Está en la página 1de 8

Capítulo 6

El concento de foco l.

El concc¡,to de foco. cn11,lcado con frecuencia en trabajos téc11i~


cos n1n1:iticne hasta ahora un status tc•órico. in111reciso. ya <1ue·
rn las refl'rcncias nl 111isn10 co<•xisten crit.~rios sinto1r1úticos ("los
.sínton1as salicntc.•s qtH' 1l1oti\'an la consulta" o "1os puntos de
urgencia") ... intc•raccionalcs ("el cnnflícto interpersonal flllf' dc-
S('ncaclrna la crisis"). cnrnctf'rológicos ("una zona d(' la prnlllP-
n1ií.tit"a del pncit'ntC' c¡uc nd1nitn s\l clc>lln1itación de· otras zonas
clf' la pc>rsonalidad"). 111·opios <l{' la clíada pncicnt0-t<.·rapruta (~'los
punto" d.(' interPs nc·<·11ta1)1(• para :tn1l1os"), o técnicos ("la intC'r-
Pl'<'taC'iÚn cf'ntral (_•n la quP nsicnta todo f'} trntan1icnto") (l. 2. 3).
En rl rnn1po de• lns t1sirotrrn11ins estos criterios Sf' y:1vtn~1one11
sin f'stnl1l<'crr Jigazo11rs c11ti·c· sí. I.o r¡ttC' rstn 11lurnliclad dr
concí'ptos drja c•11tr<"lf'r {'S que foro 11urdr riludir a una orr.:ani-
zncic\n con1plí'fa el« ln cual nr1uellos crit<'rios rC'cortarínn frat:i-
n1entos. Disc11tirrn101> nr111í la 11osihilidnd el" trn11njar so11rc ciC'rto
. n1od0lo tc·c'n·iro df" foco r¡11r C'ncuentr~ pnrn nc¡uC'llos r0fC'rC'ntrs t111
ordrn unific-nclor. proronC'r 11nn rstr11ctura ciuc orgrini<'(' tin can1-
po con1i'1n clia!.';r:Ústico y t0ra11éntico.
En nriir1rr l11C!nr cnl>r suhrnyar rl origC'11 rn1inrnt<'n1rntr <'n1-
nírico cl1·1 ronrrpto cl0 foco. El trnl1ajo 11sicot<'rn11f·11tiC'o ~r ori<'ntn
sirn1prr ( ~·· n 111rn11dn d0 n1oclo int11itivn) l1aC'in la clclín1itnf'ión
el<' 11n <'ir> o 1111nt-o noclal ele• ln 11rol1lr1nátira clf•l i·1aC'i<'llt<'. I.os
r1rin1<'ros r('gistros sisl('J1l<ÍtÍC'OS de• una <~xpPri<'nC'i:l c·Hnira <'011
psirotC'rapias l1rrvC's. 11or C'jC'111plo n1urstrnn f{UC' la n1ollaliclacl
1

ll5
asumida or la tarea en seS1on es la de_ una· "focalización", un sus puntos de vi~ta sobro; el prohbna )' sólo con ultorioridad
dia agmado en la ó 'ca del terapeuta que.~ uce"Taliincentr~~ -después de orientarse· sobre )os motivos reales del pacicnte-
dóu selectiva del paciente en c1er os puntos e su roblema- tratar de utilizar estos motivos para fomentar los objetivos tern·
1c . _ as aun, los pac1en es ien en naturaltncnte, de t?n- péuticos que puedait parecer de posible realización" (4).
lra a a mantener una focalización. La posibilidad de organizar Operativa1nente la focalizaci6n copducc a trabajar sobre nso~
el rel~to, seguir una línea.-dirFctfiz, seleccionar recuerdos e imá- ciaéiones. intencionalmente guiadas. más que sol1rc 2soC'izi ·ionrw 1

genes, depende dC'- cierta fortaleza en las funciones yoicas adap- l1breS. Si <'n 1a técnica psicoanalítica la dificultad del paciente
tativas.• Sólo en paéimtes con marcada debilidad yoica pucdc p:1rn nsocinr libre1nenlc put><lc ser ton1.-1da c:on10 ín<litl· <l{' rL·sis-.
encontrarse ('Spontán::-a1nent(' un.relato disperso, ra~nificado. E1~­ tcncias, en psicoterapias, a la inversa, In evitación de una actitud
píricamente la focaliznción parcée expresar ncct•sidades de dcli. exploratoria intcncionaln1e uedt' ser considt•radn r<>·.
mitar la búsqueda de modo de roncentrar en l?lla atención, per- sistenc1a . e trata de énfasis díferentl's en función de tareas t is.
cepción, men1oria todo uu corl.funto de f~1nciones yoipas; tal con-
1 tintas, ya que en otro nivel Jo resistencia! estará t•xpre~do, para
. centración puede.• ser condición Je eficacia pnrn C'l C'jrrciC'io de an1bas técnicas, .en una rigidez del pensan1iento qul' impida con1 .
e'itas funcio11es. binar Jlexiblen1entc los ~los estilos de asociación. libr<' y guiada.')
. Dinámicamente la focalización est:í guiada por In dominanci~
. dé ·una n1otivación c¡uC' jerarquiza tareas en función de fcsolvc•r
· cií'rtos problemas vi\'idos ·con10 prioritarios. En situacionc~.. _clC' I
·crisis por ejP1np1o, ºJ_inotivo de consulta condensa sínto1nns, cirr· f,a cstmctura del foco
ta conflictiva central ligada a los síntomas,"· obstáculo!> creaaos
para la resolu.ción-1 de la situación. Pot· esta capa"ci~ad de con-
densación el motivo de co11.:;ulta se transforma n nlQt:n1do en el
éie niotivaC-ional organizador de Ja taren, y en consrctlrncia faci-
litador· de la misma. A la vez el tráhajo sohre el motivo de
. consnlta es reforzador de la n.lianzn terapéutica. Alexandcr des.
tacaba particularn1cnte su in1portañcia: " ... es hnportante q\lc -el
tnapeuta descnhrn primero qué es exactamente. lo qnl';;.desm <il
paciente. Es éste quien dehc suministrar el in?cnlivo_ para lo
onP hava de lograrse en el trutan1iento, y por n1as celo reforma-
dor qu~ hava por parte del terapeuta, todo será inútil a mC110<
· Qttf> pueda 'aprovechar para su uso t.crnpéutico al!Zítn fut'rt<' mo~
tivo del paciente. So deduce que aquél debo hacer fronte ni pa-
ciente primero en ~n propio tC'rrrno. ncrptnndo proYi~nrian1rntC'

·t He revisado sesiones .de diferentes tratnrnientos observando en e\1::is las Yi-


éisitudes de la focalización. Una paciente con fuerte debilidad yoica 'pre-
senta más del 30 % de inter\'enciones dispersas. ajenas a toda fnca1ización,
contrastando con un promedio inferior al 10 ~ p;:ra tales intervendones en
· un paciente cuyas funciones yoicas revelaban, a través rle indiéaclort"s diver~
sos, un. mejor rendimiento,

. 86
'-----·-··· --·-----·-------~-- -
sult1LY.el conflicto nuclear subyacente se inserta en una e_~pccíf.iE!_ P~,r 01 choqu~ .entrr su dependenc:ia (ron sus co11sccucncias: agrc-
s~tuación grupal. Para Ernesto la situación se agrava porc1uc lll's: s1on, SC'parac1on1 angustia, deprl'sión) y sus necesidades adultas
de sú.Separación ha ido a vivir con su 1nadre, persona autoritaria ( cll' autono1nía, n1aduración y cficnc·ía en sus rendin1ientOs') S ,
con quien siempre mantuvo un vinculo conflictivo, de intrnsa, l r ' e
oca izan . en esta zona sus defensas nlovilizn<las: <lisociacioncs
ambivalencia mutua. Este hecho. en parte inevitable por sus proyecciones, '!ltaqucs al objeto que ahamlona, iclealiznciones . .Ei;
dificultades materiales piri-a vivir solo inrnccliatan1cntc de pro- Andr.ea se .registra en este aspl'cto tan1bién una fuerte depc.'n-
ducida la scparaci611 1 significa a su vez dejar de canvi\'Ír. coi: sn d~1~c1a n1atcrna, generadora dL' a111hh~th•ncia, .tanto {rente a su
hijo, lo que añade• obsti\culos a dificultades pre,;ins del pnd<;ntc via1e con10 frente n la posihilid,tcl de que<larsC' a <.~stucliar rn BU<'·
cOn la paternidad. Ln situación Sl' con1plic:a en el n1ornento en uos Aires. Experin1~ntn culpa dt· th·jar a su llKl.Ch'<' y gran 111 i"clo
que surge otro hombre con posibilidades de hacer pareja con a qu<'dar desprotegida. Sr ponc11 i·n í1tcgo t'n ella dc.•f<•ns;is fú-
su mujer. El viaje de Anclrea al extranjero significa dejar snla a ~ica~ (c.•vi:~cio1~cs principalnu•ntc. liú ..1¡tu•c.hi d(' ohjl'tos ncon1pa·
su madre viuda en In n1isn1n época en que se casa su hcrrnano nnntes) Y n1n111acas ( rcacciont·s l'ontraft'ihicas. ll('ga('íón clC' su
ni.cnor. que vive híl.!ih.1. (•ntonces con nrnbns. L\l nutdrc ha tenido d~rcn<lcncig e idcalizaeión dt'. sus n•c:ur:'}os fuera <l<'l país). Tain·
en el 11ltirno niio signos el{' le"" !11sufic:il'ncia coronnrin. ~ten .en esta z9n~ de.• deter1ninanl't's <-•trac·tcrológicos t~S 1;asible
~lotivo dP consulta. conflicto nuclear snbyacerih'. situación gru- 1nc!~ur otras fu11c1011e.i; yoicas ac.laptati\·J.s, l~n Andrcn, n1ás visi-
pal son nspc.•ctos fundamentales de una situación c{uc cond('nsa un bles qu(' en Ernesto1 la capacidad (lt' p~ünificüción. t•l nrn1udo de
conjunto ele dctcrn1innciones. Un trabajo unalític:o '~ucstro sobre cierto proyecto de salida dl' su c.lt~pl'nde'ncia. a través clc.•1 desarro-
Í.'l situación intentar.\ identificar zonas de l~Sc.• conjunto e.le dl'tf'r· llo proft•siona~. Andrea actúa 1nc<liante defensas tnús pritnitivas
1ninuntcs. Lo Csl•ncial n r<'S 1rtar c·s p} caráctc.'r ele c.•strnctnrn d{~ pero _las .c~ntrn.~resta con otras funciones·· adaptati\'as potencial-
la situación tnl co1no <•xistr, totalizada, en la exp<'ríencia '\Utna'- 1nentc .cf1c1entcs: Ernesto presenta un d('bi1itnn1it>nto 1narcado dC'
na; ]_c.· n1odo que todo trabajo- onnlitico se 'h3ga a partir d1· sus funciones ~·oicas, apenas n1nntcníchs c.'11 la esfera c.lt'l trabajo.
dt•lin1itar l'SU totalidad d<• la situación. t·n toda su n1nplituc.l ....El , Es po:i~Ie n~in1!s~no reconocer en li situación aspectos histó~
Cstuc.ho de diV('rsos con1ponrntcs cl<'"la s1ft1nc1on c.i<'hPrÚ hncc.·rs('. nco-genetzcos 111d11;1d11ales !J grupales reactivados. I .a agrrsión
en <'i .sentido d<· ck•spiteguc.~ dt' nt\'l'il's de.• análisis". c.'ntcndiclos de la madr0 dt' Ernesto ha t'stnclo síenrpre centrada t'n sus fraca-
con10 <'sfrafos func1onail's t•nrülzac103 e o 1.1 $it11.rci611." nctuaHzndos sos, la díst?n.cia prescind.ente dC' su padre hizo .que <'~os juicios
>y totalizados por ésta. fucr~n l?s un1cos que aspiraran n ohjC'tivur a Ernesto una hna¡:?;en
Con c•sh• c.•nfoqul' t·s posihlt• ch·s1i1Hl.1r una zon~ c.lr con1po· de st n11sn10. ln. rsposa eprnrn{i ln{'gi1 y 1nnntien<' una actitud
nentcs dP la Sihiación qtt<' podl"n1os ('aractrrizar (·01110 aspectos sin1~lar c.lcsvaloriznntc quC' tiñt' c.'l c:lin-i.a de.· la situación para l'l
caracteroh)gicos del paciente ( dina1nis111os intrapt·l;Só11a1rs · icti- paciente. ~o que.· S<' juega no es Sl}lo la separación sino c.'] fracaso.
vados en 'esta situación <'spc•cífica. n1oclalidadcs d0fen.si\-·as per- una .:'('Z n1as. En 1\ndrC'a sigu<' Pl'<'S{'Jltc. en rl f'C'ntro d(' la si-
sonales sclectiv~1111entc n10viliza.das por la :-;ituatión. ---'río es posi- t,uac1~n,, una antigua ~·elación sin1hiótie.1 con :su n1adrc, C'n ln C(ll<'
ble> erisavar una u otra de• varhts dt•ft•nshs, hav qn<' vrf .,eu~ll.C's el!' e.sta Jugo el rol dP ob¡rto acon1pnfiantc. y es ese rol C'l qur ninbas
ellas ha~r d grupo viabll's-. <'lapas no res~eltas del desarrollo hl'n;n q~~ ro~~pc·r en c:ta situación. lucga tan1bién C'on1 o figura
infantil, actualizaclas por la estructura de la situación). En Er- de 1dcntif1cac:1on precaria, la prcscnch:: del padre fnllPcido hacp
nl'sto· su dependrncia inatrma. no resuelta sin.o trasladada a su años. con10 exigencia de un rl'nclin1icnto profC"sional brillante
p•1rcja. exacerbada con la pérdida y hl. vuelta. a la conviV<>ncia que justifique rsa separación. ngrcgadc c:oino cle1ncnto fohígeno.
c·on su madre; sus conflictos de intensa nmhivakncia frente a ln Otra zona integrante' dC' la situacicln CT1n1prcnde C'l n10111 eiito evo-
clopendencia (complementarios con In ambivalencia de su mujer 1'.itivo individual y grupal, las tareas <JHC se desprenden ele nece-
y de su madre frente a osa dependencia.): ao<'más sus l'Onflictns mlades propias de. ese momento c•volutivo .)' la prospectiva global

88 89
que comporta esa etapa. Gran parte de la conflictiva Agudizada ais.lamicnto a sus ansiepaclcs de destete. Toda la iclcología de los
en la situación deriva no solamente de la reactivación de con- cmdados que la hija debe retribuir a la madre y la oculta res-
flictos infantiles, sino del chqque entre las limitaciones dadas por ponsabilidad del sistema social por el desamparo de un~ persona
la persistencia de esos conf!Íctos y las necesidades propias de la sola se incrustan en el centro mismo de la situación de Andren
etapa evolutiva abierta que urgen una saUsfacción. Urgencias a para movilizar culpas de difícil elaboración.
la vez subjetivas (autoestima) . y objetivas ( prnsiones sociales
para Ja n1nduración y la eficienciiy. Ernesto tiene que enfrentar Si Yolvcn1os a considerar el conjunto de estas zonas de cletern1i~
sus dificultades de pareja (con esta o con otra pareja), la,s exi- nacionc< que hernos' desplegado en un somero examen analítico
gencias de la paternidad, y de su trabajo profesional, necesida- lo r¡ur harcn1os rs reconfigurar una estructura, construir un 1110~
des de c•stuclio y de sociabilidad qut> cuanto más precariamente <lelo de In situación que intente dar cuenta de los dinamismos,
se onfrentan más distante hacen la posibilidad de recuperación . articulnc;?nc~ .. encajes,_ r~t~nci~s_ioncs y oposi.cio11cs. propios <lt•
.De n1odo sc1ncjante AndrC'a y su madre tienen qnc separarse, ella una tota.1znc1on. :\. m1 ¡u1c10 el concepto de situacion. en el quC'
tiene que cr<•cer, la ~itua.ción de infnncia y adolescencia Ilo es converµC'n l_as perspectivas dialéctica, rnateria1istn v cxjstcncinl.
prorrogahlC', y sin crecin1iento y resolución de esa simbiosis se puede :1portar un n1odeio ndccuado capaz do ~proxirnarnos
interfiert>n otros rendin1ientos, eróticos, sociales y vocacionales. a. una tota.lizació~1 concreta, singular y rn n1ovin1iento del indi-
1
Parn la madre el viaje de Andrea, el casamiento ·de su hijo menor viduo o ;rupo en r-studio. Es en esta noción totalizadora de si-
)' sus problemas ele salud ·éonfiguran una etapa critica, ·que agrega t~ación <londc pueden encontrar su marco aportes parciales pro-
obstáculos para la resoludón de la situación. pios de una conceptualización psicodinárnica (ansiedades. con-
Esta serie de componentes de la situación tiene que ser puesta flictos, fijaciones). comunicacional (modalidades en el manejo
c-n ·i·Clación. ademáli. ron un conjunto de determinaciones concu~ d~ los mensajes, alianzas, descalificaciones). o psicosocial (roles.
rrcnt('s, q11c originalmente' podemos localizar rn una zona de de· mitos, tareas grupales). ·
termíllaJJtes del contexto social más amplío. Un conjunto de con- Comprendido el focó como delimitación de una totalidad con-
diciones ('Conón1icns, laborales, cultnra1e-s, "ideológicas que inter~ creta sinfética ( 5) C'ntoncC's los esfuerzos analíticos conservan
''iencn dr n1uchas inaneras en la situación.· scnti.do. por sn inclusión .en ese n1arco coilscrvado a lo ]argo del
Pnrn ErnC'~to nn <'S lo misn10 vivir· C'stc- ~onflicto de pareja en n1ov11111ento de profundización sobre detcrn1inadas zonas de sus
cnndicionrs tlr trahnio SC'g:uro y clC' nlivio f'.crinón1ico. que correr eomponen~es. ,,La Óptica dirigida a la situación se ·refleja en esta
e>1 rirsgo 11or ~ti cleprrsión ele perdc·1· sus iIH!rPsos. U na cultura for';'ulacron: ... el hecho de que el conflicto tenga lugar como
trndicionnl para la cual ese divorcio es 11n fracaso y nunca un tal 111tra pC'rsonalmente no ~ignifica que la cuestión sea de orclc•n
é,.
éxito. con10. <'S la q11<' ha prevalrcido C'll su familia y en mismo primariamente personal, ni desde luego exclusivamente personal.
clesdC' si<'111pr('. es roncurrC'ntC' de ]'X'SO. con10 lo es toda,_ln ideO- El probltn1a l1a surgido .de una situación y ésta es a su V<'Z.
logín del orp;ullo masculino frente n ln presencia. del lerc~ro. Es- como dijimos antes. resultante del diálogo de la persona con su
tos con1ponentes r(.'fuerznn ln angustia y trab~n las posibilidades realidad". Importa detectar "las formas cómo el diálogo se realiza
de·C'laborar esa .:;rparación. Para Andren la .situación ele desocu~ y¡ª fndo!o de la estructura dialéctica sujeto-realidad".(6).
pación profesional y 1as condiciones difícile~. df' especialización El siguiente diagrama intenta resumir estas ·ideas sobre estrué-
<'tJ nnesh~ifn1edio refuerzan su an1bivn1encia frente a la posibili- tura del·foco:
dad .de quedarse aqui y su miedo al fracaso afuera que la oblig1~e
a r()¡(resar. Su falta de contacto ideológico-político con esta situa-
ción hace que todas las \>osibilidades sean medidas desde una
Ílpticn estrictamente individual que agrega otra .dimensión rlr·

90 !ll
·----~------···-·
cada zona y la an1plitud l'On cpie pueda l·o1nprentlcrsl' la C'Stru¡_·~
tura de totalidad dcpendl' de uua St'l'ic de• faclorcs rcguladorl's
que comprenden:

FOC:O ~) Des~e. el pacientr !/ su grupo fan1iliar, un conjunto de facto-


~ITl'.\C:IO'.'\
res: . cond1c1ones
.. .
de ,,.it¡n, cu It ura¡<·s, oc:upa«ionales,
. gC'ográficos;
AC:Tl'.\I. 111 otivacion Y nptituck•s pnra C'l trata1niento.
ES'l"Rl 'CTl'R.\D.\

-----
alrrth•dor d,.
,,,. ... ......
1111 1•jt·:
b) Desde' e_l terapeuta !! la instifuciún otros c.·ontlicionanh:·s·
C'squcn1as tcor1cos recurso. t ~. · . .
, '
. ' ··
s ecn1c.os r1uc int<'gran su ·11·sc•n·1l t<'rl
1 ~10Tl\.'U d1~\
1 0

1 CO:\'.SCLTA \
peutico, disponibilidades dC' pC'rsonal v <'sp·lt'ios estil:is d, '-
visión· este con ju t d, f· . . , .. fl · ·· ' . : · · - (' sup<'r-
t y
\ C:<>XFI.lCT() I
1
ob' _. • , n °
e acloics in ll)''' en dcc1sun1es sobre' tien1po
Jehvos Y tecnica que son n su vez reguladores <leJ foco. '
__ ....
', :'\l"C.:LE.\R ,1
',.... ;
l ~s:edconljunto de factorps estable;", la amplitud ac1wr-1l 11
Hl. r;_ e e arse al trabajo sobre l'l foco. <1 ''
C) ..

. , cada mome!lto ele/ ¡iroccso no obst"11tc•


] e) . En .. • fo ca¡·1zac1on
, ]·1 "
ac qu1nra una a1nplitu<l pnrticulnr. La focaliz·\ción o cl1"1f ..
do " . 1 1 ' . 1agn1a-
, y kus iegu nt ores. se representan en el esqucn1a siguiente:

El n1odl'lo de foco contic-nt• esta serie de con1po11e11te.s conden-


sados en la situnción cstrncturadn. La profundidad con qnc "'
,.,,-.: <;
indague el pa¡)('I de cada uno de ellos en la estructura r !ns arti- ':::f.·""
-- --- --
i \"".; - -
Foco
-.. 0 ,1ro
·' . .:.---
culacíoncs del conjunto depende a su vez de 'otro conjunto ch· (
factores ·propios de la situnci6n terapéutica. que creo posible iden-
tificar como reguladores del foco; éstos serán mencionados rn el
punto siguiente. 1
1
1
1
ll. I
. Diafragmado operacio!lal del foco sol>rc la '"'"e de ciertos I
1
reguladorc,~ !/ retorno n In tntnlizació11 I
-~ ,,,
En muchos monwntos 1lel prneeso In lurm no abarca la· totalidad
dC'I. los co1nponcntcs dt• · la situación sino que se concentra, por
una especie dr diafragmado. L'll algunos de ellos, recortando al-
i:lUna zona el<· la estructura, La profundi<lad con que se explore

92
0

· Este conjunto ·ele n•guladorcs delimita sobre la dluacilm total 111


. un cono de amplitud variable; cada sesión puede ahondar sch·- l:J foco en la scsiú1t
ti,·amente ciertas zonas del cono. Lo esencial, sin embargo, resi~
· de en que cualquiera sea el sector de elementos explorados, éstos E1 frag1nento <le unn sesión dl! Ernesto n1ostrart1 có1no introduce
sean comprendidos como integrantes estructurad,os-estructuran- el terapeuta el foco ante el despliegue inicial del ·paCientec}ino
tcs de la situación. 1nateríal. Se trata dt• una sesión del quinto 111es de una ps1cote-
El trabajo con el foco ·~eguirá en psicoterapia esta secuéncia: _rapia de esclarecin1iento progran1ada a un año. En las últiinas se-
manas el hecho dominante ha sido un intento de acercamiento a
l) El paciente inicia l.a sesión aportando un material disperso su mujer, con quien la separación sr mantiene.
hecho de episodios recientes, recuerdos, observaci.ones sobre 'los
otros y .vivencias personales en esos episodios.
P 1: "!\·fe noto n1uy dolenlo, El otro clia 1ni dii<:o ¡:¡p pele:iha con un r1n1i-
,2) Transcurrido un tiempo de ese despliegue inicial, el krn-
guilo pcir un juguete. Trnté de <1uc se dejaran de pelear, que cnda uno se
. peuta interviene para preguntar en una dirección específica, o arrL'glarn C.'Oll un chiche'. No hubo c•aso, seguían haciendo escándalo. J.:n-
bien reformula el relato, subrayando de modo selectivo ciertos tonccs explott\ rne levantt:, fui y ro1npí el juguete .. Desput'.-s pensé que Cr;l
c•ltoinentos del relato significatiÍ•os desde la situación-foco. urui bnrbarida<l, que pod;a hahedos pnnldo de otro moda. Y me acordé que
3) El paciente recibe esta reformulación y comienza a operar ~·o de chko sietnpre renccionaba así ton lo que no me s:tlí!l: un día ron1pi un
;1uto que tenía porque nu lo podia arregbr." ,
con ella:' produce asociaciones guiadas por Ja nueva dirección
T l: "Creo que convendría pen:;:nr. p:u-a entender algo de vsta violencia sn\'a,
impresa a la tarea, amplía elementos recortados por el ternpeutn. lU:'Ll podría s~r nctuahnente el arrl'g:lo que no le sale." ·
4) Nuevas intervenciones del terapeuta tomarán ya elementos
pnrciales componentes de la situación, a los fines de ahondar en El 1natcrial inicinl C'Se prt.'sta pnrn ton1ar difer~~ntes líneas: <lüi~
<•Hos, ya articulaciones del conjunto, en un doble n1ovirniento ana- cultadl's con la pnternidnd, nt'('('Sidndes infantiles insn.tisfcC'hns
lítico-sintético, que Sartre ha caracterizado 'conlo monlentos re- IJli<' lo llcYan n tolerar mal el juego de los niños, irritación frf'nle
gr<"sivo y progresivo del análisis de In situación. Este último a hi sitn~~t:iún triangular (dos chicos peleando por un juguct<' ),
npuntn al encuentro de una totalización singular, a realizar "b h·ralt·ncia a destruir lo que lo frustrn, tiue llevaría a t•xplorar
unidad transversal de todas las estructuras heterogéneas". El mo- <'ouductas sin1ilarcs <le su parte que pucd<.'ri haber influido t'll
vimiento de diafragmado _entonces se acompaila de un retorno a la 1·l clclcrioro dt' su pareja. La int.ervcnción del terapeuta sC'lccciona
.totalización, en una alternancia constante de las perspectivas t.•ntre 1111 ('lc111cnto que introduc:c en ln si~uaciún actual, en la C]Ut'. pncdc ·
figura y fondo. j:1gar nn rol don1inantc dentro de Ja estructura, dado que arrf'glo-
Un movimiento donde se trabaja a la vez sobre los detalles y ,.on-la-nntj{·r podría reconfigurar In situación. Se- organiza t•n-
sobre el conjunto. Un método que Sartre encuentra en ~larx: .. Si tonces f'l n1ntcrial a partir de un eje ·central de la situació·n
s11hordina los hechos anecdóticos a la totalidnd (de .1111 mo,·i- ( nrr('glo lJllC' no salC'i ambi\'alcncia frente a la mujer que no Je
rnicnto, de una actitud), quiere descubrir ésta a través de aque- .. obrclt·ct' su ordC'n ch· arreglo") dí' donde se desprende irritación
llos. Dicho de otra manera, a cada hecho, además de su signi!i- frl'ntc• a clt'soh{'di(•ncia ele los nii1os 1 a.gravada por Ia presencia
cndo particular le da una función reveladora; ya que el principio clf' una r<'Jaciún triangular con el júgucte. que a su vez remitiría
<1ue dirige la investigación es buscar el. l'Onjunto sintétícoi ca<ln n In agresión con la mnj<'I' que ('!·itú entre dos ho1nhres~ porque
hecho una vez establecido, se interroga y se .descifra como parle Pl clafío es inf('rido al jugürtC'.
de un todo; y es sobre él, por medio del estudio de sus fullas o Ln st•siún rc•gist.ra- t·n f'Onjnnto esta c\·olución tcn1ática: t'n la
de sus sobre-significados cómo se determina n título de hipótesis frise inic:ial sp· <'S<'larl't·1• l'I st'ntido de su :violancia frente a la
la totalidad en el sl'no ck la t'llnl rncontrarú su verdad" ( 5). 6 frnstrac·it'Jn dl'l arr1•g]o <"Ull Sil lllUjC'r y a Ja prese¡:¡cia dt'I tercero.

9-J
L,__ _ __ 95
· - - - - - -·-----·----·-- _ ___ _
_.
La intervención- inicial <le Andrca abría \'arias línms pu•ibles:
Luego surge toda la dt'pendrncia con su madre y con sn mujer exacerbación de la oralidad frcnlc a l~s ansicdacks de separación,
y esto ·es
referido (nuevas intervenciones focalizadoras del tera- con el matiz regresivo de actualizar· ia época de laS' galletitas'
peuta¡< al papel que esa dependencia debió jugar en d deterioro (sentirse ,chica, muy lejos dd tiempo de salir al mundo), la con-
de la pareja y en las dificultades actuales para un acercamiento. traposición entre figuras rcpn.•.siva y P''nnisiva dC' su oralidad o
Más adelante comenta un sueño en el que se hacen visibles su bien Ja preocupación por las consecueneias enróora)t·s ele su ora·
dependc~cia oral y su ambivalencia frente a la mujer (madre- iidad. El terapeuta ton1a c.·stc últin10 aspl'cto ('11 función dt.• qut.•
csposa combinadas) y 1·sto es referido al momento actual en que la situación actual está ddinida alrededor de un c•j<: prospectivo·
no puC'de recuperar a su mujer ni in1aginar otra pareja. Final- evolutivo: proyCc:to que murch;,1 }' la conflictiva es calificada ahora
n1rnt(", .n través de una serie de episodios del fin de se111ana .en por ese eje, lo que rcdt:•finc un nspecto l'('gresivo (fijación oral
1os que tuvo qu('. ocuparse de. una priina y de su hijo, surgrn reactivada) al incluirlo c..•n la ('slructura cristalizada por el t•jc
los problemas de la paternidad, que •son vinculados con su de-. -progresivo- del proyecto alenta<lo. E1npt•znr lo1nando el tC'"ra~
pendencia oral insatisfecha que lo llevan a buscar un retraimiento peuta la preocupación por C'ngordar, en función tlP su cuPrpo nllú.
narCisistn, tratando de mimarsr · él. asienta en haber jernrc1uiza<lo co1110 doll1ina11te (y ¡lOr ello 1noti-
_ La situación c•s abordada en c.•sla sesión por zonas de int~rac· vador principal qt¡c otorga su signo a. la sihH\C'ÍÓn) ni eje pros-·
ri6n ( nn1jrr, 1nndrl', prin1a, hijo) <'n cuyos episodios surgen as~ pectivo de la estructura.
pt."ctos caracterológicos df:'I paciC'nte que son constant<.•1nentc in-
cluidos <'n Ja rstructura de Ja situación nctunl, cuyo t•je l'C'side
rn C'l ac·rrcan1icnto frustro y los l'Onflictos qur gC.ncrnn an1biYa- IV
lencia frente n la mujer. Evolución del foco

A lo largo del proceso terapéutico el foco ¡JUc•de ir modificándose.


Otro frag111rnto. df' una ~t's1on dí' .-\ndrrn, pnrde 111ostrar ns~n1is­ En una psicoterapia brevr t.·.s probable t1ue todo el ¡Jroceso girL"
mo el sentido de· In intcrwnción focalizadorn. Octm<' al promc·· sobre una situación focal, y t:l avanc:e ·c..k·l proceso L'()ll:>ista sola-
clh1r una s:C'sión <1¡:1 c·tui110 n1t•s el<' uno\ psi<.'Otl'rnpia progrn1na·d,1 mente en el cnriquecin1iento <lt.•l mod(!lo t•struc.:tural <1uc se vaya
n ocho 1ncs<'s, st'g:Ún fl'rh:"'. prC'vista dt' sn Yiajr, AnclrC'a l~n salido armando de esa situación: densificación · progrc::>iva de los conl~
cl1• su par!ilisis inicial. llc,-nndo adrhntc los trámites y r1 proyecto- ponentes del foco por la comprensión de sus sobredcterminacio-
dc. viaje ha adc¡uirido mayor "'alidacl. nes, clarificación de las articulaciones y líneas de fuerza princi-
pales en el montaje de la estructura. En psicoterapias más pro-
P l!i: "Esto\· <'On1ienclo nnuhishno, \' t·~to n1e preocupn. De chic:>: ern longadas puede ir desplegándose una sucl'sión de focos, cada_ uno
. gorda, 1nr 1~> pasah.1: <.·on1iC'n1!0 ~:i1lt•Útas. ~ti 111mn:í · n1c coJltrobbn. y n1i de ellos caracterizando unn etapa <lcl proceso. El paciente suele.
:1huC'la nu· ddaba <.'Olllt'I'" ·tl rni nntojo. Bt1l·nn, he vuelto n las galletitas."
en estos casos proponer espontáneamente una seriaciónt privile~
T Jfi: ''C!-C'o ·que };1 pr<'U('UJ":atit'ln t•st;'1 p11t sla en c¡ue de seguir c·omicndo
1

S<> :uTuinnda la buena i1npn... iún que qnk•n• producir físicamente n St! llC'- giando una situU.ción en cada etapa (por rje1nplo, un pc.•ríodo Cl'n-
~ad;t, Porqut• h~ty un;\ s1•i.rtuidnd (f\lt' w.. h·d lmsa en t'l ngnulo físico que trado alrededor de un eje puesto 1•n la problemática de pareja;
h:~rt• producir." una vez resueltos ciertos conflictos nucleares ligados a <'Se l'jl',
P 17 {rÍC'): ''¡P(•ro l·sta t•s nli anua sc<.·n•ta. 11nr si las otras fallan! No le pasar a proponer un nuevo eje que reestructure la situación alrl'-
h:1hia t.nnhuln: n un 1u~n1· unt' n1C' inh·1·es;1 n1andé una foto mía con una
dedor de problemas vocacionales). En cada una de estas etapas
pinh\ húrb:tnl: a utros u~n foÍo cualr¡nicrn. ~li nrn.dre slen1pre le dio nu1chí~
sin1a in1purt.u1<.•in n h1 hnprffión física qt1r.!,d:1ba, ni arreglo, i;iei:nprc lo ·usi'1 el trabajo con un foco privilegiado no difiere en csmcia del <¡ue
parn l'•ter hit•n. A mí el exhibicionismo de dl:t n1e daba rnbin, pero parece se realiza en una psicoterapfa breve. (Esta es una de las rnzones
que yo tn1nbil·n lo uso."

96
)>or..las <1uc coincido con Kcsselman (7) en que "la antin01Í1ia gicos, díagn6stico.< y tcrapéuticos-·cohcrentcs, iñtegmdos en una
l>.-cve-largo es un punto <le partida poco conveniente para dilu- concepción totalizadora de la experiencia humana. Una cóncep-
cicfar-él problema ·ae la psicoterapia''.} ción desde la cual las condiciones de· realidad (micro y macro-
social) y los dinamjsmos propios del mundo interno personal y .
endogrupal sean abordados en su integración interpretante, y en
V sus n1ovhnientos de cstructuración-Va~iaci6n-recstructuraci6n cons-
Alg1111as implicaciones teóricas u técnicas del modelo t'nntcs. Si r1 diagnóstico no se encara· con este sentido de movi-.
de foco centrado en la situación rnicnto nl r•ncnentro <le una totalización concreta (~1arx, Politzer,
Sartre) "1 ser humano real desaparece. En este caso las más
l. Un modeio estructurai de articulación· <le ul\a multiplici~~<l l'laborndas hipótesis psicodín<.linicas, las nuís sutiles descripciones
tll· determinadones en el todo concreto del sujeto en situac10u, comunicacionales, no pueden superar el nivel de la abstracción y
cosificación de 19 hu1n:lno.
pcrmité cori1prender ·que difere~tes tipos <le ~stin1~Ios y re~ursos
téeuicos puedan tener eficacia en cuanto a inducir reconfigura- En un trabajo sobre primera entrevista psicoanalítica }.faud
ciones en la sittiación. Si. se con1pren<le que la ncc~ón Se ejerce Mannoni ( 8) empica el concepto de "situación" para caracterizar
~ie1npre sobre una estructura, no pueden ~sp~rarse relaciones li- el problema motivo de consulta. Interesada en destacar la óptica
neales ni proporcionales entre influencias y cleclQs, porque entre psicoanalítica de la situación, en salvaguar~ar la-s ditnensiones
¡uí1bos polos de la supuesta cadena causal lineal se interpone la psicoanalíticas de Ja misma, restringe la mirada. Los elementos
t•slructura de la situación, con sus líneas de fuerza-internas, sus que toma en cuenta, necesarios sin duda en todo diagnóstico,
k')'cs <le 1·econfiguración, sus planos de divaje .. Este aspecto resultan en cambio insuficientes para abarcar el conjunto de series
pucde ser fundamental pura comprender las rel."cionesl ,entre ln y o.rticulaciones cuya estructura y sentidos es necesário compren#
acción terapéutica y los cambios emergentes ( véjise capitulo 9). der en la perspectiva más amplia del abordaje psicoterapéutico.
2. Sl la situación está organi2ada según un n19delo estructural En nuestra aproximación "situación" incluye un conjunto n1ás
se comprende el intento de hacer converger sobre ella nna. plu- vasto, heterogéneo, <le >5eries y sus nrtículaciones. Apunta a efec·
tuar una construcción teórica en ]a dirección de lo q'ue puede
rnlidad de recursos técnicos; la práctica terapéutica de las mst1-
tuciones en Jos últimos años parece orientarse en esta dirección llamarse, con Delenzc ( 9), teoría del sentido en el acontecimiento.
·en función de lograr una eficacia que puede. entenderse .desde l~ Referencias bibliogrdficas
pluralidad de zonas que componen Ja situación y su variedad de . .
vías de· acceso. . l. J\.falnn, Héctor, A Study of Bricf Pst1cl1~therapy, C. Thomas, Springf~eld;
3. Si cada .situación puede entenderse con10 .una estructun1 - lllinois,.1963.
·dotada de una organización interna peculiar, entonces· es co.1~1- .2. Small, Leonard, Psicoterapias· brer.es, Cranica, Buenos Aires., 1972.
prensible que no se la pueda abordar por simple conce~trac'.~º <>. llarten, Harvey (comp.). Brlef Therapies, Behr1vioral Publ. Inc,, Nueva
n1asivn de cstín1ulos correctores sino en base a .una plan1ficac~on Yo,k, 1971.
estratégica, que.• seleccione las vías de abordnjt• Y sus secuencias, 4. Alexander, FraP"?., y French, Thom;lS, Terapéutica pricoanalitica, Paídós,
y v.1ya luego haciendo reajustes progresivos,. <.'Il b.~se a las ;i.·~­ Euenos Aires, 1005.
puestas de C'sa rstructura, mediante una ~rhculac1on c~~aaosa 5. Sartre, jean-Paul, .. "Cuestiones d~ método", en Crítica de la ra::-ún dio!Cc-
de los recursos sobre ella concentradas (aspecto <JU<' S<' d1sctlll' ÍÚ:a,'· lo1no I, Losada, Buenos Aires, 1963. .
en el capítulo 13). · . 6: Castilla del Pino, Carlos, "La sit~ac:ilin, fun<l:unento ele ¡., :lntropolo~ín" 1
4. El modelo propuesto de foco intl'ntu a su vez responder." l'nDialéctica de la pc.>rsona, di<1lL:ctica de Ju situación, Pen1nsula, Barcelonól,
la nece~idad de trabajar con mfoqu<•s psicológicos-psicopatolo- 1970.
7. Kessdmnn, lft'rnán, Psicoterapia brci;e, Knrgie1n:ú1, Buenos r\ir.rs, 197{1,
98 B. f\fannoni, J\fau<l. La primera e11tred•ta con el pslcnanalirta, Crnnicn,·
Buenos Aires, 1973.
9. Deleuzc, Cilles, Lá,!!ica cid .;entido, B:1rraL Barcelona, 1971.