Está en la página 1de 7

Universidad Nacional de Ingeniería

Facultad de Ingeniería Geológica, Minera


y Metalúrgica

POLÍTICA FISCAL Y
EFECTO EXPULSIÓN

Alumno: Arostegui Castro Nelson


(20161218B).
Curso: Economía General BEG01 T
Profesor: Luis Quiroz Bazan

2018-2
POLITICA FISCAL Y EFECTO EXPULSIÓN

En esta parte de la influencia de la política fiscal en la macroeconomía nos centraremos


en el estudio de la variaciones de la política fiscal en términos de toma de decisiones
para el cambio o modificaciones de los distintos tipos de rectas o curvas que presenten
los diagramas macroeconómicos; así como la función tasa de interés, ingreso; así como
su relación con el gasto gubernamental, la demanda y los niveles de producción.

recordemos para la grafica de la curva IS:

AUMENTO DEL GASTO GUBERNAMENTAL


En la figura 11-4 mostramos el efecto de un desplazamiento del esquema IS. En cada
nivel de la tasa de interés, el ingreso de equilibrio debe aumentar αG multiplicada por el
incremento del gasto gubernamental. Por ejemplo, si el gasto del gobierno aumenta 100
y el multiplicador es 2, el ingreso de equilibrio tiene que aumentar 200 en cada nivel de
la tasa de interés. Así, el esquema IS se desplaza 200 a la derecha.
EFECTO EXPULSIÓN (CROWDING OUT)

Al comparar E″ y E′, se aclara que el ajuste de las tasas de interés y su influencia en la

demanda agregada amortigua el efecto expansivo de un aumento del gasto

gubernamental. El ingreso, en lugar de subir al nivel Y″, sube nada más a Y′0.

Existe un efecto expulsión cuando una política fiscal expansiva eleva las tasas de
interés, lo que reduce el gasto privado, en particular la inversión.

En la actualidad:
En Europa desde la crisis de 2008, en muchos países se ha dado este fenómeno por la
crisis de deuda. En el citado contexto económico hemos podido observar este hecho:
cómo las empresas tenían el grifo de la financiación cerrado, cómo el Banco Central
Europeo (BCE) prestaba dinero a intereses muy bajos a los bancos y cómo estos lo
invertían en deuda pública (por sus atractivos tipos de interés, en lugar de destinarlos a
la economía real) y cómo esta deuda pública estaba sirviendo para pagar los intereses
de bonos anteriores, en lugar de para generar progreso. En definitiva, un cóctel
explosivo insostenible.
En tiempos difíciles, un inversor siente que sus ahorros están más seguros en las
manos del Estado. Se tiene la creencia de que es poco probable que no cumpla con
sus obligaciones. Esta circunstancia también hay que tenerla en cuenta a la hora de
hablar del crowding out.
LA TRAMPA DE LA LIQUIDEZ

Representación de la situación de trampa de liquidez en una Gráfica IS-LM: un


aumento de la masa monetaria de LM a LM' no reactiva la economía (no aumenta la
inversión ni la producción, ni los precios, ni modifica las tasas de interés). En cambio un
aumento de la inversión pública de IS a IS" reactiva la economía sin que suban las
tasas de interés ni se genere un efecto desplazamiento de la inversión privada

Aplicación:

En la crisis económica de 2008-2013 de los Estados Unidos y Europa las tasas de interés
se acercaron a cero. Paul Krugman argumentó repetidamente entre 2008-2012 que gran
parte de los países desarrollados, incluyendo Estados Unidos, Europa y Japón, se
encontraba en una trampa de liquidez. Demostró que la triplicación de la base monetaria
de Estados Unidos entre 2008 y 2011 no produjo ningún efecto significativo sobre los
índices de precios internos estadounidenses ni permitió reducir significativamente
el desempleo. Krugman ha mostrado también cómo la trampa de liquidez funcionó en la
crisis europea y ha expuesto cómo los planes de austeridad no podían lograr sanear las
finanzas, y por el contrario, iban a incrementar la recesión y el desempleo, por lo que
consideró fundamental el incremento de la inversión pública en Estados Unidos para salir
de la crisis, y llamó al Banco Central Europeo a facilitar los fondos a los países en
recesión para conseguir la estabilidad.
EL CASO CLÁSICO Y EL EFECTO EXPULSIÓN

Si la demanda de dinero no se relaciona con la tasa de interés, como se desprende de


una curva LM vertical, hay un nivel único de ingreso al que el mercado de dinero está en
equilibrio.

Así, con una curva LM vertical, un aumento del gasto gubernamental no puede alterar
el nivel de equilibrio del ingreso y eleva sólo el de la tasa de interés de equilibrio. Pero
si el gasto gubernamental es mayor y la producción no cambia, debe haber una reducción
compensatoria del gasto privado. En este caso, el aumento de las tasas de interés
expulsa una cantidad de gasto privado (sobre todo de inversión) igual al aumento del
gasto gubernamental.

Así, hay un efecto expulsión completo si la curva LM es vertical.


En la figura 11-5 mostramos el efecto expulsión en la sección b), donde se traza el
esquema de inversión de la figura 10-4. La expansión fiscal eleva la tasa de interés de
equilibrio de i0 a i′ en la sección a). Por consiguiente, en la sección b) el gasto de
inversión baja de I0 a I′.
Importancia de la expansión y sus observaciones
Primera:
en las economías de empleo pleno, el efecto expansión sigue un mecanismo diferente.
En dichas condiciones, un aumento de la demanda trae un incremento del nivel de
precios (al ascender por la curva de la oferta agregada). El aumento de precios reduce
los saldos reales. (Un aumento de − P reduce el cociente −−
M _ − P . ) Esta reducción del circulante real mueve la curva LM a la izquierda, lo que
eleva la tasa de interés hasta que el aumento inicial de la demanda agregada se
expulsa por completo.

Segunda:
en una economía con recursos desaprovechados, no se produce un efecto expulsión
completo porque el esquema LM no es, de hecho, vertical. Una expansión fiscal
elevará las tasas de interés, pero el ingreso también sube. Por tanto, el efecto
expansión es una cuestión de grado. El aumento de la demanda agregada eleva el
ingreso, y con este aumento del ingreso, crece el ahorro. Esta expansión del ahorro
hace posible financiar un déficit presupuestal más cuantioso sin desplazar
completamente el gasto privado.

Tercera:
con desempleo (y, así, con la posibilidad de que la producción se expanda), las tasas
de interés no tienen que subir nada con el aumento del gasto gubernamental y no tiene
por qué producirse un efecto expansión. Dado que las autoridades monetarias pueden
acomodar la expansión fiscal elevando el circulante.
Cuando la Reserva acomoda una expansión fiscal, los esquemas IS y LM se desplazan
a la derecha, como en la figura 11.6. La producción aumenta claramente, pero las tasas
de interés no tienen que subir. Por consiguiente, la inversión no tiene por qué resultar
afectada negativamente.