solicita información a terceros,
rio del servicio de justicia, siete propuestas con c) Se incorpore una parte no signataria. De
miras a una verdadera reforma judicial”, en La negarse a recibir la notificación en físico o no
Ley. Recuperado de <goo.gl/qgXweN>. encontrarse en el domicilio, se certifica esta

Número 35 • Mayo 2017 • pp. 255-259 Actualidad Civil 257


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Actualidad

Civil Arbitraje Julio Lazo Álvarez

audiencias virtuales, el uso de app6, la di- las actuaciones arbitrales la Secretaría del
gitalización de los expedientes arbitrales y CECONAR “[…] se encuentra facultada
el acceso de las partes a él por vía virtual para usar medios electrónicos y avances
“24x7”, es decir las 24 horas del día los tecnológicos que faciliten el desarrollo
siete días de la semana. del arbitraje en la presentación de comu-
Ciertamente, algún defensor del nicaciones y documentos, notificación de
vetusto sistema alegará que ya existen resoluciones” así como “para la realización
las notificaciones electrónicas en el PJ, de audiencias no presenciales o mediante
no obstante, el radio de acción de esta teleconferencia simultánea”.
está aún limitado y no cubre la totalidad
de la ciudad de Lima. Por ejemplo, en IMPORTANTE
nuestra capital aún no se aplica el nuevo
sistema de las notificaciones electrónicas Esta solución en la vía arbitral o arbi-
en los juzgados de la Corte Superior de traje, es un mecanismo heterocompo-
sitivo de resolución de controversias,
Justicia de Lima Este, entre los cuales se cada vez más utilizado en el Perú,
encuentran los juzgados de La Molina, especialmente en el sector empresa-
que ciertamente tiene unos de los ingre- rial o comercial y que en los últimos
sos per cápita más altos de la ciudad7. años ha adquirido especial relevancia
y desarrollo jurídico en nuestro país,
Adicionalmente a lo expuesto, el debido a la búsqueda de una justicia
reglamento del CECONAR, entidad alternativa a la ordinaria proveniente
dependiente del Ministerio de Salud del sistema judicial [...].
—el cual es impulsado por reconocidos
juristas nacionales8— indica que: ante
Añade el citado reglamento del CE-
CONAR, en su artículo 27, referido a las
circunstancia y se entiende válidamente noti-
ficada, dejándose la notificación bajo puerta”.
reglas generales para las audiencias de las
6 Una aplicación móvil o app (en inglés) es actuaciones arbitrales que “en general se
una  aplicación informática diseñada para puede hacer uso de los medios tecnológicos
ser ejecutada en teléfonos inteligentes,  ta- para el desarrollo de las actuaciones arbi-
bletas y otros dispositivos móviles y que
permite al usuario efectuar una tarea concreta trales”, lo que abre un abanico de opor-
de cualquier tipo —profesional, de ocio, tunidades acorde con los nuevos tiempos.
educativas, de acceso a servicios, etc.— ,
facilitando las gestiones o actividades a desa-
rrollar. Santiago, Raúl; Trabaldo, Susana y 3. Comentario final
Mercedes Kramijo, Mobile learning: nuevas
realidades en el aula, Grupo Océano: 2015, A la luz de los hechos, el desarrollo
pp. 8-26 y 27, pp. 22-29. de la llamada justicia arbitral, ha dado
7 Plan de Desarrollo Local Concertado
2012-2021, t. I, pp. 158-161 y ss. Recuperado
de <goo.gl/42O6XU>. el arbitraje en Salud”, disertaciones dadas por
8 Para profundizar, revisar los vídeos del Sim- el Dr. Enrique Ghersi Silva y el Dr. Gonzalo
posio “El reglamento de arbitraje de salud y García-Calderón Moreyra.

258 Instituto Pacífico Número 35 • Mayo 2017 • pp. 255-259


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Doctrina práctica La justicia arbitral y las nuevas tecnologías de la ...

lugar a señalar este sistema como más al deber de revelación en todo momento
rápido, más trasparente, con ahorro por los árbitros; en ese sentido, los tres
tanto en los costes económicos y como citados centros de arbitraje, tanto públi-
en los costes financieros y con una tasa cos como los privados, lo tienen.
de anulación de laudos bajísima. Indudablemente, se necesita un
Los conceptos señalados, como el cambio legislativo pero, sobre todo, un
gobierno electrónico, las apps, las tec- cambio en la mentalidad. Habría que re-
nologías informativas, y la modificación cordar aquella escena del “Quiz Show”10,
del sistema de notificaciones central y donde el personaje principal Van Doren
administrativo9 para abaratar los costos interpretado por Ralph Fiennes exclama
de transacción de la justicia y hacerla pensativo: “¿Qué pensaría Kant sobre
más rápida, democrática y accesible a todo esto?”
todos, no tendrían asidero ni cabida sino
van de la mano de un robusto y eficiente 4. Referencias bibliográficas
Código de Ética, el cual debe estar ligado Abanto Torres, Jaime David, “Como mejorar
el procedimiento de atención al usuario del
servicio de justicia, siete propuestas con
9 A propósito el artículo 20.4 de la Ley del Pro- miras a una verdadera reforma judicial”, en
cedimiento Administrativo General, Ley N.º La Ley. Recuperado de <goo.gl/qgXweN>.
27444, modificado por el Decreto Legislativo
N.º 1272 y publicado en el diario oficial El Plan de Desarrollo Local Concertado
Peruano el miércoles 21 de diciembre del 2012-2021, t. I. Recuperado de <goo.
2016, señala lo siguiente: “El administrado gl/42O6XU>.
interesado o afectado por el acto que hubiera Santiago, Raúl; Trabaldo, Susana y Mercedes
consignado en su escrito alguna dirección Kramijo, Mobile learning: nuevas realidades
electrónica que conste en el expediente puede en el aula, Grupo Océano: 2015.
ser notificado a través de ese medio siempre
que haya dado su autorización expresa para
ello. Para este caso no es de aplicación el orden 10 “Quiz Show”, conocida en español
de prelación dispuesto en el numeral 20.1”. como “Quiz Show, El dilema”, es una película
De esta manera se deja abierta la posibilidad, histórica americana de 1994, producida y
por expresa manifestación de voluntad del dirigida por Robert Redford, escrita por Paul
administrado, a las notificaciones electrónicas Attanasio y protagonizada por John Turtu-
ante todas las entidades del Estado, rro, Rob Morrow y Ralph Fiennes.

Número 35 • Mayo 2017 • pp. 255-259 Actualidad Civil 259


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Actualidad

Civil Arbitraje

NOS PREGUNTAN Y CONTESTAMOS


Nos preguntan y contestamos

Contenido
CONSULTA
¿Cuenta un árbitro con la competencia necesaria para conocer una desafectación solicitada por
un tercero que reclama la propiedad de un bien embargado?

CONSULTA
En un arbitraje se discute una obligación de pago por parte de una
empresa frente a otra después de la disolución de un consorcio. La em-
presa demandante solicitó con éxito una medida cautelar de embargo
en forma de inscripción, la cual se anotó en la partida de uno de los
inmuebles de la empresa deudora. Emitido el laudo aparece un tercero
que a través de un pedido de desafectación busca levantar el embargo
aduciendo que es propietario del bien desde aproximadamente un
año antes de la inscripción del gravamen. Se nos consulta sobre la
competencia del árbitro para pronunciarse sobre el pedido del tercero.

Las controversias judiciales no el convenio arbitral, y a quienes —sin


necesariamente generan efectos para las haberlo suscrito— hayan tenido una
partes sobre las cuales se entabla una participación directa en las fases del
inicial relación procesal, y eventualmen- contrato que comprende el convenio
te puede haber terceros que pretendan arbitral o lo que se ha denominado
intervenir para defender un derecho o “parte no signataria”.
interés en oposición a una de las partes El artículo 14 del Decreto Legis-
o ambas. No es extraño entonces que el lativo N.° 1071 establece los alcances
Código Procesal Civil regule formas de subjetivos del laudo:
incorporación tanto voluntarias, como
forzadas, que tienen como común de- Decreto legislativo que norma el arbitraje
nominador, no afectar el derecho de Artículo 14. Extensión del convenio
arbitral
defensa de esos terceros.
El convenio arbitral se extiende a aquellos
Por el contrario, la lógica que guía el cuyo consentimiento de someterse a arbi-
arbitraje se sostiene sobre la relatividad traje, según la buena fe, se determina por
su participación activa y de manera deter-
del convenio arbitral, por el cual se exige minante en la negociación, celebración,
que el laudo a emitirse debe afectar di- ejecución o terminación del contrato que
rectamente a los sujetos que suscribieron comprende el convenio arbitral o al que el

260 Instituto Pacífico Número 35 • Mayo 2017 • pp. 260-261


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Nos preguntan y contestamos

competencia frente a la situación de que


convenio esté relacionado. Se extiende tam-
bién a quienes pretendan derivar derechos o
el árbitro, como hemos advertido, no
beneficios del contrato, según sus términos.
puede pronunciarse sobre derechos de
Sin embargo, no todo tercero puede terceros, nos lleva a la conclusión de que
ser considerado como parte no signata- la competencia debe volver al juez civil.
ria, pues ocurre que a diferencia de este Que el juez civil deba ser competen-
último, el tercero es totalmente ajeno te para conocer de la tercería propuesta,
a la relación sustantiva entablada entre no es sino la aplicación directa del último
las partes que suscribieron el convenio. párrafo del artículo 5 del Código Pro-
En el caso del tercerista 1 (cuyo cesal Civil: “Corresponde a los órganos
interés es dejar sin efecto el embargo jurisdiccionales civiles el conocimiento de
dictado en sede arbitral), este no tuvo todo aquello que no esté atribuido por
participación alguna en la negociación, la ley a otros órganos jurisdiccionales”.
celebración o ejecución del contrato [El resaltado es nuestro].
de consorcio, simplemente exige que De esta manera, el tercerista deberá
el bien de su propiedad sea liberado de presentar su demanda ante el juez civil
todo gravamen. emplazando a las partes del procedi-
En tal sentido, el árbitro se encuen- miento arbitral donde se dictó la me-
tra en un supuesto de hecho fuera de dida cautelar, para lo cual el juez podrá
la extensión legal del convenio arbitral oficiar al árbitro con el fin de solicitarle
y, por lo tanto, no tiene competencia la suspensión de la medida durante la
para pronunciarse acerca de la tercería duración del proceso civil.
planteada. Si el laudo hubiese sido estimado la
Se presume que el tercerista acudió demanda —y por lo tanto se estuviera
ante el tribunal arbitral con el fin de llevando a cabo su ejecución en sede
hacer valer sus derechos en concordancia judicial—, no habría duda que en ese
con el último párrafo del artículo 534 escenario el juez competente de la ter-
del Código Procesal Civil que establece: cería sería el mismo que lleva adelante
“El juez competente [de la tercería] es la ejecución.
el juez del proceso en el que se inter-
viene”. Sin embargo, los criterios de Fundamentos legales:

1 Por razones prácticas, en ese supuesto in- - Decreto legislativo que norma el
cluimos tanto los supuestos de desafectación arbitraje: artículo 14
(art. 624 del CPC), como los de tercería de
propiedad propiamente dicha (art. 533 y ss. - Código Procesal Civil: artículos 5 y
del CPC). 534

Número 35 • Mayo 2017 • pp. 260-261 Actualidad Civil 261


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Actualidad

Civil Arbitraje

RESEÑA DE JURISPRUDENCIA
Reseña de jurisprudencia

CAS. N.º 3231-2014


Arequipa Hay renuncia tácita al arbitraje cuando el
demandado en sede judicial no deduce la excepción
de convenio arbitral oportunamente

CAS. N.º 3231-2014 AREQUIPA


Publicado en Sentencias en Casación, año XXI, N.° 727
(El Peruano 02-05-17, p. 91576)
Proceso Obligación de dar suma de dinero
Decisión Infundado
Normas aplicables Ley Orgánica del Poder Judicial: artículo 49
Código Procesal Civil: artículo 547
Decreto legislativo que norma el arbitraje: artículo 18
Ley de Contrataciones del Estado: artículo 9
Fundamentos jurídicos El recurrente, específicamente invoca como hecho que constituye afectación al debido
relevantes proceso, la no valoración de la cláusula cuarta del contrato de alquiler, que estipula que
los conflictos que deriven de la ejecución e interpretación del contrato serán resueltos
mediante arbitraje de derecho; sin embargo, ello carece de asidero, en tanto además
de ser un argumento contradictorio a su posición a lo largo del proceso (el que alega la
no suscripción de dicho contrato) la recurrente ha renunciado tácitamente al arbitraje
al no cuestionar la competencia del a quo.

TEXTO DE LA CASACIÓN

CAS. N.º 3231-2014 AREQUIPA

Obligación de dar suma de dinero. En el proceso


de obligación de dar suma de dinero, proveniente
de un contrato de alquiler, corresponde acreditar
únicamente el alquiler del bien y el incumpli-
miento de la obligación de pago.

Lima, nueve de agosto de dos mil dieciséis.

LA SALA CIVIL PERMANENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE


LA REPÚBLICA; vista la causa número tres mil doscientos treinta y uno-dos mil cator-
ce, en audiencia pública de la fecha; y producida la votación de acuerdo a ley, emite la
siguiente sentencia.

262 Instituto Pacífico Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Reseña de jurisprudencia

I. ASUNTO
En el presente proceso de obligación de dar suma de dinero, la demandada Municipalidad
Provincial de Arequipa, ha interpuesto recurso de casación a fojas cuatrocientos cincuenta,
contra la sentencia de vista de fojas cuatrocientos treinta y siete, su fecha veinte de agosto
de dos mil catorce, expedida por Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de
Arequipa, que confirmó la sentencia apelada que declaró fundada en parte la demanda.
II. ANTECEDENTES
1. DEMANDA. Según escrito de fojas treinta y cinco, Luciano Emiliano Soncco
Fernández plantea como pretensión que el demandado cumpla con pagar la suma
de diecinueve mil seiscientos con 00/100 nuevos soles (S/ 19,600.00) más I.G.V.,
importe que corresponde a la liquidación que adeuda por concepto de servicio en
calidad de alquiler de materiales de construcción utilizados en la edificación del re-
servorio de agua potable N.º 37, cono norte, más intereses legales, costos y costas. El
demandante sostiene como soporte de su pretensión que: 1.1. El tres de noviembre
de dos mil seis celebró con el Ingeniero Ciro Sánchez Tejada un contrato de alqui-
ler de encofrados, metálicos en la industria de la construcción, más sus accesorios,
andamios, tablones, cuartones, puntales, cuñas, seguros, crucetas y otros puestos de
obras. Señala los materiales sirvieron para la construcción del reservorio N.º 37 de
agua potable del Cono Norte a cargo de la Municipalidad Provincial de Arequipa.
1.2. El ingeniero contaba con la autorización debida en su calidad de residente de
obra y que el detalle del objeto del contrato celebrado es: a) Encofrados metálicos
equivalente a la suma de tres mil seiscientos con 00/100 nuevos soles (S/ 3,600.00);
b) Alquiler por dos meses de Vibradora de Concreto, lo que asciende al monto de
tres mil seiscientos con 00/100 nuevos soles (S/ 3,600.00). 1.3. La deuda contraída
se encuentra acreditada por el Informe N.º 158-2007-MPA/SGL dirigido al Gerente
de Desarrollo Urbano de la Municipalidad Provincial de Arequipa; en el cual se in-
dica que se efectuó el alquiler de paneles metálicos de su propiedad. 1.4. El monto
de referida deuda se encuentra reconocido por la Resolución N.º 412-2008-MPA/
GGM, ya que la propia Municipalidad consigna que la deuda asciende a la suma
de diecinueve mil seiscientos con 00/100 nuevos soles (S/ 19,600.00).
2. CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA. La demandada Municipalidad Provincial
de Arequipa, mediante escrito de fojas cincuenta, deduce tacha de documentos,
excepción de competencia y contesta la demanda: 2.1. Respecto a la excepción de
incompetencia; alega que, estando a que la pretensión solicitada es de diecinueve mil
seiscientos 00/100 nuevos soles (S/ 19,600.00), y que conforme al artículo 547 del
Código Procesal Civil, cuando la pretensión sea hasta 50 URP el competente es el Juez
de Paz y cuando supere tal monto es competente el Juez de Paz Letrado; el compe-
tente para conocer el proceso es el Juez de Paz Letrado y no el Juez especializado ante
quien se presentó la demanda. Contesta la demanda, señalando como fundamentos
principales que: 2.2. El demandante ha suscrito el supuesto contrato de alquiler con
el Ingeniero Ciro Sánchez Tejada a título personal, ya que el ingeniero no cuenta con
poderes otorgados por la Municipalidad Provincial de Arequipa; en consecuencia, la
entidad demandada no está obligada al cumplimiento de la obligación. 2.3. Se le ha
comunicado al demandante mediante Informe N.º 1099-2008-MPA/SGL que no

Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271 Actualidad Civil 263


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Actualidad

Civil Arbitraje

existe proceso de selección ni contrato suscrito como él lo señala; por ello es que la
Municipalidad ha declarado Improcedente la solicitud del demandante para el pago
de la deuda por concepto de alquiler de material de construcción y posteriormente
declara infundado el recurso de apelación presentado por el demandante en contra
de la Resolución de Alcaldía N.º 1059, teniendo los mismos argumentos. 2.4. La
invitación a conciliar se emplaza al Alcalde de la Municipalidad recurrente, sin
embargo, como titular del pliego y como persona jurídica nunca celebró contrato
alguno con el supuesto demandante proveedor menos ha otorgado poder notarial
al supuesto ingeniero residente de obra para celebrar el contrato a nombre de la
Municipalidad demandada.
3. RESOLUCIÓN N.º 10. Mediante resolución número 10, de fojas ciento treinta
y nueve se declaró improcedente las excepciones de falta de legitimidad para obrar
del demandado la de incompetencia por encontrarnos ante un caso de competencia
determinada por Ley, conforme al artículo 49 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.
4. RESOLUCIÓN DE PRIMERA INSTANCIA. Culminado el trámite correspon-
diente, el Juez mediante resolución de fecha trece de marzo de dos mil catorce de
fojas cuatrocientos ocho, declara fundada en parte la demanda; sustentando su de-
cisión en que: 4.1. La demandante señala haber mantenido una relación contractual
de arrendamiento de materiales de construcción con la demandada, sin presentar
documento firmado por la demandada, por lo que se deben merituar los demás
medios probatorios; en tal sentido, se tiene las bases para el proceso de selección de
adquisición de menor cuantía N.º 025-2005-MPA (fojas setenta y cinco a ciento
tres), documento que solamente es un indicio, empero no permite formar convicción
alguna por no estar en original, ni firmado ni refrendado, así como por no conocerse
el resultado de dicho proceso de selección. Sin embargo, existe prueba que permite
formar convicción de la ejecución de obra Reservorio N-37, realizada por encargo
de la demandada, tales como: a) Informe N.º 01-2007-MPA-CST/N-37 (fojas dos-
cientos cincuenta y cuatro); que señala la realización de las obras y su descripción,
en el referido reservorio; b) Memorando N.º 02-2007-MPA/GDU (fojas doscientos
cincuenta y seis), que detalla el tareo de personal obrero utilizado por la demandada
en la referida obra; c) Informe N.º 05-2007-MPA/GDU/SGOP (fojas doscientos
cincuenta y siete), que refi ere informes y personal utilizado en la obra Reservorio
N-37; d) Informe N.º 01-2007-CVM/N-37/MPA (fojas doscientos sesenta y tres /
ciento cuarenta y nueve), que señala la cantidad de encofrados metálicos utilizados
para la referida obra, expresado en metros cuadrados; y, e) Informe de liquidación
final Técnico Financiero N.º 011-2010, CRYLO, que obra a fojas trescientos
ochenta y ocho y siguientes, que acredita que se realizó la obra en mención y que
el Ingeniero Ciro Filomeno Sánchez Tejada, fue el residente de obra al haber sido
elegido ganador de la adjudicación de menor cuantía N.º 049- 2006-MPA (fojas
trescientos noventa). Medios probatorios han sido expedidos por la demandada.
4.2. Obra prueba que permite determinar que el demandante arrendó su material
de construcción para la ejecución de la obra Reservorio N-37; tales como: a) Copia
simple del acta de conformidad de servicio, firmada por el Ingeniero Ciro Sánchez
Residente de Obra de la Municipalidad Provincial de Arequipa; allí se acredita la

264 Instituto Pacífico Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Reseña de jurisprudencia

existencia de un servicio realizado por el demandante (fojas catorce); b) Oficio N.º


009- 2007-CSTN37/MPA (fojas seis), dirigido por el Residente de Obra Construc-
ción Reservorio N-37 a la Municipalidad demandada, solicitando el pago de una
factura ascendente a la suma de un mil ochocientos 00/100 nuevos soles; c) Informe
278-2007-MPAGDU- SGOPP (fojas siete), emitido por personal de la demandada,
donde se reconoce que no se tiene los insumos para la obra Reservorio N-37 y en
tal sentido se procedió a la contratación vía proceso de alquiler de Encofrados Me-
tálicos; d) Informe 065-2007-CSTN37-MPA (fojas nueve), en el que el residente
de obra de la Municipalidad solicita se regularice el pago de la obligación asumida
por el alquiler de encofrados metálicos. 4.3. Que, por tanto, se forma convicción
de que pese a la inexistencia de documento alguno que evidencia la existencia de
un contrato de arrendamiento entre las partes, el demandante arrendó su material
de construcción en la obra Reservorio N-37, que fue realizada por la demandada; es
decir que la demandada utilizó material de construcción de la parte demandante y
aún no haya firmado contrato formal alguno, está obligado al pago de la prestación
convenida. El hecho de que no exista documento firmado y/o proceso de selección
realizado, es responsabilidad de la demandada, lo que se verá en el correspondiente
proceso de control interno. 4.4. El Informe 065-2007-CSTN37-MPA (fojas nueve),
en el que el residente de obra de la Municipalidad solicita se regularice el pago de la
obligación asumida por el alquiler de encofrados metálicos, ascendente a la suma de
dieciséis mil doscientos cincuenta y siete con 00/100 nuevos soles, por un total de
un mil ochenta y tres metros cuadrados de material de encofrado alquilado; el cual
concuerda con el área laborada que indica el Informe N.º 01-2007-CVM/N-37/MPA
(fojas doscientos sesenta y tres / ciento cuarenta y nueve); acredita el monto de la
obligación surgida de la relación contractual que tuvo el demandante con la deman-
dada. 4.5. Por lo que se forma convicción de la existencia de una deuda ascendente
a la suma de dieciséis mil doscientos cincuenta y siete con 00/100 nuevos soles (S/
16,257.00), la cual conforme al artículo 1229 del Código Civil, la parte demandada
no acredita haberla cancelado (aún más conforme a la Resolución Gerencial N.º
412-2008-MPA/GGM, dicha suma no se pagó por la inexistencia de documento
escrito firmado), por lo que se forma convicción de que la demanda es fundada,
pero solamente en lo que concierne al monto determinado en este numeral y no en
lo demandado. Conforme a ley, dicho precio incluye el I.G.V. 4.6. Del expediente
que origina la Resolución 036-2012-MPA/GM, a partir de fojas trescientos ochenta
y ocho obra el expediente administrativo que origina la Resolución 036-2012-MPA/
GM, que no aporta elemento alguno para determinar la deuda sobre la que se formado
convicción a favor del demandante, pues la liquidación efectuada, contiene todo el
costo financiero (que dicho sea de paso difiere de la liquidación técnica), pero que
no identifica cada uno de los gastos. Finalmente, las copias de cheques; así como
el detalle de pagos registrados vía SIAF y los comprobantes de pago, acreditan la
existencia de relaciones comerciales entre las partes del proceso; empero no permiten
formar convicción sobre el monto de las obligaciones contraídas
5. RESOLUCIÓN DE SEGUNDA INSTANCIA. La Tercera Sala Civil de la Corte
Superior de Justicia de Arequipa, mediante resolución de fecha veinte de agosto de

Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271 Actualidad Civil 265


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Actualidad

Civil Arbitraje

dos mil catorce, obrante a fojas cuatrocientos treinta y siete, confirmó la apelada que
declaró fundada en parte la demanda; en base a los siguientes fundamentos: 5.1. La
demandante sostiene que ha prestado a la demandada, el alquiler de encofrados y
otros, para la realización de la construcción del Reservorio 37 y obras complemen-
tarias de la demandada, desarrollada en el Cono Norte de la ciudad, habiéndose
suscrito para tal efecto un contrato (el de fojas dos), que en copia certificada nota-
rialmente se ha adjuntado a fojas ciento treinta y dos con el ingeniero residente de
obra, Ciro Filomeno Soncco Tejada, quien en la conciliación extrajudicial de fojas
doscientos ochenta y cinco, reconoce haberla suscrito a favor de la Municipalidad
Provincial de Arequipa. 5.2. De lo declarado en tal acta, y corriente en el expediente
en copia original, se advierte de fojas siete que el Sub – Gerente de Obras Públicas y
Edificaciones Privadas de la demandada, remite mediante informe 278-2007-MPA-
GDU-SGOPP, al Gerente de Desarrollo Urbano, el Informe 19-2007-CSTN-37/
MPA del doce de febrero, del residente de obra en donde se sustenta el proceso de
alquiler de encofrados metálicos tipo UNI SPAN (PERU), señalando que el alqui-
ler del servicio fue realizado por necesidad de obra, requerimiento que ha hecho
oportunamente y no fue atendido por la anterior gestión, acompañando solicitud
de servicios y dos propuestas de alquiler; opinando el sub-gerente que se regularice
el proceso de alquiler en mención, precisándose al final que el servicio de alquiler
ya fue atendido. 5.3. Además consta en el expediente que: a) el Gerente de Desa-
rrollo Urbano hace saber de la necesidad del alquiler de encofrado tipo UNI SPAN
(PERU), al Gerente de Administración Financiera, con fecha veintidós de febrero
de dos mil siete, para el Reservorio 37; denotándose que en la parte final y a mano,
se instruye: “Logística, coordinar sobre este proceso logístico urgente”; b) el Informe
158- 2007-MPA/GAP/SOL del nueve de marzo del dos mil siete, remitido al Gerente
de Desarrollo Urbano, del que se advierte que el alquiler de paneles metálicos para
encofrado de muros de Reservorio N.º 37 ya se efectuó, por lo que se debe efectuar
en vía de regularización su proceso; empero no se ha adjuntado conformidad de
obra ni costos; c) el informe 065-2007-CSTN37/ MPA que a fojas nueve obra en
copia fedateada por la propia demandada, emitido por el mencionado residente
de obra, consta que se solicita el pago con fecha veintiocho de mayo de dos mil
siete, en vía de regularización, del servicio de alquiler de encofrados metálicos, el
mismo que se ha utilizado por mil ochenta y tres coma dieciocho metros cuadrados
(1083,18 m2), a razón de quince con 00/100 nuevos soles (S/ 15,00) por metro
cuadrado, dando un total de dieciséis mil doscientos cincuenta y siete con 00/100
nuevos soles (S/ 16,257.00); detallándose la cantidad de encofrados en el informe
01-2007-CVM/N-37/MPA de fojas once; d) La Resolución gerencial 412-2008-
MPA/GGM del dos de julio de dos mil ocho, corriente a fojas doscientos cincuenta
y dos, se advierte que la demandada si bien esgrime que el pago solicitado no se
puede realizar al no haberse efectuado proceso de selección ni contrato que avale el
pago solicitado, se acepta de forma expresa “...que de los documentos que adjunta
el recurrente, se observa que los servicios han sido contratados directamente por los
ingenieros que estuvieron en calidad de residente e inspector de la referida obra...”;
es decir no se niega la prestación de servicio, más no se ordena el pago al no haberse
cumplido con normas de orden público sobre contratación de servicios a realizarse

266 Instituto Pacífico Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Reseña de jurisprudencia

por el Estado. 5.4. De los medios probatorios antes descritos, y proporcionados


por la parte demandante, se acredita que el servicio se ha prestado a la demandada
informalmente, siendo que luego de ello, es que funcionarios de la demandada han
iniciado el trámite de regularización del proceso de alquiler antes mencionado, sin
que se haya cumplido el mismo; importando ello antes que una negación del pago
del servicio realizado al demandante, una responsabilidad funcional que deberá ser
puesto por este órgano jurisdiccional a la contraloría general de la república, pues
es evidente que los servidores de la demandada que estaban a cargo de la ejecución
de la obra “reservorio N.º 37” no han cumplido con seguir debidamente el proceso
de alquiler de los mencionados encofrados, antes de su prestación; es más tampoco
se advierte que se haya desestimado de forma expresa la regularización del proceso
iniciado mediante memorando de fojas cinco. 5.5. Es atribución del demandante
como acreedor de la demandada, en atención a lo previsto por el inciso 1 del artículo
1219 del Código Civil, exigir que el deudor le procure aquello a lo que está obligado,
siendo que en este caso, corresponde a la demandada, al acreditarse de forma indu-
bitable la prestación de servicio realizado a su favor, honrar la obligación contraída
aun cuando sea de forma indebida, con su acreedor. 5.6. De haber irregularidades
en el proceso de contratación del mismo, es evidente que el residente de obra no
puede suscribir contratos en nombre de la demandada, salvo que se acredite que
tenía delegación de parte del señor alcalde de la misma, ha actuado en nombre de
su empleadora, y como tal se advierte que esta última responde por ella, tanto más
que el beneficio del servicio no ha irradiado sino en la construcción del Reservorio
N.º 37 de propiedad de la demandada. 5.7. Así pues, del informe de liquidación
final técnico-financiero 011-2010-CRYLO, corriente a fojas trescientos ochenta y
ocho, se concluye de un sustento no reportado ascendente a trescientos once mil
novecientos veintinueve con 77/100 nuevos soles (S/ 311,929.77), atribuible al
residente y al supervisor de la obra; lo que permitiría corroborar en la irregularidad
en la contratación del servicio ofertado por el demandante, no era la única detectada,
sino posiblemente otras más.
6. RECURSO DE CASACIÓN. Contra la resolución dictada por la Sala Superior,
la Municipalidad demandada, interpone recurso de casación, el mismo que ha sido
calificado mediante resolución de fecha siete de noviembre de dos mil catorce, que
declaró procedente el recurso de casación por la causal de: I) Infracción normativa del
artículo 9 del Decreto Legislativo N.º 1017 Ley de Contrataciones del Estado. Sostiene
que la Sala Civil ha inobservado el referido dispositivo legal, por cuanto, el actor
no tenía derecho para participar como proveedor, pues, no se encontraba inscrito
en el Registro Nacional de Proveedores; por lo tanto, no podía alquilar material
de construcción a la Municipalidad Provincial de Arequipa, a pesar del indebido
contrato suscrito por el Ingeniero residente de la obra “Ciro Sánchez”, quien se ha
irrogado legitimidad para formalizar dicho contrato, sin contar con poder otorgado
por el titular del pliego, como es el Alcalde; consecuentemente, el accionante, al estar
impedido de contratar con el Estado, está impedido también de exigir el pago de
alquiler. II) Infracción normativa del artículo 139, inciso 3 de la Constitución Política
del Estado. Alega que las instancias de mérito no se han pronunciado respecto al

Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271 Actualidad Civil 267


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Actualidad

Civil Arbitraje

contrato de alquiler del tres de noviembre de dos mil seis, instrumental que fue
ofrecida por el mismo demandante para la exigencia del pago; además, no han
tenido en cuenta el numeral cuatro del referido contrato, en tanto, en este estipuló
que los conflictos que deriven de la ejecución e interpretación del contrato serán
resueltos mediante arbitraje de derecho; mecanismo que la parte demandante no
hizo valer, sino que en forma equivocada acudió a la conciliación y la posterior
demanda; vulnerándose con ello el debido proceso; sin embargo, la Sala indebi-
damente aplica el artículo 1219 inciso 1 del Código Civil.
III. MATERIA JURÍDICA EN DEBATE
Es necesario determinar si la instancia de mérito han afectado el debido proceso, y
descartado ello determinar si corresponde la aplicación del artículo 9 del Decreto Le-
gislativo N.º 1017, Ley de Contrataciones del Estado.
IV. FUNDAMENTOS
PRIMERO. Que, el recurso de casación tiene como fines esenciales la correcta aplicación
e interpretación del derecho objetivo y la unificación de la jurisprudencia nacional de la
Corte Suprema de Justicia, conforme se señala en el artículo 384 del Código Procesal
Civil.
SEGUNDO. Que, respecto a la causal de infracción normativa, según Monroy Cabra,
“Se entiende por causal (de casación) el motivo que establece la ley para la procedencia
del recurso [...]”1. A decir de De Pina. “El recurso de casación ha de fundarse en mo-
tivos previamente señalados en la ley. Puede interponerse por infracción de ley o por
quebrantamiento de forma. Los motivos de casación por infracción de ley se refieren a
la violación en el fallo de leyes que debieran aplicarse al caso, a la falta de congruencia
de la resolución judicial con las pretensiones deducidas por las partes, a la falta de
competencia etc.; los motivos de la casación por quebrantamiento de forma afectan [...]
a infracciones en el procedimiento”2. En ese sentido Escobar Forno señala. “Es cierto
que todas las causales supone una violación de ley, pero esta violación puede darse en
la forma o en el fondo”3.
TERCERO. Ante todo, en materia de casación es factible ejercer el control de las de-
cisiones jurisdiccionales, para determinar si en ellas se han infringido o no las normas
que garantizan el derecho al debido proceso, tomándose en consideración que este
supone el cumplimiento de los principios y de las garantías que regulan el proceso
como instrumento judicial, cautelando sobre todo el ejercicio absoluto del derecho de
defensa de las partes en litigio.
CUARTO. Se ha declarado procedente el recurso de casación por las causales de
infracción normativa procesal y material. Teniendo en cuenta ello, es de advertirse
que conforme lo dispone el artículo 396 del Código Procesal Civil, cuando se declara

1 Monroy Cabra, Marco Gerardo, Principios de Derecho Procesal Civil, 2.a ed., Bogotá: Temis Librería,
1979, p. 359.
2 De Pina, Rafael, Principios de Derecho Procesal Civil, México D.F.: Ediciones Jurídicas Hispano
Americanas, 1940, p. 222.
3 Escobar Fornos, Iván, Introducción al Proceso, Bogotá: Temis, 1990, p. 241.

268 Instituto Pacífico Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Reseña de jurisprudencia

fundado el recurso de casación por vulneraciones a las normas que garantizan el debido
proceso o las infracciones de las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos
procesales en todos los supuestos se debe devolver el proceso a la instancia inferior para
que emita una nuevo fallo, mientras que si se declara fundado el recurso por las otras
causales contempladas en el artículo 386 del Código Procesal Civil, la Sala Suprema
actuando en sede de instancia deberá resolver el conflicto según su naturaleza. Es por
ello, que la revisión de las causales por las que ha sido declarado procedente el recurso de
casación debe comenzar por el análisis de la alegación de vulneración a las normas que
garantizan el derecho a un debido proceso.
QUINTO. Que, en los respecta a la infracción normativa procesal corresponde precisar
previamente que, el debido proceso es un derecho complejo, pues, está conformado por
un conjunto de derechos esenciales que impiden que la libertad y los derechos de los
individuos sucumban ante la ausencia o insuficiencia de un proceso o procedimiento, o
se vean afectados por cualquier sujeto de derecho —incluyendo el Estado— que pretenda
hacer uso abusivo de estos. Como señala la doctrina procesal y constitucional, “por su
naturaleza misma, se trata de un derecho muy complejamente estructurado, que a la vez
está conformado por un numeroso grupo de pequeños derechos que constituyen sus
componentes o elementos integradores, y que se refieren a las estructuras, características
del tribunal o instancias de decisión, al procedimiento que debe seguirse y a sus principios
orientadores, y a las garantías con que debe contar la defensa (Faúndez Ledesma, Héctor.
“El Derecho a un Juicio Justo”. En: Las garantías del debido proceso (Materiales de Ense-
ñanza). Lima: Instituto de Estudios Internacionales de la Pontificia Universidad Católica
del Perú y Embajada Real de los Países Bajos, p, 17). Dicho de otro modo, el derecho al
debido proceso constituye un conjunto de garantías de las cuales goza el justiciable, que
incluyen, la tutela procesal efectiva, la observancia de los principios o reglas básicas y de la
competencia predeterminada por Ley, así como la pluralidad de instancias, la motivación
y la logicidad y razonabilidad de las resoluciones, el respecto a los derechos procesales de
las partes (derecho de acción, de contradicción) entre otros.
SEXTO. Que, bajo ese contexto dogmático, la causal de la infracción normativa procesal
denunciada se configura entre otros supuestos en los casos en los que en el desarrollo del
proceso, no se han respetado los derechos procesales de las partes, se han obviado o alte-
rado actos de procedimiento o si la tutela jurisdiccional no ha sido efectiva y/o el órgano
jurisdiccional deja de motivar sus decisiones o lo hace en forma incoherente, en clara
trasgresión de la normatividad vigente y de los estadios superlativos del procedimiento.
SÉTIMO. Que, del análisis de los autos se verifica, que no se advierte la concurrencia de
vicios insubsanables que afecten el debido proceso; en tanto, la recurrida contiene una
motivación coherente, precisa y sustentada en base a los hechos invocados, absolviendo
las posiciones y contraposiciones asumidas por las partes del proceso, en observancia a la
garantía constitucional contenida en los incisos 3 y 5 del artículo 139 de la Constitución
Política del Estado; llegando a la conclusión que independientemente de la formalidad
del contrato de alquiler que sustenta la obligación puesta a cobro, está acreditado que la
parte demandante alquiló sus bienes a la demandada y que esta no ha cumplido con el
pago por dicho servicio.

Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271 Actualidad Civil 269


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Actualidad

Civil Arbitraje

OCTAVO. El recurrente, específicamente invoca como hecho que constituye afectación al


debido proceso, la no valoración de la cláusula cuarta del contrato de alquiler, que estipula
que los conflictos que deriven de la ejecución e interpretación del contrato serán resueltos
mediante arbitraje de derecho; sin embargo, ello carece de asidero, en tanto además de
ser un argumento contradictorio a su posición a lo largo del proceso (el que alega la no
suscripción de dicho contrato) la recurrente ha renunciado tácitamente al arbitraje al no
cuestionar la competencia del a quo; ello en mérito a lo establecido en el artículo 18 del
Decreto Legislativo N.º 1071, Ley del Arbitraje, según el cual “Renuncia al arbitraje: La
renuncia al arbitraje será válida solo si se manifiesta en forma expresa o tácita. Es expresa
cuando consta en un documento suscrito por las partes, en documentos separados, me-
diante intercambio de documentos o mediante cualquier otro medio de comunicación
que deje constancia inequívoca de este acuerdo. Es tácita cuando no se invoca la excepción
de convenio arbitral en el plazo correspondiente, solo respecto de las materias demandadas
judicialmente.” (Énfasis agregado) Por lo que la infracción normativa procesal debe ser
desestimada en todos sus extremos.
NOVENO. Que, la infracción normativa material descrita en el literal “i”, se sustenta
en que la empresa demandante no tenía derecho a participar como proveedor, por no
encontrarse inscrito en el Registro Nacional de Proveedores; sin embargo, dicha alegación
no puede merecer pronunciamiento de este Supremo tribunal, en tanto constituye una
nueva alegación que no ha merecido el pronunciamiento de la instancia de mérito.
DÉCIMO. Sin perjuicio de lo antes precisado, es de precisar que, en autos no se discute
la validez del contrato de alquiler (el cual no se encuentra sujeto a modo) sino la existencia
de prestación y la obligación insatisfecha, lo cual han determinado las instancias de mérito.
UNDÉCIMO. La posición de la recurrente se encuentra ligada a la aplicación de la teoría
de los actos propios, por lo que es pertinente traer a colación dicha teoría, denominada
como Doctrina de los Actos Propios, la que constituye una regla que no permite venire
contra factum propium; se encuentra íntimamente ligado a la vinculación originada por
la manifestación de la voluntad y la imposibilidad de adoptar comportamiento contra-
dictorio a la misma; su fundamento yace en la protección a la confianza que se puede
haber depositado en el comportamiento ajeno y la regla de la buena fe que ocasiona un
deber de coherencia en el comportamiento y limita el ejercicio de los derechos objeti-
vos, se trata de una protección de la confianza legítima; de allí que la informalidad de la
prestación no puede ser perjudicial a quien prestó el servicio, pues dicha parte no tiene la
obligación de cumplir con la formalidad del contrato, quien tenían la obligación de velar
por el cumplimiento de las normas que invoca es la entidad demandada, la que avaló la
prestación de un servicio a su favor pese al presunto incumplimiento de las formalidades
de la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado. Aceptar la posición de la enti-
dad demanda sería permitir que se beneficie de su propia negligencia, pues los actos y
documentos municipales denotan que no se concluyó con los trámites de formalización
del servicio y que sí se prestó el servicio de alquiler. Por lo que la causal denunciada en
el ítem “i” también debe ser desestimada por infundada.
V. DECISIÓN
Por estas consideraciones y en aplicación del artículo 397 del Código Procesal Civil;
declararon: a) INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por la demandada

270 Instituto Pacífico Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)
Reseña de jurisprudencia

Municipalidad Provincial de Arequipa, a fojas cuatrocientos cincuenta; en consecuencia


decidieron NO CASAR la sentencia de vista de fojas cuatrocientos treinta y siete, su fecha
veinte de agosto de dos mil catorce, expedida por Tercera Sala Civil de la Corte Superior
de Justicia de Arequipa, que confirmó la sentencia apelada que declaró fundada en parte
la demanda b) DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el diario
oficial El Peruano, bajo responsabilidad; en los seguidos por Luciano Soncco Fernández,
sobre obligación de dar suma de dinero; intervino como ponente, el juez supremo De
La Barra Barrera.
SS. TELLO GILARDI, DEL CARPIO RODRÍGUEZ, RODRÍGUEZ CHÁVEZ,
CALDERÓN PUERTAS, DE LA BARRA BARRERA.

Número 35 • Mayo 2017 • pp. 262-271 Actualidad Civil 271


ISSN 2313-4828 (impresa) • ISSN 2415-2277 (en línea)