Está en la página 1de 54

El zorro blanco

 
 

Historia: The White
Fox Storylink: https://www.fanfiction.net/s/12611295/1/ Categoría: Naruto Género: Av
entura Autor:  StringDman  Authorlink: https://www.fanfiction.net/u/5984545/ Última
actualización : 03/05/2018 Palabras: 33073 Clasificación: M Estado: completo conteni
do: Capítulo 1 a 12 de 12 capítulos Fuente: FanFiction.net Resumen:

Después de la fallida misión Uchiha, Naruto es desterrado de Konoha. Después de darse


cuenta de que este lugar nunca fue un hogar, lo aceptó y se comprometió a ser más
fuerte que nadie en el planeta. Después de varios años y de formar una familia, Konoha
busca a Naruto para que le ayude. ¿Cómo se desarrollará todo esto para el zorro
blanco? M para lenguaje, violencia, OOC, OC, AU. 
10496
* Capítulo 1 *: Un zorro desterrado
 
              El zorro blanco
              Capítulo 1: Un zorro desterrado
              Naruto acababa de tener la batalla de su vida no hace mucho. Una batalla con su
llamado 'mejor amigo' Sasuke Uchiha. Los dos lo habían hecho con tanta voluntad y
determinación para ganar en el Valle del Fin que fue un milagro que ninguno de los dos se
matara de alguna manera. Incluso Kakashi se sorprendió por esto cuando llegó demasiado
tarde. No pudo encontrar a Sasuke, pero encontró a un Naruto inconsciente tirado allí,
sangrando por una herida abierta en el pecho. Kakashi no pudo entender al principio. ¿Por
qué Sasuke usaría ese jutsu para intentar matar a Naruto? A pesar de todo lo que esos dos
habían pasado, los altibajos e incluso las discusiones, Kakashi pensó más allá de una
sombra de duda que los dos eran hermanos de armas sin importar nada. El cuerpo sangrante
de Naruto que llevaba el ninja copia le decía lo contrario. Kakashi fue enviado allí para
recuperar también a Sasuke, pero llegó demasiado tarde para hacerlo. Si sabía algo con
certeza, sabía que de alguna manera, el consejo encontraría alguna forma de castigar a
Naruto por todo esto.
              Cuando el hombre de cabello plateado finalmente llegó a las puertas de Konoha,
rápidamente se apresuró a ir al hospital para que le trataran a Naruto. No para su sorpresa,
la mayor parte del equipo de recuperación también había sido enviado al
hospital. Shikamaru estaba esperando en una silla fuera de la sala de emergencias cuando
entró Kakashi. Cuando vio el rastro de sangre, su corazón se hundió al pensar en cómo casi
mata a todo su equipo.
              Kakashi llevó a Naruto a la sala de emergencias y luego se dirigió rápidamente a
informar a Tsunade. Temía lo que ella pensaría de todo esto. La misión falló, Sasuke como
un traidor y el equipo, aparte de Shikamaru, casi muere. Ella iba a tener un día de campo
con esto.
              Mientras Kakashi se dirigía a ver a Lady Hokage, Naruto estaba siendo
operado. En su propia mente, interpretó todo una y otra vez. Sasuke había intentado matarlo
más de una vez, e incluso estuvo muy cerca unas cuantas veces. Si la herida abierta, casi un
agujero del tamaño de un puño en su pecho, mostraba alguna indicación de la motivación
de Sasuke. Naruto no podía creer lo lejos que había caído su compañero de equipo en la
búsqueda de poder y venganza. Fue repugnante para el rubio lo mucho que se elogió a
Sasuke solo porque él se lo devolvió a la cara de todos. ¿Cómo pudo hacerle esto a una
aldea que hizo todo lo posible por él? ¿Lo tiró todo por algún plan de venganza? En opinión
de Naruto, esa era una mentalidad muy tonta, tirar todo por venganza.
              "Hey, kit." Esa voz profunda volvió a resonar en sus oídos como antes. Sin
embargo, esta vez sonó un poco menos siniestro. Casi calmante en realidad. "Abre tu kit
de ojos".
              Naruto hizo lo que le dijo y lentamente abrió los ojos con algo de tensión. Cuando
los abrió por completo y se concentró, vio que estaba en una especie de alcantarilla con una
gran puerta frente a él. Sin embargo, no fueron los alrededores o la puerta lo que hizo que el
rubio abriera los ojos como platos. No, era lo que había dentro de esa puerta. Un gran zorro
rojo.
              El zorro de nueve colas.
              Naruto inmediatamente se puso de pie solo para darse cuenta de que el piso era
principalmente agua. Miró al zorro con miedo plasmado en su rostro, pero eso se detuvo
cuando notó la mirada en los ojos del zorro. No era la mirada de un demonio que anhela la
destrucción y la muerte, sino simplemente un ser que parecía preocupado por alguien.
              "Puede relajarse kit." El zorro comenzó con un tono similar al regular. "Sabes
algo, kit, si no hubiera saltado en ese momento, habrías muerto. Lo sabes, ¿verdad?"
              Naruto se relajó cuando escuchó las palabras del zorro. Eso era cierto. Si no
hubiera intervenido, entonces estaría muerto por ese Chidori a través de su pecho.
              "Entonces." Naruto comenzó con una mirada de confusión. "¿Por qué me salvaste
entonces?"
              El zorro todavía tenía una mirada triste en su rostro mientras pensaba en la
respuesta a esa pregunta por un momento. Es cierto que si Naruto moría, moriría, pero para
el zorro había más que eso. Una conexión algo más profunda que nunca antes se había
sentido con ninguno de sus otros recipientes. Un dolor que se podía sentir con los dos y al
mismo tiempo un pequeño rayo de esperanza. Conectó a los dos juntos de una manera que
ni siquiera él entendió.
              Con un suspiro, el zorro bajó la cabeza y desvió la mirada de Naruto. El rubio no
sabía por qué, pero podía sentir la pena que venía del espíritu del zorro.
              "Bueno, sea cual sea la razón." Naruto se sobresaltó, haciendo que el zorro se
estremeciera, pensando que su carcelero haría lo que harían los demás. "Gracias."
              El zorro de nueve colas abrió los ojos rápidamente y se volvió hacia Naruto,
sorprendido de que el chico le agradeciera. Antes de que pudiera decir algo, Naruto sintió
que se despertaba de donde estaba. Se desvaneció del zorro y lo dejó para reflexionar sobre
qué tipo de nave era Naruto y cuán diferente era de los demás.
              Habitación de hospital, una semana después de la misión
              Naruto sintió que se despertaba del sueño y abrió los ojos
lentamente. Rápidamente se encontró con la luz del sol que entraba en su habitación y
gimió. Se cubrió los ojos con la mano derecha y notó muy rápidamente lo pesado que
estaba su brazo con cinta adhesiva. La cinta médica se extendió desde la palma y la muñeca
hasta el codo. Se sentó de su cama y se estremeció levemente ante su cuerpo todavía
golpeado.
              Tras una inspección más profunda de su cuerpo, Naruto pudo decir que la mayor
parte de su cuerpo estaba vendado por el Chidori y los rasguños y cortes de su batalla con
Sasuke. Naruto realmente tuvo que agradecer al zorro por sus habilidades curativas. si no
fuera por eso, entonces Naruto probablemente no habría llegado ni siquiera a la mitad de
camino a Konoha. Aparte de esas heridas y los vendajes de usar un Rasengan muy
poderoso y peligroso, Naruto estaba realmente bien.
              Miró a su alrededor en busca de alguna señal de un médico o de alguno de sus
amigos en la habitación. Para su sorpresa, no había nadie que lo observara. Esto le recordó
un poco a su infancia cada vez que un Anbu lo enviaba al hospital. Siempre que se
despertaba, no había nadie allí para ver cómo estaba o preguntarle si estaba bien de alguna
manera. Ahora se sentía vagamente como antes.
              Naruto decidió levantarse de la cama y moverse un poco para relajar sus músculos
rígidos. Quién sabe cuánto tiempo estuvo fuera. Movió un poco los brazos y las piernas
para volver a sentirlos antes de dirigirse a la ventana para ver el pueblo. Fue otro día
brillante y soleado en Konoha. La gente seguía con su vida diaria como si nada malo
hubiera pasado. Naruto estaba al menos feliz de ver que la gente no estaba diciendo que su
precioso Sasuke era un traidor. Sin embargo, con el conocimiento de Naruto de cómo
tienden a actuar los aldeanos, probablemente se le echaría la culpa a él de alguna manera.
              Cuando Naruto se inclinó en el alféizar de la ventana, no pudo escuchar la puerta
abrirse y entrar un Anbu enmascarado. La Anbu era una mujer con una máscara de neko y
cabello morado que estaba atado en ese momento. Vio que Naruto ya estaba levantado y
visiblemente tensado. Sabía cuál era su trabajo y lo temía todo. Tomando una respiración
profunda, el Anbu habló.
              "Naruto Uzumaki." Naruto se giró para verla parada en la puerta y saltó un poco
por su repentina aparición en su habitación. "Tan pronto como sea posible, será necesaria
su presencia en la reunión del consejo".
              Antes de que Naruto pudiera siquiera decir un 'ok', el Anbu se había ido en un
shunshin. Eso fue una bandera roja allí mismo. Naruto decidió encogerse de hombros y
prepararse para que este consejo le gritara una vez más. Sorprendentemente, no odiaba al
consejo, simplemente odiaba que lo culparan de muchas cosas en el pueblo. Algunos de
ellos incluso han participado en una 'caza de zorros' anual anterior hace años cuando Naruto
fue expulsado del orfanato. Esos fueron días oscuros en los que Naruto se alegraba de que
quedaran mucho tiempo atrás.
              Le tomó un tiempo, pero Naruto finalmente pudo salir del hospital y ponerse algo
de su ropa cómoda. Su chaqueta que usaba cuando llegó estaba hecha jirones ahora, así que
simplemente se ató alrededor de su cintura mientras usaba su ropa normal y una diadema
alrededor de su cuello para esconder algunas vendas. Cuando Naruto salió del hospital y
tomó aire fresco, no pudo evitar pensar que más de unos pocos ojos estaban puestos en él
no era algo raro para el rubio, pero no sintió que la gente lo estuviera mirando fijamente.
Odio desde hace un tiempo. Mientras caminaba para llegar a la torre Hokage, se sintió
como si fuera un niño otra vez con la forma en que realmente veía a la gente
mirándolo. Decidiendo encogerse de hombros, Naruto simplemente continuó para terminar
con esto y obtener un poco de ramen más tarde. Tendría que hablar con sus amigos y sensei
más tarde a menos que se los encontrara en algún momento.
              "No puedo creer que ese demonio mocoso dejó que Sasuke se fuera." Una persona
le susurró a otra cuando Naruto pasó a su lado.
              "Lo sé. En todo caso, realmente desearía que el Uchiha pudiera haber matado a ese
monstruo y librarse de él". Otro susurró.
              "Cuando escuché que de alguna manera todavía estaba vivo y que había perdido al
Uchiha, solo quería sofocar al pequeño demonio por eso". Otro susurro.
              "Bueno, ahora está herido. Entonces, ¿por qué no acabamos con él?"
              "Porque entonces esa vieja zorra del Hokage nos haría ejecutar."
              "Hmph."
              "Ver a ese demonio caminando, sabiendo que él es la razón por la que Sasuke está
perdido para nosotros me enoja tanto".
              Los susurros estaban empezando a hacerse un poco más fuertes ahora para que
Naruto los oyera con claridad como el día.
              "Debería morir".
              "Todo es culpa suya".
              "El demonio debería simplemente desaparecer."
              "Algo como él no debería existir en nuestro pueblo".
              "Quizás deberíamos hacer otra Fox Hunt este año".
              El estado de ánimo feliz de Naruto cambió a deprimido cuando escuchó los
diversos comentarios que no había escuchado en casi un año. Hacía mucho tiempo que
pensaba que tal vez los aldeanos comenzaban a mirarlo como un ninja y comenzaban a
respetarlo en lo más mínimo, pero con este acto, eso ya no era más. Naruto no quería
escuchar más y simplemente salió corriendo para terminar esta reunión e irse a casa a
descansar.
              Reunión del concejo
              Tsunade acababa de ser informado sobre la recuperación de Naruto y su próxima
llegada a la reunión. Se quedó con los ojos muy abiertos y odió lo que no tenía más
remedio que hacer ahora. Si conocía a Naruto, sabía que estaría destrozado por lo que
estaba a punto de sucederle. Miró alrededor al consejo shinobi y vio una mezcla de ira y
tristeza. Era comprensible ya que la mayoría de sus hijos eran buenos amigos de los
jinjuriki en primer lugar. Ver la expresión del rostro de los chicos cuando le dijeron que
esto los perseguirá durante muchos días.
              Luego miró al consejo civil y quedó consternada por las sonrisas y miradas
satisfechas que tenían. Tsunade enfermó de que estas personas fueran la razón principal por
la que la vida de Naruto era un infierno cuando solo era un niño asustado. Si Tsunade se
saliera con la suya, muchos de esos miembros del consejo sufrirían por sus manos.
              Sin embargo, sus enojados pensamientos se hicieron añicos cuando Naruto entró
por la puerta. Miró al chico y palideció al ver su entrada. Esa fue otra bandera roja para
Naruto. Tsunade nunca palideció ante nada a menos que fueran noticias horribles.
              Naruto se paró frente al consejo y esperó escuchar lo que planeaban hacer sobre la
fallida misión de recuperación de Uchiha.
              "Genin Naruto Uzumaki." Tsunade comenzó después de un par de minutos de
espera. Naruto no dijo nada y solo la miró con esos brillantes ojos azules. "Lo siento mucho
Naruto."  Pensó antes de continuar. "Debido a tu fracaso en recuperar a Sasuke Uchiha, y
casi hacer que maten a tu equipo, por la presente estás-" Dudó por unos segundos antes de
tomar una respiración profunda y continuar de nuevo. "desterrado de Konohagakure".
              Naruto se quedó con los ojos completamente abiertos cuando su mandíbula cayó al
suelo. No podía formar palabras para describir cómo se sentía hacia
esto. ¿Enfado? ¿Traición? ¿Odio? ¿Tristeza? ¿Negación? No lo sabía. Todo lo que sabía era
que Tsunade odiaba tener que decir esas temidas palabras y el consejo shinobi odiaba
escucharlas. Se volvió hacia el consejo civil y vio sus miradas satisfechas y miradas de
disgusto mientras procesaba todo esto.
              "Tienes hasta las diez de la mañana de mañana para empacar tus cosas y salir del
pueblo, o te enfrentarán a la fuerza". Tsunade dijo mientras apartaba la mirada de sus ojos
tristes. Esos ojos que hizo perseguirían sus sueños por el resto de su vida ahora.
              Naruto todavía no podía decir nada. Simplemente no podía. Todavía no había
palabras para describir este sentimiento, este vacío que durante mucho tiempo había
pensado que estaba lleno ahora estaba en blanco una vez más. Conteniendo las lágrimas,
Naruto se volvió lentamente mientras caminaba hacia la puerta y salía de la
habitación. Tsunade quería ir a consolarlo, pero uno de los ancianos lo detuvo con las
vendas alrededor de la cara. Solo podía ver cómo el mundo de Naruto se derrumbaba a su
alrededor por causa de un mocoso traidor.
              Mientras Naruto gimoteaba con la misma mirada con los ojos muy abiertos hacia
su hogar de ratonera, su mente aún no podía procesar todo esto.
              "¿Lo que acaba de suceder?" Pensó para sí mismo. Primero los aldeanos
volvieron a hablar mal de él, ¿ahora fue desterrado porque no pudo traer de vuelta a un
traidor? Fue  leal a este pueblo durante toda su vida. Se quedó aquí con la esperanza de
algún día convertirse en Hokage y ganarse el respeto de todos. No importa cuán duras
fueron las palizas, las casi muertes, las torturas por las que pasó o cualquier otro trato duro
que recibió de estas personas, siempre fue leal. ¿Entonces una misión fallida para traer de
vuelta a este precioso pueblo 'leal' Uchiha y fue desterrado? Eso no tenía ningún sentido
para él en lo más mínimo.
              Mientras caminaba con su expresión rígida y aún sorprendida, todavía podía
escuchar a los aldeanos golpeándolo. De los varios insultos y comentarios hirientes hacia
él, una palabra seguía saliendo. 'Demonio'. Esa palabra le fue dicha desde que la
recordaba. Esa palabra tenía demasiado volumen en lo que le dolía. Ser llamado demonio
cuando no ha hecho nada que realmente lastime a alguien fue la peor parte de todo.
              Cuando finalmente llegó a su "casa", subió a la habitación y cerró la
puerta. Después de hacer eso, se desplomó al suelo y las lágrimas que contenía salieron
junto con un grito.
              "¿Por qué? ¿Por qué me pasó esto a mí?" Pensó para sí mismo mientras seguía
sollozando en sus manos. "¿Porque porque porque porque?"
              "Por mí." Esa voz profunda estaba de vuelta y rápidamente llamó la atención de
Naruto cuando notó que estaba de vuelta en esa alcantarilla nuevamente. Miró al zorro y
vio que tenía una expresión de tristeza en su rostro. "Lo siento mucho Naruto. Si no
fuera por mí, entonces este pueblo no te habría tratado así." Su voz se estaba volviendo
más ligera y un poco más alta ahora. "Si tan solo fuera otra persona. Si tan solo no
tuvieras que ser tú, entonces podrías haber vivido una vida normal". Su voz comenzó
a sonar más aguda, casi femenina. "Es todo culpa mía y tu sufrimiento por ello."
              Antes de que, no, pudiera continuar, Naruto la detuvo. "¿Eres una chica?"
              Se detuvo cuando se dio cuenta de que salía su voz real. Con un suspiro, ella
asintió con la cabeza. "Sí, soy Naruto. Lo he sido durante toda mi vida." Ella miró hacia
abajo casi avergonzada. "Eso no es importante ahora. Lo que es importante es que
lamento todas las cosas horribles que te he hecho pasar por estar sellado dentro de ti.
Es mi culpa que te echen de tu casa. . "
              Naruto dejó de sollozar ante la frase "tu casa". Lo pensó por un momento. "Ya
sabes. Solía mirar por las ventanas de las casas de otras personas cuando era más
joven". Ella volvió a mirarlo.
              "Recuerdo."
              "Siempre miré cómo los padres tratarían a sus hijos con amor y compasión". Él
continuó. "Quería algo así. Quería sentir esa calidez y amor de los demás. Tenía cinco años
y vivía en la calle con gente de este pueblo mirándome y golpeándome por solo
existir". Respiró unas cuantas veces antes de continuar. "En ese momento pensé que todo el
mundo era así en el mundo, pero luego, la primera vez que realmente dejé la aldea y fui a
Wave, vi lo equivocado que estaba. Esa gente, Tazuna, Inari, su madre, todos me trató con
amabilidad incluso antes de ayudar a salvarlos de Gato ". Él volvió a mirarla y ella se
sorprendió por la mirada de determinación en sus ojos. "Creo que ahora realmente lo
entiendo".
              "¿Sabes qué, Naruto?"
              Se puso de pie y se secó las lágrimas antes de volver a mirarla. "Que un lugar
donde todo el mundo te lastima constantemente no es un hogar".
              El zorro se rió un poco antes de volver a hablar con él. "Entonces, ¿qué vas a
hacer kit?"
              Naruto le sonrió y respondió. "Voy a dejar este pueblo para siempre, ser más fuerte
que nadie y forjar mi propio destino lejos de este infierno".
              Ella le sonrió y se puso en cuclillas. Naruto la miró de cerca mientras estaba
allí. "Entonces, para expiar el dolor que te he causado toda tu vida, haré todo lo que
pueda para ayudarte, Naruto".
              Él le sonrió. "Gracias. Aunque todavía no sé cómo llamarte."
              Ella le sonrió de nuevo y se inclinó. "Por ahora, llámame Kyuubi."
              Con eso, Naruto le sonrió a Kyuubi antes de regresar a su habitación. Su
resolución se fortaleció y se puso de pie. Naruto miró alrededor de su horrible habitación y
adivinó que era el momento. Agarró una mochila y comenzó a llenarla con ropa y equipo
para él antes de mirar por la ventana. Para su sorpresa, ya era de noche y había luna
llena. También vio linternas y escuchó gente vitoreando por algo. Tras una inspección más
cercana, pudo decir que la noticia de su destierro debió haber salido y los aldeanos estaban
celebrando. Eso fue el colmo. Fue entonces cuando Naruto supo sin la menor duda que este
lugar nunca fue su hogar.
              Ahora, disgustado, Naruto decidió hacerle la última broma a esta aldea por todo el
sufrimiento y el dolor que le hicieron pasar.
              Tomó algo de tiempo y mucho andar a escondidas, pero Naruto finalmente pudo
colocar las etiquetas explosivas alrededor de su casa y los fuegos artificiales alrededor del
festival. Antes de encenderlos, tenía algunas cosas que hacer.
              Primero fue dejarse la diadema que le dio Iruka. Ya que estaba desterrado ahora,
ya no lo necesitaría. Lo dejó en la academia con una nota al lado en el escritorio de
Iruka. Lo último que quería era confrontar a su antiguo sensei sobre todo esto.
              Luego fue el collar que Tsunade le dio. Su sueño de convertirse en Hokage murió
ahora, así que también podría devolver esto a su escritorio. Para su sorpresa, ella no estaba
en su oficina ni nadie más. Así que lo dejó junto con una nota también.
              Last fue ver a sus amigos por última vez, pero eso fue un error. Los buscó solo
para descubrir que algunos estaban en el festival. Sakura, Ino, Choji, Shikamaru, Kiba,
Shino, Ten Ten e incluso Neji y Lee estaban allí.
              Parecían estar divirtiéndose allí en el 'Festival Fox', sin saber que dicho chico zorro
los estaba mirando. Eso fue todo. Ya no había otra razón para permanecer en este
lugar. Naruto apretó los dientes y activó ambas etiquetas y los fuegos artificiales y vio
como todos entraban en pánico. Fue satisfactorio ver los rostros enojados y confundidos de
la gente la última vez.
              Con eso, Naruto abandonó el área y se dirigió a la puerta. No tenía idea de adónde
iba o qué iba a hacer, pero una cosa era segura, nunca regresaría a este pueblo. Mantendría
su promesa de volverse más fuerte que nadie, y con la ayuda de Kyuubi, puede vivir libre y
feliz.
              Con ese pensamiento en mente, Naruto dejó la aldea para hacerse un nombre y
forjar su propio destino.
              Ustedes son increíbles, y como siempre,
              Mantente sexy ahí fuera,
              ¡PAZ!
* Capítulo 2 *: Un hogar por ahora
 
              Capítulo 2: Un hogar por ahora
              "Akai Akuma - Diablo rojo / Demonio"
              Habían pasado tres años y medio después de que Naruto dejó la aldea ahora y se
había vuelto considerablemente más fuerte que antes. Había descubierto que sus afinidades
elementales eran el viento y el agua en ese tiempo gracias al Kyuubi, e incluso había
aprendido a dominarlos a ambos. Ahora era muy competente en ambos e incluso podía
combinar los dos para obtener técnicas de hielo más poderosas. Y como tenía una bestia
con cola dentro de él con su propio chakra, Naruto incluso pudo aprender los otros
elementos. Comenzó a gustarle el uso del fuego, poco a poco estaba dominando la tierra y
estaba acostumbrándose a utilizar los rayos. Todavía no era un maestro en ninjutsu de
ninguna manera, pero se estaba acercando cada día que pasaba.
              Genjutsu era algo que realmente estaba tratando de evitar ya que no era bueno en
eso, pero Kyuubi lo convenció después de afirmar que algunos de los mejores ninjas saben
al menos cómo lanzar y luchar contra el genjutsu. Era una profesora muy convincente y, a
veces, exigente para el rubio, pero era una muy buena profesora. Todas esas décadas y tal
vez incluso siglos de experiencia valieron la pena para Naruto mientras le enseñaba. Ahora
podía lanzar algunos genjutsu si era necesario para engañar a otros y, sorprendentemente,
era bastante bueno en eso.
              Taijutsu era su parte favorita del entrenamiento. Fue entonces cuando pudo ver la
forma humana de Kyuubi y entrenó con ella. Adoptaría la forma de una mujer bastante alta
y esbelta, con curvas y músculos al mismo tiempo. Su piel era de un suave color bronceado,
mientras que tenía penetrantes ojos rojos, cabello corto carmesí que era lacio, tenía sus
orejas de zorro sobresaliendo y sus nueve colas justo por encima de su firme trasero. Por lo
general, usaba un kimono que era bastante holgado para moverse. El kimono era de un
color rojo intenso que tenía un patrón de zorro naranja en la parte posterior. Era simple y le
daba espacio para maniobrar. La razón por la que a Naruto le gustó esta parte del
entrenamiento fue porque pudo ver su verdadera forma y luchar contra sus múltiples estilos
diferentes. Ella conocía muchos estilos diferentes y pasaba al menos una semana
entrenándolo con un estilo a la vez. Fue muy útil que ambos conocieran la técnica del clon
de sombras cuando Naruto realmente quería conocer más estilos.
              Durante los viajes de Naruto, decidió dirigirse hacia el oeste. Durante esos viajes
se encontró atrapado en una guerra en curso entre Kusagakure y Amegakure. Fue allí donde
experimentó su primera muerte. Un ninja Ame que estaba atacando a un aldeano inocente
en Kusa. Naruto vaciló al derribarlo con un kunai en la cabeza. Cuando salvó a esa niña y
vio a muchos ninjas de ambos lados presenciarlo, supo que ahora era parte de esta
guerra. Fue su tiempo en Kusa donde aprendió Kenjutsu de un ninja que también era un ex
samurái. Con su ayuda y la de Kyuubi, Naruto pudo dominar fácilmente el kenjutsu y
ayudar a Kusa a ganar la guerra con Ame en tan solo un año. Maneja una espada que
encontró durante una redada en Amegakure. La hoja es una katana rojo sangre con un
mango y un protector negros. Eso no era lo extraño, lo extraño era el hecho de que en el
mango había un ojo. No solo un ojo normal, sino un ojo demoníaco rojo sangre. Kyuubi le
informó que esta espada era de hecho una de las hojas más raras del mundo, una espada
demoníaca. Debido a su propio chakra demoníaco, Naruto pudo manejarlo sin
problemas. Lo llamó Akai Akuma.
              Después de que ayudó a poner fin a la guerra y fue un héroe para la gente de Kusa,
se fue para continuar su viaje en busca de la verdadera fuerza. No queriendo que todos
supieran que fue Naruto Uzumaki quien ayudó a poner fin a la guerra y se volvió tan
poderoso en tan poco tiempo, Naruto insistió en que se lo nombrara con un nombre
diferente. Y así se convirtió en el Zorro Blanco. El nombre se debió principalmente a la
máscara de elección que usaba cuando estaba en Ame, una máscara de zorro blanco con
ojos blancos y penetrantes. El Libro de Bingo lo marcó como un ninja clasificado A.
              Eso fue hace un tiempo y ahora Naruto se movía por un área de bosque. Llevaba
una camisa de manga larga de color naranja oscuro con una camiseta blanca y pantalones
cargo negros junto con sandalias negras de ninja. Le había gustado dar estos largos paseos
por el bosque, y como realmente no tenía un lugar donde quedarse, acampó aquí. Montó su
carpa y cocinó algunos conejos que atrapó hace un tiempo antes de acostarse y mirar el
cielo nocturno. Era una noche clara y estrellada esta noche, y eran momentos de calma
como estos los que realmente hicieron que Naruto se preguntara qué tan diferente habría
sido su vida si hubiera dejado la aldea hace mucho tiempo. Ahora tiene 16 años y al menos
es un jounin muy alto, pero no pudo evitar preguntarse cómo sería su progreso como ninja
si todavía estuviera en Konoha.
              Suspiró antes de decidir dar por terminada la noche por ahora. Mientras dormía, su
mente divagaba y estaba teniendo su pesadilla recurrente nuevamente. El de sus días en
Konoha cuando era niño y cómo la gente lo maltrataba. Cada golpiza, cada pedacito de
abuso, cada robo, cada violación, cada tortura se desarrolla en una imagen perfecta en la
mente de los adolescentes. Sin embargo, sorprendentemente, Naruto se había acostumbrado
a las pesadillas ahora. Kyuubi siempre le hablaba para hacerlo sentir mejor y calmar su
mente. Ella era muy cariñosa con él, un rasgo que Naruto nunca pensaría que sería como el
demonio más poderoso y temido.
              A la mañana siguiente, Naruto se despertó cuando escuchó una conmoción no muy
lejos de él. Decidió comprobarlo después de vestirse rápidamente al escuchar los gritos de
algunas chicas. Al irse rápidamente, Naruto vio alrededor de cinco niñas de su edad y un
niño de alrededor de ocho o nueve huyendo de varios bandidos masculinos. Los bandidos
tenían ojos llenos de lujuria dirigidos hacia los cinco y Naruto al menos podía ver por
qué. Las cinco chicas eran realmente hermosas, pero ahora no era el momento de quedarse
boquiabiertos.
              El rubio se puso la máscara y entró en acción justo cuando uno de los bandidos
agarraba a una de las chicas. La niña era bastante alta, de piel bronceada y cabello corto de
color naranja. Llevaba una camisa marrón hecha jirones y pantalones cortos negros y no
tenía zapatos. Sus ojos verdes mostraban miedo mientras trataba desesperadamente de
soltarse del agarre del hombre solo para que él se riera y la abofeteara con fuerza.
              Naruto no lo dudó. Se dejó caer justo al lado del hombre y antes de que ninguno de
los dos pudiera reaccionar, Naruto ya había quitado la cabeza de sus hombros. La niña se
sorprendió por esto, pero no preguntó por qué este hombre enmascarado la estaba salvando.
              Las otras cuatro niñas y la niña estaban rodeadas por el resto de los bandidos, unos
nueve de ellos. Todos estaban visiblemente aterrorizados con la niña aferrada
desesperadamente a una de las niñas.
              "Je. Parece que nuestra pequeña cacería termina aquí, muchachos." Dice uno de
los bandidos. "Entonces jefe, todavía lo haremos", se frotó la entrepierna con la mano
izquierda hacia las chicas. "¿Pasar un buen rato antes de que los llevemos de regreso a la
ciudad?"
              Un hombre corpulento y calvo que vestía un traje holgado se acercó y se detuvo
frente a las chicas. Sonrió hasta que notó algo. "Espera un minuto, ¿no eran seis? Solo
cuento cinco".
              Otro bandido sonríe y responde. "Uno de nuestros muchachos la atrapó y
probablemente se esté divirtiendo con ella en este momento".
              Las otras chicas palidecieron visiblemente al escuchar el destino de sus
amigas. Era algo terrible lo que estaban haciendo estos bandidos, y todo lo que podían
hacer era permanecer cerca unos de otros y rezar para que alguien los salvara.
              Casi como si esa oración hubiera sido respondida, antes de que alguno de los
bandidos pudiera poner un dedo sobre ellos, un cuerpo cayó al suelo junto a ellos. Todos
reconocieron fácilmente el cuerpo de su compañero y jadearon al ver que su cabeza giraba
hacia ellos.
              "¿¡Quién diablos se atreve a acercarse a nosotros !?" El jefe del grupo gritó al
bosque, esperando que alguien respondiera. Los otros hombres se prepararon para un
ataque y se dispersaron un poco.
              "Nueve tipos, todos bandidos, sin ninguna habilidad".  Naruto pensó para sí mismo
mientras estaba cerca de un arbusto, mirándolos a todos. Sonrió detrás de su máscara
cuando la chica estaba detrás de él. "Esto será demasiado fácil".
              "¿Qué quieres ...?" La chica se interrumpió cuando vio al hombre enmascarado
desaparecer de la nada. Jadeó en estado de shock antes de mirar a las otras chicas y
bandidos.
              Los bandidos comenzaban a ponerse un poco nerviosos. Fue un día brillante en el
que literalmente se podía ver a cualquiera desde arriba y desde todos lados. Sin embargo,
no pudieron encontrar a quienquiera que estuviera aquí. A Naruto le gustó esto. Le gustaba
ser sigiloso con los bandidos y los ninjas de bajo nivel. El pánico y la inquietud que
muestran siempre lo hacían sonreír por dentro. Sabía que era un poco sádico jugar con tu
presa antes de acabar con ella, pero tal vez esa fue la influencia de Kyuubi.
              Naruto decidió elegir uno en voz alta para generar confusión. Pasó silenciosamente
por los árboles hasta que estuvo cerca de uno de los bandidos. Agarró al hombre por la nuca
y tiró con fuerza. El hombre dejó escapar un grito agudo y fue arrastrado hacia los
arbustos. Los otros bandidos oyeron esto y vieron que el arbusto ahora tenía sangre por
todas partes. Los bandidos estaban más que perturbados al ver esto, pero todavía estaban un
poco imperturbables. Naruto decidió dar un paso adelante. Se subió a un árbol y se
escondió durante unos segundos antes de atrapar a tres de ellos con sus propias espadas. El
rubio vio su forma muy pobre y sus agarres sueltos y negó con la cabeza. Decidiendo dejar
que estos 'hombres' vieran a un verdadero espadachín antes de morir, Naruto se dejó caer en
el centro de ellos y aterrizó en una posición agachada. Los tres se sorprendieron al
principio, pero eso cambió cuando vieron a este hombre enmascarado alcanzar y
desenvainar su propia espada en su espalda. Los tres gritaron mientras se apresuraban al
hombre, pero fueron eliminados fácilmente en un instante. Naruto saltó al aire en los
árboles antes de que aparecieran los últimos cinco. Vieron a sus camaradas derribados y
empezaron a entrar en pánico. Naruto tuvo que reprimir una risita ante los últimos cinco
bandidos. Decidió que ahora era el mejor momento para meterse con ellos. Se dejó caer
frente a los cinco, lo que hizo que todos saltaran en estado de shock y luego asustados. El
jefe del grupo miró al hombre enmascarado, o más específicamente, su máscara, y abrió los
ojos como platos. Lentamente retrocedió cuando se dio cuenta de quién era esta persona.
              "¿B-jefe?" Dijo uno de los bandidos mientras comenzaba a temblar ante la mirada
que les estaba dando el enmascarado. "¿Qué hacemos?"
              Su jefe empezó a tartamudear. "El WWW-White FF-Fox".
              "Oh." Naruto se sobresaltó mientras colocaba su espada en su hombro e inclinaba
ligeramente la cabeza. "¿Así que has oído hablar de mí? Bien. Entonces tal vez puedas
decirme lo que tus inútiles sacos de basura iban a hacer con esas chicas".
              Uno de los bandidos no sabía qué hacer y cargó tontamente presa del
pánico. Naruto esquivó el corte de su espada y rápidamente cortó al hombre por la mitad
desde la cintura. Los últimos cuatro y las chicas vieron esto y se quedaron boquiabiertos.
              "Supongo que no fui lo suficientemente claro". Naruto comenzó mientras limpiaba
su espada en la camisa del hombre. "Así que te lo preguntaré amablemente una última vez.
¿Qué les ibas a hacer?"
              El jefe decidió que no valía la pena morir por este trabajo para el infame Whit
Fox. Se suponía que este era un trabajo de bajo nivel. Se suponía que nadie, especialmente
alguien del Libro de Bingo, debía detenerlos. "Mira, solo nos contrataron para agarrar a las
chicas y llevarlas de regreso a su base, está bien".
              Naruto volvió a inclinar la cabeza y les apuntó con su espada. Esto hizo que los
cuatro bandidos se estremecieran. "¿Quién es la base?"
              "Solo algunos traficantes de personas y redes de prostitución". El jefe dijo
rápidamente. "Solo obtendríamos una parte de las ganancias cuando las recuperamos".
              "¿Dónde?"
              "Solo una aldea en el país de la Tierra. Eso es todo lo que sabemos. Así que nos
dejarás ir, ¿verdad?" Preguntó el jefe con una pequeña sonrisa. Pensó que si le daba al
Zorro Blanco alguna información de que lo que quedaba de sus hombres se le permitiría
vivir. Desafortunadamente para él, si este era el Naruto antes de la guerra en Kusa, entonces
podría haber tenido razón.
              "¿Cuándo dije eso?" El Zorro Blanco les preguntó. Ellos jadearon de horror ante
esto y trataron de escapar. No llegaron muy lejos antes de que comenzaran a hundirse en la
Tierra. Naruto se acercó a sus formas hundidas y se agachó hacia ellos mientras le rogaban
y le suplicaban. "Ustedes iban a violarlos y aprovecharse de ellos. Odio a las personas que
se aprovechan de la semana, pero detesto absolutamente al violador. Todos ustedes tienen
esto por venir".
              Y así, los hombres se habían ido y el bosque estaba en silencio una vez
más. Naruto suspiró porque tenía lo que necesitaba. Estaba a punto de regresar a sus
pertenencias y luego ir al país de la Tierra, pero las chicas lo detuvieron.
              Uno era un rubio de pelo largo con ojos oscuros y piel clara. Otra también era
rubia pero de pelo corto y ojos amarillos junto con su piel clara. La tercera tenía piel
oscura, cabello negro hasta los hombros y ojos marrones. La cuarta tenía cabello azul solo
hasta la coronilla, piel clara y ojos azules como su cabello. La última fue la niña. Tenía el
pelo y los ojos completamente blancos y la piel pálida.
              Naruto se volvió hacia ellos y vio que todos estaban parados allí, mirándolo con
asombro.
              "Así que eres el Zorro Blanco". La chica de cabello azul se sobresaltó. "Eres tan
asombroso como los rumores en Ame te hacen parecer."
              Naruto sonrió detrás de su máscara y cruzó los brazos sobre su pecho. "Gracias.
Siempre es un placer conocer a algunos fans. ¿Y quiénes son exactamente todos ustedes de
todos modos?"
              "Soy Akane." La chica de cabello azul habló.
              "Me llamo Hikari." Respondió el de cabello negro.
              "Hikaru." La chica de pelo naranja.
              "Soy Toyoko," comenzó el rubio de pelo largo y luego señaló al otro rubio que se
escondía detrás de ella. "Y esta es Ayako."
              "Y esta pequeña niña de aquí es Setsu." Hikaru le hizo un gesto a la niña. Setsu
miró a Naruto con asombro y asombro en sus ojos. Estaba realmente hipnotizada por cómo
los salvó y lo que estaba a punto de hacer.
              "Bueno, es un placer conocerlas, chicas." Naruto comenzó asintiendo con la
cabeza. "Me quedaría, pero tengo una base que destruir y algunas otras que espero ayudar".
              Antes de que Naruto siquiera diera dos pasos, ya estaba detenido. Una mano en su
camisa fue lo que lo detuvo y se giró para ver que en realidad era Setsu quien lo
tenía. Naruto la miró y vio que ahora tenía una mirada inquisitiva en su rostro.
              "Tienes algo dentro de ti, ¿no?" Ella le preguntó. Naruto jadeó bajo su máscara
mientras la miraba a los ojos. "Puedo sentirlo. Algo oscuro y poderoso dentro de ti." Ella lo
dejó ir y alcanzó el sello en su estómago. "Sin embargo, me pregunto qué es exactamente".
              Antes de que pudiera hacer contacto, Naruto la agarró por la muñeca para
detenerla. "Escucha Setsu," ella lo miró. "No sé cómo funcionan esos ojos tuyos, pero
debes tener cuidado al mirar a una persona".
              Setsu abrió los ojos un poco cuando ya no pudo mirar dentro de esta persona. Ella
lo miró a los ojos y asintió lentamente.
              "Entonces, ¿por qué exactamente el infame Zorro Blanco deambula por un
bosque?" Hikari le preguntó mientras cruzaba los brazos justo debajo de su impresionante
busto.
              "Estaba ocupándome de mis propios asuntos cuando escuché todo esto. Fue un
buen calentamiento, pero ahora estoy listo para un entrenamiento real". Naruto se dio la
vuelta para irse antes de que lo detuvieran nuevamente.
              "Podemos mostrarle dónde está el pueblo". Hikaru le dijo. Naruto se volvió hacia
ellos e inclinó la cabeza. "Te mostraremos dónde, solo tienes que prometernos que dejarás
al líder para todos nosotros".
              Naruto no entendió esa parte pero asintió de todos modos. Con eso, el grupo llevó
a Naruto a través del país de la Tierra hasta un pequeño pueblo que hizo que Naruto
gruñiera un poco bajo su máscara. En el pueblo había hombres con mujeres haciendo cosas
muy degradantes para su propia diversión. Los hombres los obligaban a bailar frente a ellos
sin casi nada puesto, los obligaban a formar un montón de hombres por una razón obvia y,
en algunos casos más graves, los golpeaban con látigos.
              "¿Cuál es el líder?" Les preguntó a las chicas que podían sentir el intenso ki
saliendo de él.
              "Ese hombre de ahí." Toyoko dijo mientras señalaba a un ninja de algún tipo. Eso
haría mucho más fácil para Naruto determinar a quién no matar todavía, ya que el líder era
el único ninja allí abajo.
              Naruto se puso de pie y se rompió el cuello antes de mirar a las chicas. "Quédate
aquí y no te muevas. Terminaré con esto rápidamente". Y antes de que pudieran decir algo,
se fue en un shunshin.
              Miraron hacia abajo y esperaron un rato para preguntarse qué les tenía reservado el
Zorro Blanco a los bandidos. Después de unos minutos de espera, comenzaron a escuchar
gritos cuando los bandidos comenzaron a ser derribados por rayos y fuertes vientos. Vieron
cómo los bandidos intentaban y no lograban huir de todo lo que estaba sucediendo a su
alrededor. Se quedaron en un aturdimiento de desorientación y confusión, ya que todos
fueron siendo desgarradas por algo demasiado rápido para que vean. Las chicas del pueblo
estaban aterrorizadas y algunas incluso enfermas por lo que estaban viendo. Una mancha
estaba destruyendo a los bandidos que los habían mantenido cautivos durante tanto tiempo
y lo estaba haciendo de formas muy sangrientas. Observaron desde el interior algunos de
los edificios e incluso algunas de las chozas y jaulas en las que estaban recluidos mientras
continuaba la masacre. Todo lo que pudieron ver fue una mancha blanca de algún tipo.
              El único que no fue tocado fue el ninja que estaba tratando de huir, solo para ser
detenido con un kunai a través de su pierna. Cayó al suelo de dolor cuando el sonido de los
gritos de sus hombres lentamente comenzó a desvanecerse en el silencio. Sacó el kunai y
trató de remendarse, solo para que una voz lo detuviera una vez más de hacer algo.
              "Realmente debería matarte ahora." El hombre miró hacia arriba solo para jadear
de horror al ver a quién estaba viendo. De pie frente a él estaba el Zorro Blanco, un ninja
que se dice que mató a cientos de ninjas Ame en la guerra de Kusa y Ame. El mismo ninja
lo estaba mirando sin un solo rasguño o rastro de sangre en su ropa.
              Ahora que Naruto estaba aquí frente al ninja, vio que estaba en un uniforme de
sonido. Esto hizo que su sangre hirviera al ver el mismo símbolo que trajo al traidor Sasuke
hacia ellos y causó su destierro. Naruto tuvo que respirar profundamente para no sacar a
Akai Akuma y enviar a este ninja al infierno.
              "Si fuera por mí, te mataría ahora y terminaría con eso". Comenzó Naruto. "Pero
eso no me corresponde a mí decidirlo ahora, ¿verdad?"
              Con eso, Naruto se apartó del ninja del sonido y fue entonces cuando Setsu y los
demás se acercaron a él. El ninja no tuvo tiempo de prepararse para su muerte ya que estaba
demasiado aterrorizado para hacer o decir algo.
2pt cap 2
 Setsu se paró frente a él y se arrodilló más cerca de su rostro. El ninja trató de golpearla
con un kunai en la mano, pero Naruto lo detuvo agarrándolo del brazo y partiéndolo como
una ramita. Setsu, ya no distraída, miró a los ojos del hombre y sus ojos blancos se
volvieron de un color negro profundo con pupilas blancas. El ninja comenzó a convulsionar
violentamente y sus ojos rodaron completamente detrás de su cabeza. En cuestión de
segundos, comenzó a hacer espuma por la boca y luego dejó de moverse. Naruto estaba
asombrado por lo que sea que hiciera Setsu mientras sus ojos volvían a ponerse
blancos. Tendría que preguntarle sobre eso más tarde, ya que ahora algunos ojos estaban
fijos en él.
              Naruto miró a su alrededor por un breve momento y notó que todas las chicas lo
miraban con asombro y agradecimiento. Los que estaban en las jaulas habían sido liberados
y los heridos ahora eran tratados lo mejor que podían. Naruto, pensando que su trabajo aquí
estaba hecho, decidió irse, pero antes de que pudiera, fue detenido por más de unas pocas
chicas que querían agradecerle. Estaba un poco incómodo al principio, ya que realmente no
tenía ni idea de cómo hablar con chicas así, así que decidió improvisar y ser él mismo.
              Horas después, noche
              Tomó algún tiempo, pero con los pocos muy sanos y la ayuda de los muchos
clones de White Fox, los cadáveres habían sido trasladados para ser quemados. Naruto
disfrutó bastante ayudando a esta aldea y su residencia a limpiar el lugar de todos los
cuerpos de sangre. Fue agradable conocer a algunas de las chicas que le hablaban
casualmente como si todo fuera normal. Algunas de las preguntas repetidas eran groseras,
como de dónde era, si realmente mató a tantos Ame nin y cuál era su nombre real. Naruto
respondería a los dos primeros, pero siempre dudaría cuando se trataba del último. Debatió
en su cabeza durante todas esas horas hasta que Kyuubi decidió hablar por primera vez hoy.
              "Deberías al menos quitarte la máscara." Ella le dijo en un tono tranquilo.
              "¿De verdad lo crees, Kyuubi?" Le preguntó Naruto, todavía un poco indeciso de
todo.
              "Mira, están fuertemente en su deuda por salvarlos de una vida que sólo
terminaría en cualquiera de muerte, o una neblina lleno de lujuria que nunca
escapar." Kyuubi continuó. "Ellos no se preocupan lo que realmente eres. Ellos le
encantaría ver la cara de aquel que a todos ellos y no se guarda una máscara y el
título."
              Naruto suspiró cuando sus palabras tuvieron sentido para él. "Tienes razón
Kyuubi. Gracias."
              Kyuubi se rió un poco antes de desvanecerse de sus pensamientos para descansar
de nuevo. Cuando lo hizo, Naruto dejó escapar un suspiro y decidió quitarse la
máscara. Antes de que lo hiciera, Hikaru lo encontró.
              "Hola, White Fox." Ella comenzó en un tono amistoso. "Mira, no sé si te quedarás
aquí para un pequeño festival que vamos a tener un poco más tarde, pero sabes que sería
bueno si al menos te quedaras."
              Naruto se llevó el dedo a la barbilla enmascarada en una pose de
pensamiento. "Hmm. Bueno, estaba pensando en dar vueltas hasta encontrar algo que
hacer, así que seguro. Puedo quedarme un rato."
              Hikaru sonrió y asintió con la cabeza. "Entonces es bueno tenerte aquí, White
Fox".
              "No." Le dijo, confundiendo un poco a la chica. Fue entonces cuando tomó su
máscara y se la quitó, revelándose a ella. Hikaru estaba atónito por cómo se veía. El pelo
rubio puntiagudo, los ojos azul cielo y los bigotes que adornan su rostro. Él le sonrió,
haciendo que la chica de pelo naranja se sonrojara. "Llámame Naruto."
              Ustedes son increíbles, y como siempre,
              Mantente sexy ahí fuera,
              ¡PAZ!
* Capítulo 3 *: Rostros familiares
 
              Capítulo 3: Rostros familiares
              Probaré honoríficos para este capítulo solo cuando alguien esté
hablando. Con suerte, es bueno, si no, no intentarlo de nuevo.
              Muchos años después
              Un niño paseaba solo por la ciudad. Sin embargo, no le molestó en lo más
mínimo. Caminó por una calle mientras su corto cabello rubio con puntas rojas al final fluía
con el viento. Sus ojos rojo claro con pupilas azules rajadas, piel bastante clara y dos
marcas de bigotes a cada lado de su rostro, una vista demasiado familiar para la gente de la
aldea bastante pequeña. Llevaba un pantalón corto negro y una chaqueta de color naranja
oscuro que estaba abierta, revelando una camiseta blanca debajo.
              El niño tenía una gran sonrisa dentada en su rostro mientras se acercaba a un
puesto al lado de la calle por la que caminaba. Lo recibió una adolescente de piel pálida y
ojos blancos y cabello que le llegaba hasta la mitad de la espalda. Se volvió hacia el niño y
le sonrió mientras se sentaba en un taburete frente a su puesto.
              "Hola Boruto-kun." La niña le dijo al niño ahora conocido como Boruto. "¿Cómo
has estado?"
              Boruto le rió un poco antes de responderle. "Lo he estado haciendo muy bien
Setsu-obachan. Solo vine a buscar un nuevo libro para Akira. Ella pasa por alto estas cosas
con tanta facilidad. Es difícil de creer que solo tenga cinco años".
              Setsu se rió entre dientes mientras revisaba su variedad de libros. Ella le había
prestado a Boruto algunos de sus libros en el pasado para que él los regresara en una
semana, pero cuando se trataba de Akira, esa chica generalmente los terminaba en un
día. La hizo reír, pero también reflexionó sobre cuántos de estos libros ha leído esa niña a
estas alturas. Setsu decidió dejarlo pasar por ahora y le entregó a Boruto un libro sobre la
historia de Sunagakure. Quizás eso la mantendría ocupada durante más de un día.
              Boruto agradeció a una de sus muchas tías y dejó el puesto de libros. Pasó junto a
muchas de las caras conocidas cuando salía del área de la aldea y se internaba en el
bosque. Desde que nació, siempre ha sentido atracción por el bosque donde él y su familia
vivían. Puede que su madre no esté tan enamorada del bosque como Boruto y Akira, pero
disfrutó viendo a los dos jugar con su padre. el tiempo en los árboles. Boruto siempre se
había sentido en algún tipo de paz cuando se trataba de las copas de los árboles que
conducían e incluso rodeaban su casa. Era algo que realmente no podía explicar, pero le
parecía bien. La naturaleza, los animales, la paz que traía, simplemente lo amaba. Lo
mismo con Akira.
              Mientras Boruto se movía a través de las ramas hacia su ruta habitual a casa,
escuchó la voz de alguien justo encima de él y supo exactamente quién era.
              "¡ONII CHAN!" Una niña gritó mientras aterrizaba sobre la espalda de su hermano
para sorprenderlo. La niña era aproximadamente la mitad de su tamaño con cabello rojo
quemado y ojos azules brillantes. Su piel era de un color ligeramente bronceado y tenía una
marca de bigote a cada lado de sus mejillas. Llevaba una camisa de color rojo brillante que
le llegaba hasta los tobillos, cubría sus pantalones cortos sencillos y tenía sandalias
sencillas.
              Boruto fácilmente se puso de pie y se aferró a ella con facilidad mientras
continuaba. "Hola Akira-chan." Boruto le dijo mientras continuaba. Le entregó el libro
mientras pasaba junto a más árboles a un ritmo bastante decente. "Mira lo que te traje de
Setsu-Obachan."
              El rostro de Akira se iluminó cuando vio un nuevo libro para leer. Ella lo agarró y
le agradeció a su hermano mientras él continuaba camino a casa con ella a remolque.
              Les tomó unos minutos, pero finalmente llegaron a su casa. Era una casa de
tamaño normal, adecuada para un grupo de personas. Era una casa blanca con un techo rojo
y las plantas alrededor y debajo de las ventanas. También había un pequeño jardín al lado
de la estructura que tenía algunas frutas y verduras bastante extrañas que crecían de
ellos. No muy lejos del jardín en el bosque había un río visible de agua clara. En el patio
trasero, había un campo despejado que se extendía por acres y tenía algunos cráteres
cortesía de las sesiones de entrenamiento de su madre y su padre.
              Hablando de esos dos, tanto Naruto como la madre de los dos estaban sentados en
un porche cerca del jardín y mirando hacia las tranquilas aguas. Naruto había cambiado un
poco en estos años de vida tranquila. Dejó que su pelo rubio puntiagudo llegara un poco
más allá de la parte posterior de su cuello y tenía una raya blanca en el lado derecho de la
cabeza, tenía tres contratos de sello tatuados en partes de su cuerpo y no eran visibles a los
ojos, era más alto que antes por un pie más o menos, y tenía un tatuaje de un zorro rojo en
el lado izquierdo de su cuello que llegaba hasta su hombro izquierdo. Llevaba un suéter
negro de manga larga y pantalones cargo de color naranja.
              La madre no era otra que la propia Kyuubi. Después de un año más o menos de
entrenar juntos después de salvar a Hikaru y los demás, Kyuubi había comenzado a
expresar sus sentimientos hacia el rubio. Para su sorpresa, él la aceptó y admitió que
también la cuidaba. Después de admitir eso el uno al otro, Kyuubi le pidió a Naruto que la
llamara por su nombre real, Kurama. Naruto incluso quitó la mayor parte del sello para
permitirle retener completamente su forma humana y vivir con él, físicamente. No se veía
muy diferente de antes, aparte del tatuaje del zorro amarillo en el lado derecho de su cuello
que se extendía hasta su hombro derecho, su cabello carmesí era más largo y mantenía sus
colas alejadas a menos que estuvieran en batalla. Llevaba un vestido rojo sencillo que le
llegaba hasta los tobillos y no tenía zapatos. En realidad, estaba recostada sobre el hombro
de Naruto y durmiendo pacíficamente.
              Naruto vio que sus hijos acababan de regresar y los hizo callar para que no
despertaran a su madre. Los dos notaron esto y en silencio se acercaron a ellos.
              "Tousan." Boruto susurró. "Estamos de regreso, y le compré a Akira un nuevo
libro".
              Naruto les sonrió a los dos mientras Akira sostenía el libro con mucho
entusiasmo. Les dio un rápido pulgar hacia arriba antes de indicarles que entraran y se
prepararan para la cena. Asintieron y entraron, dejándolo con su esposa aún dormida. Con
un suave empujón en su hombro, la despertó.
              "Oye, es hora de cenar." Le dijo en voz baja con una voz un poco más profunda.
              Kurama no abrió los ojos y solo bostezó en su hombro. "Hueles bien." Dijo con
voz cansada.
              Naruto sonrió ante el cumplido y se frotó el cabello y las orejas. "Así me
dijeron." Él se burló de ella mientras le plantaba los labios en la frente. "¿Listo para
comer?"
              Ella apartó la cabeza de su hombro y le abrió los ojos rojos. "Llévame." Ella le dijo
en una forma todavía cansada.
              Naruto se rió un poco entre dientes y procedió a levantarla al estilo nupcial. La
llevó adentro y la familia de cuatro procedió a cenar.
              Konoha
              Las cosas no han ido tan bien en la aldea oculta de las hojas desde hace algún
tiempo. Después de que Naruto fue desterrado, algunas de sus alianzas se
rompieron. Principalmente Wave, Suna e incluso algunas otras aldeas que acordaron una
alianza con Konoha debido a cierto rubio. Todavía tenían aliados, pero Suna era su masa
principal y sin ellos, eran un poco vulnerables. Agregue el hecho de que desterraron a su
propio Jinchuuriki, y el miedo que sentían otras aldeas ahora se había ido. Se encontraron
en una guerra con Kumogakure y Otogakure, con Amegakure en conversaciones con Kumo
para unirse para aplastar la hoja. La guerra entre Konoha y los dos se ha prolongado
durante años y los dos han ido ganando terreno cada día que pasa. Realmente fue un shock
para la mayor parte de la aldea cuando el último Uchiha 'leal' se unió a Orochimaru y
Sound en el esfuerzo por destruir la hoja. El consejo estaba lívido en este traición y había
colocado a Sasuke en el Libro Bingo. También después del destierro de Naruto, Tsunade
renunció como Hokage y dejó Konoha con Shizune a cuestas. Kakashi ahora fue colocado
como sexto Hokage y no ha tenido ninguna autoridad real desde entonces. Digamos que
gracias a los ancianos del consejo, las cosas fueron de mal en peor para Konoha.
              Ahora, Kakashi está ahora en su oficina mientras mira hacia el deprimente pueblo
al que llama hogar. Debido a la constante amenaza de invasión, la mayoría de los aldeanos
no habían salido realmente últimamente. Las calles solían ser yermas y una nube oscura se
cernía sobre la aldea en este momento. Kakashi suspiró mientras tenía que encontrar una
manera de aumentar la confianza en los aldeanos e incluso en los shinobi que se quedaban
en el pueblo. No tenía idea de qué hacer ahora y parecía realmente hasta el lado de la
montaña en el cuarto Hokage cabeza. Suspiró decepcionado por lo mucho que se había
avergonzado a sí mismo y le había fallado a la aldea, junto con su sensei.
              Un golpe en su puerta lo sacó de sus pensamientos y recuperó la
compostura. "Ingresar." Dijo, tratando de que su voz no se quebrara.
              La puerta se abrió y entraron algunas caras conocidas. Asuma junto con su equipo,
y Kurenai junto con su equipo entraron. La mayor parte de la antigua Genin ahora se había
convertido en Chunin después de todos esos años y se había mantenido un equipo en estos
tiempos de guerra. Sólo Shikamaru era un Jounin embargo.
              Los ocho miraron a su Hokage ya que tenía una misión para ellos, todo lo que era
de suma importancia.
              "Como todos ustedes saben que estamos en guerra con Kumo y Oto." Empezó
como él juntó las manos y las colocó sobre el escritorio. "Nos encontramos en una situación
de desventaja, y tanto con Orochimaru y Sasuke en º refriega, vamos a necesitar más
aliados. Si Ame se suma a los dos, a continuación, sin refuerzos más fuertes, Konoha,
nuestra casa, caerá." Había un tono sombrío en la habitación después de escuchar
esto. "Ahora te estoy enviando todo el país la Tierra para encontrar más aliados. Incluso he
oído rumores de la infame White Fox estar en algún lugar de la Tierra. Si se le puede
convencer a unirse a nosotros, a continuación, Ame no se unirá Kumo y Oto ".
              Hubo un pequeño grito ahogado en la habitación ante la mención del Zorro
Blanco. La mayoría había leído los informes sobre la guerra entre Ame y Kusa todos esos
años atrás y cómo un hombre, o según algunos informes, un verdadero demonio, había
destrozado a Ame con la mayor facilidad. El shinobi de Ame ahora hizo evidente que si ves
al Zorro Blanco, todo lo que debes hacer en ese momento es rezar para que te muera
rápidamente.
              "Hokage-sama." Ino comenzó. "¿Estás seguro de que el Zorro Blanco incluso nos
ayudaría?"
              Kakashi negó con la cabeza con decepción. "Lo dudo mucho, pero si todos lo
encuentran, intenten convencerlo lo mejor que puedan. No me importa el método, solo haga
que él y otros nos ayuden en esta época de guerra. ¿Entendido?"
              "Entendido Hokage-sama." Asuma comenzó. "Entonces, ¿cuándo nos vamos?"
              "En dos horas. Buena suerte a todos. Esta misión debería llevar al menos dos
semanas como máximo." Les dijo Kakashi. Salieron de su oficina y se prepararon para un
viaje al país de la Tierra.
              Dos horas después, fuera de Konoha
              El grupo de ocho se dirigía al país de la Tierra ahora y había comenzado a
conversar.
              "Entonces, ¿qué pensarán de todo esto?" Preguntó Kiba a sus amigos, ya que los
sensei estaban delante de ellos.
              "Si quieres mi opinión honesta, Kiba," comenzó Shikamaru, "creo que esto va a
ser un poco problemático".
              "¿Qué te hace decir eso?" Ino le preguntó a su compañera de equipo.
              "Por un lado, tenemos que dirigirse a otro de la Tierra con la esperanza de que
podemos asegurar una alianza para ayudar en la guerra, y todos sabemos cómo Iwa nin
sentimos hacia la hoja. Así que en su mayor parte, que está encargado principalmente con
la búsqueda de este tipo Fox blanco para tomar Ame fuera de la ecuación ". Shikamaru
continuó. "También hay otra razón por la Hokage nos envió todos a la Tierra, pero es sólo
una teoría por ahora."
              "¿Y qué sería exactamente eso?" Choji le preguntó a su mejor amigo.
              "Hubo un rumor de que Naruto está en algún lugar del país de la
Tierra". Shikamaru le respondió.
              Esto consiguió una mezcla de reacciones por parte de todos. Hinata había casi
tropezó fuera del árbol se movía a través de por el nombre del hombre que amaba. Shino
fue un poco con los ojos abiertos en esta información. Choji e Ino y Kiba se quedaron sin
aliento, simplemente se tomó la cabeza hacia abajo. Después de esa noche de su destierro,
la mayoría de ellos fueron a ese festival. No tenían ni idea de qué se trataba hasta que los
fuegos artificiales y el apartamento de Naruto en llamas. Ellos ni siquiera sabían de su
destierro hasta que sucedió. Después de la explosión, se enteraron de uno de los Anbu que
Naruto les vio en el festival. Probablemente pensó que también estaban celebrando su
destierro y que realizan la mayor parte de la sensación grupo horrible.
              "Entonces, si Naruto está en algún lugar de la Tierra", continuó Shikamaru,
"entonces tenemos que traerlo de vuelta, pase lo que pase".
              Estarás a salvo ahí fuera.
              :)
              ¡PAZ!
* Capítulo 4 *: Reunión
 
              Capítulo 4: Reunión
              Una semana después
              Naruto había estado dando un paseo con su familia al pueblo para comprar algunos
comestibles. Como prácticamente todos lo conocían, todos fueron recibidos por la gente del
pueblo. No se sabía que Kurama fuera el zorro de nueve colas, por lo que principalmente
recibía miradas bastante normales de todos. Después de lo que Naruto hizo por la gente de
la pequeña aldea hace años, todo el lugar recibió una gran reforma. No era lo
suficientemente grande para ser considerado un pueblo grande bajo ningún estándar, pero
era lo suficientemente grande como para albergar a todas las mujeres que estuvieron
involucradas en lo que sucedió hace años.
              Akira estaba encima de los hombros de su padre leyendo su último libro sobre
instrumentos musicales mientras Boruto corría. Siempre tuvo mucha energía,
probablemente debido al hecho de que tenía mucho del chakra de Kurama y Naruto en su
cuerpo. Por extraño que parezca, siempre tuvo un montón de energía en sí mismo debido a
esto. Kurama estaba sosteniendo la mano de Naruto como loco su camino a través del
pueblo para recoger provisiones. Mientras hacían eso, Boruto se había alejado mucho más
de su familia. Tanto Naruto como Kurama no estaban tan preocupados ya que él conocía su
camino y todos lo conocían, así que realmente no había nada de qué preocuparse.
              Boruto había decidido correr hacia el bosque una vez más y divertirse mientras el
resto de su familia estaba de regreso en la aldea. Saltaba de árbol en árbol, subiendo más y
más y más alto hasta llegar a la cima. Cuando estuvo allí, se paró sobre una gran rama que
sobresalía y miró a lo lejos. Boruto siempre se preguntó qué había exactamente más allá del
país de la Tierra. Akira le hablaba de otras aldeas y lugares completamente diferentes de los
libros que leía, pero había una diferencia entre escuchar eso en un libro y verlo por sí
mismo.
              Sin embargo, cuando Boruto miró a la distancia, no se dio cuenta de que lo estaban
observando. Dos hombres vestidos con ropas oscuras de ninja estaban en otro árbol y
pasaban cuando vieron al niño. Los dos ninjas eran nin de Kumo y parecían un poco
maltrechos y magullados por su apariencia casi rota.
              "¿Ves a ese chico?" Uno del dice al otro. Tenía algunos cortes desagradables a lo
largo de su cuerpo y, por alguna razón, profundas marcas de mordiscos de algún tipo de
criatura grande.
              "Sí." Ese gruñe. Hizo varios cortes profundos en los brazos y la espalda, pero de
alguna manera aún podía moverse. "Si hay un niño aquí, eso significa que hay un pueblo en
el que podemos estar escondidos".
              "Bien. Estoy bastante seguro de que perdimos a esos ninjas. Aún no puedo creer
que se enteraron de que estábamos tratando de expandirnos a la Tierra". El primero
habló. "Agarraré al niño y haré que nos muestre dónde está el pueblo. Cuando nos
recuperemos, traeremos más hombres a ese pueblo para subyugarlo como nuestro.
Necesitaremos el puesto de avanzada".
              Sin embargo, mientras decía esto, escuchaste un crujido detrás de ellos. Tan rápido
como pudieron, saltaron de la rama hacia el niño justo cuando un perro grande y un
adolescente se abalanzaron sobre ellos. El perro era enorme, ya que había intentado y no
pudo romper sus poderosas mandíbulas contra uno de los ninjas. Ambos ninja de Kumo se
tensaron y decidieron intentar arrojar kunai a la bestia y a su maestro solo para que una
pared de moscas bloqueara el ataque. Fue entonces cuando vieron al resto de los ninjas de
Konoha aparecer de los otros árboles. Pensando rápidamente, el ninja que tenía la marca de
mordisco profundo arrojó una bomba de humo al grupo. Esto no hizo nada cuando el gran
perro se abalanzó sobre el otro hombre, con los dientes en su cuello.
              "¡Jaja! ¡Buen trabajo Akamaru!" Kiba gritó, solo para darse cuenta de que el otro
ninja se había ido.
              "¿Dónde ha-" comenzó Choji antes de que Akamaru gruñiera por encima de ellos.
              Todos miraron hacia arriba para ver al hombre sosteniendo a un niño que se
parecía sorprendentemente a otra persona que estaban buscando. Todos se congelaron
cuando vieron al niño, especialmente Hinata. Su cabello rubio, a pesar de que tenía puntas
rojas en las puntas, y las marcas de bigotes les recordaban a todos a Naruto.
              El ninja de Kumo tenía su brazo envuelto alrededor del cuello de Boruto y levantó
un kunai en sus ojos rojos, fue entonces cuando comenzó a reírse un poco. "Me voy de
aquí. No me sigas escoria de Konoha o el mocoso muere."
              Ninguno de los ninjas de Konoha movió un músculo ya que no querían golpear al
chico que posiblemente podría saber dónde está Naruto. O tal vez ese era Naruto en un
henge. Pero si ese fuera el caso, entonces ¿por qué no se defiende?
              "¡Amigo, estás en serios problemas cuando aparece mi Tousan!" Boruto gritó,
sorprendiendo al grupo aún más. Comenzaron a pensar que tal vez su padre era Naruto,
pero al ninja de Kumo no le importaba ya que estaba a punto de apuñalar al niño en el ojo.
              Sin embargo, antes de que alguien pudiera hacer algo para detenerlo, una mancha
los atravesó y sostuvo al ninja de Kumo por el cuello. Dejó caer a Boruto y el chico aterrizó
en una rama no muy lejos. El ninja de Kumo jadeaba pesadamente cuando la figura vestida
con pantalones oscuros, una camisa blanca y sandalias sencillas lo sostenía con un agarre
viscoso y mortal. El grupo estaba ahora en absoluto shock ya que habían encontrado a su
viejo amigo de hace tanto tiempo. El cabello rubio seguía siendo el mismo, ahora era más
alto y las chicas se sonrojaban al ver cómo sus músculos rasgados eran visibles mientras su
camisa lo abrazaba con fuerza. Sorprendentemente, incluso Kurenai se sonrojó. No era de
extrañar que tanto Hinata como Ino estuvieran a punto de tener hemorragias nasales al
mirarlo.
              "Boruto". Naruto le habló a su hijo, llamando la atención de los chicos. "¿Estás
bien?"
              Boruto le dio un pulgar hacia arriba y una gran sonrisa dentada. Naruto imitó dicha
sonrisa antes de ponerse serio y mirar al ninja de Kumo que casi se desmayó en sus
garras. Naruto lo sostuvo por unos segundos más antes de dejarlo caer y dejar que la
gravedad hiciera su trabajo. El ninja de Kumo cayó con fuerza a través de las ramas hasta la
planta baja.
              "Wow Tousan." Boruto se sobresaltó cuando él y Naruto miraron hacia donde
golpeó el ninja. "¡Eso fue asombroso!"
              Naruto alborotó el cabello de su hijo antes de escuchar su nombre detrás de él.
              "¿Naruto kun?" Hinata gritó suavemente.
              Naruto se giró y vio a los ocho parados allí, estupefactos por su mera presencia. no
les había prestado atención y simplemente estaba más preocupado por su hijo que por
cualquier otra cosa. Así que fue una verdadera sorpresa cuando Naruto los vio a todos allí
frente a él después de casi todos estos años.
              "Eh." Empezó vacilante. "Hola chicos."
      
              Ustedes son increíbles, y como siempre,
              Mantente sexy ahí fuera,
              ¡PAZ!
* Capítulo 5 *: Reunión desagradable
 
              Capítulo 5: Reunión desagradable
              Después de que Naruto se enfrentó al ninja de Kumo y revisó a su hijo, se volvió al
escuchar su nombre siendo llamado por una voz familiar. Para su ligera sorpresa, la voz de
la que salió su nombre resultó ser una de sus antiguas compañeras de clase de cuando era
un niño. Mientras la miraba a ella y al resto de los ninjas de Konoha que no había visto o en
los que no había pensado en años, se tomó el tiempo para verlos bien a todos. El ex genin
que una vez conoció había crecido bastante ahora, pero la reacción general al verlo era la
misma para todos en este momento. Choque.
              Sin embargo, para Naruto, realmente no tuvo mucha reacción hacia ellos. En lugar
de decir algo más, Naruto simplemente puso una mano en el hombro de Boruto y tanto
padre como hijo simplemente desaparecieron. El grupo de Konoha estaba atónito por lo que
acababa de hacer y rápidamente, Asuma les ordenó a todos que encontraran a
Naruto. Mientras daba esa orden y todos se dispersaban, los pensamientos iban a una milla
por minuto en sus mentes.
              ¿Quién era ese niño?
              ¿Ha estado aquí todo el tiempo?
              ¿Qué ha estado haciendo todos estos años?
              ¿Qué tan fuerte y rápido se ha vuelto para poder moverse así?
              Pero la pregunta más importante fue principalmente de Hinata cuando se dio
cuenta. 'Si ese chico es el padre de Naruto-kun, entonces ¿quién fue la puta que me ha
robado el sueño de estar con Naruto-kun lejos?' Comenzó sorprendida y aturdida, pero con
ese pensamiento constante, la conmoción se convirtió lentamente en rabia. Rabia hacia
quien fuera la 'puta' que le robó a Naruto y su sueño de tener a sus hijos.
              Con Shikamaru, sabía que no era lo suficientemente rápido para mantenerse al día
con Naruto. Esa velocidad superó con creces a cualquiera de ellos. Tal vez si tuvieran a Lee
y le quitaran las ataduras y si abriera una de sus puertas, entonces posiblemente podría
alcanzar a Naruto. Shikamaru ya había evaluado mucho antes de que llegaran al país de la
Tierra que lo más probable es que si encontraran a Naruto, él ya habría seguido
adelante. Tal vez incluso formó una familia y vivía en paz. Parece que su teoría tenía razón
sobre una familia. Si eso era cierto, y si vivía pacíficamente en una aldea en algún lugar,
¿quiénes eran para quitarle eso? No sus amigos, eso es seguro.
              Kiba había intentado encontrar el olor de Naruto desde que dejó el grupo antes,
pero hasta ahora nada. Era casi como si su olor se hubiera ido. Kiba y Akamaru se
detuvieron en la entrada de un pueblo lleno principalmente de niñas, mujeres y algunos
artistas ambulantes. Los dos entraron e inmediatamente fueron el centro de atención. Para
el pueblo, no todos los días se ve un ninja y aún más raro cuando se ve un perro enorme que
acompaña a dicho ninja. Kiba y Akamaru ignoraron las miradas y en cambio se enfocaron
en encontrar a Naruto y al chico que asumieron que era su cachorro. A pesar de sus
excelentes habilidades de rastreo, les resultó muy difícil encontrar a dicha rubia en esta
aldea. Era casi como si su olor persistiera por todas partes y confundiera a los dos sin
fin. Antes de que pudieran continuar realmente con su búsqueda hasta ahora infructuosa,
Asuma e Ino aparecieron junto a los dos.
              "¿Ya lo encontraste Kiba?" Ino le preguntó al Inuzuka.
              "Nada." Kiba le respondió. "Es casi como si hubiera estado en todas partes a su
alrededor demasiadas veces para que yo Akamaru pudiera contar".
              "Bueno, si ese es el caso." Asuma se sobresaltó mientras se acercaba a una mujer
que trabajaba en un puesto. "Disculpe, pero ¿ha visto a alguien con cabello rubio
caminando con un niño que tiene casi el mismo cabello rubio?" Asuma quería que su
descripción fuera vaga para este civil. Desafortunadamente para él y el resto, su vaguedad
no fue realmente demasiado grande comparativamente hablando.
              "Oh, te refieres a Naruto y su hijo Boruto." Le dice la mujer, sorprendiendo al
Jounin. "De hecho, sí. Regresaron a su casa en esa dirección en el bosque". Señaló en
dirección a la casa de Naruto y le sonrió al ninja.
              "Gracias." Asuma dijo mientras se inclinaba ante ella. Él y sus dos estudiantes
siguieron adelante y corrieron en la dirección en la que estaba la casa de Naruto. Lo estaban
pasando mal porque el bosque era muy denso y sería casi demasiado fácil para cualquiera
perderse aquí. Afortunadamente para ellos, saltaron a los árboles y pudieron ver mejor el
área. A lo lejos, vieron una casa blanca con plantas alrededor y un lago claramente visible
no muy lejos. "Allí." Asuma les dijo a los dos, instándolos a moverse aún más rápido.
              Justo cuando aterrizaron en un claro frente a la casa, vieron a Naruto y al niño
ahora llamado Boruto dirigiéndose hacia la puerta principal.
              "¡Naruto!" Kiba le gritó al rubio.
              Naruto suspiró y se volvió hacia los tres frente a su casa. Los miró con una mirada
impasible que hizo que los corazones de Kiba e Ino se hundieran un poco. Se cruzó de
brazos mientras los miraba y mantuvo sus ojos en el grupo mientras Boruto simplemente se
quedó allí, mirando.
              Antes de que nadie más pudiera decir algo, los demás aparecieron junto a Ino,
Kiba y Asuma. Todos vieron bien a Naruto mientras él metía las manos en los bolsillos
para mirarlos a todos. El grupo, aunque emocionado de ver a su amigo perdido hace mucho
tiempo, estaba un poco desconsolado por la mirada impasible que les estaba dando. Hinata
dio un paso adelante para hablar con 'su' Naruto-kun cuando la puerta principal se abrió
para revelar a una mujer delgada con piel bronceada y largos ojos y cabello carmesí. Miró a
su esposo e hijo antes de ver al ninja de Konoha frente a ellos. Kurama tenía que mantener
su fachada de mujer normal por razones obvias y tenía que verse sorprendida o preocupada
al ver a los ninjas aquí, pero con toda honestidad, estaba sonriendo diabólicamente en su
mente. Lo cual, dado que ambas mentes están conectadas de todos modos, le mostró a
Naruto que tuvo que reprimir una risa. Kurama vio a la Hyuuga de pie frente al grupo con
una mirada verdaderamente sorprendida y horrorizada en su rostro y tuvo que esforzarse
aún más para no sonreírle a la chica en la victoria de reclamar a su compañera para ella.
              "Naruto kun." Kurama comenzó con un tono dulce e inocentemente falso que
realmente no engañó a nadie. "¿Qué está pasando aquí?"
              Naruto suspiró de nuevo mientras le respondía. "Nada. Solo el pasado tratando de
alcanzarme, nada más."
              "Naruto." Asuma se sobresaltó cuando pasó junto a la todavía aturdida Hinata. Dio
un paso hacia el porche e inmediatamente se arrepintió cuando sintió una enorme cantidad
de intención asesina golpeándolo como un tono de ladrillos. Se sintió listo para caer de
rodillas si se quedaba más cerca de la casa, así que se alejó y la presión desapareció. Asuma
miró al rubio con los ojos muy abiertos mientras comenzaba a respirar con dificultad.
              "No sé por qué están todos ustedes aquí cuando tienen una guerra que pelear, o
cómo me encontraron, pero aquí hay un consejo", Naruto se alejó de ellos mientras
conducía a su familia de regreso al interior. Giró la cabeza y la mirada que les dio envió un
escalofrío escalofriante a través de sus espinas. "Vete y no vuelvas".
              Antes de que pudieran decir algo, Naruto cerró la puerta y sintieron una liberación
muy poderosa de intención asesina estrellándose contra ellos. Solo este se sentía diferente a
Asuma. Palideció, la intención asesina de Naruto era pesada e impresionante, pero
esto. Esto se sentía como si la muerte misma estuviera tratando desesperadamente de
agarrarte y arrastrarte a las ardientes profundidades de la otra vida. Los demás sintieron este
sentimiento y por un breve momento, vieron algo que les hizo conocer el verdadero
miedo. Cuando miraron hacia arriba, el cielo estaba rojo sangre y había gritos provenientes
de todas las direcciones. La sangre estaba por todas partes alrededor del grupo, ya que
podían ver innumerables cuerpos a sus pies. Kumo nin, Ame nin, Oto nin, Konoha nin,
ellos mismos, yacen muertos en algunas de las formas más horribles imaginables. Todos
palidecieron y se dieron la vuelta para irse, pero antes de hacerlo, lo último que vieron
cerca de la casa fue el Kyuubi no Kitsune en sí mismo erguido sobre los muertos. Los miró
y enseñó sus dientes afilados y ensangrentados en una sonrisa burlona y les dijo una palabra
a todos que hizo que más de unos pocos se desmayaran por la pura fuerza de la voz.
              "¡Correr!"
              Y así, todo volvió a la normalidad. No había cuerpos, ni sangre, el cielo estaba
despejado una vez más y la casa de Naruto era exactamente la misma que antes. Los ocho
ninjas, estudiantes y sensei por igual, sintieron frío al ver la casa tranquila y pacífica y el
paisaje a su alrededor. Tan frío que todos se marcharon por miedo a lo que fuera ese
poderoso genjutsu. Algunos como Shikamaru y Kurenai tenían un pensamiento
similar. ¿Cuándo aprendió Naruto un genjutsu tan poderoso?
              Cuando regresaron al área de la pequeña aldea, jadeando y sintiéndose un poco a
gusto, se detuvieron frente a un puesto de libros donde una chica de cabello blanco vio de
dónde venían.
              "Oh, todos deben ser amigos de Naruto-san." Dijo al grupo con una suave sonrisa.
              La miraron y vieron lo tranquila que estaba. ¿Ese genjutsu se extendió y nadie aquí
se vio afectado, o simplemente se colocó en el grupo?
              "¿Lo conoces?" Preguntó Kiba, todavía un poco conmovido hasta la médula por el
genjutsu.
              "Por supuesto." Ella continuó. "Todos conocen a Naruto-san. Él es el que nos salvó
hace todos los años."
              "¿Los salvó a todos?" Asuma preguntó con una mirada inquisitiva.
              Setsu dejó caer su sonrisa por un momento pero la recuperó para contarles la
historia.
              "Bueno, hace años, la mayoría de todos en esta aldea estaban involucrados en una
red de tráfico de personas y prostitución dirigida por bandidos y un ninja. Algunos de
nosotros, incluido yo mismo, logramos escapar del campamento, pero no llegamos
demasiado lejos. antes de que estuviéramos rodeados. Ese fue Naruto-san que apareció y
mató a los bandidos junto con la liberación del resto de nosotros en esta aldea. No mostró
piedad con ellos e incluso me permitió tratar con el líder. Creo que dijo algo sobre él siendo
un sonido nin ". El grupo abrió los ojos como platos mientras Setsu continuaba. "De todos
modos, después de eso, Naruto-san decidió quedarse aquí después de quitarse esa máscara
y formar una familia."
              "¿Máscara?" Shino comenzó. "¿Qué máscara?"
              Setsu pareció un poco confundido por un momento antes de ver las miradas en los
rostros del nin de Konoha. Ella sonrió un poco, con un brillo muy interesado en sus ojos
blancos, antes de responderles.
              "Bueno, antes solía ser el Zorro Blanco".
              Decir que el grupo de ninjas de Konoha estaba estupefacto y conmocionado era
quedarse corto. ¿Cómo podría el ninja hiperactivo y cabeza hueca número uno en Konoha
convertirse en el infame y despiadado Zorro Blanco del que todo Ame estaba
aterrorizado? El solo pensamiento era completamente ridículo. ¿No fue así? ¿Naruto
realmente podría cambiar eso drásticamente después de ser desterrado?
              Mientras el grupo reflexionaba sobre esto, Setsu tenía una mirada muy oscura
adornando su sonrisa. Una mirada que hizo que el grupo de Konoha se preguntara cuánto
sabía o por qué los miraba así. Finalmente, decidió dar respuesta a sus inquietudes.
              "Puede que no sepa mucho sobre el pasado de Naruto-san, pero una cosa que me
dijo que me pareció muy interesante es su muy fuerte desdén por el pueblo Escondido en
las Hojas". Señaló los hitai-ate de los grupos. "Y a juzgar por todos ustedes usando el
mismo símbolo y el hecho de que todos huyeron de su casa, supongo que él no disfrutó de
su compañía".
              El tono de su voz era de insulto intencional al grupo de Konoha. Continuaron
mirando a Setsu y luego volvieron al camino que conducía a la casa de Naruto.
              "¿Así que ahora tiene familia?" Choji le preguntó mientras él también trataba de
recuperarse sin éxito.
              "Sí. Setsu respondió." No tengo idea de dónde vino su esposa, pero él tiene dos
hijos. Un hijo y su hija menor ". Setsu ahogó una risita antes de continuar." Todos deberían
regresar a su aldea. Dudo mucho que Naruto-san te ayude con tu guerra ".
              El grupo se volvió hacia Setsu en estado de shock solo para ver que ella ya no
estaba allí. Después de eso, el grupo decidió que regresar era probablemente la mejor
idea. Se alejaron del camino y salieron de la aldea, todo el tiempo tratando de recuperar
alguna forma de compostura del genjutsu y la comprensión de que Naruto Uzumaki era de
hecho el Zorro Blanco.
              De vuelta a la casa de Naruto
              Naruto tuvo que luchar contra el impulso de hacer un agujero en la pared. Una era
porque no quería que sus hijos vieran este lado de él, y dos porque Kurama lo mataría si
hacía algo en su casa por ira. Se sentó en un sofá e hizo todo lo posible por no pensar en lo
que acababa de pasar hoy. Justo cuando cerró los ojos, sintió la mano de su esposa en su
hombro. Abrió los ojos y vio que ella le devolvía la mirada. Preocupación claramente
visible en esos ojos carmesí.
              "¿Estás bien?" Ella le preguntó en un tono suave.
              Naruto le sonrió y tomó su rostro con la mano para acercarla. Le plantó un suave
beso en los labios y la hizo sentarse a su lado.
              "Sí." Le susurró. "Estoy bien. Mientras los tenga a ustedes, nunca volveré allí".
              "¿En realidad?" Akira preguntó mientras se sentaba junto a su padre y lo miraba
con ojos suplicantes. "Prometiste que no volverías allí Otousan." Boruto se sentó junto a su
hermana menor, asintiendo con la cabeza con determinación ante sus palabras. Trajo una
sonrisa al rostro de Naruto cuando abrazó a su pequeña niña, y ella a su vez le devolvió el
abrazo.
              "No tienen que preocuparse por mí chicos." Les dijo Naruto. "Planeo quedarme
aquí por mucho tiempo."
              Konoha, unos días después
              Los ocho ninjas de Konoha finalmente habían regresado a Konoha. Tomó dos días
completos para que el impacto y el efecto posterior del genjutsu desaparecieran, pero
finalmente regresaron a casa. Rápidamente regresaron a la oficina del Hokage para
informarle de lo que habían descubierto en el país de la Tierra solo para ver a Sakura y al
equipo Guy también. Kakashi se sintió un poco aliviado al verlos regresar y estaba ansioso
por las noticias que tenían.
              "Supongo que todos tienen noticias para mí." Kakashi les preguntó en un tono
jovial, ocultando su cansancio y frustración en el consejo.
              Asuma dio un paso adelante. "Hokage-sama, encontramos a Naruto."
              La mera noticia sorprendió al Hokage, al equipo Guy y especialmente a
Sakura. Cuando se anunció el destierro de Naruto, ella se derrumbó. Había perdido a sus
dos compañeras de equipo en el lapso de una semana y ahora formaba parte de un equipo
siete recién formado con un nuevo sensei y todo. No era lo mismo en Konoha para ella sin
Naruto.
              Ella se animó con su nombre, pero luego vio los rostros heridos de su compañero
ninja y su corazón se hundió un poco. "¿Dónde está entonces? ¿Está afuera esperando o-"
Kurenai la interrumpió.
              "Todavía está en el país de la Tierra en una pequeña aldea. Tiene una familia y
vive en paz sin intención de regresar". Kurenai tuvo que apartar la cabeza de la mirada rota
en el rostro de Sakura al escuchar esta noticia.
              "También es el Zorro Blanco". Shikamaru le dijo al todavía aturdido Kakashi. Esto
obtuvo la reacción deseada ya que todos en la habitación que no estaban en el equipo
Asuma o Kurenai miraron al miembro del clan Nara. "Alguien en el pueblo nos contó todo
sobre cómo salvó a los aldeanos de los bandidos y un ninja de Sound hace años como el
Zorro Blanco. Ahora vive allí con su esposa e hijos".
              "¿Naruto-kun está casado?" Lee les preguntó con sorpresa.
              Shikamaru asintió a Lee y fue entonces cuando Kakashi suspiró en voz alta. Todos
los demás, menos Sakura que todavía estaba procesando todo esto, se volvieron hacia su
líder. "El consejo no estará contento con esto".
              Sala de reuniones del consejo
              Y efectivamente no lo estaban.
              "¿¡Cómo pudo ese demonio mocoso negarse a ayudarnos !?"
              "¡Debería estar agradecido por todo lo que hemos hecho por él!"
              "¡No hay forma de que ese monstruo sea un héroe para nadie!"
              "¡En todo caso, debería rogarnos a todos que volvamos aquí!"
              "¡Maldito sea ese demonio exactamente donde pertenece! ¡En el infierno!"
              "¡SUFICIENTE!" Kakashi gritó al consejo civil. Ya había tenido suficiente de sus
discusiones y NO los toleraría gritando a su ex alumno convertido en héroe de
guerra. "Todos reclaman todo esto cuando fueron todos ustedes quienes lo desterraron en
primer lugar. Esta es su penitencia por su arrogancia y egoísmo, y la aldea sufrirá por todos
ustedes".
              Las palabras de Kakashi tuvieron un efecto en el lado shinobi del consejo, pero no
tanto en los civiles. Desafortunadamente para todos ellos, cierto anciano vendado tuvo otros
pensamientos.
              Después de la reunión, Danzo se sentó en sus habitaciones, furioso por cómo sus
planes estaban ahora en ruinas. Necesitaba que Naruto fuera desterrado para poder obligar
al chico a unirse a su lado, pero esos planes cambiaron cuando su Raíz Anbu no pudo
encontrarlo en ninguna parte. Fue casi como si cayera de la faz del planeta. Ahora que se le
reveló que el Jinchuuriki del Kyuubi no Kitsune, la bestia con cola y el demonio más
poderosos de la historia, también era el muy brutal e infame White Fox. Esto fue de mal en
peor para el hombre, ya que tuvo que idear un plan para usar al chico convertido en
adolescente en su arma para Konoha. Fue entonces cuando se le ocurrió un plan sádico.
              "Sai." Habló y el pálido adolescente Root Anbu apareció en una pose de rodillas.
              "¿Hai, Danzo-sama?" Sai respondió sin emoción.
              "Te voy a necesitar a ti ya algunos más de mi Raíz para ir al país de la
Tierra". Danzo notó que Sai levantaba la cabeza de manera interrogante. "Necesitaré a ese
Jinchuuriki para que mis planes se hagan realidad. Y si no viene de buena gana", se puso de
pie y sonrió siniestramente, "entonces tendremos que ver cuánto ama realmente a esos
preciosos hijos de su."
              Sin embargo, sin que Danzo lo supiera, había una pequeña serpiente justo afuera
de su habitación, y se escabulló para transmitir un mensaje muy interesante a su
amo. Orochimaru.
              
              Ustedes son geniales, sí, finalmente me detuve con las mayúsculas y, como
siempre, manténganse sexys ahí fuera.
              ¡PAZ!
* Capítulo 6 *: Rodarán cabezas
 
              Capítulo 6: Rodarán cabezas
              Base de Orochimaru
              En lo profundo de los túneles debajo de Sound, una serpiente se desliza tan rápido
como puede de regreso a su amo. Cuando la serpiente se deslizó, pasó por cierta habitación
y se congeló de miedo. Giró la cabeza y vio una figura oscura que caminaba lentamente
hacia él. Antes de que la figura pudiera acercarse, una nueva voz dio a conocer sus regalos.
              "Aww, mi espía ha regresado antes de lo esperado." La voz llamó la atención tanto
de la serpiente como de las figuras. Se volvieron para ver a la serpiente Sannin caminando
lentamente hacia ellos con esa sonrisa siempre presente pegada en su rostro. "¿Y qué fue
exactamente tan importante que desobedeció directamente mis órdenes de regresar dentro
de un mes? Solo ha pasado una semana". A pesar de su comportamiento tranquilo,
Orochimaru en realidad no estaba satisfecho con esto.
              La serpiente respondió rápidamente con algunos silbidos y la figura notó que
Orochimaru estaba recibiendo una de sus miradas muy interesadas. La figura siguió
escuchando y siguió mirando mientras el Sannin comenzaba a reír en voz baja durante unos
segundos antes de soltar una carcajada completa.
              "Entonces, ¿qué dijo?" Preguntó la figura, ligeramente irritada.
              Orochimaru detuvo su carcajada por unos momentos para dirigirse a él con una
sonrisa siniestra. "Vaya, solo me estaba contando que habían encontrado a tu antiguo
compañero de equipo. Sasuke."
              Sasuke salió de las sombras y frunció levemente el ceño. La mera mención del
nombre de Dobes le hizo hervir la sangre. No fue suficiente que ese movimiento que
Naruto usó hace todos esos años en el Valle del Fin casi superó a su Chidori, pero el hecho
de que casi venció a Sasuke con dicho movimiento. Sasuke se rió disimuladamente cuando
se enteró del destierro de sus antiguos rivales y asumió que simplemente se arrastraría por
debajo de un puente y moriría una vida lenta y dolorosa sin nadie. Sin embargo, en ese
momento, después del destierro de Naruto, el rubio simplemente desapareció del mundo
ninja. Esta es la primera información sobre la rubia desde ese día.
              "Mmm." Sasuke comenzó con una sonrisa arrogante. "¿Y? ¿Por qué exactamente
esto te hizo reír como un loco?" El último Uchiha se cruzó de brazos y se apoyó en el
marco de la puerta.
              Orochimaru mantuvo su sonrisa a pesar del pseudo insulto y le respondió. "Parece
que Danzo ha olvidado su lugar, y sabe el paradero de los Uzumaki. Está enviando su Root
Anbu para llamar la atención de los chicos, y la única forma de hacerlo es aparentemente
enganchar a sus hijos".
              En ese momento, los ojos de Sasuke se agrandaron antes de apretar los dientes con
ira. ¿Cómo? ¿Cómo pudo tener hijos? ¿Cómo podría encontrar alguna forma de felicidad
después de su destierro? La sola idea de todo eso hizo que el Sharingan de Sasuke estallara
de rabia.
              "¿Y qué planeas hacer exactamente al respecto?" Sasuke dijo con los dientes
apretados.
              La sonrisa de Orochimaru creció mientras decía sus siguientes palabras. "Bueno,
sería muy útil para mis propios planes si se tratara con el niño. Y creo que esos pequeños
hijos suyos también serían una excelente ventaja".
              Sasuke ganó una sonrisa un poco retorcida y malvada cuando fácilmente compuso
lo que el Sannin le estaba pidiendo que hiciera.
              Unos días más tarde
              Naruto caminaba con Akira hacia un claro no muy lejos de su casa. Ella lo había
estado molestando por cómo sus ojos cambiaban a rojo desde que llegaron esos ninjas de
Konoha. En lugar de pedirle a su madre que se lo explicara todo, siguió molestando a su
padre para que pasara aún más tiempo con él. En el fondo de su mente, Naruto descubrió
por qué su hija se mantenía tan cerca de él. En su mente, quería que su padre se quedara
con ella, su hermano y su madre para siempre, como había prometido. Sin embargo, a
Naruto no le importaba. Pensó que verla actuar así era absolutamente lindo de alguna
manera.
              Se dirigieron a un claro y Naruto se sentó junto a un árbol y le indicó a Akira que
se sentara a su lado. Hizo un pequeño puchero antes de sentarse en su regazo con los brazos
cruzados. Ella todavía estaba haciendo pucheros cuando ambos se sentaron bajo el árbol
para ver la suave brisa rozar la hierba. Naruto tenía una sonrisa en su rostro mientras
miraba, pero la sonrisa se desvaneció levemente cuando vio la expresión en el rostro de su
hija. Ella estaba mirando hacia abajo con una mirada un poco preocupada en su
rostro. Naruto vio eso y pudo sentir que se le estaban poniendo los ojos llorosos.
              Con un suspiro, Naruto le habló en un tono suave mientras acariciaba su hermoso
cabello. "No se trataba de preguntarme por tus ojos, ¿verdad Akira?"
              Akira se quedó callada mientras se acurrucaba más cerca de su padre. Naruto podía
decir que ella estaba sintiendo algún tipo de tristeza desde ese día.
              "Akira". Naruto se sobresaltó mientras la abrazó con dulzura. "¿Ves eso ahí
fuera?"
              Akira, al principio, no miró hacia arriba para ver lo que era que su padre quería
que ella viera. Después de unos segundos y sollozando un poco, miró el rostro sonriente de
su padre y le dio una pequeña sonrisa. Naruto señaló el campo abierto y Akira miró hacia
afuera solo para abrir los ojos muy abiertos ante la vista. Frente a ella había una vista
asombrosamente hermosa de la tierra. Tranquilo valle de exuberantes verdes que se
extendía hasta donde alcanzaba la vista hacia el bosque. Un espectáculo que hizo que Akira
casi olvidara por qué estaba al borde de las lágrimas. Ella miró hacia el viento apacible que
movía la hierba y las hojas que caían a la tierra a su alrededor. Fue una vista
verdaderamente magnífica para la vista.
              "Akira". Naruto se dirigió hacia ella mientras la sostenía en sus brazos. Ella miró
hacia arriba para ver una sonrisa tranquila en el rostro de su padre mientras él
continuaba. "¿Alguna vez te has preguntado por qué tu kaa-san y yo vinimos aquí?"
              Akira negó con la cabeza. "No."
              "Fue porque miramos hacia este lugar y vimos algo que ambos habíamos estado
anhelando durante mucho tiempo". Naruto respondió mientras miraba hacia el valle con
una sonrisa.
              "¿Qué exactamente, tou-san?" Akira le preguntó.
              "Una oportunidad para empezar de nuevo." Naruto respondió mientras continuaba
mirando hacia afuera. "Una oportunidad de vivir sin tener que preocuparnos por nuestro
pasado o revolcarse en nuestros fracasos. Una oportunidad de hacer algo que ambos
deseamos durante tanto tiempo. Una familia". Dijo esa última parte mientras miraba a
Akira, quien comenzó a tener lágrimas en los ojos. Naruto tomó su rostro con ambas manos
y se secó las lágrimas mientras continuaba. "Tú y Boruto sois mi mundo. Tu kaa-san es la
mujer que amo con todo mi corazón. Y nunca dejaré que nada se interponga entre ustedes
tres y yo. Los amo a todos, amo este lugar, amo nuestro hogar". , y no cambiaría nada de
eso por el mundo Akira. ¿De acuerdo? "
              Akira tenía los ojos empañados, pero asintió lentamente con la cabeza hacia su
padre antes de arrojarse sobre él. Abrazó a su padre con fuerza mientras sollozaba en su
pecho. Naruto simplemente le devolvió el abrazo y le acarició el cabello mientras lo
arrullaba en los oídos. Se quedaron así durante unos minutos hasta que Akira de repente
dejó de llorar en este punto y levantó la cabeza para mirarlo a los ojos. Naruto se sorprendió
un poco cuando pudo ver la resolución y la determinación en esos brillantes ojos
azules. Seguro que tenían lágrimas en los costados que la hacían lucir demasiado linda,
pero decidida de todos modos.
              "Entonces, ¿puedo volverme tan fuerte como tú, Tou-san?" Ella le preguntó,
sorprendiendo al padre rubio por un momento antes de que él le sonriera.
              "Por supuesto que puedes Akira." Le dijo mientras frotaba su cabeza
juguetonamente, ganándose una gran sonrisa de dientes de ella. "Tu mamá y yo incluso te
entrenaremos si quieres. Hay algunas cosas que tenemos que enseñarte."
              Antes de que Naruto pudiera terminar su oración, Naruto agarró a Akira y esquivó
algunos shuriken que venían de las sombras del bosque. Los shuriken seguían llegando y
Naruto seguía esquivando con facilidad a pesar de que Akira se retorcía de miedo.
              "Akira". Naruto comenzó con un tono severo que llamó la atención de su
hija. "Está bien. Te tengo."
              La mera sonrisa en el rostro de su padre fue suficiente para tranquilizarla mientras
aterrizaba y esquivaba otra ola de shuriken. Continuó esquivando hasta que uno casi llega a
su hija. Ese fue el movimiento equivocado. Naruto atrapó el shuriken a escasos centímetros
de un mechón de cabello de Akira y se lo arrojó a su atacante casi demasiado rápido para
que dicho atacante lo esquivara. El atacante cayó al suelo de un árbol y Naruto vio que era
un Anbu de Konoha. Más precisamente, un Root Anbu. El shuriken había atravesado
limpiamente la máscara del Anbu y su cráneo limpiamente. Antes de que Naruto pudiera
decir algo más, había al menos una veintena de Root Anbu a su alrededor. Todos llevaban
una máscara blanca de diferentes animales, pero todos vestían las mismas capas negras.
              "Naruto Uzumaki." Uno de los Raíz, un hombre con una máscara de halcón, habló
mientras daba un paso adelante. "Nuestra misión es asegurar su cooperación con Konoha
para la guerra entre nosotros y nuestros enemigos. ¿Se someterá y vendrá con nosotros
pacíficamente?"
              Naruto dejó a Akira en el suelo mientras miraba a su alrededor en busca de una
abertura. Akira se aferraba a la pernera de sus pantalones por miedo a estos hombres. Ella
nunca había visto a un ninja antes, aparte del grupo de Konoha que pasó y algunos ninjas
transeúntes que eran muy amigables con la aldea. Sin embargo, esto era diferente. Incluso
con su padre aquí para tranquilizarla, todavía le daba miedo estar rodeada de todos estos
ninjas enmascarados.
              "Ya le di mi respuesta al último grupo de ninjas de Konoha". Naruto le dijo al
halcón enmascarado Root. "Mi respuesta sigue siendo la misma incluso si intentas
atacarme. Ahora vete, o me aseguraré de que ninguno de ustedes lo haga".
              El Root Anbu adoptó una postura preparada y se preparó para atacar. Sin que
Naruto lo sepa, su verdadero objetivo es distraerlo mientras Sai y algunos otros intentan
capturar a uno de sus otros hijos.
              Con Sai
              Sai podía decir que sus camaradas estaban a punto de lidiar con Naruto
directamente. Cuando a Sai se le asignó esta tarea, sabía que Naruto, siendo el infame Zorro
Blanco, resultaría un partido interesante, pero una vez que Danzo le dijo que simplemente
recuperara a uno de los niños como palanca, la idea de enfrentarse a Naruto desapareció.
              Sai y algunos otros llegaron a la casa que fue reportada por Asuma hace unos
días. Uno de los Root que no llevaba máscara usó un jutsu estilo madera para romper las
bisagras de las puertas silenciosamente para no llamar la atención. Una vez que se abrió la
puerta, entraron en busca de un niño. No estaban preocupados por la esposa y no tenían
órdenes de tratar con ella en absoluto. Entonces, si se encuentran con ella, lo más probable
es que tengan que someterla o lastimarla para llamar la atención de Naruto.
              "Oye." Una voz joven vino del grupo de cuatro a la derecha. Se volvieron para ver
a un niño con un par de pantalones cortos naranjas y una camisa blanca parado allí
mirándolos con un poco de enojo en su rostro. "¿Quiénes diablos son ustedes, y qué están
haciendo en nuestra casa?" Boruto les gritó.
              "Objetivo localizado." Dijo Sai mientras desaparecía detrás del chico para darle un
golpe en el cuello. Solo cuando alcanzó, una mano agarró su muñeca y la apretó con fuerza,
provocando un fuerte chasquido. Sai jadeó de dolor pero contuvo otras emociones mientras
apretaba los dientes.
              "No sé quién eres, ni me importa". Una voz femenina salió, solo envió escalofríos
por las espinas de la Raíz. "Pero usted firmó sus propias órdenes de ejecución cuando
decidió incluso poner sus ojos en mi hijo". Estaba vestida con un vestido largo negro con
ribetes rojos en los extremos y mangas.
              Los ojos de Kurama ardían de ira mientras lanzaba la Raíz pálida directamente a
sus camaradas con una fuerza increíble. Sai chocó contra los tres y fueron enviados volando
fuera de la casa.
              "¡Muy bien kaa-san!" Boruto gritó emocionado mientras levantaba su puño en el
aire.
              Kurama simplemente sonrió y negó con la cabeza ante las payasadas de su
hijo. "Quédate dentro de Boruto. Yo me ocuparé de estos tontos de Konoha."
              Boruto asintió con la cabeza y sacudió la cabeza con entusiasmo al ver las raras
ocurrencias de ver a su madre en acción. Podía vislumbrar a ella y a su padre peleando,
pero nunca lo suficientemente en serio como para ser considerado una pelea seria. Así que
sería muy bueno observar a la joven rubia.
              Kurama salió y sonrió a los cuatro mientras se levantaban para tomar posiciones
defensivas. Sai, a pesar de tener solo el uso de un brazo, sacó un pergamino y un
cepillo. Comenzó a escribir en el pergamino con los dientes y algunos animales hechos de
tinta se acercaron corriendo a Kurama. Ni siquiera se inmutó ya que todo lo que hizo fue
quemar una pequeña porción de su KI para hacer que la tinta se derrita por el calor. Los
cuatro estaban más que sorprendidos al ver esto, pero antes de que pudieran decir o hacer
más, Kurama ya estaba junto a ellos en una ráfaga de velocidad que ni siquiera podían
ver. Ella le dio una poderosa patada a la mano ya rota de Sai y rompió el resto de su brazo,
enviándolo a volar lejos de ellos. El hombre sin máscara se quedó con los ojos muy abiertos
y dio un salto hacia atrás cuando vio a la mujer alcanzar una espada corta justo debajo de su
vestido. El hombre sin máscara miró a través de su cabello castaño mientras sus otros dos
compañeros eran decapitados con tanta veracidad.
              "Maldita sea." Dijo mientras pasaba por algunos sellos de mano y estaba a punto
de decir su jutsu, pero eso fue hasta que la mujer se volvió hacia él con esos ojos rojos
ardientes. Se congeló cuando comenzó a ver su muerte frente a él de manera brutal e
inhumana. Se congeló mientras continuaba atrapado en este genjutsu que era demasiado
avanzado para ser hecho por cualquier persona común. ¿Quién era esta mujer? ¿Con quién
diablos se casó Naruto Uzumaki?
              Antes de que pudiera pensar más, Kurama se acercó a él lentamente. Sabía que
podría haber terminado esta 'batalla' de muchas maneras diferentes, pero también sabía que
si revelaba demasiado, posiblemente pondría en peligro a su familia. En lugar de
simplemente matar a estos cabrones de Konoha con una de sus propias técnicas,
simplemente optó por el kenjutsu en lugar de sus llamativas formas de luchar contra su
esposo.
              Kurama se acercó al hombre que estaba temblando violentamente en este punto. Se
detuvo justo en frente de él y sonrió ante su patético estado antes de retirar el brazo de la
espada para asestar el golpe mortal. Fue entonces cuando sintió algo que no había sentido
en mucho tiempo que la detuvo en seco. Se dio la vuelta hacia su casa solo para abrir los
ojos como platos cuando vio una serpiente larga envuelta alrededor del cuerpo de su
hijo. La serpiente la miró directamente y siseó antes de desaparecer con un Boruto
inconsciente a cuestas.
2pt cap 6
              "¡BORUTO!" Kurama gritó en voz alta mientras quemaba su KI a proporciones
titánicas.
              Con naruto
              Naruto acababa de terminar con el resto de Root Anbu en este punto. Además de
proteger a su hija y no tener un arma al principio, fue un poco difícil. No podía usar
ninguno de sus principales jutsu aparte de Kage Bushin por temor a lastimar
involuntariamente a Akira en el proceso. Le tomó un poco de tiempo, pero pudo lidiar con
ellos rápidamente. Justo cuando terminó el último de Root, él y su hija escucharon el grito
más fuerte que envió ondas de choque a través del valle en el que se encontraban. El KI
hizo que todos los clones se alejaran y Akira casi se desmaya. Naruto se aferró a ella y
liberó su propio KI para mantenerla a salvo. Si Kurama estaba haciendo esto, entonces algo
le debe haber pasado a Boruto. Sin perder tiempo, Naruto tomó a Akira y corrió hacia la
casa solo para ver que ella tenía un miembro pálido de Root agarrado por la garganta y
gritándole con ira.
              "¡¿A DÓNDE LLEVASTE A MI HIJO ?!" Ella siguió gritando, sin saberlo,
matando al chico con su sola presencia. "¡¿DONDE ESTA EL?!"
              Naruto la había visto así de enojada antes, así que no era nada nuevo, pero Akira,
por otro lado, estaba aterrorizado ahora. Nunca antes había visto a su madre así. La sola
visión de su ira cuando las colas comenzaron a salir de su espalda baja hizo que la niña se
encogiera detrás de su padre. Naruto notó esto y rápidamente fue hacia su esposa enojada
para calmarla.
              "¿¡DONDE ESTA EL!?"
              "¡Kurama!" Naruto puso una mano en su hombro, haciendo que se volviera con la
rabia todavía hirviendo en sus ojos. "¡Eso es suficiente!"
              "¡NO HASTA QUE SEA DÓNDE ESTOS INÚTILES SACOS DE CARNE SE
LLEVARON A NUESTRO MUCHACHO!" Ella le gritó, sus colas se arremolinaban de
rabia.
              "¿Y de verdad quieres mostrarle este lado tuyo a tu hija?" Naruto le dijo
suavemente mientras se movía hacia su esposa para ver a Akira temblando de miedo.
              Kurama abrió los ojos como platos cuando vio ese miedo en los ojos de
Akira. Todo dirigido hacia ella. Dejó caer el cuerpo casi sin vida y reinó en su ira. Sus colas
se retrajeron en su cuerpo y su KI se desvaneció. La rabia en sus propios ojos fue
reemplazada por el dolor y la tristeza de ella misma. Quería decirle algo a su propia carne y
chakra, pero no se formaron palabras mientras se derrumbaba.
              Naruto se aferró a ella porque sabía que este era un lado de ella que nunca quería
que ninguno de sus hijos viera, nunca. Akira se acercó lentamente a sus padres y estaba a
punto de decir algo, pero fue entonces cuando otra presencia se dio a conocer y la dejó
inconsciente con un golpe en la nuca.
              Naruto y Kurama se dieron la vuelta rápidamente y vieron, para su sorpresa y
enojo creciente, Sasuke Uchiha parado allí con su hija a cuestas. Les sonrió antes de
convocar sus ojos Sharingan. Antes de que los dos pudieran mirar hacia otro lado, ahora
estaban atrapados en un genjutsu destinado al propio Kyuubi. Un genjutsu especial que
Sasuke había hecho específicamente para incapacitar a la bestia dentro de Naruto. Cuando
la mujer cayó al suelo agarrándose un poco, Naruto estaba luchando por ponerse de pie. No
importa qué, iba a salvar a sus hijos sin importar el costo para él.
              "¡SS-SASUKE!" Naruto gritó mientras intentaba ponerse de pie de nuevo. "¿Qué
estás haciendo aquí?" Luchó por decir.
              "Mmm." Sasuke le sonrió a su antiguo rival mientras sostenía a Akira. "Si quieres
que tus hijos estén a salvo, ¿por qué no vienes a buscarlos?" Bajó a Akira y se volvió para
alejarse. Antes de hacerlo, miró a Naruto con la misma sonrisa. "Oh, y si realmente quieres
saber dónde estoy con estos dos mocosos tuyos, pregúntale a su líder." Señaló al hombre
que todavía estaba atrapado en el genjutsu y al pálido miembro de la Raíz jadeando por aire
antes de desaparecer en un shunshin.
              Naruto abrió los ojos como platos cuando finalmente pudo romper el
genjutsu. Justo cuando lo hizo, se acercó a Kurama, que todavía estaba aprovechando el
poderoso genjutsu Sharingan, y la liberó de él. Dejó de convulsionar y ahora estaba
inconsciente. A pesar de su estatus como el demonio más poderoso del mundo, en su forma
humana los genjutsu que son lo suficientemente poderosos como para confundir su forma
de zorro pueden incapacitarla en su forma humana.
              Naruto la dejó descansar cuando escuchó a la Raíz sin máscara gemir por el
genjutsu liberado sobre sí mismo. Naruto entrecerró los ojos con ira mientras se giraba para
ver al hombre intentar ponerse de pie. Naruto se acercó al hombre mientras se ponía de pie
con las piernas temblorosas. Mientras miraba al rubio bastante enojado, intentó usar su
jutsu estilo madera, pero todavía estaba bajo los efectos secundarios del genjutsu de
Kurama. Naruto no perdió el tiempo agarrando al hombre por el cuello y levantándolo del
suelo. El hombre intentó de nuevo convocar un jutsu, pero esta vez, un clon de Naruto cortó
las manos de ambos con Akai Akuma. El hombre gritó de dolor cuando empezó a
desangrarse. El clon le entregó a Naruto su espada antes de que estallara. Naruto sostuvo al
hombre en un agarre más fuerte mientras miraba fijamente sus ojos con una mirada
penetrante. una mirada que podía hacer temblar de miedo incluso al más poderoso de los
hombres.
              "¿Quién diablos te envió?" Dijo Naruto en un tono que prometía la muerte misma
si no obtenía una respuesta.
              El hombre, ya que ya no podía defenderse con los jutsu, respondió con un tono de
dolor. "Danzo-sama nos envió para asegurar su lealtad en la guerra."
              Los ojos de Naruto brillaron con aún más rabia. Recordó a Danzo cuando era niño
y cuánto hablaba el hombre con su propio Anbu sobre los planes para él. Un poco después
de su destierro, Naruto se dio cuenta de que Danzo quería usarlo como una especie de arma
para Konoha. Gracias a Kurama, logró escapar de esos Root Anbu en ese entonces. Si
Danzo sabía dónde estaba Orochimaru, eso significaba que era hora de que Naruto
obtuviera las respuestas por sí mismo.
              "Si quería mi atención", comenzó Naruto mientras bajaba la cabeza, "entonces la
tiene". Naruto miró hacia arriba. "Voy a conseguir lo que necesito de Danzo. Luego voy a
encontrar a Orochimaru y Sasuke. Y después de que termine de desollar la carne de sus
huesos y dejar que los gusanos se den un festín con sus cadáveres mientras están enterrados
vivos, ¡VOY A QUEMAR KONOHA HASTA EL SUELO! "
              Antes de que el hombre pudiera intentar protestar, Naruto movió su muñeca y
partió su cuello en dos con facilidad. Dejó caer al hombre y continuó hirviendo de ira hasta
que escuchó gemidos ahogados detrás de él. Se volvió para ver que Kurama se despertaba
lentamente mientras también veía en la distancia que el último Root Anbu también
gemía. Naruto fue hacia su esposa y la levantó lentamente.
              "¿Naruto?" Dijo Kurama lentamente, sus ojos mostrando su dolor.
              "Kurama." Naruto comenzó en un tono suave antes de mirarla con severidad. La
mirada en sus ojos tenía una resolución intensa mientras le decía sus siguientes
palabras. "Vamos a Konoha".
              Ustedes son increíbles y, como siempre, permanecen sexys ahí fuera.
              ¡PAZ!
* Capítulo 7 *: Solo advertencia
 
              Capítulo 7: Solo advertencia
              El día siguiente
              De vuelta en Konoha, las cosas se han intensificado entre la gente. El pánico
estaba comenzando a extenderse por un ataque inminente y Kakashi realmente estaba
comenzando a temer todos y cada uno de los signos de todo eso. La gente de Konoha estaba
en un estado de miseria ya que simplemente contaban los días hasta el ataque de
Orochimaru y sus fuerzas. Sus aliados los abandonaron debido a su propia decisión de
desterrar un tremendo ejemplo de esperanza en su aldea para un traidor que se puso del lado
de su enemigo. Ahuecado con el hecho de que se había corrido la voz de que Naruto
Uzumaki había sido encontrado y se había negado a regresar tampoco ayudó. Si hubiera
regresado, entonces sus alianzas habrían regresado y podrían defender o incluso atacar a los
ninjas de Oto, Kumo y ahora, desafortunadamente para ellos, Ame.
              Kakashi miró hacia la aldea mientras la gente intentaba desesperadamente empacar
sus cosas para irse a un refugio seguro, solo para ser detenido por varios Root Anbu. A
Kakashi le dolió cuando no tuvo más remedio que restablecer el Anbu Raíz de Danzo para
sofocar la ira de la gente. Los Anbu regulares se dispersaron demasiado con misiones de
Clase S, como la recopilación de información y los intentos de asesinato en objetivos de
alto valor. Jounin y Chunin regulares también estaban fuera de la mesa ya que también se
estaban preparando lo mejor que podían con la guerra que se avecinaba en su puerta. Genin
no tenía experiencia con esta situación, por lo que, desafortunadamente, la única opción que
tenía en este momento era Danzo. Después de más de una hora de convencerlos, Kakashi
cedió y los reinstaló.
              Kakashi miró el monumento del Hokage anterior en exhibición para que todo el
pueblo lo viera. Miró al cuarto, su antiguo sensei, y una lágrima solitaria cayó de su ojo.
              "Sensei." Kakashi comenzó en un tono bajo mientras mantenía la cabeza
gacha. "Le fallé. Le fallé a su aldea. Le fallé a su gente. Pero sobre todo, le fallé a su
hijo". Miró hacia el monumento. "Por favor perdoname."
              Fue entonces cuando escuchó llamar a la puerta. Se recompuso, rápidamente se
secó la lágrima y se llevó los brazos a la espalda. "Ingresar."
              Cuando se abrió la puerta, Kakashi escuchó la voz de un viejo amigo suyo. "Vaya.
Me voy por unos años y esto es lo que pasa". Kakashi se dio la vuelta más rápido de lo que
lo ha hecho hoy en día para ver al legendario Sannin, Jiraiya. Se quedó allí con los brazos
cruzados y luciendo una sonrisa ante el sorprendido Hokage.
              "¿Jiraiya?" Kakashi comenzó con un tono desconcertado.
              Después de enterarse del destierro de Naruto hace tantos años, Jiraiya fue en busca
de su estudiante rubio sin suerte. Incluso había enviado su red de espías para encontrar al
chico, pero seguían ocurriendo los mismos resultados. Era casi como si Naruto hubiera
desaparecido. Después de un tiempo, se enteró de que Tsunade había dejado de ser Hokage
y había dejado Konoha. Fue entonces cuando Jiraiya fue a buscarla. Le tomó meses
encontrar un rastro e incluso más para alcanzarla, pero cuando lo hizo, descubrió que ella
había estado ahogando su culpa en el alcohol y el juego una vez más. A Jiraiya le dolía ver
a su amiga volver a sus viejas costumbres después de que finalmente había superado la
muerte de su hermano y amantes. Habló con ella y trató de convencerla de que regresara a
Konoha para ayudar a luchar por su hogar solo para recibir un puñetazo en la cara y ella lo
regañara. Todo su dolor, todo su dolor, toda su ira, se manifestó en Jiraiya sobre el consejo,
los ancianos, la gente y el pueblo mismo. Todo por un mocoso traidor al que nunca le
importaba una mierda nadie más que él mismo. Y Naruto tuvo que sufrirlo. Jiraiya no
estaba allí ese día. No vio la mirada de traición y dolor en sus ojos ese día cuando su mundo
se derrumbó. Después de su despotricar y desmayarse, Shizune le dijo al Toad Sannin que
Tsunade no quiere volver a ese horrible pueblo de nuevo a menos que Naruto regrese
voluntariamente también. Fue entonces cuando Jiraiya se enteró de que Ame se unió a Oto
y Kusa para destruir Konoha. Así que aquí estaba.
              "¿Ha pasado un tiempo eh, Kakashi?" Jiraiya se sobresaltó cuando dejó caer su
sonrisa y puso una mirada seria. "¿Cómo lo llevas?"
              Kakashi suspiró mientras se acercaba y se sentaba en su silla. Se frotó las sienes
mientras se inclinaba sobre el escritorio y explicaba la situación. "La gente de Konoha ha
perdido la esperanza. Los Anbu están tan agotados que si de alguna manera sobrevivimos a
esta guerra tendremos más pérdidas que nunca. Los Jounin y Chunin se están preparando,
pero han perdido la moral. El consejo está en mi culo intentando desesperadamente para
negociar un asalto total con las fuerzas inminentes. Y no tuve más remedio que restablecer
el Root Anbu de Danzo ". Kakashi se inclinó en su silla ahora. "Y para empeorar las cosas,
el equipo de Asuma y Kurenai encontraron a Naruto en el país de la Tierra".
              Jiraiya abrió los ojos como platos y dejó caer los brazos. "¿Dónde está? ¿Está de
vuelta en el pueblo?"
              Kakashi lo detuvo rápidamente para responder. "Naruto está bien, Jiraiya. De
hecho, tiene esposa y dos hijos, y no tiene interés en volver aquí". Kakashi vio la mirada
conflictiva en los ojos de Jiraiya y explicó otro punto que incluso lo sorprendió cuando lo
escuchó por primera vez. "Naruto también es el Zorro Blanco".
              "¿Q-Qué?" Jiraiya tartamudeó.
              "Naruto es el que aparece en el libro de bingo como el ahora ninja de rango SS, el
Zorro Blanco". Kakashi le respondió. "Él es la única razón por la que Kusa todavía está de
pie y por qué Ame teme cualquier cosa asociada con él. Se acobardarían y huirían ante la
mera mención de su nombre. Y eso es todo Naruto".
              Jiraiya se quedó boquiabierto al escuchar todo esto. No solo su hijo exalumno fue
desterrado y vivió con su propia familia, sino que también fue conocido como el infame
White Fox. ¿Cómo surgió todo esto? ¿Cómo?
              Puerta principal
              Mientras todos estaban siendo dispersados desde la puerta por el Root Anbu, los
dos guardias volvieron a observar todos y cada uno de los movimientos fuera de la
aldea. Mientras estaban allí, notaron el Root Anbu antes y se enfermaron al pensar que esos
bastardos podrían ser traídos de regreso. Les hizo hervir la sangre, pero sabían que los
tiempos eran más difíciles que nunca. Se miraron el uno al otro y suspiraron de frustración
antes de notar un crujido no muy lejos de ellos. Inmediatamente se pusieron en alerta
máxima solo para ver algunos conejos salir corriendo. Se relajaron por un momento, pero
eso duró poco cuando dos figuras aparecieron de un shunshin rojo en llamas frente a ellos.
              "¡¿Qué demonios?!" Dijo uno de los guardias mientras sacaba un kunai. El otro
también lo hizo, pero su cautela se convirtió en miedo cuando vieron quién estaba frente a
ellos.
              De pie allí con un abrigo rojo sangre que le llegaba más allá de las rodillas,
pantalones cargo ninja negros con una camiseta roja oscura, zapatos ninja negros y su
característica máscara blanca estaba el infamemente conocido White Fox. Una mujer estaba
parada a su lado. Llevaba un atuendo similar al del Zorro Blanco, solo que su abrigo era de
un color carmesí oscuro, igual que sus ojos. Su largo cabello rojo estaba recogido en una
cola de caballo. Ambos empuñaban espadas en la espalda. El Zorro Blanco con su firma
Akai Akuma que se decía que era el alma de un demonio real que solo alguien con un alma
malvada podía manejar. La mujer llevaba una espada corta en una vaina negra. El mango
era de un color carmesí oscuro con un protector rojo brillante.
              Los dos guardias se tensaron al ver al Zorro Blanco y solo pudieron quedarse allí y
rezar para que no estuviera aquí para una pelea. El Zorro Blanco miró a los dos y negó
levemente con la cabeza antes de volverse hacia la mujer.
              "Vamos." Le dijo lo que le valió un asentimiento.
              Los dos fueron hacia la entrada, pero se detuvieron cuando ambos hombres se
pararon frente a ellos, listos para defender su hogar incluso si eso significaba sus
vidas. Tanto el Zorro Blanco como la mujer se detuvieron frente a los dos. Habrían arrojado
a estos dos a un lado como basura, pero querían esperar el momento oportuno cuando se
trataba de la aldea. Querían hacer que los aldeanos sintieran algún tipo de seguridad antes
de arrancarla por completo. En lugar de hacerles algo, tanto el Zorro Blanco como la mujer
simplemente se movieron tan rápido detrás de los dos y los dejaron inconscientes con un
golpe rápido en la nuca.
              "Podríamos matarlos a todos por sus crímenes contra ti". Comenzó Kurama. "Lo
sabes, ¿no?"
              Naruto sonrió bajo su máscara, un gesto que Kurama simplemente podía sentir y le
devolvió la sonrisa.
              "Sé." Naruto se dirigió hacia ella antes de continuar adentro. "Pero no lo haré. Al
menos no todavía."
              No llegaron muy lejos ya que ahora estaban rodeados por cinco Root Anbu. Los
cinco se tensaron al ver a quién estaban viendo y se prepararon para una dura
batalla. Naruto, por otro lado, simplemente miró a los cinco y fue al interior de su
abrigo. Sacó una bolsa y la acercó al Root Anbu. A estas alturas, la multitud de antes estaba
viendo al Zorro Blanco parado allí frente al Root Anbu. Miraron con asombro, miedo e
intriga sobre por qué alguien tan conocido como el Zorro Blanco estaba haciendo aquí. Fue
entonces cuando habló.
              "Deseo hablar con el líder de este hombre aquí". El Zorro Blanco dejó caer la bolsa
y rodó hacia uno de los Roots.
              El líder de este pequeño grupo recogió la bolsa y la abrió. Inmediatamente lo dejó
caer y todos vieron la cabeza de un Root Anbu blanco pálido saliendo de él. Los Anbu y los
civiles miraron al Zorro Blanco con terror en sus ojos y en su lenguaje corporal.
              "Solo diré esto una vez y solo una vez". Dijo el Zorro Blanco en un tono que no
bordeaba ninguna discusión. "¿Dónde está Danzo?"
              El Anbu Raíz se mantuvo rígido y posiblemente estaba a punto de ceder bajo la
intención asesina que irradiaba de él. Fue entonces cuando cierto adolescente de cabello
rosado salió corriendo de la multitud y se paró detrás de la Raíz. Jadeaba pesadamente y
parecía visiblemente sorprendida por a quién estaba viendo. Naruto la miró antes de volver
su atención al Root Anbu.
              "Dile a Danzo que saque su culo de un solo ojo antes de que me impaciente." El
Zorro Blanco les dijo en tono oscuro.
              Uno de los Root decidió salir y encontrar rápidamente a Danzo-sama. Mientras esa
Raíz se iba, la multitud comenzó a llenarse de rostros demasiado familiares para
Naruto. Sus viejos amigos estaban en la multitud lejos de él. Lo más probable es que ya
supieran que él era el Zorro Blanco, por lo que era de esperar su vacilación. Los observó
mientras estaban allí, asimilando todo esto. ¿Por qué estaba Naruto aquí? ¿Quién era el tipo
al que le devolvió la cabeza? ¿Por qué quería hablar con uno de los miembros del consejo
de ancianos? Tantas preguntas sin respuestas a la vista. Antes de que pudieran acercarse a
él para responder, el Hokage junto con Danzo y los otros miembros mayores del consejo
aparecieron en un shunshin de hojas. Naruto miró a su antiguo sensei y lo vio con la túnica
del Hokage. Recordó en un momento de su vida que quería ser el que lo usara, pero ese ya
no era el caso ahora.
              "Veo que pareces un poco a la defensiva ahí-" comenzó Kakashi pero fue
interrumpido por Danzo.
              "¡Root Anbu, agárralos a los dos!"
              Antes de que alguien pudiera detenerlos, el Root Anbu los apresuró. Naruto y
Kurama se quedaron quietos mientras el pequeño grupo reaccionaba a las órdenes de
Danzo. El novato nueve más Sakura vio como la Raíz se preparaba para derribar a su amiga
y esa mujer y estaban listos para intervenir para ayudar. Eso no fue necesario ya que el
Zorro Blanco simplemente se movió tan rápido y ahora se paró frente a Danzo con su
espada desenvainada y cubierta de sangre. El Root Anbu cayó al suelo, pieza por pieza,
provocando que más de unos pocos civiles perdieran su almuerzo al ver la brutalidad que
tenía todo. Danzo se quedó en estado de shock al ver esto y se mantuvo firme, listo para
usar cualquier método para salir limpiamente de esto.
              "Sabes dónde está." Naruto comenzó con el mismo tono oscuro.
              "¿OMS?" Preguntó Danzo mientras sudaba.
              De repente y sin previo aviso, el Zorro Blanco agarró a Danzo por el cuello y lo
levantó en el aire con facilidad. Danzo comenzó a ahogarse y agarró el brazo de
Naruto. Kakashi intervino y colocó una mano severa sobre el hombro de su antiguo
alumno. Naruto miró a su antiguo sensei.
              "No sé por qué estás aquí, o de qué estás hablando". Apretó la mano con más
fuerza. "Pero no aquí. No ahora, Naruto." Susurró esa última parte.
              Naruto lo miró antes de volverse hacia Danzo nuevamente. El anciano todavía
estaba jadeando por aire y Naruto no estaba de humor para ser sutil.
              "Entonces solo preguntaré esto amablemente una última vez." Se sobresaltó
mientras acercaba a Danzo a su rostro enmascarado. "¿Dónde diablos se llevó Orochimaru
a mis hijos?"
              Kakashi escuchó esto y miró al anciano con sorpresa e ira en su ojo visible. Si esto
significaba lo que pensaba que significaba, entonces Danzo debe estar en comunicación con
Orochimaru de alguna manera.
              "No sé de qué estás hablando-" Danzo se las arregló para jadear antes de ser
ahogado de nuevo.
              "Miénteme de nuevo, y verá de primera mano por qué mi espada se llama el
Demonio Rojo." Le dijo Naruto. "¡¿Dónde está Orochimaru ?!" Dijo un poco más fuerte
esta vez para que todos lo escucharan.
              La multitud y los ninjas alrededor escucharon esto y ya había murmullos. Los
murmullos llevaron a preguntas y las preguntas llevaron a las personas a expresar esas
preguntas. Algunos un poco más vocales que otros. Todo lo que Naruto hizo fue dispararles
a todos una mirada y una intención asesina para callar a la multitud.
              "Si no me dice dónde está su base, tendré que volver a presentarle este pueblo a mi
esposa". Volvió a mirar a Kurama, que todavía estaba de pie entre los muertos de Root
Anbu con los brazos cruzados. "Y no quieres que ella haga eso."
              "Je." Danzo chilló. "¿Y qué podría hacerle exactamente a una de las aldeas más
poderosas de todas las naciones elementales?"
              Naruto soltó a Danzo y se volvió hacia ella. Él asintió con la cabeza y ella también
asintió. De repente, nueve grandes colas rojas salieron de su espalda baja se arremolinaron
a su alrededor. La multitud de personas jadeó en estado de shock y miedo cuando las
grandes colas comenzaron a crecer en tamaño. Ya no se podía ver a la mujer, pero en
cambio, se podía ver la silueta de un zorro más allá de las colas. Todos, con la excepción de
Naruto, por supuesto, temblaron de miedo cuando las colas terminaron de crecer y se
separaron del cuerpo. Allí estaba el propio zorro de nueve colas. Hubo gritos de terror y la
gente se dispersó por miedo a escapar del monstruo que casi destruyó su hogar hace casi
dos décadas.
              Kakashi se quedó allí absolutamente asombrado por lo que estaba viendo. Recordó
la noche del ataque al Kyuubi esa noche y rezó para no volver a ser testigo de ese tipo de
brutalidad. Ahora, desafortunadamente, sería conocido como el Hokage que permitió que el
Kyuubi destruyera Konohagakure.
              Danzo todavía estaba en el suelo, pero su ojo estaba completamente pegado a la
bestia con cola frente a él. Toda su planificación, todas sus intrigas, todos los trucos sucios
y agendas secretas, y todo eso ahora desaparecido en un solo momento. Sus planes para un
Konohagakure más fuerte se desvanecieron cuando el Kyuubi no Kitsune destruyó su
preciosa aldea. Fue entonces cuando tuvo un último esfuerzo desesperado para garantizar la
seguridad de su aldea.
              "¡ESPERE!" Gritó, llamando la atención de Naruto. "¡El escondite de Orochimaru
está en Oto en una cueva secreta al oeste cerca de un desierto! ¡Ahí es donde está! ¡Ahí es
donde están!"
              Danzo suplicó en ese momento. Kakashi quería estar enojado con Danzo, pero
ahora mismo estaba demasiado aterrorizado para decirle algo al hombre.
              El Zorro Blanco se volvió hacia el Kyuubi y asintió con la cabeza. El Kyuubi hizo
lo mismo y parecía listo para atacar, pero fue entonces cuando Kakashi dio a conocer su
voz una vez más.
              "¡NARUTO!" Al escuchar su nombre real, Naruto detuvo a Kurama y se volvió
hacia Kakashi. Se quitó la máscara de zorro para mirar correctamente al hombre que era su
sensei hace mucho tiempo. "¡No hagas esto! ¡Este lugar, no importa lo que sucedió en el
pasado, sigue siendo tu hogar! ¡Sigue siendo el hogar de tus padres! ¡No destruyas el
legado de tu padre, Naruto!"
              Naruto arqueó una ceja al escuchar esas palabras. "¿Y quién diablos era él
entonces? ¿Dónde estaba cuando la gente de su pueblo me perseguía? ¿Dónde estaba
cuando me echaron de un orfanato cuando tenía tres años y tuve que vivir en la calle?
¿Dónde estaba? él cuando fui golpeado hasta la muerte, torturado, quemado, apuñalado,
ahogado, envenenado, cortado e incluso arrojado de algunos edificios? ¿Dónde diablos
estaba él entonces Kakashi, y por qué diablos debería preocuparme por él? "
              "¡Porque era Minato Namikaze, último miembro del nombre Namikaze, esposo del
último Uzumaki, Kushina Uzumaki, y el cuarto Hokage!" Kakashi gritó, esperando que
esto cambiara la opinión de Naruto sobre la destrucción de la aldea y, con suerte, volviera
en sí para ayudar en la guerra.
              Naruto abrió los ojos como platos al escuchar esta información. Miró a la montaña
Hokage y vio al cuarto mirando hacia la aldea. Su pueblo. Fue entonces cuando apretó el
puño y apretó los dientes con ira. Ahora que sabe quién era su padre y que, de hecho, él era
el que más odiaba Naruto mientras crecía, su ira se amplificó aún más. Cuando era niño, no
tardó en darse cuenta de que algo andaba mal cuando la gente decía que él era la razón por
la que el cuarto murió. Por un tiempo, Naruto no supo lo que querían decir hasta que entró
en una biblioteca y leyó sobre el sacrificio del cuarto para detener al Kyuubi. Se dijo que
selló el Kyuubi dentro de un bebé en ese momento, pero no especificó cuál. Naruto no tardó
mucho en darse cuenta de que debía haber sido él. Nació el mismo día que la derrota del
Kyuubi, por lo que solo tenía sentido. Odiaba al cuarto por cargarlo con esto y hacer que la
gente del pueblo lo viera de la manera en que lo veían. Ahora, descubrir que el cuarto era su
padre, fue la última gota. Naruto controló su ira y miró a Kakashi.
              Kakashi pensó que su táctica funcionó y Naruto querría preservar y salvar su
legado. Incluso Jiraiya, que estaba en lo alto de un gran edificio observando todo en este
momento, ahora tenía esperanzas en su estudiante. Él compensaría las dificultades por las
que pasó Naruto esta vez y se ganaría el perdón de su ex alumno Minato.
              Naruto respiró hondo y luego se volvió hacia Kurama. Ella lo miró con una
preocupación visible en sus ojos carmesí. Sabía del odio y la ira de Naruto hacia el cuarto,
y ahora hacia su propio padre. Esperaba que su esposo no cayera así y volviera
voluntariamente al mismo pueblo al que le prometió que nunca regresaría. Esa
preocupación se convirtió en sorpresa, luego en una mirada feroz cuando Naruto señaló la
montaña del Hokage. Kurama no perdió el tiempo mirando a la montaña y cargó su propio
ataque.
              "¡NARUTO NO!" Kakashi y ahora Jiraiya gritaron pero llegaron demasiado tarde
cuando el Kyuubi disparó un rayo de energía condensada directamente a la cabeza del
cuarto.
              El rayo pasó y siguió adelante, destruyendo la cabeza del cuarto Hokage y
cualquier cosa en su camino. Finalmente se detuvo y una gran explosión fue visible para
todo el pueblo. Todos gritaron al ver lo que pasó con la montaña. La gente estaba más que
aterrorizada en este punto.
              ¡MALDITA NO! "Gritó Jiraiya mientras llamaba a Gamabunta. El gran sapo que
convocaba desenvainó su espada en el segundo que vio al Kyuubi parado frente a él. Jiraiya
se paró encima de la cabeza del sapo y se preparó para una dura batalla." ¡NARUTO! ¡NO
ME HAGAS HACER ESTO! "
              Naruto miró a otro antiguo maestro suyo y sonrió antes de asentir con la cabeza a
Kurama. Ella asintió con la cabeza y volvió a su forma humana. Kakashi y Jiraiya, junto
con Danzo, quien estaba en absoluto shock al ver el poder del Kyuubi de primera mano,
han mirado al rubio con reacciones confusas. Los nueve novatos más Sakura regresaron en
el momento en que el Kyuubi desapareció y vio a Naruto parado allí con la misma mujer
que antes. Naruto los vio y no reaccionó mientras se volvía hacia Kakashi.
              "Esta es tu única advertencia". Comenzó en un tono oscuro que hizo que incluso
Gamabunta sudara visiblemente. "Después de destrozar a Orochimaru, Sasuke y cualquier
otra persona que se interponga en mi camino, volveré aquí". Se volvió a poner la máscara y
liberó una cantidad impía de intención asesina contra todos los habitantes de la aldea. "Y
voy a quemar este pueblo hasta los cimientos".
              Y con eso, Naruto y Kurama se fueron a través de ese shunshin en llamas rojas. El
KI se detuvo y provocó que Gamabunta echara humo. Kakashi, Jiraiya, el novato nueve y
Sakura lo sintieron. Ese no era el mismo Naruto de hace mucho tiempo. Este Naruto no iba
a ser su salvador o su héroe que salvaría la aldea. No.
              Ya no era eso. Él fue su fin.
              
              Ya sabrás qué hacer ahora.
              Ustedes son increíbles y, como siempre, permanezcan sexys ahí fuera.
              ¡PAZ!

* Capítulo 8 *: La caída de Oto, parte 1


 
              Capítulo 8: Caída de Oto, parte 1
              No pasó mucho tiempo antes de que se corriera la voz por todo Konohagakure de
que el Zorro Blanco iba a Oto. Sin embargo, las noticias se esparcieron como la pólvora
cuando se reveló que el Zorro Blanco de alguna manera tenía el Kyuubi no Kitsune en su
poder. Sin embargo, nadie en Konoha aparte del Hokage, Danzo, Jiraiya y el novato nueve
más Sakura sabían la verdad. La gente de la aldea estaba presa del pánico y suplicaba al
Hokage que los dejara irse y arriesgarse fuera de la aldea. Kakashi tuvo que encontrar
alguna forma de hervir el miedo en la gente, pero no conocía ninguna. ¿Cómo
pudo? ¿Cómo podía tranquilizar a la gente cuando ni siquiera podía recuperar a la persona a
la que más le había fallado? Su sensei estaría girando en los cielos ahora ante el colosal
fracaso de sus antiguos alumnos para atraer a una persona. Una persona preciosa tanto para
él como para el pueblo. Kakashi sabía que estos eran días oscuros, pero ahora con Naruto
revelando que su esposa es en realidad el Kyuubi no Kitsune y que puede transformarse a
su forma completa de Bijuu, agregue al hecho de que Naruto también se aseguró de
quemará la aldea hasta los cimientos. y eso cambió estos días oscuros a números
simples. Números que terminarán con Oto, Kumo y Ame viniendo a destruirlos, o Naruto
volvería con Kyuubi y se ocuparía de todos los aldeanos antes de que cualquiera de los tres
ejércitos tuviera la oportunidad.
              Kakashi se desplomó en su silla y supo que este era realmente el final del hogar
que su sensei una vez llamó su hogar. La aldea que juró proteger y servir sin importar el
costo, pero esto era demasiado incluso para él. Se levantó de su silla y se secó su único ojo
bueno de una lágrima perdida que rastreó su rostro ya que no tenía su máscara puesta en ese
momento. El ayuntamiento quería una reunión de emergencia para abordar todo lo ocurrido
ayer. Kakashi sabía que esto solo podría terminar mal.
              Con Naruto y Kurama
              Solo les tomó un día a la pareja llegar a la frontera que conducía a
Otogakure. Miraron a la patrulla fronteriza sin interés incluso cuando rodearon los dos. Los
ninjas fronterizos eran Oto nin con unos pocos Kumo nin y solo dos Ame nin. Al ver al
Zorro Blanco, los dos Ame nin se congelaron de miedo antes de huir hacia Otogakure.
              "Movimiento inteligente." La mujer al lado del Zorro Blanco habló y sonrió al
ninja restante. Dicho ninja restante había decidido quedarse y cargó contra los dos. "No es
un gran plan".
              Con Boruto y Akira
              Tanto el hermano como la hermana habían estado atados espalda con espalda
desde que se despertaron aquí. Estaban sentados en una especie de celda en una habitación
tenuemente iluminada con solo rejas como entrada y salida. Los dos no parecían heridos o
heridos de ninguna manera realmente y estaban relativamente bien, aparte de tener un poco
de hambre. Boruto estaba mirando alrededor de la habitación terrenal en busca de algo que
pudiera ayudarlo a él y a Akira a salir de esto. Hasta ahora, no tenía nada.
              "Esto apesta." Dijo en voz alta.
              "Onii-san," comenzó Akira en un tono bajo que sonaba tenso.
              "¿Estás bien Akira?" Preguntó Boruto, preocupado por su hermana.
              "Me duelen los ojos." Dijo mientras cerraba los ojos para atenuar el dolor.
              Antes de que Boruto pudiera decir algo para tranquilizarla, Akira hizo una mueca
de dolor y abrió los ojos. Eran de un color púrpura muy profundo alrededor y una pupila
negra en el centro de cada ojo. Cuando hizo esto, su cabello comenzó a reaccionar
violentamente mientras giraba alrededor de ella y Boruto, aplastando las cadenas que los
sujetaban a ambos. Boruto se alejó de su hermana cuando a ella le empezaron a salir orejas
de zorro de la cabeza. Eran de un tono púrpura claro cuando su cabello también comenzó a
cambiar de color. Desde la base de su columna vertebral, una larga cola de zorro comenzó a
brotar de ella. La cola era bastante larga, capaz de envolver su pequeño cuerpo con
facilidad y del mismo tono que su nuevo cabello. Las marcas de sus bigotes comenzaron a
surcar y las uñas crecieron a una longitud feroz. Había chakra arremolinándose a su
alrededor. Un chakra rojo oscuro en forma de zorro en llamas, y un chakra azul tranquilo
comenzaron a girar en la dirección opuesta a su alrededor. Los chakras se encontraron
sobre ella y chocaron para formar una energía púrpura brillante que estaba furiosa pero
tranquila al mismo tiempo. La energía se disipó y Akira cayó de rodillas.
              "¡AKIRA!" Boruto gritó mientras corría rápidamente al lado de su hermana y la
dejaba descansar en sus brazos. "Akira, ¿estás bien?" Le preguntó en un tono preocupado.
              La apariencia de Akira cambió y volvió a su estado normal. Se quedó dormida en
los brazos de su hermano y Boruto dejó escapar un suspiro de alivio, sin darse cuenta de lo
que veía. En ese momento, la celda se abrió y entraron algunos Oto nin. Parecían un poco
sorprendidos de que los dos niños estuvieran libres de las cadenas, pero no se podía decir
por las máscaras de tela que llevaban en la boca.
              "¿Cómo diablos ustedes dos se liberaron?" Preguntó uno de los guardias con tono
impaciente.
              "Oh." Boruto pensó rápidamente y luego agitó su mano frente a su rostro de una
manera cómica. "¿Magia?"
              Los oto nin no se divirtieron y fueron a agarrarlos a los dos, pero fue entonces
cuando todos escucharon una explosión y gritos. Los Oto nin estaban distraídos por lo que
sea que causó esto y le dio a Boruto la oportunidad perfecta de mostrar por qué era muy
difícil de atrapar. Recogiendo a su hermana aún dormida, Boruto rápidamente se abrió paso
entre los ninjas y salió de la celda.
              "¡Oye!" Uno de los ninja gritó cuando Boruto se deslizó entre sus piernas para
escapar. "¡Captúralos antes de que Orochimaru-sama o Sasuke-sama se enteren!"
              "¡No esperen perdedores!" Boruto gritó mientras corría por el laberinto de esta
base subterránea, evitando a todos y cada uno de Oto, Kumo y Ame nin en su camino.
              Orochimaru, Sasuke y Kabuto
              "¡¿Qué está pasando ahí fuera ?!" Kabuto le gritó a uno de los Oto nin que
monitoreaban el perímetro de su base.
              "No lo sé. En un momento tenemos dos intrusos cerca de la frontera, al siguiente
tenemos informes de algún 'monstruo' por parte de Ame nin." Respondió un aterrorizado
Oto nin.
              "Tch." Kabuto gruñó mientras se volvía hacia su maestro. "Orochimaru-sama,
¿qué quieres que hagamos?"
              Orochimaru se estaba acariciando la barbilla con leve molestia. Había anticipado
que Naruto vendría aquí imprudentemente y sería atrapado, pero algo era diferente. Quizás
esa serpiente que envió a espiar a Danzo se olvidó de mencionar algo en su informe. Quién
sabe por ahora.
              "Sasuke-kun." Dijo la serpiente sannin a su futura nave. "Parece que su ex
compañero de equipo ha llegado. ¿Por qué no lo saluda correctamente esta vez?"
              Sasuke sonrió mientras desaparecía en un shunshin. Orochimaru sonrió mientras
miraba hacia donde estaba el chico. No estaba al tanto de la presencia del Zorro Blanco o
del Kyuubi no Kitsune, ni de la fuga de su pequeña póliza de seguro.
              
              Ya sabrás qué hacer. Y como siempre, mantente sexy ahí fuera.
              ¡PAZ!
* Capítulo 9 *: La caída de Oto, parte 2
 
              Capítulo 9: La caída de Oto, parte 2
              De vuelta con Boruto y Akira, las cosas parecen estar un poco tranquilas para el
dúo de hermano y hermana. Habían evitado al ninja de Oto y Kumo, pero Boruto había
escuchado al ninja de Ame nin entrar en pánico al ver, como decían, el mismísimo
diablo. Boruto no tenía ni idea de lo que se suponía que significaba eso, pero sabía que
tenía que sacar a Akira de este lugar y rápido.
              Boruto se había deslizado por algunos pasillos con Akira todavía inconsciente de
espaldas. No tenía idea de adónde iba o adónde ir, pero una cosa era segura, tendría que
averiguar cómo salir de este lugar y rápido. Dobló unas cuantas esquinas más hasta que se
topó con un hombre de cabello negro azabache y esos extraños ojos rojos. El hombre miró
a Boruto y sonrió.
              "Entonces, veo que los mocosos de Dobe escaparon". Se sobresaltó cuando el
tomoe en sus ojos comenzó a girar. De repente, Boruto comenzó a sentirse mareado antes
de desmayarse. "Esto funcionará a mi favor una vez que él llegue". Levantó a Boruto por el
cuello de su camisa mientras con brusquedad simplemente colgaba a Akira sobre su
hombro. "Me ocuparé de este 'Zorro Blanco' antes de matar a Naruto." Se dijo a sí mismo
mientras continuaba con lo que no sabía, era su inevitable perdición.
              Naruto y Kurama
              No les tomó mucho tiempo irrumpir en la fortaleza subterránea. Fue
increíblemente tedioso para ambos, tener que enfrentarse a un ninja débil tras otro. Querían
encontrar a Boruto y Akira y destruir todo este lugar, junto con Orochimaru y Sasuke
todavía en él. Y luego, ¿por qué detenerse allí? Otogakure no ha sido más que un problema
desde que Naruto lo supo. Y Kurama no fue diferente a este pensamiento. ¿Por qué no
acabar con todo Otogakure junto con Orochimaru? Erradicar el potencial de problemas
todos juntos y hacer que todos sepan una sola verdad en el mundo:
              No jodas con el Zorro Blanco.
              Simple y llanamente.
              No pasó mucho tiempo para que Kurama sintiera algo. Fue débil, pero por una
fracción de segundo, alcanzó alturas de poder similares a las de una bestia de dos colas. Fue
entonces cuando supo que uno de sus hijos acababa de desbloquear su chakra Bijuu.
              Con esta nueva información, tanto Naruto como Kurama huyeron hacia donde
estaba la débil energía. Rodearon varios pasillos largos antes de entrar en una habitación
abierta lo suficientemente grande como para que entrara un ejército. Fue entonces cuando
lo vieron. Sasuke, de pie allí, con Boruto en el suelo y Akira sujeta por la nuca. Los dos
vieron mucho rojo, pero sabían que no podían liberar toda su intención asesina sobre él, de
lo contrario estarían lastimando a Boruto y Akira.
              "Bien." Sasuke comenzó con una sonrisa arrogante. "Veo a la esposa de Dobe
aquí, pero no lo veo a él. Hn." Fue entonces cuando Sasuke se dio cuenta y comenzó a reír
entre dientes antes de soltar una carcajada.
              Su risa enfureció a los dos pero despertó a Akira de su sueño. Abrió los ojos y vio
a su madre parada frente a ella junto con un hombre con una máscara de zorro
blanco. Inmediatamente se animó y miró a su alrededor para ver a un hombre enloquecido
sosteniéndola por el cuello y a su hermano tirado en el suelo.
              "¡Onii-san!" Akira gritó mientras trataba de liberarse del agarre de hierro del
hombre. Miró a su madre con ojos suplicantes. "¡Okaa-san!"
              "Está bien cariño." Kurama le dijo en un tono amable y maternal. "Okaa-san y tou-
san están aquí ahora. No te preocupes por nada mi pequeño zorro."
              Sasuke simplemente sonrió con satisfacción ante las palabras, confirmando lo que
acababa de descubrir. "Entonces." Él se sobresaltó mientras levantaba a Akira por su cuello
mientras ella luchaba. "El dobe se convirtió en el infame Zorro Blanco, y tuvo algunos
mocosos desde que te derroté hace tantos años. ¿Por qué no me muestras tu rostro antes de
que mate a tu precioso zorro?"
              Naruto apretó los dientes mientras se quitaba la máscara. Miró como dagas al
Uchiha y estaba luchando por contener su ataque por temor a golpear a Akira. Hablando de
Akira, se sorprendió un poco al ver que su padre era el Zorro Blanco, pero al mismo tiempo
estaba feliz. Ella sabía que él podía y la salvaría, sin duda alguna.
              "Tou-san." Akira dijo con una sonrisa en su rostro.
              Naruto le sonrió. "Está bien Akira. Papá está aquí."
              Sasuke sonrió mientras estaba preparando silenciosamente un Chidori justo en este
segundo. Quería que Naruto fuera testigo del verdadero dolor y la pérdida antes de
comenzar esta pelea. Sería tan satisfactorio para él vengarse de verdad de su otrora
compañero de equipo y rival convertido en enemigo amargado y odiado.
              Justo cuando Naruto estaba a punto de hacer su movimiento, Sasuke lo
hizo. Hundió su Chidori directamente en la espalda de Akira y escuchó sus gritos de
dolor. Naruto y Kurama abrieron los ojos como platos y estaban en shock absoluto por lo
que estaban viendo.
              "¡AKIRA!" Ambos gritaron cuando Sasuke la dejó caer al suelo en el momento en
que la niña quedó flácida en su mano. La arrojó hacia ellos y tan rápido como pudo,
Kurama la atrapó. Estaban horrorizados por el enorme agujero que ahora estaba en su
espalda y Sasuke comenzó a reír como un maníaco. Sin embargo, antes de que se
derramaran lágrimas, Kurama podía sentir el chakra Bijuu corriendo hacia la herida de su
hija.
              "¡¿Cómo se siente Dobe ?!" Sasuke gritó mientras asumía que había ganado.
              "Naruto." Kurama le dijo a su esposo en un susurro y señaló la herida que ahora
estaba sanando.
              "¿Cómo se siente perder a alguien cercano a ti y no hay nada que puedas hacer al
respecto?" Sasuke continuó, esta vez despertando a Boruto. El niño miró hacia donde vio a
su madre y su padre y corrió hacia ellos. Sasuke no se molestó en detenerse, probablemente
una cuestión de ego.
              "¡Akira!" Boruto gritó mientras se acercaba y se arrodillaba para ver a su hermana
curarse con ese extraño chakra púrpura. "Oye, ese es el mismo chakra de antes."
              "¿Antes?" Naruto le preguntó a su hijo, ignorando las risas y jactándose de Sasuke,
quien aparentemente no podía ver que Akira se estaba curando a sí misma.
              "Sí. Mientras estábamos atados, ella dijo que le dolían los ojos, luego me
asustó". Boruto explicó.
              "Su energía Bijuu." Kurama comenzó, llamando la atención de Naruto. "La energía
Bijuu de Akira debe haberse activado durante ese tiempo de gran estrés".
              "Lo que significa que ha seguido a una bestia dentro de ella." Naruto terminó la
declaración de su esposa.
              "Sí." Kurama respondió con un asentimiento y una sonrisa. "Ella estará bien.
Cuida a tu antiguo compañero de equipo, Naruto. Y esta vez, siembra el caos".
              Naruto le sonrió y asintió antes de volverse hacia su hijo. "Boruto, quédate con tu
madre y tu hermana." Se puso de pie y se volvió hacia Sasuke, con la espada
desenvainada. "Terminaré con esto, en un instante."
              
              Ya sabrás qué hacer. Y como siempre, mantente sexy ahí fuera.
              ¡PAZ!
* Capítulo 10 *: La caída de Oto, Finale
 
              Capítulo 10: La caída de Oto, final
              Naruto miró directamente a Sasuke con una mirada siniestra en sus ojos. Una
mirada que Sasuke no pensó que Naruto de todas las personas fuera capaz de hacer. El
rubio le dio al último Uchiha una sonrisa, una sonrisa diabólica. Una sonrisa que envió un
escalofrío a la espalda de Sasuke. Naruto se estiró un par de veces antes de caminar lenta y
metódicamente hacia el ahora temeroso Sasuke. El Uchiha, a su vez, asumió que esto era
solo dolor y enojo por la muerte de su hija por parte de su antiguo rival. Sin embargo,
desafortunadamente para él, Naruto estaba más o menos emocionado en lugar de
enojado. Esta sería la última vez que los dos pelearían. La última vez que alguien vería al
Uchiha. La última vez que respiraría.
              Sin perder tiempo, Naruto sacó su espada y continuó caminando hacia
Sasuke. Sasuke desenvainó su espada y tomó su postura, esa sonrisa maliciosa en el rostro
para pintar su ego a la perfección. Naruto ni siquiera se molestó en levantar su espada para
bloquear cuando Sasuke se abalanzó hacia él, balanceando su espada hacia el rubio con
ferocidad y poder. Naruto simplemente lo esquivó con facilidad y una expresión de
aburrimiento en su rostro. Después de todo este tiempo desde su última batalla, casi mortal,
esto era todo lo que Sasuke podía hacer. En realidad, era más que patético, era francamente
triste en opinión de Naruto. Sasuke se estaba frustrando y decidió dar un paso adelante. Su
espada estaba cubierta de rayos y comenzó a moverse más rápido. Para cualquier otra
persona, parecería un borrón, pero para Naruto, parecía que Sasuke pasó de la velocidad de
un anciano a la velocidad de un niño balanceando un palo. Patético. Naruto casi se
compadeció de él ya que todavía esquivaba perezosamente todos los golpes de
Sasuke. Sasuke dio un paso atrás cuando vio a Naruto dar un paso adelante y aterrizar en el
otro lado de la habitación. Sus pensamientos de pura confusión sobre cómo el dobe obtuvo
tal poder. Necesitaba, no, se merecía este poder y haría cualquier cosa para
obtenerlo. Activó su Sharingan y tomó una postura para darse cuenta de que Naruto
simplemente se había ido. Miró a su alrededor antes de sentir un puño conectado al lado
izquierdo de su mandíbula y lo envió volando al otro extremo de la habitación. Sasuke se
contuvo en el aire y se encontró con una rodilla en la barbilla, enviándolo hacia el cielo por
un momento. Sasuke intentó y no pudo recuperarse cuando Naruto apareció frente a él y lo
pateó de regreso al suelo con la fuerza suficiente para dejar un cráter bastante
grande. Naruto se dejó caer con su espada apuntando hacia abajo para acabar con el Uchiha
solo para encontrarse con su segunda forma de marca de maldición. Naruto esquivó los
ataques de Sasuke y tuvo que bloquear los ataques aún más feroces que el Uchiha le estaba
dando. Esto fue un poco más interesante para Naruto, pero no mucho en realidad. No ha
estado tan aburrido en una pelea desde que masacró a esos Ame nin durante la
guerra. Sasuke aún podía decir que Naruto se estaba conteniendo, si no solo un poco
interesado en esta pelea. Tendría que usar todo su arsenal de trucos para derrotar al rubio, y
eso comenzaría con lo que lo derrotó hace solo unos días. Activó su genjutsu, esperando
que incapacitara a Naruto una vez más, solo que esta vez, Naruto sonrió ante sus tontos
intentos. Levantó su espada hacia Sasuke y el Uchiha vio la hoja roja brillante y mostró que
los ojos rojo sangre brillaban y se movían.
              "Mi espada y el demonio dentro de ella no están muy impresionados con tus
habilidades genjutsu, Sasuke." Naruto comenzó mientras caminaba hacia el aturdido
Uchiha. "Akai Akuma es una espada demoníaca que se alimenta de sangre y energía
negativa. Tu energía negativa, ira, duda, frustración, miedo, está haciendo un buen trabajo
alimentándolo. Ahora es el momento de que se alimente de sangre fresca Uchiha".
              Antes de que Sasuke pudiera replicar, Naruto ya había desaparecido a velocidades
que incluso el Sharingan no podía seguir. Miró a su alrededor por un momento antes de
sentir un dolor muy agudo y repentino en su espalda. Miró hacia atrás y vio que las dos alas
de sus manos habían sido cortadas completamente. La sangre manaba de su herida y cubría
el suelo detrás de él. Gritó de dolor solo para más tarde sentir que todo su brazo derecho se
separaba de su cuerpo. La sangre fresca cayó al suelo y no tuvo tiempo de prepararse para
lo que vendría después. Naruto se paró frente a su forma arrodillada, sangrando, y decidió
agregar un insulto a la herida. Con un movimiento rápido, Naruto arrancó los preciosos ojos
de Sasuke y los sostuvo en su mano. Sasuke gritó de dolor antes de colapsar y sujetar las
cuencas donde solían estar sus ojos. El dolor en su espalda y brazos no era nada comparado
con el dolor que estaba sintiendo ahora. Fue tan insoportable que se desmayó.
              Naruto sostuvo los ojos en su mano y sonrió ante una idea que tenía para más
tarde. Puso los ojos en un pergamino de sellado antes de guardarlo en el bolsillo. Miró la
forma inconsciente de Sasuke y le sonrió.
              "Ahora verás el mundo como yo lo veía cuando era niño. Oscuridad y
desesperación, pero no te preocupes Sasuke. No sentirás nada más tarde cuando termine
con tu maestro." Naruto se acercó a su familia y le sonrió cálidamente a su esposa y se rió
un poco de su hijo con la boca abierta. Luego miró a Akira y notó que se estaba moviendo
un poco.
              "Mi mi." Una nueva voz sonó detrás de ellos. Naruto se giró y vio a la serpiente de
pie cerca del derribado Sasuke con una sonrisa en su rostro. Tenía tantas esperanzas para ti
Sasuke, pero bueno. Supongo que tendré que adquirir una nueva embarcación, ya uno de
esos niños le irá bien ".
              "He estado esperando mucho tiempo por este Orochimaru." Kurama se sobresaltó
mientras se levantaba, mientras Naruto tomaba a Akira.
              "Oh." Orochimaru arqueó una ceja ante esta mujer. "¿Y quién podrías ser si puedo
preguntar?"
              Kurama decidió mostrar en lugar de contar, y chico, la mirada en la cara de la
serpiente no tenía precio una vez que reveló sus grandes colas rojas. Orochimaru retrocedió
al darse cuenta demasiado tarde de que había cometido un grave error. No solo había
enojado a Naruto y a una mujer cualquiera. Enfureció a Naruto y al Kyuubi no Kitsune.
              Antes de que pudiera retirarse, sintió un dolor agudo en el pecho cuando Kurama
empujó su cola a través de él. Tosió sangre y miró sus ojos carmesí mientras ella le decía en
un susurro cercano.
              "Sentirás que los mismísimos fuegos del infierno envuelven todo tu ser por haber
cometido el mayor pecado contra cualquier madre". Continuó incluso cuando Orochimaru
comenzó a desmayarse por la pérdida de sangre. "Tú, el bastardo Uchiha y todo Oto
arderán hasta que incluso la ceniza desaparezca, pero ustedes dos arderán en el único lugar
en el que merecen estar. Eso, lo puedo garantizar."
              Y con esas palabras, Kurama soltó la serpiente y selló tanto a él como al Uchiha en
un gran pergamino para lo que estaban a punto de hacer a continuación. Regresó con su
familia justo cuando Naruto estaba despertando a un Akira despierto y conmovedor. Puso
su mano sobre el hombro de Boruto mientras se inclinaba hacia Naruto y se alejaron de este
lugar justo cuando Kabuto y el resto de las fuerzas de Oto llegaron. Todos los Ame nin se
retiraron por miedo a la llegada del Zorro Blanco. El nin de Kumo también llegó con la
mayor parte de su ejército listo para enfrentarse al Zorro Blanco.
              Los cuatro llegaron a una colina que dominaba todo Otogakure. Naruto miró a
Kurama y con una sonrisa cálida para sus hijos pero que significaba algo completamente
diferente para ella, asintió. Se llevó a los niños y se apartó de ella para hacer lo que estaba a
punto de hacer. Kurama se transformó en su forma de bestia de cola completa y, con un
rugido poderoso, formó la bomba Biju más grande de la historia. Miró hacia abajo por un
breve momento y pudo escuchar débilmente los gritos y los alaridos de pánico de la gente
dentro de Otogakure. No sintió ningún remordimiento cuando disparó la bomba Biju hacia
el centro de Otogakure. La explosión fue grande y cubrió toda el área y con un movimiento
rápido, silencio. No más gritos ni gente temerosa, solo silencio mientras los incendios se
extendían y envolvían toda el área. Kurama no sintió nada hacia ellos. Su líder es
responsable de esto, no ella. Si no fuera por Orochimaru, nada de esto le habría pasado a los
inocentes. Nada de eso para los que solo siguen órdenes. Nada de eso para las madres y los
padres mientras abrazan a sus hijos cuando el olvido se apodera de ellos. Kurama no sintió
nada, ya que sabía que su esposo tampoco. Ella volvió a su forma humana y se alejó para
estar con su familia.
              Cuando llegó, fue recibida por las dos bolas de alegría que la apresuraron y la
envolvieron en un fuerte abrazo. Abrazó a los dos tan bien como ahora estaban frente a su
casa. Ella miró a Naruto y asintió con la cabeza fuera de la vista de sus hijos. Él asintió
también y supo que ahora solo quedaba una cosa por hacer.
              Quema Konoha hasta el suelo.
              ¡PAZ!
* Capítulo 11 *: Konoha no más
 
              Capítulo 11: Konoha no más
              Debido a las revisiones y opiniones masivas en el último capítulo, aquí están
sucediendo dos cosas. 1: Debido a la mayoría de todos, excepto a unos pocos, no mataré
a todos en Konoha. y 2: Bueno, tendrás que llegar al final para ver eso.
              Disfrutar.
              No pasó mucho tiempo para que la noticia llegara a todas las naciones elementales
de lo que le sucedió a Oto. La noticia de que el Zorro Blanco y su compañero Kyuubi no
Kitsune destruyeron toda el área sorprendieron y aterrorizaron a todos en todas las
tierras. Todos excepto Kusa, que todavía lo veía como un verdadero héroe. El libro de
bingo fue actualizado para el Zorro Blanco de un ninja de rango SS al único ninja de rango
SSS con una descripción de 'Ejecutar a la vista' en la historia de los libros. En todas las
naciones, los Kage se estaban preparando para un ataque tanto por paranoia como por
miedo a estar en el mismo estado que Otogakure.
              Sin embargo, a Konoha no le estaba yendo muy bien. Solo el novato 9, Sakura, su
sensei Jounin, Jiraiya, Kakashi y Danzo sabían lo que iba a hacer a continuación. Y si
Sasuke, todos Oto, Kumo y Ame, y Orochimaru podían detenerlo cuando estaban en su
punto más fuerte, entonces, ¿qué posibilidades tenía Konoha en este momento? Todos
sabían que Naruto era un hombre de palabra y que volvería aquí, listo para quemarlo hasta
los cimientos. La única pregunta era, ¿qué hacer ahora?
              Danzo fue condenado por traición a Konoha al proporcionar información a
Orochimaru y sus fuerzas, por lo que se encargó de eso. Jiraiya y Kakashi habían estado
trabajando incansablemente en una forma de detener a Naruto cuando llega con sellos como
cuando el cuarto derrotó al zorro la primera vez. Los jounin sensei se estaban preparando lo
mejor que podían mientras intentaban y no lograban convencer a sus antiguos alumnos de
que se unieran a ellos en preparación para la llegada de Naruto. El novato 9 más Sakura
casi se había rendido. Después de escuchar la promesa de Naruto de quemar todo el pueblo
hasta los cimientos, junto con el hecho de que todavía creía que asistieron a esa celebración
hace tantos años de su destierro, la voluntad de luchar se había ido por completo de todos
ellos. Para Sakura, había perdido tanto a sus compañeros de equipo como a sus amigos, y
no había nada que pudiera hacer al respecto. Hinata había perdido al amor de su vida y vio
que él tenía una familia, el único sueño por el que luchó desesperadamente solo para que se
lo arrebataran. Shikamaru y Choji sintieron que lo único que podían hacer ahora era pasar
tanto tiempo juntos mirando las nubes como cualquier otra cosa. Kiba y Akamaru
simplemente se quedaron con su familia y esperaban que fuera rápido. Ino había pasado su
tiempo con Sakura porque no quería estar sola. Tenten y Neji permanecieron juntos y
prometieron encontrarse en la otra vida. Shino estaba en paz con lo que sabía que sucedería
y esperó el final. Lee simplemente meditó mientras se enfocaba simplemente en cómo ser
mejor que ahora si reencarna.
              La noche después de la noticia de la destrucción de Oto, todos se reunieron en el
campo de entrenamiento siete por última vez. No fue para planear algún tipo de ataque o
incluso prepararse para enfrentar a Naruto, fue solo para decir adiós.
              "Realmente los voy a extrañar a todos". Ino les dijo con una lágrima en los ojos.
              "Sí yo también." Shikamaru habló. "Al menos cuando todo esto termine, no
volverá a ser problemático".
              "¿No es esa la verdad?" Dijo Kiba con una sonrisa, la primera que hizo en unos
días.
              "Solo espero que cuando Naruto aparezca, al menos lo haga rápido por nosotros.
No es que realmente lo merezcamos". Tenten habló con la cabeza gacha. Neji tomó su
mano y le dio un suave apretón.
              "Estaremos juntos para ello. Lo prometo." Le dijo, mirando a la chica que ama a
los ojos.
              "Wow. Y aquí pensé que un tipo como Neji en realidad no amaba a nadie." Una
voz nueva pero familiar los sacó de sus pensamientos. Todos se volvieron hacia la
dirección de la voz y vieron, para su sorpresa y casi horror, a Naruto Uzumaki, de pie con
su esposa a su lado. "Hola chicos. Ha pasado un tiempo, ¿no?"
              Decir que todos estaban tensos era quedarse corto. Estaban aterrorizados de por
qué estaba aquí frente a ellos. Gracias a Shikamaru, ya había deducido que esa mujer era de
hecho el Kyuubi en una especie de forma humana, y ese pensamiento los hizo aún más
temerosos. Todos dieron un paso atrás cuando Naruto inclinó un poco la cabeza y arqueó
una ceja.
              "Todos ustedes parecen estar a la defensiva por alguna razón." Él empezó. "Todos
pueden calmarse, si los quisiera a todos muertos, ya lo habría hecho". Esto tuvo una
pequeña reacción ya que la mayoría de ellos se relajaron un poco, pero aún estaban
temblando y tensos. "Solo vine aquí porque quería advertirles a todos que se fueran de
Konoha antes del mediodía de mañana".
              Todos se quedaron boquiabiertos ante lo que dijo y se les hizo o gritaron un
torbellino de preguntas. Naruto no se molestó en responder a las que no tenían sentido y en
su lugar respondió a la que más se le preguntó. ¿Por qué? ¿Por qué ellos?
              "No se lo digo a todos por amistad ni nada por el estilo, sino porque mi esposa me
convenció". Naruto les dijo mientras Kurama estaba a su lado. "Ella me convenció de que
no todos en este pueblo merecen lo que les espera.
              Todos se tensaron ante sus palabras, pero algo no estaba bien aquí. ¿Por qué les
estaba advirtiendo ahora de todos los tiempos? ¿Por qué darles esto por adelantado si no lo
estaba haciendo como amigo? Tenían muchas preguntas, pero Naruto no estaba de humor
para responderlas. Se dio la vuelta para alejarse junto con Kurama solo para ser detenido
por cierta chica de cabello lavanda.
              "¡Naruto-kun! ¡Espera!" Hinata habló mientras se acercaba al ahora detenido
Naruto.
              Kurama sabía lo que estaba a punto de suceder. A diferencia de Naruto en la época
de su juventud, ella se percató del enamoramiento de las chicas Hyuuga en su vasija
rubia. Sabía que esta chica simplemente no podría vivir sin su precioso 'Naruto-kun'. Lo
más probable es que su sueño estuviera con él y se casara con él, solo para que ese sueño
fuera absolutamente destrozado en un millón de pedazos por Kurama. El Kyuubi no
Kitsune le quitó el sueño a Hinata y la chica haría cualquier cosa para
recuperarlo. Cualquier cosa.
              "Hinata." Naruto habló antes de volverse hacia la chica inmóvil. Él la miró con una
mirada severa pero suave en sus ojos que ella no reconoció como un monstruo o demonio al
que todos siempre lo habían llamado de antemano. Pero como un hombre que iba a decir
algo que ella no quería escuchar. Naruto respiró hondo y le habló. "Lo siento Hinata. Pero
no podemos ... no puedo estar contigo. Mi corazón pertenece a Kurama, mi esposa, mi
amor." Le tendió la mano a la diablesa y ella la tomó con suavidad. "Lo siento, pero esto es
a quien pertenece mi corazón. Ella y mis hijos son lo más importante en mi vida. Adiós
Hinata".
              "Bb-pero, NNN-Naru-t-to." Tartamudeó mientras las lágrimas de sus ojos caían en
masa. "Te-te-amaré."
              "Sé." Él se dirigió a ella. "Pero no puedo devolver ese amor de la manera que tú
quieres. Esto es todo lo que puedo darte. Ve y vive. Por mí".
              Antes de que ninguno de ellos pudiera decir algo, Naruto y Kurama se fueron con
un shunshin rojo en llamas. Dejando a una Hinata sollozando junto con un grupo
igualmente angustiado justo detrás de ella.
              Al día siguiente, 11:50
              Kakashi estaba sentado en su silla dentro de su casa y miraba al resto de la aldea
desde su ventana. Después de que se corriera la voz sobre Oto, supo que los días de Konoha
estaban realmente contados. No por un ejército o algún tipo de alianza poderosa, sino por
un solo individuo. Un individuo al que el propio Kakashi había intentado y no había podido
ayudar todos esos años. Un individuo que tenía todo el derecho a querer que Konoha fuera
exactamente el mismo agujero del tamaño de un cráter como Otogakure. Naruto
Uzumaki. Regresaría aquí e iba a hacer lo que prometió.
              Quema Konoha hasta el suelo.
              Kakashi sabía que era un hombre de palabra, y sabía que este era el
fin. Especialmente después de recibir una carta de alguien en un obvio henge diciéndole
que mañana al mediodía, la aldea dejaría de existir. Por supuesto, Kakashi trajo esto al
consejo y obtuvo la respuesta que sabía que sucedería. Pánico, indignación, querer reforzar
las defensas de la Hoja, pedir ayuda a alguien, cualquier cosa. El de los toscos era el lado
civil y los ancianos, mientras que el lado shinobi quería evacuar la aldea y salvar a la mayor
cantidad de gente posible. Enfurecido por la falta de integridad, Danzo, quien movió
muchos hilos y favores para ser liberado, aprovechó la oportunidad para tomar el puesto de
Hokage del ex Jounin. Una tarea que resultó demasiado fácil cuando Kakashi prácticamente
arrojó el sombrero hacia el anciano y se retiró, no solo de la posición de Hokage, sino
también como shinobi en general. Dejó la cámara después de convencer a la mayoría de los
jefes de clan de que esto era algo que no iban a ganar. El Ino-Shika-Cho original también
renunció junto con Tsume Inuzuka y Shibi Aburame. Por supuesto, Hiashi no iba a dejar
que un pequeño demonio mocoso y su aparente 'puta' de esposa lo intimidaran, así que se
quedó para cosechar las recompensas de la derrota de Naruto. Danzo los habría marcado
como ninjas perdidos, pero tenía preparación para hacerlo y un arma rubia para atar por la
mañana. Jiraiya había intentado sin éxito convencerlos de que se quedaran y lucharan por
su hogar, pero todos sintieron la misma culpa por lo que se avecinaba y decidieron reducir
sus pérdidas.
              Ahora, Kakashi se quedó parado en su puerta para irse y miró el
reloj. 11:53. Quedan siete minutos. Echó un último vistazo a la habitación que había
llamado hogar por toda su izquierda y vio la foto de él y el equipo siete. Esto le hizo
derramar una lágrima en el ojo mientras se quitaba la diadema y la colocaba cerca de la
imagen. Agarró un pañuelo azul oscuro, se lo ató para cubrir su ojo Sharingan y se fue
vestido de civil a la puerta norte. Allí, esperándolo, estaban Sakura, los nueve novatos, sus
sensei Jounin y sus padres, los jefes de clan y los que estaban con ellos y vieron la razón
sobre una falsa sensación de victoria, el Cuerpo de Konohamuru, Iruka y los Ichiraku. Se
fueron con solo dos minutos para el final con un sinfín de emociones. Dolor, vergüenza, ira,
miedo, esperanza. Todo esto y más a medida que se alejaban cada vez más de Konoha.
              Quedan 30 segundos.
              Naruto y Kurama se dirigieron a las puertas de entrada de Konoha mientras se
encontraban con varios Anbu, Root y shinobi de todo tipo, incluso Jiraiya. Los miraron
perezosamente a todos mientras cada uno llevaba un pergamino en sus manos.
              "¡Naruto Uzumaki!" Danzo se sobresaltó con un tono autoritario. "Has cometido
un grave error, mocoso."
              Quedan 25 segundos.
              "Vienes a destruir la aldea de la Hoja, pero eres tú quien será destruido y
domesticado como el arma definitiva de Konoha".
              15 segundos.
              "Se acabó, demonio. ¡Todo para lo que serás útil es ser nuestra arma y mostrarles a
nuestros enemigos que el infame Zorro Blanco se somete a nuestro gobierno!"
              10.
              El shinobi se estaba preparando.
              9.
              Jiraiya estaba preparando el sello que hizo con esmero para detener tanto a Naruto
como al Kyuubi.
              8.
              Root Anbu estaba dispuesto a sacrificarse por el gobierno de Danzo-sama.
              7.
              Los civiles se escondieron en sus casas pero sabían que su aldea era fuerte para
tomar cualquier cosa.
              6.
              Naruto y Kurama desplegaron sus respectivos pergaminos y los abrieron.
              5.
              Todos miraron conmocionados a la serpiente viva de cebada Sannin y su precioso
Uchiha.
              4.
              Tanto Kurama como Naruto arrojaron a los dos más allá de las fuerzas frente a
ellos y al camino para que todos los vieran.
              3.
              Naruto se puso su máscara y sonrió ante los rostros conmocionados y horrorizados
de las personas que comenzaron a salir para ver los cuerpos.
              2.
              Kurama comenzó a reírse de todos ellos.
              1.
              Danzo se volvió hacia los dos solo para sentir que estaba mirando a la muerte
directamente a los ojos.
              0.
              Y fue entonces cuando se desató el infierno cuando las explosiones sacudieron los
cimientos de la Hoja. Primero, fue la academia y la torre del Hokage incendiadas, luego
varias áreas alrededor de la aldea. Lo siguiente fue la montaña Hokage cuando cada cabeza
explotó, dejando que un líquido negro rezumara de la montaña y cubriera toda la aldea en
cuestión de segundos. Danzo parecía horrorizado cuando él y todos los demás se dieron
cuenta de algo sobre este líquido demasiado tarde.
              Era inflamable.
              La siguiente explosión fue grande, ya que provino tanto de Orochimaru como de
Sasuke, ya que los dos tenían explosivos en todos sus cuerpos vestidos. Explotaron en un
lío ardiente y sangriento que encendió la sustancia y el fuego comenzó a extenderse como
si fuera pánico y gritos mientras todo el pueblo estaba siendo consumido por las llamas
rojas. No ayudó una vez que Kurama cambió a su forma de zorro y disparó una bomba
Bijuu directamente en el centro de la aldea, incendiando todo el lugar aún más en un
infierno negro y rojo. Justo cuando Danzo y las fuerzas restantes estaban a punto de hacer
su movimiento contra Naruto en represalia, las puertas de repente se cerraron sobre
ellos. Todas las puertas, atrapándolos en el creciente infierno.
              La gente se rascaba, arañaba y suplicaba a los Kami que adoraban que viniera a
salvarlos. Pero lo único que se escuchó fueron los gritos de todas las personas que vivían en
el pueblo. Hombres, mujeres, niños, todos. Nadie estaba a salvo del fuego y nada
funcionaba para apagarlos. El agua no hizo nada. La tierra se derrumbó ante las llamas. El
viento solo hizo que el fuego se elevara en el aire. Incluso el sapo Gamabunta no fue rival
para las llamas, ya que los incendios lo consumieron rápidamente y lo derribaron con un
fuerte sonido de 'poof'.
              Naruto y Kurama, de vuelta en su forma humana, vieron el humo y las llamas
extenderse por las paredes de la puerta de Konoha. Escucharon los sonidos de los gritos a
medida que bajaban cada minuto. Ni siquiera se molestaron en quedarse porque sabían que
el fuego demoníaco no se detendría hasta que toda la vida dentro de los muros de Konoha
ya no existiera. Se alejaron de la aldea que aún ardía de la mano y regresaron a su casa,
para estar con sus hijos ahora que la pesadilla de Konoha finalmente había terminado.
              Hasta el último capítulo ...
              ¡PAZ!
* Capítulo 12 *: Epílogo
 
              Epílogo
              Habían pasado diez años desde que lo que sucedió en Konoha se extendió por toda
la nación elemental. Diez años de una paz extraña entre las naciones mismas después de los
horripilantes detalles de la desaparición de la Hoja a manos del ahora temido y respetado
White Fox. Muchos pueblos y países buscaron al misterioso shinobi por varias razones.
              Kumo, o lo que quedó de sus fuerzas después de lo que sucedió en Oto, buscó
venganza, pero se enfrentó a la aniquilación y la muerte de su Raikage, A. Después de su
muerte, Killer Bee se dio cuenta de que realmente no había forma de detener a este hombre,
o demonio si le preguntaras a Ame y te rindieras. Lo mismo con todo Kumo. Se rindieron
abiertamente al Zorro Blanco y le prometieron lealtad para evitar la aniquilación total y
completa. Naruto decidió aceptar esta oferta y nombró a Bee como el nuevo Raikage que
solo le respondía. Yugito también le respondió y ayudó a Bee a mantener a Kumo en buena
posición con el Zorro Blanco.
              Kusa buscó una respuesta de por qué hizo lo que hizo. Es cierto que lo veían como
su propio héroe, pero aún deseaban saber la verdad. Al no ver mala voluntad hacia él,
Naruto se quitó la máscara y les dijo todo como él mismo, y decir que estaban sorprendidos
fue quedarse corto. Después de pensarlo mucho, todo Kusa todavía veía a su salvador como
un héroe que no solo derrotó a Ame, sino que también eliminó a todos de Oto y Konoha en
una semana.
              Ame estaba completamente aterrorizada por el Zorro Blanco y rezó para que no
llamaran su atención de ninguna manera. Perdieron casi la mitad de sus fuerzas cuando
borró a Otogakure del mapa y luego se enteró de lo que le hizo a Konoha solo menos de
una semana después. Cortaron todo comercio a cualquier lugar alineado con su propia
versión personal del propio Yami y rezaron para que los dejara en paz. Incluso Konan y
Pein, que todavía no tenían idea de quién era el Zorro Blanco en ese momento, dudaban de
su presencia.
2pt cap 12
              Hablando de Pein y Konan, después de la destrucción de Oto y Konoha, Akatsuki
había comenzado a hacer su movimiento contra los contenedores demoníacos. Se habían
mantenido en silencio desde que la ubicación de Naruto Uzumaki se perdió para todos
cuando fue desterrado hace tantos años. Con la destrucción de Konoha, todos comenzaron a
juntar las piezas y se dieron cuenta de que el Zorro Blanco podría saber dónde estaba el
contenedor Kyuubi. Todos los miembros de Akatsuki fueron en busca del Zorro Blanco y
lo encontraron dirigiéndose a Iwagakure por una razón u otra. cuando lo confrontaron
exigiéndole que les dijera la ubicación del contenedor Kyuubi, Naruto se quitó la máscara
para mostrarles su verdadero rostro. Decir que todos estaban sorprendidos de que un ex-
ninja de Konoha acabara con Oto y Konoha fue definitivamente un shock para todos. Todos
se enfrentaron a él y uno por uno Naruto los había derrotado a todos. Mató a Hidan y
Kakuza con facilidad, destrozó Samehada con Akai Akuma y cortó a Kisame por la mitad
hacia abajo, destrozó a Sasori y los seis caminos en pedazos, sometió a Zetsu y luego lo
destruyó, capturó a Deidara ya que estaban tan cerca de Iwagakure en este momento,
derrotó a ambos. el verdadero Pain y Konan, lo mismo con Itachi y sometió a Tobi después
de que el hombre intentó y falló en usar su Sharingan para manipular al rubio. Naruto había
escuchado a Pain y su razonamiento para querer hacer lo que Akatsuki planeaba hacer. No
le gustó la idea, ni un poco. Al ver cómo eliminó a la mayoría de los miembros, Naruto
decidió prescindir de los últimos tres mientras tomaba la cabeza de Tobi. Fue un verdadero
shock para Itachi cuando se dio cuenta de que 'Tobi' era en realidad un Uchiha
anteriormente muerto llamado Obito. El razonamiento de Naruto para matarlo, para
enviarlo directamente a su equipo ahora completamente caído para llorar por lo que había
perdido. Los últimos tres estaban confundidos en cuanto a por qué les permitiría salir
libres. Eso fue hasta que Naruto les dijo que quería que detuvieran sus propios sueños
tontos. Pain y Konan para detener su tonto sueño de 'traer la paz' y para que Itachi se diera
cuenta de que él era el verdadero, el último Uchiha y su aldea no eran más que
cenizas. Naruto los dejó con Deidara y fue hacia Iwa para permitirles pensar en lo que iban
a hacer ahora.
              En Iwa, después de que Naruto derrotara a Akatsuki, volvió a ponerse su máscara
y entró en Iwa con un Deidara inconsciente y sometido a remolque. Onoki y Kurotsuchi,
junto con muchos Iwa nin de alto nivel, rodearon al Zorro Blanco hasta que vieron que le
faltaba un nin. Se relajaron cuando les dijo que solo deseaba una alianza y Deidara era solo
una muestra de buena fe. Onoki era escéptico en su vejez, mientras que Kurotsuchi estaba
asombrado por el poder que poseía el Zorro Blanco. Todos dudaban hasta que Naruto se
quitó la máscara para mostrar su rostro real. Todos se tensaron y maldijeron cuando vieron
su rostro y lo reconocieron como su mayor enemigo, hasta que Naruto se presentó a ellos,
denunciando el nombre de su padre. Incluso afirmando que las acciones de su padre fueron
la razón principal por la que quemó Konoha hasta los cimientos en primer lugar. Al
principio dudaron, pero luego decidieron que este chico, no, este hombre frente a ellos,
llevaría su aldea a alturas aún mayores.
              Naruto más tarde fue a Suna y se reveló a sí mismo como el Zorro Blanco a su
amigo Gaara. Después de explicarle todo al contenedor del Tanuki de una cola, Gaara fue
fácilmente convencido de aliar a Suna con Naruto.
              Wave fue el siguiente en la lista de Naruto. Fue recibido por la gente de Wave con
los brazos abiertos y celebraciones amistosas. Él había ofrecido una alianza con ellos y
también había obtenido la ubicación de Uzushiogakure de Tazuna. Fue a las ruinas de la
tierra natal de su madre y encontró muchas cosas a las que solo él podía acceder debido a su
herencia. Se enteró de las focas y que parte de la aldea estaba en realidad sellada y
escondida bajo tierra por seguridad. Naruto trajo esos edificios a la luz y se sorprendió al
ver que una biblioteca y un edificio de almacenamiento estaban llenos de técnicas de clan y
la historia del otrora gran clan Uzumaki. Naruto encontró muchas cosas sobre su gente e
incluso encontró una nota de su madre Kushina. Era una carta al primer contenedor de
Kurama, Mito Uzumaki, explicando que tenía miedo de ir a Konoha. Que dudaba en vivir
con Minato y dejar a Uzu para defenderse de sus enemigos sin su ayuda. Y que tenía miedo
de lo que sucedería si tuviera un hijo y no tuviera más remedio que transferirle el Kyuubi a
él / ella. Naruto derramó una lágrima al leer la carta y decidió hacer una verdadera piedra
en memoria del clan Uzumaki caído. Más tarde, con la ayuda de la gente de Wave,
reconstruyó Uzu. No hizo falta mucho para convencer a su familia de que viniera a la
antigua casa del clan Uzumaki.
              Después de que Naruto había restaurado con éxito a Uzushiogakura, se corrió la
voz sobre todo. Muchos leales guerreros Uchiha habían regresado para ver si los rumores
eran ciertos o no. Se sorprendieron gratamente al ver que lo era y que un Uzumaki lo había
restaurado. Instantáneamente vieron a Naruto como su líder e incluso quisieron convertirlo
en el Uzukage de la aldea. Naruto rechazó la oferta al principio, afirmando que solo quería
vivir sus días con su familia y entre su tierra natal, pero después de que su familia lo
convenciera, aceptó el puesto. Todos los de la pequeña aldea en el país de la Tierra
emigraron a su gusto y se mudaron a Uzu, lo que provocó un auge masivo en la
población. Fue bueno que tanto Boruto como Akira vieran algunas caras familiares después
de lo que les había sucedido en Oto.
              Hablando de Akira y Boruto, tanto Kurama, Naruto e incluso algunos de los ninjas
que eran leales al clan Uzumaki habían comenzado a entrenarlos a ellos y a muchos otros
en la recién construida academia ninja de Uzu. Muchos niños estaban aprendiendo sobre las
formas de un ninja, la historia del ninja y muchas técnicas, como el Fuinjuutsu. Es cierto
que ninguno de los niños estaba en el nivel en el que estaban Boruto y Akira, ya que eran
Uzumaki reales con una comprensión natural de Fuinjuutsu, pero eso no significaba que
todos los demás tampoco estuvieran holgazaneando. Los dos habían crecido desde Oto.
              Akira había aprendido que su Bijuu era un pequeño zorro púrpura de tres colas con
ojos de un blanco puro. Este Bijuu todavía estaba creciendo dentro de ella a medida que
pasaban los años y ahora está a cinco colas en este momento. Akira podía sentir el poder de
su Bijuu, que se llamaba Yuki por sus ojos, cada vez que lo pedía. Yuki fue
sorprendentemente dócil y amable con su contenedor y fue de gran ayuda para enseñarle
muchas cosas fuera de la academia.
              Para no ser superado por su hermana, Boruto había intensificado su
entrenamiento. Seguía siendo el niño cabeza de nudillo e ingenioso que siempre fue, pero
era uno de los mejores ninjas dentro de la academia. Aprendió muchas cosas, incluido
Kenjuutsu de sus maestros y padre, Fuinjuutsu de la bóveda de almacenamiento familiar, ya
que se interesó mucho en el arte de sellar y, sorprendentemente, genjuutsu de su madre. Se
convirtió en uno de los mejores maestros de focas en Uzu en tan poco tiempo que no fue
ninguna sorpresa que pudiera llegar a Chunin fácilmente junto con su hermana. Y solo
piensa en la forma horrible en que él y Akira habrían sido tratados si Naruto hubiera
regresado a Konoha.
              Los restos restantes de Konoha que Naruto perdonó estaban bien ahora en su
mayor parte.
              Los Ichiraku se habían instalado dentro de Kusa y fueron recibidos por muchos
cuando informaron a la gente que estaban entre los leales a Naruto. Se les dio permiso para
vivir en Kusa y continuar sirviendo su famoso ramen a la gente.
              El Ino-Shika-Cho original estuvo entre los pocos que se retiraron de la vida
shinobi, junto con Shiki Aburame, Asuma y su esposa Kurenai que ahora tenían un hijo, y
sorprendentemente Guy, ya que su eterno rival lo había hecho antes de la destrucción de
Konoha. . Habían decidido vivir sus vidas en paz y estaban en varias áreas alrededor de la
nación elemental.
              Asuma y Kurenai junto con su hijo se habían mudado a la tierra de Spring junto
con el cuerpo de Konohamuru, quienes más tarde se convirtieron en guardaespaldas de la
propia Daimyo.
              El Ino-Shika-Cho original y sus esposas se habían quedado con lo que quedaba de
su clan y se habían ido al país de North Water.
              Shiki Aburame y su clan junto con Shino decidieron dirigirse a Tanigakure y
reconstruir allí.
              Iruka había decidido probar suerte como instructor en Suna. Fue recibido allí de
buena gana ya que también era una de las personas más preciadas de Naruto.
              Guy y Kakashi habían decidido abrir una escuela de taijuutsu en un pequeño
pueblo no muy lejos de Takigakure. Es bueno que Kakashi se quitara la máscara, usara un
pañuelo alrededor de su ojo Sharingan y cambiara el color de su cabello a negro para llamar
menos la atención. Guy cambió su guardarropa pero siguió hablando de la juventud.
              El último de los 12 de Konoha se quedó como ninja para mejorar no solo como
ninja sino como personas.
              Sakura había encontrado a su antiguo sensei Tsunade junto con Shizune en
Shimogakure, donde convenció a la mujer rota de que ayudara a la gente en
medicina. Sakura es ahora una médica de tiempo completo que solo trabaja como ninja
mientras ayuda donde sea que esté.
              El trío actual de Ino-Shika-Cho se había mantenido unido y se había convertido en
ninja en Kumo bajo Killer Bee. Se han convertido en un equipo muy poderoso para la aldea
aún rota y han ido construyendo una reputación constante por hacer voluntariamente un
trabajo duro para solucionar los problemas de la aldea.
              Lee, después de dejar a Guy-sensei en buenos términos, viajó a Kirigakure para
trabajar duro y estar a la altura de la nueva oportunidad de vida que Naruto le había dado.
              Neji y Ten-Ten habían permanecido juntos y se habían mudado a la aldea de
Yugakure para criar a sus propios hijos mientras también enseñaban en la academia allí.
              Kiba se había quedado con su clan y todos se convirtieron en viajeros que
buscaban un refugio en Occidente que solía albergar a su clan hace mucho tiempo. Por lo
que la mayoría de la gente puede decir, el clan Inuzuka se estaba reconstruyendo y
prosperando en el caos de Occidente.
              Hinata tardó mucho en darse cuenta de que su amor, su amor, su sueño le habían
sido arrebatados y nunca más se alcanzaría. Después de unos meses de duelo por sí misma,
Hinata decidió honrar las últimas palabras de Naruto al vivir su vida por él. Ella se quedó
con el clan Hyuuga y todos se fueron al país de South Water. Fue una buena manera de
reiniciar sus vidas e incluso con la muerte de su padre, Hinata y Hanabi lloraron por el
hombre que era y luego comenzaron a reconstruir el clan Hyuuga a la grandeza que alguna
vez fue.
              Los últimos tres miembros de Akatsuki se habían ido por caminos separados,
bueno, al menos Itachi lo hizo. El verdadero último Uchiha había decidido hacer cosas por
sí mismo y por el futuro de su clan para sobrevivir. Se movió hasta que se topó con la
reconstrucción de Uzushiogakure. Allí, encontró a Naruto una vez más y juró su lealtad al
Uzukage en el acto, casi rogándole por su perdón. Naruto aceptó esto, pero advirtió a Itachi
que el camino hacia la verdadera redención sería duro y agotador. Itachi prestó atención a
esas palabras y no se ha arrepentido de su decisión desde entonces. Konan y Pein habían
dejado a Ame con la enfermiza Nagato y simplemente habían viajado por la nación
elemental, ayudando a la gente en cualquier momento que pudieran y comenzando de
nuevo como les dijeron. Nagato no odiaba a Naruto ni a lo que el rubio le había hecho a sus
planes de paz, pero se arrepintió de no haberle agradecido de verdad al hombre por darle
esta segunda oportunidad. Los tres continuarían viajando juntos por el resto de sus días.
              Actualmente, Naruto estaba sentado en su escritorio en la oficina de Uzukage
revisando el papeleo en este momento. El pueblo había prosperado con todas las diversas
alianzas y el comercio que tenían por todas partes. Se corrió la voz de que Uzu había
regresado y muchas personas vinieron en busca de ayuda en misiones una tras otra, lo que
significa que también eran financieramente estables. Naruto terminó de sellar los últimos
papeles y se reclinó en su silla suspirando.
              "Finalmente terminado." Se dijo a sí mismo mientras miraba hacia el pueblo de su
madre. "Hubieras estado muy orgullosa mamá. Sé que lo hubieras hecho".
              Antes de que pudiera acostarse por el día, dos jounin y un zorro púrpura alto con
seis colas aparecieron en la oficina a través de Shunshin. Boruto, que se había vuelto más
alto y llevaba una diadema Uzu estándar y sus clásicos pantalones cargo negros y abrigo
naranja sobre una camisa negra, y Akira, vestido con un kimono de batalla naranja y rojo
con el remolino de Uzumaki en la espalda, se pararon frente a su padre.
              "Hey Otou-san." Boruto le dijo a su padre mientras Akira sonreía ante las
payasadas de su hermano. "Solo vine a decir que mamá está preparando la cena y nos dijo
que te recordáramos que es tu favorita".
              Naruto tenía un brillo en sus ojos al pensar en ese ramen en su boca y se levantó
rápidamente. "Bueno, ¿qué estamos esperando? ¡Vamos!" Dijo en un tono emocionado que
hizo que tanto sus hijos como el zorro alto Bijuu se rieran de él. Todos salieron por la
puerta principal y dejaron atrás la oficina.
              Era un hermoso día en el pueblo, pero dentro de la oficina de Naruto, simplemente
colgado en la pared adyacente a la ventana que daba al pueblo, era la única causa de todo
este cambio. Lo único que existirá mientras exista el ninja y el mal aparezca una vez más
para interrumpir la paz. Y esa cosa era la máscara del Zorro Blanco. Su legado y su maldita
reputación es lo que será recordado y temido sin importar cuánto tiempo haya pasado.
              El Zorro Blanco siempre será recordado.
              Mantente sexy ahí afuera.
              ¡PAZ!