Está en la página 1de 2

La teología de la liberación, perseguida y acosada

Un escrito titulado Status quaestionis sobre la teología de la liberación en América Latina,


se·refería a ella como «una de las corrientes más arrolladoras» y la consideraba una teología de la
revolución y de la violencia que, además de preconizar la revolución en la sociedad, pretendía
introducir la revolución en la Iglesia. ( CONCEPTO DE LA TL )

. Se trataba de una campaña de intoxicación que respondía a los intereses de los grupos políticos y
económicos dominantes. Aquí no puede hablarse propiamente de una crítica a la TL, sino de una
agresión en toda regla. ( CONCEPTO DE LA TL DESDE EL ESCRITO)

ay eclesiásticos latinoamericanos, como el cardenal López Trujillo, que retoman los temas
principales de la TL, pero vaciándolos de su sentido. En el fondo, hay una espiritualización de la
pobreza, de la liberación, de la lucha por la justicia, de la reconciliación, de la conversión y de la fe.
( ESPIRITUALIZACION DE LA POBREZA)

No lejos de López Trujillo se encuentra el teólogo B. Kloppenburg, quien alerta sobre las
tentaciones de la TL: dar prioridad a la situación sobre el evangelio; descuidar la dimensión
ontológica y contemplativa de la teología; peligro de reducir la teología a politología;
minusvaloración del pecado personal y acentuación del pecado estructural; tendencia a unir «de
modo exclusivo e indisoluble» evangelio y sistema socialista (CRITICA A LA TL )

Frente a la tendencia de la TL a hacer de la praxis el acto primero de la teología, ellos consideran la


fe como acto primero. Entienden, asimismo, que la praxis liberadora adquiere en ciertas teologías
de la liberación «un sentido tributario del marxismo» e insisten en el poderoso influjo de Marx
sobre esas teologías. Según esa lógica, la TL «tiende a traicionar la verdadera opción preferencial
por los pobres en América Latina y viene a constituir un peligro fundamental para la fe del pueblo
de Dios». (ATAQUES A LA TL )

El común denominador de estas tendencias y reacciones antiliberadoras es un anti-marxismo


visceral que impide valorar con objetividad la nueva manera de hacer teología en América Latina
con sus pros y sus contras. Todos los dedos se les antojan huéspedes. (CONTRA LA TL EN EUROPA)

Según la Instrucción, la TL reduce la fe a un humanismo terrestre, emplea acríticamente el método


marxista de análisis de la realidad, que no puede disociarse de la filosofía atea marxista, ofrece
una interpretación racionalista de la Biblia, identifica la categoría bíblica de «pobre» con la
categoría marxista de «proletariado» y entiende la Iglesia popular como Iglesia de clase en su
acepción marxista. (RELACION DEL MARXISMO HACIA LA TL)

Estas críticas no son simples apreciaciones u observaciones fraternales, sino un veredicto


condenatorio, como lo prueba la medida disciplinar de un tiempo de silencio impuesta al teólogo
brasileño por la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe. Dicha medida ha supuesto un
duro golpe no sólo para el teólogo encausado, sino también para la TL en su conjunto e incluso
para la Iglesia liberadora de América Latina, que cuenta con el respaldo de amplios sectores del
pueblo de Dios y con el apoyo de numerosos obispos de ese continente. ( DEL SILENCIO SOBRE
BOFF)
Nueva etapa en el diálogo teología de la liberación Magisterio
firma sin ambages que el evangelio «es, por su misma naturaleza, mensaje de libertad y de
liberación» (n. 1); afirmación que coincide con la hecha al comienzo de la Instrucción de 1984: «El
evangelio de Jesucristo es un mensaje de libertad y una fuerza de liberación» (Introducción).
¿Dónde radican la novedad y originalidad de afirmaciones como las citadas? En qué documentos
oficiales del más alto magisterio eclesiástico consideran la libertad y la liberación como
pertenecientes al núcleo y a la esencia del mensaje cristiano y, por tanto, entran de lleno en la
misión de la Iglesia. (NUEVAS DECLARACIONES A FAVOR DE LA TL)

. La ideología individualista tuvo consecuencias negativas en el plano socioeconómico, pues «ha


favorecido la desigual repartición de las riquezas en los comienzos de la era industrial, hasta el
punto de que los trabajadores se encontraron excluidos del acceso a los bienes esenciales a cuya
producción habían contribuido y a los que tenían derecho. De ahí surgieron poderosos
movimientos de liberación de la miseria mantenida por la sociedad industrial» (IDEOLOGIA
INDIVIDUALISTA)

n la carta papal vuelve a insistirse en las dos dimensiones constitutivas de la liberación, en su


visión cristiana: la histórica y la escatológica, dimensiones presentes en la TL. Y, como en la
Instrucción antes comentada, se acentúa la opción preferencial por los pobres, quienes «son los
primeros en sentir la urgente necesidad de este evangelio de la liberación radical e integral»
(CARTA PAPAL)

Recepción en Europa de la teología de la liberación


. Situacionalidad y universalidad son dos notas que identifican a la TL; entre ambas no hay
oposición, sino correlación dialéctica. Ambas notas caracterizan, por lo demás, a toda teología,
aun cuando algunas se resistan a reconocer el marco socioeconómico y cultural de su discurso.
(CARACTERISTICAS DE LA TL COMO TEOLOGIA)

La pretensión de la TL es dar razón de la fe en el Dios de los pobres y de la esperanza en un futuro


más justo para las mayorías oprimidas que han sido desprovistas de futuro o, en expresión feliz de
I. Ellacuría, «dar razones de la razón del pueblo creyente». (RAZON DE LA TL)

También podría gustarte