Está en la página 1de 4

LEIDY YOHANNA CASTILLO ROJAS

BANCA Y FINANZAS- I SEMTRES NOCTURNA

7 DE MARZO DE 2014

RESUMEN DE LA EDUCACION, UN CAMPO DE COMBATE

Desde el punto de vista del autor, que por cierto, tiene razón en muchos aspectos, podemos analizar que la educación no solo en Colombia, sino en todo el mundo tiene serios problemas ya que todo está ligado a lo que el mercado exige, no solo el mercado sino a los intereses de un sistema capitalista en el que estamos sumergidos y del que por ahora, no podemos escapar.

Empecemos por hablar sobre el método de enseñanza, en donde el profesor es la persona que se para en frente de los estudiantes, y todos creen que esa persona es quien sabe todo y lo que no diga el profesor es porque no existe, es ahí en donde empieza el mismo estudiante a limitarse, a no ver más allá, a no pensar más allá, porque nos enseñaron a que esa persona, obviamente con más edad y más experiencia que nosotros, si está ahí parado es porque sabe, se crea una relación tan lejana que nos obliga a ponernos del lado del que “somos ignorantesy el otro lado del que “todo lo sabe” y desde allí mismo nos están convirtiendo en unos inútiles que no podemos pensar, ni siquiera decir algo que cuestione lo que se enseña porque se es visto como el rebelde o el que lleva la contraria, lo cual no encaja y no encajara con el sistema actual.

En la primaria, bachillerato y aun en la universidad, nos enseñan cosas, temas, palabras, saber hacer esto, saber hacer lo otro, pero nunca se explica el porqué, el para qué, el qué relación tiene eso con la vida del estudiante, si el alumno supiera primero a visionar que eso que le van a enseñar le va a servir para algo en la vida, y no pensarlo como para ganar dinero, sino para tener de que hablar con alguien, para aprender a establecer relaciones con personas de mejor posición, para conocer el mundo y no ser un ciego, esto generaría hasta cierto cariño por aprender los conocimientos, el estudiante se interesaría, añoraría saber más.

La forma de educar simplemente es: “de esta manera se hace, porque así es, simplemente es así y debes hacerlo tal cual, no de otra forma. Saber significa simplemente repetir. Nos enseñaban que una célula era un circulo irregular que

tenía otros ciertos garabatos dentro y que cada uno tenía un nombre y funcionaba para algosinceramente no recuerdo para que, y porque no lo recuerdo? Porque nunca nos enseñaron a relacionarlo con nosotros, no nos dejaron ir más allá, nos enseñaron a ver, oír y repetir.

Para creer que algo es cierto, se debe experimentar, se debe amar el querer entender algo, es sentir satisfacción de entender algo, el amor por la sabiduría, como en la filosofía. Si lo que nos enseñan no es radicado en la filosofía que es el amor por la sabiduría, ningún conocimiento lograra encontrar el cariño del estudiante.

Toda esta forma de enseñar, forma de aprender fue enseñada también por personas que les dijeron que era así, pero esto no es culpa de las personas, no es culpa de los profesores, porque finalmente alguien les dijo que era así y es una cadena irrompible. Esto viene de algo más allá, viene de la exigencia del mundo a producir dinero, al enriquecimiento, Por qué? Porque desafortunadamente vivimos en un mundo competitivo, capitalista, socialista, donde lo que más importa es tener riqueza, disfrazado un poco en superación y desarrollo. Es bueno? Es malo? Pueden ser las dos, pero por ahora, es la realidad.

La educación se centró en enseñar a hacer algo, pero no en enseñar para que, porque el mundo exige producción, el mundo exige un médico que solo sepa curar pero no arreglar una tubería porque para eso estará el plomero, porque todos necesitamos ganar dinero y especializarnos en solo una cosa para que me requieran para eso, y yo necesito de alguien especialista en otro campo porque algún día el dinero que me gane haciendo lo que me enseñaron a hacer, pague por algo que él sabe hacer. Es una cadena, el mundo necesita producción, necesita personas que trabajen duro todos los días cumpliendo funciones, maquinas que hagan, que cumplan y que no pregunten para qué, por eso nos convertimos en una palabra: medico, electricista, cajero, profesor, mesero, todo para que, para conseguir algo llamado progreso pero que en realidad es el alimento de la economía.

Nos damos cuenta entonces, que si este mundo lo que exige es personas que sepan ciertas cosas, entonces las escuelas están perfectamente diseñadas para procrear gente así, personas que sepan hacer cierta fórmula matemática para pasar el examen, sin que les interese las matemáticas, todo fundado en el miedo a no perder el año, en el miedo a no perder el puesto.

La educación debe ser más humanista, o por lo menos dejar el libre albedrio que le permita al estudiante cuestionar la información que recibe, necesitamos una educación que fomente el desarrollo de la persona, es decir, que las posibilidades

de desarrollo del individuo no estén determinadas por el mercado, pero desafortunadamente, al sistema no le interesa mucho el desarrollo esto.

Llegamos a que las ilusiones de las personas se ven estancadas, ya no se apoya el tema del arte, ya no existe la vocación. Siempre cuestionamos a las personas que deciden estudiar carreras como sociales, filosofía, escultura, etc. Por qué pensamos que se van a quebrar y que en ninguna empresa los van a contratar, porqueque van a hacer? Pensamos que no encajan en el sistema, entonces esta persona o debe sacrificar lo que le gusta por tratar de encajar en un sistema, o debe arriesgarse y ser consciente de que puede fracasar en eso.

Es una realidad, si quisiéramos que esto acabara habría que hacer una toma de poder, una revolución, o al menos concientizarnos de que no estamos en el lado correcto, que podemos hacer algo por cambiar y es empezar a pensar que tenemos que aportar algo no para enriquecernos monetariamente sino espiritual, social o mentalmente.

Es grato recordar cuando tenía alguna clase que me gustara, y ese gusto muchas veces radicaba en que se debía al gusto como el profesor explicaba la clase, se notaba que amaban lo que estaban enseñando, surgía de mi parte como estudiante, del ¿Por qué el profesor le gusta tanto o se le nota mucho entusiasmo explicando eso? ¿Que será eso tan interesante que nos quiere enseñar? Y es allí donde surgía mi interés como estudiante por querer también aprender eso. Como textualmente dice el libro: Hay dos maneras de ser maestro. Una es ser un policía de la cultura; la otra es ser un inductor y un promotor del deseo. Ambas cosas son contradictorias.

También la educación se une al fin último de un estudiante: el mercado laboral, preparan personas que no vayan a causar ningún problema a su jefe, personas que obedezcan, que sean eficaces sin aspirar a nada más. Hay dos maneras de ser maestro. Una es ser un policía de la cultura; la otra es ser un inductor y un promotor del deseo. Ambas cosas son contradictorias.

Según Freud, un niño es un investigador innato, lo podemos comprobar cuando lo niños sin haberlo visto, sin que se les haya enseñado, empiezan a experimentar, empiezan a gatear, quieren caminar, tienen la iniciativa de querer hacerlo, el cómo, lo reciben de los maestros, papas, hermanos, más tarde profesores, y cuando estos maestros, se les anteponen con autoridad y deciden que es así, y no de otra forma, frenan su capacidad de investigación, y consiguen es hacer que adapte su pensamiento a la forma de pensar del maestro.

Finalmente una frase muy importante: Embriágate con la poesía, con la religión, con el alcohol, con lo que quieras pero no estés nunca sobrio. Embriágate, es decir, busca algo más grande, lucha por algo más grande. "Baudelaire"