Manual Ofidico – Dr.

Americo Pérez | 1
INTRODUCCION

Esta monografía ofrece los
conocimientos básicos acerca de las
serpentes más comunes en Venezuela.
Se describen características completas
y algunas claves para la identificación
de especies y sub especies, se reseña
su distribución y variacion geografica a
traves del país.

Se incluye la anatomia, morfologia,
patrones de color y folklore de cada
una de ellas, la sección de biología
incluye ecología, alimentación,
reproducción, enemgos y defensa.

La seccion de envenenamientos y
mordedura de los diferente tipos de
serpientes tiene especial referencia a
características y efectos del veneno y
se analizan los accidentes ofidicos por
especie profundizando los aspectos
mas resaltantes del tema.

Dr. Americo Pérez

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 2
INDICE
TEMA Pag
INTRODUCCION 2
INDICE 3
ORIGEN DE LAS SERPIENTES 6
BIOLOGIA DE LAS SERPIENTES 17
CLASIFICACION E IDENTIFICACION DE LAS SERPIENTES 42
ANILIIDAE 42
BOIDAE 44
COLUBRIDAE 46
ELAPIDAE 51
LEPTOTYPHLOPIDAE 55
TYPHLOPIDAE 58
VIPERIDAE 61
DIFERENCIAS ENTRE SERPIENTES 65
SERPIENTES NO VENENOSAS DE VENEZUELA 74
FALSA CORAL 74
Tantilla Semicincta 74
Oxyrhopus Petolarius 76
Anilius Scytale 78
Erythrolamprus Eesculapii 80
Lampropeltis Triangulum 82
BOIDAE 87
Boa Constrictor 87
Boa Caninus 90
Corallus Hortulanus 92
Corallus Ruschenbergerii 95
Epicrates Cenchria 97
Epicrates Maurus 100
Eunectes Murinus 102
COLUBRIDAE 104
Atractus Mariselae Lancini 104
Chironius Spixi 106
Chironius Scurrulus 108
Clelia 110
Dendrophidion Nuchale 113
Dipsas Perijanensis 115
Imantodes Cenchoa 120
Leptodeira Annulata 122

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 3
Liophis Lineatus 124

Leptophis Ahaetulla 126
Mastigodryas Pleei 130
Oxybelis Aeneus 132
Phimophis Guianensis - Excavadora 135
Spilotes Pullatus 139
Stenorrhina degenhartii 141
Pseustes Poecilonotus 143
Tantilla Melanocephala 145
LEPTOTYPHLOPIDAE 147
Leptotyphlopidae Leptotyphlops 147
TYPHLOPIDAE 151
Typhlopidae Typhlops 151
SERPIENTES VENENOSAS DE VENEZUELA 154
CORALES 154
Micrurus Fulvius 154
Micrurus Dumerilii 157
Micrurus Dissoleucus 160
Micrurus Ancoralis 162
Micrurus Mipartitus 164
Micrurus Proximans 166
Micrurus Diastema 168
VIVORAS 170
Bothrops Atrox 170
Bothrops Atrox cf "Isabelae" 172
Bothrops Asper 174
Bothrops Brazili 177
Bothriopsis Bilineata Bilineata 179
Bothriopsis Medusa 182
Bothriechis schlegelii 184
Bothrops Venezuelensis 187
Porthidium Llansbergii Hutmanni 189
Porthidium Lansbergii Rozei 192
CROTALOS 194
Crotalus Durissus Cumanensis 197
Crotalus Durissus Ruruima 201
Crotalus Durissus Maricelae 203
Crotalus Durissus Pifanorum 206
Crotalus Durissus Vegrandis 208

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 4
LACHESIS MUTA 211
ACCIDENTE OFÍDICO 213
ACCIDENTE BOTHROPICO 217
ACCIDENTE CROTHALICO 222
ACCIDENTE ELAPIDICO 225
TRATAMIENTO PARA UN ACCIDENTE OFIDICO 230
BIBLIOGRAFIA 238

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 5
ORIGEN DE LAS SERPIENTES
Las serpientes derivan su nombre del latín serpenten (arrastrarse), pertenecen al
phillum cordados (cuerpo dorsal simétrico), subphillum vertebrados
(endoesqueleto y cráneo), clase reptilia (corazón de tres cavidades y respiración
pulmonar), orden squemata (escamas), suborden ophidia (serpientes).

Los Ofidios o Serpientes son animales que pertenecen al Fila (Phyla) de los
Cordados (Chordata), es decir, poseen cuerda dorsal y simetría bilateral.

Forman parte del Grupo de los Vertebrados (Vertebrata) por tener un
endoesqueleto y un cráneo que envuelve al encéfalo.

Están ubicadas en la Clase de los Reptiles (Reptilia), por tener un corazón con
tres cavidades, respiración pulmonar y temperatura corporal variable
(poiquilotermos) y se les ha incluido dentro del Orden de los Escamosos
(Squamata), porque tienen el cuerpo totalmente recubierto de escamas
epidérmicas.

El Suborden de las Serpientes se caracteriza por la presencia de un esqueleto
formado por un cráneo, una larga columna vertebral, costillas flotantes, ausencia
de esternón; piel con escamas epidérmicas y, en algunas familias, rudimentos
de pelvis y de miembros posteriores.

Los ofidios se diferencian fácilmente de algunos lagartos y anfibios ápodos, por
la siguiente combinación de caracteres:

 En el cráneo de las serpientes, la mandíbula no está directamente
articulada al cráneo, sino por medio de un hueso corto, intermediario,
llamado cuadrado.

 La mandíbula de los ofidios consta de dos ramas separadas y,
débilmente, unidas entre sí por medio de un ligamento elástico.

 Los ofidios carecen de oído externo, tímpano y oído medio, es decir, son
sordas.

 El cuerpo siempre está cubierto por escamas yuxtapuestas y no por
anillos con placas o piel lisa.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 6
Culebra no Ponzoñoza: Cieguita Marron

Culebra no Ponzoñoza: Cieguita Marron

Algunas son muy pequeñas y no llegan a medir más de diez a quince

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 7
centímetros en estado adulto; en cambio, los grandes pitones afroasiáticos y las
boas y anacondas suramericanas pueden alcanzar hasta unos doce metros.
Sin embargo, resulta erróneo hablar de serpientes de quince o más metros.

Culebra no Ponzoñoza: Tigra

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 8
GENERALIDADES DE LAS SERPIENTES

UBICACION EN EL REINO ANIMAL
Phylum: Cordados
Grupo: Vertebrados
Clase: Reptiles
Orden: Squamata (Escamosos)
Sub - Orden: Serpientes u Ofidios

CARACTERISTICAS GENERALES:
Las características generales que las diferencian de los otros vertebrados son:
a.- Cuerpo: alargado, recubierto de escamas. Carecen de extremidades.

b.- Mudan: (cambian) la piel en épocas regulares.
c.- Vista: Ojos sin párpados movibles visión de poco alcance.
d.- Oído: Poco especializado, no poseen oído externo ni tímpano, ni trompa de
eustaquio, lo cual les impide captar las vibraciones del aire. Sin embargo,
pueden captar las vibraciones del suelo apoyando la mandíbula a través de un
huesecillo unido al hueso cuadrado, que se conecta con la ventana oval
Llamado colomella auris.
e.- Tacto y Olfato: Algunas familias poseen órganos llamados fosas
termorreceptoras ubicadas entre las fosas nasales y los ojos, lo cual hace muy
sensible su sentido del tacto y les permite detectar a cortas distancias las
variaciones de calor de hasta 02 °C.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 9
f.- Gusto: Poseen lengua dividida en su extremo (bífida) que no cumple función
gustativa, pero que utilizan como un especializado órgano olfativo, además de
táctil, para determinar la distancia a la cual esta la presa, o la proximidad del
enemigo.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 10
g.- Son Poiquilotermos, es decir, su temperatura interior varía según la
temperatura ambiente
h.- Reproducción: Son ovíparas u ovovivíparas.
El órgano sexual tanto masculino como femenino está dividido en dos partes.
En los machos se le denomina hemipenes.
i.- Esqueleto:
 Columna vertebral flexible, donde cada vértebra posee una costilla a cada
lado.
 Algunas especies tienen vestigios de pelvis.
 No poseen esternón.
 Los huesos de la cabeza no están soldados en su totalidad, sino que
existen algunas uniones con ligaduras flexibles. La mandíbula y el cráneo
no se articulan directamente sino a través del hueso cuadrado; esta
característica hace posible que las serpientes puedan ingerir presas de
mayor dimensión que su cabeza.

El esqueleto de las serpientes esta fuertemente osificado y lo forman: un
cráneo, la columna vertebral, las costillas y, a veces, rudimentos de
pelvis.

Vertebra de una serpiente

 La cabeza comprende una parte superior o cráneo propiamente y una
inferior o mandíbula, con dos ramas móviles. Estas dos partes (cráneo y
mandíbula) no están articuladas directamente como en otros vertebrados,
sino a través de un hueso denominado "cuadrado", que permite el
descenso de la mandíbula cuando el animal abre la boca para engullir
presas más voluminosas que su propio cuerpo.

Los dientes son generalmente pequeños (excepto Familia Boidae), filosos
y curvados hacia atrás, de modo de impedir que la presa retroceda una
vez atrapada. No cumplen función masticatoria.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 11
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 12
Algunas familias han transformado las glándulas salivares, en glándulas para la
inoculación del veneno que vierten; esto lo logran a través de dientes
especializados (colmillos) surcados o acanalados, que trasladan el veneno hasta
la víctima.

Dentadura de una serpiente ponzoñoza

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 13
HABITAT Y ECOSISTEMA

Las serpientes en Venezuela pueden ser arborícolas, acuáticas, terrestres,
subterráneas o minadoras. Las podemos encontrar distribuidas en todo el
territorio nacional.

Arboricola

Acuatica

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 14
Subterranea

Minadora o creadora de tuneles subterraneos

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 15
Cabe destacar que hay especies que se pueden desenvolver en más de un
ambiente. Ejemplo: La Tigra Cazadora (Spilotes Pullatus Pullatus) es tanto
arborícola como terrestre. Las serpientes poseen períodos de actividad diurnos o
nocturnos.

DISTRIBUCION GEOGRAFICA Y ALTITUDINAL
Esta distribución varía de acuerdo a la especie. Las serpientes se localizan en
cualquier región geográfica por debajo de los 3.200 mts. sobre el nivel del mar
(M.S.N.M.).

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 16
BIOLOGIA DE LAS SERPIENTES
En el presente manual se toma en cuenta, la clasificación que lleva a
identificarlas y ubicarlas en su respectiva familia y género. Determinándose que
las clasificaciones más específicas (especies y subespecies) no afectan en
forma apreciable las consideraciones referentes a: emponzoñamiento, primeros
auxilios y tratamiento clínico requerido.

Para la identificación y clasificación de las serpientes se toman esencialmente
dos (2) aspectos:

LA ESCAMACION
Forma, Posición y Disposición.
En relación a la escamación, la clasificación de éstas se efectúa en base a dos
(2) elementos:

Disposicion Y Forma
Mosaicada: Se refiere a las escamas que encajan perfectamente entre sí,
formando una especie de mosaico que las hace lisas al tacto. Esta disposición le
da una apariencia brillante a la serpiente. Las escamas mosaicadas tienen forma
hexagonal, lo cual le permite encajar unas con otras.
Superpuestas: En el tipo de escamación superpuesta, el borde o extremo lateral
o terminal cubre parte de la escama siguiente, formando una especie de tejado;
al tacto es áspera y de apariencia opaca. Las escamas tienen forma ovalada o
elipsoidal.
En algunas especies, la escama tiene una prominencia que la recorre en su
parte central, lo cual le da un aspecto de quilla; es por esto que se dice que la
escama es aquillada.
Las escamas superpuestas y aquilladas forman una línea que recorre el cuerpo
de la serpiente (carena); en tales casos se dice que la escamación es carenada.

Mudación
Las serpientes tienen la piel distensible y recubierta totalmente por escamas
córneas epidérmicas.
La escamación cumple una función protectora del cuerpo de estos animales, que
se encuentran constantemente expuestos al roce con las irregularidades del
terreno y de la vegetación.
Estas poseen una fina cubierta epidérmica, transparente, que se continua en la
verdadera piel y constituye así una tenue red llamada "estrato córneo", la cual es
reemplazada periódicamente y, de una vez, por una nueva.
La muda es un proceso crítico relacionado con las glándulas endocrinas del
reptil.
Algunas especies pueden llegar a mudar hasta ocho veces por año, mientras
que otras lo hacen apenas cada año.
Durante la muda, el reptil se despoja de una camisa transparente, restregando el
hocico y el resto del cuerpo contra las rocas y troncos de árboles.
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 17
La capa epidérmica se va desenfundando al revés, hasta desprenderse
totalmente como una capa diáfana, que viene a ser una copia fiel e incolora de
toda la escamación y los diseños corporales de la serpiente.
La escamación de las serpientes de Venezuela es de dos tipos específicos, las
escamas lisas y las escamas con carena.
Las escamas lisas se presentan una al lado de la otra, dando el aspecto de que
toda la serpiente es lisa y brillante. Este tipo de escamación se encuentra en
todas las serpientes inofensivas (no ponzoñosas) y además en una sola especie
ponzoñosa como es la Coral ( Micrurus ).
Las escamas con carena están superpuestas una sobre la otra, dándole a la
serpiente un aspecto de piel rugosa y opaca. Este tipo de escamación se
encuentra solamente en las serpientes ponzoñosas de la familia Viperidae, entre
las que se encuentran las cascabeles, las mapanares y las cuaimas piñas.

Fases de la escamación de piel
Cuando se aproxima este estado las serpientes pasan por tres fases:
1.- La primera ellas dejaran de alimentarse y buscaran un refugio donde pasará
un periodo de varios de días, esto se le conoce como preecdisis. Es normal que
muchas serpientes no acepten alimento en este periodo, no hay que
preocuparse por ello, cuando pase la muda comerán de nuevo. No obstante hay
otras que sí aceptan el alimento sin problemas dependiendo de la fase en la que
se encuentren. De cualquier modo, lo mejor es no ofrecerles alimento durante la
muda.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 18
2.- La segunda fase es ecdisis, cuando entra un periodo donde veremos
completamente blanco azulado sus ojos debido que entre la piel vieja y nueva se
produce una sustancia lechosa que ayudara a desprenderse de la piel vieja. Es
conveniente no tocar a la serpiente para no dañar la nueva piel.

3.- La tercera es cuando vuelve a su color natural pero aun no ha desprendido
de la piel vieja hasta el momento que ella siente la necesidad de comenzar ha
rozar su hocico por cualquier tronco o roca para desprenderse de la camisa
vieja. Por eso es importante que en el terrario haya una piedra o algunas ramas.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 19
Aproximadamente las tres fases descritas anteriormente tardan una semana en
total. Hay muchos que se preocupan porque ven a su serpiente con los ojos
lechosos y después la observan normal pero no encuentran la piel. Se debe a
que está como lo explicamos ya en la fase 3 y no tardará en mudar.

Escamas Cefálicas
Se denominan así a las escamas situadas en la cabeza. Ellas pueden ser
numerosas, pequeñas y parecidas a las del dorso del cuerpo, como en muchas
serpientes venenosas viperídeas, o grandes y lisas, en forma de placas o
escudos. Este último caso es el más frecuente y reciben, entonces, nombres
precisos.
La escama que está ubicada en la parte superior del hocico se denomina rostral
y se identifica fácilmente porque en su parte baja siempre tiene una escotadura
por donde saca la lengua el animal, sin necesidad de abrirla boca. Esta escama
casi siempre tiene una forma triangular o trapezoidal. Hacia atrás de la rostral y
a cada uno de los lados, se encuentran las escamas supralabiales, que bordean
el labio superior. A -los fines de clasificación se cuentan estas escamas
laterales, tomando también en consideración las escamas labiales que tocan el
borde inferior de los ojos. Así, por ejemplo, cuando decimos que hay 8(3,4)
escamas supralabiales, queremos significar con esto, que la 3ra. y 4ta.
supralabial, contadas a partir de la rostral, son las que entran en contacto con la
órbita ocular.
Las escamas infralabiales son las opuestas a las anteriores, porque bordean la
parte inferior de la boca y convergen en una escama opuesta a la rostral,
también de forma triangular, denominada mental. En la barbilla también hay uno
o más pares de escamas alargadas, llamadas geneíales.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 20
Las escamas que rodean el orificio nasal se llaman nasales y éstas pueden ser
enteras, semidivididas o divididas. Entre las nasales casi siempre hay una o dos
pequeñas escamas internasales.
A los lados de la cabeza se pueden contar las escamas preoculares, en número
de una o más, las cuales están localizadas inmediatamente delante de los ojos.
A veces hay una escama de forma variable entre la fosa nasal y el ojo, que se
llama loreal o frenal. También es posible que no existan escamas preoculares,
en cuyo caso, la loreal es alargada y está en contacto con el globo ocular.
Encima de cada ojo, hay una escama fuerte denominada supraocular y, detrás
de los ojos, bordeando la órbita, se encuentran las llamadas escamas
postoculares, que pueden ser una o varias. En ciertos casos, una o ninguna de
las escamas supralabiales toca la órbita ocular y, en su lugar, hay una o más
escamas pequefias, denominadas suboculares. En la parte superior de la
cabeza, además de las internasales, nos encontramos con las placas o escudos
prefrontales, situados inmediatamente detrás de las internasales.
Posteriormente, le sigue un escudo poligonal llamado escama frontal y, luego,
un par de escamas grandes parietales. Entre las parietales, postoculares y
supralabiales hay una pequeña serie de escamas llamadas temporales. Casi
siempre se designan las temporales por medio de una fórmula. Así, por ejemplo,
cuando decimos que la fórmula temporal de la escamación de una serpiente es
de 2 + 3, queremos decir que tiene dos anteriores, seguidas por tres posteriores.
Algunas serpientes, como las ponzoñosas de la familia Viperidae y las no
venenosas de la familia Boidae, carecen de la mayoría de las escamas grandes
o placas de la cabeza y en sustitución, hay numerosas escamas pequeñas,
semejantes a las del dorso del cuerpo.

Escamas Corporales.
En las serpientes las escamas asumen el nombre del órgano, parte del cuerpo o
región donde están ubicadas.

Cefálicas:
a.- Rostral: Ubicada en la parte superior del hocico (rostro). En su parte baja
tiene una escotadura por donde el animal saca la lengua.
b. Nasales: Escamas que rodean el orificio nasal; pueden ser pre, post o
supranasales según se encuentren antes, después o encima del orificio nasal.
c. Oculares: Relativas al ojo; pueden ser pre, post o supraoculares
d. Loreales: Escamas ubicadas antes de la escama preocular y después de las
postnasales. En algunas especies toman forma hueca, formando las llamadas
fosas termorreceptoras.
e. Frontal: Relativas a la región donde está el hueso frontal. Pueden ser frontal
y prefrontales.
f. Temporales: Escamas ubicadas entre los parietales, Supralabiales y
postoculares. Se enumeran indicando su número a partir de las postoculares.
g. Supralabiales: Escamas ubicadas inmediatamente a los lados de la rostral
(bordean el labio). Se enumeran indicando entre paréntesis las que tengan

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 21
contacto con el borde inferior del ojo. Ejemplo: 8 (3,4); de ocho supralabiales, la
3era. y 4ta. tocan el ojo.
h. Mental: Escama del labio inferior a nivel del mentón.
i. Infralabiales: A ambos lados de la mental, bordeando el labio superior. Se
indica el número total de Infralabiales y, el número de las que hacen contacto
con el primer par de generales se coloca entre paréntesis.
j. Generales: Escamas alargadas, las cuales se presentan por pares y se
encuentran a nivel de la barbilla.

Dorsales
Escamas que parten del cuello de la serpiente y se ubican en la parte superior
del cuerpo de la misma, terminando en el orificio anal. Para identificar la
serpiente se coloca el número de escamas que parten del cuello y, separadas
por un guión las hileras que lleguen a nivel del orificio anal. Ejemplo: Dorsales 1
7-15, nos indica que del cuello parten 1 7 hileras de escamas y llegan sólo 15 a
nivel del ano.

Ventrales:
Escamas con forma de oruga de tractor que se encuentran en la parte inferior
del cuerpo (región ventral). Se disponen transversalmente; parten desde la
primera escama que contacte con las dos (2) hileras inferiores de dorsales y
terminan en la placa anal.

Subcaudales
Todas las escamas que se encuentran en la parte inferior después del orificio
anal. Pueden estar enteras (ver figura No. 6.A) o divididas (ver figura No. 6.B). Si
están divididas en dos (2) hileras, se coloca dos (2) veces el número, separado
por un guión.

Ejemplo:
- Subcaudales Enteras 17: Indica que existen 17 escamas después del orificio
anal.
- Subcaudales Divididas 17-17 Indica que existen 17 pares de escamar después
del orificio anal (2 hileras).
La parte superior del cuerpo o dorso del animal, está cubierto por hileras
longitudinales de unas escamas pequeñas, lanceoladas o hexagonales,
llamadas dorsales. Estas hileras dorsales se pueden contar detrás del cuello de
la serpiente y luego, a nivel de la abertura anal (límite entre el cuerpo y la cola
del reptil).
El número de hileras de escamas dorsales en el cuello puede ser igual al que
encontremos cerca de la abertura anal y así, por ejemplo, decimos que
determinada serpiente tiene 17-17 hileras dorsales. En otros casos, el número
de hileras cerca del orificio anal puede ser menor que el de las filas del cuello,
pudiendo encontrarse cifras tales como 17-15, etc. Cuando esto sucede, la
causa se debe a una reducción o pérdida en la continuidad de varias hileras de
escamas dorsales a lo largo del cuerpo.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 22
En nuestro país, el número de hileras dorsales encontrado en las serpientes es
muy variable y las hay con apenas diez hileras dorsales, como algunas culebras
"loras" del género Chironius y, en otras, como la "tragavenado" del género Boa,
puede haber hasta 90 hileras de escamas dorsales. En las serpientes que
pertenecen a la llamada familia Boidae la escamación dorsal se cuenta una sola
vez en el medio del cuerpo, ya que hay aumento y reducción progresiva de filas
a lo largo del dorso del reptil. También conviene señalar, que en algunas
serpientes, el vientre posee escamas similares a las dorsales. y, en este caso,
se cuentan las hileras alrededor del cuerpo.
Las escamas dorsales de las serpientes pueden ser lisas o estar provistas de
una arista que va del centro al ápice de cada escama y entonces, se llaman
carenadas o aquilladaf. Algunas veces, las quillas de las escamas dorsales no
llegan a la punta de las mismas y tienen un aspecto abultado, como sucede en
la serpiente "cuaima piña" (Lachesis muta muta).
En algunos géneros de ofidios las escamas dorsales presentan cerca de la
punta, uno o dos pequeños orificios acanalados, llamados fosetas apicales, que
pueden ser más o menos visibles al observador. En ciertos géneros de
serpientes, las filas de escamas dorsales no están dispuestas en forma
longitudinal, sino oblícua.
En la parte baja del cuerpo (región ventral) de la serpiente, hay una larga serie
de escamas, más o menos anchas, que recuerdan las orugas de un tractor y
reciben el nombre de ventrales. Estas escamas se extienden desde la garganta
hasta la abertura anal y su número difiere, según las especies. Además, cada
especie tiene un número de escamas ventrales variable dentro de ciertos limites.
Así, por ejemplo, decimos que una serpiente determinada tiene de 168 a 181
escamas ventrales, etc.
La escama o placa que cubre la abertura anal puede ser entera (1) ó dividida
(1/1). Inmediatamente después de la placa anal, siguen las escamas
subcaudales, que forman la parte inferior de la cola. En verdad, se trata de una
continuación de las escamas ventrales y su número también es variable.
Algunos autores prefieren utilizar, con fines de clasificación, la suma de las
escamas ventrales más las subcaudales y, entonces, se denominan ventrales
totales.
Las escamas subcaudales pueden estar formadas por una hilera sencilla, por
ejemplo, de 87 escamas, o doble, y en este caso, se escribe 87/87 subcaudales.
El contaje de las escamas ventrales y subcaudales, además de otros datos, es
fundamental para la identificación de las diversas especies de serpientes.

COLORACIÓN
Las culebras exhiben diseños muy variados. Muchas tienen colores uniformes,
mientras que otras pueden tener líneas longitudinales, anillos o manchas
regulares o irregulares.
En la mayoría de las especies de ofidios la coloración confiere cierta protección
al animal, lo cual les permite ocultarse de sus enemigos naturales y les facilita la
obtención del alimento.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 23
Generalmente las serpientes presentan colores similares al medio en donde
viven (homocromía), pero también pueden tener una combinación de forma y
colores parecidos al hábitat (homotipia). Un ejemplo claro de esto último lo
constituye una culebra inofensiva llamada "Bejuca" (Oxybelis aeneus), que se
confunde muy bien con las ramas secas de los arbustos donde vive.

Culebra inofensiva Bejuca (Oxybelis aeneus) confundiéndose entre las ramas

En otros casos hay mimetismo, el cual permite que una especie inofensiva
presente un gran parecido con otras especies peligrosas.

Culebra "Falsa Coral"

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 24
LA DENTICION
Tipo, Forma, Tamaño y Función
Al igual que la escamación, la dentición es un punto clave para la clasificación.
El tipo y la estructura de los dientes es lo que verdaderamente determina si la
serpiente es o no venenosa.
Los diferentes tipos de dentadura se identifican, según la posesión o no de los
colmillos inoculadores de veneno, la estructura de éstos, y la posición que
ocupan en el maxilar superior.

A. TIPOS DE DENTADURA:

Serpientes Aglifas:
Comprende una dentadura en el maxilar superior formada por pequeños dientes
ganchudos y curvados hacia atrás, sin surco o conducto capaz de inocular
ponzoña. Incluso cuando la saliva es ligeramente ponzoñosa (en algunas
especies), estos animales no presentan peligro alguno para el hombre. Estos
dientes son sólidos, lisos, cortantes y cortos; sus mordeduras son simples
arañazos superficiales que no alcanzan a herir la piel, salvo que la serpiente sea
de gran tamaño, como las familia Boidae y Colubridae.
La poseen los ofidios que no tienen colmillos para la inyección de veneno, y por
lo tanto no son venenosos

Existen dos tipos:
- Dientes pequeños en forma de sierrita (Familia Colubridae).
- Dientes grandes y fuertes (Familia Boidae).

Serpientes Opistoglifas:
Serpientes con una dentadura formada por dos dientes más grandes que los
restantes alargados, fijos y surcados por un canal lateral externo, capaz de
escurrir ponzoña, ubicados en la parte posterior del maxilar superior de la
cavidad bucal. La venina es producida en muy pocas cantidades y no es muy
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 25
activa, siendo pocas veces inoculada con eficacia, por estar los colmillos
colocados muy atrás.
En la mayoría de los casos no presentan ningún peligro para el hombre, el
veneno es inoculado con eficacia en presas ya ingeridas, lo cual facilita la
digestión. Algunas serpientes de este grupo son ofiófagas, es decir, se alimentan
de otras serpientes, muy especialmente de las ponzoñosas. Ejemplos de este
grupo son la Philodryas viridissimus y la Clelia.
La poseen los ofidios que tienen colmillos inoculadores de veneno, en la parte
posterior del maxilar superior.
Los colmillos opistoglifos, tienen un canal abierto por donde corre el veneno
proveniente de las glándulas especializadas. Las serpientes opistoglifas son
consideradas semi-venenosas, debido a que su veneno es de baja potencia, y la
posición, estructura y mecanismo de inyección de los colmillos reduce la
efectividad de la inoculación.

Serpientes Proteroglifas:
La disposición de su dentadura esta ubicada en la porción anterior del maxilar
superior, estos poseen un canal excavado inoculador de ponzoña que se
comunica directamente con el aparato inoculador de toxina. Son pequeños,
curvados ligeramente, inmóviles. Este par de dientes es de un tamaño mayor
que los demás. La mordedura de estas serpientes es, generalmente, mortal para
el hombre si no es tratada a tiempo. Están representadas en nuestro país por el
género Micrurus.
El maxilar de estas serpientes es pequeño y verticalmente eréctil, lo cual le
permite a la serpiente cerrar la boca y replegar los colmillos hacia el techo de
ésta, los colmillos están recubiertos por una mucosa que se llama Vagina
Dentalis. Estos además poseen un conducto que lleva la ponzoña desde la
glándula productora hasta la punta del colmillo. En el momento que la serpiente
se dispone a morder, abre la boca en un ángulo cercano a 180º y el maxilar
superior se mueve hacia adelante, formando un ángulo de 90º con el labio
superior. Ejemplos de este grupo son los género Bothrops, Crotalus y Lachesis.
La poseen los ofidios que tienen colmillos inoculadores de veneno, situados en
la parte delantera del maxilar superior. Estos colmillos están erguidos y fijos;
poseen un canal semi-cerrado por el que pasa el veneno hasta la presa o
víctima.
Su veneno es altamente efectivo, y el sistema inoculador es más eficaz que las
opistoglifas, por encontrarse los colmillos en la parte delantera del maxilar
superior.

Serpientes Solenoglifas:
Poseen el aparato inoculador de venina más sofisticado que existe en la
naturaleza. Dentro de este grupo se encuentra la mayoría de las serpientes
ponzoñosas de nuestro país y las que provocan casi la totalidad de los casos de
accidente ofídicos. Su aparato inoculador consiste en un par de colmillos,
fuertes, curvados hacia atrás y situados en la parte anterior del maxilar superior.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 26
La poseen los ofidios que tienen un par de colmillos curvados inoculadores de
veneno, protegidos por un pliegue. Están ubicados en la parte delantera del
maxilar superior y son móviles, retráctiles y protráctiles. Algunas especies
poseen uno o dos pares de colmillos anexos inmediatamente detrás del primer
par, que pueden sustituir a los delanteros en caso de pérdida.
La mayoría de las serpientes poseen dientes, y estos muestran notables
diferencias en su estructura y función.
Los dientes de las serpientes se mudan y se reemplazan a lo largo de toda su
vida, a diferencia de los mamíferos que sólo tienen una o dos denticiones.
Los dientes tienen usualmente forma cónica sencilla o similar a una estaca,
aunque pueden variar de forma y tamaño según la región mandibular donde se
encuentren.
Las serpientes poseen gran cantidad de dientes cuya función es la de empujar el
alimento hacia la garganta, mas que para masticar, con lo que pueden engullir a
la presa entera. También cumplen la función de retener a la presa.
Los colmillos especializados de las serpientes ponzoñosas también se
reemplazan durante toda la vida del animal.

Colmillos maxilares de una serpiente venenosa Viperidae

Existe una clasificación dentaria de las serpientes, la cual permite determinar si
éstas son ponzoñosas o no.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 27
SERPIENTES AGLIFAS:
Comprende a aquellas con una dentadura maxilar superior formada por
pequeños dientes ganchudos y curvados hacia atrás, sin surco o conducto
capaz de inocular ponzoña. Incluso cuando la saliva es ligeramente ponzoñosa
(en algunas especies), estos animales no presentan peligro alguno para el
hombre.

Estos dientes son sólidos, lisos, cortantes y cortos; sus mordeduras son simples
arañazos superficiales que no alcanzan a herir la piel, salvo que la serpiente sea
de gran tamaño, como una Boa o una Tragavenados.

SERPIENTES OPISTOMEGADONTES:
Serpientes con una dentadura formada por dos dientes posteriores más grandes
que los restantes ubicados en la cavidad bucal.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 28
Los dientes posteriores son utilizados para herir severamente a las presas, pero
no están provistos de canal para introducir ponzoña. Este grupo constituye una
especialización de las serpientes aglifas. Un ejemplo es la Sapamanare
(Xenodon severus).

SERPIENTES OPISTOGLIFAS:
Serpientes que poseen dientes con disposición igual al grupo anterior, pero
tienen además un par de dientes posteriores alargados, fijos y surcados por un
canal lateral externo, capaz de escurrir ponzoña.
La ponzoña es producida en muy pocas cantidades y no es muy activa, siendo
pocas veces inoculada con eficacia, por estar los colmillos colocados muy atrás.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 29
En la mayoría de los casos no presentan ningún peligro para el hombre. El
veneno es inoculado con eficacia en presas ya ingeridas, lo cual facilita la
digestión.
Algunas serpientes de este grupo son ofiófagas, es decir, se alimentan de otras
serpientes, muy especialmente de las ponzoñosas. Ejemplos de este grupo son
la Verdegallo (Leptophis coeruleodorsus) y la Lora (Chironius monticola).
Culebra Lora

SERPIENTES PROTEROGLIFAS:
La disposición de su dentadura es inversa a la del grupo anterior. Los colmillos
están ubicados en el maxilar superior, en la porción anterior.

Estos colmillos poseen un canal inoculador de ponzoña. Son pequeños,
curvados ligeramente, inmóviles y están sujetos al maxilar superior. Este par de
dientes es de un tamaño mayor que los demás.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 30
La mordedura de estas serpientes es, generalmente, mortal para el hombre si no
es tratada a tiempo. Están representadas en nuestro país por las corales
(Micrurus).

Serpiente ponzoñosa de Coral (Micrurus)

SERPIENTES SOLENOGLIFAS
Poseen el aparato inoculador de ponzoña más sofisticado que existe en la
naturaleza. Dentro de este grupo se encuentra la mayoría de las serpientes
ponzoñosas de nuestro país y las que provocan casi la totalidad de los casos de
emponzoñamiento.
Su aparato inoculador consiste en un par de colmillos, fuertes, curvados hacia
atrás y situados en la parte anterior del maxilar superior.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 31
El maxilar de estas serpientes es pequeño y verticalmente eréctil, lo cual le
permite a la serpiente cerrar la boca y replegar los colmillos hacia el techo de
ésta.
Los colmillos están recubiertos por una mucosa que se llama Vagina Dentalis.
Estos además poseen un conducto que lleva la ponzoña desde la glándula
productora hasta la punta del colmillo.
En el momento que la serpiente se dispone a morder, abre la boca en un ángulo
cercano a 180º y el maxilar superior se mueve hacia adelante, formando un
ángulo de 90º con el labio superior.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 32
Sepiente venenosa de cascabel derramando una gota de veneno Esta serpiente muestra
sus colmillos inoculadores de veneno.

SISTEMA NERVIOSO:
El sistema nervioso se encuentra bien desarrollado en las serpientes y consta de
un cerebro dividido en dos hemisferios, el cerebelo, el bulbo raquídeo, la médula
espinal y los nervios. La cabeza esta inervada por doce pares de nervios
craneanos.

APARATO DIGESTIVO:
El tubo digestivo en los ofidios, al igual que la mayoría de sus órganos internos,
es alargado y se relaciona con la forma longitudinal del cuerpo.
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 33
El esófago y el estómago son muy distensibles en estos reptiles, lo cual facilita la
ingestión de presas muy voluminosas, sin ninguna dificultad.

APARATO CIRCULATORIO:
El corazón en las serpientes se encuentra situado en los límites del tercio
anterior y el tercio medio del cuerpo.
Está dividido en tres cavidades: dos aurículas y un ventrículo, aunque este
último está parcialmente dividido por un tabique incompleto.
El corazón de los ofidios puede latir durante muchos minutos después de muerto
el animal y aún separado del cuerpo.

APARATO RESPIRATORIO:
El aparato respiratorio en las serpientes consta de fosas nasales, glotis, laringe,
tráquea y uno o dos pulmones.
Las fosas nasales son alargadas y los orificios nasales están bordeados por una
escama.
La glotis se abre en la boca y está ubicada un poco por encima y detrás del
estuche lingual. Durante la deglución, la glotis se cierra y se proyecta hacia
adelante, para evitar que cualquier partícula de alimento se introduzca en el
tracto respiratorio.
Los ofidios tienen un corto número de movimiento respiratorios por minuto y
respiran profundamente, debido a la ausencia del hueso esternón en el tórax.

APARATO UROGENITAL Y REPRODUCCIÓN:
Las serpientes tienen un par de riñones pequeños, alargados y asimétricos,
situados en la región pelviana. No existe en ellas vejiga urinaria y, de cada riñón,
sale un uréter que desemboca en la cloaca, cerca de la abertura anal. En los
machos, los uréteres se unen a los tubos seminíferos, procedentes de los
testículos.

Diferetne tipos de hemipenes

Principales tipos de hemipenes de serpientes

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 34
En los machos, los testículos se encuentran delante de los riñones y son
flotantes.
En las hembras, los ovarios están ubicados cerca de los riñones y también hay
dos oviductos.
Los machos tienen un par de órganos copuladores eréctiles, denominados
hemipenes, que se encuentran alojados, en posición de reposo, en el interior de
la base de la cola del animal.
Las serpientes se reproducen mediante huevos, y los períodos de incubación
casi siempre se prolongan por varios meses.
Las serpientes que ponen huevos se denominan ovíparas y en la incubación de
los mismos no interviene la madre, porque ella los oculta entre la hojarasca,
grietas del terreno o en troncos podridos de árboles, y se incuban gracias al
calor de la combustión lenta y al efecto de los rayos solares.

Serpiente "Sabanera" con huevos recién puestos. No ponzoñosa.
El instinto maternal está prácticamente ausente en las serpientes, porque la
hembra abandona los huevos y sus hijos a su propia suerte.
Otras serpientes, entre ellas muchas venenosas, retienen los huevos en los
oviductos y los animalitos salen vivos del vientre materno. Estas se denominan
ovovivíparas y pueden parir desde unos pocos hasta más de treinta hijos.

LA VISTA:
El ojo en los ofidios posee seis músculos oculorrotatorios y sin embargo, los
movimientos oculares espontáneos en estos reptiles son cortos.
El globo ocular tiene forma esférica y a veces un poco alargada. Las pupilas
pueden ser circulares, en las culebras que llevan vida diurna y, vertical o elíptica,
en las de hábitos nocturnos.
Los ojos de las serpientes están desprovistos de párpados movibles y, en
reemplazo de los mismos, hay sobre cada ojo una lentilla transparente y
convexa, que es mudada periódicamente junto con la capa epidérmica de la piel
del animal.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 35
EL OIDO:
Las serpientes no tienen pabellón, conducto auditivo externo, tímpano, oído
medio ni trompa de Eustaquio, pero poseen rudimentos de oído interno.
Son completamente sordas a los sonidos transmitidos por el aire, pero en
cambio, pueden captar sonidos agudos y las vibraciones del suelo. Esto explica
por qué las serpientes se ponen rápidamente alertas ante pisadas y otros
movimientos sobre el terreno.

OLFATO:
El olfato está bien desarrollado en los ofidios.
Ellos poseen un órgano accesorio finamente inervado, que consiste en un par de
tubos o sacos ciegos situados entre las fosas nasales y la bóveda palatina,
denominados órganos de Jacobson.
La lengua también contribuye con el sentido del olfato al desplazar tenues
partículas olfativas hacia esos órganos.

GUSTO Y TACTO:
La lengua no cumple función gustatoria en las serpientes, y ellas engullen sus
presas sin saborearlas; pero en cambio, ésta es un fino instrumento de tacto,
que le permite al animal captar lo existente a distancias cortas.
La lengua es bífida, coloreada de claro a obscuro, muy móvil, protráctil y retráctil
y se oculta en un estuche situado delante de la glotis.
Puede ser sacada a través de una escotadura en la escama rostral, sin
necesidad de que el reptil abra la boca.
El sentido del tacto es pobre en las serpientes, debido a la cubierta escamosa
del cuerpo.

ORGANOS TERMORRECEPTORES:
En América, las serpientes de la familia Viperidae están agrupadas en una
subfamilia aparte, denominada Crotalinae, debido a la presencia en ella de un
par de orificios o cavidades, situadas cada una un poco por debajo y entre la
fosa nasal y el ojo, a las cuales se le denominan fosetas loreales y cumplen una
función termorreceptora.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 36
Foseta Termorreceptora Loreal de una Mapanare (Bothrops)

La membrana termorreceptora es muy sensible a los rayos infrarrojos y permite
a las serpientes que la poseen, detectar a cortas distancias diferencias de
temperatura hasta de unos 02 ºC. Así pueden las serpientes crotalíneas, como
las mapanares, las cascabeles y las cuaimas piñas, ubicar a sus presas y
enemigos, aún en la obscuridad, y atacarlos con una precisión extraordinaria.
Una función semejante cumplen en algunas serpientes inofensivas, las llamadas
fosetas labiales, distribuidas en forma variable en varios géneros de la familia
Boidae. Las fosetas labiales se encuentran en las escamas supralabiales e
infralabiales, ocupándolas total o parcialmente.

Fosetas Termorreceptoras Labiales de una Boa Esmeralda

ALIMENTACIÓN

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 37
Las serpientes tienen costumbres alimenticias muy variadas. En su mayoría son
carnívoras, pero algunas especies con hábitos subterráneos pueden alimentarse
de termitas, larvas y otros insectos.
Los ofidios tienen como presa más frecuente a los pequeños roedores (ratones,
conejos, etc.), pero se alimentan también de lagartijas, ranas, otras serpientes,
pájaros, moluscos, huevos y peces.

TERMOREGULACIÓN
Las serpientes son animales poiquilotermos, es decir, que la temperatura interior
de sus cuerpos varía por influencia de la temperatura del ambiente.
La mayoría de ellas prefieren los climas cálidos y sus límites de tolerancia
oscilan de 0 ºC a unos 47 ºC, siendo casi siempre la temperatura exterior ideal
de unos 25 ºC.
El calor o el frío extremo ejercen una influencia enorme en la vida de estos
reptiles, hasta el punto de que algunas especies no se alimentan sino bajo
ciertas condiciones térmicas.
En las grandes selvas pluviales del Sur y Oriente de Venezuela se encuentra
mas de la mitad de las serpientes que habitan en el país

MOVIMIENTOS
Las serpientes están en capacidad de deslizarse, saltar, nadar, sumergirse en
agua o arena y escalar planos inclinados casi verticales.
La reptación la efectúan mediante cuatro tipos de movimientos y su progresión
se facilita, sobre todo, por la flexibilidad de la columna vertebral.
Las costillas y las escamas ventrales, conectadas por músculos, contribuyen a la
sincronización de la locomoción.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 38
Los movimientos que pueden observarse en los ofidios son: ondulatorio
horizontal alternativo, progresión rectilínea por movimientos de las escamas
ventrales, locomoción mixta (conjugación de los tipos precedentes) y
desplazamiento sinuoso en forma de hélice, realizado en la arena.
La velocidad máxima que puede desarrollar una serpiente es muy variable, pero
no sobrepasa unos 7 kilómetros por hora, aunque pueden cubrir distancias
cortas a mayor velocidad.
En los bosques deciduos habita aproximadamente un 15% de las especies de
serpientes conocidas en el país

FORMAS DE VIDA
Las serpientes tienen hábitos diurnos y nocturnos.
Las serpientes de hábitos diurnos que viven en Venezuela son casi siempre
inofensivas y se reconocen fácilmente porque tienen las pupilas de los ojos en
forma redondeada.
Las serpientes nocturnas pueden ser reconocidas también por la forma de las
pupilas, que son verticales o elípticas, como las de los gatos.
La mayoría de las serpientes ponzoñosas de Venezuela son nocturnas, pero
abundan también especies inofensivas que vagan durante la noche.
Aparte de estas dos destacadas formas de vida de los ofidios, podemos
encontrar otro tipo de costumbres, como por ejemplo, la adaptación a la vida
terrestre, subterránea, acuática o arbórea.
En las selvas nubladas subtropicales se encuentra un 40% del número de
especies de serpientes de Venezuela

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 39
DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA
Los ofidios tienen preferencia por vivir en selvas, sabanas y bosques cálidos y
húmedos, aunque también habitan en las zonas templadas y en los desiertos.
La dispersión altitudinal en las serpientes se extiende desde el nivel del mar
hasta los lugares cercanos al límite inferior de las nieves perpetuas, en las
montañas muy elevadas, pero disminuye en número de especies, desde los
2.000 metros de altura y, a partir de los 3.000 metros, es difícil hallarlas.
En los páramos andinos, por encima de 3.000 metros de altitud, hay un 3% de
especies de serpientes, todas inofensivas
En Venezuela se conocen, hasta el presente, 142 especies y subespecies de
serpientes y no hay región natural del país donde no estén representadas,
aunque sea por unas pocas formas.
Sin embargo, los ofidios son escasos en las zonas muy áridas (xerófilas) de la
península de Paraguaná, La Guajira, etc. En cambio abundan en las grandes
selvas húmedas y cálidas de Guayana, Zulia y el Territorio Amazonas.
En las zonas xerófilas del país existe un 20% del total de las especies de
serpientes que viven en Venezuela

CONDUCTA Y ACTIVIDAD DEFENSIVA
Es muy probable que, de todos los Vertebrados, sean los ofidios los animales
que ostentan las más variadas formas defensivas y de amenaza frente a sus
enemigos y sus víctimas.
Las serpientes, generalmente, prefieren huir de los peligros, aprovechando sus
rápidos y escurridizos movimientos, pero pueden también combatir, ya sea
utilizando su fuerza muscular, su dentadura o sus colmillos inoculadores de
veneno, cuando se trata de especies ponzoñosas.
Algunas serpientes se defienden inflando el cuello o amenazando con la boca
abierta en forma descomunal.
La culebra inofensiva "Tigra Cazadora" (Spilotes pullatus pullatus) infla la
tráquea para amenazar a sus enemigos
Las grandes boas constrictoras y anacondas, en cambio, emplean su potente
musculatura para asfixiar a sus víctimas.
Sin embargo, entre todos, el medio más eficaz es el aparato ponzoñoso que
tienen algunas familias de serpientes, porque con él matan o paralizan a sus
víctimas.

ENEMIGOS
Los ofidios tienen numerosos enemigos naturales, entre los cuales se cuentan
las aves de rapiña, algunos mamíferos como el mapurite, rabipelados,
cachicamos o armadillos y los gatos domésticos y salvajes.
El gato es un buen controlador biológico de las serpientes, porque mata
serpientes y animales que le sirven de alimento a las mismas.
Los enemigos más singulares de las serpientes son, sin embargo, las llamadas
culebras ofiófagas, que se alimentan de otras, tanto venenosas como
inofensivas; ellas poseen inmunidad natural frente a los venenos de las
serpientes ponzoñosas, que ingieren como alimento.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 40
Quizás, el enemigo más activo de los ofidios sea el hombre, quien consciente de
la peligrosidad de algunas especies, prefiere destruir hasta la mas insignificante
culebra.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 41
CLASIFICACION E IDENTIFICACION DE LAS
SERPIENTES
El sub orden de las serpientes, al igual que el resto de los animales, se agrupa
científicamente en categoría denominadas familias, que a su ves se dividen en
subfamilias, géneros (en ocasiones también en subgeneros), especies y
saubespecies.

La unidad fundamental en la escala zoologíca es la especie y siempre se le
asigna un nombre científico latinizado y formado por dos o tres palabras cuando
se trata de una sub especie.

Las descripciones propiamente dichas comprenden: el aspecto corporal .del
animal, la lepidosis o distribución de las escamas, coloración, formas de vida,
veneno, en caso de tenerlo, dimensiones de la especie, hábitos alimenticios, etc.

Es oportuno indicar, que la mayoría de las serpientes de nuestro pais son poco
conocidas, aún por las personas que viven en las zonas rurales, razón por la
cual el número de nombres vernáculos citados en este trabajo es relativamente
pequeño.

En Venezuela, hay 7 familias de serpientes, con un total de 142 especies y
subespecies identificadas hasta el presente. Ahora bien, de estas siete familias
solamente dos: ELAPIDAE y VIPERIDAE son venenosas.

El número, actualmente conocido, de serpientes ponzoñosas de Venezuela es
de veinticinco 25 especies y subespecies.

En un futuro, cuando se reporten nuevos récords de serpientes para nuestro
país y se descubran especies nuevas, es muy probable que el número real de
especies y subespecies en nuestro territorio sea de unas 200,
aproximadamente.

A continuación, señalaremos las familias de serpientes de Venezuela, tanto
venenosas como inofensivas, y sus caracteres diferenciales, indispensables
para la clasificación.

ANILIIDAE
La Familia Aniliidae presenta ofidios de longitud inferior al metro.
Se los conoce también por Ilisiidae, denominación antigua que aún se utiliza en
ciertas partes del mundo.
La cabeza forma unidad con el cuello.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 42
Tienen ojos pequeños, aunque son libres y solamente cubiertos por placas
transparentes, como la mayoría de los Ofidios.
Boca poco dilatable.
Los escudos de la cabeza y los huesos del cráneo son menos reducidos y están
menos unidos que en los Typhlopidae y Leptotyphlopidae.
Poseen dos glándulas venenosas, la parótida y la temporal anterior, pero como
carecen de dientes acanalados, resultan prácticamente inofensivos.
Hay dientes en el hueso premaxilar, y en la mandíbula inferior se encuentra
presente el hueso coronoides, características que corresponden, ambas, a las
Serpientes más primitivas.
El tronco es cilíndrico, con escamas ventrales reducidas, apenas diferenciadas
de las dorsales.
De hábitos terrícolas se distinguen por su cuerpo cilíndrico y por su cabeza
cónica, protegida con escamas especialmente gruesas.
La cola es corta y tosca, parecida a la cabeza, lo cual da lugar a que se los
denomine a éstos, Serpientes de dos cabezas.
Tienen un bellísimo colorido que es muy brillante.
Son excelentes cavadores.
Se nutren de insectos, serpientes y lagartos.
Internamente existen vestigios de las extremidades posteriores y del cinturón
pélvico, así como una garra externa a cada lado de la hendidura anal.
Son de reproducción ovípara.
Viven en toda América del Sur. Comprende unas diez especies.

Serpientes inofensivas y muy primitivas, con cráneo sólido y hueso cuadrado
muy corto.
Poseen vestigios de cintura pélvica. Los ojos de algunos anílidos están ocultos
debajo de una escama ocular. Las escamas ventrales son estrechas y apenas
dos veces más anchas que las dorsales.

Aniliidae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 43
Anilidae

BOIDAE

Esta familia incluye las serpientes más grandes del Mundo. No son venenosas,
pero algunas especies pueden ser peligrosas por su gran talla y su potente
musculatura. Estos ofidios tienen huesos maxilares, palatinos y pterigoides
movibles; hueso supratemporal presente. Tienen dientes maxilares,
mandibulares y hueso coronoides. Poseen vestigios de pelvis y, a veces,
rudimentos de miembros posteriores en forma de garras o espolones, situados a
cada lado de la abertura anal.

La Familia Boidae está compuesta por especies que miden entre cincuenta
centímetros y diez metros de longitud. La mayoría miden un metro de longitud.
Las escamas cefálicas pueden ser anchas y diferenciadas, o pequeñas y
romboidales; algunos géneros de las subfamilias Boinae y Pythoninae tienen
fosetas sensoriales, sensibles al calor, en las escamas supralabiales o
infralabiales. Son utilizadas para la detección de las presas de sangre caliente;
los hemipenes no tienen espinas, sino que se presenta liso, con pliegues
longitudinales y transversos, y con ápice bífido, adornado por pliegues
concéntricos. Los vestigios de los miembros posteriores, un par de espuelas, se
notan más en los machos que en las hembras, en las cuales pueden pasar
desapercibidos; encontrándoselos en proximidad de la abertura cloacal.
Poseen huesos supratemporales algo agrandados, escamiformes, hacía atrás y
arriba de los occipitales y del cuadrado; con premaxilar carente o no de dientes,
pero nunca suturado con el maxilar; nasales en contacto pero no suturados con
los prefrontales alargados; cápsula encefálica relativamente móvil con respecto
a la región fronto-nasal, postorbital grande y presente; postfrontal existente en
algunas formas primitivas, ausente en las más avanzadas.
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 44
Las mandíbulas con dientes grandes. En muchos géneros con colmillos
anteriores grandes y dientes menores detrás.
Son constrictores.
Se alimentan principalmente de mamíferos, pájaros y otros vertebrados
La familia tiene subfamilias de reproducción ovípara y ovovivípara. Llegan a
poner hasta cien huevos y en la subfamilia Pythoninae, algunos géneros hasta
ayudan en la incubación.
Se los encuentra como acuáticos, semiacuáticos, terrestres, arborícolas y
cavícolas.
Se dispersan por América, África, sudeste del Pacífico, Australia, Asia y Europa
La familia está compuesta por tres subfamilias.

Subfamilias:
Boinae - Erycinae - Pythoninae

Boidae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 45
Boidea

COLUBRIDAE

La familia Colubridae es la más cosmopolita de todas y la que posee mayor
número de géneros y especies. Se caraterizan por tener huesos faciales
movibles y maxilar horizontal y sin movimiento perpendicular. Las escamas de la
cabeza (cefálicas) de estas culebras son siempre grandes y en forma de placas.
Los ojos de las colúbridas son siempre muy visibles.

La Familia Colubridae (vulgarmente culebras) soportan las consecuencias
nefastas de la aversión provocada por pocas especies de ofidios ponzoñosos, a
pesar de no ser ni remotamente tan temibles. Por el contrario, no pocas veces
derivan positivos beneficios de sus hábitos predadores con respecto a diversos
animales nocivos por uno u otro motivo.
Basta esta injusta mala fama para convertir a las culebras en víctimas
expiatorias de miedos ancestrales cuya consecuencia más directa es la
ejecución expeditiva, sin juicio previo y sin más trámite, de cuanto ser reptante
se ponga al alcance del ser humano.
Se distinguen por la ausencia de vestigios pelvianos y de extremidades
posteriores.
Sus huesos craneales ofrecen algunas conformaciones especiales.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 46
Las especies pertenecientes a esta gran familia son aglifas isodontes o
anisodontes con subfamilias glifodontes ectoglifodontes.
Se caracterizan por tener dientes en ambas mandíbulas (prácticamente todas
sus piezas son homodentiformes). La superior es horizontal y no puede moverse
verticalmente.
En general, el cuerpo es delgado y flexible.
La cabeza es pequeña y alargada, más o menos diferenciada del cuello.
Su cola es larga y puntiaguda.
Se hallan dispersos por todo el globo, salvo en las zonas árticas y antárticas, y
se los encuentra en los medios más diversos.
Casi todas las especies son diurnas, muy movedizas y de índole vivaz. Reptan
con rapidez, serpenteando con agilidad, pueden nadar y algunas de ellas trepan
a la perfección.
Se dan en la familia todas las formas de vida posible, ya que existen especies
terrestres, mientras otras son arborícolas, algunas viven en el suelo y las hay,
incluso, que llevan existencia semiacuática.
En determinados casos, la forma de vida se halla directamente relacionada con
la existencia de estructuras anatómicas peculiares, pero se trata sólo de un
carácter etológico que afecta únicamente las costumbres.
Su dieta alimentaria se compone de pequeños vertebrados, y en particular, de
reptiles y anfibios. Varias especies atacan a mamíferos pequeños, otras a los
pájaros y no pocas devoran peces de cierto tamaño. Las de menores
dimensiones se conforman con gusanos, insectos y sus larvas. Las especies
que se nutren de ranas y peces, se tragan a sus presas vivas, mientras las que
se alimentan de lagartijas, pájaros y mamíferos, generalmente dan muerte a la
víctima antes de engullirla.
El esófago de las culebras ocupa un tercio de la longitud del cuerpo.
Acaba en un estómago alargado, que como el esófago puede dilatarse cuando
se tragan piezas voluminosas. El resto de los órganos también son alargados y
se disponen en fila, uno tras otro.
La reproducción es casi siempre ovípara, aunque hay también especies
ovovivíparas.
Debido al exterminio de roedores que produce, los Colubridae deben ser
considerados como animales útiles.
Lejos de ser húmedo y viscoso, como supone la mayoría de las personas, el
cuerpo de las culebras está cubierto por escamas lisas y brillantes, dispuestas
en forma imbricada que mudan periódicamente y luego exhiben una nueva
cubierta, limpia y lustrosa, por cuyo motivo los ofidios han simbolizado muchas
veces la vida permanentemente renovada e inmortal.
Los nidos de los Colubridae son bastantes desprolijos. Consiste en la elección
de algún lugar relativamente tranquilo para poner sus huevos: a veces cavidades
de troncos caídos. Los huevos, están puestos en racimos de dos o más según la
especie, son elípticos y de un tamaño aproximado de treinta y cinco milímetros
de largo por ocho de ancho. Su cáscara blanca y dura.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 47
El calor directo del sol y la fermentación de las sustancias orgánicas donde
reposan se encargan de la incubación de los huevos que tardan unos ochenta
días en eclosionar, según sean las épocas más o menos propicias.

La Familia Colubridae incluye ofidios que se caracterizan por caracteres muy
variables, debido a la enorme amplitud de la familia.
 huesos de la cara móviles.
 hueso pterigoideo extendido, por la parte posterior, hasta la mandíbula y
la cruz. Posfrontal no tendido sobre la región supraorbital.
 ausencia del hueso coronoides.
 dientes en la mandíbula, el maxilar, el palatino y el pterigoides.
 presencia en algunas especies, de glándulas venenosas.
 en algunas subfamilias se encuentra el aparato dentario que corresponde
a los glifodontes, ectoglifodontes, aunque la gran mayoría de las
subfamilias presentan dentición aglifodonte.
 constante ausencia de rudimentos de cintura pelviana y de extremidades
posteriores.
 en general el cuerpo es delgado y flexible, con la cabeza pequeña y
alargada, más o menos diferenciada del cuello, y la cola puntiaguda.
 los escudos de la cabeza son muy uniformes y se utilizan mucho para
describir y clasificar los tipos y géneros.

Poseen placas ventrales anchas. Los Colubridae arborícolas poseen una
variación de la forma de las placas ventrales. Resulta posible ordenar en series
las culebras arborícolas, empezando por las placas ventrales de tipo plano.
Luego las de placa ventrales doblada pero curva, en forma de "U". Después las
de placa ventral con escasa quilla en la curva y finalmente, las que tienen una
quilla aguda y una hendidura. La función principal de la quilla consiste en facilitar
una esquina aguda o saliente que la serpiente oprime contra la corteza de los
árboles consiguiendo así un mayor apoyo.
Además de las quillas de las placas ventrales, los Colubridae arborícolas
presentan tendencias evolutivas hacia una coloración verdosa y un cuerpo más
alargado.
Los Colúbridos excavadores emplean la cabeza como taladro, retorciéndola a fin
de vencer la resistencia del terreno. El escudo rostral, o sea la escama de la
punta del hocico, es la que corta el suelo. La cola de estas culebras se ha
adaptado y se ha hecho puntiaguda. Los huesos de la cabeza han perdido
flexibilidad.
La disminución del grueso del cuerpo va acompañada de la pérdida de hileras
de escamas dorsales, así como la reducción de su tamaño. En la mayor parte de
los Colubridae, las hileras de escamas que se pierden son las que se
encuentran por debajo de la parte media del costado.
La Familia Colubridae comprenden la inmensa mayoría de las especies de
ofidios vivientes. Sus formas de vida y los ambientes que frecuentan son muy
variados. Casi todas las especies se reproducen ovíparamente, aunque las hay
de reproducción ovovivípara.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 48
Se hallan dispersos por todo el globo, salvo la zona Ártica y Antártica, y se los
encuentra en los medios más diversos.

La Familia Colubridae por su gran diversidad, es muy difícil de agrupar
correctamente. El caso es que se puede encontrar subdividida de varias formas.
Tratando de simplificar y para mejor entendimiento de la familia, en esta obra se
subdividen de acuerdo a un criterio, a mí entender, simplificador:

Subfamilias:
Boodontinae
Calamariinae
Colubrinae
Dipsadinae
Homalopsinae
Natricinae
Pareatinae
Psammophiinae
Pseudoxenodontinae
Pseudoxyrhophiinae
Xenodermatinae
Xenodontinae

Géneros:
Blythia
Cercaspis
Cyclocorus
Elapoidis
Gongylosoma
Haplocercus
Helophis
Myersophis
Oreocalamus
Poecilopholis
Rhabdops
Tetralepis
Trachischium

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 49
Colubridae

Colubridae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 50
ELAPIDAE

La Familia de los Elapidae comprende sólo especies venenosas.
Están directamente emparentados con la Familia Colubridae, pero no se los
puede considerar como descendientes evolucionados de las culebras clásicas.
Poseen en la parte anterior de la mandíbula superior, dos dientes venenosos,
con algunas piezas dentarias detrás. Los primeros no siempre son acanalados,
en muchas ocasiones sólo presentan un surco, de modo que la inoculación del
veneno resulta mucho menos perfecta. El líquido tóxico resbala a lo largo del
surco dentario y no se inyecta directamente en la herida, por lo que pierde cierta
cantidad y efectividad.

La Familia Elapidae tiene las serpientes venenosas más peligrosas debido a la
tremenda toxicidad de su veneno. Entre ellas destacan las Cobras "Naja", las
Mambas "Dendroaspis" y las Coral "Micrurus".

Suelen ser Ofidios de dimensiones medianas, e incluso pequeñas, pero existen
en la familia especies de gran tamaño como la Mamba africana, que supera los
tres metros, y la Cobra real del continente asiático, de los cuales se han
encontrado ejemplares de hasta cinco metros de longitud.
Se caracterizan por su coloración variada, y con frecuencia de tonos vivos, con
anillos, manchas o bandas longitudinales que contrastan con la tonalidad del
fondo. Por lo común la región ventral ofrece un colorido brillante. Se atribuye
este fenómeno, rarísimo entre los reptiles, a la costumbre que tienen ciertos
Elápidos de erguirse y presentar la forma ventral al enemigo que pretenden
intimidar.
La cabeza se halla poco diferenciada del cuello.
Carece de adornos particulares, aunque, en determinadas especies, aparecen
dibujos que contrastan vivamente con el color del fondo cuando el animal separa
sus costillas e hincha el cuello; Cobra de anteojos.

Al igual que las culebras, la cabeza está cubierta de grandes placas cefálicas.
Son esencialmente terrestres, y en muchas ocasiones semiarborícolas. Existe
una especie acuática, la Cobra de agua "Boulengerina-annulata", que vive en los
lagos y cursos fluviales de África.

En su mayoría, los Elápidos son ovíparos, salvo en Australia, donde casi todas
las especies son ovovivíparas. El género "Denisonia", es vivíparo, con
formaciones placentarias.

Los ejemplares de esta familia se nutren de mamíferos y de anfibios. Muchas
especies, sobre todo las de grandes dimensiones, presentan dieta ofiófaga (se
alimentan casi exclusivamente de serpientes).

Son, en general, animales muy vivos y ágiles. No muerden con centelleante

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 51
rapidez, pero su veneno tiene tal toxicidad que, sin lugar a dudas, se trata de los
ofidios más peligrosos entre todas las especies venenosas.

Los dientes con que inoculan veneno resultan proporcionalmente más cortos
que los de la Familia Viperidae y, una vez que los han clavado, tienen la
tendencia a no soltar enseguida la presa, quizá para impregnar mejor la herida
con el veneno.

Ciertas especies de Cobras africanas de capucha relativamente estrecha han
adquirido la habilidad de escupir su veneno a considerable distancia, y lo hacen
con precisión alarmante, dirigiendo el veneno a la cara y a los ojos de cualquier
animal grande que se les aproxime. El veneno actúa sobre los ojos como
potente irritante, produciendo una fuerte sensación de quemadura. Sólo es
posible evitar una lesión permanente lavándolos muy pronto con agua. El
veneno es expulsado por medio de una presión muscular sobre la glándula, y el
chorro del líquido es dirigido hacia delante a través de una estrecha abertura del
colmillo, situada en aquella dirección, y que se diferencia muy bien de la
abertura dirigida hacia abajo presente en los colmillos de las cobras no
esputantes.

La familia incluye Ofidios cuyas características más comunes son:
 formas esbeltas, con tronco y cola espigados.
 cabeza cubierta por formaciones de placas grandes.
 pupila redondeada
 gran similitud con la Familia de los Colubridae con respecto a su forma.
 existencia de aparato venenoso, con hueso maxilar no muy desarrollado y
dotado en su extremo anterior de uno o dos dientes del veneno con canal
interior o surco acanalado, más varios dientes macizos.
 aparato dentario proteroglifodonte.
 veneno de acción neurotóxica, y en todos los casos muy poderoso.de
reproducción ovípara en general y ovovivípara, con una sola especie de
reproducción vivípara.

El área de dispersión de la familia comprende las regiones cálidas del globo. Se
lo encuentra en África, con la única excepción de la isla de Madagascar, en
América tropical y subtropical, en Asia y, sobre todo en Australia, donde
constituyen, en cuanto a número de especies, la mayoría de los ofidios. Casi la
mitad de los géneros de Elápidos existentes en el mundo se encuentran
representados en Australia. Tan sólo en esa parte del globo la familia desborda
un tanto las zonas cálidas para alcanzar, por el sur, las regiones templadas.
Debido que en la fauna australiana no existe la Familia Viperidae y los
representantes de la Familia Colubridae son muy escasos, los Elápidos han
podido ocupar todos los campos ecológicos disponibles. Existen enormes
especies terrestres y otras muy pequeñas y prácticamente subterráneas. Hay
escasas especies arborícolas y una subacuática.
La única especie acuática del género se encuentra en África.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 52
Presenta cincuenta y cinco géneros.
Géneros:
Acanthophis
Antairoserpens
Aspidelaps
Aspidomorphus
Austrelaps
Boulengerina
Brachyurophis
Bungarus
Cacophis
Calliophis = Maticora
Cannia = Controvertido
Cryptophis
Demansia
Dendroaspis
Denisonia
Drysdalia
Echiopsis
Elapognathus
Elapsoidea
Euprepiosoma
Furina
Glyphodon
Hemachatus
Hemiaspis
Hemibungarus
Hoplocephalus
Leptomicrurus
Loveridgelaps
Micropechis
Micruroides
Micrurus
Naja
Notechis
Notopseudonaja
Ogmodon
Ophiophagus
Oxyuranus
Pailsus
Paranaja
Parapistocalamus
Paraplocephalus
Parasuta
Plasidaserpens
Pseudechis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 53
Pseudohaje
Pseudonaja
Rhinoplocephalus
Salomonelaps
Simoselaps
Sinomicrurus
Suta
Toxicocalamus
Tropidechis
Vermicella
Walterinnesia

Elapidae

Elapidae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 54
LEPTOTYPHLOPIDAE

Los Leptotiflópidos son culebrillas inofensivas y representan la familia de
serpientes más pequeñas y filiformes que se conocen. El as pecto de ellas
recuerda al de las lombrices de tierra y también tienen los ojos ocultos por una
escama plana y algo transparente. Poseen 14 hileras de escamas alrededor del
cuerpo y la hilera ventral no se diferencia en tamaño de las restantes del cuerpo.
Tienen maxilar inmóvil y carente de dientes. La mandíbula es corta y portadora
de 4 a 5 dientecillos. El hueso cuadrado de estos diminutos ofidios es largo y en
forma de bastoncillo.

La Familia Leptotyphlopidae incluye dos géneros con noventa y tres especies
que habitan todas las regiones tropicales del globo.
Antiguamente eran consignados bajo la denominación de Glauconiidae
Constituyen una familia de pequeñas o minúsculas dimensiones, de cuerpo muy
fino y débil, con cabeza pequeñísima, ojos cubiertos de placas, generalmente
del todo invisibles y tronco cilíndrico.
Se los suele llamar Culebras ciegas o simplemente Cieguitas.
Carecen de placas ventrales anchas. Las escamas son como las del resto del
cuerpo, pequeñas, muy lisas y brillantes.
En la cabeza presenta escama rostral, nasal (dividida o semidividida) y oculares
grandes. La nasal, en especial, está muy desarrollada y se extiende lateralmente
y hacia el dorso de la cabeza. La escama preanal también está desarrollada.
Los escudos de la cabeza están tan modificados y reducidos que resulta difícil
compararlos con los de las demás serpientes.
Conservan vestigios de pelvis y extremidades posteriores, existe el fémur, e
incluso pueden presentar una espuela junto al orificio anal.
Poseen solamente catorce filas de escamas alrededor del cuerpo y agregan a
sus escasas dimensiones longitudinales, rara vez mayores de treinta
centímetros, normalmente diez, una extensa delgadez corporal y un diámetro no
mayor del centímetro, incluso menos.
Suelen ser de color claro, amarillento o castaño, y a veces rosado.
No siempre se los encuentra en terrenos acuosos ya que dos especies
estadounidenses, "Leptotyphlops-dulcis y Leptotyphlops-humilis", viven en
regiones secas o semidesérticas de invierno frío, no obstante, la gran mayoría
de las especies habitan las grandes selvas húmedas.
Son cavadores o viven en la capa superficial del suelo. Como carecen de
miembros funcionales, estos ofidos, tienen que excavar con ayuda de su tosca
cabeza, lo que hace que el cráneo esté sujeto a gran esfuerzo mecánico. El
cráneo de serpiente común o sin modificar es más bien de una estructura suelta
y flexible, y por lo tanto no está especialmente adaptado para excavar. A
semejanza de todos los ofidios cavadores especializados, tienen los huesos
soldados, con la consiguiente modificación arquitectónica del cráneo.
Al parecer, la profundidad a que se establecen responde al ritmo solar, pues se
ha observado que ascienden a la superficie al amanecer y se entierran por la
noche, quizás para seguir las migraciones de la pequeña fauna de los

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 55
invertebrados del suelo a tenor de la hora y la temperatura. En la estación seca
se hunden en el suelo para hibernar.
Tienen dientes relativamente grandes en la mandíbula inferior, pero carecen de
dientes en la superior, una de sus características fundamentales, la cual, está
orientada en forma corriente y se encuentra en línea con el eje mayor del
cráneo.
Se nutren de pequeñas larvas, y sobre todo de hormigas.
Se reproducen ovíparamente (tienen el oviducto izquierdo atrofiado, pero los dos
ovarios desarrollados). Ponen aproximadamente cinco huevos.
Son inofensivos, aunque existan absurdos relatos que los consideran como muy
venenosos.
Merced a un curioso fenómeno de convergencia que obedece a las semejanzas
de sus modos de vida, la Familia Leptotyphlopidae, que son serpientes, han
adquirido la forma y la apariencia de las lombrices de tierra que son Aneelidae.
El ámbito de esta familia hacia el sur, incluye casi toda Sudamérica y parte de
las islas del Caribe. En África, se encuentran a través de toda la sabana y las
regiones desérticas de la parte norte. En el sudoeste de Asia, la distribución se
extiende hasta Pakistán. No existen en Australia.

Géneros:
Epacrophis
Epictia
Leptotyphlops
Mitophis
Myriopholis
Namibiana
Rena
Rhinoleptus
Siagonodon
Tetracheilostoma
Tricheilostoma

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 56
Leptotyphlopidae

Leptotyphlopidae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 57
TYPHLOPIDAE

Esta familia comprende serpientes muy pequeñas e inofensivas, vermi formes y
de hábitos subterráneos. Se caracterizan por tener los ojos escondidos debajo
de una escama transparente y el cuerpo cubierto por más de 20 hileras de
escamas, cicloides y uniformes. Huesos del cráneo sólidamente unidos; no hay
hueso ectopterigoide y el pterigoide no se extiende al cuadrado o la mandíbula;
maxilar movible y con 4 ó 5 dientes, hueso cuadrado aplanado y corto;
mandíbula sin dientecillos. Vestigios de pelvis reducidos a un sencillo hueso en
cada lado.

La Familia Typhlopidae comprende ofidios aberrantes, afines al Suborden
Saurios, con ojos cubiertos de escamas, cuerpo cilíndrico, cabeza pequeña y
muy parecida a la cola, y boca pequeñísima, que no se pueden dilatar para la
deglución de las presas.
Son lisos y cilíndricos, generalmente de cabeza achatada y redondeada,
siempre con colas muy cortas, redondeadas como sus cabezas.
Carecen de placas ventrales anchas, pues las escamas del vientre son como las
de los costados y del dorso, pequeñas, muy lisas y brillantes, cicloides y
uniformes, dispuestas desde 20 a 40 hileras en la mita del cuerpo.
Los escudos de la cabeza están tan modificados y reducidos que resulta difícil
compararlos con los de las demás serpientes.

Los ojos son pequeños y están escondidos bajo grandes escamas a través de
las cuales pueden verse sus vestigios.

La cola de la mayor parte de las Serpientes ciegas, presenta en la escama
terminal una espina corta, pero aguda. Cuando se lo sujeta con la mano, efectúa
con la cola movimientos exploratorios regulares, y la espina pincha la piel, si
bien no lo suficiente para hacer sangrar, ni siquiera en las especies mayores.
Este comportamiento ha dado origen a la creencia que estas serpientes
inofensivas llevan en la cola un aguijón venenoso. También es posible que
utilicen esta espina para ayudarse en la locomoción, pues fijando aquella punta
en el suelo, pueden impulsar su cuerpo hacia delante o hacia atrás más
fácilmente.
Por lo que se refiere a su anatomía interna, presenta vestigios de extremidades
posteriores, éstos se reducen sólo a cartílagos.

Como carecen de miembros funcionales, tienen que excavar con su cabeza, lo
cual hace que el cráneo esté sujeto a gran esfuerzo mecánico. A diferencia de
casi todos los integrantes del Suborden, la Familia Typhlopidae tiene los huesos
soldados, con la consiguiente modificación arquitectónica del cráneo.
Una de las diferencias de los cráneos se refiere a la dentición. En esta familia la
mandíbula superior es fija, y está dispuesta, a través del cráneo, de una manera
muy diferente a la de las demás serpientes. En la mandíbula inferior no hay
dientes.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 58
La presencia y ubicación de diminutos dientes que están implantados
únicamente en la mandíbula superior caracteriza a la Familia.

Son subterráneos, excavan debajo de las rocas y en lugares similares. Se
ocultan en pasajes estrechos. Muchos viven en los nidos de las hormigas y
termitas. Se alimentan de pupas, termes, pequeños insectos y lombrices.
Las pocas serpientes que no pertenecen al género Typhlops, se encuentran en
América tropical.

Los Typhlopidae viven en todas selvas húmedas de las zonas cálidas de todos
los continentes, no encontrándose representantes en Nueva Guinea.
Viven bajo el suelo, o bajo la hojarasca que se forma en los bosques.
Son ovíparos, aunque hay algunas especies con reproducción ovovivípara.

Esta familia se caracteriza por:
 medir unos veinte centímetros de longitud, que puede llegar a noventa en
ciertas especies.
 ojos cubiertos por escamas y que apenas se distinguen a través de ellas.
 boca pequeñísima, incapaz de dilatarse para engullir la presa.
 dientes muy pequeños, presentes sólo en al maxilar superior.
 cuerpo cilíndrico con cabeza y cola muy similares.
 existencia a ambos lados de la cloaca, de dos cartílagos, que representan
los vestigios de la pelvis.
 coloración, generalmente, marrón o tostado. A veces oscuros en la zona
dorsal y claros en la ventral.

Géneros:
Acutotyphlops
Afrotyphlops
Austrotyphlops
Cyclotyphlops
Gerrhopilus
Grypotyphlops
Letheobia
Megatyphlops
Ramphotyphlops (= Rhamphotyphlops)
Rhinotyphlops
Typhlops
Xenotyphlops

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 59
Typhlopidae

Typhlopidae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 60
VIPERIDAE

Serpientes muy ponzoñosas, que se caracterizan por tener huesos faciales
movibles; ectopterigoide (transpalatino) extendido a la mandibula; supratemporal
presente. Maxilar muy corto, perpendicularmente eréctil al ectopterigoide y
soportando un par de largos colmillos curvados, huecos e inoculadores de
veneno, pero sin surco externo. Hipapófisis desarrollados a lo largo de la
columna vertebral.

No miden más de dos metros de longitud.
Esta familia comprende a las serpientes más especializadas de toda la rama
filética ofídica. Los caracteres fundamentales del esqueleto, cráneo incluido, no
se apartan de los que ya fueron citados para la Superfamilia Xenophidia
(Colubroidea). Sin embargo la extrema contracción y el perfeccionamiento
estructural del maxilar son de por sí suficientes para separarlos del resto. Sin
ninguna conexión con el reducido premaxilar, el maxilar sufrió en efecto
acortamiento y engrosamiento excepcionales, con articulación singularmente
libre y extensible. permitiendo movimientos de rotación o elevación muy rápidos.
En cada maxilar se implanta un largo colmillo levemente curvado, acanalado y
con conducto cerrado, de salida anterior e inferior, constituyendo pues una
verdadera jeringa.

El cuerpo de la mayoría de estas serpientes es grueso y achatado; la cabeza
también muy ancha y superiormente aplanada, bien distinta del cuello, con neta
región cantal y pupila vertical elíptica.

Su aparato venenífero alcanza el mayor desarrollo. Los colmillos que inyectan el
veneno son muy grandes, tanto que, para evitar que se claven en el fondo de la
boca, el hueso en que se insertan articula con los del cráneo, de modo que,
cuando no están en uso se encuentran doblados hacia atrás, apoyándose en el
arco bucal, se alzan en la boca sólo en el momento preciso del ataque. El
conducto de las glándulas venenosas desemboca junto a la abertura del
pequeño canal dentario, en la base del colmillo. Cuando el ofidio muerde o pica,
dos robustos músculos comprimen la glándula productora del veneno.
La mandíbula, el hueso pterigoideo y el palatino están provistos de dientes
sólidos, lisos y ganchudos, que el ofidio clava a la presa y con los que arrastra
hacia las fauces, mientras las ramas de la mandíbula inferior, reunidos por un
tejido conectivo flexible, avanzan alternadamente. Dado que todo el aparato
palatino maxilar es muy dilatable, debido a la movilidad de los huesos que lo
constituyen, y como la presa se insaliva abundantemente mediante una
secreción glandular, los Vipéridos pueden engullir animales relativamente
voluminosos.
En general las víboras no han explotado una diversidad de hábitat. La pesada
forma de su cuerpo parece ser una característica antigua tal, que, en términos
evolutivos, los restringía a unas cuantas maneras particulares de vida.
Casi siempre son de hábitos nocturnos o crepusculares. Las víboras acechan su

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 61
presa, mamíferos, aves menores, saurios y anfibios, pero no peces, la atacan,
esperan que muera y la engullen.

Su aparato perfeccionado de inyectar veneno fue lo que probablemente dio
origen a ese comportamiento, el cual a su vez hizo posible el desarrollo de la
forma robusta. Una serpiente que tenga que perseguir a una presa activa tiene
que ser a su vez relativamente veloz, y por lo tanto bastante delgada. Pero si
una serpiente puede permanecer enmascarada debido a su mimetismo, su
cuerpo puede ser indistintamente de forma delgada o robusta.

Son los más lentos de los ofidios venenosos, y por este motivo parecen más
astutos que las especies similares.

Una forma de cuerpo pesada es particularmente eficaz sobre la superficie del
suelo, y la gran mayoría de las víboras, son terrícolas. Las pocas que han
adoptado una vida arborícola utilizan la misma adaptación que las especies
arborícolas de pesado cuerpo, y cola prensil de la Familia Boidae. Muchos viven
en arena suelta y han adquirido un sistema de locomoción lateral y un método
especial de enterrarse, para los cuales un cuerpo robusto no constituye
inconvenientes.
Se ocultan bajo las piedras o en refugios subterráneos, y algunos, incluso,
excavan galerías.

La gran mayoría de las víboras han perdido los grandes escudos de la cabeza
característicos de las Serpientes colubrinas, y los han sustituido por numerosas
escamas pequeñas, que confieren una de las distinciones entre ellas, sin ser eso
una característica principal.

La forma normal de su cuerpo es corto y robusto. Las modificaciones de esa
forma consisten principalmente en un gran ensanchamiento de la cabeza y un
acortamiento extremo de la cola.

Como la gran mayoría son ovovivíparos, aunque también existen ovíparos, las
hembras grávidas, tienen en su vientre formados hijuelos envueltos en una
tenue membrana transparente. Ostentan el privilegio de los mayores índices de
fertilidad en las serpientes, pues ciertas especies del género Bitis de África
austral pueden llegar a tener de 70 a 75 crías en una sola vez. Éstos pueden
medir unos quince centímetros cada uno. Listos para valerse por sí mismos en
este mundo hostil y competitivo, presentan desde su nacimiento todas las
cualidades de los adultos, incluso su ponzoña.

Presentan un área de dispersión extensísima, desde el círculo polar ártico y las
altas montañas, hasta las zonas tropicales, tanto en ambientes de exuberante
vegetación como en zonas desérticas.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 62
Se nutren de animales vivos, sobre todo de roedores.

La familia de los Vipéridos, comprende ofidios que se caracterizan por:
 formas, en general, gruesas, con tronco macizo, ancho y aplanado, y cola
breve.
 cabeza ensanchada por su parte posterior (con típico perfil triangular visto
desde arriba), bastante aplanada, con la región superior cubierta de
escamas de diferente tamaño y hocico corto.
 ojos con pupila vertical, sin más excepción que unas pocas especies.
 las escamas de la región dorsal son típicamente aquilladas.
 piel de dibujo completo, con efectos de original elegancia, pese a la
sobriedad del colorido.
 hueso del maxilar en forma de pirámide, corto, movible y con dientes en
forma de sable, acanalados interiormente.
 primer diente acanalado de cada mitad mandibular, funcional (colmillo
venenoso), puede ser sustituido por dientes siguientes en caso de rotura
o caída.
 dientes venenosos que se mantienen horizontales en posición de reposo,
y erguidos verticalmente, con la punta dirigida hacia abajo, cuando el
animal se dispone a atacar. Serie glifodonte, endoglifodonte,
solenoglifodonte.
 glándulas venenosas por lo general voluminosas, colocadas
simétricamente en la parte posterior de la cabeza y en forma de frasquito,
en muy raras ocasiones cilíndricas.

Esta Familia está conformada por tres subfamilias:

Subfamilias:
Azemiopinae
Crotalinae
Viperinae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 63
Viperidae

Viperidae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 64
DIFERENCIAS ENTRE SERPIENTES VENENOSAS Y NO
VENENOSAS
Para el reconocimiento de las víboras se ha insistido frecuentemente con la
observación de ciertas caracteres morfológicos como: forma de la cabeza,
presencia o no de cuello, pupila elíptica y vertical, la forma de terminación de la
cola, y si bien pueden ser útiles como guía no deben ser consideradas
patognomónicas de las especies venenosas, dado que en nuestro medio se
observan también en algunas culebras inofensivas.

Los géneros Bothrops y Crotalus pertenecen a la familia Crotalidae y se
caracterizan por la presencia de foseta loreal, también llamadas cavidades
termo-receptoras, situadas entre la fosa nasal y el ojo, al, parecer son
dispositivos que permiten captar estímulos térmicos leves lo que facilita la
localización de presas de sangre caliente aún en la oscuridad. El género
Crotalus (Cascabel) posee un sonajero característico del que deriva su nombre
en su apéndice caudal o cola.

Al género Micrurus, al que pertenece la Coral, (semeja morfológicamente una
culebra aunque es letal), carece de foseta loreal, tiene escamas lisas, y su
cabeza no se destaca del cuerpo, la identificación debe hacerse teniendo en
cuenta la disposición de sus anillos negros. Estos son impares, enteros u
circundan completamente el cuerpo en las corales verdaderas, mientras que en
las falsas son pares, incompletos (se interrumpen en la zona abdominal y
subcaudal).

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 65
SERPIENTES SERPIENTES NO
CARACTERISTICAS
VENENOSAS VENENOSAS
PRIMARIAS
Colmillos Inoculadores Solenoglifas:
Poseen el aparato inoculador de
ponzoña más sofisticado que existe en
la naturaleza. Dentro de este grupo se
encuentra la mayoría de las serpientes
ponzoñosas de nuestro país y las que
Presentes Ausentes
provocan casi la totalidad de los casos
de emponzoñamiento.
Su aparato inoculador consiste en un
par de colmillos, fuertes, curvados hacia
atrás y situados en la parte anterior del
maxilar superior.
Foseta Termorreceptora Loreal Presente Ausente
SECUNDARIAS
Cabeza Triangular Triangular o no
Pupila Vertical Vertical o no
Corta y
Cola Larga y delgada
gruesa
Escamas Carenadas Lisas
No
Coloración Unicolores o no
unicolores
Actitud que asumen Ataque Huída

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 66
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 67
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 68
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 69
Como reconocer una serpiente venenosa

DIFERENCIAS ENTRE CORALES VERDADERAS Y FALSAS
La familia Elapidae está representada en Venezuela por las llamadas serpientes
venenosas de Coral, las cuales están ubicadas en un solo género: Micrurus.

Estas serpientes no tienen fosas termorreceptoras y su identificación práctica es
más compleja, debido a que hay numerosas especies de culebras inofensivas
cuya coloración recuerda a las de las especies venenosas de coral.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 70
.

La coloración de las serpientes ponzoñosas de coral consiste, generalmente, en
una sucesión de anillos rojos, negros y blancos.

En Venezuela se han reconocido 11 especies y subespecies que presentan 4
tipos de combinaciones de coloración. Estas son:
 Anillos negros dispuestos en triadas (de tres en tres), separando a los
anillos rojos.
 Anillos negro sencillos (de uno en uno), bordeados de blanco y separando
a cada anillo rojo.
 Anillos negros muy numerosos y separados solamente por anillos
blancos. Hay un solo anillo rojo en la cabeza y de tres a cinco en la cola.
 Anillos negros notables en el vientre, pero ausentes en el dorso del
cuerpo. Apenas hay un anillo rojo en la nuca.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 71
Para los que no saben diferenciar una falsa coral del mortal coralillo...

Difereincia entre Coral y Falsa Coral

Realmente es facil, la mayor apreciacion de esto es el patron de colores, solo
hay que recordar esto;

SI EL ROJO TOCA AL NEGRO ES, UNA FALSA CORAL

Y SI EL ROJO TOCA AL AMARILLO o BLANCO, ES UN CORALILLO

En cualquier de los dos casos es mejor dejar el animal en su lugar y permanecer
a una distancia prudente, ya que si no se esta seguro es mejor no arriesgarce

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 72
En el siguiente cuadro se muestran algunas características de las corales
verdaderas y de las falsas:

CORALES VERDADERAS CORALES FALSAS
Dientes grandes colmillos presentes
No hay colmillos, sino una serie de
en la parte anterior superior de la
dientes pequeños en la maxila
boca y dispuestos
superior.
perpendicularmentes a ella.
La cabeza se destaca del cuello o
La cabeza no se destaca del cuello.
no.
Los anillos negros son completos,
Los anillos negros completos o no.
cubren también el vientre.
Ojo pequeño usualmente. Ojo grande o pequeño.
Número impar de anillos negros Numero par (2 o 4) o impar (1) de
entre 2 anillos rojos consecutivos (1 anillos negros entre 2 anillos rojos
o 3 anillos). consecutivos.

En resumen, en las corales verdaderas no fallará ninguna de las características
expuestas en el cuadro anterior, en tanto que entre las corales falsas pueden
aparecer una o más características similares a las de las verdaderas, pero no
todas.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 73
SERPIENTES NO VENENOSAS DE VENEZUELA
FALSA CORAL
Tantilla Semicincta
Nombre Común: Falsa Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Tantilla
Especie: T. Semicincta

Distribución:
Falcón, Zulia, Carabobo, Distrito Capital y Mérida

Descripción:
Cabeza ovalada y poco diferenciada del cuello; ojos pequeños; cuerpo cilíndrico
y cola mediana y puntiaguda. Rostral visible desde arriba, nasales divididas
(prenasal muy grande); no hay escama loreal; una preocular y dos postoculares;
fórmula temporal 1+1. Hay 7(3,4) supralabiales y 7(4) infralabiales; dos pares de
geneiales. Las dorsales en 15-15 filas; ventrales desde 159 a 185; subcaudales
50 a 72, en dos series; cloaca dividida.
La coloracion de esta especie consiste en una serie de bandas anchas negras y
otras blancas mas estrechas.
La cabeza tiene el hocico blanco y dos bandas negras. En el cuerpo hay 13 a 15
bandas negras que no se continúan en el vientre; estas bandas se alternan y se
conectan en el medio del dorso.
El vientre y la región subcaudal son de color blanco, sin manchas o con algunas
pocas. Esta serpiente vive oculta bajo la tierra durante el día y de noche sale a la
superficie puede llegar a los 60 centímetros de longitud.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 74
Tantilla Semicincta

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 75
Oxyrhopus Petolarius
Nombre Común: Falsa Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Oxyrhopus
Especie: O Petolarius

Descripción:
La especie alcanza un tamaño de hasta 112 cm de longitud total y tiene sus
colmillos en la parte trasera y su saliva es extremadamente tóxica para los
lagartos del género Anolis.
Se alimentan de lagartos, ranas, pequeños roedores, pájaros y probablemente
de otras serpientes.

Oxyrhopus Petolarius

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 76
Oxyrhopus Petolarius

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 77
Anilius Scytale
Nombre Común: Falsa Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Aniliidae
Género: Anilius
Especie: A. scytale

Distribución: Oriente y Sur de país. Ayantepuy. Edo. Bolívar
Dimensión: Menos de 1mt.

Descripción:
Cabeza un poco más estrecha que el cuerpo y hocico romo. El cuerpo es
cilindrico y la cola muy corta y cónica. Los ojos son pequeños, en posición
superior y cubiertos por una escama transparente de forma pentagonal. Hay
6(3,4) escamas supralabiales y 6 infralabiales.
Las escamas dorsales son pequeñas, hexagonales, lisas y sin fosetas apicales.
Están dispuestas en 21 hileras en medio del cuerpo. Las escamas ventrales son
un poco más grande que las dorsales, varían de 207 a 225 y las subcaudales de
12 a 15, en una sola hilera; escama anal, sencilla.
La coloración consiste en una sucesión de anillos negros y rojos,
exclusivamente, que se continúan en el vientre del animal. Los anillos negros, en
número de 37 a 49, ocupan de tres a cuatro escamas de anchura. Los anillos
rojos abarcan de 2 a 3 escamas de ancho y su número varía entre 40 y 43.
Los anillos negros en estas culebras son muy irregulares y muchos de ellos
pueden ser alternos o en forma de letras Y ó H.
Llevan vida subterránea y se distinguen fácilmente de las especies venenosas
de coral, porque carecen de anillos blancos o amarillentos y no poseen colmillos
capaces de inyectar ponzoña.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 78
Anilius Scytale

Anilius Scytale

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 79
Erythrolamprus Eesculapii
Nombre común: Falsa Coral de Esculapio
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Subfamilia: Xenodontinae
Género: Erythrolamprus
Especie: E. aesculapii

Descripción:
Inconfundible por su coloración llamativa: sería distinguible de la forma nominal
por los espacios rojos iguales a los anillos negros de su patrón (versus espacios
rojos dos veces mayores en E. a. aesculapii). De los Micrurus se reconoce por
poseer escama loreal, y por su patrón cromático.
Cuerpo esbelto cilíndrico, largo aproximadamente un metro en los adultos más
grandes, con cabeza ovalada distinta del cuello y cola moderada, puntiaguda.
Hocico redondeado, con rostral apenas visible desde arriba; narina entre dos
escamas; loreal evidente; internasales más cortas que prefrontales; 1 preocular;
2 postoculares; frontal más larga que ancha, mayor que su distancia de la punta
del hocico y más corta que las parietales; temporales 1+2; siete supralabiales,
de las cuales la 3a y 4a llegan a contacto del ojo; nueve infralabiales, cuyas
primeras cuatro están en contacto con el primer par de las geneiales, que es el
más largo. Escamas dorsales lisas, sin fosetas apicales, con 15 hileras en la
mitad del cuerpo, sin reducción; ventrales 173-198 y subcaudales 31-49 en la
forma nominal, según Lancini 1979.
Coloración: cabeza negra, con manchas claras en nasales, loreal, supralabiales
y temporales; cuerpo en anillos (negro-blanco-negro) separados por espacios
rojos cuyas escamas tienen puntas manchadas de negro: anillos completos en la
faz ventral, con colores menos subidos. En ejemplares de Misiones hay 13
díadas de anillos negros (variación 11-15): una sola díada en la región caudal.
Mide aproximadamente setenta y cinco centímetros de longitud. Se encuentran
registros de noventa y tres centímetros (Dixon y Soini 1986).
La coloración dorsal presenta la siguiente secuencia: una banda roja ancha
cercada por una banda negra de menor grosor a cada lado, a la cual le sigue
una blanca y otra negra y nuevamente roja. Esta secuencia, aunque no es igual,
recuerda a la especie Micrurus lemniscatus, de la Familia Elapidae y del género
Micrurus. La cabeza es negra con una banda blanca en la mitad.
Se dispersa por Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Venezuela, Brasil,
Bolivia, Perú y en la provincia de Misiones, noreste de Argentina.
De preferencia especie silvestre, mesófila.
Es omnívora y ovípara: sus posturas se componen de 6-9 huevos semielípticos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 80
El nombre específico se refiere al antiguo Dios Esculapio y el subespecífico a la
elegancia y brillo de su patrón dorsal. Consta de cuatro subespecies.

Erythrolamprus Eesculapii

Erythrolamprus Eesculapii

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 81
Lampropeltis Triangulum
Nombre común: Falsa Coral, Serpiente de Leche
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Colubridae
Género: Lampropeltis
Especie: L. triangulum

Descripción:
La coloración consta de anillos negros, blancos y rojos, dispuestos como sigue:
entre dos negros que frecuentemente son de forma triangular, hay una banda
roja, más ancha que los negros, con los ápices de sus escamas muy manchados
de negro, y este sistema de negro-rojo-negro está separado del próximo por un
interespacio (anillo) blanco o amarillo.
Existen 13 a 21 anillos blancos.
La cabeza clara, con manchas negras sobre las escamas anteriores, en tanto
que desde la frontal hasta los parietales hay un collar negro sencillo.
Los anillos negros son completos, o sea, abarcan también las ventrales,
además, entre los anillos negros, en la zona del anillo rojo, hay una gran mancha
vental negra.
Esta especie se encuentra en toda la gama de hábitats de las tierras bajas,
desde los bosques secos estacionales hasta los muy húmedos y hasta los 2.000
m de altura.
Es una especie ovípara. La puesta varía de 5 a 16 huevos
Son terrestres y nocturnas. Cazan lagartijas, otras serpientes, anfibios y hasta
pequeños mamíferos. Se ha observado a un individuo alimentándose de
ciempiés. El largo de esta especie, normalmente, es de poco menos de 100 cm.

Lampropeltis Triangulum

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 82
Lampropeltis Triangulum

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 83
Atractus Elaps
Nombre común: Falsa Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Colubridae
Género: Atractus
Especie: A. Elaps

Distribución: Territorio Federal Amazonas.
Descripción:
Llegan a medir cincuenta y seis centímetros y medio los machos y cuarenta y
cinco centímetros y medio las hembras.
La cabeza es de color negro con blanco brillante por encima, región gular crema,
anaranjada o blanca; región dorsal, negro brillante, homogénea; las caras
laterales del cuerpo, negro uniforme; en la región paraventral, a cada lado,
manchas anaranjadas, amarillas o rojas; ó con bandas transversales,
rectangulares, amarillas en algunos individuos y rojas en otros; franjas negras
intercaladas entre las anaranjadas, las cuales se extienden desde la región gular
hasta la cola.
La coloración consiste en una serie de anillos negros y rojos, irregulares;
ocasionalmente hay anillos blancos. La cabeza es negra con una banda blanca
parietal.
Presenta 15 hileras longitudinales de escamas lisas, sin foseta apical, 139-158
escamas ventrales los machos y 151-170 las hembras, 22-32 escamas
subcaudales los machos y 20-28 las hembras. Escama anal entera.
Cabeza ligeramente distinguible del cuerpo, hocico redondeado; ojos con pupila
circular.
De hábito fosario, penetra la capa superior del suelo, blanda, rica en materiales
orgánicos en descomposición, en donde abundan oligoquetos que constituyen
su alimento preferencial. Con frecuencia aparece en el bosque primario húmedo,
debajo de la cubierta de hojarasca y troncos de árboles caídos en
descomposición.
La reproducción es ovípara. Pone entre tres y cuatro huevos de 32 x 8 mm de
ancho. Las puestas se realizan entre los meses de abril, mayo y junio.
Esta especie alcanza a medir unos 65 centímetros.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 84
Atractus Elaps

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 85
Atractus Erythromelas
Nombre común: Falsa Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Subfamilia: Xenodontinae
Género: Atractus
Especie: A. Erythromelas

Distribución:
Andes de Mérida.

Descripción:
Una rostral; dos internasales; dos prefrontales; escama loreal, presente; dos
postoculares. Las temporales 1 + 2. Hay 70,4) supralabiales y 7(3) infralabiales;
un solo par de generales. Dorsales 15-15. Las ventrales varían de 159 a 181 y
las subcaudales de 23 a 34, en dos filas- escama anal, entera.
Esta especie tiene una coloración de bandas irregulares negras, rojas y blancas
por encima y el vientre con numerosas manchas obscuras. Mide unos 40 a 60
centímetros de largo.

Atractus Erythromelas

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 86
BOIDAE

Boa Constrictor
Nombre común: Tragavenado o Falsa Macaurel
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Boidae
Subfamilia: Boinae
Género: Boa
Especie: B. Constrictor

Distribución: Todas las zonas bajas y cálidas del país, desde el nivel del mar
hasta unos 1500mts. De altura.
Dimensión: Hasta 7mts. de longitud.

Descripción:
Cabeza y cuerpo, cubiertos por numerosas escamas pequeñas. Las escamas
supralabiales en número de 21 a 23 y las infralabiales varían de 20 a 25. Hay de
227 a 248 ventrales, anal entera y de 52 a 60 subcaudales, sencillas. La
escamación dorsal con 75 a 91 hileras en el medio del cuerpo.
La coloración dorsal de fondo es pardo rosácea clara, con 16 a 20 manchas
obscuras en el cuerpo y de 3 a 5 en la cola. Estas manchas tienen una forma
irregular que recuerda a las letras H y están conectadas entre si lateralmente,
dejando espacios claros de forma elipsoidal; dorsolateralmente hay manchas
anulares y hexagonales con el centro blanco (ocelos).
La cabeza tiene una estría negra supracefálica que va desde la rostral hasta el
cuello en forma de cuña y se ensancha hacia atrás. Hay una franja negra detrás
de los ojos. La cola está fuertemente diseñada en colores rojo ladrillo, negro y
blanco. El vientre es claro y punteado de negro.
La “tragavenado" es una culebra no venenosa y de hábitos nocturnos, pero a
veces puede ser peligrosa para el hombre, ya que posee una poderosa
musculatura intercostal y numerosos dientes ganchudos. Se alimenta
principalmente de roedores y otros mamíferos de tamaño mediano, pero es falso
que devore venados. El nombre legendario de "tragavenado" tiene su origen en
las "Noticias Historiales de las Conquistas de Tierra Firme en las Indias
Occidenta1es", del cronista Fray Pedro Simón, quien en 1626 escribió
refiriéndose a la Boa constrictor constrictor de Coro:
"Hay culebras de las que llaman bobas, que se engullen un venado, por grande
que sea, y lo cazan metiéndose entre yerbas y espesura, donde lo acechan y al
pasar lo atraen a si, con el aliento, con tanta fuerza, que no puede el venado huir
de su boca (el cual imperio no se lo dio Dios sobre los hombres a estas

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 87
culebras) las cuales, cuando tienen el venado derribado con el aliento, se le
revuelven al cuerpo, y así apretándolo, lo matan y luego le lamen todo el cuerpo,
llenándolo de babaza porque de otra manera no lo pudieran tragar por la
aspereza del pelo. Y dispuesto así (que es como estar guisado para ellas) lo van
chupando desde los pies hasta la cabeza, la cual, por causa de los cuernos, no
pueden meter dentro de la boca, y así la traen hasta que se pudre. Dióles Dios
este modo de cazar, porque de otra suerte no se pudieran sustentar, por ser tan
torpes,”.
Como se puede apreciar, la creencia en nuestro país de que estas culebras se
alimentan de venados data de hace más de tres siglos y se ha conservado por
tradición oral.
La "Macaurel", aparte de su fuerza muscular, utiliza un medio defensivo muy
eficaz cuando se ve amenazada, que consiste en expulsar ruidosamente el aire
proveniente de los pulmones. Este aliento de la boa es conocido con el nombre
vulgar de "vaho" y el pueblo le atribuye propiedades hipnóticas, aunque esto es
totalmente incierto. Esta especie alcanza dimensiones importantes.
Recientemente, el Autor pudo medir una piel de Boa constrictor constrictor, en
una institución de los Llanos Venezolanos, que tenía el tamaño récord de 7,25
metros.

Boa Constrictor

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 88
Boa Constrictor

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 89
Boa Caninus
Nombre común: Falsa Mapanare Verde; Boa Esmeralda
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Boidae
Subfamilia: Boinae
Género: Boa
Especie: B. Caninus

Distribución: Oriente y Sur del país.
Dimensión: Hasta 2mts. de longitud.

Descripción:

Cabeza triangular y de aspecto canino; hocico alargado y truncado; ojos grandes
con pupilas verticales, cuerpo poderoso y muy comprimido lateralmente; cola un
poco corta, puntiaguda y prensil.
Rostral hundida y visible desde arriba; escamas de la parte superior de la
cabeza, heterogéneas y lisas; tres escamas loreales. Las escamas labiales, en
su totalidad, poseen fosetas labiales profundas dos supraoculares. Hay 12 a 14
supralabiales y 14 a 16 infralabiales; las dorsales son pequeñas, hexagonales,
lisas y dispuestas en 61 a 71 hileras en medio del dorso del cuerpo. Ventrales
188 a 219 y subcaudales 75 a 79, enteras; placa anal, sencilla.
La coloración de esta boa es verde claro o esmeralda, con manchas dorsales
blancas y estrechas, como ranuras. A veces hay una banda mediodorsal blanca
conectando todas las manchas dorsales. En la cabeza tíene dos finas rayas
negras, divergentes, detrás de los ojos. El vientre es de color amarillo limón, sin
manchas.
Los ejemplares juveniles de esta serpiente son de color anaranjado. La "boa
canina" es arborícola, nocturna y de vida selvática. Su talla puede alcanzar los 2
metros de longitud. Es muy agresiva y, pese a que no es ponzoñosa, su
mordedura puede causar heridas de consideración, debido a sus numerosos
dientes ganchudos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 90
Boa Caninus

Boa Caninus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 91
Corallus Hortulanus
Nombre común: Boa arborícola del Amazonas o Boa arborícola de Jardín.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Boidae
Género: Corallus
Especie: C. hortulanus

Tamaño: Entre 150 y 210 cm.
Peso: Las hembras adultas tienen un rango de peso medio comprendido entre
1000 y 1500 gramos. Los machos son algo menos pesados, con pesos de entre
800 y 1200 gramos.

Descripción
Esta especie exhibe una infinita variedad de patrones y colores. La coloración
básica puede ser cualquier tono de negro, marrón o gris, junto con pinceladas de
rojo, naranja, amarillo, o algún color intermedio. Algunas carecen totalmente de
patrón, pero otras pueden ser moteadas, bandeadas, ensilladas con formas
romboidales. Algunos individuos rojos tienen patrones amarillos, y algunos
amarillos tienen patrones rojos o naranjas. Generalmente tiene dos fases de
coloración que son heredadas genéticamente, pero no son ontogénicas como
ocurre con la boa arborícola esmeralda, C. Caninus o la pitón verde arborícola,
Morelia viridis. La "fase de jardín" se refiere a boas de coloración monotona,
mayoritariamente amarronada u oliva, con patrones variados, mientras que la
"fase colorida" se refiere a individuos con combinaciones de color de rojo,
amarillo y naranja.
El temperamento depende del individuo: mientras algunas se muestran dóciles
al contacto, otros individuos se muestran agresivos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 92
Corallus Hortulanus

Corallus Hortulanus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 93
Corallus Hortulanus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 94
Corallus Ruschenbergerii
Nombre común: Falsa Mapanare Dormilona
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Boidae
Subfamilia: Boinae
Género: Corallus
Especie: C. Ruschenbergerii

Descripción:
Cabeza triangular; dientes maxilares y mandibulares anteriores, alargados.
Cuerpo lateralmente comprimido y de aspecto poderoso; cola más o menos
larga, prensil y puntiaguda; ojos grandes con pupilas verticales. Escamas
cefálicas, en su mayoría pequeñas e irregulares; nasales en contacto y divididas;
fosas nasales muy visibles- dos loreales. Hay una hilera de escamas entre las
supralabiales anteriores y las loreales. Tienen fosetas labiales posteriores muy
destacadas.
La coloración dorsal de estas culebras, cuando adultas, es marrón claro brillante
y el vientre manchado de obscuro. En el cuerpo hay una serie de manchas
laterales obscuras, a veces alternas, redondeadas en la parte superior y, que al
conectarse con las del lado opuesto del Cuerpo, forman dibujos que recuerdan
alas de mariposas, con bordes blanquecinos; esta coloración es muy notable en
los ejemplares juveniles. En la cabeza casi siempre hay rayas obscuras,
incluyendo una detrás de los ojos.
Estas culebras tienen de 12 a 15 supralabiales y 12 a 19 infralabiales. Las
dorsales varían en número de 50 a 59 hileras de escamas en la mitad del cuerpo
y son pequeñas, lisas y sin fosetas.
Las ventrales varían de 255 a 299 y las subcaudales de 104 a 125, enteras;
placa anal, sencilla.
La mapanare dormilona- alcanza a medir un poco más de dos metros de
longitud. Vive en zonas cálidas y bajas del Sur de Venezuela y se la encuentra
activa durante la noche, entre las ramas de los árboles y casi siempre, a la orilla
de los rios, donde acecha sus presas.
Estas serpientes inspiran mucho temor entre los campesinos e indígenas,
quienes las consideran muy venenosas. Se trata de una especie no ponzoñosa,
aunque muy agresiva y capaz de causar heridas cortantes.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 95
Corallus Ruschenbergerii

Corallus Ruschenbergerii

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 96
Epicrates Cenchria
Nombre común: Boa Arco Iris o Tornasol
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Boidae Subfamilia: Boinae
Género: Epicrates
Especie: E. Cenchria

Distribución: Sierra de Perijá y parte del Sur y Oriente del país.
Dimensión: Esta mide hasta unos 2 metros de largo.

Descripción:
Rostral visible desde arriba; nasales divididas; una loreal grande; dos
preoculares y tres a cinco postoculares. Las escamas cefálicas son lisas,
pequeñas y heterogéneas. Hay una serie de escamas encima de las
supralabiales anteriores. Tienen 11 a 15 supralabiales y de 14 a 17 infralabiales,
con fosetas anteriores poco pronunciadas. Las dorsales son pequeñas,
hexagonales, lisas, brillantes y dispuestas en 43 a 51 hileras en el medio del
dorso. Ventrales 256 a 271; subcaudales 56 a 66, enteras; anal, sencilla.
La coloración de esta hermosa serpiente es marrón rojiza brillante en el dorso y
una raya pardo obscura, desde la rostral hasta el centro de la nuca, más dos
rayas negras en forma de V detrás de cada ojo, lo que hace un total de cinco
rayas cefálicas. A lo largo del dorso hay numerosos diseños obscuros
dorsolaterales, con bordes blancos y centros obscuros. El vientre solamente
tiene manchas obscuras en las márgenes de las esc amas ventrales. La piel
escamosa de este reptil da visos intensamente tornasolados cuando se expone
a la luz solar directa.
La "boa tornasol" es de movimientos tranquilos y hábitos nocturnos.
Es un poco agresiva, pero carece de ponzoña. Se alimenta de ratones y vive en
la superficie de los bosques tropicales húmedos. Llega a medir más de dos
metros de longitud.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 97
Epicrates Cenchria – Boa Arco Iris ó Tornazul

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 98
Epicrates Cenchria – Boa Arco Iris ó Tornazul

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 99
Epicrates Maurus

Nombre común: Mamona Tornasol
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Boidae
Subfamilia: Boinae
Género: Epicrates
Especie: E. Maurus

Distribución: Casi todas las regiones bajas y cálidas del país, especialmente en
el Norte.
Dimensión: Esta mide hasta 1,50 metros de largo.

Descripción:
Rostral visible desde arriba y de forma trapezoidal; nasales divididas; escamas
cefálicas un poco más grandes que las dorsales. Hay 11 a 13 supralabiales y de,
13 a 16 infralabiales. Las escamas labiales poseen fosetas deprimidas y visibles,
sobre todo en las infralabiales; loreal alargada; una preocular y cuatro
postoculares. Tienen una serie de escamas encima de las supralabiales, por
delante de los ojos.
Las escamas dorsales son pequeñas, hexagonales, lisas y dispuestas en 45 a
53 hileras en el medio del cuerpo. Las ventrales varlan de 225 a 250; anal
entera; subcaudales en número de 47 a 61, sencillas.
La coloración es marrón café en los adultos, y cuando se exhibe a la. luz solar
da visos tornasolados. Tenuemente se aprecian marcas dorsales, que son muy
visibles en los ejemplares juveniles.

La cabeza de los especímenes jóvenes tiene una raya en el medio y dos líneas
proyectadas paralelamente detrás de los oíos. El vientre es de color crema, sin
manchas.
Esta subespecie tiene hábitos nocturnos y movimientos lentos. Se alimenta
principalmente de ratones y alcanza a medir hasta 1,50 metros,
aproximadamente.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 100
Epicrates Maurus – Boa Mamona ó Tornasol

Epicrates Maurus – Boa Mamona ó Tornasol

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 101
Eunectes Murinus

Nombre común: Anaconda
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Boidae
Subfamilia: Boinae
Género: Epicrates
Especie: E. Maurus

Distribución: Todos los ríos y caños de la red hidrográfica del Orinoco. También
se encuentra en algunos rios de los Estados Sucre, Guárico, Cojedes y
Portuguesa.
Dimensión: Mide hasta unos 12 metros de largo.

Descripción:
Cabeza alargada, con hocico algo truncado; cuerpo poderoso; cola corta, prensil
y puntiaguda.
Rostral no perceptible desde arriba; nasales semidivididas y en contacto;
orificios nasales en posición superior-, ojos estrábicos y ubicados en posición
látero-superior; pupilas verticales. Un par de prefrontales largas; una frontal
pequeña; varias interoculares y un par de parietales pequeñas; dos postnasales.
una preocular, tres postoculares y dos suboculares; escamas de la región
temporal, numerosas y variables. Las supralabiales 14 a 17 y las infralabiales
varian de 18 a 21; no hay fosetas labiales. Las escamas dorsales son pequeñas,
hexagonales, lisas y sin fosetas, dispuestas en 5 6 a 64 hileras en el medio del
cuerpo. Las ventrales son más bien pequeñas y varian de 242 a 265; las
subcaudales, enteras y, ocasionalmente, algunas divididas, en número total de
63 a 75; placa anal, entera.
La coloración de esta culebra es muy característica: cabeza pardo olivácea
obscura, con una franja oblícua de color negro, situada detrás de los ojos y
bordeada por anchas bandas amarillentas o anaranjadas. La coloración del
cuerpo es verde obscuro oliva, con una serie de manchas redondas negras y
alternas, que tienen unas tres a cuatro escamas de diámetro; dorsolateralmente
hay manchas más pequeñas y anulares, con un ocelo blanco, amarillento o
anaranjado. El vientre y la cola están muy manchados de negro.
La "culebra de agua" alcanza a medir hasta unos doce metros de longitud y su
peso puede ser superior a 150 kilos. Tiene hábitos semiacuáticos y nocturnos;
es muy voraz y se alimenta de caimanes, peces, u mamíferos y otros animales,
a los cuales prefiere asfixiar debajo del agua, estrangulándolos previamente, con
su poderosa musculatura, para luego engullirlos dentro o fuera del agua. A pesar
de no ser una culebra venenosa, los ejemplares adultos son muy peligrosos y

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 102
agresivos. Se conocen unos pocos accidentes mortales provocados por esta
culebra, en seres humanos. Es muy veloz dentro del agua, pero de movimientos
lentos en tierra.
La anaconda es ovovivípara y vive en el remanso de los rios, ciénagas y
lagunas.
Esta especie ha sido irracionalmente perseguida por el Hombre, para utilizar su
magnífica piel en la elaboración de calzado y otros articulos.

Eunectes Murinus – Anaconda

Eunectes Murinus – Anaconda

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 103
COLUBRIDAE

Atractus Mariselae Lancini
Nombre Común: Mac etes
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Atractus
Especie: A. Mariselae Lancini

Localización: Localidad tipica: Boconó, Estado Trujillo, Distribución geográfica:
Venezuela.
2.200 metros de altura. Se conocen ejemplares procedentes de la Colonia Tovar
(Estado Aragua), Caracas y El Junquito, (Distrito Federal)

Descripción:
Alcanza hasta unos 60 centímetros de longitud.
Comprende varias serpientes llamadas comúnmente "Mac etes", que se
identifican fácilmente por tener el número más bajo 10 a 12 hileras, con
reducción) de escamas dorsales.
Estas culebras tienen la cabeza alargada y diferenciada del cuello, ojos grandes
con pupilas circulares; cuerpo alargado y lateralmente comprimido; la cola es
larga y puntiaguda. Poseen de 28 a 45 dientes maxilares, acrecientes. El
hemipene es sencillo, con espinas y cálices. El género Chironius se extiende
desde Centro -América hasta Argentina. En Venezuela se conocen, hasta el
presente, cinco especies, que llevan vida tanto arboricola como terrícola.
Tienen hábitos diurnos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 104
Atractus Mariselae Lancini

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 105
Chironius Spixi
Nombre común: Lora, Machete ó Verdegallo.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Chironius
Especie: Ch. Spixi

Distribución: Se encuentra en todo el norte y centro del país.

Descripción
Cabeza extendido y diferenciada del cuello, ojos grandes con pupilas
despejadas, cuerpo comprimido lateralmente, cola larga y puntiaguda. Bueno
rostral visible desde arriba; nasales divididas, un par de internasales un par de
prefrontales, presente loreal. Una lente pre y dos post lentes; climas 1 2. Hay 8
(4,5) o bien 9 (5,6) supralabial y 10 (5) o 11 (6) infralabiales de uno, dos pares
genitales. Las escamas dorsales están agrupados en 12 a 10 en las mujeres y
12.8 en los varones; hileras de escamas dorsales lisas apicales (excepto las dos
filas vertebrales, es decir en forma de quilla, especialmente en los hombres) y
con fosetas. Las ventrales varían de 143 a 173 y subvolúmenes 121-173, en dos
series; divididos placa de aguas residuales.

La coloración de esta serpiente es verde olivácea y superficialmente amarillento
en el vientre. Algunos machos pueden tener una banda laterodorsal a ambos
lados de la parte posterior de color marrón rojizo.

"Machete" es una serpiente muy rápido, tanto en el suelo como en las ramas de
los árboles (dendrícola). Tiene hábitos diurnos y se alimenta básicamente de
serpiente amphibians. Es muy agresiva cuando se ve amenazada o se molesta y
a veces se infla la tráquea en forma amenazante. Puede llegar a medir unos
2,50 m de longitud total. Habita en los bosques tropicales y las sabanas del norte
y centro del país.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 106
Chironius Spixi

Chironius Spixi

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 107
Chironius Scurrulus
Nombre común: Machete, Sipo de Wagler.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Chironius
Especie: Ch. Scurrulus

Distribución: Amazonas y Bolívar.

Descripción
Rostral visible desde arriba; divididos nasal; un preocular y dos postoculars;
loreal presente; temporal 1 1 1 o 2; supralabiales 9 (5,6) o 9 (4,5,6); infralabiales
10 (5) y dos genitales pares. 33 a 36 dientes maxilares, acrecientes. Escala en
10-10 escamas dorsales hilerasde lisasy con los hoyos apicales. las ventrales
van desde 154 hasta 158 y los subcaudals 106-117, en dos series; toda
alcantarillado.

Su color es marrón rojizo con manchas oscuras que se contrastan con el fondo,
la cabeza es oscura, la nariz y la parte inferior más clara. el color marrón de la
parte posterior también invade la ventral. El vientre tiene manchas marrones.

Chironius Scurrulus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 108
Chironius Scurrulus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 109
Clelia
Nombre común: Ratonera Tuqui.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Familia: Colubridae
Subfamilia: Xenodontinae
Género: Clelia

Distribución:
Bosques tropicales y subtropicales de casi todo el país.

Descripción:
Alcanzan a medir hasta dos metros con cuarenta centímetros de longitud,
aunque lo común es un metro con cincuenta centímetros.
Cambia de color según la edad, fenómeno mucho más común entre los Lagartos
que entre las Serpientes.
La coloración de esta especie es muy interesante, porque los adultos son de
color negro brillante por encima y el vientre de color marfil con invasión del negro
dorsal, en los lados de muchas escamas ventrales. En cambio, los especimenes
juveniles son de color rojo en el dorso y la cabeza y nuca, negruzcas. Los
Mussurana jóvenes son de cabeza parda o negruzca, con una amplia franja de
color crema en la nuca. El color general es rosado por encima y blanco por
debajo, y cada una de las escamas del cuerpo tiene la punta negra. A medida
que crecen, su color se va oscureciendo, hasta que al llegar a la plena madurez
son de color negro azulado uniforme, excepto por lo que se refiere a una franja
blancuzca a lo largo del centro del vientre. La parte inferior del mentón es casi
siempre de color blanquecino.
La cabeza es pequeña, un poco obtusa. La parte superior con placas que se
unen con escamas lisas y anchas.
Los ojos son pequeños y salientes.
El cuerpo es muy flexible, mucho más delgado en los machos que en las
hembras.
La cola es relativamente fina y larga, mucho más larga y gruesa en los machos
que en las hembras.
Las escamas son completamente lisas y brillantes.
Su dieta es ofiófaga. Su organismo es inmune a la mayor parte de los venenos
de otros ofidios. En sus cacerías encarna tremendos combates con las más
diversas variedades de serpientes, especialmente con los Crotalinae. Están
dentro de su dieta la Yarará guazú "Bothrops alternatus", la Yarará í "Bothrops
neuwiedii" la Yararacussú "Bothrops jararacussu", la Víbora de cascabel
"Crotalus durissus".

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 110
Sin embargo existe un veneno que no es tolerado por este animal, y
casualmente, es el de otro ofidio ofiófago de la Familia Elapidae americana, del
género Micrurus, las llamadas Víboras de coral. Este ofidio no puede, debido a
su pequeña talla, alimentarse de la Mussurana, pero en el momento de su
defensa muerde a éste y al cabo de poco tiempo, debido a sus neurotoxinas,
queda paralizado y muere.
En cautiverio, llega a engullir ratones y otros mamíferos pequeños.
Es uno de los ofidios más útiles que se conoce para la profilaxis ofídica en
Sudamérica y muy pacífico para el hombre debido a su total mansedumbre.

Clelia Joven

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 111
Clelia

Clelia Adulta

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 112
Dendrophidion Nuchale
Nombre común: Corredora Manchada.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Dendrophidion
Especie: D. Nuchale

Distribución: Aragua, Miranda, Carabobo, Zulia y Distrito Federal.

Descripción
Rostral visible desde arriba, Nasales divididas; una preocular y dos postoculares
temporal 2 + 2; supralabiales 9 (4, 5, 6) y 10 a 11 infralabiales; dos pares de
genitales. Las dorsales están en 17 - 15 filas, ventrales 153 - 175; subcaudales
en fila doble 132 - 163 cloaca anal dividida.
La coloración es pardo olivácea o negruzca, con brillo aterciopelado en el dorso
y el vientre color marfil, con invasión de color oscuro dorsal. En la cabeza de los
adultos hay una banda característica, brillante y en forma de herradura, que se
extiende por detrás, desde las parietales hasta las postoculares. En el dorso hay
estrías negras, poco visibles en los adultos, pero muy notables en los juveniles.
Esta serpiente es muy común en las montañas de la Cordillera de la Costa y en
el centro del país.
Se alimenta principalmente de roedores y lagartijas.
Se desplaza velozmente y puede ser bastante agresiva si se le provoca.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 113
Dendrophidion Nuchale

Dendrophidion Nuchale

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 114
Dipsas Perijanensis
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Infraorden: Alethinophidia
Familia: Colubridae
Subfamilia: Xenodontinae
Genero: Dipsas
Genero: Dipsas Perijanensis

Localidad típica: Machiques, Sierra de Perijá, (Estado Zulia, Venezuela).
Distribución: Estado Zulia, Región Andina

Descripción:
Llega a medir, aproximadamente, noventa centímetros de longitud.
La coloración presenta un color pardo oscuro arriba con numerosas bandas
negras transversales, muy irregulares, formadas frecuentemente por
concentración de manchitas negras sobre los bordes de las escamas dorsales.
El vientre es amarillo en la parte anterior y gris hacia la parte posterior del
cuerpo. La cabeza lleva numerosas manchas irregulares
Rostral apenas visible desde arriba; loreal presente; dos preoculares y dos
postoculares; fórmula temporal 1 + 3 ó 2 + 3. Hay 8 tipos diferentes. (4,5)
suprálabiales y 10 u 11 infralabiales; dos pares de geneiales.
Las dorsales en 17 hileras, lisas y sin fosetas apicales; ventrales alrededor de
193; subcaudales cerca de 82, divididas y placa anal, entera. La coloración de
esta especie es pardescente, con numerosas bandas irregulares de color negro.

Dipsas Perijanensis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 115
Dipsas Perijanensis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 116
Dipsas Perijanensis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 117
Drymarchon Melanurus

Nombre común: Rabo Negro, Cazadora.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Drymarchon
Especie: D. Melanurus

Distribución: Todos los Estados con la excepción de Amazonas, Bolívar y
Nueva Esparta.

Descripción
Rostral visible desde arriba; nasales divididas; grandes orificios nasales; loreal
presente, un preocular, dos postoculares; climas 2 2. Hay 8 (4,5) y 9 supralabial
los infralabiales, dos pares de genitales. La escamación dorsal está dispuesto en
17-15 filas, lisas y con fosetas apicales. Ventral 191-216; subvolúmenes 71-88
en dos series, alcantarillado, completo.

La coloración de esta serpiente es marrón claro o gris, con la mitad posterior del
cuello oscuro y la cola, totalmente negro. En la cabeza el diseño de formas
únicas de cuatro rayas negras verticales u oblicuas, debajo de los ojos, que
frontera cuarta, sexta y cinco supralabial y tercero, cuarto, sexto y cinco
infralabiales. También hay una estría negra oblicua en cada lado del cuello.

El "rabo negro" llega a medir unos tres metros de largo y prefiere vivir en los
bosques subtropicales. Tiene hábitos diurnos y se alimenta de un gran numero
de los vertebrados, incluidos los roedores y otras serpientes, sobretodo de las
llamadas "Mapanares". Por lo tanto la protección de esta especie es importante.
Es de movimientos muy rápidos y agresivos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 118
Añadir leyenda

Drymarchon Melanurus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 119
Imantodes Cenchoa
Nombre Común: Culebra Bejuquillo Cabezona
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Imantodes
Especie: I. Cenchoa

Descripción:
Esta especie arborícola vive en una amplia variedad de hábitats, desde el
tropical seco en el noroeste hasta el muy lluvioso en el noreste y hasta los 1500
m de altura, en los bosques húmedos premontanos.

Es una especie ovípara. La puesta es relativamente pequeña, de 1 a 3 huevos.
En los hábitats con reducida o ninguna estacionalidad, esta especie parece
reproducirse durante todo el año; por el contrario, si habita en ambientes
estacionales, su patrón reproductivo parece seguir el de las lluvias.

Se alimenta principalmente de pequeñas ranas y lagartijas que se encuentran en
la vegetación baja del bosque. Es activa durante la noche.

Imantodes Cenchoa

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 120
Imantodes Cenchoa

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 121
Leptodeira Annulata
Nombre Común: Falsa Mapanare
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Leptodeira
Especie: L. Annulata

Distribución:
Occidente, Centro y Oriente del país.

Descripción:
Rostral poco visible desde arriba; nasales dividas; escama loreal presente; una o
dos preoculares y dos postoculares; fórmula temporal 1+2+3. Hay 8(4,5)
supralabiales y 10(5) u 11(5) infralabiales; dos pares geneiales.
La escamación dorsal esta dispuesta en 19 hileras, aunque ocasionalmente en
17 ó 21, con reducción a 15 ó 13 cerca de la abertura anal. Ventrales 172 a 200;
subcaudales 72 a 102, divididas; escama anal, dividida. Es de temperamento
tranquila, es una serpiente de dentadura opistoglifa, es parte de un serie de
serpientes nocturnas y terrícolas que tienen cabeza triangular, ojos con pupilas
verticales, cuerpo cilíndrico y cola mediana o un poco alargada y puntiaguda.
La coloración de esta especie es marrón claro por encima, con 27 a 52 manchas
dorsales en el cuerpo, que son de color chocolate. En la cola hay 10 a 25
manchas del mismo tono. La Primera mancha nucal siempre aparece como una
doble barra paralela o divergente; otras veces, hay una sola mancha, pero con
fisura en el medio. Las manchas dorsales son un poco horizontales y casi nunca
están conectadas, al contrario de L. annulata annulata, que las presenta en
sentido algo longitudinal y, frecuentemente, en zigzag.
Se alimenta principalmente de ranas y otros pequeños animales. Esta serpiente
que se confunde con la especie venenosa del género Bothrops más no
representa alta peligrosidad a los seres humanos en la mayoría de los casos no
se presentan sintomas.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 122
Leptodeira Annulata

Leptodeira Annulata

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 123
Liophis Lineatus
Nombre común: Guarda Caminos
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Sauropsida
Infraclase: Lepidosauromorpha
Orden: Squamata
Suborden: Lepidosauria
Familia: Colubridae
Subfamilia: Xenodontinae
Género: Liophis
Especie: L. Lineatus

Descripción:
Llega a medir hasta cincuenta y siete centímetros de longitud.
Dorsalmente es de color ocre-plomo de fondo con una línea vertebral negra y
dos bandas laterales del mismo color. Las placas de la cabeza son negras.
Se dispersa por Panamá, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam, Guayana
Francesa, Brasil, Ecuador, norte y este de Perú, Bolivia, Paraguay hasta el norte
de Argentina.

Liophis Lineatus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 124
Liophis Lineatus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 125
Leptophis Ahaetulla
Nombre común: Lora, Cuaima Gallo.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Leptophis
Especie: Ahaetulla
.
Distribución: Trujillo, Zulia, Falcón, Aragua, Lara, Yaracuy y Carabobo.

Descripción
Rostral visible desde arriba; no hay loreal. Tienen 8 (4,5) y 11 (6) infralabiales;
dos pares de geneiales. Poseen 18 a 25 dientes maxilares. Dorsales en 15-11
hileras, casi todas aquilladas. Ventrales 150 a 182; 152 a 191 subcaudales, en 2
hileras; placa cloacal, dividida.
La coloración de esta serpiente es muy parecida a las subespecies de su género
a diferencia de que este presenta el color verde en todo el cuerpo.
Llega a medir unos 2 mts. de longitudy se alimenta principalmente de lagartijas
ranas y raras veces de pequeños roedores.
Su comportamiento defensivo es exactamente igual al las dos subespecies de
su género abriendo completamente la boca de manera amenazante he
intimidatoria.
Sin embargo la "verdegallo" es inofensiva ya que posee una dentadura aglifa y
más allá de intentar morder su comportamiento agresivo es únicamente
defensivo aunque esta subespecie puede ser un poco más apacible que las
otras dos subespecies.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 126
Leptophis Ahaetulla

Leptophis Ahaetulla

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 127
Mastigodryas Boddaerti
Nombre Común: Sabanera
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Mastigodryas
Especie: M. Boddaerti

Descripción:
Rostral poco visible desde arriba; escama loreal, presente; una preocular y dos o
tres postoculares; temporales 2 + 2. hay de 9 a 10 supralabiales, de las cuales
dos o tres están en contacto con el ojo; infralabiales 10(5) y 11(6); dos pares
geneiales.
Dorsales 17 - 15; ventrales 176 a 200; subcaudales 94 a 125, en dos hileras;
cloaca dividida (ocasionalmente entera).
La coloración es pardo grisácea clara o verde por encima, con una línea
blanquecina a cada lado de cada dorso, que ocupa las hileras cuarta y quinta, de
las escamas dorsales. Los especímenes juveniles tienen sobre el dorso barras
transversales irregulares y alternas.
Esta serpiente "sabanera" está ampliamente distribuída en el país. Se alimenta
de animales pequeños y tiene hábitos diurnos.
Mide hasta 160 cm aproximadamente.

Mastigodryas Boddaerti

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 128
Mastigodryas Boddaerti

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 129
Mastigodryas Pleei
Nombre común: Sabanera.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Mastigodryas
Especie: M. Pleei

Distribución: Vive en todos los territorios bajo y cálido del país.

Descripción
Rostral visible desde arriba; loreal, escala actual, un preeyeglass y dos
posteyeglasses; climas 2 + 2. que tiene de 9 (4,5,6) supralabiales; infralabiales
10 (4); dos pares geneiales. El escamation dorsal se distribuye en 17-15 filas.
Ventrales 192-193; subvolúmenes 80-107, en dos filas, alcantarillado, divididos.
La coloración de esta especie es muy variable, pero siempre en la lista de negro,
blanco y gris. Los especímenes juveniles tienen en las bandas transversales
traseras y líneas longitudinales.
Esta serpiente "Sabanera" que vive en las partes bajas del país, sobretodo en
las sabanas.
Tienen hábitos diurnos y ratones y lagartijas se alimentan de lagartijas, ranas e
inceptos.
Mide aproximadamente hasta 1,50.
Esta serpiente a pesar de ser venenosa no puede ser muy agresivo si es
causado a ellos, y en muchas ocasiones en las que se encuentran en cautiverios
constantemente puede reusar como comida a los roedores ya que, de hecho, su
dieta principal son las lagartijas y ranas.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 130
Mastigodryas Pleei

Mastigodryas Pleei

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 131
Oxybelis Aeneus
Nombre común: Lora, Bejuca Fuetillera.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Oxybelis
Especie: O. Aeneus

Distribución:
Cordilleras de los Andes y de la Costa y el Zulia.

Descripción:
Se caracteriza por ser sumamente alargadas y delgadas, así como por la cabeza
y el hocico, el cual es tres o más veces más largo que el diámetro del ojo. El ojo
es de tamaño mediano con pupila redonda. Parece tener una visión aguda con
una amplio campo binocular de visión.
La escama rostral es casi tan alta como ancha, apenas visible desde arriba. La
coloración va desde pardo claro a gris amarillento en la parte de arriba, a veces
bronceado uniforme o con puntos o manchas de oscuras a negras o con bordes
de escamas negros. En la parte inferior el color varía desde un color amarillento
hasta blanco o rojizo, ocasionalmente con manchas oscuras.
La cabeza es pardo clara con una banda negra lateral que atraviesa el ojo. Las
supralabiales y el área bajo la cabeza exhiben un color amarillo o blanco,
ocasionalmente pardusco o bronceado. El tamaño máximo que alcanza esta
especie raramente excede 1,50 metros de longitud.
Rostral visible desde arriba; un par de internasales; un par de prefrontales;
nasales divididas; loreal presente; una preocular y dos postoculares; fórmula
temporal 1 + 2. Hay 9 (4,5,6) o 9 (5,6) supralabiales y 9 ( 5 ) a 10 ( 5 )
infralabiales; dos pares de geneiales. Esta especie tiene unos 3 1 dientes
maxilares, acrecientes. Las dorsales están distribuidas en 12-10 hileras de
escamas, suavemente aquilladas y con fosetas apicales. Ventrales 150 a 163 y
subcaudales 118 a 130; placa anal, entera.
Pude moverse fácilmente entre ramas y confundirse entre ellas, puede moverse
en tierra y agua con gran velocidad.
En su hábitat pude moverse fácilmente entre ramas y confundirse entre ellas,
puede moverse en tierra y agua con gran velocidad.
Se alimenta de roedores, pájaros, ranas, etc.
Es una especie ovípara. Pone de 3 a 5 huevos en cada puesta desde marzo a
agosto. Las crías tienen un tamaño de 37 a 38 cm de longitud.
Esta especie se encuentra en la Cordillera de la Costa, en los Andes, pero
recientemente se encuentran en el Zulia y Falcón.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 132
Oxybelis Aeneus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 133
Oxybelis Aeneus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 134
Phimophis Guianensis - Excavadora
Nombre Común: Doroya - Excavadora
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Phimophis
Especie: P. Guianensis

Descripción:
Aunque es semiponzoñosa no representa peligro de accidente ofídico mortal
La coloración general es gris uniforme o hasta rojizo arriba, con numerosas
manchas pequeñas oscuras.
La parte superior de la cabeza oscura, detrás de lo cual sigue una banda nucal
clara y otra, pardo oscura.
La parte inferior de la cabeza y el vientre, blancos. El tamaño oscila entre 50 y
60 centímetros de largo.

Phimophis Guianensis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 135
Phimophis Guianensis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 136
Sibon Nebulatus
Nombre Común: Caracolera Común
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Dipsadidae
Género: Sibon
Especie: S. Nebulatus

Descripción:
Incluye una alta variedad de hábitat, desde el bosque seco tropical hasta el muy
húmedo tropical.
Aunque los adultos son arborícolas, los ejemplares jóvenes son terrestres
Es una especie ovípara.
Como todos los miembros del género, esta especie se alimenta principalmente
de caracoles, los cuales logra extraer de la concha por medio de modificaciones
especiales en las mandíbulas que les permiten enganchar el molusco y sacarlo.

Sibon Nebulatus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 137
Sibon Nebulatus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 138
Spilotes Pullatus
Nombre Comun: Tigra Cazadora
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Spilotes
Especie: S. Pullatus

Descripción:
Es una serpiente de hábitos arbóreos que gusta de habitar en zonas boscosas.
Su mordedura no es venenosa y se alimenta de una amplia variedad de presas,
incluyendo pequeños mamíferos, aves y lagartos.
La coloración general es de fajas oblicuas negras y amarillas transversales,
dirigidas desde la región vertebral hacia atrás.
Las zonas amarillas están ligeramente invadidas por el color negro.
Todo el vientre amarillo, con manchas negras laterales.
La cabeza es amarilla o parda, con manchas negras irregulares.
El tamaño de esta especie llega fácilmente hasta 200 cm de largo total y su
tamaño máximo es alrededor de 260 cm.

Spilotes Pullatus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 139
Spilotes Pullatus - Tigra Cazadora

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 140
Stenorrhina degenhartii
Nombre común: Lora, Bejuca Fuetillera.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Stenorrhina
Especie: S. Degenhartii

Distribución: Cordillera de la Costa.

Descripción
Rostral muy visible desde arriba; pequeñas nasales; no existe una escala loreal,
un preeyeglass y dos posteyeglasses; climas 1 + 2 o 2 + 3. Hay 7 (3,4) los
infralabiales supralabiales y 8 (4), dos pares de geneiales. Dorsales en 17-17
filas; ventrales 135-155; subvolúmenes 27 a 40, en dos filas (de vez en cuando,
los enteros).
La coloración es uniforme marrón claro en las unidades de adultos; vientre un
poco, pero con claridad y con manchas resistido algo. Los juveniles tienen
mediodorsales dorsolaterales oscuras y manchas.
Vive en sitios húmedos y tiene hábitos diurnos y mide hasta unos 75 centímetros
de longitud.
De comportamiento extremadamente dócil esta serpiente es completamente
inofensivo y su alimentación principal es el artrópodos se le ve muy frecuentes
por las jardineras.
También se le ve cerca de cursos de agua, aunque esta especie no es peligrosa
se elimina a ellos con frecuencia por ignorancia de la serpiente de nuestro país
una de las localidades que con mas frecuencia se ven es hacia el sur-este de la
capital, en zonas muy húmedas como el Hatillo.
Inofensiva serpiente no venenosa.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 141
Stenorrhina Degenhartii

Stenorrhina Degenhartii

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 142
Pseustes Poecilonotus

Nombre común: Lora.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Pseustes
Especie: P. Poecilonotus

Distribución: Amazonas, Bolívar, Monagas, Sucre, Cordillera de la Costa,
Guyana.

Descripción
Rostral visible desde arriba; escalas nasales enteros; grandes orificios nasales;
loreal presente, climas 1 2, 2 +2 o 2 +3. Hay 8 (4,5,6) o 9 (5.6.7), los infralabiales
supralabiales y 12 a 14, dos pares de generales. El encamación dorsal es en 23
a 25 filas, oblicua y con 5 a 11 de ellos en forma de quilla. Ventral 185-2.071;
subvolúmenes 109-129, en dos series, alcantarillado, completo.
La coloración es pardo grisácea o recorta las ramas más bajas de, irregular con
bandas transversales. El vientre es de color marrón claro y un poco más oscuro
hacia la parte posterior del cuerpo.
Esta serpiente es muy agresivo y se defiende inflando muy duro el cuello y
morder. Tiene hábitos diurnos, y por lo tanto en el suelo como en los árboles se
ve y su alimentación es principalmente lagartos y erosivos.

Mide hasta que poco más de 2 metros de longitud.
Serpiente Agresiva

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 143
Pseustes Poecilonotus

Pseustes Poecilonotus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 144
Tantilla Melanocephala

Nombre común: Culebrita de tierra.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Tantilla
Especie: T. Melanocephala

Distribución: Carabobo, Amazonas, Bolívar, Distrito Capital, Falcón, Mérida,
Miranda, Sucre y Portuguesa, desde el nivel del mar hasta los 1.000 metros de
altitud.

Descripción:
Cabeza alargada y no diferenciada del cuello, ojos pequeños y el cuerpo
cilíndrico y delgado, medio y cola puntiaguda. Rostral visible desde arriba; nasal
dividida o semidividida, no hay loreal escala, un preocular y dos postoculares.
Hay 7 (3,4) supralabiales y 7 (4); infralabiales dos parejas de generales, la
primera pareja más alargada que la segunda. El encamación dorsal en 15-15
filas, ventrales 133-166; subcaudales 46 a 77 en dos filas, alcantarillado anal
dividida, que posee del 12 al 18 pequeño diente maxilar del mismo tamaño
seguido por un pequeño diastema y dos dientes acanalados más grandes. El
hemipene es sencilla siempre con varios huesos y con la rutina sencilla
espermática.
La coloración de esta pequeña serpiente es la siguiente; dorsal presenta un
color pardo amarillento o de color rojizo, cada escama dorsal posee pequeñas
longitudinales pigmentos pardos, se asemeja a los anillos de la cabeza es de
color negro, que presenta una banda de color amarillo o de color de él la incinera
en la nuca el abdomen es de color blanco y sin manchas.
Esta serpiente logra medir aproximadamente 50 cm de longitud, incluyendo la
cola, sin embargo los ejemplares observados oscilan entre 30 y 40 cm, excepto.
Esta serpiente es de hábitos diurnos, es la costumbre de secreto de vivir entre la
verborrea de los bosques donde vive, su alimento posiblemente son pequeños
artrópodos. Sus hábitos reproductivos no se conocen.
Inofensiva serpiente no venenosa.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 145
Tantilla Melanocephala

Tantilla Melanocephala

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 146
LEPTOTYPHLOPIDAE

Leptotyphlopidae Leptotyphlops
Nombre común: Culebra de Tierra.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Leptotyphlopidae
Género: Leptotyphlops

Descripcion:
Serpientes excavadoras por excelencia.
Generalmente oscuras.
Se les suelen ver los ojos ocultos tras las escamas transparentes que los
recubren.
Poseen glándulas que elaboran una sustancia de olor fuerte y desagradable.
Cuando son atacados, especialmente por hormigas, se enrosca y vacía estas
glándulas, de manera que su contenido se esparce por todo el cuerpo.
Generalmente están divididos en grupos de acuerdo a su lepidosis cefálica y
caudal: albifrons, dulcis, melanotermus, septemstriatus y tessellatus. Aquí están
por abecedario.
Estas pequeñas serpientes subterráneas, se distinguen por tener una escama
nasal grande, dividida y en contacto con el labio superior; ojos ocultos debajo de
una escama ocular; cola corta y cónica. Tienen 14 hileras de escamas alrededor
del cuerpo.
El género Leptotyphlops se encuentra disperso por el Suroeste de Asia, islas del
Pacífico, África y en América, desde el Suroeste de los Estados Unidos hasta
Suramerica y las Antillas.
En Venezuela se conocen hasta el presente, siete especies.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 147
Leptotyphlops Affinis

Leptotyphlops Albifrons

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 148
Leptotyphlops Septemstriatus

Leptotyphlops goudotii

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 149
Leptotyphlops Dimidiatus

Leptotyphlops Macrolepis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 150
TYPHLOPIDAE

Typhlopidae Typhlops
Nombre común: Culebra Ciega.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Typhlopidae
Género: Typhlops

Descripción:
Miden entre diez y setenta centímetros de longitud.
Los escudos de la cabeza están muy modificados, pero aún son grandes. La
escama rostral es la más grande y se encuentra, recuentemente,
considerablemente proyectada.
Posee una cola espinosa que le sirve para la locomoción.
Se alimenta de hormigas y termitas.

Se encuentra representado en África y Madagascar, el sudeste de Asia, en
Indonesia y en América tropical. En el sudoeste de Asia se encuentra una sola
especie pequeña, y esta forma es la única que existe tan al norte como Grecia,
de ahí que se lo conozca como la Culebra ciega griega. Hay pocas especies en
América y se las encuentra desde Argentina hasta Méjico.
Muchos herpetólogos ponen a todas las especies dentro del género Typhlops,
pero debido a diferencias anatómicas, morfológicas, y zoogeográficas, se
justifica la división en otros géneros.
Se encuentran estrechamente relacionados a la familia Anomalepidae, pero no a
la familia Leptotyphlopidae.
Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Gran parte de las especies de este género fueron reclasificadas.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 151
Typhlops Brongersmianus

Typhlops Minuisquamus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 152
Typhlops Recticulatus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 153
SERPIENTES VENENOSAS DE VENEZUELA

CORALES

Micrurus Fulvius
Nombre Comun: Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Elapidae
Género: Micrurus
Especie: M. Fulvius

Descripción:
Su dentición es proteroglifa. Presenta aspecto de culebra por sus escamas lisas
y brillantes, la falta de distinción entre cabeza y cuello y por su pequeña cabeza
cubierta de escamas grandes; mide entre 18 y 80 cm. Se identifica por su diseño
consistente en anillos completos alrededor del cuerpo, dispuestos en 11 a 15
tríadas, separadas por anillos anchos rojo coral. Cada tríada se compone de 3
anillos negros, más ancho el central, separados entre sí por otros, finos,
amarillos. Su cabeza y ojos son pequeños. La cola es muy corta y de punta
roma. Habitat
Pasa la mayor parte del tiempo enterrada en el suelo, en zonas forestales entre
los troncos en descomposición, hojas y piedras. Parece preferir las zonas secas,
abiertas o de maleza, de vez en cuando en las zonas pantanosas (Conant y
Collins 1991). Descripción física
Con banda de color rojo, blanco o amarillo y negro en la que las bandas rojas y
amarillas se encuentran uno al lado del otro, y el hocico es negro. Tamaño oscila
entre dos y y tres pies (Barket 1964). Las escamas del cuerpo son suaves y
ocurren en 15 filas de largo, la placa anal está dividida. Reproducción
Desde finales de primavera a principios de verano y finales del verano a
principios del otoño. Los huevos son puestos durante mayo a julio. Hay
aproximadamente 37 días entre la cópula y oviposición. Embragues de 5-7
huevos se ponen y los jóvenes eclosionan aproximadamente 60 días después
(Barket 1964, Stebbins 1966).

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 154
Las hembras maduran a una longitud hocico-cloaca de unos 55cm en 21 a 27
meses. Los machos maduran sexualmente generalmente alrededor de 45 cm o
más, están a 11-21 meses.
Especies confusas: varias subespecies de Lampropeltis triangulum del y la
especie Cemophora coccinea también tienen bandas de color rojo, amarillo y
negro que cruzan su cuerpo, pero sus bandas de color rojo y amarillo están
separados por bandas negras y el hocico son de color rojo en lugar de negro
(Barbour & Ernst 1989).

Micrurus Fulvius

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 155
Micrurus Fulvius

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 156
Micrurus Dumerilii
Nombre Comun: Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Familia: Elapidae
Género: Micrurus
Especie: M. Dumerilii

Descripción:
Los adultos de esta especie miden entre 50 y 70 cm de longitud total. Puede
decirse que esta especie presenta el típico patrón de coloración de las
serpientes de coral que consiste en marcas tricolor (rojo, amarillo y negro)
dispuestas a modo de anillos a lo largo del cuerpo, sin embargo esta coloración
puede variar mucho entre poblaciones incluso entre ejemplares de una misma
localidad. Algunos ejemplares son completamente rojos con anillos negros
únicamente. Sin embargo de forma general, tiene entre 10 y 27 anillos negros o
más de 14 triadas (rojo-amarillo-negro) en el cuerpo. El hocico y el dorso de la
cabeza son negros formando una capucha seguidos de un anillo amarillo o
blanco en la región occipital que puede incluir las últimas escamas del hocico.
Después tiene un anillo negro en la nuca que puede variar en grosor e incluso
estar incompleto o ausente en ciertas poblaciones. La cola tiene anillos
alternados blanco y negro (estos son más anchos).
Serpiente nocturna que se encuentra activa en los periodos de lluvia o de mayor
humedad en su área de distribución. Vive enterrada, en las madrigueras de otros
animales o en oquedades naturales y solo esporádicamente es posible
observarla desplazándose entre la hojarasca de la selva en busca de alimento o
de pareja. Son carnívoras especializadas en alimentarse de otras serpientes que
viven en el suelo, incluso de otros coralillos, ocasionalmente lagartijas ( Bachia
cuvieri ) y anguilas ( Synbranchus marmoratus ). A su vez, los coralillos son
presa de otras serpientes, mamíferos y algunas aves rapaces. No se tienen
datos sobre la reproducción de esta serpiente; todas las serpientes de coral son
ovíparas, ponen entre 2 y 13 huevos ovalados entre la hojarasca o debajo de
troncos y rocas, luego de un periodo de entre 2 y 3 meses nacen las crías
midiendo 10 cm aproximadamente. Son de carácter más bien tímido y
despliegan una conducta más o menos constante entre todas las especies de
serpientes de coral. Esta conducta defensiva consiste en enroscar su cuerpo,
luego oculta su cabeza debajo y eleva verticalmente su cola realizando
ondulaciones para confundir al atacante o como advertencia.
Se distribuye en una variedad amplia de ambientes entre los que destacan la
selva tropical lluviosa, bosque de niebla, selva tropical seca y matorral espinoso.
Su distribución vertical está principalmente entre los 600 y los 1000 metros.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 157
Micrurus Dumerilii

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 158
Micrurus Dumerilii

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 159
Micrurus Dissoleucus
Nombre Comun: Coral Llanera
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Familia: Elapidae
Género: Micrurus
Especie: M.Dissoleucus

Descripción:
Se trata de una especie pequeña que mide entre 28 y 40 cm, la longitud máxima
reportada es de 65 cm. Una característica distintiva de esta especie es la forma
alargada de la cabeza. Presenta una coloración compuesta por 6-11 series de
tres anillos negros uniformes en tamaño separados por anillos claros,
usualmente blancos, estas series se denominan triadas las cuales están
separadas por anillos rojos más anchos. Los anillos blancos y rojos están
delineados finamente en color negro o bien sus escamas tienen la punta negra.
En la cola tienen 1 1/2 triadas. El último anillo de la primer triada siempre
constituye el anillo nucal. La cabeza es negra en su parte frontal y dorsal, este
color cubre de forma uniforme hasta la parte trasera de los ojos. Luego se
aprecia una banda blanca o anillo que cruza de lado a lado el dorso de la cabeza
justo por detrás de los ojos. En algunos ejemplares la banda blanca está
interrumpida, no llega hasta las escamas del borde del hocico o se presenta a
manera de manchas blancas. El anillo nucal negro está después de esta banda
blanca, ocasionalmente el anillo nucal puede estar incompleto ventralmente.
Posterior al anillo negro de la nuca se observa un anillo rojo.
Serpiente que vive bajo tierra ocupando las galerías de otros animales, también
puede ser encontrada oculta bajo tocones grandes, troncos y otros objetos en el
suelo. Aparentemente es común en zonas aledañas a los asentamientos
humanos de las áreas rurales dentro de su distribución. Se trata de una especie
que está activa por la noche de forma particular durante la temporada lluviosa. Al
inicio de esta época las hembras pueden poner entre 3 y 8 huevos en sitios
frescos en donde se desarrollarán en un periodo de entre 2 y 3 meses luego del
cual nacen las crías midiendo entre 10 y 15 cm. Al parecer las crías se alimentan
de invertebrados, lagartijas y culebras pequeñas. Los adultos comen
principalmente culebras y lagartijas como Ameiva bifrontata.

Puede ser encontrada en selva seca tropical, selva caducifolia, matorral
espinoso, matorral costero, bosque montañoso bajo, bosques húmedos, llanos y
sabanas. La mayor parte de los registros ha sido en zonas secas, xéricas y
estaciónales a elevaciones desde cerca del nivel del mar hasta los 1000 metros,
siendo más común alrededor de los 500 metros sobre el nivel del mar.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 160
Micrurus Dissoleucus

Micrurus Dissoleucus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 161
Micrurus Ancoralis
Nombre Comun: Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Familia: Elapidae
Género: Micrurus
Especie: M. Ancoralis

Descripción:
Esta serpiente de coral grande puede llegar a medir hasta 150cm en estado
adulto aunque la mayoría de los registros hablan de entre 70 y 90cm. Presenta
una coloración corporal compuesta por entre 12 y 24 triadas, más 1 o 2 en la
cola. Cada una de esta está formada por tres anillos negros separados por dos
anillos claros más angostos, las escamas de estos últimos tienen la mitad de las
escamas negras. Cada triada esta separada por un anillo rojo ancho con el
mismo patrón de pigmento negro en las escamas que los anillos claros. Tanto
los anillos rojos como los claros, centralmente no presentan manchas negras. La
cabeza (ancha y aplanada dorsalmente) así como el cuello de esta especie
presentan una coloración conspicua de manchas y líneas características. Desde
la punta del hocico hasta la parte anterior de la zona parietal es rojo brillante,
esto incluye las escamas que bordean el hocico y el vientre de la cabeza.
Algunos ejemplares presentan manchas negras al frente de la cabeza, entre los
orificios nasales. Así también otras escamas en el dorso de la cabeza poseen
puntos negros y manchas acomodados simétricamente. La escama frontal
presenta una mancha negra muy evidente y las dos escamas anteriores a esta,
un par de puntos igualmente simétricos. El vientre de la cabeza es rojo. El anillo
en la nuca es negro y su borde anterior es irregular, el primer anillo claro puede
o no estar completo. Este anillo puede estar recurvado hacia delante e
interrumpido dorsalmente lo que da la apariencia de líneas claras diagonales al
costado del cuerpo.

Especie terrestre que se alimenta de otras culebras pequeñas incluyendo Ninia
atrata y anfisbénidos como Amphisbaena fuliginosa . Se oculta durante el día en
grietas entre la vegetación, hojarasca y debajo de rocas o entre troncos podridos
de árboles caídos. Se sabe poco sobre su biología, sin embargo puede inferirse
que se trata de una especie ovípara que puede poner más de 12 huevos por vez
debido a su tamaño.

Aparentemente es nocturna aunque en áreas con vegetación densa se mueven
durante el día, en cuanto a su actividad anual puede estar más activa en los
meses calidos y durante la temporada de lluvias. Se encuentra principalmente
en selva tropical lluviosa y en bosque húmedo montañoso a alturas que oscilan
entre el nivel del mar y 1500 metros.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 162
Micrurus Ancoralis

Micrurus Ancoralis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 163
Micrurus Mipartitus
Nombre Comun: Coral Montañera
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Familia: Elapidae
Género: Micrurus
Especie: M. Mipartitus

Descripción:
Serpiente delgada de cuerpo cilíndrico que en estado adulto mide entre 60 y 80
cm aunque puede alcanzar hasta 1.2 m. Presenta anillos negros alternados con
anillos claros (amarillos o blancos), así como un distintivo anillo rojo en la parte
trasera de la cabeza y anillos de este mismo color alternados con anillos negros
en la cola. En el cuerpo presenta entre 34 y 84 anillos negros que son más
anchos que los claros y en la cola entre 1 y 9. La cabeza es negra y cubre hasta
la parte posterior de los ojos, luego inicia el anillo rojo o anaranjado amplio que
se une posteriormente con el anillo nucal negro. En el vientre se observa el
mismo patrón de coloración, algunas veces los anillos claros tienen pigmento
negro ventralmente. En ejemplares grandes y viejos, los anillos claros son más
bien opacos y con mucho pigmento negro.
Esta llamativa serpiente de carácter irritable, es abundante cerca de los
asentamientos humanos así como en los plantíos de café por lo que es común
que la gente sea mordida por este animal que alcanza tallas considerables. Vive
en el suelo oculta entre la maleza, hojarasca, debajo de rocas y troncos de
árboles caídos en donde caza a otras serpientes como Atractus werneri, y A.
sanctamartae, anfisbénidos Amphisbaena spp., lagartijas de la especie
Lepidoblepharis sanctamartae, serpientes ciegas Leptotyphlops spp. y cecilias
Caecilia sp. Por lo general está activa al inicio y durante la época de lluvias que
es cuando hay más alimento y los machos están buscando pareja.

Es ovípara y se ha registrado que ponen entre 5 y 12 huevos entre enero y
febrero (algunas veces antes), las crías nacen hacia finales de abril midiendo
alrededor de 20 cm.

Habita en una gran variedad de tipos de vegetación incluyendo bosque bajo
montañoso y bosque de niebla. Es encontrada con frecuencia en plantaciones
de café así como en otro tipo de vegetación secundaria asociada normalmente
con los asentamientos humanos. También ha sido reportada para matorrales
secos y rocosos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 164
Micrurus Mipartitus

Micrurus Mipartitus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 165
Micrurus Proximans

Nombre Comun: Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Familia: Elapidae
Género: Micrurus
Especie: M. Proximans

Descripción:
Llega a medir hasta cincuenta y siete centímetros, pero generalmente mide entre
cuarenta y cincuenta centímetros de longitud.
El cuerpo presenta un patrón de 17-24 anillos negros flanqueados por delgados
anillos amarillos que no están completos en la zona ventral. Entre los anillos
amarillos hay una banda roja en la que sus escamas están bordeadas de negro
y presentan puntos negros dispersos. En la cola hay 4-7 anillos negros
intercalados con amarillos.
La parte anterior de la cabeza es negra, y llega así hasta las escamas detrás de
los ojos y hasta el mismo nivel de la región dorsal. Después hay un anillo
amarillo en la región parietal, éste es angosto dorsalmente haciéndose más
ancho lateralmente con prolongaciones de este color hacia la parte delantera del
hocico. Posterior a éste se presenta un anillo nucal negro.
Es de hábitos terrestre y nocturno. Se encuentra debajo de grandes rocas y en
grietas. Dado las temperaturas extremadamente elevadas del día, permanece en
su refugio. Su actividad está marcada por la temporada de lluvias, en su área de
distribución ésta se restringe a sólo unos meses del año.
Se alimenta de pequeñas culebras terrestres, lagartijas y ocasionalmente de
invertebrados.
Es de reproducción ovípara. Peone entre 3 y 8 huevos.

Habita en selva baja caducifolia y matorrales espinosos a elevaciones no
mayores a 150 metros sobre el nivel de mar.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 166
Micrurus Proximans

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 167
Micrurus Diastema

Nombre Comun: Coral
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Familia: Elapidae
Género: Micrurus
Especie: M. Diastema

Descripción:
Esta serpiente mide entre 60 y 75 cm llegando hasta los 90 cm . Presenta un
patrón de coloración extremadamente variable a lo largo de toda su área de
distribución haciendo que la identificación sea complicada en ciertos casos,
Generalmente el hocico es negro así como la parte anterior de la cabeza ya que
se observa una especie de capucha negra, en ocasiones tiene una mancha clara
en la punta del hocico. A lo largo del cuerpo presenta entre 0 y 62 anillos negros,
los cuales varían también en grosor y pueden o no estar completos. En la cola
presenta de 0 a 16 anillos negros. Puede tener (o no) anillos amarillos que
generalmente son más delgados que los negros. Por lo general se observa un
anillo nucal grueso color negro que es más ancho que el resto de los anillos
negros en el cuerpo. Las escamas están bordeadas finamente en color negro,
esto se aprecia particularmente en las partes de los anillos amarillos y rojos. En
la parte ventral, los anillos rojos poseen manchas o puntos negros dispersos.
Serpiente de hábitos terrestres cuyo periodo de actividad anual está
estrechamente relacionado con la temperatura y las lluvias.

Se ha visto que particularmente activa en las noches lluviosas o posterior a
estas, es común observar a estas serpientes desplazándose entre la hojarasca o
bien cruzando caminos rurales incluso carreteras. De carácter tímido, esta
especie despliega una conducta defensiva similar a la que realizan otras de su
mismo género; al sentirse amenazada, enrosca su cuerpo para tratar de
confundir al agresor y que este no pueda distinguir entre su cabeza y su cola,
eleva verticalmente esta última haciendo ondulaciones rítmicas a manera de
advertencia. Es carnívora y han sido reportadas varias especies dentro de su
dienta entre las que destacan lagartijas (Eumeces schwartzei, Ameiva undulata,
Lepidophyma flavimaculatum) y principalmente otras serpientes.

Puede ser encontrada en varios hábitat, entre los que destacan la selva mediana
y alta caducifolia y subcaducifolia, selva tropical lluviosa, bosque de tropical
húmedo. Su distribución vertical va desde cerca del nivel del mar hasta los 1250
metros.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 168
Micrurus Diastema

Micrurus Diastema

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 169
VIVORAS

Bothrops Atrox
Nombre Común: Mapanare
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Familia: Viperidae
Género: Bothrops
Especie: B. Atrox

Descripción:
Crotálidos, la más grande de América. Se le conoce también como surucutinga,
como cascabela muda, en Colombia como verrugosa. Se distribuye en el piso
tropical y subtropical desde el piedemonte andino, a través de la cordillera de la
Costa, incluyendo los valles, depresiones y llanos de los estados
noroccidentales, centrales y nororientales. Hace vibrar la cola con rapidez
cuando está irritada, pero sin producir sonido como hace la serpiente de
cascabel, con la que está emparentada. Mide unos 90cm de longitud, pero
puede alcanzar los 360cm. La longitud promedio de los adultos es de 130cm; su
peso, cercano a 900gr. La mapanare tiene cuerpo cilíndrico, cola corta y cabeza
triangular ancha. Tiene un dibujo de puntos de color castaño oscuro a lo largo
del dorso y los costados del cuerpo, que es de color castaño claro. Como todas
las Viperidae, tiene una foseta termoreceptora (un orificio en la mandíbula
superior, ubicado entre los ojos y las fosas nasales). Ésta tiene
aproximadamente 6mm de profundidad, con una cámara que posee una parte
externa y otra interna, separadas por una membrana delgada. Ésta es un
increíble aparato que detecta diferencias entre la temperatura ambiente y la de
la presa. Es el único crótalo que pone huevos.
Miembro de la familia Crotálidos, a la que también pertenecen los crótalos, está
considerada como la mayor serpiente venenosa del hemisferio occidental, con
360cm de longitud máxima.
En algunos casos, los mamíferos pequeños que han sido mordidos por esta
serpiente mueren como resultado de las heridas infligidas y no como
consecuencia del veneno.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 170
Bothrops Atrox

Bothrops Atrox

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 171
Bothrops Atrox cf "Isabelae"
Nombre común: Mapanare
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Bothrops
Especie: B. Aatrox cf "Isabelae".

Distribución: Portuguesa, Trujillo, Mérida, Zulia y Barinas.

Descripción
Cabeza triangular; ojos con pupilas verticales; nasal grandes y separadas;
internasal alargada y pequeña; supraoculares grandes y ovaladas; tres
preoculares y tres postoculares; 2-3 suboculares; 7 supralabiales, 10
infralabiales.
La escamación dorsal está dispuesta de esta forma 20, 25, 22, 17 hileras de
escamas, Las ventrales alrededor de 197 y las subcaudales en número 55;
divididas; escama cloacal, dividida.
Esta especie es difícil de diagnosticar utilizando la descripción original, debido a
que los caracteres generales se sobreponen con B. atrox ó B. asper (Campbell y
Lamar 2004). Sin embargo, estos autores reconocen la posibilidad de que sea
una especie válida. Natera y Castelaín (en prep.) la consideran una especie
válida, como fue considerado por Lancini y Kornacker (1989).
De igual manera, el estatus particular de Bothrops asper y Bothrops atrox y las
relaciones entre ambas, son poco conocidas y muy controversiales, aunado a
esta, se ha observado, en varias ocasiones, la cópula en cautiverio entre estas
dos especies produciendo camadas viables, generando aún más controversia.
El complejo Bothrops asper - Bothrops atrox puede representar múltiples
especies que incluye especies crípticas, variaciones discordantes y múltiples
zonas en las cuales convergen, es por esta razón que no esta muy claro y aun
mas con la evidencia de que estas especies pueden hibridarse, solamente se
podrá esclarecer Bothrops isabelae una vez que se hayan realizado los
respectivos estudios de ADN.
En 1997 Salomão, M.G., W. Wüster, R.S. Thorpe & BBBSP (1999) revelan que
el Complex Bothrops atrox (incluyendo colombiensis y isabelae entre otras) es
monofiletico lo cual nos indica que tanto como colombiensis como isabelae
actualmente pertenecen a ese complejo de especies y hasta que no haya un
estudio mas claro el epiteto mas apropiado es Bothrops atrox cf "isabelae"

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 172
Bothrops Atrox cf Isabelae

Bothrops Atrox cf Isabelae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 173
Bothrops Asper
Nombre Comun: Guayacan, Terciopelo
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Subfamilia: Crotalinae
Género: Bothrops
Especie: B. Asper

Descripción:
Es una serpiente grande, que puede alcanzar los 250 cm aunque el promedio de
adultos varía entre los 140 y 180 cm de longitud. Las hembras son mucho más
largas que los machos.
El cuerpo es medianamente robusto poco triangular y cola algo corta y
puntiaguda, la cabeza grande, bien diferenciada y claramente triangular vista
dorsalmente.
Las escamas dorsales están fuertemente quilladas. El color de fondo es variado
en algunas regiones de gris oscuro, café o verde oliva a pardo-negruzca o gris
claro.
Vientre color crema y poco o muy manchado de gris negro.con un patrón dorsal
distintivo que consiste en una serie de diseños triangulares a ambos lados del
cuerpo, vistos dorsalmente los diseños recuerdan una letra X, razón por la que
en gran parte de su distribución la especie es conocida también como serpiente
equis.
La Guayacan se distingue también por la presencia de bandas pos-oculares a
cada lado de su cabeza. Ejemplares juveniles más claros que los adultos. Punta
de la cola amarillo o anaranjado claro. Algunos ejemplares de esta "mapanare"
pueden ser amarillentos según el Hábitat

La especie es vivipara y muy fecunda, pudiendo dar a luz hasta 90 crías. Su alta
fecundidad explica en parte por qué la terciopelo es una de las serpientes más
abundantes del país. Además, es una especie que se adapta a ambientes
perturbados, lo que explica que sea responsable de más del 50% de los
accidentes ofídicos en la región.

Dentro de las 200 millas de Caracas, Norte, Centro, Oriente y Occidente del país
sobre todo en la plataciones de Palmas Aceiteras, desde el nivel del mar hasta
unos 2.500 metros de altura.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 174
Bothrops Asper

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 175
Bothrops Asper

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 176
Bothrops Brazili
Nombre común: Mapanare
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Bothrops
Especie: B. brazili

Distribución: Amazonas y Bolivar.

Descripción
Cabeza acorazonada; ojos rojizos o anaranjados, con pupilas verticales; con un
cuerpo grueso cola corta y puntiaguda.
Nasales divididas; internasales pequeñas escamas cefálicas pequeñas y
aquilladas. La 2da supralabial forma el borde anterior de la foseta loreal. Hay 8-9
supralabiales y 10-11 infralabiales. Las dorsales fuertemente aquilladas y
distribuídas en 28 ó 25 hileras, con reducción ventrales entre 156 a 179 y
subcaudales 52 a 64, divididas; escama cloacal entera.
La coloración de la cabeza no posee manchas o marcas obscuras casi ausente
ó en algunos casos ausente completamente la banda negra detrás de los ojos,
como en las demás especies de Bothrops y su coloración de fondo es pardo
clara, con marchas irregulares 14 aproximadamente en el dorso cuya forma
parecen a las alas de las mariposas.
El vientre es color claro y salpicado con manchas marrones hacia los lados.
Su tamaño promedio es de más de un metroy aún se desconoce mucho sobre
sus hábitos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 177
Bothrops Brazili

Bothrops Brazili

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 178
Bothriopsis Bilineata Bilineata
Nombre Comun: Mapanare Verde.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Bothriopsis
Especie: B. Bilineata Bilineata.

Distribución: Estado Bolívar.

Descripción:
Cabeza triangular y aplastada; ojos de tamaño discreto, con pupilas verticales e
iris de color verde tierno. Cuerpo lateralmente comprimido; cola corta, muy
prensil y puntiaguda.
Rostral visible desde arriba; internasales muy anchas; escamas cefálicas,
aquilladas. Hay 7-7 supralabiales y 10-11 infralabiales. La 2ª supralabial forma el
borde anterior de la foseta loreal. Escamas dorsales aquilladas y dispuestas en
27 a 31 hileras, con reducción; ventrales 201 a 214; anal, entera; subcaudales
62 a 67, divididas y, ocasionalmente, algunas enteras.
La coloración de esta subespecie es la siguiente: Dorso verde limón con
pequeñas manchitas puntiformes en cada escama dorsal, que se agrupan
especialmente a los lados de las carenas; dorsolateralmente, el color verde toma
tonalidades más tiernas y desaparece el punteado oscuro en las escamas.
Hay cerca de 40 manchas dorsovertebrales irregulares, casi siempre pares, que
ocupan una o dos escamas de anchura. También hay una línea a cada lado, de
color amarillo crema, que ocupa exactamente la hilera paraventral de escamas
dorsales.
El vientre es de color verde amarillento, casi inmaculado.
La cabeza tiene un diseño estrecho y obscuros detrás de los ojos, que es poco
notable. Las últimas 20 a 25 escamas debajo de la cola, son de color amarillo
verdoso o dorado y, por encima de ellas, la coloración es pardo verdosa o rojiza.
De esta misma tonalidad son las manchas dorsales.
Esta serpiente tiene hábitos nocturnos y arborícolas. Se alimenta de pájaros y
otros animales pequeños, a los cuales retiene al morder.
Bothriopsis bilineata bilineata es una serpiente perezosa de movimientos y poco
agresiva; posee un veneno muy débil. Por esta razón, y debido a la poca
cantidad de veneno que es capaz de inyectar, difícilmente llega a causar muerte
en los seres humanos.
Mide alrededor de 0,80 a 1,20 metros de largo vive en los bosques de
Amazonas y el Estado Bolívar.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 179
Esta especie es otra de las que particularmente son difícil de ver en cautiverio ya
que necesitan ciertas condiciones para su buen desarrollo, son increíblemente
bellas en persona, además son difíciles de encontrar.

Bothriopsis Bilineata Bilineata

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 180
Mapanare Verde

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 181
Bothriopsis Medusa
Nombre común: Mapanare, Viejita.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae Género: Bothriopsis
Especie: Bothriopsis medusa.

Distribución: Endémica del tramo Central de la cordillera de la Costa, Aragua,
Carabobo, Miranda, Vargas y Distrito Capital.

Descripción
Cabeza triangular y hocico romo; ojos con pupilas verticales; cuerpo algo
comprimido y cola corta y puntiaguda.
Rostral más alta que ancha; nasales divididas; un par de internasales. Las
escamas de la cabeza pueden ser lisas o aquilladas. Entre las supraoculares
hay varias escamas, un poco mas grandes que las restantes de la cabeza.
Hay 7-7 u 8-7 supralabiales y 8 a 10 infralabiales. La 2ª supralabial forma el
borde anterior de la foseta loreal. Las dorsales en 21 hileras, aquilladas. Las
ventrales varían de 153 a 168 y las subcaudales de 46 a 56, en su mayoría
enteras; placa anal, sencilla.

La coloración es muy pobre de aspecto en B. medusa y consiste en un fondo
pardo a grisáceo, con bandas transversales y centros blanquecinos más visibles
en los machos (dimorfismo sexual). el vientre está pigmentado de oscuros
(Campbell & Lamar 2004, Lancini 1979). En la cabeza hay una banda negra
detrás de los ojos.
Esta especie apenas llega a medir unos 50 a 70 cm y tiene un veneno débil.

La "viejita" tiene su hábitat preferido en los bosque subtropicales cercanos a
Caracas y hasta hace unos años se la encontraba en la propia Capital
(Localidad típica)., pero con el desarrollo de la Ciudad se ha ido replegando a
otras áreas próximas.
Hoy en día es dificil verlas dado a que se ha urbanizado gran parte de las zonas
donde normalmente hábita.

Se alimenta principalmente de lagartijas y ratones y se le encuentra activa
durante las horas de la tarde-noche.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 182
Bothriopsis Medusa

Mapanare, Viejita

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 183
Bothriechis schlegelii
Nombre común: Pestañosa, Mapanare Cejuda, Colgadora
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Subfamilia: Crotalinae
Género: Crotalus
Especie: C. Bothriechis
Subespecie: Bothriechis schlegelii

Distribución: Estado Táchira

Descripción:
Cabeza triangular y hocico corto; ojos con pupilas verticales; cuerpo lateralmente
comprimido; cola corta, prensil y puntiaguda.
Rostral triangular, internasales muy pequeñas; nasales enteras; tres
preoculares; dos postoculares.
Hay dos hileras de cuatro a cinco escamas supraciliares erectas, en forma de
sierra y, por ello, se las denomina "mapanares cejudas" o "pestañosas". Tienen
ocho a nueve supralabiales y diez a once infralabiales.
La escamación dorsal cuenta con unas 23 hileras de escamas dorsales,
aquilladas con reducción.
Ventrales 138 a 162, placa anal, entera y subcaudales 47 a 62, en su mayoría
enteras y unas pocas divididas.
La coloración de esta especie es realmente espectacular, muy variable y pueden
encontrarse ejemplares de color verdoso, amarillento o grisáceo, con numerosas
manchas obscuras.
Esta "mapanare" prefiere tanto la vida arborícola como terrícola y nocturna.
Se alimenta de pájaros, ranas y otros pequeños animales. Mide alrededor de
1,20 metros de longitud.

En Venezuela se ha encontrado un solo ejemplar de
B. schlegelii en las cercanías de Ureña (Estado Tachira), que fue reportado por
el Dr. Pifano, Römer y Sandner Montilla en 1950.

Esta serpiente cuando ataca tiene un gran alcance por lo cual no se le debe
acercarse demasiado.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 184
Bothriechis schlegelii

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 185
Bothriechis schlegelii

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 186
Bothrops Venezuelensis
Nombre Común: Trigra Mariposa
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Familia: Viperidae
Género: Bothrops
Especie: B. Venezuelensis

Descripción:
Cabeza oscura, con una raya negra y escamas labiales manchadas de negro.
Esta especie puede llegar a medir entre un metro y un metro con veinte
centímetros de longitud.

En el dorso hay 16 a 22 manchas pardas o negruzcas, que a veces, recuerdan
figuras en forma de alas de mariposa. Lateralmente, las manchas tienen formas
trapeziodal con centros claros. El vientre está densamente pigmentado de negro,
pardo grisáceo o rojizo y blanco.

Bothrops Venezuelensis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 187
Bothrops Venezuelensis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 188
Porthidium Llansbergii Hutmanni
Nombre común: Mapanare.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Porthidium
Especie: P. Llansbergii Hutmanni

Distribución: Estado Nueva Esparta. "Endemica".

Descripción:
Cabeza ancha y triangular y hocico levantado (proboscidiforme), ojos pardos
amarillentos con pupilas verticales, de cuello grueso, cola corta y puntiaguda,
cuerpo sumamente grueso y robusto, Rostral mucho más alta que ancha;
nasales divididas; un par de internasales separadas parcialmente; dos
preoculares dos postoculares y dos suboculares. Las escamas frontales son
imbricadas y carenadas en 5 series, entre las grandes supraoculares, en la parte
anterior las frontales son mayores y algunas sin carena, 10 supralabiales y 13-14
infralabiales. Ventrales 142 a 144, dorsales 21 filas al medio del
cuerpo,subcaudales 31, entera, placa anal entera.
La coloración de esta subespecie presenta los colores de Rosado claro a crema
muy claro blancuzco con un pequeño tono anaranjado en toda la parte superior
de la cabeza, no presenta manchas obscuras en las infralabiales ni en la
cabeza, de manera casi inmaculada, rosado claro en el dorso a oscuro hacia la
cola, la cual termina a oscura grisácea, hay una línea longitudinal mediodorsal
de color pardo claro y una sucesión de 19 22 manchas negras con un centro
pardo oscuro entre sí.
Esta subespecie es de talla pequeña llegando a medir hasta 90 cm. de longitud
habita únicamente en la Isla de Margarita Estado Nueva Esparta, Endemica de
ese Estado, normalmente este especie es un poco mas tranquila comparando
con Porthidium lansbergii rozei y posee un veneno poco activo. Su alimentación
principal son las lagartijas y pequeños roedores, aunque en algunos casos de
cautiverio algunos individuos no toleran digerir roedores presentandose casos de
regurgitación.
En la actualidad varios trabajos hacen referencia a esta subespecie como
Porthidium lansbergii dado a que todavía no se establecen caracteres claros que
la diferencien de la especie nominal, esto mismo ocurre con Porthidium
lansbergii rozei

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 189
Porthidium Llansbergii Hutmanni

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 190
Porthidium Llansbergii Hutmanni

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 191
Porthidium Lansbergii Rozei
Nombre común: Mapanare rabo frito, saltona.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Porthidium
Especie: P. Lansbergii Rozei.

Distribución: Anzoátegui, Sucre, Bolívar, Trujillo, Lara, Falcón, Aragua,
Carabobo y el Delta Amacuro.

Descripción:
Cabeza triangular y hocico levantado; ojos pardos amarillentos, con pupilas
verticales; cuerpo grueso y cola corta, puntiaguda y semiprensil. Rostral mucho
más alta que ancha; nasales divididas; un par de internasales; tres preoculares y
tres postoculares; 8 supralabiales y 10 infralabiales.
Las escamas cefálicas y dorsales están suavemente carenadas; dorsales en 25-
19 hileras; ventrales 142 a 144; subcaudales 27 a 32, enteras, y placa anal
sencilla.
La coloración de fondo de esta serpiente es pardo amarillenta (color hoja seca).
En la cabeza hay una banda más obscura detrás de los ojos, que es casi
imperceptible.
En el dorso hay una línea longitudinal mediodorsal de color pardo claro y una
sucesión de 20 a 23 manchas cuadrangulares, alternas y de color pardo, con
bordes más obscuros; estas bandas son más anchas que los interspacios claro
en Porthidium lansbergii rozei. La cola es rojiza o amarillenta, con manchas
blancas y de allí los nombres vernáculos "rabo frito" y "rabo de candela", con lo
cuales designan nuestros campesinos a estas serpientes.
El vientre es un poco más oscuro que el dorso y está tenuemente pigmentado.
La coloración de esta "mapanare" es protectora, por que se confunde con la
hojarasca seca, donde vive preferentemente.
Esta especie es más bien pequeña y sólo alcanza a medir unos 90 cm. de
longitud. Habita en las zonas secas y bosques.
Se alimenta especialmente de pequeños lagartos y roedores. Es una serpiente
nocturna y de movimientos lentos, que pocas veces intenta morder. Su veneno
no es muy activo.
En la actualidad varios trabajos hacen referencia a esta subespecie como
Porthidium lansbergii dado a que todavía no se establecen caracteres claros que
la diferencien de la especie nominal, esto mismo ocurre con Porthidium
lansbergii hutmanni.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 192
Porthidium Lansbergii Rozei

Porthidium Lansbergii Rozei

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 193
CROTALOS

Crotalus Basiliscus
Nombre Comun: Cascabel
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Subfamilia: Crotalinae
Género: Crotalus
Especie: C. Basiliscus

Descripción:
Es una especie de gran porte y robustez, alcanza los 160 cm. de longitud. Se
distingue por el apéndice córneo que exhibe. En el extremo de la cola tiene un
cascabel compuesto de una serie de hasta 14 segmentos córneos huecos
engarzados entre sí que produce un sonido característico, cuando el animal está
excitado los agita. Cada segmento corresponde a una muda, por lo que el
animal adquiere 2 o 3 segmentos por año. Rara vez puede retener más de 14,
pues el desgaste los hace quebrarse. Color de fondo castaño nuez clara, con
una serie de 18 o más rombos, de eje mayor mediodorsal más oscuro que el
fondo y delimitada por escamas blanquecinas o amarillentas. En los flancos
presenta triángulos oscuros, bordeados de claro, con un ángulo apuntando hacia
dorsal, algunos enfrentándose con los vértices inferiores de los rombos dorsales.
En la zona del cuello presenta dos líneas latero dorsales longitud blanquecina de
una escama de ancho y las filas de escamas que quedan así delimitadas son de
coloración más oscura.
El dorso de la cabeza con dos franjas longitudinales algo más oscuras que el
color de fondo y cubierto de pequeñas escamas, salvo en su parte anterior,
donde se destacan cuatro escamas mayores.
Los crotalinos son casi todos americanos y tienen fosetas faciales que son
órganos sensibles al calor, con los que localizan a sus víctimas. Pueden citarse
las serpientes de cascabel.

Alimentación:
Carnívoros, se alimentan de animales pequeños, ratoncillos y aves.
Reproducción:
Ovovivípara, es decir que el huevo empolla en el vientre materno y nace la cría
viva.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 194
Comportamiento:
Es una especie relativamente agresiva, en nuestro país ya no se encuentran
casos de ofidismo de esta especie lo que concuerda con su progresiva
desaparición de nuestro planeta. Ecosistema de Habita:

Vive en los sitios áridos y en los pedregosos aunque a veces se le ve también en
los bosques. Su forma y colores le ayudan a camuflagearse y de esta forma
puede confundir a sus perseguidores y gracias a esto logran su supervivencia.
Se distribuye por toda la costa del pacífico, habita en zonas semiáridas. Veneno:
La acción de su veneno es neurótoxica y hemolítica.

Crotalus Basiliscus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 195
Crotalus Basiliscus

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 196
Crotalus Durissus Cumanensis
Nombre común: Cascabel.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Crotalus
Especie: C. Durissus Cumanensis.

Distribución: Gran parte del país, desde el nivel del mar hasta unos 2500
metros de altura.

Descripción:
Cabeza corta y acorazonada; ojos con pupilas verticales; cuerpo grueso y de
forma triangular; cola corta, gruesa y terminada en una serie de anillos córneos
(cascabel).
Rostral apenas visible desde arriba; nasales divididas; internasales pequeñas;
prefrontales anchas, seguidas por dos escamas grandes y de otro par,
pequeñas, entre las supraoculares.
Escamas cefálicas de la mitad posterior de la cabeza, pequeñas y carenadas.
Tiene dos preoculares y varias postoculares pequeñas.
Las escamas supralabiales no forman el borde anterior al de la foseta loreal, por
que entre ésta y aquéllas, hay varias escamas pequeñas.
Supralabiales 12 a 16 e infralabiales 12 a 17; un par de geneiales.
Las escamas dorsales están fuertemente aquilladas y dispuestas en 25 a 29
hileras, con reducción.
Las ventrales varían de 163 a 183 y las subcaudales de 20 a 33, enteras; placa
anal entera.

La coloración de fondo varía en esta "serpiente de cascabel" de pardo rojizo a
pardo amarillento o grisáceo.
Hay una banda oscura que atraviesa las supraoculares en su parte anterior y
otra de color claro, entre los ojos.
Detrás de las supraoculares parten dos estrías pardo obscuras de unas tres
escamas de anchura, que se extienden por toda la región cervical.
Estas estrías están bordeadas por cintas de color marrón claro o amarillento.

En el cuerpo hay una serie de rombos obscuros, con centros más claros y
bordes exteriores de color amarillo o blanquecino.
Los rombos van perdiendo contraste con el color básico dorsal en la parte
posterior al cuerpo.
La cola es marrón obscura o gris, pero con la parte inferior un poco más clara.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 197
La parte baja de la cabeza y el vientre, son de color cremoso o marfil, con
algunas manchas invasoras del dorso.
Crotalus durissus cumanensis es la típica serpiente de cascabel de Venezuela.
Se encuentra en casi todas las zonas bajas y secas del país y, ocasionalmente
en bosques, hasta unos 2500 metros de altura (Pico Naiguatá, etc).
Esta temible serpiente tiene hábitos nocturnos y se alimenta de roedores y otros
animales alcanza a medir hasta 1.50 metros.

La "cascabel" posee un poderoso veneno, capaz de provocar la muerte.
Ella es muy irritable y se enrrolla rápidamente en actitud defensiva, cuando se ve
amenazada.

Tiene movimientos lentos, pero ataca con gran seguridad.
Afortunadamente, es fácil advertir su presencia, porque cuando se prepara para
morder, agita la cola y, el roce entre los anillos córneos de la sonaja o maraca,
produce un ruido sordo o cascabeleo, que es característico.
Las hembras pueden tener hasta una veintena de hijuelos en cada parto.

Crotalus Durissus Cumanensis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 198
Crotalus Durissus Cumanensis

Crotalus Durissus Cumanensis - Zulia

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 199
Crotalus Durissus Cumanensis - Zulia

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 200
Crotalus Durissus Ruruima
Nombre común: Cascabel.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Crotalus
Especie: C. Durissus Ruruima

Distribución: Estado Bolívar y Amazonas.

Descripción:
Rostral visible desde arriba; ojos con pupilas verticales; un par de internasales
alargadas y dos prefrontales grandes; 13 a 14 supralabiales y 16 a 17
infralabiales. Ventrales 167 a 174 y subcaudales 21 a 29 enteras; placa anal
sencilla. Las dorsales están dispuestas en 27 a 29 hileras de escamas,
aquilladas y con reducción.
Esta especie es muy similar al Crotalus durissus cumanensis ya que a simple
vista no tiene diferencias notables salvo ejemplares de colores rojizos con los
característicos rombos oscuros con el borde blanco con dos estrías,
paraventrales negruzcas y una serie de 22 a 25 rombos , otra forma de
diferenciarlos es la localidad del ejemplar ya que Crotalus durissus ruruima.
Habita en las montañas que rodean la Gran Sabana en el Estado Bolívar y
probablemente en las selvas de Amazonas.
La cabeza posee un diseño en forma de doble cuña oscura, con bordes blancos.
El temperamento de esta serpiente es un poco menos agresivo que el de la
subespecie C. durissus cumanensis sin embargo puede ser muy agresiva si se
le provoca.
Se alimenta de lagartos y pequeños mamíferos y su talla puede alcanzar poco
mas de un metro de longitud. Alcanzan la madurez sexual despues de los dos
años y pueden parir hasta unos 20 individuos por vez, al igual que las demas
especies de cascabel estas avisan conel sonido de su cola cuando se sienten
amenazadas, dando señal de advertencia.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 201
Crotalus Durissus Ruruima

Crotalus Durissus Ruruima

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 202
Crotalus Durissus Maricelae
Nombre común: Cascabel.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Crotalus
Especie: C. Durissus Maricelae

Distribución: Endémica de la Cordillera de los Andes

Descripción:
El cuerpo es algo esbelto y alargado; la cabeza está diferenciada del cuello y la
punta del hocico es truncada. Las escamas de la región frontal, entre las dos
escamas supraoculares están en un numero de 16; las escamas de la región
prefrontal son granulares y están en un número de cinco.
Hay 14 escamas supralabiales y 15 infralabiales, la escama donde está la foseta
termoreceptora, contacta directamente con las escamas supralabiales y una
escama diminuta la separa de la escama nasal; la foseta termorreceptora es
grande y visible desde arriba y desde el frente de la cara.
Las escamas de la mitad del dorso tienen el borde apical redondeado y con la
quilla pronunciada y la parte lateral de la escama está levantada; las escamas
dorsales a la altura del cuello están presentes en un número de 28 hileras, hay
25 hileras dorsales a nivel de la mitad del cuerpo y 20 hileras dorsales a 20
escamas ventrales antes de la placa anal; la escama lateral de la colaque es
adyacente al canal de la base del crepitáculum es dos veces más alta que ancha
y con la quilla muy poco pronunciada.
Tiene 168 a 173 escamas ventrales y 22 a 28 subcaudales y la coloración de
fondo es de color pardoverdoso, con 22 a 24 rombos, los cuales van perdiendo
nitidez a medida que se acerca a la cola, estos rombos están delineados por
bandas de color blanco sucio, las cuales ocupan alrededor de media escama
dorsal de ancho. Los bordes internos de estos rombos están marginados de
pardo oscuro; hay otros rombos algo irregulares en la región adyacente a las
escamas ventrales, y cuyo centro es de color pardo verdoso; la superficie dorsal
de la cola está muy oscurecida; la banda oscura postocular es muy difusa, y hay
una mancha difusa detrás de la foseta apical; el iris es pardo claro.
La coloración ventral es marfil en la mitad anterior del cuerpo y se hace gris
hacia la región subcaudal, cuya mitad posterior es gris oscura.
Esta especie hábitat en un enclave árido, que está aislado de las otras zonas
xerófitas del Norte de Venezuela por el bosque tropical megatérmico del sur del
lago de Maracaibo, y presentan un patrón de coloración que recuerda al Crotalus
durissus.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 203
Al igual que sus parientes estos se alimentan principalmente de lagartijas y
roedores.

"Esta especie todavía se encuentra en discusión"

Crotalus Durissus Maricelae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 204
Crotalus Durissus Maricelae

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 205
Crotalus Durissus Pifanorum
Nombre común: Cascabel.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Crotalus
Especie: C. Durissus Pifanorum

Distribución: Guarico (Endémica)

Descripción:
Cabeza corta y acorazonada; ojos con pupilas verticales; cuerpo robusto y de
forma triangular; cola corta, gruesa y terminada en una sonaja (cascabel).
Rostral triangular; nasales divididas; dos loreales; dos a tres preoculares; dos
suboculares y dos postoculares. Escamas cefálicas, pequeñas y carenadas. Las
supralabiales en número 10 - 11 y las infralabiales 13 ; dos pares de geneiales.

La escamación dorsal está formada por 25-19 hileras de escamas, fuertemente
carenadas. Las ventrales al rededor de 175 y las subcaudales en número 26;
sencillas; escama cloacal, entera.

La coloración de esta subespecie es muy similar al Crotalus durissus
cumanensis, sin embargo, la coloración de fondo es mas oscura, variando de
gris oscuro a negro.

Esta serpiente es de talla pequeña y se alimenta de roedores principalmente.
Nota: la descripción original de este taxón nunca fue formalmente publicado.
Generalmente se considera a nivel especifico (Crotalus pifanorum) sin embargo
existen varias evidencias que señalan que se trata de una subespecie (Natera y
Castelain en prep.).

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 206
Crotalus Durissus Pifanorum

Crotalus Durissus Pifanorum

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 207
Crotalus Durissus Vegrandis
Nombre común: Cascabel.
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Género: Crotalus
Especie: C. Durissus Vegrandis

Distribución: Endémica del sur de los Estados Monagas y Anzoategui.

Descripción:
Cabeza corta y acorazonada; ojos con pupilas verticales; cuerpo robusto y de
forma triangular; cola corta, gruesa y terminada en una sonaja (cascabel).
Rostral triangular; nasales divididas; dos loreales; dos preoculares; dos o tres
suboculares y tres postoculares. Escamas cefálicas, pequeñas y carenadas. Las
supralabiales en número 12 a 16 y las infralabiales 13 a 16; dos pares geneiales.
La escamación dorsal está formada por 25-19 hileras de escamas, fuertemente
carenadas. Las ventrales varían de 162 a 178 y las subcaudales en número 18 a
31, sencillas; escama anal, entera.
La coloración de fondo, en esta serpiente, varía de un gris blanquecino a gris
verdoso o ceniciento oscuro. En la cabeza y en el cuerpo hay numerosas
manchitas blancas. A lo largo del dorso hay 27 a 33 rombos, estrechos y poco
contrastados con la coloración básica del cuerpo. La 1ra y la 2da. hileras
dorsales y las escamas ventrales están bordeadas de blanco. La cola es de
color gris oscuro. No se aprecia dimorfismo sexual en la coloración, pero en los
ejemplares juveniles las manchitas blancas son muy notables.
Crotalus vegrandis es una de las especies más interesantes de nuestro país.
Vive exclusivamente en el sur de los estados Anzoategui y Monagas. Es un
animal de talla muy pequeña ya que no pasa de unos 95 cm. salvo algunas
excepciones en los cuales por modificación en el microclima de la región con la
siembra extensiva de pinos y el aumento de la población de roedores y lagartos,
ha generado que esta serpiente sea más prolífica y alcance la misma talla que
las Crotalus durissus ssp.
Los pocos trabajos realizados hasta ahora parecieran indicar que la cascabel
habita en territorios bien delimitados, sin invadir el territorio de otras especies.
Sin embargo, donde es alterado el medio ambiente por el hombre, este patrón
no se cumple. Incluso, excepcionamente las cascabeles se encuentran en cotas
superiores a los 1000 metros sobre el nivel del mar, principalmente alrededor de
las ciudades, donde en la creación de urbanizaciones se desvastan grandes
zonas húmedas y boscosas que rodean las ciudades, dejando extensas zonas
áridas o de poca vegetación.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 208
Al igual que Crotalus durissus maricelae en mi opinión este táxon deberia ser
revisado a fondo para definir si debe ser elevado a especie o permanecer como
una subespecie de Crotalus durissus ssp.

Tiene hábitos vespertinos y se alimenta de lagartos y roedores. Es portadora de
un violento veneno, pero afortunadamente, en pequeñas cantidades, en
ejemplares de talla pequeña.

Crotalus Durissus Vegrandis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 209
Crotalus Durissus Vegrandis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 210
LACHESIS MUTA
Nombre Comun: Concha de Piña - Cuaima
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Subfamilia: Crotalinae
Género: Lachesis
Especie: L. Muta

Descripción:
Es sin duda alguna la reina de nuestras selvas. Es el ofidio venenoso más largo
del continente americano y entre las 4 del mundo alcanzando hasta los 4 metros
de longitud. Comúnmente es conocida como Cuaima Piña por la textura de su
piel, la cual es muy parecida a la concha de una piña, tanto por el color naranja
amarillenta, como por sus escamas en forma casi piramidal, las cuales son tan
aquilladas que al sujetarla con fuerza se puede sacudir y girar causando
raspones en la piel.

Se caracteriza por ser una serpiente robusta, elegante, con la cabeza bien
diferenciada y de gran tamaño. La coloración de sus escamas es amarillenta o
naranja con ciertos tonos rosados, se destaca el patrón de manchas
romboidales negras o marrones. Las escamas ventrales son de color blanco
marfil o rosáceo sin manchas. Un rasgo único entre las serpientes de esta
familia es la presencia de una uña puntiaguda en el extremo de su corta cola
(estilete apical), que viene precedido por un verdadero racimo de pequeñas
escamas alargadas.

A pesar de su gran tamaño, pasa desapercibida en la espesura del suelo del
bosque, por los colores de su cuerpo y de su conducta sigilosa. Es de hábitos
terrestres y se activa durante la noche que es cuando asecha a sus presas, que
consisten en principalmente en mamíferos acorde a su tamaño.

Es el único Vipérido del Nuevo Mundo que es ovípara, es decir que se reproduce
mediante huevos, no pare sus crías como el resto de sus congéneres. En líneas
generales, puede poner una docena de huevos, los cuales deposita en un lugar
donde la materia vegetal en descomposición produzca una alta humedad y una
temperatura promedio de 30ºC, a los tres meses aproximadamente eclosionaran
las pequeñas “Cuaimitas".

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 211
Lachesis Muta

Lachesis Muta

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 212
ACCIDENTE OFÍDICO
Las mordeduras de serpiente venenosa son una emergencia médica que puede
evaluarse y tratarse desde la primera actuación sanitaria ya sea in situ o en el
medio hospitalario. Es importante conocer un poco a estos reptiles ya que, en
Venezuela sean pocas las serpientes realmente peligrosas para el hombre y aún
menos el número de accidentes causados por dichos animales, cada vez más,
no sólo hay personal sanitario que se desplaza a zonas donde sí hay serpientes
muy venenosas como las zonas rurales, sino que en los hogares adyacentes a
bosques ó Parques Naturales, existe una afición creciente hacia estos animales.
Con una pauta de actuación general adecuada, las mordeduras de ofidios
pueden clasificarse y tratarse, posteriormente, de manera correcta y precisa.
Enfrentarse a este tipo de incidentes no sólo es desconocido sino que crea un
estrés al personal sanitario que, en muchas ocasiones, carece de este tipo de
información. Así pues, con ciertos criterios y conocimientos básicos, el abordaje
de un paciente con mordedura de serpiente (con o sin envenenamiento) puede
realizarse de manera cómoda y, por lo tanto, más eficazmente.

Los pacientes afectos de mordedura de serpiente crean un estrés al personal
sanitario encargado de sus cuidados. La mala o poca información que se tiene
en los servicios de Urgencias de los Hospitales y Centros de Salud convierte el
abordaje de estos casos en una tarea complicada y, frecuentemente, poco
acertada desde el triaje hasta el tratamiento.

El gran paso de personal sanitario en los Servicios de Urgencia de los centros
hospitalarios potencia ese titubeo e indecisión a la hora de encargarse de un
paciente con mordedura de serpiente.

La disposición de una sencilla pero completa pauta de actuación simplifica la
tarea de médicos y enfermeras en su completa actuación.

La experiencia de trabajar en un hospital en la selva amazónica ha hecho que
nos demos cuenta de que existe una serie de factores que provocan este mal
manejo de las mordeduras de serpientes y de otros animales, buscando una
solución a ello.

Hemos de tener en cuenta que es necesario que médicos y enfermeras posean
unos pequeños y simples conocimientos anatomo-fisiológicos de las serpientes
para poder identificar y tratar una persona con mordedura de serpiente.

Ya que esta pauta ha surgido en Venezula, centrémonos en las familias de
serpientes que nos conciernen, sin olvidar que este trabajo va destinado a
utilizarse en cualquier caso de mordedura de serpiente.

En América del Sur existen tres de las cinco familias de serpientes venenosas
conocidas: la familia Elapidae, la Viperidae (a esta familia pertenecen también
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | Í 213
las víboras venenosas europeas) y la Colubridae. Es necesario que lean los
articulos publicados en esta página.

Los accidentes producidos por mordedura de serpientes, van a depender de las
características propias del veneno, de la especie, del grado de agresividad, de
los hábitos, de las posibilidades de contacto de la población con los ofidios y por
sobre todo, de las precauciones que se tomen en todo momento.

En caso de un emponzoñamiento, la identificación del ofídio que causa el
accidente va a ser esencial para evaluar la gravedad de la situación y hacer el
diagnóstico adecuado que contribuya a que los primeros auxilios y la terapia final
sean los más indicados y por ello los más efectivos. La característica del veneno
va a determinar la gravedad del cuadro.

EPIDEMIOLOGIA:
En relación con su ofidiofauna tienen preferencia por vivir en selvas, sabanas y
bosques cálidos y húmedos, aunque también habitan en las zonas templadas y
en los zonas desierticas. La dispersión altitudinal en los ofidios se extiende
desde el nivel del mar hasta los lugares cercanos al límite inferior donde la
nieves perpetúa.

En Venezuela por considerarse un país tropical por su ubicación geográfica
existe una morbilidad para el 2010 de 5.710 casos de accidentes ofídicos y una
mortalidad cercana al 2,3% datos obtenidos del Centro de Nacional de
Estadísticas del Ministerio de Salud en su Anuario del 2010, existen hasta el
presente siete familias, de las cuales dos son venenosas: Familia Elapidae
(Género Micrurus) y Familia Viperidae (Género Bothriechis, Bothriopsis,
Bothrops, Porthidium, Crotalus y Lachesis). En nuestro país la mayor incidencia
del emponzoñamiento ofídico ocurre en los estados (Aragua, Apure, Barinas,
Bolívar, Cojedes, Guarico, Miranda, Portuguesa, Yaracuy, Táchira, Falcón y
Distrito Capital) y las tasas más bajas se observan en los estados (Sucre, Nueva
Esparta y Zulia).

UBICACIÓN GEOGRAFICA:
Serpientes Bothrópicas: Desde el punto de vista epidemiológico y geográfico,
predominaron los casos de accidente ofídicos tipo bothrópico (89%).

Serpientes Bothropicas: La mas difundida B. Atrox, B. Venezuelensis, B.
lanceolatus, B. colombiensis, B. medusa, B. isabelae, B. billineata y B. lansbergii
y se encuentran distribuidos en el piso tropical y subtropical desde el pie de
monte andino, a través de la Cordillera de la Costa, incluyendo los valles,
depresiones y llanos de los estados noroccidentales, centrales y nororientales,
en las regiones boscosas, sobre todos en bosques húmedos, en los márgenes
de los ríos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | Í 214
En nuestro país se conoce con los siguientes nombres dentro de la terminología
popular “Macagua”, “Cuatro Narices”, “Rabo Frito”, “Rabo de Candela”, “Rabo
Amarillo”, “Rabo frito”, “Tigra mariposa”, “Guayacán”, “Mapanare”, “Terciopelo”,
“Talla X” entre otros.

Serpientes Crotalíticas: Aproximadamente el 20% de los accidentes ofídicos
son por este género de serpientes. Presenta un anillos o apéndice corneal al
final de la cola que emite un sonido característico al ser excitada y se le conoce
popularmente como Cascabeles, el cual cuando muda la piel pueden perder el
apéndice, pudiera provocar confusión en el diagnostico epidemiológico y clínico.
Las mas conocidas son la C. durissus cumanensis, C. durissus ruruima, C.
durissus terrificus, C. pifanorum. C. maricelae. C. vegrandis, que esta
ampliamente distribuida en Venezuela, en zonas xerófilas y semixerófilas,
piedemontes de zonas secas, en los llanos venezolanos y al norte del Estado
Bolívar, igualmente en regiones no xerófilas se pueden encontrar en sitios
pedregosos, secos y cálidos; es de hábitos reposados y se aleja poco del sitio
que habita.

Serpientes Lachésicas: Es un género monotípico, conociendo como única
especie en nuestro pais el Lachesis muta muta, La distribución de sus escamas
posee una quilla central muy abultada y gruesa de allí su nombre popular
“cuaima concha de piña”, “mapanare verrugosa”, “daya”, “cuaima”, “macaurel”,
es la serpiente venenosa mas grande de América llegando a alcanzar hasta 4,5
metros de longitud, es una serpiente sumamente agresiva y su
emponzoñamiento potencialmente mortal.

En Venezuela se encuentra en la selva de los pisos tropicales y subtropicales de
los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro. También se evidencia en
partes del estado Sucre, Anzoátegui y Monagas. En esta zona vive en las selvas
tupidas, prefiriendo las regiones de vegetación densa, alta temperatura y
humedad atmosférica elevada. Se puede encontrar desde 300 a 1.800 metros
de altitud. El numero de casos reportados los registran las regiones geográficas
de estos estados, pero lamentablemente existe un subregistro pero un así es de
1 %.

Serpientes Elapidicas: Es muy raro, no sólo en Venezuela, sino en todos lo
países de América. En nuestro país se encuentra trece especies y vienen a
representar las serpientes mas venenosas y letales, se distribuida ampliamente
en la Cordillera Andina y Central del territorio venezolano desde el nivel del mar
hasta 2.500 metros de altitud.

Las especies mas comunes encontramos a Micrurus mipartitus semipartitus,
Micrurus dissoleucus dissoleucus , Micrurus mipartitus semipartitus, Micrurus
corallis, Micrurus dumerilli carinicaudus y Micrurus isozonus. En casi el 100% de
los casos, las mordeduras ocurren en las manos, lo cual nos indica que estos

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | Í 215
accidentes ofídicos suceden cuando son manipuladas o por accidentes al
apretarlas fuertemente o cuando al levantar troncos secos, piedras y remover
tierra ocurre el accidente, debido a sus hábitos subterráneos y están
representadas solo en un 0.5 % en las estadísticas nacionales.

CLINICA:
El diagnóstico del accidente ofídico tiene sus fundamentos en el conocimiento
detallado de las características del cuadro clínico y la actividad fisiopatológica de
las toxinas involucradas.

Los accidentes ofídicos van a depender de las características propias del
veneno, de la familia, del género, de la especie, del grado de agresividad, de los
hábitos, de las posibilidades de contacto de la población con los ofidios y por
sobre todo, de las precauciones que se tomen en todo momento. En caso de un
emponzoñamiento, la identificación del ofídio que causa el accidente va a ser
esencial para evaluar la gravedad y hacer el diagnóstico adecuado que
contribuya al diagnóstico y tratamiento más indicados y por ello el más
efectivos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | Í 216
ACCIDENTE BOTHROPICO
Los signos y síntomas encontrados en el paciente, portador de un accidente
bothrópicos, dependen fundamentalmente de La acción fisiopatológica de las
diferentes fracciones del veneno.

Mecanismo de acción del veneno
El veneno tiene tres efectos principales que pueden variar en intensidad según
la especie, edad y ubicación geográfica de la serpiente.
La venina inoculada por el género Bothrops presenta fracciones con actividad
esencialmente proteolítica - necrosante (se produce por la acción de
miotoxinas.), Edematizante (liberación de prostaglandinas tipo I), Coagulante (se
debe a la acción de enzimas procoagulantes sobre la protombina y el factor X,
que llevan a coagulopatía de consumo), Anticoagulante-Hemorrágico (se
ocasiona alteraciones directa sobre los factores de coagulación y fibrinógeno
con un daño en el endotelio vascular).

Manifestaciones clínicas locales:
Puntos de Inoculación: Se observa en el sitio de inoculación los orificios
dejados por el accidente ofídico, de aspecto como dos micropunturas de un cm.
de separación aproximadamente con trayecto de sangrado por ellos (La sangre
que sale por estos orificios es incoagulable) por degradación enzimática de la
membrana vascular basal y lesión del endotelio vascular, con alto consumo de
fibrinógeno, siendo proporcionalmente al tamaño y especie de la serpiente.

Dolor: Su característica principal es su intensidad y de manera inmediata,
comparable a una sensación quemante y de vendaje apretado, que disminuye
con la evolución del caso, pero no desaparece, debido a la liberación de
sustancias Eicosanoides como la Bradicinina e Interleukinas principalmente.

Edema: Por la actividad proteolítica de la acción mixta de proteinasas y
fosfolipasas, por medio de las cuales se inicia liberación de sustancias
vasoactivas tipo Prostaglandinas que inducen a la dilatación venulo-capilar con
la formación de coágulos de fibrina. Tiene características sintomática por la
respuesta máxima a los 30 minutos aproximadamente tales como: de aspecto
duro, doloroso, de color eritematoso y luego esquimótico. Este se localiza en el
sitio de la inoculación y de acuerdo a su tamaño representados en segmentos
anatómico que se describen desde el leve con un segmento, moderado de dos a
cuatro segmentos y grave con más de cuatro segmentos, con este patrón
podemos valorar su gravedad, que compromete con rapidez toda la extremidad
y se caracteriza por que aumenta rápidamente en la primera hora para alcanzar
su máximo a las 24 horas, con una resolución lenta que puede durar varios días.
Una manera práctica de valorar la evolución de estos edemas es a través de su
medición en centímetro en relación al miembro sano y lo representamos en
porcentaje (%).

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 217
Igualmente valoramos las limitaciones funcionales activas y pasivas del
miembro en cuestión debido a la acción de enzimas citolíticas y por activación
del complemento con liberación de los mediadores de la inflamación por parte de
los mastocitos y eosinófilos (histamina, serotonina, bradicinina, prostaglandinas,
etc) que originan vasodilatación, aumento de la permeabilidad capilar con
formación de edema, en ocasiones dificulta la circulación de la sangre con
necrosis celular y por consiguiente tisular.

Necrosis: La observamos principalmente en el sitio de inoculación y áreas
adyacentes a este representados en la piel y músculos, se explica por la
presencia de La acción proteolítica debido a la presencia de enzimas
proteasicas que lesionan los tejidos y los endotelios vasculares próximos al sitio
de la inoculación. Estas proetasas ocasionan muerte celular y daño endotelial
con producción de angeitis necrotisante y trombosis de pequeños y hasta
grandes vasos lo que ocasionan mayor edema e hipoxia. La necrosis forma
parte del cuadro clínico del accidente, pero se agrava al ser aplicado un
Torniquete o ligadura por encima del emponzoñamiento.

Flictenas: Representadas en la zona afecta las cuales al romperse drenan un
líquido serohemático rico en veneno. La debridación quirúrgica temprana de las
misma esta justificada ya que luego de 24 horas evolucionan hacia un contenido
seropurulento el cual estaría involucrado en la fase inicial un proceso infeccioso
tipo celulitis.

Equímosis y Petequias: Se observa principalmente en el sitio de la inoculación,
no obstante se pueden presentar en los sitio de apoyo denominándose
equimosis a distancia que tienden a tener aspecto de grandes placas que le dan
al miembro afectado un carácter edematoso de color violáceo, parecido al de
una gangrena.

Manifestaciones sistémicas
Hemorragia: Al igual que en el caso de la hemorragia local, las hemorragias
llegan a afectar los capilares en múltiples órganos, originando sangrado
sistémico. Este sangrado puede ocasionar shock hipovolémico y cardiogénico.

Coagulopatías: Los venenos ofídicos de la familia viperidae afectan
directamente a los factores de la cascada de coagulación de diversas maneras,
que se manifiestan por sangramiento generales (hematuria, gingivorragia,
epistaxis, rectorragias y melena), Básicamente actúan consumiendo el
fibrinógeno necesario en la cascada de coagulación, de esta forma se produce
una fibrinólisis con disminución de los niveles de fibrinógeno plasmático y con
prolongación de los tiempos de coagulación. Estas alteraciones agravan el
cuadro de sangrado sistémico que iniciaron las toxinas hemorrágicas.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 218
Efectos trombóticos y hemostáticos: Las enzimas interactúan con el sistema
hemostático y alteran la coagulación sanguínea. El efecto trombino like de los
péptidos de muchos de los venenos de serpientes activan los factores de
coagulación X, V, protrombina y fibrinógeno de modo que se forman pequeños
coágulos de fibrina, estos se depositan como trombos o émbolos en la
microcirculación y pueden dañar el endotelio vascular. Inicialmente hay un
cuadro de coagulación intravascular diseminada (CID), posteriormente
hemorragias generalizadas por consumo de los factores de coagulación.

Shock cardiovascular: Los fenómenos de sangrado y exudación que se
producen a nivel local y sistémico originan un cuadro de hipovolemia que puede
evolucionar hasta un shock hipovolmico. En muy raras ocasiones evoluciona a
shock cardiogenico debido a la accion necrotizante por la cantidad de la venina
inoculada y lugar del accidente ofidico.

Insuficiencia renal: Como consecuencia de la insuficiencia de perfusión a nivel
renal, así como posiblemente debido a la acción directa de los componentes
tóxicos del veneno sobre los túbulos renales, se inicia la formación de
microtrombos por la acción procoagulante, con obstrucción de la
microcirculación renal se desencadena una insuficiencia renal aguda por
necrosis tubular aguda con la presencia de mioglobinuria, hemoglobinuria para
producir un fallo renal agudo. con consumo de plaquetas, fibrinógeno, fibrina y
complejo protrombínico, derivando en un estado de hipocoagulación que
favorece el sangrado y hemólisis que sumada al sangrado causa un cuadro de
anemia, con la consecuente disminución del gasto renal secundario, edema,
deshidratación e hipotensión arterial.

Clasificación del accidente Bothrópico
Con base en las manifestaciones clínica y la prueba de coagulación (Tiempo de
Parcial de Tromboplastina Tiempo de Protombina, Tiempo de Coagulación y
Fibrinógeno), los accidentes ofídicos tipo botrópicos son clasificados en:

Asintomático:
No presenta manifestaciones clínicas ni alteraciones de las pruebas de
coagulación.
Leve:
La forma más común de los emponzoñamientos, caracterizados por dolor y
edema local poco intenso o ausente, con compromiso de un solo segmento
corporal o aumento en el perímetro de la extremidad no mayor de 4 cm, puede o
no haber equimosis local y manifestaciones hemorrágicas discretas o ausentes,
con o sin alteración de las pruebas de coagulación.
Moderado:
Caracterizado por dolor y edema duro evidente que se manifiesta en los
segmentos anatómico cercano al sitio del emponzoñado, presentándose en más
de un segmento corporal o aumento de más de 4 cm en el perímetro de la
extremidad, presencia de equimosis, hematomas y flictenas sin necrosis

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 219
acompañado de alteraciones hemorrágicas locales y con alteración en la
coagulación.

Grave:
Caracterizado por edema local duro a tensión y extensivo, pudiendo alcanzar
todo el miembro afecto, generalmente acompañado de dolor intenso y con
presencia de ampollas y necrosis. Alteración de las factores de coagulación se
observa gingivorragia, epistaxis y hematuria. Con la evolución del edema,
pueden aparecer señas de isquemia local debido a la compresión del sistema
vasculo-venoso y de forma tardía puede presentar necrosis.

Bothrópico:
La dosis inicial del suero antiofídico polivalente debe ser en cantidad suficiente
para neutralizar inicialmente 100 mgrs. de venina bothrópica. Es de resaltar que
1 cc. de suero neutraliza 2 mgrs. de venina bothrópica.

Dosis:
Asintomático:
No administrar suero antiofídico polivalente
Leve:
Administrar por vía endovenosa un kits ( 5 frascos/ampollas ) de suero
antiofídico polivalente diluido en 300 ml de solución fisiológica al 0.9 %, en un
Solucet para ser pasado en un tiempo no menor de tres horas. Con el objetivo
de neutralizar 100 mgrs. de venina bothrópica.
Moderado:
Administrar por vía endovenosa dos kits (10 frascos/ampollas) de suero
antiofídico polivalente diluido en 300 ml de solución fisiológica al 0.9 %, en un
Solucet para ser pasado en un tiempo no menor de tres horas. Con el objetivo
de neutralizar 200 mgrs. de venina bothrópica.
Grave:
Administrar por vía endovenosa tres kits (15 frascos/ampollas) de suero
antiofídico polivalente diluido en 300 ml de solución fisiológica al 0.9 %, en un
Solucet para ser pasado en un tiempo no menor de tres horas. Con el objetivo
de neutralizar 300 mgrs. de venina bothrópica.

Dosis complementarias: Se puede administrar una dosis más un kits ( 5
frascos/ampollas ) a las 6 horas posterior de haber culminado la sueroterapia
inicial si persiste el cuadro clínico y los exámenes de laboratorio alterados, con
el objetivo fundamental de neutralizar la venina que aún sigue circulando y que
continué consumiendo el fibrinógeno plasmático.

Anticoagulantes: Tipo heparina esta contraindicada, ya que esto no inhibe la
conversión de fibrinógeno en fibrina, cuando esta es provocada por veninas
procoagulantes las cuales actúan directamente sobre el fibrinógeno.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 220
Analgesicos: La utilización de fármacos tipo AINES Ketoprofeno ( 100 mgrs ) y
Diclofenac sódico ( 75 mgrs ), diluido en solución al 0.9 % y por vía endovenosa.
Los analgésicos tipo opiáceos si se utilizan debe ser bajo estricta vigilancia
médica, ya que pueden ocasionar depresión del centro respiratorio y enmascarar
el cuadro clínico.

Antibiótico terapia: El último punto del tratamiento es la pauta antibiótica a
seguir, solo esta indicado en aquellos casos donde se sospeche que el área del
emponzoñamiento esta contaminada previamente o por la clínica que se
desarrolle siguiendo criterios médico se considera herida infectada, y por tanto
hay que prevenir la infección de los tejidos por los gérmenes más frecuentes en
la boca del animal ( Pseudomonas, E. coli, Klebsiella, Salmonella, Clostridium,
etc. ), además de los gérmenes que pudiesen existir en la piel del paciente y los
de la boca del sujeto que succionó la herida. Se sugiere el uso de antibióticos
que cubran las cepas gram positivo y negativo, así como anaerobios.; Puede
considerarse como fármaco de primera elección la combinación amoxicilina-
ácido clavulánico. Debridación de las flictenas y limpieza quirúrgica: Si el caso
lo ameritara en presencia del Síndrome Compartimental. Elevación del miembro
donde sucedió el accidente ofídico Bothrópico, con movilización activa y pasiva
precoz.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 221
ACCIDENTE CROTHALICO
El emponzoñamiento crothálico se caracteriza por acción de su venina
esencialmente neurotóxica y hemolítica. Por esta razón este tipo de
emponzoñamiento lo clasificamos: asintomático, moderado y grave.

Manifestaciones locales:
Son generalmente escasas estando representadas la mayoría de las veces por
malestar general, postración, cuadro de sudoración, nauseas, vomito,
somnolencia o intranquilidad y sequedad en la boca.

Puntos de inoculación: Se observan con frecuencia los orificios de inoculación,
como pequeñas punturas que se tornan congestivas y rojizas.

Dolor: Este se caracteriza por ser muy intenso al inicio y frecuentemente se
irradia siguiendo los trayectos nerviosos y tiende generalmente a disminuir a
medida que evoluciona en el tiempo el accidente crothálico, para aparecer una
clínica de adormecimiento, hipoestesia, pesadez y parestesia en la zona donde
se localiza el emponzoñamiento.

Edema: Se observa un aumento de volumen inmediato en el sitio de inoculación
de la venina crothálica, este edema es de aspecto blanquecino o eritematoso,
caliente discretamente blando y poco doloroso a la palpación, raramente se
observan zonas de equimosis o necrosis.

Ptosis Palpebral: Es debida a la acción directa sobre las terminaciones
nerviosas provocando caída de los parpados, estrabismo, diplopía y parestesia
peribucal

Manifestaciones generales:
Síndrome neurotóxico: Los síntomas neurológicos aparecen inmediatamente o
se demoran hasta 4 a 6 horas. En los casos moderados las primeras
manifestaciones incluyen debilidad, mareo, nauseas, vómitos, fasciculaciones
musculares, hormigueo en cuero cabelludo o punta de los dedos y somnolencia.
Posteriormente se afectan los pares craneales con disfagia, disfonía, disartria,
pseudotrismus, ptosis palpebral, diplopia y midriasis.
En los severos la clínica se manifiesta con parálisis de la musculatura del cuello,
de la musculatura intercostal y del diafragma. Esto se traduce en insuficiencia
respiratoria y en su estado avanzado la paralización total del sistema
respiratorio; lo que provoca la muerte por asfixia mecánica.
El veneno actúa sobre las placas neuromusculares de forma similar a la
inhibición de las terminales pre y post sinápticas similar a la acción del curare,
impidiendo la liberación de acetilcolina, originando un bloqueo mioneuronal en la
transmisión del impulso nervioso a dicho nivel, parálisis muscular, con parálisis
respiratoria y muerte

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 222
Efectos cardiotóxicos: Con disminución del gasto cardíaco y arritmias. Daño a
la célula endotelial capilar, produciendo edema, ruptura y fuga al tercer espacio
de plasma y eritrocitos. Produciendo hemoconcentración, hipoproteinemia y
disminución del volumen circulatorio. Puede existir daño por polipétidos no
enzimáticos de bajo peso molecular, destruyendo la membrana basal endotelial,
y matriz perivascular extracelular, destruidas por metaloproteinasas ( enzimas
que contienen zinc con peso molecular entre 20,000 y 100,000 daltons),
permitiendo la fuga de eritrocitos.

Efectos miotóxicos: Las enzimas proteolítica representan una acción directa en
la miolisis y necrosis de las fibras musculares, con la aparición de mioglubinemia
y mioglobinuria y el aumento de la Creatinfosfoquinasa, Deshidrogenasa láctica
y Alaninotranferasas

Clasificación del accidente Crotálicos
Con base en las manifestaciones clínicas, los emponzoñamientos crotálicos se
pueden clasificar en:
Moderado:
Caracterizada por la presencia de señales y síntomas neurotóxicos discretos, de
aparición precoz, con alteración en el color de la orina ( coluria ) y mialgia
discretas.
Grave:
Las señas y síntomas neurotóxicos son evidentes e intensos ( fascies
miasténicas, flacidez muscular), una mialgia intensa y generalizada, la orina
colérica de aspecto oscura, puede presentarse oliguria o anuria.

Crotálicos Dosis:
La dosis inicial del suero debe ser en cantidad suficiente para neutralizar 75
mgrs. de venina crothálica. Es de resaltar que 1 cc. de suero neutraliza 1,5 mgrs.
de venina crotálica.

Asintomático: No administrar suero antiofídico polivalente
Moderado: Administrar por vía endovenosa dos kits ( 10 frascos/ampollas ) de
suero antiofídico polivalente diluido en 300 ml de solución fisiológica al 0.9 %, en
un Solucet para ser pasado en un tiempo no menor de tres horas. Con el
objetivo de neutralizar 150 mgrs. de venina bothrópica.
Grave: Administrar por vía endovenosa cuatro kits ( 20 frascos/ampollas ) de
suero antiofídico polivalente diluido en 300 ml de solución fisiológica al 0.9 %, en
un Solucet para ser pasado en un tiempo no menor de tres horas. Con el
objetivo de neutralizar 300 mgrs. de venina bothrópica.

Dosis complementarias
Se puede administrar una dosis más un kits ( 5 frascos/ampollas ) a las 6 horas
posterior de haber culminado la sueroterapia inicial si persiste el cuadro clínico
neurológico y los exámenes de laboratorio alterados, con el objetivo fundamental

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 223
de neutralizar la venina que aún sigue circulando y que continué consumiendo el
fibrinógeno plasmático.

Analgesicos: La utilización de ellos esta representado principalmente con los
fármacos tipo AINES Ketoprofeno ( 100 mgrs ) y Diclofenac sódico ( 75 mgrs ),
diluido en solución al 0.9 % y por vía endovenosa. Los analgésicos tipo opiáceos
si se utilizan debe ser bajo estricta vigilancia médica, ya que pueden ocasionar
depresión del centro respiratorio y enmascarar el cuadro clínico.

Antibiótico terapia: El último punto del tratamiento es la pauta antibiótica a
seguir, solo esta indicado en aquellos casos donde se sospeche que el área del
emponzoñamiento esta contaminada previamente o por la clínica que se
desarrolle siguiendo criterios médico se considera herida infectada, y por tanto
hay que prevenir la infección de los tejidos por los gérmenes más frecuentes en
la boca del animal ( Pseudomonas, E. coli, Klebsiella, Salmonella, Clostridium,
etc. ), además de los gérmenes que pudiesen existir en la piel del paciente y los
de la boca del sujeto que succionó la herida. Se sugiere el uso de antibióticos
que cubran las cepas gram positivo y negativo, así como anaerobios.; Puede
considerarse como fármaco de primera elección la combinación amoxicilina-
ácido clavulánico.

Diuréticos osmóticos: En presencia de oliguria se sugiere utilizar Manitol al 18
% a dosis de 2.4/kg de peso, por via endovenosa con el objetivo de disminuir la
reabsorción tubular de mioglobina y de esta manera aumentar la diuresis.

Bicarbonato de sodio: En caso de la presencia de rabdomiolísis su sugiere la
administración de 60 mEq/l de bicarbonato de sodio por vía endovenosa con el
objetivo de impedir la disociación del los fragmentos de mioglobina hacia un
elemento dañino a los túbulos renal.

Elevación del miembro: donde sucedió el accidente ofídico, vendaje con
vendas blandas y realizar movilización activa y pasiva precoz.

Ventilación Asistida: en presencia de Insuficiencia Respiratorio Aguda

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 224
ACCIDENTE ELAPIDICO
En general, el veneno inoculado se queda usualmente depositado a nivel
subcutáneo, por lo cual su acción es casi exclusiva por una neurotoxina y los
síntomas son muy graves y es esencialmente neurotóxica.

Manifestaciones locales:
La clínica es grave, representada por el bloqueo de las terminaciones nerviosas
pre y post sinápticas, durante la primera hora se presentan signos neurotóxicos
que pueden evolucionar hacia la parálisis respiratoria. El accidente elapidico no
origina efectos locales importantes ni altera la coagulación, por lo que la
evaluación clínica de esos casos debe de basarse en una adecuada vigilancia
en la evolución del cuadro neurotóxico.

Puntos de Inoculación: La herida en los sitio de inoculación donde sucede el
emponzoñamiento es poco notable. quedando como única evidencia del
accidente las muy pequeñas marcas de los colmillos inoculadores.

Dolor: A nivel local, se puede producir un dolor de intensidad leve a moderado y
de poca duración, ocasionado por un emponzoñamiento a veces imperceptible,

Edema: Se observa un ligero edema acompañado de sensación de hormigueo y
parestesia, no se observa el efecto hemorrágico ni el necrótico.

Manifestaciones generales:
Luego del emponzoñamiento rápidamente se instala un cuadro de flacidez
generalizada, parálisis de la musculatura intercostal y del diafragma, cuadro de
apnea brusca con sensación de muerte inminente.

Síndrome neurotóxico: Las neurotoxinas elapídicas, en cambio, pueden actuar
en la pre o post-sinapsis, pudiendo existir, en esta última condición, la reversión
del bloqueo con administración de anticolinesterásicos. El desarrollo de los
síntomas es, por lo general, rápido debido al bajo peso molecular de estas
neurotoxina, Como consecuencia de las acciones a nivel sináptico, se
desencadena una parálisis de diversos músculos, lo que conlleva a los síntomas
que caracterizan este accidente ofidico, reflejado principalmente en ptosis
parpebral (caída de párpados), oftalmoplegia, diplopía, disartria y debilidad
muscular generalizada e impotencia funcional. Fascies miasténica.
La complicación fundamental esta expresada por el efecto directo paralizante
sobre los músculos intercostales que participan en la respiración, efecto que
puede llevar al paro respiratorio mecánico y potencialmente a la muerte.

Síndrome colinérgico: Se presenta inicialmente sialorrea (aumento de la
secreción salival), nauseas acompañadas de vómitos, sudoración profusa y
relajación de los esfinteres. El aumento de la secreción bronquial y de salival en
un paciente con insuficiencia respiratoria aguda, edema de glotis y la abolición
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 225
del reflejo de la tos, trae como consecuencia un estado de asfixia de gravedad
extrema que generalmente compromete la vida del paciente en pocas horas.

Síndrome cardiotóxico: Este efecto aparecen con mayor frecuencia en las
emponzoñamiento elapidicos. Con frecuencia desencadenan arritmias
cardíacas, incluso fibrilación ventricular e insuficiencia cardiaca, favorecidas por
las alteraciones electrolíticas principalmente con el aumento del potasio
sanguíneo (hiperpotasemia).
Algunos venenos son depresores del miocardio, con descenso del gasto
cardíaco, lo que junto a la hipotensión arterial mediada por vasodilatadores por
la liberación de bradicinina puede llevar al shock cardiogénico.

Síndrome miotóxico: A nivel muscular suelen aparecen mialgias y debilidad
muscular, representado principalmente por la aparición de la rabdomiolisis.

Dosis:
Es el tipo de emponzoñamiento producido por una serpiente del género Micrurus
. El tratamiento del emponzoñamiento micrúrico debe ser a base de suero
estrictamente específico, empleando en tales casos el suero antimicrúrico
preparado por el Instituto Butantan del Brasil, o el producido en el Instituto
Clodomiro Picado de Costa Rica. Este suero no se encuentra en el comercio,
pero se dispone de algunas dosis en el Instituto de Medicina Tropical de la
Universidad Central de Venezuela.

En caso de obtener el suero, debe aplicarse una dosis inicial de 50-100 cc.
(Butantan) o 3 frascos viales (Clodomiro Picado) diluidos en 500 cc de solución
fisiologica 0.9 %, por vía intravenosa. Generalmente no hacen falta dosis
complementaria.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 226
A falta de suero antimicrúrico, el único tratamiento terapéutico que se debe
seguir es el de mantener al paciente con ventilación mecánica asistida para
garantizar la ventilación y libre de secreciones hasta que cese la acción de la
toxina por agotamiento o eliminación. Esto se puede lograr mediante la
intubación o la traqueostomia, preferiblemente en una Unidad de Cuidados
Intensivos.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 227
ACCIDENTE LACHESICO
Las manifestaciones clínicas son semejantes a las producidas por el
envenenamiento botrópico, con excepción de un síndrome de excitación vagal,
que se produce en las primeras horas constituyendo la principal causa de la gran
mortalidad que representa este emponzoñamiento.

Aunque se ha afirmado, quizás con ligereza, que su toxicidad es menor que la
de lveneno de Bothrops asper, nuestra experiencia en el tratamiento de
accidentes lachésicos nos ha demostrado que, por el contrario, es tanto o mas
tóxico que el de Bothrops, con la circunstancia agravante de que puede llegar a
inocular una cantidad el doble o más que una Bothrops asper.

Todos los accidentes causados por Lachesis muta deben considerarse como
muy severos y potencialmente mortales, normalmente son de muy mal
pronóstico y se ha calculado que la mortalidad alcanza el 80%. Los pacientes
que sobreviven suelen quedar con lesiones severas e incapacitantes de carácter
permanente

Manifestaciones locales:
Dolor: Los accidentes ofídicos género Lachesis producen dolor agudo de fuerte
intensidad sostenida en el tiempo, evoluciona hacia un shock neurogenico.

Puntos de inoculación: el sitio donde sucede el emponzoñamiento se observa
una herida sangrante y desgarrante, debido a los poderosos dientes de este
ofidio.

Edema: El edema se confluye en el área de necrosis, equimótico, acompañado
de inflamación y edema que se extiende a zonas vecinas, incluso a todo el
miembro, pudiendo ocasionar síndromes compartimentales y necrosis.

Equímosis y flictenas: Formándose vesículas o ampollas serosas o
sanguinolentas que contienen alto nivel de venina. Pueden aparecer grandes
zonas de equímosis y principalmente a distancia acompañada de necrosis
tisulares.

Parestesia: Junto al dolor aparece paresia transitoria del miembro donde se
sucedió el accidente lachesico. Se observan también linfangitis, livedo reticularis
o cutis marmorata y adenopatías.

Manifestaciones generales:
Síndrome hematotóxico-citotóxico: En general tras el emponzoñamiento
lachesico aparecen síntomas como cefaleas, nauseas, vómitos, diarrea, dolor
abdominal, hipotensión arterial debido a las características de su venina que por
ser mixta presenta alteraciones principalmente de los factores de la coagulación
que se deben principalmente al consumo de fibrinógeno y disminución de
Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 228
protombina provocando incoagulabilidad sanguínea, combinados con un efecto
neurotóxicos.

Igualmente se presenta de manera rápida y acelerada alteraciones por consumo
de los factores de coagulación, fibrinógeno y daño el endotelio vascular
representado por cuadros de anemia intensa progresiva de tipo hemolítico que
se acompaña de la destrucción de hematíes por enzimas proteolíticas.

Además tiene acción coagulante similar a la trombina con activación del
complemento, microangiopatía y microtrombosis generalizada y con aparición
del síndrome de coagulación intravascular diseminada ( CID ), con consumo de
plaquetas, fibrinógeno y otros factores de la coagulación con formación y
depósito de microtrombos en la red capilar

Al agotarse las plaquetas y los factores de la coagulación aparecen las
hemorragias severas (hematemesis, melenas, epístaxis, hematuria, equímosis,
petequias, hemopericardio, accidentes cerebrovasculales del tipo hemorrágico,
glándulas suprarrenales que lleva a la insuficiencia cortico suprarrenal). Todo
ello lleva a shock hipovolémico, a un síndrome urémico hemolítico, insuficiencia
renal aguda y a un estado de falla multiorganica. Síndrome de coagulación
intravascular diseminada like: Mediado por fibrenogenólisis por glucoproteínas
enzimáticas, que producen sustancias trombina-like, teniendo un peso molecular
de 29,000 a 35,000 daltons. Estas glucoproteínas trombina like, producen
monómeros de fibrina, fibrinopéptido A predominantemente, sobre el
fibrinopéptido B. No activa esta trombina like al factor XIII, produciendo una
malla de fibrina laxa, y los productos de degradación daña fibrina, pero no hay
Dímero D, ni anemia microangiopática hemolítica, y consumo de plaquetas. La
heparina en inútil usarla, ya que las alteraciones de la coagulación inducidas por
el envenenamiento, no inhiben a la antritrombina III.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 229
TRATAMIENTO PARA UN ACCIDENTE OFIDICO
El Suero Antiofídico Polivalente en Venezuela es elaborado por el Centro de
Biotecnología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de
Venezuela ( BIOFAR ), es una globulina purificada de origen equino, que
contienen anticuerpos específicos al tipo del veneno contra la cual fue preparado
y capaces de neutralizar sus efectos nocivos de esta. La meta que persigue la
terapia, después de ocurrido el accidente ofídico, es impedir o detener la
absorción, neutralizar la venina penetrada y curar la afecciones anexas por
medios terapéuticos comunes y específicos.

Suero Atiofidico Polivalente

Su presentación es de frasco ampollas en un kits de 5 ampollas de 10ml cada
una; tambien hay presentaciones ya de poco uso con presentación de dos
bulbos liofilizados. Por lo que hay que destacar que el Suero Antiofídico
Polivalente se utiliza solamente para neutralizar las veninas inoculadas por

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 230
accidentes ofídicos de tipo Bothrops y Crótalos. Antes de aplicar el suero se
debe practicar la prueba de sensibilidad al suero antiofídico por vía intradérmica

Suero Polivalente Liofilizado

La administración del suero antiofídico polivalente debe hacerse lo mas pronto
posible preferiblemente antes de las 6 horas, después de ocurrido el accidente
ofídico. La vía de administración intravenosa es la más recomendada y ser
diluida en trecientos ml (300 ml) para pasarlo en un mimimo de tres (03) horas,
por su inmediata acción neutralizadora, y la dosificación para adulto y niños
deben ser iguales de acuerdo a los esquemas o pautas establecidas por las
sociedades médicas científicas, y debe ser utilizado racionalmente y con criterios
médicos como resultado de la medicina basada en evidencias, no en todo
paciente que manifieste haber sido emponzoñado por un ofidio se la
administrará, sino en el que presente la clínica del accidente ofídico en cuestión.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 231
Desensibilización antes de ser administrado el Suero Antiofídico
Polivalente:
Aplicar Hidrocortina en una dosis única de 500 mgrs diluido en 20 ml de solución
fisiológica al 0.9 % en adulto y en niños por Kg/peso por vía Endovenosa,
previamente a la administración del suero antiofídico polivalente. Debe tenerse
lista una Solución de Adrenalina al 1:1000 para inyectar por vía intravenosa o
intramuscular si se presentan síntomas de Shock anafiláctico severo.

Prueba de sensibilidad: Aplicar 0.1 cc del antisuero antiofídico polivalente (
SAOP ) a utilizar por vía Sub Cutanea en la cara anterior del antebrazo, se
espera 15 minutos y se procede a la lectura:

PRUEBA POSITIVA: si se forma una pápula urticariforme.

PRUEBA NEGATIVA: si solo se forma una mácula o no se evidencia lesión
alguna.

Precaución
Aunque la mordedura no entrañe gravedad tendremos que prevenir su infección.
Aunque no todas las mordeduras de serpientes venenosas producen
necesariamente situaciones graves, se les debe prestar una atención cuidadosa.
Las primeras medidas son muy importantes, y básicamente se resumen en
evitar reacciones y actuaciones producto del pánico.

Debe obligarla a mantenerse en reposo. El reposo o la inmovilización del
miembro afectado, que hay que llevar colgando, es fundamental durante el
transporte a un centro adecuado.

No debe succionarse ni cortar la herida, ni aplicar hielo en la misma, sino
simplemente limpiarla y cubrirla con un vendaje seco.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 232
Poco es el veneno que puede extraerse con la succión, además de ser posible la
absorción de éste por la mucosa oral; y la incisión de la herida sólo conseguiría
aumentar el trauma y el riesgo de infección.

Se debe marcar con un rotulador los límites de la lesión para evaluar si aumenta
rápidamente.

Es útil la colocación de un torniquete, pero no hay que olvidar que éste debe ir
dirigido exclusivamente a impedir el retorno venoso. Por ello, debe ser ancho y
permitir el paso de un dedo por debajo comprobando el pulso arterial distal
positivo. Tampoco debe aflojarse ya que se producirían picos de veneno en
sangre peligrosos. Por supuesto, debe situarse en posición proximal.

Una vez hospitalizado, se debe hacer un tratamiento sintomático de la ansiedad,
vómitos y estado general. Es dudoso que los corticoides aporten beneficio
alguno.

El único tratamiento específico lo aporta la administración de un antiveneno.
Aunque no hubiese grandes medios, no es necesario ser un experto en ofidios,
ni conocer el tipo de serpiente en cuestión, ya que la clase de antiveneno a
utilizar será polivalente y dependerá del tipo de toxicidad que aparezca.

En el caso de las víboras se emplea el antiveneno Zagreb que se debe
administrar teniendo cerca una jeringuilla de adrenalina al 1:1000 para controlar
una posible reacción de hipersensibilidad inmediata. También hay antivenenos
más específicos.

No se precisa la administración inmediata de antiveneno, y hay que observar a
la persona que ha sido picada, ya que el riesgo puede ser muy superior al
beneficio. Esto se debe a que los antivenenos son sueros equinos que pueden
dar lugar a reacciones alérgicas a corto y a largo plazo.

Se puede hacer un test de prueba con el antiveneno inyectando una muestra
diluida en el ámbito subcutáneo en un brazo, y se compara la reacción con la de
otra muestra placebo colocada en al otro.

Si hay hipersensibilidad en el test del antiveneno y hay indicación de usarlo, se
deben usar antihistamínicos 30 minutos antes para frenar la reacción alérgica.
Un test inicial negativo no excluye que tenga problemas alérgicos más tardíos.

Indicaciones del antiveneno

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 233
 Siempre que haya signos, síntomas o datos de laboratorio que indiquen
toxicidad sistémica, es decir, que afecte a algún órgano del cuerpo y su
función, sin importar cuánto tiempo haya trascurrido desde la mordedura.
 En el caso de la víbora, si aparecen hemorragias espontáneas o la sangre
extraída del paciente y colocada en un tubo de ensayo no coagula en 15
minutos. En el caso de las cobras si aparecen parálisis o en las culebras
acuáticas de Asia si aparecen los dolores musculares con mioglobinuria.
 Si aparece una inflamación que crece rápidamente en 3 ó 4 horas o si
ésta afecta a más del 60% de una extremidad, porque se presupone
afectación sistémica.
 Precozmente en la necrosis local, es decir, si se ve que los tejidos que
rodean la picadura se entumecen y amoratan, lo que quiere decir que hay
una falta de irrigación en la zona que produce la muerte de los tejidos.

En la mordedura de víbora, si no se procede con diligencia, tras 4 horas de
instaurada la necrosis el antiveneno ya no es eficaz, sin embargo en la de cobra
el antiveneno podría tener indicación aunque hayan pasado 5 días.

Si hay necrosis local en la herida debe darse cobertura antibiótica (cloranfenicol,
penicilina o gentamicina) y se debe poner la vacuna antitetánica.

En el caso de las mordeduras de cobra con toxicidad sistémica instaurada,
además del antiveneno se debe inyectar 0.6 mg de sulfato de atropina seguido
de una ampolla de neostigmina cada 30 minutos para combatir la parálisis y
luego se sigue un ritmo más lento.

En muchas regiones tropicales se usa como antídoto la piedra negra (black
stone) a la que se le atribuyen cualidades mágicas tras colocarla sobre la
picadura, pero en realidad lo que produce es una absorción por difusión tipo
esponja en la herida. Parece ser que en África las fabricaban con tibia de vaca
desecada y en India eran de carbón activado.

Si es posible, debe llevarse la serpiente muerta, aunque no es imprescindible.
Debe manejarse con un palo, y transportarse en un bote seguro, ya que pueden
conservar hasta una hora los reflejos incluso decapitadas.

El control de la eficacia de la neutralización del veneno, se puede efectuar
indirectamente, por pruebas de laboratorio:
Tiempo parcial de tromboplastina (PTT).
Tiempo de protrombina (PT).
Tiempo d coagulación (TC).
Fibrinógeno.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 234
COMPLICACIONES MÉDICAS
 Insuficiencia renal aguda, precoz o tardía, en los emponzoñamientos
crotálicos y en los bothrópicos.
 Insuficiencia respiratoria aguda en los accidentes ofídicos tipo elapídicos
y crotálicos.
 Shock Hipovolémico tipo distributivo en los emponzoñamientos
bothrópicos, lachesicos y eventualmente en los crotálicos.
 Infecciones locales, especialmente abscesos, en los accidentes
bothrópicos y lachesicos.
 Síndrome Compartimental (edema muscular con tensión de la fascia y
que puede terminar en una mionecrosis extensa), debiendo indicarse
fasciotomía para aliviar la isquemia del miembro afectado.

COMPLICACIONES DEL TRATAMIENTO
Suero antiofídico polivalente
Reacciones anafilácticas : Al estar formados por proteínas de gran peso
molecular, actúan como antígenos que despiertan reacción antígeno-anticuerpo
que puede ser de dos tipos:
Tipo I o inmediata: Reacciona el antígeno con el anticuerpo fijo a los mastocitos
liberando histamina y otras sustancias inmunológica. Es la reacción anafiláctica
propiamente dicha, se inicia con rinorrea, estornudo, lagrimeo, enrojecimiento
conjuntival, congestión facial, prurito generalizado, urticaria, taquicardia e
hipotensión. Las situaciones mas graves conllevan broncoespasmo o edema
laríngeo con gran dificultad respiratoria, taquicardia e hipotensión arterial por
shock cardiovascular
Tipo II o tardía: Las mediadas por hipersensibilidad tipo III, que aparece a los
varios días o semanas del emponzoñamiento con fiebre, artralgias,
linfadenopatías, angioedema y urticaria. Puede aparecer glomerulonefrítis o
síndrome nefrótico por deposito de inmunocomplejos en glomérulos renales, o
vasculitis como la púrpura de Shönlein-Henoch.

MEDIDAS GENERALES
 Inmediatamente después haber sucedido el accidente ofídico del
accidente el paciente debe ser mantenido en reposo, evitando su
deambulación con el objeto de evitar una mayor absorción del veneno
circulante.
 No se recomienda la aplicación de torniquetes por la posibilidad de
agravar las lesiones locales, especialmente en los accidentes botrópico y
lachésico, además de haber demostrado poca eficacia y han contribuido a
las gravedades de las lesiones
 En el caso de los elápidos u otras especies cuyos venenos sean
exclusivamente neurotóxicos, se puede intentar la aplicación de
torniquetes.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 235
 La aplicación de shock eléctrico u otros métodos similares, no han dado
los resultados esperados, por lo que no se recomienda su uso. La misma
opinión se tiene sobre la crioterapia y el uso de hielo local.
 Trasladar de inmediato al un centro asistencial mas cercano donde
cuenten con suero antiofídico polivalente (SAOP).

LABORATORIO:
 Identificar trastornos de los factores de la coagulación : Tiempo de Parcial
de Tromboplastina Tiempo de Protombina, Tiempo de Coagulación y
Fibrinógeno.
 Identificar trastornos de la hemoconcentración: Hematología Completa,
Química sanguínea.
 Identificar trastornos de la rabdomiolísiis: Creatinina fosfoquinasa
(CPKMB), Deshidrogenasa Láctica (DHL) y Transaminasa Oxalacética
(TGO-TGP).
 Mioglobina (examen de orina simple).
 Gases arteriales y Electrolitos séricos.
 Obtener grupo sanguíneo y Rh, cruzar paquete globular y tener
disponibilidad de hemoderivados.
 Radiografía de tórax simple.
 Tomografía axial computarizada de cráneo
 Electrocardiograma.
 Evaluar enfermedades preexistentes y en función a ello realizar
laboratorio dirigido.

MEDIDAS DE PREVENCION Y CONTROL
1. Debe evitarse en la medida de lo posible caminar descalzo. Se
recomienda el uso constante de botas de talle alto cuando se deambula
en las áreas agrícolas y selváticas.
2. Deben extremarse las precauciones cuando se ingrese a una zona de
mayor oscuridad que contenga mucha vegetación. Es importante detener
la marcha por unos minutos para examinar el contorno en búsqueda de
especies sospechosas.
3. No debe introducirse las manos en árboles huecos, hendiduras en las
piedras u otros orificios en la maleza, porque pueden estar habitados por
ofidios de especies venenosas.

Indicaciones Hospitalarias
 Hospitalización y monitoreo
 Dieta absoluta

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 236
 Solución Dextrosa al 5% 500cc + 100 cc de suero antiofídico vía E.V. a
razón de 30gotas por minuto
 Hidratar con solución Dextrosa al 5% alternada con fisiológica al 0,9%
2000cc vía E.V. en 24 horas
 Penicilina Cristalina 4 millones de unidades vía E.V. c/4 horas PPs (-)
 Antitoxina Tetánica 3000 unidades vía SC STAF
 Toxoide Tetanico 0,5cc vía IM STAF
 Dipirona 500mg vía E.V, c/6 horas SOS
 Hidroxido de Alumino-Magnesio 20cc VO c/4 horas

Se debe vigilar
- Hematología Completa
- Urea y Creatinina
- Fibrinógeno
- Orina
- TP y TPT
- Plaquetas
- Bilirrubina total y fraccionada
- Transaminasas y CKP
- EKG

Debe tener reposo absoluto
Control de líquidos ingeridos y eliminados
Control de signos vitales c/4 horas
Valoración por Cirugía.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 237
BIBLIOGRAFIA

1. Alexis Rodríguez Acosta, Alejandro Mondolfi, Rafael Orihuela, María Aguilar. ¿Qué hacer frente a un
accidente ofídico?. (1995). Universidad Central de Venezuela, Caracas-Venezuela.

2. David,Jorge; Fernández Martínez, Saul. Serpientes venenosas de Venezuela: Diagnóstico, pronóstico y
tratamiento del accidente ofídico. Cato (1976). Caracas-Venezuela.

3. Moreno E et al Características clínicoepidemiológicas dos acidentes ofídicos em Rio Branco, Acre
Revista da Sociedade Brasileira de Medicina Tropical 38(1):15-21, jan-fev, 2005

4. Machado-Allison A, Rodríguez-Acosta A. Animales venenosos y ponzoñosos de Venezuela. Un manual
para el mejor conocimiento iomédico de los accidentes ocasionados por animales venenosos. UCV.
Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico. (eds.). Caracas, Venezuela. 1997; p 1-108.

Manual Ofidico – Dr. Americo Pérez | 238

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful