P. 1
el gran grimorio

el gran grimorio

|Views: 235|Likes:

More info:

Published by: Satanael Lux Plenilunium on Jun 06, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/29/2014

pdf

text

original

EL GRAN GRIMORIO, INVOCACIONES Y PACTOS

El Cenáculo

Extracto del Gran Grimorio, invocaciones y pactos: Los antiguos estaban persuadidos de que los versos coadyuvaban la fuerza de las operaciones mágicas; por eso las llamaban "incantationes", de donde hemos formado la palabra "encanto", porque en ellas se empleaban la poesía y el canto. El Gran Grimorio ha sido sacado de diversas fuentes y extractado de diferentes autores, entre otros de La sagrada magia que Dios comunicó a Abraham, Moisés, Aarón, David, Salomón y otros profetas, dejada por Abraham a su hijo Laneth y traducida del hebreo en el año1458, y después de Las clavículas de Salomón (Clavícula Salomonis ad tilium Roboam). Esta última obra ha sido traducida del hebreo. La edición que tenemos a la vista está dividida en dos partes. La primera comprende cuatro capítulos precedidos de un Preludio y seguidos de una alocución al lector, que es una especie de "post-facio". Los dos primeros capítulos consisten en instrucciones preliminares, por medio de las cuales se adquiere la aptitud para las operaciones mágicas. El tercero contiene la verdadera composición de la varilla misteriosa o bastón fulminante. Y el cuarto da la verdadera representación del gran círculo cabalístico. Este último capítulo es por si sólo más del doble que los otros, y contiene además las fórmulas de ofrenda y apelación al espíritu, con las respuestas y promesas del espíritu en italiano. La segunda parte comprende el verdadero Sanctum Regnun de la Clavícula, o la verdadera manera de hacer los pactos, con plegarias y oraciones en francés y en latín sobre el particular, y finalmente los Secretos del arte mágico del Gran Grimorio. He aquí los nombres de los príncipes infernales y la índole de sus funciones: Lúcifer, emperador Belzebú, príncipe Astarot, gran duque. Vienen luego los espíritus superiores que están subordinados a los antes mencionados: Lucífogo, primer ministro. Santanachia, gran general.

Agaliareth, capitán general. Fleuretty, teniente general. Sarganatas, jefe superior. Nebiros, mariscal de campo. Estos grandes espíritus dirigen, por su poder, toda la potencia infernal que les está concedida. Tienen además, a su servicio, otros dieciocho espíritus subordinados. A saber:

1. Bael 2. Agares 3. Marbas 4. Pruslas 5. Arimon 6. Barbatos 7. Buer 8. Gusatán 9. Botis

10. Bathim 11. Pursan 12. Abigar 13. Loray 14. Balefar 15. Foran 16. Ayperos 17. Nuberus 18. Glasyabolas

Después de haber indicado los nombres de los dieciocho espíritus anteriores, que son inferiores a los que he indicado antes, será bueno preveniros de los que sigue: Que Lucífogo manda sobre los situados del 1 al 3, Satanachia del 4 al 6, Agaliareth del 7 al 9, Fleuretty del 10 al 12, Sarganatas del 13 al 15, y Nebiros del 16 al 18. Y aún cuando hay todavía millones de espíritus que están todos subordinados a los dichos, es inútil nombrarlos, porque no se les emplea sino cuando a los espíritus superiores se les antoja hacerles trabajar en su lugar, porque se sirven de todos estos espíritus inferiores como si fuesen criados o sus esclavos. Así pues, haciendo pacto con uno de los seis principales que podéis necesitar , no os importe que espíritu ha de serviros. Sin embargo, suplicad siempre al espíritu con quien pactéis, que emplee uno de los tres principales subordinados a su servicio. He aquí precisamente las potencias, ciencias, artes y talentos de los espíritus antes nombrados, a fin de que el que quiera formar un pacto pueda encontrar en cada uno de los talentos de los seis espíritus superiores el que sea menester.

El primero es el gran Lucífogo Rofocale, primer ministro infernal. Tiene el poderío que Lucifer le ha dado sobre todas las riquezas y todos los tesoros del mundo. A sus órdenes militan Bael, Agares y Marbas y muchos otros millares de espíritus subordinados. El segundo es el gran Satanachia, gran general. Tiene el poder de someter a él todas las mujeres y todas las muchachas y hacer con ellas lo que se le antoja. Bajo sus órdenes están Pruslas, Arimon y Barbatis y la gran legión de los espíritus. El tercero Agaliareth, capitán general, tiene el poder de descubrir los secretos más recónditos en todas las cortes y todos los gabinetes del mundo; descubre también los más grandes misterios. Manda a la segunda legión de espíritus y tiene inmediatamente a sus órdenes a Buer, Gusatán y Botis. El cuarto, Fleuretty, teniente general, tiene el poder de hacer la obra que se desea, durante la noche; hace también caer el granizo donde él quiere. Manda a un cuerpo considerable de espiritus y tiene subordinados a Bathim, Pursan y Abigar. El quinto, Sargatanas, jefe superior, tiene el poder de haceros invisibles, de transportarlos a todas partes, de abrir todas las cerraduras, de haceros ver todo cuanto pasa en el interior de las casas y de enseñaros todas las mañas y astucias de los pastores. Ordena a muchas brigadas de espíritus y tiene a sus inmediatas órdenes a Loray, Balefar y Foran. El sexto, Nebiros, mariscal de campo e inspector general, tiene el poder de hacer enfermar a quien se desee, hace encontrar la mano de gloria, enseña todas las cualidades de los metales, de los minerales, de los vegetales y de todos los animales puros e impuros. También posee el arte de predecir el porvenir, siendo uno de los mayores nigrománticos de todos los espíritus infernales. Va a todas partes, es inspector de todas las milicias infernales y tiene a sus órdenes a Ayperos, Nuberus y Glasyabolas. Tal es el personal que constituye el estado mayor de la milicia infernal. Ahora, para hacerse obedecer de toda esta jerarquía, la primera cualidad requerida en saber componer el bastón fulminante y el circulo cabalístico. Empezaréis la antevíspera del pacto yendo a cortar, con un cuchillo nuevo que no haya servido, una varilla de nogal silvestre precisamente en el momento en que el sol aparece en el horizonte. Hecho esto, os proveeréis de una piedra "ematilla" y de cirios benditos, y eligiréis en seguida un sitio para la ejecución, en el que nadie venga a interrumpiros. Podéis hacer, si queréis, el pacto en una habitación aislada, una choza o un viejo castillo ruinoso, pues el espíritu tiene el poder de transportar allí un tesoro si le place. Así dispuestos, trazaréis un triángulo con vuestra piedra ematilla, y eso únicamente la primera vez que hagáis el pacto. En seguida colocaréis dos cirios benditos en un lado con el Santísimo Nombre de Jesús; para que los espíritus no puedan dañarnos, y después pondréis en medio del triángulo, teniendo en la mano la varilla con la gran apelación al espíritu, la clavícula, la petición que queráis hacerle, con el pacto y la respuesta del espíritu tal como se transcribe luego.

Habiendo ejecutado lo que acabo de deciros, empezaréis a recitar la apelación siguiente, con esperanza y firmeza: "Gran apelación a los espíritus con los que se desea formar un pacto, sacada de la Gran Clavícula. "Emperador 'Lucifer", señor de todos los espíritus rebeldes, ruégote que me seas favorable en la apelación que hago a tu gran ministro Lucífogo Rofocale, deseando hacer pacto con él. Ruégote también, príncipe 'Be1zebú", que me protejas en mis empresas. ¡Oh, conde "Astarot"! séame propicio y haz que en esta noche el gran Lucífogo se me aparezca bajo forma humana y sin ningún hedor y que me conceda, por medio del pacto que voy a presentarle, todas las riquezas que necesito - ¡Oh gran Lucífogo!, ruégote que abandones tu morada, en cualquier parte del mundo, que te encuentres, para venirme a hablar; si no te obligaré por fuerza del gran Dios vivo, de su excelso Hijo y del Espíritu Santo. Obedéceme prontamente o serás eternamente torturado por la fuerza de las potentes palabras de la gran Clavícula de Salomón, de la que se servía para obligar a los espíritus rebeldes a admitir su pacto; así, pues, aparécete cuanto antes o voy a atormentarte continuamente por las fuerzas de las potentes palabras de la Clavícula: Agión, Tetagram, vayacheen, stimilamataon y ezpares, retragammaton, oryoram irion erglión existion eryona onera brasin movn meeeia, soler Emmanuel Sabast Adonay te adoro, te invoco." Podéis estar seguro de que tan luego como hayáis leído las poderosas palabras antes indicadas, aparecerá el espíritu y os dirá lo que sigue: Aparición del espíritu Héme aquí: ¿qué me quieres? ¿Por qué turbas mi reposo? Respóndeme. Lucífogo Rofocale Petición al espíritu Te he llamado para pactar contigo y a fin de que me enriquezcas cuanto antes; si no te atormentaré con las potentes palabras de la Clavicula. N. N. Respuesta del espiritu No puedo acceder a tu demanda sino a condición de que me vendas tu alma y tu cuerpo para dentro de veinte años, a fin de hacer yo de ellos lo que más me plazca. Lucífogo Rofocale Entonces le echáis vuestro pacto, que debe estar'escrito de vuestro propio puño, en un pedazo de pergamino virgen, y el cual consistirá, a poca, diferencia, en las siguientes palabras firmadas con vuestra rúbrica y con algunas gotas de vuestra propia sangre. "Prometo al gran Lucífogo recompensarle dentro de veinte años de todos los tesoros que me dé. En fe de lo cual he firmado. -N. N.".

Negativa y desaparición del espíritu No puedo conceder tu demanda. Lucífogo Rofocale Entonces, para obligar al enemigo a obedeceros, volveréis a leerla gran interpelación con las terribles palabras de la Clavícula, hasta que el espíritu reaparezca.

Segunda aparición del espíritu ¿Por qué vuelves a atormentarme? Si me dejas en reposo, te daré el tesoro más precioso, a condición de que me consagres una moneda todos los primeros lunes de cada mes y que no me llamarás sino un día de cada semana, a saber: desde las seis de la tarde hasta las dos de la noche. Recoge tu pacto; ya lo he firmado, y si no cumples tu palabra, serás mío dentro de veinte años.

Respuesta al espíritu Acojo tu demanda a condición de que darás el más precioso tesoro para podérmelo llevar en seguida.

Respuesta del espíritu Sígueme y tomarás el tesoro que voy a enseñarte. Lucífogo Rofocale

Entonces seguiréis al espíritu por la ruta del tesoro que está indicada en el triángulo de los pactos, sin amedrentaros, y echaréis vuestro pacto firmado sobre el tesoro; tocándolo con vuestra varilla, tomaréis de él cuanto podáis y regresaréis, andando de espaldas, al triángulo. Dejaréis en él vuestro tesoro ante vos y empezaréis en seguida a leer el despido del espíritu, tal como se indica:

Despido del espíritu ¡Oh, gran Lucífogo! Contento estoy de ti por el presente; déjote en reposo y te permito que te retires a donde mejor te plazca, sin hacer rudio ni el más minimo

hedor. Piensa también en tu compromiso a mi pacto, porque si faltas a él un momento, puedes estar seguro de que te atormentar eternamente con lás poderosas palabras de la Clavícula del rey Salomón, por las que se fuerza a obediencia a los espíritus rebeldes. *** Los secretos del arte mágico que terminan el Gran Grimorio, se obtienen sin intervención de los espiritus, y consisten, entre otros, en la composición de muerte o la piedra filosofal, que es la recta de un veneno violento; en la fabricación de la varilla adivinatoria, en el modo de encantar las armas de fuego, de hacerse amar de la joven que más agrada, de hacer bailar a las personas completamente desnudas, de hacer invisible, etc. Un libro de la misma índole que el Grimorio es otro cuyo titulo está asi concebido: El verdadero Dragón rojo, o arte de conjurar a los espíritus celestes, aéreos, terrestres o infernales, con el secreto de hacer hablar a los muertos, de ganar siempre que se juegue a la lotería, de descubrir los tesoros ocultos, etc., seguido de lagallina negra, cábala desconocida hasta nuestros días. El famoso secreto de la Gallina negra, secreto sin el cual no puede contarse con el éxito de cábala alguna, estaba perdido desde hacía largo tiempo. Empero, después de minuciosas investigaciones, lo hemos encontrado, y las pruebas que de él hemos hecho para asegurarnos de que era efectivamente el que buscábamos, han correspondido a nuestra esperanza. Así pues, hoy día nada nos queda que desear, y si lo transcribimos aquí es sólo con el objeto de hacer compartir nuestra dicha a los que tengan el valor de imitarnos. Tomad una gallina negra que no haya puesto todavía y que esté virgen de gallo. Haced de modo que al tomarla no grite, y para ello a las doce de la noche, cuando duerma, cogerla por el cuello, que sólo apretaréis lo necesari para impedirle que chille. Dirigíos desde el camino real donde crucen dos sendas, y allí, a medianoche, trazad un círculo con una varilla de ciprés, colocaos en el centro del circulo y cortad en dos partes el cuerpo de la gallina, pronunciando tres veces estas palabras: Eloim Essaim, frugativi et appellativi; volved en seguida la faz haciaa el Oriente, arrodillaos y recitad la oración evocatoria. Entonces se os aparecerá el espíritu tomando inmundo vestido con un frac escarlata galoneado, un chaleco amarillo y unos calzones verdes. Su cabeza se parecerá a la de un perro, con orejas de asno y coronada con dos cuernos; sus piernas y pies serán como de vaca. Os pedirá vuestras órdenes; dádselas como tengáis a bien, porque no podrá negarse a obedeceros, y así podréis haceros el más rico y por consiguiente el más feliz de todos los hombres. Asi soy yo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->