La consignación arrendaticia

GILBERTO GUERRERO QUINTERO

I.

MOTIVACIÓN 1. ¿Con fundamento en el artículo 51 de LAI es válida la estipulación del pago arrendaticio anticipado? 2. De rehusar expresamente el arrendador la percepción del pago de la pensión de arrendamiento, ¿en tal caso no es procedente la consignación? 3. Es obligatorio el pago del canon arrendaticio que se convenga hacer antes de los quince días a que se refiere el Art. 51 de LAI? 4. ¿La consignación arrendaticia sólo procede cuando se trata de una suma de dinero? 5. ¿Tiene valor la consignación del alquiler efectuada por persona diferente al arrendatario? 6. ¿Es válida la consignación arrendaticia sin que se cumplan todos los requisitos exigidos por LAI? 7. ¿Si el arrendador recibe la suma de dinero consignada después de vencida la prórroga legal, se producirá la tácita reconducción? 8. ¿Cuáles son los “datos suficientes” que debe aportar el consignante para que el tribunal pueda notificar al beneficiario de la consignación? 9. ¿La omisión de cualquier requisito exigido por los artículos 51,533 y 54 de LAI, constituye un “hecho o negligencia imputable al consignante”, que quita valor a la consignación efectuada? 10. ¿Cómo notificar la consignación al arrendador que tiene su dirección fuera de la sede del tribunal competente? 11. ¿Es legítimamente efectuada la consignación que se realiza en otro expediente de mismo tribunal donde se hizo la primera consignación? 12. ¿Quién determina cuál es uno de los diarios de mayor circulación a que se refiere el artículo 53 de LAI? 13. ¿El artículo 55 de LAI, prohíbe el desistimiento de la consignación. ¿Qué hacer con la suma consignada de haber sido

Según el artículo 53 de aquella ley. LAI contempla dos hechos que por omisión del consignante. que establecen los artículos 51. luego que la persona presenta el escrito de consignación al tribunal de Municipio con jurisdicción donde esté ubicado el inmueble. no tanto formales. ni alguna otra.declarada ilegítimamente efectuada la misma? ¿Y si el consignante cometió un error en la identidad del beneficiario de la consignación? 14. establece qué se entiende o en qué consiste la “consignación legítimamente efectuada”. dentro de los treinta días continuos siguientes a la primera .y el juez notificará al arrendador del acto de la consignación. ante quien el arrendador presentare la demanda”. no obstante se conoce llegarse a la misma mediante el cumplimiento de los diversos requisitos esenciales. b) realizada la primera consignación. como son: a) Cuando la notificación del beneficiario de la consignación no se realiza dentro de los treinta días continuos siguientes a la primera consignación. indicando en las misma las enunciaciones requeridas en la primera parte de esa norma inquilinaria. PRESENTACIÓN Una de las materias más controversiales en el ámbito consignatario arrendaticio lo constituye el “estado de solvencia del arrendatario”. pues según el artículo 56 de LAI. y siempre y cuando así lo califique o valore el tribunal correspondiente en caso de impugnación por el acreedor arrendaticio. imponiéndose al arrendatario la obligación de aportar al tribunal. debido a hecho o negligencia imputable al consignante. sino en otro expediente que haga abrir al efecto en tribunal diferente. cuando impugna el arrendador la consignación efectuada. pues mientras aquella impugnación no ocurra la sola consignación lleva implícita la presunción iuris tantum de estado de solvencia. conducen a la existencia de la “consignación ilegítimamente efectuada”. salvo prueba en contrario que corresponderá apreciar al juez. se considerará al arrendatario en estado de solvencia. observándose que esta norma. si el consignante no efectúa las subsiguientes consignaciones en el mismo expediente aperturado. Sin embargo. expresando que la suma consignada está a su orden y disposición. el juez dará al interesado comprobante de la consignación –se compromete que tal comprobante se refiere más al dinero que al escrito de consignación por razones obvias. “En virtud de la consignación legítimamente efectuada conforme a lo dispuesto en el presente título. 53. y. 54 y 56 eiusdem. En qué consiste la consignación arrendaticia legítimamente efectuada? II.

consignación. en donde sólo y únicamente se mueven intereses cuyo centro es la persona (natural o jurídica) activa o pasiva en expectativa de un resultado que pretende la beneficie. y. a fin de ser considerado el arrendatario en estado de solvencia. a objeto de que el fin pretendido por el legislador como de resultado. concluyéndose que a los efectos de la consignación. máxime ahora cuando continúa la necesidad de que la norma general y abstracta baje de su pedestal y pise tierra firme. o la equidad como la justicia del caso concreto a que se ha referido Radbruch (Filosofía del Derecho. los datos suficientes para la notificación del beneficiario de la consignación. 212). se individualice en cada caso concreto de la controversia procesal. Allí se encuentran indicados los requisitos que deben cumplirse para que la consignación sea tenida como legítima y por tanto afirme la misma el “estado de solvencia” del arrendatario. no puede en una mera interpretación literal que ahogue el criterio de finalidad que se aspira bajo un orden público de protección arrendaticia dentro del necesario equilibrio en el cumplimiento de las obligaciones. con el mayor sentido de equidad y de justicia. la consignación no se considerará como legítimamente efectuada. “La equidad . p. la interpreta la interpretación del Derecho No debe ser consecuencia de una premisas. p. el problema de la consignación lo centramos en tres cuestiones que consideramos fundamentales: a) las dos primeras como antecedentes. sino también de la sociedad que sienta la eficacia presencial del Derecho en actividad que conduce hacia el cumplimiento de las obligaciones. 47). su interpretación. o como bien contempla el artículo 3. y exentas del impuesto de papel sellado y timbres fiscales”. 54 y 56 de LAI constituyen el fundamento de la consignación arrendaticia en nuestro Derecho. pues su motivo es crear las condiciones de protección en beneficio del deudor arrendaticio. tal como lo preceptúa el artículo 57 ibídem. a veces sin importar tanto quién las cumpla. Es la comprensión de la norma. “todas las actuaciones del tribunal estarán libres de derechos. emolumentos.2 del Código Civil español. en relación con la persona a quien puede hacerse la consignación y lo que se entiende por “consignación legítimamente efectuada”. pues justicia y equidad no son diferentes. de modo que se produzcan determinados efectos no solo en la vida del mismo como tal. sino que debe guiarse por la ponderación de sus efectos o resultados (Introducción al Estudio del Derecho. a la luz de principios humanistas lo que se pretende. Los artículos 51. b) la segunda de resultado en cuanto la declaratoria de validez de la consignación. pues como afirma Recaséns Siches. siendo que de no poderse realizar la notificación aludida por hecho o negligencia imputable al consignante. Por eso. 53. si el arrendador objeta la misma.

como lo entendemos. en LAI han sido introducidos nuevos y más exigentes requisitos para el arrendatario diligente que no le benefician. por provenir de esa fuente (legislativa). la consignación será considerada “legítimamente efectuada”. siempre que se cumpliera con los requisitos que determinó en la norma en comento. y ante la posibilidad recepticia del accipiens que se orienta a frustrar su conducta cumpliente. O lo que es lo mismo. El problema se circunscribe a comprender la finalidad normativa. puesto que la actitud del legislador en las exigentes condiciones de protección inquilinaria del año 47. sino la vía solutativa que restablezca el equilibrio roto por la desigualdad social causante del problema. es dado observar que cuando la ley permite o concede lo más. Cuando el Legislador Constituyente estableció en el artículo 5º del derogado DLDV sin hacer alguna otra aclaración para indicar lo que se entendía o exigía en orden a la consignación legítimamente efectuada. Y si esto es así. que bajo ningún concepto podía caerse en el equívoco de orientarse hacia el procedimiento judicial de la oferta y el depósito. pero que no puede aislarse del contexto social en donde los mismos inevitablemente están inmersos. ¿Se sanciona al que es diligente en consignar y consigna. como tantas veces lo advertimos y con LAI queda definitivamente. cuando se dictó el vetusto Decreto. bajo el rigor formalista y casi empírico de alguna lógica tradicional?. Por eso. pues el conflicto tiene su origen en esa desigualdad antes que en el problema mismo interpartes. No obstante. debe entenderse que permite o concede lo menos. pues la interpretación es una cuestión de derecho y no de hecho. si bien las resoluciones de los tribunales sólo podrán descansar de manera exclusiva en ella cuando la ley expresamente lo permita”. que evidentemente tiene un alcance individual en la relación arrendador-arrendatario. no cabe duda alguna que su intención fue la de conceder lo más (estado de solvencia) en beneficio del arrendatario. produjeron su contenido que había por interpretar de modo auténtico. el arrendatario tiene que acudir a ese procedimiento consignatario. una vez cumplidos los requisitos indicados por las mencionadas normas de LAI. porque cuando la ley no distingue de casos.habrá de ponderarse en la aplicación de las normas. No es el conflicto entre ellos por el conflicto mismo. nuestra legislación no puede dejar de regular el ámbito consignatario que beneficie al inquilino que actúe para pagar el precio arrendaticio. . no cabe hacer distinción entre los que están comprendidos en el texto para salvar de él algunos o para aplicar la disposición legal inquilinaria con efectos diferentes.

en cierto modo. . El tribunal de la consignación. que ahora son mayores en relación con la legislación derogada. 1. la concepción que distingue a este medio o forma de pago judicial como lo es la consignación arrendaticia.Características En la consignación arrendaticia y su procedimiento podemos observar algunas características que definen. aún cuando LAI amplió III. Exención de obligaciones a cargo del tribunal. llegando a sancionarlo con entenderse su consignación como legítimamente efectuada si dejase de cumplir cualesquiera de los requisitos esenciales. 2. Establece obligaciones en el procedimiento consignatario únicamente a cargo del consignante. Carácter sancionatorio.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful