Está en la página 1de 5

LA SANCIÓN La sanción es el resultado que procede del

quebramiento normativo. Es decir la pena o el


castigo que con carácter restrictivo establece
un sistema jurídico para el supuesto de que se
incumpla con lo dispuesto en una norma, es
impuesta por autoridades capacitadas,
judiciales o administrativas. Una sanción
puede obedecer al incumplimiento del
reglamento interno de una entidad. Las
sanciones pueden dar años en prisión o
reclusión con la libertad, privación de algún
bien como también se pueden presentar
mediante castigos económicos como las
multas que imposibilitan algunos derechos.
CLASIFICACIÓN DE LAS SANCIONES

• SANCIONES PENALES
La expresión más elevada del castigo que puede
infringirse a un individuo, y su gravedad está
condicionada en relación a la gravedad del delito
o la infracción cometida. Ésta tiene el objeto de
privar un bien jurídico al actor del delito.
Los delitos penales pueden ser menores, como
las multas económicas o aquellas que están
relacionadas con exoneración de un cargo o
delitos penales graves como la privación de la
libertad determinada por un tiempo establecido
que dictan los jueces según el caso.
SANCIONES CIVILES

• Esta sanción está reglamentada


por el código civil. Son aquellas
sanciones aplicadas no ya para
abatir un bien jurídico al acusado,
sino también para regular o
restaurar el daño cometido.
Pueden aplicarse en distintos
casos, como en el abandono de
personas o el hecho de haber
atentado con los hijos,
poniéndolos en peligro de manera
moral, material o incentivándolos
a cometer actos ilegales.
SANCIONES PRÉMIALES

• Hay sanciones que incluyen un


beneficio para el acusado de
algún delito. Es decir, las
sanciones prémiales son aquellas
sanciones que no dejan de
aplicarse sobre un sujeto que ha
infringido una ley, pero su pena o
castigo puede ser más leve
SANCIONES SOCIALES

• En este tipo de sanción la aplicación de


una pena o castigo sobre uno o varios
sujetos por el incumplimiento de una
norma o ley, y que puede ser emitida
desde cualquier sanción, es decir, no son
impuestas por ningún juez ni fiscal, y no
están inscriptas en ningún artículo,
norma o ley.