Está en la página 1de 5

Universidad Yacambú Facultad de Humanidades Carrera-Programa: Psicología Cátedra: Introducción a la Psicoterapia

Universidad Yacambú Facultad de Humanidades Carrera-Programa: Psicología Cátedra: Introducción a la Psicoterapia El Duelo Bachiller: Daisberlys

El Duelo

Bachiller: Daisberlys Navas

HPS-101-00307

Prof: Luis Oropeza

Cabudare, Abril de 2014

El Duelo

Etimológicamente

duelo

significa

duellum

combate

o

guerra,

dolus

haciendo referencia al dolor.

Según

Elisabeth

Kübler

Ross

psiquiatra

y

escritora, una de las mayores expertas mundiales en la

muerte, personas

moribundas y los

cuidados paliativos, el duelo es un proceso por el cual la

persona lidia con una tragedia, especialmente cuando es diagnosticada con

una enfermedad terminal o una pérdida catastrófica de cualquier índole. Por otro lado se considera que el duelo no solo se limita a expresiones emocionales, sino que también se manifiesta a través de expresiones

fisiológicas

y sociales. La intensidad y la duración de este proceso

corresponderán a la dimensión y al significado de la pérdida sin embargo dentro de los parámetros se destacan los siguientes:

Ruptura de los antiguos hábitos. De un días hasta ocho semanas. Inicio de la reconstrucción de vida. De la octava semana a un año.

Búsqueda de los nuevos objetos de amor, o valorar lo que se tiene. A partir del primer año y hasta los dos años.

Terminación del Reajuste. Después de los primeros dos años.

El proceso del duelo no solo está relacionado con la muerte física de un ser querido, sino también con la separación momentánea, un divorcio. Una condición geográfica o social (quedarse sin trabajo, una mudanza, jubilarse). Una condición biológica (no poder tener hijos, perder alguna parte de nuestro cuerpo, pasar de un ciclo vital a otro).

Etapas del duelo

  • 1. Fase de Negación. Negarse a sí mismo o al entorno que ha ocurrido la

pérdida

  • 2. Fase de Enfado, Indiferencia o Ira: Estado de euforia por no poder evitar la

pérdida que sucede. Se buscan razones causales y culpabilidad.

3. Fase

de

Negociación. Negociar consigo mismo o con el entorno,

entendiendo los pros y contras de la pérdida. Se intenta buscar una solución

a la pérdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda.

  • 4. Fase de Dolor Emocional. Se experimenta tristeza por la pérdida. Pueden

llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo.

  • 5. Fase de Aceptación. Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un

cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar.

Tipos de Duelo:

Existen diferentes tipos de duelos como los complicados, crónicos, congelados, exagerados, reprimidos, enmascarados, psicóticos entre otros. Los más relevantes son:

  • 1. Duelo bloqueado: Ocurre una negación a la realidad de la pérdida, donde

hay una evitación del trabajo de duelo, y un bloqueo emocional que se manifiesta a través de conductas, percepciones ilusorias, síntomas somáticos o mentales.

  • 2. Duelo complicado: Muerte súbita y no anticipada, especialmente si es

traumática, violenta o desfigurativa.

  • 3. Duelo desautorizado: Es en el que se experimenta una pérdida que no

puede ser reconocida o expresada abiertamente ante la sociedad. Por ejemplo:

Relaciones no reconocidas de ex parejas, amantes, relaciones

homosexuales. Pérdidas no reconocidas de, aborto, esterilidad, enfermedad mental, abusos.

4.

Duelo patológico: La persistencia o intensidad de los síntomas ha llevado

a alguno o varios de los miembros de la familia a detener la vida laboral, social, académica, orgánica.

Síntomas presentes en el duelo:

Tristeza, aturdimiento, perplejidad, afecciones corporales, alteración del sueño, poca concentración, negación, depresión, alucinaciones, rabia, culpa,

apego, miedo, pérdida del sentido de la vida.

Estrategias para el manejo del duelo:

  • 1. Darse tiempo y permiso para normalizar la vida, evaluando lo que es

valioso o no y aceptando un nuevo estilo de vida y obteniendo crecimiento, conciencia y visión personal.

  • 2. Reconocer la pérdida a nivel mental y emocional. Acercarse a la perdida,

contarlo, recordar lo sucedido.

  • 3. Liberar todos los sentimientos. Entender el llanto como una herramienta de

sobrevivencia.

  • 4. Desarrollar adaptabilidad, nuevas aptitudes.

  • 5. Establecer nuevas relaciones y motivaciones.

  • 6. Establecer metas diarias para activar motivación.

  • 7. Reconocer y disfrutar los momentos alegres.