Está en la página 1de 8

GRADO: 1° DE SECUNDARIA

CURSO: LITERATURA
Figura de retórica, se utiliza para dar más belleza y una mejor expresión a las palabras del escritor; o
sea que él o ella utilizan la retórica para expresar mejor sus sentimientos y emociones íntimas, a su
mundo interior. Estas figuras también pueden encontrarse en el idioma coloquial cotidiano.
Son característicos de la función poética del lenguaje, y propios de los textos literarios tanto en prosa
como en verso, más comunes en la poesía. También aparecen en textos publicitarios, en algunos
escritos periodísticos, y en la lengua cotidiana, coloquial. La figura literaria no respeta las reglas
gramaticales; ésta es un adorno de estilo, es el resultado de una voluntad de forma por parte del
escritor.
Este adorno puede afectar a las palabras con que se reviste el pensamiento, constituyéndose así las
figuras de palabras (o tropos), y las figuras de construcción (pleonasmo, anáfora, etc.); o bien al
pensamiento mismo dando lugar a las figuras de pensamiento ( apostrofe, interrogación retórica, etc.)
Podemos hablar también de figuras de dicción o fonológicas, o metaplasmos: paranomasia,
onomatopeya, etc.
Símil o comparación: Relaciona dos términos entre si para expresar de una
manera explícita la semejanza o analogía que presentan las realidades
designadas por ellos. Esta relación se establece por medio de nexos
comparativos: así, así como, tal, igual que, tan, semejante a, lo mismo que, etc.

Claro como el agua; Tus


dientes son como
perlas; corre como alma
que lleva el diablo;
manos de terciopelo.
Personificación o prosopopeya: Consiste en dar características humanas a animales o
seres inanimados, como ocurre en las fábulas, cuentos maravillosos y alegorías.
Los tipos de prosopopeyas son: animación, animalización y cosificación.

El viento de la noche gira en el cielo y canta


Y el agua se desliza presurosa y alegre por entre las piedras…
Y el viento e habla de ti …
El viento sopla en la montaña
Las estrellas nos miran resplandecientes
Hipérbole: Figura que ofrece una visión desproporcionada de la
realidad, amplificándola o disminuyéndola.

Tengo un sueño que me muero.


Si no regresas pronto a mi lado, moriré desangrado.
Muero de risa!
Metáfora: Es la identificación de un objeto en relación con otro, a partir de la comparación

entre ellos. El propósito de la utilización de una metáfora es tomar una identidad o un


concepto que entendemos con claridad (segundo tema) y lo utilizan para comprender mejor el
que menos se entiende (el primer tema).

Enrique era un león en el campo de


batalla. Tu sonrisa ilumina tu cara.
Devorado por las llamas del amor.
Tienes
memoria de elefante.
Antítesis: o contraste, contrapone dos ideas o pensamientos: es una asociación por contraste
(blanco/negro, amor/odio, bueno/malo, etc.)
El día y la noche me traen tu fresco recuerdo a casa. El amor y el
odio reinan miserablemente nuestras vidas.
Eres como la rosa de Alejandría que se abre de noche y se cierra de
día.
Me esfuerzo por olvidarte y sin querer te recuerdo. Es tan
corto el amor y tan largo el olvido.
Onomatopeya: Consiste en imitar sonidos reales por medio del
ritmo de las palabras. Imita los sonidos de la naturaleza.

El zumbido de un millar
de abejas

Me despertó el kikiriki del gallo … El susurro de los árboles del bosque

El click de la puerta en la noche