P. 1
pensamiento creativo

pensamiento creativo

|Views: 1.220|Likes:
Publicado pormanuelrosales

More info:

Published by: manuelrosales on Aug 28, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/17/2013

pdf

text

original

EL PENSAMIENTO CREATIVO La creatividad, como veremos más adelante, es la habilidad que despliega el ser humano en su afán de renovar, relacionando

cosas que antes no estaban relacionadas. También,

podemos referirnos a ella como la capacidad innovadora del hombre que da por resultado una propuesta original y se puede ejercitar a través de planteos que tengan un carácter abierto y que permitan la posibilidad de varios caminos alternativos. Así, el pensamiento creativo está orientado a resolver problemas y puede adoptar diferentes formas. Las estrategias más utilizadas son:  Ensayo y error. Consiste en eliminar de manera sucesiva las soluciones incorrectas hasta encontrar la correcta.  Recuperación de información. Esta estrategia exige recuperar información de la memoria a largo plazo.  Algoritmos. Es un método progresivo que se basa en ordenar un conjunto de operaciones que puedan garantizar la solución correcta al problema.  Heurística. Conjunto de “reglas prácticas” que ayudan a simplificar los datos que se tienen para resolver un problema.  Escalamiento de la colina. Es una estrategia heurística en la cual cada paso nos acerca a la meta final.  Sub metas. Metas intermedias y más manejables que se plantean en una estrategia heurística para facilitar el logro de la meta final.  Análisis de medio/finalidad. Estrategia heurística que tiene el objetivo de disminuir la discrepancia entre la situación actual y la meta deseada en varios puntos intermedios.  Método de retroceso. Estrategia heurística en la cual se parte de la meta deseada hacia las condiciones dadas. EL PENSAMIENTO DIVERGENTE. En más de una ocasión nos hemos visto en la necesidad de resolver situaciones y, sin poder utilizar nuestras estrategias habituales de cognición, tuvimos que flexibilizar nuestro
Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006 2

pensamiento para producir alguna alternativa original y diferente a la que estábamos habituados. En el año 1951 el psicólogo estadounidense Joy P. Guilford, conocido por sus estudios científicos sobre la inteligencia, clasificó el pensamiento productivo en dos modelos: el convergente y el divergente. Según Guilford, el pensamiento convergente se mueve en busca de una respuesta determinada o convencional y, en consecuencia, encuentra una única solución a los problemas que, por lo general, suele ser ya conocida. Otros autores llaman lógico,

convencional, racional o vertical a este tipo de pensamiento. En cambio, el pensamiento divergente se mueve en varias direcciones alternativas en busca de la mejor solución para resolver problemas a los que siempre enfrenta como nuevos, originales, distintos, y para los que no tiene patrones estandarizados de resolución. En este sentido, este tipo de

pensamiento, es capaz de dar una vasta cantidad de resoluciones apropiadas más que una única correcta. Así, tiende más a orientarse dentro del concepto de creatividad, base teórica en la que se apoya E d Ward de Bono, reconocido mundialmente como el creador del concepto de pensamiento lateral. Edward de Bono. Edward de Bono nació en Malta en 1933. Se graduó en Medicina y, como becario, se dirigió a Oxford (Inglaterra) donde obtuvo con honores el título de psicólogo. Sus ideas han tenido un impacto muy importante en la manera de proceder con el pensamiento puesto que, por primera vez en la historia, se dotó a la creatividad de una sólida plataforma conceptual. A partir de esta base, el Dr. De Bono desarrolló el concepto de pensamiento lateral y, también, las herramientas prácticas para todos aquellos que quieran utilizarlo desde sus contextos de actuación cotidiana.

Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006

3

LA CREATIVIDAD La creatividad se puede definir como un estado, actitud o disposición del espíritu humano que tiene la capacidad de establecer redes de relaciones para la creación, identificación, planteamiento y solución significativa y divergente de una situación problemática. Muchos expertos en educación, trabajo y ciencia, han investigado la creatividad desde múltiples perspectivas, lo que ha generado una gran cantidad de definiciones que dependen básicamente de los interese s de la persona que estudia. A partir de la segunda mitad del siglo pasado, cuando las pruebas psicométricas como, por ejemplo, la medición de la inteligencia estaban en su apogeo, la creatividad estaba ligada a la obtención de coeficientes intelectuales elevados, lo que significaba, en consecuencia, que inteligencia y creatividad eran lo mismo. Posteriormente, la creatividad comienza a ser considerada como un proceso vinculado a la manera de percibir y afrontar problemas y, por lo tanto, destinada a buscar las soluciones pertinentes. Esto implica que todas las personas pueden brindar soluciones creativas, pero de distintas maneras. En esta línea de pensamiento, algunos investigadores se refieren a la creatividad como una actividad intelectual involucrada con el denominado “pensamiento divergente”, entendiéndose, según hemos mencionado, al tipo de pensamiento que, ante un problema específico, puede formular varias respuestas alternativas, en contraposición al llamado “pensamiento convergente” capaz de dar respuestas lineales únicas. CARACTERÍSTICAS DEL INDIVIDUO CREATIVO. Las investigaciones sobre la imaginación creadora surgen de la mano del ya mencionado J. P. Guilford. Su gran mérito radica en haber revalorizado el tema de la creatividad

denunciando la poca investigación que existía al respecto. El autor atribuye este hecho al auge del conductismo, escuela de psicología que se dedicó a estudiar exclusivamente los procesos “lógicos” del aprendizaje.

Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006

4

Además, como ya hemos explicado, Guilford introdujo el concepto de pensamiento divergente como opuesto al convergente y fue uno de los primeros en hablar de las características personales de los creativos, definiendo la creatividad como una forma de pensamiento que se da en una persona como consecuencia de la percepción de una situación problema tica. Por lo tanto, según Guilford, la persona creativa posee los

siguientes rasgos distintivos o componentes:  Sensibilidad. Entendida como la habilidad para ver los problemas y reconocer las dificultades de una situación.  Fluidez. Se relaciona con la fertilidad de ideas o respuestas generadas ante una cuestión. Se refiere al aspecto cuantitativo; en este sentido, la fluidez consiste en la producción de un gran número de ideas.  Flexibilidad. Puede identificarse como el aspecto cualitativo de la creatividad. Es la habilidad de adaptar, redefinir, reinterpretar o tomar una nueva táctica para llegar a una solución. La flexibilidad es la producción de una gran variedad de ideas.  Elaboración. Se refiere al grado de desarrollo que implican las ideas producidas, corroborándose a través de la riqueza y complejidad mostradas en la ejecución de determinadas tareas. Consiste básicamente en embellecer o adornar la idea.  Originalidad. Alude a la mínima frecuencia de una respuesta en una población determinada. La solución generada debe ser única o diferente de las que se hayan encontrado anteriormente. Es la adopción de ideas inusuales.  Redefinición. Entendida como la habilidad para definir o percibir los objetos o las situaciones de manera distinta a la usual. Podría reflejar lo que comúnmente se denomina “improvisación”. TEORÍAS DE LA CREATIVIDAD Los estudios sobre la creatividad provienen de un campo de estudio multidisciplinario, puesto que los conocimientos proceden de las disciplinas más variadas: psicología, filosofía, pedagogía, publicidad, ciencias experimentales, diseño en general, retórica, artes plásticas y visuales, por sólo mencionar algunas. A continuación, exponemos brevemente las teorías más significativas.
Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006 5

 Teoría psicoanalítica. Según s. Freud, en el proceso de “sublimación” los impulsos sexuales son reprimidos y dirigidos a metas socialmente más altas que las de índole sexual. Desde este punto de vista, la sublimación ha hecho posible operaciones espirituales superiores y ha dado lugar, así a la cultura. Según este renombrado psicoanalista, estos procesos se desarrollan en el inconsciente, en el cual subyacen las soluciones creativas a los conflictos.  Teoría asociacionista. Según esta teoría, la creatividad puede ser entendida como la transformación de ciertos elementos, para crear, por asociación, nuevas combinaciones que responden a exigencias específicas. Tal es así que cuanto más alejadas estén las ideas de la nueva combinación, más creativo será el producto o la solución. Asimismo, la cantidad de asociaciones determina el grado de creatividad.  Teoría gestáltica. La teoría gestáltica define la creatividad como una acción por la que se produce o moldea una idea o visión. Esta surge repentinamente, porque es producto de la imaginación, y no de la razón y la lógica.  Teoría existencialista. Para estos teóricos la creatividad sólo es posible cuando el individuo encuentra su “mundo” y el de sus semejantes. La intensidad con que se encuentre ese mundo circundante condic iona creatividad es producto de la máxima el grado de creatividad. La

salud emocional, el individuo creativo

resulta receptivo y dispuesto al encuentro. La creatividad es la satisfacción de la necesidad de comunicarse con el entorno.  Teoría de la transferencia. Des de el punto de vista de esta proposición se sostiene que la creatividad está motivada por el impulso intelectual de estudiar los posibles problemas y encontrar soluciones a los mismos. Se la considera como un elemento más de aprendizaje y, como aprender es captar nuevas informaciones o establecer relaciones nuevas con informaciones viejas, estas pueden ser transmitidas por semejanza a otros cometidos.  Teoría interpersonal o cultural. En este caso se han seleccionado las opiniones de especialistas prestigiosos en el tema. o Según A. Adler existe una fuerza creativa en el individuo a la que se subordinan todos los otros aspectos de la personalidad. El individuo utiliza
Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006 6

su conciencia social y su fuerza creativa para ser realizarse a sí mismo.

útil a la sociedad y así

o E n palabras de J. L. Moreno la cultura existe si previamente se dan la espontaneidad y la originalidad. o Par E. Fromm la creatividad es la capacidad que posee el individuo de ver, percibir y reaccionar. o Según C. Rogers la condición fundamental para que surja la creatividad es que el individuo pueda percibir su entorno sin prejuicios. De esta manera, la creatividad será el producto de las nuevas relaciones que surgen de la singularidad del individuo y de las circunstancias, donde el individuo puede poner en marcha su potencial y realizarse. o En la opinión de M. Mead una educación para la creatividad favorecerá el pensamiento divergente, es decir, la orientación en el proceso y no en el producto posibilitará la formación de individuos creativos, abiertos al entorno. LA NATURALEZA DE LA CREATIVIDAD. La creatividad es un proceso de carácter polifacético y dinámico, el cual marca, al mismo tiempo, la marcha y el desarrollo hacia delante, y lleva en sí mismo su origen y su meta. A su vez, es inherente a la especie humana, por lo tanto podemos afirmar que existen tantas formas del acto creativo como personas individuales que integran nuestra especie, pero con un carácter común a todos, que es el hecho de hallar relaciones e integraciones entre experiencias nunca antes vinculadas, en forma de esquemas mentales, ideas o productos nuevos. El potencial creativo, entonces, es propio de cada sujeto, puede ser aplicado en cualquier situación vital y es de capital importancia para el desarrollo del individuo y de la sociedad, porque tiene implícito el supuesto previo de la creatividad social y la recreación de la cultura.

Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006

7

Dicho de otra manera, la creatividad es un proceso complejo de la subjetividad humana que se manifiesta en la producción de algo nuevo y valioso dentro de un contexto determinado y es, en definitiva, dicho contexto el que define su valor. El hecho, acto y objeto creativo tiene siempre una connotación social, en última instancia el criterio de lo que es o no es creativo, es determinado por los demás. De aquí que adoptemos un criterio que nos permita evaluar la creatividad en su sentido más completo, a partir del reconocimiento de esta como un proceso complejo de la personalidad. La creatividad existe potencialmente en todos los seres humanos y es plausible de ser desarrollada. No es privativa de los genios, sino que está presente en cualquier ser humano que imagine, transforme o cree algo por insignificante que sea en comparación con los grandes creadores de la cultura universal. CREATIVIDAD Y EDUCACIÓN Una educación creativa tiene que propiciar en el ser humano aprendizajes que promuevan el encuentro de la persona con su entorno de una manera vierta y sin prejuicios, y proponer, ante problemas a resolver, diferentes alternativas posibles para abordarlos de manera novedosa. Se trata de establecer una red de relaciones entre la nueva situación y otras que el sujeto ya conoce.

Si pensamos que el aprendizaje es un proceso en desarrollo, el potencial creativo de todo individuo puede ser estimulado de diferentes formas para crear una sensibilidad tal con la que pueda ser capaz de percibir el entorno y relacionar, a su vez las cosas percibidas entre sí. De esta manera, la educación fomentaría la creatividad potencial, convirtiéndose en un sistema abierto que posibilitaría la originalidad, la experimentación, la iniciativa y el descubrimiento.

Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006

8

Para el logro de aprendizajes creativos será necesario fomentar seguridad y libertad psicológicas, haciendo de cada situación de enseñanza una atmósfera rica en estímulos en la que cada sujeto actúe y sea como “puede ser” y no como “debe ser”.

Entonces, en el ámbito de la educación, la creatividad implicará la posibilidad de reconocer lo único y peculiar de cada alumno para, de esta manera, estimularlo, desarrollarlo, animarlo a que piense e impulsar su auto motivación, pues la influencia del educador resulta ser un factor decisivo en los progresos de los estudiantes. Así, el profesor creativo ya no tomará en cuenta la tarea en sí misma como un producto descontextualizado, sino que verá el modo y la manera en la que se realiza. LA ACTIVIDAD CREATIVA Y LA INTELIGENCIA. Muchas son las investigaciones que afirman que la creatividad está relacionada con la inteligencia. Pero ¿con qué tipo de inteligencia? ¿Una inteligencia flexible que se adapta a múltiples situaciones de la vida cotidiana? O ¿múltiples inteligencias que filtran determinados contenidos y dejan pasar otros de acuerdo con el problema a resolver? En este sentido, el psicólogo Howard Gardner opina que si bien la mente humana tiene la capacidad de tratar diferentes tipos de contenidos, no podemos generalizar y decir que si alguien sobresale en el campo matemático o científico seguramente será brillante en el área lingüística. Para él, los seres humanos han evolucionado demostrando que son portadores de distintas inteligencias y confirmando en la acción cotidiana el predominio de una de ellas, sobre todo cuando la necesidad exige lograr la resolución de una determinada situación. Por esos, para Gardner, creatividad y cotidianeidad conviven de manera permanente. Una competencia intelectual humana tiene que dominar un conjunto de habilidades para solucionar problemas en el día a día, y permitir al individuo, de esta manera, superar las dificultades que encuentre.

Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006

9

Además, y cuando sea conveniente, el sujeto debe ser potencialmente capaz para encontrar o crear problemas originales, diferentes, estableciendo con ello las bases para la adquisición de nuevos conocimientos. Este es entonces el origen de la acción o de la actividad creativa. Luego, si podemos “entrenar nuestra inteligencia” en habilidades específicas sobre un tópico determinado, entonces podremos afirmar que desarrollamos competencias creativas en dicho tópico. Sólo en este sentido podremos establecer que existe una relación entre la creatividad y la inteligencia. “EL SER CREATIVO DEPENDE DE LA VOLUNTAD, DEL TEMPERAMENTO, MÁS QUE DE UNA INTELIGENCIA; ES CREATIVO QUIEN NO TEME EQUIVOCARSE, QUIEN ESTÁ DISPUESTO A FRACASAR, A SER CRITICADO Y A INTENTARLO DE NUEVO.” Gardner H. HERRAMIENTAS PARA LA VIDA COTIDIANA. Muchos son los estudiantes que se ocupan y preocupan en cumplir sus tareas escolares, obtener buenas notas y alcanzar rendimientos académicos notables. Sin embargo, al dejar la institución escolar tendrán que hacer mucho más que cumplir con los objetivos anteriormente descriptos. Necesitarán entonces, poseer iniciativas propias, ser capaces de tomar decisiones, además de poder elaborar planes y actuar en consecuencia; todo esto no surgirá si se ponen en práctica formas de pensamientos unidireccionales o convergentes.

CREATIVIDAD E INTELIGENCIA. Otras líneas de investigación en la temática de la creatividad, la describen como un complemento o grado supremo de la inteligencia. También, como una especie de

inteligencia creadora, con gran capacidad de síntesis por la combinación ingeniosa y coherente de distintos elementos, cuyo objetivo es formar algo nuevo. La respuesta

creativa es inteligente y será buena si es relevante, nueva y ensancha el círculo de la experiencia.

Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006

10

Los seres humanos adquieren y desarrollan conocimientos, creatividad y competencias desde los inicios de su propia socialización, en la misma infancia. Las experiencias

acumuladas, los saberes adquiridos, los aprendizajes sociales atesorados y las reflexiones realizadas sobre éxitos y fracasos dan cuenta de un conocimiento con valor agregado. VARIABLES CREATIVAS. Las variables más frecuentemente consideradas en los estudios sobre creatividad son:  La inteligencia entendida como potencial bio-psicológico a desarrollar socialmente. En este sentido, no hay una inteligencia sino habilidades dentro de un abanico de múltiples inteligencia.  La motivación intrínseca definida como aquellos aspectos emocionales propios del sujeto y que el mismo es capaz de controlar. Incluye los deseos de hacer y el disfrute de la tarea entre otros.  La autoestima como valoración que hace el sujeto de sí mismo. Es muy importante en la conformación de la personalidad, pues del nivel de autoestima que tenga una persona dependerán sus éxitos o fracasos. Si bien no existen estudios concluyentes al respecto se cree que existe una relación por lo menos mínima entre estas variables.

Bibliografía

 Las inteligencias múltiples en el aula. Thomas Armstrong. Editorial Manantial 1999  Creatividad aplicada. Recursos para una formación creativa. Madrid: Escuela  Española, 1995.  Descubrir la creatividad: desaprender para volver a aprender. Francisco Menchén
Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006 11

 Bellón. Madrid: Pirámide, 1998.  Mentes creativas: una anatomía de la creatividad. Howard Gardner. Barcelona:  Paidós, 1998.

Consultas a sitios de Internet: http://www.galeon.com/aprenderaaprender/intmultiples/intmultiples.htm http://www.quadraquinta.org/documentos-teoricos/cajon-decuadraquinta/cajondequadraquinta.html http://www.notasperiodisticas.com.ar/notasperiodisticas/ensayos/02creatividad.htm http://www.investigar.info/files/concurso/preproyecto.doc www.pz.hardvard.edu

Manuel Francisco Hernández Rosal, 2006

12

You're Reading a Free Preview

Descarga