Está en la página 1de 14

1.

procedimientos de tratamiento psicológico en el abordaje del síndrome

autístico.

Antes de mencionar los procedimientos de tratamiento psicológico en el abordaje del síndrome autístico, es necesario conocer acerca lo que en realidad significa el mencionado síndrome.

SÍNDROME AUTÍSTICO

El autismo infantil o síndrome de Kanner fue descrito, en 1943, por el autor al que da nombre para hacer refrenda a una alteración del desarrollo humano que hasta la fecha no había sido identificada. Según Kanner, dicho síndrome tenía como síntoma básico una exagerada tendencia al aislamiento social que se manifestaba desde el nacimiento a través de una clara evitación directa de las personas, o como una incapacidad para relacionarse con los demás. Desde entonces, muchos han sido los estudios que se han realizado con objeto de definir, describir sus causas, evaluarlo, diagnosticarlo, y por último tratarlo. Sin embargo, la diversidad de patrones comportamentales que este síndrome comparte con otras deficiencias, tales como la esquizofrenia infantil, el mutismo y/o déficits sensoriales, o el retraso mental, ha impedido que los resultados de dichas investigaciones puedan aportar, por un lado, instrumentos claros de medición y, por otro, explicar las causas que provocan este trastorno. Esta situación condujo a la aparición de una gran diversidad de posturas en el modo de entender el autismo que iban desde las más tradicionales y cercanas a la psicopatología psiquiátrica y que lo encuadraban dentro de las psicosis y más concretamente como un estado psicótico propio de la infancia, hasta la concepción por la que hoy en día se opta, que lo describe como un trastorno profundo del desarrollo con presencia de déficits no necesariamente privativos del autismo y que muestran una variabilidad o desarmonía evolutiva que puede ser observada tanto a nivel intra-sujeto (ejemplo:

diferentes niveles entre las áreas de desarrollo) como Inter-sujeto (ejemplo diferentes grados de retraso mental o de competencia lingüística, que puede ir desde el mutismo total hasta una utilización más o menos funcional del lenguaje). Por esta razón, algunos autores como Riviére o Rapin (1997) se refieren a este síndrome como «síndrome del espectro autista» del que únicamente se conocen con relativa claridad las alteraciones comportamentales que de él se derivan. Más adelante, en los setenta, Rutter identificaría los 3 síntomas específicos del autismo que actualmente siguen vigentes y coincide con el manual diagnóstico DSM-IV-TR.

Descripción del Síndrome Autista según el DSM-IV:

En el manual de diagnóstico DSM-IV-TR, el trastorno o síndrome autista está incluido dentro de los trastornos generalizados del desarrollo (TGD) y presenta tres características principales:

1. Alteración cualitativa de la interacción social (falta de contacto ocular, expresión facial, incapacidad para establecer relación con compañeros o familiares) 2. Alteración cualitativa de la comunicación (retraso o ausencia en la adquisición del lenguaje oral, alteración en la entonación, repetición inmediata o tardía de lo escuchado previamente)

1

3. Patrones de comportamiento, actividades e intereses restringidos, repetitivos y estereotipados (unión o juego con juguetes no comunes, coleccionismo rígido, rituales sin meta establecida, resistencia al cambio en el entorno).

Características Generales:

La sintomatología clínica de los individuos autistas está determinada por lo que se conoce como triada de Wing y que recoge en gran medida las primeras apreciaciones de Kanner:

  • 1. Deterioro Social.

  • 2. Deterioro del lenguaje y la comunicación.

  • 3. Patrón restringido de actividades e intereses.

Estos tres rasgos se mantienen a lo largo de toda la vida de la persona autista, pero su evolución va cambiando a tenor del proceso evolutivo personal. Es por esta razón muy importante tener siempre en cuenta los rasgos típicos de cada período de edad. Por otra parte, no se puede olvidar que existen, además, síntomas y trastornos que pueden ser considerados como asociados o secundarios (trastornos alimentarios, de sueño, ansiedad, enuresis), y que son importantes especialmente en la relación familiar y tareas terapéuticas.

Diagnóstico:

Para una evaluación psicológica eficaz del autismo, debemos tener en cuenta una diversidad de criterios. Tanto la evaluación como el tratamiento debe ser multidisciplinar (Psicólogo, Psiquiatra Infantil, Neurólogo, Pediatra, Logopeda, etc.). Hay que delimitar las capacidades de los niños, sus áreas fuertes y débiles. Definir sus conductas. Analizar posibles deficiencias visuales y auditivas. Es fundamental disponer de una historia evolutiva a nivel orgánico del niño. También sería deseable la historia clínica de la madre. Finalmente, exámenes biológicos, cromosómicos y metabólicos pueden proporcionar información valiosísima. A nivel más psicológico, la evaluación de sus capacidades cognitivas nos darán una idea de su rendimiento real. Las aplicaciones de pruebas de capacidades intelectuales tipo WISC-R o WISC-IV deberán utilizarse con precaución en este tipo de población y sólo pueden ser aplicadas a aquellos niños que tengan algo preservada su expresión oral (los de alto nivel o Asperger). Para los niños autistas con síntomas más severos, deberán utilizarse cuestionarios o escalas de desarrollo para tener un punto de partida para la intervención. Escalas como la CHAT de Baron-Cohen son aplicables a partir de tan sólo 1 o 2 años. Otras escalas utilizadas son la Escala de GESELL y como instrumento más especializado el ADI-R (Entrevista diagnóstico del Autismo-Revisada) publicada por TEA Ediciones y que puede proporcionarnos una gran ayuda en la evaluación.

TRATAMIENTO PSICOLÓGICO EN EL ABORDAJE DEL SÍNDROME AUTÍSTICO:

2

Gran parte de los síntomas del autismo son psicológicos por lo que la intervención en ellos desde un enfoque psicopedagógico y conductual es importante para su adaptación a los diferentes ambientes por donde se mueve. Las intervenciones se deben de dar de la siguiente forma:

Intervenciones Globales: Las investigaciones científicas que han realizado sus estudios con diseño de grupos y de “caso único” han demostrado la eficacia de las intervenciones globales donde los niños autistas aprenden habilidades a través de paquetes de técnicas basadas en el análisis aplicado de la conducta. Éstas sirven para que los autistas sepan adaptarse a su entorno y además han demostrado que pueden aumentar aproximadamente unos 20 puntos su coeficiente intelectual. intervenciones específicas: Por otro lado, las intervenciones

específicas muestran la eficacia de las técnicas psicológicas cuando se enseñan de manera adecuada e intensiva. Es eficaz, por ejemplo, el uso de reforzadores, los cuales dependen de cada niño y de la aceptación de ellos en el entorno habitual. Las diferentes técnicas aplicadas han resultado eficaces al enseñar conductas básicas como mirar a los ojos o imitar conductas adecuadas, al enseñar lenguaje (repetir palabras, pedir adecuadamente, nombrar objetos, hacer o responder preguntas, usar preposiciones correctamente,…) o al enseñar habilidades sociales como iniciar y mantener conversaciones. Respecto a este último punto, está demostrado que la mayoría de los niños autistas no realizan interacciones sociales ya que no poseen la habilidad para formular preguntas y, por lo tanto, se les debe enseñar a realizarlas de manera explícita. Varios estudios realizados recientemente con técnicas conductuales nos muestran cómo los niños con autismo pueden ser capaces de aprender preguntas, realizarlas de forma independiente y generalizarlas a su ambiente. Intervención de la Familia: A todo esto, independientemente del tipo de

intervención, los mejores resultados se han dado cuando los padres colaboran con la intervención para ganar en mantenimiento y generalización de la terapia, pudiendo aprender algunas técnicas de conducta y aplicarlas bajo supervisión del profesional.

Modelos Psicológicos de Intervención del Síndrome Autista:

La educación y el apoyo comunitario son elementos fundamentales para el desarrollo de la comunicación y las competencias sociales, no sólo en niños con autismo. De esta manera, los métodos psicoeducativos se centran en tres enfoques distintos:

  • 1. Comunicación,

  • 2. Estrategias de desarrollo y educacionales, y

  • 3. Uso de principios conductuales para mejorar el lenguaje y el

comportamiento. Existe unanimidad en iniciar terapia de forma temprana, pero no en cuanto al mejor método, por ello se establece una clasificación de modelos de intervención como los que a continuación se mencionan.

Clasificación de modelos de intervención psicológicas:

3

Dentro de la gran diversidad de modelos de intervención, podemos seguir la siguiente clasificación, propuesta en 1997 por el grupo de Mesibov:

  • 1. Intervenciones psicodinámicas. Prácticamente no se usan hoy día; parten de una interpretación obsoleta del autismo, como daño emocional secundario a la falta de desarrollo de un vínculo estrecho del niño con los progenitores, especialmente la madre. No existe evidencia de que el autismo tenga una causa psicológica y los tratamientos psicoanalíticos (la terapia que sostiene , la enseñanza suave , Pheraplay) no han demostrado evidencia en estudios rigurosos de investigación.

  • 2. Intervenciones biomédicas.

Se han hecho diversos intentos por tratar los síntomas nucleares del autismo a través de medicaciones o modificaciones en la dieta, en un

intento de poder llegar a ‘curar’ el autismo. Hasta la fecha ninguno de estos tratamientos ha demostrado eficacia alguna de forma científica. Dentro de ella tenemos:

  • a) Medicación. No existe un tratamiento médico para las manifestaciones nucleares del autismo, aunque algunas medicaciones tratan los síntomas y las enfermedades que suelen asociar los niños con síndrome autista, como la epilepsia, los trastornos de conducta o las alteraciones del sueño. Fármacos específicos como naltrexona, secretina o ACTH se han demostrado inefectivos.

  • b) Medicina complementaria y alternativa. Las dietas de exclusión (libres de gluten o caseína), los tratamientos antimicóticos o con quelantes, la evitación de la vacuna triple vírica o los suplementos dietéticos o vitamínicos no han demostrado eficacia, e incluso algunos pueden resultar potencialmente dañinos.

  • 3. Intervenciones psicoeducativas. Dentro de éstas tenemos:

    • a) Intervenciones conductuales. Se basan en enseñar a los niños nuevos comportamientos y habilidades, usando técnicas especializadas y estructuradas: Programa Lovaas. El Dr. Lovaas, en la Universidad de California-Los Ángeles, desarrolló el Proyecto para Jóvenes Autistas, proponiendo un entrenamiento exhaustivo y altamente estructurado. A pesar de que con su método se consiguen mejorar habilidades como la atención, la obediencia, la imitación o la discriminación, ha sido criticado por los problemas en la generalización de las conductas aprendidas para un uso en un ambiente natural espontáneo, por basar sus resultados fundamentalmente en la mejora del cociente intelectual (CI) y porque el medio de aprendizaje altamente estructurado no es representativo de las interacciones naturales entre adultos y niños. Análisis aplicado de la conducta (ABA) contemporáneo. Se basa en promover conductas mediante refuerzos positivos y extinguir las no deseadas eliminando consecuencias positivas,

4

buscando un mecanismo de ‘extinción’. Se describirá más adelante. Algunos de los modelos basados en ABA contemporáneo son:

Pivotal Response Training – PRT (entrenamiento de respuestas esenciales),

Natural

Language

Paradigm

– NLP (paradigma del linguae

natural), e Incidental Teaching (la enseñanza incidental).

Este método ABA en inglés (Applied Behavior Analysis) es una intervención en la que se aplican los principios de la teoría del aprendizaje de una manera sistemática y mesurable para incrementar, disminuir, mantener o generalizar determinadas

conductas objetivo (lectura, habilidades académicas, habilidades sociales, de comunicación y de la vida diaria). Ayuda a los niños a incrementar conductas, aprender nuevas habilidades, mantener las conductas, generalizar o transferir conductas a otra situación, restringir o disminuir las condiciones en donde ocurren conductas desadaptativas y reducir las conductas desadaptativas.

b) Intervenciones evolutivas.

Ayudan al niño a desarrollar relaciones positivas y significativas con otras personas. Se centran en enseñar técnicas sociales y de comunicación, en ambientes estructurados, así como desarrollar habilidades para la vida diaria (habilidades funcionales y motoras), dentro de ellas se encuentran:

Tiempo en el piso (suelo tiempo). El tiempo del suelo (floor time) consiste en una serie de técnicas para ayudar a los padres y profesionales a abrir y cerrar círculos de comunicación, con el objeto de fomentar la capacidad interactiva y de desarrollo del niño. Para formularlo de modo sencillo, el tiempo del suelo es una interacción no estructurada, dirigida por los propios intereses del niño. Los profesionales o los miembros de la familia pueden turnarse para trabajar con el niño en sesiones de 20-30 minutos, hasta llegar como máximo a ocho sesiones diarias, según las necesidades del niño. El objetivo del tiempo del suelo es estimular la interacción cara a cara, uno-a-uno. Esto puede implicar un “cortejo” activo al niño, para que éste responda a sus señales.

DIR (Desarrollo de las diferencias individuales , basado en las relaciones Modelo)

La parte D (Desarrollo) del modelo describe cada paso en la construcción de esas capacidades. Incluye ayudar al niño a aprender cómo atender y permanecer calmado, a relacionarse con otros, a iniciar y responder a todos los tipos de comunicación, empezando con gestos sociales y emocionales, a vincularse en resolución de problemas sociales compartidos que involucren muchas interacciones consecutivas, usando ideas para comunicar necesidades, a jugar y

5

pensar creativamente y a combinar ideas para pensar lógicamente en sucesivos niveles de complejidad para disfrutar las relaciones con pares y lograr habilidades académicas. La parte I (Diferencias Individuales) del modelo describe las maneras únicas y biológicas con las cuales cada niño recibe, responde y comprende las sensaciones tales como el sonido, el tacto, planifica y secuencia ideas y acciones. Algunos niños, por ejemplo son muy hiper reactivos al tacto y al sonido, mientras que otros son hipo reactivos, y otros, más aún, buscan estas sensaciones. La parte R (Basado en las Relaciones) del modelo describe las relaciones de aprendizaje (con cuidadores, educadores, pares, etc.) que son ajustadas a las diferencias individuales del niño para permitirle progresar en el logro de estas capacidades básicas. Responsive Teaching (RT): educación en responsabilidad. Relationship Development Intervention (RDI): intervención para el desarrollo de relaciones.

  • c) Intervenciones basadas en terapias. Se centran en trabajar dificultades específicas, generalmente centrándose en el desarrollo de habilidades sociales y de comunicación (patología del lenguaje) o en el desarrollo sensorio motor (terapia ocupacional), las principales son:

Intervenciones centradas en la comunicación. Estrategias visuales e instrucción con pistas visuales, lenguaje de signos, sistema de comunicación por intercambio de imágenes (PECS), historias sociales (social stories), dispositivos generadores de lenguaje (SGDs), comunicación facilitada (FC), y entrenamiento en comunicación funcional (FCT).

Intervenciones sensorias motoras. Entrenamiento en integración auditiva (AIT) e integración sensorial.

  • d) Intervenciones basadas en la familia. Su fundamento se basa en enfatizar la idea de que la inclusión de la familia en el tratamiento es fundamental para las necesidades del niño. Aportan entrenamiento, información y soporte a todos los miembros de la familia. Son el programa PBS y el programa Hanen. Para su creadora, el lenguaje se aprende mejor en un ambiente natural con familias que están bien entrenadas en como estimular y realzar de la mejor

manera la comunicación con su hijo. En general, este

currículo

de

Hanen

está

diseñado

para

ayudar

a

desarrollar

las

destrezas

de

comunicación en niños pequeños retrasados en el lenguaje, el Trastorno del Espectro Autista, Síndrome de Asperger y problemas con el lenguaje y

la alfabetización.

 
  • e) Intervenciones combinadas.

6

Algunas intervenciones combinan elementos de métodos conductuales y

evolutivos, por lo que generalmente resultan más eficaces: el modelo

SCERTS, el modelo TEACCH, el modelo Denver y el modelo LEAP.

Modelo TEACCH.

En Inglés: Treatment and Education of Autistic and Related

Communication Handicapped Children.

En Español: Tratamiento y Educación de Niños Autistas y con

Problemas de Comunicación).

Fue fundado en 1966 por el Dr. Schopler, en la Universidad de Carolina

del Norte (Estados Unidos). El modelo TEACCH se centra en entender

la ‘cultura del autismo’, la forma que tienen las personas con TEA de

pensar, aprender y experimentar el mundo, de forma que estas

diferencias cognitivas explicarían los síntomas y los problemas

conductuales que presentan. Sus actividades incluyen, entre otras:

diagnóstico, entrenamiento de los padres, desarrollo de habilidades

sociales y de comunicación, entrenamiento del lenguaje y búsqueda de

empleo. Se basa en identificar las habilidades individuales de cada

sujeto, usando diversos instrumentos de valoración y, de forma

característica, el perfil psicoeducacional –Psycho Educational Profile-

Revised (PEP-R).

El programa enfatiza el aprendizaje en múltiples ambientes, con la

colaboración de diversos profesores. Intenta mejorar diferentes

problemas como la comunicación, la cognición, la percepción, la

imitación y las habilidades motoras. Se basa típicamente en cinco

componentes:

Centrarse en el aprendizaje estructurado.

Uso de estrategias visuales para orientar al niño (estructura de la

clase, del material y de la agenda) y para el aprendizaje del lenguaje

y la imitación.

Aprendizaje de un sistema de comunicación basado en gestos,

imágenes, signos o palabras impresas.

Aprendizaje de habilidades pre académicas (colores, números,

formas, etc.).

Trabajo de los padres como co-terapeutas, usando en casa los

mismos materiales y técnicas.

En la actualidad, el método TEACCH es el programa de educación

especial más usado en todo el mundo y existen informes de su eficacia

en mejorar habilidades sociales y de comunicación, reduciendo

conductas mal adaptativas y mejorando la calidad de vida y

disminuyendo el estrés familiar. A pesar de sus bases racionales,

actualmente no existen estudios controlados, aleatorizados y bien

diseñados que hayan podido demostrar su eficacia con claridad, por lo

que este método, aunque prometedor, precisa aún de una validación

Una

vez

diagnosticado

el

científica.

trastorno, los padres han de pasar

 

por

un

cambio

de

actitud,

que

implica

un

largo

y

doloroso

proceso

educativo,

con

un

alto

 
  • 7 de

grado

estrés,

que

requerirá

además

de

asesoramiento

profesional cualificado.

PROCEDIMIENTOS ALTERNATIVOS: LA ZOOTERAPIA Muchos psicólogos intervencionistas en casos de síndrome autístico como Villalta y Ochoa,

PROCEDIMIENTOS ALTERNATIVOS: LA ZOOTERAPIA

Muchos psicólogos intervencionistas en casos de síndrome autístico como Villalta

y Ochoa, manifiestan que la Terapia Asistida con Animales (Zooterapia), se define

como una intervención diseñada para mejorar el funcionamiento cognitivo, físico y/o

social de un paciente, con unos objetivos específicos delimitados en el tiempo. Según

Vázquez y Lista (2011), la Zooterapia desarrolla en los individuos con autismo un

aumento en la motivación social así como reducción de los síntomas de

inatención, distracción y comportamientos sedentarios. A continuación se

presentan cuatro programas de intervención con Zooterapia que su eficacia ha sido

probada a través de investigaciones psicológica en el tratamiento de autismo en niños.

1. Equinoterapia.

Terapia asistida con animales, en otras palabras, utilizar animales con el fin de

implementar un tratamiento, ha probado que beneficia significativamente las áreas

cognitivas, psicológicas, y sociales (Bass, Duchowny & Llabre, 2009). El programa

de Equinoterapia, el cual es identificado como un tipo de terapia asistida por

animales, es también utilizado para tratar niños con autismo. La Equinoterapia se

8

define como la utilización del paseo a caballo para mejorar la postura, balance, y

movilidad a la vez que desarrolla un lazo entre el caballo y el paciente (Bass et al.

2009). Correr caballos motiva a los niños a trabajar con sus manos, ejercitarse,

socializar con los caballos y con personas de todas las edades, ganar confianza en

sí mismo, y aprender nuevas destrezas (Dingman, 2008). Por otro lado, según

Wuan, Wang, Huang & Su (2010), la equinoterapia ayuda al niño con autismo a

jugar e interactuar con otros mientras facilita el movimiento y crea oportunidades

para desarrollar destrezas motoras avanzadas.

El programa no es solo montar a caballo sino, más bien, que el niño y el caballo

trabajen como compañeros de un mismo equipo. Según Dingnam (2008), el caballo

no le importa como el niño camina o habla, o como se desenvuelve en la escuela;

esa falta de juicio hacia el niño, hace cualquier relación una más libre.

  • 2. Delfinoterapia. La Delfinoterapia es un método efectivo y exitoso para crear un ambiente óptimo de aprendizaje en el que el funcionamiento de los niños con limitaciones puede ser aumentado (Wermer, 2008). La Delfinoterapia consiste en la interacción del paciente con uno o varios delfines ya se dentro de una piscina o en un ambiente natural cerrado. Según Wermer (2008), los niños con necesidades especiales aprenden hasta cuatro veces más rápido cuando interactúan con delfines. Por otro lado, Vazquez y Lista (2011), indican que la Delfinoterapia produce beneficios significativos en lo relativo a la capacidad comunicativa y atencional.

  • 3. Terapia con güimos (guinea pigs). Los efectos positivos que se perciben de la terapia con güimos es en la cooperación y el comportamiento social en niños con Síndrome de Asperger y Déficit de Atención con Hiperactividad. La terapia con güimos consiste en exponer a los niños a interactuar con estos animales dentro de un ambiente natural. La interacción con los güimos tiene un efecto positivo en la interacción social y aumenta la cantidad de contactos que los niños con autismo tienen con sus pares.

  • 4. Terapia con perros. La terapia con perros consiste en exponer al niño con autismo a interactuar con perros dentro en un ambiente en el que se sientan seguros. Según Stone (2010), la presencia de perros en el salón de clases crea una atmósfera de aceptación amorosa, mejora la el foco de atención de los niños y aumenta su habilidad para aprender. A través de la Terapia con perros los niños no solo mejoran sus destrezas de verbalización, sino que también ha mejorado el contacto visual y ha aumentado la espontaneidad para comenzar conversaciones (Stone, 2010). En conclusión, estos programas están todos dirigidos a personas con el Trastorno del Espectro Autista y cada uno de ellos tiene como objetivo mejorar los rezagos educativos que son producto del trastorno. En los próximos capítulos se expondrán quienes fueron los participantes, los métodos y los resultados de los artículos investigativos referentes a estos programas seleccionados. De esta manera se podrá concluir de forma clara cuáles de estos programas terapéuticos pueden ser más efectivos y cuáles de ellos se ajustan mejor a las necesidades individuales del niño con el Trastorno del Espectro Autista.

9

Los animales preferidos para poner en práctica este tipo de terapias son los perros, delfines y

Los animales preferidos para poner en práctica este tipo de terapias son

los perros, delfines y los caballos, entre otras cosas, por ser los más accesibles

en nuestro medio. En el caso de los caballos, la equinoterapia ofrece la ventaja

de ser una actividad que se realiza al aire libre y en contacto con la naturaleza.

La afectividad de este animal, que incluso es capaz de percibir las limitaciones

físicas y mentales de los pacientes, se conjuga con el efecto terapéutico que

ofrece su movimiento, y que aumenta el equilibrio, la concentración y la

autoestima de los afectados por discapacidades físicas o psíquicas.

Los perros son animales inteligentes y cariñosos que disfrutan con la

compañía humana y no necesitan hablar para transmitir su afecto, no juzgan a

las personas y no requieren un nivel de comunicación exigente; además, son

capaces de aprender a obedecer órdenes sencillas y se adaptan perfectamente

a la rutina que necesitan los niños con autismo.

2. Elabore

una

tabla

que

describa

los

aumentar conductas: (4 puntos)

procedimientos

conductuales

para

DESARROLLO:

PROCEDIMIENTOS CONDUCTUALES PARA AUMENTAR CONDUCTAS

Para aumentar o mantener las conductas se emplean como procedimientos

efectivos, verificables, las técnicas derivadas del paradigma Skinneriano, es decir, B. F.

Skinner a partir de 1938 formula fundamentos conceptuales y empíricos de los

métodos operantes a partir de los principios del Condicionamiento Operante o

Instrumental.

Los procedimientos operantes se preocupan por aumentar, disminuir o

mantener la conducta en situaciones particulares. La conducta se define como algo

que hace un individuo y que puede, al menos en principio, medirse y, por tanto,

verificar tras la intervención el posible éxito de la misma.

Las principales técnicas y sus respectivos procedimientos se muestran y

describen en la siguiente tabla:

10

TÉCNICA

PROCEDIMIENTO

 

ASPETOS GENERALES

 

EJEMPLO

 
 

- Se

suministra

una

consecuencia

   

Reforzamiento

 

- Se

produce

un

incremento

Positivo

Positivo

inmediatamente que se emita una conducta

determinada

y

se

refiere

al

efecto

conseguido una vez aplicado un

procedimiento.

- Es

cualquier

estímulo

que

aumente

la

importante en la presencia

de

la

conducta deseada y se aplica en

la atención.

- Aumenta la fuerza de la conducta.

Comprarle

  • - chucherías

caramelos

a

un

niño

si

se

bien.

o

porta

conducta.

- Hace que una conducta blanco le siga un

- Emplea reforzadores primarios y

reforzadores secundarios.

  • - Alabar a un empleado tras hacer su trabajo a tiempo.

evento o estímulo dado.

 
       

- Esta consecuencia

aumenta

la

   

Reforzamiento

- Se

retira

un

estímulo

aversivo

para

   
  • - Quitar un castigo

a

un

hijo tras

Negativo

Negativo

aumentar la probabilidad de una conducta.

- Se

trata

de

cualquier

estímulo cuya

eliminación después de una respuesta

aumenta la probabilidad de esa respuesta.

- Normalmente

se

trata

de

un estímulo

aversivo o no deseado que no se presenta

si se produce la respuesta adecuada

fuerza de la respuesta.

- El sujeto repite la respuesta para

escapar del evento aversivo o

evita que vuelva a presentarse.

- La suspensión

de ese estímulo

hace aparecer la conducta

deseada

estudiar, eleva su conducta, es un

ejemplo clásico que se da con

niños.

  • - Pedir a un niño que ha insultado en clase a su maestro que le pida perdón delante de todos para evitar un expediente sancionador.

     

- Cuando

un

profesor

está

- Técnica basada en el condicionamiento

- Se promueve la adquisición

de

enseñándole a un alumno a

Moldeamiento

instrumental que se emplea para introducir

nuevas conductas a través del

escribir

el

numeral

"1"

(uno),

una conducta nueva en el repertorio de un

reforzamiento diferencial de

puede empezar por

reforzarle

organismo. respuesta cada vez más parecidas cuando haga una línea curva. De

organismo.

 

respuesta cada vez más parecidas

cuando haga una línea curva. De

- Combina el reforzamiento positivo (la

a la respuesta final prevista.

 

todas las líneas curvas que haga,

presentación de un estímulo agradable tras

- El resultado del procedimiento es

algunas serán más rectas y más

una determinada respuesta del sujeto) y el

una respuesta nueva, muy

verticales que otras. Ya habiendo

no reforzamiento (la no presentación de

diferente a aquella a partir de la

establecido las líneas curvas, el

ése estímulo) con la finalidad de cambiar

cual iniciamos el moldeamiento, la

maestro empezará a reforzar las

 

una determinada respuesta en otra

cual se agrega al repertorio

que sean más rectas, y así

diferente, más compleja.

 

funcional del sujeto

 

sucesivamente, esta acción es un

   

moldeamiento.

 

11

Alabanza

  • - La alabanza funciona como un reforzador

   
positivo cuando se utiliza apropiadamente - Debe ser descriptiva. - Debe incluir comentarios positivos. - Debe

positivo cuando se utiliza apropiadamente

  • - Debe ser descriptiva.

  • - Debe incluir comentarios positivos.

  • - Debe ser sincera, con tono de voz agradable.

  • - Resaltar aspectos positivos, por más pequeños que sean, en el comportamiento del niño.

  • - La alabanza previene conductas negativas.

- Cuando un niño hace un dibujo, la

profesora dice a la clase: ¡miren

lo que hizo, fue grandioso!

- Que buen trabajo, felicitaciones,

“choca esos cinco”

Atención

  • - Se debe prestar atención a la persona mirándole y sonriéndole.

  • - diferenciar entre

Aprender a

“llamar la atención” y recibir una

- Cuando se dan instrucciones para

- Haciendo un comentario rápido sobre su atención adecuada. realiza algo, el docente debe
  • - Haciendo un comentario rápido sobre su

atención adecuada.

realiza

algo,

el

docente debe

comportamiento.

  • - El objetivo de prestar la atención

observar atentamente que todos

  • - Manteniendo una breve conversación con

es mejorar el comportamiento

escuchen con atención las

el alumno.

fijándonos en aspectos positivos

instrucciones.

 
  • - Realizando alguna actividad junto a él.

 

de las personas o los alumnos.

   
 
  • - Es un principio conductual que advierte que

   

Principio de

Premack

Principio de Premack

se pueden incrementar las conductas de

baja probabilidad logrando que las

conductas de alta probabilidad sean

contingentes a ellas, pues como es sabido,

el objetivo principal de todo refuerzo es

incrementar la frecuencia de aparición de

las conductas metas o adaptativas.

  • - El principio de Premack

es

útil

para

  • - En este caso, las conductas que el niño o niña realiza voluntariamente se utilizan como reforzadores positivos (refuerzo de actividad) para fortalecer otras conductas que queremos desarrollar pero que tienen menor frecuencia de aparición.

  • - El niño no quiere hacer tarea porque quiere ver sus caricaturas favoritas, por lo tanto: Se le dice al niño que si no hace su tarea no podrá ver su programa favorito. Ver su programa favorito es la respuesta de alta probabilidad

propósitos aplicados porque amplia

el

  • - Las respuestas de mayor valor pueden reforzar a las respuestas

Hacer la tarea es una respuesta

rango de reforzadores que puede

de menor valor.

de baja probabilidad.

 
 

emplearse en la modificación conductual.

 

Imitación o

  • - Llamado aprendizaje vicario o imitación de

  • - debe

El

modelo

tener

cierto

  • - Cuando un padre refuerza a su

modelamiento

aquellas conductas que se desean adquirir.

prestigio para el que va a imitar.

 

hijo, éste comienza a imitar

  • - Hay que elegir un modelo idóneo.

 

Se

  • - premiar

debe

las

conductas

algunas de sus conductas.

- Existen 5 categorías o modelos: diseño de que realice el modelo y premiar - Si
  • - Existen 5 categorías o modelos: diseño de

que

realice el

modelo y premiar

  • - Si el observador es un estudiante

dependencia del compañero, estudios de

así

mismo

las

imitaciones

que imita las conductas de estudio

identificación, modelo de aprendizaje sin

correctas.

de su profesor, pronto se verá

ensayo, modelo de coaprendizaje y

  • - Es conveniente usar más

de

un

reforzado por la obtención de las

condicionamiento vicario clásico.

 

modelo.

mejores calificaciones.

 

12

 
  • - Se realiza un contrato o acuerdo entre dos o más partes, que establecen las

Todo

contrato de contingencias

consta de los siguientes

elementos:

- El

contrato

conductual

que

responsabilidades de cada una, en relación

suscribe

un

estudiante

con

el

Contrato de

contingencias

Contrato de contingencias

con un determinado objeto o actividad.

  • - Las características que deben tener un contrato de contingencia son: la recompensa debe darse de inmediato una vez cumplido. Al principio del contrato deben otorgarse recompensas por

- Descripción detallada de la

conducta a modificar o habilidad a

adquirir.

- Establecimiento de una frecuencia

o ensayos que dará una respuesta

correcta.

del

reforzador a

director de un colegio

comprometiéndose a mejorar su

comportamiento en casa y en el

colegio,

a realizar

las

tareas en

escolares

en

encomendadas

clases

para

la

y

las

casa

aproximaciones de la conducta deseada,

las recompensas deben ser frecuentes

pero en pequeñas cantidades, debe exigir y

recompensar logros, el contrato debe ser

justo para ambas personas, los términos en

que se establece deben ser claros, el

contrato debe ser honesto y positivo.

- Especificación

utilizar.

- Establecimiento de registros para

poder medir los avances.

- Establecimiento

del

lapso

de

tiempo en que el niño debe dar la

respuesta (latencia, por lo general

de 2 a 5 segundos).

durante toda la semana.

- En

este

ejemplo

el

director

también se compromete, si se ven

cambios, a no enviar esquelas de

notificación para que el padre ya

no se apersone al colegio.

   

- Toda conducta y todo reforzador

 

Economía

de

fichas

de

(sistema

recompensas)

Economía de fichas de (sistema recompensas)
  • - Consiste en la aplicación de un reforzador positivo mediante un sistema de puntos.

  • - Este reforzador puede ser entregado al niño a corto o mediano plazo.

  • - Las fichas o puntos son la representación simbólica del reforzador, el cual se entregará hasta que el niño acumule un número establecido de puntos o fichas.

  • - Las fichas ganadas pueden cambiarse por alimentos, actividades o privilegios.

  • - Esta técnica se utiliza en niños y las fichas además de fichas plásticas pueden ser puntos, estrellas, caras sonrientes, tarjetas de puntuación, estampillas, dinero de

juguete, entre otros

primario incluidos en el sistema

tienen una valoración en fichas o

puntos.

- La realización de conductas

deseables permiten ganar una

determinada cantidad de puntos,

que puede variar de una conducta

a otra; la realización de conductas

indeseables implica la pérdida de

una cantidad de puntos, que

también puede variar de una

conducta a otra.

- Los reforzadores más apreciados

por el sujeto generalmente tienen

una valoración en puntos más alta.

- Luis es un niño de 8 (ocho) años

al

que

le cuesta tener iniciativa

para ponerse a hacer las tareas

todos los días.

Los

padres

plantean una economía de fichas:

por cada día que se ponga

a

hacer

tenga

las

tareas

sin

que

decírselo

que nadie

ganara

un

punto.

- Si a lo largo de la semana

consigue un número determinado

de puntos, el fin de semana podrá

realizar una actividad divertida (ir

a la playa, comer en un burguer,

etc.).

13