Está en la página 1de 1

Apuntes de sobre lo analizado en clase del viernes 5/5

RECURSOS PRODUCTORES DE EFECTO REALISTA (REALISMO) en MATAR UN PERRO de Samantha Schweblin

ELIGE SITUACIÓN (TEMA Y DESCRIBE


PROBLEMÁTICA) POSIBLE CON DETALLE
RECURRE A PERSONAJES, REPRODUCE EL LENGUAJE
(RECONOCIBLE) EN EL PERSONAJES, CONSTRUYE
ESPACIOS Y SÍMBOLOS REAL (HABLA) CON SU
MUNDO REAL Y COTIDIANO ESCENARIOS, NARRADOR EN
RECONOCIBLES/FAMILIARES RITMO PROPIO, VARIACIÓN
O EN LA HISTORIA DE ESE OBJETOS Y 1ERA PERSONA.
/ COTIDIANOS. DE LECTO Y REGISTRO.
MUNDO. ACCIONES.

“Levanto la pala y el
golpe cae sobre las
 Mundo de la costillas del manchado  “El Peugeot se aleja  “Venís a  “El Topo
marginalidad. que, aullando, cae. (…) matar a un dice: nombre,
en silencio.”
Levanto otra vez la pala
 El delito.  “Después de varias perro y no y yo
y le doy un golpe en la
 El dinero y la cabeza. El perro vuelve cuadras Caseros traés guantes, contesto.”
codicia. a caer y me mira desde cruza Chacabuco. dice. Sí, digo.
 Desprecio por la el piso, con la Después Brasil, que No, dice. Ya
vida. respiración agitada, sale al puerto.” sé, digo y me
pero quieto.” callo.”

LA DESCRIPCIÓN REALISTA
Fragmento descriptivo, estética realista decimonónica –clásica- en la novela Papá Goriot (1835), por H. Balzác (francés) -
LA SEÑORA VAUQUER

Esta pieza se halla en todo su lustre en el momento en que, hacia las siete de la mañana, el gato de la señora Vauquer
precede a su dueña, salta sobre los bufetes, husmea en ellos la leche contenida en varios potes, y deja oír su ronroneo matutino.
Pronto aparece la viuda, con su gorro, bajo el que pende un mechón de pelo postizo, y camina arrastrando sus viejas zapatillas. Su
cara avejentada, grasienta, de en medio de la cual brota una nariz como el pico de un loro; sus manos agrietadas, su cuerpo
parecido al de una rata de iglesia, su busto demasiado cargado y flotante, se hallan en armonía con esta sala que rezuma desgracia,
en la que se ha refugiado la especulación, y cuyo aire cálidamente fétido es respirado por la señora Vauquer sin que le produzca
desmayo. Su rostro fresco como una primera helada de otoño, sus ojos circundados de arrugas, cuya expresión pasa de la sonrisa
prescrita a las bailarinas, a la amarga mueca de los usureros, en fin, toda su persona implica la pensión, así como la pensión
implica toda su persona.

Fragmentos realistas- naturalistas en el cuento A la deriva (1917), por Horacio Quiroga (argentino)

El hombre pisó algo blancuzco, y en seguida sintió la mordedura en el pie. Saltó adelante, y al volverse con un juramento vio una
yaracacusú que, arrollada sobre sí misma, esperaba otro ataque.
La pierna

“-Bueno; esto se pone feo -murmuró entonces, mirando su pie lívido y ya con lustre gangrenoso. Sobre la honda ligadura del pañuelo, la carne
desbordaba como una monstruosa morcilla.
(…) Los dos puntitos violeta desaparecían ahora en la monstruosa hinchazón del pie entero. La piel parecía adelgazada y a punto d e ceder,
de tensa.
(…) La pierna entera, hasta medio muslo, era (…) un bloque deforme y durísimo que reventaba la ropa. El hombre cortó la ligadura y abrió
el pantalón con su cuchillo: el bajo vientre desbordó hinchado, con grandes manchas lívidas y terriblemente doloroso.”

El paisaje

“El Paraná corre allí en el fondo de una inmensa hoya, cuyas paredes, altas de cien metros, encajonan fúnebremente el río. Desde las
orillas bordeadas de negros bloques de basalto, asciende el bosque, negro también. Adelante, a los costados, detrás, la eterna muralla lúgubre, en
cuyo fondo el río arremolinado se precipita en incesantes borbollones de agua fangosa. El paisaje es agresivo, y reina en él un silencio de muerte.
Al atardecer, sin embargo, su belleza sombría y calma cobra una majestad única.”