Está en la página 1de 3

Código de Juego Limpio de Rugby Infantil del San Martín de Tours.

Basado
en el Código elaborado por el London Welsh RFC para su división de Mini-
Rugby.

INTRODUCCIÓN

El Código de Juego Limpio ha sido preparado para asegurar que el Rugby Infantil se
desarrolle de manera sensata y limpia. El Código de Juego Limpio es parte de
nuestras declaraciones de objetivos y está incorporado a las Reglas de Rugby
Infantil como apéndice de dichas reglas. Los objetivos del Código de Juego Limpio
pueden resumirse de la siguiente manera:

CÓDIGO DEL JUGADOR

Recordá, jugá por el “placer de hacerlo”, NO solamente para satisfacer a tus padres
o entrenadores.

Jugá respetando las Leyes del Juego.

Nunca discutas las decisiones de los árbitros. Dejá que tu Capitán o entrenador
hagan las preguntas que crean necesarias.

Controlá tu carácter – evitá agravios y no tengas mala conducta. Si perdés el


control no vas a jugar bien.

Esforzate de la misma manera por tu propio beneficio y por el de tu equipo – tanto


tu equipo como tu propio rendimiento saldrán beneficiados.

Sé buen deportista. Aplaudí toda jugada buena, ya sea de tu equipo o del equipo
rival.

Tratá a todos los jugadores, compañeros y rivales, de la misma manera que te


gustaría que te traten a vos.

Recordá que los objetivos del Juego son divertirse, mejorar tus habilidades y
sentirte bien. Lograr estos objetivos asegurará el éxito futuro.

Brindá cooperación y respetá a tus entrenadores, compañeros de equipo, oponentes


y árbitros: sin ellos NO podrías jugar.

El Rugby es un juego. Tratá de divertirte, socializar y aprender. Intentá tomar tus


decisiones en función de estos objetivos.

CÓDIGO DEL ESPECTADOR

Recuerde que los niños juegan rugby organizado para su propia diversión. Ellos NO
están ahí para entretenerlo a usted y ellos NO son atletas profesionales en
miniatura.

Compórtese de la mejor manera y dé un buen ejemplo. NO use lenguaje


inapropiado ni hostigue a los jugadores, entrenadores o árbitros.

Aplauda tanto las buenas jugadas de su equipo como las del equipo oponente.

1
Muestre respeto por los oponentes y los seguidores de su equipo. Sin ellos no
habría partido.

Nunca ridiculice ni amoneste a un niño por cometer un error durante la


competencia.

Condene el uso de violencia en cualquier forma.

Respete las decisiones de los árbitros.

Aliente a los jugadores para que siempre jueguen de acuerdo con las Leyes del
Juego.

CÓDIGO DE LOS PADRES

No obligue a participar en el deporte a un niño que no lo desee, pero intente


acompañar las decisiones de aquél.

Recuerde que los niños y los jóvenes participan en deportes organizados para su
propia diversión y NO para la suya.

Aliente a su hijo para que siempre juegue respetando las Leyes del Juego.

Enseñe a su hijo que el esfuerzo honesto es tan importante como una victoria, de
forma tal que el resultado de cada partido sea aceptado sin inadecuadas
decepciones.

Use la derrota de manera creativa, ayudando a su hijo a que trabaje para mejorar
sus habilidades y su buen comportamiento deportivo. Nunca ridiculice ni hostigue a
su hijo por cometer un error o perder una competencia.

Recuerde que los chicos aprenden mejor con ejemplos. Aplauda las buenas jugadas
de su equipo y del equipo oponente.

NO cuestione públicamente las decisiones de los árbitros y NUNCA impugne su


honestidad. Recuerde que son voluntarios.

Adhiera a todos los esfuerzos para eliminar el abuso verbal y físico de las
actividades de Rugby Infantil.

Reconozca el valor y la importancia de los entrenadores voluntarios. Ellos dan su


tiempo y recursos para brindar actividades recreativas y educativas para su hijo.

CÓDIGO DEL ENTRENADOR

Haga un pacto personal para mantenerse informado acerca de los buenos principios
de entrenamiento y los principios de crecimiento y desarrollo de niños y jóvenes.

Asegúrese de que usted está físicamente apto para practicar sus funciones.

Sea razonable en sus exigencias respecto del tiempo, energía y entusiasmo de los
jóvenes jugadores. Recuerde que ellos tienen otros intereses.

2
Enseñe a sus jugadores que las leyes del juego son acuerdos mutuos que nadie
debería evadir o romper.

Agrupe a los jugadores según la edad, contextura, habilidades y madurez física


siempre que sea posible.

Evite hacer jugar demasiado a los jugadores talentosos. Los jugadores “promedio”
necesitan y merecen igual tiempo.

Recuerde que los chicos y los jóvenes juegan por diversión y entretenimiento y que
ganar es sólo una parte de esto. Nunca ridiculice ni hostigue a los chicos por
cometer errores o perder una competencia.

Asegúrese de que el equipamiento y las instalaciones cumplen con los estándares


de seguridad y sean apropiados para la edad, contextura y capacidad de los
jugadores.

La programación, duración e intensidad de las prácticas deberían tener en cuenta la


madurez y el nivel de los jugadores.

Desarrolle el respeto del equipo por las capacidades de sus oponentes y también
por el criterio de los árbitros y los entrenadores oponentes.

Siga el consejo de un médico para determinar cuándo un jugador está apto para
entrenar o jugar nuevamente luego de una lesión.

Recuerde que los chicos y los jóvenes necesitan un entrenador que puedan
respetar. Sea generoso con sus elogios cuando sean merecidos. Haga críticas
constructivas. Dé un buen ejemplo.

Intereses relacionados