Rev. Logop. Fonoaud., vol. I, n.o 3 (167-179), 1982.

EJERCICIOS PARA LA REHABILITACIÓN DE LA AFASIA DE WERNICKE
Por J. Heres Pulido
Psicólogo y Terapeuta de lenguaje. Universidad Nacional Autónoma. México. Asistente de la Unidad de Neuropsicología y Logopedia del Instituto Neurológico Municipal. Hospital General de Ntra. Sra. del Mar. Barcelona

y J. Peña Casanova
Jefe de la Unidad de Neuropsicología y Logopedia del Servicio de Neurología del Instituto Neurológico Municipal. Hospital General de Ntra. Sra. del Mar. Barcelona

rie de ejercicios para la rehabilitación de la afasia de Wernicke considerando que ésta no constituye un síndrome homogéneo, pues se presenta con distintos predominios semiológicos y con distintos grados de intensidad. «La afasia de Wernicke típica muestra una expresión verbal cuyo débito es normal o aumentado, pudiendo ser incluso claramente logorreico. En los casos graves, se caracteriza por una profunda alteración, simultánea, de la comprensión verbal y de la expresión, la cual está impregnada de transformaciones orales y escritas que conducen a las jergas, con disolución de la capacidad de la selección (paradigmática), habitualmente sumergida —en su inicio— en una anosognosia electiva. Destaca la ausencia de transformaciones fonéticas y una importante alteración de la repetición.» (Peña Casanova, J. y Barraquer Bordas, Ll., Tratado de neuropsicología clínica, en prensa.) La clínica de la afasia de Wernicke se resume, según la obra citada, en la figura 1. Es obligada una exploración detallada del lenguaje y del resto de las funciones neuropsicológicas para definir adecuadamente el estado clínico del paciente; tipo concreto de afasia y su intensidad, fenómenos acompañantes (defectos práxicos, gestuales, constructivos; agnósicos de diversas modalidades, alteraciones mnésicas o atencionales, acalculia, etc.). Todos estos datos desempeñan un papel capital en el diseño del plan terapéutico del paciente.

E

N el presente artículo vamos a exponer una se-

En cuanto al pronóstico, La Pointe (1978) opina que hay múltiples variables que tienen interacción en la reeducación y que deben tomarse en cuenta, y da una gran importancia al número de respuestas positivas en la valoración neuropsicolingüística. En una revisión de diferentes autores, Peña Casanova y M. Pérez (1980) dieron las bases para un pronóstico en afasiología en las que englobaban como variables principales: la edad, el nivel de escolaridad anterior, inteligencia y capacidades verbales, defectos asociados a la afasia, medio social, la etiología, el tamaño y lugar de la lesión, intervalo entre el inicio de la patología y la terapéutica, gravedad y tipo de afasia, conducta no verbal, duración e intensidad del tratamiento, dominancia cerebral y lenguas que hablaba el paciente. La dificultad de hablar de una técnica única idónea para elaborar un programa de rehabilitación, se basa en que éste debe adaptarse en forma individual al paciente, sus problemas inmediatos, su capacidad y necesidades acordes a lo señalado en el párrafo anterior y a la utilización de lo aprendido dentro de la terapia del lenguaje en su medio ambiente. El terapeuta del lenguaje debe revisar diferentes técnicas, estudiar cada una de ellas en forma profunda y remitirse a los distintos autores que durante años han trabajado en este campo (Goldstein, K., 1948; Schuell y cols., 1964; Taylor, M. L., 1964-1968; Porch, B. E., 1971; Tsvetkova, L., 1977; Johns, D. y cols., 1978; La Pointe, 1978; Benson, F., 1979; Kertesz, A., 1979; Lecours y Lhermitte, 1977), y

167

Búsqueda de la palabra. C. Neologismo. Frecuentes disintaxias.neologismo . Grafismo y automatismos preservados.parafasia fonémica .frases incompletas. Dictado muy alterado. Neologismos. Repetición: Alterada.V. en especial si A.disintaxia Expresión sin tener en cuenta al interlocutor. Mejoría respecto al cuadro inicial.) (a) 1.parafasia verbal . Mejoría considerable (puede existir un defecto importante en casos). FASE DE ESTADO (tras evolución de semanas o meses. . . Escritura: 5. FIG. 3.C. Parafasia verbal. Destacan los defectos fonémicos. 2. .comprensión escrita casi normal. Desaparecen los temas de predilección. Comprensión: Sigue mejor los comentarios del interlocutor. Corpus más o menos abundante de transformaciones afásicas: . Ausencia de palabra o latencia en su aparición. Los neologismos disminuyen hasta desaparecer. Circunloquio. Prosodia rica. POSIBLE EVOLUCIÓN: Afasia de conducción. Comprensión cuyo defecto es variable: puede ser proporcional al defecto verbal o netamente inferior. 2. Puede hacerse bastante útil (en casos: mejor que el lenguaje oral). Anomia: se hace consciente. . 1. conducta como hipoacúsico. Lectura: 5. Si componente de sordera verbal importante: posible disociación: .sintagmas fijos. Repetición: 4. Denominación: no conducta de denominación. Reducción de la expresión a: . (b) En ciertos casos: Wernicke reducido: Desaparece la anosognosia. Lectura: B. Expresión: Débito normal o logorreico (impresión de excitación). Escritura: Incanalizable. audiograma : caída de agudos.automatismos de dificultad. La comprensión puede ser proporcional a la del lenguaje oral. 4. Expresión: Mejoría del débito (disminuye la logorrea). Comprensión: Importante defecto: fallo en tareas simples. Disminuye la producción verbal. 168 . 3.comprensión oral aún muy afectada. Posible disociación oral-escrito. FASE INICIAL (aguda) 1.en casos: relación con defecto agnósico. Parafasias: pasan a ser fundamentalmente verbales. Anosognosia (generalmente no absoluta). Anomia enmascarada por la jerga. Posible aparición de palabras de predilección. — Afasia de Wernicke. Defecto similar a la afasia de conducción. Posible gran reducción permanente. Perífrasis. Paragrafías de todo tipo.ORIGINALES A.

sino que debe tener en cuenta la aplicación. gesto o comentario de familiares. (1971) considera que la meta de la terapia no debe ser «reeducar» sino estimular los procesos situados en un mejor nivel funcional. éste debe valorar la posibilidad de canalizarle a otro terapeuta del equipo. Durante las primeras sesiones se dejará claro que la terapia será larga y que requerirá mucho esfuerzo por parte de todos. Cuando se den explicaciones a la familia procuraremos ser sencillos. sin olvidar las capacidades y habilidad del paciente para mejorar los estímulos de la rehabilitación. E. A. Se debe iniciar la terapia con algún ejercicio que nos ofrezca la garantía de que el paciente lo superará. como en todas las terapias. con tiempo para conocerle. facilitar la comunicación entre el enfermo y su familia e informar al personal hospitalario sobre cómo dirigirse al paciente. Lecours y Lhermitte la recomiendan en la mayoría de las afasias. con buena luz. Luria. Este autor recomienda la estimulación sensorial intensiva y repetida principalmente por el canal auditivo. si no hay una buena empatía («rapport») entre el paciente y su terapeuta. esto se hace muy difícil —dicen los autores— por lo que sólo se tratará de estimular globalmente el lenguaje sin iniciar la reeducación sistemática ni las fases preliminares mientras no haya superado la fase estrictamente aguda y presente una evolución consistente en todas las áreas neuropsicológicas implicadas. Estos autores están de acuerdo con Lecours y Lhermitte (1979). B. Se debe hablar directamente. No debemos olvidar que. pero mediante los logros de la terapia. cálida. Schuell y cols. Por estas razones. no usando nunca las técnicas en forma indiscriminada o general. G. No debemos tratarle como a un niño. la terapia se iniciará de fácil a difícil. Debe evitarse cualquier actitud. El material nunca debe ser infantil en el diseño. En relación con el inicio de la terapia sistemática en forma temprana. Cuando el terapeuta observa que aumentan la tensión o la fatiga. por ejemplo nunca después de fisioterapia). TÉCNICA Y OBJETIVOS Porch. pero cuando el afásico de Wernicke se encuentra en el periodo agudo. que ha hecho mucho esfuerzo y que debe descansar. se trabaja mejor en una situación de oficina. sólo así logrará sentirse animado y esperanzado ante su futura reintegración. estudiando la mejor hora para el enfermo (en la que se encuentre menos fatigado y más relajado. en nuestra aproximación metodológica a un plan de rehabilitación se observará constantemente el aspecto de discriminación y comprensión auditiva. La actitud del terapeuta debe ser firme. evitando la excesiva información técnica o demandas que la desorienten o angustien. entenderle y esperar a que él pueda expresarse o hacer lo que se le pide. El terapeuta debe aceptarlo con naturalidad. que provoque en él tensiones. en iniciar la terapia con una fase preliminar. la dependencia deberá disminuir poco a poco. preparada y dinámica pero no ansiosa. señalan que la recuperación rápida y positiva de las facultades del lenguaje exige un tratamiento individual e intensivo. con sentido y órdenes sencillas. pero que los que rodean al enfermo se encuentran dispuestos y preparados para ayudarle. Como en toda reeducación afasiológica.adaptar cada plan terapéutico en base a una sesión conjunta multidisciplinaria. El ambiente no debe ser escolar. teniendo como objetivo aumentar o lograr la comunicación y recuperar el lenguaje perdido en forma realista sin tratar en principio de proporcionar al enfermo la perfección sino un lenguaje útil. objetividad y frecuencia de uso en el medio del paciente. (1968). Alcocer. debe cambiar de actitud o señalar abiertamente y con naturalidad que el enfermo se encuentra cansado. cómoda y que favorezca el desplazamiento del paciente entre los muebles. (1974) y otros. o personal encargado del paciente. Debe tratar de no constituirse en ningún momento el centro del mundo del afásico. 169 . los cuales deben facilitar la postura. y nunca con prisas: el enfermo debe ver a una persona que quiere ayudarle. Tsvetkova. Al inicio de la terapia el paciente crea una relación de dependencia con las personas que le ayudan. Debemos tratar —según Tsvetkova (1977)— «de reorganizar el proceso acústico-discriminatorio y en base al mismo lograr la comprensión del lenguaje». ni exigirle algo que no puede hacer pero que desea o necesita llevar a cabo. fatiga o enfado. segura.

1. muchos de los ejercicios de esta primera etapa no son fáciles de superar y se deben continuar en una gradual complejidad durante toda la rehabilitación. 3.6.5. Fase preliminar: 1. 1. al estar atento y razonando. reafirmación del vocabulario con rehabilitación de lectura.1. reafirmación del vocabulario por medio de la escritura. Fase dirigida a la producción y actividad consciente de la voz y del habla. Taylor. ejercicios de orientación temporoespacial. En los ejercicios de coordenadas espaciales se incluyen ejercicios (siempre según el nivel de comprensión de nuestro paciente) que le obliguen a señalar en una lámina sencilla una determinada posición: CONSIGNA: «Déme la tarjeta que tiene un coche sobre el puente.2. 1. 3. usando objetos y diseños claros. 2.. PLAN DE REHABILITACIÓN O REINTEGRACIÓN 1. ejercicios de completamiento de frases con estímulo verbal. 1. ejercicios de respiración. táctil inmediata y remota. Schuell y cols. auditiva inmediata y remota.4. 3. (véase bibliografía). el lenguaje y el tiempo. Fase preliminar. Fase dirigida a la producción y actividad consciente de la voz y del habla: 2.1.6.» 170 . ejercicios de atención.3. 1. 1.5. Las láminas de descripción serán de diferentes niveles y la terapia se iniciará con las de menor complejidad. Fase de rehabilitación sistemática del lenguaje. ejercicios de fonación.4. 3. ejercicios de cálculo.2.2. Tsvetkova y Alcocer. G. Fase de rehabilitación sistemática del lenguaje: estímulo auditivo controlado.1. ejercicios de memoria. M.3.4. esta etapa debe dirigir las capacidades del paciente para que escuche. ejercicios de comprensión y ejecución de órdenes simples. 2.2.ORIGINALES Adaptarlo a las necesidades e intereses individuales. 1.4. Los ejercicios de atención (tareas como selección de fichas y juegos de barajas) nos son útiles en esta fase para que el enfermo se mantenga callado. 2. láminas con fotos o recortes de gran calidad visual y significativas para el paciente. 1.4. MÉTODO A SEGUIR Y PLAN ESPECÍFICO 1. Fase preliminar: su objetivo es fijar la atención..3. reducir la logorrea (cuando existe) del paciente. lograr la comprensión consciente de los diferentes sonidos que forman el lenguaje y fijar la atención a las órdenes lingüísticas. ejercicios para la ampliación del vocabulario al lenguaje preposicional. 3. Los ejercicios de coordenadas espaciales y ordenamiento de historietas ayudan a reintegrar la relación logicogramatical y estimulan la sucesión lógica de la ordenación necesaria para la escritura. La organización de las tareas de la fase preliminar está altamente influida por los datos aportados por la exploración neuropsicológica de las funciones extraverbales y por la intensidad de la afasia. 2. 3. Así. Según Lecours y Lhermitte.1. 3. sin necesidad de darle abiertamente la orden de que no hable y reducir con ello su liberación verbal. 3. 1.3. comprenda lo que oye y mantenga la atención en sus actividades. ejercicios bucofaciales. visual inmediata y remota. ejercicios de clasificación de objetos. porque cada etapa no significa un corte sino un progresivo incremento de las posibilidades. ejercicios de discriminación auditiva.

1975. del control de la respiración y del punto y modo de articulación de los diferentes fonemas. Cuando se ha logrado una buena repetición o ya existe inicialmente. nos ayudan mucho los ejercicios de copia de la posición de las manecillas del reloj. se le pide que las coloque debajo del reloj que tenga el horario correspondiente a la noche. Darley y cols. se debe pasar a la estimulación auditiva intensa. peine. otra con un paisaje en el que se vea la luna. c) señalar la lámina que describa la frase expresada por el terapeuta. 2. 1976).. llavero. El objetivo de la segunda fase es lograr una cooperación y la actividad consciente de producción de la voz. además de trabajar coordenadas espaciales. Esta tarea ya entra en la fase de rehabilitación propiamente dicha. Segre. para que más tarde el paciente logre la diferenciación de los mismos.Los ejercicios de colocación de objetos en determinada posición cuyo objetivo. Para el tiempo. y en el caso de la afasia sensorial transcortical pasar a estimular las conexiones o relaciones entre los estímulos auditivos verbales y los sentidos (semántica). por ejemplo: se da al paciente una lámina con un niño dormido. Los ejercicios de ordenamiento de historietas: cuando el paciente logra ordenar una historia sencilla. Perelló. 2. los cartones han de ser de un tamaño uniforme. FIG. recortadas o fotografiadas en forma clara.). cuaderno. 171 .objetos de uso común (lápiz. una escena casera con lámparas encendidas y otra de un día de campo. apareamiento de láminas con la hora y su expresión gráfica y asociar láminas con acciones respecto al reloj. incluye poco a poco la comprensión de órdenes semicomplejas. b) igual que el ejercicio anterior pero obligándole a escoger la solución de una de las láminas intermedias. dinero. 1973. jabón. lentes. En las tarjetas se representan los siguientes elementos (fig.). 3. Fase de rehabilitación sistemática El material utilizado en esta fase de la rehabilitación es un juego de tarjetas de un tamaño que permitan la percepción visual sin problemas. Ejemplo: CONSIGNA: «Ponga el libro sobre la silla.» «Coloque las llaves entre los libros. paraguas. cada juego tendrá dos láminas que representen el mismo objeto pero con diferente diseño y se tendrá una lámina con las palabras correspondientes. dibujadas. se añaden los siguientes ejercicios: a) escoger una historieta cuyo final pueda desencadenarse según dos o tres opciones. 2): .» Todos los ejercicios de la segunda fase se efectúan siguiendo las técnicas utilizadas en las diferentes terapias de lenguaje (véase Corredera. Esta fase debe suspenderse cuando el paciente puede repetir algunas palabras «si tiene restos del habla con sonido normal o inicia una expresión coherente» (Schuell y cols. etc. en letra cursiva por un lado y de imprenta por el otro. 1973.

Se colocan delante del paciente 6 tarjetas con diferentes dibujos y se utilizan dos tipos de órdenes: CONSIGNA: «Voy a decir una palabra. carne. Trate de poner en orden este grupo de tarjetas. dulces.).» No debemos iniciar el ejercicio hasta estar seguros de que el paciente lo ha comprendido. Schuell recomienda el uso de las mismas tarjetas durante toda la semana. modificando el dibujo.ropa (con diferenciación para cada sexo). o si presenta jerga. Es recomendable que si ha mostrado gran dificultad . CONSIGNA : «Mire bien estas tarjetas con dibujos. cuando yo le enseñe un dibujo usted me señala la palabra que le corresponda. sólo preste atención y cuando yo le dé un dibujo busque usted otro igual (o su pareja). se le pide que calle y se trabajará en silencio de la siguiente forma: 3.comidas (sopa.» auditivos controlados se basa en el apareamiento de imagen con la palabra escrita (nombre): C ONSIGNA : «Ahora le enseñaré varios letreros. verduras.1. etc. el ejercicio se desarrolla por etapas. mire bien el nombre del dibujo y cuando lo pronuncie. Cuando el enfermo no comprenda la orden verbal.» C ONSIGNA : «Aquí tiene usted varios letreros. . cuando la oiga señale la figura de esa palabra. C ONSIGNA : «Ahora pondré al lado de cada figura el letrero correspondiente. sin hablar.» (Si el paciente no puede retener todas las órdenes.1.1. Se trabajarán grupos de 6 tarjetas por cada serie. Si el hecho de repetir la palabra hace que el enfermo se distraiga.partes del cuerpo. busque los dos y trate de repetirlo. «designación»).1.3. No tiene usted que hablar..1. . frutas. véalas con calma y póngalas en orden. CONSIGNA : «Veamos si puede hacerlo usted solo. Alcocer pide que se presenten las mismas pero cambiando el diseño. aumentando variantes de color o presentando las series por categorías en algunas de las sesiones.» Se nombran una por una. 3. FIG. y al día siguiente se inicia la sesión con esta misma serie. El siguiente ejercicio de la serie de estímulos 172 C ONSIGNA : «Ahora yo pronunciaré la palabra: usted buscará la tarjeta con el dibujo y el cartón con la palabra y tratará de repetirla. ESTÍMULO AUDITIVO CONTROLA (tarea de señalamiento.» Se da un ejemplo y luego se solicita que el paciente realice la tarea.) Si es capaz de repetir. se trabaja con la misma serie tres veces en diferente orden de manera que reafirme su pronunciación. Con el material descrito llevamos a cabo unos ejercicios que se plantearán de distinta forma según el nivel de comprensión. 3.1. ponga cada letrero en su lámina correspondiente. todas se encuentran mezcladas. 3. Discriminación auditiva y visual. sin sobrepasar las 18 por sesión. pero en desorden y de forma que con la vista no guiemos al enfermo hacia la figura correspondiente cuando pronunciemos las palabras. 3. ponga usted cada uno de ellos debajo del dibujo que corresponda.» 3.4. el terapeuta llevará a cabo la acción al tiempo que la verbaliza y ofrece algunos ejemplos sencillos. Selección y discriminación global.2. pan.

primero observando los labios del terapeuta y después no. integrándolo en frases cortas que le permitan satisfacer sus necesidades. En ocasiones se obtienen respuestas automáticas (lenguaje reactivo) al mismo tiempo que el paciente señala las tarjetas.1.2. qué se pone cuando tiene frío». se le presentan las tarjetas (fig. no para señalar errores». Aumento del grado de retención auditiva. Cuando se ha trabajado en varias repeticiones se le presentan las mismas tarjetas (procurando que no estén en el mismo orden de la presentación anterior) y se le pregunta.5. bota-zapato) (figura 4). al mismo tiempo. Discriminación auditivovisual de palabras simitares. se desarrolla el mismo ejercicio pero esta vez con letreros que tengan las palabras dichas. se le darán ánimos para que continúe. qué toma cuando tiene sed». trabajar aspectos visuales. Se colocan delante del paciente dos tarjetas que tengan dibujos cuyo parecido se constituya a nivel auditivo (cama-casa. Si articula mal no debe corregirse (en esta etapa) porque. Se trabajarán las mismas palabras pero en diferente estímulo. Por ejemplo. Tareas de denominación. 3. vaso de agua. 173 . Se deberá pedir que escuche con atención la palabra y la pronuncie junto con el terapeuta. 4. 3. con qué se lava las manos. ajo-ojo. 3. después de trabajar este paso se le anime. y como durante estas sesiones se ha trabajado la lectura. 3) con estos dibujos y se da la siguiente C ONSIGNA : «Señale con qué ve usted». Si es así. CONSIGNA: «Voy a decirle una palabra. repitiéndola más tarde. Si no puede contestar. señalando una tarjeta: «¿Qué es esto?» Se da un tiempo de latencia (15 seg). señale en su lámina cuál es. El objetivo es que el paciente sea capaz de diferenciar palabras similares y comprenderlas y. comprensión de frases y reconocimiento de imágenes. Cuando la oiga.6.» de la valoración neuropsicológica. MÉTODO.» Cuando se ha superado esta etapa. Se inicia con palabras muy diferenciadas y se pasa gradualmente a similares (nunca utilizar las palabras FIG. ya que el material de examen no debe usarse en la terapia). AMPLIACIÓN DEL VOCABULARIO A LENGUAJE PROPO- SICIONAL. jabón.en la repetición. 3.7. como dice Schuell (1964): «El terapeuta está para motivar la comunicación. el terapeuta lo pronunciará para que el enfermo lo diga al mismo tiempo. pero siempre teniendo en cuenta las necesidades básicas y la aplicación que el paciente dé al vocabulario que se le enseña. felicite y se pase a otra actividad colateral que reafirme el vocabulario pero que relaje al paciente y le permita salir de la terapia con la idea de superación. El objetivo estriba en que el paciente utilice el vocabulario adquirido. abrigo. vaso-tarro) o a nivel visual (limón-huevo [en silueta]. si se trabaja con ojos.1.1. La lista de palabras puede aumentarse o modificarse.

8). 174 . 5. El terapeuta puede colocar este material en anillas o en un rotativo que permita su fácil manejo por parte del enfermo y del terapeuta. En estos casos se debe tomar una actitud firme. 6. 7. 5.. pero nunca de amenaza o exigiendo que el paciente lleve a cabo algo que realmente no FIG. preferimos utilizar fotografías del natural para mejor visualización. el enfermo las utiliza constantemente y procura señalar lo que quiere sin esforzarse por pronunciar.1. Con el uso de estas cartulinas o cuadernos se debe tener mucho cuidado porque. Pero también podemos trabajar frases como: «La niña usa gafas».. F IG. 8. FIG. Y preguntas que lleven al paciente a la respuesta: ¿Qué usa la niña?¿Qué tiene la niña? ¿Qué hace? ¿De dónde toma agua?. integrándolos en frases cortas (figs. En las láminas de acción. cuando es posible. FIG. en ocasiones.2. El terapeuta utilizará cartulina blanca mate (para evitar reflejos) y hará dibujos o utilizará recortes.ORIGINALES 3. — En las diferentes láminas podemos trabajar un solo verbo o acción como: «La niña bebe agua». 6. 7.

2. y visual con actividad interferente. incluso acciones como rasurarse y otras. utilizando los automatismos sociales generalmente conservados y lograr la comprensión de acciones y adjetivos. Material: diapositivas con temas interesantes. Lenguaje preposicional dirigido con ejercicios de memoria y atención auditiva.2.puede.3. etc.2. Objetivo: ampliar el vocabulario y disminuir la incapacidad para recordar nombres familiares. etc.). «las tijeras». comer. Integración del vocabulario a frases hechas. Objetivo: al haber aumentado su lenguaje. Lenguaje proposicional en uso de acciones (verbos).3. permitiendo que se exprese como pueda. 3. pero con la variante de que aquí estarán dibujadas acciones que el enfermo hace continuamente. les pedimos que busquen en revistas el material de confección. nosotros lo recortaremos y ellos lo pegarán en el letrero correspondiente. textos de periódico con las noticias del día. Discriminación del grafema en forma visual y auditiva. buenas noches. El terapeuta deberá señalar al mismo tiempo el letrero o lámina correspondiente. En este nivel se le pide también que explique cómo se hace un pastel (en caso de una paciente). Integrar en forma consciente la denominación de acciones al uso y actividades del paciente. dormir. cuando ha terminado se le felicita y se guarda la frase para trabajarla en su estructura correcta el día siguiente. Se dan al enfermo letras de plástico claras.4.).1.3. «pegue aquí el zapato». vestirse. mi hija es bonita. 9. adjetivos y fórmulas sociales controladas. Es recomendable confeccionar el material delante de cada uno de nuestros pacientes. Método: se hace que el paciente escuche las grabaciones y vea las fotos. así como el vocabulario..2. 3. leer. que sea capaz de construir pequeñas frases con una estructura logicogramatical normal. 3. I I FIG. Esto se evita cambiando el diseño y orden de las cartulinas. sin tener en cuenta en ese momento la estructura logicogramatical. Más tarde mejoraremos la estructura del lenguaje para lo que podremos adaptar la clave Fitzgerald. 9). o cómo se monta un neumático (cuando se trate de un paciente masculino). haciendo comentarios cortos o dando órdenes simples como «déme la goma». Este nivel se trabaja un mínimo de tres sesiones por semana. 3. y cartulinas con fórmulas sociales simples (adiós. En el caso de enfermos que han logrado un buen nivel de comprensión. o pequeños cartones aislados en donde estén impresas las letras (siempre por un lado letra cursiva y por el otro de molde) y se da la siguiente 175 . Al día siguiente se le pregunta qué oyó o se le pide que localice en el diario. 3. El material utilizado es igual que el anterior en estructura. el hospital está lejos. se le pide que escuche una noticia por la radio. Objetivo: ofrecer temas de interés para charlar con el medio ambiente y estimular al paciente a expresar sus propias ideas.. Debe escribirse en un folio la frase tal como la va diciendo el enfermo. grabaciones con pequeñas historietas (no infantiles). CONSIGNA: «Dígame una frase cualquiera con esta palabra» (la que acaba de decir el paciente). confeccionadas con los retratos de los familiares y personas que rodean al paciente (fig. como lavarse. REAFIRMACIÓN DEL VOCABULARIO POR MEDIO DE LA ESCRITURA. Aprovechar sus experiencias para la conciencia de los adjetivos (ejemplo: hoy hace mucho frío.

4. tomando las letras en cada acción y dándolas finalmente de forma desordenada al paciente para que escriba la palabra.» CONSIGNA: «Tenga estas letras. colóquelas usted. Faltan unas letras.» Se da un tiempo de latencia. finalmente otra vez en forma global. son las del alfabeto. Trate de copiar la palabra de este letrero. busque entre las suyas cuál es y las coloca por orden delante de usted.4. Si no es capaz de hacerlo. escritura de la palabra y su pronunciación al enseñarle el dibujo. completar palabras a las que falta una letra. que deberá completar. Ejercicios en blanco.. Ejercicios de reconocimiento del alfabeto. 3. 10). . coloque otra /o/.ORIGINALES CONSIGNA: ¿Le voy a enseñar uno de los dibujos que ya conoce. Si no lo puede hacer. lámina-letrero. pero sin copiar. los sonidos que la forman y su grafema.. escritura a la copia.2. después deletreando y después sílaba por sílaba. Se presenta un dibujo y se da la siguiente CONSIGNA: «Escriba la palabra que describa lo que es este dibujo. Póngalas por orden. Así se hará con cada una de las palabras empleadas el día anterior.. ya no se enseña la tarjeta con el dibujo sino que el terapeuta desarrolla los mismos pasos y consignas pero sólo pronunciando la palabra.3.3. 176 3. Bien.» Cuando se logra que domine este ejercicio. REAFIRMACIÓN DEL VOCABULARIO CON REINTEGRACIÓN DE LA LECTURA. Método: se puede llevar a cabo en la última sesión de la semana en el siguiente orden: asociación: lámina-objeto.4. Si no lo hace.3. «Forme la palabra con estas letras. escritura y vocabulario. Cuando se ha dado este paso. Material: se utilizan letras de plástico de tres dimensiones y/o cartones aislados con las letras impresas. CONSIGNA: «Aquí tiene un alfabeto.» Ha de deletrearse cada palabra para que el paciente la escuche y la vaya formando. usted dígame cuál sigue (r-s-t-. se le dan palabras en las que falta una letra.2. lámina-lámina. ¿Ve? Es el ojo.» 3.» Se puede realizar en el cuaderno o utilizando letras móviles.3. Ejercicios de copia. 10. el terapeuta deberá ayudarle articulando la palabra primero de forma global.» 3. ordenamiento de letras. busque primero la /o/. Reconocimiento ordenado del alfabeto. evitando con ello que el enfermo se sienta infantil). 3.. dentro de una determinada palabra. se le pide que cuando la encuentre la articule y después diga toda la palabra. dando las bases para la lectoescritura.3. CONSIGNA: «Le iré enseñando (escribiendo) letras. Reafirmación del mecanismo de lectura.4. Objetivo: discriminación auditiva y visual necesaria para diferenciar. escritura de la palabra al dictado. ahora la /j/. CONSIGNA: «Aquí tiene un cuaderno (es conveniente que sea de una raya y aproximadamente igual al que utiliza el terapeuta para sus anotaciones. usted tratará de decirme cuáles son. 3. letrero-letrero. y cartulinas con series de letras que obliguen al paciente a seleccionar entre la configuración visual semejante y otras que sirvan para ejecutar las bases propioceptivas (fig..1. ch-d-.).4.» CONSIGNA: «Ahora le enseñaré un cartón que tiene unas letras. esperando que él lo articule solo. FIG. 3. el terapeuta lo pronuncia y luego continua la consigna. Escritura libre con estímulo visual.

Diferenciación. CONSIGNA: «Aquí tiene usted varias tarjetas con dibujos.» C ONSIGNA : «En esta lámina tenemos una letra (fig.) CONSIGNA: «En este cartón hay varios dibujos. cuando observe que el paciente aumenta la fluidez de la lectura.4. 11 b). También sirven las cartulinas del tipo McGinnes que incluyen láminas con imágenes de objetos que empiezan con una misma letra (fig. se I FIG. /T/. Dígame cuál es. el terapeuta escribirá en el cuaderno del paciente una palabra bisilábica y separada por sílabas: la pronunciará mientras la escribe y le pedirá que la repita con él.. . Junto a láminas de descripción. análisis y síntesis visual y auditiva de los fonemas y grafemas. todas empiezan por una misma letra: búsquela y complete la lámina. se mantendrá callado./a/. Continuará deletreando en forma conjunta y. Las palabras que poseen una misma unidad en diferente posición deben estudiarse en las últimas fases de la recuperación para no aumentar el desconcierto del paciente. 11 b. Ejercicios de lectura en voz alta Método: utilizando las palabras del vocabulario ya trabajado. Ahora. Para los ejercicios de comprensión de la lectura en voz alta y aumento gradual de la expresión: .4. 11 b). 11a). o incompletas. etc. se le pide que lea de una sola vez y luego se le pregunta : «¿Qué quiere decir lo que ha leído? Déme la lámina correspondiente. para que el paciente las complete. 177 . . 11 a. . 3.al ser superados estos niveles.» (Intentar que tenga conciencia de la posición.» Y/o: «¿Para qué sirve?» No importa si la respuesta es funcional. CONSIGNA: «En este texto marque todas las .4. Objetivo: aumentar la capacidad de comprensión y discriminación de la lectura y mejorar el análisis de la misma. Todos tienen algo igual: dígame qué es.» CONSIGNA: «Aquí tiene muchos dibujos (letreros).» Si el paciente no encuentra que empiecen con la misma letra. ante el espejo.» — Al final de esta fase. decirla y poner la inicial bajo el dibujo (fig. /m/. En esta fase se pueden utilizar las tarjetas tipo rompecabezas simple que se encuentran en el mercado y que sirven para asociar un dibujo y la letra inicial de su nombre (figura 11 a). dígala de memoria. se trabajan oraciones sencillas que describen la palabra estudiada.lectura de frases breves que impliquen dos o más estímulos.3. etc. no sólo se trabajan palabras diferentes sino también palabras similares pero poco a poco.cuando se ha logrado que lea deletreando. FIG.5. déme los que lleven la /p/.

Ejemplo de letrero: la mamá lava la ropa y el niño duerme. RESUMEN Los autores hacen una exposición de los ejercicios más habitualmente usados en la rehabilitación de los pacientes afectos de afasia de Wernicke. 1948. K. DARLEY. El paciente deberá escoger entre una lámina que represente dicha frase y otras que presenten una de las dos acciones que se mencionan en la frase. . y VALENSTEIN.: Aphasia and Associated Disorders. Localization and recovery.: Alexia. una morfología plana y no cambia en subsecuentes valoraciones. H. págs. de los logros del paciente. 9. adquisición y utilización que se da a lo integrado en la terapia.: Aphasia.le presenta un cartón con una frase y el paciente deberá escoger la lámina que corresponda.5. Ariz. y VALENSTEIN. 17. para aumentar y facilitar la verbalización. Buenos Aires. mediante la revisión de la bibliografía mundial. págs. L. R. A. la terapia se suspende. KERTESZ. K ERTEZS. H. En: H EILMAN. 263-316. GOLDSTEIN. A. Nueva York. 3. . BENSON.: Recovery and treatment.la puerta se abre con la (llave). Alexia and Agraphia. EJERCICIOS DE CÁLCULO. págs. 1979. Objetivo: provocar respuestas a través del lenguaje reactivo existente y con vocabulario controlado.: Human neuropsychology. John Wiley & Sons.6. de su cooperación y aceptación de una terapia a largo plazo. Es más importante que se pueda comunicar —apuntan Lecours y Lhermitte (1979)— y el terapeuta debe dirigir predominantemente sus esfuerzos al lenguaje.. J. L. Ch. EJERCICIOS DE COMPLETAMIENTO DE FRASES CON ESTÍMULO VERBAL. : Defectos de la dicción infantil. M. A LCOCER. Cuando se ha logrado la comprensión del contexto de forma más o menos funcional. pero ello depende del adelanto constante. C ORREDERA . logrando integrar de la mejor forma al individuo que ha perdido la capacidad de comunicarse. Se insiste en la importancia de definir la situación concreta del paciente y adecuar los ejercicios de reeducación a su concreto estado neuropsicológico. K. Cuando dicho perfil adquiere 178 ALBERT. la creatividad de cada terapeuta unida a la actualización constante. Se colocan tarjetas con dibujos o algunos objetos y se da la siguiente C ONSIGNA : «Complete la frase que voy a decir»: .. No podemos hablar de límite de tiempo ni de longitud de terapia. E. Clinical Neuropsychology. Grune and Stratton. 1979.: Metodología para la rehabilitación de las afasias. : Language and Language Disturbances. Livingstone. E. Ed. Nueva York. Filadelfia. ISSSTE. Nueva York. En HEILMAN. 1979. Taxonomy. le llevará a elaborar el plan más acorde con su paciente. Kapekusz. 3. 181-186. Por esto es necesario no olvidar un control (semanal parcial y otro mensual global). En base a estos datos se realiza un perfil que se va modificando en las diferentes revaloraciones. GOLDSTEIN. México. F. 503-528. K.: M o t o r speech disorders. AR O N S O N . Med. . E. Somos conscientes de que todo plan de rehabilitación debe ser modificado o ratificado en base a la revisión de la aplicación. y BR O W N. En estas frases se trabajan principalmente las palabras que más se relacionen con la experiencia del paciente.éste es el cepillo de (dientes) (del cabello). y CAMERON. Saundres. 1979. Por otro lado. A. 1968. T. Nueva York. 3. 1975. F. H ECAEN. M. y A LBERT. Los diferentes autores señalan un promedio de tres años. BIBLIOGRAFÍA Se deben llevar a cabo en la medida de la preparación anterior del paciente y su capacidad de actividad actual.el zapato es para el (pie). de la presencia en ciertos casos de un deterioro progresivo y del componente emocional que le brinde la terapia. H.: «New method for communication for the aphasic patient». 82-84. se trabajarán las operaciones primarias y los valores monetarios simples. 1973. 1952. Clinical Neuropsychology. del estancamiento global o parcial del paciente. Nueva York. G. procedimientos para su corrección.

Arch. 535-551.200 ptas. California. F. 1964. HERES. R. Precio al 1 de enero de 1982: 4. encuadernado en tela. Fontanella.: Language therapy. y BARRAQUER BORDAS. 2. 1974. Revisión de la «afasia de conducción. 1964. 1973.: L’aphasie. E. PEÑA CASANOVA. M.: Tratado de neuropsicología. Palo Alto. EXTRACTO DEL ÍNDICE 1. Med. Ed. Ed. L. A.Teléfono 217 98 34 . POINTE: Aphasia Therapy: Some principles and strategies for treatment. Barcelona (en prensa). Barcelona. SEGRE. 1971.: Alteraciones de la voz. Análisis neuropsicológico verbal: El problema de la comunicación verbal. el neurólogo sus aspectos clínicos. Jordi Peña Casanova. El libro se hace indispensable para comprender las corrientes neurolingüísticas actuales. Luis Barraquer Bordas. TAYLOR. Reconsideraciones sobre la afasia: Revisión de las formas complejas de afasia.: The Adult Evaluation and Rehabilitation. Revisión de la afasia amnésica (nominal). Buenos Aires. J. Prólogo del Prof. J. Edit. H.: Rehabilitación del afásico.. y PÉREZ. PERELLÓ. 1976.. 101-107. 1980. Revisión de la «afasia motora transcortical». 1979. PEÑA CASANOVA. Balmes. 2946. 151 . Charlottesville. LURIA. 1968.: «Rehabilitación de la afasia». FUNDAMENTOS DE NEUROLINGÜÍSTICA por A.: Rehabilitación en neuropsicología. J. R. M. Boston. Versión castellana del Dr. Johns D. Un volumen de 352 páginas.: Aphasia in Adults. Barcelona (en prensa). B. PÉREZ. E. J. Ares. JENKINS. págs. Ed.. págs. Ed. Barcelona. 1979. Toray. Análisis neuropsicológico de la formulación de la expresión verbal. J.LECOURS y LHERMITTE.: Cerebro y lenguaje. M.º 414. Ll. TAYLOR. G. con 22 figuras: formato 16 × 24 cm. Jano: 14-20 de marzo de 1980. Análisis neuropsicológico de la comprensión de la comunicación verbal. Rehab. nuevas sendas a seguir.BARCELONA-8 179 . J. El psicólogo encontrará de interés sus elementos introductorios. y SALVÁ. a investigar. y todo lector hallará siempre nuevas perspectivas. París. P. L. Nueva York. 46.: The Porch Index of Comunicative Ability: Administration. el terapeuta su racional exposición del «defecto fundamental» que subyace en el cuadro a rehabilitar. Científico-Médica. y BARRAQUER BORDAS. Clinical Management of Neurogenic Comunicative Disorders. Editorial Toray-Masson. Scoring and Interpretation. Toray. PORCH.: A measurement of functional communication in aphasia. en PEÑA CASANOVA. n. M. SCHUELL. y PEÑA. el lingüista su vertiente teórica. J. H. y JIMÉNEZ. Luria. R.. en BURR. J.