Está en la página 1de 2

Universidad La Salle Pachuca M6S4D Ensayo

Universidad La Salle Cancún José Miguel Gonzalez


Maestría en Docencia para la Educación Media Superior y Superior 18 de agosto del 2008

Evolución de la fotografía a través de los años

En la actualidad, la fotografía se ha desarrollado en su tecnología y así se ha diversificado en


una infinidad de aplicaciones tanto científicas, tecnológicas, sociales y artísticas; se utiliza desde la
cartografía, hasta en el arte-objeto, o artes aplicadas tales como carteles.
Sin embargo es importante mencionar cual fue la trayectoria de la fotografía hasta llegar a
nuestros días.
Anterior al progreso tecnológico que se dio a finales del siglo XIX, el retrato era algo
meramente artístico, con la llegada de la fotografía, se esperaba que esta, no fuera de ningún modo,
un enemigo del arte; sino por el contrario un elemento que podría secundarlo, pero, el retrato privó al
retrato fotográfico de todo valor artístico durante medio siglo.
Mientras más se simplificaban los procedimientos para hacer fotografías, cualquier individuo
podría ejercer fácilmente el oficio, esto le restaba prestigio, alejándola del arte. Hacia 1900, la
decadencia artística del retrato fotográfico resultaba evidente. Esto motivado por el hecho de que el
fotógrafo, dependía más que nunca del gusto de su clientela y que estaba obligado a trabajar a bajo
precio. Fue entonces cuando se inventaron nuevos procedimientos, como papeles al carbón, a la
goma, al óleo, al bromo, entre otros, con ayuda de los cuales se pretendía que la fotografía se
pareciera cada vez más a la pintura, al óleo, al dibujo, a los aguafuertes, litografías y demás técnicas
del dominio de la pintura.
En realidad el efecto más socorrido fue el difuminado, borrando así una de las principales
características de la fotografía, en ocasiones se colocaba una tela delgada para obtener una
impresión con textura de lienzo. Ya que cuanto más aparentaba ser una pintura el público poco
cultivado la encontraba más artística. Y para acentuar su ficticio valor se presentaban en recargados
marcos de bronce o plata de ornamentación exagerada.
La invención de la fotografía suscitó una gran polémica ante el arte pictórico, ya que obras de
arte que sólo unos cuantos afortunados podían ver, se volvieron accesibles a las masas. El arte
perdía ese carácter de creación única.
Si la fotografía ejerció una profunda influencia en la visión del artista, también cambió además
la visión que el hombre tenía del arte. La manera de fotografiar una escultura o una pintura depende
de quién sea el que esta detrás del aparato. El encuadre, y el enfoque, el acento que da el fotógrafo a
los detalles de un objeto, pueden modificar totalmente su apariencia.
Los fotógrafos no veían en la fotografía una forma de ganar dinero, también trataban de
expresar a través de la imagen, sus propios sentimientos y sus ideas sobre los problemas de la
época. La objetividad de la imagen no era más que una ilusión.
En el mundo actual, la fotografía ha jugado un papel fundamental, ya que una imagen
fotográfica implica un gran nivel de credibilidad, en las publicaciones políticas, los carteles e incluso la
publicidad comercial. Un personaje puede resultar simpático, antipático o ridículo según sea el ángulo
desde el que se le fotografíe.
La fotografía ocupa hoy a decenas de miles de fotógrafos profesionales. Las obras de cierto
número emergen por su calidad documental, su sentido artístico y su espíritu inventivo. Entre las
actuales tendencias cabe distinguir dos grandes corrientes: los fotógrafos para quienes la imagen es
un medio de expresar, a través de sus propios sentimientos, las preocupaciones de nuestro tiempo,
que se sienten aludidos por los problemas humanos y sociales, y viven comprometidos, y los
fotógrafos para quienes la fotografía es un medio de realizar sus aspiraciones artísticas personales.
En ambos casos pueden ser creadores o simples artesanos, pero todos ellos son los descendientes,
de aquellos que, después de medio siglo de estancamiento, han recuperado el prestigio para la
fotografía. Aquellos antepasados fotógrafos están íntimamente ligados a los movimientos artísticos y
políticos de los años veinte.
La fotografía hoy en día se ha afirmado como medio artístico, y cada año se publica un gran
número de ensayos críticos de fotografía y de historia de su evolución, así como obras que
reproducen los trabajos de los artistas más destacados. Revistas dedicadas a esta manifestación
artística contienen estudios sobre la estética de la fotografía.
Los más importantes museos de todo el mundo poseen magníficas colecciones fotográficas,
aunque hay otros más especializados, como el International Museum of Photography de Rochester
(Nueva York), el International Center of Photography de Nueva York, el Museum of Photographic Arts
de San Diego (California), el Centro Pompidou de París, el Instituto Valenciano de Arte Moderno
(IVAM) y diversos museos de Suiza y Alemania.
La realización de la intención artística es particularmente difícil en la fotografía, sin duda y
fundamentalmente por que la práctica fotográfica solo difícilmente puede apartarse de las funciones a
las que debe su existencia. Sería ingenuo creer que con la fotografía, la experiencia estética sea
puesta al alcance de todos: es en efecto el mismo principio que hace que ella sea una practica muy
popular y que raramente sea la ocasión de una experiencia estética.
Hoy en día la evolución de la fotografía ha llegado a tal nivel de avance tecnológico, que la
conversión de imágenes a un formato digital, mediante un escáner o tomando la fotografía con una
cámara digital ha dado lugar a nuevas herramientas, ya que una fotografía digitalizada puede ser
manipulada en una computadora, donde se pueden hacer fotomontajes obteniendo resultados que
eran prácticamente imposibles en el laboratorio, también se pueden variar los tonos, aumentar el
contraste o la luminosidad agregar o quitar elementos. Todos los avances en la digitalización de
imágenes combinados con los modernos sistemas de impresión extienden la gama de posibilidades
para cualquier fotografía.
La fotografía digital aún tiene sus deficiencias tecnológicas que en poco tiempo serán
superadas, pero aunque el software de edición es relativamente fácil de usar, los esquemas que
propone generalmente son una especie de moldes basados en modelos matemáticos, que imprimen
su forma a cualquier imagen sin importar la técnica del fotógrafo, en la fotografía hecha mediante el
proceso fotoquímico; tanto en la toma, como en el laboratorio, el fotógrafo transmite en cada imagen
su estilo, esto también puede lograrse con la fotografía digital, teniendo en cuenta que más que nada
lo que se modifica en la imagen mediante la computadora no se verá como una imagen que se
obtuvo en película y se le dio un tratamiento en laboratorio.
En conclusión una buena toma no puede ser superada por una toma mediocre, ni siquiera con
un gran trabajo de manipulación digital.