TEMA I: INTRODUCCION A LA TEOLOGIA DE LA PERFECCION CRISTIANA INTRODUCCION

:
“Sed santos, porque yo, Yahvé, vuestro Dios, soy santo” Lev. 19, 2. “A todos los amados de Dios... santos por vocación...” Rom. 1, 7 Cada ser humano, independientemente de su vocación particular, tiene un llamado universal que debe asumir para poder llevar su vida a plenitud: ser santo. Muchas veces pensamos que este llamado a la santidad es un mensaje para unos cuantos, para unos “elegidos” y no es así. Todos estamos llamados a ser santos. Este llamado a la santidad llega a su plenitud en Cristo Jesús. El, que es Camino, Verdad y Vida, nos alcanzó vida eterna y para llegar a ella, hay que trabajar, como bien lo dijo San Pablo: “Trabajad con sumo cuidado por vuestra salvación”, Flp. 2,12. Para alcanzar salvación y santificación hemos sido capacitados por la acción del Espíritu Santo que es nuestro agente santificador. Hemos escuchado decir “nadie ama lo que no conoce”, y es una gran verdad; si no conocemos el plan de Dios y como opera en nosotros, no llegaremos a entender, y no podremos amar y dedicar todos nuestros esfuerzos a comprometernos con el plan de santificación y perfección que Dios nos ha dado en la persona de su hijo Jesús. Para responder de manera positiva a esta invitación debemos descubrir el gran ser humano que estamos llamados a ser. Contamos con la gracia del Espíritu Santo de Dios, y este cuenta con nuestra persona en su totalidad, o sea con lo que sentimos, pensamos, aprendemos, obramos y sobre todo con la libertad que le demos para obrar en nosotros. Se nos ha invitado a ser Santos, a alcanzar perfección, a no quedarnos con la pasajera alegría del encuentro, sino a adentrarnos en el gozo de perseguir con arduo trabajo nuestra santificación.

Programa de Formación: Teología de la Perfección Cristiana.
Introducción a la Teología de la Perfección Cristiana.

1

¿Quieres asumir este llamado de manera consciente? ¿Estás dispuesto a asumir esta vida nueva Dios nos propone? en caso de ser necesario ¿estás dispuesto a replantearte cual es la finalidad de tu seguimiento a Dios? Este ciclo de formación que hoy iniciamos es una invitación a ello. La grandeza de la perfección y de la santidad se mide por la grandeza de la caridad.Esta respuesta debe abarcar tres áreas de nuestra vida que están relacionadas con las tres potencias del alma: entendimiento (formación). cuando aplicamos el término perfección al cristiano debemos entender que se trata siempre de una perfección relativa. que significa hacer una cosa hasta el fin. acabarla. Esta explicación etimológica nos conduce a admitir que la perfección absoluta no puede darse en ningún ser creado. memoria (piedad) y voluntad (acción) y cada uno de nosotros debe procurar el crecimiento armonioso en estas tres áreas. hacerla completamente. Al igual que el crecimiento normal de un niño. terminarla. No podemos crecer en una olvidándonos de las demás. Teniendo en cuenta esta etimología. 2 . Introducción a la Teología de la Perfección Cristiana. «perfección» viene del verbo latino perficere. se dice que una cosa es perfecta cuando tiene todo el ser o toda la realidad que le conviene según su naturaleza. de ese verbo procede el adjetivo perfectum (lo que está terminado. en él no cabe un crecimiento en la perfección. Programa de Formación: Teología de la Perfección Cristiana. DESARROLLO DEL TEMA: Entonces ¿qué se entiende por “perfección”? Según la etimología. Sólo Dios es absolutamente perfecto. En las criaturas sólo puede existir una perfección relativa. decimos que la perfección cristiana reside en la perfección de la caridad. Por tanto. todas estas áreas deben crecer de manera proporcional. acabado) y perfectio (cualidad de perfecto). ¿Cómo debemos entender esta perfección desde el punto de vista teológico? Siguiendo a santo Tomás.

san Pablo habla de la caridad como vínculo de la perfección (Col 3. aunque también tienen por objeto directo e inmediato al mismo Dios. de la vida eclesial y litúrgica. Sólo la caridad establece una corriente de amistad entre Dios y nosotros. y nos hace entrar en comunión con Dios en virtud del misterio inefable de la inhabitación trinitaria2. que rectifican la vida pasional del ser humano para que las pasiones no representen un obstáculo en la marcha hacia la perfección. pero las supera inmensamente en dignidad y perfección. sobre todo. No obstante. Es la presencia de la Santísima Trinidad en el alma del que está en gracia de Dios. 14). le miran y alcanzan no como fin último al que nos encaminamos. Para fundamentar teológicamente esta doctrina podemos recurrir a un sencillo razonamiento de santo Tomás: «la perfección de un ser cualquiera consiste en alcanzar su último fin en el que encuentra su plenitud. Mientras se va acercando a él esta en pleno proceso de evolutivo. Programa de Formación: Teología de la Perfección Cristiana. que es también inseparable de la gracia. Por su parte. sino como principio de donde nos vienen el conocimiento de la verdad sobrenatural (fe) y el auxilio omnipotente para alcanzar la eterna beatitud1 (esperanza). La caridad es. Sólo la caridad tiene el poder de acercarnos y unirnos a Dios como nuestro último fin. La caridad supone la fe y la esperanza. añade que la caridad es más excelente que la fe y la esperanza (1 Co 13. Jesús mismo sintetiza toda la ley y los profetas en el doble mandamiento del amor a Dios y al prójimo. de la mística. Felicidad eterna. y solamente lo termina y acaba cuando ha conseguido su último fin». dice también que las demás virtudes nada son sin ella (1 Co 13. 5). 3 . y como el cumplimiento de la Ley (Rm 13. la caridad requiere la colaboración de todas las demás virtudes. 1-3). de la fe viva y la esperanza firme. por tanto.Esta enseñanza tiene su fundamento último en la revelación. 10). que tanto 1 2 Bienaventuranza. de las virtudes morales. La fe y la esperanza. y. la esencia de la perfección cristiana como es también el alma de la moral cristiana. Introducción a la Teología de la Perfección Cristiana. 13) y que permanece siempre (1 Co 13. de la pastoral y del apostolado. 8) y que el fin mismo del Evangelio no es otro que la caridad (1 Tm 1.

y El Desarrollo Normal de la Vida Cristiana. Para adentrarnos en el estudio de la Teología de la Perfección Cristiana. un desarrollo eminente con relación al grado inicial recibido en el bautismo o en la justificación del pecador». El Organismo Sobrenatural y la Perfección Cristiana. así como de la ayuda de los dones del Espíritu Santo. 4 . Introducción a la Teología de la Perfección Cristiana. trabajaremos Los Principios Fundamentales de la Vida Cristiana. mediante sus principios operativos.contribuyen a avivar el fervor de la caridad. Programa de Formación: Teología de la Perfección Cristiana. La perfección cristiana es la vida sobrenatural de la gracia cuando ha alcanzado.

10. En Esta. 41-42. BIBLIOGRAFIA: . 5 . LC. Introducción a la Teología de la Perfección Cristiana. MOMENTO UNITIVO: Este es el momento de orar para que todo lo que hemos aprendido se haga vida en nosotros por la acción del Espíritu Santo. y descubrir así nuestra verdadera vocación. para conocer cual es el fin que. Programa de Formación: Teología de la Perfección Cristiana. Disponer el interior y la razón será necesario para alcanzar la perfección cristiana a la que hemos sido convocados en Cristo Jesús. . iniciando este camino de formación. María Ha Elegido La Mejor Parte. pretendemos alcanzar.CONCLUSIÓN: Escribe Santo Tomas hablando de teología en general las siguientes palabras: “En Otras Ciencias Es Suficiente Que El Hombre Sea Perfecto Tan Solo Intelectualmente. FRASE PARA LA SEMANA: Te Preocupas Y Te Agitas Por Muchas Cosas. En Cambio. Y Hay Necesidad De Pocas O Mejor De Una Sola. Es Preciso Que Lo Sea También Afectivamente”. Antonio Royo.Biblia de Jerusalén. Que No Le Será Quitada.Teología de la Perfección Cristiana.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful