EL CULTIVO DE LA IMAGINACIÓN (Cultivation of the Imagination) Hen !

Davi" Tho eau
Comentario Previo Este breve ensayo, escrito en Harvard en septiembre de 1836, bajo el título Whether the Cultivation of the Imagination Conduce to the Happiness of the Individual , responde con bastante precisión a algunas cuestiones sobre la imaginación aunque, sorprendentemente, pese a ser el tema principal, no centra su atención en la felicidad que proporcione, sino en su desarrollo y características En realidad, el tema principal que trata !"oreau es la división de las capacidades de la mente, y si #stas pueden desarrollarse por separado $sí, comien%a "ablando de las capacidades intelectuales en general, y de si #stas pueden y deben desarrollarse en el individuo al margen de la naturale%a o el designio de &ios' es un tema que !"oreau tratar( en otras ocasiones, y su ra%onamiento general fluct)a alrededor de la libertad del pensamiento que, aunque influido *y en este te+to remarca la influencia e+terna en las facultades mentales,, funciona como un observador del mundo e+terno, dominado por leyes En cuanto a la imaginación, para !"oreau, que cita en este punto el American Dictionary of the English Languaje de 18-8, ejemplifica la necesidad que tiene la mente de nutrirse de e+periencias e+ternas' consiste en unir diferentes ideas a fin de formar una imagen ficticia, que puede ser tanto bella como terrorífica Esta facultad no se puede separar del resto de facultades mentales .a a e+poner, entonces, que ninguna facultad debe separarse de las dem(s y desarrollarse independiente &ebemos entender, siguiendo el título del te+to, que la felicidad puede venir por la imaginación *aunque #sta pueda ser tambi#n terrorífica, por ejemplo, para un ni/o que cree en monstruos,, pero para ello es necesario que se cultive tanto la imaginación como las dem(s capacidades mentales, indiferentemente 0ero parece que !"oreau se desvíe continuamente del tema principal' de "ec"o, en sus te+tos posteriores no suele escribir sobre un tema específico, sino que divaga e+poniendo ideas en torno a una circunstancia o un tema gen#rico 1a especificidad de sus primeros te+tos se debe a que son te+tos universitarios, que buscan tratar temas propuestos, por lo general, por los profesores !"oreau se desvía, conforme avan%a el te+to, de la imaginación y de la felicidad *#ste )ltimo, asunto que aparentemente no trata en ning)n momento,, "asta acabar omitiendo una )ltima frase con la que empe%aba a tratar otra idea que, definitivamente, no guardaba relación directa con la inicial2 las características propias de la e+periencia son contrarias a las de la imaginación2 son temporales, y pueden agotar en e+ceso Hubiera sido m(s que interesante de "aber seguido la refle+ión un poco m(s por este camino &iego 3lares 3osta

So re si el Cultivo de la Imaginaci!n Conduce a la "elicidad del Individuo #Septiem re de $%&'( El "ombre es un ser intelectual 4in la menor vacilación, tan claro como la investigación m(s cuidadosa, si, de "ec"o, "ay cualquier pregunta sobre ello, nos lleva a la conclusión de que el intelecto tiene que ser cultivado &e "ec"o, la duda, si e+iste alguna, no puede resolverse sin el ejercicio y, consecuentemente, el cultivo de las facultades intelectuales 5o podríamos, aunque quisi#ramos, poner fin entera y efica%mente a su e+pansión y desarrollo gradual, sin ofrecer violencia a los órganos mediante los que act)a 6bviamente, podría ser inconsistente con el designio del 3reador, como se observa en las obras sobre la creación, que el "ombre, "ec"o capa% de compre"ender el objeto de su e+istencia, y de entender la relación que guarda con su autor 1, deba olvidar "asta el momento la cultura de sus propias facultades y perder sus propios privilegios como un agente libre 1a sabiduría del 3reador "a sido siempre el objetivo de la admiración y elogio cristianos' 7debiera, entonces, rec"a%arse 8la 4abiduría Egoísta9-: En lugar de sus deseos físicos, el "ombre solo obedece el dictado de la ley natural 7&ebiera ignorarse al intelectual: 4i se nos dio la ra%ón por alg)n motivo m(s que cualquier otro, fue que podríamos tanto regular nuestra conducta como asegurar nuestra felicidad eterna El cultivo de la mente, entonces, favorece nuestra felicidad 0ero este cultivo consiste en el cultivo de sus respectivas facultades 1o que llamamos ;maginación es una de las que, en cierta medida, siendo por ello cultura, conducen a la felicidad del individuo 1a ;maginación, dice 4te<art, 8es la capacidad que trae al mundo los productos del poeta y el pintor93, cuyo campo es, dice alg)n otro, 8seleccionar las partes de diferentes concepciones, u objetos de memoria, para formar un todo m(s agradable, m(s terrible, o m(s "orrible, que jam(s se "aya presentado en el desarrollo normal de la naturale%a9 =' una capacidad para nada ajena al poeta o al pintor 3ualquier cosa que perciban los sentidos, o de la que tome conciencia la mente, aporta alimento para la ;maginación >n "ombre puede encontrarse en cualquier situación, puede verse for%ado por cualquier apuro, esta facultad siempre est( ocupada 4u campo es ilimitado, su vuelo no se confina al espacio, el pasado y el futuro, tiempo y eternidad, todos se incluyen en la esfera de su alcance Esta capacidad, casi coet(nea con la ra%ón misma, es una fuente fructífera de terror para el
1 the relation on )hich he stands to its author 1a e+presión parece referirse, un poco literalmente, a 8la relación en la que se sit)a frente a su autor9 - !"oreau "ace referencia al ensayo de ?rancis @acon *n Wisdom for a +an,s Self *161-,, por lo que "e mantenido la traducción "ec"a sobre el título del mismo, 84obre la 4abiduría Egoísta9 Hay que indicar, sin embargo, que !"oreau no tiene una concepción tan peyorativa de esta sabiduría, por lo que debemos entender 8egoísta9 en un sentido amplio, y no condicionado por el menosprecio del egoísmo En este sentido, !"oreau puede referirse m(s a la sabiduría 8propia de un "ombre9 3 &ugald 4te<art *1AB3C18-8,, filósofo y matem(tico escoc#s 1a cita proviene del primer volumen de Elements of the Philosophy of Human +ind *1AD-,, en el tercer capítulo, 86n conception9 4in embargo, parece ser que el ensayo de !"oreau tiene que ver con otro te+to de 4te<ard, titulado 8;nfluence of ;magination on Happiness9, que forma parte de su )ltima obra, -he Philosophy of the Active and +oral Po)ers *18-8, = 1a cita, que aparece en bastantes lugares durante el siglo E;E y EE sin una referencia clara, pertenece al We ster,s Dictionary, o American Dictionary of the English Laguaje, de 5oa" Febster, en su primera edición, de 18-8

infante Gsta es la que le sugiere a su mente la idea de un monstruo invisible al acec"o para llev(rselo en la oscuridad de la noc"e Ha sea aprendido o no, es obviamente susceptible de un alto grado de cultivo Este "ec"o, tambi#n, viene a probar lo que ya era muy evidente &e "ec"o "ay las mismas objeciones al cultivo de cualquier otra facultad del intelecto que al cultivo de la que nos ocupa 1a Iente misma debe recibir solo su debida parte de atención' pero si las capacidades físicas se abandonan por completo, el error podría ser m(s bien negativo que positivo B $sí tambi#n la mente solitaria debe equilibrarse bien, ninguna capacidad debe cultivarse al margen de cualquier otra capacidad6 5o es una objeción al estudio de las matem(ticas el decir que una devoción e+clusiva "acia esta rama asegura la incapacidad de alguien para los deberes de la vida2 propiamente "ablando, una facultad de la mente no puede cultivarse en e+ceso' el error yace en el abandono de alguna otra capacidad El bra%o del "errero no es demasiado fuerte para con su cuerpo, "aría mal dejando a un lado el martillo, y relajando los m)sculos, no sea que el bra%o derec"o supere al i%quierdoA Hay otra consideración que parece afectar a este problema $ diferencia de muc"os otros placeres, los de la ;maginación no son moment(neos y evanescentes, su fuer%a se incrementa m(s que agotarse al ejercitarla' el viejo no menos que el joven, encuentra su mayor deleite en la construcción de casas de maí% y castillos en el aire fuera de esos fragmentos de diferentes concepciones8 5o es así con los placeres de los sentidos D

B Es decir, que dejar de lado las capacidades físicas en la consideración de las mentales no es mejor para estas )ltimas, sino todo lo contrario' para !"oreau no son separables, debido a la influencia de la e+periencia en la imaginación, cuestión que e+pone con anterioridad2 JF"atever t"e senses perceive, or t"e mind taKes cogni%ance of, affords food for t"e ;magination L 6 1a redundancia del t#rmino 8capacidad9 *po)er en el original, es de !"oreau A -he arm of the smith is not too strong for his ody. he )ould do )rong to lay aside the hammer. and rela/ the muscles. lest the right arm outstrip the left0 Este ejemplo no es muy claro' parece querer decir que el "errero no tiene fuer%a solo en el bra%o, porque para moverlo tambi#n necesita la fuer%a del resto de su cuerpo, y que su bra%o derec"o no es m(s fuerte que el i%quierdo' sin embargo, me%cla las dos im(genes 8 0udiera referirse a la anterior cita del We ster,s Dictionary El placer de la imaginación va muc"o m(s all( incluso de la e+periencia que influya en ella D Mui%(s !"oreau pretendiera seguir el te+to por este camino, pero lo terminó aquí En el original, se "abía borrado la continuación de esta frase2 Jt"e appetite speedly vanis"es before a plentious meal' t"e organs become blunted by e+cess L *!H6NE$>2 Early Essais and +iscellanies, 0rinceton >niversity 0ress, 5e< Oersey, 1DAB, p 3BP,

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful