Está en la página 1de 1

Esmeraldina, la pequeña fantasma 0#?

(Ledicia
Costas, texto y Víctor Rivas, ilustraciones)
Editorial Anaya. Publicado en 2016. 176 páginas. A partir de los 11 años de edad.

En esta precuela (la historia anterior que nos pone en antecedentes sobre
el pasado del protagonista y otros personajes) sobre el libro de Escarlatina
y su amigo Román, conocemos a la cocinera del más allá cuando era una
niña y se llamaba Esmeraldina.

Hace más de 150 años Esmeraldina vivía en el Hotel Fantastique de sus


padres junto con su abuela, de nombre Tremenda, que es una gran
chef reconocida mundialmente y es la que le enseña los trucos y secretos
de cocina que, como ya sabemos, le suponen su salvación. La
peculiaridad de la historia es que el hotel se encuentra en una de las
zonas más concurridas del Salvaje Oeste.

La familia de Esmeraldina/Escarlatina
Con 10 años de edad en el hotel se hospedan clientes enfermos de
escarlatina y la niña se contagia y no supera la enfermedad. Tras el
dolor inicial de la familia, Esmeraldina se convierte en fantasma y toma
como nuevo nombre el de la enfermedad que la ha llevado a este
estado. Según sus palabras:

"Me llamo Escarlatina y soy una cocinera cadáver. Ahora vivo en el


Más Allá, la tierra de los muertos. De hecho, soy la cocinera oficial del
sector del Inframundo donde habito".

Pero antes de asumir su nueva vida como fantasma, a


Esmeraldina le cuesta dejar el mundo de los vivos y por eso la
hermana de Búfalo Bill, Nicotina, intenta convencerla de que en
el Más Allá le esperan aventuras espectrales con
espantafantasmas y mesas fantasmales. También tendrá la
oportunidad de conocer a Lady Horreur, una araña descarada
con acento francés que cuando Román contrata el curso (en el
libro Escarlatina, la cocinera cadáver) le acompaña. En el nuevo
mundo que la espera, la ahora Escarlatina, se encontrará con
vaqueros, indios, asaltadores y todo un muestrario de
personajes de lo más divertido y variopinto en clave fantasma.

Esta historia comparte con la anterior la presencia del humor


pero también hay espacio para reflexionar y aprender a estar en
soledad, enfrentarse al miedo, aceptar el nuevo estado de no
viva, dejar a la familia y los espacios conocidos para emprender
una nueva vida totalmente diferente. Al final del libro se
encuentra El libro de cocina de la Tremenda con muchas y muy
exquisitas recetas que los más pequeños pueden preparar con
la ayuda de sus padres

Intereses relacionados