Está en la página 1de 15

PULPA DENTAL

I. GENERALIDADES

La pulpa dentaria forma parte del complejo dentino-pulpar, que tiene su origen
embriológico en la papila dental (tejido ectomesenquimático).
La pulpa que se aloja en la cámara pulpar es la forma madura de la papila y
tiene la particularidad de ser el único tejido blando el diente.
La cámara pulpar es una cavidad central excavada en plena dentina, que
desde el punto de vista morfológico reproduce la forma del elemento dentinario,
por lo que cambia según la anatomía de los dientes.
La cámara pulpar en los premolares y molares puede dividirse, al igual que su
contenido pulpar, en porción coronaria y porción radicular. En la zona coronaria
la cámara posee un piso y un techo, donde encontramos los cuernos pulpares,
que son prolongaciones camerales que se dirigen hacia las cúspides.
Del piso de la cámara salen dos o tres conductos que penetran en las raíces y
terminan en uno o varios orificios en el vértice distal de la raíz. Dichos
conductos se extienden, por lo tanto, desde la región cervical hasta el foramen
apical o ápice radicular. Se denomina pulpa radicular a la porción tisular alojada
en estos conductos. En el foramen apical la pulpa radicular se conecta
directamente con el tejido periapical del ligamento periodontal a nivel del
espacio indiferenciado de Back o periápice.
Durante el desarrollo de la raíz, la vaina epitelial de Hertwig es la que
determina la forma y el número de raíces y; por ende, de los conductos.
Generalmente, el resultado es un conducto principal situado en el centro de
raíz, que abre en un agujero único central o ligeramente desviado en sentido
distal. Sin embargo, pueden formarse conductos laterales o accesorios, como
también terminar a manera de un delta apical, cuya complejidad varía de una
pieza dentaria a otra. En el caso de existir conductos laterales, el tejido
periodontal. Los canales accesorios, si bien pueden encontrarse a cualquier
nivel radicular, son más frecuentes en el tercio apical.
El tamaño de la cavidad pulpar disminuye con la edad por el depósito continuo
de dentina secundaria y, también por la aposición localizada y deformante de la
dentina terciaria que se produce como respuesta ante distintos tipos de noxas.
El tejido pulpar y dentinario conforman estructural, embriológica y
funcionalmente una verdadera unidad biológica conocida como complejo
dentino pulpar.
Desde el punto de vista estructural los cuerpos de los odontoblastos se
localizan en la interfase existente entre la pulpa y la dentina y su prolongación
principal o proceso odontoblástico se ubica en el interior de los túbulos
dentinarios. Desde el punto de vista embriológico, ambos tejidos dentinario y
pulpar, tienen su origen en la papila dentaria y funcionalmente los
odontoblastos son los responsables de la formación y mantenimiento de la
dentina. Por todas estas razones se les considera como un tejido biológico
único, pero de características histológicas diferentes.

II. COMPONENTES ESTRUCTURALES DE LA PULPA


Desde el punto de vista estructural la pulpa dental es un tejido conectivo laxo.
Ricamente vascularizado e inervado. En su periferia (unión pulpa-dentina) se
ubican los odontoblastos que son células especializadas que se encargan de
sintetizar los distintos tipos de dentina.
La pulpa está formada por: 75% de agua y 25% de materia orgánica,
constituida por células y matriz extracelular (MEC) representada por fibras y
sustancia fundamental.
2.1. Poblaciones celulares de la pulpa normal
 Odontoblastos: son células específicas o típicas del tejido pulpar,
situadas en su periferia y adyacente a la predentina. Los odontoblastos
pertenecen tanto a la pulpa como a la dentina y conforman la capa
odontoblástica. Dicha capa es semejante a un epitelio cilíndrico
pseudoestratificado en la región coronaria y, a un epitelio cilíndrico
simple de aspecto columnar más bajo en la zona radicular. El tamaño
celular es mayor en la corona que en la raíz. Las variaciones
morfológicas están en directa relación con su actividad funcional. Los
odontoblastos adoptan la forma de células cilíndricas altas (40 µm) con
núcleos grandes de localización basal, cuando se encuentran en su
máxima actividad secretora. El citoplasma es intensamente basófilo por
su alto contenido en ácido ribonucleico.
Ultraestructuralmente los odontoblastos presentan un retículo
endoplasmático rugoso muy extenso, que ocupa gran parte del
citoplasma, excepto en el cono de origen del proceso odontoblástico. El
complejo de Golgi de localización supranuclear está muy desarrollado, y
en su cara madura exhibe numerosos gránulos de contenido filamentoso
ordenados a manera de cuentas. El citoplasma posee, además,
abundantes mitocondrias, cuya función principal es liberar energía para
ser utilizada en sus procesos metabólicos. En la prolongación
odontoblástica de un odontoblasto joven (activo), se observan vesículas
secretoras y escasas organelas. El citoesqueleto constituido por
microtúbulos y microfilamentos es el encargado de mantener la forma
celular, especialmente a nivel de la prolongación cuando la célula realiza
los movimientos de retroceso en su actividad dentinogenética.
Los microfilamentos refuerzan la prolongación odontoblástica en la base
de lamisca formando un velo o barra terminal, especie de banda que
lateralmente se relaciona con los complejos de unión. Los odontoblastos
se asocian unos a otros a través de sistemas de unión para formar la
capa odontoblástica. El proceso odontoblástico y sus pequeñas
ramificaciones laterales son los responsables de transportar y liberar por
un mecanismo de exocitosis, los gránulos maduros al espacio
extracelular.
Con respecto a las variaciones de longitud, de la prolongación
citoplasmática en el interior del túbulo dentinario, su extensión promedio
puede oscilar entre 0,2 a 0,7 mm. Por otra parte, trabajos realizados
demuestran que puede llegar hasta la conexión amelodentinaria. Dichas
variaciones han sido asociadas con el estado de maduración del diente.
Se ha sugerido que el proceso odontoblástico ocupa toda la longitud de
los túbulos sólo en las primeras fases del desarrollo, mientras que en un
diente adulto las prolongaciones pueden presentar distintas longitudes.
Aunque alcanzan en algunos casos excepcionales la dentina periférica,
las prolongaciones ocupan, en general, sólo el tercio interno de la
dentina.
El odontoblasto maduro es una célula altamente diferenciada que ha
perdido la capacidad de dividirse. Los nuevos odontoblastos que se
originan en los procesos reparativos de la dentina lo hacen a expensas
de las células ectomesenquimáticas, aunque se cree que pueden derivar
de los fibroblastos pulpares; sin embrago este mecanismo es todavía
desconocido. La fibronectina juega un importante papel mediador en la
diferenciación de las células ectomesenquimales en odontoblastos.
 Fibroblastos: los fibroblastos activos presentan un contorno fusiforme y
citoplasma basófilo, con gran desarrollo de las organelas que intervienen
en la síntesis proteica. El núcleo, generalmente, elíptico exhibe uno o
dos nucleolos evidentes.
Son las células principales y más abundantes del tejido conectivo pulpar,
especialmente en la corona, donde forman la capa denominada rica en
las células. Los fibroblastos secretan los precursores de las fibras:
colágenas, reticulares y elásticas y sustancia fundamental de la pulpa.
En pulpas jóvenes se ha descrito que estas células poseen largas y
delgadas prolongaciones citoplasmáticas poco notables al MO,
conectadas mediante complejos de unión a otros fibroblastos,
adquiriendo un aspecto de sincitio morfológico, pero no funcional. En la
pulpa adulta se transforman en fibrocitos tomando una forma ovalada,
con un núcleo de cromatina más densa y un citoplasma escaso débil,
con organoides reducidos. En los procesos de reparación o de
naturaleza inflamatoria del tejido conectivo suele variar su morfología,
así como el número de células y el desarrollo de las organelas en el
seno de las mismas. Es decir, que los fibrocitos pueden desdiferenciarse
y volver a se fibroblastos ante distintos estímulos.
Se ha comprobado en cultivos celulares que los fibroblastos pulpares
sintetizan fibronectina. La fibronectina es una glicoproteína extracelular,
que actúa como mediador de adhesión celular, uniendo las células entre
sí y éstas a los componentes de la matriz. Además, se dice que la unión
de la fibronectina con el colágeno tipo III constituye el sustrato químico
de las fibras reticulares de la pulpa. En síntesis, el aspecto alargado,
fusiforme o estrellado que presentan los fibroblastos, depende del tipo
de matriz extracelular en la que se encuentren inmersos. Por lo general,
se ubican entre las fibras colágenas, las cuales se orientan en las
distintas direcciones del espacio. Los fibroblastos tienen por función
formar, mantener y regular el recambio de la matriz extracelular fibrilar y
amorfa. Son células multiformes, pues tienen también la capacidad de
degradar el colágeno, como respuesta ante estímulos fisiológicos del
medio interno.
Existen poblaciones de fibroblastos fenotípicamente diferentes, que
poseen distintas propiedades químicas y funcionales, y que dan origen a
los diversos tipos de colágeno.
 Células ectomesenquimáticas o células madres
Son denominadas también mesenquimaticas indiferénciales, que derivan
de las crestas neurales.
Estas células tienen la capacidad de dar lugar a distintas células como:
los fibroblastos, osteoblastos,cementoblastos y ocasionalmente
odontoblastos como respuesta biológica.
Llegan a disminuir con la edad , lo cual trae aparejado una reducción de
autodefensa de la pulpa.
Generalmente, se llegan a ubicar en la región subdontoblástica o
próximos a los capilares, por lo que también se le suele llamar pericitos.
Vinculada con la microvascularización pulpar.
 Macrófagos
Son celulas que por su capacidad de fagocitosis, pertenece al sistema
de defensa fagocítico mononuclear. Su función consiste en digerir
microorganismos, remover bacterias y eliminar células muertas además
de elaborar enzimas de tipo de las hidrolizas acidas, que facilitan su
migración dentro del tejido conectivo.
Con respecto a su estructura; tiene un núcleo cuya morfología es
característica, escotado y ligeramente excéntrico. Su citoplasma solo
puede ser visualizado por técnicas con colorante (azul tripan o tinta
china).

 Células dendríticas
Se caracterizan por expresar moléculas de clase II del complejo mayor
de histocompatibilidad, por poseer una morfología ramificada con tres o
mas prolongaciones citoplásmicas y un diámetro de 50 µm.
Se distribuyen en la pulpa en dos áreas: región perivascular ( zona mas
interna de la pulpa) y la región paraodontoblástica (zona mas externa de
la pulpa).
Su función consiste en participar en el proceso de iniciación de la
respuesta inmunológica primaria. Estas células capturan los antigenos,
los procesan y luego emigran hacia los ganglios linfáticos a través de los
vasos linfáticos. Una vez allí las células maduran transformándose en
potentes células presentadoras de antígenos que posteriormente
exponen a los linfocitos T.

 Otras células del tejido pulpar:


Los linfocitos, las células plasmáticas y en ocasiones, eosinófilos y
mastocitos. Los mastocitos tienen una distribución perivascular. Son
células redondeadas con abundantes gránulos citoplasmáticos.
Intervienen en los procesos antiflamatorios del tejido pulpar, por la
liberación de histamina que aumenta la permeabilidad de los capilares y
venulas, lo que produce edema. Los efectos de la histamina son
contrarrestados por la histaminaza producida por los eosinofilos.

2.2.Fibras

 Fibras colágenas: constituidas por colágeno de tipo I, que representa el


60 % del colágeno pulpar.
Son escasas y dispuestas en forma irregular ( pulpa coronaria) y paralela
(zona radicular).
 Fibras reticulares: formadas por delgadas fibrillas de colágeno III
asociadas a fibronectina. Estas fibras se llegan a distribuir en forma
abundante en el tejido mesenquimatico de la papila dental. Llegan a
constituir el plexo de Von Corp..
Fibras elasticas: son muy escasas y estan localizados en los vasos
sanguineos aferentes. Su principal componente es la elastina.
 Fibras de oxitalan.

2.3.Sustancia fundamental
Constituida por, proteoglicanos y agua. Los proteoglicanos tiene un
núcleo proteico y cadenas laterales de glicosaminoglicanos.
El componente principal es el acido hialuronico y en menor proporción se
encuentra el condroitin sulfato y el dermantan.
El acido hialuronico le confiere viscosidad y cohesión. Esta propiedad
permite extirpar la pulpa sin que se rompa durante los tratamientos
endodonticos.

III. VASCULARIZACIÓN
3.1.-CIRCULACIÓN SANGUÍNEA
Los vasos sanguíneos penetran la pulpa acompañados de fibras
nerviosas sensitivas y autónomas y salen de ella a través del conducto
apical, debido al reducido tamaño de la pulpa, estos son de pequeño
calibre y las arteriolas son de mayor tamaño(150µm de diámetro); en su
recorrido llegan a la región de la pulpa central. Tienen una túnica íntima
endotelial y una túnica media de músculo liso poco desarrollada. El
músculo liso en los vasos pulpares tienen receptores α y β adrenérgicos.
Frente a una lesión hay una vasoconstricción inicial seguida de una
vasodilatación y se aumenta la permeabilidad vascular(mediada por
neuropéptidos) lo que provoca un proceso inflamatorio con edema, calor
y dolor. En la región corornaria los vasos se ramifican, disminuyen de
calibre y forman el plexo capilar subodontoblástico. La sangre capilar
que fluye hasta la región coronaria es casi el doble que la región
radicular. La red capilar se localiza en la zona basal, su función es nutrir
a los odontoblastos. Presenta predominio de capilares de tipo continuo y
el 5% del total es de tipo fenestrado. Los capilares de tipo continuo
poseen células endoteliales muy delgadas, estas con abundantes
invaginaciones de superficie(vesículas de pinocitosis) acompañadas de
proyecciones citoplasmáticas, se unen por uniones ocluyentes.
Los capilares fenestrados, poseen un endotelio más grueso con poros, la
membrana basal de los mismos es continua, estos intervendrían en en el
transporte rápido de metabolitos( por su permeabilidad)
Tanto los capilares contínuos como los fenestrados están rodeados de
células periendoteliales. La proporción entre células endoteliales y
periendoteliales es de cuatro a uno. En el conjunto de células
periendoteliales destacan los pericitos o células, adventiciales, que se
encuentran inclui´dos en la misma lámina basal que rodea las células
endoteliales. Los pericitos presentan numerosas prolongaciones
citoplasmáticas que abrazan la pared endotelial de los capilares. El
citoplasma de los pericitos posee, además del núcleo de cromatina
condensada y de las distintas organelas, elementos electrodensos
rodeados de membrana. Estos cuerpos densos, de morfología irregular,
son similares a lops lisosomas y no están presentes en forma fija en
todos los pericitos.Se postula que los pericitos actúan a menera de
células contráctiles, regulando el calibre de los capilares y manteniendo
la estabilidad de sus paredes. Ante determinados estímulos, los pericitos
pueden diferenciarse hacia macrófagos. Junto a los pericitos existen las
células dendríticas d ela pulpa que así mismo, se disponen en la
periferia de los vasos estableciendo contacto a través de sus
prolongaciones con las células endoteliales.
El paso de metabolitos a través del endotelio se realiza por dos
mecanismos:
a.- por medio de poros en el caso de los capilares fenestrados
b.-por trancitosis(vía transepitelial mediada por vesículas pinocíticas que
se movilizan de una a otra superficie endotelial), particularmente en los
capilares contínuos.
La lámina basal sobre la que asientan las células endoteliales actúan
como un filtro selectivo, controlando el paso de macromoléculas desde y
hacia la pulpa, también los pericitos como se ha demostrado en cultivos
celulares, están involucrados en el mantenimiento de dicha lámina basal,
dado que poseen la capacidad de sintetizar la porción amorfa de la
membrana y de influir en el intercambio de sustancias.
Los capilares pulpares tienen un diámetro de 7 a 10 µm. A través d ela
sangre llega a las vénulas , las cuales van confluyendo hasta constituir
las venas centrales. De este modo se completa la circulación eferente,
que abandona al tejido pulpar a través del agujero apical en forma de
venas de diámetro pequeño, con una capa muscular muy delgada y
discontinua.El número de fibras nerviosas que rodean a las estructuras
arteriales es muy superior al que rodea a las estructuras venosas.
La circulación sanguínea de la pulpa es de tipo Terminal, ya que entre
los vasos aferentes y eferentes, de menor calibre, existen
comunicaciones alternativas, como anastomosis arteriovenosas y
venosas, que constituyen la microvascularización pulpar y cuya función
es la de regular el flujo sanguíneo. Las anastomosis arteriovenosas
tienen forma de asas en U, son puntos de contacto directo entre la
circulación arterial y venosa, y a través de ellas se desvía la sangre del
lecho capilar. Mediante MEB(previa inyección de resinas plásticas a fin
de obtener un calco del sistema vascular), se ha comprobado la
existencia de anastomosis venosas, que se extienden hacia la
predentina. Las investigaciones histofisiológicas demuestran que la
vitalidad del elemento dentario depende en mayor grado de su
microcirculación que de su mecanismo sensitivo. Se considera que el
flujo sanguíneo pulpar es el más rápido del organismo, alcanzando una
velocidad de 0,3 mm/seg en las arteriolas, de 0,15 mm en las vénulas, y
de 0,08 mm en los capilares, lo que provoca que la presión sanguínea
pulpar sea una de las más elevadas en comparación con otros tejidos
orgánicos. Sin embargo, estudios recientes han mostrado que en la
pulpa la presión arteriolar es menor, y la venular es mayor, con respecto
a otras estructuras titulares. Se estima que en cifras globales el flujo
sanguíneo pulpar está entre 20 y 60 ml/m por 100g de tejido.
Los transtornos del flujo vascular se asocian con una alteración de la
sensibilidad, cuando aumenta el flujo(en la inflamación) disminuye el
umbral de los nervios pulpares más grandes, produciendo un aumento
en la respuesta a los estímulos térmicos, frío y calor.Por el contrario
cuando el flujo disminuye, se suprime la actividad de estas fibras, lo que
produce cambios en la calidad del dolor.
Actualmente una de las pruebas clínicas para verificar la vitalidad pulpar
es la medición del flujo sanguíneo pulpar. Generalmente se utiliza para
evaluar la vitalidad pulpar en dientes jóvenes traumatizados, donde los
otros métodos son imprecisos debido al poco desarrollo del plexo
nervioso de Raschkow , al no haberse completado el ápice radicular.

3.2.-CIRCULACIÓN LINFÁTICA
Es un sistema primitivo si se compara con la que poseen otras regiones
del organismo. Actualmente se sabe de la existencia de numerosos
vasos linfáticos en la parte central de la pulpa y en menor número en la
zona periférica próxima a la capa odontoblástica.
Los vasos linfáticos se originan en la pulpa coronaria por medio de
extremos ciegos, de paredes muy delgadas, cerca de la zona
oligocelular de Weil y la zona odontoblástica. Estos vasos ciegos drenan
la linfa en vasos recolectores de pequeño tamaño. Las células
endoteliales exhiben numerosas uniones intercelulares y se encuentran
escasos pericitos de distribución irregular.
Con métodos especiales se ha evidenciado que estos vasos abandonan
la región de la pulpa radicular conjuntamente con los nervios y los vasos
sanguíneos y, salen por el agujero apical, para drenar en los vasos
linfáticos mayores del ligamento periodontal. Los linfáticos provenientes
de los dientes anteriores drenan hacia los ganglios linfáticos
submentonianos, mientras que los linfáticos d los dientes posteriores lo
hacen en los ganglios linfáticos submandibulares y cervicales profundas.

IV. INERVACIÓN
Tiene una doble inervación, sensitiva y autónoma, a cargo de fibras
nerviosas mielínicas y amielínicas que llegan a la pulapa junto con los
vasos a través del foramen apical.
La inervación autónoma está constituídas por fibras amielínicas tipo C
simpáticas. Los axones amielínicos provienen del ganglio cervical
superior y llegan a la pulpa apical para dirigirse a la túnica muscular de
las arteriolas. Estas fibras son de conducción lenta e intervienen en el
control del calibre arteriolar(función vascomotora)
Se ha observado que los axones simpáticos contienen vesículas con un
material denso que contienen transmisores
catecolamínicos(noradrenalina)
La inervación sensitiva está constituída por fibras aferentes sensoriales
del trigémino. Son fibras del tipo Ay también amielínicas de tipo C. Las
fibras A son de conducción rápida y responden a estímulos
hidrodinámicos, táctiles, osmóticos o térmicos que transmiten la
sensación de un dolor agudo y bien localizado. Estas fibras se
distribuyen fundamentalmente en la zona periférica de la pulpa.
Los nervios mielínicos en la pulpa coronaria se ramifican
considerablemente. En la zona basal de Weil, dichas ramificaciones
constituyen el plexo nervioso subodontoblástico de Raschkow.
Histiológicamente, el plexo está ya bien desarrollado cuando el diente ha
erupcionado. Se ha demostrado que algunas fibras del plexo continúan
su recorrido entre los espacios interodontoblásticos, donde pierden su
vaina mielínica. Las fibras nerviosas al finalizar sobre los cuerpos de los
odontoblastos o sobre las prolongaciones de estos en el interior de los
túmulos dentinarios, lo hacen en forma similar a una sinapsis. Estos
contactos fibra nerviosa/ prolongación odontoblástica actuarían como
receptores sensoriales aferentes jugando un papel fundamental en la
sensibilidad dentinaria.
Las fibras C amielínicas de naturaleza sensorial poseen una velocidad
de conducción lenta y se distribuyen en general en la zona interna de la
pulpa y no responden a los estímulos hidrodinámicos. La estimulación de
estas fibras da origen a una sensación de dolor sordo mal localizado y
prolongado en el tiempo.
Matthews ha establecido que algunas fibras sensoriales se ramifican de
tal manera que una rama se constituye como terminación sensorial,
propiamente dicha, y otra lo hace como terminación nerviosa vascular.
Cuando se estimula la terminación sensorial el impulso viajaría a los
centros nerviosos y, así mismo, a la rama que inerva la estructura
vascular. Este dispositivo permite el denominado reflejo axónico de tal
manera que la estimulación mecánica o eléctrica a nivel de la dentina o a
nivel de la zona más interna de la pulpa da origen a la vasodilatación de
los vasos esistentes en la misma, debido a la liberación en ellos de los
péptidos vasodilatadores existentes en la rama nerviosa que termina en
la estructura vascular. El incremento de presión tisular y del fluído
intersticial origina el desplazamiento del mismo hacia los túmulos
dentarios expuestos, lo cual ayuda a proteger la pulpa d la difusión hacia
el interior de sustancias nocivas

V. HISTOFISIOLIGIA PULPAR:
Aquí describiremos las principales funciones de la pulpa dentaria, así
como los cambios que el tejido pulpar experimenta con la edad.

Actividades Funcionales de la Pulpa:


• Función Inductora: Esta función se pone de manifiesto durante la
amelogénesis, ya que es necesario el depósito de dentina para que se
produzca la síntesis y el depósito del esmalte.

• Función Formativa: La función esencial de la pulpa es formar dentina,


las células encargadas de formar la dentina son los odontoblastos y
según el momento en que ésta se produce surgen los distintos tipos de
dentina: primaria, secundaria y terciaria.

• Función Nutritiva: La pulpa nutre a la dentina atreves de las células


odontoblásticas y los vasos sanguíneos subyacentes, los nutrientes se
intercambian desde los capilares palpares hacia el liquido intersticial,
que viaja hacia la dentina atreves de túbulos creados por los
odontoblástos para dar cabida a sus prolongaciones.

• Función Sensitiva: La pulpa responde ante los diferentes estímulos y


agresiones mediante los nervios sensitivos, la respuesta es siempre de
tipo dolorosa. El dolor pulpar es sordo y pulsátil persistiendo durante
cierto tiempo.

• Función Defensiva o Reparadora: Su función reparadora consiste en


formar dentina ante las agresiones, de esa forma también se defiende
primero formando la dentina peritubular esto impide la penetración de
microorganismos hacia la pulpa.
Luego forma la dentina terciara, reparativa o de irritación, esta dentina
es elaborada por los nuevos odontoblastos que se originan de las
células ectomesenquimáticas o células madre de la pulpa.

• Modificaciones de la Pulpa con la Edad:

Así como los demás tejidos del cuerpo, el tejido pulpar y la cavidad que
lo aloja experimentan cambios en su estructura y también en sus
funciones en relación con la edad. Estos cambios disminuyen la
capacidad de respuesta biológica y como consecuencia de ello, el tejido
pulpar con la edad no responde a los estímulos estenos como lo hace
una pulpa joven.
Los principales cambios que resultan con el envejecimiento son los
siguientes:
• Reducción del Volumen Pulpar: Esto se da en consecuencia a la
disminución de la cámara y los conductos radiculares, como
consecuencia del deposito continuo de dentina secundaria.

• Disminución de la Irrigación e Inervación: Esto se da en


consecuencia de la reducción del volumen del órgano pulpar, además se
puede dar obliteraciones de vasos sanguíneos en pulpas envejecidas.

• Disminución gradual de las células del tejido pulpar: La densidad


celular queda reducida a la mitad especialmente al poderse las células
inmaduras.

• Transformación Progresiva del Tejido Conectivo laxo dela Pulpa en


Tejido Conectivo Semidenso: Esto es causado por un aumento de las
fibras colágenas y también a la constante disminución de la sustancia
fundamental amorfa.

• Aparición de Centros Irregulares de Mineralización: Se da


especialmente en la parte central de la pulpa, esto es relativamente
común en la pulpa adulta y se incrementa con la edad o frente a
irritantes. Se ha presentado algunos de estos fenómenos en pulpas
jóvenes.
VI. BIOPATOLOGÍA Y CONSIDERACIONES CLÍNICAS
La pulpa cuya integridad es importante para mantener la vitalidad del diente,
puedes sufrir alteraciones como consecuencia de agresiones tanto exógenas
como endógenas Cuando ocurre una agresión de cualquier tipo la pulpa
reacciona, causando una inflamación llamada “pulpitis”, existen dos
clasificaciones para la pulpitis:
1.-Pulpitis Reversible.- Es una enfermedad inflamatoria suave a moderada
de la pulpa causada por diversos estímulos, en la cual la pulpa es capaz de
regresar al estado no inflamatorio después de retirado el estímulo. Se
caracteriza por ser un dolor no localizado, agudo y que cede después de
aplicar un estímulo doloroso. También se le conoce como “hiperemia dental”,
La hiperemia puede aparecer después de un tratamiento odontológico o
después de un traumatismo dentario.

2.- Pulpitis Irreversible.- Es una enfermedad inflamatoria persistente de


pulpa, causada por un estímulo nocivo. Se caracteriza por la aparición de
dolor tras la aplicación de un estímulo y la persistencia de dicho dolor una vez
retirado éste, o por la aparición de dolor de forma espontánea, sin haber
aplicado ningún estímulo sobre el diente. La pulpitis irreversible deberá ser
tratada siempre, ya que no se puede recuperar, bien haciendo una
endodoncia http://es.wikipedia.org/wiki/Endodoncia o tratamiento de
conductos o, si el diente es insalvable, una extracción.

Según el grado de afectación del tejido pulpar, y de la afectación o no del


tejido periapical, presentará diferente sintomatología:

En primer lugar.- Pulpitis Crónica: Dolor más o menos intenso, localizado,


principalmente aparece al contactar con el diente afectado en la masticación,
aunque también responde de forma intensa al frío o al calor. Es menos
frecuente que los dos siguientes tipos de pulpitis irreversible.

En segundo lugar.- Pulpitis Aguda Serosa: Se caracteriza por un dolor


agudo, localizado, que no cede tras la aplicación de un estímulo doloroso,
principalmente el frío, aunque el calor o el contacto con determinados
alimentos también pueden producir dolor.
En tercer lugar.- Pulpitis Aguda Purulenta: Además de inflamación existe un
contenido purulento dentro de la pulpa. El dolor es muy intenso al aplicar
calor, y suele aliviarse momentáneamente al aplicar frío.

Cuando la pulpitis se mantiene en el tiempo, conduce a:

En cuarto lugar- Necrosis pulpar: La inflamación del tejido pulpar en el


interior del diente impide que el riego sanguíneo sea viable, con lo que el
tejido empieza a degradarse y sufre una degeneración o necrosis. El diente
se vuelve insensible al frio o al calor, pero extremadamente doloroso al tacto,
puesto que se produce una salida de pus y bacterias hacia el periápice. Se
entiende por necrosis pulpar la muerte de la pulpa por irritación química o
traumática (fracturas dentarias,...)

En quinto lugar.-Gangrena pulpar: Igual que la necrosis, pero provocado por


una agresión bacteriana (caries, dientes fisurados).

Cuando la pulpitis se desarrolla en una cavidad pulpar abierta, tienes


comunicación con la cavidad bucal, por ejemplo en la pulpitis ulcerosa donde
el tejido superficial muere o se necrosa, pero también puede ocurrir necrosis
pulpar en una cámara cerrada, esto es en consecuencia de un traumatismo
por lo general.

Otra causa de las alteraciones de la estructura de la pulpa, son los materiales


utilizados en la terapia odontológica, por que algunos son tóxicos y al tomar
contacto directo con la pulpa afectan especialmente a las actividades
biológicas de las células pulpares. El déficit de vitaminas “a” y “c”,
hipotiroidismo e hipertiroidismo así como diabetes son causas generales o
sistémicas que afectan al tejido pulpar