Está en la página 1de 30

Anuar Cichero

Actos de Habla

Anuar Cichero Actos de Habla 1

Diseño y diagramación: antü

Foto: pequeñísimo ser: http://www.flickr.com/photos/aveceslamaga

Se imprimió por primera vez en el comedor de la flia Cichero, San Luis, en el mes de enero de 2010.

Diseño y diagramación: antü Foto: pequeñísimo ser: http://www.flickr.com/photos/aveceslamaga Se imprimió por primera vez en el comedor

Obra underground y artesanal Bajo licencia Creative Commons Mantener fuera del alcance de positivistas

El prólogo

Este no es un libro. No creo que lo sea y en el fondo tampoco quiero pensarlo como tal, pero la verdad es que no se me ocurrió otra cosa más que recopilar mis poemitas del año 2008, buscar un título representativo para ellos y, encima, escribir un prólogo. Nada original. Con razón dicen que nuestra generación está perdida. Afortunadamente las siguientes páginas no necesitan más que un par de explicaciones, y por supuesto éstas pueden ser obviadas deliberadamente, alegremente. Los poemas están ordenados cronológicamente; podría decir que lo interesante de ello es que permite a los lectores prestar atención a la evolución del autor (osea yo) y a las diferentes preocupaciones que, durante todo un año, fueron ocupándolo (osea me). Sin embargo, lo cierto es que fui agregando los poemas a medida que los pasaba en limpio. Aún así, el orden de los factores no altera el producto, por lo que el lector es libre de leer de atrás para adelante, patas para arriba, de derecha a izquierda, etcétera. Me haría muy feliz saber que mis poemitas, efectivamente, pueden ser leídos de tantas maneras diferentes, y desde diversas perspectivas. Este librito no tiene precio, eso no quiere decir que sea patrocinado por "másterkard", sino que no pienso ganar dinero con él. En otras palabras, no está a la venta. Cada uno de los ejemplares que imprima serán regalados a familiares, amigos y/o completos desconocidos. Darle un valor económico a mis escritos implica para mí complicaciones y - peor aún – certezas, por ejemplo, una de ellas sería pensarme como escritor. La poesía no puede ser una profesión; en todo caso que

sea un castigo, una pasión clandestina o un atentado terrorista de la imaginación. No se trata simplemente de un cálculo matemático: cuánto dinero gasto por cada ejemplar; es necesario ir más allá, hacer algunas precisiones, al menos una: ¿cuánto vale un poema? Es una pregunta que no puedo, no quiero responderme. Un

poema vale todo

vale nada. No hay manera de

... resolver ese interrogante. Por eso este libro no es un libro; quizá sea un gasto, un esfuerzo en vano. Me gusta pensar que sí, que cada poemita es una pérdida, porque en definitiva para mí escribir es perder el mundo, fugarme de la poesía. Cada vez que imprima un librito como éste, cada vez que cosa sus páginas y lo regale, voy a estar gastando plata, perdiendo el mundo de a pedacitos. Por fortuna, la lectura es una actividad que se hace de a dos. Entonces usted, lector anónimo, y yo, voz invisible, vamos a extraviarnos juntos. Actos de habla es una secuencia de once poemas de este librito homónimo. Sin ánimo de caer en profundidades teóricas para nunca poder salir a flote, me interesa tomar del concepto de acto de habla su significado básico: los actos de habla materializan la posibilidad de hablar, no sólo implican acciones, sino que las realizan al designarlas. La justificación para el título es que no hay justificaciones posibles, pero de todos modos resulta interesante pervertir la definición de actos de habla y desplegarla; entonces un acto de habla, además de un saludo, puede ser un gesto o una sonrisa. Elegí para el librito el título de la secuencia Actos de Habla porque considero que todos los poemas de este volúmen, a fin de cuentas, son actos de habla: pequeños gestos, amenazas, ausencias.

A poco más de un año de hacer esta recopilación es agradable para mí hacer la relación entre poesía y habla. El espíritu de este librito apunta a una poesía del habla, a la posibilidad de que un poema pueda referirse a cualquier acto y, por qué no, materializarse. Que las palabras tomen forma y un poema sirva tanto como para decir hola, como para comprar un kilo de papas o regar un potus. Que la poesía sea cualquier cosa. En la medida en que eso sea factible puedo considerar lo que escribo como poesía, de lo contrario, mis poemas no querrán ser poemas y este libro continuará no siendo un libro.

A.C.

Tromen

bajo la sombra del agua las piedras cantan

llega

hasta la costa

tu beso azul

18/01 - Lago Tromen, Neuquén

Aftermath

desde el fondo de tronco un ojo se abre y me observa hasta atravesarme

detrás, crece una noche de árboles vuelan hojas y palabras que no entiendo

estoy tan hombre

y soy vacío

Línea de fuga

sucede que las cosas nos observan desde la / muerte en su eternidad - imperceptible - de todos los días.

Somos la medida de su deterioro. Amamos a una piedra hablamos con el río perdemos una montaña, dos

vivimos sepultados por el aire.

Clima

llueve y yo.

Esta ventana es la única encendida del edificio:

una luciérnaga atrapada por la sombra

antes de morirse en las cosas las gotas tienen un instante de permanencia propia un presente que no puede aletargarse

me extiendo hacia donde dos ojos yacen ausentes y libres intento reconstruir el nombre

con tus imágenes sos de mi soledad, de distancia

despertarás nueva en el día ya viejo y yo aquí, bajo la lluvia eterna del poema secando la ropa, sin poder escapar de este verso.

Poema sin voz

resulta que tu “vos” se fugó de la poesía

lo que resta es un tono templado impersonal agonizante

bajo la tenue respiración de estas palabras

Mimesis

cada palabra roza la esquina de su muerte cuando se mueve desde una boca hasta el silencio

allí una caricia dibuja temblores en el cuerpo; sus ondas esparcidas sobre la piel ...

quizás el principio de la presencia sea mirarse en la distancia infinita de un abrazo

Oxímoron

la noche es un vaso de sombra donde me hundo llevo en los ojos dos planetas

-congelados-

que miran hacia dentro.

El insomnio es una muerte repetida quizá la eternidad sea estar despierto sin querer ...

Ingrávida

yo sé que no puedo comprar un pájaro, menos inventarlo con las manos

pero hay cierto vuelo de mis párpados, un suspenderse - tan frágil - entre la mirada y la sombra que te vislumbra:

con las manos unidas al mundo, suave como la piel desnuda venciendo esta gravedad que busca cerrar mis ojos

Gárgola

y perderte.

cómo me duele la cara cuando mi sonrisa es falsa.

Entonces busco profundidades en el silencio blanco de una hoja - sin éxito -

los cordones de mis zapatillas se prolongan más allá de sí

por todo el poema

me arraigo a una costumbre pétrea:

(des)decir siempre lo mismo

09/06/07 - 15/02/08

cardúmen

a Jacques Cousteau.

en lo profundo del cielo las medusas hacen el amor y dibujan galaxias

pero aquí, aún más abajo no sabemos de ellas somos cuerpos que suceden como un río de pájaros

y las amantes eléctricas no existen son luces o nombres

se extinguen a solas en el fondo del mar.

la gente que se cae de los árboles

esta ciudad de tierra y de sombra se inunda de personas cada vez más amarillas de tanto caer y morir - desprendidas -

en las calles azules

de esta ciudad de tierra y de sangre

donde el tiempo cabe en cualquier muñeca

ERA

A Evelyn Roxana Aristy

extrañaba cada molécula de tus palabras,

ahora lo sé

como a una canción hecha pedazos, el tiempo nos desparramó tengo noticias de tus alas, su roce:

el choque de un suspiro contra la roca

me preguntaría dónde sos pero sé que estás hecha de viento o estrellas y que el mar arrastra tu nombre

hay una isla que te vio una vez y yo te recordaré para siempre

lunar

las sábanas y la noche te dibujan una piel azul

¡cuidado! voy a mancharte con mi cuerpo

Perséfone

hacer el amor con tu ausencia ya sin nombre es desgarrarte con los ojos

...

liberar el alma en el aire

Andrómeda

el poema te desnuda:

sos tan galaxia que no puedo abarcarte con el cuerpo

el abrazo de tus piernas me desintegra en moléculas que vagan por todo vos hasta dos pechos fluorescentes ingrávidos paralelos

tus planetas me miran:

estoy muerto

este es un poema surrealista

A Roberto Juarroz.

todos los jueves, a la madrugada sueño con el abrazo de una mujer interminable

de su bufanda voladora se desprenden pequeños objetos verdes y brillantes como los ojos de la lluvia

los viernes, por la mañana el sol besa a todas las cosas

y una mujer infinita

que aún no tienen nombre

tiene la sensación de que alguien soñó con ella

Materialismo histórico

I

y algún día diremos que todo empezó cuando.

II

abandonadas morirán todas las cosas que se habían adaptado a nuestra forma de mirar los mates bajo la lluvia pedacitos de Rayuela tu museo de pájaros un tango que silbaba bajito cuando venías la estela que dejabas cuando te ibas

...

por todas partes crecerá la palabra recuerdo

de ese protocolo con el pasado despertaremos un día (con la sensación de que fuimos un sueño) desparramados entre las penas

alamar

el viento:

dentro de su cuerpo late tu vos metálica

por el carraspeo azul de la noche

en el verbo de los amantes sobre la espalda de una mujer de espuma hay vestigios de voz

ausente

lejana

horizontal

mecida en un vaivén lunar

a una pasa

alguna vez probé los jugos exquisitos de tu juventud violetaviolenta pero ahora me conforma apretarte entre mis labios moradamoretón

tu cuerpo termina de morir en mi boca blandoagridulce como las tetas de una vieja

mientras mis dientes rechinan desgarrándote fluyen tu sangre y mi saliva

con el ruido triste del olvido

cagadapájara

y si me quedo ahí congelado con los ojos entrellamas los zapatos llenos de estrellas

a la espera de que el momento me consuma en explosión cósmica parecida al vuelo, caída y estrépito de una cagadapájara

y si te quedo ahí quemándome las patillas con tus muslos de palomita derretida el tiempo dirá que pasamos tan rápido

vosiyó porque nunca ocurrimos

este no es un poema dadaísta, pero casi

vríbora preciosauria ruculenta tu voz granujándome el cielósforo todos los ¡pías! ¡pías!

caigo a tu vientrecillo rojófono emanculado bilispendiado palanganangelical

conteste beso te muero qué herida: jui jui jui jui jui chhup!

asta que la vida serene de-cierta

fotografía vieja de un arrabal

a Buenos Aires

en los callejones petrificados aun sobrevive el perfume a puta y a luna

perdidas en el fondo de una caja mugrienta bajo la cama llena de pelos y de sexo pasean como fantasmas palabras huérfanas

cruje en silencio la poesía amarillenta

de un tango que nadie conoce

Serie Actos de habla

Una oscura prisa, un contagio de ala nos alumbra una ausencia desmedidamente nuestra.

Roberto Juarroz

diez

tanto ruido me cayó que las palabras son gotas de una lluvia que desaparece

mancha de sangre se convierte en corazón bombalatidora de tiempo en sol

gaviotas retroceden alas nubes mar empieza

me estoy fugando de la poesía

nueve

todas las muertes que no pasaron están esperando salir del horizonte lúgubre de las cosas o del temblor criminal de una mano

es que hay un vació que despierta cuando dejás de mirarme una desazón de muerte desempleada este sacudirse de horizonte

ocho

en el oleaje

hasta que un día todo cambió:

inventaron un lenguaje que borraba la ausencia (como un sueño al revés)

entonces estuvieron todos los que debían y no hubo más que decir

por la noche se escuchaban algo parecido a un viento invisible

murmullos

el dialecto secreto de las piedras

siete

en el fondo de mis manos vacías hubo una caricia desdibujada

del sabor vertical de tu piel

del otro lado de mi ausencia no hay nadie

seis

los hijos de un niño son sus juguetes

si algún niño muere éstos adquieren una opacidad de estrella que olvida su nombre

y ya no divierten para nadie

cinco

por la mañana en la ciudad las estatuas duermen con la parsimonia de los gatos

es temprano, pero ya han lavado las veredas y a los /linyeras

ellos se sientan en un banco de plaza tienen la cara limpia y sus penas recién lavadas caen al piso

las palomas se acercan para comérselas

cuatro

la muerte de un pariente lejano sucede a medias

tiene ese sabor de muertepalabra olor a saco viejo el quebranto leve de una hoja seca

en la cama las huellas están húmedas y calientes detrás del vano de la puerta, su sombra aún lo espera

tres

lo verde fallece a la sombra de los hormigos

como es invierno las personas exhalan fantasmitas de humo parecen trenes

pero ni esa muerte de las hojas ni siquiera el congelamiento de las miradas en pleno vuelo logra salvarlas de destenerse

aún en las concurridas calles están más solas que el universo

dos

nací desfasado:

tengo estos ojos estas manos pero mi espalda quedó ayer

quisiera ser como las ventanas vivir siendo el límite entre el mundo y el pasado

sin embargo mi sombra está más allá me saluda desde la parte que no existe

uno

en el sueño te amé hasta arrancarte toda la pulpa

desparramada

me mirabas desde el suelo

cuando desperté (demasiado pronto)

para juntarte con la mirada o absor-verte a lengüetazos

en el sueño fuiste tan líquida como eterna

cer0

él habló con Dios

juraperjura que vió un sombrero colgando con persona un polvo que no fue cosa

jura no haber sentido el beso exiguo del filo los brazos estirándose hacia el sueño

pero dios ignoraba estas cosas

Adán y Eva

I

en alguna cama haremos el amor.

II

nos buscamos oscuramente hasta encontrarnos en la piel entre mordidas dulces y lamidos (esos abrazos vacíos de la lengua), vomitándonos el aliento vaciamos los cuerpos en nuestros cuerpos

III

hay una hora secreta una esquina sucia donde dos amantes cogen como animales con los ojos abiertos y nos escupen su eternidad

Guirnalda

1

(un árbol llora sobre su sombra

la onopatopeya del caos son miles de gotas

r

t

o sobre los techos de los autos

 

e

o

a

d

 

b

n

-

"tr tr tr tr tr tr tr tr tr"

 

-

"clop clop clop clop clop clop"): lluvia

2

(haiku apócrifo)

los únicos pájaros que vuelan bajo la lluvia son los paraguas

3

hay paraguas con lunares y rayones algunos tienen forma de hoja o de globo aerostático son bailarines, giradores y despiden un silencioso perfume a neblina

hay personas, estampadas con dibujos de persona

huelen a llegar tarde al trabajo se chocan torpemente, tiritan de frío como un diario mojado

4

es noche calurosa y en algún bar prenden el aireacondicionado afuera las hojas tiritan de papel como tentáculos

más allá unos viejos sin bar ni aireacondicionado se mantienen frescos

con los vientos de la mirada

5

unatrasotra y soparíferas las olas no paran no paran de lunar zamarrean a los barquitos empujándolos hacia sí mismas

qué fuerte corren los vientos adentro del caracol

Poética I

un corre de hombre y de viento aire en mi boca cuando tebeso

y los arden que ojos de tu sombra cuando vos

no llegamos a ningún lado sintaxis sin taxis nos queremos en cualquier lado

Poética II

encontré un manual para desencontrar la poesía:

había que olvidar los versos rasgarlos sobre el cuero de un charco tomar una bocanada de sombra decir la palabra de una palabra

la soledad de las cosas era el lenguaje

`

poema del vuelo

un pájaro intenta la parábola

se ha ido

y yo intento la ausencia

psicoanálisis

a C**

I

cuando niño hacía rulos con los dedos en mis pelos

porque quería imitar

las ondas del mar

desconocía entonces los caracoles,

sus sinfonías secretas

II

tus manos me recuerdan al mar su respiración de mujer abrazándome

déjà vu

"somos el sueño de una ciudad"

creo reconocerme reflejado en la pared

soy el sueño de alguna sombra

Paradigma

escribimos poemas para descifrar /el misterio de la lluvia o hacemos el amor para descifrar /el misterio de la lluvia

pero subsiste un horizonte vacío en nuestro pensamiento es como una pupila, pero hacia afuera nos muestra un mundo difuso en el reflejo del asfalto mojado

dentro nuestro grita un hombre de sangre hay un instante de duda en la gota que cae infinitos espacios entre una hoja y su tallo antes de terminar un beso, la incertidumbre de volver a vernos

no se trata de la lluvia, resbalamos por la gabardina hundiéndonos en su abismo y en los asientos del auto

en realidad vivimos para descifrar /el misterio de nosotros mismos

Intereses relacionados